Maxi Rodriguez

3.4364312266928 (4035)
Publicado por roy 05/05/2009 @ 00:11

Tags : maxi rodriguez, futbolistas, fútbol, deportes

últimas noticias
Maxi Rodríguez: "Ya se verá qué quiere hacer el club conmigo" - Marca
Todavía me queda un año en el Atlético, pero hay que ver lo que sucede", dijo Maxi Rodríguez, capitán del Atlético de Madrid, habló con MARCA después del partido que jugó a beneficio del proyecto solidario que llevarán adelante en conjunto la Fundación...
Maxi Rodríguez podría dejar el Atlético para jugar en la Premiere - Viva Futbol
Ahora le toca el turno a Maxi Rodríguez. En Inglanterra dan por cerrado el acuerdo para fichar al centrocampista por parte del Tottenham. En este caso, el Atlético de Madrid no pondría tantos obstáculos y podría facilitar su salida....
Mercado: El Tottenham se acerca a Maxi Rodríguez - Goal.com
Maxi Rodríguez podría abandonar el Atlético de Madrid para marcharse al Tottenham Hotspurs. Según informa el rotativo inglés Daily Mail, el centrocampista argentino es objeto de deseo de Harry Redknapp, entrenador de los Spurs, y ha solicitado su...
El Atlético busca el modo de no perder a sus estrellas - ADN.es
Por otro lado, quien parece tenerlos días contados en el equipo es su capitán, Maxi Rodríguez. El argentino no entra en los planes de Abel y el malestar entre jugador y técnico es de todos sabido. De hecho, se llegó a especular que el entrenador puso...
Cortes: MAXI RODRIGUEZ (FUTBOL-ATL.MADRID) - ADN.es
MAXI/BARCELONA: Fue impresionante. Merecía ganar la 'Champions', porque es el que mejor está jugando hoy por hoy en el mundo. Es un premio al esfuerzo que han hecho durante toda la temporada. 12s MAXI/CRITICAS: Hubo muchas críticas a lo largo del año y...
Adrián Rodríguez, actor fijo en la cuarta temporada de 'Física o ... - FórmulaTV
La serie protagonizada por Blanca Romero, Ana Milán, Nuria González, Maxi Iglesias, Adam Jezierski, Ursula Corberó, Angy Fernández y Cecilia Freire, entre otros, ha ganado en el prime time de los lunes 2 puntos desde su comienzo de temporada....
Mercado: El Atlético confirma que venderá a Maxi - Goal.com
El Atlético de Madrid venderá a Maxi Rodríguez. Ya no es ningún secreto. El conjunto rojiblanco necesita ingresar dinero durante este verano y quiere hacerlo sin sacrificar a Forlán o Agüero, por lo que el centrocampista argentino se presenta como la...
Maxi Rodríguez acude con buenas sensaciones al campeonato europeo ... - El Progreso
El atleta lucense Maxi Rodríguez viaja este jueves 4 a Grecia, donde el fin de semana competirá en el campeonato de Europa de atletismo para discapacitados. Rodríguez acudirá a la cita en Rodas con buenas sensaciones, las que obtuvo durante su...
Maxi Rodríguez prometió volver a Newell's “el día después del ... - Rosario3
(Prensa Municipalidad) Recién llegado a la ciudad para jugar en el partido amistoso que organizó junto a la fundación de Pupi Zanetti, Maxi Rodríguez y el presidente del Newell´s, Guillermo Lorente, anunciaron el regreso del delantero del Atlético...
Maxi Rodríguez: "No hay duda que vamos a clasificar al Mundial" - MDZol
Maxi Rodríguez fue protagonista de la derrota argentina ante Ecuador. El volante, ya establecido en su Rosario natal, donde disputó un partido benéfico con otras figuras, recibió a Líbero, con el presente de la Selección como tema excluyente....

Historia del Club Atlético de Madrid

Athletic de Madrid en 1927.

El Club Atlético de Madrid es un club de fútbol español, de la ciudad de Madrid. Fue fundado el 26 de abril de 1903 y en la actualidad juega en la Primera División de España.

El club ejerce de local en el Estadio Vicente Calderón, recinto ubicado en el distrito de Arganzuela, y que posee una capacidad de 54.851 espectadores.

El Atlético de Madrid es el tercer club con más títulos nacionales de Liga (con 9 títulos), por detrás del Real Madrid y el FC Barcelona.

El 26 de abril de 1903, un grupo de estudiantes vizcaínos de la Escuela Especial de Ingenieros de Minas, formado por Ramón de Arancibia y Lebarri, Ignacio Gortázar y Manso, Ricardo Gortázar y Manso, y Manuel de Goyarrola y Alderna, decidió fundar un equipo filial del Athletic Club de Bilbao, el cual se denominó Athletic Club de Madrid. Ambos clubes no podían enfrentarse en partidos oficiales al ser considerados el mismo club. El primer presidente del Athletic Club de Madrid fue Enrique Allende, quien dejó el cargo el mismo año, siendo sustituido por Eduardo de Acha.

El primer campo de juego que utiliza el Athletic de Madrid, se encontraba detrás de las tapias de El Retiro, en la ronda de Vallecas, hoy calle de Menéndez Pelayo. El 2 de mayo de 1903, el Athletic de Madrid jugó su primer partido, disputado entre los socios del club. El partido fue arbitrado por el tesorero del club, Enrique Goiriki.

Antes de dejar el cargo de presidente, Eduardo de Acha redactó un estatuto para obtener personalidad jurídica, conforme a la ley de asociaciones del 30 de junio de 1887. Así, el 20 de febrero de 1907, el club se desligó oficialmente del Athletic Club de Bilbao para inscribirse en el registro de asociaciones. Acha dimitió de manera voluntaria, lo que obligó a renovar la Junta Directiva, siendo elegido como presidente Ricardo de Gondra.

En 1909 Ramón de Cárdenas asumió la presidencia de la Junta Directiva, afrontando una delicada situación financiera del club.

En 1912 asumió la presidencia Julián Ruete. Bajo su mandato, el Athletic de Madrid logró alcanzar la primera final de su historia, al jugar la del Campeonato Regional Centro.

En 1919 asumió la presidencia Álvaro de Aguilar, aunque un año después nuevamente accedió al cargo Julián Ruete.

Durante el mandato de Ruete se inauguró el Estadio Metropolitano, el 13 de mayo de 1923, con un partido entre el Athletic de Madrid y la Real Sociedad de Fútbol, ganado por el equipo de madrileño por 2 goles a 1. Tras este hito, Ruete abandonó la presidencia el mismo año, asumiendo el cargo Juan de Estefanía.

Luciano Urquijo se convirtió en el nuevo presidente el 4 de noviembre de 1926.

El cargo de presidente fue ocupado por Rafael González Iglesias en 1931, José Luis del Valle en 1935, y José María Fernández en 1936. El 4 de octubre de 1939 se firmó la fusión entre el Athletic Club de Madrid y el Aviación Nacional, lo cual llevó al nacimiento del Athletic Aviación Club. Para la ocasión, Francisco Vives fue nombrado presidente del club, pero rápidamente fue sustituido por Luis Navarro. La fusión se debió a la mala situación económica y administrativa del Athletic Club de Madrid, además de la falta de futbolistas debido a la Guerra Civil Española (pues los jugadores se encontraban dispersos por todo el territorio nacional, algunos presos y otros heridos).

El 26 de noviembre de 1939, el club evitó el descenso a la segunda división española, tras vencer por 3 a 1 al Club Atlético Osasuna, en un partido de promoción.

El 28 de abril de 1940, el equipo dirigido por Ricardo Zamora se adjudicó el título de campeón de la primera división por primera vez en su historia.

En enero de 1941 el club pasó a llamarse Club Atlético de Aviación, tras la prohibición de los extranjerismos en España. Asumió la presidencia Manuel Gallego.

El 2 de marzo de 1941, nuevamente dirigido por Ricardo Zamora, el club logró revalidar el título de campeón de la primera división.

En 1946 asumió la presidencia Juan Touzón. El 14 de diciembre del mismo año, el Ministerio del Aire solicitó al Club Atlético de Aviación que prescindiera del uso del término Aviación. La comunicación es leída en una junta directiva de la entidad. La directiva acuerda por unanimidad dirigir una carta al Excelentísimo Ministro agradeciéndole las atenciones que con este club ha tenido el Ejército del Aire desde hace varios años. Tras deliberación, se aprobó por unanimidad el cambio de nombre a Club Atlético de Madrid, iniciándose al efecto las gestiones necesarias para el cambio de nombre con la supresión de la palabra Aviación.

En enero de 1947 el club pasó a llamarse Club Atlético de Madrid, adoptando además un nuevo escudo, similar al utilizado en 1917, pero con cuatro rayas rojas. El primer partido oficial del club bajo el nuevo nombre, jugado en 6 de enero de 1947, correspondió a la derrota por 3 goles a 1 contra el Sabadell (entonces colista), jugado en el Estadio Metropolitano. En este año, asumió la presidencia Cesáreo Galíndez.

En la temporada 1949/50, bajo las órdenes del entrenador Helenio Herrera, el Atlético suma su tercer título de Liga. En la temporada siguiente (también con Herrera en el banquillo), el equipo colchonero volvió a alzarse con el título de campeón. Así, los del Manzanares consiguieron el segundo bicampeonato de su historia.

Durante estos años jugaba en el equipo la llamada Delantera de Seda, caracterizada por el juego ofensivo y el dominio del balón. Esta delantera estaba liderada por el jugador francés de origen marroquí Larby Ben Barek. Ben Barek jugó seis temporadas en el equipo rojiblanco, desde 1948 hasta 1954, y para muchos aficionados rojiblancos es uno de los mejores jugadores que han pasado por el club. Pelé comentó que "Si yo soy el rey del fútbol, Ben Barek es Dios".

