Ministerio de Industria, Turismo y Comercio

3.4158305463002 (1794)
Publicado por grag 21/04/2009 @ 16:14

Tags : ministerio de industria, turismo y comercio, gobierno, política

últimas noticias
Industria fija los criterios para la estimación de la factura ... - Europa Press
El director general de Política Energética y Minas, Jorge Sanz, ha firmado hoy la resolución que establece el procedimiento de facturación con estimación de consumo de energía eléctrica y su regularización con lecturas reales, informó el Ministerio de...
El Plan 2000E arrancará el 18 de mayo - Teleprensa World
En el transcurso de la reunión celebrada hoy en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio para explicar los detalles del nuevo Plan 2000E el titular del departamento, Miguel Sebastián, comunicó a los representantes autonómicos la puesta en marcha...
Industria y los operadores firman un acuerdo para la protección ... - El País (España)
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha firmado un acuerdo con los principales operadores del país para la protección de los menores y su educación en el buen uso de las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC)....
Galicia afirma que es el ministerio de industria "el que tiene que ... - elEconomista.es
Guerra hizo estas declaraciones tras la reunión del ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, con los representantes de las comunidades autónomas, a las que presentó esta medida consistente en una ayuda de los fabricantes de...
La central nuclear de Ascó pagará 15 millones de euros de multa ... - EL LIBREPENSADOR
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha sancionado a la empresa titular de la central Ascó I (Tarragona) con una multa de 15.390.000 euros, la más alta impuesta hasta la fecha en España a una central nuclear. Las causas de la sanción son...
Facua espera que las eléctricas devuelvan las cantidades cobradas ... - elEconomista.es
... ya que sólo así será posible "garantizar que las eléctricas devuelvan en toda España las cantidades millonarias cobradas irregularmente en enero y febrero", El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio aprobó ayer viernes una resolución que...
Industria rechaza la mitad de los proyectos de TDT en la primera fase - ABC.es
El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio ha descartado 14 de los 32 proyectos de la primera fase para el encendido digital no cumplen con las condiciones establecidas para el apagón analógico y por ello no se puede producir el cese de emisiones....
Industria regula, siete meses después, la facturación estimada de ... - ABC.es
... ha firmado la resolución que establece el procedimiento de facturación con estimación de consumo de energía eléctrica y su regularización con lecturas reales, con la que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio cumple el compromiso adquirido...
Ruiz Medrano y Martín inauguran mañana en Tamariz de Campos ... - Europa Press
... Excelencia Turística del Canal de Castilla, promovido por las Diputaciones de Valladolid, Palencia y Burgos, y financiado por estas instituciones provinciales, además de la Junta de Castilla y León, y el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,...
El Senado también se suma a la petición de medidas a favor de los ... - Energías Renovables
Todos los grupos políticos la apoyaron y la pelota queda ahora en el tejado del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. En APPA Biocarburantes aplauden la iniciativa y su presidente, Roderic Miralles, espera que “esta moción obligue por fin al...

Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España, es el órgano de Gobierno de la Administración General del Estado encargado de la propuesta y ejecución de las políticas gubernamentales en materia de Industria, Empresas, Comercio, Turismo, Energía, Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

El antecesor de este Ministerio nace durante II República bajo la denominación Ministerio de Agricultura, Industria y Turismo. A lo largo de la historia este Ministerio ha tenido diversas denominaciones y competencias.

La estructuración actual del Ministerio se llevó a cabo en la VIII Legislatura a partir de las políticas industriales, energéticas y de telecomunicaciones del antiguo Ministerio de Ciencia y Tecnología y las políticas comerciales y turísticas del antiguo Ministerio de Economía, competencias que mantiene durante la presente IX Legislatura.

El ministro actual es Miguel Sebastián, del PSOE.

Del Ministerios también dependen diversos Organismos Reguladores, Organismos Autónomos, Entidades Públicas y Sociedades Estatales.

Al principio



Grupo Hotusa

El Grupo Hotusa es una compañía española con sede en Barcelona (España), y que está integrada por un importante número de empresas relacionadas con los más diversos ámbitos del sector turístico. Tiene su origen en la cadena de hoteles independientes Hotusa Hotels, fundada en 1977.

En la actualidad, el Grupo Hotusa está formado por las cadenas de hoteles independientes Hotusa Hotels y Elysées West Hotels; el representante hotelero Keytel; el tour operador Restel; la website de gestión y reserva on-line Hotelius.com, la compañía tecnológica IGM Web; la cadena Eurostars Hotels, que comprende un total de 46 establecimientos; así como otros 35 hoteles de explotación directa (Datos relativos a Abril de 2008).

Las diferentes empresas y áreas de negocio que integran el Grupo Hotusa facturaron, en 2007, más de 714 millones de euros.

En 2008 ha recibido el Premio Príncipe Felipe a la Excelencia Turística, otorgado por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España como reconocimiento a su contribución al incremento de la competitividad de la industria turística española así como a la consolidación de su posición en el mercado turístico internacional.

El presidente de la organización es Amancio López Seijas (Parroquia de Campo Ramiro-Chantada, Lugo. 1955).

Al principio



OpenGeoServices

OpenGeoServices es un proyecto tecnológico para el desarrollo de soluciones asociadas a la gestión del territorio basadas en Software Libre. Surge a partir de una iniciativa PROFIT-Tractor (Programa de Fomento de la Investigación Técnica) financiada por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España en el año 2007: GIS4GOV, Plataforma abierta para el desarrollo de una nueva generación de servicios web y procesos basados en información espacial.

Los resultados de este proyecto han sido liberados y están disponibles para cualquier administración pública u otra organización que requiera de un Sistema de Información Geográfica, adecuando la configuración de la plataforma a la cartografía existente de su municipio.

OpenGeoServices nace al amparo de las normas generales en materia de armonización, difusión y utilización de la información geográfica y de interoperabilidad entre sistemas de la iniciativa INSPIRE (Infrastructure for Spatial Information in Europe), convertida en Directiva de obligado cumplimiento.

La plataforma OpenGeoServices permite la reunificación de la información geográfica de diferentes instituciones en un repositorio común, permitiendo mediante un IDE, la publicación de las mismas y la integración con las funcionalidades de los backoffice creando geoservicios. Está dotada de un módulo de control de usuarios almacenados en bases de datos relacionales y LDAP. La plataforma sigue los estándares OGC (Open Geospatial Consortium) de modo que permite la intercomunicación interna y externa con otros IDEs, formando un nodo de la IDEE (Infraestructura de Datos Espaciales de España). Los estándares soporta contemplan llamadas WMS (Wep Map Service), WFS (Web Feature Service) y WCS (Web Coverage Service).

OpenGeoServices es una plataforma J2EE desarrollada con componentes de software libre. Permite la realización de conectores con backoffices, haciendo uso de la información tradicional y la basada en el territorio. Posee un control de usuarios interno y contra estructuras LDAP, de forma que la visualización y edición de la información puede ser controlada a nivel de usuario. Está desarrollada en Java, compatible con especificaciones J2EE con una arquitectura orientada a servicios (SOA), bus de servicios web (SOAP) e intercambio de datos XML.

La comunidad de software libre que sustenta al proyecto OpenGeoServices está integrada por miembros de los ejes presentes en la innovación tecnológica: administraciones públicas españolas y empresas privadas. Los resultados del proyecto se incluyen dentro de los grupos de trabajo IDEE (Infraestructura de Datos Espaciales de España) del Consejo Superior Geográfico del Ministerio de Fomento de España dentro del proyecto integrador de las iniciativas de las instituciones productoras de información geográfica, desarrollando modelos descentralizados y transparentes a los usuarios.

Al principio



Los Picaos de San Vicente de la Sonsierra

Golpeándose tras haber sido picado.

Los Picaos son una penitencia de la religión cristiana, profesada actualmente únicamente en la localidad de San Vicente de la Sonsierra en La Rioja (España). Se realiza durante procesiones y Viacrucis. Consiste en la autoflagelación de la espalda, de un grupo de personas como acto de fe y de forma voluntaria, denominados disciplinantes, mediante el golpeo continuado con una madeja.

El 17 de febrero de 2005 el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España concedió el título de Fiesta de Interés Turístico Nacional para los días jueves y viernes santo.

Se cree que la tradición comenzó a finales del siglo XV o principios del XVI. Desde que se tiene constancia ha estado ligada a la Cofradía de la Santa Vera Cruz de la localidad.

El 20 de marzo de 1799 se intentó suprimir esta costumbre sin éxito, ya que seguía practicándose de forma privada.

El clero de España le tenía gran veneración, recibiendo indulgencias.

En 1998 recibió la categoría de Interés Turístico Regional. En enero de 2004 comenzaron los trámites para la obtención de la categoría de Interés Turístico Nacional, consiguiéndolo en febrero de 2005.

La organización de los actos que conlleva esta tradición, son gestionados desde sus inicios por la Cofradía de la Santa Vera Cruz. No se sabe la fecha exacta de fundación. El 19 de junio de 1551 fueron presentados sus estatutos, donde se recogía la tradición existente hasta entonces.

Su sede se encuentra en la ermita de San Juan de la Cerca.

Los voluntarios que desean someterse a esta penitencia, deben cumplir los requisitos de ser mayor de edad, varón y que un sacerdote acredite su condición de cristiano y su buena fe.

La cofradía asigna a cada disciplinante un cofrade, para que le ayude y acompañe durante la penitencia.

En todo momento se mantienen el anonimato de estas personas.

La mayoría son gente del pueblo o descendientes, aunque algunos no tienen ninguna relación con éste y cada uno ha encontrado sus motivos para decidir hacer esta penitencia.

Durante las procesiones, cada disciplinante, elegirá en que momento desea realizar la ofrenda, momento en el que se arrodillará, rezará una oración y tras ponerse en pie, su acompañante le retirará la capa y le dejará la espalda al descubierto. Con una madeja de algodón sujeta con ambas manos, irá propinándose golpes secos en la espalda, al arremeterla fuertemente por encima de los hombros, cada vez por un lado del cuello de forma rítmica.

El acompañante y el práctico (persona encargada de aliviar las heridas) decidirán cuando debe dejar de golpearse, al empezar a divisar pequeños hematomas. No hay un tiempo estipulado, pero suele ser entre diez y veinte minutos, conllevando hasta mil golpes. El práctico "picará" tres veces ambos lados de la zona lumbar de la espalda, mediante un utensilio denominado "esponja", que consiste e una bola de cera virgen con seis cristales incrustados de dos en dos, por lo que recibirá doce pinchazos simbolizando el número de apóstoles. Tras esto el disciplinante se golpeara unas pocas veces, para que la sangre que pueda haberse acumulado en la zona, pueda escapar y así evitar problemas posteriores.

Una vez finalizado, el ayudante le volverá a cubrir la espalda y le colocará la capa para dirigirse a la sede de la cofradía donde un practicante especialista le curará las posibles heridas con agua de romero y una crema cuya composicion es secreta y pasa de generacion en generacion.

Al principio



Argentina

Bandera de Argentina

1 El artículo 35 de la Constitución Nacional Argentina reconoce como nombres oficiales Provincias Unidas del Río de la Plata, República Argentina y Confederación Argentina, y establece el uso de las palabras "Nación Argentina" en la formación y sanción de las leyes. 2 Según datos del INDEC. 3 El guaraní es cooficial en la provincia de Corrientes. 4 La Liga Federal proclamó la independencia el 29 de junio de 1815. 5 Según el Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad con España. 6 Corresponde a la superficie continental americana sin incluir las Islas Malvinas. Incluyéndolas, sería de 2.891.810 km². Sumando la superficie continental antártica (Antártida Argentina y las restantes islas de las Islas del Atlántico Sur) de 969.464 km², la superficie total se elevaría a los 3.761.274 km² (según datos del Instituto Geográfico Militar de la República Argentina). 7 Fuente: Fondo Monetario Internacional 8 Véase: Hora oficial argentina, para el verano 2008-2009, 13 provincias fueron exceptuadas de utilizar el UTC -2, por lo que mantienen el UTC -3. 9 En carácter de Asociado en la CAN y CAF. Como Observador permanente en la UL.

La República Argentina es un estado soberano, organizado como república representativa y federal, situado en el extremo sureste de América. Su territorio está dividido en 23 provincias y una ciudad autónoma, Buenos Aires, capital de la nación y sede del gobierno federal. Sus cerca de 40 millones de habitantes promedian índices de desarrollo humano, renta per cápita, nivel de crecimiento económico y calidad de vida, que se encuentran entre los más altos de América Latina. Según el Banco Mundial, su PBI nominal es el 30º más importante del mundo, pero si se considera el poder adquisitivo su PBI total trasforma al país en la 23º economía más importante del mundo. Actualmente la Argentina está clasificada como un país de ingresos medianos altos o como un mercado emergente, también por el Banco Mundial.

Por su extensión, 2.780.400 km², es el segundo estado de América del Sur, cuarto en el continente americano y octavo en el mundo, considerando solamente la superficie continental sujeta a su soberanía efectiva. Si se consideran las islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y Aurora (Territorios Británicos de Ultramar reivindicados por Argentina), más el área antártica reclamada al sur del paralelo 60° S, denominada Antártida Argentina (que incluye a las islas Orcadas del Sur y Shetland del Sur), la superficie total se elevaría a 3.761.274 km². Sin embargo, esta reclamación está congelada de acuerdo a lo establecido por el Tratado Antártico, sin que su firma constituya una renuncia.

Su territorio continental americano, que abarca gran parte del Cono Sur, limita al norte con Bolivia y Paraguay, al nordeste con Brasil, al oeste y sur con Chile y al este con Uruguay y el Océano Atlántico.

El 25 de mayo de 1810 fue depuesto el último virrey español que gobernó desde Buenos Aires, organizándose la Primera Junta de gobierno, y el 9 de julio de 1816 fue proclamada formalmente en Tucumán su independencia como país libre y soberano.

El nombre "Argentina" proviene del latín "argentum" (plata) y está asociado a la leyenda de la Sierra de la Plata, común entre los primeros exploradores europeos de la región, tanto españoles como portugueses. Fueron estos últimos quienes denominaron Rio da Prata (Río de la Plata) al gran estuario descubierto por la expedición portuguesa de 1502 en la que participaba Américo Vespucio y al que luego llegó Juan Díaz de Solís en 1516, llamándolo Mar Dulce.

El nombre se hizo popular a causa de un poema publicado en 1602 por el español Martín del Barco Centenera titulado La Argentina, en el que se describe la región del Río de la Plata así como también la fundación de la ciudad de Buenos Aires. El topónimo aparece ratificado al publicarse en 1612 la obra La Argentina manuscrita del criollo asunceno Ruy Díaz de Guzmán, obra de historia en la que, en medio de un relato épico, se hace una descripción de la región. A finales del siglo XVIII, la palabra era de uso común para denominar todo lo relacionado con el Río de la Plata, su cuenca, su territorio y sus pobladores, pero el virreinato creado en 1776, antecedente inmediato del país independizado en 1816, llevó el nombre de "Virreinato del Río de la Plata".

La Primera Junta de Gobierno utilizó el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata, que fue también empleado por los gobiernos que le sucedieron hasta que, en 1816, el Congreso de Tucumán proclamó la independencia de las Provincias Unidas en Sud América, nombre que mantuvo en la Constitución de 1819.

Oficialmente, se utilizó por primera vez la denominación República Argentina en la Constitución de 1826. Durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas (1835-1852) se utilizaron, entre otros, los nombres de Confederación Argentina, Estados Unidos de la República Argentina, República de la Confederación Argentina y Federación Argentina.

El nombre fue confirmado definitivamente en 1862 por Bartolomé Mitre (primer presidente del país reunificado), al utilizar el título de Presidente de la Nación Argentina.

Los primeros pobladores del actual territorio argentino se remontan al paleolítico (según hallazgos en Piedra Museo, Provincia de Santa Cruz). Entre los pueblos indígenas, los cazadores y recolectores habitaban la Patagonia, la Pampa y el Chaco; y los agricultores estaban instalados en el noroeste, Cuyo, las Sierras de Córdoba y, más tarde, en la Mesopotamia argentina. Tastil, en el norte, fue la ciudad precolombina más grande ubicada en el actual territorio argentino, con una población de 2.000 habitantes.

En los siglos XIV y XV, el Imperio Inca conquistó parte de las actuales provincias de Jujuy, Salta, Catamarca, el extremo oeste de la provincia de Tucumán, parte oeste de las provincias de La Rioja y San Juan, el noroeste de la provincia de Mendoza y, probablemente, el norte de la Santiago del Estero, incorporando sus territorios al Collasuyo, que era la parte sur del Tahuantinsuyo o regiones del Imperio Inca. Tradicionalmente, se atribuye la conquista al inca Túpac Yupanqui. Varios señoríos de la región, como los omaguacas, los atacamas, los huarpes, los diaguitas y otros, intentaron resistir, pero los incas lograron dominarlos, trasladando a sus territorios a los mitimaes o colonos deportados de las tribus de los chichas, que habitaban en lo que es el suroeste del actual territorio boliviano. Otros, como los sanavirones, los lule-tonocoté y los comechingones, resistieron exitosamente la invasión incaica y se mantuvieron como señoríos independientes.

El fuerte de Sancti Spiritu fue el primer asentamiento español, instalado en 1527 cerca de la actual ciudad de Santa Fe. Las ciudades de Santiago del Estero (1553), Córdoba (1573) y Buenos Aires (1536/1580) fueron las bases del establecimiento colonial que se impuso en la mitad norte del actual territorio argentino, sujeto a la autoridad de la Corona Española (la Gobernación del Río de la Plata). A partir de la progresiva mixogénesis (mestizaje) y teniendo como una de sus bases económicas fundamentales la ganadería extensiva, surge ya claramente a partir del siglo XVII una población que resultaría paradigmática y luego decisiva en la gesta independentista: la de los gauchos.

Durante la mayor parte del período colonial, el territorio argentino dependió del Virreinato del Perú, hasta que en 1776, durante el reinado de Carlos III de España, comenzó a formar parte del Virreinato del Río de la Plata. La ciudad de Buenos Aires fue designada como su capital con la idea de resistir mejor a un eventual ataque portugués y para tener un acceso más fácil a España a través de la navegación atlántica.

En 1780 se produjo un gran levantamiento indígena con epicentro en el Cuzco, dirigido por el inca Túpac Amaru II, que abarcó desde el actual territorio argentino hasta el actual territorio colombiano. Gran parte de la Patagonia y las pampas permanecieron bajo el control de diferentes pueblos indígenas: principalmente, tehuelches y mapuches en la Patagonia y ranqueles en la llanura pampeana hasta el último cuarto del siglo XIX. Asimismo, los territorios de la región chaqueña no fueron colonizados por los europeos, sino que permanecieron habitados por pueblos autóctonos como los tobas, mocovíes, pilagás y wichís hasta principios del siglo XX.

En los años 1806 y 1807 tuvieron lugar las Invasiones Inglesas, y, en ambas, Santiago de Liniers lideró a las tropas que expulsaron a las fuerzas británicas. La primera fue al mando de tropas de la Banda Oriental y la segunda fue dirigiendo tropas del Regimiento Fijo de Buenos Aires y batallones milicianos formados por numerosos criollos, tanto porteños como provenientes del Interior (principalmente, de Asunción del Paraguay y de Córdoba), indígenas y hasta esclavos negros.

La voluntad popular precipitó la destitución del virrey Rafael de Sobremonte para, a continuación, elegir como virrey a Santiago de Liniers, convertido en héroe de la reconquista y la defensa. Los principales líderes de estas milicias se convirtieron rápidamente en una nueva élite de poder en la ciudad de Buenos Aires, ingresando como miembros del Cabildo, hasta entonces formado exclusivamente por españoles.

Aunque Liniers aún gobernaba en nombre de España, la destitución de un virrey por presión popular era un hecho inédito en la historia de América. Tanto este hecho como la derrota de los ejércitos británicos, dieron un gran prestigio a Buenos Aires, que ganó un carácter de "Hermana mayor" ante las demás provincias.

En 1810 el pueblo de Buenos Aires inició la Revolución de Mayo, que derrocó y expulsó al Virrey Cisneros, eligiendo en su lugar una junta de gobierno integrada mayoritariamente por criollos que dio origen a la Guerra de la Independencia de las Provincias Unidas del Río de la Plata contra la España colonial (1810-1824).

Las provincias del Litoral argentino y la Banda Oriental (unidas en la Liga Federal bajo protectorado de José Gervasio Artigas), que habían declarado la independencia de España en 1815 en Concepción del Uruguay, el Paraguay (ya independiente) y la mayor parte del Alto Perú (bajo ocupación española), que integraron también el virreinato, no estuvieron representadas.

En varios puntos de Sudamérica se encontraban focos de resistencia contrarrevolucionaria, que intentaban restaurar la autoridad de la monarquía española en la región. Sus avances fueron contenidos, entre otros, por Manuel Belgrano, José de San Martín y Martín Miguel de Güemes. San Martín es, junto a Simón Bolívar, responsable de las gestas libertadoras que finalizaron la presencia española en el continente.

Las primeras décadas como país independiente fueron tumultuosas, aun cuando no habían acabado las guerras de la Independencia surgieron fuertes conflictos ante la hegemonía de los unitarios a la cual se opuso el federalismo propugnado por el oriental José Gervasio Artigas -también héroe de la Independencia argentina- quien llegó a constituir una liga de provincias argentinas federales. Las luchas entre unitarios y federales condujeron a la Argentina a una larga serie de sangrientas guerras civiles entre facciones y provincias (1820-1861); también, la ocupación lusobrasileña de la Banda Oriental desencadenó una Guerra con el Imperio del Brasil (1825-1828).

Respecto del territorio, en 1826 la provincia de Tarija fue incorporada a Bolivia y, como resultado de la Convención Preliminar de Paz que intentaba poner fin a la guerra con el Brasil, en 1828 la Banda Oriental fue declarada independiente adoptando el nombre de Estado Oriental del Uruguay.

Entre 1820 y 1852, excepto un breve intervalo entre 1825 y 1827, el país careció de un gobierno nacional, asumiendo las provincias la plenitud del gobierno en el ámbito de sus respectivos territorios. La única excepción fue la representación externa, que fue asumida por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, cargo desempeñado durante la mayor parte del período por Juan Manuel de Rosas, de tendencia federal. En esa etapa, la Argentina mantuvo conflictos bélicos con la Confederación Perú-Boliviana, con Francia, con el llamado Gobierno de la Defensa de Montevideo (colorado) al apoyar la Confederación Argentina a los nacionales uruguayos y con una alianza anglo-francesa.

En el año 1852 Rosas fue derrotado en la batalla de Caseros por el Ejército Grande, una alianza entre las provincias de Entre Ríos y Corrientes, las tropas coloradas de Uruguay y otras de Brasil. La alianza fue encabezada por el federal antirrosista Justo José de Urquiza, gobernador de Entre Ríos, quien asumió la presidencia provisional.

Este período duró hasta la sanción de una Constitución en el año 1853, la cual adoptó un régimen federal; pero esta fue rechazada por parte de la provincia de Buenos Aires, que se separó de la Confederación Argentina, debido a lo cual esta debió establecer su capital en la ciudad de Paraná. En 1859, la Confederación derrotó a Buenos Aires en la Batalla de Cepeda, pero sin lograr la reunificación del país. En la batalla de Pavón (1861), las provincias confederadas se rindieron ante las tropas porteñas al mando de Bartolomé Mitre, tras lo cual se puso fin a la existencia de dos estados separados y Mitre asumió la presidencia de la nación unificada.

En 1865 Argentina se vio involucrada en la Guerra de la Triple Alianza con el Paraguay, al ocupar este país la ciudad de Corrientes, después de que Mitre negara el paso de tropas paraguayas por territorio argentino en dirección a Brasil y Uruguay. Como consecuencia de estas acciones, se firmó el Tratado de la Triple Alianza entre Argentina, Uruguay y el Imperio de Brasil. Fue un conflicto impopular en Argentina y las tropas que se enviaron fueron escasas. Paraguay resultaría finalmente derrotado en 1870, muriendo una gran parte de su población masculina. Para Argentina, el final de la contienda significó territorialmente la consolidación de los límites en el noreste, ya que se fijó la frontera en los ríos Pilcomayo, Paraguay y Paraná, y se aceptó someter a arbitraje el área al norte del río Pilcomayo hasta el río Verde.

Entre 1878 y 1884 se produjo la llamada Conquista del Desierto, que consistió en una serie de incursiones militares contra los mapuches y otros pueblos indígenas para anexar al territorio argentino los territorios pampeanos y patagónicos donde habitaban. El éxito de la medida propició una acción similar en la región del Gran Chaco, que en 1884 sufrió una acción militar destinada a someter a los indios y ocupar plenamente el territorio.

En la segunda mitad del siglo XIX se inicia un período de gran prosperidad que se extenderá por más de un siglo. Con una fuerte inversión en educación y en el establecimiento de medios de producción orientados a la producción de carne y granos con destino al mercado europeo, la economía alcanzó altos niveles de crecimiento que atrajeron una gran corriente inmigratoria. La población argentina, que representaba el 0,13% de la población mundial en 1869, pasaría a representar el 0,55% en 1930, proporción en la que, aproximadamente, se estabilizaría desde entonces. El país fue conocido en esa época como el granero del mundo.

La prosperidad de la economía impulsó el crecimiento de la clase media, la creación de partidos políticos modernos como la Unión Cívica Radical (UCR) y el Partido Socialista (PS), y un amplio desarrollo de los sindicatos. Entre los presidentes más influyentes del período pueden citarse a Domingo Faustino Sarmiento (1868-1874) y Julio Argentino Roca (1880-1886 y 1898-1904).

Después de más de dos décadas de conflictos políticos y sociales y graves actos de represión, se sancionó la Ley Sáenz Peña estableciendo el sufragio secreto, obligatorio y universal para votantes masculinos en 1912. En la primera elección presidencial con sufragio secreto, los conservadores fueron derrocados por los radicales, asumiendo Hipólito Yrigoyen (1916-1922 y 1928-1930) la presidencia del gobierno. Durante su primer gobierno se inició el movimiento estudiantil conocido como la reforma universitaria, que se extendió por toda América Latina.

En el contexto internacional de la Gran Depresión que siguió al Jueves Negro de 1929, el 6 de septiembre de 1930 se produjo el primero de una serie de golpes de Estado en Argentina que llevó al poder a los militares para establecer un gobierno de facto, después de derrocar a Hipólito Yrigoyen. Este golpe de Estado inició una época conocida como la Década Infame. A partir de esa década el país impulsó un proceso de sustitución de importaciones que desarrolló un amplio sector industrial. La Década Infame finalizó con la Revolución del 43, un segundo golpe de estado. A pesar de la presión internacional, la Argentina se mantuvo neutral durante la mayor parte de la Segunda Guerra Mundial, y se unió a los Aliados el 27 de marzo de 1945, durante el gobierno de Edelmiro Julián Farrell.

En 1946 fue elegido presidente Juan Domingo Perón quien, con su carismática esposa, Eva Perón, encabezó un movimiento político, el peronismo o justicialismo, que puso el acento en la justicia social y estableció el sufragio femenino en 1947 al reconocer los derechos políticos de las mujeres. El peronismo contó con una amplia adhesión de la población a partir de entonces, pero a su vez produjo una profunda polarización en la sociedad argentina que se dividió en peronistas y antiperonistas. En 1955 Perón fue derrocado por un nuevo golpe militar, que tomó el nombre de Revolución Libertadora y proscribió al peronismo. El propio Perón se exilió en el extranjero desde entonces.

En 1958 fue elegido presidente el Arturo Frondizi (UCRI), siendo derrocado por un nuevo golpe militar en 1962. En 1964 fue elegido presidente el Arturo Umberto Illia (UCRP), quien también sería derrocado por un golpe militar en 1966 que establecería un régimen dictatorial de tipo permanente conocido como Revolución Argentina (1966-1973). Estos años se caracterizaron por una creciente violencia política, siendo el Cordobazo uno de los acontecimientos más destacados.

En 1973 el peronismo fue nuevamente legalizado y triunfó en las elecciones presidenciales. Tras la renuncia de Héctor José Cámpora, Juan Domingo Perón asumió la presidencia por tercera vez, pero moriría menos de un año después. Lo sucedió su Vicepresidenta y tercera esposa, María Estela Martínez de Perón, cuyo gobierno se caracterizó por un acelerado deterioro de la situación interna, producto de la crisis del petróleo de 1973 y la generalizada violencia política.

El 24 de marzo de 1976 se produjo un nuevo golpe militar autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, durante el cual se desarrolló un proceso sistemático de secuestro y tortura de personas —la llamada "guerra sucia"—, producto del cual hubo una gran cantidad de desaparecidos. La cifra exacta está sujeta a debate: la CONADEP registró 8.961 casos, mientras que otros organismos de derechos humanos elevan la cifra a 30.000. El número de las indemnizaciones otorgadas por el estado a familiares de desaparecidos llega a 13.000. En 1978 se produjo una grave crisis con Chile por los límites en la zona del Canal Beagle (Conflicto del Beagle), que llevó a ambos países al borde de la guerra. Durante el Proceso hubo un importante aumento de la deuda externa nacional. En el año 1982 se desarrolló la Guerra de las Malvinas con el Reino Unido; la derrota argentina fue uno de los factores que llevó al colapso del régimen militar y el llamado a elecciones generales para el año siguiente.

La democracia fue restablecida el 10 de diciembre de 1983. El nuevo presidente, Raúl Alfonsín de la Unión Cívica Radical, tomó medidas para investigar los crímenes de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura anterior, estableció el control civil de las Fuerzas Armadas y consolidó las instituciones democráticas. En el juicio a las Juntas los miembros de las tres primeras juntas militares fueron procesados y algunos fueron condenados. Después de las elecciones presidenciales de 1989 y afectada la gobernabilidad del país por un proceso hiperinflacionario, Alfonsín se vio obligado a renunciar para hacer la entrega anticipada del mando con seis meses de anticipación.

Su sucesor, el presidente Carlos Menem del Partido Justicialista, sancionó la Ley de Convertibilidad del Austral en 1991 que detuvo la inflación estableciendo una Ley de convertibilidad y adoptó una política económica neoliberal, apoyada en una ola de privatizaciones, reducción de aranceles a los productos importados y desregulación de los mercados. Estas medidas contribuyeron a aumentar significativamente la inversión, las exportaciones y el crecimiento con precios estables. Pero, por otra parte, también abrieron un proceso de desindustrialización, hicieron a la economía más vulnerable a las crisis internacionales, y aumentaron el desempleo, la pobreza y la precariedad laboral.

La crisis financiera asiática de 1997 y la brasileña de 1998 precipitaron la salida de capitales, abriendo camino a la mayor recesión de la historia argentina que duraría cuatro años.

En esas circunstancias, en diciembre de 1999 asumió la presidencia Fernando de la Rúa de la Unión Cívica Radical, que por entonces formaba parte de La Alianza. En 2001, ante la fuga masiva de capitales, el gobierno dispuso la congelación de los depósitos bancarios (medida popularmente conocida como el corralito), que culminó en una crisis social generalizada que llevó a la renuncia del presidente el 20 de diciembre de 2001.

Tras dos semanas en que se sucedieron varios presidentes, la crisis culminó el 2 de enero de 2002 con la elección por parte de la Asamblea Legislativa de Eduardo Duhalde, del Partido Justicialista, como presidente provisional. La deuda externa argentina entró en suspensión de pagos durante el breve gobierno de Adolfo Rodríguez Saá, y el gobierno de Duhalde devaluó el peso dando fin a la Ley de convertibilidad.

