Mariano Rajoy

3.3901310717058 (1297)
Publicado por t800 24/03/2009 @ 12:25

Tags : mariano rajoy, partido popular, partidos politicos, política

últimas noticias
Zapatero gana el debate a Rajoy por 23 puntos en plena crisis ... - El País (España)
... Sociológicas (CIS), realizada los días 13 y 14 -justo al término de las maratonianas sesiones en el Congreso-, concluye que, a ojos de los ciudadanos, el presidente ganó el debate por más de 23 puntos sobre el líder del PP, Mariano Rajoy....
Rajoy revalida su fe en Camps al darle "pleno y absoluto apoyo" - El Periódico de Catalunya
Esta convicción llevó ayer al presidente del partido, Mariano Rajoy, a poner la mano en el fuego por uno de los pocos barones populares que siempre ha estado a su lado. En una entrevista en la COPE, Rajoy expresó el "pleno, total y absoluto apoyo del...
Zapatero ganó a Rajoy en el Debate sobre el estado de la Nación ... - Diario de Sevilla
José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, durante una de sus intervenciones en el debate de la Nación. · EFE El líder del PP, Mariano Rajoy ha perdido por cuarta vez consecutiva el debate sobre el estado de la Nación, según las encuestas realizadas...
Blanco reprocha a Rajoy que se esconda y no dé cuentas de la ... - ADN.es
El vicesecretario general del PSOE y ministro de Fomento, José Blanco, ha emplazado al líder del PP, Mariano Rajoy, a que dé explicaciones del "caso Gürtel", que se ha convertido en la "pandemia G", y le ha reprochado que se esconda "debajo del ala de...
Zapatero firmará un pacto con agentes sociales sobre un nuevo ... - ABC.es
El presidente del Gobierno ha asegurado que el PP "oculta sus verdaderas intenciones" porque su presidente, Mariano Rajoy, "habla de reforma laboral, de pensiones o de educación, sin decir qué quiere". "Se les intuye y se les nota que no se atreven a...
Rajoy o Mayor Oreja, el 1 de junio en Santander - El Diario Montañés
El próximo 1 de junio estará en Cantabria o bien el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, o el cabeza de lista a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja. Así lo anunció ayer el líder del PP cántabro, Ignacio Diego, quien precisó que la...
Rajoy pide un indicador para las ayudas al almacenamiento de 2,20 ... - Ideal Digital
Ese fue el mensaje que lanzó ayer una y otra vez el presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy, durante su visita ayer a la capital, en un acto celebrado en la Institución Ferial con motivo de su visita a la Feria Expoliva....
Rajoy cree que la anulación de la lista de Iniciativa ... - ABC.es
El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, consideró hoy que la anulación por parte del Tribunal Supremo (TS) de la candidatura de Iniciativa Internacionalista-La Solidaridad entre los Pueblos (II-SP) a las elecciones al Parlamento Europeo...
Rajoy pide a la Ertzaintza defender a todos los ciudadanos "voten ... - Europa Press
El presidente del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, pidió hoy a la Ertzaintza que defienda a todos los ciudadanos "sean quienes sean y voten lo que voten", y aseguró que dará su apoyo al Gobierno vasco ante un posible complot de mandos de la policía...

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy

Mariano Rajoy Brey (Santiago de Compostela, 27 de marzo de 1955) es un político español. Fue ministro de España en diversas carteras entre 1996 y 2003 y vicepresidente del Gobierno de 2000 a 2003. Actualmente es el presidente del Partido Popular y el principal líder de la oposición durante la VIII y IX Legislatura de España.

Rajoy es nieto de uno de los redactores del Estatuto de autonomía de Galicia en 1932 que fue apartado de la docencia universitaria por la dictadura hasta principios de los cincuenta y es hijo del presidente de la Audiencia Provincial de Pontevedra, ciudad donde creció.

Licenciado en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela, comenzó a preparar las oposiciones a Registrador de la Propiedad en el último año de carrera y las aprobó al año siguiente. Con 24 años se convirtió en el registrador más joven de España. Fue destinado a Padrón (Galicia), a Villafranca del Bierzo (León) y a Santa Pola (Alicante).

Afiliado de Alianza Popular (AP), actualmente denominado Partido Popular (PP), fue elegido diputado en las primeras elecciones autonómicas gallegas, celebradas el 20 de octubre de 1981.

En 1982 fue designado director general de Relaciones Instituciones de la Junta de Galicia. En las elecciones municipales del 8 de mayo de 1983 fue elegido concejal del Ayuntamiento de Pontevedra.

En las elecciones generales del 22 de junio de 1986, obtuvo un escaño en el Congreso de los Diputados como cabeza de lista por Pontevedra, aunque renunció en noviembre para ser vicepresidente de la Junta de Galicia tras la dimisión de Xosé Luis Barreiro y el resto de los consejeros, cargo que ocuparía hasta finales de septiembre de 1987.

En el congreso extraordinario del partido del mes de mayo de 1988 fue nombrado secretario General de AP en Galicia.

En enero de 1989 se refunda AP en un único partido, que pasa a denominarse Partido Popular (PP), con Manuel Fraga Iribarne como presidente; Rajoy es nombrado miembro del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Popular y diputado por Pontevedra. Fue reelegido en 1993.

El 4 de septiembre de 1989, José María Aznar (hasta entonces presidente de la Junta de Castilla y León), fue elegido candidato a las elecciones generales, a propuesta del propio Fraga y en abril de 1990, Aznar se convirtió en presidente del Partido Popular y Rajoy fue elegido miembro de la Ejecutiva Nacional y vicesecretario general del PP.

Tras esas elecciones fue votado como diputado por Pontevedra y presidió la "Comisión de Control Parlamentario de RTVE".

En las elecciones del 6 de junio de 1993, el Partido Popular se consolidó como primer partido de la oposición y Rajoy renovó su acta de Diputado por Pontevedra.

El 3 de marzo de 1996 el Partido Popular venció en las elecciones con 9.716.006 votos, siendo Aznar proclamado Presidente del Gobierno con los apoyos de PNV, CiU y Coalición Canaria y Rajoy renovó por tercera vez su escaño en el Congreso, tras haber dirigido esa exitosa campaña electoral. Ese mismo año contrajo matrimonio con Elvira Fernández Balboa.

El 5 de mayo de 1996 fue nombrado Ministro de Administraciones Públicas aprobándose la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado, LOFAGE (Ley 6/1997, de 14 de abril).

En enero de 1999, Rajoy dejó su cargo a Ángel Acebes y sustituyó a Esperanza Aguirre, que había recibido fuertes críticas por su gestión, siendo nombrado Ministro de Educación y Cultura y aprobando nuevos planes de estudio de Formación Profesional. Ese mes fue reelegido vicesecretario general del partido en su XIII Congreso.

Rajoy se encargó otra vez de dirigir la campaña electoral para las generales de 2000 en las que el Partido Popular obtuvo la mayoría absoluta frente al PSOE de Joaquín Almunia, consiguiendo 10.321.178 votos, su cifra de sufragios más alta hasta el momento actual, tras lo que Rajoy fue nombrado Vicepresidente Primero y Ministro de la Presidencia del Gobierno en sustitución de Francisco Álvarez Cascos.

En febrero de 2001, tras la fallida tregua de 1999, dejó de ser Ministro de la Presidencia para suceder en Interior a Jaime Mayor Oreja que se presentaba como candidato a lehendakari en el País Vasco. Como responsable de este ministerio Rajoy impulsó la política antiterrorista contra ETA, el Gobierno aprobó el proyecto de ley de asociación (junio, 2001), se aprobó el Reglamento que desarrollaba la ley de Extranjería (julio, 2001) y el anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo Indebido de Bebidas Alcohólicas (mayo, 2002).

En enero de 2002 fue reelegido vicesecretario general del partido en el XIV Congreso y en julio Rajoy cesó como ministro de Interior, siendo sustituído por Acebes, para asumir las carteras de Portavoz del Gobierno y, de nuevo, la del Ministerio de la Presidencia.

Como portavoz tuvo que afrontar las dos mayores como la del desastre ecológico causado por el vertido del Prestige, y el apoyo de Aznar a George W. Bush durante la invasión de Iraq de 2003.

El 3 de septiembre de 2003 dejó los cargos anteriores al ser propuesto por José María Aznar como Secretario General del PP y candidato a la Presidencia. Tras el XIV Congreso del Partido Popular se convertiría en el nuevo líder del PP.

En las elecciones celebradas en marzo de 2004, tras los atentados del 11 de marzo y los posteriores sucesos derivados de los mismos, disminuyó la abstención y venció el PSOE liderado por José Luis Rodríguez Zapatero, por una diferencia de casi 1.300.000 votos respecto del PP, y obtuvo 164 diputados; por su parte, el PP obtuvo 9.763.144 votos (un resultado muy similar al de 1996) y 148 diputados, 35 menos que los conseguidos en el año 2000, aunque conservó una mayoría relativa en el Senado perdiendo 25 senadores.

Mariano Rajoy ocupa actualmente la Presidencia del Partido Popular, primer partido de la oposición.

Sus críticas al gobierno actual se han centrado en la derogación de planes del ejecutivo anterior (Plan Hidrológico Nacional, LOCE), en la política exterior, principalmente respecto a la relación con Estados Unidos, en la política inmigratoria, en la aprobación de la denominación de las uniones homosexuales como matrimonio y en las reformas estatutarias, especialmente la catalana. Según Rajoy, la reforma del estatuto de Cataluña constituye un cambio encubierto del estado de las autonomías hacia un modelo confederal e insolidario, que podría llegar a poner en peligro la propia unidad de España. Además argumenta que esa reforma haría necesaria, previamente, la reforma de la Constitución Española, hecho que necesitaría para su ejecución de la aprobación en referéndum de todos los españoles.

Respecto al proceso de paz abierto a raíz del alto el fuego permanente declarado por la organización terrorista ETA en 2006, ha mantenido una actitud abiertamente crítica y de oposición a la labor del Gobierno y de la opinión del resto de los partidos de la oposición, ya que no cree en la voluntad de ETA de dejar las armas. Por primera vez en la época democrática, el partido de la oposición no apoya la política antiterrorista de un gobierno a pesar de que ya en otras ocasiones otros gobiernos habían negociado con ETA (incluido el del propio José María Aznar).

El 19 de abril de 2007 intervino en en el célebre programa de TVE-1 "Tengo una pregunta para usted, Señor Rajoy" en que no quiso desvelar cuál era su sueldo y reconoció que fue un error de toda la comunidad internacional admitir que había armas de destrucción masiva en Iraq. Días más tarde, y tras la insistencia lo acabó reconociendo. Se desveló días más tarde que gana más que el Presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. En octubre de 2007 Mariano Rajoy fue el centro de una polémica tras hacer una reflexión que minimizaba la previsión a largo plazo de los efectos del cambio climático, originada a raíz de una conversación con su primo Numerosos representantes políticos y organizaciones ecologistas no tardaron en mostrar un fuerte rechazo a estas opiniones, que fueron rectificadas por el propio Rajoy unos días más tarde.

Tras volver a perder las elecciones en marzo de 2008, diversos medios afines (como la cadena de radio COPE o el diario El Mundo) pusieron en tela de juicio la continuidad de Mariano Rajoy como jefe del partido y de la oposición. No obstante, el propio Mariano Rajoy clarificó su continuidad mediante la convocatoria de un congreso del partido en junio de este mismo año, donde anunció que se presentaría a la reelección. Durante las siguientes semanas, y especialmente a partir del nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, se abrió una agria disputa entre estos medios, junto a otros partidarios de la Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, y el entorno de Mariano Rajoy. Tales roces condujeron a un fuerte conflicto interno, destacado por la renuncia, separación o desafección de significados personajes del partido, como Eduardo Zaplana, Ángel Acebes, Ortega Lara o María San Gil, en un creciente clima de crispación fratricida alentada en parte por estos mismos medios.

El congreso se celebró en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio de 2008, y Rajoy resultó reelegido como presidente del PP con el 84% de los votos válidos de los compromisarios electos.

