Pedro Delgado

3.3898858075037 (1226)
Publicado por roy 30/03/2009 @ 00:11

Tags : pedro delgado, ciclistas, ciclismo, deportes

últimas noticias
La bendición de los penaltis - El Norte de Castilla
El Caja Segovia marcó en la tarde de ayer un hito en un pabellón Pedro Delgado lleno hasta la bandera con cerca de 3.000 espectadores apoyando al conjunto segoviano que vencía y de qué manera, en la tanda de penaltis ni más ni menos,...
Gran maestro, gran amigo - La Verdad (Murcia)
... desplazado desde Madrid; Pedro Pan da Torre y Demetrio Ortuño -Venimos a ver a Antonio por última vez», dijo-, con su esposa; las diputadas provinciales Belén Fernández Delgado y Begoña Berasategui; los pintores Molina Sánchez, José María Falgas,...
El exciclista Pedro Delgado y CCS Agresso apuestan en Madrid por ... - Cibersur.com
En ella contó con la activa colaboración de Pedro Delgado, ex-ciclista ganador de un Tour de Francia y popular comentarista deportivo. El acto reunió a una nutrida representación del tejido empresarial madrileño, que se hizo eco del empeño de CCS...
Ocho reyes para un trono - El Norte de Castilla
El guardameta del Caja Segovia, Arrivi, tiene que soportar el peso en la caída del jugador del Inter Movistar, Juanra, durante uno de los partidos que ambos equipos han disputado en el Pedro Delgado. / ANTONIO DE TORRE Érase una vez... ocho reyes...
Mueren tres jóvenes en volcadura en carretera a San Pedro - LaLagun4.com
Al parecer el vehículo, color negro, modelo 2000 con placas ECA-6246 del Estado de Chihuahua, era conducido por Alejandra Delgado Sifuentes de 19 años de edad, quien falleció en el lugar del accidente. El auto circulaba con trayectoria hacia San Pedro....
Máxima igualdad - El Norte de Castilla
En la final de la Supercopa fue el siguiente punto de encuentro, el 4 de enero, Caja Segovia perdía por 3-4 en un pabellón Pedro Delgado lleno hasta la bandera y en un partido emocionante. El gol de la victoria alcalaína (2-4) lo marcaría Torras,...
'Play-off' con destino a... - El Norte de Castilla
ElPozo Murcia Turística: Perdió en el Pedro Delgado por un apretado 4-5 (jornada 11) y también cayó en Murcia por un ajustado resultado de 4-3 (jornada 26). Inter Movistar: Es un rival al que ganó en el partido de presentación. En tierras madrileñas el...
La bicicleta de Pedro Delgado en EL COMERCIO - El Comercio (Ecuador)
Hoy sale a la venta la copia en miniatura de la bicicleta con la que el español Pedro 'Perico' Delgado obtuvo dos vueltas a España y una a Francia. En 1985, la fábrica Orbea elaboró una bicicleta especial para el ciclista de Segovia....
300 maestros de Pichincha rindieron pruebas el sábado - El Comercio (Ecuador)
Rosa Vásquez es profesora en la escuela rural Inés Delgado, en Pifo, pero vive en la Ciudadela Ejército, al sur de la capital. Su mayor aspiración es trabajar “en una escuela cerca de mi casa, que no tenga que madrugar a las 05:00”....
Un final sin nervios, pero con alicientes - El Adelantado de Segovia
Y en este estado de cosas llega al Pedro Delgado un Carnicer Torrejón que también tiene sus “problemillas”, ya que asegurada su permanencia, su entrenador/presidente ha decidido no convocar en los últimos partidos ni a Geison ni a Cuco por aquello de...

Pedro Delgado

Perico.jpg

Pedro Delgado Robledo (* Segovia, 15 de abril de 1960), conocido por el sobrenombre de Perico Delgado fue un ciclista español, profesional entre los años 1982 y 1994, durante los cuales logró 49 victorias, entre las que destacaron un triunfo en el Tour y dos en la Vuelta. En estas dos grandes rondas obtuvo además un total de 5 victorias de etapa en la Vuelta y de 4 victorias de etapa en el Tour.

Actualmente trabaja como comentarista de los acontecimientos ciclistas para La Primera de TVE.

Ya desde joven, compagina el ciclismo con su vida cotidiana. Comienza a participar en diversas competiciones a los quince años de edad y pasando a la categoría de juveniles en 1976. En 1978, tras cerca de una treintena de victorias, pasa a la categoría de aficionados. Desde sus inicios en la competición, se muestra como un gran escalador.

A los 19 años, recibe varias ofertas para dar el salto al campo profesional, pero los estudios y el servicio militar obligatorio le hacen retrasar la decisión. A pesar de que le atraía el correr con profesionales, ni Delgado ni su familia se planteaban el ciclismo como medio de vida, sólo como afición.

En 1982, se convierte en ciclista profesional, manteniéndose en las filas del equipo Reynolds, al cual pertenecía ya en las categorías inferiores. Durante su primera temporada, Delgado consigue algunos triunfos menores y es 3º en la Clásica de San Sebastián. Debuta en la Vuelta a España como gregario del abulense Ángel Arroyo. Abandona definitivamente sus estudios ante la imposibilidad de compaginarlos con los entrenamientos.

En 1983, logra triunfos en carreras cortas por etapas, como la Vuelta a los Valles Mineros o la Vuelta a Aragón. Hace 2º en la Subida al Naranco y 4º en la Clásica de San Sebastián. También este año debuta en el Tour de Francia, llegando a marchar 2º en la clasificación general, aunque finalmente termina 15º. Su buena actuación en la ronda francesa comienza a hacerle conocido en el pelotón internacional.

