Medellín

3.3542795233119 (1846)
Publicado por astro 23/03/2009 @ 23:12

Tags : medellín, colombia, américa latina, internacional

últimas noticias
Barristas colombianos se preparan para la guerra - El Bocón
Los hinchas de los equipos colombianos de Atlético Nacional e Independiente Medellín, fueron detenidos por protagonizar una gresca que dejó un saldo de 43 personas detenidas, entre ellas diez menores de edad. Sin embargo, lo que la policía colombiana...
El Medellín cayó por la mínima ante el Once Caldas - Facetas Deportivas
El Deportivo Independiente Medellín salió derrotado 1-0 frente al Once Caldas en el estadio Palogrande de Manizales. (Foto: El boliviano, Diego Cabrera, delantero del DIM). El Deportivo Independiente Medellín salió derrotado 1-0 frente al Once Caldas...
Juez condena a colombiano que fabricaba y vendía Coca Cola "pirata" - ADN.es
Un juez de la ciudad colombiana de Medellín, capital del departamento de Antioquia, condenó a un hombre a 48 meses de prisión ya pagar una indemnización de 178.000 dólares a la multinacional Coca Coca, por fabricar y vender refrescos "piratas"....
Maturana no cree que Colombia clasifique al Mundial Sudáfrica 2010 - El Universal (Colombia)
Maturana, en una entrevista el domingo con el diario El Colombiano de Medellín, opinó que la continuidad ayudaría porque en esta época los seleccionadores ya no tienen 45 días o más para trabajar como le toco a él. "Lo fundamental es que acá hubo,...
FUTBOL-Definidos ocho semifinalistas en torneo Apertura Colombia - Reuters América Latina
Caldas consiguió su clasificación como octavo del torneo, con 28 puntos, al vencer 1-0 a Medellín con gol de Alexis Henríquez. Los ocho equipos jugarán dos cuadrangulares y los ganadores se enfrentarán en un partido de ida y otro de vuelta para...
Ambiente festivo en Manizales por partido entre Once Caldas y ... - El Tiempo (Colombia)
Por el lado deportivo, el director técnico Javier Álvarez no se confía en que Medellín sea el último del campeonato y les pide a sus jugadores concentración e inteligencia para enfrentar el partido. Álvarez no se pondrá a improvisar y mantendrá la...
La vidriera - Lanacion.com (Argentina)
La policía colombiana detuvo ayer a 43 hinchas de fútbol que se tomaron a golpes de puño en una autopista que une Medellín con Manizales, a los que les confiscó decenas de armas y hasta una granada. Eran simpatizantes de Atlético Nacional y de...
Organizaciones de sicarios de Oficina de Envigado, detrás del ... - El Tiempo (Colombia)
Un juzgado de Medellín acaba de condenar a 60 años de prisión a Wilmar Andrés Montoya Castaño, uno de los sicarios. El crimen, señalan las autoridades, evidencia el afán de la mafia por controlar las casas de juegos y apuestas en la ciudad de Medellín....
Concejo de Medellín aprobó 32 mil millones de pesos para ... - El Tiempo (Colombia)
El secretario de Obras, Mauricio Valencia, informó que están en lista para este mismo año la intervención integral de los principales corredores. El dinero saldrá de las vigencias futuras. Las transversales Superior e Inferior de El Poblado,...
En “El Medellín No Contado”, el estado del proceso de reinserción ... - La Tekhne
El proceso de reinserción liderado por la Alcaldía de Medellín lleva más de cuatro años, período en el cual se han invertido más de 42 mil millones de pesos en los distintos programas de atención a los desmovilizados. Si bien el proceso ha sido...

Medellín

Facultad de Minas, Universidad Nacional de Colombia sede Medellín

Medellín es una ciudad y municipio colombiano, capital del departamento de Antioquia, situada en el noroccidente del país, en el centro del Valle de Aburrá ubicado en la Cordillera Central y atravezada por el río Medellín. Cuenta, según los datos del censo de 2005, con una población de 2.223.078 habitantes, lo que la convierte en la segunda ciudad más poblada de Colombia, solo superada por Bogotá. Por su parte, el área metropolitana de la ciudad, conformada por otros 9 municipios, tiene una población de 3.312.165 habitantes, siendo ésta la segunda aglomeración urbana del país y la nonagésimoprimera (91ª) del mundo. Además, dada su crecanía con los océanos y el interior del país, está posicionada como una de las urbes con mejor ubicación geoestratégica del continente.

Como capital del departamento, Medellín alberga las sedes de la Gobernación de Antioquia, la Asamblea Departamental, el Tribunal Departamental, el Área Metropolitana, la Fiscalía General, Instituciones y Organismos del Estado; además, es la sede de empresas oficiales, como las departamentales EDATEL, Teleantioquia; y las municipales Empresas Públicas de Medellín -EPM- y Telemedellín. En el plano económico, se destaca como uno de los principales centros financieros e industriales de Colombia, sede de numerosas empresas nacionales e internacionales.

Además, la ciudad se destaca como uno de los principales centros culturales de Colombia. También es sede de importantes festivales de amplia trayectoria y reconocimiento tanto local, nacional como internacional. Asimismo se destaca la actividad académica y científica, ya que algunas de las universidades colombianas más importantes tienen su sede en la ciudad.

Quinto Cecilio Metelo Pío fundó en el año 75 a. C. una población en Hispania, a la que llamó Metellium, la actual Medellín de Extremadura, en la provincia de Badajoz, España. Un conde de esa localidad, don Pedro Portocarrero y Luna, presidente del Consejo de Indias, solicitó dar el nombre de su pueblo a una localidad de nueva fundación en ultramar. Así, el 22 de noviembre de 1674, la reina regente, doña Mariana de Austria (en representación de su hijo, Carlos II, menor de edad), otorgó la cédula real que confirmaba la fundación de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín. La proclamación oficial de la fundación la realizó el gobernador don Miguel Aguinaga y Mendiogoitia, el 2 de noviembre de 1675.

Además, la reina otorgó el escudo de armas del Medellín extremeño al americano, a petición del Cabildo de la Villa, el 24 de junio de 1676.

Hace 10.500 años el Valle de Aburrá era recorrido por tribus de cazadores y recolectores. Cuando llegan los conquistadores españoles ya encuentran asentada una población nativa numerosa, que opuso poca resistencia. Eran aburraes, yamesíes, peques, ebéjicos, noriscos y maníes, que, se calcula, estaban allí desde el Siglo V a. C. Tenían grandes cultivos de maíz y fríjol, criaban curíes y perros mudos, tejían mantas de algodón y comercializaban sal. Y no desconocían la orfebrería. Bajo el dominio español fueron repartidos en encomiendas y desplazados de sus tierras. La deserción, el maltrato, las enfermedades y el duro trabajo intensivo en la tierra y las minas, en pocos años los diezmaron.

El mariscal Jorge Robledo se encontraba a mediados de agosto de 1541 en el que hoy se conoce como el municipio de Heliconia, en el occidente, cuando creyó haber visto que, abajo, entre las montañas, había un valle. Ordenó en aquel momento a Jerónimo Luis Tejelo que fuera a explorar, y el 23 de agosto, por la noche, éste llegó al terreno plano que había divisado Robledo. Los españoles bautizaron el valle como de San Bartolomé, aunque el nombre tomado después fue el de Aburrá, vocablo indígena que se traduce por “pintadera”, tal vez por el oficio textilero que ejercían.

La belicosidad y pobreza de los indios, así como la ausencia de riquezas, desalentaron el establecimiento de españoles en el valle de Aburrá. En 1574, don Gaspar de Rodas solicitó al cabildo de Antioquia cuatro leguas de tierra para fundar hatos y estancias de comida en el valle, y le fueron otorgadas tres.

El visitador Francisco de Herrera Campuzano fundó en 1616, con 80 indígenas, el Poblado de San Lorenzo, en el actual Parque El Poblado. En 1646, debido a que las leyes de segregación racial impedían que en los resguardos indígenas se establecieran mestizos y mulatos y, también en razón de las precarias condiciones de habitabilidad de San Lorenzo, se realizaron trámites para la construcción de otro poblado en el llamado por los nativos sitio de Aná, en el actual centro de Medellín, donde está actualmente en el Parque Berrio, donde se edificó el sitio de Nuestra Señora de la Candelaria de Aná. Tres años después se levantaría allí mismo la Iglesia de La Candelaria, que fue posteriormente reconstruida a finales del siglo XVIII, y aún se conserva con ese nombre y en el mismo lugar.

Durante los 100 años posteriores al establecimiento de don Gaspar de Rodas en el valle, la población se incrementó de manera notable. Si bien no existen censos precisos, el aumento de los matrimonios registrados en la iglesia de San Lorenzo da cuenta de ello, pues se pasó de seis entre 1646 y 1650 a 41 entre 1671 y 1675.

Como la explotación de los ricos yacimientos de oro en el nordeste del departamento de Antioquia requería de productos agrícolas y de carne para alimentar a los mineros, el Valle de Aburrá se convirtió en despensa para surtir a estos trabajadores. Además de la actividad agropecuaria, también fue importante su posición estratégica, entre la región minera y Santa Fe de Antioquia, que obró como capital de toda la provincia y de la Gobernación del mismo nombre.

La pujanza de lo que hoy es Medellín contrastaba con el envejecimiento y empobrecimiento de la antigua capital, y los personajes sobresalientes de Antioquia empezaron a pasar largas temporadas en el valle, al tiempo que compraban aquí tierras. Entonces, empezó a gestarse entre los habitantes el deseo de tener cabildo, lo que implicaba autonomía administrativa frente a la ciudad de Antioquia.

Después de muchas disputas e intentos de los vecinos de la ciudad de Antioquia por impedir la erección como villa de aquel poblado rival, en 1675 llegó la real cédula firmada por la reina regente, doña Mariana de Austria, fechada el 22 de noviembre de 1674. El 2 de noviembre de 1675 le correspondió al gobernador, don Miguel de Aguinaga, proclamar la creación de la Villa de Nuestra Señora de la Candelaria.

Antes de su erección como villa, los habitantes de lo que hoy es Medellín se hallaban dispersos por todo el valle, y sólo algunos se concentraban en la esquina formada por la quebrada de Aná (hoy Santa Elena) y el río Medellín, en el llamado sitio de Aná, mientras que otros se ubicaban en El Poblado de San Lorenzo. Cuando finalmente se superaron los escollos legales y las querellas de los vecinos de Antioquia, y se proclamó la erección como villa, se escogió el sitio de Aná como emplazamiento de la nueva urbe, con la iglesia de La Candelaria como centro. Esto presentó el inconveniente de que la Plaza Mayor, hoy Parque Berrío, quedó a sólo unas cuadras de la quebrada de Aná, por lo que se dificultó la expansión futura. Además, en los terrenos de la nueva villa había propiedades de mestizos, indios y mulatos, y, como se optó por respetarlas, las cuadras no pudieron ser divididas en cuartos o en octavos, con lo que ese primer trazado, sobre todo a la orilla de la quebrada, era bastante irregular. Los accidentes geográficos tampoco ayudaron mucho, y el río Medellín, al occidente; la quebrada de Aná, en el norte, y el zanjón de Gualteros, en el oriente, hicieron que de las 64 manzanas proyectadas inicialmente sólo pudieran construirse unas 18.

Las construcciones se caracterizaban por tener techos de teja o de paja y por estar elaboradas con adobe, y las residencias de los notables tenían dos pisos. Ni la iglesia de La Candelaria ni la sede del cabildo se destacaban particularmente por su esplendor. Fue sólo bien entrado el siglo XVIII cuando se realizaron colectas para la decoración y remodelación del templo. El cabildo era una construcción de un solo piso, situado en el costado occidental de la plaza, que tuvo techo de paja hasta 1742, cuando se cambió ese material por tejas. La plaza sólo vino a tener pila o fuente a finales del siglo XVIII. En 1682, empezó a edificarse la Ermita de la Veracruz, a instancias de los comerciantes y extranjeros residentes en la ciudad, y fue consagrada como iglesia por el obispo de Popayán en 1712.

El primer censo de población efectuado en el valle, en 1675, dio como resultado que en él habitaban unas 3.000 personas, entre chicas y grandes, agrupadas en 280 familias que ocupaban un poblado de 18 manzanas y lotes dispersos. Durante más de un siglo no se realizaron censos y el ordenado por el visitador Antonio Mon y Velarde, entre 1786 y 1787, arrojó para Medellín y su área de influencia una población de 14.507 habitantes, que ocupaban 241 casas, distribuidas en 45 manzanas. En 1808, poco antes de la Independencia, las casas habían aumentado a 360 y los habitantes, a 15.347.

Hasta 1675, la ciudad de Medellín y las poblaciones del valle de Aburrá estuvieron subordinadas a la autoridad de la ciudad de Antioquia, lo cual hacía que cualquier trámite, bien fuera castigar un robo o abrir claros en el monte, requiriera el visto bueno de la capital. El corregidor local, con muy poca autonomía, debía desplazarse para cualquier gestión. Luego, con la promulgación del cabildo, cuyos cargos fueron vendidos para financiar las expediciones a las selvas del Chocó, se logró cierta autonomía de la capital, aunque las decisiones estaban sometidas al control del gobernador de la provincia, que residía en Antioquia. En caso de diferencias entre el Cabildo y la Gobernación, éstas eran dirimidas por la Real Audiencia de Santa Fe.

El Cabildo estaba formado por dos alcaldes ordinarios, un procurador general y un número variable de regidores, quienes compraban sus cargos. También había otros oficios como el de alférez real, alguacil mayor o alcalde mayor provincial. Medellín tuvo que esperar hasta 1826 para ser proclamada como capital de la provincia, en reemplazo de Antioquia.

Uno de los hechos sociales de mayor trascendencia en la historia educativa de Medellín fue la fundación de la Universidad de Antioquia, en 1803. Inicialmente se le conoció como Real Colegio de Franciscanos y su primer local estaba situado en el costado norte del Parque Berrío. Las primeras carreras, con cupos muy limitados, fueron gramática, filosofía y teología.

Poco después de su fundación, se inició la construcción de un edificio destinado a ser la sede de la institución el cual es en la actualidad el edificio San Ignacio, ubicado en la actual plazoleta del mismo nombre.

A partir de 1821, la universidad pasó a llamarse Colegio de Antioquia. El nombre Universidad de Antioquia se tomó en 1901. Dentro de sus claustros operó la primera escuela de artes y oficios de Colombia y el primer jardín botánico regional, así como la primera emisora cultural en América Latina. Sus médicos han sido pioneros en enseñanza y literatura médica y en la realización de trasplantes.

En 1905, la población de Medellín rondaba los 59.815 habitantes, y para 1951 contaba con 358.189. Dicho de otra manera, en la primera mitad del siglo XX, el número de habitantes de Medellín aumentó seis veces, lo que demuestra el poderoso atractivo que ejercía la urbe sobre los pobladores de otras regiones del departamento.

Al comercio del siglo XIX, basado en el oro, se le sumó pronto el del café, gracias al Ferrocarril de Antioquia. La Guerra de los Mil Días (1899-1902), que cerró el siglo XIX con una cruenta disputa de alcance nacional entre los dos partidos tradicionales -el liberal y el conservador-, supuso un freno temporal al desarrollo de la ciudad y del país en general. Luego, gracias a las medidas tomadas por el presidente Rafael Reyes, después del conflicto, la industria floreció en Medellín como en ninguna otra ciudad colombiana.

