Partido Andalucista

3.4103982301012 (904)
Publicado por tornado 06/03/2009 @ 03:07

Tags : partido andalucista, partidos regionales, partidos politicos, política

últimas noticias
El PA celebrará el próximo fin de semana su XV Congreso Nacional ... - Europa Press
El Partido Andalucista (PA) celebrará el próximo fin de semana, --los días 23 y 24 de mayo--, su XV Congreso Nacional extraordinario en Sevilla, en el que actualizará sus estatutos y aprobará su declaración ideológica, un congreso que ha sido convocado...
El PA pide a Juárez que tome medidas para regenerar el litoral de ... - Sur Digital (Andalucía)
El Partido Andalucista, a través de su secretario local, Ángel Villar y el miembro de la ejecutiva, Alfonso Linares, mostró ayer su preocupación por la ejecución de las obras de ampliación de la fase cuarta de Crinavis, algo que perjudicaría a la...
El PA se une a las protestas por la privatización de la piscina de ... - Sevilla Actualidad
El PA alcalareño arremete contra la alcaldía al señalar que el único trasfondo de la privatización es el de “aligerar el personal municipal sin tener en cuenta la calidad de los servicios”. Sevilla Actualidad. El Partido Andalucista de Alcalá de...
El PA sigue abandonando el cuidado de la arboleda - InfoUtrera
En el Pleno Ordinario que se celebró el pasado mes de Febrero, el Grupo Municipal Socialista, instó al Equipo de Gobierno del Partido Andalucista, a que se revisara de forma periódica toda la arboleda de la ciudad y muy especialmente las de los Centros...
Los andalucistas lamentan la poca promoción de la ciudad en la ... - La Voz Digital (Cádiz)
El portavoz del Partido Andalucista en Chiclana, Manuel Guerrero, criticó ayer la realización de la I Feria de la Gamba. Para el edil, «este evento no beneficia en nada a la ciudad al no promocionar ningún producto típico, ya que por ejemplo el vino...
La cordobesa María José Ríder, en la lista del PA al Parlamento ... - ABC.es
La cordobesa María José Ríder formará parte de la candidatura que el Partido Andalucista aportará a la Coalición por Europa, una lista conjunta en la que están Convergencia i Unió, Coalición Canaria y el Partido Nacionalista Vasco....
Zoido es citado para ratificar su querella sobre Mercasevilla - ABC.es
En el caso se personó ayer viernes el Partido Andalucista, cuya primera denuncia correspondió a otro juzgado pero que ahora ha sido incorporada a la presentada por el PP. El PA, en la denuncia a la que ha tenido acceso Efe, afirma que la presunta...
Respuesta del Partido Andalucista a la manifestación de la Bda. El ... - Periodico Digital Campiña del Bajo Guadalquivir
Tras la manifestación que el pasado viernes protagonizaron los vecinos de la Barriada El Carmen, y aparecer en prensa distintos comunicados tanto del Partido Socialista como IULVCA, en apoyo a ellos, es ahora el Partido Andalucista el que,...
El PSOE propone dejar de pagar a los partidos - El Correo de Andalucía
La ejecutiva del PSOE astigitano entiende que eliminar los pagos que corresponde abonar legalmente a los cinco partidos con representación municipal –el propio grupo socialista, en el gobierno, más el Partido Andalucista, el Partido Popular,...
PP e IU debatirán la oferta del PA para la moción de censura - EuropaSur
Los grupos de la oposición municipal comenzarán a estudiar esta semana la propuesta de moción de censura promovida por el Partido Andalucista barreño. Los representantes de las tres formaciones que serán llamados a entrar en las conversaciones con el...

Partido Andalucista

Antigua bandera del Partido Andalucista y actual bandera de las Juventudes Andalucistas, organización juvenil del Partido Andalucista

1 A partir de Alianza Socialista de Andalucía, con el nombre de Partido Socialista de Andalucía (PSA) desde 1976, Partido Socialista de Andalucía-Poder Andaluz (PSA-PA) desde 1979 y el nombre actual desde 1984. Integrado en la Coalición Andalucista para las elecciones al Parlamento de Andalucia de 2008.

El Partido Andalucista es un partido político español, de ideología nacionalista andaluza. Es el más importante dentro del nacionalismo andaluz, aunque como todos los partidos de esta tendencia, es actualmente extraparlamentario, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlamento de Andalucía.

Fue fundado en 1976 cuando la Alianza Socialista de Andalucía, creada en 1971, adopta el nombre de Partido Socialista de Andalucía (PSA). Posteriormente en enero de 1979 en el segundo Congreso Andalucista adopta el nombre de Partido Socialista de Andalucía-Poder Andaluz (PSA-PA). En febrero de 1984 adopta su actual nombre Partido Andalucista.

El Partido Andalucista se declara ideológicamente como una organización política nacionalista, federalista, y progresista. Su principal sentimiento es la rebeldía contra la desactivación de la autonomía andaluza, en contra de una actitud conformista y deshaciendo la cohesión interna de la identidad y del liderazgo histórico.

Para el PA, declararse como una organización política nacionalista es lo mismo que admitir como único objetivo la defensa de los intereses del pueblo andaluz y obtener la igualdad ante otros pueblos de España. Esto quiere decir que los andalucistas consideran a Andalucía como una nación, condición que ha tenido cabida hasta hoy en el artículo 2 de la Constitución Española, y que se conquistó como ningún otro territorio del Estado, a partir de la ratificación de la autonomía y el Estatuto en referéndum, y defiende este hecho político y jurídico en aquellas instituciones y organizaciones en las que estamos presentes.

Para el Partido Andalucista declararse como una organización progresista, refiriéndose sólo desde una opción comprometida con un desarrollo socioeconómico autónomo y sostenible de Andalucía, innovador y con poder para generar iniciativas, y de esta forma, superar los desequilibrios territoriales y sociales de dentro y la dependencia y desigualdad respecto a otros pueblos, rechazando el actual papel que se asigna a la región de suministradora de recursos y mano de obra poco cualificada. El PA se denomina federalista mediante un modelo de organización política que supere el estado de las autonomías y que avance hacia un Estado Federal.

Se declara de izquierdas al manifestar al pensar que existe una prioridad indiscutible por la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, abierta y tolerante, pacífica y solidaria, que garantice la conservación del patrimonio cultural y natural que identifica a la región para que sea disfrutado por la próximas generaciones y un nivel y calidad de vida que posibilite la máxima felicidad y bienestar al pueblo andaluz.

Hasta 1965 los orígenes se remontan al Nacionalismo andaluz desarrollado durante el siglo XIX y siglo XX. En 1962 Alejandro Rojas-Marcos viene manteniendo contactos en diversos sectores sociales, con el objetivo de impulsar una organización política de ámbito andaluz, forzada a la clandestinidad por el franquismo. En la primavera de 1965, se establecen los orígenes del primer partido andaluz de la Historia, con un grupo creado en torno a la facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla, que sin conocer a Blas Infante, llegó a las mismas conclusiones que él: identidad andaluza, exigencia de autonomía, independencia, posiciones de izquierda, reivindicación de igualdad con Cataluña y el País Vasco, etc. El grupo adopta el nombre de Compromiso Político de Andalucía, se elige una Secretaría colegiada, integrada por Alejandro Rojas-Marcos, Luis Uruñuela y Guillermo Jiménez. Los documentos clandestinos se firman con las siglas Cp. Se apoya ideológicamente en la democracia política, el socialismo económico y el liberalismo cultural, todo ello en el ámbito de una Andalucía autónoma, en igualdad con los otros pueblos de España y mediante el instrumento de una organización política andaluza soberana, es decir, no integrada en ninguna estructura centralista.

En 1966, se decide aprovechar la estructura legal del régimen para ejercer su acción política. Alejandro Rojas-Marcos se presenta a las elecciones municipales por el tercio familiar, saliendo elegido el 13 de noviembre y sorprendiendo a la propia estructura del Régimen, que no había previsto esta estrategia de la oposición, pero tras un reiterado enfrentamiento abierto con el Régimen, acabarían decidiendo la renuncia al escaño de Concejal, denunciando así una la falta de libertad de la Dictadura, no sin antes haber aprovechado el carácter público de los Plenos del Ayuntamiento para denunciar todo tipo de problemas locales y nacionales. Lo mismo ocurrió un año después al presentarse a las Cortes, en 1968 se unen a la formación de la Mesa Democrática y reclamando en 1970 un estatuto propio para Andalucía. En 1971, la revista Ruedo Ibérico publica en París el primer manifiesto de Alianza Socialista de Andalucía, en el que se pide autonomía para Andalucía, a través de Radio París, en 1974 se integra en la Junta Democrática de España.

En 1976 se pronuncia en Sevilla el primer mitin político que se celebra en Andalucía desde la Guerra Civil, e invita a toda la oposición democrática a estar en la tribuna y a decir unas palabras, ondeando por primera vez la bandera de Andalucía en 40 años.

El PSA se integró en la Federación de Partidos Socialistas y, en las elecciones de 1977, se presenta a las elecciones generales en coalición con el Partido Socialista Popular, con el nombre de Partido Socialista Popular-Unidad Socialista. Aunque la coalición obtiene seis escaños en toda España (uno de ellos en Cádiz), el PSA no ocupa ninguno de ellos, con los que, al integrarse el PSP en el PSOE, queda sin representación.

En 1978, la Junta Liberalista que fundara Blas Infante se integra en el PSA, en un acto celebrado en Ronda el 21 de mayo.

En 1979 se celebra el II Congreso del partido, añadiéndose el sobrenombre "Poder Andaluz" a las siglas ya existentes. Las elecciones generales de ese año constituyen un relativo éxito para el partido, puesto que se consiguen cinco diputados y 326.000 votos. En las municipales consiguen 250.000 votos, ganado ayuntamientos como Jerez de la Frontera (Pedro Pacheco), Sevilla (Luis Uruñuela) y Ronda, entre otras.

El referéndum del 28-F de 1980 para la constitución de la Autonomía andaluza por la vía del artículo 151 de la constitución, normalmente reservado a las tres nacionalidades históricas, fracasa por sólo veinte mil abstenciones en una sola provincia, Almería. Visto que 54% del censo electoral defendieron el sí, la situación era insostenible para el Gobierno de Adolfo Suárez que hubiera querido que Andalucía accede a su autonomía por el artículo 143. Entonces, el PSA encuentra acuerdo con la UCD: el andalucista Alejandro Rojas Marcos y el ministro de Administración Territorial Rodolfo Martín Villa proponen conjuntamente pasar por el artículo 144 de la constitución para otorgar el mismo nivel de competencias a un estatuto andaluz muy especial. Ese pacto resultó fatal al PSA, ya que aunque representó el desbloqueo autonómico, una campaña desatada por el PSOE (que había aceptado esta vía) hizo aparecer al PSA como traidor a los intereses de Andalucía.

Durante las siguientes elecciones se obtienen resultados moderados en elecciones locales y municipales, incluso en Barcelona, conocida como la novena provincia andaluza por su alta población de andaluces e hijos de andaluces. Bajo el nombre de Partido Andalucista.

En 1996 los andalucistas participan en el Gobierno autonómico andaluz en coalición con el PSOE. Es la primera vez que un partido exclusivamente andaluz forma parte del Gobierno de Andalucía elegido democráticamente, ocupando las Consejerías de Relaciones con el Parlamento y la de Turismo y Deporte, a cargo de Antonio Ortega y José Nuñez respectivamente.

En 1999 se presentan a las elecciones europeas, con la Coalición Europea, coalición nacionalista en la que concurrirán Coalición Canaria, Unión Valenciana, Partido Aragonés Regionalista y el propio PA. El Presidente de la Coalición es el entonces Secretario General del Partido Andalucista, Antonio Ortega. En las elecciones municipales de junio, el Partido Andalucista obtiene 356.000 votos, 30 alcaldías y 545 concejales. Es el mejor resultado de su historia, que le convierte en la quinta fuerza política de España. Durante esta época, Pedro Pacheco (alcalde de Jerez de la Frontera durante muchas legislaturas) deja el partido fundando el suyo propio, para el que recupera el nombre histórico del partido: Partido Socialista de Andalucía.

En octubre de 2000, se celebra el XII Congreso Nacional en Torremolinos (Málaga). En el mismo se produce una de los momentos cruciales del partido de los últimos años. Se presentan 3 corrientes: la oficialista, la de Nuevo Andalucismo liderado por Julián Álvarez y Antonio Moreno, y la de Mayoría por el Cambio liderada por la concejal de Sevilla María del Mar Calderón (corriente en la que Pedro Pacheco participaba). En dicho Congreso se producen situaciones extrañas como por ejemplo no aceptar el voto secreto a pesar de las numerosas peticiones, para refrendar el informe de gestión de Antonio Ortega, y que a la hora de votarse a mano alzada se comprueba que se hace mal y se deniega la posibilidad de repetir la votación.

Durante el Congreso las dos corrientes renovadoras pretenden alcanzar un acuerdo de consenso para presentar un candidato común y así poder cambiar la dirección del partido. Sin embargo, la existencia de tensiones entre miembros de Nuevo Andalucismo y Mayoría por el cambio, impiden el acuerdo. Los resultados fueron los siguientes: el candidato oficialista Antonio Ortega con el 59% de los votos, mientras los pachequistas de María del Mar Calderón y su corriente Mayoría por el Cambio obtuvieron el 21% de los votos, y los renovadores de Nuevo Andalucismo liderados por Antonio Moreno y Julián Álvarez el 20%. Se escinde así la corriente de Pedro Pacheco creando el Partido Socialista de Andalucía (PSA).

Julián Álvarez gana las elecciones en Écija por tercera vez consecutiva, pero un pacto entre el PSOE, IU y un tránsfuga del PSEI lo apartan de la Alcaldía, por lo que se retira temporalmente de la política.

En 2004, el 4 de diciembre se celebra el XIII Congreso Nacional, además de la Candidatura del Secretario General Antonio Ortega se presenta una segunda candidatura liderada por el ex-alcalde de Écija, Julián Álvarez, resultando ésta ganadora dando así paso al inicio de la renovación del Partido Andalucista. El nuevo equipo elegido para dirigir el PA llega desde el municipalismo y ninguna de las personas que lo integran excepto Álvarez ha ocupado nunca un cargo nacional en la organización. La renovación iniciada provoca la retirada de la política activa de los anteriores dirigentes del partido: desde Antonio Ortega hasta Pepe Calvo. El descalabro del PA en una de sus plazas fuertes, como es la provincia de Sevilla, en las elecciones municipales de 2007 provocan un nuevo debate interno en el Partido Andalucista, tras la pérdida de la casi totalidad de alcaldías que presidía dicho partido (Isla Cristina escenificó en los informativos dicho descalabro ya que hasta la fecha había sido feudo tradicional del partido y se pierde tras salir del gobierno con mayoría absoluta). En las Elecciones generales españolas de 2008, a pesar de ir el PA en coalición con la práctica totalidad de los partidos nacionalistas andaluces (Coalición Andalucista), obtienen un descalabro todavía mayor al perder su representación en el Parlamento de Andalucía. El 7 de Junio de 2008 se celebra el Congreso Extraordinario Andalucista en Sevilla, donde se consigue un consenso entre los candidatos a la secretaría general del partido, Pilar González y Francisco Jiménez, acordando aportar 12 miembros la lista ganadora y 8 la perdedora. Resulta ganadora Pilar Gonzalez, siendo ella la nueva Secretaria General y Francisco Jiménez Vicesecretario general del Partido Andalucista.

Al principio



Nacionalismo andaluz

Andnac2.svg

El nacionalismo andaluz es un movimiento político y social que defiende el reconocimiento de Andalucía (España) como una nación dentro de Europa. Los principales partidos políticos que representan al nacionalismo andaluz son el Partido Andalucista (PA), el Partido Socialista de Andalucía (PSA) y el Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas (CUT-BAI). También existen otros partidos más minoritarios e independentistas como Nación Andaluza (NA), Asamblea Nacional de Andalucía (ANA). Otras asociaciones que se definen como nacionalistas andaluces, como el Sindicato de Obreros del Campo (SOC) o la organización juvenil independentista Jaleo!!!.

Actualmente el nacionalismo andaluz tiene como seña más característica la bandera nacionalista andaluza, también conocida como "arbonaida nacionalista", que se creó en la década de 1980, una vez que Andalucía ya había alcanzado la autonomía política y los nacionalistas andaluces comenzaron a pedir la definición de Andalucía como nación.

La primera bandera de corte nacionalista que se creó en Andalucía fue a imitación de la bandera revolucionaria cubana. La crea el Partido Socialista de Andalucía, actualmente el Partido Andalucista (PA) y aún la utilizan las Juventudes Andalucistas. Consiste en la bandera de Andalucía a la que se le añadió un triangulo rojo al asta y en el centro de este una estrella blanca de cinco puntas, a semejanza de la bandera cubana de la revolución socialista.

Posteriormente, ya casi en la década de 1990, se creó la bandera nacionalista actual, que simplemente incorpora una estrella roja de cinco puntas en el centro de la bandera original. Esta bandera es la más conocida y la que más suelen utilizar los nacionalistas andaluces, tanto en manifestaciones como en eventos deportivos, sobre todo por los seguidores ultras de algunos equipos andaluces como el Sevilla FC, el Xerez CD o el Cádiz CF.

En los últimos años se ha creado una nueva bandera nacionalista que sustituye la estrella de cinco puntas por otra de ocho (a la que denominan estrella tartésica). Esta bandera se creó para intentar añadir símbolos más andaluces a la bandera, como es la estrella de ocho puntas, de la que se afirma tiene origen tartésico, pero actualmente no tiene apenas difusión entre los nacionalistas andaluces.

Bandera utilizada por las Juventudes Andalucistas, organización juvenil del Partido Andalucista.

Bandera nacionalista andaluza tradicional y más común. Es la usada por los ultras de Biris Norte y Kolectivo Sur.

Bandera nacionalista andaluza con la estrella tartésica, variante más moderna y menos común que las anteriores.

Los nacionalistas andaluces modifican el lema del escudo oficial, transformándolo en el lema independentista "Andalucía por sí, por los Pueblos y la Humanidad". Del mismo modo sucede con parte de la letra del himno, que los nacionalistas modifican de la siguiente manera: "Sea por Andalucía libre, los Pueblos y la Humanidad", aunque afirman que es la letra que Blas Infante la compuso originalmente de esa manera para el himno.

En algunos grupos ultras se muestran nivel individual, no colectivo, de equipos de fútbol andaluces se muestran representados por el movimiento nacionalista como Biris Norte (Sevilla FC), y en otros se muestra como seña de identidad ideológica ddel grupo en general Kolectivo Sur (Xerez CD) o Cádiz CF.

