Igualada

3.3881334981311 (809)
Publicado por grag 17/04/2009 @ 15:07

Tags : igualada, provincia de barcelona, cataluña, españa

últimas noticias
Los rojillos brillaron en la segunda parte y bordearon la igualada - La Tribuna de Ciudad Real
... cosechó una nueva derrota en el encuentro correspondiente a la novena jornada del play off de ascenso a la máxima categoría del fútbol sala nacional ante un Universidad Maristas Valencia que se impuso a los manchegos tras un encuentro muy igualado,...
Caparrós tiene las llaves que conducen hacia Europa - La Voz de Galicia
Al Valencia le vale la igualada porque cuenta con el golaveraje particular a su favor. En Mestalla ganaron (4-2) mientras que en Riazor sacaron una igualada a un tanto. Es por esta circunstancia que el Dépor depende del buen hacer del equipo de su ex...
Un grupo de jóvenes antisistema irrumpe en la salida de un mitin ... - Europa Press
Una decena de activistas antisistema irrumpió hoy en la salida del mitin del PSC en Igualada (Barcelona), luciendo una bandera independentista y con consignas en contra del plan Bolonia. El mitin se celebraba en un salón del Hotel América,...
Abel descarta firmar una igualada - El Mundo Deportivo
Ganar, ganar y ganar. Es el único pensamiento de Abel Resino de cara al encuentro de esta noche. Al técnico rojiblanco no le vale el empate. "Sólo pensamos en ganar, no podemos pensar en empatar, porque ya no dependerías de ti y se tienen que dar...
Badia dice que al PP le produce "urticaria" la igualdad y la ... - ADN.es
En un mitin en Igualada, Badia ha criticado una vez más al cabeza de lista del PPC, Aleix Vidal-Quadras, por "no entender" que una mujer, en este caso ella, le hable "de tu a tu" y le cante "las cuarenta", y por rechazar una vez tras otra iniciativas...
Igualada ratifica su compromiso con el BC2016 - El Día de Córdoba
El presidente del IMD, Alfonso Igualada, ratificó ayer el compromiso del Ayuntamiento con el BC2016 para la próxima temporada, en la que el club cordobés debería participar en la nueva Adecco Plata. "Nunca hemos dejado tirado a ningún equipo y el...
Igualado último tope boxístico Cuba-Francia - Diario Granma
Los locales ganaron además con el medallista de bronce mundial John M\'Bumba (91), 4-2 ante el dueño de ese metal en la capital china Osmay Acosta, y Jeremy Beccu (48), 10-9 frente a Daniel Matellón, con quien tenía una igualada....
Un complejo deportivo irá junto al San Eulogio y costará 2,8 millones - El Día de Córdoba
El presidente del Instituto Municipal de Deportes (Imdeco), Alfonso Igualada, destacó ayer la "generosidad de Cajasur de hacer una donación de estas características para una instalación deportiva que beneficiará a los vecinos del Campo de la Verdad"....

Igualada

Bandera de Igualada

Igualada, capital de la comarca del Anoia, en la provincia de Barcelona, Cataluña (España). El municipio está situado a 60 km de Barcelona, en el interior de Cataluña. Su principal actividad es la industria (textil, papel, piel). También se caracteriza por tener la única fábrica de globos aerostáticos que existe en España (Ultramagic). Así que Igualada se podría definir como "la ciudad del textil, la piel y los globos aerostáticos".

Inicialmente pequeño núcleo de población reseñado en 1003, en el que se hace referencia a una iglesia dedicada a Santa María, relacionada con el Monasterio de Sant Cugat. Igualada quedó circunscrita entre los límites del dominio feudal de Ódena y los señoríos de Montbui y Claramunt, atravesada por el antiguo camino de Barcelona a Lérida.

Las primeras murallas que se conocen datan, probablemente, del siglo XII, que se ampliaron en el siglo XIV con la intención de incluir las construcciones del sol poniente, el Raval de Capdevila. Una tercera expansión de las murallas se llevó a cabo en el siglo XV, con 36 torres y 10 puertas. Estas murallas permanecieron hasta el siglo XVIII.

