San Pedro del Pinatar

3.389124893765 (1177)
Publicado por daryl 27/03/2009 @ 15:14

Tags : san pedro del pinatar, ciudades de murcia, murcia, españa

últimas noticias
El delegado del Gobierno presenta la Campaña Medusas 2009 ... - Murcia.com
La Campaña Medusas 2009 arrancará el próximo 15 de junio y se prolongará hasta el 30 de septiembre en los municipios costeros de la Región (San Javier, Águilas, Mazarrón, Lorca, Cartagena, la Unión, San Pedro del Pinatar y Los Alcázares)....
Mano dura contra los motoristas que sobrepasen el tope legal de ruidos - La Verdad (Murcia)
La Policía Local de sanpedro del Pinatar, a través de la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento del municipio, se ha sumado a la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) para promover el uso del casco en motocicletas y ciclomotores,...
La Campaña de Medusas 2009 comienza el 1 de junio en 8 municipios ... - Europa Press
De este modo, la Campaña Medusas 2009 arranca el próximo 15 de junio y se prolongará hasta el 30 de septiembre en los municipios costeros de San Javier, Águilas, Mazarrón, Lorca, Cartagena, La Unión, San Pedro del Pinatar y Los Alcázares....
La Peña Madridista inicia la Copa San Pedro con buen pie - Información
La plantilla está configurada por los guardametas: Raúl (Eldense B) y León (San Pedro del Pinatar). Laterales derechos figuran Luis (Eldense B), Pablo (Eldense B) y Cuenca (Villena), como centrales están Cristian (San Pedro del Pinatar),...
El hotel Thalasia, en San Pedro del Pinatar, cuenta desde hoy con ... - Europa Press
El director general de Promoción Turística, Ángel Campos, presidió hoy el acto de entrega de la placa 'Q' de Calidad Turística al hotel Thalasia, en San Pedro del Pinatar, por haber alcanzado la excelencia en sus servicios e instalaciones y haberse...
La UPCT lleva su oferta de cursos de verano a nueve municipios de ... - La Verdad (Murcia)
Murcia, Lorca, Cieza, San Pedro del Pinatar y La Unión se suman como sedes de algunas de las las 34 actividades de formación organizadas por el Vicerrectorado de Estudiantes. El programa, presentado ayer en el Rectorado de la UPCT por el vicerrector de...
Su inminente implantación en Primaria reaviva el rechazo de las ... - Hazte Oir
También colaboraron en la planificación del acto otras plataformas de la comarca: 'San Javier por la Libertad de Educación' y 'San Pedro del Pinatar Educa en Libertad'. El ponente, José Luis Bazán, hizo una descripción de la situación actual de la...
Murcia crea un Plan para dinamizar el Mar Menor a través de la ... - Finanzas.com
Tras lo que recordó que "se están potenciando colaboraciones con otros eventos deportivos que ya se han celebrado, como el Campeonato de España de Marcha Atlética en San Pedro del Pinatar, el Campeonato de España de Lucha Olímpica en San Javier y el...
Más de 1.000 alumnos participan en unas jornadas de seguridad vial ... - Europa Press
La unidad de agentes tutores de la Policía Local de San Pedro del Pinatar desarrolla estos días las clases prácticas de educación vial para más de 1.000 alumnos de 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria, sdegún informaron fuentes municipales....
Un total de 45 escolares de Totana participan en la "Final ... - Murcia.com
La “Final Regional Escolar de Aquatlón”, enmarcada en el Programa de Deporte Escolar ofertado por la Dirección General de Deportes de la Región de Murcia, celebrada el pasado fin de semana en San Pedro del Pinatar, contó con la participación de un...

San Pedro del Pinatar

Escudo de San Pedro del Pinatar

San Pedro del Pinatar es un municipio de la Región de Murcia, en España. Al encontrarse en las riberas del Mar Mediterráneo y del Mar Menor dispone de gran atractivo turístico y ecológico. Al norte del municipio se encuentra el parque natural de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar. En un radio de menos de 50 km se pueden encontrar tres núcleos urbanos de más de cien mil habitantes: Torrevieja, Cartagena y Murcia.

