Kiev

3.4322625698188 (1432)
Publicado por roy 03/03/2009 @ 23:14

Tags : kiev, ukrania, europa, internacional

últimas noticias
Las polacas Varsovia, Poznan, Wroclaw y Gdansk y la ucraniana Kiev ... - Europa Press
La UEFA eligió a cuatro ciudades polacas ya la capital de Ucrania, Kiev, como sedes oficiales para albergar partidos de la Eurocopa de 2012, que albergarán los dos países, aunque el presidente del organismo continental, Michel Platini recordó que...
Shevchenko, el triste final de un Balón de Oro genial - Sport
La noche del cinco de noviembre de 1997 el Dynamo de Kiev abandonó el Camp Nou saludando a una afición entregada a su fútbol, a su imaginación, brillantez y contundencia. El campeón ucraniano pasó como un huracán (0-4) por encima de un Barça aturdido...
Ya hay campeones en Ucrania, Macedonia y Luxemburgo - Todo Deportes
El Dinamo de Kiev olvidó su eliminación en las semifinales de la Copa de la UEFA ante el Shakhtar Donetsk al proclamarse por decimotercera vez campeón de la Liga ucraniana de fútbol. El Dinamo ganó al Tavriya Simferopol por 3-2 en un partido muy duro y...
Platini plantea que los árbitros paren los partidos en caso de ... - AS
La capital ucraniana, Kiev, albergará partidos de primera fase, cuartos de final y semifinales, pero no fue confirmada como sede para la final por no cumplir todas las condiciones, por el momento. El resto de sedes ucranianas tampoco fueron confirmadas...
Mexicanos en acción - Esto
El delantero regresó a la actividad al disputar todo el segundo tiempo del encuentro en el que el Shakhtar logró imponerse 3-0 al Kharkiv Kharkiv. De esta forma, Nery cortó una racha de siete encuentros sin tener participación, tres dentro de la Copa...
Shakhtar consigue boleto a la final de Ucrania - El Informador
de Shakhtar y Artem Milevskiy, del Dynamo Kiev. AP. DONETSK, UCRANIA.- El Shakhtar Donetsk, donde milita el atacante mexicano Nery Castillo, consiguió su boleto a la final de la Copa de Ucrania luego de vencer por la mínima diferencia de 1-0 a su...
Visita del presidente de Ucrania para calmar a inversionistas - Swissinfo
El objetivo oficial de la visita es reforzar las relaciones entre Berna y Kiev, relaciones que son calificadas de buenas entre Ucrania y su duodécimo inversor y que se han visto intensificadas desde la revolución naranja del 2004....
Shakhtar gana 2-1 a Dinamo Kiev y jugará la final de la UEFA - Prensa Libre (Guatemala)
Los jugadores del Shakhtar Donetsk celebran tras vencer al Dynamo de Kiev, en el partido de semifinal de la Copa de la UEFA. (Foto Prensa Libre: EFE). Ucrania - Shakhtar Donetsk se clasificó para la final de la Copa de la UEFA de futbol tras su...
Alcalá, entre las sedes del mundial de clubes en el que participan ... - Diario de Alcalá
En Alcalá jugarán FC Barcelona, Peñarol de Montevideo, Beijing Guoan, Corinthians, Mamelodi Sundowns, Atlético de Madrid, Dinamo de Kiev y Boca Juniors; en la ciudad complutense también se disputarán encuentros de cuartos de final....
El grupo Tarradellas podría participar en la modernización de las ... - Empresa Exterior
... Vinnytsia-Kiev, Kharkiv-Scherbakovka, la reconstrucción del metro en Dnipropetrovsk y la construcción de un trazado metropolitano en Donetsk, así como la reconstrucción y explotación de la terminal de pasajeros de los aeropuertos de Lviv y Kiev....

Historia de Kiev

Vista de Kiev en la Segunda Guerra Mundial.

La Historia de Kiev (también transliterado como Kyiv (por Київ en ucraniano), la ciudad más grande y la capital de Ucrania, es larga y destacada. El momento exacto de la fundación de la ciudad es difícil de determinar. La legenda dice que el lugar del nacimiento de una gran ciudad en la futura zona de Kiev fue profetizado por San Andrés (en los años 60-70 DC) fascinado por la espectacular localización de las montañosas orillas del rio Dnieper. Se cree que la ciudad existía ya al principio del siglo V, estableciendo inicialmente como un enclave comercial. Gradualmente adquiere importancia como centro de la civilización eslava oriental, alcanzando Kiev su Edad de oro como centro de la Rus de Kiev entre los siglos X y XII. La importancia política, que no cultural, inicia su declive con la completa destrucción de la ciudad por parte de la Invasión mongola en 1240. Los siglos siguientes, Kiev fue una capital provincial de importancia marginal en los confines de los territorios controlados por sus poderosos vecinos: el Gran Ducado de Lituania, la Comunidad Polaco Lituana y el Principado de Moscú, luego convertido en Imperio Ruso. La ciudad es cristianizada en 988, y jugo un importante papel en la conservación de las tradiciones de la Cristiandad Ortodoxa, especialmente en los tiempos de dominación de los Católicos polacos, y luego el estado ateo de la Unión Soviética.

Kiev probablemente fue fundada en el siglo V por Eslavos orientales. La leyenda de Kyi, Schek y Khoryv nos habla de una familia pionera de la tribu del líder Kyi, el mayor, y sus hermanos Schek y Khoryv, y también su hermana Lybid, que fundaron la ciudad de Kiev, cuya traducción es “perteneciente a Kyi”.

No está claro cuando Kiev cae en manos el imperio de los Jázaros, pero en la Crónica de Néstor (la principal fuente de información sobre historia antigua de la zona) se menciona a los Eslavos de Kiev diciéndole a Askold y Dir que ellos viven sin un gobernante local y pagan tributo a los Jázaros, en un hecho atribuido al siglo IX. Como mínimo, durante los siglos VIII y IX, Kiev funcionó como un destacamento del imperio de los Jázaros. La colina-fortaleza, llamada Sambat (en túrquico antiguo “Lugar Alto”) fue construida para defender el área. En algún momento durante finales del siglo IX y principios del X, la ciudad cae bajo el dominio de los Varegos (ver Oleg) y se convierte en el núcleo político de la Rus. La fecha dada para la conquista del poblado por parte de Oleg en la Crónica de Néstor es 882, pero algunos historiadores como Omeljan Pritsak y Constantine Zuckerman no están de acuerdo y mantienen que el domino Jázaro continuó hasta la década del 920 (los documentos para mantener tal afirmación, son las Cartas Kievitas y la Carta Schechter relativas a judíos de Kiev). Desde la toma de la ciudad por parte de Oleg, hasta 1169, Kiev fue la capital del más importante de los estados Eslavos orientales, conocida como Rus de Kiev, que finalmente es gobernado por la dinastía de los Varegos ruríkidas, que se eslavizó gradualmente. Los Grandes Príncipes de Kiev tenían tradicionalmente la primacía sobre otros gobernantes de la zona, y el principado de Kiev era un preciado trofeo en las rivalidades dentro de la dinastía. En 968 la ciudad es asediada por los nómadas Pechenegos. En el 988, por orden del Gran Príncipe Vladímir I de Kiev (San Vladimir o Volodymyr), los residentes en la ciudad son bautizados en masa en el río Dnieper, lo que simbolizó la Cristianización de la Rus de Kiev. Kiev alcanza la cima de su posición política y la Edad de oro cultural a mediados del siglo XI bajo el hijo de Vladimir, Yaroslav I el Sabio. Los siguientes años estarán marcados por las rivalidades entre los príncipes de la dinastía, y debilitan la influencia política de Kiev. En una de esas guerras, en 1169 Kiev es saqueada por las tropas de Andrei I Bogolyubsky, del Principado de Vladímir-Súzdal.

Desvastada la ciudada por la invasión de los mongoles en 1240, pasó a depender del Principado de Halych-Volynia (antes de 1264), pasando después de la batalla del rio Irpen, a los Gedíminas de Lituania en 1321. En 1362 pasa a formar parte del Gran Ducado de Lituania después de la victoria de Algirdas contra la Horda de Oro en la Batalla de las Aguas Azules. A lo largo del siglo XV, Kiev estuvo gobernada por los duques Olelkovich, sucesores del Gran Duque de Lituania Algirdas. Por orden de Casimiro IV Jagellón, el ducado de Kiev fue abolido, y se establece el Voivodato de Kiev en 1471. El estadista lituano Martynas Goštautas es nombrado primer Voivoda el mismo año; su nombramiento fue recibido con hostilidad por los habitantes.

