París

3.4147688060901 (1449)
Publicado por daryl 23/03/2009 @ 12:26

Tags : parís, francia, europa, internacional

últimas noticias
Las bolsas europeas cierran con alzas en Milán y París y bajas en ... - Finanzas.com
Las Bolsas de Milán y París cerraron hoy con ligeras alzas rompiendo la tónica pesimista del resto de los mercados bursátiles europeos que reflejaron pérdidas impulsadas por los pésimos datos de la economía en la zona euro, que ha registrado la mayor...
El Club de París anula 845 millones de la deuda externa de Costa ... - ADN.es
El Club de París anunció hoy la anulación de 845 millones de dólares de la deuda externa de Costa de Marfil y el atraso, con condiciones el pago y los intereses, informó hoy el grupo informal de países acreedores en un comunicado....
La Ópera de París dice adiós a Legris, uno de sus grandes ... - ADN.es
El bailarín estrella de la Ópera Nacional de París, Manuel Legris, dirá adiós esta noche a su puesto, al que llegó de manera fulgurante en 1986, nombrado por Rudolf Nureyev. A partir de 2010, el que ha sido uno de los más sublimes "Romeo" de la...
Las obsesiones de Modiano - El País (España)
El autor francés persigue en sus novelas las huellas de otros y dibuja un París "casi onírico". Varios de sus títulos coinciden en las librerías. Un día de hace casi 20 años, Patrick Modiano encontró en un viejo periódico parisino de principios de los...
París y Berlín enfrían el acceso de Turquía - El País (España)
El mandatario aseguró que "no iban a hacer caso" a París y Berlín e insistió en que Turquía es un actor importante en el terreno internacional y que Europa lo necesita como socio. El debate será más exhaustivo el próximo martes en el marco del Consejo...
Las mejoras de la Plaza de París de Toledo, que contará con 386 ... - Europa Press
El alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, aseguró hoy que la obra de prolongación de la Calle Dinamarca con la Plaza París servirá para mejorar la movilidad entre la Avenida de Europa y la Ronda Buenavista, además de incorporar 386 nuevos...
Arrestan en París 2 miembros de grupo criminal "Panteras Rosas" - Reuters América Latina
PARIS (Reuters) - Dos miembros clave de la pandilla internacional de ladrones de joyas "Panteras Rosas" fueron arrestados en París esta semana, dijo el viernes Interpol. Los "Panteras Rosas" han robado cerca de 200 millones de dólares en cerca de 120...
Badajoz estrenará en verano vuelos con destino a París, Valencia y ... - ADN.es
Air Nostrum ha creado tres nuevas rutas directas desde el aeropuerto de Badajoz que permitirán volar del 25 de julio al 5 de septiembre próximos a París ya Valencia dos veces por semana y una a Gran Canaria, tres destinos eminentemente turísticos....
París, París - COPE
Sólo por escuchar las canciones de la bella y encantadora actriz Nora Arnezeder merece la pena ver París, París (2008). La película comienza con la victoria de electoral del Frente Popular francés en 1936 .El ganador de las elecciones, el escritor y...
Nadal, a por el pleno antes de París - El Mundo Deportivo
La altura de Madrid no le atrae al manacorí en exceso, dada la cercanía con París, pero jugar en casa supone para un él un incentivo extra –como sucede en Barcelona– y además ha dosificado energías porque ha convertido la tradicional maratón sobre...

París

Ubicación de París en Francia

París es la capital de Francia, Chef-lieu de Isla de Francia y la única comuna-departamento del país. Está situada en un meandro del río Sena en el centro de la Cuenca parisina, entre la confluencia del río Marne y el Sena aguas arriba, y el Oise y el Sena aguas abajo.

La ciudad de París dentro de sus límites administrativos tiene una población estimada de 2.181.371 habitantes (2006). Sin embargo, durante el siglo XX, el área metropolitana de París se expandió más allá de los límites de la comuna. Su área urbana, la segunda más grande de Europa, tiene una población de 11.174.740 habitantes (1999).

La región de París (Isla de Francia) es, junto con Londres, el centro económico más importante de Europa. Con 500,8 mil millones de euros (630 mil millones de dólares), produjo una cuarta parte del Produto Interior Bruto (PIB) de Francia en 2006. La Défense es el primer barrio de negocios de Europa, alberga la sede social de casi la mitad de las grandes empresas francesas, así como la sede de veinte de las 100 más grandes del mundo. París también acoge o ha acogido a muchas organizaciones internacionales como la Unesco, la OCDE, la Corte Penal Internacional y el Club de París.

La ciudad es el destino turístico más popular del mundo, con más de 30 millones de visitantes extranjeros por año. Suele cosiderarse como la ciudad más hermosa, elegante y espectacular del mundo por contar con muchos de los monumentos más famosos y admirados del orbe: la Torre Eiffel, la Catedral de Notre-Dame, los Campos Elíseos, el Arco de Triunfo, la Basílica del Sacré Cœur, de Los Inválidos, el Panteón, el Arco de la Defensa, la Ópera Garnier o el barrio de Montparnasse, entre otros. También alberga instituciones de reconocimiento mundial: el Louvre, el Museo de Orsay y el Museo Nacional de Historia Natural de Francia.

París obtiene su nombre del pueblo galo de los Parisii. La palabra París deriva del latin Civitas Parisiorium (la Ciudad de los Parisii), designación que predominó sobre Lutecia (cuyo nombre completo era Lutetia Parisii). No se conoce con certeza el origen del nombre de los Parisii.

Los Parisii también le dieron su nombre a las localidades de Villeparisis, Cormeilles-en-Parisis, Fontenay-en-Parisis y a la región de Parisis (también conocida como Plaine de France y que a su vez, le dio el nombre de Francia a todo el país).

París tiene muchos sobrenombres, el más famoso de los cuales es el de "Ciudad Luz" (la Ville lumière), nombre que remite a su fama como centro de las artes y la educación, pero también (y tal vez por lo mismo) a su adopción temprana de la iluminación urbana.

El gentilicio de los habitantes de París es "parisino" que en Francés se dice "parisien" . A veces, los franceses que viven fuera de París se refieren a sus habitantes como "parigots" , pero el término incluso ha sido adoptado por los parisinos y ya no tiene la connotación despectiva de ayer.

Los Parisii, pueblo galo del que se deriva el nombre de París, dominaban el sector cuando las tropas de Julio César sitiaron el lugar. Se cree que los Parisii fundaron la ciudad entre 250 a. C. y 200 a. C., aunque se desconoce el lugar exacto del emplazamiento de la ciudad gala; si bien, hay varios indicios que indican que se establecieron en lo que hoy es la Ile de la Cité, sobre todo por razones de defensa estratégica al estar protegido el asentamiento por los brazos del río Sena que abrazan dicha isla.

En 52 a. C. cuando los romanos toman la ciudad, la rebautizan llamándola Lutetia y la reconstruyen durante el siglo I en la orilla izquierda del río Sena.

París toma su nombre actual en el siglo IV y Clodoveo, rey de los francos la hace su capital en 508, tras su victoria sobre los romanos.

Durante el siglo IX se construyeron murallas de protección sobre la ribera derecha, mientras que la izquierda fue destruida por los normandos en 885.

Cuando los Capetos consiguen el trono de Francia en 987, París es una de las dos grandes ciudades de su dominio personal. Con Felipe Augusto (1190-1220) París se convierte definitivamente en la capital del reino. Se construye una nueva muralla protegiendo un sector más amplio. En el siglo XIV, Carlos V (1371-1380) crea una muralla aun mayor que la antes citada.

Entre finales del siglo XVI y comienzos del XVII, Enrique IV, construye los primeros conjuntos arquitectónicos modernos como la Place des Vosges. Su sucesor Luis XIII extiende la muralla de Carlos V sobre la orilla derecha. Luis XIV destruye esa muralla y ordena construir en su lugar los primeros grandes bulevares.

A finales del siglo XVIII, en la fortaleza de la Bastilla, que se encontraba en el oriente de la ciudad, se inició oficialmente el movimiento que se conoce como Revolución Francesa.

Tras proclamarse Emperador, Napoleón Bonaparte se decide por París como capital de su Imperio, luego de haber contemplado a Lyon para tal privilegio.

Bajo el reinado de Luis Felipe, la ciudad acelera su ritmo de crecimiento.

Bajo Napoleón III la ciudad sufrió su transformación urbana más significativa. El emperador comisionó al Barón Haussmann para que ejecutara los cambios necesarios para convertir a París en la ciudad más moderna del mundo en su época. Se demolió gran parte de la ciudad antigua y medieval y se dio paso a los grandes bulevares y a los edificios modernos, el más destacado de los cuales fue la Ópera Garnier. Se construyeron canalizaciones de aguas y otros importantes adelantos en obras públicas. Este periodo llegó a su fin después de la caída del emperador como consecuencia de la derrota sufrida por su ejército en la guerra franco-prusiana.

París albergó durante la segunda mitad del siglo XIX varias exposiciones universales. La más destacada tuvo lugar en 1889 con motivo de la conmemoración del primer centenario de la revolución. Para este evento fue construida la Torre Eiffel que, aunque debía ser desmontada una vez terminada la exposición, continúa actualmente en su emplazamiento original.

El siglo XX se inició con la construcción del Metro de París.

En 1940 la ciudad fue conquistada por el Wehrmacht (ejército de la Alemania Nazi) en el marco de la Segunda Guerra Mundial. París estuvo administrada por las fuerzas de ocupación, que la abandonaron después de cuatro años sin causarle destrozos de consideración, en comparación con los daños sufridos en otras ciudades europeas en esa guerra. Para los aliados, París no era una plaza de importancia estratégica y por ello preferían eludir la liberación de París ya que su objetivo era traspasar pronto el Rin. Sin embargo, el general de Gaulle consiguió convencerlos de la necesidad de liberar París ante el temor de que un régimen comunista se instaurara en la república si la resistencia vencía a los alemanes. Tras la liberación, las parisinas sospechosas de colaborar con los alemanes fueron humilladas y rasuradas.

Durante los mandatos del general de Gaulle de 1958 a 1969, varios acontecimientos políticos tuvieron lugar en la capital. En 1961, una manifestación en favor de la independencia de Argelia fue violentamente reprimida. En 1968, un movimiento estudiantil iniciado en la Universidad de Nanterre degenera en disturbios. El 13 de mayo, cientos de miles de personas protestaban contra la violencia policial. Después de dos meses de agitación y disturbios, los parisinos evotaron a favor del general de Gaulle en las elecciones legislativas de junio y volvió la calma.

Bajo la administración del presidente François Mitterrand, en la década de los 80 y comienzos de los 90, la ciudad recibió un renovado impulso en su urbanismo e infraestructura. Se renovaron sectores deprimidos de la ciudad, particularmente en barrios de la ribera izquierda y la Villette; se levantaron nuevos edificios emblemáticos como la biblioteca, el Arche de la Défense y el Musée d'Orsay; y se renovó radicalmente el Museo del Louvre.

En su calidad de principal urbe del país, París es la sede del gobierno central francés y acoge las principales representaciones diplomáticas extranjeras, siendo a la vez una de las ciudades más destacadas en el ámbito político de la Unión Europea (UE).

El poder ejecutivo, representado por el Presidente de la República, tiene su sede en el Palacio del Elíseo. Por su parte, el Primer Ministro tiene su despacho en el Hôtel Matignon. Los poderes legislativo y judicial de Francia también tienen su sede en París.

En cuanto al gobierno local, en las elecciones municipales de marzo de 2001, Bertrand Delanoë fue elegido alcalde (maire) de París. Su llegada al ayuntamiento (Hôtel de Ville) fue propiciada por la división interna de la derecha, que presentó dos candidatos antagonistas, Jean Tiberi y Philippe Séguin, para esos comicios. Gracias a una alianza con Los Verdes y con el Partido Comunista Francés (PCF), Delanoë fue el candidato más votado, consiguiendo algo más del 48%. Por su parte, los aspirantes de la derecha obtuvieron entre los dos poco más del 50% de los votos.

París está situado en el centro-norte de Francia, al norte de la gran curva del río Sena. En el centro de la ciudad destacan dos islas que constituyen su parte más antigua, Île Saint-Louis y la Isla de la Cité. En general, la ciudad es relativamente plana, y la altitud más baja es de 35 metros sobre el nivel del mar. En París destacan varias colinas, siendo la más alta Montmartre con 130 metros.

La última gran modificación del área de París ocurrió en 1860. Además de la anexión de terrenos periféricos y de darle su forma moderna, en esta modificación se crearon veinte arrondissements (distritos municipales), en forma de espiral y siguiendo el sentido de las agujas del reloj. De los 78 km² que abarcaba París en 1860, la ciudad se amplió a hasta los 86,9 km² en la década de 1920. En 1929 los parques forestales Bois de Boulogne y Bois de Vincennes se anexaron oficialmente a la ciudad, lo que conformó su área actual de 105,4 km².