Por medio de una fuerte devaluación de la moneda local, el país comenzó a poner en práctica una nueva política de industrialización por sustitución de importaciones, aumento de exportaciones y superávit fiscal. Hacia finales de 2002, la economía empezó a estabilizarse.

En 2003 fue elegido presidente Néstor Kirchner por el Frente para la Victoria (un partido escindido del Partido Justicialista). Durante su presidencia se nacionalizaron algunas empresas privatizadas y se registró un aumento considerable del PBI, además de una disminución del desempleo, basada en parte en la creación de puestos de trabajo genuinos arrastrados por la reactivación del sector agropecuario, el complejo agroindustrial y los sectores industrial y de la construcción, y reduciendo progresivamente los subsidios y planes sociales creados en 2002; al tiempo, regresaba la inflación.

El 28 de octubre de 2007 ganó las elecciones presidenciales Cristina Fernández del Frente para la Victoria, primera mujer elegida por el voto popular en la historia del país y esposa de Néstor Kirchner, a quien sucedió en el cargo el 10 de diciembre de 2007. Durante su gobierno tuvo lugar un extenso paro agropecuario como protesta de los productores rurales por las retenciones aplicadas a la exportación de soja y girasol. Dicho paro llevó a cortes de ruta y situaciones de desabastecimiento, cacerolazos en todo el país y enfrentó al gobierno con los productores rurales. Enfrentó la Crisis económica de 2008 con una serie de medidas, impulsando la industria automotriz y dando créditos a trabajadores y empresas.

La Constitución de 1853 estableció un sistema de gobierno representativo, republicano y federal, que ha sido mantenido por todas las reformas constitucionales realizadas desde entonces. La Argentina se formó por la unión federativa de las provincias que surgieron después de la disolución del Virreinato del Río de la Plata y por la incorporación de las que se fueron constituyendo a partir de los Territorios Nacionales.

La Constitución vigente en la actualidad es la que resulta del texto establecido por la Convención Constituyente de 1994. Las autoridades del gobierno federal tienen su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que es actualmente la Capital de la República o Capital de Nación, denominaciones utilizadas en la Constitución Nacional y en las leyes, pero llamada de manera no formal Capital Federal.

El poder ejecutivo es desempeñado por un ciudadano con el título de Presidente de la Nación Argentina, el cual es elegido por sufragio directo en doble vuelta junto con el candidato a vicepresidente. La segunda vuelta electoral se realiza entre las dos opciones más votadas si en la primera ninguna hubiera obtenido más del 45% de los votos válidos o, si habiendo obtenido la opción más votada entre el 40% y el 45%, existiera una diferencia con la segunda opción menor al 10%. El presidente y el vicepresidente duran cuatro años en sus mandatos y pueden ser reelegidos inmediatamente por un mandato más.

El gabinete de ministros del Presidente de la Nación es dirigido por el Jefe de Gabinete de ministros, quien se encuentra a cargo de la administración del país y es responsable ante el Congreso.

El poder legislativo es ejercido por el Congreso de la Nación Argentina, integrado por dos cámaras.

La Cámara de Diputados reúne a los representantes directos de la población. Son elegidos por el sistema de representación proporcional (sistema D'Hondt), duran cuatro años en su mandato y se renuevan por mitades cada dos años, pudiendo ser reelegidos indefinidamente. Son electos tomando como distrito único cada provincia y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, donde se vota, por una lista de todos los candidatos de cada partido político o alianza electoral, a los puestos que cada distrito ponga en disputa en esa elección. En 2006 contaba con un total de 257 miembros.

El Senado reúne a los representantes de las 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, correspondiéndole a cada una dos senadores por la mayoría y uno por la minoría, sumando en total 72 miembros. Son elegidos por voto directo, duran seis años en su mandato y se renuevan por tercios cada dos años, pudiendo ser reelegidos indefinidamente.

Por la Ley 24.012 de 1991 se estableció el cupo femenino en los cargos electivos, obligando a los partidos políticos a incluir un mínimo de un tercio de mujeres entre los candidatos. Desde entonces, la participación de las mujeres en la política se ha incrementado notablemente, siendo Argentina el país sudamericano con mayor cantidad de mujeres en el Poder Legislativo y estando, a su vez, entre los primeros diez a nivel mundial.

El Congreso de la Nación Argentina es el encargado de la formación y sanción de las leyes federales; además, tiene a su cargo la sanción de los códigos legales civil, penal, comercial, laboral, aeronáutico y de minería, entre otros. Cuenta con un organismo constitucional autónomo de asistencia técnica: la Auditoría General de la Nación, a cargo del control de legalidad, gestión y auditoría de toda la actividad de la administración pública.

Asimismo, en el ámbito del Congreso funciona el Defensor del Pueblo de la República Argentina como órgano independiente, sin recibir instrucciones de ninguna autoridad. Su propósito es defender los derechos humanos y los derechos constitucionales y legales que puedan ser afectados por la Administración.

El poder judicial está encabezado por una Corte Suprema de Justicia integrada por cinco jueces abogados nombrados por el Presidente de la Nación con acuerdo del Senado, que requiere para ello una mayoría de dos tercios.

Los tribunales inferiores están encargados de resolver los conflictos regulados por la legislación federal en todo el país (tribunales federales) y, también, por la legislación común en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (tribunales nacionales). La designación de los jueces la realiza el Presidente de la Nación con acuerdo del Senado, sobre la base de una terna integrada por candidatos seleccionados en concurso público por el Consejo de la Magistratura, órgano de composición multisectorial, a quien corresponde el control directo de los jueces y la administración del Poder judicial. Los jueces permanecen en sus cargos "mientras dure su buena conducta" y solo pueden ser removidos en caso de infracciones graves, por un Jurado de Enjuiciamiento, integrado por integrado por legisladores, magistrados y abogados.

La Constitución establece también el Ministerio Público como órgano independiente y con autonomía funcional y financiera, con la función de promover la actuación de la justicia. El Ministerio Público es un organismo constitucional (art. 120) y es considerado por parte de la doctrina como un cuarto poder, en tanto que otra parte sostiene que se trata de un órgano extra poder.

Se trata de un organismo bicéfalo integrado por el Ministerio Público Fiscal, dirigido por el Procurador General de la Nación y encargado de la acción de los fiscales, y el Ministerio Público de la Defensa dirigido por el Defensor General de la Nación y encargado de la acción de los defensores oficiales.

En la República Argentina existen 23 provincias que, debido al sistema federal adoptado por la Constitución, son autónomas y mantienen todo el poder no delegado explícitamente al gobierno federal.

Todas las provincias cuentan con una constitución republicana y representativa que organiza sus propios poderes ejecutivo, legislativo y judicial, y regula el régimen de autonomía municipal. Las provincias pueden sancionar leyes sobre cuestiones no federales, pero las principales leyes comunes (civiles, comerciales, penales, laborales, de seguridad social y de minería) están reservadas al Congreso Nacional (Constitución Nacional, artículo 75, inciso 12).

En todas las provincias, el poder ejecutivo está a cargo de un gobernador que dura en sus funciones cuatro años y que, en general, puede ser reelegido. El poder legislativo en algunas provincias está ejercido por una legislatura unicameral y en otras por una legislatura bicameral. Todas las provincias cuentan con un poder judicial con su correspondiente Corte Superior provincial y tribunales encargados de resolver los conflictos regidos por la ley común (civil, penal, comercial, laboral, administrativo local).

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene un régimen especial de autonomía sin llegar a ser una provincia. Una ley sancionada en 1880 la confirmó como capital de la República y la federalizó, separándola de la Provincia de Buenos Aires. Su organización política cuenta también con una Constitución republicana que establece un gobierno dividido en tres poderes (ejecutivo, legislativo y judicial) y un régimen de descentralización en comunas. Las restricciones en materia de autonomía han influido para que hasta 2006 careciera de policía propia y un sistema judicial para resolver conflictos motivados en la aplicación de las leyes comunes. El titular del poder ejecutivo lleva el título de Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

La Constitución Nacional exige a cada provincia la organización de un régimen municipal y reconoce a los municipios su autonomía. Los municipios dirigen los destinos de cada ciudad o pueblo; por lo general, su jurisdicción se extiende a la zona rural aledaña y, en ocasiones, abarca localidades menores.

Argentina, junto a otros países de América del Sur, forma parte del Mercosur y de la Unión de Naciones Suramericanas. Participó en cada fase de la operación de Haití, y también ha contribuido en operaciones pacificadoras en diversas zonas del mundo. En reconocimiento a sus contribuciones a la seguridad internacional y a la pacificación, el presidente estadounidense Bill Clinton designó a la Argentina como aliado importante extra-OTAN en enero de 1998.

La Argentina mantiene una disputa de soberanía sobre las islas Malvinas, Sandwich del Sur, Aurora y Georgias del Sur, administradas por el Reino Unido, junto con sus espacios marítimos circundantes. Asimismo, reclama casi 1 millón de kilómetros cuadrados en la Antártida, en lo que constituye la Antártida Argentina —todas las reivindicaciones continentales sobre la Antártida están suspendidas en virtud del Tratado Antártico—.

Durante 2006 comenzó un litigio con Uruguay debido al inicio de las obras de una planta celulósica de la empresa finlandesa Metsä-Botnia en la localidad uruguaya de Fray Bentos. La Argentina ha demandado a Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia argumentando que la instalación de las plantas de celulosa es contaminante y se ha realizado en violación del Estatuto del Río Uruguay.

Las fuerzas armadas de Argentina se encuentran bajo el mando del Presidente de la Nación, que es su comandante en jefe y atiende sus cuestiones a través del Ministerio de Defensa. Históricamente, han tenido el mejor equipamiento de la región (por ejemplo, desarrollando tempranamente aviones con propulsión jet en 1950), pero actualmente tienen asignado un presupuesto bajo en comparación a otros ejércitos regionales. La edad mínima para ingresar es de 18 años, sin que exista un servicio militar obligatorio.

Las fuerzas armadas están compuestas por el Ejército Argentino, la Fuerza Aérea Argentina y la Armada Argentina. Las aguas territoriales son patrulladas por la Prefectura Naval Argentina y las regiones fronterizas por la Gendarmería Nacional Argentina, bajo control del Ministerio del Interior; ambas fuerzas mantienen también lazos con el Ministerio de Defensa. El Sistema de Inteligencia Nacional dirige las acciones de inteligencia, dentro de los que se destaca la Secretaría de Inteligencia, conocida popularmente como SIDE por su denominación anterior.

Cada provincia cuenta con su propia policía, que puede trabajar en conjunto con la Policía Federal Argentina, la fuerza de seguridad que se encarga de los delitos de ámbito exclusivamente federal o que involucran a más de una jurisdicción. La Policía Federal es también la fuerza de policía de la Ciudad de Buenos Aires (ciudad que realiza actualmente gestiones para poseer un cuerpo de policía propio).

Las fuerzas armadas argentinas están llevando a cabo actualmente operaciones en Haití y Chipre, de conformidad con los mandatos de la ONU.

Territorialmente, la República Argentina está organizada en 23 provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en donde se encuentra la sede del gobierno federal. Mediante la ley N° 23.512 de 1987, la Capital de la República debe ser trasladada a los municipios de Viedma y Guardia Mitre (Río Negro) y Carmen de Patagones (Buenos Aires). El traslado fue aceptado por las provincias de Río Negro (ley N° 2.086) y Buenos Aires (ley N° 10.454), pero caducó en ambos casos en 1992 al no efectuarse. Para marzo de 2008 la ley nacional no ha sido derogada.

Las provincias dividen su territorio en departamentos, con la excepción de la provincia de Buenos Aires que lo hace en municipios denominados partidos. Los departamentos, en general, no cuentan con funciones administrativas, aunque en las provincias de Mendoza, San Juan y La Rioja cada departamento es un municipio. En algunas provincias los departamentos son utilizados como distritos electorales para determinar representantes a las legislaturas provinciales y sirven como unidades de descentralización de diversos órganos provinciales como la policía y el Poder Judicial.

La Constitución Nacional de 1994 reconoce la autonomía municipal, pero da potestad a las provincias para reglar su alcance y contenido, por lo que existen municipios autónomos con potestad para sancionar Cartas Orgánicas Municipales y otros que no pueden hacerlo. También existen provincias que no reconocen la autonomía de sus municipios. Hasta diciembre de 2006, 123 municipios, haciendo uso de su autonomía institucional, habían dictado su propia carta orgánica.

Todas las provincias cuentan con gobierno locales y dentro de cada régimen se suelen encontrar distintas tipificaciones de municipios, existiendo casos de unidades administrativas similares a los municipios —generalmente, los correspondientes a localidades con escasa población—, pero que no cuentan con la mencionada autonomía y sus gobernantes son en general delegados del gobernador provincial.

La República Argentina extiende su soberanía sobre el mar adyacente a sus costas y de sus islas, así como también sobre el lecho y subsuelo de las áreas marinas, sus recursos vivos y minerales, y sobre su espacio aéreo marino.

El Estado argentino ejerce su soberanía marítima en distintos grados: el mar territorial (12 millas marinas desde la línea de base costera), la zona marítima contigua (24 millas marinas), la zona económica exclusiva (200 millas marinas) y la plataforma continental (en proceso de delimitación).

Firmado y ratificado, firmado pero no ratificado, ni firmado ni ratificado. Argentina ha reconocido la competencia de recibir y procesar comunicaciones individuales por parte de los órganos competentes.

El territorio de la República Argentina es el segundo más grande de América del Sur y el octavo en extensión de la Tierra, sin contar el sector antártico. Está integrado por un sector americano y otro antártico (cuya soberanía se reclama).

La superficie del sector americano de la Argentina mide 2.791.810 km². De ellos, 2.780.400 km² corresponden a la Ciudad de Buenos Aires, las 22 provincias argentinas y los departamentos de Ushuaia y Río Grande de la provincia de Tierra del Fuego. El resto está constituido por los 11.410 km² reclamados de las Islas Malvinas.

La superficie del sector antártico de la Argentina mide 969.464 km². De estos, unos 965.597 km² corresponden a la Antártida Argentina (territorio reclamado), incluida como departamento de la provincia de Tierra del Fuego. Además, esta superficie incluye a las Islas Shetland del Sur y las Islas Orcadas del Sur. Los 3.867 km² restantes están formados por las Islas Georgias del Sur (3.560 km²) y las Islas Sandwich del Sur (307 km²) que forman parte del Departamento Islas del Atlántico Sur de la provincia de Tierra del Fuego. Estos dos últimos archipiélagos más las Islas Malvinas se encuentran bajo dominio británico, aunque también son reclamados por la República Argentina.

La superficie total de la Argentina, sumados ambos sectores americano y antártico, totaliza 3.761.274 km² incluyendo los territorios cuya soberanía es reclamada. En esta cantidad no se incluye la franja oceánica argentina de 200 millas marinas (zona económica exclusiva), ni la plataforma continental (que corresponde en gran medida al Mar Argentino), ni el sector argentino del Río de la Plata.

Ubicada en el sur del continente de América, forma parte del Cono Sur junto a Chile, Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil.

La Argentina tiene 3.694 kilómetros de largo de norte a sur y 1.423 kilómetros de este a oeste. Se extiende por más de 33º de latitud entre su extremo norte, la confluencia de los ríos Grande de San Juan y Mojinete, en la provincia de Jujuy a 21°46′00″S 66°13′00″O / -21.766667, -66.216667; y el punto más austral del territorio continental argentino, el cabo San Pío, en la isla Grande de Tierra del Fuego, a 55°03′00″S 66°31′00″O / -55.05, -66.516667. A su vez, se extiende de este a oeste por 20º de longitud, desde la ciudad de Bernardo de Irigoyen, en la provincia de Misiones, a 26°15′00″S 53°38′00″O / -26.25, -53.633333 y el cordón Mariano Moreno de los Andes patagónicos en la provincia de Santa Cruz, a 49°33′00″S 73°34′00″O / -49.55, -73.566667.

La isla Martín García es un exclave argentino cercano a la confluencia de los ríos Paraná y Uruguay, un kilómetro dentro de aguas uruguayas, a una distancia aproximada de 3,5 kilómetros de la costa de este país, cerca de la pequeña ciudad de Martín Chico. El Tratado del Río de la Plata, firmado por Argentina y Uruguay en 1973, reafirmó la jurisdicción argentina sobre la isla, terminando con una disputa de un siglo entre ambos países. Debido a la sedimentación aluvional, se formó una isla frente a la costa norte de Martín García que fue llamada por Argentina como Punta Bauzá y por Uruguay como Timoteo Domínguez, y fue objeto de disputa entre ambos países. Con la firma del Tratado del Río de la Plata, la Argentina reconoció la soberanía uruguaya sobre la isla que, posteriormente, quedó unida a Martín García, constituyendo una frontera seca.

De acuerdo con los tratados firmados con la República del Paraguay, se convino que las islas en los ríos Paraná y Paraguay (excepto Yaciretá y Cerrito) fuesen adjudicadas al país del que se hallen más cerca sus costas, siendo las aguas divididas por el canal principal del río. Tras la demarcación de las islas en 1980 han quedado enclaves de uno y otro país en las aguas del otro, tanto en el río Paraná como en el río Paraguay. Pertenecen a la República Argentina dentro de la provincia de Corrientes las islas de: Apipé Grande, Entre Ríos, el grupo Caa Verá, las islas Verdes y las dos islas de Costa Larga; todas ellas situadas en el río Paraná en aguas paraguayas.

Por la firma del Tratado del Río Uruguay que fijó el límite en este río entre la Argentina y Uruguay, se definió que al sur de Salto Grande el límite pasase por el canal más profundo, separando también las islas. Pese a eso, las islas Filomena Grande, Filomena Chica, Palma Chica, Bassi, Tres Cruces y los islotes Alba y Chingolo, se acordó que perteneciesen a Uruguay por tener población de ese origen, aunque las aguas que las rodean pertenezcan a la República Argentina. De esta manera, esas islas constituyen enclaves de Uruguay en aguas argentinas.

En el norte del país se encuentran regiones de vegetación densa; en algunos sectores la misma es boscosa y en otros es selvática, compuesta por la región chaqueña y los esteros del Iberá; estas zonas de abundante vegetación se mezclan con otras extensas zonas de palmares y pastizales. La región misionera es una región diferenciada, siendo una prolongación de las sierras del Brasil, con serranías bajas pero accidentadas, de clima subtropical, muy húmedo y vegetación selvática. El extremo noroeste del país está ocupado por una región de meseta alta llamada Puna o Altiplano.

En el centro del país se encuentra la llanura pampeana, que puede dividirse en dos regiones: Pampa húmeda y Pampa occidental o seca. Esta última tiene un clima más continental. En la Pampa húmeda la Sierra de la Ventana y Tandilia (con un máximo de altura apenas superior a los 500 metros sobre el nivel del mar) son los únicos accidentes geográficos que quiebran la monotonía del paisaje y son los restos de una cordillera muy antigua.

En el centro-oeste del país se encuentra la región de Cuyo, que está constituida por las provincias de San Juan, Mendoza y San Luis, donde predomina un relieve montañoso, serrano, con escasa vegetación.

Al sur del país se encuentra la Patagonia, una extensa zona de mesetas y serranías de origen precámbrico, que comprende a las provincias de Río Negro, Neuquén, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

En el noreste y centro-este del país se ubican los ríos más importantes, que corresponden a la Cuenca del Plata, la tercera cuenca en extensión del Hemisferio Occidental. Los principales cursos fluviales de la misma son los siguientes: Paraguay, Bermejo, Colorado, Uruguay y el más largo, el Paraná. Los dos últimos avanzan juntos hasta encontrarse en el estuario del Río de la Plata. Dicho estuario es el más grande del planeta y afluye en la sección del océano Atlántico que corresponde al Mar Argentino. La tierra que se encuentra entre ambos ríos es llamada Mesopotamia y es compartida por las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos.

La Argentina tiene 4.665 kilómetros de costa. La zona del océano Atlántico sobre la plataforma continental es inusualmente ancha y se la denomina Mar Argentino, el cual cuenta con importantes recursos pesqueros e hidrocarburíferos. Las costas que baña el mar varían entre zonas de dunas y acantilados. La alternancia de corrientes frías de la Antártida y cálidas del Brasil permite que la temperatura de las costas no descienda uniformemente con el descenso en la latitud, sino que tenga variaciones. La costa meridional de Tierra del Fuego forma la orilla norte del Pasaje de Drake.

Las características generales de la orografía de la Argentina son la presencia de montañas en el oeste y de llanos en el este, configurando una planimetría que disminuye en altitud de oeste a este.

El extremo oeste está conformado por la sección principal de la cordillera de los Andes. Al norte se encuentran los sectores más altos de la cordillera, que son también los más altos del continente. Allí se encuentra el cerro Aconcagua, que con 6.959 metros sobre el nivel del mar es el punto más alto de toda América. El tramo patagónico de los Andes, en cambio, posee picos notoriamente más bajos que los del norte.

En el norte, al este de los Andes y también en sentido norte-sur se extienden las Sierras Subandinas, una serie de sierras escalonadas que conforman valles muy poblados. Al sur de las mismas se encuentran las Sierras Pampeanas, más espaciadas entre sí y separadas por llanuras.

La meseta patagónica es un conjunto de altiplanos y llanuras elevadas y áridas, enclavada entre los Andes patagónicos y el océano Atlántico, donde cae abruptamente en altos acantilados que dan al Mar Argentino. Aquí se encuentra también la depresión más profunda de toda América: la laguna del Carbón a 105 metros bajo el nivel del mar.

En la Mesopotamia oriental, sobre las estribaciones del macizo de Brasilia, el relieve se presenta como sierras bajas en la provincia de Misiones. Hacia el sur, en las provincias de Corrientes y Entre Ríos, se transforman en cuchillas o lomadas de origen sedimentario más bajas aún, constituyendo una topografía ondulante.

La gran llanura Chacopampeana es una planicie con pocas ondulaciones, subtropical al norte (Gran Chaco) y templada al sur (Llanura pampeana). Drenada en gran parte por el río Paraná, su pendiente es suave, de dirección noroeste - sudeste y prácticamente imperceptible, por lo que los ríos que la surcan son sinuosos, presentando además esteros y pantanos en el Chaco y gran cantidad de lagunas en la Pampa. La monotonía del paisaje sólo se quiebra con la presencia de algunos sistemas serranos.

Los ríos argentinos se clasifican en 3 cuencas o vertientes: los de la vertiente del Atlántico, los de la vertiente del Pacífico y, por último, los pertenecientes a las diversas cuencas endorreicas del interior del país.

La vertiente del Atlántico es la más extensa y está compuesta por la Cuenca del Plata, el Sistema Patagónico y una serie de ríos menores en la provincia de Buenos Aires. La Cuenca del Plata es la más importante, culmina en el estuario del Río de la Plata y es desaguada por los ríos Paraná (el más caudaloso y extenso del país), Uruguay y los diversos afluentes de estos, destacándose el Paraguay, el Pilcomayo, el Bermejo, el Salado y el Iguazú. El sistema patagónico está formado por ríos alóctonos, alimentados por los deshielos de los Andes. Se destacan por su caudal el río Colorado, el Negro, el Chubut y el Santa Cruz.

La vertiente del Pacifico es la de menor extensión. Integrada por ríos cortos, alimentados por los deshielos y lluvias de los Andes Patagónicos como el Manso en Rio Negro y el Futaleufú en Chubut.

En el centro y oeste del territorio hay varias cuencas endorreicas, compuestas por ríos de caudal variable que se pierden en el suelo por evaporación o infiltración o desaguan en lagunas interiores o salinas. Sobresalen la cuenca del Desaguadero, que agrupa a los ríos cuyanos, y la de la laguna de Mar Chiquita, donde desembocan los ríos Dulce, Primero y Segundo.

Las cuencas lacustres argentinas se encuentran mayoritariamente en la Patagonia, como consecuencia de la acción glaciaria que las formó. Se destacan los lagos Nahuel Huapi, Viedma y Argentino. En la llanura chaco-pampeana hay gran cantidad de lagunas de agua dulce y salada, y en el litoral zonas pantanosas como los esteros del Iberá. La laguna argentina más extensa es Mar Chiquita, en la provincia de Córdoba.

Los recursos hídricos del país también incluyen los extensos campos glaciarios de los Andes, como el Perito Moreno y las aguas subterráneas de acuíferos, como el Puelche y el Guaraní. El aprovechamiento hidroeléctrico de los ríos ha propiciado la formación de varios embalses, como el de Yacyretá en el Paraná, el de Salto Grande en el Uruguay y el de El Chocón en el Limay.

Debido a la amplitud latitudinal y su variedad de relieves, la Argentina posee una gran variedad de climas. En general, el clima predominante es el templado, aunque se extiende a un clima subtropical en el norte y un subpolar en el extremo sur. El norte del país se caracteriza por veranos muy cálidos y húmedos, con inviernos suaves y secos, estando sujeto a sequías periódicas. El centro del país tiene veranos cálidos con lluvias y tormentas, e inviernos frescos. Las regiones meridionales tienen veranos cálidos e inviernos fríos con grandes nevadas, especialmente en zonas montañosas. Las elevaciones más altas en todas las latitudes son las que experimentan condiciones más frías, con un clima árido y nivel montano.

Las plantas subtropicales dominan el norte del país, como parte de la región del Gran Chaco. El género Dalbergia de árboles está bien diseminado y se halla representado por el palo de rosa y el árbol del quebracho; también son predominantes los árboles blancos y negros del algarrobo (Prosopis alba y Prosopis nigra). La sabana existe en las regiones más secas, cerca de los Andes. Las plantas acuáticas prosperan en los humedales que dotan a la región.

En la zona central del país se encuentra la Pampa húmeda, una gran pradera. Originalmente, la pampa no tenía virtualmente ningún árbol; pero debido a la intervención humana se encuentran presentes ciertas especies importadas como el sicómoro americano o el eucalipto. Uno de los árboles nativos de la zona es el ombú, un árbol de tipo perennifolio.

Los suelos superficiales de la llanura pampeana poseen una gran cantidad de humus. Esto hace que la región sea muy productiva para la agricultura.

La pampa occidental o pampa seca recibe menos de 500mm/año de precipitaciones, y es una llanura de hierbas duras o estepa. En gran parte su tussok es el mismo del Comahue, la región central de la pampa occidental, y se halla recubierta de "montes" o bosques del árbol caducifolio llamado caldén. El mismo se distribuye en una diagonal que va desde los límites meridionales de las provincias de Córdoba y San Luis hasta los límites meridionales de las provincias de La Pampa y Buenos Aires.

La mayor parte de la vegetación de la Patagonia argentina está compuesta de arbustos y hierbas, adaptadas para soportar las condiciones secas de dicho hábitat. El suelo es duro y rocoso e imposibilita la agricultura a gran escala, a excepción de los valles. Los bosques coníferos crecen en la Patagonia occidental y en la isla de Tierra del Fuego. Las coníferas nativas de la región incluyen el alerce, ciprés de la cordillera, ciprés de las guaitecas, el huililahuán, el lleuque, mañío hembra, y la araucaria, mientras que los árboles hojosos nativos incluyen varias especies de Nothofagus, entre ellos el coigüe, el lenga y el ñire.

Árboles foráneos presentes en plantaciones de la silvicultura son la Picea, el ciprés, y el pino. Las plantas comunes son el copihue y el colihue. En Cuyo, abundan los arbustos espinosos semiáridos y otras plantas xerófilas. A lo largo de varios oasis, las hierbas y árboles de río crecen en números significativos. El área presenta las condiciones óptimas para el crecimiento a gran escala de las vides de uva. En el noroeste de la Argentina hay muchas especies del cactus. En las elevaciones más altas (sobre 4.000 msnm), no crece ninguna vegetación importante debido a la altitud extrema, y los suelos están virtualmente desprovistos de cualquier vida de plantas.

La flor del ceibo es la flor nacional de la Argentina.

En el norte subtropical se encuentra una gran cantidad de especies animales. Hay grandes felinos como el yaguareté, el puma, y el ocelote; grandes cánidos como el lobo de crin, el úrsido llamado oso de anteojos; primates (monos aulladores); reptiles grandes como cocodrilos y una especie de caimán. Otros animales son el tapir, los carpinchos, el oso hormiguero, el hurón, el pecarí, la nutria gigante, el coatí, y varias especies de tortugas.

En la zona subtropical de Argentina existen muchas aves como el águila coronada (la mayor ave predadora del continente), los diminutos colibríes, los flamencos, el tucán y diversas especies de loros. Las praderas centrales están pobladas por los armadillos, el colo colo, y el ñandú o avestruz sudamericana. Los halcones, diversos patos así como las garzas y las perdices, también habitan la zona, al igual que varias especies de ciervos y zorros. Algunas especies se extienden hacia la Patagonia.

Las montañas occidentales son el hogar de diversos animales. Entre ellos están la llama, el guanaco y la vicuña, que son algunas de las especies más reconocibles de Sudamérica. También en esta región están el gato andino y el cóndor. Este último es el ave voladora de mayor tamaño del mundo, así como también una de las que vuela hasta mayores alturas.

En la Argentina meridional habitan el puma, el huemul, el pudú (el ciervo más pequeño del mundo) y el jabalí. La costa de la Patagonia es rica en vida animal: el elefante marino, el lobo marino, el león marino, y diversas especies de pingüinos. En el extremo sur se encuentran los cormoranes, que se alimentan de peces.

Las aguas territoriales de la Argentina tienen abundante vida oceánica; están los mamíferos como los delfines, las orcas, y las ballenas. Una de las ballenas más destacadas es la ballena franca de gran atractivo turístico. Los peces marinos incluyen las sardinas, las merluzas, los salmones, y los cazones; también está presente el calamar y la centolla en Tierra del Fuego. Los ríos y las corrientes en la Argentina tienen muchas especies de peces de agua dulce como las truchas y un pez sudamericano como el dorado.

Las especies de serpientes que habitan en la Argentina incluyen a la boa constrictora, a la venenosa yarará y a la serpiente cascabel.

La economía argentina se ve beneficiada por una gran riqueza y variedad de recursos naturales, una población con un buen grado de educación, un sistema de agricultura y una importante base industrial, que llegó a ser la más desarrollada de América Latina, pero que ha evidenciado cierto estancamiento relativo, a partir del último cuarto del siglo XX.

En la actualidad, la Argentina es la tercera potencia en materia económica de América Latina, superada por Brasil y México. Si al PBI se lo considerara en paridad de poder adquisitivo (según el Fondo Monetario Internacional). Argentina crece desde el año 2003 al 2008 con un promedio de 8,2% en 2008 su PBI alcanzó los 571.392 millones de dólares, acortándose las distancias respecto al PBI de Brasil o de México. El PBI per cápita medido en paridad de poder adquisitivo de USD el 2008 fue estimado en 14.376, uno de los más altos de la región.

Las exportaciones de bienes totalizaron en 2007 los 55.780 millones de dólares, mientras que las importaciones alcanzaron los 42.525 millones, generándose un superávit de 13.255 millones de dólares. Las exportaciones e importaciones de servicios, en cambio, arrojan unos totales de 10.283 y 10.782 millones de dólares respectivamente, lo cual genera para el mismo año un déficit de 499 millones de dólares.