En 1952 asumió la presidencia el Marqués de la Florida.

El 5 de diciembre de 1954, el Celta de Vigo derrotó 8 a 1 al Atlético de Madrid, convirtiéndose en la mayor derrota del equipo.

En 1955 asumió la presidencia Juan Suevos, y luego Javier Barroso, siendo posteriormente reemplazado por Vicente Calderón. Ese año, el Atlético de Madrid logró su mayor victoria, venciendo el 11 de septiembre al Hércules CF por 9 - 0.

El 20 de octubre de 1957, el Atlético volvió a conseguir una importante goleada, venciendo a la Unión Deportiva Las Palmas por 9 - 0.

La de los años 60, fue una década fructífera para el Atlético de Madrid en cuanto a resultados. En la 1959/60, de la mano del entrenador José Villalonga, el club consiguió su primera Copa del Generalísimo (actual Copa del Rey), al derrotar a su rival histórico: el Real Madrid. El Atlético derrotó a los "merengues" en el decisivo derbi madrileño por 3 a 1.

En la temporada siguiente, el equipo colchonero volvió a repetir aquel logro, derrotando nuevamente en el derbi al Real Madrid, esta vez por 3 a 2.

El logro de la Copa del Generalísimo de 1961, le permitió al Atlético disputar la Recopa de Europa del año siguiente. Tras eliminar a distintos rivales, el equipo colchonero logró llegar a la primera final internacional de su historia.

La final de la Recopa de Europa se disputó el 10 de mayo de 1962 en Glasgow (Escocia), con resultado de empate a 1 gol ante la ACF Fiorentina de Italia. El partido de desempate se disputó el 5 de septiembre de 1962, en el Neckarstadion de Stuttgart (Alemania), donde el equipo madrileño derrotó al equipo florentino por 3 goles a 0, con tantos de Jones, Mendonça y Joaquín Peiró. Así, el club conquistó el primer trofeo europeo oficial de su historia.

En la temporada 1964/65, el Atlético obtuvo su tercera Copa del Generalísimo, tras derrotar por 1 a 0 al Real Zaragoza en la final.

Al año siguiente, en la temporada 1965/66, el Atlético obtuvo un nuevo título de liga. Esta sería la quinta de su historia.

La del 1970, fue la década de mayores satisfacciones para la afición del Atlético de Madrid.

En la temporada 1969/70, el conjunto colchonero ganó su sexta liga, de la mano del entrenador francés Marcel Domingo.

En la temporada 1971/72, llegó al club el entrenador austríaco Max Merkel, popularmente conocido como Míster Látigo, ya que impuso una gran disciplina táctica en equipo madrileño. Ese año, el club obtuvo una nueva Copa del Generalísimo, al derrotar al Valencia CF por 2 a 1 en la final.

En la temporada 1972/73 - también con Merkel al mando -, el Atlético ganó el título de campeón y así consiguió su séptima liga.

En la siguiente temporada ya no estuvo Max Merkel en el banquillo, y el argentino Juan Carlos Lorenzo tomó las riendas del conjunto rojiblanco. El título de Liga de la temporada anterior, permitió al Atlético disputar la Copa de Europa 1973/1974, en donde hizo una gran campaña, quedando subcampeón.

El 15 de mayo de 1974 Atlético de Madrid disputó la final de la Copa de Campeones de Europa 1973-74 contra el Bayern Munich. El partido terminó con empate a cero, lo que obligó a disputar una prórroga. En la misma, Luis Aragonés adelantó al Atlético de Madrid con un tiro de falta directa. A treinta segundos del final del partido, Georg Schwarzenbeck empató el partido con un tiro lejano que sorprendió al portero Reina. Con este resultado, se jugó un partido de desempate, el 17 de mayo de 1974, donde el equipo español se presentó totalmente desmoralizado y mermado físicamente, siendo derrotado por cuatro goles a cero por los alemanes.

El equipo alemán renunció a jugar la Copa Intercontinental contra el Club Atlético Independiente de Avellaneda. Por este motivo, el Club Atlético de Madrid disputó el trofeo en dos partidos. El primer encuentro -ya con Luis Aragonés como entrenador- jugado en Buenos Aires, tuvo un resultado de 1 a 0 a favor de Independiente.

El 10 de abril de 1975 se disputó el segundo partido en Madrid, donde el Atlético ganó por 2 a 0, con un gol de Rubén Ayala a cuatro minutos del final. Así, el club rojiblanco sería Campeón del Mundo a nivel de clubes, y obtendría el segundo título internacional de su historia, convirtiéndose así y hasta la fecha, en el único club europeo que consigue ser Campeón del Mundo de clubes, sin haber ganado previamente una Copa de Europa.

En la temporada 1975/76, el conjunto colchonero se adjudicó su quinta Copa del Generalísimo, tras vencer al Real Zaragoza por 1 a 0 en la final.

Al año siguiente, en la temporada 1976/77, el club rojiblanco volvió a ganar la liga. Éste, sería el octavo título del Atlético en liga.

En 1980 asumió la presidencia Ricardo Irezábal.

En 1982 nuevamente pasaron tres presidentes por la administración del club: primero asumió la presidencia Antonio del Hoyo, luego Agustín Cotorruelo, y finalmente asumió la presidencia Vicente Calderón, en lo que sería su segundo período a cargo del club.

El 30 de junio de 1985 el Atlético de Madrid conquistó su sexta Copa del Rey ante el Athletic Club de Bilbao. El encuentro fue disputado en el Estadio Santiago Bernabéu, y finalizó con el resultado de 2 a 1 a favor de los "colchoneros" con dos goles del mexicano Hugo Sánchez. El entrenador del Atlético de Madrid era Luis Aragonés.

El 2 de mayo de 1986 disputó en el Estadio Gerland de Lyon (Francia) la final de la Recopa de Europa . El resultado fue 3 a 0 a favor del Dínamo de Kiev, que por entonces era la base de la selección de la U.R.S.S. y alineaba futbolistas de gran calidad como el delantero Oleg Blokhin o el medio Igor Belánov. Los ucranianos se adelantaron relativamente pronto en el marcador y en los minutos finales, con el Atlético volcado en el ataque, remacharon la victoria al contragolpe.

En 1987 asumió la presidencia Francisco Castedo.

En 27 de junio de 1987, Jesús Gil venció en las elecciones (con Paulo Futre como jugador abanderado) y asumió la presidencia del Atlético.

El 29 de junio de 1991, el Atlético de Madrid, dirigido por Iselín Santos Ovejero, se proclamó campeón de la Copa del Rey por séptima vez, tras vencer al RCD Mallorca por 1 a 0, con un gol de Alfredo Santaelena en la prórroga.

El 27 de junio de 1992 el club, dirigido por Luis Aragonés logró adjudicarse su octava Copa del Rey tras derrotar nuevamente en el derbi madrileño al Real Madrid por 2 a 0 en el Estadio Santiago Bernabéu. Los goles fueron marcados por Paulo Futre y Bernd Schuster, este último de libre directo. Esta fue la tercera Copa del Rey que el Atlético obtuvo enfrentándose al Real Madrid en la final.

El 1 de julio de 1992 el club pasó a llamarse Club Atlético de Madrid S.A.D., tras la conformación de la sociedad anónima deportiva en la cual Jesús Gil se convirtió en máximo accionista. Posteriormente, la justicia demostró que la apropiación por parte de Jesús Gil del club madrileño se había hecho mediante delito de apropiación indebida de las acciones, según acreditó el Tribunal Supremo en la sentencia del llamado "Caso Atlético" en 2004.

La temporada 1995/1996 fue una de las más importantes del club, ya que por primera vez en su historia el club rojiblanco obtendría la Liga y la Copa del Rey en la misma temporada; convirtiéndose en el cuatro club en conseguirlo en España tras Real Madrid, FC Barcelona y Athletic Club de Bilbao.

Bajo la presidencia de Jesús Gil (en el ecuador de su mandato) y con la dirección técnica de Radomir Antic, el Atlético empezó el curso 1995/96 con grandes ilusiones y con una importante inversión económica en lo referente a incorporaciones al equipo.

El 10 de abril de 1996, el equipo venció por 1 a 0 al FC Barcelona en el Estadio de la Romareda, con un gol marcado de cabeza por el serbio Pantic a pase del lateral Delfí Geli, proclamándose campeón de la Copa del Rey por novena vez en su historia.

El 25 de mayo de 1996, el equipo dirigido por Radomir Antic se adjudicó el título de campeón de la primera división española por novena vez. Estos dos títulos rompieron con la hegemonía del Real Madrid y el FC Barcelona en la Liga. Algunos futbolistas destacados de la temporada fueron Caminero, Simeone, Pantic y Kiko.

Fue líder de la Liga desde la jornada 2, -10 de septiembre del 1995, cuando el Atlético de Madrid ganó 0-4 al Real Racing Club de Santander- hasta la última jornada de Liga (por aquella época 22 equipos y 42 jornadas), ante el Albacete Balompié (2-0) con goles de Simeone de cabeza a la salida de un córner y de Kiko.

También participaron otros jugadores como: López, Tomás, Roberto Fresnedoso, Dani, Fortune, Pirri, Biagini (4 goles), Fernando "Petete" Correa y Juan Carlos.

El juez Manuel García Castellón decretó la intervención del club el 22 de diciembre de 1999, fecha en la cual el juez apartó a Jesús Gil de la presidencia, nombrando como administrador judicial con plenos poderes a Luis Manuel Rubí Blanc. Gil, acusado de apropiación ilícita de 9.427.000.000 P, vuelve a la presidencia bajo vigilancia el 12 de abril de 2000.

El caos institucional devino también en el deportivo. El 7 de mayo de 2000, el club consumó su descenso a la segunda división, tras empatar contra el Real Oviedo.