El área demográfica se extiende mucho más allá de los límites de la ciudad, formando un óvalo irregular con extensiones de crecimiento urbano a lo largo de los ríos Sena y Marne hacia el sudeste y este, así como a lo largo del Sena y del río Oise al noroeste y norte. Más allá de los principales suburbios, la densidad de población desciende bruscamente: una mezcla de bosques y de zonas agrícolas con una serie de ciudades satélites distribuidas de manera dispersa y relativamente uniforme. Esta corona urbana, cuando se combina con la aglomeración de París, completa el área urbana de París, que abarca un óvalo 14.518 km², un área cerca de 138 veces mayor que la de París.

El clima de París es oceánico semicontinental (también denominado «clima de transición») al encontrarse alejada de la costa. Las precipitaciones son algo abundantes aunque no excesivas, con una media de aproximadamente 636 mm y están repartidas a lo largo de todo el año de forma regular sin tener un destacado mínimo pluviométrico (es decir, una estación seca). Las temperaturas son relativamente suaves todo el año. En verano se pueden superar los 30 °C ocasionalmente a lo largo de toda la estación, aunque rara vez se superan los 35 °C; las temperaturas máximas suelen rondar entre los 25°C y 30°C y son frecuentes las tormentas. La primavera y el otoño son suaves con abundantes días de lluvia. El invierno no es muy riguroso, la temperatura media es de unos 5 °C, y se alternan días de lluvia y nieve (aunque es más frecuente que llueva a que caiga nieve).

París es el centro de un área metropolitana con 11.174.740 habitantes (1999), la segunda de la Unión Europea tras Londres. La ciudad suma un total de 2.181.371 habitantes (2006), población menor a la de su máximo demográfico que fue en 1921. No obstante, en los últimos años ha vuelto a crecer como ha sucedido en otras grandes metrópolis. La mitad de los habitantes menores de 15 años es de ascendencia extranjera, en particular de origen magrebí y de otras antiguas colonias francesas del África subsahariana.

La población de París era de 25.000 habitantes en el 59 a. C., número que aumentó hasta los 80.000 en 150. Tras las invasiones francas la ciudad perdió población contando con 50.000 habitantes en 510 y llegando al mínimo en el año 1000, tras las invasiones vikingas, llegó a contar con un total aproximado de 20.000 habitantes.

A partir de los años 1950, la población de París sufrió un importante descenso, a pesar de un aumento en la vivienda, pero desde 1999 el descenso se detuvo. El último censo muestra un crecimiento de + 2,5% entre 1999 y 2006. El tamaño promedio de los hogares ha descendido en París: el declive de la convivencia de las generaciones de adultos y un menor número de hijos por pareja ha sido durante mucho tiempo la principal explicación. Sin embargo, la disminución de tamaño del hogar se debe principalmente a la atracción que los adultos jóvenes sin hijos tienen, ya que pueden disfrutar del ocio y el empleo en la capital y sufragar los gastos de inmuebles de pequeñas superficies. En contraste, las parejas con niños tienden a migrar a los suburbios, cuyas casas son más adecuadas y más baratas. Esta dinámica de cercanías de París y el resto de su región explica por que el 58% de los hogares tienen uno o dos piezas.

París es uno de los motores de la economía mundial. En 2006, el PIB de la Región de París, fue estimado por el INSEE en 500 mil millones de euros. Si se tratara de un país, esta región sería la decimoséptima economía más grande del mundo (hasta el 2006), con un PIB casi tan grande como el de los Países Bajos.

Aunque en términos de población, la zona urbana de París representa menos del 20% del área urbana de Francia, el PIB alcanza el 28,4% del total. En cuanto a zonas urbanas, según las Naciones Unidas, su PIB es el quinto más grande del mundo después de Tokio, Nueva York, Los Ángeles y Chicago, y el primero de Europa . París es uno de los cuatro motores neurológicos de la economía global. Su PIB es comparable al PBI de pequeños países del primer mundo.

La economía de París es extremadamente diversa y todavía no ha adoptado una especialización dentro de la economía global (semejante a Los Ángeles con la industria del entretenimiento, o Londres y Nueva York con servicios financieros). París es esencialmente una economía de servicios: el 45% del PIB de la región de París está compuesto por servicios financieros, inmobiliarios y soluciones de negocios.

Casi la mitad del PIB de la Región de París se genera con el sector empresarial y los servicios financieros. El sector financiero del país se concentra en esta ciudad. La región de París sigue siendo una de las potencias manufactureras de Europa, debido al gran tamaño de su economía, con un cambio de la industria tradicional a la alta tecnología. Su economía se sostiene fundamentalmente en la fabricación de maquinarias de todo tipo. Es de destacar también la producción de artículos de lujo, como la alta costura, las joyas y los perfumes. En su puerto sobre el Atlántico en la ciudad de El Havre, moviliza el cuarto mayor volumen de tonelaje en Europa. El sector agrícola francés se mueve mayoritariamente en esta ciudad, que posee la mayor bodega de mercancías agrícolas del mundo.

Dentro de la región de París, la actividad económica es más intensa en la porción central del departamento Hauts-de-Seine y en el triángulo entre la Ópera, La Défense y Val de Seine. Hauts-de-Seine se ha convertido en una especie de extensión del centro de París, con 873.775 trabajadores a finales de 2005, más de la mitad que en la ciudad de París propiamente dicha (1.653.551 empleados a finales de 2005).

Francia es el principal destino turístico del mundo y su capital concentra buena parte de la atención de la gran mayoría de turistas que visitan el país.

El sistema de transporte de París es de una eficacia destacada, para una megalópolis de esta magnitud. Sus vías se mantienen en excelente estado y el único problema para los vehículos es el exceso de los mismos. Un eficaz sistema conecta los trenes de cercanías con el sistema de metro, que a su vez está ligado a un denso tramado de rutas de autobuses, lo que hace que sea muy fácil moverse por la ciudad.

París se conecta con el resto de Europa gracias a una moderna red de autovías y al completo sistema ferroviario que cuenta con el TGV para conectar con los diferentes puntos del país con Londres, Estrasburgo y Stuttgart.

La línea de TGV entre París y Lyon es una de las más transitadas de Francia. Aunque había una vía cuádruple a lo largo de una tercera parte del trayecto y una vía doble a lo largo del resto del trayecto, el ferrocarril ya no podía rendir servicio adecuado durante los períodos de mayor circulación. Después de considerar el progreso que ha habido en otras ciudades —especialmente el tren “bala” de la línea Tokaido, que fue un éxito— decidieron construir una vía enteramente nueva.

Desde el principio se tomó la decisión de que la nueva línea de París a Lyon serviría exclusivamente para tráfico de pasajeros, y que se utilizaría equipo rodante diseñado para ir a alta velocidad. Lo más sorprendente de esta línea es que no tiene túneles.

Se encuentra en proceso de construcción una línea de alta velocidad entre Barcelona y París que recorrerá el trayecto en poco más de seis horas.

Además, en París se encuentran dos de los más importantes aeropuertos de Europa por número de pasajeros y vuelos anuales. El aeropuerto Charles de Gaulle, en remodelación, situado al noreste de la ciudad, es el segundo en importancia de Europa tras el de Heathrow, en Londres. Al sur de la capital se ubica el aeropuerto de París-Orly. Ambos aeropuertos se reparten el tráfico nacional e internacional de la ciudad y sus alrededores.

Desde julio de 2007 París cuenta también con un sistema público de alquiler de bicicletas, llamado Velib o bicicleta libre con 750 estaciones repartidas por toda la ciudad y más que 10.000 bicicletas. Las bicicletas puden ser alquiladas incluso en viajes solo de ida.

París ha sido uno de los centros culturales y artísticos más relevantes de la historia occidental. En ella surgieron el impresionismo, el surrealismo y el fauvismo; en ella nacieron, se formaron o desarrollaron sus carreras figuras francesas de la talla de René Descartes, Voltaire, Victor Hugo, Émile Zola, Alexandre Dumas, hijo, Edgar Degas, Claude Monet, Jean-Paul Sartre, Jean Renoir, Louis Malle, Henri Cartier Bresson...

También ha acogido a numerosos artistas extranjeros: Luis Buñuel, Leonardo da Vinci, Vincent van Gogh, Pablo Picasso, Frédéric Chopin, Franz Liszt, Jesús Soto; y a escritores: César Vallejo, Ernest Hemingway, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Samuel Beckett, Julio Cortázar, Francis Scott Fitzgerald, Joyce, Oscar Wilde y otras muchas celebridades como Lenin, Yaser Arafat, Alexander von Humboldt, etc.

Además, la ciudad cuenta con el mayor contenido de obras de arte, distribuido en sus numerosos museos y colecciones privadas. Dentro de estos tesoros el más destacado es la famosa Monna Lisa, una pintura de valor incalculable. Por otra parte, quizá el patrimonio arquitectónico parisino sólo tenga parangón con el de Roma y, en mayor o menor medida, Londres.

Desde el año 1991 las Riberas del Sena en París son consideradas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

El París «Moderno» es el resultado de un vasto plan de remodelación urbana surgido a mediados del siglo XIX. Durante siglos había sido un laberinto de estrechas calles y casas de madera de clase media, pero a partir de 1852, el Barón Haussmann hizo un gran plan urbanístico demoliendo gran parte para conformar amplias avenidas alineadas con edificios neoclásicos de piedra destinados a la nueva burguesía; la mayor parte de este «nuevo» París es el que vemos hoy. Estos planes del Segundo Imperio, en muchos casos, están aún en vigor, ya que la ciudad de París impone desde entonces el llamado «alignement» (ley que define la posición de la edificación dejando un determinado ancho de la calle) sobre muchas de las nuevas construcciones. La altura de un edificio también se determina en función de la anchura de la calle, y el código de construcción de París ha visto pocos cambios desde mediados del siglo XIX para permitir mayores construcciones. Es por esta razón por la que París es ante todo una «obra de arte».

Son los severos límites inmutables, los estrictos códigos de construcción y la falta de terreno urbanizable los que en conjunto han contribuido a la creación de un fenómeno llamado muséification («museificación»). Al mismo tiempo, el esfuerzo por preservar el pasado histórico de París y las leyes actuales hacen que resulte difícil crear dentro de los límites de la ciudad grandes edificios y servicios públicos necesarios para una población creciente. Muchas de las instituciones y la infraestructura económica ya se encuentran en la periferia o en proceso de hacerlo. Las empresas financieras (La Défense), distrito de negocios, el principal mercado mayorista de alimentos (Rungis), las principales escuelas de renombre (École Polytechnique, ENSAM, HEC, ESSEC, INSEAD, etc), los laboratorios de investigación de fama mundial (en Saclay o Avenue), el estadio deportivo más grande (Estadio de Francia), e incluso algunos ministerios (como el de Transporte) se encuentran fuera de la ciudad de París. Los Archivos Nacionales de Francia están siendo trasladados a los suburbios del norte, proceso que deberá concluir hacia fines de 2010.

Además, se encuentran dos de los parques temáticos y de atracciones más célebres de Europa: Disneyland Resort Paris y el Parc Astérix.

París, con respecto a otras capitales europeas como Londres o Madrid, no tiene grandes parques en el centro de la ciudad (como Hyde Park o el Parque del Retiro), pero sí muchos parques y jardines más pequeños. Sin embargo hay dos grandes parques dentro de los límites administrativos de la ciudad: Bois de Boulogne y Bois de Vincennes. También hay muchísimos árboles, no sólo en parques y jardines, sino también en avenidas y bulevares.

La mayoría de los otros parques de París son creaciones del Segundo Imperio: Los parques de Montsouris, Buttes-Chaumont y el Parque Monceau son obra de Jean-Charles Alphand, ingeniero de Napoleón III.

Otro proyecto ejecutado bajo la orden del Barón Haussmann, fue el Bois de Boulogne, al oeste de París. El Bois de Vincennes, a su lado oriental, recibió un tratamiento similar durante los años siguientes.

Muchos son los autores que han desarrollado sus historias teniendo a la capital francesa como escenario.

Desde 1956 París está hermanada de modo exclusivo y recíproco con Roma, Italia («Sólo París es digna de Roma; sólo Roma es digna de París».).

Al principio



Francia

Bandera de Francia

¹ Se hablan varios idiomas regionales. ² De los cuales 551 098m km² corresponden a la Francia metropolitana, esto es, europea (cifras del Instituto Geográfico Nacional francés). ³ De los cuales, 62.448.977 en la Francia metropolitana. 4 Toda la República Francesa salvo los territorios de ultramar en el Océano Pacífico, donde se emplea el franco CFP (XPF). 5 Sólo la Francia metropolitana.