El país mantiene una deuda externa de 123.196 millones de dólares (dic. 2007), equivalente al 46,74% del PBI. El monto de la misma se debe principalmente a operaciones fraudulentas realizadas durante el Proceso de Reorganización Nacional (1976-1983), período en el cual la deuda creció un 364%, y a una toma masiva de préstamos externos durante los dos gobiernos sucesivos de Carlos Menem, debido a la política de dólar barato llevada adelante por la ley de convertibilidad. En este último el crecimiento de la deuda fue del 123%. La relación entre el PBI y la deuda externa alcanzó su punto crítico en enero de 2002 cuando representó el 190% del PBI. Desde entonces una combinación de reducción de la deuda, moderación en la toma de nuevos créditos y aumento considerable del PBI, redujeron la deuda externa a poco menos de la mitad del PBI, que de todos modos se estima alta.

La presión tributaria se ubicó al finalizar 2007 en el 25%. Aún considerando que la misma resulta baja comparada con Brasil (37%) y Europa (38%), la misma ha aumentado considerablemente desde el 16,7% que registró en el período 1997-2002. La estructura impositiva descansa principalmente en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) que aporta el 31% del total, aunque su importancia relativa se ha reducido frente al promedio 1997-2002, que fue del 39%, debido a un aumento del aporte el Impuesto a las Ganancias, que pasó del 19% al 21% y sobre todo de las retenciones a las exportaciones que pasó del 1% al 10%.

A fines de 2007 el Estado había acumulado reservas en moneda extranjera por US$ 46.176 millones, monto equivalente al del total importado por año.

De acuerdo al INDEC, la inflación alcanzada en 2007 fue del 8,5%, la cual continuó con una tendencia descendente y fue la más baja desde el año 2004. Sin embargo, la veracidad de las mediciones del INDEC está actualmente siendo cuestionada, y otros analistas económicos estiman una inflación de entre el 16% y el 18% para el período citado.

A su vez, el crecimiento económico hizo mejorar notablemente los índices sociales desde el período de crisis. Así, los últimos indicadores de nivel nacional mostraron que la tasa de pobreza en el semestre de octubre de 2007 a marzo de 2008 representó al 20,6% de la población y la de indigencia al 5,9%. El desempleo en el cuarto trimestre de 2007 se halló en un 7,5%, incluyéndose a los beneficiarios de planes sociales de empleo como “empleados”. El índice se eleva al 7,8-8,1% si no se computan como "empleados" a los beneficiarios de planes sociales de empleo. El subempleo, en tanto, se situó en un 6,0%.

La Argentina forma parte del bloque regional conocido como Mercosur, integrado por Argentina, Brasil, Paraguay Uruguay y Venezuela, como consecuencia del tamaño del bloque económico Mercosur, las relaciones comerciales entre la Argentina y Brasil aumentaron hasta volverse de primera importancia para ambos países. En mayo de 2002 comenzó un proceso de desequilibro en la balanza comercial entre ambos países, fuertemente deficitario para la Argentina, que ha sido motivo de preocupación para empresarios y funcionarios de ese país. En 2006 los gobiernos de Argentina y Brasil firmaron una serie de acuerdos bilaterales, entre los que se encuentra la cláusula de adaptación competitiva y los acuerdos referidos a los intercambios comerciales del sector de los automotores. El propósito de ambos acuerdos es reducir las asimetrías presentes en el bloque.

La moneda oficial de la Argentina desde 1992 es el Peso ($).

La producción de alimentos provenientes de la agricultura y la ganadería vacuna en la región pampeana, es tradicionalmente, uno de los ejes de la economía argentina. En total la producción rural incluido el sector forestal, representaba en 2007 el 5,61% del PBI total. El principal producto del sector es la soja o soya, una oleaginosa que ocupa la mitad de las tierras sembradas y que origina la cadena de la soja, uno de los principales encadenamientos productivos del país.

Una parte sustancial de la producción agrícola se exporta sin manufacturación en forma de granos (soja, maíz, trigo y girasol), representando el 15% de las exportaciones totales. El resto se destina como materia prima, principalmente a la industria de la alimentación. La soja se diferencia sustancialmente del resto de los productos agropecuarios por el hecho de que no se consume en el mercado interno, y por lo tanto prácticamente la totalidad se exporta. Por el contrario, los cereales, lácteos y la carne vacuna constituyen la base de la dieta alimentaria de la población, razón por la cual una parte considerable se destina al consumo en el mercado interno.

Fuera de la economía agro-ganadera de la región pampeana, la economía argentina cuenta con las denominadas economías regionales, sistemas productivos locales generalmente apoyados en la producción especializada de un grupo limitado de cultivos. Entre ellas se encuentran la economía cuyana apoyada en la vid y la industria del vino derivada; los valles patagónicos dedicados a la manzana y la pera; la región noroeste, dedicado al azúcar, cítricos y tabaco; la Provincia de Misiones y nordeste de Corrientes orientadas a la yerba mate, té y la madera; el algodón en la región chaqueña; el arroz, principalmente en Corrientes; el olivo en las zonas áridas de montaña; y el ganado ovino en la Patagonia.

La Argentina posee una considerable riqueza petrolera y gasífera, que le permite organizar una cadena de producción petroquímica que, junto a la cadena de la soja y la industria metal-mecánica, constituye la base de la economía nacional. En conjunto la cadena petroquímica es responsable de un 20% de las exportaciones totales, de las cuales solo el 4,6% se exporta em bruto, sin industrialización.

Los principales yacimientos se encuentran en las Provincia del Neuquén, el golfo de San Jorge y la Provincia de Salta; la provincia del Neuquén concentra cerca de la mitad de toda la producción de hidrocarburos. Una red de oleoductos y gasoductos transporta los productos a Bahía Blanca, donde se encuentra el principal polo petroquímico y a la conurbación industrial que se extiende entre Rosario y La Plata y que tiene como núcleo principal el Gran Buenos Aires.

Históricamente, la minería argentina ha sido escasa, pero la misma se ha activado en la última década, fundamentalmente sobre minerales metalíferos: cobre (3% de las exportaciones), oro, plata, zinc, manganeso, uranio y azufre. Los recursos mineros se concentran en las provincias cordilleranas a lo largo de 4.500 km. Las exportaciones argentinas de minerales pasaron de 253 millones de dólares en 1996 a 2.650 millones en 2006, algo más del 3% del total.

El Mar Argentino está ubicado sobre una extensa plataforma submarina, muy rica en recursos pesqueros, que alcanza un ancho de 550 km a los 52º de latitud Sur y 1.890.000 km². Sin embargo, la pesca ha sido una producción marginal, y debido a la crisis poblacional de la merluza (principal producto pesquero argentino) provocada por la excesiva pesca durante los 1990, la participación del sector en las exportaciones totales se ha reducido de un 3% a un 2%.

En sentido contrario, la producción forestal y maderera, principalmente pinos y eucaliptos, se ha venido expandiendo, con centro en las provincias mesopotámicas, superando el 2% del total exportado.

La industria manufacturera argentina es el sector que más valor aporta al PIB, con un 17,5% del total (2007). El sector industrial manufacturero también es uno de los principales generadores de empleo (junto con el comercio y el sector público), con 13% en 2007, Por su parte la industria de la construcción aporta el 6,7% del PIB (2007) y ha sido la principal impulsora de la recuperación del empleo después de 2002, ocupando un 9,5% del total de la fuerza de trabajo en 2007.

Entre las industrias de manufacturas de origen agropecuario se destaca la industria aceitera, integrante de la cadena de la soja, la de mayor crecimiento en las últimas dos décadas, concentrando el 31,8% del total del sector alimentos y el 20% de las exportaciones totales del país. Luego le siguen la de la carne (11,1%), la de la leche (7,7%), la del café y chocolate (7,5%), la del vino y otras bebidas alcohólicas (5,7%), la del pan, pastas y galletas (4,5%), la de la harina de trigo (4,5%), la de la cerveza (4,1%), etc.

Las principales ramas de las industrias de origen no agropecuario, son la fabricación de automotores que aporta el 8,7% de las exportaciones, química (5,6%) y metalúrgica (5,3%), maquinaria (3,4%) y plásticos (2,6%) (porcentajes correspondientes a 2006). También son importantes las industrias del papel, de las piedras preciosas, caucho y textiles.

A partir de 2003 la industria ha tenido un proceso de revitalización competitiva, movido principalmente por la política económica de dólar alto. El Gran Buenos Aires es aún el área industrial más importante del país, donde se concentra la mayor parte de la actividad fabril de la Argentina. Otros centros industriales importantes existen en Córdoba, Rosario, Tucumán y Mendoza, San Luis y Tierra del Fuego, muchos de ellos fomentados para descentralizar la industria.

Históricamente, el país ha tenido importantes sectores industriales como la industria naval relacionada con la Flota Mercante de Argentina, que se redujeron considerablemente a partir de la década de 1990 a raíz del proceso de privatizaciones y que en la actualidad se están recuperando.

El extenso territorio de la República Argentina está dotado de grandes atractivos turísticos. La valuación de la moneda local tras la devaluación de 2002 favoreció el arribo de grandes cantidades de turistas extranjeros, haciendo al país comercialmente más accesible que en la década de 1990. Al encarecerse los costos para viajar al exterior, muchos argentinos también se volcaron al turismo nacional.

El repunte del sector es muy notorio: los ingresos por turismo receptivo ocupan el tercer lugar en el ranking de entrada de divisas como equivalente de exportaciones. En 2006, el sector representó el 7,41 % del PBI, aunque hay que tener en cuenta que la salida de residentes argentinos con fines turísticos supera las entradas y equivale a un 12% del PBI. Los extranjeros ven a la Argentina como una zona sin conflictos armados, terrorismo o crisis sanitarias. Según cifras oficiales de la Organización Mundial del Turismo, en 2007 el país recibió a más de 4.600.000 turistas extranjeros, lo que significó unos 4.300 millones de dólares de ingreso de divisas.

La Argentina es el segundo país más visitado de América del Sur (detrás de Brasil) y el quinto más visitado del continente americano. Los turistas extranjeros provienen principalmente de Brasil, Chile, Perú, Colombia, México, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Venezuela y Paraguay y los europeos de España, Italia, Francia, Alemania, Reino Unido y Suiza.

Buenos Aires se destaca como el centro favorito de los turistas extranjeros y nacionales (5.250.000 en 2007). Son atraídos por una ciudad populosa, cosmopolita y con amplia infraestructura. Entre otros muchos factores, el tango es uno de los motivos para la visita a la capital argentina. La característica noche porteña es uno de los grandes atrayentes por su variada oferta cultural, gastronómica y de entretenimiento.

Otro destacado centro de atracción son las Cataratas del Iguazú, en la Provincia de Misiones, declaradas en 1984 Patrimonio Natural de la Humanidad por la Unesco. La caída del caudaloso Río Iguazú se complementa con la Selva subtropical que la rodea.

Argentina cuenta con una importante variedad de sitios montañosos, en varios de ellos se practica el montañismo y otros basan su atractivo turístico en el contacto con la nieve o en sus paisajes característicos. Los principales se encuentran en el oeste del país, en la Cordillera de los Andes, aunque también hay formaciones montañosas en las Sierras de Córdoba. Entre los sitios utilizados para el alpinismo se encuentra el cerro Aconcagua, la montaña más alta de América. Los parajes turísticos más importantes por su nieve son Bariloche y Las Leñas. Una formación conocida internacionalmente es la Quebrada de Humahuaca. El Tren de las Nubes es uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo. Parte desde la provincia de Salta, y cruza la Quebrada del Toro pasando por Tastil —considerada como uno de los principales centros urbanos prehispánicos de Sudamérica— donde se hallan ruinas arqueológicas.

El Parque provincial Ischigualasto, también conocido como "Valle de la Luna", está situado en el extremo norte de la provincia de San Juan, a 330 km de la ciudad de San Juan. Es un área protegida donde puede verse totalmente al descubierto y perfectamente diferenciado todo el periodo triásico en forma completa y ordenada, por lo cual el 29 de noviembre de 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los glaciares son una de las principales atracciones de la Patagonia Argentina. El más conocido es el Glaciar Perito Moreno, cuya accesibilidad y característica ruptura periódica le otorgan un atractivo singular. Se expande sobre las aguas del Brazo Sur del Lago Argentino, con un frente de 5 kilómetros y una altura por sobre el nivel del lago, de entre los 70 y 60 metros. Esta pared de hielo cubre una extensión de 230 kilómetros cuadrados. El área de hielos continentales y glaciares es un tesoro natural, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981.

En los últimos años ha tenido importancia la implementación del turismo enólogo, un turismo temático basado en la vitivinicultura con la iniciativa de la denominadas "Rutas del Vino" en la provincias de San Juan y Mendoza así como en los Valles Calchaquíes salteños, turismo que atrae numerosos turistas extranjeros para degustar los Vinos Argentinos.

El turismo invernal tiene su máximo exponente en la región de los Lagos, ubicada al pie de la Cordillera de los Andes en las Provincias del Neuquén, Río Negro y Chubut; además de la práctica de deportes de montaña, la zona tiene como atractivos lagos de origen glaciar y Parques Nacionales rodeados de frondosa vegetación. En el centro de la misma, la ciudad de San Carlos de Bariloche a orillas del lago Nahuel Huapi y a pocos kilómetros del cerro Catedral, se posiciona como el principal centro invernal de Sudamérica, atrayendo a la mayor parte del turismo tanto nacional como extranjero.

Durante la época estival una buena parte del turismo interno argentino se dirige a diversas ciudades de la costa atlántica de la Provincia de Buenos Aires, siendo Mar del Plata la mayor de ellas. La mayor parte de dichas ciudades concentra su actividad económica en la temporada veraniega. El segundo destino en cuanto a captación del turismo interno lo constituyen las Sierras de Córdoba, sobre todo el valle de Calamuchita, siendo su principal centro turístico Villa Carlos Paz. Tradicionalmente, el mes de enero es el que genera la mayor demanda de alquileres. Por su parte la zona de la Península Valdés es un área declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en la que se conjugan la costa atlántica y la Patagonia argentina; otro gran destino internacional con tales características se ubica en la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur que, además de sus atractivos, sirve como punto de partida a excursiones y cruceros en la Antártida.

Las rutas argentinas cuentan con 37.740 kilómetros y 600.000 kilómetros de carreteras municipales, y la capital, Buenos Aires, se encuentra interconectada con las principales ciudades y regiones del país.

Se estima en 8.527.256 el número de vehículos que forman el parque automotor argentino, distribuido en 5.325.231 de automóviles, 1.370.312 de vehículos livianos, 417.042 de carga y 62.785 para transporte de pasajeros, sin contabilizar 517.449 unidades no especificadas.

El sistema ferroviario fue privatizado a comienzos de la década de 1990, comprendiendo tanto el transporte de carga como el traslado urbano de pasajeros. A la fecha del 2006 cuenta con alrededor de 31.902 kilómetros operativos de líneas férreas. En total existen unos 40.245 kilómetros de ferrovías, pero muchos tramos han quedado abandonados en las etapas: 1963, 1977, y la década del 1990.

Argentina cuenta con alrededor de 11.000 kilómetros de vías navegables. La red de hidrovías está compuesta por los ríos de La Plata, Paraná, Paraguay y Uruguay. Los principales puertos fluviales son los de Zárate y Campana.

La mayoría de los productos importados por la Argentina llega al país por vía marítima. Los principales puertos son los siguientes: Buenos Aires, La Plata-Ensenada, Bahía Blanca, los puertos del Up-River, Mar del Plata, Quequén-Necochea, Comodoro Rivadavia, Puerto Deseado, Puerto Madryn y Ushuaia. El puerto de Buenos Aires es históricamente el primero en importancia individual, pero la zona conocida como Up-River, que se extiende a lo largo de 67 km de la porción santafesina del río Paraná, reúne 17 puertos que concentran el 50% del total de las exportaciones del país.

La Argentina produce, según datos del año 2005, alrededor de unos 101.176 gigawatts por hora de energía eléctrica. Las principales fuentes de energía empleadas por la Argentina para la generación de electricidad son la hidráulica (34.041 Gigawatts por hora anuales) y la térmica (56.385 Gigawatts por hora anuales), junto con una producción de energía nuclear (6.873 gigawatts por hora anuales). La energía eléctrica se distribuye por dos sistemas principales, el Sistema interconectado nacional y el Sistema interconectado patagónico, así como también por algunos sistemas menores aislados de ambos.

La extracción de petróleo y gas natural alcanza los 38.323 miles de metros cúbicos anuales y 48.738 millones de metros cúbicos anuales respectivamente. Las reservas de petróleo se estiman en 346.634 miles de metros cúbicos, mientras que las de gas natural alcanzan los 455.625 millones de metros cúbicos.

Cinco argentinos han sido galardonados con Premios Nobel. Tres de ellos están vinculados con la ciencia: el Premio Nobel de Medicina fue otorgado a Bernardo Alberto Houssay, primer Nobel científico latinoamericano; el mismo galardón fue recibido por César Milstein. El Premio Nobel de Química fue otorgado a Luis Federico Leloir. En tanto, el Premio Nobel de la Paz fue entregado a Carlos Saavedra Lamas así como a Adolfo Pérez Esquivel.

La Argentina ha construido satélites; ofrece su propio modelo de central nuclear compacta de cuarta generación y provee de pequeños reactores nucleares a diversos países gracias a su empresa pública INVAP. En temas como la informática, la nanotecnología y la biotecnología se desarrollan programas bien estructurados que tienden a concentrar esfuerzos y dar sentido a las capacidades que se desarrollan. También construye helicópteros, maquinarias agrícolas, produce el ciclo completo de la energía nuclear y tiene un misil antibuque en fase final.

El principal organismo de investigación científica en la Argentina es el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Se trata de una institución estatal, dependiente del gobierno nacional, en el ámbito del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (que fuera creado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en 2007). El CONICET cuenta con una Carrera de Investigador y está organizado en Institutos, que gozan de autonomía temática y científica y en el 2008 congrega a un conjunto de casi 3.500 personas dedicadas a la investigación científica y tecnológica.

En 1995 la Unesco eligió a la Argentina como la sede para instalar el Observatorio Pierre Auger en Malargüe, provincia de Mendoza, el cual comenzó a funcionar en 2005. Se trata de un proyecto conjunto de más de 20 países en el que colaboran unos 250 científicos de más de 30 instituciones, con la finalidad de detectar partículas subatómicas que provienen del espacio exterior denominadas rayos cósmicos.

Entre algunos de los más eminentes avances en materia de desarrollo armamentístico se cuenta el misil AS-25K, uno de los últimos desarrollos de CITEFA, (Instituto de Investigaciones Científicas y Técnicas de las Fuerzas Armadas) y que se presentará en versiones aire-mar y aire-superficie.

Los principales problemas que afrontan la ciencia y la tecnología en el país son la baja inversión en ellas con respecto al nivel internacional, la fuga de cerebros debida a las políticas de atracción implementadas por lo países más desarrollados y las mejores oportunidades laborales en el exterior; y políticas de innovación incipientes y desarticuladas. Según datos del 2005, con relación al PBI, el sector público aporta el 0,30% al sector de ciencia y tecnología, mientras que el privado aporta el 0,16%; sin embargo, la participación del sector privado y publico en las actividades científicas y tecnológicas se viene incrementando desde el año 2002.

Los principales canales televisivos que transmiten desde Buenos Aires son: Canal Trece, América TV, Telefe, Canal 9 y Canal 7, siendo este último de propiedad estatal y el único de alcance totalmente nacional. Aun así, los demás suelen ser retransmitidos, en todo o en parte, por canales provinciales. También hay un canal educativo y estatal, Encuentro. Asimismo, Argentina se destaca por poseer una gran oferta de canales de televisión por cable. Según datos de 2001, la gran mayoría de los hogares posee televisión y el 54% cuenta con TV por cable, una de las penetraciones más altas de América Latina.

El servicio de comunicaciones telefónicas fue privatizado en 1990 bajo el gobierno de Carlos Menem. Hay 8,3 millones de líneas telefónicas instaladas, en una proporción de 23 líneas para cada grupo de 100 habitantes. La tasa de penetración de telefonía móvil es de 102 teléfonos celulares por cada 100 personas, con un total de 40 millones de líneas. Este número elevado se debe, en parte, a que personas de bajo nivel adquisitivo pudieron en los últimos años acceder a los planes de pago.

El servicio postal, que cubre todo el país, es de propiedad mixta (privada y estatal). El principal exponente del sector es el Correo Argentino.

Hay casi 1500 estaciones de radio, de las cuales 260 son AM, aproximadamente 1150 son FM .

Circulan en la Argentina más de 200 diarios, de los cuales los más vendidos son publicados en Buenos Aires: Clarín (el de mayor circulación) y La Nación. Algunos de los principales periódicos del interior del país son: Los Andes de Mendoza, La Capital de Mar del Plata, La Capital de Rosario, El Día de La Plata, La Gaceta de Tucumán, La Nueva Provincia de Bahía Blanca, La Voz del Interior de Córdoba.

La Argentina es, a menudo, descrita como un país macrocefálico, debido a la alta concentración económica y poblacional en el Gran Buenos Aires, el área metropolitana formada en torno a la ciudad de Buenos Aires. Con sus casi doce millones de habitantes, es el principal centro urbano del país, concentrando un 33% de la población y un 40% del producto bruto en apenas un 0,14% del territorio. El Gran Córdoba y el Gran Rosario son las principales áreas metropolitanas después del Gran Buenos Aires, pero cuentan con una población casi diez veces menor.

Otras importantes ciudades son La Plata (centro administrativo de la provincia de Buenos Aires), Mar del Plata (importante puerto pesquero y balneario), Salta, Santa Fe de la Vera Cruz, San Juan (desarrollada a través de la industria del vino), Resistencia (mayor urbe del Nordeste argentino) y el aglomerado Neuquén - Plottier - Cipolletti (mayor urbe de la Patagonia).

La población de la Argentina de acuerdo al censo de noviembre de 2001 ascendía a 36.260.130 habitantes. La posterior corrección de población por cobertura y conciliación censal que realizó el INDEC llevó a la población a 37.282.970 habitantes en el mismo período. La población estimada para 2008 es de 39.745.613 habitantes, con una densidad media de 14 hab/km² (sin considerar la superficie reclamada de la Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur).

El ritmo de crecimiento poblacional sigue una pendiente descendente en las últimas décadas; así, en el período 1980-1991, la tasa de crecimiento anual medio fue de 14,7‰ y en el decenio 1991-2001, del 12,5‰.

El país registró en los comienzos del siglo XX altas tasas de crecimiento poblacional, debido a los procesos de inmigración sumados a un alto crecimiento vegetativo que durante este siglo se vio estabilizado y en continuo descenso (a excepción del quinquenio 1970-1975). Desde la década del 60´, aproximadamente, el crecimiento total es el resultado de la diferencia entre la tasa bruta de natalidad y la tasa bruta de mortalidad.

Debido a la evolución de las tasas de mortalidad y el flujo migratorio internacional, el índice de masculinidad muestra un constante descenso desde mediados del siglo XX: de 105 varones por cada 100 mujeres a 94,9 por cada 100 para 2001. Del total de la población (según el censo de 2001) un 51,3% son mujeres y un 48,7% son varones.

Históricamente, y debido a las relativas bajas tasas de natalidad y de crecimiento poblacional comparadas con las de otros países de América Latina, la Argentina es el tercer país más envejecido de la región, después de Uruguay y Cuba. En 2001, la población de 14 años o menos fue del 27,7% y la población entre 15 a 64 años del 62,4%. La población de 60 años o más alcanzó el 13,4% y la de 65 años o más, el 9,9% y las estimaciones para 2005 del INDEC arrojan valores de 13,8% y 10,1%, respectivamente.

El país ha sido receptor de importantes corrientes inmigratorias que continúan en la actualidad, alcanzando un pico en el período 1870-1930, y cuenta con importantes comunidades extranjeras, principalmente paraguayos, bolivianos, italianos y españoles. A partir de mediados de la década de 1960 comienzan a registrarse considerables corrientes emigratorias, que obedecen al proceso de fuga de cerebros, a las persecuciones políticas que existieron hasta 1983 y a las reiteradas crisis económicas, siendo los principales destinos España, Italia, Estados Unidos y México. El censo de 2001 registró un saldo migratorio negativo en el quinquenio 1995-2000, proceso que el INDEC ha estimado que continuó durante el quinquenio 2000-2005, revirtiendo así el histórico saldo positivo del país.

De acuerdo al Informe sobre Desarrollo Humano 2008/2009 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, compilado en base a datos de 2006 y publicado en 2008, la Argentina tiene un Índice de Desarrollo Humano (IDH) de 0,860. A nivel mundial, se sitúa en el puesto 46 dentro de los 179 países que participan en el ranking, y dentro de los 75 catalogados según el indicador como países con alto desarrollo humano.

La Argentina se encuentra en el puesto 49 de 191 países por el funcionamiento general de su sistema de salud, según un informe de la Organización Mundial de la Salud.

La atención a la salud está garantizada por el sistema de salud público, el sistema de obras sociales y el de la salud privada. Alrededor de un 37,6% de la población se atiende por el sistema público y un 51,52% por obras sociales.

La regulación de la atención a los problemas de salud está a cargo del Ministerio de Salud y Ambiente, dependiente del Poder Ejecutivo. El porcentaje del gasto en salud correspondiente al PBI fue de un 8,9% en 2003. Además, el país cuenta con una proporción favorable de 3,01 médicos por cada mil habitantes.

Las enfermedades que más afectan a la población son el Mal de Chagas, el SIDA y la tuberculosis.

La actual población argentina es el resultado directo de una gran ola de trabajadores inmigrantes que ingresaron entre 1850-1950, mayoritariamente italianos y en segundo lugar españoles y del mestizaje de estos entre sí y con las poblaciones indígenas originarias, criollas, españoles de la época colonial, afroamericanos, gauchos, frecuentemente mestizados, provenientes del período colonial. Aproximadamente se estima que un 90% de la población desciende de europeos, principalmente, italianos y luego españoles.

La población cuenta también con importantes comunidades de judíos, árabes, armenios, gitanos, británicos, franceses, alemanes, polacos, rusos, croatas, ucranianos, japoneses, chinos, coreanos, paraguayos, bolivianos, uruguayos, chilenos, peruanos, brasileños, etc.

Al igual que Australia, Brasil, Canadá, Estados Unidos o Uruguay, la Argentina es considerada como un país de inmigración, es decir una sociedad que ha sido influida decisivamente por uno o más fenómenos inmigratorios masivos.

La Constitución Argentina de 1853 y los gobiernos establecidos a partir de ese año, buscaron fomentar la inmigración proveniente de noroeste de Europa, aunque luego predominaron los inmigrantes mediterráneos, del este europeo y del medio oriente, bajo la base del precepto alberdiano de gobernar es poblar, destinada a generar un tejido social de tipo rural y a finalizar la ocupación de los territorios obtenidos mediante una campaña militar contra los indígenas denominada Conquista del Desierto y a la vez modificar sustancialmente la composición poblacional.

Al momento de organizarse constitucionalmente a mediados del siglo XIX, la Argentina era un país escasamente poblado, con menor población que otros países sudamericanos como Bolivia, Chile y Perú. Mediante la política inmigratoria el país pasó de tener una población de 1,1 millones de habitantes en 1850 (3,5% de América Latina), para alcanzar 11,8 millones de habitantes en 1930 (11,1% de América Latina). El país recibió alrededor de 6,5 millones de inmigrantes — la inmigración neta fue cercana a los 4 millones de inmigrantes-, y se constituyó como el tercer país receptor en América (después de los Estados Unidos y Canadá). El primer censo nacional de 1869 arrojó un total de 1.737.000 habitantes. En 1960 el país tenía ya un poco más de 20 millones, es decir que en 90 años había multiplicado su población inicial por 10.

El censo de 2001 registró la presencia de 1.531.940 extranjeros residiendo en el país (4,2%), siendo las cinco comunidades más numerosas la paraguaya (325.046), italiana (270.000), española (254.073), boliviana (233.464) y chilena (212.419). La proporción de extranjeros se ha reducido pasando de un máximo del 30% en 1914 al 4,2% en 2001.

Los datos definitivos de la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) realizada en 2004-2005 destacan la existencia de 35 pueblos indígenas en la Argentina, integrados por 600.329 individuos (457.363 que se autorreconocen pertenecientes a algún pueblo aborigen más 142.966 que no pertenecen pero son descendiente en primera generación de un pueblo) equivalente a aproximadamente el 1,6% de la población total. Ello sin perjuicio de que poco más de la mitad de la población tiene al menos un antepasado indígena, aunque en la mayoría de los casos se ha perdido la memoria familiar de esa pertenencia.

En relación con los grupos originarios, en el área chaqueña habitan comunidades de tobas, pilagás, wichí, chorotes, mocovíes, chanés, chulupíes y guaraníes de los grupos chiriguanos y tapieté. En las zonas andinas de la región noroeste de país habitan diferentes pueblos englobados actualmente en la denominación de collas, además de diaguita calchaquíes y huarpes en Cuyo. En las regiones patagónicas y pampeanas se encuentran comunidades de mapuches, rankulches y tehuelches. La provincia de Misiones cuenta con comunidades mbyá guaraníes y grupos menores de chiripás y paí tavyterá, también integrantes del pueblo guaraní.

Los pueblos originarios que constituyeron la base del mestizaje en la época colonial estaban divididos en tres grandes grupos: los pertenecientes al grupo de la civilización andina, principalmente diaguitas, sanavirones y comechingones; los pertenecientes a grupo chaco-mesopotámico, principalmente la civilización guaraní, los guaycurúes y el pueblo wichí; y los pueblos de cazadores-recolectores del sur, principalmente los pueblos ranquel, tehuelche y mapuche. La reforma de la Constitución realizada en 1994 reconoció "la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos", así como el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural.

En 1869, Argentina tenía al 11% de su población en aglomeraciones urbanas de más de 100.000 habitantes, concentración cinco veces superior al promedio mundial, similar al de los Estados Unidos y, aproximadamente, el doble de la concentración de la población europea.

En 1914 la población urbana superó por primera vez a la rural. Uno de los principales factores del rápido crecimiento de las zonas urbanas fue la gran inmigración europea que fue desarrollando los principales centros urbanos del país como Buenos Aires, Córdoba y Rosario.

En 1960 quince ciudades tenían una población de más de 100.000 habitantes, en donde vivía el 71% de la población urbana. Entre estas ciudades se destaca Buenos Aires, la única que superaba los 100.000 habitantes en 1869 y que constituye uno de los ejemplos más destacados de primacía en la urbanización. Por entonces, las zonas urbanas de Argentina constituían el 59% de la población, igual que en los Estados Unidos, en forma ligeramente superior a Oceanía (53%) y por debajo de Inglaterra, país que lideró el porcentaje de conglomeraciones urbanas desde los inicios del siglo XIX, con 69 por ciento.

El Censo de 2001 estableció que la urbanización del país había llegado al 89,3% de la población total. La Argentina presenta uno de los procesos de urbanización más temprana entre los países latinoamericanos.

La literatura argentina ocupa un lugar destacado dentro de la literatura en español, con exponentes de finales del siglo XIX como José Hernández (autor de Martín Fierro, traducido a más de 70 idiomas), o del siglo XX, como Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Adolfo Bioy Casares, Ernesto Sábato y Juan Gelman (salvo Cortázar, todos ellos ganaron el Premio Miguel de Cervantes).