A pesar de ser un municipio relativamente pequeño su situación estratégica en la costa y sus cualidades medioambientales han originado un crecimiento muy rápido de la población y un aumento de la actividad comercial y económica. Al mismo tiempo se ha producido una gran presión urbanística que ha minimizado el suelo dedicado a las tareas agrícolas. De ese modo, la pesca y la explotación de las salinas han dejado de ser sus actividades económicas casi exclusivas.

Las actividades relacionadas con el ocio ocupan un destacado papel. Su clima adecuado para actividades al aire libre, sus ocho playas, tres puertos deportivos, instalaciones de talasoterapia, itinerarios ecológicos, zona de copas en La Curva de Lo Pagán, etc, proporcionan una oferta diversificada en la zona; aunque existen conflictos de intereses. Las fiestas tradicionales se realizan en verano, lo que hace que puedan participar muchas personas que veranean en la zona.

Su población censada es de 23.272 habitantes, aunque se multiplica notablemente en época estival.

Al ser uno de los municipios pequeños de la Región de Murcia, con sólo 22,32 km², tiene una densidad de población de más de mil habitantes por km².

En la actualidad su población se encuentra distribuida uniformemente en el municipio, aunque se concentra en los núcleos de San Pedro del Pinatar y sus barrios, Lo Pagán, Los Sáez y El Mojón.

La inmigración ha aumentado mucho en los últimos años. De acuerdo con el padrón de habitantes de 2007, los extranjeros representan un 23.8% de la población. Los inmigrantes más numerosos en el municipio son de: Marruecos, con un 7.65%; Ecuador, con un 3.99%; Rumanía,con un 3.29%; y Reino Unido, con un 2.6%.

Es limítrofe con la provincia de Alicante y está a tan sólo 46 km de Murcia. San Pedro del Pinatar está ubicado entre el Mar Menor y el Mar Mediterráneo. Sus municipios colindantes son: San Javier y Pilar de la Horadada. Es uno de los distritos de la provincia marítima de Cartagena.

Se trata de una pequeña península que tiene catorce kilómetros de costa repartidos entre los dos mares. Las playas en el Mar Menor son: Villananitos, La Puntica y La Mota. En el Mediterráneo están las Playas de La Llana, que son la Playa de las Salinas, Barraca Quemada y Punta de Algas. Junto a la primera se encuentra el puerto. Al otro lado del puerto están la Playa de la Torre Derribada y El Mojón.

Administrativamente cuenta con diecisiete pedanías: Centro, Barrio de los Ángeles/Las Esperanzas/Barrio de San Juan, Barrio del Carmen/Los Saleros, Los Antolinos, Los Tárragas, Los Peñascos, Loma de abajo/Molino Chirrete, Las Beatas, Los Sáez, Loma de arriba, Los Veras, Los Piezas/Los Gómez, Los Imbernones, Las Pachecas/Los Romero, Lo Pagán, Los Cuarteros, Las Salinas y El Mojón.

Está situado en una depresión litoral que finaliza en dos núcleos de población: El Mojón, compartido con la provincia de Alicante, y Lo Pagán, que limita con San Javier. Entre estos núcleos se encuentra el humedal más importante de la Región de Murcia: el parque natural de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, con casi 900 ha . En este parque se pueden encontrar flamencos, gaviotas, albatros, garzas, y lechuzas; dispone de dunas móviles, con una flora característica: lirios de mar, juncos y cañas.

El clima es un clima mediterráneo seco. En general se trata de un clima seco, con inviernos suaves y veranos algo calurosos. La temperatura media se sitúa en 17,1 °C, con temperaturas máximas medias de 17 °C en invierno y de 28 °C en verano; mientras que las mínimas oscilan entre los 7 y 18 °C; se dispone de unas 2.500 horas de sol anuales. Los vientos dominantes son del nordeste (Levante), del sudoeste (leveche) y del oeste (poniente).

En el gráfico siguiente se puede observar la variación anual de las temperaturas medias y de las precipitaciones.

