Real Murcia

3.3912529550879 (846)
Publicado por tornado 10/03/2009 @ 03:07

Tags : real murcia, 2a división, fútbol, deportes

últimas noticias
Accionistas quieren unirse para que Samper pierda el control del ... - La Verdad (Murcia)
Higinio Pérez, abogado, profesor universitario de derecho administrativo y pequeño accionista del Real Murcia, pide a todos los murcianos que tienen acciones de la entidad grana que se unan para arrebatarle a Jesús Samper el control de la entidad grana...
El Murcia, el equipo con más expulsados de Segunda - Marca
El Real Murcia acumula 16 expulsiones de jugadores en las 37 jornadas de Liga que han transcurrido en Segunda División, por lo que casi promedia una tarjeta roja cada dos partidos. Es el equipo más castigado de la categoría, y el defensa Juan Cruz...
Murcia y Huesca firman tablas en un choque sin historia - Marca
El Real Murcia y la Sociedad Deportiva Huesca empataron sin goles en La Nueva Condomina en un partido en el que los locales llevaron la iniciativa y tuvieron las ocasiones, pero en el que le falló la puntería, especialmente por parte de un Despotovic...
El Murcia calcula un ahorro de 7 millones sólo con cuatro bajas - La Opinión de Murcia
Si la jugada le sale bien a Jesús Samper, el dueño del Murcia, ya Santiago del Río, el director general y la persona encargada de calentarse la cabeza para que todos los números cuadren a la perfección, el Real Murcia podría ahorrarse una cantidad...
La cirugía de Pina: cómo hacer oro de un rostro desconocido - La Verdad (Murcia)
Si Quique Pina hubiera administrado el dinero que Jesús Samper se ha gastado en presupuestos que no han cumplido con las expectativas iniciales, el Real Murcia podría ser actualmente un equipo de Champions League. Eso es lo que deben pensar muchos...
El Murcia presenta un plan de viabilidad a cinco años - Marca
El Real Murcia ha presentado ante el juzgado de Lo Mercantil número 1 la propuesta anticipada de convenio de acreedores y un plan a cinco años, con amortización anual, que aporte la viabilidad económica necesaria para un club que recurrió hace varios...
Dirección Celta pide aliento de su afición para el partido ante Murcia - ADN.es
La dirección del Real Club Celta ha hecho hoy un llamamiento "a todo el celtismo" para que acuda este sábado a Balaídos a arropar al equipo en su partido ante el Murcia, un encuentro, dice, que puede representar un gran paso adelante para garantizar la...
El Celta, con números de descenso en la segunda vuelta - Marca
En este periodo de tiempo, los vigueses sólo han sumado diez puntos de los últimos 51 en juego -54, si se cuenta el encuentro aplazado contra el Murcia-, con una única victoria en dieciocho jornadas, números que dejarían al equipo de Eusebio en puestos...
Acciones Real Murcia - La Verdad (Murcia)
Si, compraría acciones del Real Murcia siempre y cuando no hubiera techo de tanto por ciento a adquirir por particulares, no limitando al cincuenta por ciento, pues ello llevaría a que el Sr. Samper siguiera gestionando el club, pues hasta ahora lo ha...
Pedro, primer fichaje del Murcia más austero - La Verdad (Murcia)
LA VERDAD DE ALICANTE El Real Murcia de la temporada 2009/2010 ya se ha puesto en marcha. El equipo más austero y barato de la etapa de Jesús Samper comienza a perfilarse con el primer fichaje. Se llama Pedro y es un interior derecho que esta temporada...

Real Murcia Club de Fútbol

Exterior de la Nueva Condomina.

El Real Murcia Club de Fútbol es un club de fútbol de España, de la ciudad de Murcia en la Región de Murcia.

Ha militado un total de 18 temporadas en Primera División y 50 en Segunda División, siendo el equipo que más temporadas ha jugado en Segunda División, el que más títulos de campeón de Segunda División posee (9) y, junto al desaparecido Club Deportivo Málaga, el que ha logrado más ascensos a Primera (11).

Se ha considerado que el Real Murcia fue fundado en 1908, fecha que aparecía en dos obras escritas por Antonio Aullón sobre el club. Sin embargo, aunque el Centenario se decidió celebrar oficialmente en 2008, no existía un estudio riguroso que justificase el año de fundación.

Actualmente se sabe gracias a una carta publicada el 18 de febrero de 1903 en El Diario de Murcia que ese año ya existía el Foot Ball Club de Murcia. Más tarde, el 27 de marzo de 1906, el Murcia Football Club se inscribió en el Registro de Asociaciones del antiguo Gobierno Civil. Es probable que esa sociedad desapareciera, puesto que en El Liberal del 17 de enero de 1910 se recoge la fundación de una nueva, que mantenía el mismo nombre, pero que parece que tampoco duró mucho tiempo, ya que habría desaparecido según una carta publicada por El Liberal el 13 de septiembre de 1912.