El tango es un estilo musical y un baile nacido en los arrabales porteños con difusión internacional, ligado fuertemente con la Argentina y con Uruguay, pero sobre todo con Buenos Aires. En este género musical se destacaron Carlos Gardel, considerado como el Rey del Tango, y el marplatense mundialmente reconocido Astor Piazzolla.

El folclore argentino reúne las manifestaciones artísticas del interior de la Argentina. Han existido zonas en la cuales predominaba algún estilo (por ejemplo zambas, cuecas, chacareras, chamarritas, chamamés, malambo), aunque actualmente han experimentado una difusión nacional. Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa y Soledad Pastorutti se encuentran entre los exponentes más importantes de estos géneros.

El «rock nacional» argentino ha tenido un amplio desarrollo desde finales de los años 1960 y una fuerte influencia en el rock iberoamericano cantado en español. Posee exponentes destacados como las bandas Soda Stereo, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, o los músicos Charly García o Fito Páez. Los recitales multitudinarios suelen celebrarse en estadios, siendo el de mayor capacidad el Estadio Monumental Antonio Vespucio Liberti. Uno de los festivales más exitosos de la actualidad es el Quilmes Rock, celebrado anualmente.

La balada romántica, con cantantes de fama sudamericana como Sandro de América, la cumbia, también llamada "bailanta", con un ritmo más simple que el modelo original colombiano, y el cuarteto (este ritmo especialmente en la Provincia de Córdoba), son los géneros de mayor arraigo en los sectores populares.

Buenos Aires suele ser escenario de la música electrónica en América Latina y es sede de importantes fiestas como la South American Music Conference o la Creamfields, que con su convocatoria de más de 60.000 personas, se convirtió en una de las más importantes del mundo. La ciudad, junto con Mar del Plata y Bariloche, tienen también su propio estilo de música electrónica.

Con base en el Conservatorio Nacional de Música y el Teatro Colón, se ha desarrollado una sólida escuela de música y danza clásicas. En la música clásica, destacan compositores como Alberto Ginastera, intérpretes como Martha Argerich y directores como Daniel Barenboim. En danza clásica, destacan Jorge Donn, Maximiliano Guerra, Paloma Herrera, Marianela Núñez y Julio Bocca; este último, director también del Ballet Argentino.

El cine argentino es, históricamente, uno de los más desarrollados de América Latina. Cuenta con el promedio de salas por persona más alto de Latinoamerica. Los primeros largometrajes animados, mudos y sonoros, fueron realizados por Quirino Cristiani. En 1986, la película La historia oficial, dirigida por Luis Puenzo, ganó el premio Óscar al mejor filme extranjero. Las películas argentinas han ganado, además, numerosos premios internacionales, entre ellos los del festival de Goya, y los del Festival Internacional de Cine de Berlín.

La pintura y la escultura de Argentina se nutren de estilos novedosos con influencias europeas e indoamericanas. La tercera década del siglo XX representó una etapa fundamental para el desarrollo de la pintura, realizándose grandes acontecimientos relacionados con nuevas orientaciones estéticas. Es por este motivo que el lapso comprendido entre 1920 y 1930 es considerado como el de formación de la pintura moderna argentina, teniendo exponentes como Antonio Berni, Gyula Kosice, fundador del Movimiento Madí, Raúl Soldi; y exponentes de pintura popular como Florencio Molina Campos y Benito Quinquela Martín.

La historieta argentina también tiene importantes representantes de fama internacional; al menos durante todo el siglo XX, el humor gráfico argentino ha ocupado un lugar preeminente en el género, gracias a artistas como Quino, Guillermo Mordillo y Roberto Fontanarrosa.

También es de destacar la importante tradición de publicaciones de revistas de historietas que han sido muy importantes dentro del mundo de la historieta en español, como es el caso de Fierro.

De todos los países del mundo donde el idioma español tiene estatus predominante, la Argentina es el de mayor extensión territorial. El idioma español es el único idioma de uso en la administración pública a nivel nacional, sin que ninguna norma legal lo haya declarado como oficial. Sin embargo, la provincia de Corrientes declaró en 2004 la cooficialidad del guaraní para la enseñanza y los actos de gobierno, aunque no se encuentra reglamentada.

La amplitud del país, la existencia de distintos sustratos lingüísticos producidos por la variedad de lenguas amerindias y las diferentes aportaciones de las lenguas vernáculas de los inmigrantes europeos de finales del siglo XIX y comienzos del XX, han dado lugar a varias modalidades dialectales diferentes.

El castellano rioplatense es el dialecto de prestigio en todo el territorio y el más reconocido como variante argentina fuera del país; está fuertemente influido por el italiano, y presenta la particularidad de ser voseante aún en los registros más formales de la lengua.

La región patagónica —poblada mayoritariamente por inmigrantes provenientes de la región central del país— adoptó también el uso de esta variante, con ligeras variantes fonológicas, probablemente por influjo de la inmigración chilena del siglo XX.

En el noroeste del país, por un lado, y en el Nordeste argentino, por otro, la influencia del quechua y del guaraní, respectivamente, ha dado origen a dialectos algo distintos, que a su vez presentan variaciones subdialectales regionales.

El influjo del castellano chileno es perceptible en la fonología de la región de Cuyo, aunque el léxico y la gramática se han visto menos afectados.

En el altiplano andino, el español andino es el dialecto de referencia. La provincia de Córdoba y en especial su capital provincial, posee una curva de la entonación singular, distintiva aún a primera oída.

Otros rasgos significativos del español hablado en Argentina, aparte de los lexicales (en los que abundan italianismos, quechuismos, guaranismos, y araucanismos), son el yeísmo con rehilamiento y el uso corriente de la expresión che. El yeísmo con rehilamiento, pronunciación de la ll y de la y como una fricativa postalveolar, se encuentra muy extendido en el habla culta, con la excepción más notable del Nordeste argentino.

El idioma guaraní (avañe'ë) cuenta con hablantes en todo el Nordeste y, especialmente, en el interior de la Provincia de Corrientes.

El idioma quechua cuenta con gran cantidad de hablantes en la provincia de Santiago del Estero, donde es denominado quichua, y también en la provincia de Jujuy, en una variedad de este idioma más similar a la que se habla en Bolivia.

En la periferia de las grandes aglomeraciones urbanas, producto de constantes migraciones del noreste argentino, de Paraguay, Bolivia y Perú, hay hablantes del guaraní, quechua y aimara.

En algunas zonas limítrofes con el Brasil, es habitual el uso del portuñol, hibridación del español de Argentina con el portugués de Brasil.

Diversas comunidades de inmigrantes e hijos de inmigrantes todavía mantienen las lenguas de su región de origen, aunque este uso se pierde a medida que avanzan las generaciones. El más destacable por la cantidad de hablantes es el italiano, siendo otros destacables el alemán, japonés, portugués, polaco, y más recientemente el chino mandarín.

Algunas jergas se han extendido tanto que han merecido tratamientos especiales, como el lunfardo y el rosarigasino. El primero se halla muy difundido por su uso en las letras del tango, pero ha perdido buena parte de su influencia en el habla corriente.

En la Argentina existe una amplia libertad de cultos garantizada por el artículo 14 de la Constitución Nacional, aunque el Estado reconoce un carácter preeminente a la Iglesia Católica, que cuenta con un estatus jurídico diferenciado respecto al del resto de iglesias y confesiones: según la Constitución argentina (artículo 2), el Estado Nacional debe sostenerla y según el Código Civil, es jurídicamente asimilable a un ente de derecho público no estatal. Se trata, con todo, de un régimen diferenciado que no conlleva su oficialidad como religión de la República. El Vaticano y Argentina tienen firmado un concordato que regula las relaciones entre el Estado y la Iglesia Católica.

El 88% de los argentinos han sido bautizados como católicos. Sin embargo, el porcentaje de habitantes del país que se considera practicante se ubica entre el 69% y el 78 %, de los cuales la cuarta parte nunca asiste a la iglesia. El 12% de la población profesa el evangelismo, el 12% se considera agnóstica, el 4% se considera atea, el 1,5% es musulmana y el 1% es judía.

Existen, asimismo, creencias populares de carácter religioso muy difundidas, como el culto a la Difunta Correa, a la Madre María, a Pancho Sierra, al Gauchito Gil. o a Ceferino Namuncurá. Este último fue beatificado por la Iglesia Católica en 2007.

El temprano desarrollo de la educación popular colocó a la Argentina junto a las naciones de mayor alfabetización del mundo. El uso del delantal blanco como uniforme escolar, como un paradigma de un ideal de igualdad o unidad, ha caracterizado siempre a la escuela pública, laica y gratuita, cuyo gran impulsor fue Domingo Faustino Sarmiento y se concretó con la Ley Nº 1420 de educación común.

Según la nueva ley de educación, sancionada el 15 de diciembre de 2006, la instrucción es obligatoria entre los 5 y los 18 años. En los años 1990 se implementaron distintos tipos de sistemas educativos como la Educación General Básica y Polimodal en la provincia de Buenos Aires, o la educación secundaria en la Capital Federal; la nueva ley marca el retorno al sistema tradicional de primaria, secundaria y colegios técnicos.

En todos los niveles de enseñanza existen instituciones educativas públicas y privadas. El Estado garantiza la educación gratuita en todos ellos con excepción del postgrado universitario.

La universidad pública argentina está organizada según los principios de la Reforma universitaria de 1918. Existen 38 universidades públicas nacionales en todo el territorio, y 41 privadas. La Universidad de Buenos Aires (UBA) es la más grande del país, con más de 300.000 alumnos.

Los museos más sobresalientes son el Museo Histórico Nacional de Argentina y el MALBA, donde se hacen exposiciones de pintura y escultura. Son muy importantes también los museos paleontológicos de la Patagonia (Trelew, Plaza Huincul, etc.); las ruinas jesuíticas de San Ignacio, en Misiones; el Teatro Argentino de La Plata; la actividad cultural veraniega en Mar del Plata y Villa Carlos Paz; y las fiestas y festivales populares como el Festival de Cosquín en Córdoba y el Tantanakuy en Jujuy.

En Buenos Aires existen alrededor de 100 cines y 90 teatros, con una abundante cartelera de espectáculos. La capital de argentina también se distingue en la presentación de espectáculos o artistas de renombre internacional. Se encuentran, entre otros, los centros culturales como el Borges, el Recoleta o el San Martín. El Teatro Colón es uno de los teatros líricos más importantes del mundo. Otros teatros importantes son el Teatro Nacional Cervantes o el Teatro General San Martín.

En otras ciudades existen importantes centros de cultura, como el Teatro Argentino en La Plata, el Patio de la Madera en Rosario, o el Teatro del Libertador General San Martín (ex Rivera Indarte) de Córdoba.

La gastronomía argentina se destaca fundamentalmente por la carne vacuna y los vinos, así como por una amplia disposición de alimentos de todo tipo a precios relativamente bajos. Puede considerarse básicamente configurada sobre las culturas alimentarias de las civilizaciones precolombinas andinas y guaraníes, y luego colonial, aunque la principal característica de la cocina argentina son los muy fuertes influjos de las gastronomías italiana y española.

La comida típica argentina es el asado o parrillada (carne y entrañas de vaca cocinadas a las brasas), además de las empanadas (especie de pasteles rellenos de carne y otros gustos), los tamales, la humita y el locro. Como en los países vecinos, es muy habitual el consumo de un sándwich de chorizo, denominado choripán. La papa y la batata son alimentos ampliamente utilizados desde tiempos precolombinos. Las pastas, la pizza, y el puchero también se han constituido en comidas típicas de la gastronomía argentina. La tradición italiana de los ñoquis del día 29 del mes forma parte de la cultura popular tanto en la Argentina como en Uruguay.

La producción y consumo de leche es muy importante, consumiéndose alrededor de 240 litros por persona por año. De la existencia de grandes disponibilidades de leche se ha derivado un alto consumo de alimentos derivados como quesos (el país cuenta con 8 quesos propios) y dulce de leche, entre otros.

Entre los dulces, el alfajor es un producto ampliamente consumido y producido con múltiples variables regionales. Lo mismo sucede con los helados, en especial con los de tipo italiano, aunque ya desde el tiempo de la colonia española existía alguna afición a los helados de tipo sorbete.

La bebida característica que Argentina comparte con otros países vecinos es una infusión precolombina de origen guaraní preparada con hojas de yerba mate (planta originaria de América del Sur) llamada mate. El mate también puede ser preparado como un té, siendo denominado en este caso mate cocido. La colonización española introdujo el consumo del café, que se ha hecho masivo, generalizándose desde los tiempos coloniales los cafés como lugares de encuentro. Existe también un amplio consumo de té, ya sea de su variedad clásica introducida por influencia de la inmigración británica, como de hierbas digestivas de provenientes de antiguas tradiciones precolombinas como el boldo y la peperina. En menor medida, existe la costumbre de consumir infusiones de chocolate, también por influencia colonial.

Entre las bebidas alcohólicas se destaca el vino, del cual la Argentina es el quinto productor mundial, y que es producido principalmente en Mendoza y San Juan, y en otras provincias cordilleranas. Entre los vinos característicos del país se destaca el malbec.

El desayuno clásico es pan con manteca y dulce, acompañado de café, leche y, eventualmente, mate; este último suele reemplazar totalmente al desayuno. La cena suele realizarse después de las 21.00. Existe la tradición de dedicar el almuerzo del domingo al asado o las pastas, en reuniones familiares o con amigos.

El deporte nacional es el pato, que comenzó a practicarse en el país a principios del siglo XVII. En 1941 se fundó la Federación Argentina y en 1953, en razón de la historia, el arraigo popular y la tradición, fue declarado Deporte Nacional. Sin embargo, actualmente es casi desconocido por la mayoría de la población.

Por su parte, el fútbol superó a todas las disciplinas en el gusto de los argentinos. Miembro de la FIFA, la Selección Argentina de Fútbol participó en catorce de las dieciocho fases finales de los Campeonatos Mundiales, logrando ser campeona dos veces, en 1978 en Argentina y en 1986 en México, además de llegar a ser subcampeona también dos veces en 1930 en Uruguay y en 1990 en Italia. También obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, además de 14 campeonatos en la Copa América.

El futbolista Diego Armando Maradona es considerado uno de los máximos exponentes en la historia mundial de este deporte, tanto por aficionados como por colegas, directores técnicos, directivos o periodistas deportivos. Marcó el llamado Gol del Siglo.

En boxeo la Argentina se ha destacado con más de 30 boxeadores que lograron títulos mundiales. Carlos Monzón fue campeón mundial mediano entre 1970 y 1977. También obtuvieron en los Juegos Olímpicos 7 medallas de oro, 7 de plata y 10 de bronce.

El básquet tiene un rico pasado en el país: Argentina fue campeón mundial en 1950. Sin embargo, en las décadas de 1960 y 1970 fue perdiendo importancia. Con la creación de la Liga Nacional en 1984, recuperó y ganó en popularidad. La irrupción de Emanuel Ginóbili en la NBA, y las grandes actuaciones de la Selección Argentina a nivel internacional, contribuyeron a un mayor seguimiento por parte del público. En 2002, la Selección dirigida por Rubén Magnano alcanzó la final del Campeonato Mundial en Indianápolis, el cuarto lugar en el Campeonato Mundial Japón 2006, y obtuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, el título más importante de su historia.

Los tenistas argentinos han ganado muchos lauros desde la irrupción en el tenis masculino de Guillermo Vilas en la década de 1970 y de Gabriela Sabatini en el femenino, en las décadas de 1980 y de 1990. Contemporáneamente, algunos tenistas argentinos han tenido logros destacados como David Nalbandian, que se consagró campeón del Masters 2005; Gastón Gaudio, que fue campeón de Roland Garros en 2004, en una “final argentina” contra Guillermo Coria; y Paola Suárez, que obtuvo medalla de bronce en dobles femenino en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, así como 4 torneos de dobles de Roland Garros. En la Copa Mundial por Equipos la Argentina obtuvo el título tres veces, la última en el 2007.

El hockey femenino también ha registrado importantes logros como la obtención la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, el Champions Trophy en 2001, el 10º Campeonato Mundial jugado en Perth en 2002, y la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Medalla de Bronce en el Mundial de Hockey Madrid 2006, y Medalla de Plata en la Champions Trophy Quilmes 2007. Cabe destacar a Luciana Aymar, considerada por muchos la mejor jugadora de hockey del mundo en la actualidad de este deporte.

El rugby en Argentina es aficionado, con más de setenta mil practicantes registrados. El seleccionado argentino, conocido como Los Pumas, se encuentra entre los seis mejores equipos del mundo. Su mejor colocación después del quinto puesto en el Campeonato Mundial de 1999 es la actual, ya que se encuentra entre los 3 mejores del mundo al llegar a la semifinal de la Copa Mundial de Rugby Francia 2007, tras vencer al país anfitrión por el tercer puesto y galardonándose con el bronce.

El automovilismo también ocupa un lugar importante en las preferencias de los argentinos, siendo Juan Manuel Fangio el mayor deportista en este rubro, quien logró en la década de 1950 cinco títulos mundiales de Fórmula 1.

Los feriados en Argentina se clasifican en días feriados y días no laborables. Estos pueden ser nacionales, provinciales o municipales, o ser exclusivos de una rama laboral o educativa. Asimismo, existen diversos aniversarios no tipificados como feriados, en los cuales se recuerdan acontecimientos generalmente de tipo contemporáneo y que pueden incluir actividad social o cobertura mediática, pero que permanecen como días laborables.

Los feriados nacionales incluyen festividades de la Iglesia Católica, fiestas cívicas y conmemoraciones. Existen feriados que caen siempre en el mismo día de cada año y otros que son móviles. Algunos feriados son trasladables a un día lunes por motivos de promoción turística. Los días no laborables nacionales incluyen al Jueves Santo y días específicos para los habitantes judíos y musulmanes.

La República Argentina posee una serie de elementos emblemáticos definidos por ley. La Bandera Nacional, compuesta por tres franjas horizontales proporcionales celestes y blancas y con un sol en el medio, fue diseñada por Manuel Belgrano en 1812 y adoptada como símbolo patrio el 20 de julio de 1816. El Escudo de Argentina, que representa la unión de las provincias, comenzó a utilizarse en 1813 como sello de los documentos oficiales. El Himno Nacional Argentino fue aprobado en 1813, escrito por Vicente López y Planes y con música de Blas Parera; aunque a partir de la presidencia de Julio Argentino Roca se acortó a sólo tres párrafos para omitir las proclamaciones antiespañolas. La Escarapela de Argentina se usó por primera vez durante la Revolución de Mayo y se oficializó dos años después. El hornero, presente en casi todo el territorio nacional, fue proclamado pájaro oficial en forma unánime en 1927. La piedra nacional es la rodocrosita, la cual se puede encontrar en las Sierras Capillitas, en la Provincia de Catamarca. El ceibo fue nombrado flor y árbol nacional por el decreto N° 138474/42, de 1942. El deporte nacional es el pato, y la danza nacional es el pericón.

Al principio



Granada

Bandera de Granada

Granada es una ciudad y un municipio español capital de la provincia homónima situado en la comunidad autónoma de Andalucía, concretamente en la comarca de La Vega.

Hacia el s. XVI fue la capital del antiguo Reino de Granada y en el escudo municipal ostenta los títulos de "Muy noble, muy leal, nombrada, grande, celebérrima y heroica ciudad de Granada".

En 2008 la habitaban 236.988 habitantes, y más de medio millón contando el área metropolitana. Los barrios son muy diferentes entre sí en parte por la continua inmigración hasta la década de 1990, los más importantes son el Zaidín, el Albaicín, el Sacromonte, el Realejo, La Chana, el Almanjáyar y la Cartuja.

Actualmente (2009) constituye un núcleo receptor de turismo, debido, además de a los monumentos de la ciudad, a la cercanía de la Estación de Esquí de Sierra Nevada, las Alpujarras y la Costa Tropical. De entre sus construcciones históricas, la Alhambra es una de las más importantes del país, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 junto con el jardín del Generalife y el Albaicín. Además tiene la mayor catedral renacentista del mundo.

Desde su constitución en 1989, Granada es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, si bien hay algunas Salas del mismo en Málaga y Sevilla.

La Universidad es la cuarta nacional por número de alumnos y es uno de los destinos preferidos por los universitarios europeos del programa erasmus.

En el siglo XI los ziríes trasladaron la capital de Medina Elvira («Ciudad Elvira») a Medina Garnata. La etimología del topónimo es discutida, y podría provenir tanto del árabe ("Gar-anat", «Colina de peregrinos») como incluso del latín ("granatum", «granado»).

El término municipal de Granada ocupa unos noventa kilómetros cuadrados está representado en las hojas 1009, 1010, 1026, y 1027 del Mapa Topográfico Nacional y se sitúa en la parte más oriental de la depresión de Granada, en contacto con el piedemonte de Sierra Nevada (Formación Alhambra y Cono de la Zubia). La depresión granadina se sitúa estratégicamente en el Surco Intrabético. De esta forma, a partir del pasillo de Iznalloz tiene acceso al desfiladero de Despeñaperros y por lo tanto a Madrid; a partir de Valle de Lecrín tiene acceso a la costa Subtropical granadina; por el Puerto de la Mora tiene acceso a las Hoyas de Guadix y Baza y por lo tanto a Almería y Murcia; y por último, a partir del pasillo de Loja tiene acceso a la Depresión de Antequera y a la Depresión Bética.

La comarca tiene dos zonas diferenciadas: la llanura aluvial occidental, que pertenece a la depresión de Granada y al Surco Intrabético; y el relieve montañoso oriental. Granada se encuentra al pie de la falda noroccidental de Sierra Nevada, a 683 msnm, en la confluencia de los ríos Darro y Genil.

El municipio se integra en la cuenca del río Genil, subsidiaria de la del Guadalquivir. Por él discurren varios ríos y arroyos afluentes del Genil, cuyos cauces están encajados por la proximidad de Sierra Nevada y la actividad sísmica de la zona. Esta angostura también es manifiesta en los barrancos provocados por corrientes fluviales extintas por filtración o captación.

La red hidrográfica granadina la conforman, junto con el Genil, los ríos Darro, Beiro, Monachil y Dílar, entre otras redes hidrográficas.

El clima es mediterráneo continentalizado: fresco en invierno, con abundantes heladas; y caluroso en verano, con máximas sobre los treinta y cinco grados Celsius. La oscilación térmica es grande durante todo el año, superando muchas veces los 20º C en un día. Las lluvias, ausentes en verano, son escasas durante el resto del año y se concentran en el invierno.

Las principales zonas verdes urbanas son el bosque caducifolio de la Alhambra y los jardines como el Generalife, el Parque García Lorca y el Jardín botánico recientemente restaurado. Entre los Cármenes con mejores jardines se encuentran el Carmen de los Cipreses, de Acosta, de Nuestra Señora de las Angustias y el de Manuel de Falla.

En los jardines y bosques nazarís, conviven unas 300 especies e híbridos, de más de 90 familias y algo más de 210 géneros, donde predominan el arrayán y el boj, que se utilizan en la formación de setos, así como el ciprés, empleado en paredes y esculturas vegetales.Otras especies que se encuentran, son la rosa, el durillo, el evónimo, la adelfa, el aligustrón, el laurel, el naranjo amargo o la hiedra.

Para preservar esta riqueza biológica se está proyectado un banco de germoplasma que recopilará y conservará material biológico de sus especies vegetales más representativas y un vivero para la gestión del material biológico destinado a la plantación. Ambas iniciativas se acometerán en colaboración con la Universidad de Córdoba. Se prevé que el centro comience a funcionar en 2009 y recopilará semillas con interés histórico del conjunto palaciego, el Generalife, así como de las huertas de los ríos Darro y Genil. Para la realización de proyecto, el Patronato recibirá la colaboración del Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, y del Jardín Botánico de Córdoba.

Debido a la amplitud de los bosques y jardines y a la abundancia de insectos que sirven de alimento a las aves, habitan la zona una gran cantidad de aves diferentes tanto estables como migratorias.

Los orígenes fundacionales no están historiados y las investigaciones se basan en especulaciones teóricas. La documentación más antigua se remonta a la tribu ibérica de los túrdulos, una de las más avanzadas de entre los primeros pobladores peninsulares ibéricos. Esta tribu fundó la ciudad con el nombre de Ihverir.

Entre los siglos I y II a.C. los romanos la conquistaron y convirtieron en capital municipal, y la nominaron tanto en lengua ibérica, Iliberis, como en latín, Florentia. Esta población romana ocupaba los actuales barrios de la Alcazaba y el Albaicín y se extendía hasta la colina de la Alhambra.

Se han localizado monedas y medallas visigóticas, lo que indica que conservó la capitalidad. Iliberis compartía asentamiento con Granata, más una barriada que una población autónoma que se alzaba en la frontera de la Alcazaba de Iliberis y habitada por una mayoría judía.

La invasión musulmana de la península Ibérica comenzó en el año 711 con la llegada de Táriq a las costas de Tarifa. La etapa musulmana de Granada se inició en XI, concretamente en el 1013, y como consecuencia de un traslado de la población efectuado al Albaicín por razones de seguridad. Los ziríes, que eran norteafricanos pero no árabes, construyeron una nueva ciudad sobre otras que allí existieron. En el año 1238, Muhammad Ibn Yusuf Ibn Nasr conocido como Ibn al-Ahmar, fundó la dinastía nazarí, tras conquistar Granada, que mantendría el último reino musulmán del occidente europeo hasta la conquista de la ciudad el 2 de enero de 1492 por parte de los Reyes Católicos, esta dinastía construyó los palacios de la Alhambra.

Granada, fue un importante centro urbano de al-Ándalus, formó parte del Califato de Córdoba integrada en la cora de Elvira. Con la llegada de los ziríes en el siglo XI, se retraslada la capitalidad desde Medina Elvira —en el llano de Atarfe— hasta su primitiva ubicación junto a "Garnata al jaud" —que era lo que quedaba de la antigua Ilíberis, un barrio judío ubicado en la salida sur y con infraestructura hidráulica romana— o sea en la cima del Albaicín.

Desde el siglo XIII se describe a Granada como ciudad de conocimiento y de gran belleza. Al-Saqundi hablando de la ciudad dice: «Granada es pasto de los ojos, elevación de las almas»; Ibn Yuzayy por su parte comenta que: «no tiene sentido prodigarse hablando de una ciudad tan renombrada»; y describiendo las construcciones de la Alhambra Ibn al-Jatib dice que: «deslumbran los ojos y asombran las inteligencias». Al-Basit habla de Granada en estos términos: «Es lugar de reunión de personajes ilustres, de poetas, de científicos, de artistas; están en ella los mejores hombres de nuestro tiempo».

Granada se convirtió en una de las ciudades más prósperas de Europa y llegó a contar, durante el siglo XV, con 165.000 habitantes por lo que era la ciudad más poblada de Europa. Bajo el reinado de Alhamar se construyó el Palacio de la Alhambra (no lo que se ve ahora porque su aspecto actual se debe a Yusuf I y Mohamed V, en el siglo XIV).

En el Albaicín vivían los artesanos y la nobleza. La población ocupó la parte más baja hacia el sur, con grandes industrias, aduanas y la madraza (primera universidad que tuvo Granada, fundada en 1349 por Yusuf I). En El Realejo se asentó el barrio judío. Tenían una base sólida y económica. Estos tenían su barrio en la orilla izquierda del río Darro. Fueron identificados como "Garnata al-Yahud". Tras la Reconquista castellana, y la expulsión de los judíos, este barrio sufrió profundas modificaciones urbanísticas, y no se ha conservado casi ningún resto del barrio medieval, que debió contar con bellas sinagogas.

El 2 de enero de 1492, la ciudad se rindió a las tropas de los Reyes Católicos, suponiendo el final del reino nazarí. Aunque en las capitulaciones que rendían Granada a los Reyes Católicos se realizaron en unas condiciones generosas y las personas encargadas de hacerlas respetar, sobre todo el arzobispo Hernando de Talavera, intentan administrar, también con generosidad. Lo cierto es que la población musulmana fue arrinconada en los barrios de Albaycín y Antequeruela. Las continuas fricciones entre la población musulmana y las autoridades cristianas desembocaron en la sublevación de las Alpujarras.

Felipe II, un Austria ajeno a la ciudad, remató definitivamente el sueño de Isabel de convivencia pacífica entre dos mundos que, en el fondo, no eran tan distintos. En el 1500 surge el primer motín en el Albaicín y no pararon hasta que el ilustre don Juan de Austria, en el 1571, acabó con los moriscos sublevados en la Alpujarra y dio muerte a su rey, Abén Humeya o don Fernando de Válor. Tras ser sofocada, miles de moriscos, en su mayoría artesanos, fueron deportados a tierras del interior de la península, ocupando los cristianos sus tierras y apoderándose de sus bienes. Estos abandonaron el trabajo de las mismas y Granada entró en un periodo de declive económico. La explosión religiosa contrarreformista que la convertiría en un permanente espectáculo barroco durante el siglo XVII.

A partir siglo XIX volverá a experimentar interesantes transformaciones en las que se mezclarán los espacios liberados por la desamortización con los gustos franceses e ingleses en la creación de plazas y jardines. El Salón, la Bomba son el resultado, aunque para construirlas hizo falta deshacer gran parte del antiguo trazado urbano, como pasó al construir la Gran Vía por la que se sacrificó el viejo barrio de la Mezquita Mayor.

La Guerra Civil en Granada se vio muy condicionada por el asesinato que se produjo del poeta Federico García Lorca el día 19 de agosto de 1936 en las afueras de la ciudad de Granada por un grupo de falangistas, después de permanecer varios días detenido en el Gobierno Civil. Una muerte más de la guerra civil española, pero que, por la calidad de la persona asesinada y por las circunstancias que en el hecho concurrieron, ha terminado convirtiéndose en un símbolo.

El historiador Ian Gibson describe en el libro: La represión nacionalista de Granada y la muerte de Federico García Lorca los resultados de las elecciones de febrero de 1936, en España y Granada, los sucesos granadinos del 10 de marzo, la tirantez de relaciones entre los diversos gobernadores civiles que se suceden en esta primavera trágica, la anulación de las elecciones parlamentarias en la provincia de Granada, la reposición del concejo destituido en octubre de 1934 y la conspiración nacionalista. En otro capítulo relata la repercusión en Granada, de Alzamiento Nacional desglosando la situación en esta ciudad en relatos diarios, desde el 18 al 23 de julio. Tiempo que duró la resistencia en Granada.

En los registros del cementerio de Granada de los años 1936 a 1939, constan los nombres de 2.137 fusilados. Esta cifra está de acuerdo con los datos del Anuario Estadístico de España de 1943 y con los de la Reseña Estadística de la provincia de Granada del año 1956, y asimismo coinciden las distribuciones anuales. Esto confirma la fiabilidad de dichas estadísticas.

Desde el triunfo de Alzamiento Naciones en Granada el poder se dividió entre el Gobernador Militar, el Gobernador Civil, a la vez jefe provincial del Movimiento franquista y el obispo de la diocesano. A propuesta suya el Ministro de la Gobernación nombraba y cesaba alcaldes a conveniencia y según los informes por ellos emitidos.

De entre los alcaldes elegidos por ellos destacan por Gallego Burín, regidor de la primera época del Franquismo durante trece años, y Sola Rodríguez-Bolivar, quien durante quince gestionó la planificación urbanístico de los años sesenta.

