Elección Municipal 2007 de Madrid

3.3809045226211 (1990)
Publicado por daryl 22/03/2009 @ 11:10

Tags : elección municipal 2007 de madrid, madrid, españa

últimas noticias
Sanidad admite que no hará los 55 centros de salud prometidos - El País (España)
Esperanza Aguirre se presentó a las elecciones de 2007 con varias promesas sanitarias bajo el brazo: cuatro nuevos hospitales, 40 días como máximo para someterse a pruebas diagnósticas, libre elección de médico y 55 nuevos centros de salud....
PSOE suspende con un 3 la labor de Gallardón en el ecuador de la ... - Europa Press
La legislatura 2007-2009 se caracteriza en su ecuador por ser también la del "caos financiero", apuntó Lucas, que recordó que en sólo dos años se ha incrementado la deuda municipal en 2.160 millones de euros, esto es, un 42,8 por ciento más,...
Una empresa de Correa operó como agencia de viajes oficial de la FEMP - Público
Meses antes de las elecciones municipales de ese último año, celebradas el 25 de mayo, los encargos de la FEMP a Pasadena se disparan de modo extraordinario. Un ejemplo: en los once días transcurridos entre el 20 de diciembre y el 31 de diciembre de...
Gallardón amplía aún más su mayoría absoluta - El País (España)
Pero si todos esos pitonisos estuvieran equivocados, si quisiera volver a presentarse como primer edil a las elecciones municipales, la cosa pintaría muy bien para el alcalde más votado de la historia de Madrid. Según un sondeo de Metroscopia elaborado...
Granados cree que Carmona "no tiene autoridad moral para hablar de ... - ADN.es
Granados, que hoy visitaba un centro de menores infractores en Madrid capital, respondió a los periodistas preguntado al respecto que "alguien que se hizo famoso por desear el hundimiento de otro Prestige para ganar unas elecciones, que deseaba para...
El PSOE denuncia a Fundescam en Hacienda por no pagar el Impuesto ... - elmundo.es
... entre ellos el presiente de la CEOE, José María Cuevas, y que habrían servido para financiar las campañas autonómicas y municipales del PP en Madrid de mayo y octubre de 2003 y mayo de 2007, y la campaña de las elecciones generales de 2004....
El alcalde considera que se ha hecho buena la frase “Nunca se hizo ... - Este de Madrid
“Las 601 del I Plan Municipal de Vivienda 2008-2011, las 525 del Plan Municipal 2003-2007 y las 403 correspondientes al Plan de Vivienda Joven de la Comunidad de Madrid, al que nos adherimos a los pocos meses de entrar a formar Gobierno”,...
Vicepresidente Madrid: PSOE hace "uso torticero" de instituciones ... - ADN.es
... hoy por el grupo parlamentario socialista a la Junta Electoral Central para que investigue la "posible financiación irregular" de las campañas autonómicas y municipales del PP de Madrid en 2003 y 2007, y en las elecciones generales de 2004....
Gallardón llega a la mitad de la legislatura con la mirada puesta ... - Europa Press
El miércoles se cumplen dos años de las últimas elecciones municipales que revalidaron la mayoría absoluta del PP y, por tanto, de Gallardón, que ha pasado unos últimos doce meses más tranquilos que los anteriores, marcados fundamentalmente por su...
Gallardón ampliaría su mayoría absoluta en Madrid - La Estrella Digital
EL PSOE lograría el 29,1% de los sufragios (obtuvo el 30,9% en las elecciones municipales de 2007) e IU se quedaría en el 8,5% (8,7% en 2007). El reparto de concejales quedaría igual: 34 para el PP, 18 para el PSOE y 5 para IU....

Madrid

Palacio de la Prensa, Gran Vía a la altura de la Plaza del Callao, Pedro Muguruza Otaño (1925-1929). Se construyó como edificio multifuncional, a imitación del urbanismo y arquitectura norteamericanas, donde aparte de la sede social de la Asociación de la Prensa de Madrid (actividad de enorme importancia, véase Historia de la prensa en España), existía un café concierto, una enorme sala de cine con 1840 localidades (que sigue existiendo, convertida en multicines desde 1991), viviendas de alquiler y oficinas. La primera película proyectada fue El destino de la Carne. El extraño diseño del patio de butacas exigía que se accediera a él en ascensor, característica que se eliminó en 1941 (reforma de Enrique López-Izquierdo). Los cines y demás locales comerciales de la Gran Vía han sufrido diversas vicisitudes desde su primitivo diseño, y han sido objeto de un reciente plan de recuperación de su estética original. Actualmente muchos de ellos se han reformado para acoger espectáculos dramático-musicales, con lo que el tramo de la calle entre Callao y Plaza de España se ha convertido en un pequeño Broadway. Otros comercios tradicionales de la zona eran y siguen siendo las librerías, como la Casa del Libro de la Editorial Espasa-Calpe y las pequeñas librerías de la calle Libreros, especializadas en libros de segunda mano y libros de texto, y las tiendas de discos.[78]  En 1991 se hizo una nueva reforma convirtiéndolo en un cine multisalas.

Madrid es la capital de España, de la Comunidad de Madrid y de la provincia homónima. También conocida como La Villa y Corte, es la ciudad más grande y poblada del país, alcanzando oficialmente 3.232.463 habitantes dentro de su municipio y 6.043.031 en su área metropolitana, siendo por ello la tercera área urbana más poblada de la Unión Europea.

Como capital del Estado, Madrid alberga las sedes del Gobierno, Cortes Generales, Ministerios, Instituciones y Organismos asociados, así como de la residencia oficial de los reyes de España. En el plano económico, Madrid es un importante centro financiero e industrial, sede del principal mercado de valores del país, de numerosas empresas nacionales y de varias de las más grandes corporaciones del mundo, mientras que en el plano internacional, acoge la sede mundial de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la sede de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), y la sede de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Madrid organiza ferias como: FITUR, Madrid Fusión, ARCO, SIMO, el Salón del Automóvil de Madrid y la Pasarela Cibeles. Es un influyente centro cultural nacional y cuenta con museos de referencia internacional entre los que destacan el Museo del Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Museo Reina Sofía. En 2007, Standard & Poor's situó a Madrid en el tercer lugar de la clasificación mundial de centros de negocios.

Nacida a partir del asentamiento fortificado hispanomusulmán de Mayrīt o Magrit, conquistado por Alfonso VI de León y Castilla en 1083, la villa fue designada en 1561 como sede de la corte de Felipe II, siendo la primera capital permanente de la monarquía española. Desde entonces, salvo un breve intervalo de tiempo entre 1601 y 1606 en el que la capitalidad pasó temporalmente a Valladolid, Madrid ha sido la capital de España y sede del Gobierno de la Nación.

La capitalidad, con sus evidentes efectos espaciales, funcionales y fisionómicos, constituye el hecho diferencial de Madrid en relación con el resto de ciudades españolas, lo que, por el contrario, la acerca a otras capitales europeas, como París, Londres o Berlín. Es evidente que el devenir de la ciudad y su conversión en una gran metrópolis está indisolublemente unido a la institución de la capitalidad, pero, además de sus consecuencias metropolitanas, el hecho confiere un carácter distintivo a la ciudad, que la hace diferente al que poseen otras grandes ciudades no capitales.

A pesar de que desde 1561 el establecimiento de manera permanente de la Corte en Madrid otorgara a la Villa la condición de capital (de la Monarquía Católica y del Imperio Español), el reconocimiento jurídico de la función de capitalidad hubo de esperar más tiempo. Hasta 1931, con el advenimiento de la Segunda República Española, no se oficializa constitucionalmente este hecho, posteriormente también sancionado en la Constitución de 1978. Sin embargo, no fue hasta 2006 cuando se promulgó una ley, la Ley de Capitalidad y Régimen Especial de Madrid, por la que el Parlamento desarrolló legislativamente las consecuencias de este hecho diferencial.

Los símbolos de la villa de Madrid son la bandera carmesí propia de los ayuntamientos castellanos y el escudo tradicional con el oso y el madroño, tocado con corona real antigua, según el actual reglamento de Protocolo y Ceremonial del Ayuntamiento de Madrid.

En 2004 la corporación municipal adoptó un logotipo basado en el escudo de la villa, en línea de color azul claro, que es utilizada en los documentos internos y de comunicación externa.

Pese a que no se han encontrado restos fósiles humanos, sí se ha hallado gran variedad de útiles, especialmente en el entorno de Arganda del Rey y del Manzanares, que permiten probar la existencia de asentamientos humanos en las terrazas del río en el lugar que hoy ocupa la ciudad.

La conquista, colonización y pacificación romana de la península Ibérica dura casi 200 años, desde la Segunda Guerra Púnica hasta el 27 a. C. en el que completan la pacificación del norte del territorio y lo dividen en tres provincias. La región que actualmente ocupa Madrid se situaría en la Tarraconense.

Si bien es posible que durante el periodo romano el territorio de Madrid no constituyese más que una región rural, beneficiada por la situación de cruce de caminos y la riqueza natural, también existen pruebas de la posible existencia de un asentamiento urbano en el entorno de la calle de Segovia y la ribera del Manzanares. Recientemente se ha hallado una antigua basílica visigoda en el entorno de la iglesia de Santa María de la Almudena. La presencia de una población estable en Madrid estaría apoyada por las dos necrópolis visigodas en la antigua colonia del Conde de Vallellano —paseo de Extremadura, junto a la Casa de Campo— y Tetuán de las Victorias. Dentro del casco medieval se encontró una lápida bastante deteriorada con la leyenda «MIN.N. BOKATUS. INDIGNVS. PRS. IMO / ET TERTIO. REGNO. DOMNO. RVD. / MI. REGVM. ERA DCCXXXV», nunca completada e interpretada de forma varia, pero que podría indicar la presencia de población estable ya en el siglo VII.

La primera constancia histórica de la existencia de un asentamiento estable data de la época musulmana. En la segunda mitad del siglo IX, el emir de Córdoba Muhammad I (852-886) construye una fortaleza en un promontorio junto al río (en el lugar que hoy ocupa el Palacio Real) con el propósito de vigilar los pasos de la sierra de Guadarrama y ser punto de partida de razzias contra los reinos cristianos del norte. Junto a la fortaleza se desarrolla, hacia el sur, el poblado. Esta población recibe el nombre de Mayrīt (Magerit en su forma castellanizada), cuyo significado no está claro, pero que parece ser el híbrido de dos topónimos muy parecidos: uno europeo mozárabe, matrice, con el significado de «fuente», y otro árabe, majrà, que significa «cauce» o lecho de un río. Ambos aluden a la abundancia de arroyos y aguas subterráneas del lugar. De este período, conocidos a partir de los diversos trabajos arqueológicos desarrollados en la ciudad a partir de 1975, se conservan algunos restos: la muralla árabe de la Cuesta de la Vega, la atalaya de la Plaza de Oriente y los vestigios de un viaje de agua de la Plaza de los Carros. En Madrid nació en el siglo X Maslama al-Mayriti, llamado «el Euclides andalusí», notable astrónomo y fundador de una escuela matemática en Córdoba.

Con la caída del reino taifa de Toledo en manos de Alfonso VI de León y Castilla, la ciudad fue tomada por las fuerzas cristianas en 1085 sin resistencia, probablemente mediante capitulación. La ciudad y su alfoz quedaron integrados en el reino de Castilla como territorios de realengo. Los cristianos sustituyen a los musulmanes en la ocupación de la parte central de la ciudad, quedando los barrios periféricos o arrabales, que en el periodo anterior eran habitados por una comunidad mozárabe, como morería. También existió una judería en el entorno del que sería más tarde barrio de Lavapiés. Durante el siguiente siglo, Madrid sigue recibiendo embates de los nuevos poderes musulmanes de la península, los almorávides, que incendian la ciudad en 1109 y los almohades, que la someten a sitio en 1197. La victoria cristiana de Las Navas de Tolosa aleja definitivamente la influencia musulmana del centro de la península.

De esta época proceden dos destacados hechos religiosos que marcan el desarrollo de la personalidad del cristianismo popular de Madrid: el «descubrimiento» de la imagen de la Virgen de la Almudena y la "milagrosa" vida de Isidro Labrador, que más tarde sería canonizado. La ciudad va prosperando y recibe el título de villa en 1123. Siguiendo el esquema repoblador habitual en Castilla, Madrid se constituye en concejo, cabeza de una comunidad de villa y tierra, la comunidad de villa y tierra de Madrid. El gobierno de la ciudad recae en todos los madrileños con el rango de vecinos, reunidos en concejo abierto hasta que en 1346, el rey Alfonso XI implanta el regimiento, en el cual ya sólo representantes de la oligarquía local, los regidores, gobiernan la ciudad. En 1152, el rey Alfonso VII estableció los límites de la comunidad de villa y tierra, entre los ríos Guadarrama y Jarama. En 1188, una representación de Madrid participa por primera vez a las Cortes de Castilla. En 1202, Alfonso VIII le otorgó su primer fuero municipal, que regulaba el funcionamiento del concejo, y cuyas competencias fueron ampliadas en 1222 por Fernando III el Santo.

A pesar del apoyo madrileño a Pedro I, posteriormente los soberanos de la casa de Trastámara residirían con frecuencia en la villa debido a la abundancia y calidad de sus cotos de caza, a la que son muy aficionados. Antes incluso, ya el libro de Montería de Alfonso XI anotaba: «Madrid, un buen lugar de puerco y oso», y posiblemente de esa característica derivaba el escudo que las huestes madrileñas llevaron a la batalla de las Navas de Tolosa. Posteriormente, un prolongado pleito entre el Ayuntamiento y la Iglesia, acabó con un acuerdo de reparto de pastos para ésta y pies de árbol para aquél, con lo que un árbol fue incorporado al escudo junto al oso u osa y las siete estrellas de la constelación homónima. La identificación del árbol con el madroño es más oscura, más allá de la homofonía con el nombre de la ciudad. Es habitual llamar a Madrid la ciudad del oso y el madroño.

En la Guerra de las Comunidades, a la cabeza de su regidor Juan de Zapata, Madrid se une a la sublevación contra Carlos I (1520) pero tras la derrota de los comuneros en Villalar, la villa es asediada y ocupada por las tropas reales. A pesar de todo ello, el sucesor de Carlos I, Felipe II decide instalar la corte en Madrid en 1561. Este hecho sería decisivo para la evolución de la ciudad y haría que los avatares del país y la monarquía, en mayor o menor medida, influyeran en el destino de la ciudad. Salvo un breve periodo entre 1601 y 1606 en que la corte se traslada a Valladolid, la capitalidad será consustancial a Madrid desde entonces. Una famosa expresión indicaba esa identidad: «sólo Madrid es corte», lo que, de forma conceptista, también se entendía al revés: «Madrid es sólo corte».

Con el establecimiento de la corte en Madrid, su población empieza a crecer de forma significativa. A la burocracia real, a los miembros de la corte y todas las personas necesarias para su sustento, se unen desheredados y buscavidas de todo el imperio. En 1625, Felipe IV derriba la muralla de la ciudad, ya sobrepasada y edifica la que será la última cerca de Madrid. Esta cerca, construida exclusivamente por razones fiscales (impuesto de portazgo) limitará el crecimiento de la ciudad hasta el siglo XIX. Las tareas de gobierno se centralizan en el Alcázar Real, conjunto de edificaciones situadas en los terrenos que más adelante ocuparán el Palacio Real y la Plaza de Oriente. Paralelamente, se aumentan la superficie de otro palacio en el extremo este de la ciudad, más allá de la cerca. Se trata del Palacio del Buen Retiro, empezado a construir por los Reyes Católicos (que también trasladaron a sus proximidades el monasterio de los Jerónimos, situado anteriormente cerca del Manzanares, zona de la Estación del Norte), del que se conservan sus jardines, el Salón del Reino y el Salón de Baile, conocido, este último, como el Casón del Buen Retiro y utilizado por el Museo del Prado.

El cambio de dinastía traería cambios importantes para la ciudad. Los monarcas de la nueva dinastía la encontraron como una población oscura, de calles angostas, masificada, sin sistemas de alcantarillado y definitivamente pestilente. Los Borbones se plantean la necesidad de equiparar Madrid a otras capitales europeas. El incendio del Alcázar Real en 1734 (suceso desgraciado que causa la desaparición de una tercera parte de la colección real de pinturas) es la excusa para construir el Palacio Real al estilo de Versalles. Las obras durarían hasta 1755 y no sería ocupado hasta el reinado de Carlos III. Puentes, hospitales, parques, fuentes, edificios para el uso científico, ordenanzas de alcantarillado y otras actuaciones son promovidas por el monarca, que recibe el título popular de «mejor alcalde de Madrid», con la colaboración de arquitectos y urbanistas excepcionales: Francesco Sabatini, Ventura Rodríguez, Juan de Villanueva entre otros.

El proyecto del Salón del Prado, en las afueras de la ciudad, entre el conjunto del Buen Retiro y la cerca, es probablemente el más importante y el que ha dejado una herencia más importante a la ciudad: los paseos del Prado y Recoletos, las fuentes de Neptuno , Cibeles y Apolo, el Real Jardín Botánico, el Observatorio Astronómico o el Gabinete de Historia Natural que más tarde se convertiría en el Museo del Prado. Sin embargo, no siempre la relación del «rey alcalde» con sus súbditos-vecinos fue buena: varias medidas de su programa de modernización fueron contestadas de manera violenta durante el motín de Esquilache de 1766 aunque en el cual, confluyeron además causas más complejas.

La ciudad aparece vista desde el suroeste, y algo distinta de como la pudo dibujar Wyngaerde doscientos años antes. El Alcázar de los Austrias ha sido sustituido por el Palacio borbónico de Felipe V, el puente de Segovia (a la izquierda) es el actual, y el perfil de la enorme cúpula de San Francisco el Grande domina el resto de iglesias de la villa. Al norte (a la izquierda) se adivina la «montaña» del Príncipe Pío, donde el pintor tendrá ocasión de observar una trágica escena de fusilamientos veinte años después de esta festiva composición.

El levantamiento del pueblo de Madrid en contra de las tropas francesas el 2 de mayo de 1808 marca el principio de la guerra de la Independencia. El rey José Bonaparte realiza reformas en la capital, siendo frecuentes las órdenes de derribar conventos para hacer plazas, por las que adquiere el mote de Pepe Plazuelas. Pese a su gestión urbanística, el devenir de la guerra le fuerza a huir de Madrid. La liberación de la ciudad se salda con la destrucción de valiosos recintos, como el Palacio del Buen Retiro.

La desamortización supuso un cambio drástico en el sistema de propiedad inmobiliaria, además de concentrar una gran colección de arte que aumentará los fondos de instituciones culturales importantísimas: el Museo del Prado (creado durante el reinado de Fernando VII en el edificio previsto para Gabinete de Ciencias) y la Biblioteca Nacional. También supone la creación en Madrid de la Universidad Central, que conservará el nombre de Complutense ya que proviene del traslado físico y jurídico del claustro y alumnos de la renombrada Universidad de Alcalá a la cercana capital.

Durante el siglo XIX, la población de la ciudad sigue creciendo. La percepción de los cambios que harán desaparecer la ciudad preindustrial estimula la aparición de una literatura "madrileñista", como la de Ramón de Mesonero Romanos. La información estadística y de todo tipo recopilada por Pascual Madoz en su Diccionario Geográfico-Estadístico para toda España fue especialmente exhaustiva para Madrid, cuyo artículo tiene un encabezamiento muy significativo: "Madrid: audiencia, provincia, intendencia, vicaria, partido y villa".

En 1860 se derriba por fin la cerca de Felipe IV y la ciudad puede crecer, en principio de una forma ordenada, gracias al plan Castro y la realización de los ensanches. Será la oportunidad de fabulosos negocios, que enriquecieron a José de Salamanca y Mayol, Marqués de Salamanca, quien dio nombre al nuevo barrio creado al este de lo que pasará a ser el eje central de la ciudad (el Paseo de la Castellana, prolongación del Paseo del Prado). Se establece un moderno sistema de abastecimiento de aguas (el Canal de Isabel II) y se establece la comunicación por ferrocarril que convertirá a Madrid en el centro de la red radial de comunicaciones, lo que también deja su huella en la trama urbana (Estación de Atocha y Estación de Príncipe Pío).

En los primeros 30 años del siglo XX, la población madrileña llega casi al millón de habitantes. Nuevos arrabales como las Ventas, Tetuán o el Carmen daban acogida al recién llegado proletariado, mientras en los ensanches se instalaba la burguesía madrileña. Estas transformaciones fomentaron la idea de la Ciudad Lineal, de Arturo Soria. Paralelamente se abrió la Gran Vía, con el fin de descongestionar el casco antiguo y se inauguró el metro en 1919. Durante el reinado de Alfonso XIII, cede éste terrenos del real pecunio, al noroeste del Palacio Real, para fundar la Ciudad Universitaria.

Las elecciones municipales del 12 de abril de 1931 suponen un gran triunfo de la conjunción republicano-socialista en Madrid, obteniendo el 69,2% de los votos (88.758 votos para la conjunción y 33.939 para los monárquicos, que se tradujeron en 15 concejales socialistas y 15 republicanos frente a 20 concejales monárquicos ). Pedro Rico, del Partido Republicano Federal, fue elegido alcalde por la corporación municipal. El triunfo republicano en Madrid y la mayoría de las capitales de provincia supone la descomposición de la monarquía y el advenimiento de la Segunda República Española, apenas dos días después. El comité republicano asumió el poder el día 14 por la tarde, proclamando la República en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol, sede del Ministerio de la Gobernación, ante una multitud enfervorizada. La Constitución de la República promulgada en 1931 fue la primera que legisló sobre la capitalidad del Estado, estableciéndola explícitamente en Madrid.

El estallido de la Guerra Civil española tuvo lugar en Melilla a media tarde del viernes 17 de julio y fue siendo conocido en Madrid en las horas siguientes. Todavía el sábado 18 y el domingo 19 guardó la ciudad una cierta normalidad. Tras el aplastamiento de la rebelión en Madrid, mal planificada, en el Cuartel de la Montaña y los cuarteles de Carabanchel, en los que los elementos leales del ejército y de las fuerzas de seguridad fueron auxiliados por las milicias, a las que Gobierno autorizó la entrega de armas, comenzó una represión, muchas veces indiscriminada no sólo hacia los que habían participado en la rebelión, sino contra los que se consideraban desafectos. Surgieron centros de interrogación y detención (las famosas "checas") de donde muchos detenidos sólo salían para ser "paseados", apareciendo sus cadáveres en los alrededores de la ciudad. Domicilios particulares fueron incautados y la misma suerte corrieron las sedes de los partidos políticos de derechas. Se produjo también el asalto a las iglesias, con irreparables pérdidas artísticas y culturales en muchos casos. Por decreto oficial de agosto de 1936, fueron definitivamente cerradas todas las iglesias de España. La violencia política no disminuyó hasta el afianzamiento del poder gubernamental a finales de 1937, sin que antes de ello, durante los meses de noviembre y diciembre de 1936, tengan lugar los graves hechos conocidos como Matanzas de Paracuellos, en los que miles de presos, mantenidos en las prisiones de Madrid, ante la llegada de las tropas franquistas a las inmediaciones de la capital, fueron sacados de ellas y asesinados a las afueras de la ciudad.

La resistencia de las milicias, militarizadas en forma de Ejército Popular en 1937, dirigidas por la Junta de Defensa de Madrid, consigue frenar la ofensiva durante la batalla de Madrid en los barrios del oeste de la ciudad, especialmente en el entorno del barrio de Argüelles y la Ciudad Universitaria), donde se estabilizó el frente, que quedaron gravemente dañadas.

La ciudad no volvería a sufrir otro asalto por tierra durante la guerra, pero fue castigada por el fuego artillero y los bombardeos aéreos, primeros en la Historia sobre una capital, a imagen de los que otras europeas sufrirán durante la Segunda Guerra Mundial. Las operaciones de la aviación del bando sublevado, apoyada por aparatos de la Alemania nazi y de la Italia fascista causan en 4 meses, del 7 de noviembre de 1936 al 9 de marzo de 1937, 1.490 muertos, 430 desaparecidos y 3.502 heridos. aparte de causar numerosos destrozos en edificios emblemáticos, como los que afectaron, del 14 al 17 de noviembre de 1936, al Museo del Prado, el Museo de Arte Moderno, el Instituto Cajal, el Museo Arqueológico y el Palacio de Liria. La aviación también fue utilizada para atemorizar al enemigo, ejemplo sonado fue la acción del 15 de noviembre cuando fue arrojado en paracaídas sobre el centro de la ciudad, el cadáver descuartizado de un piloto republicano apresado horas antes; el cajón llevaba la indicación "A la Junta de Defensa de Madrid".

La resistencia de Madrid es exaltada por la propaganda en favor de la causa republicana con el lema «¡No pasarán!», pero la situación obliga a las instituciones y el Gobierno así como una parte de la población civil a ser evacuados hacia las regiones del interior y del Levante. El final de la guerra fue especialmente caótico en Madrid, con el enfrentamiento violento entre facciones dentro del bando republicano como consecuencia del golpe del coronel Casado.

Acabada la guerra el 1 de abril de 1939, Madrid comienza a padecer la represión franquista; en julio de ese año, el conde Galeazzo Ciano, ministro de Asuntos Exteriores de la Italia fascista, escribe en su diario que son entre 200 y 250 ejecuciones diarias.

Terminada la guerra, la ciudad sigue su imparable crecimiento espacial, al tiempo que restaña las heridas que la contienda había dejado en la ciudad, especialmente en su fachada oeste. Cientos de miles de españoles emigran del campo a la ciudad. Madrid (junto con Barcelona o Bilbao) es una de las ciudades que más se benefician de estos movimientos de población. A partir de 5 de junio de 1948, comienza el proceso de anexión a Madrid de hasta trece municipios limítrofes, que termina el 31 de julio de 1954 (Aravaca, Barajas, Canillas, Canillejas, Chamartín de la Rosa, Fuencarral, Hortaleza, El Pardo, Vallecas, Vicálvaro, Villaverde, Carabanchel Alto y Carabanchel Bajo), pasando su extensión de 66 km² a los 607 km² actuales y ganando unos 300.000 nuevos habitantes. El desorden urbanístico fue la norma: crecieron poblados chabolistas (descritos magistralmente por Luis Martín-Santos en Tiempo de silencio), al tiempo que el centro histórico era sujeto a especulación, permitiéndose el derribo de edificios de valor artístico o tradicionales para ser sustituidos por otros de estética moderna, se construyen edificios de arquitectura innovadora como las suspendidas Torres de Colón. En algunos casos las intervenciones arquitectónicas tienen un carácter de marcar la presencia política, tratando de potenciar el concepto de "Madrid Imperial" franquista, como en la zona de Moncloa, donde se levantan el Arco de la Victoria y el Ministerio del Aire, en un estilo neoherreriano, o la Casa Sindical, edificio de los Sindicatos Verticales, una torre prismática y funcional de ladrillo frente al mismísimo Museo del Prado que abandona el herrerianismo en favor del racionalismo.

