Un ballo in maschera

3.3961352657157 (1656)
Publicado por t800 26/03/2009 @ 08:13

Tags : un ballo in maschera, operas, música clásica, música, cultura

últimas noticias
Nina Stemme: "Se puede crear una carrera en diez años y ... - El País (España)
La trayectoria de Stemme ha estado labrada de éxitos como su interpretación de Isolda en Tristán e Isolda, pero también ha sido muy aclamada por Aida o por Un ballo in maschera. Ha ido combinando el repertorio wagneriano y el italiano....
Los candidatos bromosódicos - Noticias Urbanas
El pejotismo en su metamorfosis y asombrosas mutaciones irrumpe en la campaña electoral como en la conspiración operística de un "ballo in maschera", epílogo verdiano para el fin de un régimen. El desenfado comicial pretende encubrir pero también...
Prototipo del tenor heroico anglosajón de voz poderosa - eldia.es
Inglaterra será su primer destino en 1956, año que marca su debú en el Royal Opera House de Londres, donde representa "Un ballo in maschera", de Verdi, y encarna a Eneas en "Los troyanos", de Berlioz. Sólo dos años después se presenta en el festival...
Preview: Opera Holland Park 2009 - musicOMH.com
Amongst the six operas on offer between June and August are masterpieces from Puccini and Verdi (La bohčme and Un ballo in maschera), two 'playful' operas that seem perfectly suited to those long, balmy summer nights (Orpheus in the Underworld and...
News and culture flowing daily… - Creative Loafing
Theater: Catch a performance of Un Ballo In Maschera (A Masked Ball), an opera in three acts that's sung in Italian with subtitles at CPCC's Halton Theater. Festival: The highlight of the 4th annual Charlotte Dragon Boat Festival at Ramsey Creek Park...
Holland Park Opera season at Holland Park Theatre - Red Carnation Hotels
Also making up the programme is Puccini's passionate masterpiece La Boheme, Jacques Offenbach's two-act operetta Orpheus of the Underworld, Leos Janacek's Kat'a Kabanova and Giuseppe Verdi's Un ballo in Maschera, a tale of love, politics,...
About soprano Ilana Davidson - Reading Eagle
Operatic roles: Oscar in "Un Ballo in Maschera"; Susanna in "La Nozze di Figaro"; Amor in Gluck's "Orfeo"; Chef der Gepopo in Ligeti's "Le Grand Macabre"; Adina in "L'Elisir d'Amore"; Gilda in "Rigoletto"; Flora in "The Turn of the Screw";...
Mezzo Stephanie Blythe, Loud and Clear - Washington Post
She adjusts her sound to every piece: fiercely resonant for Ulrica, the fortuneteller in Verdi's "Un Ballo in Maschera," transparent for Gluck's Orfeo, a role she recently sang at the Metropolitan Opera. The curious thing is that, for all its volume,...
Lo spettacolo di ritrovarsi dalla stessa parte - Tempi.it
Ci ha creduto un cast che va dai Gaia, il più famoso gruppo etno-rock israeliano, a Inas Massalcha, popolare cantante araba, al nostro tenore da esportazione Alessandro Safina, agli anglo-tedeschi Gregorian, al corpo di ballo palestinese di Ramallah,...

Carlo Bergonzi

Carlo Bergonzi (nacido en Vidalenzo de Polesine Farnese, cerca de Parma (Italia, el 13 de julio de 1924), cantante Italiano. Es uno de los tenores más admirados de la Postguerra. Aunque ha interpretado y grabado varios roles de bel canto y del verismo, sobre todo se relaciona su nombre con óperas de Giuseppe Verdi, incluyendo un gran número de obras menos conocidas que ayudó a recuperar. Es esencialmente un tenor lírico. Es admirado por su bello legato y elegante fraseo.

Comenzó a cantar después de una audición a los catorce años, originariamente como barítono. Durante la Segunda Guerra Mundial, fue prisionero en un campo alemán por sus actividades anti-nazis. Cuando acabó la guerra y fue liberado, regresó a Italia y empezó a estudiar en el Conservatorio Boito de Parma. Estudio canto con el maestro E. Campogaliani.

El 7 de agosto de 1947, a los veintitrés años, hizo su debut como Shaunard en La Bohème (1947). Al año siguiente hizo su debut en Lecce como Fígaro de El Barbero de Sevilla de Rossini. Otros papeles de barítono que interpretó fueron: Arlesiana (Metifio), Don Pasquale (Dottor Malatesta), L'Elisir d’amore (Belcore), Lucia di Lammermoor (Lord Enrico Asthon), Le Astuzie di Bertoldo (Ghirlino), Pagliacci (Silvio), L'Amico Fritz (Fritz Kobus), Cavalleria Rusticana (Alfio), Werther (Albert), La Bohème (Marcello), La Fanciulla del West (Sonora), Madama Butterfly (Sharpless), Manon Lescaut (Lescaut), Il Barbiere di Siviglia (Figaro), Mignon (Laerte), Rigoletto, y La Traviata (Giorgio Germont).

Después de reeducar su voz, hizo debut como tenor en 1951 con Andrea Chénier. Ese mismo año, para celebrar el 50.º aniversario de la muerte de Verdi, la radio estatal italiana (RAI), le contrató para una serie de óperas de Verdi.

En 1953, Bergonzi hizo su debut en La Scala, interpretando el rol de Masaniello en la opera de Nápoles, su debut en Londres como Alvaro, su debut en Estados Unidos en la Ópera Lírica de Chicago en 1955, y su debut en el Metropolitan Opera al año siguiente, cantando el papel de Radamés de la opera Aida de Verdi, que ha sido uno de sus papeles más importantes, en el cual siempre ha sido aplaudido apoteósicamente. Sus actuaciones en la Arena de Verona casi fueron ininterrumpidas desde 1958 a 1975. Su debut en el Covent Garden, de nuevo como Alvaro, no se produjo hasta 1962, siendo este mismo teatro lugar de sus más memorables éxitos artísticos. En 1966, interpretó y grabó Pagliacci con Herbert von Karajan.

Bergonzi siguió cantando a lo largo de la década de los años setenta en los principales teatros de ópera. En los años ochenta, se concentró más en recitales.

Entre sus diversos papeles, se le recuerda en particular: Riccardo de Ballo in maschera y Rodolfo de Luisa Miller de Verdi, Des Grieux de Manon Lescaut y Cavaradossi de Tosca de Puccini y Enzo Grimaldo de Gioconda di Ponchielli.

Terminó su carrera artística en 1995 con un concierto en Viena, aunque ha tenido apariciones posteriores. En 1996, Bergonzi participó en la gala del 25.º aniversario del director de orquesta James Levine, en el Metropolitan Opera. Dio su concierto de despedida de los Estados Unidos en el Carnegie Hall el 17 de abril de ese mismo año. Sin embargo, en el año 2000 intentó representar Otello de Verdi en versión de concierto, con la Orquesta de la Ópera de Nueva York, que no pudo terminar por encontrarse enfermo.

