Holocausto

3.3807631160398 (1258)
Publicado por tornado 26/02/2009 @ 00:54

Tags : holocausto, segunda guerra mundial, historia, ciencia

últimas noticias
El Papa condena la negación del Holocausto en su adiós a Israel - El Periódico de Catalunya
Antes de marcharse, en el aeropuerto, volvió a referirse al "brutal exterminio" de judíos en el Holocausto, un episodio que "nunca debería ser olvidado o negado". Pese a todo, en Israel, su visita deja un regusto agridulce....
Las redes sociales extienden el odio - ABC.es
Hay que recordar, en cualquier caso, que Facebook ha eliminado recientemente varias páginas en las que se negaba el Holocausto y que había distribuido un comunicado subrayando que la web también se utiliza para promocionar cosas buenas....
Encarcelaron a un hombre en Australia por negar el holocausto judío - Télam
En Alemania negar el Holocausto es un delito que puede ser castigado con hasta cinco años de cárcel. También estuvo 11 meses en prisión en Austria por negar el Holocausto. En 2006, Toben fue orador en la controvertida conferencia de dos días en Teherán...
Tzipi Livni criticó a Netanyahu por hablar de Holocausto a la hora ... - Agencia Judía de Noticias
La líder de la oposición criticó al Primer Ministro porque en un discurso afirmó que no va a permitir a los negacionistas realizar otro Holocausto con el pueblo judío. La ex canciller consideró que es “problemático” apelar a lo que fue el exterminio...
Sale a subasta en Nueva York un lote de instrumentos de tortura - 20 minutos
En los 50 fue adquirida por un superviviente noruego del Holocausto. Una colección de instrumentos de tortura utilizados en los siglos XVI y XVII será puesta a la venta en Nueva York y parte de las ganancias irá destinada a entidades benéficas que...
Un sobreviviente del Holocausto va a declarar en el juicio contra ... - Agencia Judía de Noticias
AJN.- Se trata de Thomas Blatt, cuya familia fue asesinada en el campo de concentración de Sobibor, quien estimó que el guardia era quien conducía a los juicios a la cámara de gas durante la Segunda Guerra Mundial. Demjanjuk o “Iván el Terrible” será...
Terrible ataque contra sobrevivientes del Holocausto - Radio Jai
Además, irrumpieron en otro acto del que participaban 10 italianos sobrevivientes del holocausto, gritando frases como “siga el camino hacia las cámaras de gas” y “Heil Hitler” mientras hacían el saludo a su líder. Los presentes quedaron shockeados...
El Parlamento acoge desde mañana una exposición sobre el Holocausto - El Diario Montañés
El Parlamento de Cantabria inaugurará mañana una exposición sobre el Holocausto , con motivo de los actos conmemorativos del cuarto aniversario del Aula de Letras de la Universidad de Cantabria (UC), en cuyo transcurso se presentará también el segundo...
El victimismo como estrategia del sionismo - Rebelión
Desde el final de la II Guerra mundial el sionismo ha utilizado a las víctimas del holocausto para conseguir impunidad en el exterminio de la población árabe de Palestina. “El despliegue del Holocausto ha permitido que una de las potencias militares...
Nakba, un hilo de sangre que pende del mundo - Rebelión
Del sufrimiento de Europa, germinó la primera semilla del Holocausto. Nutridos del mismo, el sionismo fijó su objetivo colonialista. Necesitados de sus lobby y bancos judíos, los británicos en plena guerra, le ofrecieron a la Organización Sionista un...

Lista de personas que ayudaron a los judíos durante el Holocausto

Chiune Sugihara, Cónsul-General en Kaunas, Lituania, emitió miles de visados a los judíos que huían de Polonia desafiando las órdenes de su ministerio de asuntos exteriores. Sugihara fue el último diplomático que abandonó Kaunas y continuó sellando visados desde la ventanilla del tren en el que se marchaba.

Este artículo es sólo un listado parcial de las personas o grupos que ayudaron a refugiados judíos y otros a huir del Holocausto nazi durante la Segunda Guerra Mundial. La lista no es exhaustiva, concentrándose en casos famosos o personas que salvaron las vidas de muchas víctimas potenciales. Yad Vashem, el memorial del Holocausto en Israel, ha reconocido a más de 20.000 Justos entre las Naciones desde 1963. Una comisión bajo el nombre de Autoridad de Israel para el Recuerdo de los Héroes y Mártires del Holocausto, organizada por Yad Vashem y dirigida por la Corte Suprema de Israel, ha recibido el encargo de recompensar a las personas que ayudaron a los judíos y de honrarlos con el título de “Justos entre las naciones”. En enero del año 2007, 21.758 habían recibido ese honor.