En la dirección técnica, ni Fernando Zambrano, ni Marcos Alonso lograron el ascenso el primer año en Segunda. Faltando pocas jornadas para que terminara la primera temporada de los rojiblancos en segunda división, debutó procedente de las categorías inferiores Fernando Torres, marcando su primer gol como rojiblanco contra el Albacete. Este primer año el club no pudo ascender ya que Sevilla CF, Real Betis y CD Tenerife fueron los equipos que lo consiguieron. El Atlético de Madrid quedó 4º empatado a puntos con el 3º, el CD Tenerife; siendo el goal average lo que le privó de subir a la primera división.

El Atlético solamente logró retornar a primera división el 28 de abril de 2002, con un equipo dirigido por Luis Aragonés. Este período se conoce como los años en el infierno, debido a una campaña de captación de socios lanzada por el club. El club consiguió el ascenso tras una victoria en el estadio del CD Leganés, quedando finalmente campeón de segunda división.

El 1 de septiembre de 2002 el Atlético de Madrid volvía a la Liga de las Estrellas disputando un partido con el FC Barcelona. Enrique Cerezo accedió a la presidencia del club y el entrenador fue Luis Aragonés. Los futbolistas más destacados de aquella temporada fueron Aguilera, Antonio López, García Calvo, Sergi Barjuán, Ibagaza, Nano y Fernando Torres.

El Atlético celebró su centenario el 26 de abril del 2003 con una gran fiesta popular, y posteriormente perdiendo el partido de liga celebrado aquel día contra el Atlético Osasuna. Los rojiblancos acabaron la temporada en la decimosegunda posición, con 47 puntos.

La siguiente liga, la 2003-2004 comenzó con un Atlético más ambicioso. Contrató al entrenador Gregorio Manzano, que acababa de conseguir la Copa del Rey con el RCD Mallorca. Algunos integrantes de aquella campaña fueron Germán Burgos, Matías Lequi, Diego Simeone (estandarte del doblete de la 95/96), Fernando Torres, y Demis Nikolaidis. Los rojiblancos rozaron puestos de Copa de la UEFA, y acabaron séptimos con 55 puntos, teniendo que jugar en la Copa Intertoto.

Un mes antes de empezar la liga 2004-2005 el Atlético se jugó un puesto en la Copa de la UEFA contra el Villarreal CF, pero cayó en los penaltis en la final de la Intertoto. El entrenador fue César Ferrando; que en la temporada anterior había hecho del Albacete un equipo duro, aún así recién ascendido. Algunos futbolistas de aquella temporada fueron Leo Franco, Pablo Ibáñez, Luis Amaranto Perea, Antonio López, Peter Luccin, y Fernando Torres. Finalmente, los colchoneros quedaron a mitad de la tabla con 51 puntos.

La siguiente campaña, la 2005-2006, fue una temporada de fichajes importantes como Maxi Rodríguez del Espanyol, o Martin Petrov del Wolfsburgo. Además de ello, el Atlético contrató al goleador Mateja Kežman, quien en 5 años en la Liga Holandesa había marcado 140 goles, pero que no había tenido un buen año en el Chelsea FC. El Atlético de Madrid volvió a quedar a mitad de la tabla después de los malos resultados obtenidos por el entrenador argentino Carlos Bianchi, quien fue cesado a mitad de temporada.

En la temporada 2006-2007 llegó al club el mexicano Javier Aguirre, dejando el banquillo de Osasuna de Pamplona, habiendo conseguido para el equipo navarro la clasificación para la Liga de Campeones. El entrenador tomó las riendas del equipo madrileño, que contaba con jugadores como Leonardo Franco, Pablo Ibáñez, Luis Amaranto Perea, Antonio López, Luccin, Maxi Rodríguez, Martin Petrov, y Fernando Torres, entre otros. Además se sumaron: Jurado, Agüero, Zé Castro, Mista, Seitaridis y Costinha. Después de estar 30 de 38 jornadas entre los seis primeros puestos, el conjunto rojiblanco acabó fuera de la Copa de la UEFA, finalizando séptimo con 60 puntos.

El 28 de julio de 2007, el conjunto rojiblanco logró su paso a la Copa de la UEFA, tras imponerse al Gloria Bistrita de Rumanía por uno a cero en el Estadio Vicente Calderón (dos a uno a favor de los rumanos en la ida) en una de las finales de la Copa Intertoto de la UEFA. Así, el club obtuvo el tercer título internacional oficial de su historia.

En campaña 2007-2008 se registraron muchos movimientos en la plantilla del Atlético de Madrid. Se mantuvo el ténico Javier Aguirre, no así el buque insignia Fernando Torres, quién fue transferido al Liverpool FC. También el club contrató a futbolistas de relevancia como Forlán, Reyes, Luis García y Simão. Además, el club recuperó a Maxi Rodríguez de su lesión. El de esta campaña fue el presupuesto más elevado de su historia, con 130.000.000 euros (con un balance positivo de 2.000.000 en las cuentas), y se realizó el fichaje más caro de su historia tras contratar a Simão por 20 millones de euros, más la cesión de dos jugadores.

En liga, el equipo finalizó en cuarto puesto con 64 puntos, clasificándose matemáticamente para la fase previa de la Liga de Campeones.

En la Copa de la UEFA, el Atlético logró su clasificación a la primera fase tras eliminar a la Vojvodina de Serbia (resultado global de 5 a 1). Tras superar la fase de grupos como primero fue eliminado por el Bolton Wanderers de Inglaterra tras ser derrotado por 1 a 0 en campo inglés y empatar a cero en el partido de vuelta.

Mientras tanto, en la Copa del Rey, el Atlético quedó eliminado en cuartos de final por el Valencia CF. En la ida en Mestalla el Atlético cayó por la mínima diferencia. En el partido de vuelta el Atlético, pese a ganar por 3-2, quedó eliminado por el valor doble de los goles en campo contrario, con un total de 3-3 en la eliminatoria.

El Atlético de Madrid debió enfrentar en la tercera ronda clasificatoria de la Liga de Campeones al FC Schalke 04, derrotándolo por un global de 4-1 (0-1 en la ida y 4-0 en la vuelta). El sorteo de la fase de grupos colocó al Atlético en el Grupo D junto al Liverpool FC, el PSV Eindhoven y el Marsella. El Atlético logró terminar segundo en el grupo con 12 puntos producto de 3 victorias y 3 empates, tras el Liverpool, con 14 puntos. En el sorteo de los octavos de final, el Atlético se enfrentó al FC Porto, empatando en la ida en el Calderón a 2 goles y en la vuelta acabaron empatados a 0-0, lo cual le otorgó el pase a cuartos al FC Porto, eliminando al Atlético.

Al principio



México en la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Práctica del seleccionado mexicano en Gotinga

La selección de México fue uno de los 32 países participantes de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, realizada en Alemania.

A pesar de terminar segundo en su grupo eliminatorio bajo Estados Unidos, México fue electo como uno de los equipos cabezas de serie del torneo, liderando el Grupo D en que también estaban Portugal, Angola e Irán.

El equipo llegó con altas expectativas, e incluso personalidades como Pelé, los consideraron como parte de los favoritos para ganar el torneo. En el primer partido, obtuvieron una importante victoria ante los iraníes por 3:1 aunque no demostraron un gran juego. En los dos partidos siguientes, México no tendría un buen desempeño empatando sin goles ante los africanos y siendo derrotados por Portugal.

México clasificó a los octavos de final, pero en el segundo lugar de su grupo por lo que debió enfrentar a Argentina, una de las selecciones favoritas del torneo. En un intenso partido, ambos equipos empataron 1:1 durante el tiempo regular. Aunque México dominó algunos momentos del partido, un gol de Maxi Rodríguez durante la prórroga eliminó al combinado azteca del torneo.

Al principio



Octavos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Mujeres con las banderas de Alemania y Suecia pintadas en sus cuerpos

En los Octavos de final de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, realizada en Alemania, participaron dieciséis equipos. Éstos fueron distribuidos en ocho parejas de acuerdo a sus posiciones finales durante la fase de grupos. Cada pareja se enfrentó en un único partido de 90 minutos. En caso de que no hubiese ganador en el período regular, se realizaron prórrogas de 30 minutos y en caso de que el partido se mantuviera igualado tras la extensión, se practicaron series de tiros penales.

Los ocho equipos ganadores pasaron a los cuartos de final del torneo.

A lo largo de los ocho partidos de octavos de final, la calidad de los partidos fue bastante irregular con algunos de los partidos más intensos del torneo pero también algunos de los más mediocres. En el primer partido, el seleccionado alemán derrotó fácilmente a Suecia a través de dos goles de Lukas Podolski en el primer cuarto de hora. Durante el resto del partido, Alemania siguió atacando la portería de Andreas Isaksson quien impidió una tercera conquista teutona, mientras los suecos sufrieron con la expulsión de Teddy Lucić a los 37' y posteriormente, con el penalti errado de Henrik Larsson a los 52'.

En el segundo partido, México atacó desde el inicio del partido a Argentina logrando anotar a los 6' con un cabezazo de Rafael Márquez. Sin embargo, la ventaja azteca no duraría mucho ya que a los 10', un tiro libre provocaría el empate mexicano (aunque la FIFA oficialmente le atribuye el gol a Hernán Crespo, muchos especialistas creen que fue un autogol de Jared Borgetti). El partido continuó muy parejo entre ambos equipos, los que finalmente no lograron anotar nuevamente durante el tiempo regular, por lo que el partido fue extendido a la prórroga. A los 98' la paridad sería rota luego de un pase de Lionel Messi desde el centro del campo hacia la izquierda a Juan Pablo Sorín, el que la cruzaría hacia la derecha para Maxi Rodríguez quien bajaría el balón con el pecho antes de un zurdazo que batiría al arquero Oswaldo Sánchez en lo que sería calificado por la FIFA como el mejor gol del torneo. En los minutos finales del encuentro, México no logró contrarrestar la anotación de Rodríguez y el partido finalizó 2:1.