En 1970 se produjo una huelga de la construcción disuelta con fuego real que provocó tres víctimas mortales. A memoria suya se levantó un monumento en La Caleta.

El tres de abril de 1979, se celebraron en toda España las primeras Elecciones municipales democráticas, y cuatro partidos políticos obtuvieron representación en Granada: UCD, PSOE, PCE y PSA; ninguno obtuvo votos suficientes para gobernar y aliaron PSOE, PCE y PSA, y el pleno municipal eligió como alcalde al concejal socialista Antonio Jara Andreu.

En 1989 se constituyó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía cuya sede está la ciudad de Granada, aunque alguna de sus Salas están ubicadas en Sevilla y Málaga.

El seis de noviembre de 1982, el Papa Juan Pablo II visitó la ciudad de Granada asistiendo a una homilía multitudinaria en el Polígono de Almanjáyar.

En los noventa se mejoraron las comunicaciones terrestrse al construirse autovías con Almería, Jaén, Málaga y Sevilla, y al facilitarse las salidas hacia Madrid y el Levante.

En mayo de 1995 se inauguró el Parque de las Ciencias, el primer museo interactivo meridional español. Este museo permite un acercamiento lúdico a la cultura científica, y durante el periodo escolar lo visitan miles de escolares.

ETA ha cometido varios atentados terroristas: el nueve de octubre del año 2000 asesinó al Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero . Estos asesinatos conmovieron a la opinión pública y provocaron manifestaciones multidurinarias contra el terrorismo etarra.

La ciudad de Granada cuenta en 2008, con 236.998 habitantes y según muestra la tabla demográfica de los últimos 100 años, la población residente en Granada ha descendido sensiblemente, debido principalmente al éxodo de las parejas jóvenes hacia las localidades del Área Metropolitana donde el precio de la vivienda ha sido más asequible, y donde hay mejores expectativas laborales. La población de la ciudad está muy envejecida, y el descenso de población puede que sea más acusado aún en los próximos años. En 2007 había 13.323 extranjeros censados, siendo los marroquíes el grupo más numeroso con un 21,98%.

La pirámide de población de Granada se asemeja bastante al modelo de población envejecido típico en los países desarrollados occidentales, caracterizada por tener forma de as de picas, con una estrecha base (población joven) y un amplio cuerpo (población adulta) que se reduce conforme aumenta la edad considerada. Esta estructura de la población es típica en el régimen demográfico moderno con una evolución hacia un envejecimiento de la población y una disminución de la natalidad anual.

El Área Metropolitana de Granada está compuesta por cincuenta municipios y la capital, pero todavía no está consituida formalmente como organismo político y administrativo. Está teniendo un gran crecimiento poblacional, ya que está recibiendo a muchos habitantes de la capital como del resto de poblaciones de la provincia. Se da la circunstancia que la capital está perdiendo población, la cual decide fijar su residencia en localidades vecinas. Existen varios servicios públicos que están mancomunados. Las causas principales del éxodo de la capital hacia los pueblos del Área Metropolitana se deben principalmene a la dificultad de acceder a una vivienda en la capital por los precios tan altos que tiene y por motivos laborales ya que en estas localidades se están ubicando la mayoría de polígonos industriales.

La ciudad de Granada es la capital de la provincia del mismo nombre, y por tanto están ubicadas en la ciudad todos los entes administrativos de ámbito provincial tanto dependiente del gobierno autonómico como del Estado. Por parte de la Junta de Andalucía hay una delegación provincial de cada una de las consejerías de Gobierno, coordinadas por un delegado; por parte del Gobierno de España se ubica la Subdelgación, dependiendo del Delegado del Gobierno en la comunidad autónoma. Asimismo se ubica en la ciudad la sede de la Diputación Provincial de Granada. En el ámbito privado y como consecuencia de esta capitalidad de provincia muchas empresas y organismos tienen ubicadas sus sedes provinciales.

La Administración Judicial que existe en Granada es muy extensa porque es la sede de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) es Audiencia Provincial, y además es cabeza del Partido Judicial nº 3 de la provincia de Granada, cuya demarcación comprende la ciudad más 48 poblaciones de la comarca, algunas de ellas muy pobladas del Área Metropolitana.

La administración política de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Granada mayores de 18 años y nacionales de España y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Granada está formada por 27 concejales. En las últimas Elecciones Municipales celebradas en 2007, la constitución del Ayuntamiento fue de 16 concejales pertenecientes al Partido Popular, 9 al Partido Socialista (PSOE), y 2 concejales pertenecientes a Izquierda Unida (IU). Como consecuencia de dichos resultados el Pleno Municipal eligió Alcalde por 4 años a José Torres Hurtado del PP.

Desde que se instauró le Democracia se ha producido la alternancia en la gobernabilidad de la ciudad entre los dos partidos mayoritarios PP y PSOE con total normalidad.

Gabinete de comunicación. Gestión unificada de licencias. Juventud. Medio ambiente. Oficina Municipal de información al consumidor (OMIC). Participación ciudadana. Agrupación de Voluntarios de Protección Civil. Policía local.

En toda Andalucía, y por tanto en Granada, está operativo el sistema de Emergencias 112, que mediante un número de teléfono gratuito 112, atiende cualquier situación de urgencias y emergencia en materia sanitaria, extinción de incendios y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Los profesionales de 112 Andalucía atienden las llamadas de urgencia y emergencia en español, inglés, francés o alemán, incorporando además la atención de llamadas en árabe; garantizando un servicio integral a la población sin importar circunstancia, condición o procedencia.

La estrategia de Seguridad Ciudadana que se establece en Granada, ante grandes acontecimientos de movilización y reunión de personas, tales como las Fiestas de Primavera de Semana Santa y Corpus Christi, u otros de gran tensión e interés, como la movida juvenil, se planifica por un organismo denominado, Junta Local de Seguridad Ciudadana, del cual forman parte las fuerzas de seguridad de la Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil. Además de los integrantes citados colaboran en el mantenimiento de la Seguridad Ciudadana en las competencias y responsabilidades que tienen: el Cuerpo de Bomberos, el servicio de Emergencias Sanitarias 061, la Guardia Civil y la Cruz Roja.

La Seguridad Ciudadana cotidiana de proteger a los ciudadanos de los malhechores corre a cargo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estatales y locales en función de las competencias que cada estamento tiene, procurando actuar de forma coordinada y en colaboración en la persecución y resolución de todo tipo de delitos que se produzcan a los ciudadanos.

El desarrollo urbanístico de la ciudad ha sido muy intenso a lo largo del siglo XX debido al aumento continuo de la población, que pasó de 75.570 habitantes en el año 1900 a 244.486 en el año 2000. Este aumento provino del crecimiento vegetativo y de la inmigración procedente principalmente de otras localidades de la provincia de Granada. Pero si el centro de Granada constituye un mosaico urbano donde el patrimonio histórico es rodeado por una red de calles estrechas en gran parte peatonales, la ciudad, a partir del siglo XIX y sobre todo del siglo XX, comienza a desbordarse de su perímetro inicial . Progresivamente se establecen barrios que serían cada vez más numerosos y alejados. Los barrios de Granada se caracterizan por ser muy diferentes unos de otros en cuanto a población y equipamientos.

El POTAUG, es el instrumento de planificación para el desarrollo y coordinación de las políticas, planes y propuestas de las Administraciones y Entidades Públicas y de la actividad de los particulares en su ámbito territorial de actuación. Es pues un documento que se elaboró y aprobó para regular el desarrollo urbanístico del Área Metropolitana de Granada . En el documento se señalan qué terrenos de Vega están protegidos y con qué grado. Se aprobó definitivamente a finales de 1999, con el apoyo de 32 municipios de todos los signos políticos y, desde entonces, sólo ha habido una modificación de calado, la que ha permitido que se construya el polígono de Marchalendín.

La situación actual del Área Metropolitana supone que los grandes proyectos hay que verlos con perspectiva metropolitana y no local. Como por ejemplo el desarrollo del Parque Tecnológico de la Salud y la Universidad. El POTAUG, fue el primer diseño urbanístico metropolitano de Andalucía. El POTAUG pretende que la Vega no se toque, porque la Vega es un territorio protegido y tiene que mantenerse. En el pasado ya se ha liberado mucho terreno de la misma para viviendas e infraestructuras, como por ejemplo el suelo, donde se ha instalado el Parque de la Ciencias, que eso era Vega y el cinturón de circunvalación.

La ciudad de Granada al ser capital de provincia esta muy bien comunicada por carretera. La siguiente tabla muestra las distancias entre Granada a otras ciudades, incluyendo todas las capitales de provincia de Andalucía.

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada es una entidad de Derecho Público de carácter asociativo, dotada de personalidad jurídica independiente de la de sus miembros, patrimonio propio, administración autónoma y de amplia capacidad jurídica, y se constituye con el objeto de articular la cooperación económica, técnica y administrativa entre las Administraciones consorciadas a fin de ejercer de forma conjunta y coordinada las competencias que les corresponden en materia de creación y gestión de infraestructuras y servicios de transporte, en el Ámbito territorial de los municipios consorciados.

Las empresas concesionarias de transporte público de viajeros que conforman el Consorcio son las siguientes : Transportes Rober, S.A., Transportes Alsina Graells Sur, S.A., Transportes Arana, S.L., Trinidad Nievas, S.L., Autocares Framar, S.L., Autocares José González, Tranvías Eléctricos de Granada, Autogranadina Empresa Torres, S.L., Autocares Martín Corral, S.L., Carlos Fernández de la Torre, S.L., Empresa Liñán, S.A, Ureña e Hijos, S.L., Autocares Marcos Muñoz, S.L.

El Ayuntamiento de Granada tiene concedida la explotación del transporte urbano en autobús a la empresa Transportes Rober, S. A. desde el año 1962. Desde entonces el crecimiento del servicio ha ido evolucionando a la par que lo iba haciendo el desarrollo urbanístico de la ciudad. Para prestar sus servicios cuenta con una flota de 150 autobuses siendo alguno de ellos articulados de largo especial. El servicio se presta en 29 líneas de recorrido divididas de la siguiente forma: una metropolitana, cuatro turísticas, dos nocturnas y las 22 restantes (la 8 tiene un servicio especial para los días no lectivos del año, las líneas C y U solo funcionan los días lectivos del curso universitario). La empresa ha implantado un Sistema Integrado de Gestión, que incorpora el cumplimiento de las Normas UNE-EN-ISO 9001:2000 y Norma UNE-EN-ISO 14001:2004 y Especificación OHSAS 18001:1999.

Las últimas cifras de explotación de 2007, indica que anualmente transporta a unos 35 millones de pasajeros al año. Esta empresa mantiene contratos de suministro o colaboración de transportes con otras empresas instaladas en el Área Metropolitana y pertenece al Consorcio de Transporte del Área de Granada.

Granada tiene una estación situada en el centro de la ciudad. A ella llegan dos líneas de ferrocarril: Moreda-Granada y Bobadilla-Granada. Ésta última está siendo adaptada para Alta Velocidad Española.

Posee diariamente conexiones nacionales directas a través de Renfe-Larga distancia: El Tren Hotel Gibralfaro y el Tren Arco García Lorca a Albacete, Valencia-Estació del Nord, Castellón, Tarragona y Barcelona Sants; y los dos trenes Talgo "Altaria" a Antequera-Santa Ana, Córdoba-Central, Ciudad Real-Central y Madrid-Puerta de Atocha.

Asimismo dispone de conexiones regionales directas mediante Renfe-Media Distancia a Sevilla, Almería, Algeciras, Antequera, Ronda, Loja, Guadix, y Linares-Baeza.

Hay cierta sensibilidad social en la provincia hacia la reapertura del tramo ferroviario Guadix-Baza-Almendricos cuyo cierre en 1985 interrumpió la línea Granada-Murcia, el llamado ferrocarril del Almanzora, que conectaba el sureste peninsular con el arco mediterráneo.

El Aeropuerto Internacional Federico García Lorca de Granada-Jaén situado junto a la A-92 a 17 kilómetros de la ciudad, en la localidad de Chauchina, cuenta con vuelos nacionales a Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Lanzarote, Melilla. También cuenta con vuelos a distintas ciudades y capitales europeas como Londres (con Ryanair y anteriormente también con Monarch Airlines, este último ya suspendido ) y Liverpool, Nottingham o Milán (con Ryanair. Ha contado con vuelos regulares a París (con Vueling y Transavia) y a Roma con Vueling (ambos destinos hasta septiembre-octubre de 2008 ) y a Fráncfort con Ryanair (hasta septiembre de 2007 ).

El suministro energético a la ciudad de Granada y su área metropolitana está de acuerdo con los objetivos que establece el Plan Energético de Andalucía, aprobado el año 2003.

Granada y su Área Metropolitana es una zona de gran consumo de electricidad y casi nula producción de la misma, por lo que la electricidad que se consume debe ser traída de largas distancias desde las diversas centrales eléctricas de producción mediante líneas de transporte de alta tensión.

Del transporte de la energía eléctrica por todo el territorio nacional se ocupa en régimen de monopolio la empresa Red Eléctrica. A Granada llega la electricidad mediante dos líneas de alta tensión de 400 kilovoltios, procedentes una de ellas de la subestación de El Fargue (Granada) y la otra de las centrales eléctricas de Escombreras (Murcia).

La distribución de la electricidad en Granada la realiza la empresa Endesa-Distribución que además de Granada distribuye energía eléctrica en otas muchas ciudades y regiones de España y otros países. La empresa Endesa abosorvió a Sevillana de Electricidad em la década de los 90, y por razones legales se dividió en dos empresas Endesa-Generación y Endesa-Distribiución. Actualmente (2008), ya es posible contratar el suministro de electricidad con cualquier operador eléctrico.

El consumo total de energía eléctrica en 2006, fue de 1.024.240 kWh. de los que 438.756 kWh. correspondieron al consumo residencial de los hogares granadinos.

Le empresa Repsol-Butano, tiene en el municipio granadino de Peligros unas instalaciones logísticas de gas butano y propano para cubrir la demanda que este tipo de combustible genera en toda la provincia de Granada, donde los distribuidores locales se nutren para suministrar a las viviendas las populares bombonas de 13 kg, y en las estaciones de servicio Repsol, se expenden las nuevas bombonas ligeras de 6 kg. Mediante camiones cisternas se suministra el gas a las industrias y urbanizaciones que tienen canalizaciones directas de gas procedente de un depósito mayor que una bombona. El gas llega a las instalaciones de Peligros en vagones de ferrocarril procedente de las refinerías de petróleo y en esa planta se hace el rellenado de las bombonas vacías. También la empresa CEPSA reparte butano en la ciudad con un tipo de bombonas más ligeras.

El gas natural que se consume en Granada y su Área Metropolitana, proviene en estado líquido de Argelia, y en pequeña proporción de los yacimientos de las provincias de Huelva y Sevilla. Es distribuido por una red básica de Alta responsabilidad de ENAGAS y a partir de aquí la distribución a las viviendas e industrias que lo utilizan es responsabilidad de Gas Andalucía. El consumo de gas natural se ha ido incrementando a medida que se van construyendo las redes de distribución a las viviendas. El Plan Energético de Andalucía, ha tomado la decisión de impulsar el consumo de gas natural frente a otros productos.

La empresa encargada de gestionar el suministro de agua potable a la ciudad de Granada y la posterior depuración de las aguas residuales se llama Emasagra, que opera en la ciudad desde 1.982. Emasagra gestiona el ciclo integral del agua bajo los criterios del desarrollo sostenible, siguiendo las recomendaciones de Naciones Unidas y de la Unión Europea.

La estructura accionarial de la empresa es que el 51% de las acciones pertenecen al Ayuntamiento de Granada y el 49% pertenece a la empresa Aguagest Sur, de la que forman parte el grupo AGBAR y las cajas de Ahorros Unicaja y Caja Granada.

La planta potabilizadora de agua potable ETAP está situada en Lancha del Genil, a 4 km. de Granada y a una altitud de 780 m. Consta de tres plantas diferentes, construidas a medida que aumentaban las necesidades de la ciudad. El control de las tres plantas está totalmente automatizado. Cuenta con un Laboratorio de última generación, adaptado a las exigencias de RD 140/2003.

Emasagra tiene dos estaciones depuradoras de aguas residuales. El diseño de ambas plantas responde al esquema clásico: línea de aguas con tratamiento biológico por fangos activados, digestión anaeróbica de fangos con secado mecánico y línea de gas.

La recogida y el posterior tratamiento de las basuras domésticas, técnicamente denominadas residuos sólidos urbanos (RSU), es competencia del Ayuntamiento que lo gestiona a través de la empresa INAGRA, mediante la correspondiente concesión administrativa. La empresa INAGRA nace en 1985 y es una sociedad que tiene como objeto la explotación de la concesión municipal de la limpieza viaria, recogida y transporte de la basura (RSU) a los vertederos de RESUR, y el mantenimiento y reposición de contenedores y papeleras.

En, Granada, se realiza una recogida selectiva de basuras mediante contenedores instalados en las vías públicas donde se depositan los envases de vidrio, papel, plástico y residuos orgánicos en contenedores separados. También existen varios puntos limpios en la ciudad, para depositar muebles, electrodomésticos y otros enseres. Cada habitante produce una media aproximada de 500 kilos de basura al año. Las tasas por recogida de basuras se cobran mensualmente con una cantidad fija entre 6,1 y 9,2 euros relacionadas con la categoría fiscal de la calle y el consumo de agua que se tenga en los hogares.

La empresa de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), es la concesionaria del servicio de vertederos en Granada, mediante un contrato que mantiene con la Diputación de Granada través de la empresa RESUR, que gestiona dos plantas de recuperación y compostaje de basuras situadas en Alhedín y Vélez-Benaudlla.

En la ciudad hay un total de 69 centros de Educación Secundaria de los cuales muchos de ellos son centros privados concertados. Para la Educación Primari existen 104 centros educativos donde se imparte Educación Infantil y Primaria, repartidos entre privados concertados y centros públicos. Existen 5 centros de Educación de Adultos y en el Hospital Virgen de las Nieves hay funcionando 4 aulas hospitalarias y en el Hospital de san Cecilio hay funcionando también un aula hospitalaria.

El sistema sanitario, competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Andalucía, presta dos tipos de atención; la primaria, que constituye el primer nivel de acceso al sistema, y la especializada. Los Centros de Salud y los Consultorios constituyen la oferta de atención primaria, diferenciándose unos de otros en el nivel de atención que prestan. La Atención Especializada, como segundo nivel de atención está definido en la Ley 2/1998 de Salud de Andalucía.

La red hospitalria de Granada está compuesta básicamente de hospitales públicos gestionados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y otros centros menores de gestión privada. Esta red cubre las necesidades de la ciudad y su Área Metropolitana. En total hay 2.047 camas, de las cuales 1.694 pertenecen al SAS, 190 son concertadas con San Juan de Dios y 163 pertenecen a clínicas de gestión privada.

La red local de Atención Primaria está compuesta actualmente por ocho Centros de Salud distribuidos por los distintos distritos de la ciudad y son los siguientes: Zaidín Sur. Zaidin Centro-Este. Realejo. Las Flores. La Caleta. Góngora. Doctores.Cartuja. Albaycín.

Complementan la infraestructura sanitaria de la ciudad los médicos que ejercen la medicina privada para atender los clientes de seguros médicos privados.

El Ayuntamiento de Granada dispone de un Departamento que gestiona todos los Servicios sociales que presta a los ciudadanos. Se concretan en un conjunto de actuaciones y recursos dirigidos a prevenir la marginación y promover la integración de aquellas personas, familias o colectivos que se encuentran en una situación de desventaja social. Su actuación está basada en la atención individual y familiar, además de la grupal y comunitaria.

Los datos estadísticos de 2006, indican que el terreno cultivable en el término municipal de Granada es muy pequeño que se concreta en que una superficie de 1133 hectáreas de cultivos leñosos, de las cuales 944 Ha., pertenecen a olivares siendo 809 Ha. de secano y 135 Ha olivar de regadío. Por otra parte hay un total de 1297 Ha. dedicada a cultivos herbáceos siendo el maíz el principal cultivo de regadío con un total de 498 Ha.

La estructura económica de la ciudad de Granada y su provincia presenta una acusada debilidad de la actividad industrial, un mayor peso del sector agrario y una gran dependencia del sector de la construcción.

La actividad industrial se concentra en muy pocas empresas de baja intensidad tecnológica, cuya ventaja competitiva la constituyen básicamente el precio barato de la mano de obra utilizada. Las ramas más representativas son la industria agroalimentaria (aceites y lácteos) principalmente en empresas tales como Puleva, Dhul y Cervezas Alhambra. También destacan algunas empresas de fabricación de productos metálicos y la industria de la madera. Otras empresas significativas de la zona son Recisur y LoMónaco.

El sector servicios de la ciudad de Granada ocupa un lugar destacado la distribución comercial tanto para la ciudad como para toda la provincia, la Educación, con su Universidad al frente potencia la investigación, para atender al turismo de la ciudad hay una red completa de hoteles y restaurantes y en la ciudad se concentran básicamente las instituciones financieras donde destaca la presencia de Caja de Ahorros de Granada.

Andalucía, es una de las Comunidades Autónomas de España que mayor número de visitantes recibe anualmente tanto de otras comunidades españolas como de la mayoría de países del mundo destacando los países pertenecientes a la Unión Europea. Los visitantes acuden a Andalucía normalmente, a pasar su periodo de descanso vacacional y lo hacen, preferentemente a las zonas costeras tanto del Mediterráneo (Costa del Sol) como del océano Atlántico (Costa de la Luz).

Lo característico del turismo de Granada, es que se trata de un turista de estancia muy corta en la ciudad con lo que se generan pocas pernoctaciones en los numerosos hoteles que hay en la ciudad y el Área Metropolitana. Dispone la ciudad de una buen servicio de hoteles y restaurantes e infraestructura adecuada para facilitar la visita de los turistas.

Los visitantes de Granada acuden principalmente motivados por conocer el complejo turístico de Sierra Nevada ubicado en el término municipal de Monachil, pero que hay que pasar obligatoriamente por Granada para acceder a esas instalaciones lo cual origina que muchos de estos viajeros decidan pernoctar en Granada antes que hacerlo en Sierra Nevada.

Otros lo hacen motivados por conocer su Parimonio Histórico, especialmente La Alhambra y su entorno así como los barrios de Albaycín y Sacromonte. La Alhambra fue en 2007 uno de los veintiún candidatos finalistas para ser una de las siete nuevas maravillas del mundo, único monumento de la Península Ibérica que logró clasificarse, y quedó en octava posición. Hay un numeroso grupo de viajeros, especialmente escolares procedentes de todos los rincones de Andalucía que acuden de forma masiva a visitar el Parque de las Ciencias de Granada por ser el único en su estilo que hay en Andalucía.

La infraestructura turística de Granada en 2006 era que disponía de un total de 314 locales de restaurantes y tapas, 73 hoteles de todas las categorías, con 9289 plazas disponibles, 96 hostales y pensiones con 2160 plazas disponibles así como disponer de apartamentos y albergues juveniles.

El Palacio de exposiciones y congresos de Granada, está ubicado en una zona céntrica de la ciudad, dista 15 kilómetros del aeropuerto, buenos accesos por carrtera, tiene una superficie útil de más de 45.000 m2. construidos en siete niveles con capacidades diferentes para facilitar el mayor número de eventos posibles, sus instalaciones están dotadas de las últimas tecnologías aplicadas en este tipo de edificios.

Tiene un total de 28 salas auditorios, destacando la dedicada a Federico García Lorca que tiene una capacidad de 2.000 plazas de teatro y 1.000 plazas de escuela y la sala dedicada a Manuel de Falla tiene una capacidad de 547 plazas de teatro y 294 plazas de escuela. Hay varias salas más de capacidad menos que las citadas. Para la realización de exposiciones comerciales dispones de dos espacios en dos hall diferentes y comunicado con un total de 2.500 m2. Los eventos que se realizan de forma continuada son; Conferencias, Congresos, Convenciones, Eventos culturales, Eventos empresariales, Ferias de muestras, Lanzamientos de producto, Recepciones.

La empresa Mercados Centrales de Abastecimiento de Granada (Mercagranada) se fundó en 1973 y son los mercados centrales de abastecimiento de alimentos perecederos tales como: pescado, frutas y hortalizas, están ubicados en el km.436 de la carretera Badajoz-Granada, siendo una buena localización estratégica porque está bien conectada con la red de carreteras y autovías que unen a Granada con todas sus provincias limítrofes. Los socios de Mercagranada son : Ayuntamiento de Granada que tiene el 51% del accionariado, la Empresa Nacional MERCASA, con un 48,7 % y pequeños accionistas que tienen el 0,49% restante. El ámbito de incidencia lo constituye toda la provincia, con especial incidencia en la capital y su Área Metropolitana, así como algunas poblaciones de las provincias limítrofes: Almería, Córdoba, Jaén y Málaga.

La mayor riqueza artística de Granada es el arte hispanomusulmán. Y en especial la ciudad palatina de la Alhambra y el Generalife. El Generalife es un magnífico jardín, de los pocos medievales que se conservan, tanto por su emplazamiento y disposición, como por la diversidad de flores, plantas y juegos de agua. La Alhambra es la culminación del arte nazarí, lo que hoy se conserva se realizó en el siglo XIV con Yusuf I y Mohamed V en 1333 y 1354.

En la actualidad la fisonomía de la ciudad es totalmente europea, con gran importancia de los edificios renacentistas y barrocos, y menor medida el arte gótico.

En Granada se encuentra la Alhambra, ciudad palatina nazarí, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. La Alhambra. es sin duda el monumento más emblemático de la ciudad y uno de los más visitados de toda España. Consta de una parte defensiva, la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y los Jardines del Generalife.

Al ser la tierra de color bermejo y rojizo, los campesinos de la vega granadina lo denominaron en la noche al-kalat al-Hamrá (el castillo construido de tierra roja) tomando así el nombre de Alhambra. La Alhambra fue Palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y soldados de elite (siglos XIII al XIV). Integra, además destacados edificios de distintas épocas, como el renacentista Palacio de Carlos V, donde se encuentran el Museo de la Alhambra, con objetos procedentes principalmente del propio Monumento, y el Museo de Bellas de Artes.

Cuando los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, conquistaron el reino de Granada, expulsaron al rey de Granada, Boabdil, el cual se puso muy triste por haber perdido lo que él llamaba "el paraíso terrenal". Y cuando ya se iba lloró mucho delante de su madre mirando hacia atrás según se alejaba, hacia su Granada, y ella le dijo: llora como una mujer, lo que no supiste defender como un hombre. En el camino hacia la costa granadina hay un puerto de montaña llamado "El Suspiro del Moro", nombre que se obtuvo de esta leyenda ya que desde este punto se puede observar toda la ciudad y la Alhambra a lo lejos, y desde donde se supone que paró Boabdil para admirar su reino perdido y no pudo evitar llorar.

El Generalife es la villa con jardines que se convirtió en lugar de recreo y descanso de los reyes musulmanes granadinos cuando éstos querían huir de la vida oficial del palacio. Ocupa las pendientes del Cerro del Sol, desde el que se abarcan toda la ciudad y los valles del Genil y del Darro. Fue concebida como villa rural, donde jardines ornamentales, huertos y arquitectura se integraban, en las cercanías de la Alhambra. El origen del nombre está discutido, algunos dicen que pudo significar El más excelso jardín. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en sesión celebrada en 1984.

Se construyó durante los siglos XII y XIV y fue transformado por Abu I-Walid Isma'il. Es de estilo árabe nazarí. Está formado por un conjunto de edificaciones, patios y jardines, que lo convierten en uno de los mayores atractivos de la ciudad de Granada y en uno de los conjuntos arquitectónicos más destacables de la arquitectura civil mulsulmana. En la actualidad, el Generalife está formado por dos conjuntos de edificaciones, conectados por el Patio de la Acequia. Los espacios confinados reproducen modelos de patios de la Granada nazarí y surge de la combinación de los referentes históricos y la tradición granadina (suelos empedrados, el uso del agua, los exuberantes macizos florales...).

Es difícil saber el aspecto original del Generalife, ya que ha ido sufriendo modificaciones y reconstrucciones durante toda la etapa cristiana, en un principio necesarias debido al estado de deterioro y abandono en que se encontraba en la última etapa musulmana, pero que posteriormente perturbaron su disposición y desfiguraron muchos de sus aspectos. Al contrario que en la Alhambra, toda la edificación del Generalife, aunque sólida, es en general muy pobre y muy simple. Únicamente se encuentran motivos decorativos de escayola poco variados, pero de extremada fineza y buen gusto. Últimamente gran parte de los jardines han sido destruidos para la construcción de un auditorio.

La Catedral de Granada es un templo católico, sede de la diócesis de la ciudad. Se asienta sobre la gran mezquita nazarí de Granada. El templo fue construido durante el renacimiento español. Está ubicada en el centro de la ciudad. Por la catedral pasan todos los pasos procesionales de las hermandades de la Semana Santa.

La Historia de la Catedral se inicia a comienzos del siglo XVI, poco después de la caída de Granada en manos de los Reyes Católicos, se encargó a Juan Gil de Hontañón y Enrique Egas las obras de la catedral. Fue con el reinado de Carlos I de España cuando se realizaron numerosas construcciones en la ciudad de Granada, dada la intención del monarca en convertir a la urbe en el modelo de ciudad del siglo XVI. Así la construcción de la catedral de Granada será coetánea a las del palacio cristiano de la Alhambra, la Universidad y la chancillería (tribunal supremo).

La catedral es concebida en 1506 por Enrique Egas tomando como modelo la Catedral de Toledo. Así que inicialmente fue un proyecto gótico, tal y como era habitual en la España de las primeras décadas del siglo XVI. Sin embargo, se relevó a Egas y se encargó la obra a Diego de Siloé quien en 1529 retomó el proyecto aprovechando lo ya construido y modificando el planteamiento hacia una estética plenamente renacentista. El autor traza las líneas renacentistas de todo el edificio sobre los cimientos góticos, con girola y cinco naves en lugar de las tres habituales. Combina en su estructura elementos de otros órdenes arquitectónicos. A lo largo del tiempo, se continuarán desarrollando proyectos artísticos de importancia. Es el caso de la reforma de la fachada principal emprendida por Alonso Cano (1601 – 1667) en 1664 en la que se introducen elementos barrocos. En 1706 Francisco de Hurtado Izquierdo y posteriormente su colaborador José Bada construyen el actual sagrario de la catedral. En él, el autor rompe su tendencia rococó, respetando la sobriedad de líneas y la estructura clásica del resto del templo.

Destaca la Capilla Mayor, donde se encuentran las estatuas orantes de los Reyes Católicos, que está compuesta por una serie de columnas corintias sobre cuyo capitel se encuentra el entablamento y sobre éste, la bóveda, que se encuentra, al igual que los espacios inferiores sobre las columnas, horadada, albergando una serie de ventanales.

La fachada presenta una estructura encuadrada en forma de arco del triunfo con portadas y lienzos de empotrados. Las pilastras no tienen capiteles si no resaltes esculpidos en la pared, así como medallones de mármol adosados.Encima de la puerta principal un tondo de José Risueño sobre la Anunciación, también en mármol. Destaca también la presencia en la parte superior de un jarrón con azucenas, aludiendo al carácter virginal y puro de la madre de Dios. El sagrario de 1706 mantiene las proporciones clásicas del templo, manteniendo las columnas múltiples del crucero las formas del orden compuesto de Siloé.Por esas fechas se dio por concluida la construcción de la catedral.