Después de la Unión de Lublin en 1569, en la que se forma la Comunidad Polaco-Lituana, Kiev (en polaco Kijów), junto con otros territorios ucranianos fue transferido a la corona polaca, constituyéndose Kiev como la capital del Voivodato de Kijów. Tuvo el papel de centro Ortodoxo muy poderoso debido al expansionismo del Catolicismo Romano bajo el gobierno polaco. En 1632, el Metropolitano Ortodoxo de Kiev y de Galitzia, Petro Mohyla, funda la Academia Mogila de Kiev, una institución educativa orientada a preservar y desarrollar la cultura ucraniana y la fe ortodoxa a pesar de la opresión católico polaca. A pesar de estar regentada por la iglesia, la academia proveyó a los estudiantes con unos niveles académicos cercanos a las universidades de Europa Occidental (incluyendo la enseñanza multilingüe) y se convirtió en un centro educativo avanzado, tanto en lo religioso como en lo secular.

En 1648, los Cosacos de Bogdan Jmelnytsky entran triunfantes en Kiev durante el Levantamiento Khmelnytsky, estableciendo las leyes de su Host Zaporozho (estado cosaco) en la ciudad. Este gobierno tuvo corta duración, y en 1654 Khmelnytsky tiene que acordar con Moscovia un tratado de protección, el Tratado de Pereislav.

En 1667 el Tratado de Andrusovo pone a Kiev bajo el control de Rusia los siglos siguientes, perdiendo gradualmente su autonomía, la que es finalmente abolida en 1775 por la Emperatriz Catalina II de Rusia.

En 1834 se funda la Universidad de San Vladimir en Kiev, (ahora conocida como la Universidad Nacional Taras Shevchenko de Kiev). El gran poeta ucraniano Taras Shevchenko cooperó con el departamento de geografía como investigador de campo y editor.

Desde finales del siglo XVIII y hasta finales del siglo XIX, la vida de la ciudad estuvo dominada por los temas militares y eclesiásticos. Las instituciones de la Iglesia Ortodoxa Rusa formaron una parte significativa de la infraestructura de Kiev y su actividad comercial en ese tiempo. A finales de la década de 1840, el famoso historiador Mykola Kostomarov (Nikolay Kostomarov en ruso), funda una sociedad política secreta, la Hermandad de San Cirilo y San Metodio, cuyo miembros lanzan la idea de Federación de pueblos eslavos libres, con los ucranianos como un grupo diferenciado, mas que parte de la nación rusa (la sociedad fue rápidamente suprimida por las autoridades).

Durante la revolución industrial rusa a finales del siglo XIX, Kiev se transforma en un centro importante de transporte y comercio del Imperio Ruso, especializándose en la exportación de azúcar y cereales por ferrocarril y a por el rio Dnieper.

En el año 1900, la ciudad se convierte en un significativo centro industrial, teniendo una población de 250 mil personas. La característica de ese periodo incluyen las infraestructuras ferroviarias, la fundación de numerosos centros educativos y culturales, así como destacan los monumentos arquitectónicos (la mayoría orientados al comercio). La primera línea de tren eléctrico en el Imperio Ruso se establece en Kiev (se discute si la primera del mundo).

En esa época, una gran comunidad judía emerge en Kiev, desarrollando su propia cultura e intereses en los negocios. Esto se estimuló debido a la prohibición del asentamiento de judíos en la propia Rusia (Moscú y San Petesburgo), así como más hacia el éste. De hecho, la Zona de Asentamiento (en ruso: черта оседлости) prohibía a los judíos de Kiev sobrepasar los distritos de población judía. En 1905 cabe destacar un gran Pogromo en la ciudad de Kiev, con el resultado de cerca de 100 judíos muertos.

En 1917 La Rada Central Ucraniana, una institución ucraniana de autogobierno encabezada por el famoso historiador Mykhailo Hrushevsky, se establece en la ciudad. Más tarde, en el mismo año, se declara la autonomía ucraniana, para luego declararse la independencia el 7 de noviembre de 1917 como República Popular Ucraniana con su capital en Kiev. Durante este corto periodo de independencia, Kiev experimentó un rápido crecimiento en su estatus político y cultural. Se funda por el gobierno la Academia de Ciencias, teatros profesionales en lengua ucraniana y bibliotecas. Más tarde Kiev se convierte en zona de guerra en el último y sangriento enfrentamiento entre los gobiernos ucraniano, polaco y bolchevique ruso durante la Revolución de Octubre, la Guerra Polaco Ucraniana y la Guerra Polaco-Soviética.

Los bolcheviques toman el control de Kiev en 1918 y definitivamente en 1920. Después se constituye la República Socialista Soviética de Ucrania en 1922, y como capital Járkov. Kiev, siendo un importante centro industrial, continúa su crecimiento. En 1925 los primeros autobuses públicos ruedan por las calles de Kiev, y diez años después, los primeros trolebúses. En 1927 las áreas suburbanas de Darnytsia, Lanky, Chokolivka y Nikolska slobidka son incorporadas a la ciudad. En 1923 Kiev es el centro administrativo del recién creado Óblast de Kiev.

En 1932-1933, la población de la ciudad, igual que muchos otros territorios ucranianos, sufrieron el holodomor. En Kiev, el pan y otros productos alimenticios fueron distribuidos a los trabajadores con tarjetas de racionamiento de acuerdo con la norma diaria, pero incluso con las tarjetas, el pan era un elemento escaso, y los ciudadanos tenían que hacer colas desde la noche para obtenerlo.

En 1934 la capital de la República Socialista Soviética de Ucrania se traslada a Kiev, y se abre una nueva página en la historia. En esos momentos, el proceso de destrucción de iglesias y monumentos, que había empezado en la década de 1920, alcanza su punto más dramático. Muchos cientos de antiguas iglesias y estructuras, como la catedral de cúpulas doradas de San Miguel, la Fuente de Sansón, fueron demolidas. Otras, como la Catedral de Santa Sofía fueron confiscadas. La población de la ciudad continuó incrementándose, principalmente de emigrantes. La inmigración cambió la composición étnico demográfica de la ciudad, de la previa igualdad ruso-ucraniana, a mayoritariamente ucraniana aunque el ruso permanece como idioma dominante.

En la década de 1930, los habitantes de Kiev sufren las controversias de la política soviética de esa época. Mientas se estimula a la clase baja a seguir carreras y desarrollar su cultura (ucranización), el régimen comunista pronto inicia una dura represión de la libertad política, la autonomía ucraniana y la religión. Concurridos juicios políticos fueron organizados en la ciudad para purgar a los “nacionalistas ucranianos”, “espías occidentales” y oponentes de Iósif Stalin dentro del partido bolchevique. Se destruyeron o vandalizaron numerosas iglesias históricas, y el clero fue perseguido.

A finales de la década de 1930, las penas de muerte masivas se inician en Kiev. Miles de ciudadanos de Kiev (la mayoría intelectuales y activistas del partido) fueron arrestados durante la noche, rápidamente juzgados en cortes marciales, fusilados y enterrados en fosas comunes. El lugar principal para las ejecuciones fue Babi Yar y el bosque de Bykivnia. Cientos de miles fueron sentenciados al Gulag. En la misma época, la economía de la ciudad continuó creciendo, siguiendo las políticas de Industrialización de Stalin.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania Nazi ocupó Kiev el 9 de septiembre de 1941 (ver la Batalla de Kiev). Sobre todo, la batalla se probó desastrosa para el lado soviético, pero retrasó significativamente el avance alemán. El retraso también permitió la evacuación de significativas empresas industriales desde Kiev a zonas centrales y orientales de la Unión Soviética, lejos del frente, donde desempeñaron un importante papel armando al Ejército Rojo en la lucha contra los nazis.