Francia (en francés: France, IPA: ), oficialmente República Francesa o República de Francia, es un país soberano miembro de la Unión Europea, con capital en París, que se extiende sobre una superficie total de 675 417 km² y cuenta con una población de 65,1 millones de habitantes.

Constituido en Estado social y democrático de Derecho, su forma de gobierno está organizada como república semipresidencialista con el nombre oficial de República Francesa (République française) y la divisa Liberté, Égalité, Fraternité (Libertad, Igualdad y Fraternidad).

El territorio de Francia se extiende por diversas regiones del mundo, y su parte metropolitana, también llamada Francia continental, se ubica en Europa Occidental, donde limita, al sur, con el Mar Mediterráneo, el enclave de Mónaco (4,4 km) e Italia (488 km); al suroeste, con España (623 km) y Andorra (56,6 km); al oeste, con el Golfo de Vizcaya; al norte, con el Canal de la Mancha, el Mar del Norte y Bélgica (620 km), y al este, con Luxemburgo (73 km), Alemania (451 km) y Suiza (573 km). Su territorio insular europeo comprende la isla de Córcega, en el Mediterráneo occidental, y diversos archipiélagos costeros en el Atlántico. En América, son territorio de Francia la Guayana francesa, que limita con Brasil (673 km) y Surinam (510 km), y las islas y archipiélagos de Martinica, Guadalupe, San Bartolomé, San Martín, que limita con las Antillas Holandesas, y de San Pedro y Miguelón. En el Océano Índico, son francesas las islas de Mayotte y de Reunión, así como los archipiélagos de Polinesia Francesa y de Nueva Caledonia, en el Océano Pacífico. Son territorios de Francia deshabitados el atolón de Isla Clipperton, en el Pacífico Oriental, y las denominadas Tierras Australes y Antárticas Francesas.

Francia es un país altamente desarrollado económica y socialmente, con una elevada difusión internacional de su cultura e influyente en el plano geopolítico. Es la sexta economía mundial en término de PIB, miembro del G8, de la Zona Euro y del Espacio Schengen, y alberga a muchas de las más importantes multinacionales, líderes en diversos segmentos de la industria y del sector primario, además de que es el primer destino turístico mundial, con más 75 millones de visitantes extranjeros al año. Francia, hogar de la primera Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, es miembro fundador de las Naciones Unidas y uno de los cinco miembros permanentes de su Consejo de Seguridad. Francia alberga las sedes del Consejo de Europa y del Parlamento Europeo, ambas en Estrasburgo, y las de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y de la Unesco, en París. Es también una de las ocho potencias nucleares reconocidas y miembro de la OTAN.

Antigua potencia colonial, su cultura y civilización se encuentra difundida por países de todo el mundo agrupados en la organización de la Francofonía. El idioma francés es una de las lenguas con mayor difusión, tradicionalmente empleada como lengua de la diplomacia, que junto con otras 77 lenguas regionales, conforma el patrimonio lingüístico de Francia, miembro de la Unión Latina.

Existen importantes restos del paleolítico inferior en el río Somme y los Pirineos tradicionales (Hombre de Neandertal), así como en La Chapelle-aux-Saints, Le Moustier y La Ferrasie. Del paleolítico superior hay abundantes vestigios de los hombres de Cro-Magnon, Grimaldi y Chancelade, datados en unos 25.000 años de antigüedad, los cuales están ubicados en el valle de Dordoña. Entre las más famosas pinturas rupestres del mundo están las de Lascaux y de Font de Gaume, en los Pirineos franceses.

En el mesolítico algunas actividades agropecuarias fueron reemplazando en importancia a las cuevas, y en el neolítico (desde el III milenio a. C.) surgió la cultura megalítica (que empleó menhires, dólmenes y enterramientos). Desde alrededor de 1500 a. C. se inicia la edad del bronce, desarrollándose rutas comerciales. Se ha encontrado utillaje de la industria achelense del homo erectus de hace 900 ó 1000 años en la gruta Le Vallonnet, en el sur de Francia. La edad del hierro y las culturas celtas se ubican dentro del I milenio a. C.

Las fronteras de la Francia moderna (1810) son aproximadamente iguales que las de la Antigua Galia, que fue habitada por los celtas (galos). Galia fue conquistada por Roma y su líder Julio César (que venció al jefe galo Vercingétorix ) en el siglo I a. C., y los galos adoptaron el idioma romano (el latín, del que evolucionó el francés) y su cultura. El cristianismo enraizó en los siglos II y III, y se estableció firmemente durante los siglos V y VI, en aquella época Jerónimo de Estridón (San Jerónimo) escribió que Galia era la única región “libre de herejía”.

En el año 451, Atila, el líder de los hunos invadió la Galia con ayuda de los pueblos francos y visigodos, y lograron establecerse en la parte principal de la Galia. En el siglo IV, la frontera del este de Galia a lo largo del Rin fue cruzada por Pueblos germánicos, principalmente los francos, de la que deriva el antiguo nombre de “Francie”. La “Francia moderna” debe su nombre al dominio feudal de los reyes capetos de Francia, alrededor de París. Los francos fueron la primera tribu entre los conquistadores germánicos de Europa, después de la caída del imperio romano, en convertirse al Cristianismo, o más bien Arrianismo (el rey Clodoveo hizo lo mismo en 498); así, Francia obtuvo el título de "Hija mayor de la iglesia”, y el país adoptaría esto como justificación para llamarse “el reino más cristiano de Francia”.

La Dinastía Merovingia gobernó la actual Francia y parte de Alemania entre los siglos V y VIII. El primer rey fue Clodoveo I quien conquistó gran parte del territorio Galo entre 486 y 507; y se convirtió al cristianismo ortodoxo (por oposición a la herejía arriana), siendo bautizado en Reims hacia el 496 obteniendo el apoyo de las élites galo-romanas y estableciendo un importante lazo histórico entre la corona francesa y la Iglesia Católica.

La existencia como entidad separada comenzó con el Tratado de Verdún (843), con la división del Imperio Carolingio de Carlomagno en Francia Oriental, Francia Central y Francia Occidental. Francia Occidental comprendía aproximadamente el área ocupada por la Francia moderna, de la que fue precursora.

Los Carolingios gobernaron Francia hasta 987, cuando Hugo Capeto fue coronado rey de Francia. Sus descendientes, la Dinastía de los Capetos, la Casa de Valois, y la Casa de Borbón, unificaron progresivamente el país con una serie de guerras y herencias dinásticas. La monarquía alcanzó su apogeo durante el siglo XVII y el reinado de Luis XIV. En este tiempo Francia poseía la población más grande de Europa y su política, su economía y su cultura influían en todo el continente. Francia también obtuvo muchas posesiones de ultramar en América, África y Asia.

Con la Toma de la Bastilla se inicio la Revolución francesa, un proceso social y político que se desarrolló entre 1789 y 1799, cuyas principales consecuencias fueron la abolición de la monarquía absoluta y la proclamación de la República, eliminando las bases económicas y sociales del Antiguo Régimen en Francia.

Después de una serie de esquemas gubernamentales de breve duración, Napoleón Bonaparte tomó el control de la república en 1799, haciéndose primer cónsul y emperador del qué ahora se conoce como el Primer Imperio Francés (1804-1814). Aparte de sus proezas militares, a Napoleón también se le conoce por el establecimiento del Código Napoleónico y es considerado por algunos un «monarca iluminado» debido a su extraordinario talento y capacidad de trabajo. Otros, sin embargo, lo consideran un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas, y uno de los personajes más megalómanos y nefastos de todos los tiempos.

En el curso de varias guerras, sus ejércitos conquistaron la mayor parte de Europa continental, con los miembros de la familia Bonaparte que eran designados como monarcas de los territorios invadidos.

Tras de la derrota final de Napoleón en 1815 en la batalla de Waterloo y como consecuencia del Congreso de Viena, la monarquía francesa fue reinstaurada, pero con nuevas limitaciones constitucionales. Si bien la organización política de Francia osciló entre república, imperio y monarquía durante 75 años después de que la Primera República cayera tras el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte, lo cierto es que la revolución marcó el final definitivo del absolutismo y dio a luz a un nuevo régimen donde la burguesía, y en algunas ocasiones las masas populares, se convirtieron en la fuerza política dominante en el país. En 1830, una sublevación civil estableció la monarquía constitucional de julio, que duró hasta 1848. La Segunda República Francesa de breve duración terminó en 1852 en que Napoleón III proclamó el Segundo Imperio francés.

Durante este nuevo imperio se produce un considerable desarrollo de los medios de transportes, así como una bonanza económica. Se incrementa la red bancaria y se firma un tratado librecambista con Inglaterra en 1860 que fomenta el comercio internacional. Sin embargo la política exterior tuvo una serie de fracasos importantes como la Segunda Intervención Francesa en México y sobre todo la estrepitosa derrota en Guerra Franco-prusiana de 1870 en la cual Napoleón III fue vencido por completo y su régimen fue sustituido por la tercera república francesa.

Francia tuvo posesiones coloniales en varias partes del mundo, desde principios del siglo XVII hasta los años 1960. En los siglos XIX y XX, su imperio colonial global era el segundo más grande del mundo después del Imperio británico. En su pico, entre 1919 y 1939, el segundo Imperio colonial francés extendió sobre 12.347.000 kilómetros cuadrados (4.767.000 millas cuadradas) de tierra. Incluyendo Francia metropolitana, el área total de la tierra bajo la soberanía francesa alcanzó 12.898.000 kilómetros cuadrados (4.980.000 millas cuadradas) en los años 20 y los años 30, que es 8,6% del área de la tierra del mundo.

Aunque en última instancia acabó como vencedor en la Primera Guerra Mundial, Francia sufrió unas pérdidas humanas y materiales enormes que la debilitaron en las décadas por venir. Los años 30 fueron marcados por una variedad de reformas sociales introducidas por el gobierno del Frente Popular. Francia y Reino Unido declararon la guerra a la Alemania nazi el 3 de septiembre de 1939 en virtud de un tratado suscrito con Polonia, cuyo territorio había sido invadido por la Wehrmacht, ejército alemán. Al principio de la Segunda Guerra Mundial, Francia llevó a cabo una serie de campañas fracasadas de rescate en Noruega, Bélgica y los Países Bajos entre 1939 y 1940. Después del ataque relámpago de la Alemania Nazi entre mayo y junio de 1940 y su aliado, la Italia fascista, la dirección política de Francia firmó el Armisticio del 22 de junio de 1940. Los alemanes establecieron un régimen totalitario bajo la tutela del mariscal Philippe Pétain conocido como Francia de Vichy, que persiguió una política de la colaboración con Alemania Nazi. Los opositores del régimen formaron el estado de Francia Libre fuera de Francia y de la resistencia francesa enemiga. Francia fue liberada con el esfuerzo común de los aliados, Francia Libre, y de la resistencia francesa en 1944.

La Cuarta República Francesa establecida después de la Segunda Guerra Mundial luchó para mantener su estatus económico y político como potencia mundial. Intentó recuperar el control sobre su imperio colonial, perdido frente a la expansión japonesa en Asia y a la derrota frente a Alemania e Italia en 1940. La tentativa poco entusiasta en 1946 de recuperar el control en Indochina Francesa dio lugar a la Primera Guerra de Indochina, que terminó en derrota francesa en la Batalla de Dien Bien Phu en 1954. Solamente unos meses más adelante, Francia hizo frente a un nuevo, incluso más áspero conflicto en su más vieja colonia importante, Argelia.

El debate por mantener el control de Argelia, entonces hogar de un millón de colonos europeos, debilitó el país y condujo casi a la guerra civil. En 1958, la cuarta república débil e inestable llevó a la Quinta República Francesa, que mantuvo un fuerte poder ejecutivo. Charles de Gaulle mantuvo el país unido mientras que toma el camino al extremo de la guerra. La Guerra de Argelia y la guerra civil que estalló en Argelia entre los partidarios de abandonar la colonia y los colonos que se aferraban a mantener la presencia francesa, se concluyó con un acuerdo de paz en 1962 y con la independencia de la hasta entonces colonia. El general De Gaulle también tuvo que afrontar otra dura prueba en mayo de 1968, de la que salió triunfante en las elecciones anticipadas convocadas en Junio del mismo año.

En 1981, François Mitterrand es elegido presidente de Francia, y gobernó desde 1981 hasta 1995. Luego, Jacques Chirac sería elegido presidente de Francia, gobernando entre 1995 y 2007. En ese año Nicolas Sarkozy es elegido presidente. Francia apoyó a Estados Unidos en la primera Guerra del Golfo (1990), así como en el derrocamiento del régimen talibán. En décadas recientes, la reconciliación y la cooperación de Francia con Alemania han probado la central a la integración política y económica de la Unión Europea de desarrollo, incluyendo la introducción del euro en enero de 1999. Francia ha estado en la vanguardia de los Estados miembro europeos de la unión que intentaban explotar el ímpetu de la unión monetaria para crear una unión europea política, una defensa, y un aparato unificados y más capaces de la seguridad.

