Radovan Karadzic

3.3856041131499 (1945)
Publicado por tornado 30/04/2009 @ 06:07

Tags : radovan karadzic, serbia, europa, internacional

últimas noticias
La defensa de Karadzic señala que probará que EEUU prometió inmunidad - Europa Press
Los abogados defensores del antiguo dirigente político serbo-bosnio y presunto criminal de guerra Radovan Karadzic han asegurado que la próxima semana presentarán evidencias de que su cliente obtuvo a mediados de los noventa la promesa de Estados...
EEUU accede a la petición de Karadzic de interrogar a uno de sus ... - ADN.es
Estados Unidos ha accedido a la petición de Radovan Karadzic de interrogar a un funcionario estadounidense sobre la presunta inmunidad del ex líder serbobosnio ante el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY)....
Los jueces consideran que la acusación contra Karadzic debe ... - El Confidencial
Los jueces del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia consideraron hoy que la acusación contra el ex líder serbobosnio Radovan Karadzic necesita ser "aclarada". Cuando está a punto de cumplirse un año del arresto de Karadzic,...
Jueces Universales - Diario Siglo XXI
¿De verdad creen que habrían actuado con mayor diligencia y eficacia que los miembros del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, que han conseguido sentar en el banquillo a Milosevic, Ante Gotovina oa Radovan Karadzic?...
ESTADOS UNIDOS APRUEBAN A LA DEFENSA DE KARADZIC CONVERSAR CON UN ... - Radio Srbija
Las autoridades de Estados Unidos han aprobado a la defensa del ex presidente de la Republica Srpska, Radovan Karadzic, conversar con un diplomatico mas estadounidense acerca de la reunion en la cual, segun sostiene Karadzic, en 1996 se llego a un...
UN judge rejects Karadzic jurisdiction challenges - The Associated Press
THE HAGUE, Netherlands (AP) — A judge at the Yugoslav war crimes tribunal has rejected challenges by Radovan Karadzic to the UN court's jurisdiction to try him on charges of genocide and crimes against humanity. The former Bosnian Serb leader objected...
TRIBUNAL PÉNAL INTERNATIONAL - Comment Radovan Karadzic compte ... - Le Point
La défense de l'ancien chef politique des Serbes de Bosnie Radovan Karadzic a fait savoir mercredi qu'elle allait dévoiler des preuves de l'existence d'un accord conclu avec le négociateur américain Richard Holbrooke , qui protégeait son client de...
FERNANDO LUGO: LA IGLESIA OCULTA: PEDOFILIA, SIDA Y ALGO MÁS* - Cleveland Indy Media
... de ocultar al general Ante Gotovina, de 50 años, a quien muchos croatas consideran un héroe nacional, pero que por sus crímenes de guerra es una de las personas más buscadas junto al ex líder serbobosnio Radovan Karadzic y al general Ratko Mladic....
Defesa de Karadzic diz ter provas de um acordo com Richard Holbrooke - Público.pt
A defesa do antigo chefe político dos sérvios da Bósnia Radovan Karadzic anunciou hoje que irá apresentar provas da existência de um acordo secreto feito com o negociador americano Richard Holbrooke que garantia ao seu cliente que não iria ser...
Karadzic Doesn't Want Reporters as Witnesses - BalkanInsight.com
Radovan Karadzic filed a motion to the International War Crimes Tribunal, calling on it not to allow the prosecution to invite wartime reporters as witnesses during his trial. Among other witnesses, the prosecution plans to invite some reporters who...

Genocidio en Bosnia

Entierro de 465 bosnios no identificados, 2007

El término genocidio en Bosnia es utilizado para referirse o bien al genocidio cometido por las fuerzas serbio-bosnias en Srebrenica en 1995 (Masacre de Srebrenica), o bien a la limpieza étnica que tuvo lugar durante 1992-1995 en la llamada guerra de Bosnia.

En la década de 1990, varias autoridades, en línea con una minoría de académicos juristas, afirmaron que la limpieza étnica tal y como fue llevada a cabo por elementos del ejército serbio-bosnio constituía un genocidio. Esto incluyó una resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas y tres condenas por genocidio en los juzgados alemanes, basadas en una interpretación más amplia del término genocidio que el utilizado por las cortes internacionales.

En el 2005, el Congreso de los Estados Unidos aprobó una resolución que declaraba que "las políticas serbias de agresión y limpieza étnica cuadran con los términos que definen un genocidio"; sin embargo, junto con la mayoría de académicos juristas, el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) y la Corte Internacional de Justicia (CIJ) han determinaron que, para que las acciones sean juzgadas como genocidio, debe haberse dado la destrucción física o biológica de un grupo protegido y una intención específica para cometer tal destrucción. Hasta la fecha solo la masacre de Srebrenica ha sido declarada como un acto de genocidio por la TPIY, una conclusión apoyada por el CIJ.

La Masacre de Srebrenica consistió en el asesinato de aproximadamente unas 8.000 bosnios en la región de Srebrenica, en julio de 1995, durante la Guerra de Bosnia. Dicho asesinato masivo, llevado a cabo por unidades del Ejército de la República Srpska, el VRS, bajo el mando del general Ratko Mladić, así como por un grupo paramilitar serbio conocido como “Los Escorpiones”, se produjo en una zona previamente declarada como "segura" por las Naciones Unidas, ya que en ese momento se encontraba bajo la “protección” de 400 cascos azules holandeses. Aunque se buscó especialmente la eliminación de los varones musulmanes bosnios, la masacre incluyó el asesinato de niños, adolescentes, mujeres y ancianos, con el objetivo de conseguir la limpieza étnica de la ciudad. El número exacto seguirá seguramente siendo un misterio, el dato más exacto habla de 8.373 personas. La ONG Madres de Srebrenica ha elaborado un registro de 8.106 desaparecidos. Los testimonios de supervivientes de la masacre son espeluznantes, tal y como se recoge en informes realizados por Médicos Sin Fronteras y otras ONGs presentes en la zona.

Tras los Acuerdos de Dayton, que pusieron fin a la guerra, Srebrenica quedó ubicada en la subdivisión del país denominada República Srpska, que agrupa al 90% de los serbios de Bosnia.

Alrededor de 30 personas han sido procesadas por participar en el genocidio o por complicidad en el genocidio desde inicios de la década de 1990 en Bosnia y Herzegovina. A la fecha, tras varios acuerdos judiciales y algunas condenas que fueron cuestionadas en apelaciones, solo Radislav Krstić ha sido encontrado culpable de complicidad en el genocidio por una corte internacional. Otros tres procesados han sido declarados culpables de participar en genocidios en Bosnia por cortes alemanas, uno de los cuales, Nikola Jorgic, perdió su apelación en contra de su condena ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

El 29 de julio de 2008, el Tribunal del Estado de Bosnia y Herzegovina encontró a Milenko Trifunovic, Brano Dzinic, Aleksandar Radovanovic, Milos Stupar, Slobodan Jakovljevic, Branislav Medan y Petar Mitrovic culpables de genocidio por su participación en la Masacre de Srebrenica. Milorad Trbic, un ex miembro de las fuerzas de seguridad serbio-bosnias, está siendo juzgado en la actualidad en Bosnia y Herzegovina. Ha sido acusado de varios cargos, incluyendo el genocidio.

Slobodan Milosevic, ex presidente de Serbia y Yugoslavia, fue la figura política más antigua en ser juzgada por el TPIY. El 11 de marzo de 2006, falleció durante su juicio en el cual estaba siendo acusado de genocidio o complicidad de genocidio en territorios al interior de Bosnia y Herzegovina. No se dio a conocer un veredicto. El TPIY emitió una orden de arresto para Radovan Karadžić y Ratko Mladić por varios cargos, incluyendo genocidio. Karadžić fue detenido en Belgrado el 21 de julio de 2008 y fue transferido bajo custodia del TPIY en La Haya nueve días después, el 30 de julio. Hasta la fecha, Mladić ha evadido su arresto y sigue estando prófugo.

En septiembre de 2006, el ex líder serbio-bosnio Momcilo Krajisnik fue encontrado culpable de múltiples instancias de crímenes contra la humanidad, pero si bien los jueces del TPIY hallaron evidencia de que los crímenes cometidos en Bosnia constituían el acto criminal de genocidio (actus reus), no determinaron que el acusado poseía intención genocida o que era parte de una iniciativa criminal que tuvo tal intención (mens rea).