Con el fin de aprovechar el ambiente de reconstrucción nacional, creado por el gobierno de Reyes, un grupo de importantes hombres de negocios de la ciudad gestó, en 1904, la creación de la Cámara de Comercio de Medellín, cuyo papel en el desarrollo económico local ha sido trascendental. En cierta forma, la historia de la entidad ha sido también la historia del comercio y la industria de la capital y la región. En el nacimiento económico de la ciudad se ocupó, por ejemplo, de temas como la construcción del ferrocarril de Antioquia, el transporte de los productos comerciales por el río Magdalena, la agilización del servicio de correo (que por aquella época experimentaba demoras angustiantes) y la coordinación de otras actividades como la acuñación de monedas, la exportación del oro y el estudio de proyectos de ley presentados al Congreso nacional y que afectaban la actividad comercial e industrial de la región.

Si bien es cierto que el oro fue una columna vital en el progreso inicial de Medellín, fueron la vocación cafetera de la región y las bonanzas de precios del grano en el mercado internacional las que permitieron ampliar la capacidad adquisitiva de una gran parte de la población, debido a la cantidad de mano de obra requerida y al hecho de que su actividad se realizaba principalmente en minifundios. Al mismo tiempo surgió una casta de comerciantes y empresarios que más tarde dio impulso a las primeras industrias. Gracias al café, igualmente, se desarrollaron vías de comunicación que permitieron, a su vez, expandir la frontera económica regional.

La industrialización en Antioquia se inició en los primeros 30 años del siglo XX con algunos experimentos fabriles, principalmente en el sector textil. Sus promotores eran empresarios cuyas fortunas provenían de la explotación minera y del comercio en la época de la colonia. Inicialmente, dieron origen a la industria liviana nacional, conformada por importantes empresas manufactureras de vidrio, textiles, bebidas y alimentos, entre otras. Después de la década de 1930 vino la sustitución de importaciones y Medellín se ubicó a la vanguardia de la industria textil nacional. Se crearon muchas empresas durante los primeros 30 años del siglo XX, y varias de ellas continúan funcionando hasta la fecha, bien con sus nombres originales o con algunas modificaciones. Sin embargo, dadas las presiones de la llamada nueva economía y la apertura de la economía, la industria regional perdió participación nacional y entró en un período de ajuste.

Por su parte, el carbón de las minas de Amagá, en el suroeste cercano, y más tarde las hidroeléctricas aportaron la energía necesaria para que estas grandes empresas funcionaran, al mismo tiempo que impulsaron los motores eléctricos de las pequeñas industrias. Precisamente, el ferrocarril de Antioquia desafió la geografía montañosa de la región para llevar y traer mercancías hacia Puerto Berrío y desde esta población, a orillas del río Magdalena, la principal vía fluvial colombiana. Fue una ambiciosa obra de transporte, iniciada en 1875, que hoy sólo está en los recuerdos. Igualmente, la experiencia y los capitales acumulados durante todo el siglo XIX dieron el impulso necesario a esta gran transformación económica y social, que la caída de la bolsa de Nueva York, en 1929, frenó por dos o tres años. Los títulos valores de estas nuevas empresas, que eran sociedades anónimas, empezaron a comprarse y a venderse, y así se dio inicio al mercado accionario en Colombia. Por estos mismos años, en 1932, se inauguró el aeropuerto de Medellín "Enrique Olaya Herrera".

Durante estos años fue vital el papel desempeñado por la Escuela de Minas, la Universidad de Antioquia y luego la Universidad Católica, hoy Universidad Pontificia Bolivariana. Estos centros de conocimiento han preparado académicamente las mentes responsables de construir el progreso en la región con un sentido nacional. Las artes y las letras también gozaron de gran dinamismo por la misma época. A Tomás Carrasquilla, que en ese periodo produjo buena parte de su obra, se le sumaron el escritor y filósofo Fernando González (cuya última morada, en Envigado, es hoy un museo dedicado a su memoria), el caricaturista Ricardo Rendón y el poeta León de Greiff, pertenecientes a un grupo conocido como Los Panidas. Otros poetas importantes de aquella época fueron Porfirio Barba Jacob y Efe Gómez. En la pintura se destacaron Eladio Vélez y Pedro Nel Gómez, cuya vivienda, convertida en museo, se puede visitar hoy en el barrio Aranjuez. En la música es importante mencionar al compositor Carlos Vieco Ortiz. También, desde la década de 1940, Medellín se convirtió en un importante centro de grabaciones musicales para todo el país, con disqueras como Sonolux, Ondina y Silver.

Un importante desarrollo fue la instalación de la luz eléctrica, que no solamente sirvió para impulsar las fábricas, sino también para alimentar las primeras farolas del alumbrado público. El Club Unión, que empezó a funcionar en 1894, sirvió para el esparcimiento de las clases pudientes y, más tarde, en 1924, se le sumó el Club Campestre. Para la población en general abrieron sus puertas al público el Circo Teatro España (1909), el Teatro Bolívar (1919) y el Teatro Junín (1924). Durante muchas décadas, en ellos se presentaron óperas, zarzuelas, piezas de teatro y las primeras proyecciones de películas. Cine Colombia, actualmente la distribuidora de cine más importante del país, surgió en Medellín, en 1927.

El Plan Piloto de Medellín, elaborado en 1950 por los arquitectos extranjeros Paul Wiener y José Luis Sert, recomendó la canalización del río, el control de los asentamientos en las laderas, el montaje de la zona industrial de Guayabal, la articulación de la ciudad en torno al río, la construcción de la zona deportiva del estadio Atanasio Girardot y del Centro Administrativo La Alpujarra.

Por estos mismos años, como resultado de los conflictos políticos nacionales, continuaron llegando oleadas de inmigrantes. Pronto, el Plan Piloto se vio desbordado por la realidad de una población que se triplicó en 20 años, pasando de 358.189 habitantes, en 1951, a 1.071.252, en 1973. La construcción tuvo gran dinamismo en ese periodo y buena parte de las laderas de la ciudad empezaron a ser ocupadas por los habitantes que, llegados del campo, no tenían la posibilidad de acceder a créditos para vivienda. Muchas de las edificaciones antiguas del centro, y aun las de principios del siglo XX, fueron demolidas para dar paso a edificios altos que fueron destinados a oficinas y vivienda, entre ellos el de Coltejer, símbolo de la ciudad. El sector textil se modernizó bastante en este periodo y se consolidó de forma definitiva la vocación industrial de la ciudad.

En las décadas de 1950 y 1960 nuevos artistas y escritores introdujeron elementos modernos y hasta contestatarios en el panorama de la cultura local y nacional. Manuel Mejía Vallejo, sin abandonar las temáticas regionales, estableció nuevas formas narrativas.

El joven Gonzalo Arango, en compañía de otros contemporáneos, fundó el movimiento literario y contestatario conocido como Nadaísmo, que causó polémica entre la recatada sociedad de entonces con sus actuaciones anticlericales. Lo propio hizo la pintora Débora Arango con sus cuadros, en los que abundan el desnudo y los temas de crítica social. Otro pintor de la época, aun vigente, es Fernando Botero, cuya fama se extiende por América, Europa y Asia. Sus donaciones han servido para crear nuevos espacios culturales en la ciudad. Un poco más tarde, en la década de 1970, esculpiría sus obras más famosas el escultor Rodrigo Arenas Betancur.

El Teatro Pablo Tobón Uribe (1967), el Museo de Arte Moderno (1978) y el Teatro Metropolitano (1987), entre otros, contribuyeron a enriquecer la oferta de escenarios culturales de la ciudad. En el 2000 se reinauguró el Museo de Antioquia, en gran parte con obras de Fernando Botero.

Nuevas universidades, como la Universidad de Medellín (1950) y la Universidad Eafit (1960), se sumaron a las ya existentes Universidad de Antioquia, Universidad Pontificia Bolivariana y Universidad Nacional de Colombia.

Tras su evolución como ciudad industrial colombiana, Medellín quiere ascender a ser considerada como uno de los principales centros de negocios de las Américas. Las acciones oficiales y privadas están enfocadas a lograr ese objetivo. Un ejemplo principal es el nuevo Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones "Plaza Mayor", diseñado para mostrar la producción de Colombia al mundo y traer lo mejor de la economía globalizada al país. En la actualidad es una urbe con un poco más de dos millones de habitantes, moderna en su concepción, con excelentes servicios públicos y dotada de todas las facilidades de la vida moderna.

En las últimas décadas, la ciudad ha venido derrumbando sus muros sociales y económicos gracias a proyectos de gran envergadura como la implantación de un sistema de transporte masivo como el Metro y ahora el Metroplús, que están uniendo e integrado a todas las zonas de la ciudad. Medellín ostenta hoy una posición muy buena en temas culturales y artísticos, con importantes ferias editoriales y de poesía; además, la construcción de nuevas bibliotecas, parques y centros educativos, y la creación y renovación del espacio público, han permitido la integración de la población total al desarrollo de la ciudad.

Medellín se encuentra enclavado en el centro geográfico del Valle de Aburrá, sobre la cordillera central de los Andes en las coordenadas 6°13′55″N 75°34′05″O / 6.23194, -75.56806. La ciudad cuenta con un área total de 380,64 km² de los cuales 110,22 km² son suelo urbano y 270,42 km² son suelo rural. Limita al norte con los municipios de Bello, Copacabana y San Jerónimo; al sur con Envigado, Itagüí, La Estrella y El Retiro; al oriente con Guarne y Rionegro, y por el occidente con Angelópolis, Ebéjico y Heliconia.

El Valle de Aburrá tiene una forma alargada de norte a sur, presenta un ensanchamiento en su parte media, el cual mide 10 kilómetros y es donde se localiza Medellín. Este valle está totalmente urbanizado en su parte plana, y muy ocupado en sus laderas. Al valle lo cruza el Río Medellín el cual corre en dirección sur-norte, y a lo largo de sus 70 kilómetros recibe en su recorrido el tributo de 57 quebradas.

Topográficamente la ciudad es un plano inclinado que desciende desde 1.800 a 1.500 metros de altura sobre el nivel del mar. Dentro del paisaje urbano se destacan los Cerros Nutibara y el Volador, estos pequeños cerros se levantan como manchas verdes en medio de la ciudad. Los altiplanos y montañas que circundan el valle sobrepasan los 2.500 metros. Las principales alturas en el territorio de Medellín son: Alto Padre Amaya (3.100 msnm), Alto Patio Bonito (2.750 msnm), Alto Boquerón (2.600 msnm), Alto Venteadero (2.500 msnm), y el Alto Las Cruces ( 2.400 msnm) entre otros.

La latitud y altitud de la ciudad dan como resultado un clima subtropical subhúmedo.

La temperatura de Medellín está determinada por los pisos térmicos que van del páramo (que equivale a 3 km² del territorio), pasando por el frío (192 km²) hasta llegar al medio (185 km²), en donde está la zona urbana, la cual tiene una temperatura que oscila entre 16 y 28 °C ó 60 y 82 °F. Las temperaturas más altas oscilan entre 27 y 28.6 °C, con máxima absoluta de 32°C. Y las más bajas oscilan alrededor de 16 °C, con mínima absoluta de 10 °C. El comienzo y la mitad del año son estaciones secas, de resto el clima es variable, lluvioso en algunas épocas. La precipitación media anual es moderada: 1.656 mm, y no es igual en todo el valle. Llueve más al sur que al norte.

Por su ubicación entre montañas, Medellín es una ciudad de vientos suaves. Casi todo el tiempo la brisa refresca a los habitantes. El régimen de vientos lo determinan los alisios dominantes del nordeste y las masas de aire calido que suben desde los valles bajos de los ríos Cauca y Magdalena, con predominio de movimiento en la zona norte del Valle de Aburrá, lo que origina que el viento sople en dirección norte-sur.

Es de advertir que todas estas condiciones varían de acuerdo con los cambios climáticos originados en el océano Pacífico, llamados fenómeno del niño y la niña. Entonces hay más lluvia o más sequía.

El clima de Medellín ha tenido tradicionalmente buena fama, y ello le ha valido el apelativo de Ciudad de la Eterna Primavera.

Debido al crecimiento urbano y demográfico de la ciudad, lógicamente se ha presentado una notable alteración de la fauna y flora dentro del Valle de Aburrá. Con la contaminación de las aguas desaparecieron casi toda la fauna y flora acuática del río que la atraviesa y sus afluentes. Sin embargo, existen reservas naturales notables dentro del área de la ciudad que se complementan a su vez con todo el sistema ecológico del Valle de Aburrá.

En cuanto a minerales, en los corregimientos de San Cristobal y Altavista, oeste del área urbana, hay más de 30 minas a cielo abierto que extraen materiales de contrucción de tipo arcilloso. Adicionalmente, en la zona conocida como Marmato-Titiribí hay potencial de explotación de pórfidos y vetas con matales como cobre, oro y molibdeno. Estas zonas están dispersas en el área de los corregimientos al oeste del casco urbano.

Medellín no escapa a la tendencia colombiana de crecimiento de las áreas urbanas en detrimento de la población rural, tanto así que hoy en día el 58% de la población de Antioquia habita en el área metropolitana. El 67% de los habitantes de dicha área, corresponden a Medellín, de los cuales el 61,3% nacieron en la ciudad, el 38,4% en otro municipio y el 0,3% son de otro país.

De acuerdo con las cifras presentadas por el DANE del censo 2005, la ciudad cuenta actualmente con una población de 2.223.078 habitantes, siendo ésta la segunda aglomeración urbana de Colombia, que junto con el área metropolitana suma 3.312.165 personas. La ciudad cuenta con una densidad poblacional de aprox. 5.820 habitantes por kilómetro cuadrado. Solo 130.031 habitantes se ubican en la zona rural de Medellín. El 46,7 % de la población son hombres y el 53,3 % mujeres. La ciudad cuenta con una tasa de analfabetismo del 9.8% en la población mayor de 5 años de edad.

Los servicios públicos tienen una alta cobertura, ya que un 98,8% de las viviendas cuenta con servicio de energía eléctrica, mientras que un 97,3% tiene servicio de acueducto y un 91,0% de comunicación telefónica.

En 2005 se registraron 33.307 nacimientos en Medellín, lo que supuso un leve descenso respecto a los 33.615 del año anterior. En los últimos cuatro años el número de nacimientos en la ciudad se ha mantenido relativamente estable. Las defunciones en el 2005 fueron de 10.828 en la ciudad, lo que muestra un descenso con respecto a los 11.512 del año anterior. En los últimos años se está presentando una importante disminución en las defunciones.

Durante las décadas de los 80 y 90, Medellín fue notoria debido a las altas tasas de violencia que registraba la capital antioqueña, al igual que por el alto índice de homicidios que tenía la ciudad.

En el 2002, la tasa de muertes violentas por cada 100.000 habitantes fue de 229, pero gracias a los programas sociales y culturales en contra de la violencia, en el 2005 esta cifra fue de 66.1 (por cada 100.000 habitantes), una de las cifras más bajas de los últimos años.

También para el 2002, la tasa de homicidios era muy alta: 183.3 por cada 100.000 habitantes. Este dato también se redujo notoriamente pues paso a 33.2 por cada 100.000 habitantes en el 2005 (por debajo del promedio de Colombia).

