Murcia

3.3620000000335 (1000)
Publicado por astro 28/02/2009 @ 23:00

Tags : murcia, españa

últimas noticias
Sergio Fernández se acerca al Murcia - Marca
El defensa del Hércules Sergio Fernández está muy cerca de incorporarse al Real Murcia, según han confirmado fuentes del club pimentonero. El central anunció este lunes que no continuará la próxima temporada en el conjunto alicantino,...
Lleno asegurado en Murcia - El Mundo Deportivo
Madrileños, capitanes, mundialistas y referencia de ElPozo Murcia (Fran Serrejón) y de Inter Movistar (Julio García). Ahora son 2º entrenador y director deportivo, respectivamente. Este próximo viernes puede haber nuevo campeón de Liga y para eso el...
(Castilla La Mancha) POLITICA,REGIONES-AUTONOMIAS - ABC.es
La Asamblea Regional de Murcia aprobó con los votos a favor del PP y la abstención del PSOE una propuesta de resolución, como colofón al Debate sobre el Estado de la Región, para impulsar un frente común ante el Estado sobre trasvases,...
Gestoso mantiene su «sospecha» sobre la actuación de un pirómano ... - La Verdad (Murcia)
Gestoso hizo estas declaraciones en la apertura del seminario Apoyo Aéreo en Situaciones de Emergencia que ayer reunió en Murcia a cerca de setenta responsables de emergencias de Murcia, la Comunidad Valencia y las Islas Baleares....
Asaja critica a la clase política por permitir que Murcia haga ... - ABC.es
Fresneda aseguró que Castilla-La Mancha es un ejemplo de «vergüenza ante el resto de comunidades autónomas» porque la sociedad no está unida, como en Aragón o Murcia, para defender lo que les pertenece, el agua; y mientras, los agricultores no tienen...
Feria de Septiembre de Murcia contará este año con dos corridas menos - La Verdad (Murcia)
La Feria de Septiembre de Murcia, que será presentada por el empresario Ángel Bernal el próximo viernes, contará este año con dos corridas de toros menos como consecuencia de la crisis económica, que también afecta a los espectáculos taurinos....
Más de 30 expertos nacionales analizan en Murcia los últimos ... - Europa Press
Durante las distintas intervenciones "se analizaron las actuaciones impulsadas en cada comunidad para aprovechar los avances técnicos desarrollados por las autonomías con más experiencia en el sector, entre las que se encuentra la Región de Murcia",...
La Región de Murcia tiene el doble de pobres que el resto de España - 20 minutos
Murcia fue una de las comunidades con mayor crecimiento económico en los últimos años, pero también fue líder en brecha social entre ricos y pobres. Aquí los pobres son cada vez más pobres y los ricos, más ricos. Lo revela el último informe del Consejo...
Muere un inmigrante al volcar una patera frente a las costas de ... - El País (España)
Una patera en la que viajaban diez inmigrantes irregulares de origen argelino volcó este martes a unas 30 millas al sur de la Costa de Palos, en Cartagena (Murcia), causando la muerte de uno de los ocupantes, mientras que los helicópteros de Salvamento...
En duda participación del CB Murcia para la próxima temporada - Marca
La participación del CB Murcia en la próxima Liga ACB está en el aire después de que Polaris World, empresa que ostenta la mayoría de las acciones del club, no haya alcanzado un acuerdo de venta de las mismas al grupo de Juan Valverde,...

Museo de Arqueología de Murcia

Museo Arqueologico de Murcia.jpg

El Museo Arqueológico de Murcia fue creado por Real Orden del Ministerio de Fomento el 6 de julio de 1864 gracias a las aportaciones de la Comisión Provincial de Monumentos. En 1953, las colecciones se trasladaron al edificio actual construido por José Luis León para la Casa de la Cultura. En 1962, la colección de Arqueología y el edificio fueron declarados Monumentos Histórico- Artísticos.

Exposición permanente de arqueología de Murcia desde el Eneolítico hasta la Edad Media.

Son de destacar de época Eneolítica (hacia el 2000 a. C.), los ajuares funerarios de las cuevas de enterramiento colectivo de los Peregrinos (Alguazas), Cueva de los Baños (Fortuna), Cueva de los Alcores (Caravaca), y Murviedro (Lorca), así como los yacimientos de Peña Rubia de Cehegín.

De época Argárica (1700-1200 a. C.), se exhiben materiales de la Bastida (Totana), Cerro de Las Viñas (Coy), la Ciñuela (Mazarrón), Monteagudo y del poblado del Puntarrón Chico (Beniaján), procedentes de necrópolis de inhumación en urna y en cista, y los consiguientes ajuares cerámicos y óseos.