En 1984, disfruta de sus primeros días vestido de amarillo en la Vuelta a España. Una caída en la última contrarreloj le privaría de luchar por el podio. También sufrirá una caída en el Tour de Francia, esta vez teniendo que abandonar la carrera.

En 1985, Delgado abandona el equipo Reynolds ante el gran número de líderes en el equipo, y recala en un equipo neoprofesional, el Seat-Orbea. Logra el primer gran triunfo de su carrera deportiva, al imponerse en la Vuelta ciclista a España. En el Tour, logra su primer triunfo de etapa y finaliza 6º.

En 1986, es traspasado al equipo PDM, donde pasará las dos próximas temporadas y mejorará su rendimiento en contrarreloj. En la Vuelta de 1986, en la que ganaría Álvaro Pino, Perico finaliza 10º por culpa de una gripe. En el Tour, cuando marchaba bien clasificado en la general y con la suficiente moral como para buscar el podio, su madre fallece por un derrame cerebral, provocando el abandono del segoviano.

En 1987, termina 4º en la Vuelta a España y alcanza el podio en el Tour de Francia por primera vez, al terminar 2º por detrás de Stephen Roche.

En 1988 regresa al equipo Reynolds y cambia su planificación habitual, renunciando a la Vuelta y tomando partida en el Giro de Italia. En el Tour de Francia, por fin logra el gran sueño y se convierte en el tercer español en vencer en la ronda gala, si bien un posible positivo durante la carrera francesa estuvo a punto de costarle el triunfo y su carrera profesional, aunque finalmente no se llegó a confirmar el positivo ya que la sustancia encontrada en su orina no fue determinada como ilegal en las listas de la UCI hasta el año siguiente.

En 1989 vuelve a participar en la Vuelta a España, si bien un joven Miguel Indurain partía como teórico jefe de filas del equipo. Sin embargo, el buen estado de forma de Delgado y una caída del propio Indurain, le convierten en el principal estandarte del equipo. No sin sufrimiento, Perico logra su segunda Vuelta ciclista a España. En el Tour, sólo puede ser tercero, y finaliza la temporada siendo 2º en la Volta a Cataluña.

1990 supone la última gran oportunidad de Pedro Delgado de reeditar el triunfo de 1988 en el Tour. Sin embargo, finalmente ha de conformarse con un 4º puesto. En la Vuelta, como sucediera el año anterior, recae sobre él de forma inesperada la responsabilidad del equipo, si bien esta vez no logra el triunfo final y sólo puede ser 2º.

En 1991, vuelve a participar en el Giro de Italia. Al llegar al Tour, Induráin ya es colíder de Delgado. Los malos resultados en las primeras etapas de montaña del segoviano convierten a Indurain en el líder del equipo, pasando a ser gregario del navarro. En el primer Tour de Indurain, Delgado acaba 9º. La Vuelta a Burgos y la Subida a Urkiola fueron algunos de sus triunfos en este año aciago.

En 1992, Delgado regresa como jefe de filas a la Vuelta a España. Una brillante victoria en los Lagos de Covadonga y el tercer puesto en la clasificación general son el balance del segoviano. En el Tour, Indurain ya era el claro jefe del equipo y Perico un lugarteniente de lujo.

En 1993, vence en la Semana Catalana durante su preparación para la Vuelta. Sin embargo, una inoportuna enfermedad, le privan del estado de forma óptima y no logra rendir al mejor nivel. Este año fue la última asistencia de Delgado al Tour de Francia.

En 1994, su último año como profesional, logra un meritorio tercer puesto en la Vuelta a España. También es 2º en la Vuelta a Asturias y 3º en la Volta a Cataluña.

Tras retirarse del ciclismo profesional, Delgado se convirtió en comentarista deportivo de TVE, primero junto a Pedro González, y a partir de 2000 junto al periodista Carlos de Andrés.

En 1982 debuta en la Vuelta ciclista a España, la primera Gran Vuelta que disputa. Lo hace como gregario de Ángel Arroyo y finaliza 29º en la clasificación general.

En 1983 llega más dispuesto a competir y rinde a buen nivel hasta que sufre una caída en la quinta etapa. Realiza buenas actuaciones en las etapas siguientes, destacando un tercer puesto en la sexta etapa, pero no consigue llegar al nivel de los mejores y finaliza 15º en la clasificación general final.

Consigue vestirse de amarillo por primera vez en 1984, al terminar segundo en la séptima etapa. Mantuvo el maillot de líder cinco días y lo perdió en la etapa de los Lagos de Covadonga, donde se ve relegado a la tercera plaza de la general. En la penúltima etapa, una contrarreloj, la lluvia y el riesgo excesivo hacen que el corredor segoviano sufra una caída, en la cual no sufre lesiones de importancia pero sí la concentración, lo que le llevaría a perder la tercera posición y a terminar 4º por detrás de Raymund Dietzen.

En 1985, vence en la etapa de los Lagos y consigue el maillot amarillo donde lo perdiera el año anterior. Sin embargo, al día siguiente cede el liderato en beneficio de su compañero de equipo Pello Ruiz Cabestany. Durante los días siguientes, el segoviano no termina de encontrarse a gusto y no consigue recortar diferencias respecto a Robert Millar, el líder de la carrera. En la penúltima etapa, y marchando a más de seis minutos del líder, Delgado ataca en el descenso del Puerto de Navacerrada. Consigue distanciarse e ir abriendo hueco. Alcanza a José Recio, que marchaba escapado por delante de él y ambos colaboran para que la escapada siga adelante. Para sorpresa general, ambos corredores llegan a la meta de Segovia con más de seis minutos y medio sobre Millar y Delgado, segundo en la etapa, se viste con el maillot amarillo y logra así su primera Vuelta ciclista a España.