Antes de la evacuación, el Ejército Rojo sembró más de 10 mil minas alrededor de Kiev, controlados por detonadores sin cables. El 24 de septiembre, una vez que los invasores alemanes se habían asentado en la ciudad, las minas fueron detonadas, causando el colapso de todos los grandes edificios, y dejando la ciudad en llamas durante cinco días. Más de 1000 alemanes murieron en lo que fue la “más grande y sofisticada mina-trampa de la historia”.

Babi Yar, una localidad cercana a Kiev, se convierte en uno de los crímenes de guerra nazis mas infames de la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de dos días de septiembre de 1941, al menos 33771 Judíos de Kiev y sus alrededores, fueron masacrados en Babi Yar por el Einsatzgruppen SS, de acuerdo con sus propios informes. Babi Yar era el lugar de asesinatos en masa posteriores de ciudadanos soviéticos capturados los siguientes años, incluidos los gitanos, prisioneros de guerra y cualquiera que fuese sospechoso de ayudar a los movimientos de resistencia, alcanzando la cifra de más de 60 mil personas más asesinadas. El papel de los colaboracionistas ucranianos en la masacre de judíos ahora profusamente documentada, sigue siendo un tema de doloroso debate en Ucrania.

Un rápido establecimiento de los movimientos secretos de resistencia entre los patriotas locales, se mantuvo activo hasta la liberación de la ocupación nazi. Durante la guerra, Kiev fue duramente bombardeada, especialmente al inicio de la guerra, siendo destruida en gran parte, incluyendo muchos de sus monumentos arquitectónicos. (solo un edificio permaneció en pie en la calle Khreshatik, la avenida principal de Kiev).

La ciudad fue liberada por el Ejército Rojo avanzando desde el Éste, el 6 de noviembre de 1943. Por el papel jugado en la guerra, la ciudad más adelante será premiada con el título de Ciudad Heroica.

La post-guerra en Kiev fue un periodo de rápido crecimiento socio-económico y pacificación política. La carrera armamentística de la Guerra Fría genera el establecimiento un un complejo tecnolótico muy importante en la ciudad (tanto investigación y desarrollo, como fabricación), especializándose en vuelo aeroespacial, Microelectrónica y Óptica de precisión.

Docenas de compañías industriales fueron creadas, empleando a personal altamente cualificado. Las ciencias y la tecnología se convierte en el punto central de la vida intelectual de Kiev. Docenas de institutos de investigación en diversos campos forman la Academia de Ciencias de la RSS de Ucrania.

Kiev también era un importante centro militar de la Unión Soviética. Más de una docena de escuelas y academias militares fueron establecidas. así como especialización en guerra de alta tecnología.

Todo esto crea una demanda de mano de obra, que es satisfecha por la inmigración de las áreas rurales, tanto de Ucrania como de Rusia. Grandes distritos y extensas infraestructuras de transporte público son desarrollados para acomodar a esta población en crecimiento. . Sin embargo, muchos edificios de tipo rural y arboledas han sobrevivido en las colinas de la ciudad, creando la imagen de Kiev como una de las ciudades mas verdes del mundo.

La ciudad tiene un tremendo crecimiento en la década de 1950 hasta la década de 1980. Entre los avances urbanos de este periodo, se incluye el establecimiento del Metro de Kiev, la construcción de nuevos puentes sobre el río (conectando la ciudad vieja con los distritos de la orilla izquierda), y el Aeropuerto de Borispil (el segundo de la ciudad, luego aeropuerto internacional).

La sistemática represión de los intelectuales pro-ucranianos, conveniente y uniformemente tildados de “nacionalistas”, fue llevada a cabo bajo la campaña contra el resurgimiento de la propaganda “nacionalista ucraniana” que amenazaba el modo de vida soviético. En el nivel cultural, se destaca una nueva ola de rusificación en la década de 1970, donde en universidades e instalaciones de investigación, secreta y gradualmente se restringe el uso del ucraniano. El cambio al ruso, también afecta a la elección de mandar a los niños a escuelas rusas, ya que es parte se su expediente educativo y para los futuros estudios.

Todo intento de cuestionar el régimen soviético era brutalmente reprimido, en especial a lo concerniente a la democracia, el auto-gobierno de [[RSS de Ucrania, y problemas étnico-religiosos. Campañas contra el Nacionalismo ucrainano burgués y la influencia occidental en las instituciones educativas y científicas de Kiev se implementaban continuamente. Debido al limitado número de posibles estudios en Kiev, Moscú era el destino preferido por muchos habitantes de Kiev (y ucranianos en general), especialmente para artistas y otros intelectuales creativos. Docenas de celebridades del espectáculo de la moderna Rusia nacieron en Kiev.

En la década de 1970 y luego en la de 1980 y 1990, con un permiso especial del gobierno soviético, una parte significativa de los Judíos de la ciudad emigraron a Israel y a Occidente. Después de la independencia de Ucrania en 1991, una nueva universidad judía fue fundada por el catedrático Alexander Tetelbaum, la Universidad Internacional Solomon, con el objeto de dar nuevas oportunidades tanto a judíos como ucranianos.

El Accidente de Chernóbil de 1986 afectó la vida de la ciudad sobremanera, tanto el Medio ambiente como en lo político-social. Algunas áreas de la ciudad están contaminadas por el polvo radioactivo. Sin embargo, los habitantes de Kiev nunca fueron informados sobre la amenaza del accidente, ni fueron reconocidos como víctimas. Además, el 1 de mayo de 1986 (pocos días después del accidente), los líderes del Partido Comunista local ordenan a los habitantes de Kiev (incluyendo cientos de niños) tomar parte en un Desfile civil masivo en el centro de la ciudad, para “prevenir el pánico”. Después, miles de refugiados de la zona del accidente fueron realojados en Kiev.

Después de 57 años como capital de la República Socialista Soviética de Ucrania dentro de la Unión Soviética, Kiev se convierte en la capital de la Ucrania independiente de 1991.

La ciudad fue el lugar de protestas masivas por la Elección Presidencial de Ucrania 2004, y en apoyo del candidato opositor Víktor Yúshchenko, iniciándose el 22 de noviembre de 2004 en la plaza de la Independencia. También tuvieron lugar pequeñas contra-manifestaciones en favor de Viktor Yanukovych.

Kiev albergó el Festival de la Canción de Eurovisión 2005 entre el 19 y 21 de mayo en el Palacio de los Deportes.

En las elecciones municipales de 2006, celebradas conjuntamente con las parlamentarias, sale elegido alcalde Leonid Chernovetsky.

Al principio



Ofensiva de Kiev

La Ofensiva ade Kiev polaca en su máxima extensión. Junio de 1920

La Ofensiva de Kiev de 1920 (u Operación Kiev) que a veces es considerada el comienzo de la Guerra Polaco-Soviética fue un intento de la renacida Polonia, liderada por Józef Piłsudski, para hacerse con el control de Ucrania central y oriental dividida entre varias facciones, locales y extranjeras, detentado en ese momentom por la Rusia Bolchevique.

El objetivo de la operación era crear una Ucrania formalmente independiente dominada por Polonia, aunque la mayor parte de la población ucraniana era ambiguo, pues muchos veían el avance polaco como una nueva ocupación que buscaba subordinar Ucrania bajo el dominio polaco mientras otros recibían a los polacos y sus fuerzas ucranianas aliadas como libertadores. Con sus lealtades divididas, los ucranianos lucharon en ambos bandos durante el conflicto.

Como una gran operación militar, esta campaña fue ejecutada desde Abril hasta Junio de 1920 por el Ejército polaco en alianza con las fuerzas de la República Nacional Ucraniana bajo el mando del exiliado líder nacionalista Symon Petliura. A ella se opusieron los bolcheviques que reclamaban esos territorios para la República Popular de Ucrania (Soviética) y cuyo Ejército Rojo también incluía numerosos ucranioanos entre sus filas. Inicialmente exitosa para el ejército polaco, que capturó Kiev el 7 de mayo de 1920, la campaña se invirtió de forma dramática. La ambivalencia del pueblo ucraniano privaró a Piłsudski y Petliura del apoyo que esperaban, y las fuerzas polacas y los ucranianos de Petlura fueron forzados a retirarse ante la creciente presión de una contraofensiva del Ejército Rojo.