En los partidos o actos de su equipo muestran banderas independentistas andaluzas y de otras comunidades que muestran ideologías similares (como País Vasco o Cataluña), también muestran banderas de Cuba o del Che Guevara.

Durantes los partidos u otros actos, como en algunas manifestaciones, cantan el himno de Andalucía con la letra no oficial (común entre los andalucistas) o simplemente consignas antiespañolistas.

Los ultras independentistas andaluces utilizan la bandera nacionalista con la estrella roja en el centro y defienden una Andalucía independiente bajo el modelo de un estado socialista.

Al principio



Historia de Sevilla

Tesoro del Carambolo. Reproducción pectoral.

La historia de Sevilla es la de la ciudad española de Sevilla, una de las más importantes en la historia de España desde la Edad Antigua en que surge el primer núcleo identificado con la cultura tartésica y que tras su destrucción atribuida a los cartagineses dio paso a la ciudad romana de Hispalis (junto a la que se construyó la colonia de Itálica). Durante el reino visigodo alojó en algunas ocasiones la corte. En Al Andalus (la España musulmana) fue primero sede de una cora y después capital de un reino de taifas, que fue incorporado a la cristiana Corona de Castilla bajo Fernando III el Santo, primero en ser enterrado en la catedral. A partir de entonces Sevilla, repoblada por la aristocracia castellana y que como capital de reino fue una de las ciudades con voto en cortes, alojará en numerosas ocasiones la corte itinerante. La Baja Edad Media situó a la ciudad, su puerto y su activa colonia de mercaderes genoveses en una posición periférica pero importante en el comercio internacional europeo; al tiempo que sufría dramáticas convulsiones económicas demográficas y sociales (Peste Negra de 1348, revuelta antijudía de 1391). Tras el descubrimiento de América, Sevilla se convirtió en el centro económico del Imperio Español, al monopolizar el comercio transoceánico (Casa de Contratación); abriéndose una verdadera Edad de Oro de las artes y las letras. Coincidiendo con su momento más brillante (el barroco), el siglo XVII significó una decadencia económica y demográfica, al tiempo que la navegación por el Guadalquivir se dificulta cada vez más, hasta que el monopolio comercial y sus instituciones se trasladan a Cádiz. La revitalización de la ciudad en el siglo XIX (industrialización, ferrocarril) coincide con la época romántica. El siglo XX, además de la trágica guerra civil, presenció hitos decisivos (Exposición Iberoamericana de 1929 y Exposición Universal de 1992) y su elección como capital de la autonomía andaluza.

El núcleo original de la ciudad se encontraba en una isla del Guadalquivir, sobre la actual calle de la Cuesta del Rosario. Los indígenas llamaban Spal o Ispal a este poblado, en el que se cruzaron influencias turdetanas (nombre que dieron los romanos a los pueblos indígenas del Valle del Guadalquivir)tartésicas (nombre que dieron los griegos al reino indígena que controlaría la zona), fenicias (los colonizadores provenientes de Fenicia), y cartaginesas (los provenientes de Cartago, colonia norteafricana fundada por los fenicios).

La Sevilla primitiva recibió influencias de los comerciantes fenicios, enriqueciéndose y desarrollándose culturalmente con el aporte pacífico de éstos. Esta colonización comercial cambió drásticamente a partir del protagonismo alcanzado por los cartaginenses tras la caída de las metrópolis fenicias ante el imperio persa (siglo VI a. C.. Esta nueva fase de la colonización púnica implicaba la penetración territorial mediante la conquista militar, lo que las fuentes griegas posteriores interpretan como la destrucción de Tartessos tras una lucha a muerte con Cartago, afectando a la Sevilla de la Cuesta del Rosario, siendo durante el curso de las distintas batallas cuando la ciudad sucumbió, suponiendo así el fin de la época tartésica en Sevilla.

Las tropas romanas entran en el 206 a. C., durante la Segunda Guerra Púnica, bajo las órdenes del general Escipión y acaban con los cartagineses que habitaban y defendían la región, siendo sus sucesores en el sur peninsular. El general decidió fundar Itálica (actualmente en ruinas) en un lugar próximo sobre una colina cercana y al mismo tiempo alejado, para evitar beligerancias.

Los romanos latinizaron el nombre indígena de la ciudad ("Ispal") y la llamaron Hispalis, siendo el nombre oficial completo "Colonia Iulia Romula Hispalis". De este modo, Julio César fundó Híspalis, nombrándola Julia por su propio nombre y Rómula (Roma la Chica) por el de Roma.

Hispalis se desarrolló como uno de los centros comerciales e industriales más importantes de Hispania, mientras que Itálica se consolidó como ciudad residencial típicamente romana en la que nacieron varios emperadores: Trajano, Adriano y, quizás, Teodosio.

Durante este período fue capital de uno de los conventos jurídicos de la Baetica, el Hispalense. Híspalis e Itálica terminaron teniendo cada una su particular característica: Híspalis como ciudad financiera, comercial e industrial hispano-romana, e Itálica como ciudad residencial, genuinamente romana.

En el año 49 a. C., Híspalis poseía muralla y foro. Considerada como una réplica de Roma, era una de las ciudades más importantes de la Bética y de Hispania. En los últimos siglos del Imperio era la undécima del mundo. Hispalis era una ciudad de gran movimiento mercantil y con una importante actividad portuaria.

A mediados del siglo II d.C. hubo un par de intentos de invasión por parte de los moros (mauris), que fueron finalmente expulsados por arqueros romanos.

El cristianismo llegó pronto a la ciudad y en el siglo III fueron martirizadas las hermanas Santas Justa y Rufina (unas de las actuales patronas la ciudad), según la leyenda por no querer adorar a Astarté.

En el siglo V la ciudad fue tomada sucesivamente por varios invasores germánicos: los vándalos de Gunderico en el año 426; los suevos gobernados por Requila en el año 441; y finalmente los visigodos, que la controlarían hasta el siglo VIII, durante un tiempo desafiados por la presencia bizantina en la costa mediterránea.

Tras la derrota ante los francos (507), el reino visigodo abandonó su antigua capital (Tolosa, al norte de los Pirineos) y fue ganando terreno a los distintos pueblos que estaban repartidos por todo el territorio hispano, trasladando la residencia real a distintas ciudades hasta que se fijó en Toledo. Durante los reinados de Amalarico, Teudis y Teudiselo, se optó por Sevilla. Este último rey fue asesinado en un banquete por los nobles sevillanos, episodio conocido como la cena de las velas (549). La causa es debatida, pudiendo ser un reflejo de la división de comunidades entre los hispanorromanos y los visigodos (la Bética fue un territorio con mayor proclividad a esa expresión de divergencia que el centro peninsular) o incluso una conjura de nobles visigodos.

Híspalis pasó a ser llamada Spali. Tras el corto reinado de Teudiselo, sucesor de Teudis, se eligió a Agila I en el 549. Los visigodos estaban inmersos en luchas internas cuando el emperador bizantino Justiniano I aprovechó para intentar conquistar toda Andalucía. Después de múltiples luchas y la derrota de varios líderes, los godos consiguieron hacerse con cada rincón de la región, siendo Leovigildo, en 584, el designado para reinar. En 585, su hijo Hermenegildo se conviertió al catolicismo (frente al arrianismo de reyes anteriores) y se autoproclamó rey en la ciudad, sublevándose contra su padre. Se cuenta que Leovigildo hizo cambiar el curso del Guadalquivir a fuerza de obstaculizar su paso para provocar la sequía a los habitantes. El antiguo cauce transcurría por la actual Alameda de Hércules. En 586, su otro hijo Recaredo accedió al trono y con él Sevilla pasó a disfrutar de una época de gran prosperidad. Después de la invasión musulmana de Hispania la ciudad se convirtió, junto a Córdoba, en una de las más importantes del occidente europeo.

En tiempos de los visigodos destacaron dos prelados sevillanos, ambos hermanos y canonizados como santos: San Leandro y San Isidoro. San Leandro, además de una intensa labor reformadora del clero regular y secular, convirtió al catolicismo a Hermenegildo, virrey de la Bética e hijo del rey Leovigildo (arriano) contra el que inició una sublevación apoyado por la nobleza hispano-romana, tras cuyo fracaso fue ejecutado. Tras la muerte de Leovigildo, Leandro tuvo un destacado papel en el III Concilio de Toledo -589- donde el nuevo rey Recaredo se convirtió definitivamente al catolicismo con toda la nobleza visigoda. San Isidoro escribió un conjunto enciclopédico de veinte libros conocidos como Etimologías que encerraban todo el saber de la antigua cultura grecolatina (medicina, música, astronomía, teología, etc.) de gran influencia en toda la Europa medieval.

Musa, acompañado por su hijo Abd al-Aziz ibn Mussa, cruzó el Estrecho con un ejército de 18.000 hombres y procedió a la conquista del territorio visigodo. Ocupó Medina-Sidonia, Carmona y Sevilla, y, seguidamente, atacó Mérida, poniendo sitio a la ciudad, que resistió un año (30 de junio del 713). El príncipe musulmán Abd al-Aziz ibn Mussa, tomó Sevilla después de un largo asedio. Hasta su asesinato a manos de sus primos en el 716, Sevilla hacía las veces de capital de Al-Ándalus (el nombre que recibió la Península Ibérica como provincia del Imperio Islámico). A partir de ese momento la sede de gobierno se trasladó a Córdoba con el rango de Emirato (independiente desde Abderramán I -773- y convertido en Califato con Abderramán III -929-). Sevilla sería cabeza de una cora.

Durante esta época de dominio musulmán creció enormemente la riqueza cultural de Sevilla, cuyo nombre fue arabizado como HIMS. Se favoreció la expansión de la religión musulmana mediante concesiones a los cristianos que se convirtieran al islamismo (muladíes) y que no gozaban los que permanecieran cristianos (mozárabes). Los mozárabes llamaban a la ciudad Ixbilia, nombre que derivó en Sivilia y en el Sevilla que ha llegado a la actualidad.

Por los años 830 se construyó la mezquita de Ad-Abbas, que actualmente ocupa la iglesia de El Salvador.

El 1 de octubre de 844, estando la mayor parte de la península Ibérica controlada por el Emirato de Córdoba, un grupo de aproximadamente 80 barcos vikingos, después de haber intentado saquear Asturias, Galicia y Lisboa (ciudad que consiguieron a su regreso), ascendió por el Guadalquivir hasta llegar a Sevilla, atacó la ciudad durante siete días causando un gran número de bajas humanas y haciendo un montón de rehenes con la intención de pedir rescate, -otro grupo quedó en Cádiz para saquearla-. Mientras llegaba el dinero, se quedaron esperando en la Isla Menor o Qabtîl (una de las islas del río). Entre tanto, el emir de Córdoba, Abderramán II, preparó un contingente para enfrentarse a ellos. El 11 de noviembre se entabló una batalla campal en los terrenos de Tablada. Los resultados fueron catastróficos para los invasores, que sufrieron mil bajas; cuatrocientos fueron hechos prisioneros y ejecutados, unas treinta naves fueron destruidas, siendo los rehenes liberados.

Con el tiempo, el reducido número de supervivientes se convirtió al islamismo, instalándose como granjeros en la zona de Coria del Río, Carmona y Morón, dedicándose a la ganadería y producción de productos lácteos (hoy son apreciados sus quesos, únicos en la zona). Los vikingos realizaron varias incursiones más en los años 859, 966 y 971, pero con intenciones más diplomáticas que conquistadoras; aunque un intento de conquista en el año 971 quedó frustrado, siendo la flota vikinga totalmente aniquilada.

Durante esta época de dominio musulmán creció enormemente la riqueza cultural de Sevilla, cuyo nombre fue arabizado como Ishbiliya. La ciudad dependía del Emirato y más tarde del Califato de Córdoba. Tras la caída del califato alcanzó la independencia y fue capital de uno de los reinos de taifas más poderosos, desde 1023 hasta 1091, gobernado por la familia de los abadíes. Entretanto, los cristianos se mostraban con frecuencia amenazadores entre los reinos taifas, y en el año 1063, en una de las incursiones cristianas bajo mando de Fernando I de Castilla descubrieron la débil fuerza militar que poseían dichos reinos. De este modo, sin apenas resistencia, a los pocos años el rey sevillano Al-Mutamid tuvo que comprar la paz y pagar un tributo anual, convirtiendo a Sevilla por vez primera en tributaria de Castilla.

Desde finales del siglo XI y hasta mediados del siglo XII los reinos de taifas se unificaron bajo los almorávides (de origen sahariano). Tras el hundimiento del imperio almorávide, en 1151 la ciudad fue absorbida por el Imperio Almohade (de origen magrebí). Estas épocas fueron florecientes económica y artísticamente para Sevilla: se construyeron la Giralda, el Alcázar y el puente de barcas para unir Triana con Sevilla.

En 1247, el rey cristiano Fernando III de Castilla inició la Reconquista de Andalucía. Tras conquistar Jaén y Córdoba, llegó a las puertas de Sevilla, y como encontró resistencia, puso cerco a la ciudad, que se rindió al cabo de un año, concretamente el 23 de noviembre de 1248. Aunque no existía capital permanente (Burgos y Toledo se disputaban la prelación, pero la residencia real y la corte eran itinerantes), a partir de ese momento Sevilla fue una de las ciudades que con más frecuencia alojaban a la corte. El 30 de mayo de 1252 el rey Fernando III murió en el Alcázar, siendo su cuerpo el primero que se enterró en el edificio, antes utilizado como mezquita mayor y entonces como catedral, bajo un epitafio cuadrilingüe (latín, castellano, árabe y hebreo) que hacía honor a su epíteto de rey de las tres religiones. Fernando III el Santo fue canonizado en 1671 y su festividad, el 30 de mayo, es fiesta local de Sevilla, por ser su santo patrón.

Durante el reinado de Alfonso X el Sabio, Sevilla fue una de las capitales de sus reinos, pues la capitalidad iba rotando entre las ciudades de Toledo, Murcia y Sevilla. En esta época se construyeron la Parroquia de Santa Ana en Triana, el Palacio Gótico de los Reales Alcázares y la Torre de don Fadrique. En 1253 el monarca fundó un Estudio General o Universidad, que no tuvo continuidad, por lo que la actual Universidad de Sevilla se considera fundada en 1505. Además el monarca está enterrado en la Capilla Real de la Catedral, templo donde también se encuentran las reliquias conocidas como las Tablas Alfonsíes (no confundir con el libro homónimo). También son de época alfonsí las imágenes marianas de la Virgen de los Reyes y la Virgen de la Sede. Además varias Cantigas de Santa María mencionan la ciudad y el Reino de Sevilla.

Los siguientes reinados, desde el de Alfonso X el Sabio hasta el de Pedro I el Cruel fueron de habitual presencia de la corte en Sevilla. Alfonso otorgó a la ciudad su emblema (NO-madeja-DO por su fidelidad durante la rebelión de su hijo Sancho). Durante ese tiempo se emprendieron numerosas construcciones de iglesias, no así las obras de la catedral que comenzaron en 1433.

La batalla del Salado (1340) produjo la apertura del estrecho de Gibraltar al comercio naval entre el sur y el norte de Europa y una cada vez mayor presencia de comerciantes italianos y flamencos en Sevilla, punto clave para la inserción de las rutas meridionales de la Corona de Castilla en esas rutas. La Peste negra de 1348, el gran terremoto del año 1355 (que causó víctimas y graves desperfectos en numerosos edificios) y las consecuencias demográficas y económicas crisis del siglo XIV afectaron a la ciudad de forma muy acusada. El agravamiento de los conflictos sociales encontró una vía de escape en la revuelta antijudía de 1391, suscitada por las predicaciones antisemitas del arcediano de Écija, Ferrán Martínez. La judería de Sevilla, una de las comunidades hebreas más numerosas de la Península, prácticamente desapareció a causa de los asesinatos y las conversiones masivas. A partir de entonces es la comunidad conversa de los cristianos nuevos la que heredará la condición de chivo expiatorio.

Durante una estancia de los Reyes Católicos en Sevilla (1477) que, a demanda del dominico sevillano Alonso de Hojeda, se impulsó la fundación de la Inquisición española. La ciudad fue la elegida para el primer auto de fe (6 de febrero de 1481), en el que fueron quemadas vivas seis personas. Tras el descubrimiento de América la ciudad se convirtió en la capital económica del Imperio español.

El descubrimiento del Nuevo Mundo en 1492 fue muy significativo para la ciudad, que se convertiría en el puerto de salida europeo hacia América. Era una ciudad cosmopolita y universal. Sevilla ya era a finales del siglo XV uno de los principales puertos castellanos en el comercio, principalmente con Inglaterra, Flandes y Génova. La minoría islámica sufrió un duro golpe en 1502, cuando los mudéjares fueron obligados a convertirse al cristianismo, llamándose moriscos quienes lo hicieron, lográndose así la unidad religiosa como base de la unidad nacional.

El Puerto de Indias de Sevilla pasó a ser el principal puerto de enlace con América manteniendo un monopolio artificial como vía de entrada y salida de las Indias mediante un asiento otorgado por decreto real. Para su administración, los Reyes Católicos fundaron la Casa de Contratación (lo que actualmente es el Archivo de Indias), desde donde se dirigían y contrataban los viajes, controlaban las riquezas que entraban de América y, junto con la Universidad de Mercaderes, regulaban las relaciones mercantiles, científicas y judiciales con el Nuevo Mundo. Esto conllevó una gran expansión urbana superando los 100.000 habitantes, convirtiéndose en la ciudad más grande de España y mejor urbanizada de la época, destacando sus calles enladrilladas o empedradas.

Durante el siglo XVI Sevilla experimenta un gran desarrollo, es el siglo monumental por excelencia de Sevilla; porque gracias al río Guadalquivir y el puerto de Sevilla denominado en aquellos tiempos puerto de Indias impulsan el período de máximo esplendor tras el descubrimiento de América en 1492. En 1502-1503 los Reyes Católicos fundan la Casa de la Contratación (1503 ) en los Reales Alcázares -para regular las relaciones mercantiles y judiciales con América-, donde se dirigen y contratan los viajes para controlar las riquezas venidas del Nuevo Mundo.

Los más importantes edificios del centro histórico son de esta época: Catedral (terminada en 1506); Lonja, que posteriormente, Carlos III ordenó su adaptación para albergar el Archivo de Indias, Giralda (campanario y Giraldillo: 1560-1568), Ayuntamiento (1527-1564), Hospital de las Cinco Llagas (1544-1601), iglesia de la Anunciación (1565-1578), Audiencia (1595-1597), la Casa de la Moneda (1585-87) y otros edificios nuevos como la Casa Pilatos, el Palacio de las Dueñas o la Iglesia del Salvador.