Hacia finales del siglo XVIII se edifican los barrios de "San Agustín" y el de la "Soledad" (fuera de las murallas). Y en este mismo siglo se construyen las nuevas curtidurías.

En 1925 Igualada amplía su término municipal comprando los terrenos a Òdena, lo que le permitió una expansión posterior. La inmigración peninsular, durante el franquismo, provocó la creación de nuevos barrios obreros como el de "Fátima", "Santo Cristo" y "Montserrat".

En 1984 se aprobó el Plan Especial de Mejora Urbana “Les Comes”, que propició un área residencial en la zona norte de la ciudad, aprobándose, en 1988, su ampliación. En los últimos años la ciudad también ha crecido en dirección oeste con la construcción de las urbanizaciones residenciales de Sant Jaume Sesoliveres y el Pla de la Massa.

La iglesia de Santa María, conocida también como Iglesia Grande, es el conjunto histórico-artístico más importante de la capital del Anoia. El edificio actual data, básicamente, del siglo XVII. Los elementos que configuran la iglesia son el resultado de las diferentes etapas de construcción y, por tanto, responden a diversos estilos arquitectónicos. La planta de Santa María es de una sola nave y está flanqueada, en ambos lados, por doce capillas. El campanario fue construido en el siglo XVI.

El asilo del Santo Cristo está situado en el Pla de San Agustín, una de las áreas de expansión urbana, situada al oeste del núcleo antiguo de Igualada. Ocupa una manzana entera, entre las calles de Milà i Fontanals, Prat de la Riba y Sor Rita Mercader.

El Centro de Estudios Comarcales de Igualada, fundado en el año 1947, impulsó la creación de una infraestructura museística para Igualada y su comarca. Fruto de esta actividad fue la inauguración del Museo de la Ciudad en el año 1949.

Con unos 1.5 kilómetros de largo puede presumir de ser el paseo recto más largo de España. Este paseo, formado por una calzada central para los peatones, es de estilo clásico, flanqueado por una línea de árboles (Plátanos) a cada lado, que forman un hermoso "túnel". Ésta es la principal arteria de la ciudad, además de ser el lugar de paseo de la inmensa parte de la ciudadanía.

Obra de los arquitectos Enric Miralles y Carme Pinós, el majestuoso parque-cementerio de Igualada es una obra de arte enclavada en la profundidad de la montaña. Así se lo reconocieron, mediante varios premios de arquitectura. El arquitecto Miralles murió en el año 2000, y por expreso deseo suyo, fue enterrado en este cementerio. Los nichos inclinados, los túneles de hormigón, las piedras y la hierba de la montaña, junto a bancos, escaleras y árboles forman un conjunto espectacular para un lugar en el que se respira paz y tranquilidad.

Horrible, piensan algunos. Fabuloso, piensan otros. El edificio del nuevo Hotel Ciutat Igualada ha dado mucho que hablar. Su extraña fisonomía, mediante grandes fachadas de cristal y grandes fachadas cubiertas de "medianeras" de color verde claro, su forma rara, con partes sobresalientes del edificio, y sobre todo su modernidad, hacen de éste un curioso edificio que rompe con la tradición y deja entrever la nueva Igualada.

En pocos años, la ciudad dará un gran paso adelante con la obra más importante a realizar nunca en la ciudad. La urbanización y conversión en arteria principal de la Avenida Cataluña de la ciudad supondrá un gran punto de inflexión en la ciudad. En este importante eje, con el ya inaugurado y flamante Hospital de Igualada, crecerán el Palacio Ferial, un gran parque, posiblemente un centro comercial Outlet, un hotel, y sobre todo, el World Trade Center de Igualada, formado por siete edificios de oficinas y varios servicios comerciales y de ocio.

Es también la sede del Consell Comarcal de l'Anoia.