La República Popular Ucraniana, con ataques montados en su territorio desde principios de 1919, había perdido el control de todo su territorio y en última instancia se encontraba dividida entre un gran grupo de poderes dispares: los Blancos de Denikin, fuerzas bolcheviques, el ejército Makhnovista reclamando un significativo territorio junto con varias bandas carentes de cualquier ideología política, como Rumanía en el suroeste y la misma Polonia. Las fuerzas del exiliado líder nacionalista Symon Petlura quien fromalmente representaba la República Popular Ucraniana sólo controlaban una estrecha franja de terreno cercano a la frontera polaca. En semejantes condiciones, Piłsudski no tuvo ningún problema en convencer a Petlura para unirse en una alianza con Polonia sin tener en cuenta los muchos conflictos territoriales inconclusos entre ambas naciones y el 21 de Abril firmaron un Tratado de Varsovia. A cambio de acordar una frontera a lo largo del rio Zbruch, reconocer las recientes ganancias territoriales polacas en Ucrania Occidental obtenidas tras haber derrotado Polonia el intento ucraniano de crear otro estado ucraniano en Volinia y Galicia, mayormente pobladas por ucranianos pero con una significativa minoría polaca, a Petlura se le prometió ayuda militar para retomar el control de los territorios ocupados por los bolcheviques junto con Kiev, donde reasumiría la autoridad de la República Popular Ucraniana. Siguiendo la restauración formal de la independencia ucraniana, la república ucraniana se supone que se subordinaría militar y económicamente a Varsovia a través de su adhesión a la federación "Międzymorze" de estados Centroeuropeos y de Europa del Este, ya que Piłsudski deseaba una Ucrania que sirviera de colchón entre Polonia y Rusia más que una Ucrania nuevamente dominada con Rusia haciendo frontera con Polonia. Disposiciones adicionales en el tratado garantizaban los derechos de las minorías polacas y ucranianas en ambos países y obligaban a cada uno a no concluir ningún acuerdo internacional sinb el otro.

El tratado fue seguido de una alianza formal firmada por Petlura y Piłsudski el 24 de abril. El mismo día, Polonia y las fuerzas de la RPU comenzaron la Operación Kiev, que perseguía asegurar territorio para el gobierno de Petlura con el fin de crear un colchón que separaría Polonia de Rusia. 65.000 soldados polacos y 15.000 ucranianos tomaron parte en la expedición inicial cuyo principal objetivo era flanquear a los bolcheviques y destruirlos en una única batalla. Tras ganar la batalla en el sur, el Estado Mayor polaco planeó una rápida retirada del Tercer Ejército y un fortalecimiento del frente norte donde Piłsudski esperaba que se desarrollasen los principales combates contra el Ejército Rojo. El flanco sur polaco fue dejado en manos de fuerzas aliadas ucranianas bajo un gobierno amistoso en Ucrania. El 7 de mayo, los soldados polacos y ucranianos entraban en Kiev.

Las fuerzas de Pildsudski se dividieron en tres ejércitos. De norte a sur eran el 3º, el 4º y el 6º, con las fuerzas de Petliura formando parte del 6º Ejército. Frente a ellos estaban los ejércitos soviéticos 12º y 14º dirigidos por Aleksandr Yegórov. Pilsudski atacó el 25 de abril, y capturó Zhytomyr al día siguiente. En menos de una semana, el 12º Ejército soviético fue ampliamente destruido. En el sur, el 6º Ejército polaco y las fuerzas de Petliura expulsaron al 14º Ejército soviético de Ucrania central tan pronto como rápidamente avanzaron hacie el este a través de Vinnytsia. Las fuerzas combinadas Polaco-Ucranianas entraron en Kiev el 7 de mayo, encontrando sólo resistencia aislada. El 9 de mayo las tropas polacas celebraron la toma de Kiev con un victorioso desfile por Khreschatyk, la calle principal de la ciudad. Sin embargo como fueron los polacos de Piłsudski en lugar de los ucranianos de Petlura los que desfilaron, los Kievitas lo vieron esta demostración de fuerza de modo ambivalente, ya que parecía otro ejército de ocupación. A continuación del desfile, sin embargo, todas las fuerzas polacas fueron retiradas de la ciudad y el control fue cedido a la 6ª división ucraniana bajo el control del gobierno ucraniano de Petlura.

El éxito de la campaña política conjunta polaco-ucraniana dependía de la creación de un poderoso ejército ucraniano capaz de derrotar a los soviéticos en Ucrania. Mientras inicialmente tuvo éxito, a largo plazo la campaña falló. La población local estaba harta de combates tras varios años de guerra y el Ejército Ucraniano nunca superó las dos divisiones en gran parte debido a la ambigua actitud de los ucranianos hacia la alianza. Petliura únicamente fue capaz de reclutar 20.000 soldados para su ejército, un número insuficiente para contener las fuerzas soviéticas.

Sin embargo el ejército bolchevique, a pesar de haber sufrido algunas derrotas, evitó la destrucción total. La ofensiva polaca se detuvo en Kiev y sólo una pequeña cabeza de puente fue establecida en la orilla oriental del Dniéper.

El ejército polaco-ucraniano pronto se encontró con el contrataque del Ejército Rojo. El 24 de Mayo de 1920 las fuerzas polaco-ucranianas entablaron combate por vez primera con Semyon Budionny y su famoso Primer Ejército de Caballería. Dos días después, la caballería de Budionny con el apoyo de dos grandes unidades del 12º Ejército ruso, comenzaron un asalto contra las fuerzas polacas en los alrededores de Kiev. Tras una semana de duros combates al sur de la ciudad, el asalto ruso fue rechazado y la línea del frente restaurada. El 3 de junio de 1920, otro asalto ruso comenzó al norte de la ciudad.

Mientras tanto, la inteligencia militar polaca estaba enterada de los preparativos rusos para una contraofensiva, y el comandante en jefe polaco Józef Piłsudski ordeno al comandante de las fuerzas polacas en el Frente Ucraniano, general Antoni Listowski, que se preparara para una retirada estratégica. Desde el punto de vista de los mapas del estado mayor en Varsovia, parecía claro que el recientemente creado Ejército Polaco era demasiado débil para soportar ambas ofensivas en el sur, en el sector ucraniano, y la ofensiva de primavera que estaban preparando los bolcheviques en Bielorrusia al norte de los Pantanos de Prypett. Sin embargo, el comendante del 3 Ejército polaco en los alrededores de Kiev, general Edward Rydz-Śmigły, buscaba el modo de rechazar el inminente asalto ruso más que pensar en la retirada, e incluso propuso al Estado Mayor reagrupar a todas sus fuerzas en Kiev y defenderse hasta ser relevados. Su plan fue rechazado por Piłsudski, quien sabía que ninguna fuerza de reemplazo podría ser formada a tiempo. Repitió su orden de retirada a los ejércitos 3º y 6º de la zona de Kiev.

El general Edward Rydz-Śmigły organizó una serie de contrataques tácticos que acabaron en victorias en las zonas de Bila Tserkva, donde la 44ª División de Rifles bolchevique perdió su estado mayor y una de sus brigadas y al Batalla de Volodarka, que deshizo la 4º División de Caballería bolchevique e hizo que uno de sus regimientos de cosacos cambiara de bando. Repetidos ataques por parte de la caballería cosaca de élite de Budionny finalmente rompieron el frente polaco-ucraniano el 5 de junio, y para el 10 de junio los ejércitos polacos se retiraban a lo largo de todo el frente. A pesar de los contraataques y de la elevada moral, las fuerzas polaco-ucranianas sólo tuvieron éxito retrasando al Ejército Rojo. El 13 de junio Kiev fue evacuada y dejada a los soviéticos.

Antes de su retirada el ejército polaco destruyó los dos puentes de Kiev sobre el Río Dniéper. La propaganda soviética anunció que los polacos también habían destruido gran parte de las infraestructuras de Kiev, incluyendo las estaciones de ferrocarril de carga y de pasajeros, y otras estructuras puramente civiles y cruciales para el funcioanmiento de la ciudad, como la central eléctrica, el sistema de alcantarillado de la ciudad y el sistema de abastecimiento de aguas. Los polacos negaron haber cometido semejantes actos de vandalismo, declarando que el único daño deliberado que hicieron durante su retirada fue la voladura de los puentes sobre el Dniéper, por razones estrictamente militares. Recientemente un libro, publicado por el historiador ruso Mikhail Meltyukhov, afirma que efectivamente los polacos cometieron dichos actos de vandalismo. Ninguna confirmación de ello puede encontrarse en las fuentes modernas dedicadas a la historia de Kiev.