Entre abril de 1917 y mayo de 1918 tuvo lugar otra refundación del Murcia F.C., según se desprende de otra carta publicada por El Liberal el 28 de mayo de 1918. Al parecer, el club se retiró durante el Campeonato Regional de 1920 y poco después se constituyó la Sociedad Levante FC, compuesta por numerosos elementos del antiguo Murcia.

El escudo del club llevaba las inicales M.F.C. y su primer presidente fue Antonio Manzanera. El equipo comenzó jugando en la Plaza de Toros, donde se disputó su primer partido contra un equipo de fuera de Murcia durante las Fiestas de Primavera de 1909, que acabó con derrota por 16 a 1 contra el Recreativo de Alicante. Heredia fue el autor del primer tanto en la historia del club. Su primer encuentro en campo ajeno fue contra el mismo equipo, perdiendo nuevamente, esta vez por 5 a 1. A pesar de ello, en él destacó el defensa Ernesto Casanova, que fue el primer jugador sobresaliente del equipo murciano.

En 1910 el club alquiló unos terrenos en la pedanía de Espinardo, en el denominado "El Tiro Nacional". Allí, en un campo poco propicio para la práctica del fútbol, pasaron a jugar sus partidos, que eran siempre contra equipos de la región o zonas limítrofes. El primer torneo que ganó fue el Campeonato del Sudeste de España, disputado entre el Águilas, el Cartagena y el Murcia, y para el cual la Infanta Isabel donó un trofeo.

El 27 de enero de 1918 se inauguró el campo de fútbol de La Torre de la Marquesa, situado cerca del centro de la ciudad y el primero que tuvo el club con las dimensiones reglamentarias. Poco a poco, los murcianos fueron aficionándose a asistir a los partidos que se disputaban en él, y que empezaban a ser contra equipos procedentes de distintos puntos de la geografía nacional. No obstante, la máxima rivalidad por aquellas fechas la tenía con el Águilas Club de Fútbol.

Por razones económicas, el propietario del campo de La Torre de la Marquesa decidió clausurarlo. Aproximadamente un año después, en 1920, Ramón Ángel Cremades se hizo cargo de él y logró que se reanudase la actividad futbolística en la ciudad. Bajo su presidencia, el Levante F.C. de Murcia se inscribió en la Federación Levantina de Fútbol. En 1921 el equipo ganó su primer título oficial, el Campeonato Regional Levantino, lo que le dio derecho a participar en la Copa del Rey, torneo en el que cayó derrotado ante el Sevilla en la primera ronda eliminatoria.

Tras el Campeonato Regional de la temporada 1921/1922, se volvió a usar el nombre original de Murcia F.C. El 22 de julio de 1922 entró una nueva junta directiva, que decidió adoptar un nuevo escudo, en el que aparecían el nombre completo del club y las siete coronas. Era una época en la que sólo se jugaban los torneos regionales y la Copa, reservada para sus campeones. Para ir completando el calendario, eran frecuentes los partidos amistosos. De entre ellos, es de reseñar el que se jugó el 10 de mayo de 1923 contra el 1. FC Nürnberg, uno de los equipos alemanes más destacados de la época. Fue el primer partido internacional que disputó el club y perdió 0-1. Otros amistosos de los que se habló mucho fueron los dos que jugó Ricardo Zamora en abril de 1924 y los dos encuentros disputados ante el Real Madrid en las Navidades de 1925, y que el Murcia venció por 3 a 1 y por 1 a 0.

En la temporada 1923/1924 el Rey Alfonso XIII le concedió el nombre de Real Murcia. El nuevo escudo, que reflejaba el título de Real, comenzó a llevarse en las camisetas de los jugadores a partir de la temporada 1924/1925. En 1924 también se creó la Federación Murciana de Fútbol y se inauguró el estadio de La Condomina, donde el club jugó durante 82 años.

Entre 1926 y 1932 el Real Murcia ganó ininterrumpidamente el Campeonato Regional de Murcia, título que volvió a lograr en 1934. Pese a ello, el club no conseguía colocarse en la élite del fútbol nacional, ya que caía derrotado en las primeras rondas del campeonato de España. En la temporada 1927/1928 alcanzó los cuartos de final, pero perdió los dos encuentros disputados ante el Deportivo Alavés, el primero de ellos con un polémico arbitraje de Pedro Escartín. En la Copa de la temporada 1928/1929 y ante el Osasuna, el Real Murcia ganó el primer encuentro por 4 a 2 y perdió el segundo por un tanto. El equipo pamplonés recurrió por alineación indebida en el segundo partido, y la Real Federación Española de Fútbol decidió anular ambos partidos, circunstancia única en la historia del fútbol español. Se jugó un partido en campo neutral que ganó el Osasuna.