En 1986, logra ser segundo en la sexta etapa, con final en los Lagos, por detrás de Millar. Llega a ser segundo en la general y marcha tercero hasta la 17ª etapa, con final en Sierra Nevada, en la que pierde más de diez minutos por culpa de una gripe. Finaliza la carrera en 10ª posición.

En 1987, no consigue realizar una gran carrera, perdiendo mucho tiempo en etapas importantes. Finaliza 4º, por detrás de Laurent Fignon, a causa de las bonificaciones que se otorgaron aquel año al final de cada etapa.

Tras su ausencia en la Vuelta de 1988, Delgado vuelve a participar en la Vuelta en 1989 para, en principio, ayudar a Miguel Indurain. Consigue ganar dos etapas de montaña y se pone líder en la 15ª etapa. Una caída obliga a Indurain a abandonar la carrera y Perico toma las riendas del equipo. Asediado por Fabio Parra, entre otros, logra mantener el liderato y adjudicarse aún un tercer triunfo de etapa, además de la segunda posición en la clasificación de la montaña. Lograba así ganar su segunda y última Vuelta ciclista a España.

A pesar de su triunfo en la última edición, en 1990 Perico seguía con el objetivo fijado en el Tour de Francia, y los líderes en la Vuelta eran Indurain y Gorospe. Una escapada en los primeros días de carrera, proporcionó a este último el liderato y una cómoda ventaja en la clasificación general. Sin embargo, el ciclista vasco se hunde en la 10ª etapa y en las primeras dificultades montañosas del día, comienza a descolgarse. El desfallecimiento de Gorospe, unido a un Indurain enfermo, volvieron a hacer que el peso del equipo recayera sobre el segoviano, que comenzó la ardua tarea de intentar arrebatar el triunfo al italiano Marco Giovannetti, el cual fue compañero de fuga de Gorospe en la 5ª etapa. Sin embargo, Delgado no llegaría a alcanzarlo, finalizando 2º en la clasificación general final.

En 1992, Perico Delgado se presenta en la ronda española como jefe de filas del equipo Banesto y firme candidato a la victoria final. Durante las primeras etapas de montaña, se enfrenta prácticamente en solitario al equipo Amaya Seguros, capitaneado por Jesús Montoya, el cual le plantó batalla en todo momento. La estrecha vigilancia a la que fue sometido el segoviano sirvió para que Tony Rominger se colara en la lucha por la general. Perico logra vencer en la etapa de los Lagos de Enol, en una brillante etapa. Tras múltiples e infructuosos ataques en los días siguientes, Delgado terminaría finalmente en 3ª posición en la general.

En 1993, llega a la Vuelta en un bajo estado de forma, lo que le impidió pelear por las primeras posiciones, logrando apenas terminar en sexta posición.

En 1994, en la que sería su última participación en la Vuelta, Delgado consigue terminar 3º por detrás de su compañero de equipo Mikel Zarrabeitia, en una Vuelta dominada de principio a fin por el suizo Rominger, y en la que Delgado tuvo que luchar encarnizadamente con otro suizo, Alex Zülle, por una plaza en el podio.

Pedro Delgado participó en dos ocasiones en la prestigiosa prueba italiana, en las ediciones de 1988 y 1991. En ambas ocasiones, el corredor segoviano no rindió al nivel esperando. En 1988, tan sólo logró ser segundo en una etapa, y terminó 7º en la clasificación general de un Giro muy duro por las condiciones climatológicas. En 1991 no le fue mucho mejor, y tan sólo podría terminar 15º.

El Tour de Francia 1983 es su primera participación en la prestigiosa ronda gala. Tras unos primeros días muy duros, en los cuales hubo de acostumbrarse a marchas forzadas al rápido ritmo del pelotón, con la llegada de la montaña Perico comienza a dejarse ver y a subir puestos en la general. Es 2º en tres etapas y consigue colocarse 2º en la clasificación general. Sin embargo, la ingesta de un alimento en mal estado le hace perder más de veinticinco minutos respecto del vencedor en la 18ª etapa, con final en Morzine. Termina el Tour en la 15ª posición, pero convencido de que puede hacer grandes cosas en la carrera francesa.

La edición de 1984 no comenzó muy bien para el corredor segoviano, al sufrir una caída en la primera etapa. Es 3º en dos etapas y 4º en otra. Llega a ser 5º en la general y en el descenso de un puerto de los Alpes, arriesga en exceso y se va al suelo. A pesar de terminar la etapa, el resultado de la caída fue el de una clavícula rota y el consiguiente abandono al día siguiente.

En 1985, las primeras etapas resultaron una tremenda losa para el segoviano. En la contrarreloj por equipos pierde más de siete minutos y en la primera contrarreloj individual otros cuatro respecto al líder, Bernard Hinault. Se recupera en las etapas de montaña, y con la inestimable colaboración de sus compañeros de equipo, logra su primera victoria de etapa en el Tour, en la etapa con final en Luz Ardiden. Es 3º y 6º en otras dos etapas y termina el Tour en 6ª posición, finalizando 2º en la clasificación de la montaña.