De época Ibérica (siglo V a. C. al III d. C.), se muestran materiales procedentes del Verdolay (Murcia), Coy, Molinicos (Moratalla), Caprés (Fortuna), Cabeza del Tío Pío (Archena), a través de los que se muestra una de las culturas más enraizadas en la región Murciana y en todo el Levante español. Especial importancia tiene la colección de exvotos,las damas de El Verdolay, Cehegín y el León de Coy.

La Romanidad tiene un amplio espacio en el museo a través de la escultura, cerámica, mosaicos y numismática, siendo de destacar la colección procedente de la Villa romana del Paturro, en Portmán; las esculturas de Mazarrón (Terra Mater y los Dioses Tutelares del Municipio Ficarense); el Ara del Monte Sacro de Cartagena (reproducción de la original del Museo Arqueológico de Barcelona), y las colecciones de denarios y bronces. También el Ara de Begastri (Cehegín), las colecciones de utensilios mineros y la colección de epigrafía clásica. La época Paleocristiana está ampliamente representada por los materiales procedentes del Martyrium de la Alberca y de la Basílica de Algezares, mientras que los siete siglos de presencia musulmana en España en general y en la región Murciana en particular, aportan un rico material entre el que destacamos las cerámicas estampilladas, esgrafiadas, manganesadas y de verdugones, de múltiples yacimientos de la región.

La Sala XI está dedicada a la numismática moderna y contemporánea, desde los Reyes Católicos hasta el Rey Juan Carlos I y los Mundiales de Fútbol, destacando el tesorillo de monedas acuñadas en Hispanoamérica, hallado en la Plaza de Esteve Mora de Murcia.

La última sala del Museo está destinada a mostrar la numismática popular murciana de los siglos XVIII y XIX y la industrial de las fábricas de la Amistad y la Cartagenera Industrial, de Cartagena, en todas sus variedades, así como el vidrio de la fábrica de Santa Lucía de la Ciudad Departamental, que tanto interés económico y artístico desarrolló durante la segunda mitad del siglo XIX.

Finalmente, en los patios y vestíbulos, amplia colección de escudos heráldicos procedentes de edificios nobles murcíanos, renacentistas y barrocos.

Al principio



Murcia

Murcia (España )

Murcia es una ciudad, capital del municipio del mismo nombre y de la Región de Murcia (España). Está situada en el sureste de la Península Ibérica, a orillas del río Segura. Con 430.571 habitantes (INE 2008), Murcia ocupa el 7º puesto en la lista de municipios de España por población. Así mismo es capital de la comarca natural de la Huerta de Murcia y de su área metropolitana.

El término municipal tiene una extensión aproximada de 882 km² y se divide de norte a sur en dos partes diferentes separadas por una serie de sierras que conforman la llamada Cordillera Sur: Sierra de Carrascoy, El Puerto, Villares, Columbares, Altaona y Escalona. Estas dos zonas se denominan Campo de Murcia al sur (que geográficamente forma parte de la comarca natural del Campo de Cartagena) y Huerta de Murcia al norte de la sierra, consituída por la vega segureña.

La ciudad está situada a 43 msnm, en la Vega Media del Segura. El río Segura atraviesa la ciudad de oeste a este. Es un río de régimen pluvial mediterráneo, de escaso caudal pero con fuertes crecidas, como las de 1946, 1948, 1973 o 1989 que inundaron la capital murciana. El rio Guadalentín (también llamado Sangonera a su paso por el municipio) discurre a través del canal del Reguerón por la zona sur de la vega, desembocando en el Segura aguas abajo de Murcia.

El paisaje más conocido y significativo del término municipal es su huerta, que domina gran parte del municipio, aunque desde hace décadas sufre la presión de la expansión urbana que la han hecho casi desaparecer. Se trata de un territorio llano al situarse en la llamada depresión prelitoral murciana, aunque dispone de montañas que rodean el amplio valle del Segura, destacando las sierras de la mencionada Cordillera Sur y el abrupto cerro de Monteagudo en mitad de la llanura.

Además de la huerta y las zonas urbanas, el término municipal cuenta por su gran extensión con distintos paisajes: bad-lands, pinares de pino carrasco en las sierras de la cordillera prelitoral y, pasadas éstas hacia el sur, zonas de campo típico del secano mediterráneo.

También forma parte del municipio de Murcia gran parte del espacio natural de El Valle y Carrascoy, que tiene la denominación de Parque Regional.