La Capilla Real. Comenzó a construirse en el año 1505 por Enrique Egas y siguió su construcción en varias etapas como se vislumbra por los estilos que en ella se aunan: gótico -fábrica y ornamentación-, renacimiento -sepulcros- y el arte granadino de los ss. XVII y XVIII -Capilla de la Santa Cruz-. En ellas se dieron cita los más importantes artistas del momento: Domenico Fancelli y Bartolomé Ordóñez -sepulturas-, Bartolomé de Jaén -la reja-, Felipe Bigarny, Alonso Berruguete y Jacobo Florentino -retablo Mayor y de la Santa Cruz-, Machuca, Siloe, Francisco Díaz del Rivero y Alonso de Mena. en estilo gótico. A lo largo de los años fue dotándose de obras de arte, objetos litúrgicos y reliquias.

El Museo fue creado en el año 1913. Y recientemente ha sido objeto de una nueva instalación museográfica, mediante la intervención del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, la colaboración del Institute Royale du Patrimonio Artistique de Bélgica, el Instituto per él Restauro de Roma, el Instituto de Conservación y Restauración del Ministerio de Cultura, la Universidad libre de Bruselas y la Universidad de Granada.

La Capilla Real fue declarada Monumento Histórico Artístico el 19/05/1884, teniendo la consideración de B.I.C. (Bien de Interés Cultural) en la actual legislación del Patrimonio Histórico Español (Ley 16/1985 de 25 junio).

Las piezas más destacadas del interior del templo son su retablo mayor, la reja y la cripta. En la Sacristía-Museo, se encuentra el legado de los Reyes Católicos. Destaca su galería de pinturas con obras de las escuelas flamenca, italiana y española, con cuadros de autores como Roger van der Weyden y Hans Memling además de un rarísimo ejemplo de Sandro Botticelli (La Oración del Huerto). Allí hay orfebrería, como la corona y el cetro de los Reyes Católicos; tejidos y libros de la Reina.

Albaicín (o Albayzín) es un barrio de origen Andalusí muy visitado por los turistas que acuden a la ciudad, debido a sus connotaciones históricas, arquitectónicas y paisajísticas.

Su origen se remonta a la existencia de asentamientos de la época ibera, y existió un poblamiento disperso romano. No hay datos de asentamiento islámico anterior a la llegada de los ziríes, cuando fundaron el reino zirí (1013) que fue cuando se rodeó de murallas (Alcazaba Cadima. Constituye uno de los núcleos antiguos de Granada, junto con la Alhambra, el Realejo y el Arrabal de Bib-Rambla, en la parte llana de la ciudad.

Este barrio tuvo su mayor influencia en la época de los Nazaríes, y por eso mantiene la trama urbana del periodo nazarí, con calles estrechas, en una intrincada red que se extiende desde la parte más alta (S. Nicolás) hasta el curso del Río Darro y de la calle Elvira, que se encuentran en Plaza Nueva. El tipo tradicional de vivienda es el carmen, compuesto por una vivienda exenta rodeada por un alto muro que la separa de la calle y que incluye un pequeño huerto o jardín. Fue característico de dicho barrio la canalización y distribución del agua potable a través de aljibes; en total se han podido constatar unos 28; de los cuales, una gran mayoría siguen aún en uso.

El Sacromonte es conocido por ser el antiguo barrio de los gitanos, las llamadas tribus egipcias como se conocía a los gitanos de la época de los Reyes Católicos que se asentaron en Granada tras la conquista de la ciudad. Su forma de vida, su lengua (el caló) sus fiestas y bailes y sus viviendas construidas en cuevas, acrecentó su fama entre los escritores románticos, por lo que con el tiempo se ha convertido el barrio en uno de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad.

Al final del recorrido por el barrio en lo alto del monte de Valparaiso se encuentra la Abadía y el Colegio del Sacromonte, institución fundada en el siglo XVII, por el entonces arzobispo de Granada Pedro de Castro. Parte de colegio se destruyó en un incendio y la Abadía que es visitable tiene una importante biblioteca con unos 25.000 volúmenes aproximadamente. La Abadía está compuesta de un patio con una fuente central y veinticinco arcos con el escudo del fundador, a continuación está el museo con piezas muy valiosas como la Virgen de la Rosa, y tres Inmaculadas. La Iglesia, construida a comienzos del siglo XVII, tiene buenos retablos y sillería barrocos. La Sacristía está decorada con pequeños cuadros de la escuela italiana y hay una mesa decorada con motivos indígenas hecha en el siglo XVI en Perú que fue un regalo del padre del arzobispo Pedro de Castro que era virrey de Perú.

La Cartuja es un Monasterio de monjes de clausura, que está ubicado en lo que fue una finca, o carmen de recreo musulmana denominada Aynadamar o Fuente de las Lágrimas que tenía una gran riqueza de agua y árboles frutales. La idea de construir el Monasterio en ese lugar partió de Gonzalo Fernández de Córdoba conocido como El Gran Capitán. La donación de los terrenos para edificar en esa finca se produjo en Loja en 1513. Las obras se empezaron a continuación pero sufrieron un parón como consecuencia de la muerte del Gran Capitán acaecida en 1515, y fueron reanudadas en 1519 y concluidas en 1545.

El Monasterio sufrió grandes desperfectos durante la Guerra de la Independencia, y perdió la finca mucho terreno en 1837 como consecuencia de la desamortización de Mendizábal. En la actualidad (2008) el Monasterio pertenece a la Orden de los Cartujos, dependiendo directamente de de la Diócesis de Granada.

Las instalaciones actuales son visitables por los turistas, destacando de la visita el Claustrillo, la Capilla De Profundis, donde los monjes hacían sus penitencias, la Sala Capitular de Los Legos, se sigue la visita hacia la Sala Capitular de los Monjes, donde los monjes se reunían a deliberar y donde se pronunciaban sus sermones, gracias a las condiciones acústicas de la sala. La Iglesia es de estilo barroco y fue construida hacia 1662, está dividida en varias zonas una para los monjes, totalmente aislada e incomunicada con el resto de la iglesia, otra para los fieles y otra para los legos. El Sancta Santorum se encuentra tras el altar y allí se guardan las reliquias que posee el Monasterio. Cabe destacar por su belleza artística la cúpula de la iglesia, pintada al fresco por Antonio Palomino y Juan Risueño, al final del recorrido se accede a la sacristía donde hay cuadros de gran valor y otros objetos eclesiásticos.

La propuesta museística de Granada es variada y de calidad. Una variedad de museos expone colecciones de gran interés artístico, etnológico y cultural. El Museo Arqueológico y Etnográfico, el de los Reyes Católicos, el Museo de Bellas Artes, el Centro José Guerrero o la Casa-Museo de Federico García Lorca son una pequeña muestra de la cultura que esta ciudad ofrece.

El Museo Arqueológico de Granada fue creado en 1867. Si bien hasta 1879 fue considerado un mero Gabinete de Antigüedades dependiente de la Comisión de Monumentos de Granada, se formó su primera colección con los fondos de la Comisión de Monumentos, con dos secciones: Arqueológica y de Bellas Artes.

En 1917 se adquirió la Casa de Castril, para trasladar el Museo a ese lugar. La casa se halla enclavada en la Carrera del Darro, en el antiguo barrio árabe de Ajsaris. La Casa de Castril es uno de las mejores palacios renacentistas de Granada. En lo alto de la fachada está grabada la fecha de su construcción: 1539. Esta casa señorial está formada por un zaguán con escalera y ventanales de clara tradición renacentista desde el que se accede hasta el patio central con salas abiertas a las galerías baja y alta, y un bello jardín posterior. Sufrió una transformación radical para la instalación en ella del Museo. En 1962 se adquirió la Casa del pintor Rafael Latorre, aledaña a la Casa de Castril para convertirla en una ampliación del espacio del Museo. Siendo directora Angela Mendoza Egüaras (1967-1988), se realizó su configuración actual, tras la reforma de 1970, que abarcan desde la Prehistoria hasta el final de la Edad Media. En 1980 se creó la Sección Etnológica pero nunca se ha desarrollado, aunque existen en reserva espléndidas colecciones de vidrio de Castril y de cerámica granadina de Fajalauza. Los contenidos del Museo abarcan hallazgos arqueológicos del Paleolítico y Neolítico efectuados en la provincia de Granada, así como piezas iberas, fenicias, romanas y árabes de notable valor.

El Parque de las Ciencias de Granada es el primer museo interactivo de ciencia de Andalucía y uno de los más relevantes de España. Desde su inauguración, en mayo de 1995, el museo ha crecido en tres fases hasta constituir los más de 26.000 metros cuadrados que conforman su superficie. En noviembre de 2008 se ha inaugurado la cuarta fase de ampliación, que ha duplicado la superficie del centro y también sus contenidos. El Parque de las Ciencias está situado en una zona céntrica de Granada y se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad. El Parque lo conforman una serie significativa de exposiciones permanentes y temporales.

La Universidad de Granada cuenta con un jardín botánico situado en la Facultad de Derecho, en la calle Duquesa, que ha sido recuperado gracias a un convenio de colaboración con la empresa Font Vella-Lanjarón. Este jardín botánico data del siglo XIX y se construyó con un carácter de jardín medicinal. Un estudio realizado en 1993, por M. Fernández-Carrión, J. M. García Montes y J. Molero Mesa, fue recogido en una publicación de la Universidad bajo el título Jardín Botánico de la Universidad de Granada y en él se describen 45 especies diferentes de árboles y arbustos. Con las obras realizadas se recupera el jardín histórico, una muestra viva de la botánica del siglo XIX. Las bases de actuación contemplaron la protección del jardín con su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), de acuerdo a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía..

El Museo de Bellas Artes de Granada es la más importante pinacoteca de dicha ciudad. Tras diversos cambios de ubicación, tiene su sede en el Palacio de Carlos V, notable edificio del Renacimiento anexo a la Alhambra.

La historia de este Museo de Bellas Artes debe su origen a la desamortización de Mendizábal, que supuso la dispersión de numerosas obras de arte que habían pertenecido a órdenes religiosas. Con los bienes artísticos recogidos de los conventos y monasterios suprimidos se organizó el Museo Provincial en el exconvento dominico de Santa Cruz la Real, inaugurándose, el 11 de agosto de 1839. Después de pasar por varias ubicaciones en 1923 se ubica en la Casa de Castril, en la Carrera del Darro, donde compartiría espacio con el Museo Arqueológico y la Real Academia de Bellas Artes.

Ya en el siglo XIX, se planteó la oportunidad de recuperar como sede del Museo el Palacio de Carlos V, considerado el edificio más importante de la Granada cristiana. El proceso fue largo, y el 6 de octubre de 1958, con motivo de las celebraciones del V centenario del fallecimiento del emperador Carlos V, se inauguró finalmente el Museo de Bellas Artes de Granada en su nueva ubicación de la planta primera del Palacio de Calos V, donde permanece desde entonces. El Museo fue sometido a una reforma en fecha reciente que se presentó en enero de 2008. Actualmente está gestionado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Las colecciones del Museo están formadas principalmente por pinturas y esculturas, desde el siglo XV hasta el XX. Los fondos más amplios y ricos proceden de fundaciones religiosas desamortizadas en el siglo XIX. Se han sumado posteriormente obras depositadas por el Museo del Prado, así como compras, tanto ejemplos de arte reciente como de viejos maestros. Entre las piezas más antiguas, destaca una réplica de la escultura de Santa María de la Alhambra, que presidía la Puerta de la Justicia de la Alhambra.

El Museo de la Alhambra forma parte del Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife. Se encuentra en el Palacio de Carlos V. El Museo se creó a partir de 1870 para custodiar los numerosos testimonios arqueológicos recogidos por la Comisión Provincial de Monumentos. En 1962 pasó a denominarse Museo Nacional de Arte Hispanomusulmán. En la formación de este museo se hallan objetos relacionados con la Alhambra y clasificados desde el siglo XIX . Las colecciones que giran alrededor de la civilización hispanomusulmana se distribuyen en las siguientes salas temáticas: La Fe, la Ciencia y la Economía; Arte Emiral y Califal; Del Arte Califal al Nazarí; Arte Nazarí: Edificios públicos; Arte Nazarí: La Alhambra y la arquitectura palaciega; y por último Arte Nazarí: La Alhambra y la cultura material.

La celebración de los distintos actos que tienen lugar durante la Semana Santa se convierten en uno de los acontecimientos culturales, religiosos y artísticos más importantes que se producen en la ciudad.

La Semana Santa de Granada, tal y como conoce en la actualidad (2008) tiene apenas un siglo de existencia. Su tradición secular desaparece con la desamortización de Mendizábal y no es hasta 1917 cuando renace un movimiento cofrade impulsado por el Arzobispado de Granada. Desde ese año hasta la actualidad, el movimiento fundacional está formado por 32 hermandades federadas. Los años 20, 40, 70 y 80 son las grandes épocas de creación de las corporaciones cofrades granadinas, siendo esta última década la que una mayor ebullición fundacional vivió.

La incorporación de la juventud hace más de 25 años a través de las cuadrillas de Hermanos Costaleros abrió la puerta para la llegada de aire fresco a unas corporaciones anquilosadas y con estructuras prehistóricas. Hoy día, la gente joven y las mujeres son pilares fundamentales de las hermandades y su trabajo e incorporación a lo largo de estos años ha permitido crear una Semana Santa como la que hoy se puede disfrutar.

La Semana Santa de Granada, por su juventud, ha buscado en otras Semanas Santas de Andalucía ejemplos en los que mirarse. Por eso, su personalidad goza de pocos elementos propios y bastantes adaptados de otras provincias. En sus comienzos el levante español y la ciudad de Málaga fueron los espejos en los que las cofradías granadinas se miraron. Pero en la actualidad es Sevilla la marca la hegemonía cofrade en la ciudad. A pesar de esto, Granada ofrece un elemento propio destacable : la fuerza de su imaginería y el valor de un paisaje único.

Existe un Consejo General de Hermandades y Cofradías, cuyos miembros son elegidos cada cuatro años por los Hermanos Mayores de las distintas Hermandades, que se encarga de la organización de la Semana Santa y de agilizar trámites y acuerdos con las instituciones oficiales y de todo lo relativo a la Carrera Oficial. Hay toda una de serie de elementos relacionados con la Semana Santa granadina como los Pasos, las cofradías y hermandades, los nazarenos, los costaleros y las saetas.

La Feria de Granada no tiene fecha fija de celebración porque está ligada a la festividad católica del Corpus Christi que está vinculada a las fechas de Semana Santa que son variables cada año, si bien el mes normal de celebración suele ser el mes de junio.

Fue creada institucionalmente por los Reyes Católicos como Fiesta Mayor tras la conquista de la ciudad. Su comienzo coincide con el jueves correspondiente al día del Corpus y a partir de ese momento se suceden ocho días de festejos. Es una fiesta tradicional con más de 500 años de historia. El recinto ferial, se encuentra en Almanjáyar, y es recomendable desplazarse en los autobuses que la empresa Rober pone a disposición durante todos los días festivos desde el medio día hasta bien entrada la madrugada. Las casetas para el tapeo se alzan entre la Plaza del Ayuntamiento y Bib-Rambla, por lo que suele albergar a gran número de viandantes que aprovechan para tomar el primer aperitivo o almorzar junto a los amigos. En la mayoría de las casetas se puede degustar los platos propios de la tierra, pucheros, gazpacho, choto al ajillo, fritura de pescado, espetos de sardinas... y los platos más comunes como el pollo con patatas, paella, pinchitos, bocadillos y embutidos.

La gente se viste con los típicos trajes andaluces, salen los coches de caballos, hay casetas de feria y atracciones, numerosas corridas de toros y concursos de enganches. Durante las fiestas se celebran tres procesiones que se celebran el miércoles, jueves por la mañana y domingo por la tarde.

El miércoles sale la Pública, que es una celebración dirigida a los niños y jóvenes, y que sin duda protagoniza la Tarasca, un maniquí sobre un dragón que se supone viste la ropa que habrá de estar de moda esa temporada.

El punto álgido de la Feria es el jueves, día de Corpus, cuando sale por la mañana la procesión religiosa que en la actualidad saca un trono realizado por el orfebre y escultor granadino Miguel Moreno. En esta procesión eucarística sale de la Catedral la custodia plateresca sobre un carro adornado con flores, acompañada por las autoridades civiles, representantes de cofradías y el público. La procesión es en honor de la Custodia que contenía el Cuerpo de Jesucristo estaba formada por todas las parroquias de la ciudad y las de las poblaciones de la Vega que, además, eran las responsables de cubrir con juncia todo el suelo del itinerario. El cortejo va precedido por gigantes y cabezudos que representan a moros y cristianos. Se mantiene la tradición de erigir altares a lo largo del recorrido procesional y en en la plaza de Bib-Rambla se exponen las denominadas "Carocas": dibujos y quintillas alusivas, en tono satírico, a acontecimientos ocurridos en la ciudad durante el año anterior. la procesión que sale el domingo por la tarde es más sobria y carece de elementos folclóricos.

En la gastronomía granadina, que es enormemente rica, se mezclan diferentes aportaciones. Sobre todo, las que traen los nuevos pobladores con productos que anteriormente podrían estar vedados. Así aparecerán, por ejemplo, las habas con jamón que, por ser éste de Trevélez, poseen un delicado y suave sabor.

La olla de San Antón también es un guiso tradicional de la ciudad y su provincia, aunque los platos más representativos de Granada sean las saladillas con habas, aperitivo para el día de San Cecilio o el día de la Cruz o la famosa tortilla del Sacromonte. Al margen de estas comidas y dependiendo, claro, de la capacidad del comensal, otra propuesta interesante puede ser degustar un plato de patatas a lo pobre o de migas, mezclados ambos con cualquier cosa, aunque se recomienda que esa cosa proceda de un cerdo.

En el terreno de la repostería, hay una extensa variedad de dulces como los huevos moles de San Antón, la bizcochaza de Zafra, los pestiños de la Encarnación o el hojaldre de San Jerónimo. El pionono es un dulce típico de la vecina localidad metropolitana de Santa Fe, pero por extensión es considerado típico también de la ciudad de Granada. La fruta emblemática de Granada es, por supuesto, la granada, cuyo árbol está omnipresente en cármenes y jardines. Otras frutas como caquis, acerolas, membrillos, almecinas y serbas llenan los mercadillos de la ciudad en la fiesta de la Patrona.

Granada cuenta con una gran cantidad de clubs deportivos federados, de la mayoría de deportes que existen y participan en las competiciones de las diferentes categorías a las que pertenecen, tanto nacionales, como regionales o locales. Dentro de las competiciones nacionales es el baloncesto el más destacado, porque el C.B.Granada compite en la Liga Nacional de primera categoría ACB y los equipos de fútbol Granada C.F y el Granada 74 C.F compiten en la Segunda Disivión B. La cercanía a la Estación de Esquí de Sierra Nevada propicia que haya mucha afición por este deporte en la ciudad y que existan dos clubs de esquí patrocinados por las Cajas de Ahorros Rural y La General.

Entre la gran cantidad de clubs deportivos que hay en la ciudad se pueden destacar los siguientes por sus instalaciones y deportes en los que participan.

Entre los eventos deportivos que se selebran en la ciudad, destacan la participación en deporte uiversitario de los diferentes campus universitarios que existen, los Juegos Deportivos Municipales de Granada, y la Media Maratón Ciudad de Granada, ser origen o partida de alguna etapa de las Vuelta Ciclista a España y Vuelta Ciclista a Andalucía.

La ciudad de Granada está bien dotada de instalaciones deportivas ya que la totalidad de centros educativos disponen de algún tipo de instalaciones deportivas para facilitar la práctica de deportes a sus alumnos. También cabe destacar que la Universidad acoge a la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. y las instalaciones que getiona el Patronato Municipal de Deportes donde la mayoría de clubs deportivos realizan sus comopeticiones por no disponer de instalaciones propias.

Andalucía carece de prensa escrita de ámbito regional y por tanto en cada capital de provincia se editan varios periódicos supuestamente locales aunque pertenecen a empresas nacionales especializadas en editar cabeceras locales.

El periódico de mayor tirada y antigüedad que se edita en Granada es Ideal, que pertenece al grupo de comunicación Vocento y tiene una difusión media de 32.560 ejemplares. Por el número de ejemplares difundidos le sigue el periódico Granada Hoy que pertenece al grupo regional de Andalucía denominado Grupo Joly y tiene una difusión de 4.920 ejemplares, le sigue en difusión el periódico La Opinión de Granada que pertenece al grupo de comunicación denominado Prensa Ibérica y tiene una difusión de 4.252 ejemplares. También se edita una edición local de periódico gratuito 20 Minutos. Estos periódicos compiten en los kioscos principalmente con los de ámbito nacional El País y El Mundo.

Los índices de audiencia de las emisoras de radio, indican que los granadinos son buenos oyentes de radio. A pesar de eso no existe ninguna emisora importante de ámbito local sino que las emisoras más escuchadas corresponden a las cadenas nacionales, Radio Granada Cadena SER (83.000 oyentes), cadena COPE (No hay datos de EGM), Onda Cero 53.000 oyentes, Radio Nacional de España (RNE) 33.000 oyentes y la autonómica Canal Sur Radio 24.000 oyentes. Existen varias emisoras de FM, especializadas básicamente en emitir música de forma continuada y pequeños boletines informativos.

Emiten como cadenas locales Granada Televisión (líder de audiencia, antigua Localia Granada), Teleideal, Canal 21 La Opinión, Telenieve y Mira TV (cerró en marzo de 2008). La audiencia de televisión de los ciudadanos se reparte más o menos por igual por las diferentes cadenas nacionales, TVE, Telecinco Y Antena3 TV además de la audiencia de la cadena autonómica Canal Sur y con la audiencia creciente de cadenas temáticas. En unos meses será puesta en marcha la televisión municipal de la ciudad.

A lo largo de la Historia han sido muchos los hombres y mujeres ilustres que han nacido en Granada o han estado vinculados a ella, destacando por su relevancia los siguientes.

Al principio



Tenerife

Mapa situacional de la isla de Tenerife

Tenerife es una isla del Océano Atlántico perteneciente a la Comunidad Autónoma de Canarias (España). Junto a La Palma, La Gomera y El Hierro conforma la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Su mayor ciudad, Santa Cruz de Tenerife, es la capital de la isla y de la provincia homónima. Además, esta urbe es capital de la Comunidad Autónoma de Canarias conjuntamente con Las Palmas de Gran Canaria. La segunda ciudad más poblada de la isla y tercera de Canarias es San Cristóbal de La Laguna, ciudad además Patrimonio de la Humanidad.

Tenerife, con una superficie de 2.034,38 kilómetros cuadrados, es la isla más extensa del Archipiélago Canario. Además, con 886.033 habitantes, es la isla más poblada de Canarias y de España.

Son diversos los nombres que las distintas culturas han atribuido a Tenerife a lo largo de la historia. Así por ejemplo, para los guanches, la isla recibía el nombre de Achinet o Chenet, aunque en función de la bibliografía que se consulte, la nómina puede adquirir diferentes variaciones ortográficas. Los romanos se referían a ella como Nivaria (del latín nix, nivis, nieve), en clara referencia a las nieves posadas sobre el volcán conocido como el Teide. En esa misma dirección apuntan algunos mapas de los siglos XIV y XV, que de manos de Bontier y Le Verrier se refieren a la isla como Isla del Infierno a razón de los procesos eruptivos de los que el volcán era protagonista. Finalmente, el propio Teide es el responsable del nombre actual de la isla, ya que fue dado por los benehaoritas (aborígenes de La Palma) según las palabras Tene (montaña) e ife (blanca). Posteriormente, la castellanización del nombre provocó que se añadiera una "r" para unir ambas palabras obteniendo como resultado Tenerife.

El gentilicio formal es "tinerfeño/a", aunque también de manera coloquial se utiliza la denominación "Chicharrero/a", . Sin embargo, este último se reserva en la propia isla para los habitantes de la capital, Santa Cruz.

El gentilicio "chicharrero" procede de un término despectivo empleado por los habitantes de la cercana ciudad de La Laguna, entonces capital de la isla, para los habitantes del entonces pobre y pequeño puerto de pescadores. Justamente por dicha pobreza, los habitantes de Santa Cruz debían conformarse con comer chicharros, un pescado pequeño y barato de relativa baja calidad; de donde procede el término. Con el tiempo y el crecimiento de Santa Cruz, hasta conseguir el traslado de la capitalidad desde La Laguna, bajo el reinado de Fernando VII (siglo XIX), sus ciudadanos tomaron el insulto a honra y asumieron como propio el gentilicio.

Tenerife es una isla en gran parte muy abrupta, de relieve formado por sucesivas erupciones volcánicas a lo largo de la historia, la más reciente de las cuales fue la del Chinyero en 1909.

La isla está situada entre los paralelos 28º y 29º N y los meridianos 16º y 17º O, ligeramente al norte del trópico de Cáncer, ocupando una posición central entre Gran Canaria, La Gomera y La Palma. Se encuentra a algo más de 300 km del continente africano, y a unos 1.000 km de la península Ibérica.

De forma triangular, Tenerife es la mayor isla del archipiélago canario, con una superficie de 2.034,38 kilómetros cuadrados y la que más longitud de costas tiene con 342 kilómetros. Además, es la más alta: en su centro se alza el Pico del Teide, que con sus 3.718 msnm representa el punto más elevado de toda España. Tiene hasta 200 pequeños islotes o roques a su alrededor, entre los que destacan los de Anaga, Garachico, Fasnia que suman un total de 213.835 metros cuadrados más.

Tenerife es una isla de origen volcánico, cuya formación comenzó a gestarse en el fondo oceánico hace unos 20-50 millones de años (m.a.).

Según una de las teorías más aceptadas actualmente por la comunidad científica (Teoría de los bloques levantados), el ascenso de magma procedente del manto terrestre se produce en periodos de actividad tectónica a partir de fallas o fracturas que existen en el fondo oceánico. Éstas siguen los ejes estructurales de la isla, y se conformaron durante la orogenia Alpina de la Era Terciaria por el movimiento de la placa Africana. Estas erupciones de tipo fisural submarino originan las denominadas lavas almohadilladas o pillow-lavas, que se producen por el rápido enfriamiento que experimenta el magma al establecer contacto con el agua, obteniendo así una forma muy característica. Estos materiales se fueron acumulando y construyendo el edificio insular bajo el mar. A medida que éste se aproximaba a la superficie, los gases, debido a la disminución de la presión circundante, se iban liberando del magma y los episodios vulcanológicos pasaban de ser tranquilos a tener un carácter marcadamente explosivo, formando materiales fragmentarios.

Tras largo tiempo de acumulación de materiales, el nacimiento de la isla se produjo a finales del Mioceno (Era Terciaria). Hace siete millones de años emergieron las zonas de Teno, Anaga y Macizo de Adeje, en la que se denomina Serie Basáltica Antigua o Serie I. Se constituyeron de este modo tres islas cronológica y estratigráficamente distintas en los extremos oeste, este y sur de la actual Tenerife.

Hace aproximadamente 3 m.a. comienza un segundo ciclo volcánico (Formaciones Postmiocenas o Series Recientes II, III y IV), mucho más intenso, que incorpora elementos en la zona central de la isla, la cual también emerge y unifica en uno sólo a los tres edificios anteriormente descritos. La estructura conformada en ese momento recibe el nombre de Edificio pre-Cañadas, sobre cuyos restos se erigiría más tarde el Edificio Cañadas I. Este ultimó experimentó diversos colapsos y emitió una gran variedad de materiales explosivos que dieron lugar a las llamadas Bandas del sur (sur-sureste actual).

Posteriormente, sobre las ruinas de este complejo surgiría el Edificio Cañadas II, ya por encima de los 2.500 metros, también con intensos procesos explosivos. Hace alrededor de 1 m.a. se inició la construcción de la Cordillera Dorsal, con un vulcanismo de tipo fisural, a partir de los restos de los edificios ya parcialmente desmantelados de la Serie I. La Cordillera Dorsal es la de mayor desarrollo altitudinal y longitudinal del Archipiélago Canario, con 1.600 metros de altura y 25 kilómetros de longitud. En este mismo espacio cronológico (hace 800.000 años) tienen lugar dos deslizamientos gravitacionales que motivaron la aparición de los valles de La Orotava y Güímar.

Finalmente, ya en tiempos más próximos (200.000 años), comienzan las erupciones que levantarían el Edificio Pico Viejo-Teide en el centro de la isla, sobre la Caldera de Las Cañadas.

La abrupta orografía isleña y su variedad de climas dan como resultado un territorio de múltiples paisajes y formas, desde el Parque Nacional del Teide con su amalgama de colores fruto de las sucesivas erupciones volcánicas, hasta los Acantilados de Los Gigantes con sus paredes verticales, pasando por zonas semidesérticas con plantas resistentes a la sequedad en el sur, o por ambientes de carácter meramente volcánico como es el Malpaís de Güímar.

También cuenta con playas naturales como la de El Médano —con parajes protegidos en su entorno como Montaña Roja y Montaña Pelada— valles con cultivos tropicales y subtropicales, boscosos parajes de laurisilva en los macizos de Anaga y Teno —con profundos y escarpados barrancos— y extensos bosques de pinos por encima de esta última formación vegetal.

Las principales estructuras de Tenerife, que a continuación se describen, conforman el edificio central, con el complejo Teide-Pico Viejo y el circo de Las Cañadas. Se trata de una semicaldera de 130 kilómetros cuadrados, que ha sido originada por un conjunto de procesos geológicos explicados en el epígrafe Origen y formación. El circo está parcialmente ocupado por el estratovolcán Teide-Pico Viejo y completado por los materiales que ha emitido en sus diferentes erupciones. Destacan en su interior los Roques de García, entre los que está el más conocido, el Roque Cinchado. Otra formación llamativa son Los Azulejos, compuesto por fonolitas de colores verdosos que se han creado por actividad hidrotermal.

Al sur de La Caldera destaca la Montaña de Guajara, que con 2.718 metros es la de mayor altitud de las que constituyen el anfiteatro de Las Cañadas del Teide. Al pie de estas paredes se han creado llanos endorreicos de materiales sedimentarios muy finos, siendo el más conocido el Llano de Ucanca.

El Pico del Teide, con 3.718 metros sobre el nivel del mar y más de 7.000 sobre el fondo oceánico, es el punto más elevado de la isla, del territorio español y de todas las tierras emergidas del Atlántico. Este volcán, el tercero más grande del planeta, es el símbolo de Tenerife por antonomasia. Su situación central, sus importantes dimensiones, su silueta y su paisaje nevado lo dotan de una singular personalidad. Ya los aborígenes lo consideraban lugar de culto y adoración.

Desde 1954, el Teide y todo el circo de su alrededor (aunque hubo una ampliación posterior de sus límites) está declarado como parque nacional. Además, desde junio de 2007 está incluido por la Unesco dentro de los espacios Patrimonio de la Humanidad como bien natural. Al oeste se encuentra el volcán Pico Viejo,. En un lateral de éste, se encuentra el Volcán de Chahorra o Narices del Teide, donde se produjo la última erupción que se ha dado en el entorno del Teide, en 1798.