El 27 de junio de 2005, la Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó una resolución (H. 199, patrocinada por el congresista Christopher Smith con 39 coauspiciadores) que conmemoraba el 10º aniversario de la masacre de Srebrenica. La resolución fue aprobada con una mayoría abrumadora de 370 votos a favor, 1 en contra y 62 abstenciones. La resolución consistía en una medida bipartidaria para conmemorar el décimo aniversario del 11 de julio de 1995 de la masacre de Srebrenica.

La presidenta del CIJ Rosalyn Higgins destacó que existe mucha evidencia que prueba que se cometieron crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra en Bosnia y Herzegovina, tales como grandes matanzas, asedio de pueblos, violaciones masivas, tortura, deportación a campos de concentración y centros de detención. La Corte Internacional de Justicia no tiene jurisdicción sobre ellos, debido a que este caso trata "exclusivamente con genocidio en un sentido legal limitado y no en el amplio sentido que a veces se le da al término." Además, la Corte encontró "que Serbia no había cometido genocidio" ni había "conspirado para" o ha "incitado la realización del genocidio"; sin embargo, encontró que Serbia había fracasado en "tomar todas las medidas que estaban en su poder para prevenir el genocidio en Srebrenica" y concordaba con el TPIY en que falló en transferir a Ratko Mladić bajo custodia del TPIY en La Haya y que Serbia debía trasladar a La Haya a todos los individuos acusados por el TPIY, que residieran bajo jurisdicción serbia.

En septiembre de 1997, la Corte Superior Regional de Dusseldorf, Alemania, dictaminó una condena de genocidio contra Nikola Jorgić, un serbio-bosnio que fue líder de un grupo paramilitar ubicado en la región de Doboj. Fue sentenciado a cuatro cadenas perpetuas por su participación en acciones genocidas que tuvieron lugar en regiones de Bosnia y Herzegovina, aparte de Srebrenica.

En un fallo emitido el 12 de julio de 2007 sobre el caso "Jorgic v. Alemania", la Corte Europea de Derechos Humanos (CEDH) revisó la sentencia del tribunal alemán contra Jorgic. Al rechazar la apelación de Jorgic, la CEDH afirmó que la sentencia del juzgado alemán era compatible con una interpretación de la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio previsible en el tiempo en que Jorgic cometió el crimen en 1992; sin embargo, la CEDH destacó que la sentencia del tribunal alemán, dictaminada sobre la basa de legislación alemana doméstica, había interpretado el crimen de genocidio más ampliamente y en una manera desde entonces rechazada por las cortes internacionales.

En el caso de la Fiscalía v. Krstic (2 de agosto de 2001), el TPIY dictaminó que "la ley internacional consuetudinaria limita la definición de genocidio a aquellos actos que buscan la destrucción física o biológica de todo o parte de un grupo. Por tanto, una iniciativa que ataca solo las características culturales o sociológicas de un grupo humano para aniquilar estos elementos que dan a este grupo su propia identidad distintiva del resto de la comunidad no correspondería a la definición de genocidio." El 19 de abril de 2004, esta determinación fue respaldada en la apelación: "La Convención sobre el Genocidio y la ley internacional consuetudinaria, en general, prohiben solamente la destrucción física o biológica de un grupo humano... La Cámara de Apelaciones reconoció expresamente esta limitación y evitó cualquier definición más amplia..." aunque como la Corte Baja, la corte de apelaciones también dictaminó que la limpieza étnica podía con otra evidencia llevar a inferir una intención genocida. El 14 de enero de 2000, el TPIY dictaminó en el caso Fiscalía v. Kupreškić y otros que la campaña de limpieza étnica del valle de Lašva, cuya finalidad era expulsar a la población bosnia musulmana de la región, fue una persecución y no genocidio per se. La CEDH observó la opinión de la Corte Internacional de Justicia que determinó en el caso de genocidio bosnio que la limpieza étnica no es en sí ni por sí misma un genocidio.

Habiendo revisado el caso y las sentencias internacionales más recientes sobre el tema, la CEDH dictaminó que "la corte encuentra que la interpretación de las cortes de 'intento de destruir a un grupo' como uno que no requiere la destrucción física del grupo, lo que también ha sido adoptado por unos cuantos académicos... es, por tanto, cubierto por el lenguaje, leído en su contexto, del crimen de genocidio en el Código Penal y no parece razonable. Por ello, "en vista de lo precedente, concluye que, si bien muchas autoridades han favorecido una interpretación limitada del crimen de genocidio, ha habido varias autoridades que han interpretado el delito de genocidio en la misma forma amplia que las cortes alemanas. En estas circunstancias, encuentra que podría haber previsto razonablemente que cabía la posibilidad de que fuera acusado de y condenado por genocidio por los actos que cometió en 1992." y, por esta razón, la corte rechazó la aseveración de Jorgic de que se había infringido el artículo 7 (no hay castigo sin ley) de la Convención Europea de Derechos Humanos por parte de Alemania.

Existe un desacuerdo significativo entre la parte bosnia y la serbia sobre la posibilidad o la extensión del genocidio en Bosnia durante la Guerra de Bosnia, lo que lo ha convertido en un asunto controvertido y contencioso. La comunidad bosnia sostiene que la masacre de Srebrenica fue solo una instancia de lo que fue un genocidio más amplio cometido por Serbia.

La Corte Internacional de Justicia se alejó de las conclusiones factuales y legales de la Cámara de Apelaciones del TPIY en el caso Dusko Tadic. En la sentencia emitida en julio de 1999, la Cámara de Apelaciones encontró que el Ejército de la República Srpska estaba "bajo control total" de Belgrado y del Ejército de la República de Bosnia y Herzegovina, lo que significaba que habían financiado, equipado y ayudado en la coordinación y planificación de las operaciones militares. Si la Corte Internacional de Justicia hubiera aceptado esta conclusión del Tribunal, Serbia habría sido encontrada culpable de complicidad en la masacre de Srebrenica. En su lugar, se concluyó que la Cámara de Apelaciones en el caso Tadic "no intentó determinar la responsabilidad de un Estado, sino la responsabilidad penal individual". Paradójicamente, el resultado de esta demanda legal presentada en marzo de 1993 llegó demasiado pronto para Bosnia y Herzegovina. Radovan Karadzic fue detenido más de un año después que la CIJ diera su sentencia y Ratko Mladic, también acusado del genocidio bosnio, no ha sido arrestado todavía. Slobodan Milosevic murió durante su juicio y tres juicios a ex oficiales serbios se han iniciado recientemente.

Aunque los fiscales del TPIY tenían acceso a ellas durante los juicios, algunas de las actas de las reuniones de los líderes políticos y militares de Yugoslavia durante la guerra no fueron hechas públicas porque el TPIY aceptó el argumento serbio que hacerlo dañaría la seguridad nacional de Serbia. Si bien la CIJ podía haber citado los documentos directamente de Serbia, no lo hizo y confió en su lugar en aquellos hechos públicos durante los juicios del TPIY. Dos de los jueces de la CIJ criticaron esta decisión en disensiones fuertemente expresadas. Marlise Simons, al informar sobre esto en el New York Times, sostiene que "cuando los documentos fueron entregados , los abogados dijeron que un equipo de Belgrado ha dejado en claro en cartas al tribunal y en reuniones con los fiscales y jueces que quería los documentos expurgados para evitar dañar el caso de Serbia en la Corte Internacional de Justicia. Los serbios no ocultaron esto, incluso cuando arguyeron que la 'seguridad nacional' dependía de su caso. Simons continua al afirmar que Rosalyn Higgins, la presidenta de la CIJ, declinó comentar cuando fue preguntado por la razón por la que los registros completos no habían sido citados, al decir que "el fallo habla por sí mismo". Diane Orentlicher, una profesora de leyes en la Universidad Norteamericana en Washington, comentó "¿Por qué la corte no solicitó los documentos completos? El hecho de que no se dieran luces implica claramente que estos pasajes habrían hecho una diferencia." Asimismo, William Schabas, un profesor de derecho internacional en la Universidad de Irlanda en Galway, sugirió que siendo una corte más civil que una penal, la CIJ estaba más acostumbrada a apoyarse en materiales puestos para ello más que en perseguir agresivamente la evidencia, lo que podría llevar a un incidente diplomático.

Algunos comentaristas creen que la masacre de Srebrenica no fue un genocidio. Comúnmente, citan que se perdonó en su mayoría la vida de mujeres y niños y que solo fueron fijados como objetivos los hombres en edad militar. Esta visión no es apoyada por las conclusiones de la CIJ o el TPIY.