Dominique de Villepin, a la cabeza de la diplomacia francesa, lideró el bloque de países que se opuso a la invasión de Iraq de 2003, amenazando con utilizar su derecho a veto en el Consejo de seguridad, llevando de paso a un enfriamiento de las relaciones con la administración de George W. Bush. El candidato de la derecha conservadora, Nicolas Sarkozy, ganó los comicios electorales del 6 de mayo de 2007 para ocupar la Presidencia de la República Francesa, sucediendo a Jacques Chirac.

La actual Constitución de Francia (constitución de la quinta república) fue aprobada por un referéndum público el 28 de septiembre de 1958. Desde su implantación ha fortalecido favorablemente la autoridad del poder ejecutivo en relación con el parlamento. Bajo la constitución, el presidente es elegido directamente por un período de 5 años (originalmente eran 7 años). El arbitraje del presidente se asegura el funcionamiento regular de los poderes públicos y la continuidad del estado. El presidente designa al primer ministro, quien preside sobre el Gabinete, comanda a las fuerzas armadas y concluye tratados. El Gabinete o Consejo de Ministros es nombrado por el Presidente a propuesta del Primer Ministro. Esta organización del gobierno se conoce como república semipresidencialista.

La Asamblea Nacional es el principal cuerpo legislativo. Sus 577 diputados son electos directamente por un término de 5 años y todos los asientos son votados en cada elección. Los 321 senadores son elegidos por un colegio electoral (es un sufragio indirecto) por términos de 9 años y un tercio del Senado es renovado cada 3 años. Los poderes legislativos del senado son limitados, la asamblea nacional es quien posee la palabra final de ocurrir una disputa entre ambas cámaras. El gobierno posee una fuerte influencia sobre la forma de la agenda parlamentaria. Además existe un Consejo Constitucional (9 miembros): Control de la constitucionalidad de las leyes y Contencioso electoral. Son ciudadanos franceses todos los mayores de 18 años.

La Declaración Schuman es el título con el que informalmente se conoce al discurso pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores francés Robert Schuman el 9 de mayo de 1950 en el que —tal como lo reconoce oficialmente la Unión Europea (UE)— se dio el primer paso para la formación de esta organización al proponer que el carbón y el acero de Alemania y Francia (y los demás países que se adhirieran) se sometieran a una administración conjunta.

El Tratado de París, firmado el 18 de abril de 1951 entre Bélgica, Francia, la República Federal Alemana, Italia, Luxemburgo y los Países Bajos, estableció la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) que posteriormente formó parte, primero, de las Comunidades Europeas y, luego, de la Unión Europea. Los franceses cuentan con la segunda representación más numerosa en el Parlamento Europeo, en virtud de su número de habitantes; además, el francés Jean-Claude Trichet es el Presidente del Banco Central Europeo y Jacques Barrot es uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea para el período 2004-2009.

Estrasburgo es la sede del Parlamento Europeo; las sesiones plenarias se realizan allí una semana cada mes. Por ello la ciudad es considerada como la segunda capital de la UE después de Bruselas, donde están los diputados el resto del tiempo. La ciudad también es sede del Comando Central del Eurocuerpo y el Centro de información de Europol.

El 14 de julio de 2007 tropas de los 27 países de la Unión Europea desfilaron juntas por primera vez en los Campos Elíseos de París con motivo de la fiesta nacional francesa en una ceremonia encabezada por Sarkozy. La presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea en el segundo semestre de 2008 estuvo enmarcada dentro del sistema de administración rotativa de dicha institución. Estaba previsto que al término de la adminitración entrase en vigor el Tratado europeo de Lisboa, permitiendo nombrar al Primer Presidente permanente de la Unión, pero ello no fue posible ya que el documento no fue ratificado por todos los estados.

Las Fuerzas Armadas de Francia son miembros de la OTAN, EUFOR y del Eurocuerpo. Con una fuerza de personal de 779.450 en 2006 (259.050 de fuerza regular, 419.000 de reserva regular y 101,400 de gendarmería ), constituye la fuerza militar más grande de Europa y la 14ª más grande del mundo por el número de tropas. Sin embargo tienen el 2º gasto más alto de militares en el mundo, así como la 3ª fuerza nuclear más grande en el mundo, sólo detrás de los Estados Unidos y Rusia.

La industria dinámica, especialmente la aeronáutica, produce aviones de caza como el Rafale, con capacidad nuclear. El DGSE es el servicio de inteligencia del país. La Armada Francesa cuenta con un sólo portaaviones, el de impulsión nuclear Charles De Gaulle pero esperan tener disponible en el 2012 uno con el nombre PA2 (Portaaviones 2) que desplazará 75.000 toneladas. Destina el 2,6% de su PIB anual a la defensa nacional, según los datos de la OTAN y junto con Alemania destinan en conjunto más del 40% del gasto en defensa total de la Unión Europea. Alrededor del 10% del presupuesto en defensa francés se destina a la Force de frappe, encargada de las armas nucleares embarcadas en submarinos.

En marzo de 2008 el Gobierno francés anunció sus planes para lograr reducción su arsenal a menos de 300 cabezas nucleares, "la mitad del máximo" de las que mantuvo durante la Guerra Fría.

Francia se divide administrativamente en regiones, departamentos, distritos, cantones, y municipios (o comunas). Adicionalmente cuenta con colectividades, territorios y dependencias. El departamento más extenso es la Guayana Francesa con 91.000 km².

Las 26 regiones y sus correspondientes 100 departamentos son de la metrópoli o de ultramar.

Las 4 regiones de ultramar están constituidas por 4 departamentos de ultramar: Reunión, Guadalupe, Martinica y Guayana Francesa.

Las colectividades son de ultramar o sui géneris. Las 6 colectividades de ultramar son San Pedro y Miquelón, Mayotte, Polinesia Francesa, Wallis y Futuna San Bartolomé y San Martín. Y 1 colectividad sui géneris: Nueva Caledonia.

Un territorio de ultramar conformado por las denominadas Tierras Australes y Antárticas Francesas. Seis dependencias son islas francesas dispersas y actualmente deshabitadas: Clipperton, en el nor-oriente del Océano Pacífico (administrada desde la Polinesia Francesa); y Europa, Gloriosa, Saint Cristopher, Tromelin, y Bassas da India, en el sur-occidente del Océano Índico (administradas desde el departamento de la Reunión).

El territorio francés tiene una extensión de 675.417 km², lo que representa el 0,50% de las tierras emergidas del planeta (Puesto 40º en el mundo). La Francia metropolitana, es decir, europea, cuenta con 551.695 km² (dato del Instituto Geográfico Nacional francés), en tanto que la Francia de ultramar tiene otros 123.722 km² (sin considerar la Tierra Adelia por el Tratado Antártico en 1959 que suspendió el reconocimiento de todas las soberanías en dicha región). Sus islas de mayor tamaño son Nueva Caledonia, Córcega, Guadalupe y Martinica.

La demarcación política de la Francia continental europea se apoya en sus «fronteras naturales» siendo estas (en sentido anti-horario): el Mar del Norte, el Canal de la Mancha, el Océano Atlántico (Golfo de Vizcaya); los Pirineos (Frontera con España); el Mar Mediterráneo (Golfo de León, Costa Azul); los Alpes; los Montes Jura; el río Rin. El Rin es frontera sólo en una parte de su curso, punto desde el cual y hasta el Mar del Norte, no existen accidentes geográficos que delimiten «naturalmente» la frontera con Bélgica, Luxemburgo y Alemania. La isla francesa más importante en Europa es Córcega, ubicada en el mar Mediterráneo. En la Francia metropolitana las fronteras se extienden a lo largo de 2.889 km y la línea costera por otros 3.427 km. En África, Asia, Oceanía, América del Norte y el Caribe, el territorio francés es insular. La Guayana Francesa es el único territorio continental fuera de Europa, limita al norte con el Océano Atlántico (378 km); al oeste con Surinam (510 km), al este con Brasil (673 km). En la Isla de San Martín tiene una frontera meridional con las Antillas Holandesas (10,2 km).

Francia posee parte de los Pirineos y los Alpes, ambos al sur. Otros macizos montañosos son el Jura (en la frontera con Suiza), las Ardenas, el Macizo Central y la Cordillera de los Vosgos. El Mont Blanc en los Alpes con 4.808 metros de altura es la cumbre más alta de Europa occidental. El punto más bajo del país está en el delta del río Ródano: –2 m. El territorio cuenta también con llanuras costeras hacia el norte y oeste del país.

La mayor parte del territorio metropolitano de Francia corresponde al bioma de bosque templado de frondosas, aunque también están presentes el bosque templado de coníferas en los Alpes y el bosque mediterráneo en el sureste. La cantidad de venados y ciervos en estado salvaje se está incrementando gracias a políticas orientadas con este objetivo, además se garantiza la protección de las especies autóctonas no domésticas, con la creación de parques y reservas naturales, así como por la reintroducción de especies que fueron exterminadas en el país (oso pardo, lince y bisonte europeo, entre otros).

En la Francia metropolitana hay 136 especies de árboles, algo excepcional tratándose de un país europeo. Las especies vegetales cultivadas para consumo humano directo y para la producción agro-industrial ocupan grandes espacios de la superficie francesa, destacándose la vid y el trigo entre muchas otras. Se practica una intensiva crianza y explotación de reses, cerdos, ovejas, cabras y caballos. También abundan especies menores como conejos y aves de corral.

La producción agropecuaria representa un 56% (del cual las tierras de labrantío un 33%, las cosechas permanentes un 3%, y los pastos permanentes un 20%), la masa forestal el 28%, y «otros» el 16%. Los bosques se extienden sobre la superficie de la Francia metropolitana hasta cubrir más de 140.000 km. Las zonas especialmente protegidas conforman el 8% del territorio nacional. El subsuelo proporciona materiales de construcción en abundancia (grava, arena, cal) y materias primas (caolín, talco, azufre, potasa), pero es pobre en productos energéticos y minerales. La Guayana Francesa por su parte, forma parte del Macizo Guayano-venezolano, teniendo el 90% de su territorio cubierto por la selva tropical.

Las aguas interiores cubren el 0,26% de la superficie continental francesa. Los ríos más importantes de Francia son, en la vertiente atlántica: Loira, Garona, Dordoña (en el Océano Atlántico), y Sena (en el Canal de la Mancha). En la vertiente mediterránea el Ródano (en el Golfo de León), con su afluente el Saona. También posee una buena parte de las cuencas de los ríos Rin, Mosa, Mosela y Escalda (que desembocan en el Mar del Norte). El río interior más extenso es el Loira, con más de 1.000 km. El lago más extenso es el Lemán (582 km²).

Francia tiene 5.500 km de costas y ocupa el cuarto lugar en producción pesquera en la UE. En total las costas francesas son bañadas por los océanos Atlántico, Índico, y Pacífico. La Zona Marítima de Francia es de 12 millas contadas desde la costa, y la Zona Económica Exclusiva se extiende hasta las 200 millas desde la costa (11 millones de km²).

Francia es considerado un país de primer mundo por su nivel de vida (IDH). Es la sexta economía mundial en términos nominales. y a nivel europeo se coloca por detrás de Alemania, con un PIB en dólares muy similar al del Reino Unido.

La economía francesa cuenta con una gran base de empresas privadas, pero la intervención estatal en las grandes compañías es superior a la de otras economías de su tamaño. Sectores clave con grandes inversiones en infraestructuras como el eléctrico, las telecomunicaciones o el sector aeronáutico, históricamente han sido dirigidos directamente o indirectamente por el estado, aunque desde principios de la década de 1990 la participación estatal ha ido decayendo.

Sus bazas son diversas: transporte, telecomunicaciones, industrias agro-alimentarias, productos farmacéuticos, aeronáutica, defensa, tecnología, así como el sector bancario, los seguros, el turismo, y los tradicionales productos de lujo (marroquinería, prêt-à-porter, perfumes, alcoholes, etc.). El PIB por sector: La agricultura (2.7%), Industria (24.4%), Servicios (72.9%). Por otro lado, la energía solar está comenzando a tener cada vez mayor importancia en Francia Tiene una industria aeroespacial importante conducida por el consorcio europeo Airbus además de tener una base espacial llamado puerto espacial de Kourou. En telecomunicaciones destaca France Télécom como el principal operador del país.

EL PIB per cápita francés es ligeramente inferior al de otras grandes economías europeas comparables, como la alemana o la británica. Respecto a los Estados Unidos, es un 30% inferior. El PIB per cápita se determina por (i) productividad por hora trabajada, que en Francia es la más alta de los países miembros del G8, (ii) el número de horas trabajadas, que es uno de los más bajos de las economías desarrolladas; (iii) la tasa de actividad. Francia tiene una de las tasas de actividad más bajas para el segmento de población entre 15 y 64 años de la OCDE: En 2004 sólo el 68,8% de esta franja de población estaba empleada, frente a tasas del 80% en Japón, 78,9% en Reino Unido o del 71,0% en Alemania, los tramos de edad de 15-24 y de 55-64 son precisamente los que presentan tasas significamente bajas en relación con la Unión Europea a 25.