El Plan de Ordenación del Área Metropolitana, aprobado en 1963, inició la tendencia a desviar la concentración poblacional de Madrid hacia municipios metropolitanos como, Alcorcón, Alcobendas, Coslada, Fuenlabrada, Getafe, Leganés, Móstoles, San Sebastián de los Reyes, San Fernando de Henares y Torrejón de Ardoz, que se convierten en ciudades dormitorio. En 1973 se inauguran los primeros tramos de la M-30, el primer cinturón de circunvalación de la ciudad.

Tras la muerte del general Franco, Madrid fue uno de los escenarios principales durante el periodo de la Transición. Los primeros meses del año 1977 destacaron por la agitación política y social, con huelgas, manifestaciones y contramanifestaciones violentas con víctimas mortales. Otros graves acontecimentos fueron los dos secuestros por parte del GRAPO y el episodio de la Matanza de Atocha de 1977 que resultó en el asesinato por parte de elementos de la ultraderecha de los abogados laboralistas en un despacho situado en esta calle. Su multitudinario entierro, previo a la legalización del PCE fue narrado cinematográficamente en Siete días de enero, de Juan Antonio Bardem. Con la consolidación del régimen democrático, la constitución de 1978 confirma a Madrid como capital de la España democrática en cuyo apoyo tendrían lugar las manifestaciones multitudinarias tras el desbaratado golpe de Estado del 23 de febrero de 1981.

En 1979, tuvieron lugar las primeras elecciones municipales democráticas desde la II República en las que resultó elegido Alcalde de la ciudad el representante de los partidos de izquierda, Enrique Tierno Galván conocido como El Profesor. Tras su muerte, fue sustituido por Juan Barranco, del PSOE, con apoyos del PCE, virando después la ciudad a posiciones más conservadoras con Agustín Rodríguez Sahagún, del CDS, y José María Álvarez del Manzano. Alberto Ruiz-Gallardón, del PP, fue nombado alcalde de la ciudad tras su periodo al frente del gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid. La elección democrática de alcaldes trae definitivamente grandes beneficios a la ciudad, al verse obligados los alcaldes a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, ante los que responden (los alcaldes franquistas eran elegidos directamente por Franco): construcción de bibliotecas, instalaciones deportivas, centros de salud; eliminación de los núcleos chabolistas; limpieza del río Manzanares; mejora del viario; cierre de la M-30 por el norte, enterramiento de la misma en la zona del Manzanares; construcción de nuevas vías de circunvalación (M-40, M-45, M-50), a la vez que se aumenta la capacidad de las carreteras de acceso (convertidas en autovías o duplicadas con autopista de peaje); regulación de aparcamiento (ORA) en el interior de la ciudad, que llega al límite de la M-30, con protestas vecinales, todo ello con el objeto de absorber y regular el tráfico creciente.

En el siglo XXI, la ciudad sigue abordando nuevos retos: mantenimiento de la población dentro del núcleo urbano (Madrid es el municipio de España en el que el aumento del precio de la vivienda ha sido mayor); expansión de la ciudad (con la creación de nuevos barrios con Plan de Actuación Urbanística: Ensanche de Vallecas, Ensanche de Carabanchel, Montecarmelo, Arroyo del Fresno, Las Tablas, Sanchinarro, Valdebebas...); remodelación del centro histórico; absorción e integración de la inmigración que acude a la ciudad.

En la mañana del 11 de marzo de 2004, la red de transporte de cercanías de la ciudad fue el escenario de los Atentados del 11 de marzo de 2004 reivindicados por Al-Qaeda, el ataque terrorista más grave sufrido en España y en la Unión Europea por el que resultaron asesinadas 192 personas y se causaron heridas a más de 1900. El 11 de marzo de 2007, justo tres años después, los Reyes de España inauguran en la plaza de Carlos V un monumento conmemorativo a las víctimas del atentado. El 30 de diciembre de 2006, ETA hizo volar el aparcamiento de la terminal T4 del aeropuerto de Madrid-Barajas, causando la muerte a dos personas. Desde los atentados contra Luis Carrero Blanco (1973) y el bar de la Calle del Correo (1974, frente a la Dirección General de Seguridad), Madrid ha sufrido buena parte de la actividad de esta banda terrorista, así como la de otros grupos de todo signo, como los de ultraderecha, el GRAPO o el terrorismo islámico.

La población de Madrid ha ido experimentando un importante aumento desde que se transformó en capital. Este aumento es especialmente significativo durante el periodo de 1940 a 1970, debido a la gran cantidad de inmigración interior. Este acelerado crecimiento y la falta de planificación urbana produjo que se organizaran núcleos de infraviviendas y zonas residenciales, principalmente en los distritos del sur, en las que los servicios públicos no llegarían hasta muchos años después. A partir de los años setenta, este aumento se desacelera en favor de los municipios de zona metropolitana y Madrid incluso comienza a perder población. Desde 1995 el crecimiento poblacional es de nuevo positivo, debido principalmente a la inmigración exterior. Según los datos disponibles, a 1 de enero de 2007 la población de Madrid ascendía a 3.132.463 habitantes, frente a los 2.938.723 del censo de 2001.

En 2004 se registraron 32.851 nacimientos en la ciudad de Madrid, lo que supuso un incremento respecto al año anterior. En los últimos cuatro años el número de nacimientos en la región se ha incrementado de forma continua. La tasa de natalidad se sitúa en 10,38 puntos, sufriendo también un incremento constante desde 2000.

En 2004 se registraron 26.527 defunciones en la ciudad de Madrid, lo que supuso un incremento con respecto al año anterior, pero manteniéndose cifras más bajas que en los años 2000, 2001 y 2002. La tasa de mortalidad fue de 8,38 puntos, bastante inferior que en los cuatro años anteriores.

Según el censo de 2008 la población extranjera de Madrid es de 547.282 habitantes sobre un total de 3.238.191, lo que supone el 16,9%. Los distritos con más población inmigrante son Usera con un 28,37%, Centro con un 26,87%, Carabanchel con el 22,72% y Tetuán con el 21,54%. Por el contrario, los distritos con menor población inmigrante son Fuencarral-El Pardo con el 9,27%, Retiro con el 9,64%, Chamartín con el 11,74% y San Blas con el 13,43%.

En torno a la ciudad de Madrid, se conforman una serie de núcleos urbanos que dependen en algún sentido de la ciudad. Puesto que no hay definición oficial por parte del Estado ni del gobierno autonómico, las cifras provienen de diferentes estudios independientes y organismos oficiales indirectos. Según el proyecto Áreas urbanas de España 2005 — AUDES5, las cifras para el área metropolitana de Madrid serían de 5.843.031 habitantes y una superficie de 4.609,7 km², lo que supone una densidad de 1.021,6 hab/km².

Madrid ha sido definida por el grupo de estudios Globalization and World Cities como ciudad global de tipo beta, con 8 puntos en la clasificación de ciudades globales.

El gentilicio de los habitantes de Madrid es «madrileño» o «matritense». No obstante, históricamente, a los habitantes de Madrid se les ha apodado también «gatos» debido a que, según la leyenda, la conquista de la ciudad por las tropas de Alfonso VI a finales del siglo XI, se realizó mediante el asalto de la muralla por la que treparon las tropas castellanas. Otras leyendas señalan en cambio que este apelativo de «gatos» les fue otorgado a los ciudadanos de Madrid en la Edad Media por su gran habilidad a la hora de trepar por murallas y acantilados con las manos desnudas.

El casco antiguo, con origen en la medina musulmana, surge de un emplazamiento estratégico (el control de un vado del Manzanares) que determinará una serie de limitaciones topográficas: la disposición del caserío original en las zonas elevadas sobre el río y el barranco de la calle de Segovia, donde se establecerán, al lado norte la alcazaba y al sur los barrios mozárabe y judío (transmutados en morería y judería con la ocupación cristiana del siglo XI).

Cuando Felipe II hizo de Madrid la capital de España, acordó con las autoridades de la Villa establecer una llamada Carga de Aposento, que no era exactamente lo mismo que la anterior regalía de aposento, puesto que fue una carga permanente, no transitoria, que las autoridades madrileñas pactaron con el rey, a cambio de que éste estableciese la capitalidad en Madrid, Según esta carga, aquellos que tuvieran una casa de más de una planta, cederían una de ellas para aposentar la gran cantidad de funcionarios y cortesanos de segundo rango que habrían de llegar a la flamante capital de un importante imperio. Las autoridades de la ciudad pensaron en las ventajas económicas que la capitalidad traería, pero los madrileños, no especialmente contentos, empezaron a construir las que fueron llamadas casas a la malicia, de una sola planta, para no sufrir las incomodidades de la Carga. Como resultado de esto el casco urbano se extendió rápidamente y en unos 40 años (a principios del siglo XVII) llegó hasta la cerca que más tarde se construiría (por el norte hasta los llamados bulevares y por el este hasta el arroyo de la fuente Castellana, es decir, el paseo de Recoletos y El Prado) y que perduraría prácticamente hasta el siglo XIX, mientras la ciudad volvía a crecer en altura.

Las ampliaciones urbanas necesariamente hubieron de hacerse hacia el este, por el obstáculo de las pendientes sobre el río. Las calles más amplias que desembocan en el Prado servían como espacio de prestigio, como escenario de procesiones y paradas cortesanas. El planteamiento del Paseo del Prado en tiempo de Carlos III respondía a los mismos criterios, determinó el futuro eje viario y de expansión urbana del Paseo de la Castellana.

La rápida expansión del siglo XVI se hizo tan deprisa que no dejó espacio para la creación de plazas. A principios del siglo XIX, el rey José I, tampoco especialmente partidario de los conventos, se dedicó a derribar unos cuantos (Santo Domingo, Mostenses, Santa Bárbara, ...) usando los terrenos para construir plazas (que suelen llevar el nombre del convento derribado), por lo que José se ganó el sobrenombre de "el rey Plazuelas".

Tras unos siglos en que el crecimiento quedó contenido en el casco antiguo, aumentando la densidad de ocupación (dando origen, entre otras cosas, al modelo de las corralas, bien descrito por el costumbrismo madrileño), el ayuntamiento, impulsado por promotores privados (Marqués de Salamanca), planteó una ambiciosa ampliación urbana.

Más allá de los bulevares que se abrieron cuando se derribó de la cerca del siglo XVII, se construyó el ensanche de la segunda mitad del siglo XIX proyectado por Carlos María de Castro llegando la zona urbana hasta el Paseo de Ronda. En las zonas que quedan en el extrarradio del ensanche van apareciendo núcleos espontáneos de viviendas de autoconstrucción más o menos precarias en las vías de acceso a la ciudad. A comienzos del siglo XX se planifica en su zona noreste la Ciudad Lineal de Arturo Soria.

Desde finales del siglo XIX el centro histórico sufrió alteraciones puntuales de alguna importancia, siendo la intervención más significativa la apertura de la Gran Vía, que junto con zonas de la Castellana (Nuevos Ministerios, AZCA) forman unos ejes «pantalla» que aíslan a ambos de sus lados zonas de menor altura de edificación y menor anchura del viario.

La periferia urbana actual corresponde con el espacio exterior a la llamada «almendra central» definida por la M-30, y que corresponde en su mayor parte a los antiguos municipios absorbidos tras la Guerra Civil. Además de los cascos históricos de esas poblaciones, las nuevas áreas residenciales creadas en el antiguo suelo agrícola son: o bien barrios de chabolas posteriormente reedificados (Orcasitas, El Pozo del Tío Raimundo); o zonas de planificación de los años 1950 (San Blas); o promociones privadas de especulación urbanística de los años 1970 (Barrio del Pilar), que a veces se han calificado de «chabolismo vertical». Los espacios intersticiales son ocupados por zonas de utilización productiva o los equipamientos públicos, que en la mayor parte de los casos tuvieron que conformarse con el escaso suelo que quedó libre de la especulación, en ausencia de una planificación con mayor perspectiva.

La ciudad de Madrid está gobernada por el Ayuntamiento de Madrid, cuyos representantes se eligen cada cuatro años por sufragio universal de todos los ciudadanos mayores de 18 años de edad. El órgano está presidido por el Alcalde de Madrid, desde las elecciones municipales de 2003, Alberto Ruiz-Gallardón.

Puede consultarse esta lista de alcaldes de Madrid desde comienzos del siglo XIX.

La ciudad de Madrid se encuentra en la zona central de la Península Ibérica, a pocos kilómetros al norte del Cerro de los Ángeles, centro geográfico de ésta. Las coordenadas de la ciudad son 40°26′N 3°41′O / 40.433, -3.683 y su altura media sobre el nivel del mar es de 667 m.

El contexto geográfico y climático de Madrid es el de la Submeseta Sur, dentro de la Meseta Central. La ciudad está situada a pocos kilómetros de la Sierra de Guadarrama e hidrográficamente se encuentra emplazada en la cuenca del Tajo.

El principal río de de Madrid es el Manzanares, que penetra en municipio en el entorno del Monte de El Pardo alimentando el embalse del mismo nombre, al que también llegan las aguas de los arroyos de Manina y Tejada. Pasado este espacio natural, el río comienza su curso urbano en torno a la ciudad universitaria, entrando después, brevemente, en la Casa de Campo, donde recibe las aguas del arroyo de Meaques.

En este tramo más propiamente urbano, hacia el puente del Rey, recibía las aguas de arroyo Leganitos (su vaguada es el paseo de San Vicente), luego la de otro arroyo que discurría por la Calle de Segovia, y más adelante las aguas del arroyo de la Fuente Castellana (la fuente estaba situada en los llamados Altos del Hipódromo, hacia donde está el actual Museo de Ciencias Naturales, y la vaguada del arroyo discurría por el actual eje Castellana-Prado).

En su siguiente tramo sirve de frontera entre numerosos distritos, dejando en su margen suroeste a los de Latina, Carabanchel, Usera y Villaverde y en el noreste a los distritos Centro, Arganzuela, Puente de Vallecas, Villa de Vallecas y al resto de la ciudad. En esta fase, concretamente entre los distritos de Arganzuela y Puente de Vallecas, recibe el cauce del soterrado arroyo Abroñigal, cuyo recorrido coincide en su casi totalidad al de la autopista M-30, al usarse la depresión causada por su cauce como medida de insonorización de la vía rápida; también recibe las aguas del arroyo Butarque, éstas en torno al distrito de Villaverde.

A su salida de la ciudad de Madrid, el río entra en el extremo oriental del municipio de Getafe, donde recibe las aguas del arroyo Culebro, para desembocar poco después en las aguas del río Jarama, ya en el entorno de Rivas-Vaciamadrid.

Además de los que desaguan en el Manzanares, existen otros pequeños cursos fluviales en la ciudad de Madrid y en su entorno. Es el caso de arroyos de la Moraleja, de la Vega, Valdelamasa o Viñuelas, que desaguan directamente en el Jarama o del arroyo Cedrón, que lo hace en el río Guadarrama.

El clima de Madrid es Clima mediterráneo continental y está muy influido por las condiciones urbanas.

Los inviernos son fríos, con temperaturas inferiores a los 5 °C, heladas nocturnas frecuentes y nevadas ocasionales. Los veranos son calurosos con medias en torno a los 24 °C en julio y agosto y con máximas que a veces superan los 35 °C. La oscilación diaria es importante en la periferia urbana, pero se ve reducida en el centro de la ciudad por el efecto antrópico. La amplitud térmica anual es alta (19 grados, cifra propia de la Meseta Sur) como consecuencia de la gran distancia al mar y la altitud (en torno a los 600 m). Las precipitaciones anuales son superiores a los 400 mm, con mínimos muy marcados en verano (cuatro meses secos, de junio a septiembre) y grandes oscilaciones entre la zona NO, bastante más lluviosa, y la zona SE que resulta más árida.

La ciudad de Madrid tenía en 2003 un Producto Interior Bruto de 79.785.000.000 €, suponiendo el 10% de la renta nacional. De los sectores económicos de la ciudad, el más importante es el terciario o sector servicios, que representa ya un 85,09% de la economía de la ciudad. Dentro de este sector destacan los servicios financieros (31,91% del PIB total) y las actividades comerciales (31,84% del PIB total). El resto del PIB lo aporta la industria (8,96% del PIB total), el sector de la construcción (5,93% del PIB total). La agricultura tiene un carácter residual, de manera que apenas aporta un 0,03% del total.

La ciudad experimentó un gran desarrollo a raíz de que Felipe II la convirtiese en capital del Reino. La función administrativa que desempeñó desde entonces, acentuada por el carácter centralista del sistema de gobierno instaurado por los Borbones, propició el desarrollo de la actividad artesana, con la inclusión de algunas instituciones protocapitalistas, como fueron los Cinco Gremios Mayores o el Banco de San Carlos y algunas manufacturas reales, como la famosa Porcelana del Buen Retiro, destruida en la Guerra de Independencia o la Fábrica de Tabacos de la glorieta de Embajadores. El abastecimiento urbano ocupaba un lugar central en la preocupación de los poderes públicos (estatales y municipales), y descansaba en una compleja red de agentes e instituciones públicas y privadas (pósito, fiel almotacén, rastro, repesos, obligados, tablajeros, revendedores...) que funcionaban en torno al mercado (plazuelas y Plaza Mayor), siguiendo el sistema paternalista y proteccionista propio del mercantilismo. Durante el Antiguo Régimen, Madrid fue una capital imperial, descrita a veces como un parásito económico que succionaba los recursos de sus dominios sin contribuir directamente a la génesis de su riqueza. A diferencia de otras ciudades en la transición del feudalismo al capitalismo (notablemente Londres o París), su posición geográfica, en una meseta no conectable fluvialmente y aislada por cordilleras de una costa a cientos de kilómetros, le imposibilitaba ser el centro comercial de la Monarquía Hispánica (papel que podría cumplir Sevilla, o hubiera podido ser Lisboa, de haberla elegido Felipe II). Por tanto, la función principal de Madrid fue ser el centro de la vida política y social, y en lo económico un mercado de consumo suntuario y el mercado de referencia de la agricultura castellana (fundamentalmente cerealista). La integración de un mercado nacional no fue posible hasta muy entrado el siglo XIX, con el trazado de los ferrocarriles y los cambios político económicos de la era liberal (como la desamortización).

Madrid no se transformó en un centro de importancia industrial en el siglo XIX. La principal mercancía que transportaba el tren de Aranjuez (primer destino conectado con Madrid y que es llamado aún hoy el Tren de la Fresa) fueron las maderas que los gancheros bajaban desde la Sierras del Alto Tajo y que alimentaban la construcción, que siempre ha sido una de las principales actividades económicas, a falta de un tejido productivo más básico. Buena muestra de la debilidad industrial fue el relativamente escaso desarrollo del movimiento obrero, que siempre tuvo su centro de gravedad en Barcelona. La fundación del PSOE y la UGT en Madrid fueron curiosamente fruto de la personalidad de Pablo Iglesias, un obrero tipógrafo (una industria vinculada a una tradicional actividad urbana madrileña: la edición de libros y periódicos).

La expansión industrial se produjo en el siglo XX, sobre todo tras la guerra civil y la posguerra. El desarrollo se centró en sectores dinámicos, como la química, la metalurgia y otras especialidades relacionadas con el consumo urbano de tecnología avanzada: mecánica de precisión, electrónica, farmacéutica, y otras. Un factor que favoreció el desarrollo industrial de esta época fue el estímulo de la Administración, a consecuencia de ser Madrid la capital del estado, lo que trajo como consecuencia indirecta la localización de un gran número de sedes de empresas nacionales e internacionales. También el movimiento obrero, encuadrado obligatoriamente en el sindicato vertical franquista, responde a esa nueva dinámica con la extensión de las ilegales Comisiones Obreras (nacidas en la minería asturiana) por las fábricas de la periferia industrial madrileña, gracias a la actividad de activistas como Marcelino Camacho y el Padre Llanos.

Desde la llegada de la democracia y a pesar de la descentralización administrativa, la tendencia expansiva de la ciudad se ha mantenido, de manera que presenta hoy en día una de las economías más dinámicas y diversificadas de la Unión Europea. A esto ha contribuido sin duda la privilegiada posición geográfica de la ciudad, un muy buen nivel de infraestructuras y un elevado grado de concentración de capital humano, con un alto nivel de formación.

La industria en la ciudad de Madrid pierde peso poco a poco, para trasladarse a los municipios del Área metropolitana de Madrid, especialmente del arco Sur-Sureste. Aun así la industria sigue suponiendo un porcentaje relevante del PIB de la ciudad.

La construcción es el sector de más crecimiento de Madrid, estimado en un 8,2% en el año 2005. La tendencia muestra un aumento de la construcción no residencial, empujada por la ligera desaceleración del incremento del precio de la vivienda en 2005.

Pero es el sector servicios el que lidera la actividad económica de Madrid, con un 85% del total, y ocupa a dos terceras partes de la población activa. A las tradicionales funciones administrativas, por albergar la Administración central del Estado, y financieras (Madrid es la sede de gran cantidad de empresas que desarrollan su actividad en toda España y acoge la mitad del capital financiero nacional), se han sumado las relacionadas con el transporte o con la pujanza del aeropuerto de Madrid-Barajas. De hecho los mayores centros de empleo y aportación al PIB de la ciudad de Madrid, son el propio aeropuerto e Ifema, el recinto ferial de la ciudad.

Además, Madrid se ha convertido en una de las ciudades más visitadas de Europa, sólo por detrás de París, Londres, Roma, y es la primera de España. En la ciudad se desarrolla gran cantidad de actividades de carácter turístico, lúdico y cultural.

El Ayuntamiento ha publicado el Balance energético del municipio de Madrid, que concluye, entre otros, la disminución de la dependencia energética y el aumento significativo de la generación de energía a partir de fuentes renovables entre 2003 y 2006.

La educación en Madrid depende a su vez de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, que asume las competencias de educación a nivel regional.

Se estima que hay unos 167.000 alumnos en educación infantil, 320.800 en educación primaria, unos 4.500 en Educación Especial, y en torno a 50.000 de Formación Profesional. El total de estudiantes no universitarios es superior al millón de alumnos, de los que unos 600.000 estudian en centros públicos, 260.000 en centros privados concertados y unos 150.000 en centros privados no concertados.

En los 21 distritos de la ciudad de Madrid hay 520 guarderías (98 públicas y 422 privadas), 235 colegios públicos de educación infantil y primaria, 106 institutos de educación secundaria, 309 colegios privados (con y sin concierto) y 24 centros extranjeros.

Asimismo, Madrid es la sede del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), de las diversas Academias nacionales y de la Biblioteca Nacional con su colección de archivos históricos.

En el distrito de Moncloa-Aravaca está la Ciudad Universitaria de Madrid, un barrio en el que se concentran la mayor parte de las facultades y escuelas superiores de las universidades Complutense y Politécnica. En el centro de la misma de ubica el Palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia del Gobierno.

Madrid fue en el 2006 la cuarta ciudad más visitada de Europa y la primera de España al acoger a casi siete millones de turistas ese año. Es además sede de la Organización Mundial del Turismo y de la Feria Internacional del Turismo — FITUR.

La mayor parte de los lugares turísticos de Madrid se encuentran en el interior de la ciudad, principalmente en los distritos Centro, Salamanca, Chamberí, Retiro y Arganzuela.

El centro neurálgico de Madrid es la Puerta del Sol, punto de partida de la numeración de todas las carreteras del país. De esta plaza nacen diez calles.

La Calle Alcalá conduce desde la Puerta del Sol hacia el noreste de la ciudad. Desde ella se llega a la Plaza de Cibeles, en la que se encuentran lugares emblemáticos como la Fuente de Cibeles, el Banco de España o el Palacio de Comunicaciones (Antonio Palacios, 1918), actual sede del Ayuntamiento de Madrid. Posteriormente la calle alcanza la Plaza de la Independencia, en la que se encuentran la Puerta de Alcalá y una entrada al Parque del Retiro, en el que se encuentran lugares emblemáticos como el Palacio de Cristal, junto al estanque (1887, Ricardo Velázquez Bosco). En las inmediaciones con la M-30 se cruzará con la Plaza de Toros de Las Ventas.

La Calle Mayor conduce hasta la Plaza Mayor, construida y reconstruida en sucesivas intervenciones de los Maestros Mayores de Obras de Madrid, los arquitectos más presentes en el plano madrileño, como Juan Gómez de Mora (1619) o Juan de Villanueva (1790); continuando por el llamado Madrid de los Austrias —en referencia a la dinastía de los Austrias— llegando finalmente a la Calle Bailén, cerca de la Catedral de la Almudena, proyectada por varias generaciones de arquitectos, desde el siglo XVIII (Ventura Rodríguez) hasta finales del XX (Fernando Chueca Goitia); y de la iglesia de San Francisco el Grande (Francisco Cabezas y Francesco Sabatini, 1784).

Cerca de este punto se encuentran las ruinas de las murallas y atalaya árabes de la antigua fortaleza de Mayrīt así como de la posterior muralla cristiana. En este entorno se encuentran algunas de las zonas ajardinadas más bellas de la ciudad, como el Campo del Moro y los Jardines de Sabatini. Algo más al Oeste están la Casa de Campo y el entorno del río Manzanares, cruzado por los puentes de Segovia y de Toledo de las calles del mismo nombre. En la segunda, más adelante, se encuentra la Puerta de Toledo.

Desde allí la Calle Bailén conduce hasta la Plaza de España en la que se encuentran el monumento a Miguel de Cervantes, los edificios España y Torre de Madrid y el Templo de Debod, un templo egipcio trasladado piedra a piedra a España como agradecimiento por la ayuda ofrecida en la construcción de la Presa de Asuán. También en esta plaza nace la Gran Vía de Madrid, que avanzará dejando al norte el barrio de Malasaña, de una importante actividad nocturna y cultural, cruzándose con las Calles del Carmen y Preciados en la Plaza de Callao y más adelante con la Calle Montera —las tres provenientes de la puerta del Sol—. En este punto Malasaña deja paso al barrio de Chueca, de ambiente alternativo y gay. La Gran Vía finalmente terminará al cruzarse con la calle Alcalá.

La Calle Arenal llega al Teatro Real (Antonio López Aguado y Custodio Moreno, 1850), en la Plaza de Ópera, continuando hasta la Plaza de Oriente, donde se encuentra el Palacio Real (Filippo Juvara y Juan Bautista Sachetti, 1738–1764).

Las Calles del Correo, Carretas y de Espoz y Mina, parten hacia el sur hacia el Barrio de las Letras. En esta zona se encuentran multitud de bares de copas y pubs, especialmente en el entorno de las calles Huertas, Atocha y de la Plaza de Santa Ana. Esta área termina en el entorno de la Plaza de Carlos V, junto a la emblemática Estación de Atocha y al Ministerio de Agricultura.

