Oscar Perez

3.4266547405991 (1118)
Publicado por t800 20/04/2009 @ 07:23

Tags : oscar perez, futbolistas, fútbol, deportes

últimas noticias
Que vengan a investigar a los funcionarios: Pérez Inguanzo - Milenio
El presidente municipal de Tampico, Oscar Pérez Inguanzo dijo estar tranquilo con su desempeño y aseguró que pueden venir a Tamaulipas a vigilar a los funcionarios y alcaldes, pues trabajan de la mano con la federación. Oscar Pérez Inguanzo, alcalde de...
Óscar Díaz: "Estoy comprometido con el equipo" - Marca
Sobre el encuentro en el Rico Pérez de Alicante, el futbolista madrileño aseguró que será un choque "difícil" porque el rival se está jugando sus últimas opciones de luchar por el ascenso y, apuntó, además, como "clave" para puntuar ante el Hércules...
Oscar Pérez: Hoy más que nunca debemos estar resteados con los medios - El Universal (Venezuela)
Oscar Pérez, dirigente de Alianza al Bravo Pueblo (ABP), declaró que hoy más que nunca los ciudadanos deben estar "resteados" con los medios y la libertad de expresión. "Ahora más que nunca tenemos que estar resteados con la libertad de expresión,...
Recuperados Ricardo y Óscar Pérez, sólo Manolo Martínez sigue al ... - ADN.es
El entrenador del Tenerife, José Luis Oltra, tiene dos motivos menos para preocuparse al haberse reintegrado al trabajo en grupo los centrocampistas Ricardo León y Óscar Pérez, con lo que sólo el central Manolo Martínez se mantiene al margen....
Mundial: Oscar Pérez no quiere ser suplente en selección mexicana - Terra Colombia
MEXICO (AP) El veterano portero Oscar Pérez dijo que no quiere ser suplente en la selección mexicana, donde tendrá que lucharle el puesto al titular Guillermo Ochoa. El arquero de 36 años de edad fue una de las sorpresas en la lista de 24 jugadores que...
Busca Oscar Pérez puesto como titular en el Tri - Notisistema
En su regreso al Tricolor el guardameta Oscar Pérez quiere ganarse el puesto como titular para los encuentros ante El salvador y Trinidad y Tobago y aunque sabe que será complicado no quitará el dedo del renglón. “Pienso que todo el que está acá en la...
Óscar Pérez luchará por ser el titular del Tri - Medio Tiempo
Óscar Pérez a sus 36 años está dispuesto a buscar el puesto de portero titular para el Tri. Confían en que su experiencia lo avale y que el trabajo diario le otorgue el lugar que vino a pelear con Guillermo Ochoa y Jesús Corona....
Ricardo, Manolo Martínez y Óscar Pérez iniciaron la semana con ... - ADN.es
Ricardo León, Manolo Martínez y Óscar Pérez iniciaron hoy la semana de entrenamientos con diversas molestias físicas, en el caso de los dos últimos surgidas durante el partido contra el Hércules. Manolo Martínez presenta una sobrecarga a nivel de los...
Ochocientos efectivos custodiarán "marcha de las antorchas" de ... - YVKE Mundial
Pérez también dijo que exigirán el cese de lo que él denomina "persecusión" contra Globovisión. Explicó Barriento que fue imposible lograr contacto con los organizadores de la marcha, en especial el Sr. Oscar Peŕez, pero aún en su ausencia el gobierno...
El Muñoz Pérez se llenará para una cita decisiva del Estepona ... - Sur Digital (Andalucía)
El delantero Ángel y el centrocampista Óscar Prieto tampoco estarán disponibles para este decisivo encuentro, en el que no se esperan cambios en el once. Hoy, a puerta cerrada, se perfilarán los detalles del partido, con el deseo de que sea la última...

Oscar Perez Rojas

Para la temporada Apertura 2008 jugará con el equipo de los Tigres siendo apenas su segundo equipo en su larga historia.

Participó en las eliminatorias para los mundiales de Francia 1998 y Corea/Japón 2002, jugando ambos en Francia estuvo en la banca, pero en el evento asiático fue titular, así como en la Copa América 2001. En algunas ocasiones se mencionó que también podía participar en el mundial de Alemania 2006 pues participó en algunos partidos eliminatorios, pero la decisión de Ricardo Lavolpe técnico del seleccionado, fue que en su lugar asistiera Francisco Guillermo Ochoa.