En 1929 se creó la Liga española de fútbol y el Real Murcia quedó encuadrado en el denominado grupo B de la Segunda División, que un año después pasaría a llamarse Tercera División. El club acabó segundo, lo que le dio derecho a jugar en el grupo A de la Segunda División en la temporada 1929/1930.

En 1934 el club sufrió una fuerte crisis. Por reestructuración en la Liga, se había decidido que esa temporada ascenderían cuatro equipos a la Primera División. El Murcia Club de Fútbol finalizó tercero en la Segunda División, pero en una reunión extraordinaria la Asamblea Nacional de la Federación Española decidió que sólo serían dos los equipos en subir de categoría. Tras ello, el presidente del club, Antonio Fontes Pagán, y la mayoría de directivos dimitieron. La entidad, que además atravesaba problemas económicos, estuvo cerca de la desaparición, pero el equipo logró recuperarse y en 1936 ganó el campeonato superregional de Levante-Andalucía y se clasificó primero en el grupo tercero de la Segunda División, aunque en la fase final no logró el ascenso a la Primera División.

Al finalizar la Guerra Civil, el club se rehízo por completo. La temporada 1939/1940 fue la primera tras tres años de inactividad futbolística a nivel nacional, y en ella el Real Murcia logró su primer ascenso a la Primera División de la mano del jugador-entrenador José Griera. Fue tras un partido disputado el 5 de mayo de 1940 ante el Cádiz Club de Fútbol, en el que la única opción para el Real Murcia era vencer por un mínimo de dos goles de diferencia y que acabó 0 a 2.

Esa primera temporada en Primera División la terminó en último lugar, con trece puntos. Ganó sólo cinco partidos, uno de ellos al Real Madrid. La temporada siguiente intentó regresar a la Primera División, jugando la promoción de ascenso contra el Fútbol Club Barcelona, la ocasión en la que más cerca ha estado el club azulgrana de perder la categoría a lo largo de su historia. Se jugó en Madrid el 28 de junio de 1942 y el Real Murcia se adelantó en el marcador. El Barcelona empató poco antes del descanso y, en los últimos veinte minutos de partido, marcó otros cuatro goles que dejaron el resultado final en 5 a 1.

En 1944 logró su segundo ascenso a Primera División y llegó a las semifinales de la Copa del Generalísimo. Se mantuvo tres años en la máxima categoría. En los dos primeros terminó en la undécima posición, quedando cerca del descenso pero haciendo algunos buenos partidos como la segunda de las tres victorias que ha logrado ante el Real Madrid en partido de Liga en toda su historia el 3 de febrero de 1946. En 1947 perdió la promoción ante la Real Sociedad y regresó a la Segunda División.

Su tercer ascenso a Primera llegó el 2 de julio de 1950, en un partido jugado a la misma hora que el del histórico "gol de Zarra". Era la cuarta vez que el equipo disputaba la fase de promoción y, tras ganar por 2 a 0 al Real Oviedo, por primera vez tras un partido de estas características se garantizó jugar la temporada siguiente en la máxima categoría, donde permaneció sólo un año. En 1952 dejó la presidencia del club Agustín Virgili Quintanilla, que se había mantenido en el cargo desde 1943. El equipo regresó a la Primera División en la temporada 1955/1956 y nuevamente volvió a descender ese mismo año, circunstancias por las cuales era denominado en la jerga periodística como equipo ascensor.

Mientras el primer equipo permaneció durante siete temporadas en la Segunda División, el Real Murcia juvenil se proclamó campeón de España en 1957 y llegó a la final en 1960. En 1962 asumió la presidencia del club Ángel Fernández Picón, alcalde de Murcia de 1953 a 1958, e impulsó la denominada "operación socios", que consiguió que se iniciase la temporada 1962/1963 con 15.000 socios. El equipo respondió a las expectativas creadas: subió a la Primera División tras proclamarse campeón de la Segunda y tuvo un buen papel en la Copa del Generalísimo, donde cayó en cuartos de final ante el Barcelona por un resultado global de 3 a 2.

En la temporada 1963/1964, entrenado por Fernando Daucik, el equipo llegó a afrontar el tercio final del Campeonato en la sexta posición, aunque una serie de malos resultados en los últimos partidos hicieron que acabase en la duodécima posición. Esta temporada también dejó el primer partido televisado en directo al Real Murcia, el que disputó en el Estadio Metropolitano ante el Atlético de Madrid y que perdió 2 a 1. La campaña siguiente supuso un nuevo descenso a la Segunda División, al finalizar decimoterceros y perder la promoción.