Dispone de una agricultura muy limitada por la poca extensión del municipio. Sin embargo, dispone de una pesca bastante desarrollada tanto en el Mar Mediterráneo como en el Mar Menor, con importantes industrias derivadas de la pesca y la agricultura circundante. Además, el sector servicios está bastante desarrollado en diferentes actividades tales como banca, turismo, etc.

Existe un pequeño puerto en el Mar Mediterráneo, con 146.800 m² y tres metros de calado, con una actividad centrada principalmente en la pesca y el transporte de la sal; en su interior hay dos puertos deportivos con bastantes puntos de amarre (denominados Villa de San Pedro y Marina de Salinas). Hay otro puerto deportivo (Lo Pagán) en el Mar Menor junto a la lonja del pescado y el muelle de los pescadores.

La industria más tradicional desde el tiempo de los romanos es la explotación de la sal en las Salinas de Coterillo, que mantienen su actividad empresarial hasta la actualidad.

Desde el año 2005 se produce agua desalada, están funcionando dos plantas potabilizadoras de agua, que trabajan por ósmosis inversa, y producen agua destinada a consumo humano para toda la zona costera hasta Cartagena. Sin embargo, desde un punto de vista ecológico existe una fuerte crítica a estas instalaciones al considerarse que sus residuos afectan negativamente a praderas de posidonias marinas existentes en la costa. Estas plantas potabilizadoras se encuentran situadas junto al parque natural de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar.

Esta villa recibió su nombre hacia el siglo XVII. Antes de esa época la localidad era llamada "El Pinatar", ya que era una extensa masa forestal donde abundaban los pinos y a la que se venía en invierno a cazar el jabalí; Alfonso XI así lo reflejó en el Libro de la Montería.

Tras la construcción de una ermita a San Pedro Apóstol y Pescador (puesto que la mayoría de los habitantes de El Pinatar eran pescadores), los lugareños comenzaron a denominarlo SAN PEDRO DEL PINATAR.

Se supone algún asentamiento íbero en la zona desde el paleolítico. En la Edad de Bronce pertenecía a la región de la Contestania, aunque podría haber tenido importantes influencias de la ciudad de Mastia (los mastienos parecen situarse en la zona entre Cartagena y Mazarrón).

Existen restos arqueológicos marinos que señalan el paso de comerciantes fenicios desde 2600 a. C. Se supone que fue una de las bases utilizadas para la conquista de Carthago Nova (Cartagena) por Publio Cornelio Escipión en las guerras púnicas (sobre 203 a. C.). El Pinatar se desarrolla como una villa romana centrada en la industria salinera, de una gran importancia en esa época. De este modo parece ser que la Vía Augusta pasaba por San Pedro del Pinatar (esta calzada unía Cartagena con Roma a través de las ciudades levantinas y del sur de la actual Francia hasta llegar a Italia). El descubrimiento de bastantes restos de pecios demuestra que también existía un elevado tráfico marítimo.

La caída del Imperio Romano y las posteriores conquistas visigóticas (Reino de Tudmir) y árabes (Taifa de Murcia) convirtieron El Pinatar en un poblado pesquero. Son muy conocidas las técnicas de pesca árabes denominadas encañizadas que se mantienen en la actualidad como un arte en el Mar Menor.

Tras la reconquista cristiana se convierte en una de las zonas en disputa entre las coronas de Castilla y de Aragón. El tratado de Torrellas (1304), modificado en 1305 por el tratado de Elche, lo sitúa en la frontera con los territorios de la Corona de Aragón hasta la unificación de reinos realizada por los Reyes Católicos. En esta época aumenta la población debido al asentamiento de familias castellanas en la zona.

En los siglos XVI y XVII las actividades económicas siguen siendo las pesqueras, agrícolas y derivadas del trabajo en Las Salinas. Sin embargo, es necesario construir a lo largo de toda la costa "torres vigías" debido a las incursiones de los piratas berberiscos, que en alguna ocasión llegarón a penetrar hasta Murcia. La torre de El Pinatar se construyó en 1602 y aparece en el escudo de San Pedro del Pinatar, pero no se conserva en la actualidad. La Torre del Estacio es un ejemplo de otra de estas torres típicas de la costa meridional mediterránea que formaban una cadena desde la Torre de la Horadada hasta Águilas.