Al principio



Igualada Hoquei Club

El Igualada Hoquei Club, conocido como Proinosa Igualada HC por motivos de patrocinio, es un club español de hockey sobre patines, de la ciudad de Igualada (Barcelona), Cataluña, España. Fue fundado en 1950 y milita en la OK Liga.

Disputa sus partidos en el Poliesportiu Les Comes, con capacidad para 3.000 espectadores.

El Igualada Hoquei Club fue fundado el 4 de mayo de 1950 y su creación fue el fruto de de la notable presencia que este deporte tenía en la capital del Anoya, desde que unos 4 años antes comenzasen a llegar los primeros patines y se iniciase una verdadera fiebre entre la juventud local, que desembocó en el primer partido, jugado en la pista de baile del Cinema Modern, posteriormente llamado Astoria, el 20 de noviembre de 1949. El nacimiento del Igualada fue el resultado del cisma que hubo entre los pioneros del hockey en Igualada, que quedaron divididos entre el Club Patín, y la entidad que posteriormente seria uno de los clubes más importantes del mundo en esta especialidad deportiva. Seis meses de su fundación, el Igualada HC participó en su primera competición oficial, el Campeonato de Cataluña de Segunda División.El primer partido que jugó el Igualada fue en la pista de la Escuela de Trabajo de Reus y perdieron 4-3. En cambio, el debut en competición oficial fue la victoria por 3-1 contra el Club Patín. El Igualada finalizó el campeonato en sexta posición.

La progresión del hockey igualadino comenzó y la ciudad dispuso rápidamente de una pista más grande, gracias a la ampliación de la inicial. El nuevo escenario ya acogió un partido de la selección española, que acababa de ganar su primer mundial.La temporada siguiente el Igualada consiguió su primer ascenso y se clasificó para jugar en la Segunda División Preferente. La ciudad vivía intensamente el deporte y se sucedían las visitas de equipos grandes para jugar amistosos. El 18 de mayo de 1952 el Igualada vivió su primer partido internacional, con la visita del Stuttgarter Rollsportclub aleman, que se impuso por 3-4.

La temporada 1954-1955 el Igualada consiguió el ascenso a Primera División y se proclamó vencedor del Campeonato de España de Segunda División, el primer gran éxito de la entidad y que le hizo merecedor del Pergamino de Honor de la federación.

El 7 de noviembre de 1959 el Igualada inauguró la pista del Estadio del Xipreret, rodeada por un velódromo, con capacidad para 800 espectadores y que supuso un gran paso hacia adelante del club y para el deporte igualadino. La progresión del club seguía creciendo y no tardó en llegar un nuevo éxito, ya que el equipo se proclamó subcampeón de España de Primera División en Salt, por detrás del Español, que se llevó el triunfo final.

Esta época brillante dio paso a unos años llenos de dificultades, que culminó con el descenso a Segunda en 1964, categoría que recuperaría dos años después.El Igualada se convirtió en el rey de las promociones, ya que la jugó durante 5 años consecutivos. A pesar de las dificultades, el Igualada fue unos de los 14 equipos que tuvieron el privilegio de inaugurar la División de Honor del hockey patines español, en 1969.

La década de los setenta fue especialmente dura para el Igualada, que la temporada 1972-73 descendió a Primera División tras perder otra promoción. El equipo sufrió un nuevo descenso y la entidad tenía un futuro muy negro, que amenazaba su continuidad, precisamente coincidiendo con sus 25 años de historia. La temporada 1975-76 el Igualada comenzó a decidir si se mantenía en Primera División, económicamente suicida o si daba un paso atrás y bajaba a Segunda. La decisión fue mantener la categoría, eso sí, con el compromiso de los jugadores a jugar sin cobrar.Sin embargo, la trayectoria del equipo le llevo a un nuevo descenso. Las cosas no mejoraron en Segunda y la directiva decidió la desaparición del primer equipo, aunque mantuvo el trabajo y las esperanzas en los juveniles. Después, en la temporada 1978-79 el Igualada tuvo la oportunidad de volver a Primera División, con motivo de una reestructuración. No consiguieron montar un equipo con jugadores seniors, así que la única opción era sacrificar a los juveniles, que aún les quedaba un año para llegar a la máxima categoría, pero que aceptaron el reto de jugar en Primera a pesar de su juventud e inexperiencia. Esa decisión fue clave en el futuro del Igualada, que ese año finalizó la liga en undécima posición.