Oscar Pérez ha desarrollado su carrera en el fútbol mexicano de Primera División y únicamente ha vestido la casa del equipo Cruz Azul, el cual lo vio nacer desde fuerzas básicas, aunque después de su participación en la Copa Libertadores de América y el mundial Corea-Japón, fue tentado por grandes clubes europeos. Con la Máquina ha ganado un título de Liga (Invierno 1997) y los subcampeonatos de 1994-95 e Invierno 1999 en el torneo local, así como el subcampeonato de la Copa Libertadores del 2001. También anotó un gol de penal ante el Colo Colo en fase clasificatoria. Anotó un gol de cabeza ante los Tecos en el Apertura 2006 para darle el empate 1-1 al Cruz Azul. En sus últimos torneos con dicho club fue arquero suplente al ser relegado a la banca, a cambio del joven arquero Yosgart Gutiérrez.

El 12 de junio de 2008 fue confirmado como nuevo refuerzo de los Tigres, que buscan con su experiencia poderse salvar del descenso al equipo.

Al principio



Oscar Pérez Rojas

Para la temporada Apertura 2008 jugará con el equipo de los Tigres siendo apenas su segundo equipo en su larga historia.

Participó en las eliminatorias para los mundiales de Francia 1998 y Corea/Japón 2002, jugando ambos en Francia estuvo en la banca, pero en el evento asiático fue titular, así como en la Copa América 2001. En algunas ocasiones se mencionó que también podía participar en el mundial de Alemania 2006 pues participó en algunos partidos eliminatorios, pero la decisión de Ricardo Lavolpe técnico del seleccionado, fue que en su lugar asistiera Francisco Guillermo Ochoa.

Oscar Pérez ha desarrollado su carrera en el fútbol mexicano de Primera División y únicamente ha vestido la casa del equipo Cruz Azul, el cual lo vio nacer desde fuerzas básicas, aunque después de su participación en la Copa Libertadores de América y el mundial Corea-Japón, fue tentado por grandes clubes europeos. Con la Máquina ha ganado un título de Liga (Invierno 1997) y los subcampeonatos de 1994-95 e Invierno 1999 en el torneo local, así como el subcampeonato de la Copa Libertadores del 2001. También anotó un gol de penal ante el Colo Colo en fase clasificatoria. Anotó un gol de cabeza ante los Tecos en el Apertura 2006 para darle el empate 1-1 al Cruz Azul. En sus últimos torneos con dicho club fue arquero suplente al ser relegado a la banca, a cambio del joven arquero Yosgart Gutiérrez.

El 12 de junio de 2008 fue confirmado como nuevo refuerzo de los Tigres, que buscan con su experiencia poderse salvar del descenso al equipo.

Al principio



Óscar Pérez Solís

Oscar Pérez Solís (Bello, 1882 - Valladolid, 1951) fue un político y militar español.

Era capitán de artillería pero dejó el Ejército para ingresar en el PSOE en 1913. Fue cofundador del Partido Comunista Obrero de España (PCOE), una escisión favorable a la Tercera Internacional del PSOE, en abril de 1921, la cual se integró poco después en el Partido Comunista de España (PCE). Pérez Solís fue elegido secretario general del (PCE) en julio de 1923 y miembro del ejecutivo del Komintern en julio de 1924. En 1928 abandonó el comunismo entrando a trabajar en la CAMPSA de Valladolid.

Durante la II República se afilió a Falange Española, uniéndose a la sublevación de julio del 36, en el que participó en la defensa de Oviedo. Escribió El partido socialista y la acción de las izquierdas (1918), Memorias de mi amigo Óscar Perea (1931) y Sitio y defensa de Oviedo (1937).

Al principio



Jesús Hernández Tomás

Jesús Hernández Tomás (*Murcia, 1907 –† Ciudad de México, 1971) fue un político comunista español.