En 1986 repite el mal comienzo de la edición anterior, perdiendo mucho tiempo en las etapas cronometradas, tanto por equipos como individual. En la primera etapa de los Pirineos, con final en Pau, se escapa junto al líder, Bernard Hinault. Gana la etapa y se sitúa 4º en la general. Logra ser 5º también en Serre Chevalier. Marchando 5º en la general, se ve con posibilidades de entrar en el podio. Sin embargo, el fallecimiento de su madre a causa de un derrame cerebral le hace abandonar la carrera, completamente abatido psicológicamente.

Para el Tour de 1987, Perico Delgado es ya parte de los favoritos al triunfo final. Consigue mejorar los inicios de años anteriores y no pierde demasiado tiempo en las etapas cronometradas. En las primeras etapas de montaña, logra un 3º y dos 6ºs puestos. Se impone en la 19ª etapa y se sitúa 2º en la clasificación general, por detrás del irlandés Stephen Roche. En la 20ª etapa, con final en Alpe d'Huez, logra arrebatarle el liderato a Roche y consigue el maillot amarillo del Tour por primera vez en su carrera. Consigue portar la preciada prenda durante cuatro días, durante los cuales intenta por todos los medios aumentar su ventaja sobre el corredor irlandés de cara a la última contrarreloj. Sin embargo, no fue posible, y a pesar de realizar una buena etapa, pierde el liderato el penúltimo día de carrera, terminando finalmente 2º de la general, a 40 segundos de Roche. Aquel año, fue también 3º en la clasificación por puntos.

A partir de 1988, la temporada ya iba claramente encaminada a la disputa del Tour de Francia. Se muestra más regular durante los primeros días de competición y consigue el maillot amarillo en la 12ª etapa, con final en el mítico Alpe d'Huez. El corredor segoviano, respaldado por su equipo, ya no perdería el liderato en lo que restaba de carrera. Fue 3º en tres etapas y ganó otra, la 13ª. Terminó como vencedor destacado, con más de siete minutos sobre el segundo clasificado, el neerlandés Steven Rooks, convirtiéndose en el tercer español en lograr la victoria final en el Tour. También fue 3º en la clasificación de la montaña. Durante esta competición, un error médico estuvo a punto de retirarle de la carrera, al dar positivo en un control antidopaje.

De nuevo favorito en 1989, Delgado cometió un error de cálculo en la etapa prólogo, llegando dos minutos y cuarenta segundos tarde a la salida. Una pésima contrarreloj por equipos le hizo perder otros cinco minutos días más tarde, perdiendo gran parte de sus posibilidades de victoria. No obstante, el segoviano continuó intentándolo y fue recuperando tiempo a marchas forzadas respecto a los dos grandes líderes de la carrera, Greg LeMond y Laurent Fignon. Fue 2º en tres etapas y 3º en otras dos, además de 2º en la clasificación de la montaña. Terminó el Tour en 3ª posición, a poco más de dos minutos del vencedor, lamentándose amargamente por el tiempo perdido durante las primeras etapas.

El Tour de Francia 1990 comenzó de forma atípica, con una escapada de cuatro corredores que lograron aventajar al pelotón en más de diez minutos. Entre esos corredores se encontraba el italiano Claudio Chiappucci, el cual terminaría 2º en la general al final de esta edición. Tras el paso por los Alpes, Delgado es 5º en la clasificación general. Sin embargo, a partir de la 14ª etapa, el segoviano se ve aquejado de una gastroenteritis que le mina las fuerzas, y a pesar de llegar a marchar tercero en la general, finalmente sólo consigue terminar 4º. Fue 2º en una etapa y 4º en otra.

En 1991, asiste al Tour en condición de colíder junto al navarro Miguel Indurain, el cual ya había realizado una gran actuación el año anterior y había sido 2º en la Vuelta de ese mismo año. Delgado vuelve a repetir un comienzo mediocre en la carrera. Espera con impaciencia la llegada de la montaña, pero en la segunda etapa de los Pirineos el segoviano se hunde y pierde más de dieciséis minutos. Al mismo tiempo, Indurain se mete en la lucha por el liderato y consigue vestirse de amarillo. Delgado se ve relegado a la función de gregario del corredor navarro, el cual logrará la victoria final en la ronda francesa. Pedro Delgado terminó 9º.

En el Tour de Francia 1992, Indurain es ya el líder del equipo y la función de Perico Delgado consiste en ayudar a su jefe de filas. Consigue ser 2º en la 12ª etapa, por detrás de Rolf Jaermann. Termina el Tour en 6ª posición.

1993 fue la última participación de Delgado en la carrera que le hizo más grande. En esta ocasión, sólo pudo ser 9º.

A partir de su retirada en el año 1994 comenzó a colaborar con Televisión Española (TVE) como comentarista de las grandes vueltas. Acompañó a Pedro González en las retransmisiones del Giro de Italia, el Tour de Francia y la Vuelta a España, así como en el Campeonato Mundial de Ciclismo en Ruta.

Tras la muerte de Pedro González siguió idéntica trayectoria esta vez al lado de Carlos de Andrés y el caracter afable de ambos ha hecho que congenien muy bien y que sean muchas las anécdotas y momentos de humor como el famoso "minuto de gloria de Perico" que aparece casi a diario en las retransmisiones de las grandes vueltas cicilistas en TVE, dónde Perico recuerda anécdotas de su etapa de ciclista.

Durante las retransmisiones de la Vuelta a España, Perico posee dos pequeñas secciones que son "La vuelta de Perico" dónde en bicicleta analiza la etapa o sus puertos y otra pequeña sección de seguridad vial.