En su amplia discografía se encuentran cinco versiones de Aida y otras tantas de Un ballo in maschera. Ha ganado muchos premios su grabación de treinta y una arias para tenor de Verdi, para Philips Classics. Otras grabaciones destacadas: "La Boheme", "Madama Butterfly" ambas con Renata Tebaldi y dirigidas por Tullio Serafin;(Decca London) Aida, con Herbert von Karajan dirigiendo a la Orquesta Filarmónica de Viena (Decca) y Attila, con Gardelli dirigiendo a la Orquesta Royal Philharmonic (Philips),"Un ballo in maschera" primera versión con Birgit Nilsson y dirigido por Sir Georg Solti (Decca London) segunda versión con Leontyne Price dirigida por Erich Leinsdorf (RCA Victor), Il trovatore dirigido por Serafin (Deutsche grammophon).

Bergonzi ha tenido la capacidad de imponer el prestigio de una técnica de gran pureza, además de esto recursos de fraseo no comunes. Todas las interpretaciones de Bergonzi han sido de un óptimo nivel en la que su musicalidad innata se pone de relieve. Su estilo de canto es elegante al cual se une una sensibilidad interpretativa y una rigurosa conciencia estilística. De esto se puede deducir su capacidad, casi infalible, para captar en esencia el canto verdiano, como puede apreciarse sobre todo en la opera "Un ballo in maschera" de Verdi.

Tras su retiro, Bergonzi se dedica a I due Foscari, su hotel en Busseto, que también acoge la Accademia Verdiana. Bergonzi ha protegido a tenores como Roberto Aronica, Vincenzo La Scola, Filippo Lo Giudice, Philip Webb, Giorgio Casciari, Paul Caragiulo, Lance Clinker y, sobre todo, Salvatore Licitra.

Al principio



Leona Mitchell

Leona Mitchell es una soprano estadounidense nacida el 13 de octubre de 1949 en Enid, Oklahoma que en la década de 1980-1990 cantó algunos de los papeles del repertorio italiano asociados con sus antecesoras Leontyne Price y Martina Arroyo.

Comenzó a cantar en el coro de la iglesia bautista donde su padre, el reverendo Hulon Mitchell, era el ministro. Estudió en la Oklahoma City University y en Juilliard School New York.

Debutó en 1973 como Micaela en Carmen en la San Francisco Opera y en 1975 en el Metropolitan Opera de New York junto a Régine Crespin y Plácido Domingo. Entre 1975 y 1993 cantó con la compañía metropolitana Mimi, Pamina, Leonora, Elvira (Ernani con Luciano Pavarotti), Madame Lidoine, Aída, Manon Lescaut, Madame Butterfly, Amelia y Bess que protagonizó luego en el primer registro integral dirigido por Lorin Maazel.

Como Liú en Turandot de Puccini acompañó a Montserrat Caballé y Luciano Pavarotti en la Opera de San Francisco en 1977 y a Eva Marton y Plácido Domingo en el Met en 1988 dirigidos por James Levine.

En 1987 fue Salome para la Herodiade de Grace Bumbry en la ópera homónima de Massenet en Niza, Francia y en 1990 debutó en el Teatro Colón de Buenos Aires como Leonora en Il trovatore regresando en tres temporadas como Manón Lescaut, Amelia en Un ballo in maschera y Elisabetta en Don Carlo.

Ha cantado también en las óperas de Paris, Geneva, Israel, Australia y otras.

Reside en Houston, Texas.

Al principio



Luciano Pavarotti

Luciano Pavarotti

Luciano Pavarotti (Módena, 12 de octubre de 1935 - íd., 6 de septiembre de 2007). Tenor italiano, uno de los cantantes contemporáneos más famosos, tanto en el mundo de la ópera como en otros múltiples géneros musicales. Muy conocido por sus conciertos televisados y como uno de Los Tres Tenores, junto con Plácido Domingo y José Carreras. Reconocido por su filantropía, reunió dinero para refugiados y para la Cruz Roja y fue premiado en varias ocasiones por ello.

Nacido en las afueras de Módena,el 12 de octubre de 1935 en el norte de Italia, era hijo de Adele Venturi, trabajadora en una fábrica cigarrera, y de Fernando Pavarotti, panadero y tenor aficionado, que estimuló a Luciano para comenzar sus estudios en el mundo del canto lírico. Aunque Luciano hablaba con cariño de su infancia, la realidad es que vivió ciertas penurias. Su familia tenía escasos recursos económicos; sus cuatro miembros se apiñaban en un apartamento de dos cuartos.

Según Luciano, su padre tenía una fina voz de tenor, pero rechazó la posibilidad de dedicarse a la carrera de cantante debido a sus nervios. La Segunda Guerra Mundial forzó a la familia a salir de la ciudad en 1943 y al año siguiente tuvieron que alquilar una habitación a un granjero en la campiña cercana, donde el joven Luciano desarrolló interés en la agricultura.

Sus primeras influencias musicales provinieron de las grabaciones de su padre, la mayoría de tenores populares de la época como Beniamino Gigli, Giovanni Martinelli, Tito Schipa y Enrico Caruso. Sin embargo, el ídolo de Luciano fue el tenor Giuseppe Di Stefano. Cerca de los nueve años comenzó a cantar con su padre en el coro de una pequeña iglesia local. También en su juventud tomó algunas clases de vocalización con el profesor Dondi y su esposa, pero siempre concedió poca importancia a ambos.

Después de una niñez normal con un típico interés por los deportes (en su caso, el fútbol sobre los demás), Luciano se graduó en la Scuola Magistrale, y se enfrentó al dilema de la elección de carrera. Estaba interesado en seguir profesionalmente la carrera de futbolista como portero, pero su madre le convenció para que se convirtiera en profesor. Posteriormente ejerció en una escuela primaria durante dos años, pero finalmente permitió que su interés en la música prevaleciera. Reconociendo el riesgo que esto conllevaba, su padre le dio su consentimiento a regañadientes: acordaron que Luciano recibiría alojamiento y comida hasta que cumpliera 30 años, y si no triunfaba a esa edad, se ganaría el sustento por sus propios medios.

Sus mentores en el arte del bel canto fueron Arrigo Pola y Ettore Campogalliani. Sus primeras apariciones públicas como cantante fueron en el coro del Teatro de la Comuna, en Módena, y más tarde en La Coral de Gioacchino Rossini, donde demostró su talento. Debutó el 29 de abril de 1961, como Rodolfo en La Bohème de Puccini, en el teatro de ópera de Reggio Emilia.

El papel de Rodolfo le deparará grandes satisfacciones, será su carta de presentación y lo grabará junto a su coterránea Mirella Freni dirigido por Herbert von Karajan, lo cantará en La Scala dirigido por el célebre Carlos Kleiber en 1979 y será motivo de su debut en el Metropolitan Opera de New York en 1968 y de la primera retransmisión televisiva nacional en 1977 desde ese teatro, acompañado por la soprano italiana Renata Scotto.

La consagración absoluta llegó con Tonio de la ópera La hija del regimiento de Gaetano Donizetti junto a la soprano australiana Joan Sutherland, con su difícil aria de nueve notas do de pecho que le hizo merecedor de la portada del The New York Times. En la celebración del centenario del teatro en 1983 cantó el dúo de Un ballo in maschera con la soprano afroamericana Leontyne Price. Entre 1968 y el 13 de marzo de 2004, su última aparición en la sala, totalizó 382 funciones metropolitanas.