Dada su cercanía al mar Mediterráneo, disfruta de un clima mediterráneo de tipo semiárido, con inviernos suaves y veranos calurosos. Llega a tener más de 300 días de sol al año, con pocas precipitaciones concentradas éstas en pocos días, principalmente en otoño, cuando sufre la gota fría.

Las temperaturas oscilan entre los 16 °C/4 °C de enero y los 34 °C/20 °C de agosto, si bien se superan los 40 °C muchos veranos. El récord absoluto de temperatura registrada en España fueron los 47,8 °C registrados en Murcia el día 29 de julio de 1876. Murcia también ostenta el record absoluto de temperatura máxima registrada en España en el siglo XX con los 47,2 ºC registrados en el observatorio Murcia / Alfonso X el 4 de julio de 1994.

Existen muchas dudas sobre los orígenes de la ciudad de Murcia. Hay constancia de que fue mandada fundar con el nombre de Madina Mursiya en el año 825 por el emir de Al-Ándalus Abderramán II, aunque historiadores como Rodríguez Llopis defienden que lo que se produjo en aquel año fue el traslado de la capitalidad de Tudmir a Murcia. En cualquier caso todo parece indicar que ya existía un pequeño asentamiento cuyos orígenes se remontarían a una villa romana denominada Murtia, en referencia a la existencia de humedales y mirtos en la zona.

Los árabes, aprovechando el curso del río Segura, que atraviesa actualmente la ciudad, crearon una compleja red hidrológica formada por acequias. Las acequias principales de dicha red son la Aljufía y Alquibla. Este sistema de acequias dio prosperidad a la ciudad y es el predecesor del actual sistema de regadíos de la Huerta del Segura.

No fue hasta la segunda mitad del siglo XI cuando Murcia encabezó su primer reino taifa independiente bajo el mandato de Abu Abd al-Rahman Ibn Tahir.

Murcia capitalizó un segundo reino taifa de la mano de Ibn Mardanis; conocido por los cristianos como Rey Lobo. Durante este periodo (1147-1172) la ciudad de Murcia vivió un momento de esplendor convertida en un centro político y cultural comparable a las principales capitales islámicas del momento.

Tras la gran victoria cristiana en Las Navas de Tolosa (1212), Castilla se expandió hacia el sur, dirigiéndose hacia el reino taifa de Murcia, que en su tercer periodo estuvo regido por la dinastía de los Banu Hud. El infante Alfonso, futuro Alfonso X el Sabio, sometió a Murcia a vasallaje en 1243 a través del tratado de Alcaraz, incorporando la ciudad y a su reino a la Corona de Castilla en forma de protectorado. En 1264, los mudéjares se sublevaron contra el dominio cristiano. Alfonso X, empleado entonces en el asedio de Niebla (Huelva), pidió ayuda urgente a su yerno Jaime I de Aragón. Tropas aragonesas sofocaron la rebelión en 1265-1266, eliminando los restos de autonomía musulmana. La ciudad y su huerta fueron repobladas por cristianos, muchos de ellos de origen catalán y aragonés llegados con las tropas de Jaime I.

Desde la segunda mitad del siglo XIII, Murcia concentraba tres núcleos de población (cristianos, judíos y moros). Alfonso X el Sabio, que visitaba con frecuencia la ciudad, estableció las bases socioeconómicas del municipio. El monarca convirtió a la ciudad en capital del nuevo reino de Murcia cristiano, haciéndola sede del "Adelantado Mayor del Reino" y ciudad con voto en cortes.

En el contexto de la crisis dinástica en la corona castellana, Jaime II de Aragón ocupó la ciudad entre 1296 y 1300, devolviéndola posteriormente a control castellano en virtud de la Sentencia Arbitral de Torrellas (1304).

Durante el siglo XIV se vivió una profunda crisis que afectó a la actividad agrícola de la huerta de Murcia y por ende a la ciudad, debido al contexto de inseguridad que se vivía en todo el reino de Murcia, afectado como estaba por una triple frontera (con la corona de Aragón, con un Mediterráneo atestado de corsarios y sobre todo con los musulmanes granadinos).

A mediados del siglo XV comenzó una recuperación económica gracias al final de la amenaza granadina. En 1452 las tropas de la ciudad de Murcia junto con las de Lorca vencieron en la batalla de los Alporchones a huestes musulmanas provenientes del reino nazarí. A partir de 1482, tanto Murcia como Lorca se convirtieron en la base de operaciones para las campañas militares que los Reyes Católicos lanzaron sobre la parte oriental del reino de Granada. La ciudad sirvió de residencia a los monarcas en 1488.