La Carrera de San Jerónimo sale hacia el sureste, cruzando las plazas de Canalejas y de las Cortes —junto al Palacio de las Cortes— y llegando hasta el llamado Triángulo del Arte de los museos del Prado, Reina Sofía y Thyssen-Bornemisza en el ajardinado Paseo del Prado. No muy lejos se encuentra el Observatorio Astronómico de El Retiro, la Basílica de Nuestra Señora de Atocha y el Panteón de Hombres Ilustres. También en este entorno se encuentra la iglesia de San Jerónimo el Real que da nombre a la calle, el Hotel Ritz, el Palacio de la Bolsa y la Real Academia de la Lengua Española.

En el mismo Paseo del Prado se encuentra la fuente de Neptuno, lugar de celebración de victorias del club de fútbol Atlético de Madrid (en rivalidad con las del Real Madrid, que se celebran en la de Cibeles). Esta calle continúa hacia el norte con el nombre de Paseo de Recoletos hasta la Plaza de Colón, en la que se encuentra la Biblioteca Nacional, las Torres Colón y un centro cultural subterráneo bajo los Jardines del Descubrimiento, en el espacio ocupado por la antigua Casa de la Moneda, en cuyo exterior se levantan un conjunto escultórico, el monumento al descubridor y la bandera de España más grande del país, con una superficie cercana a los 300 metros cuadrados y un mástil de 50 metros de altura. En este punto cambia de nuevo su nombre a Paseo de la Castellana, convirtiéndose en una de las vías más importantes de la capital y alcanzando el extremo norte de ésta. En torno a su fin, contiene las áreas empresariales de AZCA y Cuatro Torres Business Área, que contienen algunos de los edificios más altos del país.

Las calles de Madrid son un verdadero museo de escultura al aire libre, además del llamado Museo de Escultura al aire libre de la Castellana, dedicado a obras abstractas, entre las que destaca la «Sirena varada» de Eduardo Chillida, que debe su nombre a la negativa del ayuntamiento franquista a colocarla en el lugar inicialmente previsto, lo que originó un escándalo en ambientes artísticos y un conjunto de opiniones dispares en un público poco preparado para las innovaciones estéticas; el autor la llamaba «Punto de encuentro».

Desde el siglo XVIII, el espacio del Salón del Prado se adornó con un programa iconográfico de fuentes monumentales con referencias clásicas: la Fuente de la Alcachofa, las Cuatro Fuentes, la Fuente de Neptuno, la Fuente de Apolo y la Fuente de Cibeles. En la Plaza de Oriente se exhibe una serie de reyes de España desde los visigodos y los distintos reinos cristianos medievales, que fueron bajados de la cornisa de Palacio donde previamente se habían colocado, a consecuencia de un sueño premonitorio de la reina Isabel de Farnesio. Algunos se conservan en el Retiro.

Las esculturas ecuestres son particularmente espectaculares, empezando cronológicamente por dos del siglo XVII: la de Felipe III, en la Plaza Mayor, y la de Felipe IV, en la Plaza de Oriente (sin duda la más importante de Madrid, proyectada por Velázquez y construida por Pietro Tacca con asesoramiento científico de Galileo Galilei). Del siglo XIX son la estatua de Espartero, en la Calle de Alcalá frente al Retiro, y la del Marqués del Duero en la Castellana. En Nuevos Ministerios estuvo la estatua ecuestre de Francisco Franco que se retiró en 2004 por decisión del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, medida que suscitó algún escándalo, coincidiendo con el debate sobre la memoria histórica; durante el gobierno de Felipe González se habían colocado cerca de ella estatuas de Indalecio Prieto y Francisco Largo Caballero.

El Paseo de la Castellana alberga también estatuas notables, como la de Colón, la de Emilio Castelar (de Mariano Benlliure, prolífico escultor que tiene mucha obra expuesta en Madrid, en calles o edificios, como varias tumbas en el Panteón de Hombres Ilustres), la «Mano» de Fernando Botero, Monumento a la Constitución de 1978 de Madrid (un cubo de mármol de Macael) y el Monumento a José Calvo Sotelo en la Plaza de Castilla.

Dispersas por todo Madrid, sobre todo en el centro, se encuentran muchas otras notables esculturas: las más famosas los leones de las Cortes, hechos por Ponciano Ponzano del bronce fundido de cañones tomados en la Guerra de África (1886), frente a los que se encuentra una escondida estatua de Miguel de Cervantes. En las tres puertas del Museo del Prado se encuentran magníficas estatuas de Goya (Mariano Benlliure), Velázquez (Aniceto Marinas) y Murillo (Sabino Medina), y frente al Casón del Buen Retiro hay una estatua de la reina regente María Cristina de Borbón. En la Plaza de la Lealtad se encuentra el obelisco a los caídos por España, y en la Plaza del Dos de Mayo, donde estuvo el cuartel de artillería de Monteleón, el grupo escultórico de Daoiz y Velarde. En las escalinatas de la Biblioteca Nacional se encuentra una serie de estatuas de literatos españoles, y en su interior una destacable de Marcelino Menéndez y Pelayo. En la Plaza de España se encuentra un grupo escultórico de grandes dimensiones: el Monumento a Cervantes.

Muchas zonas del Parque del Retiro son realmente escenografías escultóricas: El Ángel Caído de Ricardo Bellver, el grupo escultórico de Alfonso XII, tras él la estatua también ecuestre de Martínez Campos, y más escondidos los monumentos a Julio Romero de Torres y a Ramón y Cajal (Victorio Macho, 1926). Dentro del Jardín Botánico se encuentra una estatua de Carlos III, que también dispone en la Puerta del Sol una ecuestre, realizada recientemente sobre un diseño del siglo XVIII, y muy cercana a dos de las más famosas: La Mariblanca (nombre vulgar de una Diana que presidió una fuente clásica) y El Oso y el Madroño (quizá la más fotografiada). No obstante, la estatua más popular de Madrid posiblemente sea la de Eloy Gonzalo (obra de Aniceto Marinas), el héroe de Cascorro, que preside el Rastro con una amenazante lata de gasolina.

En la Plaza de la Ópera se encuentra la estatua de Isabel II, que fue derribada y arrastrada durante la proclamación de la Segunda República. Algunas estatuas de republicanos destacados fueron apartadas tras la Guerra Civil y rescatadas en democracia, como el busto de Pablo Iglesias, de Emiliano Barral. Otro famoso busto, el de Antonio Machado por Pablo Serrano (éste esculpido durante el franquismo, en 1966), que tuvo que mantenerse oculto durante años en el domicilio del fiscal Chamorro, ahora se encuentra en Baeza, con una réplica en la calle dedicada al poeta, en la zona norte de Madrid. No muy lejos se encuentra una escultura de tubos semicirculares de grandes dimensiones de Andreu Alfaro, cruzando sobre la calzada central de la Avenida de la Ilustración.

En forma de relieves, adosadas a edificios o encaramadas a sus cornisas se encuentran multitud de esculturas. En las postrimerías del barroco destacan las complejas portadas de Pedro de Ribera (la del antiguo Hospicio, hoy Museo Municipal de Madrid, y la del Monte de Piedad, además de la decoración de puente de Toledo y muchos otros edificios singulares). En época contemporánea se encuentran más ejemplos escultóricos, como los caballos alados del Ministerio de Fomento o Agricultura, en Atocha, el Fénix del edificio de La Unión y el Fénix, la Minerva del Círculo de Bellas Artes o los aurigas del Banco Hispano Americano en la plaza de Sevilla (inmortalizados en la película La Comunidad).

En otro orden de cosas (aunque también inmortalizados en alguna película, como El día de la Bestia) están los letreros publicitarios luminosos de neón, algunos de los cuales han adquirido rango de históricos y están legalmente protegidos, como el de Schweppes en la plaza del Callao o el de Tío Pepe en la Puerta del Sol.

Si bien Madrid nunca ha sido una ciudad destacada por sus rascacielos, durante el siglo XX, especialmente con la construcción de la Gran Vía, se levantaron los primeros que, si bien no podían considerarse rascacielos, sí eran edificios destacados. No es hasta 1953 cuando se levanta el primer rascacielos en Madrid, el Edificio España y en 1957 le supera la Torre de Madrid. En la década de 1980 se levantan los rascacielos de AZCA, como la Torre Picasso y la torre de telecomunicaciones Torrespaña, si bien ésta no se suele considerar como un rascacielos. Durante los años 2006 y 2008, se ha construido en el Paseo de la Castellana el parque empresarial Cuatro Torres Business Área, proyecto en el que hay cuatro rascacielos que superan los 200 metros de altura, entre los cuales los más altos son la Torre Caja Madrid y la Torre de Cristal, con 250 y 249 metros cada una.

Actualmente la lista de edificios por altura es la siguiente. Se muestran en negrita los edificios que están en construcción.

Si bien es la zona centro la que concentra la mayor parte del interés turístico, algunos lugares de interés se encuentran en los barrios de la periferia. Es el caso del Planetario, situado en el Parque de Enrique Tierno Galván junto a la M-30, en el entrono de Arganzuela y Puente de Vallecas.

El Palacio de El Pardo se encuentra en el distrito no urbanizable de Fuencarral-El Pardo. Su entorno, el Monte de El Pardo, está protegido tanto por formar parte del Patrimonio Nacional como por su valor ecológico, debido a sus abundantes y diversas flora y fauna autóctonas. También este espacio protegido alberga el Palacio de la Zarzuela, residencia de la Familia Real Española y el llamado «pabellón del Príncipe de Asturias», de reciente construcción (año 2001).

Si bien no pertenecen a la ciudad de Madrid, hay otros lugares de su entorno que, debido a su escasa distancia de la ciudad, están íntimamente relacionados con ella.

Algunos de los más destacables son el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y el Valle de los Caídos, a escasos kilómetros del primero, situados en la también muy destacable Sierra de Guadarrama.

En la zona Este y Sur destacan las ciudades de Alcalá de Henares y Aranjuez, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, así como la villa de Chinchón.

La ciudad de Madrid, con la Pasarela de moda Cibeles, está considerada como uno de los centros europeos de la moda, por lo que todas las marcas principales tienen sede en la ciudad. Si bien las tiendas minoristas se distribuyen por toda la ciudad, también existen áreas de especial concentración comercial como son los entornos de la Puerta del Sol, las calles Serrano y Goya.

Hay establecimientos especializados en alta costura de todas las principales marcas internacionales, como Armani o Gucci, así como de las españolas como Zara, Loewe o Cortefiel. También hay multitud de tiendas de ropa informal y deportiva, con presencia de las principales marcas. Es de reseñar la cadena El Corte Inglés, especialmente dedicada a la moda, y que cuenta con centros en los puntos de la ciudad más concurridos.

También es renombrado el mercadillo callejero de El Rastro, que se sitúa los domingos y festivos en torno a la calle Ribera de Curtidores.

Madrid ofrece la posibilidad de disfrutar de los pocos cafés clásicos que quedan. Destacan el literario Café Gijón (Paseo de Recoletos, 21) y el Café Comercial (Glorieta de Bilbao, 7).

A finales de mayo y principios de junio, se celebra cada año en los Jardines del Retiro, la Feria del Libro de Madrid, que comenzó su andadura en tiempos de la Segunda República, en 1933.

Aunque no son pocas las referencias a Madrid en la literatura medieval, e incluso hay célebres madrileños en ella, como Ruy González de Clavijo, es desde la literatura del siglo de Oro cuando las referencias a Madrid son muy abundantes, bien por ser el escenario de obras literarias o aparecer en sus títulos (El Acero de Madrid o Las Ferias de Madrid, de Lope de Vega) o bien por referirse en concreto a la villa, sus costumbres y moradores, entre los que se encontraban los propios Cervantes, Lope de Vega (él mismo natural de Madrid), Quevedo, Góngora (inquilino y enemigo mortal de aquél, que se dio el gusto de desahuciarle). Las calles entre Atocha y la Carrera de San Jerónimo concentran la mayor parte de los lugares de vida y enterramiento de estos genios, incluyendo el local donde se imprimió el Quijote, y son conocidas como Barrio de las Letras o Barrio de Las Musas (a no confundir con el homónimo situado en San Blas). Dos corrales de comedias (el Corral del Príncipe, precedente del Teatro Español, y el de los Caños del Peral, precedente del Teatro de la Ópera de Madrid) se repartían la audiencia popular, rivalizando en estrenar a Tirso de Molina o a Calderón de la Barca (ambos madrileños). El siglo XVIII significó una decadencia de la calidad de la literatura, incluida la escénica, aunque el público madrileño se deleitaba con los sainetes de Ramón de la Cruz, de ambiente castizo (uno de los cuales acuñó el término Manolo), o las más intelectuales producciones de los Moratín (padre e hijo).

Más brillantez tuvo la escena musical, en que aparte de los nacionales, figuras extranjeras como el castrato Farinelli y el compositor Luigi Boccherini, que llegó a identificarse lo suficiente con la ciudad como para producir la celebérrima Ritirata de Madrid.

El romanticismo madrileño del siglo XIX tiene en el madrileño Mariano José de Larra su principal exponente. Su suicidio y entierro (con lectura de epitafio por José Zorrilla incluida) sólo se entienden en el contexto y ambiente que refleja a la perfección el Museo Romántico. Con autores como Francisco Asenjo Barbieri, Federico Chueca y Tomás Bretón se desarrolla un género dramático musical autóctono, de ambiente popular y costumbrista: la zarzuela, de la que Madrid es capital mundial, especializándose en ella la programación del Teatro de la Zarzuela o del Teatro Apolo. El ambiente costumbrista madrileño también produjo comedias de mucho éxito de público, como las del alicantino Carlos Arniches, que más que reflejar el habla popular, la exageraba hasta un punto paródico que, curiosamente, terminó siendo imitado por los hablantes reales.

¡Madrid, Madrid; qué bien tu nombre suena, rompeolas de todas las Españas! La tierra se desgarra, el cielo truena, tú sonríes con plomo en las entrañas.

La «victoria» llevó al exilio (interior o exterior) a buena parte de los supervivientes. En Madrid quedaron Vicente Aleixandre o Gerardo Diego, según éste en una ciudad de «algo más de un millón de cadáveres». Los entierros de José Ortega y Gasset y de Pío Baroja, cuyo incómodo silencio difícilmente podía entenderse como justificación del régimen franquista, fueron significativamente los dos actos culturales más trascendentes de una época sombría. En el bando triunfador no veían las cosas mucho más alegres, como demostró La colmena de Camilo José Cela o la película Surcos, de José Antonio Nieves Conde, que denunciaba desde una ideología falangista la corrupción que la ciudad ejercía sobre una familia de emigrantes campesinos. La generación de los cincuenta insistió en los tintes sombríos (La taberna fantástica de Alfonso Sastre, ambientada en el Arroyo de Abroñigal, hoy M-30; El Jarama de Rafael Sánchez Ferlosio, que narra el paso del tiempo de unos jóvenes madrileños que van a refrescarse a las riberas de ese río; o Tiempo de silencio de Luis Martín-Santos, que recorre Madrid entero, desde el Centro Superior de Investigaciones Científicas, el Ateneo y las mansiones aristocráticas hasta los prostíbulos, las verbenas populares y las chabolas). La cinematografía que retrata el Madrid de la época contaba con productos de evasión de gran consumo, que propagaban valores tradicionales con tintes más o menos edulcorados, como en las películas de Rafael J. Salvia (Manolo, guardia urbano; Las chicas de la Cruz Roja, La gran familia, ésta codirigida por Fernando Palacios). Otra de mayor altura estética y compromiso social enmascarado en el humor negro puede verse en Luis García Berlanga (Una pareja feliz, El verdugo), Edgar Neville (Domingo de Carnaval y El último caballo) o Marco Ferreri (El pisito y El cochecito). La escena madrileña, al mismo tiempo que recoge la última época del género ínfimo (el cuplé y la revista musical, estrechamente sometidos a censura ), representa las obras de tinte pesimista de Antonio Buero Vallejo, desde Historia de una escalera (1949) y otras ambientadas en Madrid (La detonación, en la época de Larra, Un soñador para un pueblo, en la de Esquilache).

El color gris posiblemente no se despejó del ambiente artístico hasta el estallido de la movida madrileña entre finales de los setenta y comienzos de los ochenta. Las películas de Pedro Almodóvar y la denominada nueva comedia madrileña (Fernando Colomo) reflejan un Madrid definitivamente superador del de Muerte de un ciclista de Juan Antonio Bardem veinte años antes. A finales de los 80 y principios de los 90 los estertores de la movida dejaron paso a una degradación urbana generalizada, a causa del auge de la heroína, que se hizo sentir en Chueca (hoy barrio de abierta presencia gay), Villaverde, San Blas o Vallecas y poblados marginales adyacentes. Algo de todo esto trasciende en la canción Pongamos que hablo de Madrid de Joaquín Sabina o en las películas El día de la Bestia (1995) y en clave de humor, Torrente (1998), donde el concepto de caspa —vocablo muy madrileño que designa algo en decadencia y rancio, ya sea mentalidad, moda o ambiente— cobra pleno significado. La historia entera se refleja en un minuto en ¡Mírala!, La Puerta de Alcalá cantada por Víctor Manuel y Ana Belén.

Madrid es una de las ciudades europeas con mayor proporción de zonas verdes por habitante, concretamente 70 m² frente a los 20 m² de media en Europa. Además, con cerca de 300.000 árboles, es la segunda ciudad del mundo en número de estos en las calles y paseos, sólo superada por Tokio. Dos de los tres parques regionales existentes en la Comunidad de Madrid protegen porciones del municipio de Madrid. Más de la cuarta parte de su término se encuentra protegido a través del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, donde se incluyen el Monte de El Pardo y el Soto de Viñuelas, espacios naturales situados al noroeste y norte del casco urbano, respectivamente. Al sur del mismo, quedan protegidas 783 ha dentro del Parque Regional del Sureste.

Madrid es un referente de la moda española y también a nivel internacional. La que hasta ahora ha sido denominada Pasarela Cibeles, recobra aun más vida a nivel internacional con su nombramiento como Cibeles Madrid Fashion Week. La cuarta pasarela mas importante a nivel internacional tiene lugar en Madrid durante los meses de febrero y septiembre, en los que importantes diseñadores nacionales muestran sus colecciones.

Madrid es particularmente conocida por su vida nocturna y sus discotecas.En el distrito centro, son varias las zonas tradicionalmente orientadas a la concentración de locales de diversión, principalmente el entorno de la plaza de Santa Ana, en el llamado «Barrio de las Letras», y los barrios de Malasaña, alrededor de la plaza Dos de Mayo, La Latina, Lavapiés, y Chueca, próximo a la calle Gran Vía, caracterizado por la numerosa oferta orientada al público gay y que en 2007 fue sede de festival Europride 2007 que vino a reconocer internacionalmente el éxito en años anteriores de las celebraciones multitudinarias del día del orgullo.

La gastronomía tradicional de Madrid se engloba dentro de la cocina española en general y en particular, de la gastronomía castellana de la cual conserva en algunos platos y preparados las características culinarias heredadas de los tiempos de la instalación de la corte de Felipe II: el cocido madrileño, los callos a la madrileña, la sopa de ajo, la casquería en general y postres como las rosquillas tontas y listas, los huesos de santo o las torrijas madrileñas.

Con frecuencia, el aroma típico de la cocina madrileña se impregna de las propiedades fritura en aceite vegetal como se comprueba en los preparados populares de bares, restaurantes y otros establecimientos en la ciudad: los churros, la tortilla de patatas, los bocadillos de calamares servidos en los bares de la Plaza Mayor, las patatas bravas, los chopitos o las gallinejas.

Tras la caída del Franquismo y el cambio de los hábitos de consumo han proliferado los establecimientos multinacionales de comida rápida así como de cómida «étnica», como es el caso de los conocidos Kebab.

El auge de la inmigración a comienzos del siglo XXI, ha contribuido a la introducción de las gastronomías representativas de los distintos grupos culturales que se han asentado en la ciudad. Así se han desarrollado algunas como la gastronomía china, ecuatoriana y rumana.

Estas autovías son herederas de las anteriores radiales (numeradas con números romanos: N-I, N-II, etc.). Algunos tramos de estas autovías son de peaje denominándose entonces AP-X. En estos tramos suele perdurar la correspondiente carretera radial sin peaje.

Otras autovías que tienen su origen en Madrid y de gran importancia por la densidad de su trafico son la A-42 que une Madrid con Toledo y la M-607, una autovía autonómica que une Madrid con el puerto de Navacerrada, dando servicio a las localidades de Colmenar Viejo y Tres Cantos.

Madrid tiene además una serie de carreteras circunvalatorias a su alrededor, estás son la M-30, que delimita la almendra central de la ciudad, la M-40 en los barrios residenciales de la ciudad, la M-45, bordeando el municipio por el sureste, y la M-50, que no cierra su recorrido por el norte a la altura de El Pardo. Estas autovías sirven para evitar que para que dirigirse de un punto a otro de la periferia haya que atravesar la ciudad.

Actualmente el Metro de Madrid es la segunda red de metro más extensa de Europa Occidental después de la de Londres.

La Red de Metro de Madrid tiene una longitud de 281,780 km y comprende trece líneas. De ellas, discurren íntegramente por el municipio de Madrid nueve y el ramal, tres tienen parte de su trazado fuera del municipio y una discurre íntegramente por otros municipios.

Existen 238 estaciones-línea (190 per se), de las que 151 son sencillas (sin correspondencias), 26 dobles, 10 triples y 1 cuádruple (Avenida de América). 46 de ellas se encuentran fuera del municipio de Madrid. A las líneas convencionales se suman tres líneas más de metro ligero, transcurriendo dos de ellas, en su práctica totalidad, fuera de Madrid. Además hay correspondencia con 19 estaciones de la red de Cercanías de Renfe.

La compañía pública de ferrocarriles (Renfe) opera en casi todas las líneas de tren españolas. Las estaciones de ferrocarril más importantes de Madrid son las de Atocha (oficialmente Puerta de Atocha), Chamartín y, para el transporte de mercancías, la estación de clasificación de Vicálvaro, al este de la ciudad.

De las estaciones de Atocha y Chamartín parten además líneas de tren hacia todas las capitales de provincia españolas. Las redes de tren, cercanías y metro están ampliamente interconectadas con intercambiadores como los de Atocha, Chamartín, Príncipe Pío o Nuevos Ministerios.

Existe una red de autobuses urbanos gestionada, como el resto de la red de transporte público, por el Consorcio de Transportes de Madrid y por la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, que cuenta con más de 2.000 vehículos y 194 líneas. Muchos habitantes de los barrios periféricos de la capital, la misma autonomía y provincias limítrofes utilizan los servicios del ferrocarril de cercanías y autobuses interurbanos para llegar a la capital y luego utilizar el metro. Por eso también la red de autobuses está ampliamente interconectada con los ferrocarriles. Los principales intercambiadores son los de Avenida de América y Méndez Álvaro, aunque hay otros menores como los de Moncloa, Príncipe Pío y Plaza Elíptica.

El principal aeropuerto de Madrid es el de Madrid-Barajas (IATA: MAD, OACI: LEMD), situado en el nordeste de la ciudad, a 12 kilómetros del centro. Inició su servicio en 1928, aunque se inauguró oficialmente en 1931 y actualmente está gestionado por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea AENA. Es además el principal aeropuerto de España por tráfico de pasajeros.

En 2005 el aeropuerto movió 45,5 millones de pasajeros, con un crecimiento respecto al anterior del 8%. Ocupó el puesto número 13 a nivel mundial y quinto europeo por número de pasajeros transportados. En 2007, el tráfico de pasajeros ha ascendido a 52.122.702, convirtiendo a Barajas en el décimo del mundo por volumen de pasajeros y el cuarto de Europa, superando al de Amsterdam-Schiphol que hasta ahora ostentaba ese puesto dentro de los aeropuertos europeos.

El aeropuerto está comunicado con la ciudad a través de la línea 8 de Metro y de numerosos autobuses.

La ciudad cuenta además con un aeropuerto de segunda categoría, el de Cuatro Vientos, destinado al uso militar y escuela de vuelo. Este último fue el primero en construirse de España.

El deporte estrella en Madrid, así como en el resto de España, es el fútbol representado por los clubes del Real Madrid, el Atlético de Madrid que en la temporada 2008-2009 juegan en la Primera División de la liga española de fútbol, y del Rayo Vallecano, en Segunda División. En Segunda División B juegan los filiales del Real Madrid y Atlético de Madrid, denominados Real Madrid Castilla y Atlético de Madrid B respectivamente.

También es popular el baloncesto. Los dos equipos más representativos de la ciudad, ambos en la liga ACB, son el Real Madrid y el Estudiantes.

A imagen del Tour de Francia, la Vuelta Ciclista a España tradicionalmente finaliza en Madrid.

En atletismo, las competiciones más importante son la denominada San Silvestre Vallecana, multitudinaria carrera de fondo que se celebra cada 31 de diciembre, y el Maratón Popular de Madrid (MAPOMA) que se celebra anualmente en primavera.

La historia de la candidatura madrileña a organizar unos Juegos Olímpicos remonta al 29 de diciembre de 1965 cuando fue presentada ante el Comité Olímpico Internacional una candidatura conjunta con Barcelona para albergar la vigésima edición de los Juegos de 1972. La candidatura española quedó no obstante descartada en la sesión del COI celebrada en Roma el 26 de abril de 1966 tras la elección de Múnich.

Madrid fue candidata a celebrar los Juegos Olímpicos de la XXX Olimpiada de la Era Moderna en el año 2012. Esta candidatura fue promovida durante el mandato del alcalde José María Álvarez del Manzano y continuada por su sucesor, Alberto Ruiz-Gallardón. El logotipo de la candidatura fue diseñado por Javier Mariscal.

El COI seleccionó el 18 de mayo de 2004 en la ciudad suiza de Lausana las cinco ciudades candidatas oficiales para la organización de los Juegos Olímpicos del año 2012; Madrid, París, Londres, Nueva York y Moscú. El 6 de julio de 2005, el COI dio a conocer el resultado de la elección de la ciudad que organizará los Juegos Olímpicos de 2012, la elegida fue Londres, quedando la ciudad de Madrid en tercer puesto; más tarde un miembro del COI declaró a la prensa que se equivocó al marcar su voto, de modo que Madrid quedó eliminada en la penúltima votación.

Durante el proceso de selección para los Juegos Olímpicos de 2012, existió un movimiento social minoritario de oposición a la candidatura, a la que acusaban de favorecer la especulación inmobiliaria y de aumentar el ya elevado endeudamiento de la ciudad.