En la temporada 1969/1970 el Real Murcia descendió por primera vez en su historia a la Tercera División. Pese a ello, llegó a los cuartos de final de la Copa del Generalísimo, llegando a eliminar en dieciseisavos de final al Sevilla, tercero en Primera División ese año, tras ganar 4 a 0 en La Condomina y perder 2 a 0 en el Sánchez Pizjuán.

Tras finalizar la temporada 1970/1971 en octavo lugar, José Moreno Jiménez se convirtió en el nuevo presidente del club, cargo que ocupó en los años 1971-1975, 1976-1979 y 1992. El equipo logró dos ascensos consecutivos, por lo que en 1973 regresó a la Primera División.

En la temporada 1973/1974, a pesar de realizar buenos partidos contra los grandes equipos, el Real Murcia no aseguró su permanencia en la máxima categoría hasta la última jornada. En la Copa del Generalísimo destacó el 3 a 0 que endosó al Athletic de Bilbao, campeón de este torneo el año anterior. A pesar de ello, el Real Murcia fue eliminado en dieciseisavos de final por el Real Zaragoza.

Una vez más, el equipo no fue capaz de consolidarse en la Primera División y en la temporada 1974/1975 acabó en última posición, a muchos puntos de la permanencia, suponiendo el descenso de categoría. Además, en la Copa del Generalísimo fue eliminado por el Burgos Club de Fútbol, equipo de la Segunda División. La situación se agravó la campaña siguiente, al sumar su segundo descenso consecutivo, que condujo de nuevo al equipo a la Tercera División, de la que logró salir el año siguiente.

El 18 de mayo de 1980 logró su séptimo ascenso a la Primera División. El presidente del club era desde julio del año anterior José Pardo Cano, quien se mantuvo en el cargo hasta 1987. Los años 1980 fueron una de las mejores épocas para el club murciano, al estar presente en la Primera División en seis temporadas.

Aunque el 18 de enero de 1981 el Real Murcia jugó uno de los mejores partidos de su historia, al vencer 1 a 6 al Real Zaragoza, finalizó la temporada 1980/1981 a cinco puntos de la permanencia en Primera División.

Tras acabar liderando de forma destacada la Segunda División, el equipo regresó a la Primera en la temporada 1983/1984. El inicio fue el mejor en la historia del club, llegando a estar situado en la cuarta posición cuando se llevaban disputadas doce jornadas. Acabó en la undécima posición, igualando la que alcanzó en las temporadas 1944/1945 y 1945/1946, si bien por entonces la competición la disputaban catorce equipos y ahora lo hacían dieciocho.

Con el mismo entrenador, Eusebio Ríos, y una plantilla con pocas novedades, el inicio de la temporada 1984/1985 fue muy diferente al de la anterior, al sumar siete derrotas en los nueve primeros encuentros. Ni algún refuerzo que hubo en invierno ni el cambio de técnico lograron enderezar la trayectoria del equipo, que finalizó en última posición, a ocho puntos de la salvación.

El Real Murcia hizo honor a su fama de equipo ascensor y retornó a Primera el año siguiente. El equipo comenzó la temporada 1986/1987, jugada en la modalidad de "play-off" final, con muchas caras nuevas y, pese a un mal inicio, logró 17 victorias en 44 partidos y acabó en la undécima posición.

Juan Garrido Hernández ganó las elecciones a la presidencia del club en 1987. En lo deportivo, la temporada 1987/1988 fue más complicada que la anterior, y el equipo tuvo que disputar la promoción por la permanencia, que consiguió frente al Rayo Vallecano. Peor fueron las cosas en la temporada 1988/1989, que comenzó con enfrentamientos entre la prensa y la junta directiva, motivados por los cambios que se estaban efectuando en la plantilla, y acabó con el descenso a la Segunda División.

El 9 de junio de 1991, tras liderar la Segunda División durante 35 jornadas consecutivas, una derrota en la última jornada ante el Deportivo de la Coruña relegó al equipo a la tercera posición. Ello le obligó a jugar la promoción por el ascenso contra el Real Zaragoza, que venció el conjunto maño. Fue el primero de una serie de tristes sucesos para el club murciano que se sucedieron durante los siguientes años.

El primer semestre de 1992 transcurrió entre la mala situación deportiva del equipo, protestas de los jugadores, a quienes se debían cantidades de ésta y otras temporadas, y el escaso interés de los socios por el Plan de Saneamiento de reconversión de los clubs en Sociedades Anónimas Deportivas que había diseñado la Federación Española de Fútbol. Ante la crisis, el club buscó una serie de acuerdos con empresarios y con el Ayuntamiento de Murcia pero, finalmente, el 30 de junio el club descendió a la Segunda División B por no lograr acogerse a dicho Plan.

La temporada siguiente, que empezó con unos cuatro mil socios, cuando pocos años antes había llegado a los quince mil, volvió a estar marcada por asuntos extradeportivos, con demandas, embargos y un breve encierro de la plantilla en el estadio de La Condomina. Aun así, las cosas fueron bien en lo deportivo y logró el ascenso a la Segunda División A.