Al principio



Marino Lejarreta

06mlejarreta.jpg

Marino Lejarreta Arrizabalaga (nacido el 14 de mayo de 1957 en Bérriz, Vizcaya, España), apodado El Junco de Bérriz, fue un ciclista español, profesional entre los años 1979 y 1992, durante los cuales consiguió 52 victorias, formó parte de la época en la que empezó a cultivarse el ciclismo español con la retransmisión en directo del final de las etapas desde 1983. La época o generación que el representa está formada por ciclistas como Ángel Arroyo o José Luis Laguía y la acabó liderando Pedro Delgado con el paso del tiempo. Su hermano Ismael Lejarreta también fue ciclista profesional.Su p.p.m. era de 52.

Deportivamente era un corredor de gran clase, ciclista de gran fondo, escalador por naturaleza y que a partir de su estancia en Italia mejoró en contrarreloj hasta el punto de acabar siendo una de sus mejores armas. Marino militó en siete equipos: Novostil-Helios, Teka, Alfa Lum, Alpilatte-Olmo, Seat-Orbea, Caja Rural-Orbea y ONCE. Se le puede considerar como la piedra angular del ONCE al ser el primer capitán del equipo. Dedicó gran parte de su carrera a disputar las Grandes Vueltas, realizando frecuentemente buenas actuaciones y ganando etapas en las tres. Al principio de su carrera deportiva, compitió sobre todo en la Vuelta a España, la cual ganó en año 82. Fue un gran aficionado al Giro de Italia, donde siempre logró buenos resultados. Hacia el ocaso de su carrera, comenzó a correr también el Tour, corriendo y finalizando, en varias ocasiones, las tres Grandes Vueltas.

En la Vuelta ciclista a España, fue ganador en 1982 merced a la descalificación de Ángel Arroyo por dopaje. También terminó segundo en 1983 y tercero en 1991, en la que venció su compañero de equipo Melchor Mauri, vencedor de aquella edición. También quedó 5º en 1980 y 1986 y logró cinco triunfos parciales.

En el Giro de Italia, donde logró dos triunfos parciales, estuvo cerca varias veces de subir al podio, aunque nunca lo logró. Fue 4º en 1984 y 1987, 5º en 1985 y 1991, 6º en 1983, 7º en 1990 y 10º en 1989.

En el Tour de Francia logró sólo una victoria de etapa, pero fue 5º en 1989 y 1990, 10º en 1987, 16º en 1988 y 18º en 1986.

Ganó tres ediciones de la Clásica de San Sebastián y, en 1982, estuvo cerca de ganar el Campeonato del Mundo de ciclismo, marchando escapado en los últimos kilómetros, aunque al final fue neutralizado y sólo pudo ser quinto.

Su última temporada fue la de 1992, pero en abril sufrió una aparatosa caída que le mantuvo seis meses alejado de la competición, durante el transcurso de la 38ª edición del Gran Premio de Primavera (ahora Klasika Primavera), en Amorebieta (Vizcaya). Aunque volvió a la competición en octubre del mismo año en la Vuelta a la Rioja, Lejarreta abandonaría el ciclismo profesional al término de la temporada.

Al principio



Vuelta ciclista a España

Vuelta ciclista Peloton.JPG

La Vuelta Ciclista a España es una competición ciclista por etapas que se disputa principalmente por carreteras de España aunque, en algunas ediciones, amplió su recorrido por tierras de Francia, Andorra y Portugal.

Se celebró por primera vez en 1935. Tiene una duración típica de tres semanas, lo que la hace formar parte, junto con el Tour de Francia y el Giro de Italia, del grupo de carreras conocidas como Grandes Vueltas.

Las primeras carreras que se corrieron a nivel nacional fueron promovidas por los fabricantes de bicicletas de Éibar. Así pues, se hizo el recorrido Eibar – Madrid – Eibar, llamada Gran Premio de la República. La primera etapa fue Madrid – Valladolid.

A comienzos de 1935, Clemente López Doriga, en colaboración con Juan Pujol, director del diario Informaciones, organizó la I Vuelta ciclista a España, con un recorrido de 14 etapas y 3.431 km en total. Aquel año se vivió el primer gran duelo de la historia de la Vuelta, entre el belga Gustaaf Deloor, a la postre vencedor, y el español Mariano Cañardo, subcampeón. La II edición de la Vuelta, finalmente celebrada a pesar de la delicada situación política del país, significó la revalidación del título de Deloor, en esta ocasión manteniendo el liderato desde el primero hasta el último día. Tras estas dos primeras ediciones, la ronda española sufrió un parón a causa de la Guerra Civil Española.

En 1941 se reanudó la competición con una participación casi totalmente española, con muy poca representación extranjera. Aquel año tuvo lugar la disputa de la primera etapa contrarreloj de la Vuelta. Julián Berrendero se proclamaría vencedor de la ronda española, título que revalidaría un año después. Asimismo, Berrendero se convirtió en rey de la montaña durante tres ediciones consecutivas.

A causa de la Segunda Guerra Mundial y la precaria situación económica del país, volvió a producirse otro parón en la disputa de la Vuelta ciclista.

En 1945, el Diario Ya se hizo cargo de la organización y volvió a disputarse la competición, aunque de nuevo con una pobre participación extranjera. En esta ocasión, fue Delio Rodríguez quien se hizo con la victoria final. Aquel año también se instauró por primera vez la clasificación por puntos, aunque no sería estable hasta 1955. Se disputaron cuatro ediciones más hasta 1950, momento en el cual el diario Ya renunció a organizar definitivamente la Vuelta ciclista a España.