De pequeño se trasladó con su familia a Vizcaya, afiliándose a los 9 años a las Juventudes Socialistas de España (JSE). A los catorce años participó en la fundación del Partido Comunista de España, en el que fue uno de los militantes más activos del núcleo vizcaíno. A los quince era miembro de la escolta personal del secretario general del Partido, Óscar Pérez Solís. Al poco, participó en un atentado, frustrado, contra el dirigente socialista Indalecio Prieto.

En 1930 fue elegido miembro de Comité Central del PCE, razón por la cual en 1931 fue enviado a Moscú para completar su formación política, donde permaneció hasta 1933, año en el que participó en las reuniones de la Komintern. A su regreso a España fue nombrado miembro del Comité Ejecutivo del Partido. Desde 1936 se hizo cargo de la dirección del órgano del partido, Mundo Obrero.

En las elecciones generales españolas de 1936 fue elegido diputado por la provincia de Córdoba en las listas del Frente Popular. Durante la Guerra Civil fue uno de los ministros comunistas en los gobiernos de Largo Caballero y Negrín (Instrucción Pública y Bellas Artes). Siendo ministro en el gabinete Negrín, llevó a cabo una intensa campaña de prensa contra el entonces ministro de Defensa Nacional, Indalecio Prieto, usando el seudónimo de Juan Ventura, hasta que logró su cese (marzo de 1938), lo cual trajo aparejado también el suyo. Como ministro impulsó las denominadas Milicias de la Cultura —para la alfabetización de milicianos y soldados— y potenció el servicio radiofónico del Altavoz del Frente —dirigido a los combatientes combinando propaganda y entretenimiento. Posteriormente fue nombrado comisario político del ejército republicano de la zona Centro-Sur, siendo un ardiente defensor de la resistencia a ultranza.

Tras el golpe de estado de Casado fue de los contrarios a la rendición, permaneciendo en Valencia. Pese a la oposición de Palmiro Togliatti, con Pedro Checa y Jesús Larrañaga organizó la dirección del PCE que habría de pasar a la clandestinidad tras la victoria franquista. Finalmente logró salir del país, siendo uno de los últimos dirigentes del PCE en hacerlo.

En 1939 se exilió primero a Orán (Argelia) y después a la Unión Soviética, dónde fue el representante del PCE en la Komintern y se preocupó por la precaria situación de los refugiados españoles. A la muerte del secretario general José Díaz se enfrentó con Dolores Ibárruri por el cargo, pero en 1943 fue enviado a México para intentar sacar de la prisión Ramón Mercader, el asesino de Lev Trotski. En 1944 fue expulsado del partido bajo la acusación de llevar a cabo actividades antisoviéticas.

Expulsado del partido, intentó formar su grupo propio, el Movimiento Comunista de Oposición. Cuando Tito rompió con Stalin en 1948, Hernández se puso de su lado. En 1954 se trasladó a Belgrado y formó el Partido Nacional Comunista Español. Después fue nombrado asesor de la embajada yugoslava en México, dónde trabajó hasta su muerte. Publicó una autobiografía en la que plasmaba sus divergencias y enfrentamientos con los dirigentes del PCE. Yo fui un ministro de Stalin (1953).

Al principio



Partido Comunista de España

Hammer and sickle.svg

1 Escisiones del PSOE.

El Partido Comunista de España (PCE) es un partido político marxista español escindido del PSOE el 14 de noviembre de 1921 por la negativa del segundo a sumarse a la III Internacional convocada por Lenin.

Fue formado por la unión del Partido Comunista Español (que había sido fundado a su vez el 15 de abril de 1920 por la Federación de Juventudes Socialistas) y el Partido Comunista Obrero Español (PCOE), fundado a su vez por los delegados de izquierda del Congreso del Partido Socialista Obrero Español el 13 de abril de 1921.

Tras la constitución del Partido Comunista Español y el Partido Comunista Obrero Español, surgidos de la disidencia tercerista del PSOE y ambos adheridos a la Internacional Comunista auspiciada por Lenin, existían en España dos secciones españolas del Komintern. Éste forzó la fusión de ambos, que se produjo en una Conferencia de Fusión celebrada del 7 al 14 de noviembre de 1921 en Madrid, de la cual, uniendo ambos partidos (Partido Comunista Español y PCOE), surgiría el nuevo Partido Comunista de España – Sección Española de la Internacional Comunista (PCE - SEIC), fusionándose también las Juventudes Comunistas de ambas organizaciones en la Federación de Juventudes Comunistas de España.