Al principio



Radovan Karadžić

Radovan Karadžić

Radovan Karadžić (serbio cirílico: Радован Караџић). Nacido el 19 de junio de 1945 en Petnjica, Yugoslavia (actualmente Montenegro), es un ex político serbobosnio, que ostentó el cargo de presidente de la República Srpska entre 1992 y 1996. Licenciado en Psiquiatría, está acusado de genocidio, crímenes de guerra y otros cargos por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (TPIY) de La Haya, delitos cometidos durante la guerra de Bosnia. La directiva 61 del TPIY formuló una petición de arresto internacional contra Karadžic el 11 de julio de 1996, argumentando razonables motivos para su procesamiento, lo que motivó su huida y desaparición. El gobierno de Estados Unidos llegó a ofrecer una recompensa de $ 5 millones para el arresto de Karadžic y de Ratko Mladić. Fue detenido en Belgrado por agentes del BIA (Servicio secreto de Serbia) la noche del 21 de julio de 2008. Se hacía pasar por médico alternativo, luciendo una crecida barba que lo hacía casi irreconocible.

Karadžic nació en Petnjica cerca de Šavnik, Montenegro, Yugoslavia. Su padre, Vuko, fue miembro de los Chetniks (grupo formado por los restos del ejército del Reino de Yugoslavia). Su padre ingresó en la cárcel cuando Karadžic era todavía muy pequeño. Radovan Karadžic se trasladó a Sarajevo, Bosnia y Herzegovina en 1960 para continuar sus estudios en psiquiatría y trabajar en el Hospital de Koševo. En esta época hizo algo de poesía y se notan las influencias del escritor serbio Dobrica Cosic, quien le animó a dedicarse a la política.

En 1989 fue cofundador del Partido Democrático Serbio (Srpska Demokratska Stranka) en Bosnia-Herzegovina y desde él animó a recolectar serbios de los países circundantes para la República de Serbia, siendo su objetivo formar lo que se denominaba la Gran Serbia. Una unión de países se formó el 24 de octubre de 1991, con el objetivo de representar a los Serbios en Bosnia y Herzegovina. El partido político serbio que gobernaba en Bosnia y Herzegovina, liderado por Radovan Karadžic, organizó la creación de "Provincias Autónomas de Serbia" (SAOs) en Bosnia y estableció una asamblea para su representación. En noviembre de 1991, los serbios de Bosnia tuvieron un referéndum cuyo resultado ofrecía una mayoría absoluta en favor de permanecer en un estado en común con Serbia y Montenegro. El 9 de enero de 1992 la asamblea serbia proclamó la República Serbia de Bosnia y Herzegovina (Република српског народа Босне и Херцеговина / Republika srpskog naroda Bosne i Hercegovine). El 28 de febrero de 1992, fue adoptada la constitución de la República de Bosnia y Herzegovina en la que declaraba que los territorios autónomos serbios, los municipios y las entidades étnicas serbias en Bosnia y Herzagovina eran, según lo contemplaba esta constitución, parte del estado federal de Yugoslavia.

El 29 de febrero y el 1 de marzo de 1992 se celebró un referéndum sobre la independencia de Bosnia y Herzegovina de la Yugoslavia. Los serbios boicotearon el referéndum mientras los Bosnios y los Croatas representaban un 64% del total del voto; el resultado final fue de un 98% en favor de la independencia. El 6 de abril de 1992, Bosnia fue reconocida por las Naciones Unidas como un estado independiente. Karadžic empezó de esta forma a ser el primer presidente de los serbios de Bosnia en la administración serbia de Pale aproximadamente el 13 de mayo de 1992, tras el colapso de la Yugoslavia. Al tiempo que asumía este nuevo cargo, adquiría tal y como describe la constitución de la administración Serbo-Bosnia el mando del ejército en tiempos de guerra y paz, teniendo la capacidad de promocionar o degradar a cualquier oficial del ejército.

Sin embargo, continuando con la idea de una Gran Serbia, Karadžic no dudó en buscar apoyo en los países cuya fe es mayoritariamente Ortodoxa, tales como Rusia y Grecia. En febrero de 1994, por ejemplo, contactó en secreto al gobierno griego con la idea de crear una Confederación Greco-Serbia fundamentada en la conocida amistad serbiogriega, una idea que Milošević había propuesto en 1992.

Se le acusa de haber ordenado la limpieza étnica de bosnios y croatas.

Karadžić fue acusado de ser responsable a nivel personal y de comando de numerosos crímenes de guerra contra personas no serbias, en sus roles de Comandante Supremo del Ejército de la República Srpska y de Presidente del Consejo de Seguridad Nacional de la República Srpska. Bajo su dirección y comando, las fuerzas serbiobosnias iniciaron el sitio de Sarajevo y llevaron a cabo numerosas masacres a lo largo de Bosnia. Miles de personas fueron asesinadas, expulsadas de sus hogares o hechas prisioneras en campos de concentración. Karadžić está acusado de ordenar la masacre de Srebrenica en 1995, dirigiendo a las fuerzas serbiobosnias para crear una "situación insoportable de inseguridad total sin esperanza de vida futura" en la zona segura de la ONU. Adicionalmente, se le acusa de ordenar secuestrar a personal de las Naciones Unidas entre mayo y junio de 1995.

Pero Karadžić decidió eludir su procesamiento y se dio a la fuga, y a pesar de su búsqueda infructuosa por comandos de la OTAN y otros organismos internacionales (el gobierno de los Estados Unidos llegó a ofrecer una recompensa de 5 millones de dólares por cualquier pista que condujese a su detención), consiguió mantenerse en paradero desconocido.

El 21 de julio de 2008 fue detenido en Belgrado, donde ejercía como especialista en medicina alternativa en una clínica privada. Bajo identidad falsa, logró pasar desapercibido viviendo en Novi Beograd, un suburbio de la capital habitado principalmente por serbios desplazados de otras repúblicas ex-yugoslavas. Su detención fue efectuada por miembros del servicio secreto serbio Agencia de Información y Seguridad (BIA), en un autobús cerca de la capital serbia, en el cual se le incautó un documento de identidad falso que le otorgaba el nombre de Dragan Dabic.

Las autoridades serbias mostraron entonces en una rueda de prensa una fotografía con el aspecto actual de Karadžić en la cual el ex-presidente de la República Srpska aparecía con una larga barba blanca, gafas gruesas y muy delgado, aspecto que aparentemente había estado utilizando desde el fin de la Guerra de Bosnia para pasar inadvertido. Durante este período de tiempo se siguió su pista por Serbia e incluso se ha informado que llegó a desplazarse a Austria e Italia. El gobierno austríaco confirmó que, en mayo de 2007, Karadžić visitó Viena para prestar sus servicios como curandero, a donde accedió con un pasaporte croata falso. Nada más producirse su captura, el gobierno de Boris Tadić informó que cumpliría con la legalidad y entregaría al ex-líder serbobosnio al tribunal de La Haya, lo que representaba para Serbia una gran oportunidad de mejorar sus relaciones con la comunidad internacional, y en especial con la Unión Europea, a la que tiene previsto vincularse en un futuro.

El 28 de julio el Partido Radical Serbio, cuyo líder Vojislav Šešelj, también fue juzgado por el TPIY, convocó una manifestación en Belgrado contra el gobierno serbio para impedir la extradición de Karadžić, a la que acudieron unos 10.000 manifestantes, y que finalizó con algunos incidentes con la policía.

A pesar de las protestas, el 30 de julio, y en medio de grandes medidas de seguridad, Radovan Karadžić fue trasladado en avión hasta el aeropuerto de Rotterdam (Holanda) y después en helicóptero hasta la la prisión de Scheveningen, donde permanecería durante el juicio.

Antes de su llegada a La Haya, Karadžić manifestó su intención de ejercer su propia defensa, con el asesoramiento de un equipo de abogados. En su primera comparecencia ante el tribunal, el 31 de julio, donde fue informado de los cargos que se le imputaban, el acusado presentó un alegato en el que denunciaba que el gobierno de los Estados Unidos le prometió, durante los Acuerdos de Dayton, inmunidadad para no ser juzgado por el TPIY a cambio de retirarse de la vida pública.

El fiscal jefe del TPIY, Serge Brammertz explicó que el proceso podría ser largo y llegar a durar hasta dos años.