No sería hasta 1955 en que volvería a celebrarse la ronda española, a partir de entonces a cargo de El Correo Español/El Pueblo Vasco. Desde entonces, la Vuelta a España se ha disputado de forma anual. Además, la Vuelta pasó a celebrarse de manera estable entre los meses de abril y mayo, mientras que anteriormente su celebración había oscilado entre los meses de abril y agosto. Otra variación fue el número de participantes, hasta entonces muy bajo, que se vio duplicado, así como una asistencia mayor de grandes figuras extranjeras y nacionales.

El prestigio de la Vuelta fue creciendo y, cada vez más, se contaba con la presencia de estrellas ciclistas del panorama internacional. Durante finales de los años 1950 se produjeron los primeros triunfos en la clasificación general de ciclistas italianos y franceses. En los años 1960, lo harían también alemanes y neerlandeses. En 1963, Jacques Anquetil lograba ganar la clasificación general, erigiéndose como el primer ciclista que ganaba las tres Grandes Vueltas. Cinco años más tarde, en 1968, Felice Gimondi haría lo mismo. Sólo Eddy Merckx, en 1973 y Bernard Hinault, que ganó en 1978 y 1983, consiguieron repetir la gesta.

Antonio Karmany dominó la clasificación de la montaña durante tres años consecutivos, siendo relevado entonces por Julio Jiménez, que la ganó durante otros tres años.

En 1965, Rik Van Looy se convirtió en el primer ciclista en repetir triunfo en la clasificación por puntos. Jan Janssen en 1968 y Domingo Perurena en 1974 harían lo mismo, ganando dicha clasificación en dos ocasiones.

A mediados de los 60 el organizador de la Vuelta, El Correo Español/El Pueblo Vasco, pasó por algunos apuros económicos que pusieron en peligro la disputa de la competición. Sin embargo, terminaron disputándose todas las ediciones de forma normal. En 1968, la Vuelta se vio afectada por un atentado terrorista y otras manifestaciones, teniéndose que anular la 15ª etapa. Por fortuna, no hubo que lamentar víctimas.

La década de los 70 comenzó con el triunfo de Luis Ocaña, el cual ya estaba consolidado en el pelotón internacional como una de las grandes figuras del ciclismo.

José Manuel Fuente, con sus triunfos en 1972 y 1974, se convirtió en el tercer ciclista que lograba ganar dos Vueltas a España. Unos años más tarde, Bernard Hinault repetiría la hazaña, algo que también lograría Pedro Delgado durante los años 1980.

En 1973 Eddy Merckx consiguió vencer en la Vuelta y lo hizo de una forma arrolladora, ganando seis etapas y todas las clasificaciones individuales con la excepción de la clasificación de la montaña, en la cual terminó segundo.

Freddy Maertens repitió en 1977 un dominio similar al demostrado por Merckx unos años antes, ganando trece etapas y el resto de clasificaciones individuales exceptuando la de la montaña. A mediados de los años 1970, Andrés Oliva conseguía también ganar la clasificación de la montaña en tres ediciones de la Vuelta.

España vio nacer en 1978 a Bernard Hinault como estrella del ciclismo internacional. Hinault ganaría ese mismo año su primer Tour de Francia. También hubo que suspenderse la última etapa de aquella edición, por causa de revueltas y barricadas que impidieron el transcurso normal de la misma.

En 1979 El Pueblo Vasco dejó de patrocinar la ronda española, que corrió una vez más peligro de desaparición. Sin embargo, la empresa Unipublic, la cual sigue organizando las distintas ediciones de la Vuelta en la actualidad, se hizo cargo de la competición. Esto, unido a un aumento de la publicidad y el comienzo de las retransmisiones a través de la televisión, hicieron aumentar aún más el nivel de la Vuelta.

A principios de los años 1980 destacan dos nombres en las clasificaciones suplementarias: José Luis Laguía, que lograría imponerse cinco veces en la clasificación de la montaña, y Sean Kelly, que venció en cuatro ocasiones en la clasificación por puntos.

En 1982 se produjo el primer caso de desposesión del título por dopaje. Dos días después del término de la competición, Ángel Arroyo (junto a otros cuantos ciclistas) fue descalificado y perdió su victoria en favor de Marino Lejarreta. A pesar de la solicitud del contraanálisis, este volvió a dar positivo.

La edición del año siguiente supuso la primera aparición de los Lagos de Covadonga como final de etapa, una ascensión que se convertiría, con el paso de los años, en la subida más emblemática de la Vuelta a España. En 1984 se disputó la edición que terminó con la diferencia más pequeña entre el primer y el segundo clasificado. Eric Caritoux, un completo desconocido hasta entonces, logró adjudicarse la Vuelta con tan sólo seis segundos de ventaja sobre Alberto Fernández, segundo clasificado.

El final de la década de los 80 estuvo marcado por el auge del ciclismo colombiano, que presentó un fuerte dominio sobre todo en las etapas de montaña. Nombres como Lucho Herrera (vencedor en 1987) o Fabio Parra (2º en 1989) sonaron en las últimas ediciones de la década.

La primera mitad de los años 1990 estuvo marcada por el dominio del suizo Tony Rominger, el primer ciclista que consiguió ganar tres veces la carrera, de forma consecutiva entre 1992 y 1994.