En su I Congreso, que se celebró en Madrid el 15 de marzo de 1922, el PCE planteó la necesidad de lograr la unidad de la clase obrera en torno a la vanguardia constituida por el Partido, con el objetivo de alcanzar el socialismo.

El II Congreso, celebrado el 8 de julio de 1923, eligió a Óscar Pérez Solís, que había sido cofundador del PCOE en 1921, como Secretario General del PCE. Ya en ese momento el PCE temía la involución y llamaba a la unidad de los trabajadores. El 13 de septiembre, el general Miguel Primo de Rivera, en connivencia con el rey Alfonso XIII daba un golpe de Estado y establecía la dictadura. Los locales del PCE son clausurados y las detenciones de militantes se suceden.

Con un PCE ilegal, el III Congreso se celebra en París en agosto de 1929. Tras la caída de la dictadura en enero de 1930 y la llegada de la dictablanda, el gobierno del general Berenguer restablece algunas libertades y legaliza algunos partidos políticos, entre los que no se encuentra el PCE.

El 23 de agosto de 1930 aparece el primer número semanal del órgano del PCE: Mundo Obrero, que en diciembre del año siguiente se transformó en diario.

Tras la proclamación de la II República, el PCE volvió a la luz en una situación muy precaria, después de estar prácticamente siempre en la clandestinidad o casi, pasaba a ser legal, pero contaba con menos de un millar militantes.

El 17 de marzo de 1932 se celebró el IV Congreso del PCE en Sevilla. La tarea central fue desterrar los métodos sectarios muy arraigados en la dirección y pasar a la construcción de un gran partido comunista de masas, como sucedía en la Unión Soviética. En esta labor jugaron un gran papel camaradas elegidos para el Comité Central como José Díaz, Dolores Ibárruri, Vicente Uribe, Antonio Mije, Manuel Delicado, Pedro Checa y otros.

El 3 de diciembre de 1933 Cayetano Bolívar Escribano fue elegido diputado por Málaga, siendo el primer diputado comunista de la historia, y saliendo de la cárcel para ocupar su escaño. Posteriormente, en la llamada Revolución de 1934 contra la política del gobierno radical-cedista, el PCE desempeñó un papel menor que el del PSOE (cuya base es la protagonista de la misma junto a las Juventudes Socialistas y UGT) y la CNT, que no participa en ella excepto en Asturias. Sin embargo tuvo que volver a la clandestinidad. En ese momento el PCE se adhiere a la política de crear un Frente Popular que agrupe a todas las fuerzas de izquierda. Ésta política era una proposición teórica de la Internacional Comunista. Tras la victoria electoral del Frente Popular el 16 de febrero de 1936, el prestigio del Partido Comunista creció rápidamente: en cinco meses pasa de 30.000 a 100.000 afiliados.

La expansión del PCE tuvo en los momentos previos a la Guerra Civil y en los inmediatamente posteriores dos grandes hitos: El primero fue la unificación de la Juventud Socialista y la Juventud Comunista el 1 de abril de 1936 que dio lugar a la formación de la Juventud Socialista Unificada (JSU), que eligió como Secretario General a Santiago Carrillo, quien años más tarde se convertiría en secretario general del PCE. El segundo fue la constitución del Partit Socialista Unificat de Catalunya (PSUC) el 23 de julio de 1936 tras un proceso previo a la guerra, pero que se aceleró al inicarse ésta, y que fue la fusión de cuatro partidos: el Partido Comunista de Cataluña, la sección catalana del PSOE, la Unión Socialista y el Partido Proletario.

Al igual que sucede con todos los grupos políticos que se vieron envueltos en ella, la actuación del PCE durante la Guerra Civil es muy controvertida. Al participar junto a las demás fuerzas republicanas en la represión que siguió al levantamiento militar franquista, militantes comunistas torturaron y asesinaron a miembros de la derecha encarcelados en la zona republicana. Sin embargo, y debido a la férrea disciplina que imponía el partido, las actuaciones de incontrolados eran menos frecuentes que entre otras organizaciones menos disciplinadas.