Esto conllevó una gran expansión urbana superando los 100.000 habitantes, convirtiéndose en la ciudad más grande de España y mejor urbanizada de la época, destacando sus calles enladrilladas o empedradas. A su vez se convertía en una metrópoli con consulados de todos los países de Europa, y comerciantes venidos de todo el continente que se afincaban en Sevilla para realizar sus empresas. La ciudad llegó a ser un centro multicultural lo que ayudaría al florecimiento de las artes, en especial la arquitectura, la pintura, la escultura y la literatura, jugando así un papel importante en el Siglo de Oro español. Famosas y productivas fueron las fábricas de jabón que se constituyeron en el barrio de Triana, así como la artesanía de la seda (exportadas a toda Europa) y la cerámica, que se contaban más de cincuenta fábricas.

Gracias al mecenazgo de Catalina de Ribera se crea el Hospital de las Cinco Llagas, para reunir en una única ubicación las dependencias sanitarias existentes. También en los primeros años del siglo XVI la preocupación por contar en Sevilla con estudios superiores se plasmó en la fundación del Colegio Santa María de Jesús por Maese Rodrigo Fernández de Santaella. Esta institución fue el germen de la futura Universidad de Sevilla, que, junto con la aparición de la imprenta, propició el desarrollo de un mundo literario sevillano de gran importancia. También al ser el puerto de América fue residencia de geógrafos y cartógrafos, como Américo Vespucio que fallecía en esta ciudad el 22 de febrero de 1512. El 11 de marzo de 1526 Carlos I contrae matrimonio en la ciudad con Isabel de Portugal.

En los siglos XVII y XVIII Sevilla cae en una profunda decadencia económica y urbana. Se sospecha que en la gran epidemia de peste de 1649 murieron aproximadamente 60.000 personas, el 46% de la población existente, pasando Sevilla de 130.000 a 70.000 habitantes. También en esta época el espíritu contrarreformista transforma a Sevilla en una ciudad-convento. En 1671 existían 45 monasterios de frailes y 28 conventos femeninos. Todas las órdenes importantes, franciscanos, dominicos, agustinos y jesuitas, se instalaron en ella. El arte barroco, a menudo religioso, florece en pintura con nombres como Valdés Leal, Murillo y Zurbarán y en escultura con Martínez Montañés y Juan de Mesa. De esta época datan un gran número de iglesias y retablos así como muchas de las imágenes, pasos y costumbres de la Semana Santa sevillana.

En mayo de 1700 se aprobó la fundación de la Regia Sociedad de Filosofía y Medicina de Sevilla, la primera de España en su clase.

En 1717 la nueva administración borbónica ordenó el traslado de la Casa de Contratación de Sevilla a Cádiz, puerto mejor adaptado al comercio transatlántico. Sevilla pierde así una gran parte de su importancia económica y política. El terremoto de Lisboa de 1755 también se sintió en los inmuebles de la ciudad afectando incluso a la Giralda y llegando a causar 9 víctimas.

Las primeras referencias del consumo de tabaco en España se atestiguan en Sevilla. También la primera fábrica de tabacos del país se asienta en esta ciudad. Se trata de la Real Fábrica de Tabacos, cuya construcción se inicia en 1728 y que es uno de los primeros grandes proyectos de edificio industrial en la Europa moderna.

Con la edición de un periódico llamado Hebdomario útil sevillano en 1758, Sevilla se convierte en la decana española de la prensa provincial.

El primer año del siglo XIX lo comenzó Sevilla con una epidemia de fiebre amarilla que abarcó toda la ciudad, en cuatro meses fulminó a un tercio de la población.

La invasión francesa también afectó a Sevilla, fueron el Mariscal Víctor (duque de Bellune) con sus tropas acompañando al rey José Napoleón (José I), quienes la ocuparon sin realizar un sólo disparo el 1 de febrero de 1810 después de que fuera negociada la rendición por algunas personalidades de la ciudad ante dicho mariscal para evitar el derramamiento de sangre, a pesar de eso el sentimiento antinapoleónico era generalizado.

Se establecieron hasta el 27 de agosto de 1812, fecha en la que hubieron de retirarse por los contraataques anglo-españoles, no sin antes haber saqueado la ciudad de numerosas obras de arte por el antojadizo Mariscal Soult.

En 1815 se funda la Compañía del Guadalquivir, para intentar hacer navegable el río desde Sevilla hasta Córdoba con intenciones mercantiles y de población de zonas marismeñas que al final resultó ser un fracaso.

Desde 1825 durante el mandato de José Manuel Arjona con la colaboración del arquitecto mayor Melchor Cano, se hace patente la política urbanística en la ciudad.

En 1833 se crea la provincia administrativa de Sevilla, estaba recién proclamada Isabel II heredera del trono de España. En 1835 con la desamortización de Mendizábal se enriquecieron unos pocos mientras se perdían muchas obras artísticas a lo largo y ancho de la urbe.

Llegado el año 1841, Carlos Pickman fundó una fábrica de cerámica (que se convertiría en la más famosa de la ciudad), en uno de los monasterios que padeció la desamortización, La Cartuja. Fue una industria productiva hasta los años 1980, cuando fue trasladada al municipio de Santiponce para comenzar las obras de acondicionamiento para la celebración de la Exposición Universal de 1992.

En los años que reinó Isabel II, la clase burguesa inició una etapa constructora sin igual en la ciudad. De aquella época data el puente de Isabel II (más conocido como puente de Triana). La estancia de los duques de Montpensier en el Palacio de San Telmo hicieron parecer Sevilla como si fuera la segunda Corte del Reino.

En las Elecciones Municipales celebradas el 12 de abril de 1931 los partidos republicanos vencen en las principales ciudades españolas. En Sevilla los republicano-socialistas obtienen 57% de los votos por 39% de los Coalición Monárquica. Como consecuencia, el rey Alfonso XIII toma el camino del exilio y se proclama la II República.

La Guerra Civil Española afecta de lleno a la capital andaluza, en la que ya desde febrero de 1936 se gestaba el golpe de Estado. El 18 de julio el general Queipo de Llano se hace rápidamente con el control de la 2ª División Orgánica y del centro de la ciudad. En los barrios populares como Triana y la Macarena se movilizan milicias de los sindicatos y partidos de izquierda pero Queipo los derrota mediante una combinación de armamento superior, astucia y una dura represión. Sevilla cae así en manos de los sublevados al mismo tiempo que Cádiz y Algeciras, lo que proporciona a Franco un terreno suficiente para trasladar de forma segura a su Ejército de África por aire a Andalucía. A partir de entonces Sevilla pasa a ser ciudad de retaguardia, la más poblada de todas las que controla el bando nacional. La represión en la ciudad, entre el 18 de julio de 1936 y enero de 1937, causa la muerte de 3.028 personas, entre ellas el alcalde, Horacio Hermoso Araujo, y el que fuera alcalde republicano de la ciudad en 1931, José González Fernández de Labandera o el presidente de la Diputación Provincial, José Manuel Puelles de los Santos.

Durante la etapa franquista las autoridades más poderosas de Sevilla y su provincia son la autoridad militar, encarnada en la persona que ocupa la Capitanía General de la IIª Región Militar; el Gobierno Civil, que a su vez es Jefe Provincial del Movimiento; y el arzobispo, que dirige la Diócesis de Sevilla. Los alcaldes de la ciudad durante este periodo son designados de forma directa por el Ministro de Gobernación, a propuesta la mayoría de veces de las autoridades militares, políticas y religiosas de la ciudad.

Como sucesos más significativos de esta etapa destacan entre otros, el ocurrido el 13 de marzo de 1941, cuando estalla el polvorín de Santa Bárbara, ubicado en el Cerro del Águila, destrozando las diez manzanas que lo rodeaban y causando daños a muchas más. La calle José Arpa, donde estaba el polvorín, quedó destruida, al igual que las calles Huesca, Galicia, Lisboa, Afán de Ribera y parte de Héroes de Toledo. El polvorín no era militar, sino de la Sociedad Española de Explosivos.

En 1953 se fundó el Astillero de Sevilla.

Antes de la existencia de los pantanos de regulación de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir, la ciudad de Sevilla sufría periódicamente grandes inundaciones, pero quizás la peor de todas fueron las riadas que se produjeron en el mes de noviembre de 1961 cuando el cauce del río Tamarguillo se desbordó como consecuencia de los trescientos litros de agua por metro cuadrado que cayeron en un corto espacio de tiempo. Fueron afectados barrios enteros: La Calzada, el Cerro del Aguila, San Bernardo, El Fontanal, el Tiro de Línea, la Puerta de Jerez, llegando el agua hasta la Campana. Sevilla fue declarada zona catastrófica. Fueron tantos los sevillanos que se quedaron sin hogar que, un mes más tarde, se organizó una cabalgata que partió desde Madrid: la llamada Operación Clavel, capitaneada por el popular locutor de radio Bobby Deglané y que acabaría en tragedia como consecuencia de un accidente aéreo.

En 1955 se inaugura la Residencia Sanitaria Virgen del Rocío, denominada al principio como residencia García Morato. Durante esta etapa se produjo la mayor expansión urbanística de la ciudad, con la construcción de muchas barriadas, siendo el abanderado de este tipo de desarrollo urbanístico el barrio de Los Remedios, a donde se trasladó en 1973 el Real de la Feria del Prado de San Sebastián.

En la década de los años 60 se inicia la organización clandestina del sindicalismo obrero de Sevilla, en torno a Comisiones Obreras, en factorías como HYTASA, Astilleros, Hispano Aviación, etc. Varios de sus dirigentes fueron encarcelados, como Fernando Soto, Eduardo Saborido y Francisco Acosta, juzgados en el Proceso 1001 (noviembre de 1973).

El 3 de abril de 1979 se celebraron en toda España las primeras elecciones municipales democráticas y en Sevilla obtuvieron conejales cuatro partidos políticos diferentes: Unión de Centro Democrático (UCD) obtuvo 9 concejales, Partido Andalucista 8, Partido Socialista Obrero Español (PSOE) 8 y Partido Comunista de España (PCE) 6. Como ningún partido alcanzó mayoría suficiente para gobernar se formó una coalición de gobierno entre PSA, PSOE y PCE, que eligió como alcalde al concejal andalucista Luis Uruñuela.

El 5 de noviembre de 1982, el papa Juan Pablo II llegó a Sevilla y, entre otros actos, ofició una misa ante más de medio millón de personas en el Campo de la Feria y celebró allí la beatificación de Sor Ángela de la Cruz, fundadora de la congregación de las Hermanas de la Cruz. Posteriormente visitó la ciudad de nuevo el 13 de junio de 1993, procediendo a la clausura del Congreso Eucarístico Internacional que se celebró en Sevilla. De 1982 a 1996 ocupó la Presidencia del Gobierno de España el político sevillano Felipe González.

En 1992, se celebró durante seis meses la Exposición Universal de Sevilla, con motivo de la cual se mejoró considerablemente la red de infraestructuras de comunicaciones: circunvalación SE-30, construcción de autovías, nueva estación de ferrocarril Santa Justa, funcionamiento del tren de Alta Velocidad Española (AVE) Madrid-Sevilla y construcción de un nuevo aeropuerto. De esta exposición, permanecen parte de las instalaciones que fueron reconvertidas en el parque tecnológico más importante de Andalucía, Cartuja 93, el parque temático Isla Mágica, el monumental Puente del Alamillo sobre el Guadalquivir del arquitecto Santiago Calatrava y el Puente de la Barqueta.

A lo largo estos años fueron varios los atentados terroristas que ha realizado la banda terrorista ETA en Sevilla, destacando por su crueldad los asesinatos enero de 1998 del concejal del Partido Popular, Alberto Jiménez-Becerril Barrio y su esposa Ascensión García Ortiz y en octubre del año 2000 del coronel médico Antonio Muñoz Cariñanos. Estos asesinatos provocaron un gran dolor en la ciudad e impresionantes manifestaciones en contra del terrorismo etarra.

El siglo se inicia bajo el mandato del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), quien ocupa el puesto de regidor desde junio de 1999 con el apoyo del PA, habiendo sido el PP el partido más votado. En 2003 volvería a ser investido alcalde, siendo esta vez el candidato más votado, en este caso con el apoyo de los ediles de Izquierda Unida. El resultado de las elecciones de mayo de 2007 revalida el pacto de progreso (PSOE-IU) superando en votos al proyecto conservador presentado por (PP-PA) quedando este último sin representación en el ayuntamiento, y obteniendo el PP el mayor número de votos de entre todos los partidos con representación en el Consistorio. De esta manera Alfredo Sánchez Monteseirín se sitúa como el primer alcalde que consigue estar 3 legislaturas en el poder por primera vez en el historia de la democracia sevillana pese a haber sido sólo en una ocasión el candidato más votado por el electorado y a las acusaciones de corrupción por financiación ilegal mediante facturas falsas.

En el mes de junio de 2002 se celebró en Sevilla una cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, presidida por el entonces presidente de turno de la Unión Europea y presidente del gobierno español, José María Aznar. A esta reunión se contrapusieron una serie de actos y manifestaciones pacíficas y multitudinarias por parte de grupos de acción política alternativa y anticapitalista.

En 2003 se reinicia la construcción de la Línea 1 del Metro de Sevilla, paralizada en los años 80 al encontrarse dificultades técnicas en la excavación del subsuelo sevillano, apareciendo grietas en varios edificios históricos de la ciudad. Con un nuevo proyecto de diferente trazado al original (de enfoque menos urbano y más metropolitano), el reinicio de las obras vio culminado el intenso esfuerzo de la Sociedad Metro de Sevilla, impulsada por el andalucista Alejandro Rojas-Marcos y por el equipo de gobierno, para la consecución de un metro para Sevilla. Su inauguración supondrá un hito en la historia de las saturadas comunicaciones metropolitanas de Sevilla.

En 2004 celebra su centenario la empresa cervecera sevillana Cruzcampo, organizando numerosos actos públicos y campañas publicitarias para celebrar la efeméride. También en 2004 el diario ABC conmemora el 75º aniversario de su edición sevillana, fundada en 1929 por Don Torcuato Luca de Tena.

Durante el año 2005 se celebra el centenario del Sevilla FC y en el 2007 el del Real Betis Balompié.

En junio de 2006 deberían haber concluido las obras de la línea 1 del Metro. Sin embargo, los cambios de trazado, hallazgos arqueológicos, problemas de la tuneladora, socavones y paralizaciones de diversa índole, han motivado que la Junta de Andalucía no se marque ninguna fecha anterior al año 2008 para su inauguración, barajándose la hipótesis de su puesta en funcionamiento de forma total a principios del año 2009.

En 2007 y 2008 importantes proyectos acaparan la atención mediática: la construcción de una red de carriles-bici que llevará a Sevilla a ser la ciudad con más kilómetros de carril-bici de España, la peatonalización de la Plaza Nueva y la Avenida de la Constitución (junto a la Catedral), la puesta en funcionamiento del tranvía Metrocentro, que unirá el Prado de San Sebastián con la citada Plaza Nueva, la construcción de la Torre de Pelli para la nueva caja Cajasol, el proyecto MetroSol de la Encarnación ganador del premio internacional de arquitectura, la reformas en la Alameda de Hercules, el Puerto de las Delicias, el Acuario de las Delicias, el Muelle de Nueva York, entre otras.

Al principio



Sevilla

Bandera de Sevilla

La ciudad de Sevilla es un municipio español, capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Andalucía. Sevilla contaba en 2008 con 699.759 habitantes según el censo de población, siendo la cuarta ciudad de España por población después de Madrid, Barcelona y Valencia. El municipio tiene una extensión de 140,8 km2. El área metropolitana de Sevilla está compuesta por 46 municipios e incluye a una población de 1.421.000 habitantes (Padrón Municipal de Habitantes, 2007), ocupando una superficie de 4.900 km2.

Su casco histórico es uno de los más extensos de Europa, con aproximadamente 335 ha, unos tres kilómetros de largo por dos de ancho. Su patrimonio histórico y monumental y sus diversos espacios escénicos y culturales la convierten en una ciudad receptora de turismo nacional e internacional. Entre sus monumentos más representativos se encuentran la Giralda, la Catedral, el Alcázar, el Archivo de Indias y la Torre del Oro. Algunos de estos monumentos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. El Museo de Bellas Artes de Sevilla es el museo más visitado de Andalucía y la segunda pinacoteca más importante de España.

El Puerto de Sevilla, situado a unos 80 km del océano Atlántico es el único puerto fluvial de España, pues el río Guadalquivir es navegable desde su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda hasta Sevilla, estando limitado el tamaño de los barcos que acceden a Sevilla por las condiciones de navegabilidad del río.

Sevilla dispone de una red desarrollada de transporte por carretera y ferrocarril, así como de un aeropuerto internacional. Es destacable la presencia histórica de la industria aeronáutica en la ciudad, de los astilleros, así como de la industria militar.

Con ocasión de la celebración de la Exposición Iberoamericana de 1929, la ciudad experimentó un desarrollo urbanístico importante marcado por la edificación de parques y edificios proyectados para dicho evento, como el parque de María Luisa o la plaza de España. La Exposición Universal de 1992 dejó como legado en la ciudad una importante mejora de la infraestructura, principalmente en las comunicaciones terrestres y aeronáuticas, especialmente con el acceso ferroviario del AVE a la estación de Santa Justa. Asimismo, en los terrenos liberados de la Expo se han implantado empresas de nuevas tecnologías y centros universitarios.

En la actualidad (2008) se llevan a cabo importantes proyectos en la ciudad, como la Torre Cajasol, el Metropol Parasol de la Encarnación, el metro de Sevilla, el proyecto del Puerto Delicias o el Acuario Nuevo Mundo.

La Universidad de Sevilla, con más de 55.000 estudiantes, es una de las más grandes de España. Asimismo, la Universidad Pablo de Olavide, ubicada en el colindante municipio de Dos Hermanas, cuenta más de 10.000 estudiantes. Son miles los estudiantes extranjeros que se matriculan en los programas Erasmus y cursos de español en la Universidad de Sevilla, que en 2006 fue una de las diez más visitadas de Europa junto con otras ocho universidades españolas.

El nombre de la ciudad procede del antiguo Hispalis, de origen romano, que en época musulmana se transformó en Ishbiliya (árabe أشبيليّة), debido a la sustitución de la "p" (fonema inexistente en árabe) por "b" y de la "a" tónica por "i" (fenómeno característico del árabe hispánico conocido por imela), de donde procede la actual forma 'Sevilla'.

El lema de la ciudad, presente en numerosos edificios, es «NO8DO», teniendo el 8 forma de madeja de lana. Se lee «No madeja-do», queriendo decir «No me ha dejado». Según la leyenda, este lema hace referencia a la lealtad que mantuvo la ciudad a Alfonso X el Sabio en la guerra contra su hijo Don Sancho en el siglo XIII.