La temporada 1980-81 el equipo salvó la categoría, a pesar de la crisis económica y social que afectaba a la entidad. Pero un un grupo de personas jóvenes, vinculadas con el club a través de su trabajo con los juveniles, decidió coger las riendas del equipo. Era el inicio de un relanzamiento que muy pocos imaginaban hasta donde llegaría. Después de dos temporadas de transición, el Igualada inició una nueva etapa. Entre las novedades estaba el traslado a la pista de las Escuelas Pias, que se convirtió en el primer pabellón cubierto del hockey igualadino. La pista fue el escenario, la temporada 1983-84 del retorno del Igualada a la División de Honor, después de un épico partido final en las pista del Cambrils.

Se había logrado el objetivo, pero el reto era consolidar el equipo en la máxima categoría. La temporada 1984-85 se logró la permanencia con muchas dificultades, y al año siguiente fue más dramático, ya que el Igualada resolvió la permanencia tras una intensa promoción. El año siguiente no hubo promoción, pero si sufrimiento hasta la última jornada, en la que una inolvidable victoria en Cerdanyola aseguró la permanencia. Al final de la temporada, nadie podía imaginar que su apuesta por la cantera y la incorporación de jóvenes con proyección, estaba llamado a ser el equipo revelación de la temporada 1987-88, en la que el Igualada, que ya jugaba en el Poliesportiu Les Comes, sorprendió a todos consiguiendo a todos la tercera posición final. Sin embargo, lo mejor estaba aún por llegar. La temporada siguiente el Igualada ya era un equipo que se tenía en cuenta, pero los jóvenes jugadores que lo integraban ya no se conformaron con ser la revelación, sino que se consolidaron con una trayectoria que les dejó con en título de liga a su alcance. Finalmente, el 16 de abril de 1989 ,en la pista de Riazor de La Coruña, el Igualada ganaba el partido con el Dominicos (5-6) y se convertía en campeón de la División de Honor por primera vez. Esa misma temporada, el Igualada jugo las finales de la Copa del Rey y de la Copa de la CERS.

Desde entonces a ahora ,el Igualada se ha consolidado como el mejor equipo europeo de la década de los 90. A pesar que después de la primera liga, las limitaciones económicas de la entidad le han obligado a luchar en condiciones desiguales con los equipos más potentes y plagados de grandes jugadores ,como el Hockey Club Liceo de La Coruña y el Fútbol Club Barcelona, el Igualada ha conseguido un palmarés realmente excepcional, que incluye 6 Copas de Europa, 5 Supercopas de Europa, 5 Ligas, 2 Copas del Rey, 1 Supercopa de España y 4 Ligas Catalanas.

Entre los fechas más destacadas de esta historia reciente destacan las del 24 de febrero de 1992, cuando ganaron la Segunda Liga española en el Poliesportiu Les Comes; el 5 de junio de 1993 ,cuando se proclamó campeón de la copa de Europa por primera vez en la pista del Benfica; la temporada 1993-94 en la que el equipo logró 5 títulos; la doble exhibición protagonizada en la fase final de la Copa de Europa de la temporada 1997-98, cuando superó al Barcelona y al Vercelli por un doble 8 a 1 , o la fase final de esta misma competición que se disputó en el Poliesportiu Les Comes en mayo de 1999 y que supuso la sexta copa de Europa para el club, tras una vibrante final contra el Oporto, que se decidió en la tanda de penaltis.

