Juan Diego Botto

3.3843384338366 (1111)
Publicado por astro 23/04/2009 @ 20:17

Tags : juan diego botto, actores y actrices, cultura

últimas noticias
Botto, Alterio y Sbaraglia ultiman el rodaje de 'Las viudas de los ... - La Verdad (Alicante)
Los estudios de cine Ciudad de la Luz de Alicante han acogido durante las tres últimas semanas a unos actores de lujo: Juan Diego Botto, Ernesto Alterio y Leonardo Sbaraglia, quienes han estado rodando a las órdenes de Marcelo Piñeyro la película Las...
Acción contra el Hambre promocionará “No Hunger” en Cannes - Madrid Digital
... una película todavía inexistente para la que ya se han movilizado 50.000 personas, entre ellos cineastas de la talla de Belén Rueda, Juan Diego Botto, Santiago Segura, Fernando Tejero, María Esteve, Ariadna Gil, Guillermo Fesser, Pilar López Ayala,...
Ernesto Alterio: «Me gusta descubrirme en cada trabajo como ... - Información
SERGIO ILLESCAS Sin duda, es el más cómico de todo el reparto de «Las viudas de los jueves», en el que también están Juan Diego Botto, Leonardo Sbaraglia y Pablo Echarri. O eso al menos demuestra entre entrevista y entrevista tras la rueda de prensa de...
Ciudad de la Luz (Alicante) acogerá desde hoy el rodaje de 'Las ... - Terra España
La cinta estará protagonizada por Ernesto Alterio, Juan Diego Botto, Pablo Echarri y Leonardo Sbaraglia, según informaron en un comunicado fuentes de la Generalitat valenciana. La nueva película de este realizador argentino, responsable de títulos como...
Pablo Echarri terminó con el rodaje de “Las viudas de los jueves” - Primicias Ya
Contento y satisfecho por la finalización de su labor en “Las viudas de los jueves”, Pablo Echarri invitó a Juan Diego Botto, Ernesto Alterio ya los técnicos de filmación a ver el partido Barcelona-Real Madrid, ya que es admirador de Messi,...
Juanita Viale viajó a España sin Gonzalo Valenzuela - Primicias Ya
Además actúan, Adrián Navarro, Ana Celentano, Gabriela Toscano, Ernesto Alterio, Gloria Carrá y el español Juan Diego Botto. La nieta de Mirtha Legrand, en dicho proyecto, tendrá como pareja al galán español de origen argentino Juan Diego Botto,...
ABC.es premia a los mejores cortos - ABC.es
Ministerio de Cultura), Pilar García Elegido (asesora de Cine de la Comunidad de Madrid), Diego Rodríguez (presidente de Filmad) y el director y guionista David Serrano —que ayer no pudo asistir debido al comienzo del rodaje de una nueva película—....
Aguirre se hace con 'Los delitos insignificantes' de Álvaro Pombo ... - Europa Press
La portavoz de IU, Inés Sabanés, por su parte, aportó 'El privilegio de ser perro' de Juan Diego Botto, que contiene cuatro relatos, uno de los cuales, 'A la carta', narra un episodio de dos inmigrantes guineanos que en 1999 murieron congelados en el...
Ernesto Alterio: "La chica de ayer' me ha hecho crecer ... - LaGuiaTV.com
El título es una adaptación de la novela La viuda de los jueves en la que trabajaré junto a Pablo Echarri, Leonardo Sbaraglia y Juan Diego Botto. Parece que hay pocas ideas originales. Esa película es la adaptación de una novela. La serie de Antena 3,...

Juan Diego Botto

Juan Diego Botto en el Festival de San Sebastian 2006.jpg

Juan Diego Botto (Buenos Aires; 29 de agosto de 1975), popular actor hispano-argentino.

Es hijo de la actriz y profesora de interpretación Cristina Rota. Su padre fue una de las treinta mil víctimas del terrorismo de Estado (secuestrado, torturado y asesinado) llevado adelante por la Junta militar dictatorial que gobernó Argentina entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983. Ese hecho, además de la militancia política democrática de su madre, los llevó a exiliarse en España cuando Juan Diego tenía cuatro años. Su hermana María Botto también es actriz.

Juan Diego estudió interpretación en la escuela donde su madre daba clases, en el Centro de Nuevos Creadores, con sede en la Sala Mirador. Más tarde se trasladó a Nueva York para continuar sus estudios bajo la dirección de Uta Hagen.