El avance soviético en Ucrania se caracterizó por asesinatos masivos de civiles y el incendio de pueblos enteros, especialmente por parte de los cosacos de Semyon Budyonny, diseñadas para instaurar un sentimiento de temor en la población ucraniana. Tras las líneas polacas, las fuerzas soviéticas destruyeron ferrocarriles, colgaron sobre la marcha a sospechosos de ser enemigos y cortaron las líneas telegráficas. En última instancia, en la pacificación de Ucrania que comenzó durante la contraofensiva soviética en 1920 y que no terminaría hasta 1922 los soviéticos acabaron con las vidas de 10.000 ucranianos. Al mismo tiempo Isaac Babel, un corresponsal de guerra con el Ejército Rojo, escribió en su diario testimonios de primera mano de las atrocidades cometidas durante su retirada por las tropas polacas y sus aliados (especialmente notorias fueron las cometidas por el regimiento del desertor cosaco de Vadim Yakovlev, que cambió de bando y llegó a ser aliado polaco) instaurando el miedo entre la población civil, especialmente los judíos quienes sufrieron de múltiples pogroms cometidos por las tropas polacas.

Como la retirada se produjo demasiado tarde, las fuerzas de Rydz se encontraron en una situación extremadamente difícil. Los grupos rusos de Iona Yakir y Filipp Gólikov, así como el Primer Ejército de Caballería consiguieron capturar varias posiciones estratégicas importantes tras las líneas polacas y del resto de los ejércitos polacos, pero antes que fuesen rodeados y derrotados, hicieron un alto. Sin embargo, mayormente debido a la falta de reconocimiento, el deficiente mando y los conflictos en el seno del estado mayor del Frente Suroeste, las unidades polaco-ucranianas consiguieron retirarse en orden y relativamente intactas. Tal resultado de la operación era igualmente inesperado por ambos bandos. Aunque los polacos se retiraron a sus posiciones iniciales, seguían atadas en Ucrania y carecían de suficiente fuerza para apoyar el Frente Norte polaco y reforzar sus defensas en el río Auta durante la decisiva batalla que pronto tendría lugar allí. En el otro lado, los objetivos bolcheviques no se habían alcanzado y las fuerzas rusas debían permanecer en Ucrania y permanecer inmovilizadas entablando una dura lucha por el área de la ciudad de Lviv.

Como consecuencia de su derrota en Ucrania, el gobierno polaco de Leopold Skulski dimitió el 9 de junio, y una crisis política paralizó al gobierno polaco la mayor parte de Junio. Los blocheviques y la posterior propaganda soviética usaron la Operación Kiev para retratar a los polacos como unos 'agresores imperialistas'.

El siguiente es el orden de batalla de las fuerzas polacas y bolcheviques que tomaron parte en la campaña en Ucrania el 25 de abril de 1920. Se ha de reseñar que la estructura de comando de ambos lados cambió durante las operaciones. Así mismo, a las fuerzas rusas se le unió la caballería de Budennyi (1er ejército de caballería) en la última parte de las operaciones, mientras que la mayor parte de las fuerzas polacas se retiraron en ese tiempo a Bielorrusia.

Dentro de la Fuerza Aérea Polaca estaba el 7mo escuadrón Kosciuzko.

Al principio



Kiev

Maidan Nezalezhnosti (Kiev).jpg

Kiev (en ucraniano Київ, Kyiv), es la capital y mayor ciudad de Ucrania, así como del óblast de Kiev, con una población de aproximadamente 2,7 millones de habitantes. Desde que el ruso ha dejado de ser la lengua oficial en Ucrania, se ha incitado a usar el nombre ucraniano "Kyiv", debido a que el término ruso puede parecer un anacronismo o incluso ser considerado ofensivo en Ucrania.

Kiev es una de las más antiguas e importantes ciudades de Europa del Este y ha jugado un papel fundamental en el desarrollo de la civilización eslava oriental, así como de la moderna nación ucraniana. El primer asentamiento humano en este lugar puede haber ocurrido entre el siglo V y VI. Debido a la dificultad de determinar la fecha de fundación de la ciudad, el mes de mayo de 1982 fue elegido para celebrar el 1.500 aniversario de la ciudad.

Durante los siglos VIII y IX, Kiev fue un destacamento del Imperio Jázaro. A principios del siglo IX el asentamiento cae bajo la influencia eslavo-varega, adoptando el nombre de Kyiv (nombre derivado de Kyi, personaje fundador de la ciudad), siendo elegida la Madre de las Ciudades Rusas por parte de Oleg de Novgorov. Tutyta, la región en torno a Kiev, fue conocida con el nombre de Rus y los habitantes de Kiev eran conocidos como "Rusyni/Rusici".

Gobernada por la nobleza de los varegos, se convirtió en el núcleo político de la Rus de Kiev, cuya Edad de oro se acanzó entre los siglos XI y principios del XII. Desde el siglo XIX se le ha llamado como Rus de Kiev. En 1240 la invasión mongola de Rusia, dirigida por Batu Jan, destruyó completamente Kiev, hecho que tendrá un profundo efecto en el futuro de la ciudad y de la civilización eslava oriental. En el momento de la destrucción mongola, Kiev estaba considerada una de las ciudades más grandes del mundo, cuya población excedía los cien mil habitantes.

En 1362 la ciudad empequeñecida y el área circundante fueron conquistadas por los gemidianos para el Gran Ducado de Lituania. Desde 1569 la ciudad estuvo controlada por la Unión Polaco-Lituana, como capital del voivodato de Kiev, transferida entonces a la Corona Polaca. En el siglo XVII Kiev fue transferida a Rusia. En el Imperio Ruso Kiev fue un centro cristiano de primer orden, atrayendo a peregrinos, y la cuna de figuras religiosas muy importantes del imperio, pero hasta el siglo XIX, la importancia comercial de la ciudad era marginal. Kiev prosperó nuevamente durante el siglo XIX y la Revolución Industrial en el Imperio Ruso, llegando a ser la tercera ciudad más importante del Imperio y el mayor centro comercial del sudoeste. En el turbulento periodo que siguió a la Revolución rusa de 1917, Kiev se convirtió en la capital de varios estados ucranianos de corta duración, y se vio en medio de varios conflictos: la Primera Guerra Mundial, la Guerra Civil Rusa y la Guerra Polaco-Soviética.

Desde 1921 la ciudad formó parte de la República Socialista Soviética de Ucrania (RSS de Ucrania), una de las repúblicas fundadoras de la URSS. Kiev se vio afectada por los grandes procesos que tuvieron lugar en la Ucrania Soviética en el período de entreguerras: en la década de 1920 la ucranización, así como la migración de la población rural ucraniófona hizo que la ciudad, en ese entonces rusófona, se convierta parcialmente de habla ucraniana, y fomentó el desarrollo de la vida cultural ucraniana en la ciudad. La industrialización soviética se inició a finales de la década de 1920, cambiando a la ciudad, de ser un antiguo centro comercial y religioso, a una importante centro industrial, tecnológico y científico. Entre 1932 y 1933 ocurrió la Gran Hambruna, que desvastó la población emigrante que no estaba registrada, y por lo cual no tenía cartillas de racionamiento. En la Gran Purga de Stalin de la década de 1930, se eliminó la Intelligentsia de la ciudad.

En 1934 Kiev se convirtió en la capital de la RSS de Ucrania (anteriormente lo era la ciudad de Járkov). La ciudad floreció nuevamente durante los años de la industrialización soviética y la población se incrementó rápidamente, creándose muchas áreas gigantes industriales, algunas aún existentes en la actualidad.