El término municipal de Sevilla se encuentra ubicado en la provincia de Sevilla, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Andalucía, en el sur de la península Ibérica, en la margen izquierda del río Guadalquivir; no obstante, sus barrios Triana y Los Remedios ocupan el lado derecho de este río navegable que convierte a esta ciudad en puerto fluvial. En el entorno de Sevilla hay una campiña de tierras marismeñas y una zona elevada que conforma la comarca del Aljarafe, muy vinculada con la ciudad por ser la zona de expansión residencial de Sevilla.

El término municipal de Sevilla, de 140,8 km de extensión, está representado en las hojas 984, 985 y 1002 del Mapa Topográfico Nacional. Limita al norte con La Rinconada y Santiponce; al este con Alcalá de Guadaira; al sur con Dos Hermanas y Gelves y por el oeste, San Juan de Aznalfarache, Tomares y Camas.

La ciudad está ubicada en la llanura aluvial del Guadalquivir, en plena depresión del Guadalquivir. La altitud media sobre el nivel del mar es de 11 metros, aunque algunos Barrios de la Ciudad como Nervión llegan a alcanzar 50 metros. La horizontalidad de la ciudad es reforzada por la altura generalmente baja de sus edificios, sobre todo en el centro. La Giralda es la torre más representativa de la ciudad y la más alta, con 97.5 m de altura; sin embargo, hay proyectos de edificios más altos, como la torre Cajasol, cuya licencia de construcción concedió la Gerencia de Urbanismo de Sevilla en el mes de septiembre de 2008 para construir en la Isla de la Cartuja y cuyo diseño es obra del arquitecto argentino César Pelli. La torre Cajasol tendrá 178 m de altura y supondrá una inversión privada de 130,33 millones de euros.

El municipio de Sevilla está atravesado en su lado occidental, por el río Guadalquivir, en cuya cuenca hidrográfica se encuentra integrada la totalidad de su provincia. Se enclava en pleno valle del Guadalquivir, una de las tres unidades litológicas en las que se divide dicha cuenca, en uno de los últimos meandros que configura este río antes de adentrarse en la zona de marismas existente hasta su desembocadura.

El Guadalquivir es el río más largo de Andalucía y el quinto de la Península Ibérica, con un recorrido de 657 km. Es navegable a través de un tronco principal de unos 80 km de longitud, desde su desembocadura al océano Atlántico en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) hasta Sevilla, donde se halla el único puerto fluvial de España.

La parte oriental y suroriental de Sevilla está bañada por otros tres cursos fluviales, afluentes o subafluentes del Guadalquivir por su margen izquierda. El más importante de ellos es el río Guadaíra, que nace en la gaditana sierra de Pozo Amargo, discurre por el extremo sureste del término municipal y desemboca en el Guadalquivir, 20 km aguas abajo del casco urbano sevillano. Los arroyos Tagarete y Tamarguillo completan la red hidrográfica de la ciudad.

Sevilla está aproximadamente en el centro del curso bajo del Guadalquivir, que comienza a unos 90 km aguas arriba en el término de Palma del Río (Córdoba) y termina a unos 80 km aguas abajo en la desembocadura del río.

A su paso por la urbe, el río posee un caudal notable, tras haber recibido las aportaciones de todos sus grandes afluentes, entre ellos el Genil, que es su afluente más importante y confluye con él en la localidad de Palma del Río. En la estación de aforo instalada en Sevilla, el Guadalquivir registra un caudal medio de 164,3 m³/s, muy superior a los niveles alcanzados en el curso medio (68,40 km³/s, en Marmolejo, Jaén) y en el curso alto (19,80 m³/s, en el poblado de Pantano del Tranco, Jaén).

El río presenta un régimen hidrológico preferentemente pluvial, que determina fuertes variaciones de su caudal. Estas eran visibles en Sevilla, con estiajes por debajo de los 10 m³/s y crecidas de 5.000 y 9.000 m³/s, con periodos de recurrencia de 5 y 100 años respectivamente. En la actualidad, las oscilaciones han disminuido notablemente gracias a la regulación a la que está sometida toda la cuenca del río.

A la irregularidad de este régimen hidrológico se añade la ubicación de Sevilla sobre una llanura aluvial, en plena zona de inundaciones, ha condicionado históricamente el trazado urbanístico de la ciudad. El cauce natural del río ha sido modificado por infraestructuras dirigidas a prevenir las grandes avenidas. Antes de la regulación actual, las crecidas elevaban las aguas a una altura entre 7 y 10 m y las zonas más bajas de la urbe, como la Alameda de Hércules, están situadas a una cota de tan solo 4,30 m.

Las intervenciones en el cauce del río, consistentes en su mayor parte en rectificaciones cortas del cauce y en el levantamiento de diques, han provocado una reducción del curso del Guadalquivir en casi 40 km. Es el caso de las obras realizadas en el año 1950, mediante las cuales se desvió el cauce activo hacia el oeste y se construyó una dársena sobre el primitivo.

También se ha alterado la red hidrográfica municipal de la margen izquierda del Guadalquivir, conformada por los ya citados arroyos Tagarete y Tamarguillo y el río Guadaíra, igualmente caracterizados por un régimen de fuerte irregularidad. El primero tuvo una gran importancia defensiva durante la Edad Media, al delimitar por extramuros el flanco oriental de la ciudad hasta su confluencia con el Guadalquivir, cerca de la Torre del Oro. Su cauce ha sido sucesivamente modificado, alejándolo progresivamente del núcleo urbano y convirtiéndolo en un afluente directo del Tamarguillo. En el parque de Miraflores, situado al norte de Sevilla, se ha reconstruido parte del cauce original del arroyo Tagarete.

Por su parte, el Tamarguillo discurría en sentido este-oeste por la parte meridional y oriental del núcleo urbano y se canalizó desviando su cauce por el norte del centro histórico, lo que ha permitido la expansión de la ciudad hacia el este, con la creación de nuevas avenidas como la ronda del Tamarguillo, levantada sobre uno de los antiguos encauzamientos de esta corriente.

El clima de Sevilla es mediterráneo con influencia continental, con precipitaciones variables, veranos secos muy cálidos e inviernos suaves sin nevadas. Según la clasificación climática de Köppen, corresponde a un clima Csa. La temperatura media anual es de 18,6 °C, una de las mayores de Europa. Enero es el mes más frío, con una media de temperaturas mínimas de 5,2 °C; y julio es el mes más caluroso, con una media de temperaturas máximas diarias de 35,3 °C. Se superan todos los años los 40 °C en varias ocasiones. Las temperaturas extremas registradas en la estación meteorológica del Aeropuerto de Sevilla fueron de -5,5 °C el 12 de febrero de 1956 y de 46,6 °C el 23 de julio de 1995. Hay récord, no homologado por el Instituto Nacional de Meteorología, de 47 °C el 1 de agosto durante la ola de calor de 2003, según la Estación meteorológica 83910 (LEZL) situada en la parte sur del Aeropuerto de Sevilla, cerca de la zona militar abandonada. Existen noticias de una temperatura de 50 ºC el 4 de agosto de 1881 pero ese dato resulta poco fiable ya que las estaciones meteorológicas que se utilizaban anteriormente no poseían la misma precisión que las actuales.

Las precipitaciones oscilan de 500 a 600 mm al año, concentradas de octubre a abril; diciembre es el mes más lluvioso, con 95 mm. Hay un promedio de 52 días de lluvia al año, 2.898 horas de sol y varios días de heladas —que difícilmente se prolongan más de 3 ó 4 días seguidos—, en los que la temperatura mínima es menor a los 0 °C y las máximas no pasan de los 8 ó 10 °C.

A lo largo de la historia de la ciudad se ha desarrollado una flora variada que ha dado lugar a que cada parque y jardín de la ciudad sea diferente del resto en función de la época y los motivos por los que fue construido. Especies autóctonas y exóticas de varias partes del mundo se hallan integradas en la ciudad formando parte de su idiosincrasia. Entre los árboles que se pueden encontrar en sus parques, plazuelas y calles destacan jacarandas y naranjos amargos. Otros árboles frecuentes en el paisaje viario son plátanos, tipuanas y árboles de fuego. Entres los arbustos destacan jazmín, adelfa y rosal.

Los jardines históricos de la ciudad presentan un amplio muestrario de diferentes estilos y tamaños, donde priman las especies exóticas. Los jardines más famosos son los del Alcázar y el parque de María Luisa. También en los distintos distritos, parques urbanos y zonas verdes ajardinadas que responden a un concepto tradicional de parque en cuya concepción se han tenido en cuenta la jardinería y zonas deportivas. Las principales especies de estos espacios son autóctonas, adaptadas a las ciudades y al clima de Sevilla.

El parque del Alamillo abarca 48 hectáreas de la zona más septentrional de la Isla de La Cartuja. Consta de áreas boscosas autóctonas en las que la actuación jardinera se limita a podas sanitarias y riego. En este parque se pueden encontrar árboles como algarrobos, naranjos, olivos, quejigos, encinas, alcornoques, fresnos europeos y pinos piñoneros.

Las especies silvestres que conforman la fauna de Sevilla son aquellas que mejor aprovechan los deshechos de la sociedad urbana y son muy diferentes de las que se encuentran en los jardines históricos, los parques urbanos, los parques metropolitanos y los márgenes de los ríos Guadaíra y Guadalquivir.

Los vertebrados más numerosos que conforman la fauna sevillana son las aves, existiendo muchos tipos de aves en los diferentes parques de la ciudad. Los peces, si se exceptúa el río, están representados por los carpines que se encuentran en algunos estanques.

Por su parte, el Grupo Línea Verde de la Policía Local, implicado en la protección del medio ambiente, realizó en 2007 un total de 541 actuaciones, de las que 310 (el 57% del total) fueron por denuncias por ruido.

Sevilla es una de las ciudades más importantes en la historia de España desde la Edad Antigua en que surgió un primer núcleo identificado con la cultura tartésica y que, tras su destrucción atribuida a los cartagineses, dio paso a la ciudad romana de Hispalis, junto a la que se construyó la colonia de Itálica. Durante el reino visigodo alojó en algunas ocasiones la corte. En Al-Ándalus, tras la invasión musulmana, fue primero sede de una cora y después capital de un reino de taifas. En el año 844 fue saqueada por los vikingos remontando el río Guadalquivir decidiendo el emir de Córdoba fortalecer su sistema defensivo.

En 1248 se incorporó a la cristiana Corona de Castilla y León, al ser conquistada bajo el reinado de Fernando III, quien fue el primero en ser enterrado en la Catedral de Sevilla. A partir de entonces Sevilla, repoblada por la aristocracia castellana, como capital del Reino de Sevilla fue una de las ciudades con voto en cortes y alojó la corte itinerante en numerosas ocasiones. Durante la Baja Edad Media la ciudad, su puerto y su activa colonia de mercaderes genoveses se situaron en una posición periférica pero importante en el comercio internacional europeo. En ese tiempo sufrió dramáticas convulsiones económicas demográficas y sociales como la Peste Negra de 1348 o la revuelta antijudía de 1391.

Tras el descubrimiento de América en 1492, Sevilla se convirtió en el centro económico del Imperio Español. Los Reyes Católicos fundaron la Casa de Contratación, desde donde se dirigían y contrataban los viajes, controlaban las riquezas que entraban de América y, junto con la Universidad de Mercaderes, regulaban las relaciones con el Nuevo Mundo.

Durante el siglo XVI Sevilla experimentó un gran desarrollo y se construyeron algunos de los edificios más importantes del centro histórico. La ciudad llegó a ser un centro multicultural lo que ayudaría al florecimiento de las artes, jugando un papel importante en el Siglo de Oro español. Destacaron entonces las fábricas de jabón del barrio de Triana, la artesanía de la seda y la cerámica sevillana.

Coincidiendo con su momento artístico más brillante, el Barroco, se vio afectada por la crisis del siglo XVII, lo que significó una decadencia económica y demográfica, al tiempo que la navegación por el Guadalquivir se dificultaba cada vez más, hasta que el monopolio comercial y sus instituciones se trasladaron a Cádiz.

La revitalización de la ciudad en el siglo XIX, con la industrialización y el desarrollo de la red ferroviaria española, coincidió con la época romántica. Durante el siglo XX, además de la trágica Guerra Civil, presenció hitos decisivos como la Exposición Iberoamericana de 1929, la Exposición Universal de 1992 o su elección como capital de la autonomía andaluza.

El municipio de Sevilla cuenta con 699.759 habitantes según el censo de población de 2008 del INE, siendo la cuarta ciudad de España por población, por debajo de Madrid, Barcelona y Valencia. El área metropolitana de Sevilla cuenta con 1.450.214 habitantes (INE, 2007) y 4.535,78 km² de superficie, siendo también la cuarta área metropolitana de España y un gran centro turístico, económico, industrial y poblacional.

Desde 1990, la población residente en Sevilla ha descendido un poco, debido principalmente al éxodo de las parejas jóvenes hacia las localidades del Área Metropolitana donde el precio de la vivienda ha sido más asequible, y donde hay mejores expectativas laborales. La población de la ciudad está muy envejecida, y el descenso de población puede que sea más acusado aún en los próximos años. La población de extranjeros censados en Sevilla en 2005, era de 21.041 personas procedentes de los siguientes países: Ecuador (2.903), Marruecos (2.736), Colombia (2.022), Argentina (789), Estados Unidos (569), Francia (539), Otros países (11.474).

La pirámide de población de Sevilla se asemeja bastante al modelo de población envejecida típico en los países desarrollados occidentales, caracterizado por tener forma de as de picas, con una estrecha base (población joven) y un amplio cuerpo (población adulta) que se reduce conforme aumenta la edad. Esta estructura de población es típica en el régimen demográfico moderno, con una evolución hacia un envejecimiento de la población y una disminución de la natalidad anual.

Sevilla es la capital de la comunidad autónoma de Andalucía y en ella están ubicadas todas las instituciones autonómicas, excepto el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, que tiene su sede en Granada. También radica en Sevilla la Delegación del Gobierno de la Nación para Andalucía. La capitalidad constituye un elemento diferenciador en relación con el resto de ciudades andaluzas, por una mayor concentración de funcionarios autonómicos y estatales; una mayor población flotante que acude a Sevilla para realizar trámites ante las diferentes Consejerías y Delegaciones regionales de muchas empresas e instituciones. También hay una mayor incidencia de la problemática social en cuanto a manifestaciones que los conflictos generan, lo que conlleva un gasto extra en muchas de las prestaciones y servicios del Ayuntamiento. Sin embargo, aún está pendiente de promulgarse una ley que desarrolle el artículo 4.1 del Estatuto de Andalucía, referente a la capitalidad de Sevilla y que conllevaría una mayor dotación económica de las transferencias del estado al Ayuntamiento de Sevilla. Sevilla también es la capital de la provincia homónima, lo que implica que se encuentren ubicadas en la ciudad las diferentes delegaciones provinciales de las consejerías de la Junta de Andalucía y del Gobierno de España, así como la sede de la Diputación Provincial.

El área metropolitana de Sevilla está compuesta por 46 municipios e incluye a una población de 1.421.000 habitantes (Padrón Municipal de Habitantes, 2007), ocupando una superficie de 4.900 km2. En el mes de noviembre de 2008, la Comisión de Redacción del Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus) ha dado luz verde al nuevo documento que ordenará los 46 municipios que forman la zona, y que incluye 69 áreas de oportunidad, es decir, desarrollos urbanísticos considerados de interés metropolitano. Sobre estos 69 proyectos, los hay desde logísticos hasta empresariales, tecnológicos o residenciales, con una amplia mayoría de vivienda protegida. Después de su paso por la Comisión de Redacción, el Potaus será remitido a la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Sevilla y, posteriormente, a la de Andalucía (COTUA), antes de su aprobación definitiva por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. El desarrollo de esta área metropolitana comienzó a mediados de la década de los 70 y principio de los 80, pero el gran auge urbanístico se dio en los 90 y continúa hasta nuestros días (2008), en los que el área metropolitana no deja de crecer, en población y extensión, destacando las ciudades de Alcalá de Guadaíra, Mairena del Aljarafe, o el eje Dos Hermanas, Los Palacios y Villafranca y Utrera. Al área metropolitana se han ido a vivir muchos sevillanos emigrados de la capital debido a la escasez y alto precio de las viviendas nuevas, lo que ha provocado grandes desequilibrios en la movilidad de los ciudadanos residentes especialmente en la comarca del Aljarafe, por el cuello de botella que existe para acceder a Sevilla por transporte privado en las horas punta.

La administración política de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Sevilla mayores de 18 años y nacionales de España y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Sevilla está formada por 33 concejales. En las últimas Elecciones Municipales celebradas en 2007, la constitución del Ayuntamiento fue de 15 concejales pertenecientes al Partido Socialista (PSOE), 15 concejales pertenecientes al Partido Popular (PP) y 3 concejales pertenecientes a Izquierda Unida (IU). Como consecuencia de dichos resultados se formó una coalición de gobierno PSOE-IU y el pleno municipal eligió alcalde por cuatro años a Alfredo Sánchez Monteseirín, del PSOE.

Con el objetivo de la desconcentración, de mejorar la calidad de los servicios que el Ayuntamiento presta a la ciudad y de facilitar la participación ciudadana, Sevilla se divide en 11 distritos, según se estableció en el Reglamento Orgánico de las Juntas Municipales de Distritos acordado en el Pleno del 14 de julio de 2005. Los distritos difieren tanto en su expansión geográfica como en su población (ver gráfica), correspondiendo la mayor población a los distritos periféricos. Todos ellos están organizados mediante una Junta Municipal de Distrito con su correspondiente delegado, oficinas administrativas, y representantes de las asociaciones vecinales de la zona.

Desde las primeras elecciones municipales democráticas en 1979, la ciudad de Sevilla ha sido gobernada por diferentes partidos y coaliciones de gobierno (ver tabla). En las elecciones municipales de 2007 dejó de estar representado por primera vez el Partido Andalucista (PA) del Ayuntamiento y se ha acrecentó el bipartidismo PSOE-PP, si bien para gobernar el PSOE tuvo que formar coalición con los tres ediles de Izquierda Unida Los Verdes Convocatoria por Andalucía (IULVCA).

La gestión ejecutiva municipal está organizada por áreas de gobierno al frente de las cuales hay un concejal del equipo de gobierno. Cada área de gobierno tiene varias delegaciones en función de las competencias que se le asignan y que son variables de unos gobiernos municipales a otros.

El equipo de gobierno de 2008 está estructurado en las siguientes áreas de gobierno: Área de Bienestar, Área de Coordinación, Área de Innovación, Área de Socio-Economía y Área de Gobernación.