Al día siguiente, Inglaterra derrotó a Ecuador por la cuenta mínima tras un tiro de esquina de David Beckham a los 60' en un deslucido encuentro mas en la jornada vespertina se disputó uno de los partidos más intensos del torneo en el que se enfrentaron Portugal y los Países Bajos. Al inicio del encuentro, los holandeses parecían superiores a los lusitanos luego de diversos ataques a la portería de Ricardo Pereira, pero sería Portugal quien abriera el marcador gracias a un tiro de Maniche a los 23'. Con el correr de los minutos, Portugal comenzaba a tomar más ímpetu ofensivo y el juego comenzaría a ponerse cada vez más brusco. Cristiano Ronaldo debió abandonar el partido por lesión a los 33' y a los 45', Portugal se quedaría con 10 hombres tras la expulsión de Costinha por tocar el balón con la mano y recibir así su segunda tarjeta amarilla. En el segundo tiempo, los Países Bajos retomaron el ataque aprovechando la ventaja numérica, la que se acabaría cuando Khalid Boulahrouz fue expulsado por propinarle un codazo en el ojo a Luís Figo. El partido se enfrascaría en una serie de juegos sucios por parte de jugadores de ambos equipos y que provocarían la expulsión de Deco y de Giovanni van Bronckhorst. En total, el árbitro Valentin Ivanov amonestó con 9 tarjetas amarillas y 2 rojas a Portugal y con 7 amarillas y 2 rojas al seleccionado de los Países Bajos, batiendo el récord histórico del torneo como el encuentro con más amonestaciones y expulsiones.

En el Fritz-Walter-Stadion de Kaiserslautern, Italia se enfrentó a una sorprendente Australia. Australia controló el balón durante gran parte del encuentro pero la experimentada defensa italiana impidió que pudiesen realizar tiros peligrosos a lo que se sumó la gran actuación del portero Gianluigi Buffon. Italia, por otro lado, llegó en pocas oportunidades pero con mucha mayor profundidad a pesar de la controvertida expulsión de Marco Materazzi a los 50', pero el guardameta socceroo Mark Schwarzer evitó el descuento. Ninguno de los dos equipos lograba anotar y todo parecía que el partido sería determinado con una instancia de alargue, pero cuando faltaban segundos para acabar con los descuentos y terminar el tiempo reglamentario, el árbitro Luis Medina Cantalejo cobró una polémica falta en el área penal de Lucas Neill sobre Fabio Grosso, lo que provocaría la anotación de Francesco Totti desde los 12 pasos y así la victoria italiana.

El campeón defensor, Brasil, se enfrentó al único equipo africano que clasificó a la segunda ronda, Ghana. A los 8', el primer gol fue anotado por Ronaldo con su tercera conquista a lo largo del torneo y que le permitió convertirse en el goleador histórico de la Copa Mundial de Fútbol, con 15 tantos superando a Gerd Müller. En los descuentos del primer tiempo, Adriano anotó el segundo tanto a favor de los pentacampeones. Ghana atacó constantemente la portería sudamericana, pero la falta de puntería impidió que anotaran. Posteriormente, la expulsión de Asamoah Gyan redujo notablemente la capacidad ofensiva de los africanos y Brasil aprovechó la confusión para anotar el 3:0 final con un tiro de Zé Roberto.

Tras el buen desempeño mostrado en el Grupo H, España asomaba como favorita para derrotar a su vecino, Francia, que no había tenido una trayectoria destacable en la primera ronda. Esto parecía confirmarse tras el penalti anotado por David Villa a los 27' luego de que Patrick Vieira cometiera una falta sobre Pablo Ibáñez. Sin embargo, la estrategia táctica de Raymond Domenech comenzó a derrotar a la Armada Española. Aún cuando los hispanos tuvieron un 61% de posición de balón, la sólida defensa gala solamente dejó pasar 7 tiros, mientras la delantera francesa alcanzó nueve. A los 41', Franck Ribéry dejaría en tablas el partido luego de un pase de Vieira. El entrenador español Luis Aragonés intentó cambiar el esquema del partido (pasando de un 4-3-3 a un 4-3-2-1) pero Francia se adueñó del partido. Una falta de Carles Puyol a Thierry Henry permitió un tiro libre de Zinedine Zidane que cayó en el área y permitió la anotación de Vieira a los 83'. El capitán galo sería quien finalmente establecería el 3:1 a los 92', permitiendo el paso de Les Bleus a cuartos de final y eliminando a uno de los favoritos.

Al principio



Argentina en la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Flag of Argentina.svg

La selección de Argentina fue uno de los 32 países participantes de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, realizada en Alemania.

Argentina clasificó al torneo luego de obtener el segundo lugar en el proceso de la CONMEBOL, siendo superada por Brasil únicamente por diferencia de goles. Debido a su trayectoria (que incluye dos campeonatos mundiales, en 1978 y 1986), la Albiceleste fue una de las favoritas para ganar el torneo.

Estuvo incluida en el Grupo C, considerado como el Grupo de la muerte, enfrentándose en primera ronda a los Países Bajos, Costa de Marfil y Serbia y Montenegro, clasificando posteriormente a segunda ronda.

Durante la fase de eliminación logró vencer a México por 2:1 con un gol de Maxi Rodríguez durante el tiempo suplementario. Debió enfrentarse en cuartos de final con la selección anfitriona, Alemania, perdiendo en la definición por penales. Finalizó en la sexta posición, sumando así, un nuevo fracaso mundialista al no consagrase campeona ni acceder a una semifinal en 16 años.

La selección argentina obtuvo su pase a la fase final del torneo al obtener el segundo lugar en las eliminatorias de la CONMEBOL. Fue la primera selección sudamericana en clasificarse, a tres fechas del final, tras derrotar por 3:1 a la selección brasileña en Buenos Aires. El equipo había conservado la primera posición hasta la última fecha, cuando una derrota por 1:0 contra Uruguay determinó que Brasil obtuviera el primer puesto por diferencia de goles, ya que ambos seleccionados habían conseguido 34 puntos.

El equipo argentino estuvo dirigido a lo largo de las eliminatorias por dos entrenadores: Marcelo Bielsa, quien renunció a su cargo el 14 de septiembre de 2004, apenas días después del triunfo contra Perú en Lima, y José Pekerman, quien se desempeñó en el cargo durante el resto de la eliminatoria y la fase final de la Copa del Mundo.

La convocatoria de los 23 jugadores que integrarían el plantel hecha por José Pekerman tuvo algunas sorpresas; tales fueron los casos de Julio Cruz, Rodrigo Palacio y Oscar Ustari, el portero más joven en ser convocado para al selección argentina a un mundial. Entre los no convocados sorprendió la no inclusión de Javier Zanetti, Germán Lux, Aldo Duscher, Martín Demichelis y Juan Sebastián Verón, quien según declaraciones de algunos medios, no fue convocado debido a su enfrentamiento con el capitán del equipo, Juan Pablo Sorín.

La selección albiceleste llegó a Alemania con pocos partidos de preparación. Desde que habían finalizado las eliminatorias hasta un mes antes del comienzo de la competición, se enfrentó con Inglaterra (derrota por 3:2), Qatar (triunfo por 3:0) y Croacia (derrota por 3:2). La Argentina disputó sólo un partido amistoso durante los meses previos al mundial contra Angola (triunfo por 2:0). Esta falta de partidos preparatorios había desencadenado, a fines del 2005, las críticas de José Pekerman. Además, otra preocupación afectaba al técnico: los lesionados. Varios jugadores estaban recuperándose de lesiones que los habían alejado por meses del campo de juego, como Gabriel Heinze y Lionel Messi, por lo que se desconocía si podrían llegar en condiciones físicas y futbolísticas para el debut.

La selección estableció su cuartel en la ciudad de Herzogenaurach, en Baviera. Arribó a la ciudad el 31 de mayo, alojándose en el hotel HerzogsPark, y entrenó en el complejo deportivo de Adidas (empresa auspiciante de la selección), cuyo estadio posee una tribuna con capacidad para 3.000 espectadores. El mismo día de la llegada, falleció en la Argentina el padre del mediocampista Leandro Cufré, quien a pesar de contar con la autorización del técnico decidió no regresar a su país ya que su padre se lo había pedido.

Argentina fue sorteada en el Grupo C, llamado el Grupo de la muerte porque allí estaban incluidas las selecciones de los Países Bajos (históricamente una de las mejores del mundo), Serbia y Montenegro (que había clasificado primera e invicta en su grupo de las eliminatorias, relegando a España) y Costa de Marfil (que había obtenido el segundo puesto en la Copa Africana de Naciones 2006 y el primer puesto de su grupo en la fase clasificatoria).

En el debut el seleccionado argentino debió enfrentarse con el equipo africano, que contaba entre sus jugadores a Didier Drogba. El partido no fue sencillo para la Albiceleste, que tras irse al vestuario en el entretiempo con dos goles de ventaja (Hernán Crespo a los 24' y Javier Saviola a los 38'), terminó ganando por la mínima diferencia luego que Drogba descontara a los 82'. El mejor jugador del encuentro fue Javier Saviola, quien recibió el premio Jugador Budweiser del partido.

Tras el triunfo en el debut, el equipo se enfrentó a Serbia y Montenegro, que sólo había recibido un gol durante la fase eliminatoria, en la que había terminado invicta. Sin embargo, a pesar de lo esperado, Argentina venció por 6:0, en uno de los mejores partidos de la fase de grupos, con goles de Maxi Rodríguez (2), Esteban Cambiasso, Hernán Crespo, Carlos Tévez y Lionel Messi. Durante este partido, el mediocampista Luis González sufrió un edema muscular en el aductor izquierdo que lo obligó a abandonar el campo de juego y perderse varios partidos. En esta ocasión, Juan Román Riquelme fue elegido como el mejor jugador del encuentro.