En el 1520 Murcia se unió al movimiento comunero aunque con unos matices totalmente distintos al resto de Castilla por su claro sentimiento antioligarquico que entroncaba con los conflictos que se vivían en la región a finales del siglo XV. Los comuneros murcianos implantaron una junta de síndicos con cierta representación popular y elegidos por parroquias.

Bajo el reinado de Felipe II, tropas murcianas bajo mando de Luis Fajardo, II Marqués de los Vélez y adelantado del reino de Murcia, ayudaron a sofocar la rebelión morisca en el Reino de Granada. Este hecho hará que se le conceda a Murcia el título de Muy noble y muy leal. El conflicto de las Alpujarras supondrá así mismo el hundimiento del sector sedero granadino, y en consecuencia, el auge de la seda murciana que permitirá a la ciudad y su reino esquivar los efectos de la crisis finisecular del siglo XVI a diferencia de Castilla. De hecho, la crisis no llegaría a Murcia hasta la segunda década del siglo XVII.

En el año 1705 fue nombrado obispo de Cartagena Luis Belluga y Moncada. En el contexto de la Guerra de Sucesión Española fue el artífice del triunfo de la causa borbónica en la ciudad, por lo que se tuvo que enfrentar a varios regidores pro austriacos. En 1706 organizó la defensa de Murcia ante el avance de la causa austracista en el sureste. Ante una ciudad cercada por tropas austracistas, Belluga ordenó la inundación intencionada de la huerta para evitar que Murcia fuera tomada y organizó las milicias que vencieron en la batalla del Huerto de las Bombas, a las afueras de Murcia. Esta victoria supuso un giro en la Guerra de Sucesión comenzando así el avance de la causa borbónica a nivel nacional que culminaría en la batalla de Almansa.

Durante el siglo XVIII Murcia vivió una importante expansión económica. La base de este crecimiento se cimentó en un impulso agrícola basado así mismo en el aumento de la superficie cultivada. Las roturaciones provocaron una mayor extensión de la huerta de Murcia y de cultivos de secano en la zona de campo, algo que trajo consigo la aparición de asentamientos humanos en dichas áreas (el origen de muchas de las actuales pedanías). Como afirma el historiador Rodríguez Llopis, Murcia alzanzó a finales de siglo la cifra de 70.000 habitantes. En este contexto de riqueza continuó teniendo un importante papel el comercio de la seda, de hecho en 1770 se instaló en Murcia la Real Fábrica de Hilar Sedas a la Piamontesa.

La boyante coyuntura quedó reflejada en las artes y el urbanismo de la ciudad. Es la época de las iglesias y palacios barrocos y del escultor Francisco Salzillo. La expansión motivó que el primer asentamiento humano en la margen derecha del Segura se afianzara; el hoy conocido como Barrio del Carmen.

A finales del siglo XVIII, el murciano José Moñino Redondo, conde de Floridablanca fue nombrado ministro de Carlos III. Floridablanca favoreció notablemente a la tierra que le vio nacer, sobre todo con infraestructuras como el canal del Reguerón, con el que se desvió el cauce del rio Guadalentín para hacerlo desembocar en el rio Segura aguas abajo de Murcia y así reducir el peligro de inundaciones en la ciudad.

Con el estallido de la Guerra de la Independencia española en 1808, en la ciudad de Murcia se creó una Junta Suprema que pretendió extender su autoridad en todo el reino de Murcia ante la ausencia del poder real. En 1810 se produjo la entrada de las tropas francesas de Sebastiani, el día 24 de abril la ciudad fue saqueada brutalmente. En enero de 1812 las tropas francesas del general Soult entraron también en la ciudad. En la calle de San Nicolás se produjo un encontronazo entre los soldados de Soult y las milicias del general Martín de la Carrera, que murió en dicho combate.

En febrero de 1820, tras el alzamiento de Riego, el vizconde de Huertas orquestó con campesinos de la huerta y algunos militares el asalto a la prisión para liberar a los presos políticos. En Marzo, junto con destacados comerciantes, obligó al consistorio a jurar la constitución de 1812.

Con la creación de las actuales provincias en 1833, Murcia se convirtió en capital de la de igual nombre, mientras que el antiguo reino de Murcia se dividió en las provincias de Murcia y Albacete.

En 1863 comenzaron a discurrir trenes entre Murcia y Cartagena, y en 1865 la ciudad ya estaba conectada por ferrocarril con Albacete y Madrid. La llegada de este medio de transporte supuso una ampliación urbana hacia el sur, desarrollándose más aún el mencionado Barrio del Carmen.