El 1 de diciembre de 2005 sufrió un accidente de helicóptero en la plaza de toros de Móstoles, junto con la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, del que salió prácticamente ileso. Solo sufrió una fractura en un dedo y una luxación en otro.

Al principio



Partido Popular

Evolución de los escaños obtenidos por Alianza Popular (1977–1986), Coalición Popular (1986-1989) y por el Partido Popular (1989–2008) en las elecciones generales de España.

1 A partir de Alianza Popular primero y de Coalición Popular después. 2 Definición del propio partido.

El Partido Popular (PP) es un partido político conservador de España fundado en 1989, definido en sus estatutos como de «centro reformista».Cuenta con 707.000 afiliados, siendo el partido político con más afiliados de España,según sus propias estimaciones.

Este partido tiene su origen en Alianza Popular cuando se unió con el Partido Demócrata Popular y Partido Liberal Español en 1989.

Es uno de los dos partidos mayoritarios de España, junto al Partido Socialista Obrero Español, de ámbito estatal con representación en las Cortes Generales.

Forma parte del Partido Popular Europeo (PPE), de la Internacional Demócrata de Centro (IDC), y de la Unión Internacional Demócrata (IDU). Su organización juvenil son las Nuevas Generaciones del Partido Popular (NNGG).

En el Congreso Nacional de 2008, Mariano Rajoy fue reelegido Presidente Nacional y María Dolores de Cospedal, Secretaria General.

En las primeras elecciones de la Transición democrática, en 1977, AP obtuvo unos discretos resultados electorales con el 8,2% de los votos y 16 escaños en 1977.

Tras los discretos resultados de AP, se formó una nueva coalición para las elecciones de 1979, a las que se presentó bajo el nombre de Coalición Democrática (CD). El candidato a la presidencia de esta coalición fue Manuel Fraga. Obteniendo unos resultados peores que los logrados por su predecesor AP, con un 6% de los votos y 10 diputados.

Tras las elecciones de marzo de 1979 dimitió, continuando en la presidencia de AP. A finales de 1979 se renovó la organización de la coalición con una nueva estructura presidencial mantenida hasta la actualidad, eligiéndose a Manuel Fraga como presidente y a Jorge Verstrynge como secretario general. El 2 de septiembre de 1986, cesa como Secretario General Jorge Verstrynge y es elegido en su lugar Alberto Ruiz-Gallardón, por divergencias ideológicas.

Tras el hundimiento de la entonces gobernante Unión de Centro Democrático (UCD), Alianza Popular formó junto con algunas de sus ramas (Partido Demócrata Popular y Partido Liberal), la Coalición Popular, que se convertiría en 1982 en el primer partido de la oposición, con el 26% de los votos y 107 escaños. Similares resultados se repetirían en las elecciones de 1986, aunque descendió a 105 diputados.

En el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN celebrado en 1986 AP propugna la abstención o el voto en blanco. En diciembre de ese mismo año, y tras el fracaso de Alianza Popular en las elecciones autonómicas del País Vasco celebradas el mes anterior, Manuel Fraga Iribarne presenta su dimisión como presidente de Alianza Popular.

Tras un congreso extraordinario, febrero de 1987, la candidatura de Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón es rechazada en favor de la de Antonio Hernández Mancha.

Tras la dimisión de Manuel Fraga, y las sucesivas victorias del PSOE en las elecciones generales de 1982 y 1986, Alianza Popular entró en una profunda crisis. Fraga tomó entonces las riendas y, en el congreso de enero de 1989, se produjo la refundación como partido único, constituyéndose el nuevo Partido Popular, que afianzó los rasgos liberales de AP y redujo hasta cierto punto los conservadores. Fraga fue el primer presidente del partido, con Francisco Álvarez-Cascos como secretario general.

Poco después, el 4 de septiembre de 1989, José María Aznar (entonces presidente de la Junta de Castilla y León) fue elegido candidato a las elecciones generales, a propuesta del propio Fraga. En abril de 1990, Aznar se convirtió en presidente del partido. Fraga, al poco tiempo, es nombrado presidente fundador del PP.

El PP ganó por primera vez con mayoría simple las elecciones generales de 1996, presentándose conjuntamente con Unión del Pueblo Navarro y Partido Popular-Partido Aragonés (PP-PAR), obteniendo 9.716.006 (el 39,18% del total de votos) y 156 escaños. Después de las elecciones se formó una coalición de partidos de derecha y José María Aznar fue investido presidente del gobierno con 181 votos a favor, superando la mayoría absoluta (175), con el apoyo de PNV 5 escaños, CiU 16 escaños y Coalición Canaria 4 escaños .

El Partido Popular accedió al poder tras la V legislatura socialista de 1993-1996, heredando una situación política delicada tras los escándalos de Banesto, el de KIO, Grand Tibidabo, Filesa, Ibercop, el de Gabriel Urralburu en Navarra y el de Manuel Oller en Andalucía, el del director general de la Guardia Civil Luis Roldán y el del gobernador del Banco de España. Y una economía con grandes problemas, 2.335.425 personas de paro registrado (alrededor del 15% de la población activa) en abril de 1996, último mes de Gobierno socialista.

Las primeras medidas a tomar del nuevo gobierno se basaron en la liberalización de la economía, reducir el déficit público e intentar el cumplimiento de las condiciones impuestas en el Tratado de Maastricht para lograr la entrada de España en el primer grupo de países en adoptar el Euro. A mediados de 1996 sólo se cumplía la referida a los tipos de interés, Quedaban por cumplir las exigencias con respecto a la inflación (menos de un 2,7%) el tipo de interés a largo plazo (inferior al 7,8%), el déficit de las administraciones Públicas (menos del 3%) y la Deuda Pública (menor del 60%). España finalmente tras cumplir todas las condiciones, ingresó en el grupo de cabeza de los países del Euro en diciembre de 1997.

En base a estos objetivos se contuvo el gasto público reduciendo el gasto en intereses de las Administraciones Públicas del 5,3% al 2,7% del P.I.B, se congelaron las retribuciones en el sector público, se frenó el aumento de los presupuestos que a partir de entonces en diferencia a la gestión socialista crecería por debajo del crecimiento real de la economía. Se introdujeron importantes medidas de liberalización iniciadas en 1996, se sometió la actividad profesional de las «profesiones colegiadas» a la legislación sobre competencia y se impuso la liberalización de precios. Se liberalizó el mercado de las telecomunicaciones, se reguló la televisión por cable y se liberalizó la telefonía móvil. El Partido Popular intentó modificar la ley restrictiva del comercio promulgada por el gobierno del PSOE en 1985, pero no se llevó adelante al no contar con el apoyo de CiU. Se iniciaron medidas de liberalización del suelo, buscando la calificación del suelo no urbanizable que se determinase sólo en función de criterios medioambientales y paisajísticos. Una sentencia del Tribunal Constitucional, tras un recurso del PSOE, lo impidió.

Se privatizaron numerosas empresas públicas, como Argentaria, Enagás, Repsol, Endesa y Telefónica en un primer grupo, muchas de las cuales generaban gastos, si bien otras funcionaban de manera satisfactoria. Posteriormente se privatizarían las empresas que todavía eran totalmente públicas en su totalidad, Aceralia, Tabacalera y finalmente Iberia o Santa Bárbara, reduciendo la participación bursátil del Estado en la capitalización del mercado español del 10,87% en 1996 al 0,52% en 2004 (Balance general SEPI MEH). En 1999 se llevó a cabo una reforma fiscal rebajando el Impuesto sobre la Renta en un 13,7% de media; debido a ello cinco millones de personas dejaron de presentar declaración. La oposición criticó la reducción de la carga fiscal y las privatizaciones .

Durante la primera legislatura la tasa anual del crecimiento del Producto Interior Bruto fue del 4,2% 1997–1999 y 4,1% en 1999–2000.

Durante esta legislatura, en cumplimiento del acuerdo alcanzado con Convergència i Unió y pese a no haberlo llevado en el programa electoral para las elecciones generales de 1996, el gobierno promulgó la Ley 17/1999, de 18 de mayo, de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas, por el cual se suspendería el SMO el 31 de diciembre del año 2002. Más tarde, el Real Decreto 247/2001, de 9 de marzo, adelantó la suspensión de la prestación del servicio militar al 31 de diciembre de 2001, y el Real Decreto 342/2001, de 4 de abril, suspendió la prestación social sustitutoria del servicio militar el mismo día que el SMO. En 1996, 145.940 jóvenes tuvieron que realizar el servicio militar obligatorio.

Durante el primer año de gobierno popular, se delegaron nuevas competencias al País Vasco , favoreciendo un aparente entendimiento entre PNV y PP que tuvo como representación la buena relación entre Álvarez-Cascos y Xabier Arzalluz, aunque con discrepancias en la lucha antiterrorista, fruto de numerosas críticas de los miembros del Partido Popular del País Vasco.

Un año después del nacimiento del espíritu de Ermua el PNV negocia secretamente con ETA una tregua, que se iniciaría el 18 de septiembre de 1998. Estos hechos motivaron la rotura del apoyo mutuo entre PNV y PP, rompiéndose los pactos de gobierno conjuntos en el País Vasco como el del ayuntamiento de Bilbao. La pérdida del apoyo del PNV en el congreso no tuvo consecuencias directas, puesto que el PP siguió contando con el apoyo de CiU y CC, en total 176 escaños. Durante 1998 y 1999 el tiempo que duró la tregua de ETA, se acercaron 135 presos de la banda a cárceles vascas, y se mantuvo una reunión entre representantes del gobierno y ETA en Zurich. Una vez finalizado el proceso ETA inició una ofensiva contra ediles y cargos públicos del PP. En enero de 1999, Álvarez-Cascos abandona la secretaría general del partido en favor de Javier Arenas.

Como consecuencia directa de la nueva estrategia seguida por el PNV, PP y PSE-EE iniciaron una nueva etapa de entendimiento en el contexto vasco. La controversia y enfrentamiento entre PNV y PP y PSE-EE influiría notablemente en la vida política española, llegando al clímax de confrontación en las elecciones autonómicas vascas del 2001, en las que Jaime Mayor Oreja sería candidato a lehendakari, dejando su puesto como ministro de interior. En la elecciones autonómicas del País Vasco del 2001 el Partido Popular obtuvo 19 escaños, sus mejores resultados en unas elecciones autonómicas vascas.

Jaime Mayor Oreja fue el ministro del Interior durante la primera legislatura del PP, originario del País Vasco. Durante su gestión se llevaron a cabo numerosas desarticulaciones de comandos etarras, y a partir de 1998 se inició un nuevo frente contra ETA, las operaciones policiales se dirigieron no sólo a la detención y desarticulación de la «mano ejecutora» de asesinatos, secuestros y extorsiones, si no que se ampliaron hacia la investigación de todo el entorno y las estructuras «legales» de las que ETA se nutría y en las que se apoyaba para continuar con su actividad violenta. Como ejemplo, cabe citar la detención de once personas y los más de 20 registros de viviendas y empresas de Guipúzcoa y Vizcaya, vinculadas a empresas de KAS, coordinadora de ETA, y a través de las cuales se daba cobertura legal al movimiento financiero de la banda terrorista.

Las elecciones generales de 2000 las gana el Partido Popular por amplia mayoría con 183 escaños frente a los 125 del PSOE .

Se produjo un aumento de las ayudas a víctimas del terrorismo de 2.350.494 € en 1996 a 19.857.102€.

En 2000, y a propuesta del Secretario General del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, PP y PSOE firmaron el denominado Pacto por las libertades y contra el terrorismo, que excluía los asuntos relacionados con el terrorismo del debate político entre ambas formaciones .

En 2002, siendo Mariano Rajoy ministro de Interior se ilegalizó Batasuna, así como SEGI y JARRAI. Progresivamente el número de muertos por terrorismo etarra disminuyó gradualmente hasta no producirse ningún muerto hasta el 2004.

Durante esta legislatura se produjo un distanciamiento entre el PP y Convergència i Unió, pese a lo cual esta última aprobó los Presupuestos Generales del Estado para los años 2001, 2002 y 2003.

El 30 de agosto de 2003 Aznar confirmó su compromiso anunciado años atrás de no continuar como líder del partido. A propuesta suya, el Comité Ejecutivo del Partido y la Junta Directiva Nacional eligieron al entonces vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para ser candidato a la Presidencia del Gobierno de España y Secretario General del partido..