El Comité Olímpico Español renovó el 30 de mayo de 2007 la candidatura olímpica de la ciudad para los Juegos Olímpicos de 2016. El 4 de junio de 2008 Madrid fue preseleccionada como una de las candidatas a la organización de los Juegos Olímpicos de 2016, junto con Chicago, Tokio y Río de Janeiro. El proyecto que presentó se basó en el de la previa candidatura con mejorías, lo cual le permitió ser la segunda ciudad con la mejor valoración, ligeramente por detrás de Tokio.

Madrid alberga la mayor plaza de toros de España y tercera en tamaño del mundo: Las Ventas. Es la última de una serie de plazas que desde el siglo XVIII fueron «desplazándose», alejándose cada vez más del centro de Madrid por la calle de Alcalá. Los primeros festejos se celebraban en la Plaza Mayor, al igual que los Autos de Fe de la Inquisición, ceremonias religiosas solemnes, coronaciones u otros actos. La primera construida ex profeso, de 1749, estaba junto a la Puerta de Alcalá y el edificio del Pósito. La segunda, a la altura del cruce con la calle Goya, junto a la actual Plaza y monumento de Dalí, en el espacio que ahora ocupa el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrid.

La temporada taurina de las Ventas es considerada como referente para los toreros (su alternativa no se considera confirmada hasta que no se torea en ella). Es de estilo neomudéjar y fue inaugurada en 1931. En la actualidad, tiene capacidad para casi 25.000 personas y suele dar cabida a actuaciones musicales y otros espectáculos fuera de la temporada taurina.

Existe una plaza de menor tamaño (apta para 14.000 espectadores, actualmente cubierta y climatizada), la Plaza, Palacio o Centro Integrado de Vistalegre (no confundir con la homónima de Bilbao), inaugurada en el año 2000 por Curro Romero en el barrio de Carabanchel-Vista Alegre. Tuvo un precedente en la zona, la plaza llamada La Chata, construida en 1908 y demolida en 1995, durante mucho tiempo propiedad de Luis Miguel Dominguín, que desde 1996 está en proyecto de reconstrucción con un diseño futurista (se cubrirá con una media naranja giratoria).

En la Casa de Campo se encuentra la Venta del Batán, donde tradicionalmente se exponen los toros que se lidian en la Feria de San Isidro, y que acoge la Escuela de Tauromaquia.

Anualmente, además de las de la Feria (que se celebra en torno al 15 Mayo, festividad del santo patrón de Madrid), son especialmente significativas la Corrida de la Beneficencia y la Corrida de la Prensa.

El ambiente taurino de Madrid se proyecta fuera de la plaza, especialmente en bares de ambiente taurino, como la Taberna de Antonio Sánchez (torero que la abrió en 1830) en la calle Mesón de Paredes, o muchas otras en los aledaños de la Puerta del Sol.

La ciudad de Madrid participa activamente en la iniciativa de hermanamiento de ciudades promovida, entre otras instituciones, por la Unión Europea, si bien Madrid también ha establecido gran cantidad de lazos con ciudades de África, Asia y América.

Al principio



Comunidad de Madrid

Bandera de la Comunidad de Madrid

1 13,45% del total de España.

La Comunidad de Madrid es una comunidad autónoma de España situada en el centro de la Península Ibérica y, dentro de ésta, en el centro de la Meseta Central. Limita con las provincias de Guadalajara, Cuenca, Toledo (Castilla-La Mancha), Ávila y Segovia (Castilla y León). La Comunidad de Madrid es uniprovincial, por lo que no existe Diputación. Su capital, Madrid, es también la capital de España. Su población estimada es de 6.271.638 habitantes (INE 2008), la cual se concentra en el área metropolitana.

Esta comunidad, que forma parte del territorio histórico de la región de Castilla, posee una posición central en la red de medios de transportes de España. Tiene una de las economías más importantes del país, condición motivada en gran parte por albergar la capital del Estado. Asimismo, cuenta con un rico patrimonio artístico y natural.

La conformación de la actual comunidad autónoma vino precedida de un intenso debate político, en el contexto preautonómico de los últimos años setenta. En un principio, se planteó la posibilidad de que la provincia formara parte de la comunidad de Castilla-La Mancha, si bien con un estatuto especial, dadas sus especiales condiciones al albergar la capitalidad del Estado. En el año 1981, se resolvió finalmente su desvinculación de esta región, heredera de la antigua Castilla la Nueva, a la que Madrid pertenecía desde el siglo XIX; y, en 1983, se constituyó la actual comunidad autónoma.

La Villa de Madrid fue elegida entonces capital de la región, si bien han surgido diferentes iniciativas para que otras ciudades alberguen la capitalidad. Es el caso de Alcalá de Henares, que presentó oficialmente su candidatura en los primeros años ochenta y, más recientemente, de Getafe, que en 2006 anunció su aspiración de arrebatarle el título de capital a la Villa de Madrid.

Entre todos estos hitos, la capitalidad se destaca como el de mayor determinación histórica, ya que se encuentra en el origen de la provincia madrileña, constituida en el marco de la división provincial de España en el siglo XIX. A este hecho se le añade, en el siglo XX, la condición metropolitana de Madrid, aspecto clave para su segregación de la antigua región de Castilla la Nueva, en la que Madrid estaba integrada, dados los fuertes desequilibrios sociales, económicos y demográficos que Madrid introducía, y su configuración como comunidad uniprovincial.

El territorio actual de la Comunidad de Madrid estuvo poblado desde el Paleolítico Inferior, principalmente en lo que respecta a los valles interfluviales de los ríos Manzanares, Jarama y Henares, donde se han hallado abundantes y ricos yacimientos arqueológicos. Entre los vestigios más importantes que se han encontrado, destaca especialmente el vaso campaniforme de Ciempozuelos, que ha dado nombre a un tipo especial de cerámica (data del Bronce Inicial, entre 1970 y 1470 a. C. ). También se han descubierto pinturas y grabados rupestres en La Pedriza del Manzanares, en el término de Manzanares el Real, y en la Cueva del Reguerillo, cerca de Patones.

Durante el Imperio Romano, la región quedó integrada en la provincia Citerior Tarraconense, excepto la parte suroccidental, en el Alberche, que pertenecía a la Lusitania. Estaba surcada por dos importantes calzadas romanas, la vía xxiv-xxix (de Astorga a Laminium) y la xxv (de Emerita Augusta a Caesaraugusta), y contaba con algunas urbes de importancia. La ciudad de Complutum (Alcalá de Henares) alcanzó cierta relevancia hasta el Bajo Imperio, mientras que Titulcia y Miaccum, al pie de la sierra, destacaron como cruces de caminos.

En la época visigótica, la región perdió toda importancia. Su población se dispersó en pequeñas aldeas e, incluso, Complutum entró en decadencia. Alcalá de Henares fue designada sede episcopal en el siglo V, por orden de Asturio, arzobispo de Toledo, pero este hecho no fue suficiente para devolverle el esplendor perdido.

El centro peninsular fue una de las regiones más despobladas de Al-Ándalus hasta el siglo XI, cuando empezó a despuntar como un enclave militar de gran importancia estratégica. Los musulmanes pusieron en pie un sistema defensivo de fortalezas y atalayas, con el que intentaron detener el avance de los reinos cristianos, a lo largo y ancho del territorio actual de la comunidad autónoma.

La fortaleza de Mayrit (Madrid) se erigió en una fecha indeterminada entre los años 860 y 880, como un ribat, un recinto amurallado donde convivía una comunidad a la vez religiosa y militar, en lo que constituye el núcleo fundacional de la ciudad. Pronto se destacó como la fortificación de mayor valor estratégico en la defensa de Toledo, por encima de Talamanca de Jarama y de Qal'-at'-Abd-Al-Salam (Alcalá de Henares), los otros dos enclaves militares más importantes de ese sistema defensivo.

Alrededor de esas tres cabeceras principales, encargadas de defender los caminos fluviales del Manzanares, del Jarama y del Henares, respectivamente, se construyeron varias fortificaciones de carácter complementario —caso de Qal'-at-Jalifa (Villaviciosa de Odón)—, así como una red de atalayas que permitía la vigilancia de los pasos —las de Torrelodones, El Vellón o El Berrueco, que aún siguen en pie, son algunas de ellas—. Estas torres-vigía se comunicaban entre sí mediante señales de humo, cuando se producían situaciones de alerta.

En 1083, el rey Alfonso VI tomó la ciudad de Madrid y dos años después entró en Toledo. Por su parte, Alcalá de Henares sucumbió en 1118, en una nueva anexión del Reino de Castilla.

Las nuevas tierras conquistadas por los cristianos se disgregaron alrededor de varios dominios, como consecuencia de un largo proceso de repoblación (siglos XI a XV), en el que entraron en conflicto los señores feudales o eclesiásticos y los diferentes concejos con potestad real para repoblar.

En el siglo XIII, Madrid fue la única ciudad de la región que consiguió conservar una personalidad jurídica propia, en primer término con el Fuero viejo y posteriormente con el Fuero Real, concedido por Alfonso X en 1262 y ratificado por Alfonso XI en 1339.

Por su parte, Buitrago de Lozoya, Alcalá de Henares y Talamanca de Jarama, que destacaron por su importante capacidad repobladora hasta ese siglo, quedaron bajo el dominio de señores feudales o eclesiásticos. Alcalá, en concreto, pasó a manos del poderoso Arzobispado de Toledo, en el que permaneció hasta prácticamente el siglo XIX.

Alrededor de la actual capital de la comunidad, se constituyó un territorio administrativo denominado Tierra de Madrid, el primer germen de la provincia, que se extendía, en sus extremos, hasta los actuales términos municipales de San Sebastián de los Reyes, Cobeña, Las Rozas de Madrid, Rivas-Vaciamadrid, Torrejón de Velasco, Alcorcón, San Fernando de Henares y Griñón.

Este concejo mantuvo numerosos litigios con Segovia, por entonces una de las ciudades más influyentes de Castilla, por el control del Real de Manzanares, una vasta comarca, que, finalmente, fue cedida a la Casa de Mendoza. La Comunidad de Villa y Tierra de Segovia había convertido en su Sexmo de Casarrubios, en los valles del los ríos Guadarrama y Perales, el alfoz de la antigua medina islámica de Calatalifa (en el actual término de Villaviciosa de Odón).

La monarquía castellana empezó a mostrar una especial predilección por el centro peninsular, atraída por sus abundantes bosques y cotos de caza. El Pardo era un lugar muy frecuentado por los reyes, desde tiempos de Enrique III (siglo XIV). Asimismo, los Reyes Católicos impulsaron la construcción del Palacio Real de Aranjuez. En el siglo XVI, San Lorenzo de El Escorial se sumó a la lista de Reales Sitios de la actual provincia.

La propia villa de Madrid, que formaba parte del grupo de dieciocho ciudades con derecho a voto en las Cortes de Castilla, acogió en numerosas ocasiones las Cortes del Reino. Al mismo tiempo, sirvió de residencia a varios monarcas, entre ellos el emperador Carlos I, que reformó y amplió su Alcázar.

A la creciente influencia socio-política de la región, se le añadió, en el siglo XVI, el foco cultural de la Universidad de Alcalá de Henares, que abrió sus puertas en 1508, a instancias del Cardenal Cisneros.

En 1561, el rey Felipe II situó la capital de su imperio en Madrid, en lo que puede considerarse el segundo embrión —y tal vez más decisivo— para la configuración posterior de la provincia madrileña.

Con la capitalidad, se impuso un marco de subordinación económica a las tierras colindantes con la Villa de Madrid, que incluso iba más allá de los actuales límites de la Comunidad de Madrid. También se promovió una extensión competencial de la Sala de Alcaldes de Casa y Corte (de cinco a diez leguas en su torno), en un intento por articular una región alrededor de la capital.

Pero aún se estaba muy lejos de una auténtica realidad administrativa, sobre todo teniendo en cuenta que el Estado del Antiguo Régimen convivía con la existencia de numerosas jurisdicciones señoriales, tanto laicas como eclesiásticas. Entre las primeras, se encontraban señoríos de gran extensión, como el Real de Manzanares —en manos de los Mendoza— y otros de pequeñas dimensiones, como el señorío de Valverde de Alcalá. Entre las segundas, había jurisdicciones monásticas (como la Cartuja de El Paular), del clero secular (como las extensas posesiones del Arzobispado de Toledo) y de órdenes militares (caso de la Encomienda Mayor de Castilla de la Orden de Santiago, que ocupaba Valdaracete, Villarejo de Salvanés y Fuentidueña de Tajo ).

En el siglo XVIII tampoco se corrigió la desarticulación administrativa de las tierras madrileñas, a pesar de algunos intentos. En la época de Felipe V, se creó, a escala nacional, la figura de las Intendencias, con poder político-administrativo. Sin embargo, la Intendencia de Madrid no resolvió el problema de raíz y la actual provincia continuó fragmentada en varios dominios, si bien se racionalizaron los procesos a la hora de ejecutar proyectos centralizados.

A Guadalajara le correspondían los partidos de Colmenar Viejo y Buitrago de Lozoya, así como el señorío del Real de Manzanares, coincidente en gran parte con la actual comarca de la Sierra de Guadarrama. Segovia extendía sus dominios al Norte y Oeste de la actual provincia madrileña, mientras que Toledo ocupaba el Este, con Alcalá de Henares y Chinchón como núcleos destacados. De Madrid dependían Casarrubios, en la actual provincia de Toledo, y Zorita de los Canes, en la de Guadalajara.

Esta dispersión territorial afectaba a procesos tan básicos como el abastecimiento de Madrid, que había disparado su población hasta convertirse en la ciudad más habitada de la monarquía. El efecto fue drástico: mientras que la Villa de Madrid absorbía un mayor volumen de renta procedente de todo el país, su territorio colindante —en manos de casas nobiliarias y del poder eclesiástico o bajo el influjo real— tendía a empobrecerse, sin posibilidad alguna de desarrollarse un tejido socio-económico acorde con las necesidades de la capitalidad.

Otro de los problemas que la capitalidad puso en evidencia fue la ausencia de infraestructuras. El entramado de caminos de la Submeseta Sur tenía su centro en Toledo y hubo que articular una red para garantizar el abastecimiento de la ciudad. Del siglo XVIII data la estructura radial de las comunicaciones españolas, que tiene su punto neurálgico en la ciudad de Madrid.

A lo largo del siglo XVIII, la Villa de Madrid se transformó con grandes obras urbanísticas, al compás de las corrientes ilustradas. Destaca la labor de Carlos III, que dotó a la ciudad de algunos de sus más bellos edificios y monumentos, al tiempo que promovió la creación de instituciones sociales, económicas y culturales, que aún perviven.

La Villa de Madrid cerró el siglo XVIII con 156.672 habitantes (antes de la capitalidad, se estimaba una población en torno a los 15.000 vecinos), según el censo realizado en 1787, el primero, con carácter oficial, que se realizó en la ciudad.

El territorio de la Comunidad de Madrid alcanzó sus límites territoriales actuales en 1833 con la división de España en provincias, una de las cuales fue la de Madrid. En esta división, la provincia fue adscrita a la región de Castilla la Nueva, la cual, como el resto de regiones, constituía apenas una clasificación, al carecer de cualquier órgano o institución administrativa. Junto con la de Madrid, fueron adscritas a Castilla la Nueva las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo. Las provincias han conservado prácticamente iguales sus límites hasta la actualidad.

En el siglo XX, durante el proceso preautonómico de finales de los años setenta, en la antigua región de Castilla la Nueva reapareció el temor a que las especiales condiciones económicas y demográficas de Madrid fueran un factor de desequilibrio, por lo que finalmente, la provincia de Madrid se configuró como comunidad autónoma uniprovincial. Fue la última comunidad en constituirse.

Por su parte, las provincias de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo (que pertenecían a Castilla la Nueva), junto con la de Albacete (que estaba integrada en la región de Murcia), constituyeron la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

El Estatuto de Autonomía de la Comunidad de Madrid fue aprobado el 1 de marzo de 1983. La provincia de Madrid se conformó como comunidad autónoma bajo la Ley Orgánica 3/1983, del 25 de febrero (BOE 1-3-83) y con la denominación de "Comunidad de Madrid".

Desde su nacimiento han sido elegidos tres presidentes autonómicos: Joaquín Leguina (1983–1995), del PSOE; Alberto Ruiz-Gallardón (1995–2003); y Esperanza Aguirre (2003 hasta la fecha), estos dos últimos del PP.

La bandera madrileña toma el fondo rojo carmesí del pendón de Castilla. Las siete estrellas, que simbolizan la constelación de la Osa Mayor, proceden del escudo de la Tierra de Madrid, concejo formado en tiempos de la Reconquista. Las cinco puntas de las estrellas representan a las cinco provincias limítrofes a Madrid (Ávila, Cuenca, Guadalajara, Segovia y Toledo). Las siete estrellas se alinean en dos filas: en la superior se sitúan cuatro y en la inferior las tres restantes. Diferentes municipios que formaron parte del antiguo concejo de la Tierra de Madrid las incorporan en sus escudos heráldicos. Es el caso de la Villa de Madrid y de Las Rozas de Madrid, que las integraba hasta 1995, cuando el consistorio roceño diseñó un nuevo escudo. Poblaciones situadas bajo la influencia de este concejo también incluyen en sus escudos las siete estrellas (Guadarrama, Valdemorillo o Fresno de Torote). El escudo de Tres Cantos igualmente las incorpora, aunque, en este caso, no como reflejo de su pertenencia al concejo de la Tierra de Madrid, sino en clara referencia a la simbología de la comunidad autónoma. Se trata del municipio más joven de la provincia, constituido en 1991 —cuando se segregó de Colmenar Viejo—, ocho años después de ser aprobada la bandera y el escudo de la Comunidad de Madrid. Popularmente, las siete estrellas se conocen como las siete puertas de entrada a Madrid.

A diferencia de otras comunidades autónomas, la Comunidad de Madrid carece de una comarcalización que tenga relevancia administrativa. No obstante, algunas instituciones autonómicas han delimitado diferentes áreas a partir de criterios de homogeneidad geográfica y sociodemógrafica, que toman su nombre de los puntos cardinales y de los principales ríos de la región. Su validez se limita a promociones turísticas o a divisiones agrícolas.

Ni siquiera se encuentra definida legalmente el área metropolitana de Madrid, a pesar de su importancia social, demográfica y económica y las necesidades que, en términos de infraestructuras, urbanismo o transportes, comparten los municipios situados bajo la zona de influencia de la capital.

Popularmente, los madrileños clasifican su región a partir de las áreas de influencia de las seis autovías radiales que surcan la provincia. La que se articula alrededor de la A-2 recibe el nombre oficioso del Corredor del Henares.

La Comunidad de Madrid se organiza territorialmente en 179 municipios y en 801 localidades y entidades menores de población. Posee el 2,2% de los municipios totales que integran el territorio español (8.110). Es la vigésimo tercera provincia española en número de ayuntamientos y se sitúa ligeramente por encima de la media, cifrada en 165 municipios por provincia (Burgos cuenta con el mayor número de términos municipales con 371 ayuntamientos, y Las Palmas es la provincia que tiene menos con 34).

La superficie media de los municipios madrileños es de 44,8 km², un promedio bajo el que se esconden grandes oscilaciones. El más extenso de todos ellos es Madrid, ayuntamiento que anexionó, entre 1948 y 1954, los municipios limítrofes de Chamartín de la Rosa, Fuencarral, Hortaleza, Canillas, Canillejas, Moratalaz, Vallecas, Villaverde, Carabanchel y Aravaca, convertidos hoy en distritos o barrios.

Los cinco términos municipales más grandes son Madrid, con 605,8 km²; Aranjuez, con 189,1 km²; Colmenar Viejo, con 182,6 km²; Rascafría, con 150,3 km²; y Manzanares el Real, con 128,4 km².

Los de menor superficie superficie son Casarrubuelos, con 5,3 km²; La Serna del Monte, con 5,4 km²; Pelayos de la Presa, con 7,6 km²; Madarcos, con 8,5 km²; y Torrejón de la Calzada, con 9,0 km².

La comunidad autónoma tiene una superficie de 8.021,80 km². Sus límites describen un triángulo equilátero aproximado, en el que su base está en la linde con la provincia de Toledo, al sur, y su vértice superior en el puerto de Somosierra, al norte. El término municipal de Aranjuez rompe esta forma triangular, a modo de apéndice que se adentra en la provincia de Toledo. Fuera de ese triángulo, rodeada por las provincias de Ávila y Segovia, se encuentra la Dehesa de la Cepeda, que pertenece al municipio madrileño de Santa María de la Alameda. La región está situada en el centro de la Meseta Central, en la parte septentrional de la Submeseta Sur, entre el Sistema Central (al norte y noroeste) y el río Tajo (al sur y sureste). Limita al norte y al oeste con Castilla y León (provincias de Segovia y Ávila) y al este y al sur con Castilla-La Mancha (provincias de Toledo, Guadalajara y Cuenca).

El relieve de la Comunidad de Madrid está definido por tres grandes unidades: la sierra y la llanura del río Tajo, separadas entre sí por el piedemonte.

Las sierras de Guadarrama (en su totalidad), Ayllón (la parte más occidental de ésta, conocida como Sierra de Somosierra) y Gredos (la parte más oriental de ésta) conforman un paisaje típico de montaña, con altitudes máximas —en cada una de las tres sierras— de 2.428 m (Peñalara, el pico más alto de la región), 2.129 m (Peña Cebollera o Pico de las Tres Provincias) y 1.770 m (Alto del Mirlo), respectivamente. Otros picos importantes son La Maliciosa (2.227 m) y Siete Picos (2.138 m), ambos en la Sierra de Guadarrama. En lo que respecta a su litología, el granito y el gneis son las rocas dominantes en la dos primeras sierras, mientras que la pizarra y las cuarcitas lo son de Ayllón (este macizo presenta los materiales rocosos más antiguos de la Comunidad de Madrid, formados hace 450 millones de años). La sierra madrileña está estructurada en falla, aspecto que puede apreciarse a simple vista en la denominada Falla de Torrelodones, en el municipio del mismo nombre.

Las campiñas, páramos y vegas configuran geomorfológicamente la segunda unidad de relieve, articulada alrededor de la cuenca del río Tajo. Aquí se encuentran las mínimas altitudes de la comunidad autónoma: 430 m en el cauce del río Alberche —a su paso por Villa del Prado— y 467 m en Fuentidueña de Tajo. Esta unidad presenta una composición del terreno menos uniforme que la de la sierra. Las calizas, arcillas, yesos y margas son abundantes en los páramos, mientras que las arenas, margas arenosas, margas yesíferas y arcillas dan forma a las campiñas. Las vegas, por último, quedan perfiladas por las arenas, gravas y limos.

A modo de transición entre la sierra y las llanuras arenosas del río Tajo, aparece la llamada Rampa de la Sierra o piedemonte, que se extiende desde la confluencia de los ríos Jarama y Lozoya, al norte del provincia, hasta el suroeste de la comunidad, formando una franja paralela a la sierra. No se trata exactamente de una unidad de relieve, aunque sí cabe definirla así desde un punto de vista geomorfológico. Se compone fundamentalmente de arenas, arcillas, margas y otros materiales detríticos.

Entre la máxima y mínima altitud de la región (Peñalara y Villa del Prado), se origina un desnivel de unos 2.000 m, que se salvan a lo largo de poco más de 100 km (la altura media de la provincia es de 650 m, aproximadamente). Este complejo relieve convierte a Madrid en una comunidad autónoma de contrastes medioambientales. En ella se puede encontrar la mayor parte de los pisos bioclimáticos de la Península Ibérica (crioromediterráneo, oromediterráneo, supramediterráneo y mesomediterráneo), además de una rica variedad de ecosistemas.

La Comunidad de Madrid forma parte de la cuenca hidrográfica del Tajo, río que surca la zona meridional de la región, en la Comarca de Las Vegas, a la altura de Belmonte de Tajo, Brea de Tajo, Fuentidueña de Tajo y Aranjuez. Existen otras cuatro cuencas hidrográficas menores, todas ellas subsidiarias del Tajo: la del Jarama, la del Guadarrama, la del Alberche y la del Tiétar. Todos estos ríos recorren una distancia media de aproximadamente 167 km desde su nacimiento en el Sistema Central hasta su desembocadura en el Tajo. Sin salir de la región, es posible contemplar el curso alto de algunos de ellos, con paisajes típicos de ríos de montaña, así como su curso medio y bajo, como ríos de llanura.

Con sus 190 km, el Jarama es el río más largo e importante de la región —al margen del Tajo—. Su cuenca, la de mayor superficie de toda la provincia, queda integrada por los ríos Lozoya, Guadalix y Manzanares, que vierten sus aguas al Jarama por la derecha, y Henares y Tajuña, que lo hacen por la izquierda. Los embalses de El Atazar, Puentes Viejas, Riosequillo, Santillana y Pedrezuela (antes conocido como El Vellón) son los más relevantes de esta cuenca, responsable en su mayor parte del suministro de agua potable a toda la provincia. Hay que destacar, en este sentido, la importancia del río Lozoya, que, a pesar de su corto recorrido (apenas 91 km), es embalsado hasta en cinco ocasiones.

El Guadarrama surca la comunidad en su curso alto y medio. Sus afluentes se limitan a un único río, el Aulencia (por la derecha), y a dos arroyos mayores, el de La Vega y el de Los Combos (por la izquierda). El principal embalse de esta cuenca es el de Valmayor.

Se sitúa en el extremo suroccidental de la provincia. El Alberche, que pasa por los términos de San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa, recibe por la derecha las aguas de los arroyos de Valdezate y de Tórtoles y por la izquierda las de los ríos Cofio y Perales. Es embalsado en los pantanos de San Juan y Picadas. La calidad de su agua es muy inferior a la de la Cuenca del Jarama, razón por la cual se permite el baño, la navegación y la pesca en los citados embalses.

Sólo el vértice suroccidental de la provincia, más o menos coincidiendo con el término de Rozas de Puerto Real, se encuentra incluido dentro de la cuenca del Tiétar. El río nace en las proximidades del citado municipio y discurre por las provincias de Ávila y Cáceres.

El agua de la Comunidad de Madrid es una de las mejores de Europa gracias a las condiciones geológicas de la Sierra de Guadarrama, unas montañas con abundancia de granito. Esta roca tan dura deja muy pocos residuos en los ríos de la sierra y hace que la pureza del agua sea muy elevada.

Las zonas más altas de las sierras de Guadarrama y Ayllón —aproximadamente por encima de los 1.200 m— tienen clima de montaña, con temperaturas frías o muy frías en invierno y suaves en verano. Aquí las precipitaciones son abundantes: pueden superar los 1.500 mm al año y son en forma de nieve durante el invierno y parte de la primavera.