La edición quincuagésima de la Vuelta, disputada en 1995, coincidió con el cambio de fechas. La Vuelta a España pasó a disputarse en septiembre, cerca ya del final de temporada. Aquel año Laurent Jalabert logró vencer en todas las clasificaciones, algo que nadie más ha logrado en la ronda española. El francés, asimismo, también fue vencedor en cuatro ocasiones de la clasificación por puntos, igualando el récord conseguido por Kelly en los 80.

En 1997, la Vuelta comenzó por primera vez en un país extranjero. Lo hizo en Lisboa, con motivo de la Expo '98.

La ascensión al Alto de l'Angliru forma parte de una etapa por primera vez en 1999, con el triunfo de José María Jiménez, cuatro veces ganador de la clasificación de la montaña. La fama del puerto creció rápidamente a causa de su dureza y la espectacularidad de la subida.

Las primeras ediciones de los años 2000 estuvieron marcadas por el dominio de Roberto Heras, que logró alcanzar la victoria también en tres ocasiones, e incluso en 2005 lo consiguió por cuarta vez. Sin embargo, y como ya sucediera con Ángel Arroyo en 1982, fue descalificado días después del término de la competición, al dar positivo en un control antidopaje, esta vez por consumo de EPO. Dicho positivo fue ratificado tiempo después por el contraanálisis y Heras fue desposeído de su título, que habría sido el cuarto, en beneficio del ruso Denis Menchov. En el 2006, tras una dura pugna con el entonces líder del UCI Pro Tour, el murciano Alejandro Valverde, resultó vencedor el kazajo Alexandre Vinokourov. En la edición de 2007 Denis Menchov volvió a alzarse con el triunfo en la general seguido a más de 3 minutos por los españoles Carlos Sastre y Samuel Sánchez. En 2008, el ganador fue el madrileño Alberto Contador, vencedor aquel mismo año del Giro de Italia, y que conseguía así convertirse en el primer español en ganar las tres Grandes Vueltas.

Para facilitar el reconocimiento del líder en carrera, este suele portar un maillot con un color determinado, como sucede en el Tour de Francia (maillot amarillo) y en el Giro de Italia (maglia rosa). El maillot de líder de la Vuelta a España no ha sido siempre del mismo color. Hubo varias suspensiones de la carrera y los distintos organizadores que la rescataron eligieron sus colores. Empezó siendo naranja (1935 y 36), luego blanco (1941), otra vez naranja (1942), incluso fue rojo cuando la carrera la cogió el Diario Ya en 1945, aunque luego cambió a blanco con una franja horizontal hasta 1950. En 1955, El Correo resucitó la Vuelta y eligió el amarillo como distinción para el primer clasificado de la prueba, a semejanza del utilizado en el Tour de Francia. Desde entonces este ha sido el color del líder (salvo en 1977, que fue naranja) hasta 1999 que pasó a ser de color oro. En 2009 volverá a cambiar y será rojo.

Los líderes de las distintas clasificaciones suplementarias también llevan maillots identificativos desde 1950 (con anterioridad, aun existiendo una clasificación de la montaña oficial, no se distinguía al líder de la misma). El color azul estuvo durante bastante tiempo asociado al líder de la clasificación por puntos y el color verde al líder de la clasificación de la montaña. El color rojo se asoció durante bastantes años al liderato en la clasificación de las metas volantes. Otras clasificaciones que han existido durante la disputa de la ronda española, como los sprints especiales o la combinada, tuvieron diferentes maillots dependiendo de la edición.

Al principio



Vuelta ciclista a España 1989

Fabio Parra lucha por el maillot en la contrarreloj Valladolid-Medina del Campo

La 44ª edición de la Vuelta ciclista a España se disputó del 24 de abril al 15 de mayo de 1989 con un recorrido de 3656 km dividido en un prólogo y 21 etapas, una de ellas doble, con inicio en La Coruña y final enMadrid.

Participaron 189 corredores repartidos en 21 equipos de los que sólo lograron finalizar la prueba 143 ciclistas.

El vencedor, el español Pedro Delgado cubrió la prueba a una velocidad media de 39,309 km/h.

Perico Delgado, tras inscribir su nombre en el palmarés del Tour de Francia, era el gran favorito a ganar la Vuelta. A excepción de Fabio Parra y Reimund Dietzen, la mayoría de sus adversarios eran españoles, destacando entre otros Álvaro Pino, Marino Lejarreta y Anselmo Fuerte.

La 5ª etapa fue la primera prueba seria de la carrera, con un sinuoso recorrido con varias ascensiones de 2ª categoría. A unos 70 kilómetros de meta, se produjo una escapada de varios corredores. El neerlandés Luc Suykerbuyk se adjudicó el triunfo parcial, pero es el colombiano Omar Hernández el más beneficiado de la jornada, al situarse primero en la clasificación y hacerse con el maillot amarillo. Los grandes perjudicados del día fueron Marino Lejarreta y Pello Ruiz Cabestany, que prácticamente decían adiós a sus posibilidades de triunfo final.

En la única etapa pirenaica con final en alto, la 11ª, con final en Cerler, Perico Delgado logró imponerse a un grupo exclusivamente formado por ciclistas colombianos, los cuales se planteaban como los rivales más firmes del corredor segoviano de cara al triunfo final en la Vuelta a España.

Durante la etapa siguiente tuvo lugar un desgraciado suceso, al sufrir una grave caída en el túnel de Cotefablo el corredor alemán Reimund Dietzen, segundo en las dos últimas ediciones de la Vuelta, por culpa de la deficiente iluminación.