Ya clasificada para la segunda fase, la selección argentina debió enfrentar a los Países Bajos, que también se encontraba clasificada. Ambos entrenadores realizaron varios cambios en la formación inicial respecto a los partidos anteriores, y como no intentaron arriesgar demasiado, ya que ambas selecciones se encontraban clasificadas, el partido finalizó en un empate sin goles. Gracias al empate conseguido, Argentina clasificó en el primer puesto del grupo, relegando a los Países Bajos a la segunda posición. Sin embargo el equipo sufrió otra baja, ya que a los 24' Nicolás Burdisso debió ser reemplazado debido a un esguince de rodilla. Como en los partidos anteriores, un jugador argentino fue seleccionado como el jugador del partido: esta vez fue el turno de Carlos Tévez.

Formación ante Costa de Marfil.

Estadio donde se disputó el partido frente a Costa de Marfil.

Formación ante Serbia y Montenegro.

Estadio donde se disputó el partido frente a Serbia y Montenegro.

Formación ante los Países Bajos.

Estadio donde se disputó el partido frente a los Países Bajos.

La Argentina llegaba al partido contra la selección de México consiguiendo mejores resultados en el torneo que su rival. Los Aztecas habían clasificado en el segundo lugar del Grupo D, y en los últimos partidos habían empatado con Angola y perdido con Portugal.

A pesar de lo esperado México realizó un buen planteo táctico, consiguiendo quitarle la posesión del balón a la Argentina y convirtiendo, a los 5 minutos, un gol a través de Rafael Márquez. Cinco minutos después Argentina logró empatar mediante un remate de Hernán Crespo. El partido continuó sin que se convirtieran más goles y, tras jugarse los 90 minutos, debió definirse en tiempo suplementario.

A los 8 minutos del tiempo suplementario, Maxi Rodríguez, ubicado en el sector derecho, recibió un pase aéreo de Sorín, detuvo el balón con el pecho y antes de el mismo cayera al piso realizó un remate que ingresó cerca del palo derecho de Oswaldo Sánchez. Este gol fue votado como el mejor gol del torneo y le permitió a la Argentina obtener el pase a los cuartos de final tras vencer a México por 2:1. Rodríguez fue elegido como el mejor jugador del encuentro.

Formación ante México.

Estadio donde se disputó el partido frente a México.

Por los cuartos de final Argentina debía enfrentar al anfitrión, Alemania, que había clasificado tras derrotar a Suecia por 2:0. Argentina comenzó dominando la posesión del balón durante todo el primer tiempo, como en buena parte del partido. Sin embargo no se mostró tan contundente en la finalización de las jugadas, presentando poco peligro para el arco de Jens Lehmann.

A los pocos minutos del segundo tiempo, el seleccionado argentino consiguió ponerse en ventaja tras un remate de cabeza por parte de Roberto Ayala. A partir de ese momento Alemania se adelantó y comenzó a presionar en el campo rival, lo que dio resultado en el minuto 80 cuando Miroslav Klose consiguió empatar el encuentro y llevarlo a tiempo suplementario.

Durante el alargue la ventaja fue para la selección argentina, que tuvo mayor posesión de balón. Sin embargo no puedo convertir, y tras el empate en tiempo suplementario, el partido debía definirse por penales. Allí tanto Ayala como Cambiasso fallaron sus penales y Alemania obtuvo su pase a la Semifinal tras ganar la definición desde los doce pasos por 4:2. La curiosidad del partido la produjo el arquero Jens Lehmann quien consultaba antes de cada penal ejecutado por el equipo argentino una lista que tenía guardada en una media. Posteriormente, el cuerpo técnico alemán reconoció que había estudiado a los pateadores argentinos durante años, y que ese papel contenía la información detallada de cada jugador. Sin embargo, posteriormente la lista fue dada a conocer y sólo dos de los cinco tiros fueron efectivamente predichos; los restantes jugadores de la lista no participaron en el lanzamiento de penales.

Al final del encuentro se produjo un altercado entre jugadores argentinos y alemanes en el cual Leandro Cufré golpeó a Per Mertesacker, lo que produjo que el árbitro, Lubos Michel, lo expulsara. Además, el Comité de Disciplina de la FIFA dispuso, luego de analizar la imágenes de televisión, sancionar por cuatro fechas a Cufré y a Maximiliano Rodríguez, quien había golpeado a Bastian Schweinsteiger, multándolos además con 10.000 y 5.000 francos suizos, respectivamente.

Formación ante Alemania.

Estadio donde se disputó el partido frente a Alemania.

Referencias: PJ: partidos jugados. PG: partidos ganados. PE: partidos empatados. PP: partidos perdidos. GF: goles a favor. GC: goles en contra. Dif: diferencia de goles. Rend: rendimiento.

Referencias: PJ: partidos jugados. Min: minutos jugados. Asist: asistencias. Prom.: goles recibidos por partido. : goles. : expulsiones. : amonestaciones.

Tabla confeccionada a partir de los criterios utilizados para elegir la Bota de oro.

Referencias: GF: goles a favor. AST: asistencias. MINP: minutos jugados.

Al principio



Maxi Rodríguez

Maximiliano Rubén Rodríguez es un futbolista argentino (también con nacionalidad italiana) que juega en el Club Atlético de Madrid en España. Nació en Rosario (Provincia de Santa Fe), el 2 de enero de 1981.De chico concurrió a la escuela San Francisco Solano, en la cual se le rindió homenaje tras jugar el mundial de fútbol de Alemania 2006, había un cartel grande que decía Maxi venía a mi escuela y un dibujo haciéndole el gol a México, también Martín Marinkovich campeón de karts de Argentina concurría a este mismo colegio. Juega de delantero (aunque también puede hacerlo de Centrocampista) y su primer equipo fue Newell's Old Boys de Rosario.

Ha jugado desde joven en la liga argentina de fútbol con el Newell's Old Boys. Con este equipo juega tres temporadas.

En 2002 llega a la liga española de fútbol para jugar en el RCD Español. Su debut en la Primera división de la liga española se produjo el 2 de septiembre de 2002 en el partido Real Madrid 2 - 0 RCD Español.

Maximiliano Rodríguez consiguió marcar el gol número 2000 del RCD Español como equipo local en liga.

En la temporada (04 - 05) ha disputado 37 partidos de liga y ha marcado 15 goles.

En la temporada (05 - 06) fichó por el Atlético de Madrid y anotó 10 goles en el campeonato liguero y 1 gol en Copa del Rey.

En la temporada (06 - 07) marcó 6 goles en liga, únicamente habiendo disputado 6 partidos y perdiéndose el resto por una lesión en el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda.

Inspirándose en su apodo ha sido creada una peña aficionada del Atlético de Madrid que lleva su seudónimo: "La Fiera".

Fue nombrado capitán del Atlético ante la baja de Fernando Torres, tras el fichaje de éste por el Liverpool.

En el Mundial de Alemania 2006, marcó 3 goles en 4 partidos jugados. Tras debutar en un mundial jugando contra Costa de Marfil el 10 de junio de 2006, marca su primer gol en un mundial seis días más tarde, anotando el primer tanto de la goleada de Argentina ante Serbia y Montenegro por 6 a 0, partido en el que también marcaría un segundo gol. Luego anotaría su tercer gol en la victoria por 2 a 1 ante México en Octavos de Final, siendo elegido el jugador del partido por la FIFA. Ese gol fue además elegido como el mejor de la competición, según una votación oficial hecha mediante Internet entre los aficionados. En los cuartos de final contra Alemania, sin embargo, fue sancionado por la FIFA con dos partidos por una agresión contra el jugador alemán Bastian Schweinsteiger tras la finalización del encuentro, cuando éste celebraba la clasificiacion burlándose frente a los jugadores argentinos.

Ha jugado 30 partidos con la selección, convirtiendo 9 goles, el penúltimo en un amistoso contra Escocia, siendo el único gol del encuentro; además en el debut de Diego Maradona como director técnico de la selección.

En el 2007 fue convocado por Alfio Basile para jugar la Copa América 2007, pero una lesión lo dejó afuera de la lista.

En el 2005 formó parte del plantel argentino que salió subcampeón en esta copa, perdiendo en la final contra Brasil.

Al principio



Copa Mundial de Fútbol de 2006

Teamgeist, balón diseñado especialmente para la Copa Mundial de Fútbol de 2006

La Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006™ (FIFA Fussball-Weltmeisterschaft Deutschland 2006™, en alemán) fue la XVIII edición de la Copa Mundial de Fútbol. Esta edición del evento se realizó en Alemania, entre el 9 de junio y el 9 de julio de 2006, siendo la segunda oportunidad en que dicho país organizaba este evento tras el campeonato realizado en 1974 en la entonces Alemania Occidental.

Para este torneo, 197 selecciones (casi la totalidad de las pertenecientes a la FIFA) participaron en las rondas clasificatorias, alcanzando un nuevo récord histórico de participantes. De éstos, 32 equipos participaron en la fase final del torneo.

El campeonato, que se inició el 9 de junio en el nuevo estadio Allianz Arena de Múnich, estuvo compuesto de dos fases: en la primera, se conformaron 8 grupos de 4 equipos cada uno, avanzando a la siguiente ronda los dos mejores de cada grupo. Los 16 equipos clasificados se enfrentaron en partidos eliminatorios hasta que los equipos de Italia y Francia se enfrentaron en la final realizada en el Estadio Olímpico de Berlín. Tras empatar 1:1 en el tiempo regular, se realizaron tiros penales para dirimir al nuevo campeón, hecho que solamente había ocurrido previamente en la Copa Mundial de Fútbol de 1994. En esta instancia, el equipo de Italia obtuvo por cuarta vez el trofeo tras derrotar al combinado galo por 5:3.