En Sevilla está operativo el sistema de Emergencias 112, que mediante un número de teléfono gratuito 112, atiende cualquier situación de urgencias en materia sanitaria y/o desastre, extinción de incendios, salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Los teleoperadores de 112 Andalucía atienden las llamadas de urgencia y emergencia en español, inglés, francés o alemán, incorporando además la atención de llamadas en árabe.

Sevilla es la sede de la Audiencia Provincial. También es la cabeza del Partido Judicial número 6 de la provincia de Sevilla, cuya demarcación comprende a la ciudad más 22 poblaciones muy pobladas del Área Metropolitana de las comarcas del Aljarafe y de la Vega Norte atendiendo una población aproximada de 1.300.000 habitantes. También acoge salas de lo Contencioso-Administrativo y Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En la arquitectura de Sevilla han dejado constancia las civilizaciones que han habitado la ciudad, con una riqueza monumental muy importante, tanto en edificios religiosos como civiles, con influencias de romanos, visigodos, árabes, movimientos europeos, racionalismo, modernismo y regionalismo historicista andaluz. En el patrimonio histórico-artístico de la ciudad pueden observarse varios estilos como gótico, mudéjar, renacentista, barroco, neoclasicismo, romanticismo, etc.

Entre sus monumentos destacan la «Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias», que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. Posee uno de los centros históricos más extensos de España, con unas 335 hectáreas.

La Catedral de Sevilla es la catedral gótica más extensa del mundo y el tercer templo cristiano en cuanto a tamaño, tras la Basílica de San Pedro del Vaticano en Roma y la Catedral de San Pablo de Londres. En 1987 fue declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Su construcción se inició en 1401, sobre el solar que quedó tras la demolición de la antigua Mezquita Aljama de Sevilla. La construcción se fue realizando a lo largo de varios siglos y por eso tiene varios tipos de arquitectura: gótica (1433-1528), renacentista (1528-1593), barroca (1618-1758), académica (1758-1823) y neogótica (1825-1928).

El conjunto monumental de la Catedral lo complementan la Giralda, el Patio de los Naranjos y la Capilla Real.

El Patio de los Naranjos es un espacio rectangular, a modo de patio interior, que actúa como claustro de la Catedral. Hoy día, (2008) el Patio de los Naranjos es uno de los anexos más visitados de la Catedral.

La Capilla Real hace las funciones de cabecera de la catedral. En dicha capilla está ubicado el panteón del Rey Fernando III y de su hijo, Alfonso X, junto con los sepulcros de algunos otros miembros de la familia real de la época. En ella se encuentra la imagen gótica de la Virgen de los Reyes, patrona de la archidiócesis de Sevilla. Cabe destacar también los tesoros del templo y una gran cantidad de pinturas de Murillo, como los retratos de San Isidoro o San Leandro; cuadros como Santa Teresa de Zurbarán; o la cabeza esculpida de San Juan Bautista. La tumba de Cristóbal Colón, mausoleo obra de Arturo Mélida, se encuentra en el brazo derecho del crucero de la Catedral. En 2006, un equipo de investigación del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada confirmó que los restos de Cristóbal Colón se hallan en la Catedral de Sevilla.

El cabildo metropolitano es el custodio de la Catedral, permitiendo la visita a los turistas y manteniendo la liturgia diaria y la celebración de las grandes festividades del Corpus Christi y de la Inmaculada Concepción. Además, atiende permanentemente la devoción a la Virgen de los Reyes, patrona de Sevilla y de la Archidiócesis de Sevilla.

La Giralda es el campanario de la Catedral de Sevilla y la torre más representativa de la ciudad. Mide 97,5 metros de altura y fue construida en el siglo XII como alminar almohade de la mezquita mayor hoy desaparecida, a imagen y semejanza del alminar de la mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos). Su coronación renacentista, obra de Hernán Ruiz, fue construida entre 1558 y 1568 por encargo del cabildo catedralicio. Consta de tres cuerpos escalonados y 25 campanas, cada una de ellas bautizadas con un nombre.

Los dos tercios inferiores de la torre corresponden al alminar de la antigua mezquita de la ciudad, de finales del siglo XII, en la época almohade, mientras que el tercio superior es un remate añadido en época cristiana para albergar las campanas. En su cúspide se halla una bola llamada tinaja sobre la cual se alza el Giraldillo, estatua de bronce que hace las funciones de veleta y que fue una de las esculturas más grandes del Renacimiento europeo. En 1928 la Giralda fue declarada Patrimonio Nacional y en 1987 integró la lista del Patrimonio de la Humanidad.

La historia de la construcción de la Giralda se inicia con el cuerpo musulmán. Fue construido en 1184 por orden del califa Abu Yaqub Yusuf. Se basó en el alminar de la mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos). A raíz de un terremoto ocurrido en 1365 se perdió la antigua esfera original de cobre que coronaba la torre, que fue sustituida por un sencillo alminar. Posteriormente, en el siglo XVI, se añadió el cuerpo de campanas y además se construyó un remate en forma de estatua que representa la Fe. La estatua fue instalada en 1568. La palabra giralda proviene de girar y hace referencia a la "veleta de torre que tiene figura humana o de animal". Con el paso del tiempo, ese nombre pasó a denominar a la torre en su conjunto, comenzándose a conocer a la figura que la corona como el Giraldillo. Al campanario mirador de la Giralda se sube por unas rampas diseñadas para subir a caballo. Una vez arriba se puede contemplar una panorámica general de toda la ciudad.

El Alcázar de Sevilla es el palacio real en activo más antiguo de Europa. Empezó a tomar su aspecto actual tras la conquista en 713 de Sevilla por los árabes, quienes utilizaron los alcázares como residencia de sus líderes desde el año 720. Tras la Reconquista en 1248, fue alojamiento del rey Fernando III de Castilla, tomándose por costumbre ser hospedaje de los sucesivos monarcas.

Una zona reservada del mismo se utiliza como lugar de alojamiento los Reyes de España y demás miembros de la Casa Real cuando visitan la ciudad y pernoctan en la misma. Muchos actos institucionales y exposiciones importantes que se celebran en la ciudad eligen el Alcázar como lugar de la celebración. El conjunto monumental y los jardines son visitables y constituyen uno de los principales atractivos monumentales de la ciudad, ya que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. La entrada al recinto para los ciudadanos sevillanos es gratuita durante todo el año.

Las estancias más destacadas del recinto son el Patio de las Doncellas, patio principal de arte mudéjar andaluz; la Sala de los Reyes; la Sala de Carlos V, con grandes tapices, Salón del Emperador, con azulejos del siglo XV y tapices flamencos; el Salón de Embajadores, una sala cubierta por una cúpula semiesférica adornada de complicados arabescos dorados que constituye la habitación más importante del Alcázar; y los Jardines del Alcázar, que aúnan caracteres árabes, renacentistas y modernos y disponen de varias terrazas de vegetación frondosa, con fuentes, pabellones y multitud de naranjos y palmeras.

El Terremoto de Lisboa de 1755 afectó al conjunto arquitectónico, especialmente al Palacio Gótico, en el que tuvieron que hacerse profundas reformas barrocas, especialmente visibles en el patio del crucero. En el interior de los Reales Alcázares se rodaron numerosas escenas de la película El reino de los cielos.

El Archivo General de Indias se creó en 1785 bajo el reinado de Carlos III con el objetivo de centralizar en un único lugar la documentación referente a las colonias españolas, hasta entonces dispersa en diversos archivos: Simancas, Cádiz y Sevilla. La Casa Lonja de Mercaderes de Sevilla, construida en época de Felipe II entre 1584 y 1598 por Juan de Mijares sobre planos de Juan de Herrera, es la sede del archivo.

Los documentos que conserva el archivo ocupan más de nueve kilómetros lineales de estantería. Se trata de unos 43.000 legajos, unos 80 millones de páginas y 8.000 mapas y dibujos que proceden fundamentalmente de los organismos metropolitanos encargados de la administración de las colonias. Es el mayor archivo existente sobre la actividad de España en América y Filipinas, conteniendo información sobre la historia política y la historia social, la historia económica y la de las mentalidades, la historia de la Iglesia y la historia del arte o la geografía de aquellos territorios. Guarda una gran cantidad de piezas de gran valor histórico: textos autógrafos de Cristóbal Colón, Fernando de Magallanes, Vasco Núñez de Balboa, Hernán Cortés, Francisco Pizarro. Toda esta documentación está al servicio de los investigadores que pasan cada año por el archivo.

El Archivo es uno de los archivos generales (junto con el Archivo General de la Corona de Aragón y el Archivo General de Simancas) pertenecientes al Estado español. En 1987 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El Archivo está regido por el Patronato del Archivo General de Indias, creado por Real Decreto 760/2005, en el que participan el Ministerio de Cultura, la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Sevilla, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, las universidades de Sevilla, siendo además vocales natos diferentes personalidades del mundo de la cultura.

La plaza de España de Sevilla configura uno de los espacios abiertos más grande de la arquitectura regionalista. Fue encargada su construcción al arquitecto Aníbal González para la Exposición Iberoamericana del año 1929. Aquí tuvo lugar la ceremonia de inauguración de la Exposición con la presencia del rey Alfonso XIII.

Ocupa una superficie de 50.000 m², de los cuales 19.000 están edificados y los 31.000 restantes son espacio libre, y el canal que ocupa 515 metros de longitud con 200 m de diámetro y un área de 14.000 m², la convierten en una de las obras más espectaculares del panorama español, con mezcla de estilos mudéjar, gótico y renacentista. La obra comenzó en 1914, terminándola en 1928 el arquitecto Vicente Traver tras la dimisión de Aníbal González como arquitecto director en 1926. Está situada dentro del parque de María Luisa. La entrada es libre y se cierra su acceso a partir de las diez de la noche.

Tiene forma semicircular que simboliza el abrazo de España y sus antiguas colonias y mira hacia el río como camino a seguir hacia América. Está decorada con ladrillo visto, mármol y cerámica dándole un toque renacentista y barroco en sus torres.

Fue la obra más costosa de la exposición y el único elemento posterior a ella es la fuente central, obra también de Vicente Traver. El canal que contiene es cruzado por 4 puentes que representan las cuatro antiguas coronas de España (Castilla, León, Aragón y Navarra). En las paredes se encuentra una serie de bancos y ornamentos de azulejos que forman espacios alusivos a las 48 provincias españolas; en ellos se representan mapas de las provincias, mosaicos sobre hechos históricos y escudos de cada capital de provincia.

En un principio tras finalizar la exposición su destino era formar parte de la Universidad de Sevilla, esa es la razón de las hornacinas existentes en cada una de las provincias. Tras haber sido utilizada para su cometido principal, pasó a formar parte del gobierno militar, sirviendo sus estancias como ubicación de la Capitanía General. A raíz de la capitalidad de Andalucía en Sevilla se albergan también en uno de sus edificios la Delegación del Gobierno en Andalucía y al mismo tiempo el Museo Histórico Militar de Sevilla.

La plaza también ha sido escenario de películas famosas como Lawrence de Arabia y Star Wars Episodio II: El Ataque de los Clones.

La Torre del Oro de Sevilla es una torre albarrana situada en la margen izquierda del río Guadalquivir, junto a la plaza de toros de la Real Maestranza. Posiblemente su nombre en árabe era Bury al-dahab, en referencia a su brillo dorado que se reflejaba sobre el río. Durante las obras de restauración de 2005, se demostró que este brillo, que hasta entonces se atribuía a un revestimiento de azulejos, era debido a una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

Es una torre formada por tres cuerpos. El primer cuerpo, dodecagonal, fue construido entre 1220 y 1221 por orden del gobernador almohade de Sevilla, Abù l-Ulà. El segundo cuerpo, también dodecagonal, fue mandado construir por Pedro I el Cruel en el siglo XIV. El cuerpo superior, cilíndrico y rematado en cúpula, fue construido por el ingeniero militar Sebastián Vander Borcht en 1760, año en el que también se macizó la primera planta de la torre con escombros y mortero para reparar los daños sufridos tras el terremoto de Lisboa de 1755, dejando la puerta del paso de ronda de la muralla como puerta de acceso principal.

Fue declarada monumento histórico-artístico en 1931 y ha sido restaurada varias veces. En la Edad Contemporánea fue restaurada en 1900, entre 1991 y 1992, en 1995 y en 2005. Alberga el Museo Naval de Sevilla.

La Antigua Audiencia, construida entre 1595 y 1597, está situada en la Plaza de San Francisco. Ha sufrido numerosas reformas a la largo de su historia. Fue reformada en los siglos XVI y XIX y en 1924 Aníbal González recompuso la fachada e interior.

La Hemeroteca Municipal y Archivo Histórico Provincial de Sevilla, construida entre 1893 y 1913, ocupa el edificio que en principio hacía funciones de Palacio de Justicia de Sevilla. Después de su restauración, su fachada muestra un pórtico de estilo neoclásico, su interior contiene dos patios con galerías y una escalera de mármol. Posee una superficie total de 4.238 m².

El Ayuntamiento de Sevilla constituye una de las muestras más notables de la arquitectura plateresca. Se comenzó a edificar en el siglo XV por Diego de Riaño, el maestro ejecutó el sector meridional del Ayuntamiento, el arquillo de comunicación con el monasterio franciscano y dos plantas recubiertas de relieves platerescos con representaciones de personajes históricos y míticos, heráldicas y emblemas alusivos a los fundadores de la ciudad, como Hércules y Julio César. Esta sede fue reformada en el s. XIX por Demetrio de los Ríos y Balbino Marrón, quienes trazaron una nueva fachada principal, orientada a la Plaza Nueva, de corte neoclásico. A su vez, reorganizaron el interior alrededor de dos patios y una gran escalera.

El Hotel Alfonso XIII es un edificio histórico situado entre la Puerta de Jerez, el Palacio de San Telmo y la Fábrica de Tabacos. Obra del arquitecto José Espiau y Muñoz; fue construido entre 1916 y 1928, e inaugurado oficialmente el 28 de abril de 1929, con la celebración de un suntuoso banquete presidido por el Rey Alfonso XIII y la Reina Victoria Eugenia. Arquitectónicamente es de estilo neomudéjar, inspirado por ello en la arquitectura árabe, conformando por tanto un edificio claramente historicista, aunque con un toque regionalista andaluz.

El Hospital de las Cinco Llagas alberga en la actualidad (2008) la sede del Parlamento de Andalucía. Lo fundó Catalina de Ribera y su construcción se inició en 1546 por orden de Don Fadrique Enríquez de Ribera, I Marqués de Tarifa. Fue diseñado por Martín de Gainza, quien dirigió las obras hasta su muerte, en 1556. El elemento más característico del edificio es su iglesia. En su interior es donde se celebran actualmente los plenos. El edificio funcionó como hospital hasta el año 1972. En 1986 se redactan los proyectos para su conversión en la sede del Parlamento de Andalucía, inaugurándose el 28 de Febrero (día de Andalucía) de 1992.

El edificio de la antigua Real Fábrica de Tabacos es un edificio procedente de la arquitectura industrial del siglo XVIII y actualmente es la sede del Rectorado de la Universidad de Sevilla y de algunas de sus facultades. Fue el edificio industrial del siglo XVIII de mayores dimensiones y mejor arquitectura de su género en España. Se ubicó extramuros, junto a la Puerta de Jerez. Se inició su construcción el año 1728. Arquitectónicamente destaca su esquema general de referencias renacentistas, con aires herrerianos en su planta, patios y detalles de remate de las fachadas En su fachada principal se aprecia ya la influencia del estilo barroco. El edificio está rodeado por un foso.

El Palacio de San Telmo es la sede actual (2008) de la presidencia de la Junta de Andalucía, comenzó a construirse en el año 1682, en terrenos extramuros propiedad del Tribunal de la Inquisición para sede del Colegio Seminario de la Universidad de Mareantes. Es uno de los edificios emblemáticos de la arquitectura barroca sevillana, dispone de planta rectangular con varios patios interiores, uno de ellos central, torres en las cuatro esquinas, capilla y jardines. En su fachada principal destaca la portada de estilo churrigueresco.

El barrio de Santa Cruz, antiguo barrio de la judería medieval ubicado en el casco histórico de Sevilla, es uno de los más emblemáticos y pintorescos de la ciudad. Con calles estrechas y sinuosas, sus casas de estilo sevillano tienen patios señoriales y balcones con barandillas de hierro forjado adornados con flores.

En el barrio se encuentra el Convento de las Teresas, fundado por Santa Teresa de Jesús en 1575. En la parte alta del barrio se encuentra el Hospicio de Venerables Sacerdotes, que fue construido para servir de asilo de los sacerdotes jubilados y contiene una gran cantidad de obras de arte.

El desarrollo urbanístico de la ciudad ha sido muy intenso a lo largo del siglo XX debido al aumento continuo de la población, que pasó de 147.271 habitantes en el año 1900 a 700.520 en el año 2000. Este aumento provino del crecimiento vegetativo y de la inmigración procedente principalmente de otras localidades de la provincia de Sevilla y de las provincias limítrofes. Pero si el centro de Sevilla constituye un mosaico urbano donde el patrimonio histórico es rodeado por una red de calles estrechas en gran parte peatonales, la ciudad, a partir del siglo XIX y sobre todo del siglo XX, comienza a desbordarse del perímetro de la muralla. Progresivamente se establecen barrios que serían cada vez más numerosos y alejados. Los barrios de Sevilla se caracterizan por ser muy diferentes unos de otros en cuanto a población y equipamientos.

Mediante una Resolución de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía de 19 de julio de 2006 fue aprobado el Nuevo Plan General de Ordenación Urbanística de Sevilla (PGOU). El PGOU es el instrumento de planeamiento urbanístico general del municipio adaptado a la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía. Mediante el PGOU se procede al establecimiento de la ordenación urbanística de la totalidad del término municipal y la organización de la gestión de su ejecución de acuerdo a las características del municipio y a los procesos actuales y previsibles de utilización del suelo. El Plan General de Ordenación Urbanística tiene una doble función: ser el instrumento de ordenación integral del territorio del municipio; y ser el instrumento que concreta el régimen urbanístico aplicable a cada suelo y establecer los derechos y deberes del propietario del mismo.

Entre los parques y jardines de Sevilla destacan los siguientes: Jardines de los Reales Alcázares, Parque de María Luisa, Parque del Alamillo, Parque de los Príncipes. Otros parques importantes en Sevilla son el Parque de Miraflores, el Parque Amate, los Jardines Catalina de Ribera, los Jardines de la Buharia, los Jardines de las Delicias, los Jardines de Murillo, los Jardines de San Diego, los Jardines Prado de San Sebastián, el Parque de San Jerónimo, el Parque Infanta Elena y el Parque José Celestino Mutis, entre otros.