La siguiente cita importante fue la cronoescalada a la estación de Valdezcaray. Pedro Delgado logró su segundo triunfo de etapa, aunque el colombiano Martín Farfán conseguía ponerse líder por sólo dos segundos de ventaja. Sin embargo, Farfán sería descalificado al día siguiente por dar positivo en un control antidopaje. Así, Delgado se vestía por primera vez de amarillo en esta edición de la Vuelta. Por detrás de él, Echave y Parra se encontraban a un minuto de diferencia.

Dos días después, se disputó la etapa con ascensión final a los míticos Lagos de Covadonga. A pocos kilómetros de la meta, Álvaro Pino atacó con fuerza, y se fue directo a por la victoria de etapa. Fabio Parra respondió al ataque, aunque no consiguió mantener el ritmo del ciclista español durante mucho tiempo. Por el contrario, Perico Delgado no pudo mantener el ritmo, y sin apenas ayuda, luchó cada metro de la ascensión para poder mantener el liderato de la carrera, lo cual logró finalmente por sólo dos segundos de ventaja sobre Parra. Aunque todavía quedaba la etapa con final en Brañillín, Delgado pudo mantener a raya a los colombianos Parra y Vargas. Sólo Echave se vio perjudicado aquel día, al perder un valioso tiempo en la meta.

Aún quedaban dos etapas muy importantes, una contrarreloj de 47 kilómetros en los alrededores de Valladolid y la clásica etapa disputada en las sierras colindantes de la Comunidad de Madrid, y sólo tres segundos separaban a Fabio Parra de Perico Delgado.

Fue el ciclista segoviano el que se impuso en el primer combate, ganando su tercera etapa de la Vuelta en Medina del Campo, imponiéndose en la contrarreloj individual, si bien lo más importante fueron los 54 segundos en que aventajó a su oponente.

En la etapa del día siguiente, Parra lo intentó en múltiples ocasiones, e incluso al final consiguió aventajar a Delgado en 19 segundos, pero finalmente no logró arrebatarle el maillot amarillo.

Así, Pedro Delgado ganaba su segunda Vuelta a España. En el podio, le acompañaron los colombianos Fabio Parra y Óscar de Jesús Vargas, este último ganador también de la clasificación de la montaña. El británico Malcolm Elliott, del equipo Teka, fue el vencedor en la clasificación por puntos.

TVE cubre esta prueba escogiendo como banda sonora la canción Más y Más del grupo La Unión.

Al principio



Giro de Italia 1988

La 71ª edición del Giro de Italia se disputó entre el 23 de mayo y el 12 de junio de 1988, con un recorrido de 21 etapas, dos de ellas dobles, y 3579 km, que se recorrieron a una velocidad media de 36,788 km/h.

Los españoles que acudieron al Giro de 1987 no tuvieron demasiado protagonismo. Pedro Delgado fue segundo en la duodécima etapa y estuvo, en las etapas de montaña, entre los mejores, pero su mal rendimiento en contrarreloj le privó de un puesto mejor y terminó séptimo. Por detrás de él, Juan Tomás Martínez, del equipo Zahor, fue 16º. Cabe destacar también la actuación del mexicano Raúl Alcalá, compañero de equipo del ganador de la carrera, que terminó 14º.

La victoria final en la ronda italiana fue para Andrew Hampsten. Hampsten cimentó su triunfo en una escapada en la decimocuarta etapa, en la que se ascendió el Gavia, cima que no se subía desde la edición de 1960. Durante toda la etapa la lluvia estuvo presente, pero al llegar a la ascensión al Gavia, las condiciones climatológicas fueron terribles, con constante y abundante lluvia, muchísimo frío y nieve. Andrew Hampsten, prevenido por su director deportivo, se equipó nada menos que con guantes de neopreno, un jersey de lana y gafas de esquí para dicha ascensión. Sin embargo, como apuntase el campeón italiano Francesco Moser, más allá de las duras condiciones climatológicas de la ascensión, algo igualado en otras ocasiones a lo largo de la historia del ciclismo, peor aún fue el descenso de 16 millas hasta la meta final de Bormio. Durante el mismo, una tormenta estalló y muchos ciclistas se vieron obligados a detenerse como consecuencia de la lluvia y las bajas temperaturas, llegándose a formar hielo en los cambios de marchas o en los frenos. Johan van der Velde, líder de la montaña hasta ese momento, y que coronó en primer lugar la cima, tuvo que detenerse a los pocos kilómetros de comenzar el descenso, incapaz de controlar la bicicleta a causa del frío, para solicitar a su director deportivo ropa de abrigo y tomar algo de té caliente y coñac. En Bormio, Van der Velde perdió más de 47 minutos respecto al vencedor de la etapa. Numerosos ciclistas realizaron el descenso en los coches de sus respectivos equipos, terminando sobre la bicicleta solo los últimos tres kilómetros de la etapa. Sin embargo, la organización decidió permitirles continuar en carrera al día siguiente a pesar de ello. Breukink y Hampsten aventajaron a todos los favoritos en más de cuatro minutos al final del día; el neerlandés se adjudicó la etapa y el norteamericano se vistió de rosa.

Debido también a la nieve, la etapa del día siguiente se vio acortada, al eliminar del trazado el ascenso al Stelvio. Eso convertía al Gavia en la Cima Coppi de esta edición.

En el podio final de Milán, junto a Hampsten y Breukink subiría al podio el suizo Urs Zimmermann, en tercer lugar.

Al principio



Source : Wikipedia