Tras ello, dos descensos consecutivos dejaron al equipo en la Tercera División en la temporada 1995/1996, lo que hizo que, cuando los problemas económicos se estaban solucionando gracias a la venta del estadio de La Condomina, el Real Murcia se viera obligado a jugar por única vez en su historia todos los partidos de la liga regular contra equipos de su región.

Regresó con facilidad a la Segunda División B, pero las dos siguientes temporadas concluyeron sin opciones de luchar por un nuevo ascenso. Además, la crisis continuaba en lo social, llegando a asistir a un partido tan sólo unos mil espectadores, y en lo institucional, convirtiéndose Francisco Soler en 1997 en el décimo presidente de la entidad desde la dimisión de Juan Garrido, acontecida tras el descenso administrativo de 1992.

El grupo Santa Mónica, liderado por Jesús Samper y dedicado al marketing deportivo, se hizo con el 94% de las acciones del club en junio de 1998, nombrando como presidente a Joaquín Romeu. La temporada 1999/2000, en la que el Real Murcia alcanzó los octavos de final de la Copa del Rey, concluyó con el ascenso a la Segunda División A tras un partido jugado en Granada en el que sólo le valía la victoria al conjunto grana y que acabó 0-1 gracias a un gol de Pepe Aguilar.

En 2001, Jesús Samper Vidal, vicepresidente hasta entonces, se convirtió en el nuevo presidente. Tras la llegada del técnico David Vidal mediada la temporada 2001/2002, el equipo se salvó del descenso de categoría en la última jornada y la campaña siguiente llegó a los cuartos de final de la Copa del Rey y consiguió el ascenso a la Primera División, después de catorce años sin militar en la misma.

Con cambio de entrenador y un equipo mal planificado, el Real Murcia finalizó la temporada 2003/2004 en último lugar, logrando, igual que sucediera en su primera experiencia en la máxima categoría, sólo cinco victorias, una de ellas contra el Real Madrid.

El 11 de noviembre de 2006 jugó su último partido en La Condomina contra el Polideportivo Ejido, perdiendo por 0 a 1. Se trasladó a la Nueva Condomina, donde jugó su primer partido oficial el 26 de noviembre contra el Real Valladolid, siendo derrotados por 1 a 4. Pese a estos dos resultados adversos, el Real Murcia realizó una buena temporada y logró su undécimo ascenso a la Primera División tras el empate conseguido frente a la Ponferradina el 12 de mayo de 2007.

La temporada 2007/2008 arrancó con un ambicioso proyecto, con fichajes como los de Fernando Baiano y Henok Goitom, los dos más caros de la historia del Real Murcia. En lo social, contó con 25.000 abonados, lo que supuso un nuevo récord para la entidad. Tras finalizar la primera vuelta en la zona media de la clasificación, el equipo se fue desinflando poco a poco durante 2008, el año del centenario del club, motivando el cese del entrenador que había logrado el ascenso, Lucas Alcaraz, que fue sustituido por Javier Clemente, lo que no impidió que el club descendiera a la Segunda División.

En la actual temporada 2008/2009, un mal comienzo hizo que el equipo estuviese situado en puestos de descenso durante casi toda la primera vuelta. Jesús Samper dimitió como presidente el 10 de diciembre, aunque sin vender sus acciones. En la primera reunión del nuevo Consejo de Administración, celebrada una semana más tarde, se decidió la destitución de Clemente y se nombró como nuevo presidente a Juan Guillamón, quien mostró sus dudas acerca del futuro económico de la entidad, que según el máximo accionista tiene una deuda de unos 50 millones de euros. El 3 de febrero, tras sólo 48 días en el cargo, Juan Guillamón abandona la presidencia del club.

En los primeros años del Murcia Fútbol Club se formaron dos equipos, pertenecientes ambos a la misma entidad, y cuyos uniformes eran de color blanco, diferenciándose tan sólo en que uno tenía la camiseta atravesada por una franja roja.

Tiempo después jugaron con camiseta a rayas blancas y rojas y pantalón blanco. En 1920, con el cambio de denominación a Levante F.C. de Murcia, la indumentaria consistía en un jersey de color verde manzana y un calzón blanco. Una temporada más tarde, con el nuevo cambio de nombre a Murcia C.F., apareció la camiseta grana, con la que el club ha venido jugando desde entones. El pantalón era en ese momento negro, pero posteriormente pasó a ser azul; en una temporada fue del mismo color que la camiseta, y actualmente es blanco.

Tras unos años en los que la marca Nike vistió al club, en la temporada 2006-2007 se elaboró por primera vez una línea propia, con un diseño personalizado para el Real Murcia.