Es en esta última etapa donde el gobierno dirigido por Aznar sufre un mayor desgaste fruto de la presión de la oposición de izquierdas y/o nacionalista en torno a sucesos como la reforma laboral (que fue objeto de una huelga general), el hundimiento del Prestige (véase Nunca Máis) o la Guerra de Irak (véase Manifestaciones contra la invasión de Iraq de 2003).

Se aumentó el gasto público de 14.403 millones de euros en el curso 1995/1996 a 23.469 millones de euros en el curso 2003/2004, suponiendo un aumento del 1,43% del total del gasto público (fuente EGPE (MEC)).

Durante las legislaturas del Gobierno del Partido Popular se adoptaron nuevas medidas para regular la inmigración ilegal, como fomentar los acuerdos de repatriación y convenios internacionales relativos a control de flujos migratorios de 3 en 1996 a 25 en 2004 (Dato MIN) con los países africanos. El número de inmigrantes empadronados creció de 542.314 en 1996 a 3.034.326 en 2004, se aumentó el número de plazas en centros de internamiento de inmigrantes de 552 a 2.622 en 2002 (Dato MIN).

Política Judicial y legislativa.

La oposición le reprochó al gobierno popular la creación de leyes ad hoc para determinados colectivos, grupos de interés económico y personas concretas, como por ejemplo, el Real Decreto-Ley 3/2000 que estableció la desfiscalización de terminadas operaciones realizadas en el régimen especial de tenencia de valores extranjeros o la creación de un artículo para los que promuevan referéndums ilegales.

En las elecciones de 2004, celebradas tres días después de los atentados terroristas del 11-M en Madrid, Mariano Rajoy fue derrotado en las urnas por el candidato del PSOE José Luis Rodríguez Zapatero. Entre los tres días que acontecieron entre los atentados y la victoria socialista, se acusó y se acusa aún hoy en día, a varios miembros del entonces gobierno popular de declarar en varias ocasiones que había indicios para pensar que ETA había colaborado a cabo la matanza. Mientras tanto, en pleno día de reflexión electoral, se celebraron manifestaciones ante sus sedes acusándoles de mentir, hecho que no fue condenado por la Junta Electoral ni por los demás partidos. Posteriormente, tras avanzar la investigación, se descubrió la implicación de una célula islamista radical en el atentado. En tan agitados comicios, el PP obtiene 148 diputados con el 37,71% de los votos frente a los 164 del PSOE con el 42,59%.

Actualmente, el PP es el líder de la oposición parlamentaria, pero se ha ido progresivamente desmarcando de los acuerdos con otras fuerzas políticas, sean de una u otra ideología, y en ocasiones marginado, como ocurrió desde finales del 2003 con el Pacto del Tinell, en asuntos como la reforma de la justicia o en las conclusiones de la Comisión del 11-M. Incluso un socialista ha sido elegido como presidente de la cámara del Senado, en donde el Partido Popular tiene mayoría simple. Su política exterior fue revertida y sus proyectos estrella paralizados o suprimidos, como el Plan Hidrológico Nacional o la Ley de Calidad de la Enseñanza. El 13 de septiembre de 2006, también Artur Mas, líder de CIU, se comprometía, y en este caso ante notario, a no pactar con el PP (20 minutos), debido a la oposición del PP al nuevo estatuto de autonomía de Cataluña. El Partido Popular mostró su rotundo rechazo a la designación en el preámbulo a Cataluña como nación, la capacidad para blindar las competencias del estado en Cataluña, la creación de un órgano judicial dependiente de la Generalidad de Cataluña, una agencia tributaria propia y la marginación del castellano en los derechos lingüísticos. Debido a esta polémica, el Partido Popular y otros partidos y organizaciones contrarias al estatuto fueron el blanco de ataques por parte del nacionalismo violento, que considera esta actitud como un ataque a Cataluña .

La VIII Legislatura de España se caracterizó por sus frecuentes roces con el PSOE, sobre todo respecto al diálogo político con ETA, la inmigración, las OPAs sobre Endesa y las reformas de los Estatutos de Autonomía de las comunidades autónomas, en especial el Estatuto de autonomía de Cataluña de 2006.

El PP ha apoyado también varias manifestaciones organizadas por distintas organizaciones y asociaciones como la AVT o el Foro Español de la Familia intentando reproducir así la estrategia de movilización de sus bases que tanto éxito ha dado, según algunos, a la izquierda en la anterior legislatura. El 10 de marzo de 2007 fue este partido el convocante de una manifestación multitudinaria para protestar contra la excarcelación del etarra De Juana Chaos. En el contexto de esta estrategia de la crispación, diversos medios de comunicación y personas vinculadas al Partido Popular —como los periódicos Libertad Digital y El Mundo, la cadena de radio COPE o diputados como Jaime Ignacio del Burgo — se mostraron en extremo partidarios de las desacreditadas teorías de la conspiración del 11M .

Por su parte, las tensiones entre los militantes de ambos partidos se han recrudecido, como demuestran las agresiones sufridas por Ángel Acebes y Josep Piqué por parte de miembros de las Juventudes Socialistas en Martorell (El País) y la del «caso Bono», debido a la detención de militantes del PP en base a una supuesta agresión al entonces Ministro de Defensa José Bono.

La inexistencia de esta agresión fue apreciada por el juez ante que juzgó el caso, quien, por el contrario, sometió a procedimiento judicial a dos policías encargados de las detenciones, los cuales finalmente fueron condenados a 3 y 5 años por detención ilegal, así como al comisario de la comisaría el Puente de Vallecas, que fue condenado a 5 años por detención ilegal, falsificación de pruebas y coacción .

En marzo de 2006 el Partido Popular celebró una Convención Popular en Madrid, comenzando a elaborar documentos-base de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2007.

En marzo de 2007 el Partido Popular anunció que dejaría de atender a los medios pertenecientes al Grupo PRISA (el diario El País y la Cadena Ser, entre otros) debido a unas declaraciones de su presidente, Jesús de Polanco, en las que criticaba la actitud de este partido en el periodo posterior a su derrota de 2004 , sin embargo tras la muerte de Polanco, el 26 de septiembre de 2007 Mariano Rajoy concedió la primera entrevista a Cuatro televisión, perteneciente al Grupo PRISA .

En mayo de 2007 el Partido Popular vuelve a ser el partido más votado a nivel nacional en las elecciones municipales, superando al PSOE en algo más de 165.000 votos.

Los resultados de las elecciones generales de 2008 dieron como vencedor al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que obtuvo 169 escaños al Congreso de los Diputados (5 más que en 2004) y un 43,87% de votos frente al Partido Popular (PP) que obtuvo 154 diputados (6 más que en 2004) y un 39,94% de votos.

Tras este segundo fracaso consecutivo, diversos medios afines (como la cadena de radio COPE o el diario El Mundo) pusieron en tela de juicio la continuidad de Mariano Rajoy como jefe del partido y de la oposición. No obstante, el propio Mariano Rajoy clarificó su continuidad mediante la convocatoria de un congreso del partido en junio de este mismo año, donde anunció que se presentaría a la reelección. Durante las siguientes semanas, y especialmente a partir del nombramiento de Soraya Sáenz de Santamaría como portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, se abrió una agria disputa entre estos medios, junto a otros partidarios de la Presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre, y el entorno de Mariano Rajoy. Tales roces condujeron a un fuerte conflicto interno, destacado por la renuncia, separación o desafección de significados personajes del partido, como Eduardo Zaplana, Ángel Acebes o María San Gil, en un creciente clima de crispación fratricida alentada en parte por estos mismos medios.

El congreso se celebró en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio de 2008, y Rajoy resultó reelegido como presidente del PP con el 84% de los votos válidos de los compromisarios electos.

En Octubre de 2008, la "Agencia Española de Protección de Datos" sancionó al PP con una multa de 60.101,21 euros por una infracción grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal consistente en la inclusión, sin su consentimiento, de cuatro vecinos de El Grove como "falsos voluntarios" de las listas de las elecciones del País Vasco de mayo de 2007.

El PP se financia de dos formas, mediante las subvenciones estatales para partidos políticos y con las cuotas y donaciones anónimas de militantes o simpatizantes.

Según el informe del Tribunal de Cuentas del 2003, el PP tenía una deuda de 8 millones de Euros, siendo el partido político con grupo en el Congreso en deber menos dinero. El PSOE debía 55 millones de euros, siguiéndole el PNV, con 19, CiU con 14 e IU con 9.

El Partido Popular implanto una ley en 1997 congelando la partida presupuestaria de subvenciones ordinarias a los partidos políticos. Desde entonces hasta la nueva ley creada por el PSOE Ley para la financiación de partidos políticos el incremento del IPC no se aplicaba.

Durante la década de 1992–2001 el PP recibió 20,4 millones de euros en donativos, en su mayoría anónimos, durante la década auditada 1992–2001, siendo la segunda fuerza política en obtener mas donaciones por detrás de CiU con un 20,8 millones de euros, los donativos recibidos por el Partido Popular representan el 34% de todos los donativos obtenidos por las principales fuerzas políticas. El partido popular siempre ha negado financiación irregular y nunca ha sido sancionado por el Tribunal de Cuentas .

El PP recibió en 2002 algo más de 3 millones de euros en donaciones, de ellas 2,7 millones procedían de donativos anónimos .

La deuda con bancos del PP se estimaba en 1996 en menos de 6 millones de euros y en 1999 alcanzó los 15 millones. En el 2003 se calculaba en 8 millones de euros . Caja Granada condonó una deuda de 180.000 euros abonando 6.000 euros y Caixa Galicia condonó una deuda de 1,8 millones de euros. Seis bancos se negaron a facilitar información sobre las cuentas bancarias del partido .

Como la mayoría de grandes partidos españoles, el PP cuenta con diversas fundaciones y organizaciones afines que desarrollan tareas de investigación teórica, cooperación internacional, documentación y análisis, entre otras.

El logotipo del PP son dos letras P en mayúscula coronadas por una figura en uve que recuerda a un albatros, todo ello en blanco sobre fondo azul.

Con el cambio de siglas de AP (Alianza Popular) a PP (Partido Popular), se diseñó un logo con dos letras P mayúsculas a distinta altura en azul oscuro, coronadas por una pequeña gaviota. Posteriormente el azul se aclaró y la gaviota creció.

En 2004, se alinearon las dos Pes del logotipo y estas comenzaron a ser rojas y bajo cada una de ellas las palabras "partido popular" (todo en minúsculas). Posteriormente se mudó el color de las dos Pes al naranja, pasando a ser el color usado en la mayoría de las publicaciones que hasta ese momento habían venido perteneciendo aún a la gama de los azules.

Durante las elecciones de 2008, se comenzó a utilizar un logo blanco sobre dos circulos azules y se omitió "partido popular". En Junio de 2008 el logo del Partido Popular fue cambiado para tener las letras y la gaviota blancas sobre un cuadrado azul de esquinas redondeadas.

Al principio



VIII Legislatura de España

Entrada al Congreso de los Diputados.

La VIII Legislatura de España comenzó el 2 de abril de 2004, fecha de constitución de las nuevas Cortes tras el triunfo por mayoría simple del Partido Socialista Obrero Español en las elecciones generales celebradas el 14 de marzo de 2004. La anterior fue la VII Legislatura de España. La siguiente es la IX Legislatura de España.

El nuevo gobierno, presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, se ha caracterizado por la continuidad básica con la política económica del gobierno saliente (aunque con cierto aumento del gasto público), el fomento de medidas sociales consideradas progresistas, como el matrimonio homosexual o una nueva regularización de emigrantes, el inicio de un denominado proceso de paz con ETA y la reforma de Estatutos de Autonomía. En el terreno internacional, se retiraron las tropas de Iraq y se ha promovido la Alianza de Civilizaciones.

El Partido Popular, por su parte, se ha quedado aislado en los acuerdos sobre la reforma de la justicia o en las conclusiones de la Comisión del 11-M. Incluso un socialista ha sido elegido como presidente de la cámara del Senado, en donde el Partido Popular tiene mayoría simple. El gobierno ha sustituido también todos los cargos públicos de designación directa procedentes de la etapa del PP en todos los medios e instituciones de titularidad pública. Se nombró a Cándido Conde-Pumpido como Fiscal General del Estado.