En el siglo XVII los franciscanos fundan una ermita y la población pasa a denominarse San Pedro del Pinatar, en 1709 D. Francisco Sáez es nombrado primer capellán fijo. En 1787 se inicia el primer registro parroquial de la iglesia de San Pedro del Pinatar dependiente de la parroquia de San Javier, aunque hasta el siglo XIX no se producirá la segregación de la misma.

En la guerra de Sucesión española la armada británica toma Cartagena y todo el Campo de Cartagena (1706) en nombre del Archiduque Carlos de Austria. Los Borbones lo recuperan posteriormente gracias al ejército mandado por el duque de Berwick, al que se le donaron algunas tierras de San Pedro del Pinatar.

En el último cuarto del siglo XVIII la población se duplica gracias a la prosperidad relativa del municipio y al proceso colonizador asociado a la existencia de más tierras roturadas, la introducción de nuevos cultivos y una mayor seguridad en la zona. En esa época se instala la imagen de San Pedro Apóstol, obra de Francisco Salzillo en la iglesia del mismo nombre.

A finales de este siglo (1 de junio de 1796) se solicita al rey Carlos IV la creación de la Feria de San Pedro del Pinatar. Esta petición la realiza una incipiente burguesía pinatarense en tiempos en que el municipio no existía aún, dependiendo de Murcia y con una población de unos 1600 habitantes. Con fecha 24 de octubre de 1796 el rey concede licencia para celebrar en el Campo de El Pinatar, la feria anual, el día 29 de junio y los tres siguientes. Actualmente sigue celebrándose en el conjunto de las Fiestas Patronales.

Hasta 1820 no hay un intento de crear un municipio independiente, con base en las Constituciones que reconocen los derechos de los ciudadanos frente al poder del Rey. Sin embargo, el periodo absolutista hace que no se pueda conseguir.

El día 16 de septiembre de 1836 se constituye el primer Ayuntamiento, segregado del de Murcia y el primer alcalde es José Imbernón Ruiz.

En los años 1854 y 1855 se produce una epidemia de cólera en toda la zona con una alta morbilidad, huyendo de la epidemia muchos burgueses y miembros de las clases acomodadas se construyen "quintas" para el veraneo; algunas muy conocidas fueron "Casa de la rusa", "Villa Alegría", "Villa Teresa" y la "Casa del reloj". De ahí empieza a surgir la amplia tradición turística de la zona.

En 1857 se crea una Aduana marítima en San Pedro del Pinatar, lo que proporciona una cierta relevancia en la zona.

En 1869 se privatizan las Salinas, que pertenecían a la Corona desde la reconquista cristiana. En la actualidad pertenecen a la compañía Salinera Española.

En 1878 se crea la parroquia de San Pedro del Pinatar, aunque hasta 1941 no queda reflejada la condición jurídica de parroquia.

Durante los siglos XIX y XX se convierte en población turística de relevancia y con su mayor actividad en los meses de verano.

El 25 de mayo de 1899, muere D. Emilio Castelar y Ripoll, presidente de la I República, en la "Casa del reloj", también conocida como "Quinta de San Sebastian".

En 1890 se funda Lo Pagán. Pero hasta 1918 no se construye el actual camino que lo comunica con San Pedro del Pinatar.

En 1919 se produjo una inundación muy importante en el municipio y en 1987 se produjo otra que afectó a diversas zonas, especialmente las construcciones en las antiguas ramblas como la de Los Antolinos. Como consecuencia de esta última se mejoró el sistema de alcantarillado.

En el último cuarto del siglo XX se duplica la población como consecuencia del crecimiento económico. A partir de los años sesenta se produce una explosión turística muy importante. Como consecuencia de este desarrollo se crean nuevas infraestructuras, el agua potable de los Canales del Taibilla llega en 1960, ese mismo año se construye el puerto refugio en Las Salinas; de este modo en los años setenta se dispone de alumbrado público y alcantarillado en Lo Pagán.