El macizo de Anaga, en el extremo nororiental de la isla, posee un perfil topográfico irregular y escabroso donde a pesar de no presentar grandes cotas, destaca la Cruz de Taborno con 1.024 metros. Debido a la antigüedad de sus materiales (5,7 m. a.), a sus profundos procesos erosivos y a la densa red de diques que atraviesan el macizo, son numerosos los roques que aparecen en superficie, tanto de etiología fonolítica como traquítica. Existe una gran cantidad de barrancos escarpados y muy encajados en el terreno. En la costa de Anaga predominan los acantilados, por lo que existe un número escaso de playas, aun así, las que hay suelen coincidir con zonas de desembocadura de barrancos, algunas de rocas y otras de arena negra.

El macizo de Teno se encuentra en el extremo noroccidental. Al igual que en Anaga, se trata de una zona de estructuras desmanteladas y hondos barrancos que se han originado por erosión. Sin embargo, aquí los materiales son más antiguos (aproximadamente 7,4 m. a.). Destacan la Montaña de Gala que con 1.342 metros representa la mayor altitud. El paisaje más singular de este Macizo se encuentra en su costa sur. Se trata de los Acantilados de Los Gigantes, con paredes verticales que llegan a alcanzar en algunos puntos los 500 metros de altura.

El macizo de Adeje se sitúa en el extremo meridional de la isla, teniendo como mayor exponente al Roque del Conde, con 1.001 metros de altitud. El macizo no es tan apreciable por su reducida estructura inicial, hecho que añadido a la historia geológica del lugar ha potenciado un intenso desmantelamiento de sus materiales, perdiendo de ese modo su aspecto y envergadura original.

La Cordillera dorsal o dorsal de Pedro Gil abarca desde el principio del monte de La Esperanza, a unos 750 metros de altitud aproximadamente, hasta la zona central de la isla, en las inmediaciones de la Caldera de Las Cañadas, siendo Izaña, su punto más alto, con 2.350 metros sobre el nivel del mar. Esta estructura se ha constituido a expensas de un vulcanismo fisural de tipo basáltico a través de uno de los ejes o directrices estructurales que han dado origen al vulcanismo de la isla.

La dorsal de Abeque se encuentra formada por una cadena de volcanes que unen el macizo de Teno con el edificio central insular Teide-Pico Viejo a partir de otro de los tres ejes o directrices estructurales de Tenerife. A esta dorsal pertenece el volcán histórico de Chinyero cuya última erupción se registró en 1909.

La dorsal Sur o dorsal de Adeje está al amparo del último de los ejes estructurales. Destacan los restos de su macizo como formación primigenia, así como las alineaciones de pequeños conos volcánicos y de roques esparcidos por toda esta zona del sur tinerfeño.

Los valles son otra de las formas de relieve más destacadas. Los más importantes son el Valle de La Orotava y el Valle de Güímar que se han generado por el deslizamiento en masa de grandes cantidades de materiales hacia el mar, creando una hondonada en el terreno.

Existen otros valles que se distribuyen por diversos enclaves de la geografía de Tenerife, aunque, en este caso, de diferente naturaleza. Suelen ser valles intercolinares que se han conformado tras el depósito de mayor cantidad de materiales geológicos en lomas laterales, o simplemente cauces amplios de determinados barrancos que en su evolución han tomado el aspecto de típicos valles.

Tenerife, debido principalmente a su gran altitud y a su silueta en semejanza a un tejado de dos aguas, está surcada por gran cantidad de barrancos. Éstos constituyen uno de los elementos más característicos de su paisaje, originados por la erosión ejercida por la escorrentía superficial a lo largo de la historia. Destacan los barrancos de Ruiz, Fasnia y Güímar, Infierno y Erques, todos ellos declarados espacios naturales protegidos por las instituciones canarias.

Las costas son, por lo general, accidentadas y abruptas, aunque lo son más en la zona norte que en la sur. No obstante 67,14 kilómetros de la costa tinerfeña lo representan playas, sólo superada en este aspecto por la isla de Fuerteventura. En el litoral septentrional son frecuentes las playas de cantos rodados o de arena negra, mientras que en la vertiente sur y suroeste de la isla predominan las playas con arenas más finas y de tonalidades más claras.

La isla de Tenerife disfruta de una notable diversidad ecológica pese a su reducida superficie, lo que es consecuencia de unas condiciones ambientales especiales, ya que la accidentada orografía reinante modifica localmente las condiciones climáticas generales, originando una gran variedad de microclimas. Esta vasta existencia de microclimas y, por lo tanto, de hábitat naturales, se hace manifiesta en la vegetación insular, constituida por una flora rica y variada (1400 especies de plantas superiores), entre las que destacan numerosos endemismos canarios (200) y exclusivamente tinerfeños (140).

Al concentrar este patrimonio vegetal de unas 140 especies exclusivas, la isla de Tenerife muestra la mayor relación de endemismos florísticos de la denominada Macaronesia. Además, la diferente composición química de los diversos materiales volcánicos que han construido el edificio insular, siempre bajo la acción combinada de los factores climáticos, da lugar a una gran diversidad de suelos. La conjunción de estos agentes determina la presencia de múltiples hábitats que albergan numerosas comunidades de plantas y animales que constituyen los singulares ecosistemas de Tenerife.

Aún faltaría hablar de la extensa fauna marina de entre la que destacan viejas, meros, abades, salemas, samas, pargos, etc. Gran interés tienen también la tortuga boba y las colonias permanentes de ballenas y delfines que habitan el litoral sur de la isla. Tenerife posee un inventario faunístico que asciende a 56 especies de aves, 13 de mamíferos terrestres, 5 de reptiles, varios miles de invertebrados, 2 de anfibios y 400 de peces además de algunas especies de tortugas marinas y cetáceos.

Prácticamente la mitad de la isla (48,6%), se encuentra bajo las diferentes fórmulas de protección que atribuyen la Red Canaria de Espacios Naturales Protegidos. De los 146 espacios naturales recogidos por la citada red en el conjunto del archipiélago, un total de 43 se encuentran en Tenerife, siendo de este modo la isla que mayor número de espacios posee. Asimismo, atendiendo al porcentaje de territorio protegido con el que cada isla contribuye al total del archipiélago, hay que destacar que es Tenerife con un 37% la isla que encabeza la tabla. La Red contempla hasta ocho categorías de protección distintas, todas ellas representadas en la isla: aparte del parque nacional del Teide, cuenta con el mayor parque natural de Canarias (Corona Forestal), dos parques rurales (Anaga y Teno), cuatro reservas naturales integrales, seis reservas naturales especiales, un total de catorce monumentos naturales, nueve paisajes protegidos y hasta seis sitios de interés científico. El municipio de La Orotava, en gran parte a expensas del Parque Nacional del Teide, y el de Santa Cruz de Tenerife que hace lo propio con el Parque rural de Anaga presentan, respectivamente, el 76% y el 74% de su extensión bajo protección. De la misma forma, el emplazamiento mayoritario del Parque rural de Teno al amparo del municipio de Buenavista del Norte hace que este disponga de una importante parte de su superficie protegida.

A Tenerife se la conoce internacionalmente como la "Isla de la Eterna Primavera". La atribución de esta denominación climática se produce en gran medida gracias a los vientos alisios, cuya humedad, principalmente, se condensa en las zonas de medianías del norte y nordeste insular, constituyendo amplios mares de nubes que se disponen preferentemente entre los 600 y 1.800 metros de altura.

Otro factor que influye en la suavidad del clima de las Islas con respecto al que por latitud correspondería (Desierto del Sahara), es la corriente marina fría de Canarias, que enfría la temperatura de las aguas que bañan las costas y playas isleñas con respecto a la ambiental. Por último, la propia orografía tinerfeña también habría que tenerla en cuenta en esta terna de agentes encargados de hacer realidad el anteriormente citado eslogan.

A grandes rasgos, el clima de Tenerife es moderado, templado y muy suave en cualquier estación del año. No hay períodos de frío pero tampoco los hay de calor asfixiante. Las temperaturas medias fluctúan entre los 17-18 ºC en invierno y los 24-25 ºC en la estación estival, aunque estos sean valores relativos y generales. Evidentemente se producen importantes contrastes, como el que se produce durante los meses de invierno, en los cuales es posible disfrutar del sol en zonas de costa y, sin embargo, 3.000 metros por encima poder contemplar la blanca estampa nevada del Teide, lugar en el que nieva todos los años.

Otro ejemplo de contraste climático lo encontraríamos en la ciudad de Santa Cruz con respecto a la ciudad de La Laguna. Municipios unidos físicamente pero distanciados en cuanto a condiciones climáticas. Generalmente Santa Cruz tiene durante todo el año un clima cálido con temperaturas sensiblemente superiores a las que se disfrutan en la aledaña La Laguna, donde frecuentemente hace más frío y existe mayor probabilidad de precipitaciones.

El norte y el sur de Tenerife poseen igualmente diferentes características climáticas. En barlovento se registra un 73% de las precipitaciones totales además, la humedad relativa del aire es superior y la insolación inferior. Los máximos pluviométricos se registran en barlovento a una altitud media entre 1.000-1.200 m, casi exclusivamente en los montes de La Orotava.

Pero quizás sea más significativo que todo el norte de la isla carezca de un espacio en el que la pluviosidad media sea inferior a los 250 mm anuales. En cambio, en la vertiente sur de la isla los valores pluviales son significativamente menores. Los únicos reductos sureños que se salvan de esta situación son Masca y Güímar, probablemente debido a sus características físicas que posibilitan una mayor presencia del alisio.

A modo de anécdota es interesante saber que los médicos europeos, sobre todo ingleses y holandeses, del pasado siglo XIX elogiaban el clima del norte de Tenerife, y lo recomendaban a sus pacientes para aliviar dolencias de la edad y del aparato circulatorio.

El suelo volcánico de Tenerife, generalmente de carácter poroso y permeable es motivo para que una considerable fracción del agua procedente de la lluvia, unida a aquella producto de condensaciones en zonas boscosas y a la proveniente del deshielo de las cumbres más elevadas de la isla, se infiltre en el subsuelo.

La construcción de embalses y presas como principales métodos de obtención de agua esta desaconsejada debido a las mencionadas condiciones geológicas, que no permiten el almacenamiento del preciado líquido en superficie, así como a la irregularidad de las precipitaciones.

De este modo, la mayor parte del agua (90%) procede de pozos y principalmente de galerías, importantes sistemas que sirven para extraer el recurso hídrico del acuífero. Tenerife dispone en la actualidad de más de un millar de galerías perforadas.

También se encontraba el Achimenceyato de Punta del Hidalgo gobernado por Aguahuco (el "Hidalgo pobre", hijo ilegítimo del Gran Tinerfe) y Zebenzui.

En diciembre de 1493, Alonso Fernández de Lugo obtuvo de los Reyes Católicos la confirmación de sus derechos de conquista sobre la isla de Tenerife. En abril de 1494, y procedente de Gran Canaria, desembarcó el conquistador en la costa de la actual Santa Cruz de Tenerife con una tropa de peninsulares y canarios (gomeros y grancanarios, sobre todo) formada por unos dos mil hombres de a pie y 200 a caballo. Tras levantar un fortín se dispuso a adentrarse hacia el interior de la isla.

Cabe destacar que los menceyes de la isla de Tenerife tomaron distintas posturas en el momento de la conquista. Se constituyeron así el bando de paz y el bando de guerra, integrado el primero por los menceyatos de Anaga, Güímar, Abona y Adeje, y el segundo por Tegueste, Tacoronte, Taoro, Icoden y Daute. El bando opositor se enfrentó tenazmente a los castellanos de modo que la conquista tinerfeña se prolongó durante dos años. Las tropas castellanas sufrieron una derrota a manos de los guanches en la Primera Batalla de Acentejo en 1494. Sin embargo, los guanches, superados por la tecnología y por las nuevas enfermedades a las cuales no eran inmunes, cayeron frente a las tropas de la Corona de Castilla en la Batalla de Aguere y en la Segunda Batalla de Acentejo culminando la conquista en septiembre de 1496.

Como en el resto de las Islas, muchos de los aborígenes fueron esclavizados, especialmente los pertenecientes al bando de guerra, mientras que buena parte de la población indígena sucumbió a enfermedades importadas como la gripe y, probablemente, la viruela, enfermedades infecciosas para las que aquella sociedad neolítica, debido a su aislamiento, no había desarrollado su sistema inmune. Tras la conquista, y especialmente durante el siglo posterior a ella, se fue produciendo una repoblación y colonización paulatina de la isla con la llegada de inmigrantes provenientes de diversos territorios pertenecientes al incipiente Imperio Español (Portugal, Flandes, Italia, Alemania).

Los bosques de Tenerife se vieron gradualmente afectados por el crecimiento poblacional y por la consecuente necesidad obtener terrenos despejados que permitieran la explotación agrícola para consumo propio y para la exportación. Así fue el caso de la introducción del cultivo de la caña de azúcar a principios del siglo XVI mientras que, en siglos sucesivos, la economía de la isla se centró en el aprovechamiento de otros cultivos tales como la vid y la cochinilla para fabricar tintes, así como el plátano.

Tenerife fue atacada, como las otras islas, por corsarios de varias nacionalidades (franceses, ingleses, holandeses y berberiscos) varias veces a lo largo de su historia, según el devenir de las alianzas y guerras de España. De entre estos ataques destaca por su lugar en la Historia el ataque de los británicos de 1797.

El 25 de julio, el Almirante Horacio Nelson atacó Santa Cruz de Tenerife, capital de la isla y Jefatura de la Capitanía General. Tras un feroz ataque, la defensa organizada por el General Gutiérrez repelió a los británicos. Nelson perdió su brazo derecho por una bala de cañón (dice la leyenda que del cañón "Tigre") mientras intentaba desembarcar en la orilla de la costa de la zona de "Paso Alto".

El 5 de septiembre, otro intento de desembarco en la región de Puerto Santiago fue repelido por los habitantes del Valle de Santiago del Teide, que lanzaron piedras a los británicos desde lo alto de los Acantilados de Los Gigantes.

Otros corsarios, principalmente ingleses, también atacaron la isla de Tenerife con mayor o menor suerte, Robert Blake (1656), Walter Raleigh, John Hawkins, John Genings (1706), Woodes Rogers, entre otros.

Tenerife, del mismo modo que otras islas, ha guardado una estrecha relación con América. Desde los inicios del proceso de colonización del nuevo mundo, fueron varias las expediciones que antes de surcar el atlántico hicieron escala en la isla y sumaron al pasaje numerosos tinerfeños que formaron parte integrante de las expediciones de conquista o que simplemente partieron en busca de mejores garantías de futuro rumbo al continente americano. A su vez, independientemente del tránsito humano fue importante el intercambio de especies animales y vegetales que se estableció entre las dos tierras.

Tras un siglo y medio de relativo crecimiento alrededor del año 1670 el complicado comercio exterior del sector vitivinícola propicia la emigración de muchas familias especialmente hacia Venezuela y Cuba. Además por esas fechas surge el interés por parte de la Corona de poblar aquellas zonas vacías de América a fin de evitar su ocupación por otras potencias como había ocurrido en el caso de los ingleses con Jamaica o los franceses con las Guayanas o el oeste de La Española, de manera que también importantes remesas de canarios y entre ellos tinerfeños parten hacia el nuevo destino colombino. La creciente agricultura cacaotera en Venezuela y tabaquera en Cuba, de finales del siglo XVII y principios del XVIII, contribuyó a la despoblación casi íntegra de localidades como Buenavista del Norte, Vilaflor o El Sauzal. Testigo de la historia emigrante de la isla es la fundación en las afueras de Santo Domingo del poblado de San Carlos de Tenerife en 1684. Este poblado fundado esencialmente por tinerfeños se creó con un claro objetivo estratégico ya que permitía preservar la ciudad del asedio de los franceses establecidos en la parte occidental de la isla de La Española. Entre 1720 y 1730 fueron trasladadas por la Corona 176 familias canarias, entre ellas numerosas tinerfeñas a la isla caribeña de Puerto Rico. En 1726, en torno a 25 familias isleñas emigraron a América para terminar fundando la ciudad de Montevideo. Cuatro años más tarde, en 1730, partió otro grupo que, al año siguiente, fundaría la ciudad de San Antonio de Texas, (Estados Unidos). Luego, entre 1777 y 1783, el puerto de Santa Cruz de Tenerife despide a los fundadores de San Bernardo, en el estado de Luisiana, y también a algunas remesas con rumbo a Florida.

Desafortunadamente, debido a los problemas económicos derivados de la escasez de materias primas y de la lejanía con respecto a Europa, la emigración al continente americano, eminentemente a Cuba y Venezuela, continuó en los siglos XIX y principios del XX. Desde hace décadas, con las nuevas políticas de protección de la economía canaria y con el auge de la industria turística la dinámica migratoria se ha invertido, y hoy es Tenerife la que atiende el retorno de estos isleños, sus descendientes y otros inmigrantes perdurando así el influjo que germinó cinco siglos atrás.

Las erupciones volcánicas acontecidas en Tenerife de las que se tiene indudable constancia histórica se limitan a cinco. La primera de ellas fue en 1492 en Volcán Boca Cangrejo que fue observada por Cristobal Colón. La siguiente ocurrió en el año 1704, cuando entraron en erupción, de forma sincrónica, los volcanes de Arafo, Fasnia y Siete Fuentes. Dos años más tarde, en 1706, tuvo lugar la erupción de mayor magnitud de las históricas al entrar en erupción el volcán de Trevejo. Este arrojó grandes cantidades de lava que sepultaron la ciudad y puerto de Garachico, en aquel entonces el más importante de la isla. La última erupción volcánica del siglo XVIII se produjo en 1798 en las Cañadas de Teide, concretamente en Chahorra. Finalmente, en 1909 la actividad eruptiva irrumpió en el volcán de Chinyero, en el municipio de Santiago del Teide. Posteriormente a esa fecha y hasta la actualidad no se han producido nuevas erupciones en la isla. Además, a pesar de la naturaleza absolutamente volcánica de Tenerife, los cinco episodios eruptivos históricos no han ocasionado víctima mortal alguna.

Otros visitantes menos hostiles llegarían a la isla en siglos sucesivos. El naturalista Alexander von Humboldt ascendió el pico del Teide y comentó la belleza de la isla. Numerosos turistas comenzaron a visitar Tenerife a partir de la década de 1890, especialmente las ciudades norteñas de Puerto de la Cruz (primer municipio turístico de Tenerife mediante orden ministerial del 13 de octubre de 1955 que lo declaró ’Lugar de Interés Turístico’) y Santa Cruz de Tenerife.

En marzo de 1936, el general Francisco Franco fue destinado a Tenerife por el gobierno republicano, temeroso de su influencia militar y política, con el fin de alejarlo de los centros de poder.

La colisión entre dos aviones ocurrida el 27 de marzo de 1977 en el aeropuerto de Tenerife Norte, al norte de la isla, sigue siendo el accidente con mayor número de muertos de la historia de la aviación. Los aviones implicados en la tragedia tenían como destino Gran Canaria, pero habían sido desviados a Tenerife debido a la explosión de una bomba (supuestamente colocada por el grupo terrorista separatista MPAIAC) en el aeropuerto grancanario.

La bandera de Tenerife fue adoptada originariamente en 1845 a modo de distintivo o bandera de matrícula de la que en aquel entonces se denominaba provincia marítima de Canarias con base en el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. En la actualidad, esta enseña representa a toda la isla de Tenerife. Fue aprobada a instancia del Cabildo Insular por Orden del Gobierno de Canarias el 9 de mayo de 1989 y publicada el 22 de mayo de 1989 en el Boletín Oficial de Canarias.

El escudo heráldico de Tenerife fue otorgado mediante diploma real el 23 de marzo de 1510, concedido por el Rey Don Fernando V "El Católico", fue expedido en Madrid a nombre de su hija Doña Juana I, Reina de Castilla. El escudo se describe en campo de oro, con un San Miguel (pues la isla fue conquistada el día de San Miguel) armado superando a una montaña de su color natural de la que brotan llamas, y que representa al pico del Teide. Bajo esta montaña la isla de sinople sobre ondas azul y plata. A la derecha se observa un castillo de gules, y a la izquierda un león rampante de gules. El escudo que usa el Cabildo Insular se diferencia del que usa el Ayuntamiento de La Laguna en el lema que aparece en la bordura y en el añadido de unas ramas de palma.

Según una ley del Gobierno de Canarias los símbolos naturales de la isla son el pinzón azul y el drago.

El órgano de gobierno de la isla de Tenerife es el Cabildo Insular de Tenerife con sede en la Plaza de España de la capital tinerfeña. La organización política de Canarias se caracteriza porque no posee órgano político provincial sino que cada isla posee un cabildo insular propio. En Tenerife, su presidente en la actualidad es Ricardo Melchior Navarro (Coalición Canaria). Desde que se constituyó en marzo de 1913 dispone de una amplia serie de competencias propias, hoy recogidas en el Estatuto de Autonomía de Canarias y reguladas por la Ley 14/1990, de 26 de julio, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas de Canarias.

La isla de Tenerife está dividida en 31 municipios.

De todos ellos, sólo tres no tienen costa: Tegueste, El Tanque y Vilaflor que destaca además por ser el municipio más alto de toda Canarias al tener su capital a 1.400 metros de altitud.

El municipio más extenso con 207,31 km² es el de La Orotava, que abarca gran parte del Parque nacional del Teide. El municipio más pequeño de la isla y del archipiélago es Puerto de la Cruz, con una superficie inferior a los 9 km².

La gran mayoría de estos municipios confluyen en la zona de cumbre central de la isla y a partir de ahí se extienden hacia la costa, orientándose unos hacia el norte y otros hacia el sur.

A su vez, es frecuente encontrar otro tipo de división insular, es aquella que establece el territorio según una Zona Metropolitana, alrededor del área de influencia de las ciudades de Santa Cruz y La Laguna (véase Área metropolitana de Tenerife), Zona Norte (aquellos municipios que se abren al océano por el norte) y Zona Sur (aquellos que lo hacen hacia el sur). Esta división junto con la municipal se puede observar en el mapa de la derecha.

La isla de Tenerife, la más poblada del archipiélago, albergaba a fecha de 1 de enero de 2008 y según fuentes del INE un total de 886.033 habitantes censados, de los cuáles, alrededor de un 25% (221.956 habitantes) lo estaban en su capital, Santa Cruz de Tenerife, y cerca del 50% (424.200 personas) en su área metropolitana.

A la ciudad de Santa Cruz de Tenerife le siguen en población San Cristóbal de La Laguna (148.375), Arona (75.903), Adeje (41.002), La Orotava (40.945), Granadilla de Abona (38.866), Los Realejos (37.385) y Puerto de la Cruz (31.804). Hasta ahí los municipios que sobrepasan los 30.000 habitantes. El municipio de Vilaflor es el que cuenta con menor población de toda la isla (1.851). Además, Tenerife registra un muy alto nivel de población no censada, que el elevado número de turistas que recibe anualmente y los crecientes fenómenos migratorios lo ponen de manifiesto.

En los últimos años Tenerife ha experimentado un notable crecimiento de la población muy por encima de la media estatal. En el año 1990 un total de 663.306 habitantes estaban censados en la isla, cifra que aumentó hasta los 709.365 habitantes en el año 2000. Esos datos reflejan un incremento en 46.059 personas o lo que es lo mismo, un crecimiento del 0,69% anual en el decenio 1990-2000. Sin embargo, en los últimos siete años, (2000-2007) la tasa de crecimiento se ha multiplicado por 4 o por 5 hasta llegar al 3,14% anual. La población ha aumentado en este último intervalo de tiempo en un total de 155.705 personas hasta alcanzar la cifra actual de 865.070 habitantes.

Esos resultados reafirman la dinámica actual de poblaciones en España, donde desde finales del siglo pasado el importante número de inmigrantes llegados ha permitido invertir el panorama que, el hundimiento de la tasa de fertilidad, había dibujado desde 1976. Desde 2001 la tasa de crecimiento en España se ha situado en torno al 1,7% anual contrastando con el 3,14% que ha experimentado la isla de Tenerife, uno de los territorios del Estado que mayor incremento ha sufrido en tal periodo.

A pesar de que la economía tinerfeña está altamente especializada en el sector servicios, que integra un 78,08% de su capacidad de producción total, la importancia del resto de sectores es clave para un desarrollo armónico de su tejido productivo. En este sentido, el sector primario, que solamente representa el 1,98% del producto total, aglutina actividades de especial sensibilidad y para el desarrollo sostenible del territorio insular. El sector energético que contribuye con un 2,85% ejerce un papel primordial en la implantación de energías renovables. El sector industrial que participa en un 5,80% se configura como una actividad de interés creciente para la isla, a la vista de las nuevas posibilidades que generan los avances tecnológicos. Finalmente, el sector de la construcción con un 11,29% del producto total tiene un carácter estratégico prioritario, por cuanto es un sector con relativa estabilidad que permite múltiples posibilidades de desarrollo.

Como se indicaba en el párrafo anterior, la economía de Tenerife, al igual que la de otras islas de Canarias, se basa fundamentalmente en el turismo (60% del PIB). Ya en el siglo XIX y gran parte del XX destacaba la afluencia de turismo extranjero -sobre todo del inglés- debido a los intereses agrarios que poseía en esta isla.

Más tarde con las guerras mundiales este sector se resiente, pero entrada la segunda mitad del pasado siglo comienza a evolucionar de un modo muy notable. En un principio destaca el Puerto de la Cruz por su bondadoso clima y por todos los atractivos que el Valle norteño de La Orotava concentraba, pero persiguiendo captar el turismo de sol y playa, alrededor de 1980 nace el boom turístico del sur de Tenerife, donde destacan ciudades como Arona o Adeje, en torno a núcleos turísticos como Los Cristianos o Playa de Las Américas que hoy albergan más del 65% de las plazas hoteleras de toda la isla. Tenerife recibe cada año más de 5 millones de turistas, siendo de este modo, de entre todo el archipiélago canario, la isla preferida a este respecto. Sin embargo, este dato también pone de manifiesto la gran cantidad de recursos que esta actividad consume (espacio, energía, agua, etc.).

A pesar de la intensa participación del turismo en el PIB tinerfeño, y en consecuencia el sector servicios, el sector primario, la industria y el comercio son responsables del 40% restante. En concreto el sector primario ha perdido su tradicional importancia en la renta insular en beneficio de la industria y los servicios.

La contribución del sector agrario en el PIB no llega al 10%, si bien su aportación a la isla es vital por cuanto genera beneficios difícilmente mensurables, que se relacionan con el sostenimiento de la estampa rural y el mantenimiento de valores culturales del tinerfeño. El sector agrario se desarrolla en la vertiente septentrional, lugar en el que los cultivos se distribuyen en base a la altitud: en la zona costera se cultivan principalmente tomates y plátanos, productos ambos de elevada rentabilidad dado que se exportan a la Península y al resto de Europa; en la zona intermedia proliferan los cultivos de secano, sobre todo papa, tabaco y maíz; en la zona meridional tiene relevancia el cultivo de la cebolla.

Particularmente, el cultivo del plátano figura en primer lugar en cuanto a producción se refiere, siendo Tenerife la isla que más plátanos manufactura en Canarias. La producción anual de la isla se ha consolidado en torno a unas 150.000 toneladas en estos últimos años, tras haber alcanzado un máximo de 200.000 toneladas en 1986. Algo más del 90% del total se destina al mercado nacional, ocupando este cultivo una superficie de 4200 hectáreas. Detrás del plátano destacan los cultivos de tomates, vides, papas y flores. La pesca supone también gran parte de la economía tinerfeña (Canarias es la segunda región pesquera de España).

El comercio posee un destacado peso en la economía tinerfeña, pues representa casi el 20% del PIB, cuyo mayor baluarte lo supone el Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Ya finalmente, y a pesar de los diversos polígonos industriales que existen en el territorio insular, la importancia de la actividad industrial (10 % del PIB) radica en la refinería de petróleos de Santa Cruz de Tenerife, la cual suministra productos petrolíferos no sólo al archipiélago canario sino también al mercado peninsular, africano y americano.

En los siglos XVI y XVII destaca, en el campo de la poesía épica, Antonio de Viana. Este escritor que nace en La Laguna compuso el poema Antigüedades de las Islas Afortunadas, un material de gran valor antropológico para entender las formas de vida de aquel entonces.

Ya posteriormente, en el llamado Siglo de las Luces (siglo XVIII) aparecen figuras relevantes de la Ilustración en Tenerife como José de Viera y Clavijo, Tomás de Iriarte, Ángel Guimerá y Jorge, Mercedes Pinto o Domingo Pérez Minik, entre otros, que aportan sus obras dentro de esta escena literaria.

El primer núcleo de arte pictórico en Tenerife se distingue en la ciudad de La Laguna, donde en el transcurso del siglo XVI aparecen algunos pintores de renombre. Más adelante se suman artistas de otros lugares como Garachico, Santa Cruz, La Orotava y Puerto de la Cruz. Originarios de La Orotava son dos de los mejores pintores del archipiélago del siglo XVII: Cristóbal Hernández de Quintana y Gaspar de Quevedo, con numerosas obras distribuidas por iglesias de la isla.

En el Puerto de la Cruz, concretamente en la iglesia de Nuestra Señora de la Peña de Francia, se puede contemplar la aportación realizada por Luis de la Cruz y Ríos. Nacido en 1775, el que fuera pintor de cámara del rey Fernando VII de España y miniaturista, obtiene un reconocido prestigio en la Corte, donde se le conoce como El Canario.

En el año 1849 nace en Santa Cruz de Tenerife el paisajista Valentín Sanz. El Museo Municipal de Bellas Artes de Santa Cruz cuenta con una abundante muestra de su quehacer. También en este museo capitalino se pueden observar cuadros de Juan Rodríguez Botas (1.880-1.917), quien es considerado el primer impresionista canario.

Del mismo modo cabe citar, dentro del grupo expresionista, a Mariano de Cossío. A este autor hay que atribuirle los frescos de la iglesia de Santo Domingo, en San Cristóbal de La Laguna. Por otro lado, en 1874 nace Francisco Bonnín Guerín, acuarelista de Santa Cruz que formó una escuela para promover su labor pictórica. Por último, en 1906 nace en La Laguna uno de los pintores canarios más universales: Óscar Domínguez. Perteneciente al surrealismo, inventó la técnica de la decalcomanía y contribuyó con una obra pictórica de internacional reconocimiento.

Se podría considerar que la práctica escultórica comienza en Tenerife a partir del siglo XVII, momento en el cual llega a la isla el arquitecto y escultor Martín de Andújar Cantos desde Sevilla, donde había recibido instrucciones del maestro Juan Martínez Montañés. Con él arrivaron nuevas técnicas y planteamientos de la escuela hispalense que transmitió a sus discípulos, entre los que destaca el garachiquense Blas García Ravelo.

Otros escultores que, en esta época y en el posterior siglo XVIII, irrumpen a la escena son Sebastián Fernández Méndez, Lázaro González de Ocampo, José Rodríguez de la Oliva, y principalmente el orotavense Fernando Estévez, alumno de Luján Pérez, quien contribuye con una extensa colección de imágenes religiosas y tallas repartidas por diversas iglesias de Tenerife, como por ejemplo, en la Parroquia Matriz del Apóstol Santiago de Los Realejos; en la Catedral de La Laguna, la Iglesia de la Concepción también en La Laguna, la Basílica de Candelaria y en distintos lugares de culto de La Orotava.

Actualmente, el ámbito escultórico tinerfeño se encuentra representado entre otros por José Abad, Fernando Garcíarramos y José Luis Fajardo.