Durante la guerra civil, la ciudad permaneció fiel a la República hasta el 29 de marzo de 1939 (dos días antes del final de la contienda), cuando la IV División Navarra tomó Murcia.

Tras el fin de la dictadura franquista y con la nueva organización territorial por autonomías, la ciudad se convirtió en capital de la comunidad autónoma de la Región de Murcia. Murcia ha vivido un gran auge económico y demográfico que lo ha situado como el séptimo municipio español por volumen de población.

Tradicionalmente el municipio de Murcia fue un productor importante de materia prima agrícola. Exportación de tomates, lechuga y, especialmente limones y naranjas a toda Europa. Pese a que este sector fue antaño la base económica del municipio, su importancia es ahora mucho menor.

El principal sector económico de Murcia es el sector servicios de los que destacamos los administrativos, financieros, culturales y de otro tipo. Murcia actúa como centro de intercambio comercial de toda la Región de Murcia y de toda la cuenca del Segura, y su área de influencia comercial se extiende a las provincias limítrofes.

Actualmente, el alcalde del municipio es Miguel Ángel Cámara Botía, del Partido Popular, quien ocupa el cargo desde 1995.

En las elecciones municipales de 2007, de los 29 concejales a elegir, el Partido Popular obtuvo 19 (con el 61.28 % de los votos), el Partido Socialista 9 (29.71 % de los votos) e Izquierda Unida, en coalición con Los Verdes, consiguió un concejal (5.78% de los votos) volviendo así al consistorio murciano donde no obtuvo representación en las elecciones de 2003.

El territorio del municipio de Murcia se organiza administrativamente en 54 pedanías y el casco urbano de la capital. Dicho casco urbano ocupa 12,86 km² del total del término municipal y se divide en barrios agrupados, a su vez, en 8 distritos. El casco antiguo de la ciudad tiene aproximadamente 1,5 km de diámetro.

Durante el Trienio Liberal (1820-1823), varias pedanías del municipio se convirtieron en municipios independientes. Sin embargo, volvieron a integrarse en el municipio de Murcia a partir de los años 1830.

En 1960 y debido a la fuerte expansión demográfica de la capital de la Región, la mayoría de la pedanía de Espinardo se incorporó al casco urbano como barrio. Lo que no se anexionó a la ciudad forma actualmente la pedanía de El Puntal.

La ciudad de Murcia cuenta con 179.179 habitantes (INE 2007), y su municipio, en el que se incuyen un gran número de pedanías, cuenta con 430.571 habitantes (INE 2008), siendo el séptimo municipio español por población. Sin embargo, debido a la gran extensión del término municipal, su densidad demográfica (488 hab./km²) la aleja de los primeros puestos españoles.

Su área metropolitana, integrada además por los municipios de Alcantarilla, Alguazas, Beniel, Molina de Segura, Santomera, Las Torres de Cotillas, entre otros, cuenta con más de 740.000 habitantes, siendo la 7ª área metropolitana de España.

Fue a finales del siglo XVII cuando se realizó el primer censo de población, ordenado por el Conde de Floridablanca. Murcia se componía entonces de 63.665 habitantes (1787).

En el Siglo XX ha mantenido una evolución positiva constante, salvo en los años sesenta, con un ligero descenso. El municipio tiene una extensión de 881,86 km² y la población se reparte entre el núcleo principal y las numerosas pedanías. En 2006 residían en el núcleo urbano 180.113 y 236.883 en sus 45 pedanías, si bien algunas de éstas se encuentran ya solapadas con el núcleo principal formando una conurbación. Localidades que hoy siguen teniendo rango de pedanías y que no entran por tanto en el cómputo de población del núcleo urbano; como Los Dolores, San Benito, Santiago y Zaraiche o Zarandona, son en realidad auténticos barrios absorbidos por el crecimiento de la ciudad.

De acuerdo con los datos oficiales de población del INE, en el año 2005 el 10,16% de la población del municipio era de nacionalidad extranjera.

El edificio más emblemático de Murcia es su Catedral, perteneciente a la diócesis de Cartagena y que se encuentra en pleno casco antiguo de la ciudad, en la plaza del Cardenal Belluga. Comenzó a construirse sobre la antigua mezquita mayor o aljama, en el siglo XIII, y se consagró en 1465, aunque sus obras se alargaron hasta finales del siglo XVIII cuando se erigió su famosa portada. Por este motivo presenta diferentes estilos arquitectónicos, especialmente gótico, renacentista y barroco.