Los resultados de las elecciones generales de 2004 dieron la mayoría simple al PSOE. Las reformas y medidas adoptadas se han llevado a cabo mediante apoyos puntuales, principalmente por parte de Izquierda Unida y Esquerra Republicana de Catalunya (véase Pacto del Tinell), aunque también de CIU, PNV y BNG.

El 27 de mayo de 2007 se celebraron elecciones municipales y autonómicas, los resultados otorgaban la victoria en voto popular por un estrecho margen al PP con 7.916.075 votos (36,02 %) frente a los 7.760.948 votos (35,32 %) del PSOE. Aunque el PSOE ganó en número de concejales con 24.029, frente a los 23.350 del PP. Las elecciones autonómicas verificaron que el margen entre los dos partidos se estrechaba progresivamente a medida que se acercaban las elecciones generales de 2008.

La economía española sigue creciendo a un ritmo superior a sus vecinos europeos. En este sentido, se ha acordado que durante los próximos años decrezcan considerablemente las ayudas de la Unión a España, tras la inclusión en la UE de nuevos países.

Entre los desafíos de la presente legislatura destacan la baja competitividad empresarial derivada de la constante caída de la productividad y agravada por la carestía del petróleo y la globalización, la dependencia de la construcción y el turismo y la merma del sector exterior y de la inversión extranjera. El déficit exterior se elevó en el 2005 un 37,1% más (51.884 millones, el 6,5% del producto interior bruto), lo que la convierte en el segundo país con mayor déficit exterior de la eurozona y el sexto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Una promesa electoral del PSOE fue aumentar el presupuesto para I+D en un 25% cada año, durante los 4 años de la legislatura.

Otra de las promesas electorales del PSOE durante las elecciones fue la subida del salario mínimo interprofesional de 423 euros en el 2004 (uno de los más bajos de toda la UE) a 600 euros el 2008. Ya se ha realizado la primera subida en 2005, hasta los 513 euros, lo que supone un aumento anual del 21%. Sin embargo, el Ministro de Trabajo, Jesús Caldera y el de Economía, Pedro Solbes discrepan sobre si tales medidas podrían disparar la inflación. El primero pretende realizar un aumento anual del SMI del 5% hasta alcanzar el objetivo, mientras que el segundo pretende condicionar esa cifra a la evolución de la inflación, para no dañar la productividad española. Y es que Pedro Solbes se ha mostrado como un defensor del equilibrio presupuestario y de un déficit moderado.

Se ha procedido a la subida de impuestos indirectos (alcohol y tabaco) y autorizado la de la electricidad y los carburantes para sufragar la deuda de las Comunidades Autónomas.

Se crea el Ministerio de la Vivienda, cuya titular es María Antonia Trujillo para luchar contra la burbuja inmobiliaria en España. Durante el primer año de mandato, no logra contener la subida de precios, la cual se sitúa en valores de más de un 17% de incremento entre el tercer trimestre de 2003 y el mismo periodo de 2004 (10-15 % en la anterior legislatura). Además, tendrá numerosas polémicas a cuenta de las "soluciones habitacionales", los "minipisos" de 30 metros. Se destaparían multitud de casos de corrupción urbanística en España, empezando por el Caso Malaya. Durante el verano de 2007, el presidente del Gobierno sitúa a Carme Chacón al frente del Ministerio de Vivienda.

El 9 de mayo de 2006, se aprueba el acuerdo para la mejora del crecimiento y el empleo, que reforma el mercado laboral.

El gobierno pronto suprimió el trasvase de agua desde el río Ebro hasta distintas zonas de la España mediterránea incluido en el Plan Hidrológico Nacional: Almería, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña. A cambio prometió un nuevo plan que proporcionaría agua a estas zonas basándose, sobre todo, en la construcción de modernas plantas de desalinización y en una mayor eficiencia del uso del agua.

En el 2005, España sufrió la sequía más intensa desde que hay registros fiables (desde 1947), según el Instituto Nacional de Meteorología y el gobierno autorizó en dos ocasiones el trasvase Tajo-Segura entre las protestas de los presidentes de Castilla-La Mancha por excesivo y Murcia por exiguo. El 13 de julio de 2005, los regantes murcianos se manifestaron en Murcia, reclamando "agua para todos", apoyados por el gobierno regional, del PP, y por el presidente del PP, Mariano Rajoy, que asiste a la manifestación. Rajoy aprovechó la manifestación para descalificar la política de aguas del gobierno y para reclamar el retorno del Plan Hidrológico Nacional.

Este verano destacó también por el trágico Incendio de Guadalajara del 2005, que se cobró 11 víctimas, siendo muy criticada por la oposición la gestión que se hizo del incendio, que acabó con la dimisión de la Consejera socialista responsable en la Comunidad.

En el 2006, lo hizo por los múltiples Incendios de Galicia, objeto de recriminaciones entre PSOE-BNG y PP.

Se han producido algunos accidentes con las obras del Metro, tanto en El Carmelo como en Valencia, aunque no atribuibles a la administración estatal.

Se ha concedido una moratoria a la energía nuclear.

Sin duda, la situación más conflictiva ha sido la creada por las Opas sobre Endesa promovidas sucesivamente por Gas natural, E.ON y finalmente por Acciona y Enel y la intervención gubernamental subsiguiente, sujeta a recriminaciones por parte de la UE.

También es destacable el encarecimiento del crudo, ya que desde octubre del 2005 se sucedieron huelgas en los sectores del transporte, con cortes de carreteras de camioneros, pescadores, mineros y, en diciembre, de los agricultores, que obtuvieron sus reivindicaciones, salvo las del sindicato ASAJA.

El 22 de junio de 2006, el Congreso aprobó (con ningún voto en contra y la única abstención de ERC y PNV) la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que regula el canon digital, por la que los compradores finales tendrán que pagar un canon a las entidades de gestión de derechos de autor por los soportes digitales idóneos para grabar y reproducir archivos, esto es, CDs y DVDs, pero también reproductores MP3, tarjetas de memoria, móviles, impresoras y cámaras digitales. Los discos duros y las conexiones ADSL permanecen, por ahora, libres de pago.

Posteriormente (11 de diciembre de 2007), se presentó y aprobó en el Senado una enmienda para eliminar el canon digital en el plazo de un año, con los votos a favor, entre otros partidos, del PP, que cambiaba así su postura anterior. Posteriormente llevada al Congreso, la moción para la eliminación del canon fue rechazada con los votos a favor del canon de PSOE, CiU, IU y CHA, la abstención de PNV, ERC y BNG y los votos en contra de PP y Coalición Canaria.

Amen de la Operación Puerto, restringida al deporte, y la Ley Antitabaco podemos destacar que España sigue siendo el país con mayor consumo de cocaína.

La legislatura ha estado marcada por el denominado Proceso de paz con ETA emprendido por el nuevo Gobierno y por las secuelas de los Atentados de marzo en Madrid. El 27 de mayo se constituyó la Comisión de investigación del 11-M. Zapatero nombró a Gregorio Peces-Barba como Alto Comisionado de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo. Alberto Saiz Cortés fue nombrado director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Al inicio de la legislatura, el nuevo gobierno redactó un anteproyecto para una "Ley sobre la Violencia contra las Mujeres". Su título y contenido fueron criticados por algunos sectores debido a que introducía principios de discriminación positiva, excluyendo a otras posibles víctimas de violencia doméstica, como niños, ancianos u hombres que también sufrieran malos tratos. Finalmente, el 25 de junio de 2004 se aprobó por unanimidad la Ley Integral contra la violencia de género.

Otro de los casos de supuestos abusos policiales fue tras la detención del miembro de ETA Igor Portu. EL caso saltó a los medios de comunicación tras saberse que Portu había ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Donostia tras su detención por parte de la Guardia Civil. En el parte médico se detalló que Portu fue ingresado con «una costilla rota, un derrame pleural, un "importante" enfisema subcutáneo, hinchazón producido por aire en el tejido pulmonar –desde la región cervical hasta la pelvis–, una hemorragia interna en el ojo izquierdo, así como “múltiples hematomas, erosiones y abrasiones” en las rodillas y los tobillos». La versión oficial de la Guardia Civil y del Ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba negaba la existencia de torturas y justificaron las lesiones que Portu presentaba como consecuencia de la resistencia que éste presentó a su detención. Por su parte, Portu declaró que no se resistió a la detención y que fue golpeado y torturado en el mismo momento de su detención. Un total de ocho guardias civiles fueron imputados de por un delito de torturas. Tras abandonar el hospital, Portu ingresó en la prisión de Martutene.

A finales de 2007, Amnistía Internacional publicó un informe en el que afirmaban que la tortura en España, por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado era «más que esporádica» y que los agentes de políca acusados de estas prácticas gozaban de una «impunidad efectiva» y rara vez eran condenados.

El Gobierno ha incidido en su pretensión de garantizar la igualdad de derechos entre los españoles sin distinción de sexo. Esto se ha traducido en la paridad en el gabinete de Zapatero: hay ocho ministros y ocho ministras, así como una vicepresidente primera y un vicepresidente segundo (Véase Consejo de Ministros de España (VIII Legislatura)). A pesar de todo, la mujer sigue siendo minoritaria en los demás puestos de responsabilidad.

El 23 de junio de 2005 se aprueba la reforma de la Ley del divorcio que pretende agilizar el proceso y evitar el doble trámite anterior de separarse primero para divorciarse después. Se elimina ese paso previo necesario y se modifican aspectos relacionados con la custodia de los hijos y las pensiones compensatorias.

También se ha aprobado en julio de 2005 la reforma del Código Civil que equipara totalmente las uniones de personas del mismo sexo, con la denominación única de matrimonio y el derecho de adopción. Esta medida ha generado mucho debate en la sociedad.

Continúa el desarrollo de la sanidad privada: En 2004, 8.850.616 asegurados pagaron 4.097 millones de euros en primas; en 2005, 9.301.569 asegurados aportaron 4.484 millones de euros. Las principales aseguradoras son Adeslas, Sanitas y Asisa.

Ley que sienta las bases para construir el futuro Sistema Nacional de Atención a la Dependencia, que financiará los servicios que necesitan las personas dependientes, bien por sufrir una enfermedad o accidente invalidante o al llegar a la vejez. Fue aprobada el 30 de noviembre de 2006 por el Congreso de los Diputados, entrando en vigor el 1 de enero siguiente.

En diciembre del 2005, se ampliaron los permisos por paternidad a los funcionarios. En marzo 2007 se extienden estos permisos a todos los trabajadores y se amplía además el permiso de maternidad en el caso de parto prematuro.

Durante 2005 se llevó a cabo un nuevo proceso de regulación de inmigrantes que pretendía resolver la situación ilegal de casi un millón de inmigrantes en el país. El principal requisito para la regularización consistía en contar con un contrato de trabajo, por lo que requirió la colaboración de sus empleadores. Varios cientos de miles de inmigrantes fueron regularizados, lo que se tradujo en un aumento considerable de cotizaciones a la Seguridad Social. El proceso contó con la oposición del Partido Popular, que previó un "efecto llamada", y también fue criticado por varios países de la Unión Europea como Francia, Alemania e Italia, algunos de los cuales antes habían realizado procesos similares reconociendo posteriormente su fracaso, como en el caso francés.

En septiembre de 2005 se producen intentos de asalto por parte de oleadas de subsaharianos a las vallas que bordean la frontera de Melilla produciéndose situaciones de caos y la muerte de algunos por disparos sin identificar. Las oleadas llegaron a ser unas 500 personas de cada vez y hacen que el número de personas que han intentado la entrada irregular a través de la valla de Melilla se cifre en 13.000 mientras se considera que otros 10.000 esperan en Marruecos para intentarlo.

Tras estos asaltos, el grueso de la inmigración subsahariana se desvía a las Islas Canarias, a través de cayucos. Las situaciones trágicas no dejan de repetirse.