Hasta el fín del período comunista gran parte de la historia de Polonia durante el Holocausto estuvo oculta tras el velo del “Telón de Acero”. Durante la Segunda Guerra Mundial Polonia fue el único país donde ayudar a un judío era un crimen castigable con la muerte. Aunque 6.066 hombres y mujeres (más que cualquier otro país del mundo) han sido reconocidos como rescatadores por Yad Vashem en Israel , sus experiencias e historias de coraje han pasado desapercibidas hasta hace poco. Muchos de los rescatadores polacos fueron mujeres, adolescentes y niños. . Durante la Segunda Guerra Mundial Polonia fue ocupada por invasores extranjeros, un hecho a menudo subestimado. La mitad de Polonia ocupada por los alemanes estaba bajo el control de un Gobierno General y de un Reichskomissariat; la mitad ocupada por los soviéticos, junto con los territorios actuales de Bielorrusia y Ucrania estaba bajo la ocupación soviética. Entre los ciudadanos polacos oficialmente reconocidos como Justos se incluyen 700 nombres de personas que murieron mientras trataban de ayudar a sus vecinos judíos. También hubo algunos grupos, como la organización polaca Zegota, que tomaron medidas drásticas y peligrosas para rescatar a las víctimas. Witold Pilecki, miembro del Armia Krajowa (Ejército de Cracovia), organizó un movimiento de resistencia en Auschwitz desde 1940, y Jan Karski trató de dar a conocer la existencia del Holocausto. Durante el alzamiento del ghetto de Varsovia Henryk Iwanski dirigió las acciones más arriesgadas del Armia Krajowa en apoyo de los resistentes judíos.

La ciudad francesa de Le Chambon-sur-Lignon acogió a varios miles de judíos, un acto que se repitió en varias localidades europeas, como ilustra el famoso caso de Ana Frank, un acto que a menudo suponía un gran riesgo para los rescatadores.

El diplomático brasileño Luis Martins de Souza Dantas emitió ilegalmente visados para cientos de judíos franceses durante el gobierno del régimen de Vichy, salvándolos de una muerte segura.

En abril de 1943, los miembros de la resistencia belga retuvieron el convoy nº 20 del tren que se dirigía a Auschwitz y liberaron a 231 personas. Varios funcionarios locales hicieron lo que pudieron para entorpecer o bloquear los procesos de registro de los judíos que estaban obligados a realizar por orden de los ocupantes nazis. Muchos ciudadanos belgas salvaron a niños judíos ocultándolos en hogares privados y escuelas. De los aproximadamente 50.000 judíos que se encontraban en Bélgica en 1940, 25.000 fueron deportados, y de ellos sólo 1.250 sobrevivieron al Holocausto.

La comunidad judía de Dinamarca permaneció relativamente a salvo de la ocupación nazi del país desde el 9 de abril de 1940. Los alemanes permitieron que el gobierno danés permaneciera activo y este mismo gobierno rechazó que la cuestión judía existiera en Dinamarca. No se emitió ningún tipo de legislación contra los judíos y la banda amarilla para identificarlos no fue introducida en Dinamarca. A partir de agosto de 1943 la situación cambió pues el gobierno danés se negó a introducir la pena de muerte tal y como exigían los nazis tras una serie de huelgas y protestas populares. Durante estos acontecimientos. Durante estos acontecimientos, el diplomático alemán Georg Ferdinand Duckwitz trasmitió confidencialmente al político danés Hans Hedtoft la información de que los judíos daneses serían deportados después de que el gobierno danés fuera disuelto. Hedtoft alertó a la resistencia danesa y a los líderes judíos C.B. Henriques y Marcus Melchior, que alertaron a la comunidad judía para que se ocultaran a partir del 29 de agosto de 1943. Durante los dos meses siguientes más de 6.000 de los 7.500 judíos daneses fueron transportados clandestinamente en barcos de pesca a la vecina Suecia, que había declarado su neutralidad en la guerra. Algunos judíos daneses fueron capturados por los nazis y enviados al campo de concentración de Theresienstadt. Sin embargo, los oficiales daneses se encargaron de que estos prisioneros no fueran enviados a los campos de exterminio y la Cruz Roja danesa se aseguró de mantener la alimentación y ciertos cuidados. El Conde Folke Bernadotte aseguró el transporte de regreso de los judíos daneses al final de la guerra.