Al principio



Biljana Plavšić

Biljana Plavšić (serbio cirílico: Биљана Плавшић) (nacida el 7 de julio de 1930 en Tuzla, Reino de Yugoslavia, actual Bosnia y Herzegovina) es una antigua política y profesora universitaria serbobosnia, actualmente cumpliendo condena en Suecia como resultado de una condena del TPIY por su responsabilidad en crímenes de guerra. Fue presidente de la República Srpska durante dos años, de 1996 a 1998.

Fue acusada por el TPIY por los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Bosnia en 2001, tras un acuerdo con el TPIY. Antes de sus compromisos políticos y cívicos, era profesora de biología en la Universidad de Sarajevo, desde su cargo de Jefe del Departamento de Biología. Integrada en el Programa Fulbright, pasó dos años en el Boyce Thompson Institute de la Universidad Cornell, en Nueva York estudiando investigación botánica. A continuación, se especializó en microscopía electrónica en Londres, y virología botánica en Praga y Bari. Científica de renombre, publicó más de un centenar de trabajos científicos y documentos que han sido ampliamente citados en bibliografía especializada y libros de texto.

Además de ser el más alto cargo político serbobosnio condenado, fue también conocida por su ardiente oratoria nacionalista durante la guerra de Bosnia, contra el SDS, y, más tarde, su remordimiento por los crímenes de lesa humanidad de los que admitió haber sido responsable a un alto nivel político.

Plavšić era miembro del Partido Democrático Serbio (SDS). Fue la primera mujer miembro de la Presidencia de Bosnia y Herzegovina, rigió del 18 de noviembre de 1990 hasta abril de 1992, después de haber sido elegida en la primera vuelta de las elecciones de 1990 en Bosnia y Herzegovina.

Desde el 28 de febrero de 1992 al 12 de mayo de 1992, fue una de los dos presidentes de la República Serbia de Bosnia y Herzegovina. Posteriormente se convirtió en uno de los dos vicepresidentes de la República Srpska y desde el 30 de noviembre de 1992, miembro del Comando Supremo del Ejército de la República Srpska.

Fue muy criticada su aparición, en abril de 1992 en Bijeljina, con Zeljko Raznjatovic, Arkan. El apoyo del presidente serbio Slobodan Milosevic al plan Vance Owen, motivó a Plavšić a calificarlo como "traidor a la nación serbia". Vojislav Seselj testificó que "sus posiciones eran extremas, muy extremas". Fue popularmente conocida como la emperatriz serbia debido a este extremismo.

Mantuvo posiciones muy extremistas, insufriblemente extremistas, incluso para mí, nacionalista serbio declarado. Alabó a Arkan y su Guardia Serbia de voluntarios, e incluso se reunió con él en Bijeljina ... Radovan Karadzic ... cree que es más extremista que él mismo en todos los sentidos. Karadzic creía que Plavšić seguiría ocupando su posición patriótica hasta el final. Sin embargo, varios meses después de ser elegida, cambió su orientación política 180º bajo la influencia de algunos mandatarios occidentales y cambió su política completamente.

Debido al creciente aislamiento de la República Srpska después de la firma de los acuerdos de paz, rompió su lazos con el SDS y formó el Srpski Narodni savez (Alianza Popular Serbia), y nombró a Milorad Dodik, el entonces miembro de la Asamblea Nacional de la República Srpska, como Primer Ministro.

Esto marcó el inicio de la reforma política en la República Srpska y la cooperación con la Comunidad Internacional. Perdió las elecciones de 1998, y su carrera política fue en declive hasta la formulación de la acusación del TPIY, tras lo cual la dio por terminada. Durante su estancia en prisión, publicó un libro titulado "Svjedočenja" ("Voces de testigos"), que revela muchos aspectos de la vida política en tiempo de guerra en la República Srpska, y deja una oscura sombra sobre el entonces presidente de la República Srpska, Radovan Karadžić, otro acusado del TPIY.

Fue acusada por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia junto con Momčilo Krajišnik y Radovan Karadžić de "la creación de condiciones imposibles de vida, persecución y tácticas de terror a fin de alentar a los no serbios a abandonar la zona, expulsión de los reacios a abandonarla, y eliminación del resto".

Se entregó voluntariamente al TPIY el 10 de enero de 2001, y fue puesta en libertad provisional el 6 de septiembre.

El 16 de diciembre de 2002 llegó a un acuerdo con el TPIY para formular una declaración aceptando su culpabilidad de un cargo de crímenes contra la humanidad por su parte en la dirección de la guerra y expresó su "pleno remordimiento" a cambio de retirar los fiscales otros siete cargos de crímenes de guerra, incluidos dos cargos de genocidio. La declaración de Plavšić, leída en serbio, su lengua nativa, reiteró su admisión de culpabilidad. Por otro lado, dijo que ella se había negado a creer las historias de atrocidades contra los bosnios y los croatas y aceptaba sin lugar a dudas, las reclamaciones de que los serbios estaban luchando por su supervivencia.

Sin embargo, en una entrevista concedida en marzo de 2005 a la Banja Luka Televisión Alternativa, alegó que había mentido porque no podía demostrar su inocencia, al no poder encontrar testigos que declarasen en su favor.

Posteriormente fue condenada a 11 años de prisión. Se encuentra actualmente cumpliendo condena en la cárcel de mujeres Hinseberg en Frövi, Condado de Örebro, Suecia ,desde el 26 de junio de 2003) .

Al principio



Guerra de Bosnia

Bosnian war header.no.png

La Guerra de Bosnia fue el conflicto internacional que sucedió en Bosnia y Herzegovina del 6 de abril de 1992 al 14 de diciembre de 1995. Fue causada por una compleja combinación de factores políticos y religiosos: exaltación nacionalista, crisis políticas, sociales y de seguridad que siguieron al final de la guerra fría y la caída del comunismo en la antigua Yugoslavia. Al desintegrarse la ex Yugoslavia en 1991, con la independencia de Croacia y Eslovenia los líderes nacionalistas serbobosnios como Radovan Karadzic y serbios como Slobodan Milosevic se marcan como objetivo principal que todos los serbios -diseminados por las distintas repúblicas que componían Yugoslavia- vivan en un mismo país. En febrero de 1992, el pueblo de Bosnia-Herzegovina decide en referéndum su independencia de la República Federal Socialista de Yugoslavia, en una votación boicoteada por los serbobosnios. La sección del Ejército Popular Yugoslavo en Bosnia-Herzegovina fiel al referéndum se organizó en el Ejército de la República Bosnia-Herzegovina (ARBiH), mientras los serbios formaron el Ejército de la República Srpska (VRS). En un principio los serbios ocuparon el 70% del territorio de Bosnia-Herzegovina, pero al unir sus fuerzas el Consejo Croata de Defensa y el ARBiH la guerra toma otro rumbo y las fuerzas serbias se ven derrotadas en la Batalla de Bosnia Occidental. La participación de la OTAN, durante 1995 contra las posiciones del VRS internacionalizó el conflicto, pero sólo en sus etapas finales. La alianza bosniocroata ocupó un 51% del territorio de Bosnia-Herzegovina y llegó hasta las puertas de Banja Luka. Al ver peligrar su capital de facto los líderes serbios firmaron el armisticio y la guerra terminó oficialmente con la firma de los Acuerdos de Dayton en París el 14 de diciembre de 1995. La guerra duró poco más de tres años y causó cerca de 100.000 víctimas entre civiles y militares y 1,8 millones de desplazados, según informes recientes. De las 97.207 víctimas totales documentadas, el 65% fueron bosnios musulmanes y el 25% serbios. Dentro de las víctimas civiles, el 83% correspondió a bosnios.

La Guerra en Bosnia-Herzegovina está relacionada con la disolución de Yugoslavia. La crisis apareció en Yugoslavia con el debilitamiento del sistema comunista, que a su vez fue parte de cambios mayores que ocurrieron en el mundo tras el final de la guerra fría. En el caso de Yugoslavia, el Partido Comunista de Yugoslavia de ese país estaba perdiendo su potencia ideológica bajo el predomino de ideologías nacionalistas y separatistas hacia finales de 1988 e inicios de 1989. Este cambio se notaba principalmente en Serbia y Croacia, algo menos en Bosnia-Herzegovina, y aún menos en Eslovenia y Macedonia.

Este proceso aceleró el ingreso de Slobodan Milošević a la escena política en Serbia, un hombre que empezó su carrera política como respuesta al despertar de ideologías nacionalistas y se posicionó como un líder moral de los Serbios en Kosovo en 1989. Los objetivos políticos de Milosevic eran consolidar su propio poder y lograr la dominación de la Federación Yugoslava, incluyendo la dominación de Serbia que era la república más poblada de la federación. Luego se cimentaría un firme control de las políticas serbias.