El hecho de que la tasa de actividad sea baja se explica por la existencia de un salario mínimo alto (lo que mantiene fuera del mercado laboral a trabajadores poco productivos, como los jóvenes), una enseñanza universitaria en muchos casos poco acorde con el mundo laboral y en el caso de trabajadores más ancianos, incentivos para la prejubilación.

Los grandes conflictos bélicos europeos y mundiales entre 1870 y 1945 enfrentaron a Francia y Alemania, sin embargo, ambos países han construido desde los años 1950 un entramado de relaciones: institutos de investigación y universidades comunes, un intenso intercambio juvenil, más de 2.000 ciudades hermanadas e innumerables contactos personales. Esta situación puso el fundamento de la integración política de Europa, son recíprocamente su principal socio comercial y juntos constituyen el motor económico de la Unión Europea (UE).

En 2005 con un 10,2%, volvió a ser el principal destino de las exportaciones alemanas y el origen del 8,7% de las importaciones. En 2006 más del 14 % de las exportaciones francesas tuvieron como destino a Alemania y cerca del 17% del total de las importaciones francesas provino de Alemania. Otros socios importantes en 2006 fueron: Bélgica, Italia, Reino Unido y España.

Es el principal productor agrícola de la Unión europea, aproximadamente un tercio de toda la tierra agrícola. El norte de Francia está caracterizada por granjas de trigo grandes. Los productos lácteos, la carne de cerdo y la producción de manzana se encuentran sobre todo en la región occidental. La producción de ternera está localizada principalmente en la zona central, mientras la producción de frutas, verduras, y el vino se extiende del centro hacia el sur. Es un gran productor agrícola y actualmente amplía su silvicultura e industrias de piscifactoría. La puesta en práctica de la Política agrícola común de la Unión Europea y el Acuerdo General sobre tarifas y comercio, GATT ha causado reformas el sector agrícola de la economía.

Es el líder de producción mundial agrícola y el sexto más grande. También es el segundo mayor exportador, después de los Estados Unidos. Sin embargo, el destino del 70% de sus exportaciones son otros miembros de la Unión Europea y muchos países pobres africanos (incluyendo sus antiguas colonias) que afrontan una escasez seria de alimentos. Las exportaciones estadounidenses agrícolas a Francia, son aproximadamente de 600 millones de dólares cada año y consisten principalmente en soja, productos de alimentación y forrajes y mariscos. A los Estados Unidos exportan principalmente el queso, productos procesados y vino. Asciende a más de 900 millones de dólares al año.

La red de ferrocarril es de aproximadamente 31.840 kilómetros y es la más extensa de Europa Occidental. Es manejada por el SNCF que posee trenes de alta velocidad como el Thalys, el Eurostar y el TGV que alcanza los 320 kilómetros por hora. La Eurostar a través del Eurotúnel, se une con el Reino Unido. También existen conexiones ferroviarias con otros países vecinos de Europa, excepto con Andorra. Además hay metro en varias ciudades del país como París, Laon, Lille, Lyon, Marsella, Rennes y Toulouse.

Hay aproximadamente 1.000.960 kilómetros de calzada útil en el país. La región de París está envuelta con la red más densa de caminos y carreteras, que lo unen con prácticamente todas las partes del país, con Bélgica, España, Andorra, Mónaco, Suiza, Alemania e Italia. No hay ningún precio por impuestos en las carreteras, sin embargo, el uso de la autopista tiene peaje excepto en los alrededores de las comunas grandes. Las marcas francesas dominan el mercado de los coches en el país, como Renault (el 27 % de coches vendidos en Francia en 2003), Peugeot (el 20.1 %) y Citroën (el 13.5 %). Más del 74% de los coches nuevos vendidos en 2007 tenían motores diésel.

Hay aproximadamente 478 aeropuertos, incluyendo campos de aterrizaje. El Aeropuerto de París-Charles de Gaulle localizado en los alrededores de París es el aeropuerto más grande y más ocupado del país, manejando la mayoría del tráfico popular y comercial y conectando París con prácticamente todas las ciudades del mundo. Air France es la línea aérea nacional, aunque numerosas compañías aéreas privadas proporcionen viajes domésticos e internacionales. Hay diez puertos principales, el más grande es el de Marsella. 14,932 kilómetros de vías fluviales atraviesan Francia incluyendo el Canal del Mediodía que se conecta el Mar Mediterráneo con el Océano Atlántico por el río Garona.

El turismo es una fuente primordial de la economía francesa. Es el país con más visitantes del mundo aproximadamente 80 millones; sus turistas provienen principalmente de América del Norte, Japón, China, y otros países de Europa. París es la principal atracción, pero también reciben varios visitantes en la Costa Azul. Francia es un país con múltiples atracciones, de hecho, junto a uno de los mayores patrimonios histórico y artístico del mundo, es de los pocos países que puede aportar atracciones de playa, montaña y campiña en diversas latitudes del planeta.

En 2006 el crecimiento económico francés llego al 2% siendo el más bajo de la zona euro y sus índices de desempleo los más altos.

Posee 65.073.482 habitantes (enero 2009), de los cuales 62.448.977 habitan en la Francia metropolitana, con una densidad de 115 hab./km², y 2.624.505 habitan en la Francia ultramarina, incluyendo a la comunidad de unos 2000 científicos e investigadores destacados en la Antártida.

Alrededor del 75% de franceses vive en núcleos urbanos. París y su área metropolitana correspondiente a la Región conocida como «Isla de Francia» concentra 11.577.000 de habitantes, lo que la convierte en una de las más grandes del mundo, y la más poblada de la Unión Europea. Otras áreas metropolitanas de más de un millón de habitantes son Lyon y Marsella que superan el millón y medio de habitantes cada una.

La esperanza de vida al nacer es de 83 años para las mujeres (la mejor del mundo) y de 76 años para los varones. Generalmente los varones tienden a obtener empleos a tiempo completo y las mujeres a tiempo parcial. En Francia las vacaciones pagadas legales suman cinco semanas en cada año laboral. Es considerado como uno de los países con mayor calidad de vida ya que la población disfruta de un alto grado de servicios, aparte de la sanidad que es una de las mejores del mundo.

La población está compuesta por descendientes de varios grupos étnicos, principalmente de origen celta, fundamentalmente galos fusionados con la población precedente, que dieron nombre a la región de la Galia, hoy Francia (que incluía también Bélgica, Luxemburgo y Suiza). Cronológicamente se fueron sumando otros grupos étnicos: en el proceso histórico formativo de la Francia actual son también significativas las poblaciones de origen vasco, griego, romano, germano (principalmente franco, pero también burgundio y normando), corso, gitano, judío y árabe.

Más del 90% de la población ha nacido dentro del país. Entre los extranjeros que se van integrando, predominan los magrebíes, italianos, españoles, portugueses, polacos y subsaharianos. El mayor número de inmigrantes en los últimos años proviene del Magreb. En total existen unos cuatro millones y medio de inmigrantes, de los cuales aproximadamente un millón y medio nació en tierra extranjera pero se ha naturalizado adquiriendo la nacionalidad francesa, en tanto que otros tres millones son aún extranjeros.

Los estudios de población francesa muestran su composición mayoritaria de ciudadanos de origen europeo, un 91,6%, de los cuales son franceses 85,0% y de otros países 6,6%. El 5,7% de la población proviene de países africanos, 3,0% de asiáticos y 0,6% de americanos. Esta composición es el resultado de la evolución migratoria y de la presencia significativa de población nacidas en Francia pero de padres extranjeros, generalmente inmigrantes que a través de los años fueron obteniendo la ciudadanía francesa.

La situación privilegiada en Europa Occidental, en el centro de una de las regiones históricamente más pobladas del mundo, ha favorecido unas tasas elevadas de poblamiento y de expansión demográficas, siendo el tercer país más poblado de la tierra hasta el siglo XVIII. Esta expansión experimentó una fuerte desaceleración en vísperas de la revolución industrial que se mantuvo hasta entrado el siglo XX, en paralelo con el incremento demográfico de las regiones limítrofes, especialmente hacia la centroeuropea, en el área de influencia de Alemania, y las Islas Británicas.

Por otra parte, y especialmente durante los siglos XVI a principios del XX, una parte de la población francesa se instaló en otras regiones del mundo, al abrigo de la expansión colonial, configurando la base de las características poblacionales y composición étnica de otros países, principalmente en el Quebec de Canadá, Haití y otras antiguas colonias africanas, asiáticas y de Oceanía. En América, en los territorios de soberanía francesa de San Pedro y Miquelón; la Guayana Francesa, Martinica y Guadalupe, a la base poblacional proveniente de la metrópoli, se añadió la de origen africano que junto con la mestiza, se ha convertido en el grupo étnico mayoritario. En Oceanía la emigración de franceses ha sido menor y centralizada en Nueva Caledonia y la Polinesia Francesa, mientras que en el norte de África, una parte de la instalada en el Magreb conformó tras su repatriación a mediados del siglo XX la comunidad conocida como de los “pieds-noirs”.

También existe una presencia significativa de población de origen francés en otros países no directamente relacionados con sus colonias, principalmente de Hispanoamérica, como Puerto Rico, Argentina, Colombia, Perú, Chile, México y Uruguay.

Tras la Segunda Guerra Mundial y el periodo demográfico conocido como Baby boom, el lento estancamiento de las tasas de crecimiento ha sido menos marcado en Francia que en otros países de su entorno, manteniendo un nivel de natalidad destacado en Europa gracias a las políticas sociales aplicadas para su estímulo.

En Francia han nacido grandes inventores como los Hermanos Montgolfier (inventores del globo aerostático), Joseph-Nicéphore Niépce (químico, litógrafo y científico aficionado que inventó, junto a su hermano, un motor para barcos y, junto a Daguerre, la fotografía), Clément Ader (inventor del avión, un micrófono y los primeros perfeccionamientos del teléfono), los Hermanos Lumière (inventores del proyector cinematográfico), René Théophile Hyacinthe Laënnec (inventor del estetoscopio), Louis Pasteur (la técnica conocida como pasteurización) entre otros; cuyos aportes a la ciencia han sido decisivos en la historia de la humanidad. En Francia la educación es gratuita en todos sus niveles, tanto para los estudiantes franceses como para los extranjeros. En 2007 los gastos en educación alcanzaron el 28% del presupuesto del Estado.

Francia es el país con más Premios Nobel de Literatura. Tanto los ciudadanos franceses, como los francógrafos de otros países (como el belga Maurice Maeterlinck, el senegalés Léopold Sédar Senghor o el luxemburgués Daniel Herrendorf), componen lo que se denomina como literatura francesa, que ha marcado la literatura de importantes autores, países y lenguas. Tal es el caso del cubano Alejo Carpentier o del denominado boom latinoamericano.

Las primeras manifestaciones provienen del arte prehistórico, en estilo franco-cantábrico. La época carolingia marca el nacimiento de una escuela de iluminadores que se prolongará a lo largo de toda la Edad Media, culminando en las ilustraciones del libro de Las muy ricas horas del duque de Berry. Los pintores clásicos del siglo XVII francés son Poussin y Lorrain. En el siglo XVIII predomina el rococó, con Watteau, Boucher y Fragonard. A finales de siglo comienza el clasicismo de un Jacques-Louis David. El romanticismo está dominado por las figuras de Géricault y Delacroix. El paisaje realista de la Escuela de Barbizon tiene su continuación en artistas de un realismo más testimonial sobre la realidad social de su tiempo, como Millet y Courbet. A finales del siglo XIX París, convertida en centro de la pintura, ve nacer el impresionismo, precedido por la obra de Édouard Manet. A estos siguen Toulouse-Lautrec, Gauguin y Cézanne. Ya en el siglo XX, surgen los fauvistas en torno a Matisse y el cubismo de la mano de Georges Braque y el español Picasso que trabaja en París. Otros movimientos artísticos se van sucediendo en el París de entreguerras, decayendo como centro pictórico mundial después de la Segunda Guerra Mundial.

En Francia la escultura ha evolucionado desde antiguo por diversos estilos, sobresaliendo en todos ellos: Prehistórico, romano, cristiano, románico, gótico, renacentista, barroco y rococó, neoclásico (Frédéric Auguste Bartholdi: Estatua de la Libertad), romántico (Auguste Rodin: El pensador), y los contemporáneos.