Actualmente, España se sitúa en el puesto 26 en desarrollo educativo, por debajo de muchos de los países de la UE, según el informe "Educación para todos" elaborado por la UNESCO. El 14 de mayo de 2004 se aprueba la mejora de becas para el curso 2004-2005 en 66 millones de euros. El Gobierno aprueba también la nueva Ley Orgánica de Educación , cuyo proyecto fue contestado en varias manifestaciones con participaciones multitudinarias. También en cuanto a educación, se ha observado un incremento de la alarma social acerca de las agresiones o situaciones violentas de acoso escolar en los centros de enseñanza. A este respecto, uno de los episodios más controvertidos se produjo a raíz del suicidio de Jokin, un estudiante de 4º de ESO del IES Talaia de Fuenterrabía el 21 de septiembre de 2004 ().

En cuanto a la religión, se ha observado un enfrentamiento entre el Gobierno y la jerarquía eclesiástica durante toda la legislatura. Como precedente, diferentes miembros del Gobierno se habían manifestado a favor de la supresión de la asignatura de Religión (católica) o la equiparación de otras religiones en la educación pública. A finales de 2004, la Conferencia Episcopal Española muestra su oposición con el gobierno en asuntos como los matrimonios entre personas del mismo sexo y la reforma educativa de la asignatura de religión. En noviembre la Conferencia Episcopal lanza una campaña, con siete millones de folletos, contra la eutanasia, y anuncia que seguirán otras sobre otros asuntos que considera de interés público. El enfrentamiento se ha mantenido en diversos frentes durante toda la legislatura, tanto el económico (en el que finalmente se llegó a un nuevo acuerdo de financiación con la Iglesia, a aplicar desde 2007) como el educativo, especialmente en lo referente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, o el de los derechos y libertades (especialmente en lo referente al matrimonio homosexual).

En clave socio-educativa, desde el Gobierno se ha propuesto una "recuperación de la memoria histórica", concretada en un principio en la devolución a Cataluña de los denominados "papeles de Salamanca" (documentación que permanecía en el Archivo General de la Guerra Civil) y al sindicato UGT del patrimonio incautado tras la Guerra Civil, o en la retirada de las estatuas ecuestres de Francisco Franco de las vías públicas. Finalmente y como colofón de ese proyecto se aprobó la llamada Ley de la memoria histórica (Ley 52/2007), que incluye un reconocimiento de la ilegitimidad de tribunales y jurados durante la Guerra Civil, medidas para la recuperación de los cadáveres sepultados en fosas comunes durante la guerra y la retirada de símbolos franquistas. Algunas de esas medidas han sido duramente criticadas por la oposición, principalmente por el Partido Popular, puesto que consideran a la nueva ley un regreso al "guerracivilismo" o una lectura parcial de la historia.

En el terreno deportivo, Madrid no resultó elegida como sede de los Juegos Olímpicos del 2012 a los que se había presentado como candidata. La alcaldesa en funciones de Madrid, Ana Botella, culpó de la eliminación al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que tras la eliminación de Nueva York en la segunda ronda, ninguno de sus votos fue a Madrid (Madrid fue eliminada en la tercera ronda por dos votos). Dichos votantes, afirma Botella, estarían molestos por las supuestas actuaciones "antiamericanas" del presidente del Gobierno (véase más abajo la sección de política exterior). El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, desautorizó dicha interpretación. Meses más tarde, sin embargo, un representante del COI que participó en las votaciones reveló que Madrid resultó eliminada por un error humano de uno de los presentes.

El gobierno también prometió mayores subvenciones a la producción artística. Desde sectores próximos al Partido Popular se ha criticado que, entre otros, esto beneficie a los cineastas, muy significados en la oposición a la guerra de Iraq (No a la guerra) durante la anterior legislatura.

También en clave cultural, el 8 de mayo se inauguró el Forum de las Culturas Barcelona 2004, clausurado el 26 de septiembre con unos resultados bastante discretos en cuanto a visitantes (2.6 millones) frente a las sobredimensionadas expectativas de la propia alcaldía de Barcelona (que llegaron en algún momento a los 7 millones.

En los primeros días tras las elecciones generales, Rodríguez Zapatero prometió una gestión independiente de Radio Televisión Española, y aunque había prometido que el director general sería nombrado por el Congreso de los Diputados, el 23 de abril el Consejo de Ministros nombró a Carmen Caffarel directora del ente público. Álex Grijelmo fue elegido como presidente de la Agencia EFE.

Se creó un "comité de sabios" para estudiar la dramática situación económica del ente público RTVE, nunca solventada por gobierno alguno, y que concluye que su enorme deuda debe ser asumida por el Estado. El 24 de junio se comunica que RTVE pasará a ser una sociedad anónima de capital público con lo que, entre otras cosas, tendrá que tener un mayor control sobre sus gastos. Se estudian también los contenidos de la televisión con el fin de proteger a la infancia de programas inapropiados.

Se procedió al relevo de presentadores como Alfredo Urdaci (único caso conocido en España de periodista condenado judicialmente por manipulación informativa), Carlos Dávila, Fernando Sánchez Dragó o Carmen Tomás. Regresó el humorista El Gran Wyoming, que había combatido activamente contra el PP, y cuyo programa fue rápidamente cancelado debido a la baja audiencia que tuvo. También se incorporó Julia Otero, que presenta el programa Las cerezas. Más éxito de crítica y público tuvieron nuevos programas de debate (59 segundos) y de divulgación sexual, Dos rombos. La audiencia, sin embargo, cayó por debajo de la de Antena 3 y Tele 5.

TVE dedicó una amplia cobertura a la muerte de Juan Pablo II, lo que generó críticas en Izquierda Unida por considerarla impropia de un "estado aconfesional". Por su parte, el PP exigió el 15 de junio el cese de Lorenzo Milá, presentador de la segunda edición del Telediario de TVE 1, por sus declaraciones, no en el Telediario, en contra de las manifestaciones que el PP apoya. Tras el tratamiento informativo de las elecciones gallegas en Informe Semanal, el PP anunciaba su intención de no enviar a sus representantes políticos a "59 segundos".

Desde el Gobierno se sugirió una moratoria para la Televisión Digital Terrestre y nuevas concesiones para la emisión analógica, lo que provocó la oposición del PP y de todos los medios privados (Paolo Vasile, consejero de Telecinco y amigo de Berlusconi: "Esto es un golpe) exceptuando al Grupo Prisa. Se concedieron dos nuevas licencias para la emisión en abierto en analógico: canal Cuatro y la Sexta. Según el PP nos estaríamos alejando del pluralismo ideológico.

La COPE es uno de los medios audiovisuales críticos con los Gobiernos de España y Cataluña, y desde luego el más feroz. Por su parte, desde el Gobierno y ERC aumentaron las críticas y acciones contra la cadena crítica argumentando que desde esa emisora se propagaría el odio entre los españoles. Tanto es así que en Cataluña tras la creación del Consejo Audiovisual de Cataluña criticada no solo por la COPE sino también por el AERC, Uteca, Telecinco, PP, CGPJ, FAPE o APM, se abrió expediente a dicha cadena. Esta actitud principalmente del ministro José Montilla así como los reajustes en la asignación de frecuencias radiofónicas en Cataluña llevaron a Luis Herrero y otros periodistas españoles a presentar ante la Unión Europea un manifiesto firmado por más de setecientas mil personas para que la institución comunitaria tomara cartas en lo que consideran una operación política "destinada a desposeer a la segunda cadena de radio más importante de España de todas sus emisoras en Cataluña". Su amplio enfrentamiento es tratado de un modo más completo en el artículo de la cadena COPE.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y otros órganos de gobierno judicial, dominados por conservadores, nombrados durante los ocho años de gobierno del PP, venían tratando de paralizar o de frenar algunas de las reformas que el nuevo gobierno trataba de efectuar. Debido a que en el 2005 se iban a producir nuevos nombramientos de juristas y magistrados por parte del CGPJ el gobierno decidió actuar antes planteando la Reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial aprobada con el consenso de todos los partidos menos el PP el 1 de diciembre del 2004, que preveía la necesidad de mayores mayorías para proceder al nombramiento de jueces y magistrados. Según el gobierno, esta nueva ley trata de evitar que uno de los dos sectores (conservador o progresista) domine sobre el otro aunque goce de mayoría absoluta por lo que tal medida, según ellos, debería fomentar el consenso y los acuerdos entre sus miembros. Hasta entonces la mayoría de los nombramientos se efectuaban por mayoría absoluta excepto los del Tribunal Constitucional que se ordenaban con una mayoría de tres quintos. Con la nueva ley no solo estos últimos serán elegidos por los tres quintos sino que también lo serán los Presidentes de Sala y Magistrados del Tribunal Supremo así como los Presidentes de los Tribunales Superiores de Justicia. La medida fue duramente criticada por el PP aduciendo que pretendían hacerse con el control de la Justicia, a lo que el Gobierno replicó que pretendían acabar con el dominio conservador que según ellos se habría promovido durante la etapa del PP.

Durante la presente legislatura también estaba prevista la reforma de la Constitución Española. Se prevé de fácil acuerdo entre todos los partidos la supresión de la Ley Sálica por la cual los hijos varones se sitúan en la línea de sucesión a la corona (y por tanto a la jefatura del estado) con preferencia sobre las primogénitas. Se prevé también acuerdo sobre la inclusión de referencias a la Constitución Europea o el nombre de las comunidades autónomas. Otras modificaciones más polémicas son las encaminadas a profundizar en el federalismo como el cambio en la denominación de las nacionalidades y los cambios para efectuar la reforma del Senado los cuales serán de más difícil consenso ya que se espera una fuerte oposición por parte del PP, necesario para que éstas reformas se lleven a cabo.

En un principio desde el PP se consideró que la presente legislatura no era adecuada para reformar la Constitución, aunque en octubre de 2005, Mariano Rajoy solicitó dos reformas.

Aunque previamente el denominado Plan Ibarretxe ya inició el debate sobre el modelo territorial del Estado, es con el inicio del proceso de reforma del Estatuto de Autonomía de Cataluña en su Parlamento cuando se intensifica el debate. La Comunidad Valenciana fue la primera en presentar una reforma de su estatuto de autonomía al Congreso de los Diputados. En Baleares, Andalucía y Galicia los principales partidos políticos han iniciado conversaciones para reformar también sus respectivos estatutos de autonomía.

No obstante, en el seno del PP y del PSOE se muestran públicamente sus discrepancias internas con las reformas de los estatutos en los que participan sus partidos. Así, por ejemplo, sobre la propuesta de reforma del estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana.

El 2 de noviembre de 2005 el Estatuto Catalán es admitido a trámite en el Parlamento Español tras más de doce horas de debate con el único rechazo del Partido Popular, quien ese mismo día presentó el recurso de inconstitucionalidad en el Tribunal Constitucional. El texto, defendido por el tripartito catalán (PSOE, ERC y ICV) y el gobierno de Zapatero, se sometió a la comisión constitucional del congreso y fue modificado. Finalmente se aprobó con los votos del 54% del congreso y el 48% del senado, con el voto contrario de ERC en el congreso y la abstención en el senado. La oposición al estatuto por parte del PP se basa en su opinión de que es lesivo para los intereses de los catalanes y el resto de españoles, insolidario, rupturista e inconstitucional. Para ERC el estatuto es insuficiente, aunque inicialmente se inclinaron por el voto nulo, haciendo caso de sus bases solicitan a los catalanes el voto negativo en el referéndum. Afirman que las modificaciones introducidas tras el pacto Mas-Zapatero han dejado el texto totalmente "descafeinado" y que se pierde una oportunidad de conseguir algo mucho mejor para Cataluña.

En enero de 2006 el Consejo de Estado, a petición del gobierno, elaboró un informe respecto del Estatuto aprobado por el Parlamento catalán. Las conclusiones fueron terminantemente contrarias al mismo.

El 25 de abril de 2006, el Presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy presentó en el Congreso de los Diputados más de 4 millones de firmas para que el gobierno someta a referéndum la pregunta: "¿Considera conveniente que España siga siendo una única Nación en la que todos sus ciudadanos sean iguales en derechos, obligaciones, así como en el acceso a las prestaciones públicas?" por la definición de Nación del Estatuto Catalán y por considerar que establece "distinciones entre ciudadanos".