El 19 de septiembre de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial, la Alemania nazi ocupó la ciudad, Kiev permaneció bajo el poder de Alemania hasta que el Ejército Rojo soviético tomó la ciudad el 6 de noviembre de 1943. Gracias a su estoica resistencia durante el conflicto bélico, la ciudad fue distinguida con el título de Ciudad Heroica. Tras la guerra rápidamente se recupera, convirtiéndose en la tercera ciudad más importante de la Unión Soviética. La catástrofe de la Central Nuclear de Chernóbil ocurrió a 100 kilómetros al norte de la ciudad. Gracias a la predominancia de los vientos dirección norte, la nube radiactiva se alejó de la ciudad.

Con el colapso de la Unión Soviética, después de 57 años como capital de la RSS de Ucrania, dentro de la Unión Soviética, se proclama la declaración de Independencia de Ucrania en la ciudad de Kiev por el Parlamento ucraniano el 24 de agosto de 1991 y Kiev se convierte en la capital de la Ucrania independiente.

Kiev se encuentra a ambos lados del río Dniéper, que fluye hacia el sur a través de la ciudad hasta el Mar Negro. Geográficamente, Kiev pertenece a la zona ecológica de Polesia (una región de bosque mixto en Europa centro-oriental). Sin embargo, la ciudad se distingue de la región circundante por tener un paisaje único. La orilla derecha (oeste) de Kiev está representada por numerosas colinas quebradas y ríos pequeños. La ciudad se amplió a la orilla izquierda del Dniéper (hacia el este) sólo a partir del siglo XX. Importantes zonas del valle del Dnieper fueron rellenadas artificialmente con arena y están protegidas por presas.

El río Dniéper forma un sistema de derivación de afluentes, compuesto por islas que alberga en el transcurso por la ciudad. La ciudad está limitada por la boca del río Desna y el Embalse de Kiev, en el norte, y el Embalse Kaniv en el sur. Tanto el río Dniéper como el Desna son ríos navegables, aunque están regulados por el embalse para evitar su congelamiento durante el invierno.

Kiev tiene un clima continental húmedo. Los meses más cálidos son junio, julio y agosto, con temperaturas medias de 13,8 a 24,8 °C. Los meses más fríos son diciembre, enero y febrero, con temperaturas medias de -4,6 a -1,1 °C. La temperatura más alta jamás registrada en la ciudad fue de 39,4 ° C, el 31 de julio de 1936. La temperatura más fría jamás registrada en la ciudad es de -32,2 °C, el 7 y 9 de febrero de 1929. La nieve cae por lo general a partir de mediados de noviembre a finales de marzo, con un período libre de heladas promedio de 180 días al año, pero superando los 200 días en los últimos años.

A partir del censo realizado el 5 de diciembre de 2001, la población de Kiev es de 2.611.300 habitantes. Según este censo, los hombres representaban el 46,7% (1.219.000) y las mujeres el el 53,3% (1.393.000). La comparación de los resultados con el censo anterior, de 1989, muestra una tendencia al envejecimiento de la población, que es en parte compensada por la afluencia de emigrantes que acuden a Kiev a trabajar.

Según los datos del censo, hay más de 130 nacionalidades y grupos étnicos que residen en el territorio de Kiev. Los ucranianos constituyen el grupo étnico más numeroso de Kiev, y cuentan con 2.110.800 personas (82,2% de la población total). Los rusos suman 337.300 (13,1%), los bielorrusos 16.500 (0,6%), los polacos 6.900 (0,3%), los armenios 4.900 (0,2%), los azeríes 2.600 (0,1%), los tártaros 2.500 (0,1%), los georgianos 2.400 (0,1%), los moldavos 1.900 (0,1%).

Tanto el ucraniano como el ruso son comúnmente hablados en la ciudad, con más personas que utilizan el ruso que se usa ampliamente a pesar de que tres veces más habitantes reivindican como su lengua materna el ucraniano frente al ruso. Según una encuesta del año 2006, el ucraniano se utiliza en los hogares de Kiev por un 23%, frente a un 52% que dice utilizar la lengua rusa y un 24% que utiliza ambos idiomas.

La estimación municipal más reciente (abril de 2007) de la población de la ciudad es de 2,7 millones de residentes. Otras estimaciones son mucho más altas y a menudo publican esa cifra. Por ejemplo, la cantidad de productos de panadería que se venden en la ciudad (incluyendo por lo tanto los visitantes temporales y los pequeños municipios cercanos) da un mínimo de 3,5 millones de personas en la ciudad.

La Puerta de Oro, reconstruida en 1982.

Monasterio de Vydubychi.

Catedral Uspensky en el Pechersk Lavra de Kiev, reconstrucción posterior a 1991.

Monasterio de San Miguel de las Cúpulas Doradas, reconstrucción de 1998.

Iglesia de San Andrés.

Palacio Mariyinsky, residencia del Presidente de Ucrania.

Monumento a la Madre Patria, en el Museo de la Gran Guerra Patriótica.

Casa con Quimeras o Casa Gorodetsky.

La ciudad de Kiev cuenta con un amplio número de transportes públicos entre los cuales destacan, el metro de Kiev que dispone de tres líneas, dos de las cuales cruzan el río Dnieper mediante puente elevado. El pago de los viajes se hace mediante la inserción de un "zetón" o ficha, que se compra en las cajas de las propias estaciones de metro.

Dispone una red complementaria de trolebuses y tranvías. Una peculiaridad que puede chocar a los visitantes extranjeros, es que el dinero del viaje se pasa de mano en mano hasta que llega al conductor o al cobrador.

Y como complemento final, hay una densa red de "marshruts", furgonetas de pasajeros de poca capacidad. Si bien hay taxis fácilmente distinguibles como en todas las ciudades y radio taxi, está muy extendido el uso de vehículos particulares para el servicio de taxi, así como el compartir sin previo acuerdo el mismo entre varias personas. Como es natural, no llevan ni taxímetros ni tarifas, siendo necesario un acuerdo verbal sobre el precio.

Consta de dos líneas inauguradas en 1978, con una extensión de 14 kilómetros.

El ferrocarril es el medio de transporte más importante entre ciudades. La ciudad tiene desarrollada una infraestructura ferroviaria, incluyendo una estación de pasajeros de larga distancia, 6 estaciones de carga, depósitos y talleres de reparaciones. Sin embargo, el sistema tiene dificultades en su modernización, ya que los puentes que cruzan el río sólo están contemplados de una sola vía, lo que limita su expansión. De ahí que se ha proyectado la construcción de una moderna estación de ferrocarril en la margen izquierda del río Dnieper, y ya avanzada la construcción de puentes.

El funicular de Kiev (en ucraniano: Київський фунікулер, transliteración: Kyivs’kyi funikuler; en ruso: Киевский фуникулёр, translit.: Kievskiy funikulyor) está en servicio en la ciudad de Kiev desde su construcción en 1958, y conecta el centro histórico con el barrio comercial del distrito de Podil, a lo largo de la orilla del río Dnieper.

El Aeropuerto Internacional de Boryspil es conocido como el aeropuerto por donde entra la mayor parte del tráfico aéreo internacional a Kiev, a pesar de encontarse a 29 kilómetros de la ciudad.

El Aeropuerto Internacional de Kiev (Zhuliany) (Ucraniano: Міжнародний аеропорт "Київ" (Жуляни)) es uno de los dos aeropuertos de pasajeros de Kiev. Está ubicado en el barrio de Zhuliani, al sur de la ciudad. Se dedica principalmente al tráfico interno de Ucrania y llegadas internacionales de países de la ex-Unión Soviética.

El aeropuerto de Gostomel (también conocido como Aeropuerto Antonov; ucraniano: Аеропорт "Гостомель") es un aeropuerto internacional de carga en Ucrania, situado cerca de Hostomel, un distrito al noroeste de Kiev. Este aeropuerto es usado por la compañía de aviación Antonov.

El principal puerto fluvial de Kiev (Ucraniano: Київський Річковий Вокзал; transliteración: Kyivskyi Richkovyi Vokzal), está localizado en la orilla derecha del río Dnieper en Podil, en el raion histórico y administrativo de la ciudad. Su principal actividad actual es el transporte turístico de pasajeros y navegación de recreo.

El fútbol es el deporte más popular en Kiev, seguido del baloncesto y el hockey sobre hielo. En Kiev existen muchos seguidores de los clubes de fútbol, entre ellos los que destacan el Arsenal y el Dynamo (el equipo más laureado del país con, incluso, títulos internacionales), que juegan en la Liga Premier de Ucrania. Otros clubes deportivos de la ciudad menos prominentes son: el club de fútbol FC Obolon Kyiv, el club de hockey HC Sokil Kiev y el club de baloncesto BC Kiev.