En lo que se refiere a la arquitectura, los celtas dejaron su huella también en la erección de grandes monolitos o megalitos, y la presencia griega desde el siglo VI a. C. se recuerda hoy en la herencia clásica de Massalia (Marsella). El estilo romano tiene ejemplos en la Maison Carrée, templo romano edificado entre 138-161 a. C., o en el Pont du Gard construido entre los años 40 y 60 d. C., en Nimes y declarado patrimonio universal en 1985. En Francia se inventó el estilo gótico, plasmado en Catedrales como las de Chartres, Amiens, Notre Dame o Estrasburgo. El renacimiento surgido en Italia, tiene su estilo arquitectónico representado magistralmente en el Castillo de Blois o en el Palacio de Fontainebleau entre otros. El arte barroco (también de origen italiano), y el rococó (invención francesa) tienen obras extraordinarias en Francia. Tal es el caso del Palacio del Louvre y el Panteón de París entre tantos otros. El modernismo o arte moderno en arquitectura abarca todo el siglo XIX y la mitad del XX, y en él Gustave Eiffel revolucionó la teoría y práctica arquitectónica de su tiempo en la construcción de gigantescos puentes y en el empleo de materiales como el acero. Su obra más famosa es la llamada Torre Eiffel. Otro grande de la arquitectura universal es Le Corbusier, un innovador y funcionalista celebrado especialmente por sus aportes urbanísticos en las edificaciones de viviendas y conjuntos habitacionales.

En la música francesa desde antes del año 1000 se destaca el canto gregoriano empleado en las liturgias. En Francia se creó la polifonía. En la denominada Ars Antiqua, se le atribuye a Carlomagno el Scholae Cantorum (783). Los Juramentos de Estrasburgo es la obra lírica francesa más importante de la Edad Media, periodo en el que se desarrollan los Cantares de Gesta como el Cantar de Roldán. Francia fue la cuna de los trovadores en el siglo XII, así como del Ars Nova dos siglos más tarde. Durante el Romanticismo París se convierte en el centro musical del mundo y en la actualidad Francia mantiene un lugar privilegiado en la creación musical gracias a nuevas generaciones de compositores. Dentro de los exponentes de la música popular francesa, se encuentran figuras como Edith Piaf, Dalida, Charles Aznavour y Gilbert Becaud.

La mejor participación de Francia en los Juegos Olímpicos fue en 1900 en París, ciudad que ha acogido el certamen en dos ocasiones. Aparte la delegación gala nunca ha bajado de los 10 primeros lugares siendo una potencia a nivel olimpiadas y deportiva.

Los deportes individuales están bien implantados en Francia. Así por ejemplo el Tour de Francia, celebrado anualmente en el mes de julio desde 1903, es la competición ciclística más prestigiosa del calendario profesional. El Torneo Roland Garros en París es uno de los torneos más cosmopolitas del Grand Slam. En lo referente a las artes marciales, Francia también destaca entre uno de los mejores de Europa. Pues la que más domina hasta el día de hoy es el karate, el judo y el savate (box francés), este último uno de los más difundidos en el mundo principalmente en los torneos del Knock Out. En Judo destaca como uno de los más importantes en la historia del mundo, el francés David Douillet con diversas participaciones y premiaciones a lo largo de su trayectoria en este deporte.

En cuanto a los deportes de equipo, la Selección de fútbol de Francia es uno de los combinados nacionales más importantes a nivel mundial. Obtuvo el campeonato mundial de 1998, y en el 2006 obtuvo el subcampeonato gracias a la generación dorada liderada por Zinedine Zidane. Este mismo conjunto obtuvo la Eurocopa 2000 y las Copas Confederaciones de 2001 y 2003. Por su parte la Selección de rugby de Francia una de las mejores del mundo siendo la que cuenta con más títulos al igual que Inglaterra. También la Selección de baloncesto de Francia es igualmente uno de los mejores combinados nacionales más importantes a nivel mundial. Obtuvo el quinto puesto en el Campeonato mundial de baloncesto de 2006.

El idioma oficial es el francés, proveniente del franciano, variante lingüística hablada en la Isla de Francia que a principios de la Edad Media y, a lo largo de los siglos, se ha impuesto al resto de lenguas y variantes lingüísticas que se hablan en cualquier parte del territorio.

A menudo, esta imposición del francés ha sido fruto de decisiones políticas tomadas a lo largo de la historia, con el objetivo de crear un Estado uniformizado lingüísticamente. De hecho, el artículo 2 de la Constitución francesa de 1958 dice textualmente que «La langue de la République est le français».

Este artículo ha servido para no permitir el uso oficial en los ámbitos de uso cultos de las lenguas que se hablan en Francia: el catalán, el bretón, el corso, el occitano, el provenzal, el franco-provenzal, el vasco y el alsaciano. Sólo se ha permitido la enseñanza de alguna de estas lenguas como segunda lengua extranjera optativa en la escuela pública. La inmigración proveniente de fuera del país, así como de regiones exclusivamente francófonas, hace que el porcentaje de hablantes de estas lenguas sea cada vez más bajo.

Es uno de los estados que no han firmado la Carta europea de las lenguas minoritarias. A pesar de todo, hoy en día, algunas instituciones privadas han procurado fomentar el uso de estas lenguas creando medios de comunicación, creando escuelas primarias y secundarias para enseñar estas lenguas o convocar actos reivindicativos a favor de una política lingüística alternativa.

La República Francesa oficialmente es un estado laico., secular y que tiene la libertad religiosa como un derecho constitucional, aunque algunas organizaciones como la Cienciología, la Iglesia de la Unificación, la Orden del Templo Solar o los Niños de Dios son consideradas de culto.

Según una encuesta de enero de 2007 hecha por las Noticias Católicas Mundiales, en su población están representadas las principales confesiones religiosas: católica 51%, agnósticos y no religiosos 31%, musulmana 6%, protestante 2%, judía 1,5%, budista 1%, ortodoxa 0,5%, otras 7%. En otra encuesta, la proporción de no religiosos es igual al 27%, el 10 % se identifica como de otras religiones o sin opinión, el 4% se identifica como musulmán, el 3% se identifica como protestante y el 1% se identifica como judío.

Según el más reciente eurobarómetro del año 2005, el 34% de los ciudadanos franceses respondió que "ellos creen que hay un dios", mientras que el 27% contestó que "ellos creen que hay algún tipo de espíritu o de fuerza" y el 33% que "ellos no creen que haya ningún tipo de espíritu, dios, o fuerza". Otro estudio da el 32% de personas que se declara atea, y otro 32% que se declara "escéptico sobre la existencia de Dios, pero no un ateo".

La comunidad de judíos en Francia se cuenta aproximadamente en 600.000 según el Congreso Mundial Judío y es el grupo de Europa. Las estimaciones del número de musulmanes varían mucho. Según el censo de 1999 había sólo 3.7 millones de personas (el 6.3 % de la población total). En 2003, el Ministerio de los asuntos interiores estimó el número total entre 5 y 6 millones. Hay aproximadamente entre 200.000 a 1 millón de inmigrantes ilegales.

Caracterizada por su variedad, fruto de la diversidad regional francesa (tanto cultural como de materias primas) pero también por su refinamiento está considerada como una de las principales del mundo. Su influencia se deja sentir en casi todas las cocinas de mundo occidental que han ido incorporando a sus bases conocimientos técnicos de la cocina francesa y a través del renombre internacional de sus principales chefs, como Taillevent, La Varenne, Carême, Escoffier, Ducasse o Bocuse.

En la actualidad un grupo de chefs y gastrónomos con el beneplácito del presidente de la República Nicolas Sarkozy abogan por que la Gastronomía Francesa sea incluida por la Unesco en la lista del Patrimonio de la Humanidad.

Al principio



Metro de París

Letrero Art Nouveau del Metro de París diseñado por Hector Guimard entre 1898 y 1904

El Metro de París es una red de ferrocarril metropolitano, conocida como Chemin de Fer Métropolitain (en francés: «ferrocarril metropolitano») o simplemente como Métropolitain. Abreviado como Métro, en verlan (tradición francesa de invertir las sílabas de las palabras para crear nuevas) llamado Le Tromé.

El sistema consta de 16 líneas, identificadas con los números del 1 al 14, con dos líneas menores llamadas 3bis y 7bis. Con sus 213 km es la tercera red de metro más extensa de Europa occidental, tras el Metro de Londres y el Metro de Madrid.

Se complementa además con la amplia red de ferrocarril suburbano del Réseau Express Régional (RER). Todas las redes de transporte público de París se integran en la RATP (Régie Autonome des Transports Parisiens), consorcio de transporte de la región Île de France.

El nudo central de la red, la estación de Metro y RER Châtelet-Les Halles, es la mayor estación subterránea de metro del mundo. En ella confluyen 5 líneas de metro, 3 líneas de RER y varias líneas de autobuses en superficie. Es terminal de autobuses nocturnos regionales.

La línea 1 (Porte de Vincennes – Porte Maillot) fue inaugurada el 19 de julio de 1900, con motivo de los Juegos Olímpicos de París de 1900 junto con la apertura de los esbozos de las actuales líneas 2 y 6. Esta primera línea ha sido ampliada por última vez en 1992 hasta la estación de La Défense en el barrio del mismo nombre construido a finales de los años 90.

Las líneas 1 a 10 fueron construidas por la ciudad de París y puestas en marcha por la Compagnie du Chemin de Fer Métropolitain de Paris (CMP).

Una segunda compañía llamada Société du Chemin de Fer Electrique Nord-Sud de Paris (conocida como Nord-Sud) inició en 1910 la construcción de dos líneas, llamadas A y B (hoy parte de las líneas 12 y 13). La Nord-Sud se fusionó con la CMP en 1930 (la línea 11 y la "primera" línea 14 fueron completadas después de la fusión). CMP pasó a ser posesión estatal en 1948 y cambió su nombre a RATP (Régie Autonome des Transports Parisiens).

La línea de más reciente construcción es la 14, abierta el 15 de octubre de 1998, también conocida como «línea meteoro» (ligne météor), la cual es considerada como una de las líneas de metro más modernas del mundo, cuyos trenes operan de manera totalmente automática controlados por un equipo informático (no llevan conductor). En sus estaciones, los viajeros que esperan se hallan separados de las vías por medio de una pared de paneles acristalados cuyas puertas sólo se abren a la llegada del tren.

Sus primeras y más características bocas de metro, en hierro forjado y de gran impacto estético, son de estilo Art Nouveau y fueron diseñadas por Hector Guimard. Con el tiempo se han convertido en un emblema de la ciudad, y en la actualidad permanecen 86 de ellas; una fue donada al Metro de Lisboa a mediados de los 80, y otra más al Metro de la Ciudad de México (entrada de la Estación Bellas Artes).

El Métropolitain posee en total 16 líneas, de las cuales dos son líneas menores (conocidas como 3bis y 7bis).

Al principio



Joaquín París Ricaurte

Joaquin París.jpg

Joaquín París Ricaurte (n. 1795 - † 1868) Militar y político colombiano, nacido en Santafé el 18 de agosto de 1795 y fallecido en Honda el 2 de octubre de 1868, hijo menor del capitan José Martín París Alvarez y de Genoveva Ricaurte Mauris, ambos próceres de la independencia de Colombia.

Joaquín París ingresó al ejército el 20 de julio de 1810 con tan solo 14 años como oficial de infantería. Marchó con la tropa al mando del coronel Del Castillo, con quien combatió en Angostura de La Grita, teniendo una acción notable que le mereció el ascenso a capitán. La separación de Del Castillo del cuadro de mando hizo pasar a París a órdenes de Bolívar. Continuó marchando con el general Antonio Nariño en junio de 1813 para expulsar a las tropas españolas que dominaban el sur del país y que estaban al mando del coronel Juan de Sámano. Participó en las victorias de Palacé (13 de diciembre) y Calibio (15 de enero de 1814), que forzaron a Sámano a retirarse a Pasto, ciudad a la que marchó la tropa y en cuyo trayecto fue herido París, quien ya retenía el grado de capitán. El 9 de mayo recibió París del general Nariño la "Orden de Juanambú", medalla obtenida por quienes se destacaron en la batalla que diez días atrás se dio en ese sitio y en la cual las ptropas patriotas derrotaron a mil trescientos realistas. Las victorias del 4 de junio en Cebollas y del 9 del mismo mes en Tacines recibieron la contribución del joven militar, quien entró triunfante a Pasto con el general Nariño esperando una vianvenida de la población, pero terminaron siendo emboscados por esta. El general Nariño perdió el control de su caballo y quedó aprisionado en el suelo por el peso de la bestia. París notó el percance de su comandante y lo cubrió con fuego para ayudarle a fugarse, pero más adelante, al no encontrar refuerzos militares, decidió entregarse. París logró llegar a Popayán para integrarse a las tropas del general Cabal, quien enfrentó en Las Vegas de Riopalo a los españoles y los venció el 5 de julio de 1815. Al regreso a Popayán, Cabal promovió a París al grado de mayor.