El resto del territorio madrileño posee un clima mediterráneo continentalizado, de carácter atenuado en el piedemonte y extremado en la llanura mesetaria, en la que se sitúa la capital. En estas zonas los inviernos son frescos, con temperaturas inferiores a los 8ºC, heladas nocturnas muy frecuentes y nevadas ocasionales (tres o cuatro al año). Por el contrario, los veranos son calurosos, con temperaturas medias superiores a los 24ºC en julio y agosto y con máximas que muchas veces superan los 35ºC. La oscilación diaria es de aproximadamente de 10ºC. Las precipitaciones no suelen superar los 700 mm al año y se concentran especialmente en la primavera, seguida del otoño.

En cuanto a récords meteorológicos, la temperatura máxima absoluta alcanzada en la Comunidad de Madrid se dio el 31 de julio de 1878 en el Observatorio Astronómico de Madrid, cuando se llegó a los 44,3ºC. La temperatura mínima absoluta de la región (registrada en una estación meteorológica homologada) se dio el 25 de diciembre de 1962 en el Puerto de Navacerrada (1.858 m) cuando se alcanzaron los -20,3ºC. La precipitación máxima en 24 horas se produjo en este mismo puerto de montaña el 21 de enero de 1996, cuando cayeron 150,0 mm.

Madrid es una de las comunidades autónomas con mayor densidad de vías pecuarias. Dispone de un total de 4.200 kilómetros que ocupan una superficie aproximada de 13.000 hectáreas y que representan el 1,6% del territorio de la región.

La Ley 8/1998, de 15 de junio, de Vías Pecuarias de la Comunidad de Madrid crea el Patronato de la Red de las Vías Pecuarias, órgano consultivo en dicha materia. Este organismo está constituido por las Consejerías directamente implicadas en su gestión, la Federación Madrileña de Municipios, la Cámara Agraria, las Organizaciones Profesionales Agrarias y los colectivos que tengan por objeto la defensa de la naturaleza.

Para fomentar su uso complementario se han puesto en marcha iniciativas como Descubre tus Cañadas y TrashuMad.

Madrid es la provincia más poblada de España, con 6.081.689 habitantes en 2007 (INE). Por autonomías, esta comunidad uniprovincial es la tercera de mayor población del país, por detrás de Andalucía (en sus ocho provincias residen casi 8,1 millones de personas) y de Cataluña (con 7,2 millones en cuatro provincias).

La densidad de población de la región es de 758,14 hab/km² (INE 2007), muy superior a la del conjunto español (89,57 hab/km²). Sin embargo, este indicador esconde enormes oscilaciones, conforme se considere la zona central de la provincia o los límites de la misma. Mientras que el municipio de Madrid arroja una densidad de 5.160,57 hab/km², en la comarca de la Sierra Norte se reduce a menos de 9,9 hab/km².

La gran mayoría de la población de la comunidad autónoma se concentra en la capital y en sus alrededores, que conforman el área metropolitana más importante de España, donde reside aproximadamente el 90% de los habitantes de la Comunidad de Madrid. A medida que aumenta la distancia de la capital, más se reducen las cifras demográficas, principalmente en lo que respecta al norte y al suroeste de la región.

La población madrileña presenta un perfil de edad preferentemente joven-adulto: el 44,4% de los habitantes de la región tiene entre 16 y 44 años (INE 2006). A cierta distancia aparece el grupo de edad de 45 a 64 años, que supone el 24,3%. Muy alejados se sitúan los niños y adolescentes (hasta 15 años), con un 15,2%, y los mayores de 65 años, con un 16,7%.

Comparativamente con los datos nacionales, la región de Madrid muestra un componente joven-adulto más elevado. El 61,9% de los madrileños tiene menos de 45 años, cifra superior a la del total español, con un 59,6%.

También hay diferencias por sexo. En la Comunidad de Madrid habitan más mujeres que en el conjunto de España, en términos relativos. Su perfil femenino se cifra en 2007 en un 51,6%, un punto más que en el total español (un 50,6%). El 48,4% restante corresponde a la población masculina, frente al 49,4% de todo el país.

La tasa de natalidad de la región madrileña (nacidos por cada 1.000 habitantes) es de 11,80 puntos (INE 2005), cifra tímidamente superior a la del conjunto español (10,75 puntos).

En lo que respecta a la mortalidad, las diferencias con los datos nacionales son algo más acusadas. La tasa de mortalidad correspondiente a la comunidad autónoma (6,95) es inferior en dos puntos a la de toda España (8,93).

Según datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid, referidos al año 2005, la esperanza de vida en la Comunidad de Madrid se sitúa en 81,87 años. Para las mujeres es de 84,98 años y para los hombres de 78,43. Este indicador no ha dejado de crecer año tras año, desde su control estadístico, iniciado en 1986 por el citado organismo.

En el periodo 1981-2005, el crecimiento demográfico de la región fue del 26,17%, frente al 16,87% de la media nacional. No todas las comarcas madrileñas participaron en los mismos términos de este aumento de población. Algunas, incluso, se vieron afectadas por un proceso de despoblamiento, caso de la llamada Sierra Norte (en el vértice septentrional de la provincia), conocida popularmente como la Sierra pobre, con pueblos de pocas decenas de habitantes. En los últimos años, el turismo rural parece haber favorecido cierto repunte demográfico de esta comarca.

Madrid se ha convertido desde los años cincuenta y sesenta en un polo industrial de primera magnitud, que ha atraído a un número muy importante de inmigrantes, procedentes de las regiones menos desarrolladas del país, como también (desde principios de los años noventa) de otros países. Según el censo del INE del año 2005, la comunidad autónoma cuenta con un 13,09% de extranjeros, cinco puntos por encima de la media española (8,47%).

Un 53,00% de los no nacionales son iberoamericanos, un 18,36% de la Europa no comunitaria, un 9,27% de África del Norte, un 9,21% de la Unión Europea, un 3,59% del África subsahariana, un 3,36% de Asia del Este y un 1,03% de Filipinas. Por nacionalidades, las más importantes son la ecuatoriana (un 22,23% sobre el total de extranjeros), la rumana (12,35%), la colombiana (9,30%), la marroquí (8,91%) y la peruana (5,03%).

La capital concentra el 58,5% de la población inmigrante que reside en la región. Le siguen Alcalá de Henares (con un 3,7%), Móstoles (un 2,5%), Fuenlabrada (un 2,3%), Leganés (un 2,2%), Getafe (un 2,1%), Torrejón de Ardoz (un 2,1%), Alcobendas (un 1,7%) y Coslada (un 1,3%). En términos relativos, pueblos como Fresnedillas de la Oliva, Gargantilla del Lozoya y Pinilla de Buitrago, Lozoya, Olmeda de las Fuentes, Pelayos de la Presa o Zarzalejo presentan proporciones de inmigrantes entre el 20% y el 33%.

Además de su realidad metropolitana, la Comunidad de Madrid ofrece el fuerte contraste de zonas despobladas, con un marcado carácter rural. Prueba de ello son las cifras demográficas de Madarcos (45 habitantes), La Acebeda (58), Robregordo (71), La Hiruela (74) y Horcajuelo de la Sierra (103), los cinco municipios menos poblados de la región.

La Comunidad de Madrid se rige por el mismo calendario electoral que las restantes comunidades autónomas, excepción hecha de Andalucía, Cataluña, País Vasco y Galicia, que, dado su carácter histórico, tienen facultad para convocar elecciones al margen del citado calendario. Tras las elecciones de mayo de 2003, no hubo posibilidad de formar gobierno, ante el voto abstencionista de Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, diputados socialistas que pasaron al grupo mixto. Por esta razón, se convocaron nuevas elecciones en octubre de 2003, fuera del calendario establecido.

La Comunidad de Madrid es la autonomía que goza de mayor renta por habitante de toda España: 28.850 euros en 2006, un 30,2% por encima de la media nacional. Le siguen, por este orden, las comunidades del País Vasco (28.346), Navarra (27.861) y Cataluña (26.124). En 2005 fue el principal destino de la inversión extranjera con el 34,3% del volumen del país.

A pesar de estos datos, la región sólo ocupa el puesto 34º en el ranking de las regiones europeas más prósperas (año 2002) y la posición 50º en la lista de ciudades-región más competitivas del planeta (año 2007), elaborada a partir del indicador del Producto Interior Bruto (PIB) por habitante. En esta clasificación, encabezada por San Francisco (Estados Unidos), figuran por delante de Madrid diecisiete metrópolis europeas, entre ellas Dublín (Irlanda), Milán (Italia), Lyon (Francia) y Roma (Italia), además de Londres (Reino Unido) y París (Francia). La región madrileña se coloca por delante de Barcelona, en el lugar 58º, y de Valencia, en el 64º, las otras dos grandes áreas metropolitanas españolas.

En el Informe Plataforma de seguimiento de la Estrategia de Lisboa, promovido por la Unión Europea en 2007, se señala que los puntos fuertes de la economía madrileña son su escaso desempleo, su gasto en investigación, su desarrollo relativamente elevado y sus servicios de alto valor añadido. Entre sus puntos débiles aparecen la falta de conexiones de banda ancha (nuevas tecnologías de la información y la comunicación) y su tasa de actividad relativamente baja entre las mujeres. En este estudio, se destaca a la Comunidad de Madrid como una región-municipio preferentemente asentada en el sector de los servicios.

Al igual que ocurre con los datos demográficos, la renta disponible bruta municipal per cápita presenta enormes oscilaciones entre las distintas localidades de la provincia. Pero, a diferencia de las cifras poblacionales (que iban a a la baja cuanto más aumentaba la distancia con el área metropolitana), se configura ahora un mapa completamente distinto: las áreas de mayor renta per cápita se sitúan preferentemente en el municipio de Madrid y en su corona metropolitana norte, noroeste y nordeste, con extensiones hacia la Sierra de Guadarrama, hasta el límite con la provincia de Segovia.

Estas zonas presentan un fuerte componente residencial y, en determinados puntos, integran urbanizaciones consideradas de lujo. Pozuelo de Alarcón, Las Rozas de Madrid, Majadahonda, Boadilla del Monte y Torrelodones, que se ubican en el arco oeste del área metropolitana, repiten año tras año como los municipios de mayor renta per cápita de la Comunidad de Madrid. En 2004, en concreto, alcanzaron cifras que iban desde los 22.846 euros de Pozuelo hasta los 19.753 de Torrelodones.

En el otro extremo, con menos de 8.500 euros, figuran los tres vértices del triángulo que dibuja la provincia, tal y como puede observarse en el mapa adjunto. En 2004, los municipios de menor renta per cápita fueron Madarcos (7.375), Valdaracete (7.746), Somosierra (7.819), Prádena del Rincón (7.941) y Brea de Tajo (7.985 euros). Madarcos es también el pueblo menos poblado de la región (45 habitantes) y uno de los términos municipales de menor superficie (8,5 km²).

Actualmente Madrid es la locomotora económica de España y prueba de ello es que su economía se encuentra en fase expansiva desde 1993, con porcentajes de crecimiento entre el 3% y el 4% año tras año. En 2005, lideró el crecimiento económico del país con un 4%, seis décimas más que la media nacional y, en 2006, prácticamente se repitieron las mismas cifras (un 3,9%, un punto por encima del promedio europeo) —datos del INE—.

El incremento tanto del consumo privado como de la inversión en vivienda y en bienes de equipo se encuentra en la base de esta secuencia de crecimiento. Especialmente relevantes son los datos relativos a la vivienda: en 2006 se construyeron alrededor de 127.000 viviendas, de las cuales 58.000 se concluyeron en el citado año. Expertos y políticos destacan, además, el fenómeno de la inmigración como uno de los principales motores de esta tendencia alcista de la economía madrileña.

La Comunidad de Madrid es la segunda comunidad autónoma en el ranking nacional de contribución al Producto Interior Bruto (PIB) estatal (por detrás de Cataluña), con un 17,7%. Entre 1986 y 1989, recién constituida la autonomía, el PIB regional se situó en una media del 4,6% frente al 4,7% nacional, con el sector de la construcción como uno de los más pujantes.

A lo largo del siglo XXI, el PIB regional evoluciona igualmente en magnitudes muy similares a las del conjunto estatal. En 2005 se localizan las máximas desviaciones: en este año Madrid se despega en casi un punto del porcentaje nacional (un 4,3% sobre un 3,5%, respectivamente). Pero en 2006 ambos datos se equiparan en un 3,9%, como puede apreciarse en el gráfico adjunto. La construcción se destaca, también en estos años, como uno de los sectores de mayor empuje, tanto en la comunidad autónoma como en el país.

El PIB madrileño se distribuye sectorialmente de la siguiente forma: un 75,8% corresponde a los servicios, un 13% a la industria, un 11% a la construcción y un 0,2% a la agricultura (fuente: Contabilidad Regional de España, 2006).

La población activa de la Comunidad de Madrid es de 3.240.900 personas, de las cuales 3.028.400 están ocupadas y 212.500 paradas (datos correspondientes al primer trimestre de 2007, según la Encuesta de Población Activa —EPA—).

En términos relativos, la tasa de paro se sitúa en el 6,56% de la población activa, 1,91 puntos por debajo de la media nacional. La tasa de actividad se cifra en un 64%.

El sector agrícola-ganadero posee un peso relativo despreciable dentro de la economía de la región (apenas un 0,2% del PIB). Sin embargo, presenta magnitudes absolutas muy similares a las de las provincias limítrofes, aspecto que resulta especialmente significativo si se tiene en cuenta que la Comunidad de Madrid ocupa una superficie menor y que integra una importante área metropolitana, que resta recursos a este sector.

La agricultura madrileña posee, además, un grado de variedad mucho mayor que el de las provincias colindantes. Ello es consecuencia de las tres unidades de relieve que definen el medio físico de la región y que permiten la existencia de bosques, pastos, cultivos herbáceos de secano, viñedo, olivar y cultivos hortofrutícolas de regadío, dentro de una superficie relativamente reducida, con dos áreas de especial actividad: las comarcas serranas y los valles interfluviales.

A pesar de su potencial, el sector agrícola-ganadero madrileño se encuentra en regresión, ante la expansión del área metropolitana y el empuje de otras actividades, como la construcción. En 1985, existían 251.498 hectáreas de tierras de cultivo, en 2001 la superficie productiva labrada desciende a 199.687 hectáreas.

En lo que respecta a la minería, ésta resulta irrelevante en relación al total de su economía. Existen más de un centenar de minas, entre las que figuran las de sepiolita de Vicálvaro (Madrid) y Parla, y las de sulfato sódico de Colmenar de Oreja. La comunidad posee yacimientos de sepiolita que atesoran el 80% de las reservas mundiales, y la producción minera de la región representa el 4% de la nacional. El área minera más activa es la de Colmenar de Oreja, con seis minas activas.

Por último, la Comunidad de Madrid presenta un fuerte déficit energético. Las centrales hidroeléctricas que se encuentran al pie de los embalses son insuficientes, razón por la cual la región importa electricidad de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Extremadura, entre otras comunidades. La región consume el 11,4% del total de la energía nacional y sólo produce el 0,49% (datos correspondientes a 2006). En términos absolutos, la demanda madrileña de energía en el citado año se cifra en 30.598 GW, mientras que la producción regional apenas llega a 1.330 GW.

La Comunidad de Madrid es la segunda región industrial del país. Este sector, que ocupa el 27% de la población activa madrileña, muestra síntomas de recuperación tras varios años en retroceso, como prueba el crecimiento experimentado en 2006 —un 3,3% (INE)—. La industria supone el 13% de la economía madrileña.

La construcción representa el 11% de la economía madrileña. Se trata del sector más dinámico y pujante en los últimos años. Es, de hecho, el que más crece en 2006, con un 5,3%, impulsado tanto por la edificación residencial como por las infraestructuras civiles. Debe tenerse en cuenta que, en ese año, se acometieron en la región proyectos de gran envergadura, como el soterramiento de la autovía Calle 30 —antes M-30—, la fase final de las obras de la Terminal 4 del Aeropuerto de Madrid-Barajas o la ampliación del red de Metro.

El sector terciario es, sin duda, el más relevante de la economía madrileña, en la que representa casi un 76% (porcentaje sobre el PIB, año 2006). Su crecimiento en 2006 es del 3,5%, según el INE. Su importancia viene dada por la radicación en la región de la mayor parte de las grandes empresas del país, tanto nacionales como extranjeras, que, además de su peso específico, generan alrededor de sí un tejido de servicios.

La provincia concentra el mayor volumen de compañías de nuevas tecnologías, como Indra, Everis, Ericsson, Lucent Technologies, Telefónica, Microsoft o IBM. Ésta última decidió en 2005 establecer en la capital su nueva sede para Europa, África y Oriente Medio.

El turismo se ha perfilado como una de las actividades económicas más pujantes de la región. En enero de 2007, la ciudad de Madrid tuvo 511.892 viajeros alojados en sus establecimientos hoteleros, lo que le confirma como el punto turístico con mayor número de viajeros y pernoctaciones de España.

Más concretamente, hay que destacar la importancia alcanzada por el turismo de negocios. En este subsector, la Feria de Madrid, IFEMA, juega un papel transcendental. Esta institución es artífice de las ferias y exposiciones de mayor peso del país, algunas de las cuales se encuentran entre las primeras del continente europeo, caso de SIMO o Fitur. Las instalaciones de IFEMA, en el Campo de las Naciones, cerca del Parque Juan Carlos I, son el lugar más visitado de toda la comunidad, por encima de monumentos como el Museo del Prado o el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. Tuvo 3,8 millones de visitantes en 2006.

En otro orden, la inauguración de las nuevas terminales T4 y T4S del Aeropuerto Internacional de Barajas, de diseño vanguardista y con una elevada capacidad de operaciones, consolida sus instalaciones como uno de los más importantes del mundo y como la puerta a Europa desde Iberoamérica. En la actualidad, es el quinto aeropuerto de Europa en volumen de viajeros.

La Comunidad de Madrid es el centro de la red de comunicaciones españolas, dada la estructura radial de las carreteras del Estado, que tiene su origen en el siglo XVIII. Aunque, en los últimos tiempos, la articulación radial de las carreteras españolas se ha ido desdibujando mediante la apertura de ejes transversales, Madrid sigue siendo paso obligado en las comunicaciones interprovinciales por carretera.

Extremo que se subraya aún más en el transporte por tren, que todavía mantiene la configuración radial diseñada en el siglo XIX, y en los desplazamientos por avión, con el Aeropuerto de Madrid-Barajas como punto de referencia de todos los aeropuertos españoles para las conexiones internacionales.

A esto se añaden los desplazamientos internos de los propios madrileños, que también tienen su epicentro en la ciudad de Madrid, como punto de destino y salida preferente. Éstos resultan especialmente intensos en el área metropolitana, en la que residen aproximadamente 5,3 millones de habitantes, en una superficie de apenas 1.900 km².

Todo ello da lugar a una estructura de comunicaciones de gran complejidad, en cuya articulación resultan igualmente decisivas las actuaciones del Ministerio de Fomento (que gestiona las carreteras radiales y de circunvalación —excepto la Calle 30, antes M-30, y la M-45—, el transporte por tren y el Aeropuerto de Madrid-Barajas), de la Comunidad de Madrid (responsable de las carreteras regionales, del Metro y de los autobuses interurbanos) y de los distintos municipios metropolitanos, con especial mención al Ayuntamiento de Madrid (del que dependen la Calle 30 y el servicio de autobuses urbanos de la capital).

A partir de la creación del Consorcio Regional de Transportes de Madrid en 1985, las citadas administraciones se coordinan en el establecimiento de servicios y tarifas en los medios de transporte público de toda la región. Entre sus iniciativas más destacadas, figura la creación del Abono Transportes y de los billetes combinados.

La Comunidad de Madrid cuenta con una amplia red de autovías y autopistas. Todas son de uso gratuito, excepción hecha de las radiales R-2, R-3, R-4 y R-5, la AP-6 y las vías que acceden a la Terminal 4 (T4) del Aeropuerto de Madrid-Barajas, que son de peaje.

De Madrid parten las autovías A-1, A-2, A-3, A-4, A-5 y A-6, cuyos puntos kilómetricos empiezan a contabilizarse desde el llamado Kilómetro Cero, situado en la Puerta del Sol, en Madrid. En torno a estas carreteras se han formado grandes núcleos urbanos, así como áreas industriales y empresariales.

Debido a los significativos problemas de tráfico de las vías anteriormente descritas, el Ministerio de Fomento inauguró en 2004 cuatro autopistas de peaje (R-2, R-3, R-4 y R-5), que parten de la autovía de circunvalación M-40. Sus longitudes van desde los 28,3 km de la R-5 a los 61 de la R-2 y su función es servir de alternativa a las autovías radiales de las que toman el cardinal indicativo.

Existen además autovías gratuitas de circunvalación, que comunican las diferentes autovías y autopistas radiales, entre otras carreteras. La Calle 30 —antes M-30— depende del Ayuntamiento de Madrid, mientras que la M-40 y la M-50 son de titularidad estatal. Por su parte, la M-45 es autonómica. Junto a ellas, la M-21 y la M-31 enlazan, a modo de ejes troncales, las distintas vías de circunvalación.

En este apartado destacan la A-42 (Madrid-Toledo), la M-607 (Madrid-Colmenar Viejo), la M-500 (carretera de Castilla) y la M-501 (conocida popularmente como la carretera de los pantanos), así como las autopistas de peaje y autovías gratuitas que acceden al Aeropuerto de Madrid-Barajas (la M-11, la M-12 y la M-13).

Los puertos más importantes de la Comunidad de Madrid, por cuanto forman parte de la red principal de carreteras, son el de Navacerrada, a 1.858 m de altitud, el de Guadarrama o los Leones, a 1.511 m., y el de Somosierra, a 1.434 m. En la red secundaria se encuentran el de Canencia, el de la Morcuera, el de la Cruz Verde, el de Cotos, el de Fuenfría, el de la Puebla, el de Galapagar y el de San Juan. Todos ellos están situados en la Sierra de Guadarrama (incluida su zona más oriental, Somosierra), excepto el de San Juan, en las primeras estribaciones de la Sierra de Gredos.

La Comunidad de Madrid es uno de los sectores de la red ferroviaria española por la que más trenes circulan. La región disfruta de ferrocarril desde 1851, cuando la reina Isabel II inauguró la línea Madrid-Aranjuez. Se trata del segundo tramo ferroviario más antiguo de la España peninsular, después del de Barcelona-Mataró.

En la ciudad de Madrid confluye la red radial de vías férreas de España, que data del siglo XIX. Las estaciones de Chamartín y Puerta de Atocha distribuyen el tráfico ferroviario de los tres tramos básicos: Madrid-Venta de Baños (Palencia), Madrid-Alcázar de San Juan (Ciudad Real) (que se extiende a Sevilla y a Cádiz) y Madrid-Zaragoza-Barcelona.

A estos tres tramos se les suma una red complementaria, cuyas cabeceras principales son Aranjuez, con una bifurcación hacia Valencia; Collado Villalba, hacia Segovia y Burgos; y la propia capital, con un tramo hacia Soria y Logroño, otro hacia Toledo y Puertollano (Ciudad Real) y otro hacia Talavera de la Reina (Toledo) y Cáceres.

Desde la ciudad de Madrid parten todos los ejes de red de alta velocidad (AVE) que se encuentran actualmente en funcionamiento en España: el de Madrid-Córdoba-Sevilla, el de Madrid-Córdoba-Málaga, el de Madrid-Zaragoza-Lérida-Tarragona-Barcelona, el de Madrid-Toledo y el de Madrid-Segovia-Valladolid.

La red de Cercanías de la Comunidad de Madrid es la de mayor tráfico de viajeros de toda España. Está integrada por diez líneas, que comunican radialmente la capital y las zonas más pobladas de la región. Todas las líneas tienen correspondencia en la estación de Atocha Cercanías, excepto la C-9, que discurre por las laderas de la Sierra de Guadarrama, atravesando los puertos de montaña de Navacerrada y Cotos. Esta línea, que salva una pendiente media del 60%, una de las más acusadas de Europa en materia ferroviaria, fue inaugurada en 1923 por el rey Alfonso XIII.

El Metro de Madrid es uno de los más antiguos de Europa. Fue inaugurado en 1919 por el rey Alfonso XIII. Su red, una de las más extensas y modernas del mundo, no sólo da servicio a la ciudad de Madrid, sino también a otros municipios de la región. Cuenta con un total de 317 estaciones y 317 km de vías distribuidas en doce líneas, más un ramal, y tres líneas de metro ligero.

Empezó a funcionar en 1928. Se trata del aeropuerto más importante de España y el quinto de Europa en tránsito de pasajeros (45,6 millones de personas en 2006). Cuenta con el mayor número de vuelos directos a Latinoamérica de todo el continente. Está integrado por cuatro terminales (T1, T2, T3 y T4 –ésta última inaugurada en 2006—), a las que hay que añadir la T4-S, satélite de la T4. Es el mayor aeropuerto del mundo por superficie de terminales, con casi un millón de m².

De menor importancia son el aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos, y las bases aéreas de Torrejón de Ardoz y Getafe. El Aeropuerto de Madrid-Cuatro Vientos, inaugurado en 1911, es la instalación aeroportuaria más antigua de España. Existe también una serie de pequeños aeródromos privados de menor tamaño.

Madrid es la comunidad líder de España en el sector de los medios de comunicación, no sólo en número de empresas, sino también en volumen de facturación. Concentra los principales grupos de radio y televisión, tanto operadores como productoras, y de prensa. La mayor parte de las agencias de información del país —entre ellas, EFE— también tienen su sede en la comunidad autónoma.

En la región se encuentra el grupo PRISA, propietario de El País, el diario de mayor difusión nacional y ventas, con 2.182.000 lectores diarios en toda España (octubre de 2006 a mayo de 2007), según el Estudio General de Medios (EGM). Asimismo, PRISA es accionista de la Cadena SER, líder de la radiodifusión española, que alcanza una audiencia acumulada de 4.643.000 oyentes diarios —datos correspondientes a la segunda oleada de 2007 del EGM—.

Gestevisión Telecinco, el primer operador de televisión del país en inversión publicitaria y número de espectadores, también radica en la Comunidad de Madrid. Esta sociedad explota la señal de Telecinco, el canal más visto en España entre 2004 (un 22,1% de share) y 2008 (un 18,1%), según datos de TNS Audiencia de Medios (antes Sofres).

Globomedia, que tiene su sede en el distrito de Fuencarral (Madrid), es la productora audiovisual líder en horas de emisión en televisión. Asimismo, es la que produce un mayor número de series de ficción y una de las propietarias de la cadena de televisión LaSexta.

La Comunidad de Madrid alumbró, en el siglo XVII, la Gaceta de Madrid, considerado el primer periódico de la historia de la prensa española. En la actualidad, sirve de soporte al Boletín Oficial del Estado.