El parque de María Luisa es el parque más famoso que existe en Sevilla, porque forma parte de la ruta turística de los viajeros que visitan Sevilla por su ubicación en la Zona Monumental de la ciudad.

Este parque en principio formaba parte de los jardines del Palacio de San Telmo, y fueron donados a la ciudad en 1893 por la Infanta María Luisa Fernanda de Orleans (Duquesa de Montpensier). Fue reformado, por el ingeniero francés Jean-Claude Nicolas Forestier, conservador del bosque de Boulogne en París, que le dio un toque romántico. En el parque se abrieron las plazas de España y de América, que constituyen unos de sus principales atractivos. Se inauguró el 18 de abril de 1914.

El ingeniero francés Forestier, respetó el trazado original de los antiguos jardines de la Infanta. También plasmó una mezcla entre los diseños venidos de Europa y los islámicos. El resultado fue y todavía lo es una variada arboleda de acacias, olmos y miles de setos; arrayanes, adelfas, laureles, rosaledas y flores. Todo ello unido a los lagos artificiales, fuentes y glorietas, con decoración de azulejos sevillanos.

En un extremo del parque se construyó la plaza de América, que fue uno de los espacios más relevantes que tuvo la exposición Iberoamericana de 1929. En dicha plaza se encuentran los edificios que albergan dos de los museos más importantes de la ciudad, el de Artes y Costumbres Populares y el Arqueológico. Destaca de esta plaza la ordenación de sus jardines, en los que se alzan 16 estatuas de Victorias, columnas, escalinatas, entre otras.

Las estadísticas sobre agricultura del año 2006, correspondiente al término municipal de Sevilla, indican que ya queda muy poco terreno cultivable, quedando reducido a 2.463 ha de cultivos herbáceos de las que 690 ha corresponden a algodón y el resto a cereales de invierno para forraje , y que de cultivos leñosos queda cultivable una superficie de 832 ha cuyo principal cultivo son olivos de regadío para aceituna de mesa.

En términos económicos, Sevilla es un importante centro comercial, de servicios, financieros, y junto con el Área Metropolitana un área industrial, donde se está impulsando el desarrollo de nuevas empresas que se ubiquen en los diferentes parques industriales que existen o se están creando.

El parque tecnológico Cartuja 93 ubicado en los terrenos donde se instalaron los pabellones de la Expo-92, ya da empleo a más de 11.000 personas y produce I+D+i por valor de más del 10 % del PIB de la provincia, alojando a más de 300 empresas y entidades (un 70% de las cuales son de tecnologías avanzadas).

A nivel de empresas privadas, la empresa de ingeniería más importante de Andalucía, Abengoa, está construyendo en la zona de Palmas Altas, a pie de la SE-30, el mayor Parque Tecnológico privado de España. Sevilla poco a poco se está convirtiendo en el tercer centro europeo de la industria aeronáutica, junto a Hamburgo y Toulouse con factorías de la empresa aeronáutica multinacional EADS establecidas junto al Aeropuerto de Sevilla-San Pablo y en Tablada, así como el Parque Tecnológico Aeroespacial de Andalucía Aerópolis, situado en el municipio de La Rinconada, junto a la autovía A4 y al aeropuerto de Sevilla-San Pablo donde se asientan más de treinta empresas auxiliares del sector aeronáutico.

Actualmente (2008) se están desarrollando los trabajos de implantación del tercer parque tecnológico de la ciudad en la zona denominada Villanueva del Pítamo, junto a la UPO (Universidad Pablo de Olavide), Alcalá de Guadaira y la propia ciudad de Sevilla y del cuarto Parque Tecnológico en Dos Hermanas, en la zona del Arco Norte promovido por el ayuntamiento de Dos Hermanas, la Universidad Pablo Olavide, el ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía.

La industria de fabricación de componentes de automóviles está representada por la factoría que FASA-Renault, tiene en la barriada de San Jerónimo donde se ubica una de las mayores y más moderna factoría de cajas de cambio de Europa.

También tiene una importante fábrica de producción el mayor grupo cervecero español y entre los tres mayores de Europa, Heineken, matriz y propietario de marca Cruzcampo. También es destacable la producción de productos metalúrgicos a través de la factoría de Siderúrgica Sevillana situada en Alcalá de Guadaira, y las factorías del grupo Ros Casares en el puerto.

Después de un largo periodo de crisis se han redimensionado los astilleros y una empresa privada (Astihuelva, S.A) ha asumido su gestión y se ha iniciado de nuevo la construcción de barcos adecuados a las posibilidades técnicas de las instalaciones.

La configuración actual del paso del río Guadalquivir por Sevilla tuvo una gran transformación con la infraestructura que se desarrolló con motivo de la Exposición Universal de 1992; estas obras supusieron la construcción de varios puentes que descongestionaron significativamente el tráfico de mercancías en camiones por la ciudad, con la construcción de los puentes del Alamillo y del V Centenario. Asimismo, se recuperó para la ciudad la calle Torneo al eliminar la infraestructura ferroviaria que había en la zona.

La actividad industrial relacionada con el río Guadalquivir la constituyen los astilleros, donde se construyen barcos de acuerdo a las limitaciones de navegabilidad del río, y que dan trabajo a un buen número de empresas auxiliares.

Debido a la gran movilidad geográfica que tienen los profesionales que pertenecen al Sector de la Construcción, no se puede circunscribir a la ciudad de Sevilla el análisis socioeconómico de la construcción sino que se encuadra en el análisis a nivel provincial, tal y como lo enfoca el Estudio Socioeconómico de Sevilla 2005, elaborado por el Instituto Estadísticos del Ayuntamiento de Sevilla.

Actualmente (2008) este sector que ha sido creador de empleo durante varios años, está sufriendo una enorme crisis, debido al parón sufrido en la construcción por no existir posibilidades de compra de las nuevas viviendas por las dificultades de financiación que tienen. No obstante en la ciudad de Sevilla está un poco mitigada la crisis gracias a que se están rehabilitando un gran número de edificios en los barrios históricos de la ciudad.

A nivel nacional, en 2005, el sector de la construcción representaba el 10,40% del PIB y el 58,39% de la Formación Bruta de Capital. En la Comunidad Autónoma andaluza la construcción tenía un mayor peso, con una participación del 12,65% sobre el PIB.

En la provincia de Sevilla, el sector de la construcción suponía el 9,20% del PIB, debido al mayor peso que tienen los sectores primario y terciario. El total de trabajadores implicados en el sector de la construcción fue de 93.000 trabajadores en el tercer trimestre de 2005.

El sector servicios de la ciudad de Sevilla ocupa un lugar destacado la distribución comercial. La educación con la Universidad al frente potencia la investigación. La sanidad, principalmente la hospitalaria, atiende las necesidades de la población del Área Metropolitana y el turismo cuenta con una buena red de hoteles y restaurantes, de todos los tamaños y categorías. Asimismo en la ciudad hay una amplia red de sucursales de todas las instituciones financieras del país.

Sevilla es una plaza comercial muy importante que atiende en muchos aspectos a una población que incluye la propia de la ciudad, la de la provincia, la de las provincias limítrofes de Huelva, Cádiz, Córdoba y Badajoz, la de la totalidad de la región andaluza e incluso de una zona amplia del sur de Portugal. Para cubrir todos esos objetivos, existe en Sevilla, una amplia infraestructura financiera donde tienen una o varias sucursales casi todas las instituciones bancarias que existen en España y Portugal. Destacando la Caja de Ahorros Cajasol, que tiene su sede central en Sevilla y es resultante de la fusión producida por las antiguas Cajas de Ahorro El Monte y Caja San Fernando. En Sevilla también están ubicadas las direcciones regionales de muchos Bancos y Cajas de Ahorros con presencia en Andalucía.

Para la entrada y salida de productos elaborados o vendidos en Sevilla y su área de influencia, se cuenta con el puerto de Sevilla y el aeropuerto de San Pablo, que canalizan el flujo del comercio exterior, con una estación de ferrocarril expresa para el trasiego de mercancías y con una amplia zona logística para facilitar el trasiego de mercancías mediante camiones. La actividad comercial por el río Guadalquivir es la que se registra en el puerto con la entrada y salida de mercancías en los barcos que arriban navegando por el río desde su desembocadura en Sanlúcar de Barrameda.

En el término municipal existen una serie de polígonos mal llamados industriales cuyas naves están ocupadas básicamente por almacenes de distribución local o regional. En la ciudad y su área metropolitana hay varios centros comerciales, tales como: El Corte Inglés, Carrefour, Hipercor, y Alcampo. En el entramado urbano de sus barrios hay al menos un mercado municipal abastos de productos perecederos, también hay varios supermercados de tipo medio, y en periodo de extinción quedan pequeños comercios, tipo ultramarinos.

Para potenciar y mejorar el comercio en la ciudad, hay dos organizaciones que se ocupan de esa tarea, de una parte la Cámara de Comercio Industria y Navegación de Sevilla, que atiende a todos los empresarios de la ciudad y de la provincia, y de otra la institución conocida como APROCOM, que vela por los empresarios que se dedican en exclusiva al comercio.

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla también conocido por el acrónimo FIBES, es un espacio arquitectónico dedicado a promover el negocio comercial de la ciudad y su área de influencia, donde se celebran reuniones de profesionales y ferias de diversa índole y contenido. FIBES dispone de un edificio central de arquitectura muy singular, de tres pabellones expositivos totalmente diáfanos con una superficie de 7200  m² cada uno. Hay dos zonas exteriores de 13.000 m², los pabellones se unen al edificio principal a través de una galería. El recinto dispone de dos áreas de parking con una capacidad para 600 vehículos. El Palacio de Congresos se encuentra ubicado en el barrio de Sevilla-Este, bien comunicado con el aeropuerto y la estación de ferrocarril. El edificio del Palacio de Congresos cuenta con dos auditorios y numerosas salas de reunión de distinta capacidad así como restaurantes y cafeterías. Cada año se desarrolla un calendario de diversos certámenes feriales algunos de los cuales tienen rango internacional.

Gracias al patrimonio histórico y monumental, sus diversos espacios escénicos, culturales y sus Fiestas de Primavera (Semana Santa y Feria de Abril), la ciudad es receptora de turismo nacional e internacional. El turismo más característico en Sevilla es el de estancia muy corta en la ciudad, con lo que se generan pocas pernoctaciones en los numerosos hoteles que hay en la ciudad y el área metropolitana. La ciudad también dispone de una red amplia de restaurantes y medios privados para facilitar el conocimiento de la ciudad, tales como coches de caballos, autobuses panorámicos y minicruceros por el río Guadalquivir.

Fuente: Consejería de Turismo, Comercio y Deporte. Delegación Provincial de Sevilla.

El suministro energético a la ciudad de Sevilla y su área metropolitana está de acuerdo con los objetivos que establece el Plan Energético de Andalucía, aprobado el año 2003.

Si bien el área de Sevilla es muy deficitaria en lo que a generación eléctrica se refiere (la única central de cierta importancia en sus cercanías es la central hidráulica de bombeo de Guillena), el conjunto de Andalucía es actualmente autosuficiente en cuanto a la producción de electricidad. Ello se debe a la incorporación hace pocos años de nuevos generadores de ciclo combinado de gas (mayormente en la provincia de Cádiz: Arcos de la Frontera y Campo de Gibraltar) y una cantidad creciente de generación de origen eólico.

La planificación de la red de transporte aprobada por el Gobierno en mayo de 2008 prevé la realización de nuevas instalaciones eléctricas en la zona de Sevilla. Entre éstas destaca el cierre por el oeste del anillo de 400 kV que rodea el área metropolitana y una nueva interconexión con Portugal que, partiendo de Guillena, discurrirá por la provincia de Huelva. Todo ello completado con varias subestaciones nuevas de 220 kV para apoyo a la red de distribución y un aumento importante de la capacidad de transformación.

Del transporte de la energía eléctrica por todo el territorio nacional se ocupa en régimen de monopolio la empresa Red Eléctrica de España.

La distribución de la electricidad en Sevilla la realiza Endesa-Distribución, del grupo Endesa, que absorbió a Sevillana de Electricidad en los años 1990. El consumo total de energía eléctrica en 2006 fue de 3.224.819 kWh, de los que 1.322.673 kWh correspondieron al consumo residencial.

Sevilla y su provincia se abastecen de combustibles derivados del petróleo (gasolina y gasóleo) desde las instalaciones de almacenamiento que la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) posee en Sevilla. En la actualidad (2008), CLH tiene concertados contratos de servicios logísticos para la utilización de sus instalaciones con la mayor parte de los operadores que actúan en España. El combustible que se almacena y distribuye en las instalaciones de Sevilla proviene básicamente de la refinería de petróleo ubicada en el Polo Químico de Huelva, con la cual se conecta a través de un oleoducto.

El gas natural que se consume en Sevilla proviene principalmente de Argelia y en pequeña proporción de los yacimientos de las provincias de Huelva y Sevilla. Es transportado por una red básica en alta presión responsabilidad de Enagás, desde donde se distribuye a viviendas e industrias por las instalaciones de Gas Andalucía. El consumo de gas natural se ha ido incrementando a medida que se van construyendo las redes de distribución a las viviendas. Según Gas Andalucía, en 2007 consumieron gas natural un total de 89.000 viviendas, con un abastecimiento a 350.000 sevillanos aproximadamente. Uno de los objetivos del Plan Energético de Andalucía es impulsar el consumo de gas natural frente a otros productos. En Sevilla hay algunos autobuses urbanos que utilizan gas natural como combustible, por ser menos contaminante.

El abastecimiento de agua potable a Sevilla lo realiza la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla (EMASESA), creada como empresa privada municipal por el Ayuntamiento de Sevilla en 1974 y que cambió su denominación a «metropolitana» en 2007. Además de la ciudad de Sevilla, esta empresa también suministra agua potable a la mayoría de poblaciones de su área metropolitana.

No gestionado por EMASESA, se abastece también si es necesario del Embalse de Cala, ubicado en el río Ribera de Cala con una capacidad de 58 hm³. También en caso de necesidad de suministro por sequía, EMASESA tiene un convenio con la Comunidad de Regantes del pantano El Pintado, ubicado en Cazalla de la Sierra, con una capacidad de 213 hm³. A 2008, ya se ha finalizado la construcción del embalse de Melonares y se están construyendo canalizaciones para conectarlo con las redes de EMASESA. En caso de sequía extrema la compañía está autorizada a tomar agua del río Guadalquivir y tratarla adecuadamente para el consumo.

La depuración de aguas residuales se realiza en las estaciones de depuración de aguas residuales (EDAR), donde se elimina la contaminación del agua para su devolución al medio ambiente en condiciones adecuadas. En Sevilla, dada su gran extensión, existen cuatro EDAR: Norte (San Jerónimo), Sur (Copero), Este (Ranilla) y Oeste (Tablada).

Lipasam es la Empresa Municipal de Limpieza Pública del Ayuntamiento de Sevilla. Creada en 1986, es responsable de la gestión de los residuos sólidos urbanos y la limpieza de las vías públicas. Para ello cuenta con 1.593 trabajadores, 486 vehículos, un parque central de maquinaria, seis parques auxiliares de limpieza, cuatro puntos limpios, una estación de transferencia, cuatro centrales de recolección neumática de residuos y un centro de tratamiento integral de residuos, además de las oficinas centrales. El presupuesto anual de Lipasam supera los 90 millones de euros.

La empresa municipal Mercados Centrales de Abastecimiento de Sevilla (Mercasevilla) se creó en junio de 1971 en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla para la distribución de productos perecederos en el área metropolitana de Sevilla. Es una de las 23 unidades alimentarias de la empresa nacional Mercasa, que a su vez depende de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

En las instalaciones de Mercasevilla, con una superficie de 375.000 m², operan más de 230 empresas, de las cuales 137 son mayoristas y 93 se dedican a actividades de distribución, servicios logísticos o atención a usuarios. Para ello hay mercados mayoristas de frutas, hortalizas y pescados; un matadero de gestión privada; tres empresas de elaboración y distribución de envases y embalajes; además de una zona de actividades complementarias y una zona comercial y de servicios.

Hoy en día (2008) el desarrollo y actividades que se generan por parte de las empresas allí ubicadas, la han convertido en un mercado de ámbito internacional con un volumen de transacciones que la convierten en uno de los mayores mercados del sur de Europa.

El censo escolar de enseñanzas no universitarias de la ciudad de Sevilla ha disminuido desde el curso 1989/90 debido al descenso de la natalidad y a la emigración de parejas jóvenes hacia otras poblaciones del área metropolitana de Sevilla por ser más asequibles económicamente las viviendas en la periferia. En educación infantil y primaria se matricularon 61.400 alumnos en el curso 2004/2005; de los cuales, un 54,16% se matricularon en centros públicos, un 30,94% en centros concertados y un 14,90% en centros privados. En educación secundaria se matricularon 60.259 alumnos en el curso 2004/2005; distribuidos en educación secundaria obligatoria (ESO), bachillerato y ciclos de formativos de formación profesional; correspondiendo un 57,78% a centros públicos, un 33,64% a centros privados concertados y 9,58% a centros privados.

En los últimos años ha disminuido el número de alumnos en la educación universitaria en España a causa de la menor natalidad de los años 1980 y de la creación la creación de universidades en provincias donde antes no las había. En las universidades de Sevilla, a partir del curso 1998/1999 el número de alumnos matriculados ha descendido con una media anual de un 3%. En el curso 2005/2006 se matricularon en las universidades de Sevilla 59.792 alumnos, de los cuales, el 95,35% pertenecían a centros propios y el resto a centros adscritos. El 71,4% de los alumnos procedían de la provincia de Sevilla y el 23,8% del resto de Andalucía, principalmente de las provincias de Cádiz, Huelva y Córdoba. El principal lugar de origen de los alumnos procedentes del resto de España es Extremadura.

Sevilla cuenta con dos universidades: la Universidad de Sevilla, creada en el siglo XVI, y la Universidad Pablo de Olavide, que fue fundada en 1997 y ocupa un campus de 140 ha en el término municipal de Dos Hermanas.

La Universidad de Sevilla, con 25 centros propios y 5 centros adscritos, imparte más de 100 titulaciones, contando con 122 departamentos universitarios y 5 institutos universitarios. Las titulaciones más demandadas en el curso 2005/2006 fueron las relativas a las ramas de las ciencias sociales, con el 39,17% de los alumnos, y las enseñanzas técnicas, con el 40,3%; seguidas de las ciencias de la salud, con el 10,9% y las humanidades, con el 10,4%. La rama menos demandada fue la de ciencias experimentales, con un 6,22% del alumnado. La Universidad Pablo de Olavide impartió 19 titulaciones durante el curso 2005/2006.