Con el equipo que integró con Joan Sutherland y la mezzosoprano Marilyn Horne dará a luz las grabaciones que lo muestran en su mejor momento vocal, en especial Lucia di Lammermoor, La fille du régiment, La Traviata, Il Trovatore, Rigoletto, L'elisir d'amore, I Puritani, La sonnambula, Maria Stuarda, Beatrice di Tenda y Turandot (dirigido por Zubin Mehta) donde se lo oye por primera vez cantar Nessun dorma, aria que popularizara inmensamente.

El célebre director austríaco Herbert von Karajan solicitó sus servicios para las grabaciones integrales de La Boheme, Madame Butterfly y un legendario Réquiem de Verdi desde La Scala junto a Fiorenza Cossotto, Leontyne Price y Nicolai Ghiaurov. También trabajaría y grabaría con el húngaro Georg Solti en el mismo Requiem de Verdi, Un ballo in maschera, el pequeño papel de el tenor italiano en El caballero de la rosa de Strauss y en versión de concierto el rol más temido para un tenor dramático, Otello. Pavarotti, esencialmente un tenor lírico muy esporádicamente cantó papeles de la cuerda dramática para preservar la flexibilidad y frescura de su voz dotada de gran facilidad para los agudos.

Tampoco fue proclive a añadir nuevos papeles ni a aprender otros del repertorio francés o alemán que se avenían a su magnífico timbre de tenor, no obstante en 1982 tuvo un gran triunfo en el Metropolitan Opera como Idomeneo de Mozart, papel que había cantado en el famoso Festival de Glyndebourne en 1964.

En su acercamiento a la música popular, grabó duetos con Eros Ramazzotti, Sting, Andrea Bocelli, Liza Minnelli, Frank Sinatra, Michael Jackson, e inéditamente, con el brasileño Caetano Veloso, la argentina Mercedes Sosa y el grupo de rock irlandés U2.

El 2 de junio de 1988 le nombran Cavaliere di Gran Croce Ordine al Merito della Repubblica Italiana.

Sin embargo, las actuaciones más comentadas a nivel internacional del gran tenor italiano fueron las que realizó con los españoles Plácido Domingo y José Carreras, con quienes formó el trío Los Tres Tenores (The Three Tenors). Esta idea, propugnada por Pavarotti para hacer llegar "il bel canto" a todos los públicos, comenzó con un concierto en las Termas de Caracalla en Roma que sirvió de clausura al mundial de fútbol de 1990. El éxito fue tan atronador que se repitió en las clausuras de los sucesivos mundiales de 1994, 1998 y 2002, así como en algunos otros conciertos adicionales, todos ellos de inmenso éxito.

En su vida personal, Luciano Pavarotti fue un gran aficionado al fútbol, la pintura y los caballos. Unió su destino, durante 34 años, con Adua Verona, con quien tuvo tres niñas, Lorenza, Cristina y Giuliana, pero el 13 de diciembre de 2003 se casó en segundas nupcias con su asistente, Nicoletta Mantovani, 30 años menor que él y con ella tuvo a su cuarta hija, Alice.

Durante varios años seguidos a partir de 1991, Pavarotti respondió al llamado de la organización War Child, para recaudar fondos para la construcción de un centro de musicoterapia en Mostar. De esta forma, anualmente se organizaron conciertos en Módena bajo el título Luciano Pavarotti & friends, donde además participaban otras personalidades de la música internacional, como Anastacia y Mónica Naranjo, donde se recaudan fondos para diferentes causas y a beneficio de niños y hombres de todo el mundo.

Pavarotti fue muy solicitado en teatros de todo el mundo hasta su retiro en la Ópera Metropolitana de Nueva York, en marzo del 2004, donde interpretó el papel del pintor Mario Cavaradossi en la ópera Tosca, de Giacomo Puccini.

En mayo de 2004, en vísperas de su cumpleaños número 70, el tenor anunció El tour del adiós compuesto por 40 conciertos en todo el mundo, para despedirse de los fieles seguidores de su canto. Pese a este retiro, en febrero de 2006 interpretó el aria Nessun dorma, del Turandot,de Giacomo Puccini, como cierre a la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006 en el Estadio Olímpico de Turín.

Lamentablemente, El tour del adiós fue suspendido debido a una intervención en la espalda a principios de 2006 y cuando se preparaba para partir de Nueva York a reanudar su gira mundial de despedida se le descubrió un tumor maligno en el páncreas. Fue operado en un hospital de Nueva York, el 7 de julio de 2006 y todos sus conciertos fueron cancelados debido a su muy delicado estado de salud, causado por una neumonía posterior a su operación.

El principio del fin se anunció el 8 de agosto de 2007, cuando fue hospitalizado víctima de un estado febril, y de complicaciones respiratorias, sin embargo, la esperanza se había recuperado, luego de que abandonara la clínica el día 25 de agosto de 2007, para continuar la convalecencia en su hogar.

El 6 de septiembre del 2007, falleció en su hogar a causa de cáncer de páncreas.

La ceremonia fúnebre se llevó a cabo en su ciudad natal estando presentes en ella junto al primer ministro italiano Romano Prodi, el ministro de Cultura Francesco Rutelli, el director de cine italiano Franco Zeffirelli y el ex secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan. También asistió a la ceremonia el líder de U2, Bono, al igual que los cantantes Zucchero Fornaciari y Laura Pausini. La Fuerza Aérea italiana realizó una exhibición de despedida y millares de personas, muchos de ellos jóvenes, se acercaron a la capilla ardiente para dar su último adiós.

Mucho se ha criticado la ausencia de José Carreras y Plácido Domingo en los funerales de Pavarotti. Hay quien ha visto en este hecho una muestra de la rivalidad latente entre los tres divos, si bien la realidad era otra. La relación entre Pavarotti y Plácido siempre fue especialmente amistosa, hasta el punto que Domingo y Pavarotti hablaban bastante a menudo durante el tiempo que duró su enfermedad. De hecho, el día del funeral Domingo se encontraba en Los Ángeles dirigiendo el Requiem de Verdi, concierto que dedicó íntegramente a su amigo fallecido. Carreras, por su parte, dio numerosas entrevistas donde manifestó su pesar por no poder acudir al sepelio y pregonó su admiración por el finado.

La entrada de la misa estuvo acompañada por la soprano búlgara Raina Kabaivanska, quien cantó el Ave María del Otello de Verdi. Durante el ofertorio, el flautista Andrea Griminelli tocó el tema del Orfeo y Euridice, de Gluck. La comunión fue acompañada por la voz de Andrea Bocelli, quien interpretó el Ave verum corpus de Mozart.

El tenor fue sepultado en el cementerio Montale Rangote cerca de su villa, en las afueras de la ciudad, donde están enterrados sus padres y su hijo Ricardo, quien murió poco antes del parto en 2003.

Al principio



Freddie Mercury

Freddie Mercury en 1974.

Freddie Mercury (Stone Town, Zanzíbar, Tanzania, 5 de septiembre de 1946 - Londres, Reino Unido, 24 de noviembre de 1991), nacido bajo el nombre de Farrokh Bommi Bulsara, fue un músico inglés, conocido por ser el vocalista del grupo británico de rock Queen. En la banda ejercía de solista, compositor, pianista y guitarra ocasional en los conciertos. Está considerado uno de los mejores vocalistas de la historia del rock, a tal grado de ser considerado a través de una encuesta reciente como el "dios" del rock mismo.