A diferencia de otras comunidades autónomas, Madrid carece de prensa regional. Los intentos de lanzar un periódico de actualidad regional han sido tan escasos como fallidos (es el caso del desaparecido Cisneros). La información sobre la región madrileña se sustenta en forma de secciones o separatas incluidas en los diarios de difusión nacional, en algunos periódicos digitales y, sobre todo, en los diarios gratuitos. Madrid es una de las provincias pioneras en este tipo de prensa, que se reparte preferentemente en comercios y a las puertas de las estaciones de metro y tren. Metro, 20 minutos, Qué! y ADN son los periódicos gratuitos más relevantes.

Destacan el Diario de Alcálá, que también cuenta con una edición digital, y otros comarcales como Crónica Norte.

En la Comunidad de Madrid se editan los diarios de difusión nacional más importantes de España, tanto los de información general (El País, El Mundo, ABC, La Razón y Público) como los especializados. En este último apartado destacan los deportivos As y Marca, así como los económicos Expansión, Cinco Días y La Gaceta de los Negocios, entre otros. El más antiguo de todos ellos es ABC, fundado el 1 de enero de 1903 por Torcuato Luca de Tena y Álvarez-Ossorio, y el más joven es La Razón, que se crea en 1998 a instancias de Luis María Anson. Todos estos diarios cuentan con ediciones digitales. La de El Mundo es la más consultada en Internet.

Radio Ibérica de Madrid fue la primera emisora de radio española en emitir (año 1923), aunque carecía de licencia. Le siguió Radio España de Madrid, desaparecida en 2001, que arrancó el 10 de noviembre de 1924, si bien le fue adjudicada la licencia después que a Radio Barcelona (cuyas emisiones comenzaron el 14 de noviembre del mismo año). Por esta razón, esta última emisora, hoy perteneciente a la SER, es considerada oficialmente como la radio más antigua del país.

Radio Madrid, de la SER, es la emisora más escuchada de España.

A diferencia de la prensa, la región madrileña sí que cuenta con cadenas radiofónicas de cobertura estrictamente regional. En lo que respecta a la radio generalista, hay dos emisoras regionales: la privada Radio Intercontinental y la pública Onda Madrid, dependiente del ente público Radio Televisión Madrid —que explota, en el terreno de la televisión, los canales Telemadrid y La Otra—. Asimismo, existen varias radios temáticas, con un ámbito de emisión limitado a la Comunidad de Madrid. En los últimos tiempos, han proliferado numerosas radios locales y comarcales, generalmente impulsadas por organismos municipales o supra-municipales, especializadas en temas localistas.

En Madrid tienen su sede las principales cadenas de radio generalistas del país, que emiten para toda España, y estrictamente para el territorio madrileño, en determinadas franjas horarias. Aquí se engloban las cadenas privadas SER, COPE, Onda Cero y Punto Radio, así como la pública Radio Nacional de España, que pertenece al ente RTVE.

La SER tiene emisoras en Madrid (Radio Madrid), Alcalá de Henares (SER Henares), Alcobendas (SER Madrid Norte), Aranjuez (Radio Aranjuez), Móstoles (SER Suroeste) y Parla (SER Madrid Sur). Por su parte, la COPE explota diferentes licencias en Madrid (Radio Popular de Madrid), en Collado Villalba (COPE de la Sierra), en Getafe y en Fuenlabrada (COPE Sur). La programación de Punto Radio se difunde a través de las emisoras que esta cadena tiene en Madrid, Alcalá de Henares y El Escorial.

Madrid también acoge la mayor parte de las cadenas temáticas de difusión nacional del país, que emiten preferentemente a través de la FM. Se trata de radios-fórmula mayoritariamente musicales (40 Principales, Kiss FM, M80, etc.) y, en menor medida, económicas (Radio Intereconomía), deportivas (Radio Marca), informativas (Radio 5 Todo Noticias —del grupo RNE—) y religiosas (Radio María).

Al igual que en prensa y radio, la Comunidad de Madrid acogió las primeras emisiones televisivas de España, primero en pruebas (año 1952) y, a partir de 1956, de forma regular, con el arranque de TVE.

La televisión se recibe en la Comunidad de Madrid preferentemente por vía analógica, que representa el 63,3% del consumo televisivo en 2008. La Televisión Digital Terrestre (TDT) supone un 22,9%, el cable un 8,4% y el satélite digital un 4,7%, según datos de GECA.

La Ciudad de la Imagen concentra numerosas empresas relacionadas con el sector audiovisual. Este polígono, situado en el término municipal de Pozuelo de Alarcón, fue promovido por la propia Comunidad de Madrid con el fin de dotar a la región de un parque tecnológico en el terreno de la televisión y el cine. En él tienen su sede dos operadores de televisión generalista —Telemadrid y LaSexta—, varios canales temáticos, diferentes productoras audiovisuales (entre ellas, Videomedia y la delegación madrileña de la empresa catalana Mediapro), parte del archivo de la Filmoteca Nacional, la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM) y la Entidad de Derechos de los Productores Auidovisuales (EGEDA), entre otras muchas empresas y entidades audiovisuales. Alrededor de la Ciudad de la Imagen, se ha desarrollado un área comercial y de ocio, en el que destacan los megacines Kinépolis, que albergan la sala de cine más grande del mundo, según figura en el Libro Guinness de los Récords.

La región cuenta con tres canales autonómicos públicos, que dependen del ente Radio Televisión Madrid, integrado en la Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos (FORTA). Telemadrid inició sus emisiones en 1989 y, en 2005, arráncó La Otra, con licencia para emitir en TDT, aunque también explota una señal analógica. La oferta de televisión pública autónómica se completa con el canal Telemadrid SAT, que se difunde vía satélite. Junto con la catalana TV3, Telemadrid llegó a ser la televisión autonómica de mayor audiencia del país, con shares superiores al 20% a finales de los años noventa. Tras una severa pérdida de audiencia, su cuota de pantalla en 2008 se sitúa en un 10,5%, a más de nueve puntos de Telecinco (un 19,7% en el mismo año), líder en la Comunidad de Madrid. En el último mes de 2008, Telemadrid alcanza un 10,7% de share, mientras que laOtra se instala en un 0,3% —datos de TNS Audiencia de Medios (antes Sofres)—.

Además de los tres canales de Radio Televisión Madrid, existe un canal privado de cobertura autonómica. Onda 6, perteneciente al grupo Vocento (antes Grupo Correo), explota una licencia en TDT, pero también se recibe vía analógica. Su audiencia se cifra en un 0,7% de share en el año 2008 (fuente: TNS Audiencia de Medios). No será el único canal privado autonómico, puesto que la Comunidad de Madrid se encuentra en pleno proceso de adjudicación de nuevas licencias de TDT.

El nuevo marco legal introducido por la TDT ha multiplicado la oferta de televisión local en la región madrileña. A lo largo de 2007 y 2008 se han puesto en marcha canales que, como 8madrid, Libertad Digital TV y es.madrid.tv, explotan una licencia digital de TDT, concedida por el gobierno autonómico.

Junto a estos nuevos canales, aún continúan emitiendo vía analógica cadenas que, como Canal 7, carecen de licencia. Localia Madrid también se encontraba en esta situación de alegalidad, hasta diciembre de 2008, cuando anunció el cierre de sus actividades.

Como sucede con la prensa y la radio, los operadores nacionales de televisión tienen su sede en la Comunidad de Madrid. Las instalaciones de TVE están en Torrespaña, en la ciudad de Madrid, y en Prado del Rey, en Pozuelo de Alarcón. En esta última localidad también se encuentran las dependencias de LaSexta, en concreto en la Ciudad de la Imagen. Las de Antena 3 están en San Sebastián de los Reyes y las de Telecinco en Madrid, en el distrito de Fuencarral. Cuatro y Digital+ emiten desde Tres Cantos. En la Comunidad de Madrid también radican Net TV y Veo TV, dos operadores de cobertura nacional que difunden sus canales a través de la TDT. Con la excepción de TVE -entre cuyos canales se encuentran La Primera, La 2, 24 Horas y Teledeporte—, todas estas cadenas son de titularidad privada.

En la Comunidad de Madrid se encuentran ubicadas algunas de las empresas más relevantes del país dentro del sector de la publicidad y del marketing. Es el caso de Carat España, cuyo presidente es Miguel Ángel Rodríguez, antiguo portavoz del gobierno durante la presidencia de José María Aznar.

El gasto que la Comunidad de Madrid realiza en campañas publicitarias ronda los 160 millones de euros, según datos correspondientes al año 2007.

El sector del turismo se ha convertido en una de las actividades más pujantes de la economía madrileña. La comunidad recibió la visita de 8.651.891 turistas en 2006, un 9,41% más que el año anterior. Con esta cifra, la más alta en la historia del turismo madrileño, la región superó en número de visitantes a países como Brasil, Croacia, Suiza o Egipto.

La Comunidad de Madrid añade a su relevante patrimonio histórico-artístico una variada oferta cultural, museística y de ocio. Esta base turística se completa con diferentes infraestructuras dirigidas a captar el llamado turismo de negocios, uno de los subsectores que han experimentado un mayor crecimiento en número de visitantes.

La región cuenta con tres Patrimonios de la Humanidad: el Monasterio y Real Sitio de San Lorenzo de El Escorial, el Paisaje Cultural de Aranjuez y la Universidad y recinto histórico de Alcalá de Henares. Junto con Barcelona, Madrid es la provincia española que posee un mayor número de Patrimonios de la Humanidad.

El valor turístico de la Comunidad de Madrid se incrementa por su cercanía con los Patrimonios de la Humanidad de Cuenca, Toledo, Ávila y Segovia, que se encuentran en un radio de aproximadamente 150 kilómetros; de Salamanca, a unos 200 kilómetros; y de Cáceres, a unos 300 kilómetros de la Puerta del Sol.

Contando los Patrimonios de la Humanidad de la Comunidad de Madrid y los de su entorno más próximo, se contabilizan nueve conjuntos históricos, artísticos y paisajísticos declarados así por la Unesco, en lo que constituye una de las mayores concentraciones de Patrimonios de la Humanidad del mundo.

Madrid es una región de contrastes medioambientales, consecuencia de su relieve configurado alrededor de tres grandes unidades (la sierra, el piedemonte y la llanura del río Tajo). A pesar de integrar el área metropolitana más importante del país, la región posee un rico patrimonio natural, en el que brillan con luz propia la Sierra de Guadarrama y su extensión oriental Somosierra, así como las comarcas situadas en el piedemonte, conocido, en términos geomorfológicos, como la Rampa de la sierra.

Estas zonas, que ocupan aproximadamente el 40% del territorio madrileño, albergan dos Parques Regionales y un Parque Natural, que se integrarán, parcial o totalmente, dentro del Parque Nacional de Guadarrama, en proyecto. Existe un tercer Parque Regional, que abarca varias comarcas del Sureste de la provincia, además de múltiples enclaves de interés ecológico o paisajístico, con diferentes niveles de protección, entre los que figura un Sitio Natural de Interés Nacional, el Hayedo de Montejo. A continuación se describen.

El Parque Nacional de Guadarrama, que se encuentra en trámite, se extenderá a lo largo de la sierra del mismo nombre, dentro de dos comunidades autónomas, Madrid y Castilla y León. En lo que respecta a la provincia madrileña, quedarán integradas 75.500 hectáreas de la región, que recibirán diferentes niveles de protección, según se recoge en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de la Comunidad de Madrid, presentado por la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en febrero de 2006. De esas 75.500 hectáreas, 34.500 serán de Parque Nacional y 41.000 de Parque Regional y zona de preparque. A estas superficies se le sumarán otras 25.000 hectáreas, que servirán de transición entre las áreas protegidas y las áreas urbanas. El Parque Nacional de Guadarrama ocupará un 10% de la superficie total de la comunidad autónoma, a lo largo de 37 municipios.

El Parque Natural de la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, en el término municipal de Rascafría, surge en el año 1990, pero el enclave ya se encontraba protegido desde 1930, con la figura de Sitio Natural de Interés Nacional. Ocupa 768 hectáreas alrededor de los circos y lagunas glaciares de Peñalara, la cumbre más alta de la provincia, con 2.428 m. El paraje presenta importantes desniveles que configuran diferentes tipos de vegetación: hasta los 1.600 m, los fresnos, acebos, pinos, brezos y jarales dan forma al paisaje; entre los 1.500 y los 2.000 m, los enebros, el pino albar, piornos y líquenes pueblan el terreno; y en las alturas superiores a los 2.000 metros, el suelo pedregoso deja margen a los cespedales, pastizales y algunos enebros.

El Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares es el espacio protegido más amplio de la Comunidad de Madrid con una superficie de 52.796 hectáreas, que se distribuyen desde la Cuerda Larga hasta el Monte de El Pardo. Discurre a lo largo de dieciocho municipios —incluido Madrid (a través del Monte de El Pardo)—, entre los cuales Manzanares el Real y Hoyo de Manzanares pueden ser considerados como las principales localidades de referencia. El Parque se constituyó en 1985 y en 1991 fue declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco. En él confluyen algunos de los ecosistemas mejor conservados de la región y, sin duda, los más variados, entre los cuales se encuentran altas cumbres, zonas de piedemonte, sotos fluviales, zonas húmedas y tupidos bosques. En lo que respecta a la fauna, el Parque alberga algunas especies en peligro de extinción como el buitre leonado y el águila imperial ibérica, además de otras aves de presa, jabalíes y una abundante población de cabras montesas, reintroducida en los últimos años.

Los lugares más destacados de este Parque son La Pedriza del Manzanares y el Monte de El Pardo, considerado éste último como uno de los bosques mediterráneos más importantes de Europa, además de la Sierra del Hoyo. El Monte de El Pardo, en concreto, está integrado por bosques adehesados de encina, alcornoque y enebro; posee una importante fauna de águilas imperiales, ciervos, gamos, jabalíes y conejos. Es propiedad de Patrimonio Nacional y no está permitida la visita, más allá de determinadas áreas alrededor del pueblo de El Pardo, en el término municipal de Madrid.

El Parque Regional del Sureste o Parque Regional de los Cursos Bajos de los Ríos Manzanares y Jarama tiene una superficie de 31.552 hectáreas. Se extiende a lo largo de dieciséis municipios, incluido el de Madrid, y sus principales localidades de referencia son Rivas-Vaciamadrid, Arganda del Rey, la pedanía getafense de Perales del Río y San Martín de la Vega. Fue creado en 1994 en un intento de recuperar los ecosistemas del Sureste de la región, amenazados por la presión demográfica, entre los que destacan las llanuras de ribera, los sotos, los cursos fluviales y, especialmente, las numerosas lagunas de la zona, producto de la filtración de los ríos a antiguas graveras.

En lo que respecta a su fauna, la lista es muy larga. Abundan las ánades, los patos, las cigüeñas, las cigüeñuelas y las garcillas, así como el halcón peregrino, el milano negro y el cernícalo primilla.

El Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) de este espacio natural protegido aún no ha sido aprobado. De este reglamento normativo depende la solución de buena parte de los problemas ambientales del Parque: la explotación y restauración de las graveras, la caza en las zonas de mayor valor natural, el uso masivo de productos fitosanitarios en la agricultura, la realización de planes de conservación, etc. En noviembre de 2008, cerca de un millar de personas formaron una cadena sobre los cantiles de Rivas Vaciamadrid, exigiendo medidas urgentes de conservación.

El Parque Regional del Curso Medio del río Guadarrama y su entorno se articula alrededor del río del mismo nombre, a lo largo de una estrecha franja de 22.116 hectáreas. Atraviesa diecinueve municipios, entre los que Majadahonda, Boadilla del Monte y Villaviciosa de Odón pueden ser considerados como las principales localidades de referencia. Fue creado en 1999.

Este Parque cumple una función de corredor ecológico, con dos ecosistemas principales, el de los sotos y zonas húmedas y el de monte mediterráneo aclarado de encina, retama y jara. La presión urbanística, la contaminación del río y la caza constituyen sus principales amenazas.

Junto con estos espacios naturales, existen otros enclaves en la región con un importante valor paisajístico y medioambiental, como los bosques de La Acebeda, el Pinar de Peña Pintada, situado en el entorno de la vía de ascenso al Puerto de Navacerrada, y los cerros de El Viso y del Ecce-Homo, que se encuentran en la campiña del río Henares. Los embalses de Picadas, Pinilla, El Atazar, Riosequillo, San Juan y Valmayor, entre otros, reciben un elevado número de visitantes. La Cueva del Reguerillo, a la que se accede desde la Garganta de Patones, es un punto de referencia para los aficionados a la espeleología. Valles como el del Alto Jarama, el del Alberche o el del Lozoya, sierras como la de La Cabrera o la del Rincón y comarcas como la Vega de Aranjuez completan las lista de enclaves de interés medioambiental.

Además, cabe citar las estepas de la Sagra madrileña, al sur de la comunidad autónoma, donde se concentra una valiosa población de aves esteparias. Aquí se integran municipios como Griñón, Humanes de Madrid o Torrejón de Velasco y parajes como Los Estrágales (Pinto), los cerros de El Espartal (Valdemoro), el cerro de La Cantueña, (Parla) o el arroyo Humanejos (Parla), con el último bosque de ribera de la parte meridional de la región bien conservado, en el que habitan aves forestales.

La Comunidad de Madrid celebra su festividad el día 2 de mayo, en conmemoración de los actos heroicos que dieron lugar a la Guerra de la Independencia, en 1808. Posee un carácter marcadamante institucional.

Entre los festejos más destacados de la región, destacan los de carácter taurino. La Feria de San Isidro, que se celebra en mayo en la Plaza Monumental de Las Ventas (Madrid), es una de las citas de mayor interés del mundo taurino.

Por su parte, los encierros de San Sebastián de los Reyes están considerados como los segundos más importantes de España, después de los de San Fermín (Pamplona). Su origen se remonta al siglo XVI.

La lista de celebridades madrileñas es muy amplia. Entre los madrileños ilustres se encuentran varios reyes, dos Premios Nobel de Literatura (José de Echegaray y Jacinto Benavente) y, sobre todo, cuatro figuras de dimensión universal en la Historia de la Literatura: en el siglo XVI nacen Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo y Calderón de la Barca.

Cervantes, autor de la considerada obra cumbre de la literatura en castellano (Don Quijote de la Mancha), es natural de Alcalá de Henares, como también lo es Manuel Azaña, probablemente la figura más importante de la historia de la política democrática española. En el siglo XX, aparte de Azaña, destacan extraordinariamente el filósofo José Ortega y Gasset, el médico y humanista Gregorio Marañón y el pintor Juan Gris, pionero del cubismo.

Las bases de la cocina regional madrileña se sientan en el siglo XVI, cuando el rey Felipe II proclama a Madrid como capital, a partir de dos niveles bien diferenciados: el de la aristocracia y el de las clases populares. Del primero surge la universal tortilla de patatas, denominada actualmente tortilla española, que se extendió rápidamente a todo el país; y del segundo el pastel de liebre, que, pese a su procedencia humilde, se convirtió en uno de los platos más solicitados por la nobleza en los siglos posteriores a la capitalidad.

A partir del siglo XIX, aparecen en la ciudad de Madrid las primeras fondas, casas de comidas y restaurantes modernos (el célebre Lhardy, que aún sigue funcionando, se fundó en 1839), así como cafés y confiterías, que toman el relevo de los antiguos mesones. La apertura de estos establecimientos suaviza las diferencias entre esos dos niveles y empieza a tomar forma lo que hoy en día se entiende como cocina madrileña. De esta época datan platos como el cocido de tres vuelcos (conocido en la actualidad como cocido madrileño), los soldaditos de Pavía, el besugo a la madrileña, el potaje de vigilia o los bartolillos.

En los siglos XX y XXI, la cocina madrileña se suma a las corrientes renovadoras y experimentales de las gastronomías catalana y vasca. En los actuales restaurantes madrileños, conviven los platos más tradicionales y las creaciones más vanguardistas, en diferentes manifestaciones (cocina de autor, cocina de fusión, cocina creativa, etc.), en lo que constituye una de las ofertas restauradoras más cuantiosa, prestigiosa e importante de España. A ello se añaden los bares, tascas y tabernas, que mantienen en pie la cultura de la tapa, de los populares bocadillos de calamares y de las raciones; y la existencia de numerosos restaurantes internacionales y regionales, especializados en otras cocinas de España.

A estas denominaciones de origen se añaden otros alimentos que han alcanzado fama nacional, caso del queso de Campo Real, los ajos de Chinchón, el requesón de Miraflores de la Sierra, los melones de Villaconejos, los garbanzos de Navalcarnero, la repostería de los conventos de Alcalá de Henares o los fresones, fresas y espárragos de Aranjuez.

Meco cuenta desde antiguo con una bula papal que permite comer carne en días de abstinencia, por considerarse que era el pueblo más alejado del mar (y por tanto del pescado). La villa de Torrelodones fue famosa por sus mesones entre los siglos XVI y XVIII (había en su caserío un mesón por cada tres casas —el de Francisco de Baños era el más renombrado—). El pueblo era una parada casi obligatoria en el antiguo Camino de Valladolid, al estar enclavado a cinco leguas de Madrid, distancia que se recorría normalmente en una jornada. El restaurante Casa Botín, que abrió sus puertas como mesón en 1725 en la ciudad de Madrid, está considerado el más antiguo del mundo, según figura en el Libro Guinness de los Récords. Sin embargo, la Posada de la Villa, en la Cava Baja, tiene su origen mucho antes, en 1642. Lhardy se fundó en 1839 —también en la capital—, como sucursal del restaurante homónimo parisino. En 1873, el industrial vienés Matias Lacasa puso en marcha Viena Capellanes, origen de la actual cadena de pastelerías, extendida por toda la capital. La popular taberna La Casa del Abuelo, situada igualmente en Madrid, data de 1906. En 1920 se inauguró Casa Patata (hoy llamada Antigua Casa Patata), en Torrelaguna, sobre unas cuevas del siglo XVII. El bar Las Bravas, en el famoso Callejón del Gato, de Madrid, tiene la patente de la receta de las patatas bravas, que es originaria de este establecimiento. Por la famosa coctelería Museo Chicote (hoy convertida en un bar de copas), fundada por Pedro Chicote en 1931 en la Gran Vía madrileña, han desfilado estrellas del cine y de la canción como Ava Gardner, Grace Kelly, Bette Davis o Frank Sinatra. En 1939 se puso en marcha Rodilla, cadena pionera en España de la comida rápida, con sus populares sándwiches.

El fútbol acapara el interés deportivo de los madrileños, al igual que ocurre en el resto de España. La región cuenta con tres equipos de gran tradición, el Real Madrid, el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano, a los que se les suma el Getafe Club de Fútbol, que se constituyó en 1976. Todos ellos, menos el Rayo Vallecano, juegan en la Primera División. Madrid es la única provincia española con tres equipos situados en la llamada División de Honor.

Otro deporte muy popular en la comunidad autónoma es el baloncesto. Clubes como el Real Madrid, el Estudiantes o el Fuenlabrada se encuentran en la primera línea del baloncesto español.

El ciclismo reúne también a un gran número de aficionados. En la región se disputan tradicionalmente las etapas finales de la Vuelta ciclista a España, que discurre por los pueblos y puertos de montaña de la comunidad hasta su conclusión en el Paseo de la Castellana, en la capital.

La Sierra de Guadarrama es un punto de referencia para los numerosos clubes ciclistas con los que cuenta la región, a la que se suman los diferentes carriles y circuitos urbanos de uso ciclista y peatonal. En mayo de 2007 se ha puesto en marcha el Anillo verde ciclista, que circunvala el término municipal de Madrid con un trazado de más de 64 km; y en las Elecciones Autonómicas, celebradas en el mismo mes, la presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha anunciado la creación de 1.400 km de carril-bici.

El boxeo, la hípica, el golf, el tenis, las artes marciales, la natación y el balonmano se encuentran también entre las preferencias deportivas de los madrileños, como avala la existencia de numerosas escuelas, clubes, asociaciones y federaciones, así como la celebración de distintos campeonatos internacionales (caso del Masters de Madrid, torneo de tenis que se disputa en las canchas del Madrid Arena).

Mención aparte merecen los llamados deportes de naturaleza, con un elevado número de aficionados, dadas las idóneas condiciones orográficas de la región. Hay varias escuelas y federaciones de escalada, alpinismo, montañismo y senderismo, entre ellas la Real Sociedad de Alpinismo Peñalara, creada en 1912, una de las más antiguas de España en esta especialidad. La Pedriza del Manzanares, La Maliciosa, las formaciones graníticas de Torrelodones y los rocódromos de la capital se encuentran entre los lugares más frecuentados por los amantes de la escalada.

Por su parte, los embalses, estanques y ríos de la región permiten la práctica de diferentes deportes naúticos. Aquí destacan el Embalse de San Juan, en San Martín de Valdeiglesias y Pelayos de la Presa, el Lago de la Casa de Campo y la ría del Parque Juan Carlos I, ambos en Madrid, así como el río Tajo, a la altura de Aranjuez.

La Consejería de Deportes, creada en junio de 2007, tras las Elecciones Autonómicas de mayo, planifica y gestiona la política deportiva de la Comunidad de Madrid. De esta entidad administrativa, anteriormente integrada en la Consejería de Cultura y Deportes, dependen algunas de las principales instalaciones deportivas de la región, a las que se añaden los complejos de titularidad municipal y los de carácter privado o asociativo.

La Comunidad de Madrid dispone de una red de hospitales públicos repartidos por la capital y otros municipios de la región, aparte de los centros privados, que también se encuentran distribuidos por diferentes localidades.

Se zonifican en 11 grandes áreas, si bien el gobierno regional contempla su ampliación a 15. Éstas se articulan alrededor de otros tantos hospitales de cabecera, en las que se integran un total de 35 grandes centros hospitalarios.

En los 21 distritos de la ciudad de Madrid hay 520 guarderías (98 públicas y 422 privadas), 235 colegios públicos de educación infantil y primaria, 106 institutos de educación secundaria, 309 colegios privados (con y sin concierto) y 24 centros extranjeros.

En los 43 municipios de la zona este de la Comunidad de Madrid hay 180 guarderías (78 públicas y 102 privadas), 138 colegios públicos de educación infantil y primaria, 51 institutos de educación secundaria y 28 colegios privados (con y sin concierto).

En los 40 municipios de la zona norte de la Comunidad de Madrid hay 180 guarderías (78 públicas y 102 privadas), 78 colegios públicos de educación infantil y primaria, 23 institutos de educación secundaria, 23 colegios privados (con y sin concierto) y 8 centros extranjeros.

En los 29 municipios de la zona oeste de la Comunidad de Madrid hay 177 guarderías (42 públicas y 135 privadas), 78 colegios públicos de educación infantil y primaria, 32 institutos de educación secundaria, 53 colegios privados (con y sin concierto) y 11 centros extranjeros.

En los 39 municipios de la zona sur de la Comunidad de Madrid hay 258 guarderías (121 públicas y 137 privadas), 234 colegios públicos de educación infantil y primaria, 103 institutos de educación secundaria y 77 colegios privados (con y sin concierto).