En los últimos años, la ciudad ha estado en una fuerte transformación, enfocada en la seguridad, educación, la cultura y el deporte.

Medellín está regido por un sistema democrático basado en los procesos de descentralización administrativa generados a partir de la proclamación de la Constitución Política de Colombia de 1991. A la ciudad la gobierna un alcalde (poder ejecutivo) y un Concejo Municipal (poder legislativo).

El Alcalde de Medellín es el jefe de gobierno y de la administración municipal, representando legal, judicial y extrajudicialmente al municipio. Es un cargo elegido por voto popular para un periodo de cuatro años, que en la actualidad es ejercido por Alonso Salazar para el periodo 2008-2011. Entre sus funciones principales está la administración de los recursos propios de la municipalidad, velar por el bienestar y los intereses de sus conciudadanos y representarlos ante el Gobierno Nacional, además de impulsar políticas locales para mejorar su calidad de vida, tales como programas de salud, vivienda, educación e infraestructura vial y mantener el orden público.

El Concejo de Medellín es una Corporación Administrativa de elección popular, compuesta por 21 ediles de diferentes tendencias políticas, elegidos democráticamente para un período de cuatro años, y cuyo funcionamiento tiene como eje rector la participación democrática de la comunidad. El concejo es la entidad legislativa de la ciudad emite acuerdos de obligatorio cumplimiento en su jurisdicción territorial. Entre sus funciones está aprobar los proyectos de los alcaldes, elegir personero y contralor municipal y posesionarlos, dictar las normas orgánicas del presupuesto y expedir anualmente el presupuesto de rentas y gastos.

Administrativamente la Alcaldía de Medellín se divide en dos grandes grupos: La administración central y las entidades descentralizadas. Se entiende por Administración Central, el conjunto de entidades que dependen directamente del Alcalde. Estas entidades son denominadas Secretarías o Departamentos Administrativos. Las secretarías son unidades administrativas cuyo principal objetivo es la prestación de servicios a la Comunidad o a la Administración Central. Los Departamentos Administrativos son unidades de carácter técnico. Para lo cual, la Alcaldía cuenta con el Departamento Administrativo de Planeación, quince secretarías y quince entidades descentralizadas.

El área urbana de la ciudad se divide en 6 zonas, estas a su vez se dividen en comunas sumando un total de 16. Las zonas en realidad carecen de valor territorial, y solo son utilizadas para agrupar a las comunas según su ubicación dentro de la ciudad.

Y finalmente las comunas se dividen en barrios y en áreas institucionales. La ciudad tiene 249 barrios oficiales y 20 áreas institucionales. Las áreas institucionales son grandes sectores con algunas características de barrio, pero su población no es permanente y carece de viviendas, ejemplo los campus universitarios.

La zona rural se divide en 5 corregimientos, estos a su vez se dividen en veredas. Los corregimientos San Antonio de Prado y San Cristóbal, son los corregimientos más poblados de Colombia, con más de treinta mil habitantes cada uno. Como se ve en el diagrama, Medellín está estructurado siguiendo el caudal del río que lo cruza, el río Medellín, el cual la recorre de sur a norte.

Cada Comuna y Corregimiento cuenta con una Junta Administradora Local -JAL-, integrada por no menos de cinco ni más de nueve miembros, elegidos por votación popular para un período de cuatro años que deberán coincidir con el período del Concejo Municipal.

Una JAL cumplen funciones concernientes con los planes y programas municipales de desarrollo económico y social de obras públicas, vigilancia y control a la prestación de los servicios municipales en su comuna o corregimiento y las inversiones que se realicen con los recursos públicos, además de lo concerniente a la distribución de las partidas globales que les asigne el presupuesto municipal y, en general, velar por el cumplimiento de sus decisiones, recomendar la adopción de determinadas medidas por las autoridades municipales, y promover la participación ciudadana.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá es lo que puede llamarse el "Medellín Metropolitano", una entidad político administrativa que se asienta a todo lo largo del Valle de Aburrá a una altitud promedio de 1.538 msnm.

El Área está compuesta por 10 ciudades, y está atravesada de sur a norte por el río Medellín el cual, naciendo al sur de la misma en el municipio de Caldas, ya en el norte, en el municipio de Barbosa, toma el nombre de Río Porce.

Fue la primera Área Metropolitana creada en Colombia en 1980, y es la segunda Área Metropolitana en población en el país después del Distrito Capital de Bogotá. La población total, que suma la población urbana y rural de las diez ciudades es de 3.312.165 habitantes.

La principal zona urbana del Área Metropolitana del Valle de Aburrá se encuentra en el centro del valle y está conformada por las cuatro ciudades más grandes por número de habitantes: Medellín, Bello, Itagüí y Envigado.

Medellín, al estar ubicado en un estrecho valle rodeado por montañas, cuenta con un espacio limitado, lo que ha obligado a que en las últimas décadas el crecimiento de la ciudad cuente con dos características principales; la primera consiste en un crecimiento vertical, y la segunda en un crecimiento lateral ocupando las laderas de las montañas de forma desordenada y sin continuidad en la trama vial.

Los edificios más altos de "la capital de la montaña" (como se le conoce a Medellín) se encuentran principalmente en el centro de la ciudad. Sin embargo en el sector de El Poblado localizado en las laderas sur-orientales, se encuentra la mayor cantidad de edificios, generalmente residenciales aunque también comerciales y de servicios. Por lo general, aquellos edificios están entre los 20 y los 30 pisos de altura, es un claro ejemplo del crecimiento vertical que esta dándose en la ciudad.

La comuna Laureles - Estadio, se ubica en una de las partes planas del valle, es otro sector de las clases más pudientes de Medellín, y también es otro ejemplo del crecimiento vertical, pero a diferencia del poblado el cual es un sector semicampestre, Laureles – Estadio es un sector más urbano y desde sus comienzos se desarrolló de manera planeada, generando nuevos conceptos urbanos muy innovadores para su época, y actualmente esta sufriendo cambios en su tipología de vivienda, pasando de las casas unifamiliares a los edificios multifamiliares de 7 pisos.

Por lo general los barrios ubicados en lo alto de las laderas se caracterizan por ser formaciones espontáneas, no planificadas, donde la malla vial es desordenada y conflictiva, lo cual impide tener un adecuado transporte público.

Un ejemplo son las Comunas Santa Cruz y Popular ubicadas en la zona nororiental, las cuales presentan un nivel socioeconómico bajo, una densidad muy alta; un relieve abrupto con altas pendientes, surcado por quebradas con cauces profundos, creando limitaciones, los cuales generan vías interrumpidas y accesos dificultosos que impiden un buen desempeño del transporte público. Para mejorar las condiciones de movilidad de los habitantes se construyó la línea K del Metro de Medellín e indirectamente ayudó al desarrollo urbano del sector.

El Parque de Berrío, de gran significado histórico, es el centro fundacional de Medellín, por lo cual es el punto de partida de la trama vial y sitio de referencia de la nomenclatura de la ciudad. En el costado sur-oriental del Parque, se cruza la calle 50 (Colombia) con la carrera 50 (Palacé), nombradas así para honrar la Batalla de Palacé, (28 de marzo de 1811), primera contienda por la Independencia de Colombia.

La numeración de las vías es alfanumérica y está compuesta por un número, opcionalmente de un apéndice alfabético de máximo dos literales, y de los apéndices “Sur” para las calles y “Este” para las carreras. Ejemplos de calles: Calle 43, Calle 44A, Calle 56 FE y Calle 5 Sur. Ejemplo de carreras: Carrera 76, Carrera 70B, Carrera 22AA y Carrera 2 Este.

Las vías también difieren en nomenclatura de acuerdo a su ubicación, ya que estando en la zona urbana de la ciudad, todas se rigen por la misma denominación vial. Pero en los corregimientos, que también manejan su cabecera urbana por aparte, por ejemplo en San Antonio de Prado, la nomenclatura es propia, debido a su lejanía de la zona urbana de Medellín.

Con la cabecera del corregimiento de San Cristóbal ocurre un caso especial: El corregimiento tenía su propia nomenclatura, pero como los terrenos de la zona urbana de la ciudad en expansión ya llegan hasta allí, se decidió que su nomenclatura se integrara a la de la ciudad entera (por ejemplo, el cruce de la calle 10 con la calle 10, en el parque principal, se transformó en la calle 62 con carrera 130).

En las veredas de cada corregimiento no se utiliza nomenclatura vial, debido a la escasez de concentración urbana.

Medellín es el segundo centro económico más importante de Colombia. La ciudad representa más de 8% del PIB Nacional y en conjunto con el Valle de Aburrá aportan cerca de 11%, siendo una de las regiones más productivas del país. Tiene un PIB percápita (con PPA) de US$ 3.794 superior a las demás ciudades principales de Colombia y una densidad empresarial es de 25 empresas por cada 1.000 habitantes que es la segunda más alta de Colombia.

La industria representa el 43.6% del producto interno bruto del Valle de Aburrá, los servicios el 39,7% y el comercio el 7%. Los sectores industriales con mayor participación en el valor agregado generado en el Área Metropolitana son las textileras, con 20%; sustancias y productos químicos, con el 14.5% alimentos, con el 10% y bebidas con el 11%. El 10% restante comprende sectores como el metalmecánico, eléctrico y electrónico, entre otros.

La Industria textil y de confecciones es hoy una de las grandes exportadoras de productos hacia los mercados internacionales; el desarrollo en estos sectores ha convertido a la ciudad en un importante centro de la moda Latinoamericana; de hecho, dos de las ferias especializadas más importantes de Colombia, tienen lugar en Medellín: Colombiatex y Colombiamoda.

En las últimas tres décadas se ha venido registrando una importante diversificación de la estructura económica de la ciudad, con el desarrollo de otros subsectores, como el de bienes intermedios y bienes de capital.

En el sector del turismo, Medellín ha avanzado hasta convertirse en el tercer destino turístico para los visitantes extranjeros que visitan Colombia. Entre 2005 y el 2006, el número de extranjeros que tuvo como destino final Medellín creció un 33,4 por ciento, al pasar de 71.213 á 95.026 visitantes. A julio de 2007, ese número fue de 62.003 lo que representa un incremento de 20,7 por ciento en relación con lo registrado en igual periodo de 2006. Estos avances son principalmente generados por el turismo de negocios, ferias y convenciones, y el turismo médico gracias al excelente nivel con que cuenta la ciudad, en particular en el ámbito de los trasplantes de órganos.

La ciudad hace parte del sistema integral económico del departamento de Antioquia, el cual aporta el 15% del PIB nacional. La ciudad y el departamento han experimentado una aceleración en muchos de sus campos económicos a partir del año 2000, lo que ha convertido a Medellín en una de las ciudades más pujantes de Latinoamérica en la actualidad.

Con el crecimiento de la economía y de las exportaciones, varios retos surgieron para la industria de Antioquia y Medellín: diversificar la base exportadora, desarrollar un recurso humano avanzado, mejorar las condiciones internas para inversión extrajera. Antioquia es el departamento más exportador de Colombia, por lo cual se incluyeron cerca de 500 nuevas posiciones arancelarias en el portafolio exportador y se pasó de 990 a 1.750 empresas exportadoras en el último quinquenio. Una buena proporción de estas empresas pertenece a la primera Comunidad Cluster de Colombia, creada con el apoyo de la Cámara de Comercio de Medellín para Antioquia y la Alcaldía de Medellín, y a la que pertenecen cerca de 21.000 empresas con una participación del 40 por ciento de las exportaciones totales, el 25 por ciento del PIB regional y el 40 por ciento del empleo del Área Metropolitana.

Los clusters son entendidos como una concentración geográfica de empresas e instituciones que interactúan entre sí y que al hacerlo crean un clima de negocios para mejorar su desempeño, competitividad y rentabilidad.

Energía eléctrica, Textil/Confección, Diseño y Moda, Construcción, Turismo de Negocios, Ferias y Convenciones, son los clusters que están constituidos.

Además se espera que en el mediano plazo el sector Salud haga parte de la Comunidad Cluster, y para ello se vienen realizando diversas acciones que buscan consolidar la actividad y obtener un mayor conocimiento de sus dinámicas económicas y empresariales.

En la ciudad de Medellín están disponibles prácticamente todos los servicios posibles de telecomunicaciones, desde teléfonos públicos, pasando por redes de telefonía móvil, redes inalámbricas de banda ancha, centros de navegación o cibercafés, comunicación IP, etc.

La principal empresa en este sector es EPM Telecomunicaciones, (bajo su marca UNE), recientemente separada de su casa matriz Empresas Públicas de Medellín (EPM); también están presentes la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB), TELMEX y Telecom (de Telefónica).

Hay tres operadores de telefonía móvil todos con cobertura nacional y con tecnología GSM, Comcel (de América Móvil), Movistar (de Telefónica), y Tigo (de la ETB, EPM Telecomunicaciones y Millicom International de Luxemburgo). La empresa Avantel, también funciona en la ciudad ofreciendo el servicio de trunking, el cual se hace por medio de un dispositivo híbrido entre celular y radio.

La ciudad cuenta con varios canales de televisión de señal abierta terrestre, los 4 canales locales (Telemedellín, Canal U, Televida y Cosmovisión), uno regional (Teleantioquia), y los cinco canales nacionales: los 3 privados Caracol, RCN y Nuestra Tele Noticias 24 Horas, y los 3 públicos Canal Uno, Señal Institucional y Señal Colombia. Las empresas de televisión por suscripción ofrecen canales propios.

En la ciudad están establecidas una gran cantidad de emisoras en AM y FM, tanto de cobertura local como nacional, de las cuales la mayoría son manejadas por Caracol Radio o RCN Radio, aunque hay otras emisoras independientes de gran sintonía, como Todelar y Super.

En Medellín y Antioquia circulan dos importantes diarios: El Colombiano, El Mundo y Q'hubo, con una larga trayectoria en el ámbito local y regional. También circulan los periódicos El Tiempo y El Espectador ambos de tiraje nacional.

La ciudad cuenta con una excelente calidad en la formación académica y científica de los profesionales de la salud. Instituciones prestigiosas como el Hospital Universitario San Vicente de Paúl, el Hospital Pablo Tobón Uribe y la Clínica Cardiovascular Santa María, reconocidas como líderes y pioneras en trasplantes de órganos, son garantía de calidad basada en la investigación. En Medellín se han marcado hitos en la historia de la medicina en Colombia: se creó el primer laboratorio de válvulas y banco de tejidos, se realizaron los primeros trasplantes de corazón, pulmón, médula ósea, riñón, células madres e intestino. Se realizó el primer trasplante de hígado de Latinoamérica y a nivel mundial, el primero de tráquea. Son 30 años de experiencia en trasplantes con el respaldo académico de la Universidad de Antioquia, que hablan de la competitividad de los servicios de salud.

Así mismo, la ciudad ha ganado reconocimiento como destino en el turismo medico, por lo cual ha hecho que la salud se comporte como un sector industrial, buscando oportunidades de crecimiento en utilidades; lo que implica tener en cuenta las exportaciones de servicios médicos como estrategia para aumentar su número de clientes y para obtener mayores márgenes operativos.