Para alcanzar estos objetivos, Milosevic planeó varios procesos que llevaron a la instalación de su gabinete político principalmente en Vojvodina y Montenegro. La crisis en Yugoslavia se profundizó tras la caída del gobierno de Kosovo que tenía una mayoría albanesa. Continuando estos procesos, Milosevic tomó el control de casi la mitad de Yugoslavia y con votos adicionales influenció fácilmente las decisiones del Gobierno federal. Esta situación hizo reaccionar a las otras repúblicas, empezando por Eslovenia.

En el 14º Congreso del Partido Comunista, llevado a cabo el 20 de enero de 1990, Milosevic aplicó su dominio por primera vez, obstruyendo varias enmiendas constitucionales que la delegación eslovena propuso en un intento para restablecer el balance del poder en la Federación. El Congreso terminó con las delegaciones eslovenas y croatas abandonando la reunión, lo que podría considerarse como el inicio de la disolución de Yugoslavia.

La crisis se agudizó cuando elementos nacionalistas tomaron el poder para ir en contra de las políticas de Milosevic, entre ellos, el croata Franjo Tudjman fue el más prominente. Eslovenia y Croacia iniciaron poco después el proceso que llevó a su independencia, lo que causó un conflicto armado. Éste fue especialmente intenso en Croacia, que tenía una sustancial población serbia.

En las primeras elecciones multipartidistas que tuvieron lugar en noviembre de 1990 en Bosnia y Herzegovina, vencieron los tres mayores partidos étnicos en el país: el Partido de Acción Democrática bosnio, el Partido Democrático Serbio y la Unión Democrática Croata.

Las partes dividieron el poder entre las distintas etnias: mientras que el Presidente del Gobierno de la República Socialista de Bosnia y Herzegovina era un bosnio, el Presidente del Parlamento era un serbio de Bosnia y el Primer Ministro un croata.

Los miembros serbios del parlamento, que consistían principalmente en los del Partido Democrático Serbio, así como otros representantes de los partidos que formaban la Asamblea Independiente de Miembros del Parlamento, abandonaron el Parlamento central de Sarajevo y formaron la Asamblea del pueblo serbio de Bosnia y Herzegovina el 24 de octubre de 1991, que marcó el final de la tri-étnica coalición que regía después de las elecciones de 1990. Esta asamblea estableció la República Serbia de Bosnia y Herzegovina, el 9 de enero de 1992, que se convirtió en República Srpska en agosto de 1992. El objetivo oficial de este acto, que se afirma en el texto original de la Constitución de la República Srpska y que sería modificada posteriormente, era preservar la Federación Yugoslava.

Durante las guerras yugoslavas, los objetivos de los nacionalistas de Croacia fueron compartidos por los nacionalistas croatas de Bosnia y Herzegovina. El gobierno de la República de Croacia, el Unión Croata Democrática (HDZ), organizaba y controlaba la rama del partido en Bosnia y Herzegovina. A finales de 1991, los elementos más extremos del partido, bajo la dirección de Mate Boban, Dario Kordić, Jadranko Prlić, Ignac Koštroman y dirigentes locales como Anto Valenta, y con el apoyo de Franjo Tuđman y Gojko Šušak, habían tomado el control efectivo del partido. El 18 de noviembre de 1991, la rama del partido en Bosnia y Herzegovina, proclamó la existencia de la Comunidad Croata de Herzeg-Bosnia, como una separación "política, cultural, económica y territorial" en el territorio de Bosnia y Herzegovina.

Después de que Eslovenia y Croacia declararon, en 1991, su independencia de la República Socialista Federal de Yugoslavia, Bosnia y Herzegovina organizó también un referéndum sobre su independencia. La decisión del Parlamento de la República Socialista de Bosnia y Herzegovina de la celebración del referéndum fue tomada después de que la mayoría de miembros serbios habían abandonado la asamblea parlamentaria en señal de protesta.

Estos serbios de Bosnia, miembros de la asamblea, invitaron a la población serbia a boicotear el Referéndum celebrado el 29 de febrero y el 1 de marzo de 1992. La participación en el referéndum fue del 67% y el resultado fue del 99,43% a favor de la independencia. La independencia fue así declarada el 5 de marzo de 1992 por el Parlamento. El referéndum en sí mismo y el asesinato de un serbio en una boda el día antes del referéndum fueron utilizados por los líderes políticos serbios como una razón para iniciar bloqueos de carreteras en señal de protesta.

El 25 de septiembre de 1991 el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó la Resolución CSNU 713, que imponía un embargo de armas en toda la antigua Yugoslavia. El bloqueo perjudica al Ejército de la República de Bosnia y Herzegovina, principalmente porque Serbia heredó la mayor parte del arsenal del antiguo Ejército Popular Yugoslavo y el Ejército croata podía conseguir armas de contrabando a través de su costa. Más del 55% del las armerías y cuarteles de la ex Yugoslavia se encontraban en Bosnia debido a su terreno montañoso, en previsión de una guerra de guerrillas, pero muchas de esas fábricas estaban bajo control serbio (como la fábrica Unis Pretis, en Vogošća), y otras quedaron inoperantes debido a la falta de electricidad y materias primas. El Gobierno bosnio presionó para que se levantara el embargo, pero se opusieron el Reino Unido, Francia y Rusia. El Congreso de los EE. UU. aprobó dos resoluciones pidiendo la anulación del embargo, pero ambas fueron vetadas por el Presidente Bill Clinton por temor a la creación de una fisura entre los EE. UU. y los países antes mencionados. Sin embargo, los Estados Unidos realizaron varias operaciones incluyendo grupos islamistas para suministrar armas a las fuerzas del Gobierno de Bosnia a través de Croacia.

El Ejército Popular Yugoslavo (Jugoslovenska narodna armija, JNA) dejó oficialmente Bosnia y Herzegovina el 12 de mayo de 1992, poco después de la independencia, declarada en abril. Sin embargo, la mayor parte de la cadena de mando, armamento, y el personal militar de mayor rango, incluido el general Ratko Mladić, permanecieron en Bosnia y Herzegovina en el Ejército de la República Srpska (Vojska Republike Srpske, VRS). Los croatas organizaron una formación defensiva militar propia llamado el Consejo Croata de Defensa (Hrvatsko Vijeće Obrane, HVO) como fuerzas armadas de la auto-proclamada Herzeg-Bosnia, y las Fuerzas Croatas de Defensa (Hrvatske Obranbene Snage, HOS). La mayoría de los bosnios se organizaron en el Ejército de la República Bosnia-Herzegovina (Republike Armija Bosne i Hercegovine, RBiH). Este ejército tiene un buen número de no bosnios (alrededor del 25%), especialmente en el 1er. Cuerpo en Sarajevo. El comandante adjunto del Ejército bosnio,el general Jovan Divjak fue la más alta jerarquía de etnia serbia en el ejército bosnio. El general Stjepan Šiber, de etnia croata fue el segundo comandante adjunto. El presidente Alija Izetbegovic también nombró al coronel Blaž Kraljević, comandante del Consejo Croata de Defensa en Herzegovina, como miembro del cuartel general del Ejército bosnio, siete días antes de su asesinato, con el fin de reunir un frente multiétnico bosnio de defensa.

Varias fueron las unidades paramilitares que operaron en la guerra de Bosnia: los serbios Aguilas Blancas (Beli Orlovi), los Tigres de Arkan, la Guardia Serbia de Voluntarios (Srpska Dobrovoljačka Garda), los bosnios Liga Patriótica (Patriotska Liga) y los Boinas Verdes del Ejército de Bosnia y Herzegovina (Zelene Beretke) y los croatas de las Fuerzas de Defensa Croata (Hrvatske Obrambene Snage). Los paramilitares serbios y croatas que participaron voluntarios recibían el apoyo de partidos políticos nacionalistas en esos países. Existen denuncias sobre la participación de la policía secreta serbia y croata en el conflicto. Los serbios recibieron el apoyo de combatientes eslavos cristianos de otros países, entre ellos Rusia. Los voluntarios griegos fueron acusados de tomar parte en la masacre de Srebrenica, pues colocaron la bandera de Grecia en Srebrenica, cuando la ciudad cayó ante los serbios.

Los bosnios recibieron el apoyo de grupos islámicos comúnmente conocido como "guerreros santos" (Muyahidines). Hubo también varios cientos del Ejército de los Guardianes de la Revolución Islámica que ayudaron a la del Gobierno de Bosnia durante la guerra.