Freddie Mercury nació el jueves 5 de septiembre de 1946 en la pequeña isla de Zanzíbar cuya principal actividad económica son las especias. Sus padres, Bomi y Jer Bulsara, eran parsis de la India. Su padre, Bomi, era un funcionario que trabajaba para el gobierno británico como cajero de la Corte Suprema. La hermana de Freddie, Kashmira Bulsara-Cooke, nació en 1952. En 1954, cuando tenía 8 años, Freddie fue enviado a Panchgani, a unos 75 kilómetros de Mumbai. Fue allí cuando sus amigos empezaron a llamarlo Freddie, nombre que también fue adoptado por los miembros de su familia.

Como la escuela de San Pedro era un colegio inglés, los deportes que se solían practicar allí eran típicamente ingleses. Freddie odiaba a muerte el cricket y las carreras de larga distancia, pero sin embargo amaba el hockey, las carreras de corta distancia y el boxeo. Cuando tenía 10 años se proclamó campeón de tenis de mesa en su escuela. Pero él no era sólo un deportista, sus cualidades artísticas eran excelentes. A los doce años de edad fue galardonado con el trofeo de la escuela por su regularidad como deportista más joven. Amaba el arte y siempre estaba imitando para sus amigos y sus familiares.

También estaba loco por la música y siempre solía escuchar música en el viejo tocadiscos de la casa y apilaba los sencillos para ponerlos una y otra vez. La música que podía tener era principalmente producida en India pero también podía escuchar música de los países occidentales.

El director del colegio de San Pedro ya se había percatado del talento que Freddie tenía para la música y les sugirió a sus padres que pagaran un poco más para que pudiera tener una verdadera instrucción musical. Ellos aceptaron y Freddie empezó a aprender a tocar el piano. También formó parte del coro de la escuela y participó de forma habitual en las producciones teatrales que organizaba la escuela. Amaba sus clases de piano y se esforzaba en cada una de ellas con empeño y con clase. Tanto es así que consiguió la nota más alta tanto en la parte práctica como en la teoría.

En 1958 varios alumnos de la escuela, Freddie Bulsara, Derrick Branche, Bruce Murray, Farang Iraní y Victory Rena, formaron la banda de rock'n'roll que se llamó The Hectics, y en la que Freddie era el pianista. Solían tocar en las fiestas anuales y los bailes organizados por el colegio pero poco más se sabe de ellos.

En 1962 Freddie acabó sus estudios y volvió a Zanzíbar donde pasó la mayor parte de su tiempo con amigos yendo a mercados, parques y playas. En 1964 debido a la inestabilidad política en Zanzíbar, muchos británicos y personas originarias de India abandonaron su país debido a la gran presión que se ejerció sobre ellas. Una de las familias que abandonó el país fue la de los Bulsara que huyeron a Inglaterra.

Al principio Freddie y su familia vivieron con sus primos en Felthan (Middlessex), hasta que finalmente encontraron una pequeña casa adosada en esa misma zona. Freddie tenía 17 años y decidió que quería ir a la facultad de arte, pero para poder ser aceptado necesitaba tener una nota muy alta. Es por ello por lo que en 1964 se matriculó en la escuela politécnica de Isleworth que estaba cerca de su casa. De esa manera él pensaba que mejoraría sus notas en arte y podría obtener una nota más alta.

Durante las vacaciones, estuvo haciendo varios trabajos para ganar algún dinero; uno de ellos fue en el restaurante del aeropuerto de Heathrow, muy cerca de su casa. Otro fue en la agencia de comercio Feltham, donde trabajó en un almacén cargando y apilando cajas enormes. Sus compañeros de trabajo recuerdan lo delicadas que parecían sus manos, desde luego no las más idóneas para el tipo de trabajo que él estaba haciendo allí. Freddie les decía que él era un músico que estaba allí simplemente «para matar el tiempo».

Estudió mucho, aunque él prefería la parte estética de la vida escolar en lugar del aspecto mundano. Consiguió la máxima nota en su clase de arte sin problemas y se fue de Isleworth en la primavera de 1966. Sus calificaciones y su talento aseguraban que sería aceptado en el Ealing College of Art en septiembre de ese mismo año.

Después que Jimi Hendrix (de quien Freddie era un fan enloquecido) saltara a la escena en 1967, Freddie dedicó mucho tiempo a imitar y a dibujar a su héroe; dibujos que enmarcaba y usaba para decorar las paredes del piso que había sido arrendado por su amigo Chris Smith y al que Freddie se había mudado una vez dejó la casa de su familia en Feltham. En aquella época Kensington era un lugar importante para el arte de masas, era el lugar donde se encontraba la famosa boutique Biba y el lugar de nacimiento del mercado Kensington que era frecuentado por los entonces llamados in crowd (seguidores de los conciertos de masas).

Un compañero de estudios en la universidad de Ealing era el bajo Tim Staffell, de quien Freddie llegó a ser muy amigo. Tim lo llevó con él a muchos ensayos de los Smile, que era como se llamaba su banda y que estaba compuesta por Brian May a la guitarra y Roger Taylor en la batería. Freddie se llevaba muy bien con Brian y Roger y realmente le gustó el sonido que tenían los Smile. Inspirado por ellos Freddie empezó a experimentar con música por primera vez desde que abandonó India.

Al principio empezó a tocar con Tim, otro estudiante de arte, Nigel Foster, y Chris Smith. Chris recuerda que «la primera vez que yo escuché cantar a Freddie me impresionó». Tenía una voz extraordinaria. Y aunque su piano sonaba un poco afectado, muy a lo Mozart, todavía tenía un gran toque. «Desde el punto de vista de un pianista, su enfoque era algo único».

«Pronto Freddie y yo nos pusimos a escribir trozos de canciones que luego intentábamos unir», añade Chris. «Esto se entiende si piensas en la canción 'Bohemian Rhapsody'. Fue interesante la manera en la que salíamos de una canción y entrábamos en otra. Pero la verdad es que no creo que nunca acabáramos nada. Freddie me enseñó muchísimo en aquellas sesiones. Tenía un sentido de la melodía inmenso, natural. Es algo que vi enseguida. Yo creo que éste era el aspecto más interesante de lo que él estaba haciendo».

Freddie acabó sus estudios en la universidad de Ealing en junio de 1969, con un diploma en diseño y artes gráficas. También le ofrecieron varios trabajos para el diseño de varios anuncios en periódicos locales. En ese verano se mudó al piso de Roger Taylor y ambos abrieron un pequeño puesto en el mercado de Kensington, donde al principio vendían obras de arte hechas por él mismo y por otros compañeros suyos de Ealing. Más tarde también empezó a vender ropa de estilo victoriano, tanto nueva como de segunda mano, y cualquier cosa que encontrara.

Durante el verano de 1969 Freddie conoció una banda de Liverpool llamada The Ibex que habían ido a Londres para intentar hacerse famosos. Los Ibex estaba compuesta por tres músicos: el guitarrista Mike Bersin, John Tupp Taylor como bajo y Mick Miffer Smith a la batería. Con ellos también estaba su mánager, que no tenía mucha experiencia en este trabajo y que era como un burro de carga. También tenían un bajo, Geoff Higgins, que tocaba con ellos de vez en cuando. Geoff solía tocar el bajo cuando Tupp, un admirador de los Jethro Tull, decidía tocar la flauta.