El distrito ofrece a los pacientes ventajas frente a otros países con desarrollos similares: en cuanto costo-utilidad del tratamiento, tiempos de espera del mismo y hoteles de primera categoría. De esta forma se consolida cada vez más el turismo medico; en los últimos cinco años, más de 4.000 extranjeros han visitado a Medellín en busca de alivio.

En cuanto a infraestructura, la ciudad cuenta con 12 hospitales, 43 clínicas, 39 centros de salud y 5 puestos de salud. Además del servicio privado de salud, el servicio público de salud está a cargo de dos instituciones locales, la Secretaría de Salud y Metrosalud. En cada zona y comuna de la ciudad existe un centro médico oficial.

No obstante, la demanda de servicios de urgencias en los hospitales públicos casi copa la oferta, por lo cual, si se presentase alguna calamidad masiva, habría que acudir a los servicios privados, situación que está por debajo de los estándares internacionales, que recomiendan mantener un 20% de extra-oferta de camas de urgencias sobre el funcionamiento normal del sistema hospitalario público para atender posibles casos de calamidades masivas.

Algunos de los principales centros hospitalarios de la ciudad son: Hospital Universitario San Vicente de Paúl, Hospital Pablo Tobón Uribe, Hospital General de Medellín, Clínica Cardiovascular Santa María, Clínica Las Américas, Clínica El Rosario, Clínica Medellín, Clínica León XIII, Clínica Las Vegas, Clínica Soma, entre varios más.

La ciudad cuenta con un amplio sistema educativo, tanto a nivel de primaria y secundaria como universitario. La red de escuelas y colegios públicos de educación básica y bachillerato depende de la Secretaría de Educación. El 78% de los alumnos estudian en escuelas y colegios públicos, mientras el 22% lo realizan en el sector privado.

Entre las instituciones de educación pública más destacadas en los exámenes de Estado (ICFES) podemos citar: Institución Educativa Santo Ángel, Institución Educativa San Juan Bosco, Colegio la Salle de Campoamor, Liceo Municipal Concejo de Medellín, Institución Educativa Cristo Rey y la Institución Educativa Ana de Castrillón, entre otros. Hay además una amplia variedad de centros educativos del orden privado que sostienen excelentes resultados en los exámenes ICFES, entre los que se destacan: Colegio San Ignacio de Loyola, Colegio de la Compañía de María, Colegio Gimnasio los Pinares, Instituto Musical Diego Echevarría, Colegio Fontán, Colegio Calasanz, Colegio San José de la Salle, Colegio de la Presentación, colegio San José de las Vegas, Colegio Corazonista y el Colegio de la UPB, entre otros.

Es ciudad universitaria por excelencia, con más de 130.000 estudiantes en educación superior en alrededor de 35 instituciones de educación superior, entre públicas y privadas.

En la ciudad se realizan actividades científicas y de investigación en varios campos como nuevos materiales, geología, medicina, biología y microbiología, ingeniería y otros. Dado su gran avance en este distrito, caben destacarse los logros en ciencia e investigación médica.

Los grupos de investigación ubicados en todo el departamento de Antioquia ejecutan el 26% de los proyectos de investigación que se realizan en el nivel nacional.

En Antioquia existen 511 grupos de investigación registrados, 95% de los cuales se encuentran en Medellín, que se ubica como la segunda ciudad de Colombia más representativa en materia de investigación y desarrollo en cuanto se refiere a la cantidad de trabajos producidos.

Medellín y el Área Metropolitana cuentan con la Red de Bibliotecas, un conjunto de bibliotecas comunicadas entre sí, que comparten recursos, esfuerzos, conocimientos y experiencias con el fin de mejorar las condiciones educativas y culturales de las comunidades que atienden. La red esta conformada por 36 bibliotecas de las cuales 24 corresponden a Medellín.

También son de destacar las bibliotecas centrales de las universidades privadas Pontificia Bolivariana y EAFIT, las cuales cuentan con material bibliográfico para una gran variedad de disciplinas.

La ciudad posee gran variedad de parques, plazas y plauzuelas, entre tradicionales y modernas y está empeñada en la construcción de muchas más de corte contemporáneo que cubran, no sólo zonas estratégicas populares e incluyentes de la ciudad, sino especialmente que cubran temas culturales, cintíficos, ecológicos, de recreación y espacio público, así como de penetración en el conocimiento, la prosperidad, la convivencia, la creatividad y el cultivo de la mente y el espíritu de la población.

Medellín cuenta con varios parques urbanos que se caracterizan por ser muy tradicionales en el ámbito cultural e histórico de la ciudad, lo cual los convierte en hitos de encuentro y esparcimiento.

Su cambio más drástico vino con la construcción de una estación del Metro de Medellín. Hoy sigue siendo lugar de encuentro de personas. En el centro se ubica la Estatua de Pedro Justo Berrío, en la esquina sur-occidental se aprecia La Gorda, nombre cariñoso que la gente ha dado a la escultura monumental del Maestro Fernando Botero. En otra esquina está la escultura El Desafío, de Rodrigo Arenas Betancur.

Como parte de los cambios que la ciudad esta viviendo podemos encontrar nuevas topologías de parques urbanos que rompen con todo los esquemas tradicionales, los cuales han tenido muy buena acogida, convirtiéndose muy rápidamente en nuevos puntos de referencia.

Medellín cuenta con una gran variedad de parques temáticos que atraen a la población, especialmente infantil y juvenil. Estos espacios giran en torno al ocio, al entretenimiento, a la educación y la cultura. También dan la oportunidad de crear conciencia en temas como el medio ambiente, las artes y la ciencia.

Medellín se le asocia predominantemente con actividades industriales y comerciales, pero la vida cultural, artística y científica de la ciudad es mucho más extensa, lo cual se refleja por ejemplo en los trabajos de artistas que han dejado huella por todo el mundo; entre ellos están Rodrigo Arenas Betancur, Fernando Botero, Débora Arango y Pedro Nel Gómez. El Festival Internacional de Poesía que realiza la ciudad es único en Colombia, y Medellín es la ciudad con mayor cantidad de esculturas en pie de dicho país. La gastronomía local es muy auténtica, su gastronomía internacional exquisitamente gourmet, y su vida nocturna, variada y segura.

La vida cultural de Medellín se mantiene en permanente evolución, y recibe de manera constante el apoyo de las instituciones públicas y privadas de la localidad. Entre las principales muestras de este compromiso de la Alcaldía con la ciudad se encuentran el Museo de Antioquia y la Plaza Botero; también es interesante destacar la Orquesta Infantil y Juvenil de Medellín, compuesta por 120 chicos de entre 12 y 18 años, el Ballet Folclórico de Antioquia, y la red de bibliotecas.

Otros eventos destacados de la ciudad: Feria Taurina de La Macarena, Expofinca, Feria del Hogar y la Integración Cooperativa, Feria de la Construcción, Feria Metalmecánica, Feria de la Antioqueñidad, Expocasa, Colombiamoda, Superventas, Feria internacional del Transporte, Café de Colombia, Saludexpo, Expoempresa, Agroferia, Hecho a Mano y muchísimas otras.

Medellín cuenta con cerca de 40 pinacotecas, las cuales constituyen una de las principales atracciones turísticas de la ciudad.

Otros museos que se destacan son: Centro Cultural Banco de la República, Museo Entomológico Francisco Luis Gallego, Casa Museo Santa Fe, Museo de Ciencias Naturales, Museo Etnográfico Miguel Ángel Builes, y Museo de la Madre Laura.

En la ciudad, en general, hay buena producción y oferta de teatro nacional e internacional. Ejemplo típico del teatro paisa, en este caso teatro humorístico, es el grupo El Águila Descalza.

Otras organizaciones e instalaciones teatrales de la ciudad son: Teatro Porfirio Barba Jacob, Teatro El Triángulo, El Firulete, Ballet Folclórico de Antioquia, Asociación Pequeño Teatro de Medellín, Teatro de Muñecas La Fanfarria, Teatro Matacandelas, La Casa del Teatro, Café Concierto Los Inquietos, Teatro Manicomio de Muñecos, Corporación Cultural Teatro de Seda, Teatro Barra del Silencio, Manicomio de Vargasvil, Sala Beethoven, Instituto de Bellas Artes, Planetario Jesús Emilio Ramírez.

La ciudad dispone de una variada oferta gastronómica. Es posible encontrar allí restaurantes de comida típica, internacional y especializada en diferentes lugares de la ciudad. Los principales sectores donde se encuentra gran variedad de restaurantes son: Avenida las Palmas, Avenida el Poblado (milla de oro), La Calle de la Buena Mesa (Barrio Poblado), Avenida Nutibara y en el centro de la ciudad.

Para tal efecto, la administración municipal, en conjunto con la empresa privada, ha creado una cadena de centros educativos universitarios de alta cocina, donde se especializan cientos de chefs por año, buscando asegurar y perfeccionar este importante factor de la economía del turismo.

En cuanto a los platos típicos de Medellín y Antioquia se puede destacar la bandeja paisa, que es un conjunto de preparaciones que incluye: fríjoles, arroz, chicharrón, carne molida, chorizo, morcilla, huevo frito, tajada de plátano maduro, arepa, ensalada y aguacate. Se sirve en bandeja de losa o de madera.

También es muy tradicional consumir la arepa paisa; se elabora con maíz cocido, molido y amasado, sin más ingredientes, por lo que sola es insípida y su sabor definitivo depende de lo que se le agregue. Lo usual es acompañarla con mantequilla y sal, pero también, según el gusto, con aguacate, hogao, queso, carnes desmechadas, etc.

La parva es un componente tradicional de la gastronomía antioqueña; este nombre le es dado a una amplia variedad de piezas de panadería, entre las que se destacan el pandequeso, el bizcocho, el pandeyuca, el pandero y el pan.

En noviembre 10 de 2006, Medellín fue seleccionada por la Organización Deportiva Suramericana, Odesur, como sede de los Juegos Sudamericanos de 2010, venciendo en esta aspiración a Santiago de Chile y sucediendo a la ciudad de Buenos Aires, Argentina.

Es una ciudad muy competitiva. En conjunto con el resto de Antioquia, por ejemplo, ha ganado 5 veces los Juegos Deportivos Nacionales, que se han celebrado 13 veces desde que se totaliza la medallería.

El fútbol es sin duda el deporte más popular de los habitantes de Medellín. La ciudad puede verse paralizada ante un eventual “clásico” que puede ser celebrado como un auténtico y espontáneo carnaval. La Avenida 70, especialmente entre el sector de El Estadio y la Universidad Pontificia Bolivariana, es el lugar tradicional de las celebraciones futboleras. Los dos equipos profesionales de la ciudad son el Atlético Nacional y el Deportivo Independiente Medellín.

La ciudad es una potencia deportiva significativa en el panorama nacional. Los equipos o deportistas medellinenses se destacan de alguna manera en los diferentes encuentros. Las principales ligas de la ciudad son Atletismo, baloncesto, balonmano, béisbol, ciclismo, esgrima, fútbol, gimnasia, judo, karate, microfútbol, monopatín, motociclismo, natación, patinaje, halterofilia (pesas), softbol, taekwondo, tejo, tenis de campo, voleibol, ajedrez, tenis de mesa y voleibol de playa.

Un deporte muy especial en Medellín, y en general en toda Antioquia, es la equitación. Por tradición, desde los días en que a lomo de mula y caballo se desarrolló la comarca antioqueña, los equinos forman parte de la familia paisa, y los caballos aquí son verdaderas mascotas, así como la producción de aperos y aparejos para esta actividad, como sillas y herraduras para exportación, que añaden valor agregado a la industria local. Durante la afamada Feria de las Flores, las cabalgatas de Medellín son Récord Guiness 1996 y 1999.

En cuanto a infraestructura, Medellín cuenta con varios escenarios deportivos ubicados en los diferentes barrios de la ciudad, en los cuales la comunidad puede ingresar a ellas gratuitamente.

El turismo en Medellín está principalmente enfocado al turismo de negocios, congresos y convenciones, y al turismo medico. La ciudad cuenta con el Centro Internacional de Convenciones y Exposiciones “Plaza Mayor” el cual es el epicentro de grandes eventos y negocios. La infraestructura hotelera está enfocada principalmente al mercado ejecutivo, ofreciendo todas las necesidades requeridas para este segmento, algunos incluyen salones para casi todo tipo de eventos. En el campo del turismo medico, Medellín se ha convertido en una plaza importante gracias al nivel medico, los tratamientos más comunes son cirugía plástica, cirugía refractiva, trasplantes y tratamientos relacionados con problemas cardiacos y cáncer.

Un de los sitios más visitados es el Parque Regional Arví, el cual cuenta con un área cercana a las 20.000 hectáreas, comprende prácticamente todo el territorio del corregimiento de Santa Elena, y se extiende entre los municipios de Bello, Copacabana, y Envigado. Por sus senderos, lagos, bosques y quebradas, se pueden practicar diversos deportes y actividades como trekking, kayak, ciclomontañismo, campismo, pesca, natación, navegación a remo, cabalgatas, recorridos en bicicletas y picnic. Su posición tutelar sobre Medellín le permite ofrecer miradores naturales sobre toda la ciudad.

La ciudad está bordeada desde las alturas por siete Cerros Tutelares, los cuales ofrecen gran variedad de servicios, pues además de servir como miradores naturales de la gran urbe, se consideran sitios aptos para el sano esparcimiento, la recreación, el disfrute, la investigación, el deporte, la cultura, la educación y el ecoturismo. Este conjunto de Cerros está conformado por El Volador, La Asomadera, Nutibara, Pan de Azúcar, El Salvador, El Picacho y Santo Domingo. En estos espacios públicos naturales se puede encontrar una variada oferta turística que incluye miradores, caminos prehispánicos, íconos religiosos, cultura y tradición antioqueñas, observación de aves (ornitología), el más completo herbario viviente del Valle de Aburrá y los vestigios de los primeros pobladores indígenas de Medellín, entre otros atractivos.

La mayoría de la población de Medellín profesa la religión Católica, la cual se refleja en sus templos y actividades religiosas, que valen la pena ver y apreciar. La semana santa se celebra con devoción y las fechas dicembrinas se viven en familia y la ciudad se cubre de miles de bombillas de colores, creando el famoso alumbradrado navideño, el cual se puede apreciar principalmente en la Avenida la Playa y el Río Medellín.

Entre las iglesias más representativas encontramos la Catedral Metropolitana, de estilo ecléctico predominando el románico; tiene 45 metros de altura y 5.000 m² de área, construida toda en ladrillo cocido, aspecto en el cual es la mayor catedral del mundo en dicho material. También está la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Candelaria, que fue la catedral oficial hasta 1931; la Iglesia de la Veracruz, la más antigua de Medellín; la Iglesia de San Ignacio, barroca por fuera y colonial por dentro; la Iglesia de San José (centro); la Iglesia de San Antonio, la cual tiene una de las cúpulas más grandes de Colombia; todos estos templos cuentan con un excelente arte religioso y están ubicados en el centro de la ciudad, lo cual facilita sus recorridos. También se destaca la Iglesia de San José del Poblado, construida en 1904 y ubicada en el Parque del Poblado donde se fundó el primer poblado del Valle de Aburrá en 1616.

Otras iglesias de igual valor son: I. de Nuestra Señora del Sufragio, I. de San Benito, I. de San Juan de Dios, I. del Sagrado Corazón de Jesús, I. Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, I. del Señor de las Misericordias, I. Jesús Nazareno, I. Nuestra Señora del Sagrado Corazón, entre otras.