El gobierno de Bulgaria, dirigido por Bogdan Filov, y posteriormente por Dobri Bozhilov se encontraba aliado con los nazis y colaboró activamente con los alemanes en el Holocausto en las zonas de la Macedonia yugoslava y de Grecia que los búlgaros habían ocupado. Hacia 1943 Bulgaria había reunido a la mayor parte de los judíos presentes en esas zonas, fueron transportados a Bulgaria, y allí fueron entregados a los nazis, que los llevaron al campo de concentración de Treblinka, donde casi todos fueron asesinados. Sin embargo, los aproximadamente 50.000 judíos de ciudadanía búlgara no fueron deportados, gracias a las presiones de una parte del parlamento dirigida por Dimitar Peshev y del Arzobispo Stefan de Sofía, líder espiritual de la Iglesia Ortodoxa de Bulgaria.

Ángel Sanz Briz (Zaragoza, 28 de septiembre de 1910 – Roma, 11 de junio de 1980) fue un diplomático español. En 1944 contribuyó a salvar la vida de unos cinco mil judíos húngaros durante el Holocausto, proporcionando pasaportes españoles, en un principio a judíos que alegaban origen sefardí, y posteriormente, a cualquier judío perseguido. Por estos hechos, fue reconocido como Justo entre las Naciones.

Eduardo Propper de Callejón (1895 - 1972) fue un diplomático español. Mientras estuvo destacado en la embajada de París, prestó su ayuda para la huida de miles de judíos perseguidos durante la Segunda Guerra Mundial, desde la Francia ocupada hacia España, hechos por los que fue distinguido como Justo entre las Naciones en octubre de 2007.

Bernardo Rolland de Miota, diplomático español que, desde su posición de Cónsul General de España en París (1939-1943) evitó la confiscación de los bienes de un puñado de judíos sefarditas. Intercedió por 14 judíos españoles enviados al campo de Drancy y organizó la repatriación de otros 77, trabajo que terminó Alfonso Fiscowich. Su actuación en favor de los judíos provocó graves tensiones con las autoridades alemanas de la Francia ocupada y con el entonces Embajador de España, Félix de Lequerica.

José Rojas Moreno, fue un diplomático español que, desde su posición como Embajador de España en Bucarest (Rumanía) (1941-43) consiguió que se revocasen los decretos de expulsión dictados contra un grupo de judíos sefarditas y la promesa formal que, en el futuro, ninguno de ellos sería expulsado.

Miguel Ángel de Muguiro, diplomático español que, desde su lugar a la Embajada de España en Budapest (Hungría), contribuyó a la salvación de judíos perseguidos por el gobierno pro-alemán de Miklós Horthy. En un ambiente de pogromos, persecuciones por las calles y campos de tránsito organizados por los nazis húngaros de la Cruz Flechada para concentrar a los judíos antes de su envío a los campos de exterminio, Miguel Angel de Muguiro, como Encargado de negocios, escribió a Madrid escandalizado por los registros y las palizas que practicaban los miembros de las SS.

Sebastián Romero Radigales, fue un diplomático español que desde su lugar como Cónsul General de España en Atenas (1943-1944) organizó la repatriación por tierra, mar y aire de los judíos de origen sefardita. Ante las objeciones para su entrada en España, propuso Marruecos. Entre marzo y junio de 1943 48.000 judíos de Salónica fueron deportados al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Romero Radigales actuó para intentar liberar a los deportados sefardíes. Saltándose a las autoridades alemanas, consiguió trasladar 150 sefardíes desde Salónica a Atenas.