En la temporada 2007/2008 el uniforme titular está formado por camiseta grana, pantalón blanco y medias granas, mientras que el uniforme alternativo está compuesto por camiseta verde, pantalón verde y medias verdes. Con motivo del centenario del club que se celebra en 2008 se ha diseñado un modelo especial.

Con capacidad para 31.179 espectadores, se trata de un estadio 4 estrellas, homologado por la FIFA y la UEFA para poder disputar competiciones europeas e internacionales. Quedó inaugurado con la celebración de un partido amistoso internacional entre las selecciones de España y Argentina el 11 de octubre de 2006 con victoria española por 2 a 1. El primer partido disputado por el club fue el 26 de noviembre de 2006 ante el Real Valladolid, que se saldó con una derrota del conjunto local por 1 a 4.

Los primeros jugadores profesionales llegaron al Real Murcia en los años 1920. El primero de ellos fue Juseph, uno de los porteros más destacados que han jugado con el club. Otros futbolistas importantes de esos años fueron Pachuco Prats, el primer jugador del club grana en vestir la camiseta de la Selección de fútbol de España el 17 de abril de 1927 y que fue fichado por el Real Madrid meses después, o Julio González Bernabéu, "Julio", quien con 61 tantos en partidos oficiales, es el segundo máximo goleador en la historia del Real Murcia.

Tres futbolistas han logrado el Trofeo Pichichi de la Segunda División vistiendo la camiseta del Real Murcia: Gallardo, en la temporada 1954/1955 (24 goles); Serafín, en la temporada 1966/1967 (21 goles) y Comas, en la temporada 1990/1991 (23 goles). Reinke ganó el Trofeo Zamora de la Segunda División en la temporada 2002/2003 al encajar 21 goles en 40 partidos.

Vidaña es el futbolista que más partidos oficiales ha disputado con el Real Murcia y Aquino, con 68 tantos, es el máximo goleador de su historia. Núñez, con 131 partidos, es el que más ha jugado en la Primera División, mientras que Figueroa, con 22 goles y Manolo, con 21, son los máximos realizadores que ha tenido en esta categoría.

Dos jugadores han sido internacionales absolutos con España: Pachuco Prats y García Soriano.

El Real Murcia Club de Fútbol Imperial es el primer equipo filial del Real Murcia. Fundado en el año 1924, es el equipo que tiene el récord de número de temporadas en la Tercera división española. En la temporada 2007/2008 logró el ascenso a la Segunda División B.

Al principio



Real Murcia Club de Fútbol Imperial

El Real Murcia Club de Fútbol Imperial es un club de fútbol de España, de la ciudad de Murcia. Es el equipo filial del Real Murcia Club de Fútbol y fue fundado en 1924 y desde la temporada 2008-09 juega en el Grupo II de la Segunda División B.

Es el equipo que tiene el récord de número de temporadas en la Tercera división española.

El club se fundó en 1924 como Imperial de Murcia CF. El equipo jugaba en el barrio murciano de El Carmen, por lo que eran conocidos con el apelativo de "los carmelitanos", y no pasaron a depender del Real Murcia CF hasta varios años después. En la temporada 1929/30 debuta en la Tercera División, y permanece varios años en los puestos altos.

Con la reestructuración de la Segunda División tras la Guerra Civil, en la temporada 1939/40 participa en dicha categoría en el Grupo IV. Curiosamente ese año compite contra el Real Murcia CF, ya que por entonces los equipos filiales podían competir en la misma liga que el primer equipo. En 1993 cambia su nombre por orden de la RFEF a Real Murcia CF B.

La temporada 1994/95 desciende a Territorial Preferente al quedar 17º (el grupo era de 19 equipos), pero vuelve a Tercera División la temporada siguiente. Tras perder la final de la promoción de ascenso contra la UD Villa de Santa Brígida la temporada 2006/07, en la temporada 2007/08 asciende a Segunda División B. Con motivo de este ascenso recupera el nombre de "Imperial", por lo que pasa a denominarse Real Murcia CF Imperial. El primer partido de su historia en esta categoría lo juega contra el Lorca Deportiva CF, al que derrota por 2-1 con dos goles de Matías Alonso.

Polideportivo Municipal de Las Torres de Cotillas, con capacidad para 2.000 personas.

Al principio



Estadio de La Condomina

Estadio de La Condomina.jpg

La Condomina es el nombre de un estadio de fútbol de la ciudad de Murcia, ubicado en pleno centro de la capital, en la Ronda de Garay, junto a la Plaza de Toros.

Tiene capacidad para 13.500 espectadores, y fue inaugurado el día 25 de diciembre de 1924. Cuenta con dos vestuarios para jugadores, vestuarios para árbitros y sala de prensa. En él, además de encuentros deportivos, se han celebrado conciertos, galas, espectáculos y todo un sinfín de eventos para los cuales el estadio resultaba idóneo debido a su ubicación y a su fácil acceso.