Otra actividad interesante para los amantes del arte consiste en recorrer las calles de Medellín, porque en sí, se transita por un verdadero museo de esculturas al aire libre.

Por disposición del Gobierno Municipal, entre los años 1980 y 1990 toda urbanización o edificio en altura que se construyera debía incluir una escultura de un artista reconocido. Esa es una de las razones por las cuales Medellín es la ciudad colombiana con mayor número de esculturas por kilómetro cuadrado y es la de mayor tradición en la fundición artística.

Además, en la ciudad se han realizado festivales y bienales de arte que le han dejado valiosas obras. El centro de Medellín concentra la mayor cantidad de esculturas, conjuntamente con la Avenida el Poblado y el Parque de las Esculturas en el Cerro Nutibara.

Obras de muchos destacados artistas, tanto nacionales como extranjeros, se pueden ver en las calles de la ciudad; entre muchos otros, algunos artistas que se destacan son los maestros Rodrigo Arenas Betancur y Fernando Botero.

Al principio



Turismo en Medellín

Parque de los pies descalzos, Medellín

El turismo actual en Medellín (2009) se basa en presentar esta ciudad latinoamericana, ante el país y el mundo, como un espacio urbano renovado y novedoso, productivo y próspero, amable y de grata recordación para el visitante nacional e internacional. En efecto, Medellín le está apuntando a ser la capital latinoamericana del turismo.

La importancia de esta estrategia consiste en que la historia, durante todo el siglo XX, había posicionado a esta ciudad como una urbe estrictamente industrial y de intereses comerciales internos - poco qué ver con el turismo -, azotada además por una crisis social extrema en la década de los 80 del pasado siglo, todo lo cual no permitía que se la viese como destino turístico de primer orden y, peor aún, una urbe a la cual los medios internacionales de comunicación, especialmente los estadounidenses y europeos, llegaron a catalogar como la ciudad más violenta del mundo.

Pero el siglo XXI se inició para este importante centro suramericano con muy diferentes perspectivas: índices de violencia más bajos que el promedio norteamericano, inmensa cultura, sitios históricos, espacios recreativos y de convenciones y congresos, alrededores de ensueño, un sistema de servicios turísticos en expansión, novedades exclusivas a nivel mundial en urbanismo y transporte público y, en general, una ciudad que se abre decididamente a la perspectiva cosmopolita. En Medellín se creó una cultura para mostrar y vender lo suyo por todo el mundo, en una estrategia que se considera "sin reversa".

Actualmente, en 2009, el nuevo empuje comienza a mostrar sus frutos, y Medellín se ha convertido en el tercer distrito más visitado por extranjeros en el país, después de Bogotá y Cartagena, lo cual significa para la ciudad un giro de 180 grados en materia turística, especialmente si se tiene en cuenta la situación de donde se venía. Según Proexport, entidad encargada del turismo en Colombia, a junio de 2006 "los principales destinos de los extranjeros continuaron siendo Bogotá, Cartagena, Medellín, Cali y San Andrés".

Desde principios y hasta mediados del siglo XX, las principales empresas de Colombia se asentaban en Medellín, lo que le valió el título de "Capital Industrial de Colombia", una condición ciertamente importante pero no precisamente útil para el turismo. Sin embargo, hoy por hoy, Medellín no sólo es ciudad industrial por excelencia sino también ciudad comercial, ciudad de servicios, ciudad de convenciones y negocios internacionales, ciudad de turismo médico y, conjuntamente con sus escénicos alrededores, ciudad de cultura, esparcimiento, ecoturismo, descanso y diversión.

A este respecto, a partir de 2007, la ciudad, conjuntamente con otras ciudades vecinas del Área Metropolitana de Medellín, inició la construcción del ecoparque más grande de Colombia, el Parque Ecoturístico Arví, con una extensión de 20.000 hectáreas.

Como otra muestra de la importancia y alcance de las reuniones internacionales actualmente realizadas en Medellín, en marzo de 2007 tuvo lugar en la urbe el XIII Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española de todo el mundo, para una revisión a fondo, actualización y definición de la gramática contemporánea del idioma español, con asistencia de los Reyes de España. La nueva Gramática del Idioma Español llevará el nombre de "Gramática de Medellín", y servirá como la mejor embajadora de la ciudad por todo el orbe hispano hablante.

Al evento, uno de los más importantes en la historia de la ciudad -si no el más, dada su trascendencia cultural-, asistieron 700 invitados internacionales, entre académicos de 22 países, 100 rectores de universidades de Hispanoamérica, 60 escritores, directores de Suplementos, Ministros y delegaciones de diversos países y más 400 periodistas de más de 50 naciones.

Finalizado el Congreso, el Rey Juan Carlos de España expresó: "Este Congreso ha servido para estimular el proceso de revitalización cultural y de apertura de la ciudad de Medellín, que ha actualizado su trasfondo cultural e histórico".

A tono con el inusitado crecimiento sostenido de la ciudad en todos los órdenes, Medellín es la sede oficial de la asamblea No. 50 del BID, la cual es considerada como un evento sin precedentes en los anales de esa organización, y que será sin duda la cumbre económica de mayor impacto en América Latina.

La ciudad posee una tradición centenaria en materia de industrias de hilados, tejidos y confecciones y cuenta con la más importante infraestructura textil de América Latina. Esto condujo en los últimos lustros al desarrollo de otros sectores como el de industrias de accesorios, por ejemplo joyería y complementos, pero especialmente condujo al de la moda, un sector sobre el cual Medellín se ha convertido en un punto focal en el mundo.

Aprovechando estas fortalezas se han institucionalizado varios eventos en materia de modas, el principal de los cuales es Colombiamoda, una feria internacional de amplia proyección que se realiza durante tres días en el mes de agosto y atrae una cantidad considerable de diseñadores y modistos, gentes de negocios y visitantes en general.

Es tan profunda la raigambre que esta ciudad tiene con estas industrias, que a partir del mes de enero de 2007 se creó en Medellín el primer cluster de producción industrial del país, con más de once mil compañías vinculadas, en el área de textiles, confecciones, diseño y moda, cluster que al mismo tiempo es uno de los pocos que hay en la comunidad andina. Esto sin olvidar que el más alto edificio de la ciudad es una aguja textil, obra de los arquitectos Raúl Fajardo y Carlos Julio Calle.

Para que el turista se forme una idea visual global de Medellín, la ciudad ofrece excelentes panorámicas.

El Cerro Nutibara ofrece una de ellas. Este cerro, uno de los símbolos naturales de Medellín, es una pequeña colina localizada muy en el centro de la ciudad; en su cima está localizado el Pueblito paisa, una réplica en pequeño de un pueblo típico antioqueño.

Más al norte se obtienen también magníficas panorámicas desde el cerro Volador, otra protuberancia natural tutelar de la ciudad. El Volador es mayor en extensión que el cerro Nutibara. Constituye una reserva ecológica y posee un área considerable; en él se encuentran piezas arqueológicas de los indígenas que habitaban antiguamente el Valle de Aburrá.

La vida nocturna del Medellín de hoy ha adquirido características basadas en la decisión de internacionalizar más la ciudad.

El privilegiado clima durante sus frescas noches, la calidez de sus gentes y sus bellas mujeres, su amplia oferta en gastronomía, enormes discotecas y lugares de esparcimiento, hacen de esta metrópoli un lugar sin igual para ofrecer propuestas de diversión nocturna enfocadas a incrementar el turismo, y en consideración a que cada vez es mayor el número de extranjeros que la visitan.

Se están realizando en la ciudad cuantiosas inversiones destinadas a impulsar la vida nocturna. La ciudad se vuelca a permanecer despierta tantas horas como sea posible dada la tranquilidad que se respira en sus calles. Es innumerable el número de testimonios de extranjeros y nacionales destacando las delicias de gozar y vivir esta urbe de noche.

La vida nocturna del Medellín de hoy ofrece Rock, Salsa, Vallenato, Cross Over, Bolero y Son, música electrónica y contemporánea contrastada en otros lugares con música tradicional y de cuerdas, a tiple y guitarras tradicionales. Los estilos de música tradicional se conservan con terquedad, y los de música contemporánea no tienen límites, ofreciendo propuestas exclusivas y vanguardistas adelantados incluso a la época. Además en Medellín se encuentra la discoteca más grande de Latinoamérica, llamada Palmahía, situada en la Avenida Regional, en esta avenida se encuentran otras grandes discotecas.

La comida es variada y amable para todos los paladares; se han fundado en el distrito varias escuelas profesionales de chefs de alta cocina que ofrecen en los variados restaurantes sus delicias, y la compañía y la oportunidad de hacer amigos y amigas es grata, debido a la satisfacción que producen el esparcimiento natural y a la variedad de gentes dispuestas que cualquiera encuentra por doquier.

Hay muchos lugares donde se puede disfrutar la agradable vida nocturna del Medellín actual.

El Parque Lleras, una muy pequeña plazoleta, merece destacarse porque es uno de los íconos contemporáneos de la comunidad de Medellín. Es un lugar de gran afluencia de jóvenes y adultos, nacionales y extranjeros, sobre todo los jueves, viernes y sábados. A partir de 2007, esta tradicional plazoleta está integrada con el bello Parque Lineal conocido como La Presidenta, ofreciendo todo el conjunto al turista un inolvidable espacio para caminar, para reposar, y para la distracción y el buen vivir. Para algunos, todo este acogedor sub-distrito para la recreación se conoce como "Lleras Town".

El Parque Lleras cuenta con una variada oferta de restaurantes especializados e internacionales con un exquisito inventario de culinaria, discotecas, bares y cafés de óptima calidad y parqueaderos. Chichos y chicas del mejor gusto y belleza frecuentan este parque.

Además, junto con las citadas Calle 10 y el Parque Lineal de la Quebrada La Presidenta, el Parque Lleras conforma la llamada "Zona Rosa" de Medellín.

Se puede acceder al Parque Lleras preferiblemente en taxis confiables, en autos particulares, o también vía Metro de Medellín: Poblado.

En los alrededores del Parque Lleras hay muchas calles, avenidas, parques y espacios públicos, todos de apariencia "pequeña" para muchos turistas, pero repletos de atractivos para la vida nocturna.

El visitante no puede visitar este sitio y quedarse solamente en el Parque, pues corre el riesgo de perderse una oferta mayor que la que en él existe, dado que el Parque Lleras en sí mismo es más bien una encantadora pequeña Plazoleta; la cual, pese a ofrecer las mejores ofertas gastronómicas, musicales o cateadoras de la zona, no puede ofrecerlo todo, así que allí no cabe todo; la más extensa llamada Zona Rosa tiene también al Parque Lleras, pero la Zona Rosa lo supera en tamaño.

En la Zona Rosa de Medellín hay para todos los gustos. Pero es necesario explorar varios días sus calles y laberintos, donde la variada diversión no se puede explicar fácilmente. Esta Zona Rosa es, literalmente y como dicen los antioqueños, "la verraquera".

Esto no es Las Vegas. Es un asunto de Montaña.

Es la más moderna vía que sale de Medellín hacia el Aeropuerto José María Córdova. Su entorno paisajístico la convierte en una de las avenidas más bonitas de la ciudad ya que desde ella, una típica carretera de montaña, se pueden disfrutar amplias panorámicas de la zona Sur de Medellín y de los municipios de Envigado, Sabaneta, Itagui, etc. Una venia al paisajismo de montaña.

Cuenta con varios puentes elevados, miradores, restaurantes exclusivos, bares y discotecas también de óptima calidad.

Esta vía recorre la ciudad de oriente a occidente. En su ribera oriental del río Medellín esta avenida es por excelencia una zona industrial, excepto en los predios del Centro Comercial Sandiego.

Pero en su ribera occidental del río, la avenida se caracteriza por ser un sector que combina lo residencial con lo comercial y financiero. En las noches ofrece cafés, licoreras y pequeñas tabernas lugareñas muy concurridas por los locales que se constituyen en una verdadera curiosidad para la rumba del visitante. Se puede acceder en Metro: Metro de Medellín: Exposiciones.

A esta zona sus visitantes prefieren llamar "Zona Fucsia" en lugar de Zona Rosa. Comprende 4 o 5 cuadras de la Avenida La Playa, en su costado Norte, y está localizada en todo el corazón del centro de Medellín; allí el comercio ofrece tabernas, licoreras, pizzas, perros calientes y demás comidas rápidas, restaurantes y bares, y en general un agradable ambiente para la vida nocturna.

Durante el día, el paseo de la Avenida La Playa, ofrece gran variedad de artesanías, al igual que varias tiendas de rosas de la mejor calidad y del mejor precio, todo esto, al aire libre...

Calle tradicional de Medellín, para el recuerdo, que recorre también la ciudad en dirección oriente - occidente o viceversa. Aunque en verdad no se nota mucho a primera vista, esta calle es la pionera de la rumba en Medellín, y a ella converge todo tipo de público, que en fin de semana ha buscado refugiarse de las actividades laborales o estudiantiles en un ambiente muy animado. Con más de 40 años de vida nocturna, la Calle Colombia ofrece una rumba de antaño con esparcimiento variado, música de cuerdas, música contemporánea, música del recuerdo, y en ella hay establecimientos tanto típicos como actuales para la juventud.

Larga avenida que recorre la ciudad de norte a sur y viceversa en el extremo occidental de la urbe. Se caracteriza por sus tradicionales y vetustos intercambios viales llamados glorietas y por su vocación comercial, y cuenta con cálidos pequeños restaurantes, cafés, licoreras y tabernas lugareñas. También ofrece típicos "estaderos", término utilizado en Medellín y Antioquia para designar restaurantes por lo general de muy buen tamaño, donde se sirve comida y licor.

Impresionan de esta avenida, en su sector central, los puestos callejeros de comida rápida. La oferta de este tipo de comida, en "kioscos" o "puestos" callejeros en carritos en las esquinas, impresiona debido al tamaño super-enorme de sus hamburguesas, perros calientes, "chuzos" de carne, tocineta y demás frituras con gaseosa. Es en realidad difícil morder una tan gigante comida de éstas, por demás de alto colesterol, pero apetecida para rematar las rumbas o fiestas en cualquiera de las enormes discotecas de Medellín. Algunas veces, estos bocadillos de sal "pueden despertar un muerto".

Metro de Medellín: Estación Floresta.

Esta vía, situada en el sector occidental de la ciudad, ha sido un lugar tradicional para convocatorias y parrandas nocturnas, así como para remates de celebración de eventos citadinos especiales. Es muy concurrida también para el esparcimiento del día a día, dada la alta densidad de población que hay en el sector. En ocasiones especiales, como en los triunfos de los equipos locales de fútbol o durante la feria de las flores, la avenida se convierte literalmente en un tapiz de adornos multicolores. El espíritu y la mente, durante las grandes celebraciones, acá se van para otra parte.

Conocida simplemente como "La 70", es una zona tradicional para la celebración de fiestas futboleras o remates de corridas de toros.

En estos tres municipios al sur de la ciudad, que se confunden con Medellín al punto de no distinguirse sus límites por ninguna parte, se encuentran muchos de los sitios más dignos de visitar tanto por los locales como por los turistas. Es el caso de gigantescas y ultra-modernas discotecas, bares y fondas para el recuerdo y estaderos de comida típica y atractivos especiales como montar a caballo de día o de noche, y como cantar en escenario para el público. Excelente gastronomía y conjuntos de música.