Julio Palencia Tubau, fue un diplomático español que, desde su lugar como Ministro de la Embajada de España en Sofía (1940-1943) denunció la legislación antisemita del gobierno búlgaro - que afectaba a 50.000 judíos - y va interceder ante Bulgaria y Alemana para proteger los derechos y bienes de 150 judíos sefardíes. Se enfrentó sin éxito con las autoridades nazis para evitar la ejecución del judío Leon Arie, los hijos del cual adoptó para que pudiesen salir del país y reencontrarse con su madre. El embajador de Alemania en Sofía calificó a Julio Palencia de «fanático anti-alemán» y «amigo de los judíos».

Juan Schwartz Díaz-Flores, diplomático español que, desde su lugar como Cónsul de España en Viena (Austria) contribuyó a la salvación de judíos perseguidos por los nazis.

José Ruiz Santaella, funcionario español del cuerpo diplomático. Como agregado en la embajada de Berlín en los años 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, contribuyó, con la ayuda de su esposa Carmen Schrader, a salvar la vida de Gertrud Neumann, Ruth Arndt y Lina Arndt, perseguidas por su condición de judías por el Tercer Reich.

El diplomático portugués Aristides de Sousa Mendes emitió más de 30.000 visados a los judíos y otras minorías perseguidas por los nazis, pero sus actividades le costaron su carrera. En 1941 António de Oliveira Salazar, el dictador gobernante de Portugal, lo retiró de su puesto de embajador. Arístides murió enloquecido y en la pobreza en 1954.

Chiune Sempo Sugihara, cónsul japonés en Lituania entre 1939-1940, emitió miles de visados a los judíos que huían de Polonia desafiando las órdenes explícitas del Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón. Fue el último diplomático extranjero que abandonó Kaunas y continuó emitiendo visados desde el tren en que se marchaba. Después de la guerra Sugihara fue despedido de su carrera diplomática, bajo la excusa de su baja estatura. En 1985 la mujer de Sugihara y su hijo recibieron el título honorífico de Justos entre las Naciones en Jerusalén, en nombre del propio Sugihara, que se encontraba muy enfermo, y que murió en 1986.

El gobierno de Finlandia rechazó repetidamente las peticiones de Alemania de la entrega de los judíos finlandeses, reafirmando que "Finlandia no tiene Problema Judío".

En Roma, unos 4.000 judíos italianos y prisioneros de guerra evitaron la deportación, muchos de ellos escondidos en casas particulares o evacuados de Italia por un grupo organizado por un sacerdote irlandés, Hugh O'Flaherty, que había sido embajador del Vaticano en Egipto y utilizó sus contactos diplomáticos para proporcionar santuario a los refugiados judíos.

Las peticiones de Alemania para que los judíos de Noruega fueran deportados fueron rechazadas o ignoradas por el gobierno noruego.

Entre 1933 y 1941 la ciudad china de Shanghái aceptó sin condiciones la llegada de más de 30.000 refugiados judíos que huían del Holocausto en Europa, un número mucho mayor que cualquier otro país, y superior al de los judíos refugiados conjuntamente en Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y la India durante la Segunda Guerra Mundial. Después de 1941, cuando los japoneses ocuparon la ciudad, encerraron a los judíos refugiados en una zona conocida como “ghetto de Shanghai”. Algunos de estos refugiados ayudaron a la resistencia china contra los invasores japoneses. Después de 1948 muchos de los judíos de Shanghai emigraron a los Estados Unidos e Israel debido al estallido de la Guerra Civil China (1946-1950).

Al principio



Museo del Holocausto (Washington)

Edificio del Museo del Holocausto

El Museo de los Estados Unidos del Conmemorativo del Holocausto (inglés: United States Holocaust Memorial Museum) es una institución nacional situado en una zona adyacente al National Mall de Washington D.C. entre las calles 14 y 15 del barrio sudoeste. Sin embargo no es un miembro de la Institución Smithsonian. El museo se dedica a documentar, estudiar e interpretar la historia del Holocausto. También sirve como monumento conmemorativo oficial de los Estados Unidos a los millones de judíos europeos y otros colectivos asesinados durante el Holocausto bajo el mandato de la Alemania Nazi. La mayor parte de los fondos para la construcción del edificio y las actividades del museo provienen de fuentes privadas, aunque el gobierno de los Estados Unidos ofrece fondos adicionales. El director de cine Steven Spielberg es uno de los donantes más conocidos. La calle en la que se encentra el museo se llama Raoul Wallenberg, en honor a un diplomático sueco que salvó a unos 10.000 judíos en Hungría durante la Segunda Guerra Mundial. El terreno del museo era propiedad anteriormente del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. 2 de los 3 edificios que se encontraban anexos en la misma propiedad fueron derribados para el diseño del nuevo edificio.