Ha sido el estadio en el cual ha jugado el Real Murcia, primer equipo de la capital, desde 1924 y hasta la temporada 2006/2007 en la cual se trasladó a las nuevas instalaciones de Nueva Condomina, a las afueras de la ciudad.

De los once ascensos a Primera División que el club grana ha logrado a lo largo de su historia, cinco se vivieron en este estadio, en partidos jugados en las siguientes fechas: 9 de abril de 1944, 10 de abril de 1955, 21 de abril de 1963, 18 de mayo de 1980 y 1 de junio de 2003.

Fue clausurado por vez primera tras el encuentro Real Murcia-Real Oviedo, disputado el 4 de diciembre de 1977, en el que un juez de línea recibió un botellazo en la cabeza. Por razones similares fue clausurado por segunda vez durante la temporada 1981/1982.

El último partido oficial que disputó tuvo lugar el 11 de noviembre de 2006 contra el Polideportivo Ejido. Al mismo acudieron algunos de los hombres que hicieron historia en el club: Felipe Mesones, Tito Pazos, Manolo Álvarez, Ruiz Abellán, Canito, Vidaña, Antal Dunai, Aquino, García Soriano, Juan Antonio, Pérez García, Juanjo, Chuchi García, Manu Núñez, Manolo, Pepe Aguilar, "Macho" Figueroa y Guina. Los dos últimos fueron los encargados de realizar el saque de honor.

El Ciudad de Murcia, segundo equipo de la ciudad, fundado en 1999 y que llegó a jugar en la Segunda División española, compartió el estadio con el Real Murcia desde su ascenso a Segunda B y hasta el traslado de éste a la Nueva Condomina. El equipo fue desintegrado y traspasado a Granada como Granada 74, quedando la localía del estadio vacante.

El primer partido internacional que albergó fue el que disputaron el 25 de febrero de 1964 las Selecciones Nacionales Juveniles de España e Inglaterra, valedero para el Campeonato de Europa, y que vencieron los ingleses por 1 a 2.

Aunque nunca jugó en él la Selección española absoluta, sí lo hicieron las de Sudáfrica y Ecuador en un partido amistoso disputado el 17 de abril de 2002, presenciado por muchos de los 35.000 ecuatorianos que había entonces regularizados en Murcia.

Fue también el estadio en el que jugó su primer partido la Selección de fútbol de Murcia. Tuvo lugar el 28 de diciembre de 2005 y el combinado murciano se impuso por 1 a 0 a la Selección de fútbol de Lituania.

En 1924, el Real Murcia, que jugaba en el campo de fútbol de La Torre de la Marquesa, se vio obligado a construir un nuevo estadio cuando esos terrenos fueron expropiados para construir la Cárcel Provincial y la Estación ferroviaria de Zaraiche.

El estadio de La Condomina, llamado así porque estaba situado en el paraje conocido como Pago de la Condomina, se construyó en un corto periodo de tiempo con las características que el club deseaba: situado cerca del centro de la ciudad, con mayor capacidad que La Torre de la Marquesa y con graderío por todo su perímetro, destacando la zona de tribuna.

Sus dimensiones, 108 metros de longitud por 68 metros de anchura, le convirtieron en el terreno de juego más grande de todos los que había en esa época en España. Se inauguró el 25 de diciembre de 1924 con un partido que el Real Murcia jugó contra el Martinec de Barcelona. La alineación del conjunto grana estuvo compuesta por: Juseph, Pagán, Pardo, Montoro, Larger, Marcos, Ricardían, Ariño, Thompson, Castro y Servet. El Real Murcia ganó 3 a 1, y Magdaleno Ariño se convirtió en el autor del primer gol en la historia del estadio.

Inicialmente de tierra, se cubrió de césped en el invierno de 1925 por iniciativa del directivo Rafael Martínez Rivera, a quien también se debió la construcción de las casetas de vestuarios.

Durante la Guerra Civil, Murcia quedó en la zona republicana y el campo fue utilizado, en un principio, como lugar de instrucción de soldados y voluntarios y, posteriormente, como depósito y lugar de reparación de camiones, tanques y otros elementos motorizados. Al final de la contienda, el estadio se encontraba muy deteriorado y, aprovechando que debía ser restaurado, se aumentaron las gradas situadas tras las porterías y la grada lateral en algunos escalones.

En 1961 se instalaron cuatro torres eléctricas, una en cada esquina del estadio. La iluminación se inauguró en un partido amistoso disputado el 30 de agosto contra el Real Mallorca, que ganó el Real Murcia por 2 a 1, y que fue denominado por la prensa local como el partido de la luz. Por entonces, la capacidad máxima de La Condomina era de unos 25.000 espectadores, que son los que se calcula que acudieron el 21 de abril de 1963 al partido que supuso el quinto ascenso a Primera División del club grana.