El ámbito musical tiene en la figura de Teobaldo Power y Lugo Viña uno de sus exponentes más claros. Natural de Santa Cruz, se trata de un pianista y compositor, autor de los Cantos Canarios. En concreto, los arreglos de la melodía del arrorró de estos Cantos Canarios constituyen el Himno de la Comunidad Autónoma. En este campo también destaca el folclore. Similar al del resto de las islas, se caracteriza por la participación de timples, guitarras, bandurrias, laúdes y distintos tipos de instrumentos de percusión.

Son numerosos los grupos folclóricos que se reparten por la geografía isleña y que suelen aparecer en distintas celebraciones populares como las romerías. En este aspecto habría que citar a Los Sabandeños, quienes conforman un importante símbolo de la cultura canaria. Este grupo folclórico rescató la idiosincrasia del pueblo isleño en un momento en el que el carácter uniformador de la cultura española de los años setenta hace caer prácticamente en la decadencia y el olvido diferentes elementos de la música canaria. Las canciones típicas de las islas: isa, folía, tajaraste, malagueña... se configuran como melodías mestizas entre la música ancestral de los guanches con distintos enlaces entre lo andaluz e hispanoamericano.

Al igual que la que predomina en las otras islas, en la arquitectura tinerfeña sobresalen las directrices de las casonas señoriales y las de las casas más humildes y populares. Este tipo arquitectónico, que tiene notables influencias de Andalucía y Portugal, presenta, no obstante una fuerte personalidad propia.

De las casas señoriales hay que subrayar los ejemplos que existen en La Orotava y en La Laguna. Estas edificaciones se caracterizan por sus balcones típicos y por la presencia de patios interiores. La madera, especialmente la tea (pino), cobra un gran protagonismo en estas construcciones. Estas casas presentan fachadas no demasiado complejas con poca ornamentación.

Son típicos los grandes balcones de madera y el uso de celosías. Las ventanas cierran en guillotina y son habituales los asientos interiores adosados a ellas. Los patios interiores funcionan como verdaderos jardines que sirven para dar iluminación a las habitaciones. Estas se comunican con el patio por medio de galerías rematadas frecuentemente en piedra y madera. Artilugios como las destiladeras, las bombas de agua, los bancos y mesones son elementos que muchas veces forman parte de estos patios interiores.

En cuanto a las casas tradicionales, estas se caracterizan por ser edificios de escasa altura, con toscas paredes de colores variopintos. En ocasiones la continuidad de estas paredes se ve interrumpida por la presencia de bloques de piedra que asoman a la superficie de forma ornamental. A lo largo de toda la isla son muchos los ejemplos a contemplar de esta arquitectura.

Los edificios oficiales o de carácter religioso se han ido conformando según las distintas corrientes arquitectónicas que en cada momento han imperado. Los núcleos urbanos de las ciudades de La Laguna y La Orotava están declarados como monumentos histórico-artístico nacionales.

En los últimos años, por parte de los diferentes gobiernos, ha predominado el concepto de llevar a cabo grandes proyectos, en ocasiones ostentosos, diseñados por reconocidos arquitectos. Entre ellos se podría incluir por ejemplo, la remodelación de la Plaza de España por los arquitectos suizos Herzog & De Meuron, el nuevo proyecto del francés Dominique Perrault de la Playa de Las Teresitas, el centro Magma Arte & Congresos, las Torres de Santa Cruz o el Auditorio de Tenerife. Este último edificio, obra del arquitecto español Santiago Calatrava se alza al este del Parque Marítimo, en la capital tinerfeña. Uno de sus elementos más destacables es la estampa de su vela alada simulando un barco, que se ha convertido en uno de los símbolos de la isla.

En esta breve sección habría que remarcar la elaboración del calado y la roseta, dos elementos artesanales apreciados también por los visitantes de la isla. El calado es una labor de bordado, que requiere gusto, paciencia y precisión, fundamentada en una técnica consistente en ir deshilando un paño tensamente sujeto a un bastidor por lo general de madera. El resultado final suele aplicarse, sobre todo, a la mantelería u otros elementos decorativos. La roseta se confecciona substancialmente en el municipio de Vilaflor, y consiste en crear dibujos con hilos que son cruzados entre fijadores. Estas pequeñas piezas así elaboradas son unidas posteriormente obteniéndose paños individuales y composiciones.

Estas dos variedades artesanales, que precisan de una gran dedicación, suelen venderse en núcleos etnográficos o rurales o en cascos históricos. Sin embargo, es frecuente encontrar en las céntricas calles de Santa Cruz y otros puntos turísticos numerosos locales que ofrecen lo que ellos denominan mantelería canaria, cuando ésta es realmente producida en serie mediante procedimientos industriales y no responde por tanto a los trabajos artesanales confeccionados en Canarias.

En este ámbito hay que destacar igualmente la ebanistería. El norte de Tenerife ha proporcionado a la historia varios maestros en la talla que han contribuido con elementos que van desde balcones, celosías, puertas y ventanas hasta un original mobiliario cargado de objetos elaborados en madera fina. La cestería también es una labor de cierto peso en la artesanía tinerfeña donde sus artesanos trabajan desde hojas de palma y varas de castaño a la fibra de la platanera, conocida por el sector como la badana, que conlleva una producción igualmente diversa y heterogénea.

Existe, como en el resto de las Islas Canarias, toda una tradición artesana alrededor de la alfarería. El uso del barro procede de la primitiva cerámica llevada a cabo por los antiguos guanches, quienes desconocían el uso del torno. Los alfareros de la isla trabajan la arcilla con las manos, lo que imprime una gran autenticidad a sus obras. Entre los objetos realizados destacan los destinados a la utilería doméstica, asadores, gánigos…, o los meramente ornamentales y de atavío personal: collares de cuentas o las afamadas pintaderas, un símbolo de la iconografía aborigen.

Es habitual poder contemplar los quehaceres de estos artesanos en diferentes ferias que normalmente se suelen celebrar con motivo de las fiestas de los pueblos, villas o ciudades de la isla.

El nacimiento de la educación se debe en la isla a las órdenes religiosas. En el año 1530, Tenerife accede a la cultura de la mano de la cátedra de filosofía que, poseen los dominicos en el convento de La Concepción de La Laguna. A pesar de ello, hasta bien avanzado el siglo XVIII no comienzan a funcionar las pocas escuelas que por aquel entonces existían.

En este sentido, hay que recalcar el trabajo desempeñado por la Real Sociedad Económica de Amigos del País, que creó diversas escuelas en San Cristóbal de La Laguna. Fue en 1846 cuando se instaura el primer instituto de enseñanza secundaria con el fin de suplir el cierre de la Universidad de San Fernando (véase Universidad de La Laguna). Anexa a este edificio se fundó en 1850 la primera Escuela Normal Elemental del archipiélago que pasaría a denominarse Escuela Normal Superior de Magisterio en 1866. Así se mantiene esta situación ya que a pesar de que el dictador Miguel Primo de Rivera crease algunos centros, el punto de inflexión lo supone la política educativa que desarrolló la Segunda República, de modo que en apenas cuatro años (1929-1933) casi se dobla el número de escuelas existentes.

Posteriormente, el inicio de la Guerra Civil y la ulterior dictadura de Francisco Franco constituyeron un considerable retroceso. La educación en manos de órdenes religiosas tuvo cierta importancia en el devenir de los tinerfeños hasta que en 1970 la Ley General de Educación resta peso a estas instituciones religiosas en favor de los centros públicos. Estos últimos, y ya en menor grado los primeros, comienzan a multiplicarse desde entonces y son impulsados con la instauración de la democracia. Tenerife cuenta a día de hoy con 301 centros de educación infantil, 297 colegios de primaria, 140 de secundaria y 86 institutos de bachiller. Además, en la isla existen hasta 5 centros de estudios universitarios o de postgrado: Universidad de La Laguna (la de mayor presencia), Universidad Nacional de Educación a Distancia, Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Universidad Alfonso X el Sabio y Universidad de Vic (Escuela Universitaria de Turismo de Santa Cruz de Tenerife).

El campo de la investigación, históricamente, no se ha desarrollado de un modo especialmente relevante. No obstante, entre los centros que se dedican a esta labor destaca sobre todo el Instituto de Astrofísica de Canarias que tiene sede en esta isla.

Asimismo cabría citar el Instituto de Bio-Orgánica Antonio González, vinculado a la Universidad de La Laguna. También adheridos a esta universidad se encuentran el Instituto de Lingüística Andrés Bello, el Centro de Estudios Medievales y Renacentistas, el Instituto Universitario de la Empresa, el Instituto de Derecho Regional y el Instituto Universitario de Ciencias Políticas y Sociales al igual que el Instituto de Enfermedades Tropicales (perteneciente a la Red de Investigación de Centros de Enfermedades Tropicales, que dispone de siete nodos extendidos a lo largo del país, uno de ellos en Canarias).

Con sede en la ciudad del Puerto de la Cruz se encuentra el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias, adscrito al Instituto de Cultura Hispánica de Madrid. En la ciudad de La Laguna se encuentra la delegación canaria del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Canario de Investigaciones Agrarias, el Instituto de Estudios Canarios y el Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio.

Otros organismos que trabajan en el ámbito de la investigación que tienen sede en Tenerife son el Instituto Tecnológico de Canarias, el Instituto Vulcanológico de Canarias, la Asociación Industrial de Canarias, el Instituto Tecnológico de Energías Renovables y el Instituto Oceanográfico de Canarias emplazado en la ciudad de Santa Cruz de Tenerife.

Las fiestas populares más tradicionales y extendidas en Tenerife son quizás las romerías. Éstas, a caballo entre lo pagano y lo religioso son manifestaciones multitudinarias con carrozas o carretas, aperos y ganado en honor al patrón o patrona del lugar. Es frecuente en estos festejos la reunión de marcados factores identitarios de la etnografía isleña: folclore, danza, artesanía, comida típica, deportes autóctonos, donde se puede observar a gran parte de los asistentes ataviados con los diferentes trajes de mago típicos de las islas.

En origen las romerías encarnaban fiestas de las clases más adineradas de la sociedad, que se congregaban en veneración de los santos a los que atribuían buenas cosechas, tierras fértiles, copiosidad de lluvias, exoneración de determinadas enfermedades y un largo etcétera. En consecuencia, los allí reunidos degustaban los alimentos y vinos de la tierra y, brindaban y compartían sus bienes rindiendo así pleitesía. Éstas celebraciones se fueron popularizando paulatinamente y dieron paso a una de las fiestas más emblemáticas de la actualidad. Dentro de las grandes romerías de la isla cabe señalar las romerías de San Marcos en Tegueste, donde las carretas son decoradas con productos del campo (semillas, cereales, flores, etc), San Isidro Labrador en Los Realejos, San Isidro Labrador y Santa María de la Cabeza en La Orotava, San Benito Abad en La Laguna, San Roque en Garachico, San Agustín en Arafo o la Romería-Ofrenda a la Virgen de Candelaria celebrada cada 14 de agosto. Otro acto significativo de la fiesta de la Virgen de Candelaria es la llamada "Caminata a Candelaria", realizada en la noche del 14 al 15 de agosto, en el cual los fieles hacen peregrinación a pie desde diferentes partes de la isla, incluso llegando de otras islas, hasta llegar a la Villa Mariana de Candelaria.

Quizás la fiesta de mayor repercusión nacional e internacional sea el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, no en vano declarado Fiesta de Interés Turístico Internacional. Aparte de la capital, el carnaval se celebra en múltiples localidades del norte y sur de la isla, pero es en la primera donde tiene mayor envergadura. Son diversos los concursos que se programan: murgas, comparsas, rondallas, agrupaciones, etc. Con la elección de la reina adulta se pone fin a éstos y comienza lo que los tinerfeños denominan carnaval en la calle con importantes concentraciones de carnavaleros en el centro de Santa Cruz, que se prolongan durante diez días de fiesta.

Con marcado carácter religioso se encuentra la festividad del Corpus Christi, en la que es habitual la confección de alfombras florales en las calles. A título especial se pueden incluir las realizadas en La Orotava, donde se puede contemplar un tapiz de considerables dimensiones confeccionado en la plaza del ayuntamiento mediante tierras volcánicas de diversas tonalidades, extraídas del Parque Nacional del Teide que, tras la celebración son devueltas a fin de respetar el entorno del Parque. La festividad del Corpus Christi de La Orotava está declarada Bien de Interés Cultural en la categoría de Actividad Tradicional de Ámbito Insular.

En el capítulo de celebraciones a reseñar de la isla de Tenerife habría que contar con la Semana Santa. Esta se celebra en todos los municipios pero probablemente sea en La Laguna, La Orotava y Los Realejos donde adquiera especial significado. En este sentido destacan principalmente las procesiones que se desarrollan durante el Jueves Santo, Viernes Santo y Domingo de Resurrección.

Cada siete años tiene lugar en la isla el traslado de la imagen de la Virgen de Candelaria, desde la Villa Mariana de Candelaria a la ciudad de Santa Cruz de Tenerife alternando cada siete años, entre esta ciudad y la de San Cristóbal de La Laguna (sede diocesana).

Las principales comunicaciones que se producen en Tenerife se establecen por carretera. Las más importantes son la Autopista del Sur y la Autopista del Norte, que parten desde la zona metropolitana hacia las zonas sur y norte respectivamente. Estas dos autopistas están conectadas a través de la Autovía de Interconexión Norte-Sur también en las afueras del área metropolitana. Dentro de la red de carreteras de la isla existen otras de menor importancia que las anteriores pero cabe destacar la Autovía de San Andrés y la Autovía de Penetración de Santa Cruz de Tenerife, ambas en Santa Cruz de Tenerife.

Asimismo está previsto la construcción de una autovía de circunvalación norte del área metropolitana de Santa Cruz de Tenerife-La Laguna. Esta autovía pretende comunicar los núcleos de Guamasa y Acorán, a través de Los Baldíos, Centenero, Llano del Moro, El Sobradillo, El Tablero, El Chorrillo, entre otros barrios. La vía tendrá aproximadamente 20 km y un coste estimado de 190 millones de euros.

El principal medio para llegar a Tenerife es el avión. Existen dos aeropuertos en la isla: el aeropuerto de Tenerife Sur y el aeropuerto de Tenerife Norte. A pesar de que el aeropuerto de Tenerife Sur es el que recibe mayor número de pasajeros, ambos disponen de vuelos regulares con las capitales de otras islas, con muchas ciudades peninsulares (Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia, Málaga, Bilbao, etc.), con ciudades europeas del Reino Unido, Alemania, Francia e Italia entre otras y también con ciudades americanas y africanas. Teniendo en cuenta los dos aeropuertos, Tenerife es la isla canaria que, anualmente, recibe mayor número de pasajeros y realiza mayor número de operaciones. Debido al turismo, es fácil encontrar vuelos directos más económicos con las principales ciudades alemanas o británicas que con las peninsulares.

Además del avión, Tenerife tiene dos puertos marítimos principales que le sirven de conexión. El Puerto de Santa Cruz que conecta con las capitales de cada isla, y en particular con aquellas de la provincia oriental, y el Puerto de Los Cristianos que se centra en mayor medida en las comunicaciones con las capitales de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. Además es posible el tráfico de pasajeros entre los Puertos de Santa Cruz de Tenerife y Cádiz y viceversa. Está previsto construir un gran puerto de importancia en el sur de la Isla, el de Granadilla, y otro en la parte oeste, en Fonsalía.

La isla cuenta también con una extensa red de guaguas tanto urbanas como interurbanas que conectan la gran mayoría de los núcleos de población. Para ello cuenta con estaciones de guaguas en todas las ciudades, como el Intercambiador de Transportes de Santa Cruz de Tenerife.

Con la inauguración de la línea 1 del Tranvía de Tenerife, que une destacados sectores de la conurbación Santa Cruz-La Laguna y puntos como los dos centros hospitalarios de la zona, se puso en marcha la red tranviaria de Tenerife. La segunda fase se espera que una los barrios de Tincer (perteneciente a Santa Cruz) y La Cuesta (La Laguna), por medio de la línea 2.

Perteneciente a la misma empresa que explota el Tranvía de Tenerife, en 2008 se espera que comience, tras la aprobación de su construcción por el pleno del Cabildo Insular de Tenerife el 27 de abril de 2007, los trabajos para habilitar un tren que unirá Santa Cruz de Tenerife con el sur de la isla. El recorrido total será de 80 km y tiene previsto realizar su trayecto completo en 35 minutos y si tuviera que parar en todas las estaciones, lo haría en 45 minutos.

En Tenerife se pueden practicar gran cantidad de deportes, tanto al aire libre como en las distintas instalaciones disponibles en toda la isla.

La lucha se desarrolla dentro de un círculo, generalmente de arena, denominado terrero. En él, dos luchadores se enfrentan agarrados intentando derribarse. En Tenerife hay 26 terreros distribuidos por algunos municipios de la isla, utilizados por los 26 equipos masculinos federados y los dos equipos femeninos. La isla cuenta además con una liga escolar organizada por el cabildo y con un programa de promoción de este deporte puesto en marcha por instituciones, federaciones y clubes en el que participan 24 escuelas de lucha.

El juego del palo canario es un arte marcial que se practica entre dos jugadores que, sin llegar a hacer contacto con el cuerpo del adversario, realizan un combate con palos. El juego del palo, en su origen, no tenía carácter lúdico, sino que era un método de combate utilizado por los canarios precoloniales.

Similar al juego francés de la petanca, la bola canaria es un deporte que básicamente consiste en sumar puntos mediante el lanzamiento de unas bolas que hay que dejar lo más cerca posible de un objeto llamado mingue o boliche. Se juega en un terreno rectangular de arena o tierra de entre 18 y 25 m de largo y un ancho de entre 3,5 y 6 m . En Tenerife se compite a nivel federado existiendo una treintena de equipos que se organizan en tres categorías (primera, segunda y segunda B). En Tegueste existe una federación interna e independiente que funciona sólo en ese municipio y los equipos pueden ser mixtos.

En la isla se practican otras manifestaciones deportivas relacionadas con el ámbito rural, como el levantamiento de piedras y el arrastre de ganado, esta última con un creciente arraigo popular al disponer de un campeonato que organiza la Asociación Canaria de Arrastre. En abril suele celebrarse en Tegueste una exhibición de deportes rurales de Canarias.

Las condiciones de mar y el clima hacen que la isla sea idónea para la práctica de una amplia variedad de deportes acuáticos.

En la isla se practican tanto el surf tradicional, deslizándose sobre las olas encima de una tabla, como el windsurf en el que la tabla se desplaza gracias a una vela y como el más reciente kitesurf, en el que la fuerza necesaria para la navegación se obtiene de una cometa. La isla cuenta con diez escuelas, una de ellas participada por el cabildo, y diversos cursos dedicados al aprendizaje de estos deportes. Las principales zonas para la práctica de estas disciplinas son El Médano, Playa de Las Américas, la costa de Santa Cruz de Tenerife, Güímar y las costas del Valle de La Orotava, principalmente en la Playa del Socorro en Los Realejos. En algunas de ellas se han celebrado varias pruebas del Grand Slam puntuables para la World Cup en las disciplinas de "olas", "slalom" y "course race".

Al igual que ocurre con el surf y el windsurf, se pueden encontrar escuelas de submarinismo por toda la costa de Tenerife. En la isla existen hasta treinta puntos de inmersión repartidos por su litoral donde no sólo es posible descubrir una interesante flora y fauna marinas, sino también restos de barcos hundidos. Dentro de los mejores sitios para el buceo se encuentran, entre otros, Las Galletas, Playa Paraíso y la Punta de la Rasca al Sur, así como Garachico, Puerto de la Cruz o la Punta de Teno al Norte. En Tenerife concurren un gran número de clubes de buceo, tanto para la práctica como para el aprendizaje. Uno de ellos, también como en el caso del windsurf bajo las directrices del Cabildo Insular en el Centro Insular de Deportes Marinos (CIDEMAT). Destaca la presencia de especies como la tortuga boba, y de una colonia permanente de ballenas piloto, también bajo el nombre de calderones tropicales frente a las costas del Sur, avistándose igualmente con frecuencia el delfín mular. Estas dos especies de cetáceos viven de forma permanente en el canal existente entre Tenerife y La Gomera.

Como es lógico, también se practican distintas modalidades de deportes acuáticos desarrolladas a bordo de embarcaciones. De estos deportes, se celebran en la isla distintas competiciones de Vela latina, Laser, Snipe, Crucero o de Optimist, por ejemplo.

En la isla tienen lugar eventos de índole insular, regional, nacional e incluso internacional.

Otro deporte que podríamos englobar en esta categoría es la pesca deportiva, existiendo clubes en la isla para ello. Aparte también es posible desarrollar excursiones marítimas con este fin. Además existe un campeonato insular de pesca de altura.

El deporte del motor ocupa un lugar significativo en Tenerife. El motocross, el karting y los rallyes son tres variedades que encontramos en la isla. Durante todo el año se llevan a cabo competiciones de rally, en sus diferentes especialidades, valederas para el campeonato regional de Canarias. En cuanto a la modalidad de rallyes de asfalto se realizan varias pruebas. Estas son el Rally Norte, Rally Isla de Tenerife, Rally de Granadilla y Rally Villa de Adeje. La categoría de montaña suma siete pruebas (subida a Los Loros, subida a Guía de Isora, subida a Güímar, subida Arona-La Escalona, subida a Tamaimo, subida a San Miguel y subida a La Guancha) en esta isla. Por otro lado, en la categoría de tierra, en los municipios de Arico y Granadilla se realizan dos rallyes. Finalmente, en la modalidad de slalom, destaca la prueba de Arico.

El voleibol es el deporte más laureado de los existentes en la isla. Dentro de esta disciplina deportiva destaca en la categoría femenina, de manera clara, el campeón europeo Club Voleibol Tenerife que participa en la Superliga femenina española. Otros dos combinados a subrayar en este aspecto son el femenino Club Voleibol Aguere y el masculino Arona Playa de las Américas que compite en la Superliga masculina de voleibol. Fruto del éxito de los diferentes clubes de voleibol se observa un creciente interés por esta práctica deportiva en los escolares de Tenerife.

Como ocurre en gran parte del resto de España el fútbol es el deporte más practicado y seguido por el conjunto de los tinerfeños. La Federación Tinerfeña de Fútbol cuenta con un total de 305 equipos federados que compiten en las diferentes categorías en el conjunto de campos de fútbol que se reparten en el territorio isleño. Por otro lado, el máximo exponente tinerfeño en cuanto a fútbol se refiere es el Club Deportivo Tenerife, equipo de la Segunda División española.

En Tenerife también existe la posibilidad de practicar el baloncesto. Al igual que en el caso del fútbol, voleibol, e incluso balonmano, karate, etc. muchos colegios e institutos ofrecen la posibilidad de aprender y profundizar en la práctica de este deporte. Además se hallan en la isla diversos equipos federados. En concreto, en la liga LEB se integran dos equipos de esta isla: el Tenerife Rural y el Club Baloncesto Canarias.

Distintos deportes como el ciclismo, el pádel, el tenis, el squash, la hípica, el judo, el frontenis, el atletismo con el Club Atletismo Tenerife CajaCanarias y un largo etcétera completan la oferta deportiva de Tenerife, pero aquí, por obvios motivos de espacio se omiten.

Los principales centros sanitarios de la Isla son el Hospital Universitario de Canarias y el Hospital Universitario Nuestra Señora de Candelaria. Ambos son hospitales de tercer nivel, es decir, de atención especializada y de referencia en algunas especialidades para toda Canarias. Están incorporados a la red docente de la Universidad de La Laguna. No obstante, pertenecen a organismos distintos, ya que el primero se encuentra bajo las directrices del Consorcio sanitario de Tenerife y el segundo del Servicio Canario de Salud.

Además, se están construyendo dos nuevos hospitales periféricos en las zonas norte y sur de la isla, concretamente en los municipios de Icod de los Vinos y Arona respectivamente. Estos centros contarán, de acuerdo a su clasificación como hospitales de segundo nivel, con servicios de hospitalización, diagnóstico avanzado, urgencias, cirugía mayor ambulatoria, rehabilitación,etc. Los hospitales de tercer nivel y los futuros de segundo nivel junto con los 39 centros de atención primaria y los múltiples centros de atención especializada completan las infraestructuras sanitarias de Tenerife.

Hay otros edificios religiosos de cierta relevancia, como puede ser la Iglesia de la Concepción, la de San Agustín y Santo Domingo en La Orotava, el Templo de Nuestra Señora de la Peña de Francia, en el Puerto de la Cruz, el de San Marcos Evangelista en Icod de los Vinos o el de Santa Ana en Garachico, así como la Iglesia de la Concepción de Santa Cruz de Tenerife y el Real Santuario del Cristo de La Laguna.

Es importante señalar también a Pedro de San José Betancur (Hermano Pedro) Primer Santo Canario, nacido en el municipio de Vilaflor.

Como resulta lógico por la influencia marina, los productos del mar gozan aquí de cierta abundancia tanto en cantidad como en variedad. Entre las especies más apreciadas están las viejas, y también, entre otros, la sama, el bocinegro, la salema, el cherne, el mero... Destacan asimismo los diversos tipos de túnidos que abundan en sus costas. Las caballas, sardinas y chicharros también deben ser citadas entre los pescados más consumidos. Otra especie que disfruta de cierta fama es la morena, que se suele servir frita. Estas variedades marinas se suelen preparar simplemente cocidas, o a la espalda, a la sal, etc. Es frecuente que se acompañen con mojo y papas arrugadas.

En el apartado de carnes, es un plato muy popular la típica carne de fiesta (tacos de cerdo adobados) que se prepara para los festejos de los pueblos en ventorrillos (puestos de feria), bares y casas particulares. El conejo en salmorejo, el cabrito, y por supuesto el vacuno, el porcino y las carnes de ave son también consumidas habitualmente.

Tanto los pescados como las carnes suelen acompañarse con papas arrugadas. Es este un plato típico del conjunto de las Canarias que responde simplemente a la forma de cocinar las papas. Con agua, mucha sal, y sin pelar.

Con esta palabra, seguramente de ascendencia portuguesa, se designan las salsas típicas del las islas. Los mojos constituyen un auténtico mundo de sabores, colores, texturas, etc., entre los que se encuentran el mojo de cilantro, de perejil, de pimentón y el distinguido mojo picón a base de pimienta. No obstante el abanico de estas salsas es muy amplio y permite el uso de distintos ingredientes en su elaboración como almendras, queso, azafrán, pan frito, entre otras posibilidades.

Es un acompañamiento para algunas carnes y para ciertos pescados.

En cuanto finalizó la conquista de las islas, una de las primeras actividades económicas de las que se pusieron en marcha inmediatamente fue la elaboración y el mercado del queso. Era una forma racional de rentabilizar la pequeña ganadería existente. Como anécdota, podemos apuntar que el queso fue incluso utilizado como moneda de cambio y compraventa. Desde entonces este es un alimento fundamental en las zonas agrarias.

Viene a ser otro de los platos más comúnmente elaborados y consumidos. Destacan los producidos en granjas de Arico, La Orotava o Teno. A su vez, son diversas variedades las que existen: quesos tiernos, curados, semicurados, ahumados… y son en su mayoría artesanales. Hoy en día predominan los quesos de cabra, aunque en ocasiones se confeccionan con ciertas cantidades de leche de oveja o de vaca. Suelen servirse a modo de entrante o simplemente de tentempié. Los quesos canarios gozan de una buena crítica internacional, entre otras cosas, por su suavidad y por su sabor, dotándolos de una personalidad que los diferencia de otros quesos europeos. En concreto, el queso tinerfeño curado de cabra con coberturas de pimentón y gofio de la Quesería de Arico ha resultado premiado en su categoría como mejor queso del mundo en la final de los World Cheese Awards 2008 celebrados en Dublín.

Uno de los últimos estudios realizados revela que en Tenerife se producen aproximadamente 3.400 toneladas al año, lo que supone el 50% de la producción de la provincia y un 25% de todo el Archipiélago. A día de hoy existen 75 queserías artesanales, según el Registro General Sanitario de Alimentos.

Actualmente los quesos de Tenerife disponen de una marca de garantía potenciada por la Fundación Tenerife Rural para homologar su calidad. Con esta marca de garantía, se intenta dar a conocer las principales cualidades de los quesos, valorizar el producto y mejorar su comercialización.

El gofio es uno más de los elementos tradicionales de la cocina canaria y particularmente de Tenerife. Se realiza con granos de cereales que son tostados y posteriormente molidos. El género de mayor consumo en la isla es el de trigo, aunque existen otros tipos como el de millo o en menor medida el de garbanzo. Es también relativamente frecuente aquel de tipo mixto, trigo-millo. Desde incluso antes de la conquista de Canarias ya servía de sustento para los guanches. En posteriores tiempos de hambruna y escasez de alimentos formó parte de la dieta popular canaria. Hoy en día se utiliza como plato único (gofio escaldado) o como complemento en platos de distinta índole: carnes, pescados, potajes, postres. Incluso algún cocinero de prestigio ha confeccionado helados de gofio recibiendo buena crítica al respecto.

La repostería en Tenerife se encuentra representada y fuertemente influenciada por la repostería palmera, con exquisiteces como el bienmesabe, la leche asada, el Príncipe Alberto, el frangollo, los huevos moles, el quesillo y un largo etcétera. Del mismo modo, los rosquetes, las truchas, y diversos tipos de pasteles, entre los que se encuentran los laguneros y los singulares rosquetes de Guía de Isora, forman parte de este capítulo del recetario.

El cultivo de la vid en el archipiélago y especialmente en Tenerife nace tras la conquista, cuando los colonizadores traen variedades de viñas y comprueban la nobleza que adquirían los caldos canarios. En los siglos XVI y XVII, el vino alcanza un gran peso en la economía tinerfeña pues son muchas las familias que se dedicaban a su cultivo y posterior negocio. Especial mención merece el malvasía canario, que llegó a ser considerado el mejor vino del mundo y era ansiado por las cortes europeas y las mayores bodegas de Europa y América. Escritores como William Shakespeare o Walter Scott hacen referencia en algunas de sus obras a estos vinos. La isla presenta actualmente cinco denominaciones de origen: Abona, Valle de Güímar, Valle de La Orotava, Tacoronte-Acentejo e Ycoden-Daute-Isora.

Canarias, y por ende Tenerife, no tienen grandes niveles de contaminación atmosférica gracias, por un lado, a la escasez de fábricas e industrias y, por otro, al régimen de los vientos alisios que alejan las masas de aire contaminadas de las islas. Según datos oficiales ofrecidos por las consejerías de Sanidad y de Industria, Tenerife es uno de los lugares de España con menor índice de contaminación atmosférica con un promedio medio-bajo. No obstante, las principales fuentes contaminantes de la isla son la refinería de Santa Cruz de Tenerife, las centrales térmicas de Las Caletillas y Granadilla y, evidentemente, el tráfico. Además, en la isla de Tenerife al igual que en la de La Palma debe controlarse la contaminación lumínica, por su afección a los observatorios astrofísicos situados en las cumbres de estas islas. En cuanto a lo concerniente a la calidad de las aguas, aquellas de consumo se encuentran todas calificadas como aptas. Algo similar ocurre en referencia a las aguas de baño, ya que todas las playas de la isla de Tenerife han sido catalogadas por el Ministerio de Sanidad y Consumo como aguas aptas para el baño de muy buena calidad.

Al principio



Source : Wikipedia