Durante los Juegos Olímpicos de Moscú 1980 que tuvieron lugar en la Unión Soviética, Kiev celebró los cuartos de final del torneo de fútbol en su estadio olímpico, reconstruido para tal evento. El estadio es el más grande de los estadios de Ucrania, así como de Kiev, que cuenta con otros 15 estadios y complejos deportivos. Inicialmente construido para una capacidad de 100.000 espectadores, a raíz de la instalación de cada uno de los puestos que le pueden acomodar 83.053 espectadores. Otros estadios notables para el deporte incluyen la Lobanovsky Estadio Dynamo y el Palacio de los Deportes.

Kiev no sólo da acogida a campo de juegos y deportes bajo techo, también a deportes acuáticos que tienen lugar en el embalse de Kiev en Vyshhorod y la isla Trukhaniv en el río Dnieper, frente al centro de la ciudad, donde hay muchas playas e instalaciones recreativas. Además de estos deportes, la bicicleta de cross también se está empezando a practicar activamente.

Conjuntamente con algunas otras ciudades de Polonia y Ucrania, Kiev albergará la Eurocopa 2012. Tres partidos de grupo, un cuarto de final y la final están programado para ser jugado en el Estadio Olímpico de la capital ucraniana.

Al principio



Rus de Kiev

Ubicación de

La Rus de Kiev o el Estado Ruso antiguo fue el primer estado eslavo oriental, dirigido desde la ciudad de Kiev, ahora en Ucrania, desde aproximadamente 880 hasta mediados del siglo XII. Los reinados de Vladímir el Grande (980-1015) y su hijo Yaroslav I el Sabio (1019-1054) supusieron la edad de oro de Kiev, que vio la aceptación del cristianismo ortodoxo y la creación del primer código legal escrito en lengua eslava, el Russkaya Pravda. Rus de Kiev era el mayor estado europeo de la Edad Media.

En el año 6367 (859): Los varegos de ultramar recibieron tributo de los chudos, eslavos, merias, veses, kriviches,... En el año 6370 (862): Provocaron que los varegos volvieran del otro lado del mar, rechazaron pagarles tributo, y acordaron gobernarse a sí mismos. Pero no hubo ley entre ellos, y cada tribu se levantó contra cada tribu. La discordia se cebó así entre ellos, y empezaron a guerrear entre sí. Se dijeron: "Elijamos a un príncipe que mande sobre nosotros, y que juzgue de acuerdo a la costumbre". Así acudieron más allá de los mares a los varegos, a los rus. Estos varegos eran llamados rus, como otros eran llamados los suecos, normandos, anglos y godos. Los chudos, eslavos, kriviches y los ves dijeron entonces a los rus: "Nuestra tierra es grande y rica, pero no hay orden en ella. Que vengan a reinar príncipes sobre nosotros". Tres hermanos, con su parentela, se ofrecieron voluntarios. Tomaron consigo a todos los rus y vinieron.

Estos varegos se asentaron primero en el Ladoga, trasladándose posteriormente a Nóvgorod y llegando finalmente a Kiev, acabando con el tributo que los habitantes de la ciudad pagaban a los jázaros. La Rus de Kiev fue fundada por el príncipe Oleg (Helgu en las crónicas jázaras) sobre el año 880. Durante los siguientes treinta y cinco años, Oleg y sus caballeros dominaron las distintas tribus eslavas y finesas. En 907, Oleg dirigió un ataque contra Constantinopla, y en 911 firmó un tratado comercial con el Imperio Bizantino en igualdad de condiciones. El nuevo estado de Kiev prosperó por su control sobre la ruta desde el Mar Báltico al Mar Negro y a Oriente, además de por su abundancia en pieles, cera de abeja y miel para exportar.

Dada la tendencia favorable a Escandinavia en la Primera Crónica Rusa, algunos historiadores eslavos han discutido el papel de los varegos en el establecimiento de la Rus de Kiev. Durante el reinado de Sviatoslav (945-972) los gobernantes de Kiev adoptaron la religión y nombres eslávicos, pero su druzhina siguió estando formada principalmente por escandinavos. Las conquistas militares de Sviatoslav fueron impresionantes: propinó sendos impactos mortales a sus dos vecinos más poderosos, Jazaria y el Imperio Búlgaro, que cayeron poco después de sus incursiones.

La región de Kiev dominó el principado completo durante los siguientes dos siglos. El gran príncipe (velikiy kniaz') de Kiev controlaba las tierras circundantes a la ciudad, y sus familiares teóricamente subordinados a él gobernaban en otras ciudades y les pagaban tributo. El apogeo de su poder llegó durante el reinado del príncipe Vladímir (Vladímir el Grande, r. 980-1015) y príncipe Yaroslav (el Sabio; r. 1019-1054). Ambos mandatarios continuaron la expansión del principado que había comenzado bajo Oleg.

Vladímir llegó al poder en Kiev tras la muerte de su padre Sviatoslav I en 972, al derrotar a su hermanastro Yaropolk en 980. Como príncipe de Kiev, el mayor logro de Vladímir fue la cristianización del principado, proceso que emprendió en 988. Los anales indican que cuando Vladímir decidió aceptar la nueva fe en lugar del paganismo idólatra eslavo, mandó a algunos de sus consejeros y guerreros más cercanos a distintos países de Europa. Tras visitar los católicos, judíos y musulmanes, acabaron en Constantinopla. Allí acabaron tan asombrados por la grandeza de la catedral Hagia Sofía y los servicios litúrgicos que en ese momento decidieron la fe oficial que adoptaría el estado kievano. Tras el regreso, convencieron a Vladímir que la fe de los griegos era la mejor opción; Vladímir emprendió un viaje a Constantinopla, donde casaría con la princesa Ana, hermana del emperador bizantino Basilio II.

La opción por el culto oriental posiblemente también reflejó los vínculos estrechos con el Imperio, que dominaba el Mar Negro y por ende la ruta comercial más importante para Kiev: el río Dniéper. La adhesión a la Iglesia Ortodoxa Oriental tuvo importantes consecuencias políticas, culturales y religiosas a largo plazo. La iglesia tenía una liturgia escrita en cirílico y una colección de escrituras traducidas del griego para los pueblos eslavos. La existencia de esta literatura facilitó la conversión al cristianismo de los eslavos orientales y les inició en una rudimentaria filosofía griega, a la ciencia y la historiografía sin la necesidad de aprender griego antiguo, a diferencia de la población culta de la Europa Occidental y Central, que continuaba manejando el latín. La independencia de la autoridad romana y la obligación de aprender latín, los eslavos orientales desarrollaron su propia literatura y bellas artes, sustancialmente distintas de las encontradas en otros países ortodoxos.

Yaroslav, conocido como El Sabio, también pugnó con sus hermanos por el poder. Aunque logró imponerse en Kiev en el año 1019, no fue reconocido como líder en todo el principado hasta el 1036. Como Vladímir, Yaroslav el sabio se preocupó por entablar relaciones amistosas con el resto de Europa. Yaroslav casó a tres de sus hijas con príncipes extranjeros, exiliados, que vivieron en su palacio: Isabel (Elizaveta) con Harald III de Noruega (que obtuvo su mano por sus hazañas militares en el Imperio Bizantino); Anastasia (Agmunda) con el futuro Andrés I de Hungría y su hija menor, Ana de Kiev, se casó con Enrique I de Francia, que rigió en este país durante la minoría de edad de su hijo. Otra hija puede haber sido la Ágata que se casó con Eduardo el Exiliado, heredero del trono de Inglaterra, y que fue madre de Edgar Atheling y Santa Margarita. Su hija mayor Dobroniega o Dobroñeva (o según otros fuentes su hermana) se casó con Casimiro I el Restaurador, rey de Polonia. La nieta de Yaroslav, Eupraxia (Adelaida), hija de su hijo Vsevolod I, se casó con Enrique IV del Sacro Imperio Romano Germánico. Yaroslav también pactó matrimonios para su hermana y sus tres hijas con los reyes de Polonia, Francia, Hungría y Noruega. Mandó construir el primer gran edificio del principado, la Iglesia Desyatinnaya de Kiev, así como la catedral de Santa Sofía de Kiev y la Catedral de Santa Sofía de Nóvgorod. Patrocinó el clero autóctono y el monaquismo, además de atribuírsele la fundación de un sistema educativo. Los hijos de Yaroslav levantaron el gran monasterio Monasterio de las Cuevas de Kiev, que funcionó como academia eclesiástica.