Su primera aparición en el cine fue con tan sólo 5 años en la película Juego de poder, de Fausto Canel (1983). Durante la década de los 80 hace pequeños papeles en películas, hasta que en 1992 hace del hijo de Cristóbal Colón en la película 1492: La conquista del paraíso, de Ridley Scott. Y 3 años después protagoniza la película Historias del Kronen (Montxo Armendáriz), con la que alcanzó gran éxito y popularidad. Desde entonces su carrera ha estado plagada de éxitos, con películas como "Martín Hache", del director Adolfo Aristarain, "Silencio Roto", de Montxo Armendáriz, "Plenilunio", de Imanol Uribe, "Vete de mí", de Víctor García León, entre muchas otras, así como unos cuantos trabajos en el extranjero, como "The Dancer Upstairs", dirigida por John Malkovich, "Bordertown" (Ciudad del Silencio), de Gregory Nava, protagonizada por Jennifer López, o "El Greco", de Iannis Smaragdis, por la que obtuvo en 2008 el Premio al Mejor Actor en el Festival de El Cairo. Ha estado nominado en tres ocasiones a los Premios Goya.

En su carrera profesional ha compaginado siempre el cine y el teatro. En diciembre de 2008, y tras una exitosa gira por toda España, estrenó en el Teatro María Guerrero de Madrid "Hamlet", dirigida y protagonizada por él, junto con José Coronado, Marta Etura y Nieve de Medina, entre otros. La obra obtuvo una gran acogida, con el teatro lleno noche tras noche. En 2005 dirigió la obra "El privilegio de ser perro", escrita por él mismo. También ha escrito "Despertares y celebraciones", dirigida por Cristina Rota, y "La última noche de la peste", dirigida por Víctor García León.

Por otra parte es un actor comprometido que se define de izquierdas políticamente.

Al principio



Los abajo firmantes

Solicita una imagen para este artículo.

La película narra una compañía de teatro. Uno de los actores muere en accidente de tráfico yéndole a sustituir Jorge Ruiz (Juan Diego Botto). El comportamiento del resto de los actores cambia cuando llega este muchacho, especialmente con Mario (Javier Cámara).

En la película trabajan los hemanos Botto (Juan Diego y María) tanto en la interpretación como en el guión de la película.

Al principio



La Celestina (película)

La Celestina es una película española dirigida por Gerardo Vera en 1996 y adaptada por Rafael Azcona a partir de la obra homónima de Fernando de Rojas, considerada una de las cumbres clásicas de la Literatura Española. Tráiler de la película.

Calisto (Juan Diego Botto), un joven e impulsivo hacendado, está enamorado de Melibea (Penélope Cruz), una adolescente de buena familia a quien sus padres proyectan casar conveniente y rápidamente. La pasión le mantiene en tal estado de excitación que acepta la sugerencia de obtener los favores de su amada con la mediación de una hechicera cuya siniestra reputación es bien conocida, La Celestina (Terele Pávez).

Al principio



Ernesto Alterio

Ernesto Alterio nació el 25 de septiembre de 1970 en Buenos Aires hijo de una psicóloga y del actor Héctor Alterio, quien debido a su activismo político izquierdista se vio obligado a abandonar Argentina tras el golpe de estado, acaecido muy poco tiempo después del nacimiento de la hermana de Ernesto, Malena Alterio.

Instalados en España, Ernesto no padeció el desarraigo que lleva aparejado el exilio, aunque sí la desorientación típica del adolescente en busca de construir su propia vida. Hizo ciencias para ser biólogo. Lo dejó por la carrera de Historia en la que duró dos años, negando su vocación artística. Ernesto padecía, tenía pudor a ser actor ante mi padre. Sobre esa época, Ernesto comentaba que iba de soslayo, bordeando la charca por la orilla para no caer en ella: música, fotografía, historia....

Finalmente, estudió Arte Dramático con Cristina Rota y Daniel Sánchez. Para completar sus estudios cursó clases de danza con Agustín Belusci. En la escuela de Cristina Rota entabló amistad con Nathalie Poza, Guillermo Toledo y Alberto San Juan, con quienes fundó el grupo teatral Ración de Oreja, compañía con la que representó la obra teatral Animalario en 1996. Al conocer a Andrés Lima -hermano de Lola Dueñas e hijo de Nicolás Dueñas-, que tenía ya su propio grupo de actores, decidieron fusionar ambas compañías. El resultado final fue Animalario que tomaba su nombre de la primera obra representada. Con ella escenificaron obras como Que te importa amor o El fin de los sueños. La compañía pretendía realizar funciones críticas con la sociedad de su tiempo. De esta manera el nombre de Ernesto se vinculó con una juventud progresista, reivindicativa, compremetida en la política y con ciertos aires contestarios. Ahora bien Ernesto consideraba que no tiene importancia militar en un partido porque no existe una única verdad y la revolución se puede hacer en pequeñas cosas cómo aceptar nuestras diferencias...