El Pleno del Congreso aprobó el 24 de mayo la toma en consideración del proyecto de reforma del estatuto de Andalucía con el 57% de los votos y la única oposición del Partido Popular.

El 18 de junio de 2006 el Estatuto Catalán fue definitivamente aprobado en referéndum con el 73,9% de los votos, frente a un 20,7% de votos negativos, con una participación del 49,42%.

La política exterior del Gobierno socialista, encargada a Miguel Ángel Moratinos, se ha caracterizado por el alejamiento de Estados Unidos y Gran Bretaña y el acercamiento a la ONU, la vuelta a la UE y relaciones amistosas con los países sudamericanos, junto a la promoción de la Alianza de Civilizaciones. A pesar de la retirada de Iraq, "España tiene destinados 2.092 militares en misiones en Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Afganistán, Congo, Líbano y Países Bálticos y, según acuerdo de Consejo de Ministros, no podrán superarse los 3.000 efectivos y los 50 observadores militares" (ABC).

El mismo día 15 de marzo de 2004, Zapatero anunció que cumpliría su promesa electoral, haciendo regresar a España a las tropas españolas destinadas a Iraq antes del 30 de junio de 2004 si la Organización de las Naciones Unidas no tomaba el cargo de la situación. Los aspirantes a la presidencia de Estados Unidos, George W. Bush y John Kerry, instaron a Zapatero a que reconsiderase su decisión. Sin embargo, el 18 de abril, Zapatero anunció la retirada inmediata, cuya primera fase se completó el 28 de abril. El 8 de junio el Consejo de Seguridad de la ONU publicaría su resolución 1546 en la que aprueba la creación de un gobierno provisional y reafirma la autoridad de las tropas internacionales presentes en el país. Empezaba así un enfriamiento de la relaciones bilaterales, que continuaría en Túnez con la petición española de que los demás países les imitaran, la sustitución de la bandera estadounidense por la francesa en el desfile de las fuerzas armadas en Madrid, las críticas a las escasas contraprestaciones que España recibe por la cesión de bases a los estadounidenses y el apoyo explícito de Zapatero a Kerry, aunque éste último pidió también a España que reconsiderase su decisión de retirar las tropas de Iraq.

A pesar de los intentos del gabinete de Zapatero para intentar mejorar las relaciones con los Estados Unidos -- como el envío de más tropas a Afganistán y Haití-- la apertura de negociaciones para la venta de material militar al presidente venezolano Hugo Chávez, provocó otro foco de tensiones a las ya de por sí delicadas relaciones con EE.UU. En enero de 2006, el Departamento de Estado americano vetó la venta de doce aviones de transporte que formaba parte del acuerdo bilateral con el régimen de Chávez, alegando la inclusión en estos de tecnología estadounidense.

El 24 de marzo de 2004, Zapatero aprovechó el funeral de Estado por los Atentados del 11 de marzo de 2004 para reunirse con representantes extranjeros como Leszek Miller, Tony Blair, Jacques Chirac, Colin Powell, Gerhard Schröder y Jorge Sampaio. Lo cierto es que en la misma medida que se distanciaba de Estados Unidos, Reino Unido, Italia, y Polonia (socios prioritarios del anterior gobierno popular), Rodríguez Zapatero se ha incluido en el denominado Eje franco-alemán (llamado por él como el corazón de Europa). Tras el "No" de Francia y Holanda a la constitución, la caída en popularidad de Jacques Chirac y Schröder y la presidencia europea de Tony Blair el gobierno se empieza a ver obligado a redefinir, en cierta medida, su posición internacional flexibilizando más su alianza al eje franco alemán.

Zapatero también es partidario de la inclusión de Turquía en la UE.

El 14 de mayo de 2004, Zapatero, en un viaje a Italia, defendió que el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa se firmara en Roma como estaba convenido, y no en Madrid como se había propuesto para homenajear a la ciudad, gesto que fue aplaudido por el primer ministro italiano Silvio Berlusconi.

El Gobierno de Rodríguez Zapatero convocó un referéndum para la aprobación de este tratado, en cuya campaña el PSOE y el PP pidieron el voto a favor. Celebrado el 20 de febrero de 2005, el resultado fue afirmativo.

Zapatero también dio su apoyo al candidato de la SPD, el ex-Ccnciller Gerhard Schröder en las elecciones de 2005 en Alemania. Tras los mediocres resultados de la CDU en contraste con sus expectativas electorales llegó a decir que Angela Merkel, la cabeza de lista, nunca sería canciller. Sin embargo, el acuerdo político alcanzado entre este partido y el SPD socialdemócrata llevó a Merkel a la cancillería en conjunción con un gobierno formado por mayoría socialdemócrata. La mejora de las relaciones alemanas con EE.UU. deja la incógnita del devenir de las relaciones con Alemania y el futuro del eje franco-alemán como motor de la U.E.

Al mismo tiempo, Argentina, Brasil o Venezuela, lo que ha provocado una gran polémica. Con respecto a Cuba, ha impulsado en la UE la relajación de las presiones hacia la dictadura cubana, buscando un "espacio de distensión" para conseguir la liberalización del régimen. Del mismo modo, Miguel Ángel Moratinos, nombró como embajador a Carlos Alonso Zaldívar, antiguo dirigente del Partido Comunista.

En mayo de 2006 el presidente de Bolivia, Evo Morales, firmó un decreto por el que da al Estado boliviano el "control absoluto" de los hidrocarburos en el país sudamericano, medida que fue recibida con preocupación en la Unión Europea, cuestionada por el Secretario General de las Naciones Unidas porque pueda afectar a "las actividades económicas normales" y celebrada por los presidentes de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Fidel Castro. La decisión de Morales afecta sobre todo a la hispano-argentina Repsol-YPF y a la brasileña Petrobras. José Luís Rodríguez Zapatero, tras reunirse con Morales en Viena, afirmó que "el diálogo es el mejor camino" para resolver la crisis abierta.

Zapatero también defendió en la ONU la idea de la Alianza de Civilizaciones, como mejor forma de luchar contra el terrorismo islámico. La iniciativa, promovida por Zapatero y el primer ministro turco, Recpe Tayyip Erdogan, recuperando la propuesta hecha por el ex-presidente iraní Muhammad Jatami en 1999, ha sido asumida por el entonces secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan y por el actual, Ban Ki-moon.

Con respecto a las difíciles relaciones con Marruecos, muy deterioradas por el enfrentamiento por la soberanía de la Isla Perejil durante el gobierno de Aznar, se ha tratado de mejorarlas, lo que se ha traducido, entre otras acciones en la búsqueda de soluciones que sin desestabilizar a su vecino del sur, mantenga el tradicional apoyo español a la autodeterminación de los saharauis. Sin embargo, este difícil equilibrio no parece ser tal y varias delegaciones españolas que pretendían visitar El Aaiún para comprobar la posible represión marroquí contra manifestaciones saharauis han sido expulsadas. Autoridades de la RASD han protestado formalmente por la "parcialidad" del gobierno español hacia Marruecos. Fuerzas españolas y marroquíes han participado en un despliegue militar conjunto de pacificación en Haití, y Zapatero ha vendido a Marruecos carros de combate M-60 por un precio simbólico. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero también ha excluido a Ceuta y Melilla de la cumbre hispano-marroquí del 2005 y renunció a reconocer delante de su homólogo marroquí la españolidad de las dos ciudades para no irritar al vecino del Sur. Sin embargo, fue el primer presidente de gobierno de la democracia en realizar una visita oficial a los dos enclaves norteafricanos, reafirmando a través de los actos la españolidad de ambas plazas, en lugar de emplear un discurso de confrontación. En noviembre de 2007 se desencadenó un conflicto diplomático entre ambos países a raíz de una visita de los Reyes de España a Ceuta y Melilla que el gobierno de Marruecos, siguiendo instrucciones del Rey Mohamed VI, consideró reprochable. Tras dos meses de tensiones en los que Marruecos retiró a su embajador en Madrid, a principios de febrero de 2008, se normalizaron las relaciones.

El larguísimo conflicto sobre el Territorio Británico de Ultramar de Gibraltar no ha sido hasta el momento un objetivo priotario del gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero. Tras el referéndum realizado en Gibraltar en 2002, que rechazó las conversaciones en curso entre los gobiernos español y británico para que el territorio estuviese bajo soberanía compartida, las negociaciones volvieron a detenerse.

El gobierno español ha declarado que aunque su objetivo sigue siendo la consecución de la soberanía sobre Gibraltar, nada puede hacerse si la participación de los gibraltareños, para lo cual se ha llegado al acuerdo entre los gobiernos británico y español de permitir la representación del gobierno gibraltareño en unas nuevas conversaciones tripartitas que comenzaron a celebrarse en 2005. Los temas de discusión más importantes son la consecución de un acuerdo para el uso conjunto del aeropuerto, que revitalizase el acuerdo hispano-británico de 1987, y que nunca llegó a aplicarse, y el pago, por parte del gobierno británico de las pensiones de los trabajadores españoles que trabajaron en la colonia antes del cierre de la verja en 1969. A fecha de enero de 2006, no se ha conseguido ningún acuerdo.

El 14 de noviembre de 2006 el presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang realiza su primer viaje oficial a España desde 1990 (El País).

Al principio



Elecciones generales de España de 2008

Mariano Rajoy (derecha) y Ángel Acebes en su sede, el 9 de marzo.

El 9 de marzo de 2008 se celebraron elecciones a Cortes Generales en España (9-M). Fueron las décimas elecciones generales desde la Transición, y sirvieron para renovar los 350 escaños del Congreso de los Diputados y 208 del Senado. Estas elecciones dieron paso a la IX Legislatura. Ese mismo día también se celebraron elecciones autonómicas en la comunidad autónoma de Andalucía.

En total, concurrieron a los comicios un total de 92 partidos políticos, sumando un total de 1.130 candidaturas al Congreso y 1.235 al Senado, un 30 por ciento más de las listas que se registraron para las elecciones generales españolas de 2004. Las Juntas Electorales rechazaron un total de 40 candidaturas, entre las que destacan las listas de Acción Nacionalista Vasca y las de la coalición Centro Democrático y Social-Unión Centrista Liberal, las dos únicas formaciones a las que se han anulado todas sus candidaturas.

Los resultados de las elecciones generales dieron como vencedor al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que obtuvo 169 escaños al Congreso de los Diputados (5 más que en 2004) y un 43,87% de votos frente al Partido Popular (PP) que obtuvo 154 diputados (6 más que en 2004) y un 39,94% de votos. Convergencia i Unió (CiU) logró los mismos diputados que en en 2004, 10 en total. Izquierda Unida (IU) perdió el grupo propio en el Congreso de los Diputados al conseguir solamente 2 escaños lo que le deja en el grupo mixto. Por otra parte el Partido Nacionalista Vasco (PNV) pierde un escaño, pasando de 7 a 6 diputados, al igual que Coalición Canaria (CC), que pasa de 3 a 2 diputados. El Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Nafarroa Bai (Na-Bai) mantuvieron sus escaños, mientras que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) perdió 5 diputados. Unión Progreso y Democracia (UPyD) consigue un diputado en Madrid, por lo que Rosa Díez entra en el Congreso. Así mismo Eusko Alkartasuna (EA), Chunta Aragonesista (CHA) y Nueva Canarias (NC) perdieron su representación parlamentaria.

En el Senado el PSOE obtuvo 89 puestos, ocho más que en 2004, mientras que el Partido Popular perdió uno para quedarse en 101. La Entesa Catalana de Progrés, que agrupa a PSC, ERC, ICV y EUiA obtuvo 12 senadores.

En las elecciones al Parlamento de Andalucía venció el PSOE que obtuvo 56 escaños, cinco menos que en 2004 pero que le permiten gobernar con mayoría absoluta. El Partido Popular obtuvo 47 escaños, diez más que en 2004, Izquierda Unida se mantuvo con 6 escaños y la Coalición Andalucista perdió los cinco escaños que había obtenido en 2004.