Hermoso y atractivo acuario, el mayor de Suramérica, destinado a exhibir la enorme variedad de especies marinas y acuáticas del país, tanto de agua dulce como de agua salada. Posee 400 especies y más de 4.000 peces, muchos de ellos exóticos, y constituye hoy día uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

Fue el primer barrio de la ciudad; está localizado al suroriente, posee varios hoteles, zonas bancarias y parques, como el Parque Lleras y el Parque La Presidenta, todo de un modernismo envidiable matizado por una arborización intensa y relajante, y por modernos paseos peatonales.

La zona residencial de El Poblado, de una extensión inmensa, posee una hermosura urbanística natural, dado que está levantada en su mayoría sobre las colinas de Medellín y ofrece una vista de ciudad única. Muchos urbanistas dicen que se trata de uno de los lugares más agradables a la vista en el mundo en cuanto a temas paisajísticos urbanos. Para llegar a este barrio puede utilizarse la estación Poblado del Metro.

En esta zona de El Poblado se ubica la llamada "Milla de Oro" de Medellín, hermosa avenida-boulevar de gran extensión y deslumbrante belleza arquitectónica, colmada de edificaciones que son verdaderas obras de arte, centros comerciales, edificios empresariales y restaurantes. Puede recorrerse en automóvil, pero vale la pena recorrerla a pie, y no solamente una vez, puesto que la oferta turística allí es muy abundante.

Esta avenida ha sido punto clave en la historia de Medellín desde su fundación. Debajo de ella corre la quebrada Santa Elena - antiguamente a la vista y sin cubrir -. Avenida o espacio este además, al igual que el Parque de El Poblado, donde se inició Medellín, definitivo para desarrollar el trazado vial de la ciudad en sus inicios.

Actualmente, sobre esta arborizada avenida se observan bustos de algunos personajes importantes de la historia de Antioquia, por lo cual la llaman también Calle Real; en el mes de diciembre se enciende en toda ella, dado que allí comenzó, el abundante y admirado alumbrado navideño tan tradicional en la ciudad, considerado uno de los mejores, e incluso, el mejor del mundo. Hay que mostrar lo que se tiene.

Junín es un paseo peatonal que se inicia en el edificio Coltejer. En él pueden venderse desde flores hasta helados. Es un bulevar atractivo.

Antiguamente este era el sito mayoritariamente preferido para el encuentro de propios y extraños, y además sede de exclusivos clubes sociales y de un invitante comercio.

Durante muchos años, Junín fue el eje del comercio de lujo en la ciudad, antes de la aparición de los centros comerciales; era el boulevard preferido para callejear, ir de compras, almorzar o tomar "el algo".

Pese a los cambios del tiempo, Junín aún conserva su comercio totalmente vital, aunque en materia de sitios para la recreación, especialmente juvenil, ha sido desplazado por ejemplo por el Parque Lleras. Por otra parte, las matronas de alta sociedad que van de compras poco van ya a Junín, como antaño, y prefieren dirigirse a los numerosos centros comerciales en sus automóviles. Y, paradójicamente, toman el Metro para comprar en el barrio Guayaquil, a pie, donde hay lujos apenas normales pero sí con muy buenos precios.

Digno de conocer es el conjunto urbanístico desde donde se gobiernan y administran la ciudad y el departamento de Antioquia, integrados al cual están también el Palacio de Justicia y el edificio de las Empresas Departamentales de Antioquia, entre otros. Este conjunto urbanístico es muy singular, pues logra comprender en una misma área común todas las edificaciones relacionadas con la administración y el gobierno nacional, departamental y municipal, ofreciendo de este modo una gran comodidad a los ciudadanos.

A lo largo y ancho de la geografía urbana de Medellín existen más de 50 centros comerciales, además de mercados tradicionales populares, tiendas de barrio y también áreas de ventas y mercados callejeros. Específicamente, como ciudad de producción textil, la moda y la ropa en general son muy buscados por los visitantes.

En sus zonas comerciales la ciudad presenta ofertas y atractivos para todos los gustos y presupuestos, y tanto para los locales como para los turistas.

Centro Comercial Santafé: hermosa y enorme edificación comercial que cierra la llamada Milla de oro de la ciudad en su costado Sur. A su próxima terminación será el más grande y moderno centro comercial del país.

Pero en Medellín, en total, hay muchos más centros comerciales, más de 50 de ellos, y otro tanto número de casinos o ludotecas.

Actualmente, en 2009, en la ciudad se construyen varios más centros comerciales de gran tamaño y almacenes de gran superficie.

La temporada anual denominada Medellín es una ganga es una temporada durante la cual los mejores centros comerciales de la ciudad se unen, tradicionalmente desde hace muchas décadas, para ofrecer sus mejores mercancías a precios de quema. Esta tradición es famosa en el país y atrae miles de turistas.

El metro es sin duda el medio de transporte preferido para apreciar a Medellín ya que cuenta con pasos elevados. La línea A es la más larga y recorre la ciudad de sur a norte, la línea B transcurre del centro al occidente y la línea K, o metrocable, del norte al noreste. Esta última es un teléferico que se ha convertido en otro símbolo de Medellín y es muy visitado por los turistas; fue inaugurado en el 2004.

En 2007 se entregará un segundo metrocable, denominado Metrocable Pajarito, para servir zonas deprimidas en el sector occidental de la ciudad. Los metrocables han incrementado significativamente el turismo a las zonas populares de la ciudad y han despertado un nuevo ánimo en las clases más pobres para incorporarse al sentido ciudadano. Los han utilizado incluso los Reyes de España don Juan Carlos y doña Sofía.

Está además en plena construcción el llamado Metroplús, un sistema de transporte masivo conformado por buses articulados que recorrerá buena parte del Área Metropolitana de Medellín y se integrará, con el metro, el metrocable y la flota de buses urbanos, en una estructura denominada SIT, Sistema Integrado de Transporte, a fin de modernizar la movilidad pública masiva en la ciudad.

Para el visitante que desee sumergirse aún más en el descubrimiento del Medellín de hoy, e incluso para los ciudadanos locales que no conocen bien su ciudad, y dada la amplia oferta de lugares dignos de visitar con que cuenta, conviene indagar en las agencias de turismo por otros lugares de interés para formarse una imagen más completa de la urbe.

En los últimos años Medellín ha vivido una transformación urbanística gigantesca, para la cual se han apropiado descomunales inversiones nunca antes vistas en la ciudad, la mayoría destinadas a preservar y construir nuevos parques y espacio público. Hoy día, sumando los parques tradicionales y los nuevos, en la ciudad hay parques de todo tipo.

Parque de los Pies Descalzos. Situado en la zona central de la ciudad, vecino al Centro Administrativo La Alpujarra, es un parque inspirado en la filosofía Zen oriental, para descansar del ruido citadino, aún estando en medio de él. Incluye un pequeño bosque de bambú diseñado con el propósito de invitar a un rato de relajación y meditación aislado del ruido urbano que circunda esta bulliciosa zona. Como su nombre lo dice, el visitante está invitado a desprenderse de su calzado para lograr desconectarse mejor del ambiente rutinario.

Plaza Mayor de la ciudad. Como su nombre lo indica, se entiende como un amplísimo espacio urbanístico y arquitectónico en el cual se albergan variadas edificaciones de uso público y privado, así como grandes espacios públicos. Es un referente claro de la vocación internacional de Medellín, y un símbolo de la determinación de la urbe de incorporarse a los mercados globalizados. Se inauguró a principios de 2005. La Plaza mayor es vecina del Parque de los pies descalzos, y se construyó también con el propósito de fomentar el turismo de convenciones y negocios internacionales; alberga el mayor centro de convenciones de Colombia, a su vez el más moderno de América Latina en 2009.

Parque de Los Deseos. Es un espacio público que, en medio de un ambiente lúdico, tiene el objetivo de orientar a sus visitantes para que se familiaricen con la relación que hay entre los Servicios públicos y el Universo, por extraño que pueda parecer. Este interesante lugar busca también despertar en quien lo visita y emplea un rato meditando sobre sus atractivas exposiciones y enseñanzas, una vocación cultural con énfasis en la importancia del medio ambiente, la educación y la innovación.

Orquideorama y Jardín Botánico de Medellín. El Jardín Botánico de Medellín y su enorme Orquideorama, palacio mundial de las orquídeas y considerado el punto focal de la renovación y corazón del Jardín Botánico son, sin lugar a ninguna exageración, el corazón mismo de las más hermosas orquídeas del mundo. El diseño del Orquideorama es resultado de un concurso de ideas, en el que participaron muchos arquitectos autóctonos. El grupo de arquitectos ganador desarrolló una obra inspirada en las formas orgánicas y sistemáticas presentes en la naturaleza. El resultado final evoca las celdas de un gigantesco panal. Lo que resultó fue un jardín cubierto para exposiciones permanentes o temporales de flora, además de reuniones para todo tipo de eventos empresariales, recreativos, sociales, religiosos o académicos. Los hermosos jardines internos acá ofrecidos dan siempre prioridad a las sempiternas orquídeas, emblema de Colombia.

Parque ecológico Piedras Blancas. Hermosa reserva forestal de gran tamaño y pujante administración situada en la vereda Santa Elena de la ciudad. Está localizado a 26 km del centro, y se accede a ella por la carretera que une la ciudad con el mencionado corregimiento de Santa Elena. Ofrece un contacto íntimo con la naturaleza, posee colecciones de insectos y plantas de excepcional variedad, interés y belleza, y significa un lugar digno de visitar para propios y visitantes que deseen explorar ambientes campestres naturales o alejarse de los ruidos de la ciudad.

Parque de las Aguas, al norte de la ciudad, dentro del área metropolitana. Nueve piscinas, entre ellas una de olas, 15 toboganes, el río lento de 700 metros y el sendero ecológico de 20 hectáreas, hacen parte de las atracciones del Parque de las Aguas, ubicado en el kilómetro 23 de la Autopista Norte de la ciudad, entre las localidades de Girardota y Barbosa. El parque tiene restaurantes y sitios de venta de comidas rápidas, además de un buen parqueadero. Se considera uno de los más atractivos de Latinoamérica en temas acuáticos. Los fines de semana celebran la Misa, y asimismo ofrecen actividades deportivas como aeróbicos e hidroaeróbicos.

Pueblito Paisa en el Cerro Nutibara. La vocación de este parque es el turismo, la cultura y la naturaleza. En su interior se encuentra el renovado Pueblito Paisa, una alegoría de la cultura paisa cuya construcción fue el resultado de un sueño colectivo medellinense de inmortalizar la personalidad y la forma de vida raizal del antioqueño ancestral típico que construyó cientos de pueblos como éste por toda Antioquia y los vastos territorios de la Colonización Antioqueña; el Parque de las Esculturas que alberga el cerro Nutibara es una buena muestra del arte moderno; el Teatro al Aire Libre Carlos Vieco es centro de grandes eventos. El cerro cuenta con una excelente vista sobre toda la ciudad.

Parque Norte. Es un parque típico de diversiones de todo tipo, especialmente mecánicas, y tradicional en Medellín. Cuenta con 160 mil metros cuadrados para el entretenimiento. Está ubicado en la zona norte de la ciudad, a una cuadra de la estación Universidad del Metro y cerca de puntos de referencia importantes, tales como el Parque de los Deseos, el Planetario, el Jardín Botánico, el Parque Explora y la Universidad de Antioquia. El Parque Norte cuenta con espacios y atracciones totalmente renovados que ofrecen a todos los medellinenses y visitantes muy agradables momentos de sana diversión. Es un espacio muy popular, epecial para familias y niños.

Parque Explora. Un enorme proyecto científico creado por la Alcaldía de Medellín para la construcción de conocimiento público sobre ciencia, tecnología de punta y otros muchos aspectos del conocimiento y la creatividad. Dentro de la actual transformación masiva de Medellín, este ambicioso proyecto, que será abierto al público en 2007, ofrecerá al visitante una experiencia única de contacto íntimo con lo más avanzado de la ciencia y la tecnología, el universo cosmos y el espacio exterior, la naturaleza y nuestro planeta, el cuerpo humano, la biología, la ecología, la investigación, la creatividad e inventiva y el aprendizaje lúdico, entre otros factores. Este parque tendrá el mayor acuario de Suramérica.

Parque Juanes de la Paz. Diseñado por la Alcaldía de Medellín, a la medida de la popularidad que Juanes ha cosechado en todo el mundo, este parque popular de diversiones que lleva el nombre del famoso cantautor ha sido dedicado y construido especialmente para personas discapacitadas, en especial las víctimas de minas anti-persona. Está localizado en el barrio Castilla, al noroccidente de la ciudad, y constituye, en conjunto con la estatua del artista que se erigió en el pueblo donde pasó su infancia, Carolina del Príncipe, el primer gran espacio y el segundo monumento levantado en honor a este músico, una de las personas más influyentes del mundo según la revista People en español. Digno de visitar por la ciudadanía, así como por turistas y fanáticos de Juanes y sus obras.

Plaza de San Antonio. En realidad, en este parque se trata de dos áreas que la gente comúnmente confunde como un solo sitio. Entre la calle 44 (San Juan) y la calle 45 se encuentra el verdadero Parque San Antonio, el cual cuenta con zonas verdes y arborizadas. En la esquina sur-occidental se ubica la Iglesia San Antonio de Padua, construida entre 1884 y 1902, que posee una de las cúpulas más grandes de Colombia. El área entre la Calle 45 y la calle 46 (Maturín) conforma propiamente la “Plaza San Antonio”.

Aeroparque Juan Pablo II. Este es un parque acuático, ubicado al lado del Aeropuerto Olaya Herrera. Cuenta con una gran variedad de piscinas, con poleas, toboganes, de olas. También cuenta con un sendero para la práctica de los deportes sobre ruedas. Además cuenta con un coliseo y una concha acústica, empleada para espectáculos.

Planetario de Medellín. Fue creado el 10 de octubre de 1984; está ubicado al frente del Parque de Los Deseos; cuenta con telescopios y sala de proyección para 300 personas; en su cúpula de 17.5 metros de diámetro son permanentes las exhibiciones, para todas las edades, sobre nuestro planeta y el espacio. El Planetario es un espacio que fomenta la cultura científica y tecnológica, que incentiva la curiosidad por todo lo relacionado a las ciencias. Fue renovado completamente en el año 2006, y está integrado a la mayor zona lúdica, tecnológica y científica de la ciudad, al norte de Medellín.

Plaza de la Libertad. Una iniciativa de la Gobernación de Antioquia, en plena construcción en 2009, que lleva el nombre del más preclaro valor de Antioquia, la libertad. Está concebido para expandir aún más la decidida vocación de la comarca hacia la internacionalización de alto vuelo. Contará con modernísimos hoteles y centros comerciales, centros de convenciones, estaciones de televisión local y zonas de esparcimiento en espacio público. Este ambicioso proyecto continuará jalonando el incontenible progreso de la ciudad en los próximos años.

Parques-Biblioteca. Son cinco nuevos parques que se construyeron en la ciudad a partir del 2006 y que fueron concluidos en su totalidad en 2007.