También en los conflictos que se produjeron dentro del propio bando republicano mantuvo luchas con anarquistas, socialistas y otros comunistas alejados de la ortodoxia dictada por Moscú o trotskistas. Gran parte de su fuerza se debió a que era el representante del gobierno soviético, el único, junto al de México que no abandonó a su suerte al legítimo gobierno republicano. Basó su apoyo en los sectores del aparato del Estado y del Ejército contrarios a las medidas revolucionarias, a las colectivizaciones y ciertas formas de milicias populares. El debate que se produjo entre (fundamentalmente) el PCE por una parte y los grupos anarquistas y trotskistas por otro se centraba sobre si se debía hacer la revolución a la vez que la guerra, o si se debía ganar la guerra primero y dejar las medidas revolucionarias para después. La postura del PCE le enfrentó abiertamente con el POUM y la CNT-FAI. Fue artífice de la militarización de las milicias en el ejército republicano, hecho que enfrió y deshumanizó al proceso revolucionario que estaba produciéndose a la par que la guerra. Los miembros del PCE, en cambio, opinaban que el proceso revolucionario producía desconfianza en los sectores de la izquierda republicana no revolucionarios. Para el PCE, el dilema entre guerra y revolución era una falacia, y apoyó inequívocamente la legalidad republicana.

Durante la guerra civil, el partido alcanza los 300.000 militantes, y la JSU que dirige Santiago Carrillo, controlada también por los comunistas, el medio millón de afiliados. Sin embargo, aunque no se puede negar la fuerza que ambas organizaciones alcanzaron, es necesario tener en cuenta que en esa época, era conveniente para muchas ocasiones poseer un carné de alguna organización, y en ese sentido, la pertenencia al PCE abría muchas puertas. Tampoco era inusual que la gente se afiliara a más de una organización.

Fue esencial en la formación de las Brigadas Internacionales, de fuerte influencia soviética, y en las relaciones con la Unión Soviética, principal proveedor de armas, intendencia e instructores militares para la República.

El PCE se alineó con la legalidad republicana. Animó a los sectores mas reformistas de la CNTa que participara en el gobierno y no le importó colaborar con partidos opuestos a su ideología, como el PNV, de fuerte componente cristiano o los partidos republicanos burgueses. Para mantener esta colaboración, el PCE trató de conseguir que se respetaran los intereses de la pequeña y media burguesía, rural y urbana.

Tras la victoria de Franco, los demócratas en general y los comunistas en particular pasan a vivir momentos duros. El régimen de Franco, ferozmente antidemocrático, pero imbuido de una verborrea anticomunista, demonizó al PCE, encarcelando, torturando y asesinando a sus miembros, sometiendo a algunos de ellos a juicios sumarísimos que carecían de cualquier garantía mínima para que los encausados pudieran ser juzgados con equidad. El gobierno franquista aplicó la ley retroactivamente, calificando de insurgentes a los que se mantuvieron fieles a la legalidad constitucional. En esas durísimas condiciones, el PCE se tuvo que reorganizar en la clandestinidad (País Vasco, Galicia, Andalucía, Extremadura, Valencia, Navarra y Cataluña mantuvieron organización), en el exilio (México, Cuba, Chile, Uruguay, Francia y África del norte, además de la Unión Soviética) y en las cárceles (en las que había dirigentes como Girón o Ascanio).

Al poco tiempo de iniciarse la Segunda Guerra Mundial, el Secretario General José Díaz muere en Tiflis, y es sustituido por Dolores Ibárruri, "Pasionaria". El partido se iba reorganizando poco a poco y en 1943, Mundo Obrero, "Verdad", "Unidad", "El Obrero" y "Nuestra bandera" se publicaban en diversas zonas de España. De hecho, durante mucho tiempo, el PCE fue la principal, cuando no la única, fuerza organizada contra la dictadura de Franco. Entre 1944 y 1948 impulsa la lucha guerrillera, el llamado maquis, en la que el PCE sobrevaloró sus fuerzas o minusvaloró las del gobierno franquista, y que terminó con la muerte de muchos militantes comunistas y una dura represión sobre la población civil de las zonas en las que actuaba esta guerrilla, que hizo perder apoyos en una población rural que pasaba además graves dificultades económicas y muy manipulada por una iglesia alineada inequívocamente en ese período junto a los gobernantes. Por todo ello, el partido decidió abandonar la vía guerrillera en 1948, aunque algunos focos se mantuvieran hasta 1952.