Su ornamentada fachada (1736-1754), proyectada como un retablo al aire libre, es considerada a menudo una obra maestra del barroco levantino español. Destaca también su alto campanario de casi cien metros de altura y dotado de veintisiete campanas que antaño también anunciaban las terribles avenidas del río Segura. Éste muestra una mezcla de estilos arquitectónicos: los dos primeros cuerpos son de estilo renacentista (1521-1546), el tercer cuerpo es barroco y el cuerpo del campanario y la cúpula son de influencias rococó y neoclásicas. Su interior es mayoritariamente gótico. Destacan la capilla de los Vélez y la capilla de Junterones de un total de veintitrés. Una en estilo gótico flamígero, con una impresionante cúpula estrellada de diez puntas, y otra que es una de las grandes obras del renacimiento español. La capilla de los Vélez sobresale por el exterior de la catedral, destacando la cadena esculpida que la rodea y sobre la que pesa una famosa leyenda. En el altar mayor se hallan el corazón y las entrañas de Alfonso X el Sabio tal como lo indicó en su testamento en prueba de su amor a Murcia y la fidelidad que la ciudad le demostró.

Junto a la fachada de la catedral, en la misma plaza de Belluga, se encuentran la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza y el Palacio Episcopal, del siglo XVIII. Se dice que el emplazamiento de este palacio fue voluntad del Obispo Mateo, que quería tener una residencia en la que pudiese contemplar la recién finalizada fachada de la catedral. El palacio se divide en dos partes: el Martillo (es el mirador del obispo) y el paseo del Arenal.

A pocos metros de la Catedral, al lado del río Segura, se encuentra la explanada conocida como La Glorieta, que ha sido tradicionalmente el centro de la ciudad. Construida en el siglo XVIII, es una plaza ajardinada donde se encuentra la casa consistorial de la ciudad.

Aún es posible apreciar el antiguo entramado urbano medieval de época andalusí, antaño divisorio de religiones y ahora reconvertido en bellas calles peatonales, como la Platería y la famosa Trapería, la cuál comunica la Plaza de la Cruz (justo detrás de la Catedral) con la famosa plaza de Santo Domingo, uno de los puntos de encuentro más apreciados por los murcianos. Durante el trayecto puede observarse la bella fachada ecléctica del Casino (1847), con un interior suntuoso que aúna diferentes estilos, desde un patio árabe inspirado en los salones reales de La Alhambra y en los Reales Alcázares de Sevilla, pasando por un patio romano-pompeyano, una maravillosa biblioteca inglesa con más de 20.000 volúmenes y un bellísimo salón de baile neobarroco, entre otras estancias.

Adyacente a la Trapería se encuentra el Teatro Romea, en la plaza que lleva su nombre. De las numerosas plazas de la ciudad, hay dos con un encanto especial: la de las Flores, en la que se encuentra la pastelería más antigua de la ciudad, y la de Santa Catalina.

Por todo el casco se alzan iglesias barrocas sobre las antiguas mezquitas. Cabe destacar el Monasterio de Santa Clara la Real, que se construyó entre los siglos XIII y XVIII y en cuyo interior se encuentran los restos del al-Qasr al-Sagir, un palacio árabe del que se han recuperado la alberca, los arriates y parte del salón norte.

Varios puentes de diversos estilos atraviesan el río Segura; desde el Puente Viejo del siglo XVIII con una capilla dedicada a la Virgen de los Peligros y conocido por ello como Puente de los Peligros; hasta los modernos puentes de Calatrava y Manterola, pasando por otros como el Puente Nuevo, un puente metálico de finales del siglo XIX.

En el resto del municipio, son de reseñar el Monasterio de los Jerónimos, y, sobre todo, el Santuario de la Fuensanta, donde se venera a la Virgen de la Fuensanta, patrona de la ciudad. Junto al santuario, el mirador nos permite contemplar una panorámica que abarca toda la ciudad. El santuario está dentro del parque regional de Carrascoy y El Valle. Este parque, situado a menos de 5 Km del casco urbano tiene una elevación máxima de 523 metros. En El Valle se pueden practicar la escalada y el senderismo y realizar varias visitas tomando como punto de partida el Centro de Visitantes de La Luz. En él podremos conocer la flora y la fauna del lugar y algunos de los monasterios, yacimientos y restos arqueológicos de época íbera visitables en la actualidad. En la parte norte de la ciudad, en la pedanía de Monteagudo, se encuentran los restos del llamado Castillejo (palacio de Ibn Mardanis) y del castillo, también de época andalusí, coronado por un gran cristo. Se cuenta que existe o existió un túnel subterráneo que comunicaba esta fortaleza con la Catedral.