Freddie conoció a los Ibex por primera vez el 13 de agosto de 1969, y se entusiasmó tanto con ellos que 10 días más tarde ya había aprendido el repertorio de canciones de la banda, compuso nuevas canciones y viajó con ellos a Bolton en el condado de Lancashire, donde tuvo su primer debut en un concierto. La primera vez fue la noche del 23 de agosto con ocasión de una serie de conciertos denominada Bluesología que tenía lugar en el Octogon Theatre de la ciudad. El 25 de agosto Ibex participaron en la apertura, un espectáculo al aire libre que tuvo lugar en el Queen Park (Parque de la Reina) de Bolton. El periódico Evening News de Bolton se hizo eco de los preparativos de este concierto e incluso incluyó una foto de Freddie que parece difícil de creer que es él.

Mientras una foto quedó como recuerdo del viaje de Freddie con los Ibex a Bolton, la aparición de los Ibex en escena quedó grabada en una cinta, que pone de manifiesto el amor de los Ibex por los Cream, Jimi Hendrix así como por el grupo favorito de Freddie en aquel momento: Led Zeppelin.

Entre el 9 de septiembre y finales de octubre de 1969 los Ibex hicieron alguna pequeña aparición tras ser convencidos por Freddie.

«Recuerdo que él estaba con la idea de ponerle a la banda el nombre de 'Wreckage' (‘escombros’) pero a ninguno de nosotros nos entusiasmó ese nombre —afirma Mike Bersin—. Un día me llamó por teléfono por la noche y me dijo: «A los otros les da igual, ¿qué te parece a ti?». Y yo dije: «Si ellos están de acuerdo entonces adelante». Cuando yo hablé con los otros sobre aquello Freddie ya les había telefoneado a todos ellos con la misma pregunta».

El cambio de nombre fue paralelo a la marcha de Mike Miffer Smith como batería de la banda. Éste fue sustituido por Richard Thompson, el antiguo batería de la banda 1984 de Brian May. A pesar del enorme potencial que parecía tener aquella banda, el final de los 60 marcó el final de los Wreckage. Hubo muy pocos conciertos y muy distanciados entre sí, y mientras John Taylor, Richard Thompson y Freddie estaban en Londres, Mike Bersin se comprometió a estudiar en la universidad en Liverpool, tal como había prometido a sus padres. Sin que nadie lo pudiera remediar la banda desapareció.

Freddie empezó a buscar otra banda para él y encontró a los Sour Milk Sea (Mar de la leche cortada) después de ver el anuncio «Se necesita vocalista» en el periódico Melody Maker.

Freddie tenía una voz estupenda, con una gran variedad. Pero no sólo era su voz lo que hacía sus actuaciones tan atrayentes para la gente. Recuerda Ken Testi que «Freddie Mercury sabía cómo organizar un espectáculo. Era la manera de expresar ese aspecto de su personalidad. Todo lo que hacía en el escenario con 'Queen' ya lo había hecho en el primer concierto con los 'Ibex'». No era algo que uno pudiera aprender, era carisma, un don natural que estaba en armonía con su voz, su apariencia, su gusto delicado y su calidad de músico en el más amplio sentido de la palabra.

Le ofrecieron el trabajo y a finales de 1969 Freddie se convirtió en el líder de los Sour Milk Sea. Los otros miembros de la banda eran Chris Chesney como vocalista y guitarra, el bajo Paul Milne, Jeremy Rubber Gallop a la guitarra rítmica y Rob Tyrell a la batería. Hicieron algunos ensayos y dieron algunos conciertos en Oxford (la ciudad natal de Chris). Freddie y Chris, que tenía 17 años en aquel momento, llegaron a ser muy buenos amigos y se mudó a la casa que Freddie compartía con Smile en Ferry Road, Barnes. Los otros miembros de Sour Milk Sea estaban un poco molestos porque Chris y Freddie pasaban juntos demasiado tiempo y no sabían muy bien cuál podría ser el futuro de la banda. Dos meses más tarde Jeremy, que era el propietario de casi todo el equipo, decidió quedarse con el equipo y disolver la banda.

En abril de 1970 Tim Staffell decidió dejar los Smile y Freddie decidió unirse con ellos para ser el nuevo cantante principal. Freddie optó por cambiar el nombre de la banda, que pasó a llamarse Queen, así como su primer apellido, que a partir de hora sería Mercury.

En 1970 Freddie conoció a Mary Austin con quien viviría durante siete años, como pareja. El resto de la biografía de Freddie Mercury es básicamente la historia de Queen.

En 1971 John Deacon se convirtió en un miembro más de la banda completando así los Queen. Freddie diseñó el logo de la banda usando sus signos del Zodíaco: dos leones como signos de Roger y John (Leo), un cangrejo como signo de Brian (Cáncer) y dos hadas como signo del propio Freddie (Virgo). Freddie fue el autor de la primera canción de Queen que entró en las listas británicas (Seven Seas Of Rhye), el primer gran éxito (Killer Queen) y la más famosa de todas las canciones de Queen que estuvo en lo más alto de las listas durante 9 semanas: Bohemian Rhapsody. Freddie siempre fue considerado el jefe de filas de la banda.

En 1975 Queen realizó una gira por Japón. La multitud de fans chillando fue algo constante fueran donde fueran. Realmente les sorprendió la forma en la que fueron recibidos. Freddie se enamoró de Japón y se convirtió en un coleccionista fanático de antigüedades y obras de arte japonesas.

El 7 de octubre de 1979 Freddie actuó con el Royal Ballet. Él nunca había participado en un ballet anteriormente pero era algo que él siempre había querido intentar. Las canciones que eligió para actuar eran Bohemian Rhapsody y Crazy Little Thing Called Love. La orquesta tocó las canciones mientras Freddie cantaba en vivo. El primer baile de Freddie fue en Bohemian Rhapsody, en la que actuó con talento enfrente de un teatro lleno de gente que sabía de ballet. Les entusiasmó y recibió una ovación apoteósica en ambas actuaciones.

En 1980, con el cambio de década, Freddie cambió su imagen. Se cortó el pelo y se dejó bigote. Sus fans empezaron a enviarle esmalte para uñas y cuchillas de afeitar. El cambio de década supuso también el acercamiento de Queen a la música funk y disco y a un alejamiento del rock propiamente dicho.

Al final de 1982 todos los miembros de Queen decidieron que querían tomarse un descanso. Anunciaron que no irían de gira en 1983. Freddie había estado pensando hacer un álbum en solitario alguna vez y ahora él tenía tiempo para hacerlo. Alquiló un estudio en Musicland, Múnich y empezó a trabajar a principios de 1983. Durante ese tiempo conoció a Giorgio Moroder, que estaba trabajando en una nueva versión de la película muda de ciencia ficción Metropolis (1926), de Fritz Lang. Le preguntó a Freddie que se pensase si quería colaborar en la banda sonora de aquella película, algo que Freddie aceptó. Él nunca había escrito canciones con nadie más aparte de con los miembros de Queen y nunca había grabado las canciones de otra persona con la excepción de sus primeras grabaciones bajo el seudónimo de Larry Lurex. El resultado de esta cooperación fue la canción Love Kills.