El 15 de octubre de 1978 se inauguró una nueva grada de preferencia, sustituyendo a la anterior, que había sido declarada en ruina. La techumbre de esta grada, única zona cubierta de todo el estadio, se estrenó al comenzar la temporada 1980/81.

En 1992, coincidiendo con una de las crisis más graves del Real Murcia a lo largo de su historia, el Ayuntamiento de Murcia decidió comprar el estadio. La venta se hizo efectiva el 28 de septiembre de 1995 y le sirvió al club murciano para solucionar sus problemas económicos.

El Real Murcia siguió jugando en él hasta su traslado a la Nueva Condomina. Antes de la desaparición del Ciudad de Murcia se apostó por mantenerlo para evitar rivalidades, ya que, al ser ambos equipos de la ciudad y jugar en dos campos municipales, era la mejor manera de no favorecer a ninguno.

Se especuló con su posible derribo y venta de solares a cambio de la construcción de uno nuevo a las afueras de la ciudad. A finales del año 2007 se anunció que el estadio sería derribado para sustituirlo por un centro deportivo de 22.000 metros cuadrados con zonas cubiertas y al aire libre.

Al principio



Juan Manuel Valero Martínez

Juan Manuel Valero Martínez (Alicante, España, 3 de enero de 1978), es un futbolista español. Juega de lateral derecho o incluso como interior.

Formado en las categorías inferiores del Real Murcia Club de Fútbol. El salto definitivo al primer equipo lo dio con apenas 18 años, en Tercera División. Se convirtió en capitán del equipo grana y es el único jugador de su historia que ha jugado en todas las categorías del fútbol nacional con la elástica murcianista. En la temporada 2007/08 tras no contar su club de toda la vida con el jugador para el proyecto en Primera División, Juanma fue cedido al club de la ciudad donde nació, el Hércules CF. Con el equipo herculano realizó una buena temporada jugando en liga 2.579 minutos en 29 partidos y marcando un gol. A su regreso al Real Murcia CF el técnico Javier Clemente le comunicó que no contaba con él. Tras disputas con el club pimentonero sobre la rescisión de su contrato, el jugador presentó una demanda contra el club por acoso laboral. Finalmente, con la llegada al club pimentonero, el nuevo presidente Juan Guillamón alcanzó un acuerdo económico con el jugador y este se desvinculó por el club para acabar fichando por el Orihuela CF.

Al principio



José Sánchez Vidaña

José Sánchez Vidaña (Padules, Almería, 3 de diciembre de 1956), ex futbolista español.

Jugaba en la posición de defensa central y destacaba por su manejo de la pierna izquierda, su capacidad de anticipación, su control de la línea defensiva y por su dominio del juego aéreo.

Su carrera estuvo ligada casi por completo al Real Murcia, puesto que, con excepción del año que jugó cedido en el Girona Fútbol Club debido a que tenía que cumplir con el servicio militar, fue el único club donde jugó como profesional. Fue el capitán del equipo durante diez años y tiene, además, el récord de ser el futbolista que más partidos ha disputado con el Real Murcia a lo largo de su historia.

Gracias a la intervención de José Víctor Rodríguez, llegó al equipo juvenil del Real Murcia, con el que disputó la final del Campeonato de España de Juveniles en la temporada 1974/75. En 1975 dio el salto al primer equipo, que acababa de descender de la Primera División. Compitiendo con otros centrales históricos del club como Herrero o Pazos, logró ganar la titularidad.

En la temporada 1976/77 fue convocado para jugar con la Selección de fútbol de España Sub 21. Equipos como el Español, el Real Zaragoza, el Valencia o el Real Betis intentaron su fichaje, pero no llegó a materializarse.

Permaneció un total de quince temporadas en el Real Murcia, en las cuales consiguió tres ascensos a Primera División, categoría en la que jugó cinco temporadas, disputó 95 partidos y marcó un gol.

Una grave lesión en la rodilla le obligó a retirarse cuando el club jugaba en Primera División. Su retirada no estuvo exenta de polémica, puesto que la prensa deportiva murciana criticó duramente el trato que los dirigentes de la entidad grana dieron al jugador, al que no hicieron ningún acto de homenaje.

En la temporada 1994/95, con el Real Murcia jugando en Segunda División B, Pepe Vidaña fue contratado como entrenador del primer equipo. Fue cesado a mitad de la temporada debido a los malos resultados. Esa campaña finalizó con el descenso del club a Tercera División.

Años después pasó a ser comentarista del canal TVM - Televisión Murciana.

En noviembre de 2008 fue contratado por el Murcia Deportivo Club de Fútbol para entrenar a este equipo murciano del Grupo XIII de la Tercera División de España.

Al principio



Source : Wikipedia