Al principio



Iglesia de Santa María (Igualada)

La iglesia de Santa María de Igualada, conocida también como Iglesia Grande, es el conjunto histórico-artístico más importante de la capital del Anoia. Los primeros pobladores de Igualada se establecieron, alrededor del año 1000, en el área en el que se encuentra la actual basílica, situada en el cruce de caminos que unían Barcelona con Aragón y la Cataluña nueva con la Cataluña vieja. Aunque los orígenes de la iglesia de Santa María se remontan al siglo XI, el edificio actual data, básicamente, del siglo XVII. Convertida en mercado durante la Guerra civil española, la iglesia de Santa María fue restaurada posteriormente, bajo la dirección del arquitecto César Martinell. En 1949, Santa María obtuvo, de Pío XII el título de basílica menor. Durante los años ochenta se llevó a cabo la última reforma, y se inauguró en 1990. Los elementos que configuran la iglesia son el resultado de las diferentes etapas de construcción y, por tanto, responden a diversos estilos arquitectónicos.

La planta de Santa María es de una sola nave. Tiene una estructura propia del Renacimiento catalán, que se caracteriza por la austeridad formal. Una muestra puede serlo el tratamiento estético de la fachada en la que sólo destaca un rosetón, así como las paredes laterales, cuya uniformidad sólo se rompe por los ventanales y contrafuertes que están rematados con unas gárgolas (de formas de animales y humanas) que dan al exterior. La techumbre de la nave fue resuelta por medio de una fórmula propia del gótico: la bóveda de crucero. Los arcos del techo forman un esqueleto de nervios que confluyen en diferentes elementos esféricos, las llaves, en las que se han esculpido diversas figuras de santos. Los arcos de la bóveda descansan sobre pilares de estética italianizante, rematadas por una galería de arcadas, llamada triforio, y una cornisa. Un ábside de planta cuadrangular cierra el extremo de la nave. Este espacio, en el que se halla situado el altar mayor, está cubierto por una bóveda en forma de estrella, en la que las llaves representan a la Madre de Dios, en el centro, y los evangelistas a los lados.

La nave central está flanqueada, en ambos lados, por doce capillas. Pese al estilo barroco de las mismas, la decoración de algunas de estas capillas es relativamente reciente, ya que se hicieron después de la guerra civil, sufragándose con las aportaciones de los gremios locales. Un ejemplo de estos altares se halla en el altar de San Antonio Abad (patrón de los trajinantes), en el de San Isidro (patrón de los agricultores), San Antonio de Padua (patrón de los curtidores), San Cristóbal patrón de los automovilistas) y San Antonio María Claret (patrón de los tejedores). Debajo del campanario, cubierto por un arco ojival, está el altar de la Madre de Dios de los Dolores, está es una de las partes más antiguas de la iglesia y correspondería a una ampliación de la antigua capilla románica realizada en el siglo XIV.

Uno de los elementos diferenciales de Santa María es la capilla del Santo Cristo. La edificación, de estilo barroco, data de principios del siglo XVIII, y ocupaba un anexo de la parte izquierda de la nave, cerca del campanario. Se trata de un edificio de cruz latina. La cúpula semiesférica que lo cubre está sostenida por cuatro pares de pilares. El interior está decorado por una pintura de Francesc Tremulles que representa la Santísima Trinidad y María. En las conchas que hay debajo de la cúpula, esta decoración se completa con las figuras de los evangelistas, pintados por Miquel Llacuna. En el exterior, la cúpula termina con un cimborrio octogonal. En el ábside hay un retablo con la imagen del Santo Cristo de Igualada, que es una reproducción de una talla gótica del siglo XIV que desapareció durante la guerra civil. Dos murales pintados por Camps Dalmases evocan el prodigio de la sudoración sanguinolenta del Santo Cristo de Igualada que, según la tradición, se remonta al año 1590.