En mayo de 1983 Freddie asistió a una actuación de Un ballo in maschera de Giuseppe Verdi en la Ópera Real. Era la primera vez que veía a la diva de la ópera Montserrat Caballé pero la fuerza y la belleza de su voz le hipnotizó.

En 1984, Queen regresa con energías renovadas y olvidándose en parte del funk y el disco, para regresar a la música que les hizo famosos en los 70, pero ya sin abandonar el pop. El 10 de septiembre de 1984 fue lanzado el primer sencillo en solitario de Freddie. Fue el tema que había compuesto con Giorgio Moroder para Metropolis: Love Kills.

El primer sencillo de su álbum en solitario todavía sin editar fue I Was Born To Love You. Esta canción fue estrenada el 8 de abril de 1985. Tres semanas más tarde el primer álbum de Freddie en solitario fue lanzado por la CBS Records con el título Mr. Bad Guy. No obstante, el disco fue un fracaso comercial.

El 13 de julio de 1985 fue un día especial para Queen y para Freddie. Fue el día de Live Aid (Ayuda en directo) que fue retransmitido en directo a más de mil millones de personas de todo el mundo. Queen se aseguró su propio lugar en la historia como reconocieron periodistas, fans, críticos y público en general.

En 1986 tuvo lugar la última gira de Queen. El Magic Tour recorrió Europa durante dos meses, acabando en Knebworth Park, el 9 de agosto. Esa fue la última actuación en directo de Freddie Mercury con Queen.

Durante los primeros meses de 1987, Queen el grupo se tomó un tiempo de descanso por lo que Freddie aprovechó para grabar un trabajo en solitario en los estudios Townhouse. Entre otras canciones, grabó una reedición de la vieja canción de The Platters llamada The Great Pretender. El single fue lanzado el 23 de febrero. También grabaría varias canciones para el musical Time.

En marzo de 1987, Freddie voló a Barcelona para conocer a Montserrat Caballé. Él le dio una cinta de cassette con dos o tres canciones. A la diva catalana de la ópera le gustaron e incluso cantó una de ellas en el Covent Garden de Londres. Freddie quedó sorprendido y, a principios de abril, empezó a trabajar en un álbum que grabaría con Montserrat Caballé.

«Este último par de semanas he estado trabajando con esta increíble mujer, ella es una gran estrella de la Ópera, su nombre es Montserrat Caballe, ella viene de Barcelona y me llamó y me dijo que le gustaría cantar conmigo , yo me caí de espaldas y pense 'Oh, Dios Mio', pero la adoro desde hace años, y creo que se dio cuando viaje recientemente a Barcelona y en un programa de televisión me preguntaron..y yo dije bueno ella es la mejor cantante del mundo y me encantaría poder cantar con ella, así que ella lo debe haber visto. Llamo a la oficina y dijo que le gustaría hacer cosas».

A finales de mayo la isla de Ibiza acogió un gran festival de música en el Ku Club. Freddie había aceptado ser un invitado de honor y clausurar el evento con Montserrat Caballé cantando la canción que él había escrito para ella y para su ciudad natal, Barcelona. Más tarde, el Comité Olímpico Español decidió que el single fuera el himno oficial para los Juegos Olímpicos celebrados en Barcelona en 1992.

El 8 de octubre de 1988 Freddie y Montserrat aparecieron en un escenario al aire libre en el festival de Barcelona conocido como La Nit (La noche). Cantaron tres canciones del álbum que todavía no había sido editado, How Can I Go On, The Golden Boy y Barcelona, acompañados por Mike Moran al piano. Fue la última vez que Freddie actuó en un escenario con Caballé, cantando en playback. El tan ansiado álbum Barcelona finalmente salió el 10 de octubre. La última vez que Freddie cantó en vivo había sido el 4 de abril en el Dominion Theatre, en el Musical Time un evento de caridad en el que Freddie interpretó cuatro canciones, una de ellas junto a su amigo Cliff Richard.

Su última aparición pública fue en una entrega de premios, en los Brit Awards de 1990, ocasión en la que porto un traje color celeste y solo se dirigió al publico para decir «Gracias, buenas noches», aunque se conservan imágenes posteriores a dicho acto.

El 23 de noviembre de 1991 anunció al mundo que padecía de SIDA mediante un comunicado de prensa que fue blanco de muchas especulaciones.

El mismo decía: «Respondiendo a las informaciones y conjeturas que sobre mi han aparecido en la prensa desde hace 2 semanas, deseo confirmar que he dado positivo en las pruebas del virus y que tengo SIDA. He procurado mantener oculta esta información para proteger mi vida y la de quienes me rodean, pero ha llegado el momento de que mis amigos y fans de todo el mundo conozcan la verdad y espero que todos se unan a mi, a mis médicos y a todos cuantos luchan por combatir esta terrible enfermedad».

El 24 de Noviembre de 1991, horas después del anuncio de su enfermedad, Freddie muere de bronconeumonía multilobar que no soportó debido a su estadío avanzado de SIDA en presencia de su pareja y del cantautor Elton John en su casa de Garden Lodge en Londres. Su último deseo fue el relanzamiento de Bohemian Rhapsody con el objeto de recaudar fondos para la lucha contra el SIDA. Después de su muerte, se continuó con la edición de gran cantidad de material que Mercury había dejado preparado. Su última aparición en cámara fue en el video clip These Are The Days Of Our Lives.

El 20 de abril de 1992 se organizó un concierto homenaje en el estadio de Wembley en el que se dieron cita numerosas figuras de la música como Robert Plant, Elton John, David Bowie, Guns N' Roses, Metallica o George Michael. Los beneficios de dicho concierto y del disco que se editó a raíz del mismo fueron donados íntegramente a la lucha contra el SIDA. Tras el paso de los años, algunos de sus amigos más íntimos lamentaban que en dicho concierto no participase gente como Monserrat Caballé, una de las grandes amigas de Mercury.

En 1995 se editó el último álbum de Queen titulado Made in Heaven, en el que se utilízó diverso material que Mercury había dejado grabado, además de material descartado en anteriores discos de Queen. El disco supone un homenaje de Queen a su solista.

En 2006, sale al mercado el disco Lover of Life, Singer of Songs — The Very Best of Freddie Mercury Solo con las mejores canciones de Freddie Mercury en solitario y remixes y versiones de algunas de ellas.

El 24 de noviembre de 2007, para conmemorar los 16 años de su muerte, salió a la venta el dvd Queen Rock Montreal & Live Aid, que recoge un concierto en el foro de Montreal ante más de 18.000 personas cantando sus más grandes éxitos, grabado con cámaras cinematográficas, los días 24 y 25 de noviembre de 1981.También contiene la actuación íntegra de Queen en Live AID.

Muy recientemente la banda Queen + Paul Rodgers (Roger Taylor y Brian May con Paul Rodgers) lanzo una nueva producción que se titula The Cosmos Rocks.

Brian May aclara que no es un reemplazo ni mucho menos por que Freddie jamás será reemplazable, y que solo es una nueva banda con dos ex Queen que tenían ganas de seguir tocando juntos.