El torneo, que fue seguido por una audiencia acumulada a lo largo de todo su desarrollo superior a los 3,2 mil millones de personas en 207 países (convirtiéndolo en uno de los eventos mundiales más vistos en la historia), ha sido considerado como uno de los mejores en la historia, no solo debido a la organización del torneo sino también al ambiente alrededor de éste, reflejando el lema: "El mundo entre amigos".

En el ámbito deportivo, esta versión de la Copa Mundial demostró nuevamente la supremacía de los equipos europeos jugando en su continente en desmedro de sus rivales sudamericanos (solamente en la Copa Mundial de Fútbol de 1958 un equipo de América ganó en el Viejo continente). El torneo, además, presentó una de las tasas de goles más bajas en la historia y rompió el récord del Mundial con mayor número de tarjetas amarillas y rojas.

La idea de realizar por segunda vez una Copa Mundial en Alemania surgió en el comité general de la Deutscher Fußball-Bund, en noviembre de 1992. El presidente de dicha asociación Egidius Braun, y el director de prensa Wolfgang Niersbach fueron los más entusiastas promotores de la idea, que concitó apoyo tanto dentro del país como en algunas asociaciones internacionales cercanas. A fines de 1996, uno de los íconos del deporte alemán, Franz Beckenbauer, se integró al equipo y desde 1998 lideró el comité de la candidatura.

Alemania presentó oficialmente su candidatura junto a las de Brasil, Inglaterra, Marruecos y Sudáfrica. Sudáfrica figuraba como la favorita debido al planteamiento de rotación continental: se esperaba que África albergara por primera vez un Mundial. Siguiendo un planteamiento similar, Corea del Sur y Japón habían sido previamente elegidos para organizar el torneo de 2002 por primera vez en tierras asiáticas.

El sorteo se realizó en Zúrich, el 7 de julio de 2000. Brasil retiró su candidatura tres días antes y apoyó oficialmente a Sudáfrica, que también recibió el apoyo del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, aupado a dicho puesto gracias al apoyo unánime de la CAF. "¡Hagamos historia! Llevemos el Mundial a África", dijo el presidente de la FIFA momentos antes de la votación. En la primera vuelta, Marruecos obtuvo 3 votos contra 5 de Inglaterra, 6 de Sudáfrica y 10 de Alemania, y quedó eliminado. En la ronda siguiente se descartó la candidatura de Inglaterra, que obtuvo 2 votos mientras los restantes participantes empataban a 11. En la última votación, los pronósticos auguraban un empate a 12 votos, lo que habría dejado la decisión en manos de Blatter, quien se habría presumiblemente decantado por la candidatura sudafricana. Sin embargo, la votación terminó con 12 votos para Alemania, 11 para Sudáfrica y una abstención del representante neozelandés, Charles Dempsey.

La elección de Alemania como sede, desplazando a Sudáfrica (que obtendría finalmente la organización de la Copa Mundial de Fútbol de 2010), se debió a diversos factores. Uno de ellos es la disputa por el número de cupos de Asia para la Copa Mundial de 2002; Blatter en dicha situación apoyó mantener el número en cuatro mientras que el presidente de la UEFA propuso un quinto puesto de repechaje, que fue finalmente aceptado. Durante la votación, los cuatro representantes asiáticos apoyaron en bloque la candidatura europea en detrimento de la defendida por Blatter. Además, Dempsey, que había votado a favor de Inglaterra, fue supuestamente convencido por los delegados de Asia para abstenerse.

La polémica con respecto a la decisión de Dempsey aumentó cuando se difundió el rumor de que había recibido sobornos por parte de los alemanes. Dicha situación se aclaró finalmente: el origen del rumor parece haber sido una carta de la revista alemana de humor Titanic enviada a diversos delegados (entre ellos, Dempsey) ofreciéndoles un reloj cucú y jamón a cambio de su voto por Alemania.

197 equipos de las 204 federaciones miembros de la FIFA se inscribieron para participar en el torneo. De ellos, 32 participaron en la fase final. Las clasificatorias para la Copa Mundial se realizaron entre el 6 de septiembre de 2003 y el 15 de noviembre de 2005.

Por primera vez, la selección que defendía el título (en este caso, Brasil) debió participar en el proceso clasificatorio. Alemania mantuvo su derecho de organizador y se clasificó automáticamente. Los 31 cupos restantes se repartieron a las 6 confederaciones internacionales que realizaron distintos torneos clasificatorios: Finalmente, se clasificaron 14 equipos de la UEFA, 4 de la CONCACAF (incluyendo uno a través del repechaje con la CAF), 4 de la CONMEBOL, 4 de la AFC, 5 de la CAF y uno de la OFC (incluyendo uno a través del repechaje con la CONMEBOL).

De los 32 equipos, 8 se presentaron por primera vez en una fase final, aunque cabe destacar que República Checa y Serbia y Montenegro ya habían participado, como sucesores de facto de los seleccionados de Checoslovaquia y Yugoslavia, respectivamente.

Para la realización del torneo, el 9 de diciembre de 2005 se realizó un sorteo que determinó la distribución de los equipos en los ocho grupos de primera ronda, en la ciudad de Leipzig.

La organización del torneo quedó a cargo de un comité (Organisationskomitee, abreviado OK) presidido por Franz Beckenbauer. Horst Schmidt, con el cargo de primer vicepresidente, quedó a cargo de la organización de las sedes y estadios, seguridad, financiamiento, transporte y administración. Wolfgang Niersbach, segundo vicepresidente, ofició de jefe de prensa y encargado de publicidad, información y tecnología. Theo Zwanziger administró los asuntos legales y los recursos humanos, mientras que los asuntos de cultura y arte, mercadotecnia, turismo y alojamientos estuvieron a cargo de Fedor Radmann.

El Comité Organizador quedó formado por 14 miembros y un comité supervisor de 10. A este grupo se sumaron los embajadores deportivos: Jürgen Klinsmann, Oliver Bierhoff, Karl-Heinz Rummenigge y Rudi Völler. Posteriormente se sumaron 15 nuevos embajadores en representación de las diferentes ciudades sedes.

12 ciudades de entre un total de 20 postulantes fueron elegidas sedes, quedando descartadas algunas como Bremen, Düsseldorf, Mönchengladbach, Bochum y Duisburgo. En las ciudades seleccionadas, los estadios comenzaron a prepararse poco tiempo después. Mientras que algunos se sometieron a arreglos menores, muchos debieron ser completamente restaurados y algunos fueron construidos especialmente.

Cada estadio remodelado necesitó una inversión que varió entre los 48 y 280 millones de euros. Además, se gastaron más de 1.380 millones de euros en la construcción de nuevos estadios. El costo superó ampliamente lo gastado durante el torneo de 1974, durante el cual se desembolsaron apenas 242 millones de marcos (aproximadamente 121 millones de euros) para la habilitación de todos los centros deportivos.

Muchos estadios tienen nombres de empresas auspiciadoras, como el Allianz Arena, uno de los estadios nuevos, que albergó el primer partido del torneo. Sin embargo, la FIFA prohíbe este tipo de nombres, por lo que la mayoría de los estadios se llamaron "Estadio de la Copa Mundial" durante la realización del torneo. Estos recintos aparecen indicados en cursiva en la tabla siguiente.

Cada selección se establece durante su participación en el torneo en un "cuartel", un conjunto de establecimientos deportivos para su alojamiento y entrenamiento, los que en general se ubican en pequeñas localidades y corresponden a exclusivos recintos de lujo. En esta oportunidad, sólo los combinados de Alemania y Ucrania prefirieron hospedarse en los territorios de la antigua Alemania Oriental, mientras las 30 selecciones restantes lo hicieron en el sector occidental. Los estados de Schleswig-Holstein y del Sarre, en cambio, no albergaron a ningún equipo.

Previamente, el Comité Organizador recibió cerca de 300 propuestas de diferentes hoteles y recintos deportivos. De éstos, 110 pasaron los requisitos mínimos y fueron ofrecidos a las selecciones.

La FIFA eligió 23 árbitros profesionales de un total de 44. De éstos, el guatemalteco Carlos Batres, el griego Kyros Vassaras y el español Manuel Mejuto González renunciaron por problemas de salud, y fueron substituidos por el italiano Roberto Rosetti, el español Luis Medina Cantalejo y el mexicano Marco Antonio Rodríguez. Por otro lado, el árbitro italiano Massimo De Santis fue suspendido por la FIFA debido a las irregularidades acontecidas en la temporada 2005/06 de la liga italiana, mientras el árbitro jamaiquino Peter Prendergast se lesionó días antes del inicio del evento. Ninguno de los dos árbitros fue reemplazado, por lo que la lista quedó finalmente reducida a 21.

Los 32 equipos que participan en la fase final se dividen en ocho grupos de cuatro equipos cada uno. Dentro de cada grupo cada equipo juega tres partidos, uno contra cada uno de los demás miembros del grupo. Según el resultado de cada partido se otorgan tres puntos al ganador y ninguno al perdedor, en caso de empate se otorga un punto a cada equipo.

La segunda ronda incluye todas las fases desde los octavos de final hasta la final. El ganador de cada partido pasa a la siguiente fase, y el perdedor queda eliminado. Los equipos perdedores de las semifinales juegan un partido por el tercer y cuarto puesto. En el partido final el ganador obtiene la Copa del Mundo.