Inicialmente las fuerzas serbias atacaron a la población civil no serbia en Bosnia oriental. Una vez que las ciudades y los pueblos estaban asegurados, procedían a la expulsión de sus habitantes (limpieza étnica), que en ocasiones incluyó violaciones y asesinatos. Los serbios tenían superioridad (a pesar de contar con menos mano de obra), debido al armamento que recibieron del Ejército Popular Yugoslavo, y establecieron el control sobre la mayoría de las zonas donde eran mayoría relativa, además de zonas donde eran una minoría significativa en las zonas rurales y regiones urbanas, excluyendo las grandes ciudades de Sarajevo y Mostar. Los dirigentes militares y políticos serbios, recibieron la mayoría de las acusaciones de crímenes de guerra ante el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia (ICTY), muchos de los cuales fueron condenados después de la guerra en los juicios.

La mayor parte de la capital Sarajevo, estuvo permanentemente en manos de los bosnios, aunque el Gobierno oficial de la República de Bosnia y Herzegovina siguió funcionando con relativa composición multiétnica. En los 44 meses del asedio, el terror contra Sarajevo y sus residentes varió en su intensidad, pero el objetivo siempre fue el mismo: infligir el mayor sufrimiento posible a los civiles a fin de obligar a las autoridades bosnias a aceptar las demandas de los serbios. El Ejército de la República Srpska rodeó la ciudad (alternativamente, las fuerzas serbias se situaban en los alrededores de Sarajevo, el llamado anillo alrededor de Sarajevo), desplegando tropas y artillería en las colinas de los alrededores en lo que sería el sitio más largo en la historia de la guerra moderna, durante casi 4 años. Véase sitio de Sarajevo.

Numerosos acuerdos de cesación del fuego se firmaron, pero se violaban una y otra vez cuando una de las partes consideraba que tenía desventaja. Las Naciones Unidas trataron de detener la guerra en varias ocasiones, pero sin éxito, y el tan promocionado plan de paz Vance-Owen, que pretendía dividir el país en tuvo poco impacto.

La primera víctima en Bosnia es otro punto de discordia entre serbios y bosnios. Los serbios consideran que fue Nikola Gardović, el padre de un novio que fue muerto en la procesión de una boda serbia dos días después del referéndum, el 1 de marzo de 1992 en el casco antiguo de Sarajevo. Bosnios y croatas mientras tanto consideran las primeras víctimas de la guerra, antes de la independencia, a unos civiles croatas asesinados por el JNA (luego transformado en Ejército de la República Srpska y Ejército de Serbia y Montenegro), en la aldea de Ravno, en septiembre de 1991. Los bosnios también consideran la primera persona víctima de la guerra a Suada Dilberović, que recibió un disparo durante una marcha de paz por pistoleros no identificados el 5 de abril desde un nido de francotiradores serbios en el hotel Holiday Inn de Sarajevo.

Hay que tener en cuenta que estas actividades no estaban relacionadas aún con el comienzo de la guerra en el territorio de Bosnia y Herzegovina. El 30 de septiembre de 1991, el Ejército Popular Yugoslavo destruyó el pequeño pueblo de Ravno situado en Herzegovina, habitado por croatas, durante el transcurso del sitio de la ciudad de Dubrovnik, en Croacia. El 19 de septiembre, el JNA trasladó más tropas a la zona en torno a la ciudad de Mostar, lo que fue protestado públicamente por el gobierno local. El 13 de octubre de 1991 el futuro presidente de la República Srpska, Radovan Karadžić expresó su opinión sobre el futuro de Bosnia y los musulmanes bosnios, dejando claras sus intenciones de anexionarse todo el territorio posible.

Durante los meses de marzo,abril y mayo de 1992 se produjeron feroces ataques en el este de Bosnia, así como la parte noroeste del país. En marzo los ataques del VRS, junto con miembros del Segundo Comando Militar del antiguo Ejército Popular Yugoslavo, se llevaron a cabo en parte oriental del país con el objetivo de tomar posiciones estratégicamente pertinentes y llevar a cabo un bloqueo de comunicación e información. Estos ataques dieron lugar a un gran número de muertos y heridos civiles.

El JNA bajo control serbio fue capaz de tomar más del 70% del país durante estos meses. Gran parte de esto se debe al hecho de que estaban mucho mejor armados y organizados que los bosnios y los fuerzas croatas de Bosnia. Los ataques también incluyeron las zonas de composición étnica mixta. Doboj, Foča, Rogatica, Vlasenica, Bratunac, Zvornik, Prijedor, Sanski Most, Kljuc, Brcko, Derventa, Modrica, Bosanska Krupa, Bosanski Brod, Bosanski Novi, Glamoc, Bosanski Petrovac, Cajnice, Bijeljina, Višegrad, así como zonas de Sarajevo son todas las zonas donde los serbios establecen el control y expulsan a bosnios y croatas. Tampoco las zonas más étnicamente homogéneas se salvaron de importantes combates, como Banja Luka, Bosanska Dubica, Bosanska Gradiska, Bileca, Gacko, Han Pijesak, Kalinovik, Nevesinje, Trebinje, Rudo, que vieron como sus poblaciones no serbias fueron expulsadas. Del mismo modo, las regiones de la zona central de Bosnia y Herzegovina (Sarajevo, Zenica, Maglaj, Zavidovici, Bugojno, Mostar, Konjic, etc.) vieron la huida de su población serbia, emigrando a zonas bajo control serbio de Bosnia y Herzegovina.

En junio de 1992, el UNPROFOR,que originalmente se había desplegado en Croacia, prorrogó su mandato a Bosnia y Herzegovina, inicialmente para proteger el aeropuerto internacional de Sarajevo. En septiembre, el papel de la UNPROFOR se amplió con el fin de proteger la ayuda humanitaria y ayudar en la ejecución de las actividades de socorro en toda Bosnia y Herzegovina, así como ayuda en la protección de los refugiados civiles cuando fuera requerido por la Cruz Roja.

Las ciudades de Gornji Vakuf y Novi Travnik fueron atacadas por los croatas el 20 de junio de 1992, pero el intento fracasó. El acuerdo de Graz entre serbios y croatas causó una profunda división dentro de la comunidad croata y la separación del grupo, lo que condujo al conflicto con los bosnios. Uno de los principales dirigentes croatas, Blaž Kraljević, partidario de la unión, fue asesinado por soldados del HVO en agosto de 1992, lo que debilitó mucho el grupo moderado que esperaba mantener la alianza de croatas y bosnios.

En octubre de 1992, los serbios tomaron la ciudad de Jajce y expulsaron a la población croata y bosnia. La caída de la ciudad se debió en gran parte a la falta de cooperación bosnio-croata y el aumento de las tensiones, especialmente durante los últimos cuatro meses.

El 8 de enero de 1993 los serbios asesinan al diputado bosnio Hakija Turajlić después de detener el convoy de Naciones Unidas que lo trasladaba desde el aeropuerto. Los días 15 y 16 de mayo, el 96% de los serbios votó a favor de rechazar el plan Vance-Owen. Tras el fracaso del plan de paz, que pretendía dividir el país en tres zonas étnicas, surgió un conflicto armado entre bosnios y croatas sobre el 30 por ciento de Bosnia que ocupaban. El plan de paz fue uno de los factores que condujeron a la escalada del conflicto, al evitar Lord Owen el diálogo con las autoridades croatas más moderadas (pro-Bosnia unificada) y negociar directamente con los elementos más extremos (que pretendían la separación).

Gran parte del año 1993 fue dominada por la guerra bosnio-croata que se hizo más grave en octubre de 1992, cuando las fuerzas croatas bosnias atacaron a la población civil en Prozor, quemando sus casas y matando a civiles. En enero de 1993 las fuerzas croatas de Gornji Vakuf atacaron de nuevo con el fin de conectar Bosnia Central con Herzegovina.

La limpieza étnica del Valle de Lašva, campaña contra los civiles bosnios prevista por los jefes políticos y militares de la Comunidad Croata de Herzeg-Bosnia de mayo de 1992 a marzo de 1993, fue a dar cumplimiento a los objetivos enunciados por nacionalistas croatas en noviembre de 1991. Los bosnios del Valle de Lašva fueron objeto de persecución por motivos políticos, raciales y religiosos, deliberadamente discriminados en el contexto de un ataque generalizado en la región a la población civil y sufrió asesinatos en masa, violaciones y retención en campamentos, así como la destrucción de sitios culturales y propiedades privadas, lo que desembocó en la masacre de Ahmići. Estos hechos fueron continuados a menudo por propaganda anti-bosnia, en particular en los municipios de Vitez, Busovača, Novi Travnik y Kiseljak.