Para entonces la carrera cinematográfica del actor empezaba a despegar con pequeños papeles en películas como Mi nombre es sombra, Tengo una casa, Morirás en Chafarinas, Belmonte, Más amor que frenesí, Dos por dos... Su padre le hizo una recomendación de la que Ernesto tomó nota: llevar una silla al rodaje que le sirviera para sentarse durante los interminables descansos... En televisión había aceptado pequeños trabajos en series como El joven Picasso, Lleno por favor, Colegio mayor, Los ladrones van a la oficina y Todos los hombres sois iguales...

En 1998 unió su firma a un manifiesto que exigía el cese de la limpieza étnica de Slobodan Milošević, el cese de bombardeos de la OTAN y la sustitución de las fuerzas militares y grupos armados en Kosovo por una paz compuesta por cascos azules mandados por la ONU. Pere Ponce, Santiago Ramos, Alberto San Juan, Julieta Serrano, Pilar Bardem, Fiorella Fantoyano, Manuel Galiana, Juan Diego Botto, María Botto, Juan Luis Galiardo, Juan Diego, Amparo Valle y otros actores también se comprometieron en la causa.

Ernesto acababa de estrenar su primera película comercial como protagonista. Fernando Colomo lo había llamado para protagonizar junto a Jordi Mollà y Juan Echanove. La cinta se titulaba Los años bárbaros, inspirada en la vida del historiador Nicolás Sánchez-Albornoz, quien a finales de los años cuarenta escribió en la fachada de la Universidad de Filosofía y Letras de la Complutense ¡Viva la universidad libre!, siendo enviado al Valle de los Caídos, desde donde emprendió su huida hacia Francia. El personaje de Ernesto (Jaime) ofrecía una imagen de veintañero culto, sensible que se enamoraba de una inglesa que le ayudaba en la fuga.

Colomo lo volvió a fichar para El cuarteto de La Habana, filme rodado íntegramente con una steady cam, y como el anterior -y como prácticamente toda la filmografía del realizador- contenía cierto discurso a favor del intercambio cultural y las ventajas del cosmopolitismo. Si sumamos el hecho de que su papel era el de un caradura que se ligaba toda mujer que se encontraba, Ernesto empezaba a concretar más su perfil de intérprete dado a representar a una juventud que adolecía de una vida afectiva inestable y que sufría una deriva emocional que le hacía actuar con cierta inmadurez. Un largometraje anterior, bajos las órdenes de Chus Gutiérrez, Insomnio redundaba en esa tendencia.

Finalizado el rodaje de su segunda película con Colomo, Ernesto recibió la noticia de su candidatura al Premio Goya al mejor actor revelación. Para entonces ya tenía pendiente de estreno un filme de Mariano Barroso, Los lobos de Washington, en el que el actor incorporaba a un hombre de cortas entendederas, pero voluntarioso en sus quehaceres diarios. Al año siguiente en Marruecos repitió la experiencia con Barroso en Kashbah, inspirada en Centauros del desierto, en el que el personaje de Ernesto buscaba a una joven desaparecida que no deseaba ser encontrada.

En 2001 Carlos Saura lo contrató para encarnar a un Salvador Dalí atormentado por el recuerdo de un padre dominante, en Buñuel y la mesa del rey Salomón. Ernesto vivió el rodaje, igual que Adrià Collado (encargado de dar vida a Federico García Lorca), desconcertado por el talante experimental de la cinta y la inconcreción de las indicaciones de Saura. Sea como fuere, el director aragonés recibió las peores críticas de su carrera en el Festival de Cine de San Sebastián mientras sus intérpretes recibieron elogios, a pesar de mostrarse Ernesto insatisfecho de su trabajo, por más que admirase el entusiasmo del responsable de la película.

Para regresar a un terreno más cómodo estrenó bajo la dirección de Cristina Rota, la obra teatral de Tom Stoppard Rosencrarz y Guilderstein han muerto. Juan Diego Botto y Roberto Dragó le acompañaron sobre las tablas.

En 2002 aceptó un pequeño papel en Deseo, realizada por Gerardo Vera, en la que incorporó a Julio, un republicano encarcelado que tras obtener la libertad encuentra a su mujer enamorada de un nazi. Leonor Watling, Leonardo Sbaraglia, Emilio Gutiérrez Caba, Cecilia Roth, Rosa María Sardà y Norma Aleandro completaron el reparto.

Ese mismo año aceptó protagonizó El otro lado de la cama, película de Emilio Martínez Lázaro que retomaba de Todos dicen I Love You (Woody Allen, 1997) y Trabajos de amor perdidos (Kenneth Branagh, 2000) una concepción costumbrista del musical, en el que primaba la importancia de las emociones de los personajes sobre el estilismo de las coreografías. Debido a ese intento de querer modernizar el panorama español -procurando la homologación de la imagen con la de otros países-, tanto en su envoltorio como en su aspecto temático -la historia de dos amigos que se acuestan con la novia del otro, la cinta cosechó buenas críticas y un éxito de taquilla. La película de Martínez Lázaro reincidió en esa imagen de inestabilidad emocional característica de la mayoría de los trabajos de Ernesto, quien obtuvo una candidatura a los premios de la Unión de Actores. Sus antiguos compañeros de Animalario, Guillermo Toledo y Alberto San Juan, debido al triunfo alcanzado con el filme, fueron seleccionados para presentar unos Premios Goya donde se lanzó reiteradamente el grito del No a la guerra. Aunque Ernesto no participó en la gala, sí se apuntó a las movilizaciones contra la guerra de Irak en Madrid.