Si luego de los 90 minutos de juego el partido se encuentra empatado se juega un tiempo extra de dos etapas de 15 minutos cada una. Si el resultado sigue empatado tras este tiempo extra el partido se define por una tanda de cinco tiros penales. El equipo que menos falle será el ganador. Si después de esta tanda de penales siguen ambos equipos empatados se recurre a la ejecución de un nuevo tiro por cada equipo, repitiéndose hasta que un equipo aventaje al otro habiendo ejecutado ambos el mismo número de tiros.

En los octavos de final, la supremacía europea se hizo presente con Alemania, Italia, Inglaterra, Portugal y Ucrania, quienes se clasificaron junto a los favoritos Argentina y Brasil. La primera sorpresa de la ronda fue la eliminación de España ante Francia, que había tenido una complicada clasificación en la primera rueda.

Durante los cuartos de final, los principales favoritos fueron eliminados. Alemania se clasificó para las semifinales luego de derrotar por penales tras un intenso encuentro a la Argentina. A medida que el combinado germano avanzaba, la confianza del pueblo en el equipo comenzó a crecer enormemente, generando un clima de patriotismo en el país pocas veces visto anteriormente, lo que se reflejaba por una enorme cantidad de banderas que flameaban en el país. Inglaterra quedó fuera del torneo tras perder ante Portugal, mientras que Francia derrotó fácilmente a una disminuida selección de Brasil, que a pesar de todos los pronósticos, no mostró su alto nivel de juego a lo largo de todo el torneo. El único resultado que estaba dentro de las probabilidades fue la holgada victoria italiana sobre la debutante Ucrania.

Alemania e Italia se enfrentaron en semifinales en uno de los partidos más emocionantes del torneo. Cuando todo indicaba que ambos equipos irían a la definición desde los doce pasos, Italia logró un gol a los 118' que dejó agonizando a los alemanes, lo que permitió una nueva anotación un minuto antes del final. A pesar de la eliminación, el apoyo del público alemán al equipo se mantuvo hasta la definición del tercer lugar ante Portugal, que fue derrotado por Francia tras un penalti de Zinedine Zidane, el capitán galo que había reaparecido en este torneo, y que sería el último de su carrera. Alemania derrotó por 3:1 a Portugal y obtuvo el tercer puesto del torneo.

La final, disputada el 9 de julio de 2006 en el Olympiastadion de Berlín, enfrentó a Italia y Francia, reeditando así la final de la Eurocopa 2000 ganada por Francia. Los galos se pusieron en ventaja tempranamente con un penalti de Zidane, pero Marco Materazzi igualaría el marcador minutos después. Francia, aunque dominó gran parte del partido, no logró derrotar al arquero Gianluigi Buffon. A los 110', en una polémica situación, Materazzi insultó a Zidane y éste regresó donde el italiano, pegándole un cabezazo en el pecho, lo que provocaría su expulsión y posteriormente, una investigación realizada por la FIFA. Sin su capitán, Francia se replegó y el partido terminó empatado 1:1. En la tanda de penaltis, David Trézéguet erró su tiro, lo que le costó el campeonato. Así, Italia se coronó por cuarta vez como campeón mundial de fútbol.

El torneo se caracterizó por una supremacía de Europa: los cuatro semifinalistas provenían de ese continente, hecho que sólo se repitió en 1934, 1966 y 1982. A pesar de la calidad de favoritos que tenían Brasil (ganador no sólo de la Copa Mundial de 2002, sino que también de la Copa América 2004 y Copa Confederaciones 2005) y Argentina, la tradición de que los sudamericanos no puedan alcanzar el campeonato en tierras europeas (a excepción de 1958) no se pudo quebrar. En la Copa también quedó demostrada la superioridad de los equipos tradicionales; a diferencia de 2002, donde equipos como Senegal y Estados Unidos llegaron a cuartos de final, y Turquía y Corea del Sur a semifinales, en Alemania 2006, todos los equipos de cuartos de final son de larga historia de éxitos. De los ocho equipos de cuartos de final, seis fueron campeones mundiales y uno obtuvo el tercer lugar; Ucrania sería la excepción, pero fue parte de la poderosa selección de la Unión Soviética, que alcanzó también el tercer lugar.

El alto número de amonestaciones también fue una característica del torneo: 345 tarjetas amarillas y 28 tarjetas rojas, destacando el partido Portugal vs. Países Bajos, en el que cuatro jugadores fueron expulsados y se mostraron 16 tarjetas amarillas. Aunque no fueron determinantes como en 2002, los errores arbitrales también fueron un punto en contra del desarrollo del torneo, como las tres tarjetas amarillas de Josip Šimunić o el polémico penal en el minuto 93' durante Italia vs. Australia. El torneo también presentó una bajísima tasa de anotaciones, con solo 147 goles. Alemania 2006 promedió 2,297 goles por partido, la segunda cifra más baja del torneo, superando únicamente los 2,212 goles de Italia 1990.

El jugador que hubiese convertido la mayor cantidad de goles (GF) durante el torneo recibiría el Premio Bota de Oro. En caso de existir una igualdad en esa cantidad, se desempataría mediante la cantidad de asistencias (AST). En caso de proseguir el empate, se haría acreedor del premio quien hubiese jugado la menor cantidad de minutos durante el torneo (MINP). En esta edición del torneo, el ganador fue el alemán Miroslav Klose al convertir 5 tantos. El segundo y tercer lugar fueron para el argentino Hernán Crespo y el brasileño Ronaldo, respectivamente. Estos dos jugadores, junto a Zinedine Zidane, quedaron igualados en la cantidad de goles y asistencias, pero el argentino obtuvo el segundo puesto ya que jugó la menor cantidad de minutos. Esta Copa del Mundo tuvo la particularidad de ser la única hasta el momento en la cual ningún jugador marcó una tripleta o hat-trick.

El Premio Balón de Oro Adidas es entregado por la FIFA al mejor jugador del torneo. Para esto, el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA eligió a 10 candidatos: los franceses Zinedine Zidane, Thierry Henry y Patrick Vieira, los alemanes Michael Ballack y Miroslav Klose, el portugués Maniche y los italianos Andrea Pirlo, Fabio Cannavaro, Gianluca Zambrotta y Gianluigi Buffon.

El día 10 de julio, los periodistas acreditados votaron para elegir al ganador del premio de entre los 10 candidatos propuestos. Tras la votación salió elegido Zinedine Zidane a pesar de su polémica expulsión durante la final del torneo.

Por primera vez en la historia, la FIFA instituyó el Premio Gillette al Mejor Jugador Joven para aquellos jugadores nacidos desde el 1 de enero de 1985 en adelante. A través del sitio web oficial del torneo, se seleccionó a tres candidatos y otros tres fueron elegidos por el Grupo de Estudios Técnicos de la FIFA. La página recibió 966.513 votos, gracias a los cuales se escogió a Luis Valencia, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi como los tres primeros candidatos, mientras que el GET eligió a Lukas Podolski, Tranquillo Barnetta y Cesc Fàbregas. Finalmente, sería el polaco nacionalizado alemán Podolski el valorado como mejor jugador joven del torneo.

La página web oficial del torneo realizó una encuesta para elegir al equipo más entretenido de la competición. Con el 45% de los votos, Portugal obtuvo dicha distinción, superando a la campeona Italia que alcanzó el 44%. Alemania, Argentina y Francia obtuvieron solamente el 3%, mientras que Brasil recibió cerca del 2% de las preferencias.

Por otro lado, las selecciones de Brasil y España recibieron el Premio FIFA al Juego Limpio por ser las selecciones con menor número de amonestaciones de entre las clasificadas para la segunda ronda del torneo.

En tanto, el arquero italiano Gianluigi Buffon, uno de los principales artífices de la obtención del cuarto título mundial para la Squadra Azzurra, recibió el Premio Lev Yashin al mejor portero del torneo.

La FIFA diseñó una nómina con el equipo estelar, compuesto por 23 jugadores que se destacaron a lo largo de la competición. Entre los elegidos se encuentran siete jugadores de la selección ganadora del torneo, Italia, cuatro representantes de las selecciones francesa, alemana y portuguesa, dos jugadores de la selección argentina, un jugador de Brasil y otro de Inglaterra.

Simultáneamente al torneo, se realizaron diversas campañas de carácter social, algunas dirigidas por la propia FIFA. Diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos se integraron a la Campaña FIFA Fair Play para apoyar el respeto a los derechos de los trabajadores por las empresas patrocinadoras del evento. La misma FIFA apoyó la campaña en contra del racismo, especialmente tras diversos hechos violentos con dicha motivación en Alemania durante las semanas previas al inicio del evento, y la campaña Green Ball en favor de la protección del medio ambiente durante el desarrollo de la Copa.

Como parte de las celebraciones del evento, entre agosto y septiembre de 2006 se desarrolló por cuarta vez la Copa Mundial de Fútbol de personas con discapacidad mental, que contó con 16 equipos participantes. El inicio del torneo fue en Dortmund, y la final en Fráncfort.

Para la organización de la Copa Mundial, se necesitó una gran cantidad de voluntarios provenientes de diferentes países. Más de 50.000 personas presentaron su currículo, y aproximadamente 15.000 fueron seleccionados (entre 1.000 y 1.200 voluntarios por ciudad sede). Estos voluntarios provenían de 168 países distintos y un 68% eran personas menores de 30 años. Algunos de los requisitos mínimos era ser mayor de edad y saber hablar con fluidez alemán e inglés.

Para financiar los costos del evento, FIFA permitió el patrocinio de diversas empresas, lo que le permitió recaudar más de €700 millones, ya que cada uno de los "patrocinadores oficiales" pagó €40 millones, y los "patrocinadores nacionales", €13 millones. Además, se ingresaron €1.900 millones en concepto de publicidad. Los patrocinadores del evento fueron Adidas, Budweiser, Avaya, Coca-Cola, Continental, Deutsche Telekom, Emirates, Fujifilm, Gillette, Hyundai, MasterCard, McDonald's, Philips, Toshiba y Yahoo!. Esta larga lista de auspiciadores generó diversas críticas, y la FIFA fue acusada de "mercantilizar" el torneo, por lo que la organización anunció que reduciría el número de patrocinadores para los próximos eventos.