La Comunidad Croata de Herzeg-Bosnia tomó el control de muchos gobiernos municipales y servicios en Herzegovina y eliminó o apresó a los líderes bosnios locales. Herzeg-Bosnia tomó el control de los medios de comunicación e impuso ideas y propaganda croata. Se introdujeron planes de estudios y el idioma croata en las escuelas. Muchos bosnios y serbios fueron retirados de posiciones en el gobierno y las empresas privadas; la ayuda humanitaria fue gestionada y distribuida a los bosnios y los serbios en desventaja, y los bosnios en general fueron cada vez más acosados.

La alianza bosnio-croata se mantuvo en algunas zonas de Bosnia, en particular en Bihać(noroeste de Bosnia) y Bosanska Posavina (norte), donde ambos estaban siendo muy castigados por las fuerzas serbias. Este conflicto provocó la creación de un mayor número de enclaves étnicos y un mayor derramamiento de sangre.

Mostar, fue también rodeado por las fuerzas croatas durante nueve meses, y gran parte de su ciudad histórica se vio gravemente destruida por los bombardeos incluyendo el famoso puente de Stari Most.

El ARBiH lanzó una operación conocida como Neretva 93 contra el Consejo Croata de Defensa y las Fuerzas Croatas de Defensa en septiembre de 1993, con el fin de poner fin al sitio de Mostar y recuperar las zonas de Herzegovina que fueron incluidas en la autoproclamada República Croata de Herzeg-Bosnia. La operación fue detenida por las autoridades bosnias después de recibir la información sobre los incidentes contra civiles croatas y los prisioneros de guerra en las aldeas de Grabovica y Uzdol.

Algunos dirigentes croatas fueron juzgados por el TPIY por cargos como crímenes de lesa humanidad, violaciones graves de los Convenios de Ginebra y violaciones de las leyes o usos de la guerra. Dario Kordić, dirigente político de los croatas en Bosnia central fue declarado culpable de crímenes de lesa humanidad en Bosnia central, por la limpieza étnica llevada a cabo, y condenado a 25 años de prisión. El comandante bosnio Sefer Halilović fue acusado de un cargo de violación de las leyes y costumbres de la guerra sobre la base superior de la responsabilidad penal de los incidentes ocurridos durante Neretva 93 y declarado inocente .

En un intento de proteger a los civiles, el papel de la UNPROFOR se amplió en 1993 para proteger las "zonas seguras" que había declarado en torno a Sarajevo, Goražde, Srebrenica, Tuzla, Žepa Y Bihac.

En 1994, la OTAN se decide a participar activamente, cuando el 28 de febrero sus aviones F-16 derribaron cuatro aviones serbios en Bosnia central (incidente de Banja Luka), que habían violado la zona de prohibición de vuelos de la ONU. La guerra bosnio-croata terminó oficialmente el 23 de febrero de 1994, cuando el comandante del HVO, general Ante Roso y el comandante del Ejército bosnio, general Rasim Delić, firmaron un acuerdo de alto el fuego en Zagreb. En marzo de 1994 un acuerdo de paz mediado por los Estados Unidos entre los beligerantes croatas (representados por la República de Croacia) y la República de Bosnia y Herzegovina se firmó en Washington y Viena, conocido como Acuerdo de Washington. En virtud del acuerdo, la combinación de territorio controlado por los croatas de Bosnia y las fuerzas del Gobierno fue dividida en diez cantones autónomos, establecidos en la Federación de Bosnia y Herzegovina. Esto puso fin a la guerra entre croatas y bosnios, y redujo las partes beligerantes a dos.

La primera batalla abierta entre croatas y serbios, el HVO y el HOS contra el VRS, sucedió en Kupres, en Herzegovina Occidental. Los serbobosnios y el JNA contaban con unos 6.000 hombres, 3 o 4 divisiones de artillería, un batallón blindado y el apoyo de la aviación contra unos 1.500 bosniocroatas de Kupres. Los (por aquel entonces) poco armados bosniocroatas pierden esa batalla que tendrá su segunda parte en el 1995 con distinto desenlace. Los bosniocroatas y bosnios enrolados en el HVO y sobre todo en el HOS -con la lección aprendida de Ravno y con las armas conseguidas desde Croacia- serán la primera fuerza que consigue ganar la primera batalla no encubierta contra los serbios -la primera Batalla de Mostar- consiguiendo expulsarles de la parte ocupada de Mostar Oriental. Después del golpe de Mate Boban, y la caída inexplicable del norte de Bosnia y la ciudad de Jajce, el HVO ya no quiere entrar en conflicto con los serbios. Sin embargo, el HOS sigue fiel al gobierno bosnio de Sarajevo- esto llevará a un conflicto interno entre los bosniocroatas y el atentado posterior sobre su líder Blaz Kraljevic.

La guerra continuó durante la mayor parte de 1995. Ese año los serbobosnios comenzaron una campaña sistemática de ataques a "zonas seguras", lo que puso a las fuerzas de la ONU en su contra. Esto, unido a la mejor preparación y resultados de la alianza bosniocroata, redujo las opciones de victoria de Karadzic.

En julio de 1995, las tropas serbias del general Ratko Mladic, ocuparon la "zona segura", controlada por UNPROFOR, de Srebrenica en el este de Bosnia, donde alrededor de 8000 civiles bosnios fueron asesinados, en la conocida masacre de Srebrenica. La mayoría de las mujeres fueron expulsadas a territorio bosnios y algunas asesinadas y violadas. El TPIY calificó este suceso como genocidio en el caso contra Radislav Krstic.

De acuerdo con el acuerdo bosnio-croata, las fuerzas croatas operaron en el oeste de Bosnia (Operación Verano'95), y a principios de agosto lanzaron la Operación Tormenta, haciéndose cargo de la República Serbia de Krajina en Croacia, que trajo consigo una nueva limpieza étnica, en este caso de serbios. Con ello, la alianza bosnio-croata ganó la iniciativa en la guerra, obteniendo gran parte de Bosnia occidental de los serbios en varias operaciones, entre ellas la Operación Mistral y la Operación Sana. Estas fuerzas llegaron a amenazar la capital serbia de Bosnia Banja Luka gracias a un ataque terrestre directo.

La artillería serbia que sitiaba Sarajevo llevó a cabo la masacre del mercado de Markale,y la OTAN respondió con el inicio de la Operación Deliberate Force, ampliando los ataques aéreos contra infraestructuras y unidades serbobosnios en septiembre.

En ese momento, la comunidad internacional presionó a Milosevic, Izetbegovic y Tuđman a la mesa de negociación y, finalmente, la guerra terminó con los Acuerdos de Dayton firmados el 21 de noviembre de 1995. La versión final del acuerdo de paz fue firmada el 14 de diciembre de 1995, en París.

El número de muertos tras la guerra fue inicialmente estimado en alrededor de 200.000 por el gobierno bosnio. También se registraron alrededor de 1.326.000 refugiados y exiliados.

La investigación realizada por Tibeau y Bijak en 2004 determinó una serie de 102000 muertes y estimó el siguiente desglose: 55.261 eran civiles y 47.360, soldados. De los civiles: 16.700 eran serbios, mientras que 38.000 fueron bosnios y croatas. De los soldados, 14.000 fueron los serbios, los croatas fueron 6.000, y los bosnios 28.000.

Otra investigación fue llevada a cabo por el Centro de Investigación y Documentación de Sarajevo (RDC), basada en la creación de listas y bases de datos, en lugar de proporcionar estimaciones. Estudios demográficos del TPIY en la Unidad de La Haya, proporcionan un número similar de muertos, pero un tanto diferente en distribución étnica. A partir de octubre de 2006, el de recuento del número de víctimas ha llegado a 97.884. Otras investigaciones siguen en curso.