Es, junto con la capilla del Santo Cristo, el elemento más representativo de Santa María. A pesar de que su construcción se inició a principios del siglo XVIII, la obra no se terminó hasta finales de la centuria, a causa de la Guerra de sucesión. Este retraso fue la causa de que, el estilo barroco del proyecto inicial, fuera compensado por un cierto clasicismo en la ejecución final. El retablo es obra de Jacint Moretó y Josep Sunyer. Durante la guerra civil fue desmontado y parcialmente destruido. Tras la guerra fue reconstruido bajo la dirección de César Martinell. En la última restauración de Santa María, en los años ochenta, se volvió a retocar el retablo. Considerado la primera gran obra del arte catalán realizado después de la guerra de sucesión, el retablo de Santa María consta de tres niveles claramente diferenciados. El centro está presidido por la figura de la Inmaculada Concepción que, llevada por unos ángeles, está situada dentro de una hornacina. A los lados, la virgen está flanqueada por las figuras de sus padres, San Joaquín y Santa Ana, debajo de los cuales hay unos medallones que representan dos pasajes de la vida de la Virgen: el matrimonio y la presentación. La imagen de la virgen está coronada por una paloma que representa al Espíritu Santo, encima del cual hay un medallón con el Padre Eterno. En el segundo piso del retablo destacan las imágenes de San Fausto y San Roque, vinculados al devocionario tradicional de Igualada. Ambas figuras están flanqueadas por cuatro ángeles músicos, propios de la imaginería barroca. Entre ellos, el que toca la guitarra, está considerado como un ejemplar casi único en la iconografía religiosa barroca. En el piso superior, el retablo culmina con la figura de San Bartolomé, patrón de Igualada, el sol y las puertas de Jerusalén. Simbólicamente, todo este conjunto está sostenido, en la parte inferior, por cuatro atlantes de mármol, que representan las diferentes estaciones del año. En las paredes laterales hay dos plafones escultóricos coronados por el escudo de la ciudad, que representan la Epifanía y la Adoración de los pastores.

Está emplazado en el coro de la iglesia, debajo del rosetón de la fachada. Fue construido a mediados del siglo XVIII, por Antoni Boscà. Durante la guerra civil se trasladó al convento de las Escolapias, convertida en sala de conciertos. En 1980 fue restaurado bajo la dirección del maestro organista Gerhaard Grenznig. Está considerado como una de los más notables de Cataluña, motivo por el cual, cada año, en la basílica de Santa María se organiza un festival internacional de órgano.

Corresponde a la etapa gótica de Santa María y fue construido en el siglo XVI. De estilo austero tiene, como elementos decorativos, los ventanales del cuerpo superior y unas pequeñas ventanas coronadas. Es de sección cuadrangular y tiene un tejado de cuatro vertientes. Tiene siete campanas, seis de las cuales, construidas en Alemania, han sido instaladas recientemente.

Entre los atlantes que sostienen el retablo del altar mayor hay dos entradas a las sacristías, encima de cada una figura el escudo de la ciudad. Entrando, a mano derecha, y en la primera capilla lateral, hay un cuadro alegórico de Segimon Ribó, que representa la sudoración sanguinolenta del Santo Cristo de Igualada. El baptisterio, de estilo modernista, es obra de Ignasi Colomer, y se encuentra a la izquierda de la entrada. La cripta, situada debajo del presbiterio, fue construida después de la guerra civil, a partir de un proyecto de César Martinell. En la fachada de la iglesia hay dos placas que conmemoran la participación del somatén igualadino en la batalla del Bruc. La mezcla de elementos que integran Santa María es fruto de las diversas etapas constructivas que se han sucedido y también consecuencia de los avatares históricos. Por todo ello, visitar la basílica es tanto como hacer un recorrido por la historia de Igualada y por la historia del arte.

Al principio



Centro de Estudios Comarcales de Igualada

El Centro de Estudios Comarcales de Igualada, fundado en el año 1947, impulsó la creación de una infraestructura museística para Igualada y su comarca. Fruto de esta actividad fue la inauguración del Museo de la Ciudad en el año 1949. Este museo se instaló en el Grupo Escolar García Fosses y las secciones o temáticas eran: ciencias naturales, arqueología, arte antiguo y moderno, historia y folklore local y cartografía comarcal.