La venta de entradas también fue uno de las principales formas de financiamiento del evento. Las más baratas costaron €35 para los partidos de la primera fase (12 euros menos que una entrada similar para Corea-Japón 2002), y se elevaron hasta los € 600 para el partido final. Estas entradas además permitían la movilización de los turistas dentro de las ciudades sedes. De los 3,2 millones de tickets disponibles, solo 1,12 millones fueron puestos a la venta a través de Internet, mientras que las entradas restantes fueron distribuidas a los patrocinadores y a las federaciones miembros de la FIFA.

En la primera etapa de venta, realizada entre el 1 de febrero y el 31 de marzo de 2005, más de un millón de personas de 195 países presentaron ofertas para los 812.000 tickets disponibles. En total, se realizaron 8,7 millones de órdenes de compra, de las cuales 6,25 millones se realizaron de Alemania; en resumen, de 10 tickets ofertados, solo 1 estaba disponible. Es más, la demanda superó con creces la oferta disponible tan solo horas después del inicio del periodo de venta. Para resolver este problema, se decidió sortear las entradas bajo supervisión notarial, el 15 de abril de 2005.

Las entradas contaban con un complejo sistema de identificación que impedía su transferencia, como forma de evitar el mercado negro y la reventa de entradas. El sistema RFID incorporado a la entrada incluía diversos datos relacionados con el portador, pero no información personal de éste. Sin embargo, esto motivó que mucha gente no pudiese comprar entradas, lo que, sumado a la dificultad de implementar revisiones a más de 50.000 personas que ingresaban en promedio por partido, obligaron a la suspensión de estas medidas.

La Copa Mundial de Fútbol es uno de los eventos más importantes del mundo, por lo que la cobertura del torneo es una de las más grandes realizadas. Para este fin, más de 14.000 personas participaron en la transmisión y difusión del campeonato. El "Centro internacional de transmisiones" fue localizado en Múnich.

Sin duda, el principal medio utilizado fue la televisión, la cual transmitió por primera vez el evento completo en calidad HDTV. Los derechos de transmisión, pertenecientes a Infront AG, fueron vendidos a diversas cadenas de 205 países. En total, se calcula una audiencia total que supera los 30 mil millones de personas, que rompió marcas históricas de transmisión en diversos países, especialmente en aquellos que obtuvieron una buena participación deportiva. Por ejemplo, los partidos disputados por Australia, un país sin tradición futbolística, durante la madrugada fueron vistos por más de 2 millones de personas, convirtiéndose en el programa más visto del año hasta el momento. A diferencia de lo que ocurre en televisión, en la radiodifusión es casi imposible licenciar los derechos para retransmitir algún partido, por lo que la FIFA vendió los derechos para ser "radio transmisora oficial".

Una de las principales novedades introducidas durante la Copa Mundial de Fútbol de 2006 fue la instalación de los llamados Fanfests. Debido a la reducida cantidad de entradas disponibles, el Comité Organizador propuso la idea de realizar eventos gratuitos al aire libre para la transmisión de los diversos partidos, llegando a un acuerdo con Infront AG y la FIFA en enero de 2005.

Cualquier municipio o ciudad podía realizar un evento público para ver los partidos del Mundial sin costo alguno, al igual que organizaciones cuya transmisión se realizara sin fines de lucro, como iglesias, hospitales e incluso restaurantes. Si dichos encuentros eran auspiciados por empresas que no fueran rivales directos de las empresas patrocinadoras oficiales, se permitía la transmisión pero solo previo pago de los derechos.

Sin embargo, la propia FIFA y sus patrocinadores fueron quienes organizaron las más importantes de estas transmisiones. Los llamados fanfests ("fiesta de fans", en alemán) se ubicaron en las 12 ciudades sedes y atrajeron a una gran cantidad de público, que superaba con creces a la cantidad de aficionados en los propios estadios. Estos eventos se realizaron en diversos lugares: Múnich lo ubicó en los jardines de su Estadio Olímpico, Berlín construyó el Adidas Arena y Fráncfort colocó una pantalla gigante en una isla artificial sobre el río Meno de tal forma que se pudiese ver desde ambas riberas.

Las fanfests generaron un gran ambiente festivo en relación con la competición, logrando uno de los éxitos más importantes de toda la organización del torneo. De hecho, el Comité Organizador de la Copa Mundial de Fútbol de 2010 anunció que repetirá la experiencia.

La celebración de la XVIII Copa Mundial propició una serie de eventos culturales, aprovechando la importante plataforma mediática que aportaba el torneo, en Alemania como fuera del país, principalmente a través del Goethe-Institut, que realizó exposiciones de la historia del fútbol en 127 países.

Diversas obras de arte se instalaron en Alemania en conmemoración del evento, como el Fußball Globus, una instalación móvil con forma de balón que recorrió las 12 ciudades sedes y en la que se realizaron encuentros de poesía, reuniones de literatura y foros de discusión. Durante la noche, además, la forma del balón se iluminaba dibujando la forma de los continentes alrededor de la obra.

Otro proyecto realizado fue el Walk of Ideas (Paseo de las ideas), una serie de seis esculturas colocadas en las principales ciudades de Alemania que representaban algunos de los aportes de dicho país a la historia de la humanidad. Las seis esculturas representaban el zapato de fútbol, los avances de la medicina, la imprenta, la música clásica, el automóvil y la teoría de la relatividad.

En Frankfurt, durante los días previos al Mundial, los rascacielos de la ciudad fueron iluminados con imágenes y videos de algunos hechos históricos del fútbol, como parte del proyecto Skyarena.

Durante los meses previos, el Comité Organizador había planeado para el 7 de junio (dos días antes del primer encuentro deportivo) una ceremonia inaugural con diversos artistas, entre los que destacaban David Bowie, Van Morrison, Brian Eno y Paul Simon. Esta ceremonia no llegó a realizarse como estaba previsto, a causa de la decisión de la FIFA, para evitar daños al césped del Estadio Olímpico de Berlín. Al igual que en torneos anteriores, la ceremonia de apertura se realizó antes del partido inaugural en Múnich. Tuvo una duración de 15 minutos, durante los cuales se presentaron diversos bailarines vestidos con tenidas típicas de Baviera y que contó con la presencia de futbolistas de los equipos campeones del Mundial a lo largo de su historia. Durante la final del torneo, se presentaron, además, Plácido Domingo y Shakira.

En el ámbito musical, durante el torneo se lanzó el disco Voices from the FIFA World Cup, con temas de diversos artistas de diferentes partes del mundo.

Fueron elegidos una serie de símbolos para representar la competición. Sin lugar a dudas, el símbolo más representativo es el logo del torneo, conocido como Las caras alegres del fútbol (Ver foto). El emblema, presentado oficialmente el 12 de febrero de 2003 fue creado por la agencia británica Whitehouse, también encargada de realizar el emblema del torneo previo. Intentando emular la representatividad de los anillos olímpicos, la FIFA decidió adoptar el diseño estilizado del Trofeo FIFA, presente en el logo de 2002, como símbolo universal del torneo, incorporándolo oficialmente por primera vez al logo de Alemania 2006. Junto a este símbolo, aparecen tres caras sonrientes (que forman el número 06) en concordancia al lema del torneo.

Die Welt zu Gast bei Freunden ("El mundo entre amigos", en español) fue elegido como lema oficial del torneo y presentado el 12 de noviembre de 2002. El objetivo del lema era dar la sensación de calidez al resto de los países del mundo en contraste con el tradicional estereotipo de la frialdad germana. Durante la candidatura, el lema fue Wir sehen uns im Herzen Europas, que en español equivale a "Nos vemos en el corazón de Europa".

Para la elección del cartel se realizó un concurso al que se presentaron cerca de 900 diseños. Un comité evaluó estas propuestas y eligió cinco diseños del japonés Makoto Saito y de las agencias alemanas de publicidad Friedhelm Grabowski Kommunikatios-Design, Cyan, We Do Communication GmbH y Schaffhausen Communication Group. Más de 50.000 votos del pueblo alemán se recibieron a través de sms y llamadas telefónicas para elegir al póster oficial, que resultó el diseñado por We Do Communication, que consta de una imagen del cielo nocturno en el que las estrellas forman una constelación con forma de balón de fútbol. De acuerdo a sus creadores, el afiche representa las estrellas que todos los futbolistas desean alcanzar.

El himno oficial del torneo fue la canción Zeit, dass sich was dreht (Celebrate the day) interpretada por Herbert Grönemeyer y la participación del dúo maliense Amadou & Mariam, en tanto que la canción oficial, la balada Time of our lives, fue interpretada por Il Divo junto a Toni Braxton. Además, el popular tema de Shakira Hips don't lie (Bamboo version) fue seleccionado para oficiar como melodía oficial del torneo, introductoria a las transmisiones de los 64 partidos en todo el mundo.

Como ha sido tradición desde la Copa Mundial de Fútbol de 1966, se escogió una mascota. En esta oportunidad se eligió a Goleo VI, una marioneta de un león antropomórfico vestido con la camiseta blanca de la selección alemana, al que acompaña Pillie, un balón parlante. La elección de Goleo VI generó controversia, entre otras razones por la elección de un león, un animal comúnmente asociado con la tradicional "rival" de Alemania, Inglaterra, en desmedro del águila, el animal típico del país. A esto se sumaron las bajas ventas del merchandising asociado a la figura: la empresa que tenía los derechos de venta de Goleo VI se declaró en quiebra luego de que las ventas alcanzaran apenas los 14 millones de euros, cuando se habían presupuestado más de 30 millones.

Al principio



Source : Wikipedia