El sistema sanitario de Sevilla está dividido entre las prestaciones que hace el sistema público de Salud, gestionado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS), y las prestaciones que realiza la medicina privada mediante consultas particulares de los médicos o a través de las prestaciones que realizan las diferentes mutuas privadas como, Sanitas, Asisa o Caser. La Ley 2/1998 de Salud de Andalucía divide la atención sanitaria en dos tipos: primaria y especializada.

La atención primaria en la provincia de Sevilla se divide según el Mapa Sanitario de Andalucía, en 5 distritos, que a su vez se dividen en 38 zonas básicas de salud, correspondiendo a la capital un distrito de atención primaria con única zona básica de salud (ZBS). A su vez, cada ZBS se organiza en distritos sanitarios, estando dividida Sevilla en dos distritos. La capital sevillana dispone para la atención primaria de 32 centros de salud y 3 consultorios, uno de ellos auxiliares.

En la sanidad privada hay unos centros con carácter benéfico y otros con carácter no benéfico. Con carácter benéfico hay 2 centros, ambos con finalidad general, que aportan 276 camas más. Para la oferta en régimen de internado existe también un centro de prevención y rehabilitación, con 141 camas (dato de 2005) y dependiente de una Mutua de Accidentes de Trabajo, y un Hospital Psiquiátrico – Penitenciario, con 163 camas (2005) y dependiente del Ministerio del Interior. Con carácter no benéfico existen 5 centros, 4 de ellos con finalidad general y uno con finalidad quirúrgica, con 346 camas en total (2005).

Los servicios sociales que se ofrecen en la ciudad de Sevilla incluyen la prestación de los servicios de protección, tutela y promoción social de personas o grupos de población más desfavorecida, tanto desde el ámbito local, de la Comunidad Autónoma o de entidades privadas benéficas, tales como Cáritas, Cruz Roja u otras ONG. Se dividen en los llamados Servicios Sociales Comunitarios y los Servicios Sociales Especializados.

Los Servicios Sociales Comunitarios en la ciudad de Sevilla están gestionados por el Área de Bienestar Social y Solidaridad del Ayuntamiento. Los servicios sociales que se realizan tienen cuatro grupos de acción diferenciados: el Servicio de Información, Orientación y Valoración Social (SIVO), el Servicio de Convivencia y Reinserción Social (CORE), el Servicio de Ayuda a Domicilio y el Servicio de Cooperación Social.

Los Servicios Sociales Especializados atienden las necesidades más concretas, específicas y pormenorizadas y se desarrollan con tres líneas de actuación: personas sin hogar e inmigrantes (COIS), población chabolista y situaciones de urgencia y emergencia. Estos servicios especializados se dividen en la atención a los siguientes colectivos de población: tercera edad, discapacitados, infancia y familia, personas sin hogar, drogodependientes e inmigrantes.

El Teatro de la Maestranza está ubicado en el entorno de la zona monumental de la ciudad, próximo a la Casa de la Moneda y no muy lejos de la Fábrica de Tabacos y de la Plaza de Toros, frente a la Torre del Oro y el río Guadalquivir. Ocupa los terrenos donde antes estaba el Cuartel de la Real Maestranza de Artillería, del que se ha conservado solamente la fachada.

Su construcción se realizó con motivo de la Exposición Universal de 1992 para dotar a la ciudad un gran espacio escénico. Fue inaugurado por la Reina Sofía el 2 de mayo de 1991. Está realizado de forma cilíndrica con una capacidad para 1.794 espectadores, mas 6 localidades para personas discapacitadas que utilicen silla de ruedas. Posee una cúpula de 47,20 metros y tiene uno de los escenarios más grandes de los teatros españoles.

Está diseñado para poder representar distintos espectáculos gracias a su acústica, desde óperas hasta conciertos de música clásica y de cantantes, pasando por flamenco. El teatro está gestionado por un consorcio integrado por la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial de Sevilla, el Ayuntamiento de Sevilla, y el Ministerio de Cultura. El teatro cuenta con la ayuda de importantes patrocinadores públicos y privados, siendo Cajasol la entidad que más dinero aporta como patrocinador de las actividades del teatro.

El Auditorio Municipal Rocío Jurado fue construido con motivo de la Exposición Universal de Sevilla de 1992 en la Isla de La Cartuja. El diseño del mismo correspondió al arquitecto Eleuterio Población Knappe. La superficie que ocupa su escenario,de 3.000 metros cuadrados, es de las más grandes del mundo de entre todos los auditorios al aire libre. Cuenta además con un foso orquestal para 120 músicos. La colina natural existente en este mismo lugar se convierte en un graderío informal, en el que se superponen los 4.000 asientos de diversos colores y la visión lateral desde el césped de la ladera. Su fachada está revestida con mármol de Macael (Almería). En el año 2006 pasó a ser propiedad del Ayuntamiento, que lo bautizó con el nombre de la popular cantante Rocío Jurado. La programación actual que ofrece el Auditorio consta de un gran número de conciertos de grandes y populares artistas y grupos musicales, principalmente en verano.

El Teatro Lope de Vega se encuentra situado en la avenida de María Luisa (junto al parque de María Luisa). Fue construido en 1929, siendo su arquitecto Vicente Traver y Tomás, y constituyó, junto al Casino de la Exposición, el Pabellón de la Ciudad de Sevilla para la Exposición Iberoamericana celebrada en dicho año. El teatro ocupaba una superficie de 4.600 m2 y podía acoger a 1.100 espectadores. Su arquitectura es barroca, siendo el edificio fiel a dicho estilo tanto en el conjunto como en su ornamentación. Caja escénica, butacas, platea, palcos, anfiteatro y paraíso, dan una espectacular belleza al teatro.

Ha servido como lugar de representación de todo tipo de espectáculos (teatro, danza, ópera, jazz, flamenco) y hoy día por su programación pasa lo más destacado del panorama nacional e internacional, constituyéndose en uno de los teatros más importantes de España.

El Teatro Central de Sevilla se inauguró en 1992 en los terrenos de lo que fue recinto de la Exposición Universal de 1992. El volumen del teatro es una caja dentro de otra caja. Una de las salas se denomina la de los milagros y consiste en una caja negra, de 20,50 metros de altura, girada e inscrita dentro de otra. Un volumen limpio, chapado en piedra natural, desnudo, sin ornamentación, destaca entre la vegetación del borde del agua del río Guadalquivir.

El escenario es circular y móvil, lo que permite acercar al público a la representación. Esta versatilidad se complementa con la de su aforo, variable entre los 700 y los 1300 espectadores, dependiendo de las características del propio montaje, con lo que permite distintas representaciones, bien sean a la italiana, isabelina, arena o conciertos.

El Teatro es propiedad de la Junta de Andalucía y lo explota la Empresa Pública de Gestión de Programas Culturales, dependiente de la Consejería de Cultura.

Hay numerosos museos en Sevilla y cada uno de ellos está especializado en un tema concreto. Entre los museos operativos y visitables de la ciudad destacan los siguientes: Museo de Bellas Artes, Museo Arqueológico. Museo de Artes y Costumbres Populares, Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, Archivo General de Indias, Casa de Pilatos, Palacio de la Condesa de Lebrija, Museo Catedralicio, Museo Naval, Museo Histórico Militar de Sevilla, Museo del Baile Flamenco, Museo Taurino y Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería, Museo de Carruajes. Museo Basílica de la Macarena, Museo Casa de Murillo, Museo de Geología.

La Bienal de flamenco es un festival que se celebra en Sevilla cada dos años y tiene como escenario los diversos teatros existentes en la ciudad. En el festival participan los artistas más representativos del cante jondo y se da la oportunidad a las nuevas promesas del género que se van incorporando al panorama musical. La primera Bienal se celebró en 1980, y en el mes de septiembre de 2008 se ha celebrado la XV Bienal. La Bienal, consta una serie de espectáculos que pretendían desde el primer instante vincular a la Bienal con el mundo de las Bellas Artes plásticas, del teatro, del cine, de la música, de la poesía. En las primeras ediciones se daba un trofeo que se llamaba Giraldillo que luego ha sido suprimido.

El Festival de Cine Europeo de Sevilla nació inicialmente en 2001 como Festival de Cine y Deportes de Sevilla y es organizado actualmente (2008) por el Ayuntamiento de esta ciudad andaluza. Se plantea como objetivo básico la difusión de la cultura cinematográfica europea, con especial atención a las realizaciones emergentes, dando entrada a la incorporación de los nuevos soportes de expresión cinematográficos. Al mismo tiempo, se propicia el encuentro de las obras de nuevos creadores y de figuras consagradas que permitan mostrar una perspectiva amplia de las más recientes y significativas producciones a nivel internacional. El Festival, asimismo, ofrece un lugar de encuentro anual para la industria del cine europeo. Además de las dos secciones competitivas, una de largometrajes y otra de documentales, se programan ciclos específicos de autores determinados, de cine publicitario, seminarios, conciertos y otras actividades culturales. Los Jurados de las secciones competitivas están integrados por personalidades de especial relevancia en el mundo cinematográfico y de la cultura. Las decisiones de los jurados de las secciones competitivas son inapelables.

La Feria del Libro que se celebra en la ciudad durante los meses de primavera constituye uno de los acontecimientos culturales más significativos de los que se realizan en la ciudad. Desde el año 2002 se encarga de la organización de la Feria, la Asociación Feria del Libro de Sevilla (AFLS).

Actualmente (2008) conforman la Asociación Feria del Libro un total de 22 instituciones públicas y privadas, entre las que destacan la Asociación Gremio de Librerías de Sevilla, la Asociación Colegial de Escritores, la Fundación Centro de Estudios Andaluces y la Fundación José Manuel Lara. Cada certamen que se celebra cuenta con la presencia de escritores destacados que presentan en la Feria sus últimos libros.

Los principales patrocinadores de la Feria del Libro son el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía a través de las Consejerías de Cultura y de Educación aparte de otro número importante de instituciones públicas y privadas como Cajasol, Canal Sur Radio, Diputación Provincial de Sevilla, etc.

Existen dos fiestas emblemáticas en Sevilla de prestigio internacional que se celebran durante la primavera que son la Semana Santa y la Feria de Abril. También es muy popular entre la ciudadanía sevillana asistir a la Romería del Rocío que cada año se celebra en el Santuario de la Virgen del Rocío ubicado en la localidad de Almonte, en la provincia de Huelva, que también se celebra hacia el final de la primavera.

La celebración de los distintos actos que tienen lugar durante la Semana Santa se convierten en uno de los acontecimientos culturales, religiosos y artísticos más importantes que se producen en la ciudad. Las celebraciones de la Semana Santa de esta ciudad son de las más famosas de España y tienen una resonancia internacional en el mundo católico, por lo cual son un importante foco de atracción turística. La Semana Santa está considerada como Fiesta de Interés Turístico de ámbito Nacional e Internacional.

Los desfiles procesionales de la Semana Santa son la evolución durante siglos de las formas, modos y maneras de las cofradías y hermandades compuesta por diversos grupos de personas de distintas índoles laborales u otras características donde han influido múltiples factores tanto religiosos, artísticos, sociales e históricos. La Estación de penitencia o salida procesional es el principal culto externo de las corporaciones que realizan las Hermandades. La semana abarca desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección, procesionando cada día imágenes representando la Pasión de Cristo sumando en su totalidad unas 60 hermandades.

Existe un Consejo General de Hermandades y Cofradías, cuyos miembros son elegidos cada cuatro años por los Hermanos Mayores de las distintas Hermandades, que se encarga de la organización de la Semana Santa y de agilizar trámites y acuerdos con las instituciones oficiales y de todo lo relativo a la Carrera Oficial.

Hay toda una de serie de elementos relacionados con la Semana Santa sevillana como los Pasos, las cofradías y hermandades, los nazarenos, los costaleros y las saetas.

Se conoce como Feria de Abril a una de las fiestas populares que tienen lugar en la primavera, concretamente en el mes de abril. La Feria se desarrolla en el barrio de Los Remedios y está considerada como Fiesta de Interés Turístico de ámbito Nacional, y desde 1965, como Internacional.

El Real de la Feria, formado por 24 manzanas, tiene una extensión superficial aproximada de 450.000 m2. en los que se asientan 1.047 casetas, con dimensiones variadas de unas a otras con una trama viaria del Real compuesta por quince calles con nombres de toreros que han estado entrañablemente unidos a la ciudad. Esta parte del recinto se encuentra dotada de la infraestructura suficiente para resolver los problemas de acometida de agua, alcantarillado y electricidad demandadas por cada una de las casetas implantadas.

Unido al Real de la Feria, se encuentran las instalaciones de un Parque de Atracciones, con unas 400 atracciones diferentes, este Parque es efímero y es conocido como Calle del Infierno. En la Caseta Municipal es donde se realizan las actividades de Protocolo de la Ciudad y cada uno de los Distritos dispone de una caseta de uso público, porque el acceso a las casetas en la mayoría de ellas está limitado a los socios de las mismas.

Los orígenes de la Feria de Abril se remontan a 1846 cuando Narciso Bonaplata, de origen catalán, y José María de Ybarra, de origen vasco, redactaron una propuesta que llevaron al Cabildo Municipal de Sevilla. En marzo de 1847, la reina Isabel II concedió a Sevilla el privilegio de feria. Algunos elementos característicos de la Feria de Abril son los siguientes: portada, alumbrado, caseta, trajes de corto, trajes de flamenca, sevillanas, caballos y carruajes, bebidas (como la típica manzanilla y el moderno rebujito), gastronomía (muy típico el pescaíto, especialmente en la noche del "alumbrao"), calle del infierno, corridas de toros, fuegos artificiales.

La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla es uno de los cosos taurinos más antiguos de España. Es la sede de las corridas de toros que se realizan en la ciudad, teniendo especial relevancia para los aficionados las que se celebran durante la Feria de Abril. Es considerada uno de los centros de atracción turística más populares de la ciudad y está entre los monumentos más visitados de la misma. La plaza de toros, con capacidad para 12.500 localidades, es propiedad de la corporación nobiliaria con sede en Sevilla de la que recibe el nombre. La plaza de toros se empezó a construir en 1749 en sustitución de la plaza de toros rectangular ubicada en el lugar y su construcción tomó muchos años, ya que se fue haciendo por fases. En 1765 se construyó la fachada interior de la plaza llamada Palco del Príncipe, que consta de dos cuerpos: la puerta de acceso a la plaza, por la que salen los toreros triunfadores, y el palco propiamente dicho, de uso exclusivo de la Familia Real. Se finalizó su construcción en 1881. Entre los años 1914 y 1915, bajo la dirección del arquitecto sevillano Aníbal González, se reformó el tendido en piedra sustituyéndolo por otro en ladrillo con una pendiente más suave.

En los aledaños de la plaza se encuentran estatuas dedicadas a toreros sevillanos que han triunfado en la misma, destacando entre ellas la dedicada al diestro Curro Romero. El Museo Taurino de la Real Maestranza de Caballería, inaugurado en 1989, está alojado bajo los graderíos de la plaza de toros, donde hay una colección pictórica, carteles taurinos, fotos, trajes de torear, bronces, azulejos y esculturas. Entre estas últimas destacan las obras de Mariano Benlliure y bustos de toreros legendarios como Curro Cúchares, Pepe-Hillo o Espartero.

En relación a los espectáculos taurinos cabe destacar la reciente aparición de movimientos cívicos antitaurinos de importancia significativa en la ciudad, que, como en otras ciudades andaluzas, organizan manifestaciones periódicas en contra de este espectáculo coincidiendo con la celebración de corridas.

Gracias a la climatología de la ciudad, las actividades relacionadas con la recreación y el ocio tienen lugar en espacios abiertos. Entre estas manifestaciones destacan la Feria de Abril y la Semana Santa.

También se realizan en espacios abiertos los encuentros de fútbol que los equipos Sevilla y Betis juegan en sus estadios, así como las actividades de los parques temáticos Isla Mágica y el parque acuático, Aquopolis. En el Auditorio Rocío Jurado y en el Estadio Olímpico se realizan diversos conciertos musicales y en la plaza de toros hay espectáculos taurinos muy significativos, especialmente las corridas de toros de la Feria de Abril. Los distintos teatros y salas de cine de la ciudad permiten disfrutar de películas, obras teatrales, espectáculos genéricos, entre otras. La práctica de deportes, especialmente los paseos en bicicleta o el remo en el río Guadalquivir, y los paseos por los parques de la ciudad, es otra opción de distracción elegida por muchos sevillanos, así como el tapeo con la familia y amigos. Las zonas más concurridas de la noche sevillana son: Zona Centro; Zona Alameda, donde cientos de personas de todas clases sociales se acoplan en terrazas y en pubs; Zona Viapol, de discotecas muy concurridas por los más jóvenes; Triana y calle Betis. Más lejos del centro histórico, zona de ambientes como avenida de la Raza (puerto), isla de la Cartuja (zona Isla Mágica) o Sevilla Este (cercanías del Palacio de Congresos), ofrecen numerosos pubs y discotecas.

En verano cierran la mayoría de las discotecas y se abren terrazas cercanas al río en zonas como Triana, Plaza de Armas, Zona Puerto, Zona plaza de España, Zona avenida de la Palmera, entre otras. No obstante, en esta época hay una gran deserción de sevillanos hacia las playas cercanas de las provincias de Huelva y Cádiz.

La gastronomía sevillana está muy condicionada por el clima imperante en la ciudad, de tal modo que existe una gastronomía típica del invierno y otra muy diferenciada adaptada a los calores y altas temperaturas del verano. La gastronomía sevillana se caracteriza por su sencillez y frugalidad, no está basada en una complicada elaboración sino en el sabio aderezo de productos de la dieta mediterránea.

Para sofocar las altas temperaturas veraniegas destacan principalmente el gazpacho andaluz , la ensaladilla rusa, diversos tipos de platos fríos denominados salpicón y ensaladas variadas. El pescao frito es un plato que consiste en freír un variado de pescado enharinado en abundante aceite de oliva que se consume durante todo el año. Asimismo, es muy común degustar una amplia gama de chacina, principalmente, jamón serrano, así como distintos tipos de queso.

En los meses invernales es típico de la gastronomía autóctona el cocido andaluz compuesto por garbanzos y "pringá" (distintos embutidos, carne y tocino), las espinacas con garbanzos, la cola de toro, característica en la época de corridas de toros, el menudo o callos, los huevos "a la flamenca", las "papas aliñás" (patatas cocidas aliñadas con distintos condimentos) y la sopa de picadillo.

Entre las bebidas más típicas destaca el "tinto de verano" (vino tinto con gaseosa), la cerveza y en la feria, el vino fino de jerez y la manzanilla de Sanlúcar.