El museo fue creado por un acta anónima del Congreso de los Estados Unidos en 1980. Se abrió al público en abril de 1993 por el presidente Clinton y el superviviente del Holocausto Elie Wiesel encendió la llama eterna en la Sala del Recuerdo (Hall of Remembrance) en una ceremonia emotiva.

Las instalaciones albergan un gran número de exposiciones, obras de arte, publicaciones y objetos relacionados con el Holocausto. El museo colecciona y preserva evidencias materiales, distribuye material educativo y produce programas públicos. El museo además alberga las conmemoraciones anuales del Holocausto.

La exposición permanente relata la historia del Holocausto de forma cronológica. Empieza en 1933 con la ascensión al poder de Adolf Hitler, y acaba con la liberación de los campos de concentración, y la creación de Israel. La muestra se divide en 3 plantas que cubren diferentes años. La tercera planta, donde empieza la muestra, cubre los años de 1933 a 1940. Se centra en la exclusión social de los judíos y la preparación de la Segunda Guerra Mundial con la invasión alemana a Polonia. La segunda planta cubre los años de 1940 a 1945, centrándose en los campos de concentración, los centros de muerte y los guetos. La primera planta se centra en la resistencia, el rescate y la liberación, así como los años de la posguerra. Al final de la exposición hay una película con testimonios de supervivientes del Holocausto.

Para entrar en la exposición permanente los visitantes deben adquirir un pase gratuito. Se pueden adquirir el día de la visita al museo.

Además, el museo alberga el Comité de la Conciencia , un grupo de pensamiento financiado con dinero público y privado. Su función es la investigación del genocidio en todas las partes del mundo. Se ha nombrado a sí mismo como un interlocutor independiente para el Genocidio de Darfur en Sudán así como para la guerra de Chechenia en Rusia, una zona en la que el Comité considera probable que se hayan cometido atrocidades. Sin embargo el Comité no tiene poder para crear políticas y sirve como una institución de consulta para el gobierno de los Estados Unidos y todas las naciones que pidan sus servicios.

Al principio



Holocausto

Estos trabajadores esclavos rusos, polacos y holandeses internados en el campo de concentración de Buchenwald, ingresaron con un promedio de 73 kg cada uno al entrar en el campamento. Después de 11 meses, su peso promedio era de 31 kg. (16 de marzo de 1945)

El Holocausto (del griego ὁλόκαυστον holókauston, de ὁλον ‘completamente’ y καυστον ‘quemado’, referido a un antiguo ritual religioso), también conocido como o HaShoá (en hebreo: השואה‎; en idish,האלאקאוסט, Halokaust, o más precisamente חורבן, Jurbán), es el nombre que se aplica al genocidio de aproximadamente seis millones de judíos europeos, y de otros muchos grupos de Europa y el Norte de África, durante la Segunda Guerra Mundial. El Holocausto fue planificado y ejecutado por la Alemania nacionalsocialista, dirigida por Adolf Hitler, como parte de un programa deliberado de exterminio que involucró el asesinato sistemático e industrializado.

Otros grupos fueron perseguidos y asesinados por el régimen, incluyendo gitanos; soviéticos, particularmente prisioneros de guerra; comunistas; polacos étnicos; otros pueblos eslavos; los discapacitados; hombres homosexuales y disidentes políticos y religiosos.

Muchos estudiosos no incluyen a estos grupos en la definición de Holocausto, definiéndolo como el genocidio de los judíos o lo que los nazis llamaron la "Solución Final del problema judío." Según el criterio más o menos restringido que se adopte para definir el Holocausto, la cifra de víctimas varía. Algunos historiadores lo circunscriben a lo sucedido entre los judíos y el Tercer Reich (unos 5,8 millones de víctimas). Otros estudiosos consideran que debe aplicarse también a las víctimas polacas, y a otros pueblos eslavos y gitanos. Un tercer grupo amplía el término para que abarque también a los homosexuales, los disminuidos físicos y mentales y los Testigos de Jehová, de modo que se estiman en 11 o 12 millones las víctimas del Holocausto, de las cuales la mitad eran judíos.