El principado de Kiev no fue capaz de mantener su estatus de potencia próspera y dominante, en parte por el aglutinamiento de dominios muy dispares regidos por un clan. A medida que los miembros de este clan fueron creciendo en número, se identificaron con intereses regionales más que con un patrimonio común más grande. Así, los príncipes se enfrentaron entre sí, formando eventualmente alianzas con grupos externos como los polacos o magiares. Durante el período 1054-1224, no más de 64 principados tuvieron una existencia efímera, 293 príncipes reivindicaron derechos sucesorios y sus disputas provocaron 83 guerras civiles.

Las cruzadas condujeron a un cambio en las rutas comerciales europeas que aceleró el declive de Kiev. En 1204, las fuerzas de la Cuarta Cruzada saquearon Constantinopla, consiguiendo así la decadencia de la ruta comercial del Dniéper. Con el declive, Kiev se escindió en varios principados y algunos grandes centros regionales: Nóvgorod, Vladímir-Suzdal, Halych, Polotsk, Smolensk, Chernigov (moderna Chernihiv) y Pereyaslav. Los habitantes de estos centros evolucionarían en tres nacionalidades: Ucranianos en el sureste y suroeste, bielorrusos en el noroeste y rusos en el norte y noreste.

Al norte, la República de Nóvgorod prosperaba como parte del principado dada su situación privilegiada para controlar las rutas comerciales del Volga al Mar Báltico. Cuando decayó Kiev, Nóvgorod comenzó a independizarse. Una oligarquía local gobernaría el territorio, de modo que una asamblea local tomaba las decisiones gubernamentales, así como elegía a un príncipe como líder militar de la ciudad. Nóvgorod se parecía, tanto en su estructura política como sus actividades comerciales, a una ciudad de la Liga Hanseática, la alianza próspera que dominó el comercio de la región báltica entre los siglos XIII y XVII.

Al noreste, los eslavos colonizaron el territorio que llegaría a llamarse Moscovia aliándose y mezclándose con las tribus ugrio-finesas que ocupaban la zona. La ciudad de Rostov fue uno de los centros más antiguos del noreste, aunque suplantado posteriormente por Súzdal en primer lugar, y después por la ciudad de Vladímir, que llegó a ser la capital de Vladímir-Suzdal. Las crónicas registraron un gran tráfico migratorio desde la región de Kiev hacia el norte, para escapar de las continuas incursiones de nómadas túrquicos. A medida que las tierras del sur fueron despoblándose y más boyardos, nobles y artesanos fueron llegando a la corte de Vladímir, el principado fue destacándose como potencia dentro de los dominios de Kiev.

En 1169, el príncipe Andrei Bogolubsky de Vladímir-Suzdal asestó un duro golpe al poder decadente de la Rus de Kiev cuando sus ejércitos saquearon la capital. El príncipe Andrei instaló entonces en el poder a su hermano menor, que gobernó brevemente en Kiev mientras Andrei continuaba dominando sus tierras en Suzdal. Así, el centro del poder político comenzó su alejamiento de Kiev en la segunda mitad del siglo XII. En 1299, a resultas de la invasión mongola, el obispo metropolitano se desplazó de Kiev a Vladímir completando su sustitución como centro religioso para las regiones septentrionales.

Al suroeste, el principado de Galitzia entabló relaciones comerciales con sus vecinos polacos, húngaros y lituanos, emergiendo como el sucesor en la zona de la Rus de Kiev. A principios del siglo XIII, el príncipe Roman Mstislavich unió los dos principados previamente separados, conquistó Kiev y asumió el título de gran duque de la Rus de Kiev. Su hijo, el príncipe Danilo, fue el primer gobernante de Kiev en aceptar una corona del Papa romano, rompiendo así aparentemente con Constantinopla. A comienzos del siglo XIV, el patriarca de la Iglesia Ortodoxa Oriental en Constantinopla garantizó a los gobernantes de Galitzia-Volhynia un metropolitano para compensar el desplazamiento de Kiev a Vladímir. Poco después, los líderes lituanos también pidieron y recibieron un metropolitano para Novagrudok.

Sin embargo, la larga lucha contra los mongoles unida a la oposición interna al príncipe, además de la intervención extranjera, debilitaron a Galitzia. Con el fin de la línea Mstislavich de la dinastía de Rurik a mediados del siglo XIV, Galitzia-Volhynia dejó de existir; Polonia conquistó Galitzia, Lituania tomó Volinia, incluyendo Kiev, conquistada por Gediminas en la batalla del río Irpen, en 1321. Los líderes lituanos asumieron así el título de monarcas de Rutenia.

En su Segunda Edad de Oro el arte bizantino se extendió a la zona rusa de Armenia, en Kiev se construye la iglesia de Santa Sofía en el año 1017, siguiendo fielmente los influjos de la arquitectura de Constantinopla se estructuró en forma basilical de cinco naves terminadas en ábsides, en Nóvgorod se levantan las iglesias de San Jorge y de Santa Sofía, ambas de planta central.

El arte de la antigua Rusia fue, en cierto sentido, la continuación del arte bizantino.

La Catedral de la Asunción de la ciudad de Vladímir, solía ser una de las principales iglesias de la Rusia medieval en los siglos XIII y XIV. Forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

La Catedral fue encomendada por Andrés Bogolyubsky y dedicada a la virgen María a quien se promovió como la santa patrona de Vladímir. Edificada entre los años 1158 y 1160, fue ampliada en el lapso de 1185-1189 para reflejar el prestigio de la ciudad. Con un área de superficie de 1178 m2, fue la más grande iglesia rusa en los próximos 300 o 400 años.

Andrés Bogolyubsky, Vsevolod III Yuryevich y otros gobernantes del Principado de Vladímir-Súzdal, fueron sepultados en la cripta de esta iglesia. A diferencia de otros tantos santuarios, la Catedral sobrevivó a la gran devastación e incendio de Vladímir en 1239, cuando las hordas mongolas de Batu Jan hicieron presencia.

Los muros exteriores de la iglesia están cubiertos con grabados muy elaborados. El interior fue pintado en el siglo XII y repintado por Andrei Rubliov y Daniil Chyorny en 1408. La Catedral de la Asunción sirvió de modelo para Aristóteles Fioravanti, cuando diseñó la Catedral de la Dormición en el Kremlin de Moscú (1475-1479).

La catedral de Santa Sofía de Nóvgorod (La sagrada sabiduría de Dios) fue construida de 1045 a 1052 y es la catedral más antigua de toda Rusia. La catedral de cinco domos de piedra fue construida por Vladímir de Nóvgorod en honor a su padre, Yaroslav el sabio, como un signo de gratitud de los novgorenses por su ayuda en el conflicto de Yaroslav en la Rus de Kiev. Ésta reemplazó a una Iglesia más vieja y de madera de 13 domos construida en 989 Las cúpulas obtubieron su forma de casco en la década de 1150, cuando fue restaurada de un incendio. El interior fue pintado en los siglos XI y XII, pero los frescos son difíciles de ver a consecuencia de los frecuentes incendios. En los años 1850, partes del interior fueron repintadas. Del s. XII al s. XV, la catedral fue el centro espiritual y ceremonial de la república de Nóvgorod.

Durante la ocupación nazi de Nóvgorod, el Kremlin de Nóvgorod fue dañado gravemente a causa de las batallas y el abuso nazi. Aun así, la catedral ha sobrevivido. La gran cruz en el domo principal fue retirada por el ejército español. Durante 60 años estuvo confinada en el Museo de la academia militar de ingeniería de Madrid, hasta que el 16 de noviembre de 2004 fue devuelta por el Ministro de Defensa español, José Bono a la Iglesia Ortodoxa rusa.

Al principio



Source : Wikipedia