Al igual que en toda Andalucía, destacan las tapas. La lista de tapas es muy extensa, ya que en su elaboración intervienen la imaginación y creatividad de cada profesional de la hostelería sevillana. La cultura del tapeo va desde la muestra de guisos y platos calientes pasando por fritos, arroces y guisos, hasta la más ligera de las tapas frías, aliños y chacinas, así como las aceitunas sevillanas en sus variedades encurtidas o aliñadas: gordales, manzanillas, machacadas, entre otras.

Entre los dulces típicos tradicionales sevillanos que forman parte de la repostería andaluza, destacan la torta de aceite, las tortas de polvorón, los pestiños, las torrijas, el alfajor, las yemas de San Leandro y el tocino de cielo.

En Sevilla se habla una variante del dialecto andaluz cuyas características principales son el seseo, en un territorio donde predomina el ceceo, y la similitud con dialectos latinoamericanos.

En su morfología se produce un empleo muy frecuente, a veces excesivo o redundante, de los pronombres personales en función del sujeto, como yo y tú debido a la pérdida de la s final en las conjugaciones de los verbos, para que el oyente perciba claramente que se hace referencia a la primera o bien a la segunda persona: lo que tú digas. Por otra parte, tampoco se suele hacer uso del pronombre vosotros que se sustituye por ustedes, tanto en la segunda como en la tercera persona verbal del plural y así se dice: ustedes jugáis, ustedes juegan. Se produce de igual manera cuando se tutea o cuando se habla en registro de cortesía, lo cual está aceptado en todas las capas sociales. Sin embargo, se considera de rango más coloquial, e incluso vulgar, la sustitución del pronombre objeto os por se: ustedes se váis y por vosotros os creéis que yo me chupo el dedo.

Entre las características más sobresalientes de su fonética, además del seseo, se presenta el yeísmo (no se hace distinción entre /j/ y /ʎ/). en grupos consonánticos se pierde ante /h/: naranja - /na'ra.ha/, berenjena - /be.re'he.na/ y también se pierde en agrupaciones como instituto - /is.ti'tu.to/, construir /coh.tru'ir/. En general, hay una escasa tensión articulatoria, lo que propicia relajación y aspiración de algunos fonemas o su pérdida. La se aspira /h/ en posición final de sílaba o incluso se pierde al final de palabras: casco /'kah.ko/, después /deh'pwe/. También se pierden y finales: maldad /mal'da/, caminar /ka.mi'na/ y , por ejemplo en terminaciones ado, a: pescado /peh'ka.o/. se realiza como una aspiración suave /h/, no /x/ como en la mayor parte de España. Se presenta la igualación de y : soldado /sor'da.o/, cuerpo /'kwel.po/ y sartén /sal'ten/. no se realiza /tʃ/ sino /ʃ/: coche /'ko.ʃe/, como en países latinoamericanos como República Dominicana o Puerto Rico.

Existe un rico léxico compuesto, entre otras, por palabras de origen árabe y arcaísmos del castellano. Aunque el dialecto andaluz en general ha sido duramente despreciado, puede afirmarse que se trata de uno de los dialectos más evolucionados del español.

La sevillana es el aire musical y el baile típico de la ciudad, ampliamente difundido en ferias y celebraciones en toda Andalucía. Son seguidillas que se han transformado aunque conservan su interpretación en cuatro coplas casi exclusivamente para baile. Durante la Semana Santa son frecuentes las marchas sevillanas.

La actividad deportiva en Sevilla es regulada por el Instituto Municipal de Deportes (IMD), el cual ofrece una amplia gama de actividades físicas en los diversos centros deportivos de la ciudad, como gimnasia, aeróbicos, musculación, artes marciales, tenis, entre otras.

La ciudad cuenta con una extensa red de centros deportivos dependientes del Instituto Municipal de Deportes (IMD), explotados muchos de ellos por empresas privadas en régimen de concesión administrativa. En muchos de estos centros se pueden practicar diferentes actividades deportivas como natación y acceder al alquiler de pabellones cubiertos, pistas polideportivas, campos, salas de musculación, campus deportivos.

El Estadio Olímpico de La Cartuja es un estadio multiusos que se construyó con la esperanza de poder celebrar unas olimpiadas en la ciudad de Sevilla. Un 57% del terreno que ocupa está ubicado en el colindante término municipal de Santiponce. Tiene un aforo de 65.000 localidades y es el recinto escénico más grande de la ciudad. El estadio fue inaugurado el 5 de mayo de 1999 y acogió el Mundial de Atletismo de ese año. A 2008, no ha sido posible llegar a un acuerdo para que sea utilizado por los equipos Real Betis y Sevilla FC, por lo que está infrautilizado ya que solo se realizan en el mismo algunos eventos tanto deportivos como musicales pero sin demasiada continuidad.

El Palacio de Deportes San Pablo es un complejo de propiedad municipal ubicado en el barrio del Polígono de San Pablo, gestionado por el Instituto Municipal de Deportes (IMD) del Ayuntamiento donde pueden celebrarse distintos eventos deportivos, aunque es la sede principal del equipo de Baloncesto local que participa en la Liga ACB denominado CajaSol Sevilla o Club Baloncesto Sevilla.

El complejo fue inaugurado en 1988, el pabellón principal tiene unos 82.000 m² y una capacidad para 7.626 espectadores, aunque se le puede poner una grada supletoria para completar el aforo hasta los 10.000 espectadores. Pueden celebrarse hasta dieciséis disciplinas deportivas. La dedicación principal del pabellón es la celebración de los partidos oficiales del equipo de Baloncesto CajaSol Sevilla en todas las competiciones que participa. También destaca la gran utilización que tienen las instalaciones acuáticas del complejo utilizadas en su mayoría para fines terapéuticos. Además de las competiciones deportivas se celebran actos electorales por parte de los partidos políticos y otros actos culturales o musicales.

El estadio de fútbol Ramón Sánchez Pizjuán es el escenario que utiliza el equipo Sevilla Fútbol Club para jugar sus partidos oficiales. Está ubicado en el barrio de Nervión. El estadio es propiedad del Sevilla F.C. y debe su nombre a un hombre que fue presidente del club durante muchos años e inició los procesos de su construcción en 1938 con la compra de los terrenos que ya utilizaba el club en alquiler.

El estadio de fútbol Manuel Ruiz de Lopera es el estadio que utiliza el equipo Real Betis Balompié para jugar en él sus partidos oficiales. Está ubicado al final de la avenida de La Palmera, correspondiendo al barrio de Heliópolis. El estadio es propiedad del Real Betis Balompié.

Fue inaugurado en 1929, sufrió una remodelación para la celebración del Mundial de Fútbol de 1982, y fue reinaugurado parcialmente el 1 de enero del 2000. El estadio se encuentra actualmente (2008) en fase de remodelación y ampliación. Actualmente cuenta con una capacidad de 55.500 espectadores, que una vez que se concluyan las obras aumentará hasta la cifra de 64.000 espectadores. Tiene césped natural y unas dimensiones del campo de juego de 105x65 m. Las conmemoraciones más significativas que se han realizado en el estadio han sido con motivo de la consecución de la Copa del Rey ganada en la temporada 2005/2006 y los actos de celebración del centenario del club realizados durante la temporada 2007/2008.

El río Guadalquivir constituye para la ciudad de Sevilla el elemento topográfico que más ha influido sobre la ciudad, no solo por las múltiples actividades turísticas e industriales que se desarrollan en el mismo, sino por las deportivas. Es posible realizar la mayoría de deportes acuáticos, especialmente el remo y el piragüismo. En estos deportes han sobresalido varios deportistas sevillanos que compiten en los campeonatos del mundo y en los Juegos Olímpicos. Para su práctica existen en la margen izquierda del río varios clubes deportivos como: Círculo de Labradores, Círculo Mercantil, Club Náutico, Escuela de Remo.

El Puerto de Sevilla está situado a 80 kilómetros de la desembocadura del Guadalquivir y es el único puerto fluvial comercial de España. Su proyección es a la vez mediterránea y atlántica, siendo varios los factores que lo erigen en punto logístico y comercial de primer orden. Centro de gran actividad ya en la Baja Edad Media, el apogeo del puerto tuvo lugar entre 1503, cuando se estableció en Sevilla la Casa de la Contratación para monopolizar todo el comercio con las Indias, y 1717, cuando la Casa de la Contratación fue trasladada a Cádiz. El declive del puerto empezó sin embargo ya en el siglo XVII, debido a que el creciente tonelaje de los galeones hacía muy arriesgada su navegación por el río Guadalquivir y los incitaba a dirigirse de preferencia a la costa gaditana.

El tráfico del Puerto de Sevilla se sitúa actualmente en torno a los cuatro millones de toneladas anuales (dato de 2007). Destaca de forma especial el tráfico relacionado con el sector agrícola (aceites, cereales, abonos, etc), tanto a granel como líquidos o sólidos y también como en mercancía general. El hinterland del Puerto abarca la zona Occidental de Andalucía, Extremadura y, para algunos productos, el centro de España.

El aeropuerto de Sevilla, conocido como aeropuerto de Sevilla-San Pablo, es el único aeropuerto de la ciudad tras el cierre de la Base Aérea de Tablada. Es gestionado por AENA y está situado a diez kilómetros al noroeste de la ciudad. Su última remodelación y ampliación se realizó en 1992 con motivo de la Exposición Universal de Sevilla, con la construcción de un nuevo terminal diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, la ampliación de la plataforma de estacionamiento de aeronaves, la ejecución de un nuevo acceso desde la carretera nacional N-IV y la edificación de una nueva torre de control al sur de la pista. El aeropuerto de Sevilla sirve a un tráfico principalmente nacional (79,8%), así como conexiones internacionales.

Según las estadísticas de Aena, en 2007 el aeropuerto movió 4.507.264 pasajeros, 65.092 operaciones y 7.395 toneladas de carga. Según los índices de tráfico, el aeropuerto de Sevilla-San Pablo puede compararse con varios aeropuertos de ciudades grandes que juegan un papel de secundarios y que son frecuentados en su mayoría por aerolíneas de bajo coste.

La Estación de trenes de Santa Justa es la estación central de viajeros de ferrocarril de Sevilla. Fue construida entre 1987 y 1991 para ser origen de la primera línea española de trenes de Alta Velocidad Española (AVE), que comunica Sevilla y Madrid desde 1992. En la actualidad (2008) es una de las estaciones más importantes del país y un gran nudo de comunicaciones de Andalucía por su número de viajeros e importancia. En ella converge una red de trenes de cercanías que conectan con múltiples destinos tanto de la capital como de la provincia, así como varias líneas de trenes regionales que comunican con las principales ciudades andaluzas.

Sevilla goza de una buena conexión con la red de carreteras, autovías y autopistas que la unen con las demás capitales andaluzas y principales ciudades de España y Portugal.

La siguiente tabla muestra las distancias entre Sevilla a los pueblos más importantes de la provincia y de todas las capitales de provincia de Andalucía.

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Sevilla, es una entidad de derecho público de carácter asociativo y dotada de personalidad jurídica. El Consorcio tiene por objeto articular la cooperación económica, técnica y administrativa, a fin de ejercer de forma conjunta y coordinada las competencias que les corresponden en materia de creación y gestión de infraestructuras y servicios de transporte de viajeros, en el ámbito territorial de los municipios consorciados.

La empresa Tussam es una Sociedad Anónima Municipal, creada el 10 de noviembre de 1975, que gestiona el servicio de transporte urbano colectivo en la ciudad de Sevilla y cuenta con unas instalaciones de reciente construcción sobre una superficie de 110.000 m2, dotadas con 7.250 m2 de oficinas, 9.000 m2 de naves de talleres y 70.000 m2 de aparcamiento de flota. Tussam posee el certificado en control de calidad bajo la norma ISO 9001: 2000.

Tussam presta servicio, mediante una red de 38 líneas explotadas directamente y 4 más en régimen de concesión. Transporta anualmente 83.902.242 viajeros y realiza diariamente 8.000 viajes, recorriendo anualmente 14.957.077 km.

La plantilla de la empresa en 2006 está compuesta por 1448 personas. La flota consta de 400 vehículos, de los cuales 87 son articulados de 18 metros. Además 86 autobuses están propulsados a gas natural, 60 funcionan con biodiesel y 2 microbuses son microbuses eléctricos.

La primera línea del Metro de Sevilla será inaugurada a principios de 2009. Contará con 22 estaciones repartidas por cuatro términos municipales del área metropolitana. La tipología de esta primera línea será subterránea por los núcleos urbanos por los que transcurre, y en viaducto o en superficie con plataforma 100% segregada en las zonas no urbanizadas del exterior de los municipios. El proyecto básico se compone de 4 líneas que discurrirán por el casco urbano de Sevilla y se extienden hacia el área metropolitana.

A partir del Plan de integración de la bicicleta como iniciativa para Sevilla, el carril-bici de Sevilla contará con 120 kilómetros, cuando esté completado, y se prevén centros de servicios a la bicicleta, con aparcamientos y toda la información de itinerarios, ubicados en las zonas más estratégicas y concurridas.

En Sevilla se venden principalmente los tres periódicos de información general que se editan en Sevilla, siendo la edición sevillana del ABC el de mayor tirada. Este periódico pertenece al grupo Vocento y cuenta con redacción propia y autonomía respecto al ABC de Madrid, aunque comparten muchos contenidos. La difusión media en el mes de noviembre de 2007 fue de 47.744 ejemplares. El siguiente periódico de información general de mayor difusión que se edita en Sevilla (21.009 ejemplares en 2007) es el Diario de Sevilla, perteneciente al Grupo Joly, que también edita periódicos en otras capitales andaluzas con los cuales comparte contenidos. El periódico decano de la prensa sevillana es El Correo de Andalucía, que en 2007 tuvo una difusión media de 15.929 ejemplares según la OJD.

También se editan ediciones locales de los periódicos nacionales El País, El Mundo y La Razón. Igualmente se venden los periódicos económicos Cinco Días, Expansión y La Gaceta de los Negocios. Como periódicos deportivos se edita el diario Estadio Deportivo y cuentan con ediciones locales los periódicos As y Marca.

De forma gratuita se reparten cada mañana en los lugares más concurridos de la ciudad los diarios gratuitos Metro, 20 Minutos, Que y ADN.

La ciudad de Sevilla goza de una abundante cobertura de emisoras de radio de todos los formatos, tanto en onda media (AM) como frecuencia modulada (FM). Dedicadas a la información general hay en la ciudad emisoras de las principales cadenas nacionales: Radio Nacional de España, Cadena SER, Onda Cero, COPE, y Punto Radio. A esto hay que añadir las emisoras que tiene Canal Sur Radio, que es de ámbito regional, y otras emisoras de menos audiencia de ámbito puramente local. En FM se pueden sintonizar las emisoras eminentemente musicales y otras específicas dedicadas a la información deportiva o económica.

Si bien hay numerosos canales de televisión que se denominan locales, no lo son en el sentido estricto del término sino que corresponden a cadenas nacionales, como por ejemplo Localia TV o Popular TV. La audiencia de televisión de los sevillanos se reparte más o menos por igual entre las diferentes cadenas nacionales, TVE, Telecinco y Antena3 TV, y la cadena autonómica Canal Sur.

Existen en la ficción personajes sevillanos que han llegado a alcanzar popularidad mundial, tanta, que en ocasiones incluso han sido mitificados y confundidos entre realidad y ficción. Básicamente aparecen a través de obras literarias y óperas, cuya acción se desarrolla en la ciudad de Sevilla.

Hasta 2008, se han encontrado referencias en Internet de las siguientes ciudades con la que Sevilla ha realizado actos de hermanamiento.

Al principio



María Pilar González Modino

María Pilar González Modino (Mérida, 25 de julio de 1962) Licenciada en Geografía e Historia y política española. Secretaria General del Partido Andalucista desde junio de 2.008. Política de ideología nacionalistas andaluza. Ingresó en el Partido Andalucista en 1995.

Ha sido Secretaria de la Agrupación Sur de Sevilla, miembro de la Mesa del Consejo Andalucista de Gobierno y Secretaria Provincial de Comunicación. Concejala del Partido Andalucista en el Ayuntamiento de Sevilla (2004-2005). Jefa de Gabinete de la Consejería de Turismo y Deporte (2000-2003) y parlamentaria en el Parlamento Andaluz, y portavoz del Grupo Parlamentario Andalucista en la VII Legislatura.

Al principio



Pedro Pacheco

Pedro Pacheco (cuarto por la derecha), teniente de alcalde de Jerez, recibe al Club Natación Jerez (2006).

Pedro Pacheco Herrera (Jerez de la Frontera, 1949) es un abogado y político español, de ideología nacionalista andaluza.

Está vinculado a la política nacionalista desde 1974, cuando entró a formar parte de Alianza Socialista de Andalucía. Fue Coordinador General del Partido Andaluz del Progreso (PAP) desde 1993 a 1996 y Vicepresidente del Partido Andalucista desde 1996. Actualmente es Secretario General del Partido Socialista de Andalucía (PSA).

Fue Alcalde de Jerez de la Frontera ininterrumpidamente desde 1979 hasta 2003, y desde entonces fue nombrado Primer Teniente de Alcalde y Delegado de Política Territorial, gracias a sucesivos acuerdos de gobierno con el PP y el PSOE. Fue cesado de su puesto la primavera de 2007 por la ahora alcaldesa Pilar Sánchez, perteneciente al Grupo Socialista (PSOE), volviendo a la oposición.

Ha sido Diputado en el Parlamento de Andalucía en las legislaturas 1982-1986, 1986-1989, 1990-1994, 1994-1996, 1996-2000 y de nuevo tras las elecciones de 2000 hasta 2004. En el Parlamento regional desempeñó el cargo de Portavoz del Grupo Parlamentario Andalucista en dos legislaturas y Presidente del Grupo Mixto en la última.

En el Parlamento Europeo fue eurodiputado por el Partido Andalucista durante los años 1989 y 1990.

Ha sido la persona que más tiempo ha ocupado la alcaldía de la ciudad (24 años). Durante su mandato se llevaron a cabo importantes proyectos en la ciudad, como el circuito de velocidad, la elevación del ferrocarril, el parque tecnológico agroalimentario. En las elecciones municipales de 2007 el PSA, con él a la cabeza sufrió un varapalo, a consecuencia del cual dimitió, no tomando posesión del acta de Concejal.

Volvió a ocupar su puesto de trabajo en la Asesoría Jurídica de la absorbida Caja de Ahorros de Jerez, por la Caja San Fernando, ahora CAJASOL, acogiéndose al poco tiempo -en 2008- a la fórmula de prejubilación.

Al principio



Source : Wikipedia