Murcia cuenta en 2008 con más de cuarenta salas de cine. La ciudad ha visto cómo han ido desapareciendo los cines de barrio y del centro, hasta el punto de que en 2006 sólo permanecían abiertos al público en esta zona el cine Rex, los cines Centrofama y la Filmoteca Regional de Murcia Francisco Rabal (antiguo cine Salzillo).

Años antes habían abierto los multicines Atalayas (ya cerrados) y Zig Zag, ambos en las afueras de la ciudad. En 2006 se inauguraron unos cines de última generación en los complejos comerciales Nueva Condomina y Thader. En este último se abrió la sala Xpand 6D, la primera en España que combinaba la proyección en 3D con butacas móviles SFX y efectos de lluvia, viento, luz, niebla y olor.

Teatro situado en la plaza con mismo nombre, fue inaugurado en 1862. Fue llamado inicialmente Teatro de los Infantes y luego Teatro de la Soberanía Popular, para finalmente denominarse Teatro Romea en honor al actor murciano Julián Romea.

Fundada en 1272, es la universidad pública de la ciudad. Está formada por dos campus (el de la Merced y el de Espinardo) en los que estudian unos 30.000 alumnos. Actualmente, se esta construyendo otro campus en El Palmar (junto al Hospital Virgen de La Arrixaca).

Universidad privada fundada en 1996.

Murcia cuenta con una gran cantidad de museos, muchos de ellos restaurados recientemente como Salzillo o Bellas Artes. Destacar el de Santa Clara inaugurado en 2005.

Murcia cuenta con gran actividad musical. En el panorama del rock-pop sus artistas más conocidos son M-Clan, Second y Diego Martín. En el ámbito de la música culta la ciudad es la sede de varias orquestas y bandas de música. Algunas de las más destacadas son la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia, la Orquesta de Cámara Universitaria de Murcia, la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Murcia y la Orquesta de Guitarras de la Región de Murcia.

Murcia cuenta con una estación de autobuses, así mismo cuenta con una empresa de autobuses públicos, llamada LATBUS, fusión de otras pequeñas compañías de transportes (Lirsa, Aumusa, Travimusa) que operan en la capital y en los pueblos y ciudades colindantes.

Tres autobuses de la línea 4, que recorren las principales avenidas y barrios de la ciudad de Murcia, funcionan ya alimentados por biodiésel. Se trata de una experiencia piloto, puesta en marcha a raíz de un convenio entre la Agencia de Gestión de Energía de la Región de Murcia y el Ayuntamiento de Murcia, en el marco del proyecto europeo BioNETT, liderado a nivel nacional por ARGEM. Esta iniciativa tiene una duración de un año, aunque durante los primeros seis meses, los autobuses funcionarán con B10 y posteriormente con B20, El objetivo final de esta experiencia piloto es abastecer las 9 líneas de autobuses urbanos, de titularidad municipal.

Hay en servicio una línea experimental de tranvía, vehículo que no utiliza combustibles fósiles sino electricidad. El tranvía une la Plaza Circular con la zona de expansión del norte de la ciudad (Zona Juan Carlos I). Esta línea forma parte de un proyecto que incluye diversas líneas de las cuales unas están en construcción y otras en proyecto.

Murcia cuenta con una estación de ferrocarril denominada «Murcia del Carmen», situada en el barrio del mismo nombre.

Varias líneas de largo recorrido comunican la ciudad con Madrid, vía Albacete, y con Cartagena así como con todo Levante hasta Montpellier. Murcia es centro de una red de cercanías. La línea C-1 conecta la ciudad con Alicante y la C-2 une Murcia con Lorca y Águilas atravesando a su paso una parte de la provincia de Almería.

Hasta el año 1985 existía una conexión directa con la ciudad de Granada y Andalucía. Era el llamado ferrocarril del Almanzora. En los últimos años debido al nuevo auge del transporte por ferrocarril existen planes para volver a poner en funcionamiento la línea, conectando así el arco mediterráneo con al puerto de Algeciras.

También está en proyecto la construcción de una línea de alta velocidad que comunicará Murcia con Alicante (línea a través de la cual se podrá ir también a Madrid), Almería y Cartagena. El proyecto incluye el soterramiento de las vías a su paso por la ciudad.