En 1954 se abrió al público el Museo monográfico de la Piel, único en la Península y tercero de Europa. Las salas textiles del Museo de la Ciudad se inauguraron en 1955, y contienen maquinaria industrial, materias y fibras textiles, miniaturas, dioramas y documentación técnica.

Finalmente, en 1982 se creó la Fundación Pública Municipal "Museo Comarcal de la Anoia", regida por un patronato autónomo presidido por el alcalde de Igualada.

El Pleno de la Junta de Museos de Cataluña, con fecha del 12 de enero de 1996, dio su conformidad para que el Museo Comarcal de la Anoia fuese declarado sección del Museo Nacional de la Ciencia y de la Técnica de Cataluña. La junta del patronato para adaptar el Museo Comarcal de la Anoia a la nueva situación museística del país, acordó el 25 de noviembre de 1997 el cambio de denominación pasándose a llamar Museo de la Piel de Igualada y Comarcal de la Anoia.

Las dos primeras quedan planteadas desde el punto de vista del patrimonio industrial y tecnológico, comprendiendo un ámbito de carácter nacional por su temática. Son la piel y el agua. El tercer punto a tratar, y que todavía no está abierto al público, es una síntesis comarcal, breve recorrido histórico del medio humano y físico de la ciudad de Igualada y comarca, de ámbito geográfico más restringido.

Actualmente se pueden visitar tres espacios: Museo de la piel, curtiduría de "Cal Granotes" y "El hombre y el agua".

El museo de la Piel constituye un pilar fundamental del planteamiento museográfico. Por sus características y estructuración, es un conjunto único y adelantado, uno de los tres museos de esta especialidad existentes en Europa.

Tres ámbitos configuran sus salas: la piel en la historia, un universo de piel y su industrialización. El primer ámbito presenta diversos aspecto de la producción, utilidad y significación cultural de la piel en nuestra civilización mediterránea, desde el pasado más remoto a épocas recientes, donde se pueden contemplar diferentes temáticas: la piel en la prehistoria y la curtiduría en la historia por todo el Mediterráneo, desde el mundo griego al latino, los pergaminos, los encuadernadores monásticos, cordobanes y guadameciles cortesanos, así como dos oficios tradicionales: zapatería y guarnicionería.

Un universo de piel se presenta dispuesto en temas monográficos relacionados con la piel: deporte, guerra, viaje, los nómadas, sonidos de siempre tratando de la piel y la música, imágenes a flor de piel y tentaciones táctiles. Además de los correspondientes vídeos, presenta cinco módulos interactivos que muestran algunas de las propiedades de la piel: tacto, resistencia, impermeabilidad y el taladro.

El tercer espacio trata de la evolución técnica reciente de la producción en cuero, denominado "la industrialización de la piel" o también "de los odres al bombo". Esta zona de exposición es la continuación natural del itinerario histórico, partiendo de "Cal Granotes" y, actualmente, final de la visita del museo. Comprende tres secciones: cómo se curtía en Igualada en 1890, cual es la conexión con "Cal Granotes" o la fase artesanal; los inicios de una especialización con la primera generación maquinaria y, finalmente, la fase industrial de la piel que representa la definitiva implantación de la mecanización en la curtiduría y su evolución, fundamentalmente desde un punto de vista técnico, poniendo de manifiesto los procesos de producción, con la sustitución de los procedimientos antiguos del curtido en odres por las modernas botas curtidas, y el paso de un sistema rudimentario de trabajo, basado en la habilidad individual y el esfuerzo manual, a un sistema avanzado de mecanización, basado en el uso de la energía eléctrica.