Al año siguiente, el guionista de El otro lado de la cama, David Serrano, debutaba como realizador en Días de fútbol, la historia de un grupo de perdedores. Serrano confió a Ernesto el papel más importante, Antonio, un ex-yonqui y ex-presidario reciclado a taxista y con ánimo de estudiar psicología que apuntaba a sus amigos (interpretados por Alberto San Juan, Secún de la Rosa, Pere Ponce y Fernando Tejero) a una liga de fútbol con el fin de reactivar su mediocre vida. Ernesto logró una candidatura al Fotogramas de Plata y al Premio Goya a la mejor interpretación masculina protagonista que perdió frente a Luis Tosar. A cambio de esa derrota, Ernesto recibió junto a Malena un premio que le emocionaba más: entregar el Goya de Honor a Héctor Alterio.

En ese año Ernesto estrenó Incautos y Muertos comunes, títulos a los que le siguieron tres interpretaciones en las que se mostró como un treintañero indeciso. En la primera, El método, interpretó a Enrique, un aspirante a un importante puesto de trabajo, que hacía gala de un pésimo sentido del compañerismo y que era incapaz de adoptar cualquier postura. Como el Javier de Los 2 lados de la cama, en la que era abandonado por su prometida (Marta: Verónica Sánchez), quedando indefenso, necesitado de cariño y que descubría su bisexualidad al final de la función. O como el Serafín de Semen, una historia de amor, en la que Ernesto encarnó a un médico que donó su esperma a una joven de la cual se había enamorado y que no quería el bebé para sí sino para su hermana.

Precisamente en ésta última Ernesto trabajó con su padre. Ernesto dijo que coincido con él en que en el plató recreas una serie de códigos familiares que uno no se propone... Repitieron la experiencia en el cortometraje Entre nosotros -donde también participaba Malena y Mariví Bilbao- y la serie Vientos de agua en la que padre e hijo incorporaban el mismo personaje a distintas edades, José Olaya, un minero asturiano que al hacer explotar una mina junto a su hermano Andrés (Iván Hermes), al cual estaba afectivamente, muy unido, se ve obligado a exiliarse a Argentina. En dicho país permanece toda su vida y donde establece su propia familia, entre ellos su hijo, obligado a buscar trabajo en España ante la crisis económica que asalta el país.

En 2006 nació su hija Lola fruto de su relación con la actriz Juana Acosta y recibió su segunda candidatura a los Fotogramas de Plata.

Al principio



Roma (película)

Roma es una película argentina-española estrenada el 15 de abril de 2004, dirigida por Adolfo Aristarain y protagonizada por Juan Diego Botto, Susú Pecoraro y José Sacristán.

Roma Di Toro (Susú Pecoraro) es la madre de Joaquín Goñez (protagonizado de joven por Juan Diego Botto y de viejo por José Sacristán), quien a su vez es un escritor argentino viviendo en España, que contrata a un joven escritor (también interpretado por Manuel Cueto recurso de identificación entre ambos) para que escriba su autobiografía. Al hacerlo el escritor establece un vínculo emocional con su propio pasado y su memoria, cuando era joven en Buenos Aires, y sobre todo con su madre, Roma.

Al principio



Vete de mí

Vete de mí es una película española de 2006 diriga por Víctor García León. La película obtuvo dos nominaciones en los premios Goya (mejor actor y mejor actor de reparto). Juan Diego recibió un premio Goya 2007 como "Mejor actor".

Santiago (Juan Diego) es el padre de Guillermo (Juan Diego Botto). Un día el padre, que es actor de teatro, recibe la visita de su hijo treinteañero, al que su madre (Rosa María Sardá) ha echado de casa y no tiene adonde ir.

Al principio



Cristina Rota

Cristina Rota(La Plata, 1945) es una actriz, productora y profesora de arte dramático argentina.

Es madre de Nur Al Levi y de Juan Diego Botto y María Botto, hijos del también actor Diego Botto.

Ha sido profesora en su centro de muchos actores españoles: Malena y Ernesto Alterio, Guillermo Toledo, Alberto San Juan, Nathalie Poza, Andrés Lima, Luis Bermejo, Penélope Cruz, Fernando Tejero, Roberto Álamo, …

Al principio



Source : Wikipedia