La persecución y el genocidio se llevó a cabo por etapas. Las leyes de Nuremberg fueron promulgadas años antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial. Los campos de concentración nazis fueron establecidos como lugares donde los reclusos eran utilizados como mano de obra esclava hasta que morían por agotamiento o enfermedad. Allí donde la Alemania Nazi conquistaba nuevos territorios al este de Europa, escuadrones especializados llamados Einsatzgruppen asesinaban judíos y oponentes políticos en fusilamientos masivos. Los judíos y los gitanos fueron encerrados en ghettos antes de ser transportados por centenas o millares por trenes de carga hacia campos de exterminio donde, si sobrevivían al viaje, la mayoría de ellos era asesinada en cámaras de gas. Todo el aparato burocrático alemán estuvo involucrado en la logística del asesinato masivo, convirtiendo al país en lo que un académico ha llamado "un Estado genocida".

El término holocausto deriva del griego ὁλοκαύτωμα (holokáutoma), compuesta de ὅλος (hólos) «todo, totalmente» y de καῦσις (káusis) «cremación» refreriendose a Sacrificio de animales que se quemaban como ofrenda a los dioses.

Ya en el siglo XII el monje y cronista inglés Richard of Devizes utilizó la expresión "holocaust" en su narración de la coronación de Ricardo I de Inglaterra (Ricardo Corazón de León), refiriéndose a las matanzas de judíos en Londres, iniciadas por el rumor de que hubiesen sido ordenadas por el Rey, quien según algunos historiadores mandó castigar a los judíos que se atrevieron a hacer reverencias en la coronación del Rey cristiano.

Desde el siglo XVI se utilizó la expresión "holocaust" en el idioma inglés para catástrofes extraordinarias de incendios con gran cifra de víctimas. En el siglo XVIII la palabra adquiere un significado más general de muerte violenta de gran número de personas.

El uso de la expresión "holocaust" en referencia al plan de Adolf Hitler para la exterminación de los judíos esta recogido en un artículo de diciembre 1942 del diario ¨News Chronicle¨antes que hubiese conocimiento de los campos de concentración y la ejecución del genocidio.

En la época de post-guerra después de 1945, el término "holocaust" ganó en popularidad entre los historiadores anglo-sajones, convertiéndose en el término principal para el crimen nazi de genocidio.

Durante la Guerra Fría en los años 60, la palabra fue aplicada en referencia a la posible catástrofe de una guerra nuclear. En los años 70, el uso de la expresión "Holocaust" (escrito con H. mayúscula) era más restringida, refiriéndose al genocidio Nazi.

Organizaciones judías exigían la exclusividad de ese término para este ¨singular¨ crimen del genocidio Nazi contra los judíos como la culminación de una larga historia de antisemitismo persecución y criticaban la aplicación de la misma palabra para otros grupos de víctimas no judías como gitanos (Roma y Sinti), prisioneros de guerra, opositores políticos, homosexuales y discapacitados, así como la extensión de su uso para otros genocidios como el genocidio camboyano y el genocidio de Ruanda.

Sin embargo la aplicación del término para el genocidio judío también provoca reservas y parece inapropiada, ya que el sentido original griego se refiere a rituales de sacrificio a los dioses y podría insinuar algún sentido divino del genocidio.

Como alternativa de la palabra ¨holocaust¨gana popularidad la palabra hebrea "Shoah" lengua hebrea שואה (shoá), «catástrofe» . La palabra "Shoah" es desde el 12 de abril de 1951 el termino institucionalizado para el ¨Holocaust¨ por la Knéset (Parlamento), de Israel al establecer el día nacional de memoria Yom HaShoah ("Día de la Catástrofe").

El Partido Nazi, que tomó el poder en Alemania en 1933, tenía entre sus bases ideológicas la del antisemitismo, profesado por una parte del movimiento nacionalista alemán desde mediados del siglo XIX. El antisemitismo moderno se diferenciaba del odio clásico hacia los judíos en que no tenía una base religiosa, sino presuntamente racial. Los nacionalistas alemanes, a pesar de que recuperaron bastantes aspectos del discurso judeófobo tradicional, particularmente del de Lutero, consideraban que ser judío era una condición innata, racial, que no desaparecía por mucho que uno intentara asimilarse en la sociedad cristiana. En palabras de Hannah Arendt, se cambió el concepto de judaísmo por el de judeidad. Por otro lado, el nacionalismo suponía el Estado nación, es decir, la homogeneidad cultural y lingüística de su población. Los judíos, considerados como personas pertenecientes a otra raza, inferior por lo demás, y por tanto inasimilables a la cultura nacional, sólo podían ser separados del cuerpo social. Frente a la raza judía, extraña a la nación, colocaban los nazis a la raza aria, que era la que constituía la nación alemana y estaba llamada a dominar Europa.