El PSOE afrontó las elecciones de 2008 liderado por José Luis Rodríguez Zapatero, que fue proclamado como candidato a la presidencia del Gobierno el 25 de noviembre de 2007. Ningún otro miembro del partido anunció su intención de presentarse como candidato, hecho habitual cuando un presidente del Gobierno quiere presentarse a una reelección.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció el 20 de octubre de 2007 en un acto público en el Palacio de Congresos de Valencia que se presentaría como cabeza de lista por la circunscripción de Valencia. Este anuncio se produjo dos días después de la dimisión del líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, tras conocerse su supuesta implicación en un trato de favor financiero.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, que ya había rebasado la edad de jubilación, mostraba dudas sobre si continuaría como diputado en el Congreso y como ministro del Gobierno en el caso de que el PSOE volviera a ganar las elecciones. En unas declaraciones a RNE hechas a mediados de octubre de 2007, Solbes confirmó que Zapatero le había ofrecido seguir como ministro de Economía y que aún no había tomado una decisión definitiva al respecto. El 16 de noviembre, el vicepresidente informó de manera privada a Zapatero que estaría dispuesto a seguir en el Gobierno, al menos, hasta la mitad de la legislatura. Sin embargo, diez días después, Solbes aseguró públicamente que su compromiso se extendería a toda la legislatura.

El presidente del Congreso, Manuel Marín, anunció el 15 de noviembre de 2007 que dejaría la política al final de la legislatura para dedicarse a la lucha contra el cambio climático en las universidades. Meses antes se había filtrado una noticia poco favorable para él: Zapatero había propuesto al ex ministro de Defensa, José Bono, que volviera a la política como cabeza de lista por la circunscripción de Toledo, con el fin de ocupar la presidencia de la Cámara Baja en sustitución de Marín, en caso de que el PSOE ganara los comicios.

El coordinador del programa electoral del PSOE fue el ministro de Trabajo, Jesús Caldera. El partido inició su precampaña el 18 de octubre de 2007, y utilizó la frase "Con Z de Zapatero" como lema electoral. La presentación de esta precampaña se realizó con un vídeo en el que José Luis Rodríguez Zapatero bromeaba desenfadado sobre su forma de hablar (sustitución de la "d" a final de palabra por la "z") e invitaba a los españoles a conocer los logros de su Gobierno durante la legislatura.

Para la elaboración del programa electoral, el PSOE contó con el asesoramiento de un panel de intelectuales formado por 14 personas: el Nobel de Economía Joseph Stiglitz; la Nobel de la Paz Wangari Maathai; los expertos en economía Nicholas Stern, Jeremy Rifkin, André Sapir, Torben Iversen y Maria João Rodrigues; los expertos en ciencias políticas Philip Pettit, Wolfgang Merkel y Guillermo O'Donnell; e intelectuales en otros ámbitos, como la socióloga Marie Duru-Bellat, el filósofo George Lakoff, la escritora Barbara Probst Solomon y la activista Helen Caldicott.

El 4 de diciembre, Zapatero prometió suprimir el impuesto de patrimonio, porque "recae sobre las clases medias" pero "no sobre las más altas" que "encuentran fáciles mecanismos de elusión", y aseguró que compensaría a las comunidades autónomas por el dinero que dejarían de recaudar. Este anuncio contrastó con la posición mantenida meses antes por el ministro de economía Pedro Solbes con respecto a una medida similar adoptada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, que fue calificada de "sopresiva", "no progresista" y "sin debate". Por otro lado, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) consideró el anuncio como una "pésima noticia", ya que, en su opinión, la medida parecía una renuncia a la lucha contra el fraude.

El 20 de diciembre, Zapatero anuncia que si revalida su mandato subirá hasta 850 euros las pensiones de personas con conyuge a su cargo y hasta los 700 euros para las personas viudas. Al día siguiente, promete la elevación del salario mínimo hasta los 600 euros para 2008 y hasta los 800 euros para el final de la legislatura.

El 26 de enero el PSOE celebró una conferencia para la aprobación de enmiendas al programa electoral presentadas por sus miembros. Entre las que fueron aprobadas destaca la presentada a iniciativa de Rodriguez Ibarra para que el gobierno no negociara con ETA sin el apoyo de la oposición. Ibarra aceptó una nueva redacción del texto de Patxi López, la enmienda quedó del siguiente modo: "Sabiendo que, tras la ruptura del alto el fuego, no hay ninguna expectativa de diálogo, desde el Gobierno de la Nación, el PSOE se compromete a poner todos los instrumentos a su alcance y a desarrollar el máximo esfuerzo para conseguir acabar con ETA, buscando para ello la máxima coordinación con el primer partido de la oposición y el resto de fuerzas políticas democráticas". También fueron aceptadas otras enmiendas presentadas por varias mujeres del partido, entre ellas, la posibilidad de una revisión de la ley del aborto que garantice igual acceso a esta prestación y seguridad jurídica a médicos y pacientes. También se aprobó la gratuidad de la píldora del día después y la expulsión del país de cualquier extranjero con sentencia firme por violencia de género por un plazo de diez años.

Al día siguiente, Zapatero promete una devolución de 400 euros a cada contribuyente que haya realizado la declaración de la Renta que se haría efectiva en junio.

Mariano Rajoy, que lideró el PP durante toda la legislatura, fue designado candidato oficial a las elecciones en una junta directiva que su partido llevó a cabo el 10 de septiembre de 2007. La proclamación de su candidatura tuvo lugar el 27 de octubre en Valencia, en un acto multitudinario en el que se vio arropado por muchos miembros relevantes de su formación. Ningún otro miembro del PP anunció su intención de presentarse como candidato.

El hecho de que Rajoy apareciera en las encuestas como un líder poco valorado por los votantes de su partido (por debajo de Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre, José María Aznar y Alberto Ruiz-Gallardón, según un sondeo de Sigma Dos para el diario El Mundo hecho en septiembre de 2007) y por todo el electorado en general (el barómetro del CIS de octubre de 2007 le daba una nota de 3,75 puntos sobre 10, por debajo de José Luis Rodríguez Zapatero, Gaspar Llamazares, Josep Antoni Duran i Lleida y Josu Jon Imaz), fue considerado por el PSOE y algunos analistas políticos como un síntoma de falta de liderazgo político.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, manifestó en repetidas ocasiones durante el verano de 2007 su interés por ir en las listas del PP para conseguir un escaño en el Congreso de los Diputados, pero, finalmente, Ruiz-Gallardón, no fue elegido por Mariano Rajoy para figurar en las mismas. El alcalde de Madrid, en un primer momento, mostró su desencanto afirmando que podría dejar la política, declaración que matizó días más tarde.

El abogado y empresario turolense Manuel Pizarro fue designado número dos por la lista del PP de Madrid para concurrir a las elecciones en enero de 2008. Su designación fue una sorpresa inesperada y se interpreta como la elección por parte de Rajoy de una figura de hondo calado contra las políticas del actual vicepresidente económico Pedro Solbes, afianzada tras su comportamiento en la OPA sobre Endesa.

La socióloga madrileña y ex profesora de la UNED Ana Mato figuró como número 3 en la circunscripción de Madrid.

El coordinador del programa electoral del PP fue el ex ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa. El acto central de inicio de precampaña tuvo lugar durante el tercer fin de semana de noviembre de 2007, con la celebración de una conferencia política en la que el PP expuso las líneas generales de su programa electoral. El hecho de que este acto fuera una conferencia y no una convención (de haberlo sido tendría que haberse inaugurado por los presidentes de honor del partido, Manuel Fraga y José María Aznar) fue interpretado por algunos medios de comunicación como una estrategia para no restar protagonismo al candidato. En el discurso de clausura, Mariano Rajoy prometió, entre otras medidas, eximir del pago del IRPF a trabajadores y pensionistas con ingresos inferiores a los 16.000 euros anuales (frente los 9.000 euros del momento) en caso de ganar las elecciones. Rajoy estimó que siete millones de personas podrían beneficiarse de esa propuesta. Por su parte, el Gobierno cifró el dinero que el Estado dejaría de ingresar en 25.000 millones de euros, algo inasumible según el Ministerio de Economía y Hacienda.

Rajoy realizó otra propuesta en materia económica el 12 de diciembre, al asegurar que a partir de 2009 aumentaría en 150 euros las pensiones mínimas de viudedad y jubilación a los mayores de 65 años, que pasarían de cobrar 493 euros a más de 650 euros al mes. Así mismo Rajoy ha prometido en reiteradas ocasiones su determinación en eliminar el controvertido Canon digital en favor de "formas más proporcionadas y justas" para remunerar a los autores que no "considere a las personas como sospechosos de hacer cosas que no permite la ley".

El 27 de enero, Rajoy promete crear en la próxima legislatura un total de 2,2 millones de puestos de trabajo y elevar la tasa de actividad femenina al 68 por ciento para el 2011. Adicionalmente anunció la creación de 400.000 plazas de guarderías para "hacer posible la conciliación familiar y laboral".

Así mismo a principios del mes de febrero el Rajoy anunció la intención de, si llegaba al gobierno, crear un "contrato para los emigrantes" extracomunitarios que decidieran residir en España (similar al modelo francés adoptado por Sarkozy y otros países europeos) por el que se comprometen a respetar las leyes, aprender castellano y las costumbres españolas. Dando ideas vagas de lo que debe entenderse por "costumbres", como la prohibición de la mutilación genital en las mujeres, la poligamia, y el respeto a las leyes en general. Actuaciones y penadas previamente en el código penal español en el momento de la propuesta.

Por otro lado, también se ha anunciado por parte del PP la intención de esperar a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el matrimonio homosexual antes de tomar una decisión sobre si modificar la Ley de Reforma del Código Civil en materia de matrimonio para cambiar la denominación matrimonio (que quedaría reservada sólo para uniones entre personas de distinto sexo), a la vez que ha anunciado que si llegara a gobernar eliminaría el derecho de los matrimonios homosexuales a adoptar.

En materia de salud, Rajoy prometió, como ya hizo Esperanza Aguirre en las elecciones a la Asamblea de Madrid de 2003, la reducción de las listas de espera para las operaciones quirúrgicas a un máximo de treinta días, así como la gratuidad de los servicios de salud dental o la mejora de los servicios de urgencias hospitalarias, entre otras promesas electorales.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, fue proclamado candidato a la presidencia del Gobierno el 11 de noviembre de 2007, tras vencer en las elecciones primarias de su partido (no vinculantes) con el 62,5% de los votos. La otra candidata, la secretaria del Partido Comunista del País Valenciano, Marga Sanz, obtuvo el 37,5%. El Consejo Político Federal de IU ratificó la candidatura de Llamazares el 1 de diciembre con 84 votos a favor y 2 abstenciones.

IU mantenía una postura republicana, partidaria de la sostenibilidad ambiental para hacer frente al cambio climático, laica en lo que a la educación se refiere, y a favor de la contribución del 0,7% del PIB para los países en subdesarrollo. IU se mostraba partidaria de avanzar hacia la «laicidad» del estado, fortalecer el estado del bienestar y realizar una profunda «renovación democrática», incluyendo un «Código ético» que sería de obligado cumplimiento para cargos públicos (electos y de responsabilidad) y que les obligase a utilizar los servicios públicos.

En lo que respecta al modelo de estado, Izquierda unida propuso, en caso de ganar las elecciones, la realización de un «referéndum sobre la Monarquía», de forma que se consultase a los españoles sobre la preferencia entre dos modelos de gobierno: monarquía o república. IU piensa que esta sería una manera efectiva para avanzar hacia el «Estado Federal Republicano», que, según la coalición, «es una buena fórmula para hacer frente a las demandas de democratización de la sociedad española». También propusieron una reforma del Senado y la posibilidad de que las administraciones locales y autonómicas tuviesen cabida en en órganos como el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, el Consejo de Seguridad Nuclear, la Agencia Tributaria o el Banco de España.

IU se mostraba favorable a pactos con el PSOE, al que consideraba un partido «en pleno giro hacia el centro político», argumentando que estos pactos entre ambas formaciones darían un giro hacia la izquierda. En ese sentido, IU ha aludido a la posibilidad de formar coalición de gobierno con el PSOE.