Al principio



Un baile de máscaras

Coronación de Gustavo III según el pintor de origen sueco Carl Gustaf Pilo

Un baile de máscaras (Un ballo in maschera) es una ópera en 3 actos con música de Giuseppe Verdi y libreto de Antonio Somma, basado en el libreto de Eugène Scribe para la ópera Gustave III (1833) de Daniel-François Auber. Fue estrenada el 17 de febrero de 1859, en el Teatro Apollo de Roma con éxito. En España se estrenó el 31 de enero de 1861, en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona.

La obra de Scribe original, está basada en el asesinato de Gustavo III de Suecia el 16 de marzo de 1792 en un baile de máscaras, como parte de una conspiración política. Jacob Anckarström fue el victimario. En la obra de Scribe aparece como un estrecho amigo del rey. El dato curioso es que el acontencimiento tuvo lugar en los salones de... la Opera de Estocolmo.

Eugène Scribe preparó el libreto para el músico Daniel François Esprit Auber quien compuso sobre éste una "ópera histórica" llamada Gustave III o Le bal masqué en cinco actos en 1833. El mismo argumento fue tomado por el libretista Salvatore Cammarano para una ópera de Mercadante llamada Il reggente en 1843. La ópera de Verdi es más conocida y representada que éstas.

Verdi la tituló inicialmente Gustavo III. Las ideas independentistas estaban a la orden del día en una Italia dominada aún por el Imperio Austríaco por lo que los censores no podían pasar por alto una obra donde se asesinaba a un rey. Verdi tuvo que trasladar su acción de la Suecia absolutista a una "inocua" gobernación británica en el Nuevo Mundo. Así la acción se traslada a Boston, a finales del siglo XVII y en vez de un rey, vemos a un gobernador. En las últimas décadas se han hecho más frecuentes las representaciones de la ópera usando la ambientación escandinava original pero usando el título que Verdi hubo de ponerle: Un ballo in maschera (Un baile de máscaras).

Un ballo in maschera es una de las obras sobresalientes del "segundo período" verdiano, y al mismo tiempo una ópera muy asequible para el gran público.

En cuanto a sus posibilidades teatrales, Un ballo... ofrece suficiente material para los directores de escena. Los escenarios incluyen un palacio real, la guarida de una hechicera, un patíbulo a media noche y un baile de máscaras. El drama fluye de manera coherente bajo la sombra de un amor imposible, los celos, la traición y el crimen, todo ello con ciertos tintes sobrenaturales personificados en la hechicera y sus profecías. Ofrece asimismo algunos subtextos muy ricos como el tema de "las máscaras" (Gustavo se disfraza para visitar a la hechicera y Amelia hace lo mismo en el segundo cuadro del primer acto; en el segundo acto Amelia se cubre el rostro al ser sorprendida por su esposo para que éste no la reconozca; en el tercero el drama termina en una gran fiesta de disfraces en medio de la cual se comete el magnicidio y se revelan todas las verdades ocultas en la obra). Además la obra exige actuaciones convincentes, por lo menos en los tres personajes protagonistas y en el paje Oscar. Precisamente éste último es de alguna manera una novedad en el arte de Verdi quien por primera vez usaba un personaje de matices humorísticos en medio de un drama; un personaje al que el compositor regala 3 amplios momentos de lucimiento vocal y dramático.

Hay rumores de una conspiración contra el despreocupado rey Gustavo, quien aparece reunido con sus funcionarios en palacio. Lo interrumpe su paje Oscar, quien le trae la lista de los invitados al baile de máscaras que está organizando. El rey recuerda entonces que entre los invitados está Amelia, una mujer a la que ama en silencio y que está casada con Angkarstrom, su secretario personal y amigo. Precisamente en esos momentos llega éste, a prevenirle de la conspiración y a darle el nombre de los sospechosos, información que el rey le prohíbe revelarle puesto que no teme por su vida. Un juez informa al rey que pretende aprehender a una conocida adivina por sus prácticas prohibidas. El rey le indica que irá personalmente a comprobar si la acusada merece algún castigo. Irá de incógnito y parte de su corte lo acompañará.

En la morada de la hechicera, el rey disfrazado de pescador escucha cómo un marinero se queja ante ella de la falta de reconocimiento de sus superiores y ella le vaticina que esa situación cambiará pronto. Gustavo decide hacer algo al respecto, escrbiendo una nota de ascenso para el marinero e introduciéndola subrepticiamente en sus bolsillos. El marinero luego la encuentra y todos se sorprenden por los poderes de la hechicera. Inesperadamente llega Amelia y Gustavo se oculta mientras todos los demás son desalojados. Amelia confiesa a la bruja su amor imposible por Gustavo y le pide ayuda para olvidarlo, sin saber que el mismo rey la está escuchando, emocionado por saber que su amor es correspondido. La hechicera le indica que vaya a medianoche al campo de ejecuciones para consumir una hierba que hará que abandone esos sentimientos. Amelia se marcha y todos los demás regresan a escena. Gustavo decide seguir con su misión, presentándose ante la hechicera como un humilde pescador que quiere saber lo que le depara el futuro. Ella revisa sus manos y le indica que tenga cuidado , que la próxima persona que estreche sus manos lo asesinará. Incrédulo el rey ofrece su mano a los presentes pero nadie quiere estrecharla. En esos momentos llega Anckarström, quien inocentemente saluda al rey dándole las manos. Es suficiente prueba para Gustavo, quien decide revelar su identidad y dejar en paz a la supuesta hechicera a quien ahora considera sólo una inofensiva farsante: porque su mejor amigo jamás le haría daño. Ella, sin embargo, insiste en que hay más de uno, entre los presentes, que quiere atentar contra él.

En el campo de ejecuciones, a media noche, Amelia está siguiendo las indicaciones de la hechicera mientras medita sobre su amor y su suerte. Entonces llega Gustavo quien, ya confiado por lo que le escuchó decir frente a la hechicera, decide hablar de sus sentimientos. Luego de dudarlo ella revela lo que siente su corazón pero también lo imposible que es consumarlo. Anckarström, aún preocupado por la seguridad del rey, lo ha seguido y al encontrarlo allí con una mujer (a quien no reconoce puesto que ella se cubre el rostro) le pide al rey que huya, que tiene informes de que los conspiradores lo siguen. El rey asiente pero le pide a su amigo que le jure que llevará a esa mujer a la ciudad sin pedirle que revele su rostro. Su amigo acepta y urge al rey a marcharse. Anckarström y Amelia inician el retorno cuando los conspiradores los sorprenden preguntando por el rey. Al final Amelia debe descubrirse y el secretario real, horrorizado y avergonzado, asume que su esposa lo engaña con el rey. Todos salen de escena en medio de la burla general y la vergüenza de los esposos.