Debido a la cercanía de los aeropuertos de San Javier (a 47 km de la capital por autovía) y de Alicante (a 70 km), la ciudad de Murcia no posee aeropuerto propio. Sin embargo, éste está en proyecto y se autorizó el 21 de mayo de 2003, considerándolo de interés general del Estado. Se ubicará en la pedanía de Corvera, a 23 km de Murcia. El aeropuerto de Corvera será de gestión privada, lo que le orientará sobre todo a aerolíneas de bajo coste.

Murcia cuenta con una Agencia Local de la Energía y el Cambio Climático. En el marco de la labor que ejerce la Agencia, el Ayuntamiento va a desarrollar la Estrategia Local Contra el Cambio Climático del municipio.

La nueva Ordenanza Municipal de Captación Solar establece que los nuevos edificios, a aquellos edificios que se rehabiliten y a las piscinas de nueva construcción o aquellas ya construidas que deseen instalar un sistema de climatización de agua, estarán obligados a que el agua caliente provenga de energía solar y, como novedad, se incluye también a los bajos comerciales, algo que no recoge el Código Técnico de la Edificación. Uno de los artículos de la Ordenanza Municipal de Captación Solar trata sobre la protección del paisaje y obliga a adoptar medidas que atenúen al máximo el impacto visual de las placas solares, consiguiendo la adecuada integración al paisaje.

Murcia pertenece a la Red Española de Ciudades por el Clima.

En 2001, Murcia fue sede del 22 al 26 de julio de las VI Jornadas Olímpicas de la Juventud Europea, donde participaron 2.500 jóvenes deportistas sub-18 de 46 países europeos y compitieron en diez modalidades deportivas diferentes.

Murcia fue elegida por los comités olímpicos europeos en Estocolmo, en noviembre de 1997.

La ceremonia inaugural se celebró en el Cuartel de Artillería el día 22.

Tras haberse presentado como candidata para celebrar los Juegos Mundiales Universitarios que se celebrarán en el año 2011 y no haber sido elegida, se anunció que Murcia volvería a ser candidata para los del año 2013.

Este tipo de Juegos son el segundo evento que más países tiene como participantes, después de las Olimpiadas.

Finalmente la candidatura de Murcia perdió frente a la candidatura de Vigo, ya que cada país como máximo puede llevar a una ciudad a la final.

En torno al centro de Murcia se halla el núcleo tradicional del comercio de la ciudad, pudiéndose encontrar desde el pequeño comercio hasta las franquicias de grandes marcas. Además, el municipio cuenta con cinco centros comerciales (Atalayas, ZigZag, Nueva Condomina, Thader y La Noria Outlet) y tres más en construcción: El Tiro (junto a Terra Natura y al campus de Espinardo), Citymur y El Palmeral de Thader (estos dos últimos junto al centro comercial Thader e Ikea).

En febrero de 2006 se inauguró el Ikea de Murcia, convirtiéndose así en el primero de todo el levante español.

En junio de 2008 abrió sus puertas el outlet La Noria, situado en la pedanía de La Ñora, uno de los únicos en toda España. Representa un pueblo mediterráneo, con sus calles, plazas, fuentes, jardines, etc. Los comercios se localizan en las casas del pueblo ficticio.

En Murcia se encuentra el parque temático Terra Natura, que recrea el hábitat de África y la Península Ibérica. Abrió sus puertas en la Semana Santa de 2007 y cuenta con el primer parque acuático de la Región de Murcia.

Otro centro de ocio importante es el ZigZag, un centro al aire libre con una gran variedad de restaurantes, pubs y discotecas, además de recreativos, bolera y multicines.

Entre las zonas de tapas de la ciudad cabe destacar la calle de Las Mulas, la plaza de Las Flores, la plaza Cardenal Belluga, la Plaza de San Juan y la zona de la Plaza de Europa y del campus de la Merced.

Al principio



Región de Murcia (1822-1978)

Mapa de la división territorial de 1822 donde aparece la Región de Murcia compuesta por las provincias de Murcia y Chinchilla.

La Región de Murcia se creó en la reorganización territorial de 1822 efectuada durante el trienio liberal, heredera del antiguo Reino de Murcia y del departamento de Río Segura (definido durante el reinado de José Bonaparte y que nunca llegó a entrar en vigor). Estaba formada por las provincias de Murcia y Chinchilla. En 1833 con la nueva modificación de las provincias de Javier de Burgos (división territorial de España en 1833), la región engloba las provincias de Albacete y Murcia. Como el resto de regiones definidas en dicha división territorial, carecía de cualquier competencia de tipo administrativo, limitándose a ser una simple clasificación provincial.

Al principio



Source : Wikipedia