En la Comunidad de Madrid hay un total de 17 universidades, 7 de ellas son públicas. La más antigua de todas es la Universidad de Alcalá de Henares.

Al principio



Elecciones Municipales de 2007 en la Comunidad de Madrid

Las Elecciones Municipales de 2007 en la Comunidad de Madrid se celebraron el 27 de mayo, junto con las de la Asamblea de Madrid. En la mayor parte de los municipios madrileños, se impuso el Partido Popular, incluida la capital, donde la citada formación política conquistó el 55,54% de los votos, que le dieron la mayoría absoluta con 34 ediles. El Partido Socialista Obrero Español alcanzó el 30,88% (18 concejales) e Izquierda Unida el 8,68% (5).

En el siguiente mapa, se muestran las mayorías absolutas y simples conseguidas por los diferentes partidos en cada municipio.

Al principio



Elecciones municipales de España de 2007

De acuerdo a lo establecido por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), el 27 de mayo de 2007 (cuarto domingo de mayo), se celebraron en España elecciones municipales.

El Real Decreto también recoge la elección de los diputados de las Diputaciones Provinciales de Régimen Común, que se realizará una vez celebradas las elecciones municipales mediante elección indirecta.

Por otra parte, a lo largo de la misma jornada, en el conjunto de España se celebraron también elecciones a trece de los diecisiete ‎Parlamentos Autonómicos del país; a las Asambleas de Ceuta y Melilla; a las Juntas Generales del País Vasco; a los Cabildos Insulares canarios; a los Consejos Insulares de Baleares; al Consejo General de Arán; y a los concejos de Navarra.

El 17 de agosto de 2006 , el PSOE e IU presentaron al Congreso de los Diputados una proposición no de ley para instar al Gobierno a tomar las medidas necesarias para conceder a los inmigrantes que residen regularmente en España (predominantemente ciudadanos de Marruecos, Ecuador y Colombia) el derecho al sufragio en las elecciones municipales, siempre que, como establece la Constitución, se creen acuerdos de reciprocidad. De hecho, España ya había firmado tratados de amistad con Argentina, Venezuela, Uruguay, Chile y Colombia; el Gobierno sólo tendría que firmar los convenios para que 360.000 ciudadanos inmigrantes de estos países pudieran votar en las elecciones municipales. Sin embargo, la Vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó en la rueda de prensa posterior al primer consejo de ministros tras las vacaciones de verano (25 de agosto de 2006 ) que es "altamente improbable" que los inmigrantes extracomunitarios puedan votar.

Con todo, además de los españoles, podrán votar en estas elecciones los ciudadanos de Alemania, Austria, Bélgica, Chipre, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa y Suecia que residan en España; según datos de la Secretaría de Estado de Inmigración, estos ciudadanos sumaban 619.341 en junio de 2006. A esta lista también hay que añadirle los ciudadanos de Bulgaria y Rumania que entraron a formar parte de la UE el 1 de enero de 2007 . De haberse tenido en cuenta a los cinco países sudamericanos con tratados de amistad citados anteriormente, se podría haber ascendido a 1.2 millones de extranjeros con derecho a voto, una cifra tres veces superior a la de las elecciones municipales de 2003.

Según un estudio del INE, existen en España 46 municipios en los que más del 25% su población es extranjera; destacan, con más de 50.000 habitantes, Torrevieja y Orihuela, en la provincia de Alicante, Fuengirola y Mijas, en la provincia de Málaga, y Arona y Adeje en Tenerife donde casi el 50% de su población es extranjera.

Andalucía ha sido una de las comunidades autónomas que más casos de corrupción urbanística ha sufrido por parte de sus ayuntamientos. Más de 25 localidades han visto cómo se ha llamado a declarar a sus alcaldes o concejales por implicaciones en casos de irregularidades en el sector de la construcción, como recalifcaciones de terrenos dudosas o sombras en contratos y adjudicaciones. El caso más llamativo y que más expectación ha levantado en los medios de comunicación ha sido el de Marbella. En este municipio malagueño se ha conseguido destapar una compleja trama de acciones delictivas que se ha saldado con el encarcelamiento de su alcaldesa, su primera teniente de alcalde, varios de sus concejales y el alcalde anterior. La gravedad del Caso Malaya ha sido de tal magnitud que, por primera vez en la historia reciente de España, han sido necesarias la disolución del Ayuntamiento de Marbella por parte del Gobierno Central y la creación de una comisión gestora.

Sin embargo, Marbella no ha sido el único municipio con casos de corrupción en los que sus alcaldes se han visto implicados. En octubre de 2006 el alcalde de de la localidad madrileña de Ciempozuelos presentó su dimisión tras apuntarse un posible cobro de comisiones que ascenderían a 40 millones de euros. En noviembre, él y su antecesor en el cargo ingresaron en prisión acusados de cohecho y blanqueo de dinero. Ambos consiguieron la libertad provisional con cargos tras pagar una fianza de 900.000 euros. Ese mismo mes, el alcalde del municipio grancanario de Telde y varios concejales fueron detenidos, acusados de cohecho y malversación de caudales públicos, en una operación que vino a denominarse Caso Faycan. Tras quedar en libertad provisional con cargos y bajo fianza, el regidor y los ediles dejaban oficialmente sus cargos unas semanas más tarde. Por las mismas fechas, en el municipio mallorquín de Andratx, su alcalde Eugenio Hidalgo, el director de Ordenación del Territorio del Gobierno de las Islas Baleares y cinco personas más fueron detenidos, acusados de delitos relacionados con la corrupción urbanística.

De acuerdo con los datos aportados por el Ministerio de Administraciones Públicas, Castilla y León es la autonomía que más casos de transfuguismo político, en términos absolutos, ha registrado en sus ayuntamientos. De los 44 municipios que han realizado mociones de censura durante el periodo 2003-2007, en 15 ha habido tránsfugas de por medio. Destaca el caso de la ciudad de León, la única capital de provincia española en la que ha habido cambio de alcalde, incurriendo además en el transfugismo. No obstante, en términos relativos, la cifra sería superada por otras autonomías con menor número de municipios, como ocurre con la Comunidad Valenciana, Andalucía, Madrid y Cataluña.

Destaca el caso del municipio alicantino de San Fulgencio en el que se han llegado a realizar dos mociones de censura, ambas con transfuguismo.

Con motivo de las elecciones, muchos pueblos de pocos habitantes están sufriendo empadronamientos masivos, que pueden determinar la victoria de uno u otro candidato. Así, pueblos como Enix que ha pasado de 267 electores a 347 en el censo del 31 de enero de 2006 o Las Tres Villas que del 29 de enero al 31 obtuvo 129 nuevos habitantes, reconociendo el candidato del PP a la localidad que de ese número 45 o 50 eran familiares suyos. Otra tanto ha ocurrido en Mogán, en las Islas Canarias, donde el equipo municipal ofrecía empadronar a turistas a cambio de un voto a su favor. Todos estos casos han obligado al Instituto Nacional de Estadística a investigar el padrón de numerosos pueblos.

El Ayuntamiento de Madrid, el más importante de España en cuanto a número de concejales, es uno de los que más interés suscitan de cara a las elecciones de mayo de 2007.

Alberto Ruiz-Gallardón, del Partido Popular, fue elegido como alcalde de Madrid en los anteriores comicios de 2003. Su reelección como candidato no fue ninguna sorpresa (se daba por supuesta), y tuvo lugar el 14 de enero de 2007 en un acto realizado por su partido en un salón de Ifema, que si bien tuvo un gran aforo, no tuvo tanta repercusión a nivel nacional.

La elección del candidato del PSOE a la alcaldía de la capital, sin embargo, fue algo más accidentada y dio bastante más juego a los medios de comunicación. Desde un principio se pensó que la candidata de las últimas elecciones, Trinidad Jiménez, sería quien volviera a repetir la candidatura. Esta idea se vino abajo cuando el 6 de septiembre de 2006 fue elegida por el presidente del gobierno para ocupar la Secretaría de Estado para Iberoamérica. A partir de ese momento fueron muchos los posibles candidatos socialistas que se barajaron en los círculos de opinión: el ex Secretario General de la OTAN, Javier Solana; el ex Presidente del Gobierno, Felipe González; el concejal Pedro Zerolo; el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido; el rector de la Universidad Carlos III, Gregorio Peces-Barba; etc.

Los rumores cesaron temporalmente cuando el 10 de octubre de 2006 el PSOE realizó una propuesta oficial al ex ministro de Defensa, José Bono, para que aceptara el cargo. Sin embargo, Bono, que pareció dispuesto a aceptarlo en un primer momento, acabó rechazando la propuesta al día siguiente. Desde ese momento, el nombre que empezó a tomar fuerza fue el de María Teresa Fernández de la Vega, no sin la oposición de algunos colectivos que la preferían en su cargo de Vicepresidenta del Gobierno. Finalmente, la incógnita se despejó el 25 de octubre de 2006 : Miguel Sebastián, hasta ese momento director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, y prácticamente desconocido por la ciudadanía, fue el candidato designado por el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para la alcaldía de la capital.

El mismo día en que se conoció quién iba a ser su principal adversario político, Ruiz-Gallardón aseguró que «es Zapatero quien, a través de Sebastián, ha decidido librar la batalla política por la alcaldía de Madrid y será él quien asuma las consecuencias», una idea que mantuvo durante los meses posteriores. Ante esta afirmación, Zapatero respondió en enero de 2007, preguntado por la prensa, que «para que exista la confrontación hace falta ser candidato a la Presidencia del Gobierno», y que «no sé qué estará pensando él», «yo lo que puedo asegurar es que no me presento a la alcaldía de Madrid».

El candidato a la alcaldía de Madrid por Izquierda Unida, el tercer partido con representación en el Ayuntamiento, es Ángel Pérez. La Presidencia Regional de IU-Comunidad de Madrid le propuso el 31 de mayo de 2006, y el Consejo Político Regional de Izquierda Unida le designó definitivamente como candidato el 3 de junio de 2006 , en una votación con todos los votos válidos a su favor. A pesar de sus años de experiencia, una encuesta en el diario La Razón aseguraba en enero de 2007 que Ángel Pérez es un político desconocido por siete de cada diez madrileños. La candidatura de Pérez fue recurrida a la Comisión de Garantías de IU por el sector comandado por Virginia Díaz e Inés Sabanés. La comisión de garantías anuló la elección de Pérez como candidato, a lo que este contestó afirmando que la Comisión carecía de competencias para apartarle de la candidatura. Finalmente, los dos sectores enfrentados llegaron a un acuerdo, dejando la candidatura a la comunidad a Sabanés y la candidatura a la alcaldía a Pérez.

Una de las novedades que presentaron las elecciones al Parlamento de Cataluña, celebradas el 1 de noviembre de 2006 (medio año antes que las municipales), fue la aparición de un nuevo partido político, Ciudadanos - Partido de la Ciudadanía (C's), formado a raíz de un manifiesto de intelectuales de la asociación Ciutadans de Catalunya en respuesta al nacionalismo catalán, que obtuvo tres escaños por la provincia de Barcelona. Su presidente, Albert Rivera, aseguró en una entrevista que el PSC está preocupado por la irrupción de Ciudadanos en estas elecciones municipales (por un posible trasvase de votos), y piensa que las expectativas de su partido son buenas a pesar de que no se presentará en todos los municipios de España, ni siquiera de Cataluña. En los lugares donde no se presenta Ciudadanos ha pedido el voto en blanco .

En lo referente al Ayuntamiento de Barcelona, cabe destacar que el alcalde electo en las municipales de 2003, Joan Clos (que gobernaba desde 1997), fue sustituido en septiembre de 2006 por Jordi Hereu. Este relevo se debió a la designación de Clos como titular del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, en sustitución a su vez de José Montilla, que se presentaba en aquel momento como candidato por el PSC a la Generalidad de Cataluña y cuya presidencia acabó consiguiendo.

Batasuna, un partido político con presencia en el País Vasco y Navarra, se encuentra ilegalizado desde 2003 en aplicación de la Ley de Partidos por su vinculación con ETA. Desde entonces, no ha renunciado a volver a las urnas. Ya en septiembre de 2006, antes de la ruptura del «alto el fuego permanente» declarado por ETA el 22 de marzo de 2006, los líderes de Batasuna ya consideraban que sería "impensable" su no participación en estos comicios, ya que de ser así, supondría "un fracaso para la democracia". En un acto llevado a cabo el 25 de noviembre de 2006 en Burlada (Navarra), el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, aseguró que su formación se presentaría a las elecciones municipales, aunque sin aclarar bajo qué siglas.

En enero de 2007, pocos días después del atentado del Aeropuerto de Barajas (perpetrado el 30 de diciembre de 2006 y que costó la vida de dos personas), el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, afirmó que "el Gobierno español o no ha sabido o no ha querido responder de manera constructiva y positiva a la oferta realizada por la organización ETA el 22 de marzo" aunque también pidió a ETA que mantuviera "intactos los contenidos y objetivos explicitados en su comunicado". Fueron éstas unas declaraciones en las que no se dio por roto el alto el fuego ni se realizó una condena contra el atentado. Diez días después, la izquierda abertzale presentó en Bilbao la iniciativa electoral "Orain Bizkaia, Orain Ezker Abertzalea", en la que se exigió la derogación de la Ley de Partidos.

A mediados de marzo de 2007, Batasuna celebró en Santurce una asamblea secreta, a la que asistieron unos 300 miembros de la izquierda abertzale, para tratar la estrategia a seguir de cara a las elecciones municipales y forales. De esta forma, el 27 de marzo de 2007 , una dirigente abertzale, líder del partido Herritarren Zerrenda (ilegalizado en 2004 por considerarse precursor de Batasuna), registró en el Ministerio del Interior un nuevo partido para concurrir a las elecciones: Abertzale Sozialisten Batasuna (ASB). Esa misma noche, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, confirmó que Interior ya había visto indicios de ilegalidad y pidió a la Fiscalía General del Estado que investigara. Así, el 3 de abril, el Fiscal General Cándido Conde-Pumpido solicitó al Tribunal Supremo que detuviera el proceso de legalización de ASB por tratarse de "una sucesión o continuadora de Batasuna", basándose en cuatro aspectos: la reutilización del nombre de Batasuna en la nueva formación, la pertenencia a Herri Batasuna de dos de sus promotores, la identidad en la organización y la estructura entre Batasuna y ASB, e indicios de proximidad a la violencia.

Además, a finales de abril, Batasuna logró constituir más de 200 agrupciones electorales con el nombre Abertzale Sozialistak (AS) (más el nombre del municipio en el que se presentan) gracias a las firmas de más de 80.000 personas.

El 12 de abril de 2007 , se conoció que Eusko Abertzale Ekintza-Acción Nacionalista Vasca (EAE-ANV), un partido fundado en 1930 como escisión del PNV y que estuvo integrado en la coalición electoral Herri Batasuna (HB) entre 1978 y 2001, iba a presentar listas en todos los municipios vascos y en algunos navarros. Este aumento de las candidaturas de ANV, que tenía una baja concurrencia en las elecciones previas, hizo pensar al Ministerio del Interior que podría estar relacionada con Batasuna. Sin embargo, debido a la antigüedad de la formación, a que ésta rechaza la violencia en sus estatutos y a la dificultad (desde el plano jurídico) de ilegalizar el partido en su conjunto, el ministro Alfredo Pérez Rubalcaba optó por invalidar las listas en las que se identificaran candidaturas relacionadas con Batasuna. El 28 de abril de 2007 , tras recibir un informe conjunto de la Guardia Civil y la Policía Nacional, el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, decidió no ilegalizar ANV, hecho que desató las críticas del Partido Popular y la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

El cuadro recoge los resultados electorales en las cincuenta capitales de provincia, así como en las dos capitales de comunidad autónoma que son distintas a las de la provincia a la que pertenecen (Mérida y Santiago de Compostela); también figuran los resultados de Gijón y Vigo, ciudades que, sin ser capitales, cuentan con una población superior a los 250.000 habitantes.

Miguel Sebastían, candidato a la Alcaldía de Madrid por el PSOE presenta su dimisión como concejal por los resultados obtenidos en las Elecciones Municipales, el PSOE pierde 3 concejales, El Partido Popular gana 4 e IU gana 1.

Rafael Simancas, candidato a la Comunidad de Madrid y Secretario General de la Federación Socialista Madrileña (FSM), presenta su dimisión el 4 de junio por los malos resultados obtenidos tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid, baja 3 diputados, gana 2 IU y 10 el PP, por lo que en Madrid se constituirá una comisión gestora para dirigir la FSM hasta la celebración de un nuevo congreso y la elección de un nuevo Secretario General.

En el trasfondo político está la cuestión de la elección de Miguel Sebastián por la Moncloa, sin apenas apoyos en la FSM.

Al principio



Elecciones autonómicas de España de 2007

Resultados de las elecciones. El mapa representa los partidos con mayor número de escaños por comunidad. En rojo el PSOE y en el azul el PP. Los colores claros respresentan mayorías simples.

El domingo 27 de mayo de 2007 , trece de las diecisiete comunidades autónomas españolas celebraron elecciones autonómicas. De acuerdo con los correspondientes Decretos de 2 de abril de 2007, se convocaron elecciones a las Cortes de Aragón, a la Junta General del Principado de Asturias, al Parlamento de las Islas Baleares, al Parlamento de Canarias, al Parlamento de Cantabria, a las Cortes de Castilla-La Mancha, a las Cortes de Castilla y León, a la Asamblea de Extremadura, a la Asamblea de Madrid, a la Asamblea Regional de Murcia, al Parlamento de Navarra, al Parlamento de La Rioja y a las Cortes Valencianas.

Sólo Andalucía, Cataluña, Galicia y País Vasco no celebraron elecciones a sus parlamentos autonómicos este día: Para éstos, las elecciones se celebran regularmente en unas fechas diferentes a la de las elecciones a los trece restantes.

Por otra parte, a lo largo de la misma jornada, en el conjunto de España se celebraron también elecciones a los Ayuntamientos de los más de ocho mil municipios que existen en el país (elecciones municipales); a las Asambleas de Ceuta y Melilla; a las Juntas Generales del País Vasco; a los Cabildos Insulares canarios; a los Consejos Insulares de Baleares; al Consejo General de Arán; y a los concejos de Navarra.

A continuación se detalla un análisis sobre las legislaturas previas, el proceso de elección de candidatos y las expectativas políticas de cada una de las comunidades autónomas que concurrirán a las elecciones.

Aragón celebrará sus séptimas elecciones a las Cortes de Aragón desde 1983. Las Cortes de Aragón, que constan de 67 escaños, se distribuyeron durante la VI legislatura de la siguiente forma: PSOE, 27 diputados; PP, 22 diputados; Chunta Aragonesista (CHA), 9 diputados; Partido Aragonés (PAR), 8 diputados; IU, 1 diputado. Gobierna el PSOE en coalición con el PAR.

Algunos de los temas más importantes tratados en la legislatura previa a las elecciones fueron, como quedó reflejado en el debate sobre el estado de la Comunidad de septiembre de 2006, la situación económica (que es «excelente» según los miembros del gobierno), la mejora de las vías de comunicación terrestre, la dinamización del mercado laboral, la vertebración territorial y la reforma del Estatuto de Autonomía, admitido a trámite con un amplio respaldo en el Congreso de los Diputados.

Asturias celebrará sus séptimas elecciones a la Junta General del Principado de Asturias desde 1983. Durante la VI legislatura estuvo compuesta por 45 diputados: 22 del PSOE, 19 del PP y 4 de IU. Gobierna el PSOE en coalición con Izquierda Unida.

Entre los partidos con posibilidades de entrar en la Junta se encuentran la Unión Asturianista, coalición regionalista de URAS y PAS con el ex-presidente Sergio Marqués Fernández como candidato y Xuan Xosé Sánchez Vicente como número dos; así como la coalición Unidá (Izquierda Asturiana-Los Verdes/Grupo Verde), de carácter nacionalista, ecologista y de izquierda. Las infraestructuras, la economía y la oficialidad del idioma asturiano serán los ejes de la campaña.

Baleares celebrará sus séptimas elecciones al Parlamento de las Islas Baleares desde 1983. Durante la VI legislatura gobernó Jaume Matas, del Partido Popular, con mayoría absoluta (29 diputados y 44,7%), quedando como líder de la oposición Francesc Antich (15 diputados y 24,6%), del Partit Socialista de les Illes Balears.

Canarias celebró sus séptimas elecciones al Parlamento autonómico desde 1983. El Parlamento de Canarias está compuesto por 60 diputados, distribuidos durante la VI legislatura de la siguiente forma: 23 son de Coalición Canaria (CC), 17 del PSOE, 17 del PP y 3 del FNC (coalición de partidos).

El Presidente del Gobierno de Canarias, Adán Martín, de CC, no se presentó a la reelección, siendo sustituido en la candidatura de su partido por Paulino Rivero. El PSC-PSOE, por su parte, presentó a Juan Fernando López Aguilar, ministro de Justicia en el primer Gobierno de Zapatero, mientras que el PP volvió a presentar a su líder en el archipiélago, José Manuel Soria.

El 18 de abril de 2007 , el candidato y ex-ministro socialista, López Aguilar, tuvo que admitir que gran parte su programa electoral era un plagio del que llevó al partido de reciente creación, Ciutadans, al Parlamento de Cataluña en las elecciones catalanas de 2006. Tras las disculpas, anunció la dimisión de su asesor económico, que asumió "la responsabilidad del error político cometido".

Según una encuesta de Hamalgama Métrica para el diario La Provincia, el PSC-PSOE ganaría las elecciones con el 36,74% de los votos y consiguiendo entre 24 y 25 parlamentarios, aumentando en 11 puntos su resultado en 2003 (25,80%). Estos datos ya incorporan a Juan Fernando López Aguilar como candidato del PSC-PSOE. El Partido Popular volvería a ser el segundo partido en cuanto a voto popular, alcanzando el 25,87% de los mismos y entre 15 y 16 parlamentarios. Aun así, tendría un descenso de más de 6 puntos respecto de sus resultados en 2003. Coalición Canaria sufriría una fuerte caída, pasando de primera fuerza política en voto popular a tercera. Obtendrían el 23,67% de los votos, más de 9 puntos menos que en 2003, y 18 parlamentarios.

Nueva Canarias, nuevo partido escindido de CC, aparecería en el Parlamento con el 6,05% de los votos y 2 parlamentarios. Sin embargo, el PIL y el Centro Canario (CCN) se quedarían sin representación parlamentaria al no conseguir el 6% de los votos requeridos en el conjunto del archipiélago. En principio ambas formaciones se veían favorecidas por una alianza en Lanzarote; pero finalmente la Junta Electoral Central ha estimado que los votos que reciba la candidatura conjunta por la que se presentan en esta isla (PIL-CCN) no pueden sumarse a los que reciban las listas del Centro Canario en solitario, sino que deben considerarse aparte, como votos de la lista conjunta de Lanzarote.

Cantabria celebrará sus séptimas elecciones al Parlamento de Cantabria desde 1983, siendo las previsiones de obtención de votos similares a los resultados de las elecciones de 2003. Mientras en el PP se manejan encuestas según las cuales ganarían con mayoría absoluta, en los partidos que se encuentran actualmente en el gobierno regional (PSOE y PRC), se espera poder reeditar la alianza que forman actualmente.

Las últimas encuestas publicadas en el mes de marzo, como la publicada en el Diario Alerta, indican que el PP pasaría de los 18 escaños actuales a 15-16, el PSOE mantendría sus 13 diputados y el PRC crecería desde los 8 actuales hasta alcanzar un resultado de 10-11 escaños. En resumen, se estima, que habría un trasvase de votos del electorado más centrista del PP al PRC.

Castilla-La Mancha celebrará las séptimas elecciones para renovar las Cortes de Castilla-La Mancha desde 1983. Las cortes están compuestas por 47 diputados, de los que, durante la VI legislatura, 29 pertenecieron al PSOE y 18 al PP.

José María Barreda, actual presidente, será el candidato socialista. Será la primera vez que Barreda se presente a unas elecciones, ya que es presidente porque José Bono, elegido en el 2003, abandonó el puesto para ser Ministro de Defensa. Por parte del PP, el candidato que sonaba hasta mediados de 2006, José Manuel Molina, decidió volver a presentarse a la alcaldía de Toledo. Al encontrarse el partido regional sin candidato, la cúpula nacional del PP decidió que María Dolores de Cospedal fuera su candidata para Castilla-La Mancha. Esta decisión ha provocado muchas críticas desde el PSOE, que ha calificado a de Cospedal como una "paracaidista", ya que hasta el momento de su designación no era miembro del Partido Popular regional. Por otro lado, Izquierda Unida aspira a conseguir, al menos, un diputado, ya que carecen de representación a nivel regional desde 1999. Su candidato a presidente será Cayo Lara, cabeza de lista en Albacete.

Castilla y León celebrará sus séptimas elecciones a Cortes de Castilla y León desde 1983.

Según el barómetro sociopolítico de El Norte de Castilla, el Partido Popular volvería a revalidar su mayoría absoluta en el Parlamento autonómico. Según esta encuenta, el PP conseguiría el 33,7% de los votos, 8 décimas más de los conseguidos en las elecciones de 2003. Mientras, el PSOE obtendría el 24,5% de los votos (1,4 puntos menos que en las anteriores elecciones). Izquierda Unida obtendría el 2,3% de los sufragios (5 décimas menos), por lo que volvería a quedarse fuera del parlamento. Por su parte, Unión del Pueblo Leonés conseguiría el 2,6% de los votos, mejorando en 4 décimas sus resultados en 2003. Por otro lado, la encuesta también ofrecía una valoración de los líderes políticos de los principales partidos. El mejor valorado es el actual Presidente regional y líder del PP en Castilla y León Juan Vicente Herrera, obteniendo 4,95 puntos. Sin embargo, este dato es peor que el de un anterior sondeo, lo que le hace suspender. El líder del PSCL-PSOE, su Secretario General Ángel Villaba obtiene 4,18 puntos, empeorando también su valoración. Por último, los líderes de IU, José María González, y de UPL, Joaquín Otero, obtienen 3,85 y 3,69 puntos respectivamente, empeorando también ambos su valoración.

Extremadura celebrará sus séptimas elecciones a la Junta de Extremadura desde 1983. Los 65 escaños de los que consta la Junta de Extremadura están actualmente distribuidos de la siguiente forma: 36 diputados son del PSOE, 26 del PP y los 3 restantes de IU-SIEX.