El 21 de junio de 2007, el Centro de Investigación y Documentación de Sarajevo publicó la más amplia investigación sobre las bajas de la guerra de Bosnia-Herzegovina titulado El libro bosnio de los Muertos -una base de datos que revela 97.207 nombres de ciudadanos muertos y desaparecidos durante la guerra de 1992-1995-. Un equipo internacional de expertos evaluó los resultados antes de que fueran publicados. Más de 240.000 bases de datos han sido recogidas, tratadas, estudiadas y evaluadas por el equipo internacional de expertos con el fin de obtener el número final de más de 97.000 nombres de víctimas, pertenecientes a todas las nacionalidades. De las 97207 muertes documentadas en Bosnia-Herzegovina, el 83 por ciento de las víctimas civiles fueron bosnios, el 10 por ciento de las víctimas civiles fueron serbios y más de 5 por ciento de las víctimas civiles fueron croatas, seguido por un pequeño número de otros, como albanés o romanís. El porcentaje de víctimas bosnios podría ser superior, pues hay supervivientes de Srebrenica que informaron de sus seres queridos como 'soldados' para acceder a los servicios sociales y otros beneficios del gobierno. La cifra total de muertos podría aumentar hasta un máximo de otros 10.000 para todo el país debido a las investigaciones en curso.

Las grandes discrepancias en todas estas estimaciones son por lo general debido a la contradicción de las definiciones de lo que pueden ser considerados víctimas de la guerra. Algunas investigaciones calculan solamente víctimas directas de la actividad militar, mientras que otros calculan también víctimas indirectas, como los que murieron como consecuencia de las duras condiciones de vida, hambre, frío, enfermedades u otros accidentes causados indirectamente por la guerra. También se utilizaron cifras más altas cuando muchas de las víctimas se enumeraron dos o tres veces, tanto en civiles como en militares, además de que poco o nada de comunicación y coordinación puede haber entre estas listas en condiciones de guerra. La manipulación con los números es hoy día muy utilizadas por el revisionismo histórico para cambiar el carácter y el alcance de la guerra en Bosnia y Herzegovina. Sin embargo, la mayoría de estudios independientes no han sido acreditados por ninguno de los gobiernos involucrados en el conflicto y no hay resultados oficiales que sean aceptables para todas las partes.

No debe ser olvidado que también hubo bajas significativas por parte de tropas internacionales en Bosnia y Herzegovina. Unos 320 soldados de UNPROFOR murieron durante este conflicto.

La limpieza étnica, fue un fenómeno común en la guerra. Por lo general, esto implicaba la intimidación, la expulsión forzosa y / o asesinato de la etnia indeseada, así como la destrucción de los vestigios físicos del grupo étnico, como los lugares de culto, cementerios y edificios culturales e históricos. De acuerdo con numerosos fallos del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia, las fuerzas serbias y croatas realizaron limpieza étnica en sus territorios, planificadas por sus líderes políticos con el fin de crear estados étnicamente puros (República Srpska y República Croata de Herzeg-Bosnia). Por otra parte, las fuerzas serbias cometieron la masacre de Srebrenica al final de la guerra, calificada por el Tribunal como genocidio. Asimismo, fuerzas bosnias -sobre todo paramilitares llegados de países árabes, muyahidines- llevaron a cabo también limpieza étnica en aldeas de mayoría serbia.

Durante la guerra de Bosnia, se realizaron abusos sexuales de niñas y mujeres que más tarde se conocerían como fenómeno de violaciones en masa. Entre 20.000 y 44.000 mujeres fueron sistemáticamente violadas por las fuerzas serbias Estos hechos fueron realizados en Bosnia oriental, durante las masacres de Foca, y en Grbavica durante el sitio de Sarajevo. En menor medida, existe constancia de que también unidades bosnias realizaron esta práctica con mujeres serbias en Kamenica, Rogatica, Kukavice, Milici, Klisa, Zvornik y otras ciudades. Estos hechos no fueron juzgados por el Tribunal al considerarse aislados.

Un juicio tuvo lugar ante la Corte Internacional de Justicia, a raíz de una demanda presentada en 1993 por Bosnia y Herzegovina contra Serbia y Montenegro acusándole de genocidio. La Corte Internacional de Justicia (CIJ), en su sentencia de 26 de febrero de 2007 determinó que Serbia no tuvo responsabilidad por el genocidio cometido por las fuerzas serbias de Bosnia en la masacre de Srebrenica en 1995. La CIJ llegó a la conclusión, sin embargo, de que Serbia no actuó para impedir la masacre de Srebrenica y no castigar a los considerados responsables, sobre todo al general Ratko Mladić y el Primer Ministro serbobosnio Radovan Karadžić. Ambos están acusados por el Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia de los cargos de crímenes de guerra y genocidio; Mladić se encuentra en paradero desconocido, y Karadžić en espera de veredicto, tras ser detenido en Belgrado por el servicio secreto serbio (BIA), el 21 de julio de 2008 y transferido a La Haya para ser juzgado.

Antigua Yugoslavia durante la guerra.

Composicón étnica en 1991 por municipios.

Composición étnica estimada en 2005.

Las líneas del frente en 1993, cuando el HVO (azul) aún era aliado de los bosnios (verde).

Líneas del frente en 1994, al finalizar del conflicto bosnio-croata y tras los Acuerdos de Washington.

Líneas del frente en 1995, después de la Operación Tormenta.

Guerra bosnio-croata.

Guerra bosnio-croata.

Líneas del frente en 1995, antes de los Acuerdos de Dayton.

Máximo territorio controlado por los bosnios durante la guerra.

Máximo territorio controlado por los croatas durante la guerra.

Máximo territorio controlado por los serbios durante la guerra.

Animación del control de varias repúblicas.

Guerra de Bosnia, fase 1.

Guerra de Bosnia, fase 2.

Guerra de Bosnia, fase 3.

Al principio



Fuerzas Croatas de Defensa

Las Fuerzas de defensa croatas (Croata Hrvatske Obranbene Snage o HOS) fue una de las primeras fuerzas armadas formadas por los croatas durante las Guerras Yugoslavas y la guerra de Bosnia. Fue absorbida por el HVO.

HOS fue formada por el líder del Partido del Derecho de Croacia, Dobroslav Paraga y Ante Paradžik. La fuerza fue formada para combatir la agresión Serbia en Croacia y posteriormente en Bosnia-Herzegovina. Los combatientes del HOS eran reconocibles por su indumentaria negra e insignias heredadas de los Ustase.

El objetivo de HOS era lograr un unión política entre Croacia y Bosnia-Herzegovina. Igualmente, su comandante en Bosnia-Herzegovina - Blaz Kraljevic fue un luchador convencido por la suverenidad y la integridad de Bosnia-Herzegovina. Gracias a su apoyo incondicional a una lucha común de Bosníacos y bosniocroatas contra los chetniks y por una Bosnia unida, gracias a su negativa a dividir el país entre los serbobosnios y los bosniocroatas, el HOS tuvo una gran afluencia de combatientes Bosníacos y enormes éxitos en los combates contra los chetniks en Herzegovina.

El papel del HOS fue determinante en la liberación de las ciudades de Mostar, Stolac, Neum y Capljina en Herzegovina. En tan solo un día del mes de julio del 1992 registra en Capljina un paso de 700 combatientes del HVO a sus filas.

Todo esto lo puso rápidamente en conflicto con el partido nacionalista croata en Bosnia (HDZ) y sus fuerzas, el HVO ya que Mate Boban, un nuevo líder de este partido, apoyado por Franjo Tudjman, logró sustituir a Stjepan Kljuic (líder electo) mediante diferentes tretas al empezar la guerra. De hecho, poco después de comenzar la guerra de Bosnia, Mate Boban negoció con el líder serbobosnio Radovan Karadzic la división de Bosnia-Herzegovina en clave étnica. Blaz Kraljevic denunció este hecho con una declaración pública escrita, haciendo un llamamiento a todos los Croatas y Bosníacos a no dejar que esta división se produjese.

Mate Boban llama a Kraljevic a negociar con él en Mostar. Después de que Kraljevic durante esa negociación rechazara desarmar a los Bosníacos de sus filas y ponerse bajo la dirección del HVO, a la vuelta acompañado de otros 8 oficiales del HOS, cae en una terrible emboscada del HVO en Krusevo.

El comandante del HOS de Croacia Ante Prkačin, se reunirá con Mate Boban el 23 de agosto del 1992 y firmará un acuerdo bajo el cual las unidades del HOS del territorio de Bosnia-Herzegovina se disuelven. Así después del asesinato de su líder en Bosnia por parte del HVO, el HOS fue disuelto y absorbido 1992. El HVO, liderado por Mate Boban, de esta manera no tendrá una oposición Croata organizada en contra cuando le lance un ultimátum al Ejército de la República Bosnia-Herzegovina en 1993. Ver: Guerra de Bosnia y HVO.

Al principio



Source : Wikipedia