La primera cuestión era determinar quién era judío. Los nacionalistas alemanes no habían logrado establecer una línea divisoria clara entre judíos y no judíos; había en Alemania numerosas personas descendientes de judíos conversos que no tenían ya ninguna relación con la cultura judía, así como numerosas familias mixtas y sus descendientes. En este sentido, la primera preocupación de los nazis fue crear un criterio para basar la posterior segregación.

Las primeras leyes dirigidas contra los judíos no incorporaban todavía una definición del ser judío y se hablaba en general de "no arios". La definición finalmente adoptada fue la siguiente: judío era quien tuviera al menos tres abuelos judíos, fuera cual fuera la religión de la persona interesada. Quienes tuvieran dos o un sólo abuelo judío eran Mischlinge, es decir, medio judíos. Los primeros, con dos abuelos judíos, eran "Mischlinge de segundo grado" y podían ser reclasificados como judíos en función de complejas consideraciones (su religión o la de su cónyuge, por ejemplo). Podían también ser "liberados" de su condición y convertirse en arios en pago a los servicios prestados al régimen, o podían seguir siendo Mischlinge, con lo que estaban sometidos a ciertas restricciones en tanto que "no arios", pero no a las persecuciones dirigidas contra los judíos. Los Mischlinge de primer grado eran los que tenían un único abuelo judío y en general eran tratados como arios plenos. Los Michlinge de uno u otro grado abundaban en Alemania y a menudo lograban ocultar su condición. El dirigente de las SS Reinhard Heydrich, El Carnicero de Praga, era Mischlinge de segundo grado, dato que fue ocultado celosamente por sus superiores nazis.

Dos elementos distinguen al Holocausto de otros casos de genocidio o asesinatos masivos.

El discurso y la estructura ideológica nazi están cargados de significación religiosa y mitológica.

El segundo elemento es la sistematización de los procesos de asesinatos masivos, los cuales comenzaron con la concentración de la población judía en guetos y posteriormente en campos de concentración y culminó con la implantación de la llamada «solución final al problema judío», que consistió en el asesinato masivo y sistemático de la población judía.

El principal elemento de dicha «solución» fueron los campos de exterminio, los cuales funcionaban como auténticas fábricas de muerte, cuya materia prima era la población a ser exterminada.

Durante el Holocausto, unos seis millones de judíos (alrededor de un tercio de la población judía mundial de la época) fueron exterminados. En algunos casos desaparecieron comunidades enteras, entre ellas la floreciente comunidad judía de Polonia (de más de tres millones de miembros) y la comunidad sefardí de Salónica (en Grecia).

En total las víctimas suman una cifra de entre 15.000.000 y 20.000.000 (quince a veinte millones de personas, aproximadamente).

El Holocausto dio el empuje final a la creación del estado de Israel, ubicado sobre parte del territorio del Mandato Británico de Palestina, que acogió a los judíos supervivientes del exterminio.

A continuación se muestra una lista de los campos de concentración nazis. Estos campos fueron establecidos dentro de Alemania poco después de la ascensión al poder del partido nazi en 1933. Posteriormente se crearían otros campos en aquellos países anexionados o invadidos por Alemania antes y durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, como Holanda y Polonia. Mientras que algunos campos tuvieron una existencia más bien efímera, otros permanecieron en activo hasta la definitiva derrota alemana en la guerra.

Los campos de exterminio se encuentran marcados en color rosa, mientras que los mayores campos de otros tipos están señalados con color azul.

Al principio



La industria de Holocausto

La industria del Holocausto: la explotación del sufrimiento de los judíos es un libro escrito por Norman Finkelstein en el cual describe la "industria" que está explotando la memoria del holocausto judío. Además de asegurar que dicha industria banaliza la cultura judía y su religión, así como la historia general del holocausto.

Al principio



Source : Wikipedia