Durante las dos últimas décadas se ha producido un desarrollo urbanístico muy expansivo, característico en el mediterráneo español. No obstante, el hecho de tener protegido un tercio de su término municipal con el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar, modera los intentos de urbanización plena. Paralelamente y al igual que otros municipios colindantes como Los Alcázares y San Javier, durante estos años se han desarrollado servicios municipales inexistentes (piscina comunitaria, polideportivo, etc.).

Al principio



Playa El Mojón (San Pedro del Pinatar)

Playa El Mojón

La Playa del Mojón es una playa abierta al Mar Mediterráneo en el núcleo de El Mojón. En una parte dispone de un paseo adyacente y la otra se encuentra en el límite del parque de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar y se accede por caminos de madera. Tras un pequeño canal de separación se encuentra la playa de la Torre derribada perteneciente a ese parque. En el otro extremo limita con las playas de las Higuericas perteneciente a la Torre de la Horadada.

La playa en las inmediaciones del parque natural.

Vista de la playa.

Al principio



Playa de Las Salinas (San Pedro del Pinatar)

Playa de Las Salinas

Situada en el parque regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar es una playa abierta al Mediterráneo. A su entrada se sitúa un puesto informativo sobre el parque.

Se trata de una de las playas de La Llana, es la más próxima al puerto. Por consiguiente es muy frecuentada por su facilidad de acceso directamente desde los aparcamientos del puerto. Para acceder a las otras dos playas de La Llana se puede atravesar a pie.

Las dunas del parque bordean la playa.

El acceso desde el aparcamiento es muy sencillo.

Un cartel nos advierte de la importancia de la posidonia.

Los restos de posidonia se mantienen en la playa.

Vista de la playa en primavera.

Otra vista con el puerto al fondo.

Vista general.

El acceso a las dunas es directo.

Vista general en otoño.

Al principio



Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar

Salinascanal01.jpg

Las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar es un espacio protegido de la Región de Murcia. Es un humedal con arenales situado en la parte norte del Mar Menor. En el interior del espacio protegido existe un puerto y unas salinas en explotación. En verano sus playas están bastante concurridas, existiendo una tradición en baños de lodo.

En 1985 se consideran como reserva natural protegida y en 1992 se convierten en Parque Regional.

Se trata de una zona húmeda con arenales que limita al sur con las encañizadas, que comunican el Mar Menor con el Mediterráneo. Desde 1994 se incluye en la Lista de Humedales de Importancia Internacional (según el convenio RAMSAR), junto al Mar Menor. A partir de 1998 se considera como Zona de especial protección para las aves (ZEPA), por tanto pertenece a la Red Natura 2000 de la Unión Europea. Forma parte importante del Mar Menor que es una Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM). Tiene una extensión de 837 hectáreas y pertenece a los municipios de San Pedro del Pinatar y San Javier. Desde enero de 2002 funciona el Centro de Investigación y Conservación de los Humedales "Las Salinas" a la entrada al parque natural.

En este caso se trata de hacer compatible la conservación de su riqueza natural con la explotación de Las Salinas. Aunque se encuentra rodeado de una gran presión urbanística, como sucede, en general, en todo el litoral mediterráneo. Por consiguiente, se produce una confluencia de intereses turísticos, ambientales y comerciales con una cierta "tensión entre ellos". Como primera aproximación conviene saber que en el parque (o sus inmediaciones) se encuentran: seis playas; un puerto con uso: pesquero, deportivo y de carga de sal; la explotación salinera; un restaurante; un sistema de dunas; y una flora y fauna de gran importancia.

Desde un aspecto geomorfológico destacan las dunas y arenales costeros que se suelen presentar en los húmedales. A nivel marino existen barras arenosas que amortiguan el oleaje en las zonas de mar mediterráneo. Por otro lado cabe destacar la importancia de praderas de posidonia en los fondos marinos del Mar Mediterráneo.

En el parque se pueden encontrar diversos ecosistemas locales: estanques salineros, pinar, carrizal, saladar, dunas y golas o encañizadas.