Están ubicados en zonas estratégicas y totalmente populares de la ciudad, y han sido concebidos como espacios públicos para el encuentro comunitario con la lectura, como espacio público para esparcimiento, para el disfrute con la familia, la cultura, el tiempo libre y el futuro, y con una esperanza primordial de poner la educación al alcance de la ciudadanía en simbiosis con la recreación, para estimular el gusto por la vida, el crecimiento personal y social y la convivencia ciudadana. Dados los saludables efectos y consecuencias sociopolíticas y socio-culturales de estos espacios públicos, en 2009 se inició la construcción de otros 5 Parques-Biblioteca, también en sectores populares.

Otros parques tradicionales, todos dignos de visitar: Plaza de Cisneros con su interesante Plaza de la luz, Parque de Berrío, en el corazón de la ciudad, Parque de Bolívar, con su infaltable retreta dominical de cada semana durante más de medio siglo. Plazuela Nutibara, Plazuela de la Veracruz, Plazuela San Ignacio, Plazuela de Zea, Parque del Periodista, Sendero del Río, Parque Lleras, Parque Lineal La Presidenta y Parque de El Poblado, en donde se fundó Medellín, son otros de los sitios que guardan la memoria de la ciudad.

La ciudad es sin duda meca de muy alta cultura. Particularmente hoy día, en 2007, está viviendo su más pleno "Renacimiento" a la mejor manera italiana. Por doquier hay conciertos y danzas, foros de cinematografía, exposiciones de pintura y escultura, congresos literarios internacionales, visitas de académicos, políticos internacionales, plenipotenciarios, embajadores, escritores, reyes, presidentes, congresistas, diplomáticos y gobernadores de otros países, poetas, músicos, periodistas y todo tipo de representantes de los ámbitos del arte. Y por igual, su cultura y arte populares y tradicionales también florecen con renovado espíritu.

Medellín ha sido cuna de artistas muy valiosos para Colombia. El más importante en la actualidad, sin duda, es el pintor y escultor Fernando Botero, quien en el año 2000 donó 23 obras para crear una plaza cultural en un sector del centro de la ciudad antiguamente sin mucha importancia.

Hay muchos lugares culturales para visitar. Museos, bibliotecas, parques y parques-biblioteca adornan la ciudad y la reafirman como lo que siempre ha sido, una meca de la alta cultura hispanoamericana.

Exiten muchos museos en la ciudad. El visitante puede seleccionar una visita a uno o varios de ellos, en donde está almacenada la memoria antioqueña.

Con un guía turístico puede recorrerse también la ciudad por circuitos.

Zona rica en joyas arquitectónicas como el barrio Prado, el Palacio de la Cultura, el Museo de Antioquia, el hotel Nutibara, el nuevo Paseo Carabobo, la avenida La Playa (también llamada Calle Real por sus bustos de personajes ilustres).

Aquí se encuentra el Centro Administrativo La Alpujarra donde funcionan la alcaldía y la gobernación de Antioquia, el Centro Internacional de Convenciones (CIC), la Plaza Mayor, el Palacio de Exposiciones y Convenciones, el teatro Metropolitano José Gutiérrez Gómez, el Parque de Los Pies Descalzos, el Edificio Inteligente de Empresas Públicas de Medellín y otros edificios administrativos. Zona cercana al río Medellín.

Zona comercial, financiera y de entretenimiento: Moderna y hermosa Milla de Oro de Medellín, Zona rosa, Parque Lleras, Parque El Poblado.

En esta zona se encuentran parques cuya vocación son las ciencias y las tecnologías: Parque de Los Deseos, Planetario, Parque Norte en plena reconstrucción lleno de atracciones mecánicas y paisajísticas, Parque Explora, Jardín Botánico y Orquideorama.

Es una zona que se caracteriza por tener barrios sobrios y con una gran arborización; también se ha convertido en un sitio comercial y de entretenimiento: Bulerías, La Carrera 70, Calle 33, barrio Laureles, Unidad Deportiva de la ciudad, Estadio y múltiples instalaciones para los deportes.

Acorde con la decisión que la ciudad de Medellín tomó de convertirse en un centro internacional de negocios, esparcimiento, ferias, convenciones y congresos, se están celebrando incontables eventos de todo tipo durante el año, tomando ventaja de poseer el centro internacional de convenciones más moderno y funcional del país. A más de decenas de eventos de negocios especializados cada año, como Colombiamoda o la Feria Internacional del Sector Eléctrico, entre muchísimos más, varios son también los eventos tradicionales populares de esparcimiento que distinguen a la ciudad y que además poseen actualmente proyección nacional e internacional.

En muchos casos se trata de fiestas que nacieron del contexto artesanal, artístico, religioso y cultural de la ciudad, guardando una estrecha relación con la identidad del departamento de Antioquia y de la región paisa, que se han extendido por Colombia y el mundo. Otros eventos tienen relación con la evolución de la urbe, y expresan su conectividad actual con el mundo globalizado. Todo el año transcurren estos y muchos más eventos.

Después de 18 años, Colombiatex de las Américas se convirtió en uno de los principales eventos que Medellín le ofrece al mundo. Es una de las mayores ferias latinoamericanas (si no la mayor) de hilados, tejidos, ropa, muebles, maquinaria y textiles para la industria, así como de surtidos varios para el hogar. Acá se encuentra todo lo necesario para crear una colección de ropa. Tejidos de algodón, lana, mezclas, hebillas, botones, cierres, hilos, hilazas, blondas, entretelas, marquillas, etiquetas, cuellos, entre otros productos, así como los últimos desarrollos en maquinaria y servicios tecnológicos de la industria.

Antiguamente llamada Feria de La Candelaria, se lleva a cabo entre finales de enero y todo el mes de febrero. Participan en ella los mejores toreros, banderilleros y rejoneadores de Latinoamérica y España. Durante su transcurso se realizan en la ciudad muchos remates de corrida, durante más de un mes, tanto en las calles y avenidas de la ciudad como en hoteles y restaurantes.

Una bellísima muestra de flores, toda una amalgama de colores donde se puede apreciar la belleza de orquídeas, claveles, geranios prímulas, violetas o cardos, y entre los que se cuentan ejemplares de los Alpes y el este de Europa, camelias, proteas, bromelias, anturios, gérberas, lirios asiáticos, azulinas, cartuchos, heliconias, rosas, callas (flores mexicanas), musaendas y corales, entre otras variedades. Las orquídeas más hermosas del mundo se encuentran en Medellín.

Medellín celebra esta tradición católica con procesiones, oficios religiosos y representaciones en vivo. La ciudad, tradicionalmente religiosa en profundidad, se vuelca a un descanso de recogimiento espiritual dentro de su fe ancestral. Muchos también se toman sus vacaciones y abandonan el distrito para irse a pasear a otros lugares.

En el Centro Colombo Americano y el Museo de Arte Moderno de la ciudad, en simultánea, las embajadas de los países de la Unión Europea exhiben películas recientes y representativas de su cinematografía, así como algunas cintas consideradas clásicos del séptimo arte en el viejo continente. También hay representación de Colombia.

La Gobernación de Antioquia y la Secretaría de Productividad y Competitividad de Medellín organizan anualmente este evento durante el mes de mayo, muy querido por la comunidad, en donde las delegaciones o representaciones de los diferentes municipios paisas exhiben sus manifestaciones culturales, productos típicos y novedades.

Enorme caravana de arrieros paisas que recorre anualmente a pie, tal como en las épocas de la Colonia, varios municipios del departamento de Antioquia.

La Mulada tiene como primer objetivo mantener viva la tradición de la arriería como una de las principales características de la raigambre antioqueña, a la vez que, como segundo objetivo, ayuda con este importante evento a la población más necesitada o desplazada, al paso de la caravana por los pueblos; y mientras más típicos pasen los arrieros, ¡mejor para todos!.

La gran caravana anual de arrieros, tras un largo viaje de 11 días, culmina en Medellín, ofreciendo en esta localidad un gran espectáculo al público presente interesado.

Este evento se celebra a mediados de mayo.

Celebración anual popular, una expresión de la cultura tanguera que Medellín adoptó como propia. Este es un legado del bardo Carlos Gardel, quien murió en esta ciudad en un accidente de aviación en 1935.

Dentro de las actividades del Festival se destaca La Tangovía, donde la gente se lanza a la calle masivamente para bailar, escuchar tango, milonga y, obviamente, divertirse a instancias de la cultura porteña.

Entre el 24 de Junio y el 2 de Julio de 2007 Medellín fue sede del Festival Internacional del Tango que reunió a intérpretes, bailarines, academias, expertos, coleccionistas y amantes del Tango en todo el mundo.

Igualmente, durante las celebraciones de la Navidad de 2007 se llevó a cabo el Día Mundial del Tango.

Colombiamoda es la feria más importante de Colombia, y hoy día una de las más importantes del mundo, en materia de moda. Se realizaba durante tres días en el mes de agosto y a partir del año 2006 se trasladó al mes de julio.

Con el transcurso de los años, esta feria se ha ido perfilando como una de las más importantes del sector textil y modas en América Latina y el mundo. Diseñadores nacionales e internacionales, como Oscar de la Renta, han presentado y presentan en ella sus colecciones. Acuden expositores y compradores de Europa y América.

Celebrado a finales de julio, el festival reúne músicos de gran trayectoria provenientes de todos los rincones del mundo. Es patrocinado por la Alcaldía de Medellín y organizado por el Taller de Música con la colaboración de la Fundación Marín Vieco. La calidad de los artistas participantes ha posicionado el evento entre el público, que responde masivamente en los diferentes escenarios de la ciudad.

La Corporación Medellín de Jazz organiza anualmente en julio este ya tradicional festival, con participación de los más reputados exponentes de este género musical. Se realiza en el teatro al aire libre del Centro Comercial El Tesoro y en el Café Teatro de la ciudad.

Cada julio en en el Parque de Banderas de la Unidad Deportiva Atanasio Girardot se realiza la Feria Nacional de Artesanías. En ella exhiben cerámica, orfebrería, joyería, trabajos en vidrio, tallas en piedra y madera, marroquinería, cestería, tejidos, bordados y muchas modalidades más de las artes manuales.

Por otra parte, el primer sábado del mes se realiza, en el Parque de Bolívar, el mercado de San Alejo, una colorida exposición y venta de artesanías, plantas y comestibles. Participan más de 450 artesanos de Medellín y de otras regiones de Colombia.

Esta es una congregación anual de poetas de casi todo el mundo, quienes entregan al público sus poemas y lecturas de una peculiar manera masiva en parques, auditorios, barrios populares y poblaciones cercanas a Medellín. Este evento ha sido galardonado con el Premio Nóbel Alternativo, antesala del Premio Nóbel de Paz, por la fundación Right Livelihood de Suecia, y su objetivo consiste en luchar por la paz a través del arte poético.

El XVII Festival Internacional de Poesía de Medellín se realizará entre el 14 y el 22 de julio de 2007, con la participación por ahora confirmada de más de 80 poetas provenientes de alrededor de 55 naciones.

Es la feria más importante de Medellín y Antioquia. Se celebra desde finales del mes de julio hasta principios del mes de agosto. Esta feria resalta las tradiciones antioqueñas y las proyecta al resto de Colombia y al mundo.

La programación incluye cabalgata, una de las más famosas del mundo y Record Guiness, un vistoso desfile de carros clásicos y antiguos, la exposición de orquídeas en el Jardín Botánico, tablados populares, el evento de "Arrieros, Mulas y Fondas" donde varios representantes de todos los municipios de Antioquia muestran su gastronomía, música, productos y cordialidad.

Pero sin duda, el evento más esperado es el Desfile de Silleteros, realizado cada 7 de agosto - día festivo en Colombia en conmemoración a la Batalla de Boyacá -. En él desfilan campesinos con silletas, las cuales se cuelgan sobre la espalda de cada campesino y contienen mensajes o figuras en relieve hechas con flores.

Los campesinos participantes originalmente provienen de un corregimiento de Medellín llamado Santa Elena, ubicado al oriente de la ciudad cerca al Aeropuerto Internacional José María Córdova. En gran parte gracias a este colorido desfile, así como al esmerado trabajo del Jardín Botánico de la ciudad en cuanto a la colección y conservación de especies, es que la ciudad ha sido bautizada "Ciudad de las Flores".

En el Coliseo de Ferias Aurelio Mejía se exponen bellos ejemplares de paso, cada mes de agosto, aprovechando el ambiente de la Feria de las Flores, aunque ha sido independiente de la misma. Este evento tiene casi medio siglo y forma parte del colectivo raizal medellinense. Un evento único para los aficionados a los equinos, el cual perpetúa la arraigada tradición de la ciudad y el departamento de Antioquia con relación a esta actividad.

Se realiza cada año en el palacio de Exposiciones y Convenciones de Medellín, y hace honor a esta arraigada tradición musical regional que forma parte oficial del patrimonio cultural de la ciudad. Recoge toda la tradición del campo y de los pueblos, y exalta la trova antioqueña a través de un concurso donde el premio es hacer más y mejores trovas.

Celebración anual de risas, humor, trovas, comedia y vida descomplicada, realizada en el Teatro Metropolitano de Medellín con la participación de artistas del humor de todo el país y el extranjero, y que tiene como objeto cultivar y preservar el buen humor como importante expresión cultural, además de mantener en la comunidad una cantera sostenible de artistas relacionados o dedicados a él.

Uno de los certámenes culturales más importantes de Colombia, la Feria del Libro de Medellín se celebra con la participación de autores nacionales e internacionales y expositores de todos los géneros. Es auspiciada por la Alcaldía de Medellín.

El liderazgo de la ciudad en materia científica y tecnológica del área médica y de la salud inspiró este evento anual que hoy día está a cargo de la Secretaría de Salud de la Alcaldía. Participan expositores nacionales e internacionales.

Esta bolsa forma parte de la estrategia de la ciudad encaminada a incrementar su turismo. Es auspiciada tanto por los gobiernos locales como por la organización nacional de turismo ANATO.

La noche del 7 de diciembre de cada año, la noche de las luces, el centro de la ciudad se engalana con el desfile que en medio de disfraces, cánticos y comparsas, evoca los mitos y leyendas montañeros más conocidos de la comarca: La madre monte, El cura sin cabeza, La dama verde, El sombrerón, La llorona, La patasola y muchos más. Grupos folclóricos regionales interpretan y evocan estos mitos montañeros y recorren la ciudad en la noche de las velitas el 7 de diciembre, al son de bandas musicales.

Dada la enorme tradición y afición local por la equitación y los caballos en general, y el liderazgo nacional en cuanto a ejemplares de paso fino y carreras, Medellín y sus alrededores acogen anualmente en diciembre a miles de aficionados al caballo y otras actividades ecuestres. Este festival ya es un evento equino y ecuestre de convocatoria internacional.

Medellín se esmera por tener los mejores alumbrados navideños de Colombia y el mundo aprovechando su inmenso inventario de energía eléctrica, y su esfuerzo le ha sido recompensado.

Antiguamente los alumbrados navideños se concentraban solo en la avenida La Playa de la ciudad, pero desde hace varios decenios se decidió encender las luces y diseños también sobre el río Medellín, cubriendo su cauce con decoraciones espectaculares, y específicamente desde el histórico puente de Guayaquil hasta el puente de la calle San Juan.