En 1947 se producen en el metal de Madrid y en las empresas textiles de Cataluña los primeros movimientos reivindicativos, durísimamente reprimidos por el franquismo. A partir de ese momento la situación vuelve a empeorar para los comunistas, pues a la represión anterior se une la guerra fría, durante la cual el gobierno dictatorial pasa a ser un importante auxilio en la política de los Estados Unidos frente a la Unión Soviética, que es quien marca la línea del PCE. Siguiendo la táctica leninista, el partido opta por combinar la lucha clandestina con el aprovechamiento de los resquicios legales que el sistema permite: los comunistas participan en los sindicatos verticales y en todas las organizaciones de masas que existen (hermandades de acción católica, gremios...). En las elecciones de enlaces sindicales de 1950 ya son elegidos numerosos obreros comunistas y otros concienciados. Este movimiento dará origen a las Comisiones Obreras. Mientras tanto Radio España Independiente, desde los Pirineos, emite para España la visión del PCE.

Pero el régimen franquista había recibido un importantísimo espaldarazo en 1955: apoyado y avalado por los Estados Unidos entra a formar parte de la ONU. La lucha clandestina debe continuar, pues el régimen se siente fortalecido y acentúa la represión. En 1957 el PCE participa en los boicots que se producen en Madrid y Barcelona, así como en las luchas obreras que se producen en Sevilla, Alcoy, Valladolid y muy especialmente en las de los mineros de Asturias de marzo de 1958.

En enero de 1960 se reunió el VI Congreso del PCE, en plena crisis económica. El salario real de los trabajadores había caído en más e un 40% debido a la suspensión de las horas extra, primas y pluses. Los despidos eran cada vez más frecuentes y el paro avanzaba. Pero estas dificultades alcanzaban no sólo a los obreros, sino también a la pequeña burguesía, y a los comerciantes, afectados también por la caída en el poder adquisitivo de la mayor parte de la población. Santiago Carrillo fue elegido Secretario General, y Dolores Ibárruri presidenta. La sustitución de Stalin por Jruschov al frente del PCUS y de la Unión Soviética había hecho cambiar la política de todos los partidos comunistas. Pero además, el PCE, siguiendo la estela del Partido Comunista Italiano va buscando una vía autónoma y ebozando lo que se denominará eurocomunismo. Sin embargo, en este camino, la actitud a veces excesivamente personalista del nuevo secretario general irá apartando a cuantos discrepan de la línea de la dirección: en 1964 Fernando Claudín y Jorge Semprún son expulsados de modo sumarísimo del Partido. Ese mismo año se produce la escisión de un sector en contra de la política de reconciliación nacional y el eurocomunismo, que pasa a constituir el Partido Comunista de España (marxista-leninista) y tras la condena de la invasión soviética de Checoslovaquia en 1968 se escindirán el Partido Comunista de España (VIII-IX Congresos) y el Partido Comunista Obrero Español.

El VII Congreso (1965) y el VIII (1972) trazan definitivamente la línea que seguirá el PCE, política que se concreta en la constitución en París con otros partidos y personalidades independientes de la Junta Democrática de España el 30 de julio de 1974, organismo clave en la transición española y más adelante en Coordinación Democrática (la llamada "platajunta"), unión entre la Junta y la Plataforma de Convergencia auspiciada por el PSOE.

Durante la Transición española el PCE vuelve a la legalidad (9 de Abril de 1977), presentándose a las elecciones con Santiago Carrillo como candidato. En realidad, se había producido un profundo problema en el seno del PCE. Los militantes del interior se veían como los custodios del Partido hasta que los "históricos" exiliados pudieran retornar. Cuando así ocurrió, la militancia del interior -muy próxima a la realidad española y representante de las posturas rupturistas con la dictadura- puso efectivamente en las manos de los exiliados retornados -tremendamente apartados de la realidad española por su larga ausencia- la dirección de la organización. Esta dirección, ya totalmente eurocomunista, modera su discurso y renuncia a reivindicaciones históricas (como la República) aceptando la monarquía parlamentaria, la democracia burguesa y el capitalismo. A inicios de los años 80 el partido dejó de considerarse marxista-leninista, para pasar a definirse únicamente como marxista revolucionario.