En casa de Angkarstrom, éste, lleno de ira, discute con su mujer a quien acusa de infiel y a quien indica que dará muerte en castigo. Amelia desesperada le ruega que le permita antes despedirse de su único hijo. Su esposo le pide que vaya entonces a verle, y al quedarse solo reflexiona en medio de su dolor que no es la sangre de la mujer que ama lo que lavará la ofensa, sino la del rey. Ha hecho venir a los funcionarios sospechosos a su casa. Los encara y les muestra las pruebas que tiene contra ellos. Cuando éstos creen que ya no tienen escapatoria, Anckarström les dice que quiere unirse a la conjura. Elegirán quien debe matar al rey en un sorteo con una urna y papeles con los nombres de cada uno. Es entonces cuando retorna Amelia a quien le piden sacar un papel de la urna. Sale el nombre de Anckarström. Oscar llega entonces a entregarles a todos invitaciones para el baile de máscaras que se dará en palacio. Al saber que el rey estará presente los conjurados convienen que será allí donde actuarán. Irán embozados y la contraseña será "muerte". Amelia ha adivinado las intenciones de su esposo y se promete a sí misma salvar a Gustavo.

En el palacio, Gustavo, sin saber nada de esto, medita sobre su inútil pasión. Decide que lo mejor es enviar a su mejor amigo a una misión en el extranjero con su esposa. "Que el inmenso mar nos separe... y acalle nuestro corazón". Oscar entra a la escena y le entrega un papel que dice que le dio una dama misteriosa. En el papel Gustavo lee que lo querrán matar en el baile. No hace caso de la advertencia: tiene que ir, para ver por última vez a su amada imposible.

En medio del baile todos están disfrazados. Angkarstrom intenta sonsacarle a Oscar cuál es el disfraz del rey mientras Amelia encuentra a Gustavo y trata de convencerlo de que se marche por el peligro que corre. Este aprovecha la ocasión para despedirse y anunciarle que ella se marchará pronto con su esposo. Alguien escucha su adiós: es Angkarstrom, quien se acerca y apuñala al monarca. Oscar reconoce al asesino, los presentes lo capturan y lo desenmascaran ante la incredulidad general. Se escuchan clamores de castigo pero el rey, que aún vive, pide que lo dejen. Le jura a su amigo que nunca pasó nada entre él y Amelia y que en sus manos está la prueba: la carta de su ascenso donde los envía a otras tierras. Entre el lamento general, el rey ordena el perdón para todos antes de morir.

Al principio



Marian Anderson

MarianAnderson20.jpg

Marian Anderson (Filadelfia, 27 de febrero de 1897 - id, 8 de abril de 1993) Cantante estadounidense e ícono de la lucha racial americana. Perteneció al registro contralto, un registro poco hallado en la voz humana. Admirada por Arturo Toscanini quien proclamó "Una voz así se oye una en un siglo", debutó en 1924 y obtuvo grandes éxitos y numerosos premios por sus interpretaciones líricas de lieder y de espirituales negros.

Nació el 27 de febrero de 1897 en Filadelfia. Comenzó a cantar a los 6 años en un coro. Fregó escaleras por unos pocos centavos y cuando ahorró tres dólares pudo comprase un violín. A los 11 años canta en un coro de mayores. (“Me aprendía la parte de todos. La parte de bajo la cantaba una octava más alta y no tenía problemas en dar el Do de pecho”).

Gana un concurso para cantar como solista en el Lewisohn Stadium de Nueva York. Luego su maestro la hace interpretar Lieder alemanes en el Town Hall. Algún tiempo después se marchó a Chicago y a Europa. En 1925, tras obtener un premio en una competición, actuó en la Filarmónica de Nueva York.

Su fama creció durante la gira de conciertos que dio por Europa a comienzos de la década de 1930 obteniendo grandes éxitos en Inglaterra, Francia, Belgica, Escandinavia y la Unión Soviética. Cuando al regreso en 1939 la organización Hijas de la Revolución le impidió dar un recital en el Constitution Hall de Washington reservado sólo a artistas blancos , para desagraviarla, la primera dama Eleanor Roosevelt le organizó un concierto histórico en la plaza del Monumento a Lincoln congregando más de 75,000 espectadores. La cantante retornó al mismo sitio en 1961 para inaugurar la presidencia de John Kennedy. Ya había cantado para la inauguración del presidente Dwight D. Eisenhower y lo volvería a hacer para Lyndon Johnson.

Su tardío debut de 1955 en el Metropolitan Opera House, como Ulrica en Un ballo in maschera de Verdi, fue la primera representación de una solista afroamericana en el Metropolitan abriendo el camino a una generación de cantantes negros en la ópera de Estados Unidos como Leontyne Price, Grace Bumbry, Martina Arroyo, Kathleen Battle, Simon Estes, Reri Grist, Barbara Hendricks y Jessye Norman.

El famoso manager de artistas Sol Hurok la llevó en giras no sólo por Europa sino por Sur América, Israel, el lejano Oriente, Marruecos y Tunez, and Tunisia. Se calcula que más de 6,000,000 de espectadores la vieron cantar en más de 1,500 auditorios. En 1964-65 emprendió una gira de despedida que culminó en el Carnegie Hall de New York.

En 1958 la nombraron delegada de los Estados Unidos en las Naciones Unidas y en 1972 recibió el Premio por la Paz.

En el año 1991 fue galardonada con un Grammy por su trayectoria musical.

Falleció el 8 de abril de 1993 a la edad de 96 años, cuidada por su sobrino el director de orquesta James DePriest, titular de la Orquesta de Oregón.

Al principio



Harolyn Blackwell

Harolyn Blackwell es una soprano estadounidense nacida en Washington el 23 de noviembre de 1955.

De origen afroamericano, es una soprano lírica activa en ópera, oratorio, recitales y comedia musical donde se inició. Debutó en Broadway en West Side Story de Leonard Bernstein. El paso de soprano soubrette a lírica-coloratura lo realizó exitosamente en la Ópera de Seattle como Olympia en Los cuentos de Hoffmann de Offenbach y Lucia di Lammermoor de Donizetti compañía a la que ha regresado como Norina, Gilda y Lakmé.

Como su antecesora Reri Grist es bien conocida su encarnación del paje Oscar en Un ballo in maschera de Verdi que cantó junto a Luciano Pavarotti en un telecast desde el MET posteriormente editado en DVD. Muy cómoda en la categoría de los roles llamados "ina", su nombre se popularizó cuando reemplazo a Kathleen Battle (despedida por la dirección del teatro) en el estreno de La fille du régiment en el Metropolitan Opera en 1994.

Activa en repertorio sinfónico vocal y oratorio ha realizado giras en recitales con su colega la mezzosoprano Florence Quivar, actuó con la Pittsburgh Symphony, Cincinnati Symphony, Dallas Symphony, Seattle Symphony, New York Philharmonic, Munich Philharmonic, NHK Symphony Orchestra, London Symphony Orchestra y la Florida Philharmonic Orchestra bajo la dirección de Herbert Blomstedt, James Conlon, Christoph von Dohnányi, Charles Dutoit, Erich Kunzel, James Levine, Andrew Litton, Zdeněk Mácal, Kurt Masur, Trevor Pinnock, James Judd, André Previn, Simon Rattle, Gerard Schwarz, Leonard Slatkin y David Zinman.

Se destaca su participación en obras como Knoxville: Summer of 1915 de Samuel Barber, Messiah de Händel, La Creación de Haydn, Cuarta Sinfonía de Gustav Mahler y Carmina Burana de Carl Orff.

En 1997 regresó a Broadway como Cunegonde en Candide de Leonard Bernstein dirigida por Harold Prince.

Al principio



Source : Wikipedia