La curtiduría de "Cal Granotes" es una realidad pionera en su género. Se abrió al público en diciembre de 1990. Se rehabilitó un edificio industrial que databa de principios del silo XVIII, situado en pleno barrio curtidor, a orillas del reguero o acequia y que conserva su distribución primitiva para demostrar, en forma de un "museo in situ" los tres sistemas totalmente manuales y artesanales del curtido de pieles (piel gorda de vaca, buey…) antes de la mecanización: el curtido por el sistema de cosido del cuero, el sistema de marroquinería antigua y la marroquinería moderna. De todas formas es preciso entender la rehabilitación de este conjunto desde una perspectiva más amplia, ya que, aparte del interés puramente museístico y de patrimonio cultural, se rehabilita un edificio del "núcleo antiguo industrial de Igualada" localizado en su contexto y, al mismo tiempo, es recuperada por la ciudad una zona degradada urbanísticamente. A un centenar de metros se halla la fábrica textil de "Cal Boyer" (sede central del museo).

Se muestran, al visitante, las dos plantas típicas de una curtiduría: la planta baja o ribera, donde se llevaban a cabo los trabajos de preparación y curtido de las pieles; el tendedor, donde los cueros perdían la humedad colgados de las características barras. Su producción iba destinada, fundamentalmente, a la elaboración de la suela para los zapatos. También se podía emplear para la confección de: guarniciones de cuero para los animales y carruajes tirados por caballerías; respaldos de sillas, y para la fabricación de las correas de transmisión de las fábricas.

Los curtidores de Igualada, a principios del siglo XVIII, abandonan el cercado de las murallas medievales y se establecen las nuevas industrias cerca de una canalización de agua, llamada regato o acequia, documentada ya, en el siglo XII, empleada, originalmente, para hacer funcionar molinos de harina. El regato tiene una longitud de 3.049 m y recoge el agua del río Anoia por medio de una esclusa.

En este espacio perimetral de la sala se expone el discurso histórico. En el espacio central, se puede contemplar el canal de agua de características lúdico-didácticas con unos elementos que, colocados en el mismo canal, los pueden hacer funcionar los visitantes. El canal también sirve para enseñar la composición que da título a la sala. El montaje es flexible y permite ampliar el número de objetos expuestos que, según su formato y temática, se han expuesto en una vitrina perimetral, en una tarima debajo de la vitrina y, los más grandes, en el espacio central del entorno del canal.

La construcción museográfica es novedosa, tanto por lo que hace referencia a su estructura y diseño, como por su finalidad didáctica y lúdica. En 1992 esta sección fue galardonada con el primer premio FAD de interiorismo, que representó competir con más de doscientos proyectos. Pero lo que habría que destacar de esta distinción son los comentarios que algunos medios de comunicación hicieron acerca de la relación existente entre el bajo costo de la realización y el nivel de calidad y de comunicación adquiridos por esta sección del museo, que es una de las condiciones más importantes para la concesión del premio: destaca por su sobriedad y por la economía de medios con que ha sido realizada (La Vanguardia, 12-06-1992), y se ha terminado por premiar una buena instalación museográfica de la Sección de "El hombre y el agua" del Museo Comarcal del Anoia, que aúna los avances tecnológicos con la vocación didáctica. Por tanto, dos grandes premios al sentido común y a la inversión de los caudales públicos en proyectos razonables (El País, 12-06-1992).

La máquina de vapor y la noria, con la instalación de la máquina de vapor del "Cilindro" de Igualada, montaje museográfico dotado de movimiento, se consigue ampliar uno de los temas desarrollados en la sección "El Hombre y el agua" de este museo, concretamente el de la transformación del agua en energía y, al mismo tiempo, explicar la función de uno de los espacios de la antigua fábrica textil algodonera de "Cal Boyer", la sala de la máquina de vapor de la que disponía esta industria.

Se ha recuperado una noria de barro que funcionaba cerca del regato, empleada para elevar el agua a un nivel superior. Estaba abandonada y, a causa de la obras de acondicionamiento urbanístico del sector exterior del museo, fue recuperada y restaurada.

Al principio



Source : Wikipedia