El Alumbrado Navideño de Medellín ya no se limita a mostrar figuras acordes con la ocasión navideña, sino que además -muy imporftante-, permite dar rienda suelta a la imaginación con figuras variadas y multicolores que reflejan claramente la alegría de la gente en esta época especial. En 2006 el alumbrado se extendió a muchos barrios de Medellín, tuvo motivos de las 5 regiones de Colombia, y en él se emplearon 12 y medio millones de bombillas. Es algo sencillamente espectacular a nivel mundial. Baste decir que Medellín ejecuta el alumbrado de la ciudad de Caracas, por ejemplo.

Una visita a esta ciudad nunca será completa sin visitar alguno de los atractivos alrededores que ofrece. Quien aquí viene es a ver fundamentalmente montaña y alta montaña. Los alrededores de Medellín muestran al visitante la verdadera majestad de las altas breñas de Antioquia, para mirar las cuales, en algunos parajes, hay que voltear literalmente la cabeza hacia arriba en forma vertical. Por supuesto, los alrededores de la ciudad ofrecen también encantadores parajes planos, valles y mesetas de incalculable encanto.

Una herencia del arriero que no olvida el antioqueño de hoy y que se entrega por igual a los visitantes es la de puebliar, no importa si el camino es hacia el norte o hacia el sur, al oriente o al occidente, pues cuando se viaja por la geografía antioqueña, siempre, en todas las rutas, se puede tener la certeza de que van a encontrarse encantadoras opciones turísticas.

Son tradicionales entre ellas La Vuelta a Oriente, el embalse y La Piedra de El Peñol, el circuito de Occidente con las localidades de Santa Fe de Antioquia, San Jerónimo y Sopetrán, los viajes al Suroeste por Bolombolo y al sur por La Pintada, y varios más que pueden consultarse en las agencias de turismo o en los centros de información para el visitante.

La Vuelta a Oriente, en Medellín (Colombia), es un paseo o correría en automóvil dedicada al entretenimiento, descanso y diversión, que tradicionalmente suelen practicar los habitantes de esa ciudad y las vecinas, fundamentalmente en auto o también en bus.

Por consiguiente es una actividad que se ha mostrado por décadas también a los turistas.

Es una de las actividades clásicas de los habitantes del Valle de Aburrá para distensionarse y divertirse.

La Vuelta a Oriente ofrece muchas alternativas y por lo tanto implica un recorrido bastante largo, así que debe la familia, o el individuo, estar bien preparado en tiempo para ejecutarla. Es recomendable reservar para realizarla un día completo.

Por lo común parte desde Medellín hacia sus zonas carreteables del oriente, y regresa finalmente a la misma ciudad luego de una serie de paradas o diversiones. Pero también, los ciudadanos que no residen en Medellín sino en el Oriente Antioqueño, emprenden este paseo desde sus ciudades de origen, y regresan a ellas tras visitar una agradable estancia por entre los atractivos de Medellín.

Si desea expandir su paseo por esta vuelta, puede ir por ejemplo al Hipódromo de los Comuneros para ver carreras de caballos o apostar dinero, en Guarne, al embalse de El Peñol, municipalidad un poco más alejada pero todavía al alcance, al histórico Rionegro, a La Ceja y sus profundas tradiciones, al Carmen de Viboral y su industria cerámica, a El Retiro y sus tabernas y rumbas, a La Unión, pueblo totalmente tradicional y emporio de la papa, y muchos otros destinos para el viajero del automóvil.

Hacia el occidente de Medellín las opciones son ir hasta San Jerónimo, la tierra del cacao, o hasta Santa Fe de Antioquia, llamada también ‘Ciudad Madre’, no tanto por su señorío como por el papel que jugó en la fundación del departamento.

En el sur, uno de los destinos es La Pintada, un poblado encajonado entre el piedemonte de la cordillera Central donde se levantan unos farallones antiguamente llamados Las Mamas de Caramanta que se dejan recorrer a pie y las riberas del río Cauca que en este tramo permite hacer aventuras en rafting. Y si se trata de experimentar adrenalina, otra opción cerca de Medellín es hacer escalada y rapel en una pared natural de 20 metros de alto que se eleva en Tasajera.

Esta zona posee una Tradición de Café, Carbón y Arriería. Ofrece turismo de aventura, de descanso, de conocimiento de la producción cafetera, climas cálidos, templados y fríos… de todo se encuentra y se puede hacer en el Suroeste antioqueño, una de las regiones del departamento de mayor y excelsa tradición paisa.

Al salir de Medellín por la Autopista Sur, la vía invita a viajar por privilegiadas tierras que muestran diversos pisos térmicos, desde el caliente hasta el frío, y gozar de toda clase de turismo, desde el que busca el descanso sosegado hasta el de las más altas aventuras.

La Troncal del Café es la principal vía de la subregión. Cruza por Amagá (municipio de vocación cafetera y minera gracias al carbón), ubicado a sólo una hora de Medellín, y se extiende por varios lugares más, desde Bolombolo hasta llegar a Jardín (tres horas y media de viaje), la municipalidad más alejada de este circuito, ya en límites con el departamento de Caldas. La plaza de Jardín, por la encantadora belleza de la población, es monumento nacional.

Esta Troncal cruza un terreno quebrado que hace pensar en las proezas de sus colonizadores, los mismos que transitan los habitantes actuales que mantienen muchas de las tradiciones de sus antepasados, razón que hace más acogedora la estadía del turista.

La ciudad posee una oferta hotelera a la altura de cualquier ciudad moderna. Como ciudad industrial, comercial y científica que es, los principales hoteles de la ciudad se especializan en convenciones, seminarios y reuniones con todos los servicios de la tecnología para esos fines e instalaciones para el buen ocio.

Muchos de los hoteles tienen aparta-estudios diseñados para personas de empresa. Los precios no resultan costosos para visitantes de países industrializados, pero si se desea se puede ahorrar buscando hoteles más sencillos que pueden ofrecer también buenos servicios y que abundan en las principales zonas de la ciudad.

Dada la creciente afluencia de visitantes a la ciudad a partir de los últimos años, en 2006 se están construyendo 15 hoteles más, con más de 1.000 camas adicionales. El primero de ellos se dio al servicio en noviembre de este año.

Dado también que la lista de hoteles de Medellín es grande y en continuo crecimiento, resulta conveniente para el visitante consultar información a este respecto en la siguiente nota al pie de página.

La gastronomía de la ciudad ha crecido a un ritmo vertiginoso durante la última década, y hoy día ofrece todo tipo de comidas y manjares internacionales y nacionales a través de un creciente número de restaurantes para todos los gustos y presupuestos.

La organización Antioquia Turística ofrece una enorme lista de restaurantes (55 páginas) localizados en el Área Metropolitana de Medellín, en la siguiente nota al pie de página.

Se puede apreciar una lista parcial de restaurantes en Medellín, un mapa de la ciudad con algunos de ellos, y diferentes tipos de cocina que pueden encontrarse en la página web Tripadvisor, en la siguiente nota al pie de página.

Como ya se ha dicho, Medellín se aleja cada vez más de su pasado violento para convertirse en un destino turístico especializado en negocios, congresos, convenciones y entretenimiento.

La ciudad ha dado sus primeros pasos para cumplir con este objetivo. El 31 de marzo de 2005 fue inaugurado el Centro Internacional de Convenciones Plaza Mayor(CIC). Este complejo urbanístico se encuentra a un lado de La Alpujarra y se compone de dos edificios, uno de ellos cubierto de madera -precisamente denominado "Caja de madera" por su forma cuadrada. Posteriormente, se entró a fusionar con el remodelado Palacio de Exposiciones, de este modo constituyendo la Plaza Mayor de Medellín, que alberga un gran Centro de Convenciones y Exposiciones.

En el segundo semestre de 2006 se inició la construcción de un segundo metrocable, ya culminado en 2008; se llama metrocable Nuevo Occidente o metrocable Pajarito porque beneficiará especialmente a los habitantes del sector occidental de la ciudad que lleva ese nombre. Parte de la estación San Javier del metro, y es unos 600 metros más largo que el primer metrocable inaugurado en 2004, y el cual fue abordado por los reyes de España Don Juan Carlos y Doña Sofía en marzo de 2007 con la finalidad de inaugurar un hermoso parque biblioteca donado por la nación española a una de las zonas más populares de la ciudad.

El barrio El Poblado se sigue consolidando como el sector comercial y financiero más dinámico de la ciudad. Aparte de esto, la continua construcción de enormes hoteles y centros comerciales ultramodernos lo convierten también en el sector con mayor afluencia de visitantes.

El novedoso y científico Parque Explora, un sitio dedicado a contactar la ciudadanía y los visitantes con la ciencia y la tecnología mediante una forma de didáctica interactiva y lúdica, consolida a la ciudad en su propósito de ser "Medellín, la más educada". Uno de los atractivos más interesantes de este parque es la construcción de un moderno acuario, el más grande de Suramérica.

Y por último, y lo más importante, hay toda una oleada de voluntad decidida a consolidar a Medellín como la ciudad más educada de Colombia. Para esto el gobierno local está construyendo o remodelando al menos 130 colegios y edificando cinco modernos y amplios parques-biblioteca en los puntos más necesitados de la ciudad, con el propósito de proporcionar mejor espacio público a sus habitantes y de que los parques populares de Medellín tengan como eje central una hermosa biblioteca.

Al principio



Empresas Públicas de Medellín

Edificio Miguel de Aguinaga, antigua sede de EPM.

Empresas Públicas de Medellín (EPM) es una empresa colombiana prestadora de servicios públicos (energía, gas, agua, telecomunicaciones), creada en 1955. Es una empresa de propiedad del municipio de Medellín y es la más grande de Colombia en dicho sector. En cuanto a ingresos operacionales EPM es es la novena empresa del país percibiendo cerca de 3,05 billones de pesos (2006); EPM es la empresa con más activos en el país después de Ecopetrol.

Los antecedentes de la empresa se remontan al siglo XIX, en los primeros servicios públicos, de forma organizada de la ciudad de Medellín: acueducto desde 1888 (servicios consolidados eventualmente en la Empresa del Acueducto), telefonía desde 1891 (sucedida por la Compañía Telefónica de Medellín en 1914), y electricidad desde 1895 (Compañía Antioqueña de Instalaciones Eléctricas). A principios del siglo XX surgieron algunas empresas textileras (Coltejer, Fabricato, Rosellón) las cuales fueron parte importante del desarrollo industrial de la ciudad. Gradualmente, la ciudad pasó a depender de este sector, relegando a un segundo plano la minería y el café.

Se establecieron en 1920 las Empresas Públicas Municipales, entidad que también se encargo, en aquel tiempo del tranvía eléctrico (1921), del matadero municipal y de la plaza de mercado. Entre 1954 y 1955 cedieron sus activos de aguas, telefonía y electricidad a un nuevo ente autónomo, del orden municipal, que se llamó Empresas Públicas de Medellín.

En su creación, el Banco Mundial fue determinante, y como condición para el otorgamiento de créditos, solicitó la separación contable de la Empresa de Energía. Por su parte, los dirigentes antioqueños, liderados por la Asociación Nacional de Industriales -ANDI-, exigió una auténtica autonomía para la nueva empresa y la integración de tres servicios públicos básicos: energía, aguas y telefonía.

EE.PP.M. inauguró en 1957 su primera sede en el Edificio Miguel de Aguinaga, en el centro de Medellín. La ciudad para ese momento ya llegaba a los 500,000 habitantes, con un incremento anual de 30,000 personas. La empresa definió desde esa época unos principios básicos de cultura empresarial.

Durante las últimas décadas del siglo XX, EE.PP.M. creció gracias a la ejecución de proyectos cada vez más complejos e importantes, financiados por entes como el Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, Jalan Back Foz Internacional Cooperación, Corporación Andina de Fomento, la banca privada, el Gobierno Nacional y por la misma ciudadanía (recolecta de fondos en los años 40).

Entre los principales proyectos figuran los desarrollos hidroeléctricos de Guadalupe III y IV, Peñol-Guatapé, Riogrande I y II, Playas y, más recientemente, la termoeléctrica La Sierra y Porce II. En las décadas de los 60 y los 70 EE.PP.M. también contribuyo con la creación del sistema interconectado nacional (hoy en día ISA e Isagen), que abrió la venta de la energía generada en Antioquia al resto del país.

EE.PP.M. logró, gracias a su solidez pudo superar desafíos como el "apagón" de 1992 (racionamiento causado por el fenómeno de El Niño) y la sequía de 1998 (intervención de embalses), sin dejar de lado los factores de orden público, la reestructuración del sector de servicios públicos luego de la nueva Constitución de 1991 y las leyes 142 (de Servicios Públicos) y 143 (Eléctrica) de 1994.

Además la empresa ha construido represas y plantas de agua potable como La Fe y Piedras Blancas, San Cristóbal, La Ayurá y Manantiales, y plantas para el tratamiento de aguas residuales, como las de El Retiro y San Fernando. Además es líder en la expansión y adopción de tecnologías de punta en los servicios de telefonía, acueducto, alcantarillado, gas y distribución eléctrica.

Durante los últimos años, la empresa se ha expandido a otros mercados regionales gracias a la adquisición de acciones de otras empresas, dando vida al Grupo Empresarial EPM. De él forman parte hoy, entre otras, EDATEL, EMTELSA, EMTELCO, ETP, EPM Bogotá, y Colombia Móvil.

EE.PP.M. inauguró en 1997 su nueva sede, un edificio totalmente sistematizado conocido popularmente como "Edificio inteligente", donde se administra lo que hoy es el Grupo Empresarial de servicios públicos más grande del país.

El 10 de agosto de 2000 nace la Fundación Empresas Públicas de Medellín E.S.P, con un capital inicial de cien millones de pesos y con un aporte del 90% de Empresas Públicas de Medellín, más un 10% repartido en partes iguales de las universidades CEIPA, Eafit, Pontificia Bolivariana y el Fondo de Empleados de las Empresas Públicas. La Fundación desarrollla programas y proyectos sociales requeridos por las comunidades donde EE.PP.M. ejerce influencia.

Con la aparición de grandes compañías del sector de las telecomunicaciones (Telefónica, Telmex, América Móvil), EE.PP.M. decide en el 2006 separar las telecomunicaciones de la casa matriz, para conformar una nueva empresa enfocada exclusivamente en las telecomunicaciones, permitiéndole afrontar la dura competencia, para lo cual se creo “EPM Telecomunicaciones” y su marca “UNE”.

En el 2007 la Empresa Antioqueña de Energía -EADE- fue liquidada y absorbida por EE.PP.M. Un total 550.000 nuevos clientes, residentes en 101 municipios -100 de Antioquia y uno del Chocó-, quedaron integrados oficialmente al sistema de energía eléctrica de Empresas Públicas de Medellín.

El presupuesto del 2007 de Empresas Públicas de Medellín fue de $4,2 billones (4 billones 208 mil millones de pesos). De esa suma el 34% ($1,4 billones) fue destinado a la inversión; el 8% ($347 mil millones) al pago del servicio de la deuda; el 39% ($1,6 billones) al cubrimiento de los gastos de comercialización y producción, y el 19% ($785 mil millones) a los gastos de funcionamiento, de los cuales $280,000 millones corresponden a transferencias que la Empresa le entregará al Municipio de Medellín. El presupuesto fue financiado en un 5% con la disponibilidad inicial de caja, en un 66% con los ingresos corrientes de la entidad, y en un 29% con recursos de capital.

Al principio



Source : Wikipedia