Recientemente IU ha anunciado que una de las medidas que pedirá al PSOE en caso de pactar será una reforma de la Ley Electoral para «recuperar el principio de proporcionalidad constitucional», ya que la ley actual favorece a los grandes partidos y debilita a los pequeños. Como ejemplo Gaspar Llamazares señaló que mientras PP o PSOE solo necesitan 60.000 votos para obtener un diputado en las cortes generales, IU necesita 240.000 votos, cuatro veces más. La crítica al bipartidismo es el eje central de estas propuestas; así con el cambio en la Ley Electoral se llegaría, según IU, a «un sistema democrático rico y pluralista, en contra de un sistema en el que dos fuerzas combatirían por el centro para impedir los cambios».

En política de empleo, IU propuso en su programa electoral la creación de una ley que redujese la jornada laboral a 35 horas de trabajo semanales, la subida del salario mínimo interprofesional hasta los 1.100 euros (el 60% del salario medio), que el modelo estándar de contratación sea en forma de contratos indefinidos, la puesta en marcha de un programa contra la precariedad laboral y aumentar las ayudas a las empresas dedicadas a la prevención de riesgos laborales.

Entre las medidas económicas, IU propuso subir el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas del 30% al 35%, y crear un impuesto especial que pagarían las compañías con sede fiscal en España y que declarasen unos beneficios tres veces superior al IPC de diciembre, en torno al 15%. Según cálculos de la coalición, esta medida supondría unos ingesos para el Estado de unos 5.000 millones de euros, que serían empleados para la «convergencia social con la UE» y para sufragar un «cambio de modelo de desarrollo, más justo y más sostenible medioambientalmente». A estos 5.000 millones habría que sumar, según el programa de IU, otros 6.000 millones que se recaudarían aplicando un «decálogo de medidas contra el fraude fiscal de las grandes fortunas en España». Este plan fue presentado por Llamazares con el objetivo de «destinar en dos legislaturas 70.000 millones de euros en gasto social, muy necesarios para acercar a España a la media de la UE», ya que, según IU, «en España hay un fraude fiscal monumental y hay que dedicar todo ese dinero a la solidaridad».

El Consejo Nacional de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) designó el 10 de noviembre de 2007 a Josep Antoni Duran i Lleida como candidato de CiU a las elecciones generales; el Comité Ejecutivo de la coalición le ratificó como candidato el 26 de noviembre; y el Consejo Nacional de CiU le proclamó candidato el 1 de diciembre con el 98,1% de los votos a favor.

CiU ha exigido al PSOE que si desea su apoyo, éste debe garantizar que en las próximas elecciones autonómicas catalanas gobernará la lista más votada, independientemente de que las alianzas entre otras formaciones obtengan más representantes (en referencia al tripartito PSC-ERC-IUV que gobierna actualmente Cataluña) y también ha anunciado al PP que no pactará con ellos si mantienen el recurso de incostuticional del estatut catalan.

Partido creado meses antes de las elecciones, en septiembre de 2007, liderado por Rosa Díez, que consiguió un escaño por la circunscripción de Madrid. Por número de votos se convirtió en 2008 en la quinta agrupación política de España.

El cabeza de listas al Congreso por el PNV las lidera el vizcaíno Josu Erkoreka. Los principales objetivos del partido nacionalista eran mantener o superar los actuales 7 escaños, defender el derecho a decidir del País Vasco en Madrid y la licitación y adjudicación de las obras de todos los tramos del TAV en suelo vasco.

El 7 de julio de 2007, el Consell Nacional de ERC designó a Joan Ridao como cabeza de lista de su partido en las elecciones al Congreso de los Diputados de 2008, por 149 votos a favor, 13 en blanco y ninguno en contra. Su candidatura, explicaron a posteriori, nació con la vocación de "ser fuerte y útil en Madrid", para lo cual aspiraba "como mínimo" a mantener el grupo parlamentario propio de ERC (5 diputados).

El listado completo de partidos políticos con candidatura en alguna circuscripción se encuentra en esta página.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), concurre a las elecciones bajo esta denominación en todo el territorio estatal.

Se trata de las primeras elecciones a las que concurre esta formación, la cual había sido constituida sólo 6 meses antes.

Un estudio de la Universidad de Navarra del que se hace eco El Mundo, muestra que el terrorismo y los asuntos económicos han sido los principales temas de la campaña del PSOE y del PP, a partir del análisis de las noticias aparecidas en los principales medios de comunicación españoles. El problema del terrorismo estuvo presente en 25,1% de las noticias ligadas a la campaña electoral (sin contar el impacto mediático generado por el atentado de ETA del 7 de marzo de 2008). El segundo tema en importancia fue el de la economía, que ha representado el 19,3% de las noticias. El tercer tema es el del empleo (16,1%), seguido de la inmigración (10,6%), la política exterior (7,9%) y la educación (7,9%). La cobertura mediática dada a estos temas corresponde en grandes líneas a las preocupaciones de los españoles, según los datos del Barómetro del CIS de octubre 2007 (estudio número 2735). El terrorismo, la economía, el empleo y la inmigración son percibidos como cuatro de los cinco problemas principales de España. La única divergencia notable se da en el caso de la vivienda, puesto que fue el séptimo tema en importancia en la campaña electoral, presente en 4,7% de los artículos, mientras que es considerado el segundo problema de España, con un 34,8% de respuestas.

El estudio muestra la evolución del seguimiento mediático de los temas. Los datos indican que la inmigración es el tema que ha aumentado más de peso, puesto que en las noticias de precampaña suponían el 4,4% de las noticias, mientras que era un tema presente en el 10,6% de las noticias de la campaña electoral propiamente dicha. También incrementaron su presencia mediática en campaña el terrorismo y la educación. En cambio, perdieron peso a lo largo de la campaña las noticias relacionadas con la economía y con los impuestos. Este último fue uno de los temas principales de la precampaña.

Tras tres campañas electorales (1996, 2000 y 2004) sin debates electorales entre los dos principales candidatos, en esta campaña se retomaron, con dos enfrentamientos entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy que tuvieron lugar los lunes 25 de febrero y 3 de marzo. Todas las encuestas dieron como ganador de ambos a Zapatero, si bien se consolidó la sensación de que la primera cita fue más igualada, mientras que la segunda se impuso con más contundencia el presidente. El propio Rajoy reconoció días después que se equivocó al entrar, el 3 de marzo, en una discusión sobre la guerra de Irak auspiciada por Zapatero. Por otro lado, los responsables de economía del PSOE y del PP, Pedro Solbes y Manuel Pizarro, debatieron en Antena 3 el 21 de febrero. También en este caso las encuestas dieron como ganador al representante socialista. Ahondando en el bipartidismo, las otras fuerzas políticas fueron relegadas a un segundo plano al no realizarse un debate con los principales candidatos de cada fuerza.

Durante la campaña electoral (y pocos días antes de que ésta se iniciara) se repitieron a lo largo de toda España actos de protesta e intentos de boicot contra la participación de políticos de diferentes partidos en actos y conferencias realizados en diversas universidades españolas. Estos incidentes han estado protagonizados, en su mayor parte, por grupos de estudiantes que los medios de comunicación han adscrito a grupos de extrema izquierda y antisistema, y del independentismo catalán, gallego y vasco.

El primero de estos incidentes lo protagonizó el 12 de febrero la dirigente del PP María San Gil en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), cuando un grupo de unos 50 jóvenes independistas gallegos abuchearon a la presidenta del PP del País Vasco antes de pronunciar una conferencia en la facultad de Económicas. Algunos de estos dijeron pertenecer a la organización AGIR. Posteriormente se realizó la detención de cuatro miembros de esta organización. Según la versión del equipo de Maria San Gil, esta sufrió un intento de agresión. Según los estudiantes, los guardaespaldas de San Gil fueron los primeros en agredir a un estudiante que se acercó a «recriminarle su presencia». Días más tarde, la decana de la facultad de Económicas de la USC María Teresa Cancelo, manifestó que la candidata del PP «no fue agredida».

El 19 de febrero fue la candidata del PP por Barcelona Dolors Nadal la que sufrió el boicot de la conferencia que iba a dar en la Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona por la presión de medio centenar de independentistas catalanes, teniendo que suspenderse dicha conferencia. Ese mismo día, durante una conferencia de la dirigente de UPyD Rosa Díez en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, en un incidente organizado, cerca de medio centenar de estudiantes, vinculados a la extrema izquierda, trataron de impedir la realización del acto. El historiador y ensayista Antonio Elorza calificó a estos boicoteadores como ejemplos de un nuevo «fascismo rojo».

Tras estos actos, el ex presidente Felipe González hizo unas declaraciones en las que manifestaba que él fue abucheado en la universidad y aguantó «sin llorar».

El 26 de febrero en un acto realizado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia, la candidata por Valencia del PSOE María Teresa Fernández de la Vega fue increpada por una docena de jóvenes independentistas pertenecientes al Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) con una pancarta y gritos de «Fóra polítics de la universitat» («fuera políticos de la universidad», en castellano). Ese mismo día medio docena de independentistas trato de boicotear un acto en Bilbao del dirigente del PP vasco Antonio Basagoiti al grito «¡fascista, fascista!».

El 29 de febrero el también dirigente del PP Jaime Mayor Oreja, en compañía de Daniel Sirera, fue increpado e insultado en un acto en la localidad catalana de San Pedro de Ribas por una docena de independistas, al grito de «vosotros fascistas sois los terroristas» o «fuera fascistas», llegando a tener que refugiarse en una cafetería ante dicha actitud. Ese mismo día otro grupo independentista intentó evitar la realización de otro acto de UPyD en Cataluña.

Además, grupos de ultraderechistas de España 2000 impidieron a ERPV realizar un mitin en la localidad valenciana de Silla.

Debido al asesinato de Isaías Carrasco, ex concejal del PSE-EE en el Ayuntamiento de Mondragón desde junio de 2003 a mayo de 2007, por parte de ETA, todos los partidos políticos y coaliciones electorales decidieron suspender la campaña electoral, anulando los actos previstos para el cierre de campaña.

La jornada de reflexión estuvo marcada por el funeral de Isaías Carrasco, asesinado por la banda terrorista ETA el 7 de marzo en Mondragón.

Los resultados de la composición del Senado para la IX Legislatura dieron a los socialistas ocho escaños más que en la cita de 2004 y la coalición Entesa Catalana de Progrés, que agrupa a PSC, ERC e ICV-EUiA se mantiene como la tercera fuerza política. El Partido Popular consiguió dos senadores menos que en los comicios de 2004. La suma del Partido Socialista y la Entesa supera al PP. Además, Coalición Canaria perdió dos de los tres senadores que logró en las anteriores elecciones.

La misma noche electoral, el candidato por Izquierda Unida Gaspar Llamazares anunció su dimisión tras conocerse los resultados casi definitivos del escrutinio. "El tsunami bipartidista nos ha arrollado", reconoció Llamazares en su discurso, y afirmó desilusionado que los focos se hayan centrado casi exclusivamente en Zapatero y Rajoy, lo que supone, según él, una "reducción del pluralismo" y un "flaco favor a la democracia". Llamazares también se quejó de la "injusticia" de la ley electoral, ya que pese a sumar el 4% de los votos, con casi un millón de papeletas, su formación pierde el grupo propio en el Congreso de los Diputados.

En lo que respecta a los principales candidatos, José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que mantendrá una actitud de diálogo "con todos los grupos", y no descartó alianzas estables con CiU o PNV, y fijó sus prioridades de Gobierno, recuperar acuerdos institucionales e impulso a la economía y política social. Por el otro lado, Mariano Rajoy, felicitó al candidato socialista por su victoria y le deseó "suerte por el bien de España". Sobre su posible marcha de la presidencia del partido, el secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, aseguró que "no es el momento de debatir" si Aguirre sucederá a Rajoy. Finalmente, Mariano Rajoy comunicó que se presentará para optar a la presidencia del Partido Popular en el congreso que se celebrará en junio de 2008. El objetivo de Rajoy es estar al mando de nuevo de la formación durante la IX Legislatura en la oposición, e igualmente afirmó que su objetivo es presentarse a las elecciones generales del 2012 como el candidato por el Partido Popular por tercera vez consecutiva.

Al principio



Source : Wikipedia