Cuando las tropas de Pablo Morillo llegaron para reconquistar a la Nueva Granada y se hizo inminente su entrada a Bogotá, el general Cabal envió desde Popayán un grupo escolta del que hacía parte París para llevar a esa ciudad al presidente José Fernández Madrid. La escuadra llegó en abril de 1816 y partió hacia el sur con el presidente. París convenció a su hermano José Ignacio para que también marchara al Sur con su rango de capitán. Las derrotas de los patriotas eran sucesivas y la situación se tornó inmanejable, lo que llevó a Fernández a renunciar a la presidencia y a Cabal a la comandancia del Ejército en favor del general Liborio Mejía, quien encontró como única salida el ataque a las tropas españolas de Sámano acantonadas en la cuchilla del Tambo. Para ello, organizó un batallón de caballería y dos de infantería, nombrando a París como comandante de uno de los últimos. Mejía atacó a Sámano el 29 de mayo y a pesar del arrojo de sus hombres, la superioridad del enemigo se impuso en esta ocasión, dándose la más dolorosa de las derrotas, que prácticamente aniquiló al ejército. El presidente Mejía y Joaquín París lograron fugarse con un pequeño grupo de hombres, entre ellos Isaac Calvo Ortega, cuya obesidad no lo dejaba correr con la agilidad requerida. París lo auxilió hasta que la fatiga se apoderó de él, y por solicitud propia, pidió a París que lo abandonara para que salvara su vida, pues él ya no podía más, y con pesar, lo dejó atrás y murió lacerado por las bayonetas realistas.

París llegó hasta La Plata donde encontró una base del Ejército con 150 hombres, a los que se unió para atacar el 10 de junio a las tropas de Carlos Torlá, que tres veces superiores en número lograron vencerlo. París logró de nuevo salvar su vida al ser montado en una mula por Rafael Cuervo, Francisco Florido, Vicente Holguín y José María Pino, quienes notaron que el joven oficial mantenía abierta la herida en el hombro que había recibido en la batalla del Tambo. La dificultad de la fuga es memorable: la mula se deslizó con el oficial por un barranco pero ambos pudieron ser rescatados; luego los tomó en la vía de la trocha un temblor que menazó el derrumbe de toneladas de tierra sobre ellos, al fin llegaron a un rio sin puente y al pretender cruzar por el agua para alcanzar una canoa, sintieron el tropel de las tropas realistas aproximándose al lugar, por lo que se ocultaron y para evitar que la mula rebusnara la halaron de la cola y le bajaron las orejas. La noche y la mañana fueron el compás para dejar ir las tropas enemigas y buscar al día siguiente alimentos, pero tan pronto como alcanzaron al primer caserío, fueron delatados, apresados y entregados a los realistas que merodeaban el lugar, los cuales procedieron a encadenar a los reos de dos en dos para conducirlos a Popayán, ciudad en la que París sufrió el quinto de muerte y fue remitido a Santafé para ser procesado por el Consejo de Guerra, que lo condenó a dieciséis años de presidio en Puerto Cabello. Luego de escuchar su condena, pidió que le dejaran visitar a su padre de quien le habían dicho estaba en la misma prisión que él, pero le fue negada la petición.

En noviembre de 1816 salió con otros condenados en su marcha a pie hasta Maracaibo, puerto en el que abordarían una goleta que los llevaría al destino de presidio. En altamar, fueron asaltados por un barco corsario el 1º de marzo de 1817, y todos los ocupantes fueron asesinados, excepto la esposa de un oficial español y el mayor París, por haber sido el único prisionero que no pidió que le quitaran los grillos. El mayor y la mujer fueron abandonados en la primera playa, lugar donde la noche no fue cómplice de descanso por el imparable llanto de la viuda, que hacía pensar a París que se debía a la violenta carnicería presenciada en el barco, pero al amanecer constató que la dama había parido a un niño muerto. Los sobrevivientes fueron auxiliados por un negro que pasaba con un asno para recoger agua en un arroyo cercano, el cual los condujo a un ingenio donde lo orientaron para tomar un barco a Curazao, pagando los boletos con una piexa de oro que sustrajo de los piratas. La joven viuda encontró varios españoles en la isla que la ayudaron a regresar a su patria, mientras que París soportó siete meses de absoluta mendicidad, la cual vio finalizada al ser auxiliado por su amigo Manuel Antonio Arrubla Martínez, quien lo reconoció al desembarcar en la isla por unos días. Recuperado logró llegar al puerto venezolano de Cumaná, donde se integró como segundo comandante del batallón comandado por el general Juan José Flores, por recomendación que le hiciera don Francisco Antonio Zea, a quien encontró en esa ciudad. El 4 de marzo de 1818 París fue nombrado edecán del almirante Luis Brión.

El general Bolívar continuaba luchando por la libertad de Venezuela, y dispuso la creación de una división de vanguardia en Casanare que tenía la misión de avanzar sobre las tropas en la Nueva Granada. Al frente de ese cuerpo designó al coronel Francisco de Paula Santander, quien contó entre sus hombres al mayor París, oficial que lideró el reclutamiento de tropa, la cual al haberse reunido en suficiente número, fue repartida en varios batallones, destacándose el Bogotá - Cazadores de Vanguardia, en el que fue ubicado París como subcomandante. Esta división se unió al ejército de Bolívar el 11 de junio de 1819 en Tame para iniciar el ascenso de los Andes hacia el interior de la Nueva Granada, venciendo en las batallas de Paya, acción que no dejó estragos dentro de las filas patriotas como sí sucedió con el tránsito por el páramo de Pisba, donde fallecieron varios hombres víctimas de las inclemencias del terreno, entre ellos el coronel Arredondo, comandante del batallón Bógota, quedando el mando en manos de París, quien con sus hombres fue el primero en superar la barrera natural y entrar en el municipio de Socha, lugar donde con gran habilidad pudo reabastecer al ejército de apoyo logístico necesario, situación que le mereció voces de gran reconocimiento.

Bolívar se dispuso a atacar a las tropas del coronel José María Barreiro, que controlaba el acceso a Santafé. Los realistas detectaron a los patriotas y salieron a atacarlos para vencerlos en Gámeza, haciendo que Bolívar se instalara en Tasco. Desde allí salió la división de Vanguardia para atacar de nuevo, apostándose el mayor París en cercanías de Tópaga, por una cerca de piedra que el coronel Santander verificó que era un flanco de fácil ataque para Barreiro, por lo que le sugirió al oficial que se reubicara, a lo cual respondió que no se declaraba derrotado antes de ser vencido en franca lid, persistiendo en su ubicación y procediendo a atacar, logrando con particular arrojo despejar el camino a Gámeza. En la acción una bala quiso entrar por la nuca de Santander, escena que París advirtió y lo movió a auxiliar a su comandante, a quien le desprendió la casaca pero verificó que el proyectil no había alcanzado a penetrarle la piel. El arrojo de París hizo que ese día, 24 de julio de 1819, Bolívar lo ascendiera a teniente coronel.

Las tropas vencieron a Barreiro en el pantano de Vargas y llegaron a Tunja el 5 de agosto, ciudad donde recibieron abundante apoyo en víveres, hombres, armas y uniformes. De allí partieron hacia Santafé, y sobre el puente del río Teatinos se dio la batalla definitiva. Un batallón español atacó al primer grupo de patriotas que se vio en el horizonte. París emboscó a este grupo y recibió la orden de atacar al coronel Francisco Jiménez para cruzar y tomar el control del Puente. París en su primer intento cayó al suelo al ser herido su caballo. La escena se repitió de nuevo pero en el tercer intento, apoyado por los batallones Nueva Granada y Guías de Vanguardia, logró el objetivo y por ende la victoria. Los Cazadores de Vanguardia continuaron hasta Ventaquemada en persecución de los enemigos replegados, logrando la captura de los comandantes y su tropa. Barreiro, contándose entre los prisioneros, fue conducido a Santafé por París y una partida, quienes en el trayecto pasaron frente a una horca pendiente, lugar en el que el jefe español le sugirió que le colgara de una vez pues sabía que ese era su destino, a lo cual París le dijo que lo llevaría vivo ante El Libertador para procesarlo ante un tribunal, en lugar de ser asesinado como él lo había hecho con los patriotas que detuvo en Gámeza y Vargas, a los que clavó por parejas en tierra con lanzas sin haber recibido sentencia alguna.

Decretada la victoria patriota, el virrey español Juan de Sámano se fugó de Santafé. Desde Quito, que se mantenía bajo control realista, los españoles entraron y tomaron a Popayán, anexándola a sus dominios. París recibió órdenes de permanecer en Neiva y desde allí perseguir a las tropas del coronel Calzada para liberar el Sur. París se había comprometido en matrimonio con María Dolores De la Roche, y había pedido licencia para poder casarse. En ese momento, sucedió que el gobernador de Popayán trató de recuperar el orden público cerca de Buga y cayó en la acción. El general Joaquín Ricaurte, que permaneció oculto en Buga luego de haber sobrevivido a la derrota de El Tambo, recogió tropas y marchó hacia el Sur, forzando a los realistas a marchar hacia Pasto. París, al verificar la muerte del gobernador que era tío de su prometida, entró en Popayán. Allí solicitó de nuevo licencia para casarse, la cual le fue concedida, cediendo su cargo de comandante del batallón cazadores al coronel Antonio Obando, y así asumir la gobernación de Neiva, pudiendo al fin celebrar sus nupcias.

La nueva situación de París duró poco. Popayán cayó de nuevo y el gobernador tuvo que marchar a recuperar tan estratégica ciudad. La atacó con sus tropas y logró recuperarle venciendo al coronel realista José María Obando. París se enteró que el comandante se hallaba herido y refugiado cerca, ordenando la asistencia de un médico en lugar de una escolta que lo capturara. Obando ,agradecido, le remitió a París un caballo de su propiedad. París le envió un sable como obsequio acompañándole una nota que decía que no la usara contra la Patria, a lo que Obando respondió por escrito que no la usaría contra él pues contaba con la propia para defender al Rey. Este gesto motivó más tarde a Obando para ingresar al ejército granadino.

En agosto del mismo año regresó a esta capital nombrado comandante general del departamento de Cundinamarca. París ascendió a general el 2 de octubre de 1827 y actuó con presteza en la defensa de Bolívar tras la conspiración septembrina. Su conducta, muy bolivariana, llevó a que la persecución que iniciaron los santanderistas en 1831 contra los hombres leales a Bolívar, le pidieron al presidente Obando la cabeza del general París, a lo que respondió que primero se quitaría una mano. De todas maneras París solicitó letras de cuartel en 1832 y se retiró definitivamente en 1836. Sin embargo, ante la revolución que se presentó en 1840, cuando el general Obando se sublevó contra el gobierno del presidente Márquez, contagiando a otros generales a repetir su conducta en el resto del país, París fue llamado al servicio activo como comandante de la II división del Ejército, comandado por el general Pedro Alcántara Herrán. Marchó hacia Mariquita y venció a las tropas del coronel Vezga. Allí recibió despacho del gobierno como jefe militar de la provincia, y luego recuperó el cargo de comandante general de Cundinamarca, sin perder el mando de la división.

El nacimiento de los partidos liberal y conservador en 1848 llevaron a París a afiliarse al último, en el que actuó como presidente don Mariano Ospina Rodríguez, quien dirigió una férrea oposición al gobierno liberal del general José Hilario López, que se caracterizó por exagerar su flexibilidad y promover orientaciones anárquicas. París se retiró de nuevo del Ejército en 1850 y se marginó del levantamiento armado que iniciaron sus copartidarios. El general López ordenó la detención de Ospina y puso bajo sospecha de rebelión a los jefes conservadores, y como París recibía en su casa de manera constante la visita de destacados dirigentes del partido, fue incluido en la lista de facciosos por lo que fue detenido mientras el gobierno verificó que estaba al margen de la situación y le devolvió la libertad.

A López lo sucedió el general Obando, quien como presidente reformó la constitución de 1843 sin lograr normalizar la situación de orden público que era crítica por el constante enfrentamiento de cachacos y artesanos, que desembocó en actos trágicos como el asesinato del joven Antonio París Sanz de Santamaría, sobrino del general Joaquín. La inestabilidad fue aprovechada por el general José María Melo, sobrino político del general París, quien actuando como comandante del Ejército se rodeó de los artesanos y encabezó un golpe de estado de derrocó a Obando el 14 de abril de 1854. Esta situación llevó a Joaquín París a salir de Bogotá acompañado por el coronel Manuel Arjona Lizarralde, el capitán Severo Rueda y su hijo el teniente Mariano París De la Roche, para marchar a Anapoima, donde recibió la adhesión de varios ciudadanos. Melo envió tropas para tomar La Mesa y evitar que las fuerzas gobiernistas regresaran a Bogotá, pero tan pronto el comandante de la unidad se enteró que París atacaría su plaza, se retiró de ese municipio para no tener que enfrentar a esa presea valiosa de la independencia. Al llegar a La Mesa, París completó un grupo de ciento treinta y cinco hombres. Varios ciudadanos capitalinos, enterados de la posición ocupada por París en La Mesa, salieron al municipio para apoyarlo y conformar lo que París denominó La Compañía de La Unión. París duplicó el pie de fuerza que tenía y consideró que ya con él podía tomarse a Bogotá.