Hay plantas saladares como la siempreviva y la sarcocornia o almarjo en las zonas encharcadas; cerca de la playa puede encontarse la oruga de mar y el cardo marítimo; en la zona de dunas se puede encontrar el barrón, el cuernecillo de mar (Lotus cytisoides) y la azucena de mar; en las dunas más estables está el matorral mediterráneo que tiene especies como el lentisco y el espino negro, así como algunos pies de sabina costera (Juniperus turbinata). Se puede decir que mantiene una amplia representación de endemismos exclusivos del sureste peninsular como Helianthemum marminorensis y Frankenia corymbosa, destacando la Senecio joppensis que es una rareza en Europa Occidental. Otro aspecto muy importante es la flora marina, destacando las praderas de posidonia oceánica; sus arribazones y restos se encuentran con facilidad en sus playas mediterráneas.

El parque dispone de más de ocho kilómetros de playas. En el Mar Mediterráneo se encuentran las populares playas de La Llana que son tres: playa de Las Salinas, playa de la Barraca quemada y playa de Punta de Algas; así como la playa de la Torre derribada y la playa de El Mojón. En el Mar Menor se encuentra la playa de La Mota, junto a ésta se encuentran las charcas en las que se suelen realizar los baños de lodo.

Este es sacado del fondo de la charca; tiene un color gris oscuro y consistencia cremosa. El lodo se frota por las zonas del cuerpo, se deja secar al sol y una vez seco hay que bañarse en la charca salada. Se lo aplican las personas que sufren dolores crónicos, así como para diversas enfermedades cutáneas: las que padecen de soriasis tienen un gran alivio si siguen un tratamiento continuo de quince días.

Los molinos se han utilizado para bombear agua entre las charcas desde hace mucho tiempo. En la foto el Molino de Quintín.

Se intenta armonizar los intereses naturales y de explotación de las Salinas, así como los turísticos.

Son muy apreciados los baños de lodo en las charcas.

Un largo paseo separa el Mar Menor (izquierda) de las charcas.

Molino de la Ezequiela.

Las charcas se extienden varios Km..

También la visión de las charcas.

Camino al molino, al fondo edificios en La Manga del Mar Menor.

Las Salinas de San Pedro del Pinatar se han estado explotando desde las épocas romana y musulmana, aunque probablemente se explotarán anteriormente. Conocidas como las salinas de Patnía, Alfonso X las incorpora a la corona castellana en 1266, posteriormente pasan a ser explotadas por la Orden Franciscana.

En 1470 las compra el concejo murciano y las pone bajo arrendamiento, la mayor parte del tiempo (1494-1580) explotadas por la familia Hurtado. Felipe II las incorpora al patrimonio de la corona española en 1564 como un elemento más de la política centralizadora de recursos.

En el siglo XVIII se construye un muelle de la sal al mar Mediterráneo para facilitar su comercialización. En 1879 la sal deja de ser monopolio del Estado y las salinas salen a la venta. En 1880 el empresario gallego Manuel García Coterillo las compra y desde entonces se conocen como las salinas de Coterillo.

En 1905 la burguesía de la zona crea la "Mancomunidad de las Salinas Marítimas de San Pedro del Pinatar" y se las compra a la familia Coterillo. Esta compra supone una ampliación de sus instalaciones y se construyen los dos molinos de viento más característicos: el de Quintín y el de la Calcetera (o Ezequiela), así como el camino que los comunicaba. Esta ampliación se realizó ocupando territorio al Mar Menor.

En 1920 la compañía mallorquina Salinera Española S.A. compró las salinas, que eran la empresa más importante de San Pedro del Pinatar. En esta época coincidiendo con la creación de los sindicatos obreros se crea un grupo sindical ("Trabajadores de la sal, La Realidad") que demuestra un alto poder reivindicativo en la zona. Durante la guerra civil (1936-1939) la empresa estuvo autogestionada por los propios trabajadores; pero al finalizar la contienda la empresa recuperó su propiedad.

Posteriormente han continuado ampliando sus instalaciones y mejorando su producción, que podría situarse en torno a las 75.000 toneladas anuales.

Desde la creación de la reserva natural en 1985 y Parque Regional en 1992 podría mostrarse como un ejemplo dónde se ha conseguido un cierto equilibrio armónico entre la protección natural y una actividad económica.

Al principio



Source : Wikipedia