Esta evolución provocó muchas convulsiones y pudo ayudar a que, pese a ser el partido obrero más numeroso (con más de 250.000 militantes en 1977 y 205.000 en 1979), controlar la central sindical mayoritaria (Comisiones Obreras) y tener gran presencia en la calle, sólo obtuviera en torno a un 10% de los votos en las elecciones de 1977 y 1979. Otra de las consecuencias es que los sectores pro-soviéticos opuestos a la línea eurocomunista del PCE (unos 10.000 militantes) se escinden del Partido y terminarían por formar el Partido Comunista de los Pueblos de España, y posteriormente se escindirían de la Unión de Juventudes Comunistas de España los Colectivos de Jóvenes Comunistas, que pasarían a ser la organización juvenil del PCPE.

En 1982 quedó aún más rezagado al concentrarse el voto de la izquierda en el PSOE, que gana con mayoría absoluta. Santiago Carrillo dimitió como secretario general, siendo sustituido por Gerardo Iglesias. En 1983 el PCE recupera parte del voto perdido en las elecciones municipales y celebra su X Congreso, que confirma a Iglesias en el cargo. Para ese año apenas conservaba a 85.000 militantes. En 1985 expulsa a los carrillistas de los órganos de dirección y éstos se escinden para fundar el PTE-UC. Ese año la afiliación había bajado a 67.000.

En 1986 el PCE participó con otras fuerzas políticas en la fundación de Izquierda Unida (IU), constituida primero como coalición electoral y posteriormente como movimiento político y social. En el XIII Congreso del PCE se decidió transferir su soberanía a los órganos de IU. Actualmente, el PCE es el único partido de ámbito estatal que forma parte de la coalición Izquierda Unida.

En 1987 Julio Anguita González pasó a ser el Secretario General del PCE y Coordinador General de Izquierda Unida. Bajo su dirección, tanto el PCE como IU recuperarán buena parte de la ilusión interna, preceptos ideológicos como el republicanismo y el anticapitalismo, y lograrán obtener los mejores resultados de la democracia. Un trastorno cardiovascular aparta a Anguita de la política de primera línea. Fuertes problemas internos y presiones externas debilitan de nuevo al PCE. En 1998 pasa a ocupar la Secretaría General Francisco Frutos, quien continúa en la misma. Actualmente la dirección encabezada por Frutos se encuentra enfrentada a la dirección de IU, encabezada por Gaspar Llamazares, miembro también del PCE.

En junio de 2005 se celebró el XVII Congreso del Partido, que cuenta en la actualidad con 27.000 militantes. En este congreso fueron elegidos como secretario general Francisco Frutos y como presidente Felipe Alcaraz, quien reunirá varias responsabilidades hasta ahora pertenecientes al secretario general. Su Presidenta de Honor a Perpetuidad es Dolores Ibárruri, La Pasionaria.

Actualmente, los comunistas habían presentado a la secretaria general del PCPV, Marga Sanz, como aspirante a ser la candidata a la presidencia de gobierno, por la coalición de izquierdas IU, de la que ellos forman parte desde su fundación en los años ochenta. Los resultados de las primarias ofrecieron un 37,48% de apoyo a la candidata de la lista alternativa, frente al 62,52% del otro miembro del PCE Gaspar Llamazares. A ella estaban convocados por correo postal 57.545 afiliados, de los cuales 21.909 (un 38 por ciento) han ejercido su derecho a voto. A esta cifra hay que añadir 4.300 votos devueltos por Correos y otros 85 votos nulos.

El Partido comunista afronta el 2008 con un panorama tan incierto como clarificador, aparte de las elecciones al parlamento del Estado y del parlamento andaluz, habrá Asamblea Federal de IU y Nacional d'Esquerra Unida i Alternativa.

Al principio



Source : Wikipedia