Al aparecer en escena una nutrida columna comandada por el expresidente López, París se unió a él y asumió la vanguardia de la operación hacia Bogotá. La idea era cercar a Bogotá apoyados por las tropas dirigidas desde otros puntos por el vicepresidente José de Obaldía y el general Manuel María Franco. Pero al caer derrotadas estas últimas dos columnas, París tuvo que regresar a La Mesa y López retirarse con sus hombres a Neiva. Al enterarse París que el designado presidencial, general Tomas de Herrera, había logrado llegar a Honda y ser reconocido en ese municipio como en ejercicio del poder ejecutivo, se desplazó ante el presidente para seguir sus instrucciones. Herrera le ordenó que marchara a Ambalema y conformara la División del Alto Magdalena con jurisdicción en Mariquita y Honda. París hizo lo propio hasta que Herrera diseñó una división que cubriera Ocaña, al cual decidió comandar. El poder quedó entonces en manos de Obaldía, quien convocó a los comandantes París, López y Mosquera para diseñar las operaciones sobre Bogotá. De esa reunión resultó Mosquera como comandante del ejército y París al frente de una división resultante de las tropas del Alto Magdalena y las del general López. París propuso que en esa tarea se dejara al expresidente López. Como La Mesa cayó en poder de los melistas, don Julio Arboleda solicitó que se le permitiera recuperar ese municipio, moción que fue aceptada y operación que casi fracasa si no es por la intervención que en su desarrollo adelantó el general París, que conocía bien en terreno. Enterado Herrera de la nueva propuesta, asumió el comando del ejército e impuso la estrategia original para tomar a Bogotá.

París comandó las tomas de Bosa el 22 de noviembre y la de Las Cruces, tomando Herrera el control de dos accesos a la ciudad. El comandante decidió entrar a Bogotá el 4 de diciembre con la llegada de hombres al mando del expresidente Mosquera, enviando al general París a la vanguardia por el flanco oriental de la ciudad, tomándose las jurisdicciones de las parroquias de Santa Bárbara y San Victorino. El combate duró hasta las cuatro de la mañana, cesando con el acto del capitán Celestino París De la Roche, hijo del general, de izar la bandera de la Unión sobre la estatua de Bolívar de la plaza principal de la ciudad, el cual dio la señal de derrota del general Melo.

París asumió el comando del ejército el 6 de diciembre con el deceso del general Herrera. El 12 del mismo mes entregó esa posición al expresidente Mosquera. París, recibió una de las treinta y dos medallas de oro ordenadas para los combatientes vencedores de Bosa, presea que también fue otorgada a sus hijos Pedro María, Celestino, Fidel, José Manuel y Mariano París De la Roche, destacados en el campo de batalla, por lo que se comparó entonces al general París con el león rodeado de sus cachorros.. El 17 de diciembre fue ofrecida una cena por el Congreso en honor al presidente Obaldía y a los generales Mosquera, López y París, personajes que fueron coronados con laureles. Obaldía, como vicepresidente, terminó su periodo el 1º de abril de 1855, siendo sucedido por elección del Congreso por Manuel María Mallarino Ibargüen, quien continuó en ejercicio de la presidencia hasta 1857, teniendo como designado presidencial en el primer año al general Joaquín París. El 15 de septiembre de 1958 fue elegido como Gobernador de Cundinamarca, estado integrado por las provincias de Bogotá, Neiva y Mariquita. París sancionó la constitución del departamento, y al considerar que había cumplido con su deber renunció el 4 de noviembre de ese año en favor del expresidente Herrán.

El general Mosquera, como designado presidencial, buscó ser candidato a la presidencia por el partido liberal para el perido de 1857 a 1861, pero al ser desplazado por Manuel Murillo Toro, fundó el Partido Nacional, a nombre del cual se presentó a las elecciones, resultando ganador el conservador Mariano Ospina Rodríguez. Mosquera se hizo nombrar gobernador del estado del Cauca, pero trató de presionar por recados que le envió al presidente por medio del general París, su designación como embajador ante los Estados Unidos de América. Lo propio había hecho Obando, quien le pidió a París que influyera en el presidente para obtener una pensión por sus servicios prestados a la patria. Las negativas del mandatario motivaron a Mosquera a iniciar una rebelión contra el gobierno, secundada por el expresidente Obando. Como medida cautelar, Ospina nombró a París comandante de Cundinamarca, mientras expidió decretos retirándole el grado de general a Mosquera y relevándolo de la gobernación.

Al no haber sido recuperado el orden público, Ospina organizó la I división para que sometiera a Cauca y puso en su comando al general París, quien marchó y ocupó el municipio de La Plata, venciendo al coronel Miguel Quijano. El general Herrán sometió al resto de provincias, lo que hizo que Mosquera firmara un acta de sometimiento al gobierno, pero como París manejara información en la que Mosquera continuaba activo con su revolución, insistió al gobierno que le reforzara su división, pero no encontraron eco en el mandatario, quien creyó que ya estaba la situación controlada y que todo estaba en orden, pues como se hizo de costumbre general, todos decían que París seguí viviendo en La Platay que eso era señal de suficiente tranquilidad.

El general Obando le propuso a París la firma de un armisticio con el que se comprometería a no invadir a Cauca, pero el veterano general se enteró por comunicación de Joaquín Posada Gutiérrez que Mosquera se había rendido en Manizales, por lo que vio inútil la materialización del armisticio. Esto solo evitó que París cayera en una trampa que quería tenderle Obando, pues Ospina no aceptó la rendición de Mosquera y continuó con la guerra. La crítica situación llevó al general Herrán a renunciar al comando del ejército, por lo que el presidente llamó a París a Bogotá, quien en su trayecto fue emboscado en Segovia por el muy numeroso y bien armado ejército de Mosquera, que le propició un doloroso golpe al gobierno, devolviéndole la conciencia al presidente Ospina de lo que verdaderamente estaba sucediendo, y que las solicitudes de París de reforzar las tropas y atender mejor la situación era real.

Ospina optó por designar a París como comandante del ejército, quien formalmente asumió el mando el 18 de diciembre de 1860, quedando bajo su tutela siete divisiones y tres columnas. El general logró la rendición pacífica de las tropas de José María Cuéllar, pero perdió el control de Guaduas con la caída de la VI división, cuyo comandante, el general Gutuérrez Lee, cayó en la trampa de firmar una rendición de Mosquera, quien utilizó ese acto como maniobra militar para tomar ese territorio. París tuvo que detener su marcha a La Mesa e instalarse en Facatativá. Así mismo, la VII división al mando del general Arjona cayó vencida por las tropas del general Santos Gutiérrez Prieto, quien se proclamó gobernador de Boyacá.

El gobierno cumplió su periodo constitucional y el Congreso no había podido reunirse para llevar a cabo las elecciones, por lo que el poder ejecutivo tuvo que ser asumido por el procurador general, don Bartolomé Calvo Díaz. París respaldó an nuevo mandatario y continuó al frente del comando del ejército. Calvo asistió a las acciones de guerra, y al desconocer las estrategias, tomó la decisión de formar una columna al mando del general Diago para que recuperara a Boyacá. París, tratando de evitar el avance de las tropas de Mosquera por Subachoque y a la vez apoyar a Diago que había llegado a Zipaquirá, buscó un sitio intermedio denominado cuatro esquinas para comandar las operaciones. Una terrible disintiera lo atacó, viéndose marginado del seguimiento de la ejecución de sus órdenes, lo que hizo que la tropa marchara por una ruta equivocada y a un tiempo salido del cronograma, exponiéndose a un primer ataque de Mosquera y a la evidencia de la presencia de las tropas del gobierno en el lugar. Diago tuvo que regresar para apoyar las operaciones, que tuvieron lugar el 24 de mayo de 1861 en el campo de Santa Bárbara de Subachoque, en el que se vio Mosquera perdido y al borde de caer prisionero. Luego del primer día de batalla, Mosquera le envió un comunicado a París para que se reunieran para ver si podían hacer un pacto de paz. El presidente Calvo autorizó la entrevista, en la cual París rechazó todas las propuestas de Mosquera al notar que lo único que buscaba era la cesión del Gobierno. Mosquera le manifestó que dejaran a Subachoque como territorio neutral para los enfermos, pero París le dijo que solo en cuatro días sería eso, pues estaba listo para entrar al municipio. Mosquera notó bastante enfermo a París y le manifestó que entrara a Subachoque sin problemas para reponer su salud. Así lo hizo París, buscando una cama que lo recibió por vairas horas. Al dia siguiente se despertó, y al querer dar órdenes de enviar tropas para contener a las que venían por Ibagué la mando de Obando, se desmayó. Luego recobró el sentido, y fue enterado del éxito de la operación en la que cayeron entre otros, un hijo de Mosquera llamado Aníbal, al que hizo llamar y le manifestó que le daría la libertad si regresaba con él a Bogotá al día siguiente, pues ya no soportaba más su enfermedad. En seguida de decir esto, perdió de nuevo el sentido, y ocasionalmente se despertaba para emitir lamentos de su dolor.

París, por insistencia de sus allegados, recibió del presidente la licencia para retirarse a Bogotá. Estando en recuperación, las tropas de Mosquera avanzaron y llegaron a Bogotá el 18 de julio. El veterano general, aun débil y enfermo, se sobrepuso y salió a la defensa de la ciudad acompañado de sus hijos Pedro María, José Joaquín y Mariano. Quisieron apoyar a las tropas que resistían el ataque de Mosquera por el norte, pero prefirió cambiar su rumbo a San Victorino que se hallaba indefenso. Al no poder evitar la caída de la ciudad, se retiró con sus hijos a la sede de la embajada británica y solicitó asilo para él y sus hijos, tal como ya lo habían hecho el presidente Calvo y el general Espina. Mosquera, vencedor, buscó a París en la embajada y le ofreció garantías para regresar a su casa. El general, confiado en que el capitán Vicente París había sido prisionero de las tropas pues no lo había visto en días, se encontró con la verdad que su hijo había muerto luego de ocho días de agonía al salir herido en el combate de Usaquén el 12 de junio, y que esa noticia no se le había dado por miedo a afectar mas su grave estado de salud.

Joaquín París contrajo matrimonio en Bogotá el 8 de febrero de 1820 con María Dolores De la Roche Domínguez, hija de José Manuel De la Roche O'Ryan y María Josefa Domínguez Del Castillo. Fueron padres de Pedro María París De la Roche, Celestino París De la Roche, Fidel París De la Roche, Virginia París De la Roche, José Manuel París De la Roche, José Vicente París De la Roche, José Joaquín París De la Roche, María Josefa París De la Roche, Mariano París De la Roche y Vicente París De la Roche.

La modestia de su carácter nunca le permitió a París acceder a honores acordes a sus méritos, aunque fue condecorado con la estrella de Libertadores de Venezuela, y las medallas de Libertador de Cundinamarca y Quito; el busto del Libertador Simon Bolívar y el escudo de Palacé y Calibío. París tuvo que vivir la muerte de su hija Virginia, la primera del nombre, con tan solo tres meses de nacida; de Celestino, víctima del tifo en enero de 1855; Fidel, muerto ahogado al bordear el río Muzo también en 1855; su esposa Mariquita, fallecida en el año nuevo de 1860; y José Vicente, como se dijo. Murió en la hacienda Peñas Blancas de su propiedad, ubicada en el municipio de Honda el 2 de octubre de 1868. El presidente Gutiérrez expidió un decreto de honores en su memoria. En 1895 sus hijos decidieron trasladar sus cenizas a Bogotá para depositarlas en un mausoleo sencillo en el cementerio central, a lo cual el gobierno protestó diciendo que si la familia hubiera notificado el traslado, había sido ordenada la construcción de un monumento digno del prócer. Entre los reconocimientos póstumos figuran la elaboración e instalación de un óleo de su figura en el Museo Nacional, fue bautizado el curso de oficiales del Ejército de Colombia egresado de la Escuela Militar en 1962, la fundición e instalación en 1975 de un busto del prócer en la Avenida Ciudad de Chile de Bogotá que terminó destruido por un carro bomba en la época del terrorismo, fue escogida su imagen para acuñar la moneda de cien pesos de la emisión de una edición conmemorativa de monedas con ocasión del sesquicentenario de la independencia, y con su nombre fue bautizado por el Ejército Nacional el batallón de infantería número 15 de San José del Guaviare.

Al principio



Source : Wikipedia