Durante la VI legislatura gobernó el PSOE con mayoría absoluta, estando al frente de la presidencia Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que ha ganado todas las elecciones autonómicas anteriores (1983, 1987, 1991, 1995, 1999 y 2003). Sin embargo, en septiembre de 2006, Ibarra hizo público que no se presentará como candidato a presidente autonómico en estas elecciones por problemas de salud, ya que en noviembre de 2005 sufrió un infarto agudo de miocardio. Su sucesor será Guillermo Fernández Vara, consejero de sanidad de la Junta, que se ha comprometido a igualar o superar el número de escaños que consiguió Ibarra en las elecciones anteriores.

Algunos de los temas tratados durante la VI legislatura en la Junta de Extremadura han sido la mejora de las infrestructuras, sobre todo en lo relacionado a la comunicación terrestre (construcción de autovías, la llegada del AVE, etc.), la seguridad ciudadana y la inmigración (se asegura que esta Comunidad recibe, en proporción, más inmigrantes que el resto). También ha destacado la continuación de las iniciativas que empezaron a tomarse en la V legislatura para promover el software libre en la Administración de Extremadura. No se ha debatido sobre la reforma del estatuto de autonomía extremeño.

Las encuestas previas a las elecciones aseguran que el PSOE mantendrá el gobierno de la comunidad, si bien sólo discrepan en la obtención de la mayoría absoluta. Según una encuesta de Opiniometre para El Periódico Extremadura, el PSOE obtendría entre 32 y 33 parlamentarios (entre 13 y 14 de Cáceres y 19 de Badajoz); el PP obtendría entre 29 y 30 (entre 15 y 16 de Cáceres y 14 de Badajoz); e IU obtendría 2 parlamentarios de Badajoz y uno de Cáceres.

Por otra parte, el PSOE de Extremadura dio a conocer una encuesta encargada al Instituto Opina sobre intención de voto, en diciembre de 2006, cuyos resultado son los siguientes: el PSOE obtendría 35 miembros, mientras que el PP 29 e IU sólo 1. Asimismo, en lo que a valoración ciudadana se refiere, el candidato socialista, Guillermo Fernández Vara obtendría un 6,5 sobre 10, mientras que su rival, el candidato del PP Carlos Floriano obtendría un 5,2.

Mientras que el resto de comunidades celebrarán la séptima convocatoria a elecciones autonómicas, para la Comunidad de Madrid serán las octavas elecciones a la Asamblea de Madrid. Esta diferencia se debe a que la VI legislatura concluyó a los 80 días por un caso de deserción política (caso Tamayo-Sáez) que impidió designar al Presidente de la Comunidad y que convirtió a la legislatura en la más corta de la reciente democracia española. Las séptimas elecciones se realizaron a finales de octubre de 2003.

En las anteriores elecciones autonómicas, los 111 escaños de la Asamblea de Madrid quedaron distribuidos de tal manera que 57 escaños fueron para el PP, 45 para el PSOE y 9 para IU. Gobierna el PP con mayoría absoluta, estando al frente de la presidencia Esperanza Aguirre.

De cara a las elecciones, según la última encuesta publicada en enero de 2007 y realizada por Iberconsulta, Esperanza Aguirre matendría la mayoría absoluta con diez diputados más (debido al aumento de los escaños en la asamblea por la población) y con un 53,4% de los votos. Por su parte, Rafael Simancas del PSOE, obtendría el 35,5% de los votos manteniendo los mismos 45 diputados que ya tiene y retrocediendo en casi cuatro puntos los datos de 2003. Todas las encuestas hechas hasta la fecha garantizan a IU presencia en el parlamento regional, aunque con cifras no muy superiores al 5%, y en caso de que finalmente no superaran dicho límite, quedarían fuera de la Asamblea de Madrid.

La Región de Murcia celebrará sus séptimas elecciones a la Asamblea Regional de Murcia desde 1983. De los resultados obtenidos en 2003, gobierna Ramón Luis Valcárcel, del PP, con mayoría absoluta (28 escaños y 56.7%). El líder del PSOE en la Región se quedó en la oposición cediendo dos escaños (16 escaños y 34%).

En Murcia, el escaso interés por la reforma del Estatuto se centra en la reivindicación histórica de la provincialidad de Cartagena (biprovincialidad de la región). El Movimiento Ciudadano de Cartagena (MC), partido localista con representación municipal, se ha movilizado recogiendo miles de firmas de apoyo a esta iniciativa, y ha elaborado estudios económicos y jurídicos que avalan esta petición. Empresarios, asociaciones profesionales, colectivos, alcaldes de la Comarca y ciudadanos en general, se han sumado a esta petición prácticamente unánime de la sociedad cartagenera. De momento los partidos nacionales están dubitativos.

Según algunas encuestas publicadas en diarios de la región de Murcia, no habría cambios significativos en las elecciones de mayo de 2007.

Navarra celebrará sus séptimas elecciones al Parlamento de Navarra desde 1983.

Unión del Pueblo Navarro (UPN) gobierna la Comunidad Foral y sus principales poblaciones desde 1995, obteniendo en las últimos comicios el 22,04% de los votos y el 37,60% en las elecciones de 2004. Para estos comicios propone la reelección del presidente navarro Miguel Sanz y tiene como objetivo no perder la mayoría con la que gobierna junto con CDN.

Nafarroa Bai, coalición de partidos vasquistas de la Comunidad Foral (EA, Aralar, PNV y Batzarre) que en la actualidad suman 8 parlamentarios, pretende superar en votos al PSN y sumar, entre abertzales y socialistas, más escaños que la coalición del gobierno actual UPN-CDN. Nafarroa Bai se fundó para participar en las elecciones generales de 2004, en las que obtuvo el 18,04% de los votos, y se presenta en el 2007 por primera vez a unas elecciones forales y municipales con Patxi Zabaleta como candidato para Navarra.

El PSN-PSOE, por su parte, ha renovado recientemente su dirección e intentará superar sus anteriores resultados.

A estas elecciones se presentarán también IU y CDN (escisión navarra de UPN), que actualmente gobierna en coalición con UPN. La "izquierda abertzale", en su día tercera fuerza navarra, ha asegurado que también estará presente.

El hecho de que se presente una nueva coalición provoca un difícil análisis de los posibles resultados, teniendo en cuenta además ciertas variables que pueden alterar la intención de voto de los ciudadanos, como son: la política antiterrorista y el fallido proceso de paz, el "efecto Zapatero", los pactos post-electorales o la incertidumbre sobre la presencia de la denominada "izquierda abertzale".

La Rioja celebrará sus séptimas elecciones al Parlamento de La Rioja desde 1983. Los resultados de 2003 fueron bastante ajustados, ya que en el PP octuvo 17 escaños, PSOE 14 y el Partido Riojano 2.

Si el PP bajara un escaño, es probable que PSOE y PR pactaran para gobernar. Además está IU, que no logró presencia tangible, aunque sí concurre a las elecciones, e incluso serían viables pactos "tripartitos" PSOE-PR-IU, ya que la prioridad de las tres fuerzas políticas es desbancar al PP del gobierno.

La Comunidad Valenciana celebrará sus séptimas elecciones a las Cortes Valencianas desde 1983. Durante la VI legislatura gobernó el PP con 48 escaños, quedando en la oposición el PSPV-PSOE con 36 y la coalición de izquierdas Esquerra Unida - L'Entesa con 5.

Para las próximas elecciones autonómicas y debido a la reforma del Estatuto de Autonomía, las Cortes Valencianas contarán con 99 escaños, 10 más que el Parlamento actual, por lo que serán necesarios 50 de ellos para lograr la mayoría absoluta.

Antes del comienzo de la campaña electoral, y ante las acusaciones de corrupción en ayuntamientos de los dos principales partidos, el PSPV instó al PP a que ambas formaciones facilitasen una declaración de bienes patrimoniales de sus respectivos diputados autonómicos. Los populares se opusieron a la revelación de dichas declaraciones, pero los socialistas finalmente sí la publicaron.

EUPV y el Bloc se presentarán en coalición junto con Els Verds del País Valencià, Els Verds Esquerra Ecologista del País Valencià e Izquierda Republicana bajo la denominación "EU-Bloc-Verds: Compromís pel País Valencià" (CPV).

Según una encuesta elaborada por Grup Marest para Levante-EMV el PP obtendría 48 escaños en las Cortes Valencianas (44,48% de los votos), el PSPV-PSOE 40 (37,57%), y CPV 11 (11,48%); según estas cifras, el PP se quedaría a dos escaños de la mayoría absoluta, lo que permitiría al PSPV-PSOE gobernar en una coalición de izquierdas. Sin embargo, encuestas internas del PP dan por asegurada la mayoría absoluta en la Comunidad, mientras que las del PSPV-PSOE coinciden en que el PP perderá la mayoría absoluta, y que por tanto el PSOE gobernaría de nuevo la Generalitat con la ayuda de CPV.

El Comité Electoral Nacional del Partido Popular, presidido por Javier Arenas, ratificó sus candidatos a presidentes autonómicos el 29 de mayo de 2006. Las comunidades autónomas en las que gobierna el PP repiten su candidato. En Cantabria, Ignacio Diego sustituye a su predecesor en el cargo, Juan José Martínez Sieso, mientras que en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal sustituye como candidata a Adolfo Suárez Illana.

Para el Partido Socialista Obrero Español, el proceso de elección de candidatos a presidentes autonómicos no comenzó hasta septiembre de 2006. En este proceso no se recurrió a elecciones primarias, sino que se aceptaron los candidatos propuestos por la dirección del partido o los aparatos regionales.

Al principio



Organización político-administrativa de Madrid

Concejales del Ayuntamiento de Madrid tras las elecciones municipales del 2003.

La ciudad de Madrid está gobernada por el Ayuntamiento de Madrid, presidido por el Alcalde de Madrid, desde 2003 Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez.

Madrid está dividido administrativamente en veintiún distritos, que a su vez se subdividen en barrios.

En el siglo XX se ha modernizado y descentralizado la Administración territorial municipal. Si el siglo se inicia con la división de 1902 que extiende la fragmentación en distritos y barrios a todo el término municipal, termina, a efectos de Administración territorial, con la de 1988, que supone la consagración del distrito como pieza básica de la descentralización.

La división propuesta en 1898 por el conde de Romanones y aprobada en 1902 representa, frente a la anterior de 1863, la novedad de extenderse a todo el municipio y de buscar la homogeneidad demográfica de los diez distritos establecidos (Centro, Hospicio, Chamberí, Buenavista, Congreso, Hospital, Inclusa, Latina, Palacio, y Universidad). Al aprobar el Reglamento de 25 de octubre 1897, el alcalde ya había advertido que las alcaldías de barrio no debían ser consideradas como un cargo de lujo, ya fuera en sistema de patriarcado o de representación política, sino que exigían mucho trabajo riguroso y entrañaban grave responsabilidad. La división de 1898-1902 supone un paso más en esta asunción de responsabilidades.

Desde el punto de vista territorial, se consolida el trazado radial, inherente en las primeras divisiones que correspondían a las áreas de las parroquias apoyadas en los principales caminos de salida del recinto: ahora la ciudad se distribuye radialmente (radialidad de Madrid compuesta por sextantes naturales formados por sus caminos-linderos) alrededor de un núcleo central. El libro Madrid, fronteras y territorio, de Martín, Gaviera y Ruiz Valera, que publicó el Ayuntamiento de Madrid en 1992, da exacta cuenta de las delimitaciones, superponiendo de forma muy esclarecedora las sucesivas divisiones.

De 1955 es la siguiente división, que se limita, pese a todos los cambios acaecidos, a ampliar el trazado de 1902, extendiendo los distritos hasta los límites de los términos municipales anexionados. Es, pues, una solución conservadora que impone como única lógica territorial la de Madrid, perdiendo personalidad los municipios incorporados. Los distritos centrales permanecían inalterados. Los antes términos municipales quedaban transformados en distritos, mediante la reunión de dos o más de ellos o, a la inversa, la segregación de partes para incorporarse a otros distintos.

En opinión de los expertos este conservadurismo, que no reconoce ni el incremento poblacional, ni la complejidad social y económica, ni las nuevas líneas maestras sobre el territorio creadas por las infraestructuras ferroviarias, aumenta la disfuncionalidad de la división y hace que algunos distritos, como Vallecas o Fuencarral, tengan en su interior verdaderas barreras ferroviarias. La red viaria, por tanto, sigue siendo la trama directora de la división administrativa. Todo ello hace de la división de 1955 la más criticada.

Los distritos resultantes son doce, suprimidos tres y creados cinco nuevos: Centro, Latina, Universidad, Chamberí, Tetuán, Chamartín, Ventas, Buenavista, Retiro-Mediodía, Arganzuela-Villaverde, Carabanchel y Vallecas.

Que se trataba de la perpetuación de un modelo obsoleto lo prueba que sólo quince años después se procediera a una nueva división. Los cambios habían sido muchos y hacían imprescindibles nuevas demarcaciones más acordes con las nuevas realidades territoriales y socioeconómicas. Se convertían así en distritos barrios de fuerte densidad de población y suficiente homogeneidad, aunque no fueran muy grandes (como San Blas o Moratalaz) mientras que se mantenía un distrito de Fuencarral de gran superficie (incluye El Pardo, El Goloso, etc.) pero de baja densidad de población. De modo que en 1970 se impusieron criterios de coherencia técnica y territorial sin prescindir de la historia.

Esta vez la demarcación se apoyaba en la recién definida red arterial, siguiendo el criterio habitual de no tener en cuenta más que la red viaria y las otras infraestructuras. Se reconfiguran los distritos de la llamada «almendra» central, que se amplían hasta siete, manteniendo los límites históricos: Centro, Arganzuela, Retiro, Salamanca, Chamartín, Tetuán y Chamberí. Los otros once que completan los dieciocho establecidos son: Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Latina, Carabanchel, Villaverde, Mediodía, Vallecas, Moratalaz, Ciudad Lineal, San Blas y Hortaleza. Hay que tener en cuenta que en este momento funcionaba el área metropolitana de Madrid, integrada por veintidós municipios.

La última división es de 1988. Terminada la transición política y elegidos los primeros ayuntamientos democráticos en 1979, aprobado el Plan General de Ordenación Urbana de 1983, la voluntad de combatir la segregación social y funcional y de hacer más eficiente la Administración municipal lleva a la nueva división acordada el 27 de marzo de 1987 y que entró en vigor el 1 de julio de 1988. Se trataba de descentralizar la gestión municipal, de reconocer en términos administrativos hechos territoriales diferenciados y de optimizar los servicios municipales. Ello condujo a aumentar los distritos a veintiuno, mientras se mantenía el número de barrios en ciento veintiocho. La nueva división completa el sistema de coronas en torno a la central: se separan Usera de Villaverde y el Puente de Vallecas de la Villa. En cuanto a los límites de distritos y barrios, se hace un esfuerzo por atenuar el efecto barrera de las vías férreas, aunque no se sigue del todo. El ferrocarril sigue, sin embargo, sin vertebrar el territorio: sólo la prioridad concedida en los últimos años del siglo a la red ferroviaria de cercanías y la construcción del Metrosur están consiguiendo reducir los efectos frontera que a lo largo de todo el siglo han supuesto las infraestructuras.

La Junta de Gobierno de Madrid se encarga de administrar los impuestos municipales, para costear los servicios públicos y la construcción de infraestructuras. Está presidida por el Alcalde.

La ciudad de Madrid está dividida en 21 distritos, que a su vez están gobernados por sus correspondientes Juntas Municipales. Estos órganos se encargan del gobierno de una manera mucho más local, ya que en una ciudad como Madrid sería casi imposible administrar tanta población de manera completamente centralizada. Hay que tener en cuenta que uno sólo de estos distritos puede tener más población que muchas capitales de provincia.

El censo electoral de la ciudad de Madrid está compuesto por todos las personas nacionalizadas españolas y empadronadas en la ciudad mayores de 18 años.

La asignación de escaños en España, y por lo tanto en Madrid, se realiza mediante el Sistema D'Hondt, de forma que este reparto no corresponde de manera totalmente proporcional a los votos emitidos.

En las elecciones municipales de 2003 se presentaron en la ciudad 19 partidos políticos, de los que sólo tres consiguieron representación parlamentaria: el Partido Popular con 874.264 votos, el Partido Socialista de Madrid-PSOE con 625.148 e Izquierda Unida con 123.015.

El resto de partidos, por orden de votos recibidos fueron Los Verdes con 26.448 votos, Los Verdes Comunidad de Madrid con 9.944, Izquierda Republicana con 3.553, Partido Familia y Vida con 3.094, FE/La Falange con 2.174, Centro Democrático y Social con 2.136, Falange Española Independiente con 1.113, Partido Humanista con 1.022, Partido Regional Independiente Madrileño con 903, Tierra Comunera con 820, Otra Democracia es Posible con 810, Partido Demócrata Español con 801, Falange Auténtica con 635, Inmigrantes con Derechos de Igualdad y Obligaciones con 479 y Federación Republicana con 478 votos.

Alberto Ruiz-Gallardón, del Partido Popular, fue elegido como alcalde de Madrid en los anteriores comicios de 2003. Su reelección como candidato no fue ninguna sorpresa (se daba por supuesta), y tuvo lugar el 14 de enero de 2007 en un acto realizado por su partido en un salón de Ifema, que si bien tuvo un gran aforo, no tuvo tanta repercusión a nivel nacional.

La elección del candidato del PSOE a la alcaldía de la capital, sin embargo, fue algo más accidentada y dio bastante más juego a los medios de comunicación. Desde un principio se pensó que la candidata de las últimas elecciones, Trinidad Jiménez, sería quien volviera a repetir la candidatura. Esta idea se vino abajo cuando el 6 de septiembre de 2006 fue elegida por el presidente del gobierno para ocupar la Secretaría de Estado para Iberoamérica. A partir de ese momento fueron muchos los posibles candidatos socialistas que se barajaron en los círculos de opinión: el ex Secretario General de la OTAN, Javier Solana; el ex Presidente del Gobierno, Felipe González; el concejal Pedro Zerolo; el portavoz del PSOE en el Congreso, Diego López Garrido; el rector de la Universidad Carlos III, Gregorio Peces-Barba; etc.

Los rumores cesaron temporalmente cuando el 10 de octubre de 2006 el PSOE realizó una propuesta oficial al ex ministro de Defensa, José Bono, para que aceptara el cargo. Sin embargo, Bono, que pareció dispuesto a aceptarlo en un primer momento, acabó rechazando la propuesta al día siguiente. Desde ese momento, el nombre que empezó a tomar fuerza fue el de María Teresa Fernández de la Vega, no sin la oposición de algunos colectivos que la preferían en su cargo de Vicepresidenta del Gobierno. Finalmente, la incógnita se despejó el 25 de octubre de 2006 : Miguel Sebastián, hasta ese momento director de la Oficina Económica del presidente del Gobierno, y prácticamente desconocido por la ciudadanía, fue el candidato designado por el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para la alcaldía de la capital.

El mismo día en que se conoció quién iba a ser su principal adversario político, Ruiz-Gallardón aseguró que «es Zapatero quien, a través de Sebastián, ha decidido librar la batalla política por la alcaldía de Madrid y será él quien asuma las consecuencias», una idea que mantuvo durante los meses posteriores. Ante esta afirmación, Zapatero respondió en enero de 2007, preguntado por la prensa, que «para que exista la confrontación hace falta ser candidato a la Presidencia del Gobierno», y que «no sé qué estará pensando él», «yo lo que puedo asegurar es que no me presento a la alcaldía de Madrid».

El candidato a la alcaldía de Madrid por Izquierda Unida, el tercer partido con representación en el Ayuntamiento, es Ángel Pérez. La Presidencia Regional de IU-Comunidad de Madrid le propuso el 31 de mayo de 2006, y el Consejo Político Regional de Izquierda Unida le designó definitivamente como candidato el 3 de junio de 2006 , en una votación con todos los votos válidos a su favor. A pesar de sus años de experiencia, una encuesta en el diario La Razón aseguraba en enero de 2007 que Angel Pérez es un político desconocido por siete de cada diez madrileños. La candidatura de Pérez fue recurrida a la Comisión de Garantías de IU por el sector comandado por Virginia Díaz e Inés Sabanés. La comisión de garantías anuló la elección de Pérez como candidato, a lo que este contestó afirmando que la Comisión carecía de competencias para apartarle de la candidatura. Finalmente, los dos sectores enfrentados llegaron a un acuerdo, dejando la candidatura a la comunidad a Sabanés y la candidatura a la alcaldía a Pérez.

1.584.850 madrileños participaron en las elecciones, lo que supuso un 65,89% del total, tres puntos inferior a la del año anterior. De estos votos 8.371 fueron nulos y 32.066 blancos. Esto supuso que los votos en blanco fueron la cuarta opción predominante, detrás de los tres partidos que obtuvieron representación.

Por número de votos, los principales partidos fueron el Partido Popular, con 34 concejales y 875.571 votos (55,54%), el Partido Socialista de Madrid, con 486.826 votos (30,88%) y 18 concejales e Izquierda Unida de Madrid con 136.881 votos (8,68%) y 5 concejales. Muy por detrás, los siguientes partidos por número de votos fueron Los Verdes de Madrid con 14.011 votos (0.89%), Alternativa Española con 6.140 votos, Partido Antitaurino contra el maltrato Animal con 3.166 votos, PUM-J (Por un Mundo más Justo) con 2.501, Centro Democrático Liberal con 2.194 votos. Otros ocho partidos políticos obtuvieron un rango de votos de entre 1.000 y 2.000: FE-JONS, PM, CDS, DN, PFyV, PCPE, LF e IR. Nueve partidos más obtuvieron menos de 1.000 votos: PH, TC, ID, FA, TCAP, UCL, INDIO, UL y PAIE.

Con estos resultados, Alberto Ruiz-Gallardón se mantuvo en la alcaldía sin necesidad de pactos, al conseguir la mayoría absoluta.

En relación al año anterior el PP obtuvo algo más de 1.300 votos más. El PSM perdió algo más de 138.300 votos, e IU-M consiguió caso 114.000 votos más. Acudieron a las urnas casi 50.000 personas menos que en 2003.

Al principio



Bilbao

Bilbao (España )

La villa de Bilbao (en euskera también Bilbo) es la capital de la provincia y territorio histórico de Vizcaya, en el País Vasco, España. Con 356.168 habitantes según el padrón de 2007, es la ciudad más poblada de la Comunidad Autónoma Vasca y del norte peninsular. Es la cabecera del área metropolitana de Bilbao, una conurbación de algo menos de un millón de habitantes que se extiende a lo largo de la ría de Bilbao o del Nervión.

Su núcleo urbano central se encuentra rodeado por dos cadenas montañosas con una altitud media que no supera los 400 metros. Estas cadenas forman algunos de los límites naturales del municipio, puesto que lo separan al norte de los términos de Sondica, Lujua, Derio, Zamudio, Galdácano y Echévarri, al este de Arrigorriaga y Basauri, al sur de Alonsótegui y al oeste de Baracaldo y Erandio.

Desde su fundación al comenzar el siglo XIV, Bilbao fue un enclave comercial que experimentó una fuerte industrialización a lo largo del siglo XIX y principios del XX, convirtiéndose en el epicentro de la segunda región industrializada de España, por detrás de la provincia barcelonesa. En la actualidad Bilbao es una pujante ciudad de servicios, que se encuentra en un proceso de revitalización estética, social y económica liderado por el simbólico Museo Guggenheim.

El nombre oficial de la villa es Bilbao, que es como se conoce a la ciudad en la mayoría de los idiomas del mundo. La Real Academia de la Lengua Vasca acuerda de entre los dos existentes en euskera, Bilbao y Bilbo que el nombre histórico en vascuence es Bilbo, mientras que mantiene la oficialidad del primero. Aunque el término Bilbo no aparece en documentos antiguos, en la obra Las alegres comadres de Windsor de William Shakespeare se hace referencia a una espada presumiblemente hecha de hierro vizcaíno a la que denomina «bilbo» —en plural y en inglés bilboes—, lo que podría hacer pensar que es una palabra usada desde por lo menos el siglo XVI.

No existe un consenso entre los historiadores acerca del origen del nombre de la villa. El ingeniero Evaristo Churruca asegura que es costumbre vasca denominar un lugar según su ubicación, por lo que Bilbao resultaría de la unión de las palabras vascas para río y ensenada: Bil-Ibaia-Bao. Del mismo modo, el historiador José Tusell Gómez argumenta que Bilbao es una evolución de bello vado.

Por otro lado, el escritor Esteban Calle Iturrino afirmó que el nombre deriva de las dos poblaciones que existían a ambas orillas de la ría, más que de la ría en sí. La primera —donde se asienta el actual Casco Viejo— se llamaría Billa, que en euskera significa «pila», haciendo referencia a su forma de pila o montón. La segunda, ubicada en los terrenos del actual barrio de Bilbao La Vieja y de tradición ferrera, se llamaría vaho: vapor, exhalación. De la unificación de estas palabras surgiría el topónimo, que en antaño también se nombró de forma escrita como Bilvao y Biluao, tal como se registra en su Carta Puebla y posteriores transcripciones de la misma.

El gentilicio de Bilbao es bilbaíno y bilbaína, aunque también es frecuente la pronunciación popular bilbaino/a (sic). En euskera es bilbotarra, que en ocasiones también es usado en español, generalmente dentro de la región vasca. Bilbao es conocida afectuosamente por sus habitantes como «el bocho», esto es, «el agujero», ya que está rodeada por montañas. De este apodo se deriva el gentilicio bochero. Otro apodo que reciben los bilbaínos es el de «chimbos» que proviene de unos pájaros que se cazaban en grandes cantidades en Bilbao durante el siglo XIX.

Los títulos, bandera y escudo de Bilbao son los símbolos tradicionales de la ciudad y forman parte de su patrimonio histórico, siendo empleados a imagen de otras ciudades, en actos protocolarios, para la identificación y adorno de lugares específicos o para la validación de documentos.

Bilbao ostenta la categoría histórica de villa, con los títulos de «Muy Noble y Muy Leal e Invicta». Fueron los Reyes Católicos quienes concedieron el 20 de septiembre de 1475 el título de «Noble Villa» según las costumbres de la época, mientras que Felipe III de España, por carta de 1603, dan a la Villa los dictados y título de «Muy Noble y Muy Leal». Tras el episodio del sitio de Bilbao, el 25 de diciembre de 1836, se añadió el título de «Invicta».

Está caracterizado por la imagen del entorno de la iglesia de San Antón y el río Nervión, así como los lobos pasantes de la casa de Haro, fundadora de la ciudad, figura ésta muy frecuente en las armerías vizcaínas. El conjunto figura ya en el primer grabado de Bilbao y desde el siglo XIX, suele representarse en un escudo de contorno ovalado acompañado con sus ornamentos de la misma época. Los elementos del escudo de armas de Bilbao figuran en otros emblemas populares de la ciudad, como el de su club de fútbol, el Athletic de Bilbao. También aparecen en las armas de la ciudad chilena de Constitución, en recuerdo a su fundación con el nombre de Nuevo Bilbao a finales del siglo XVIII.

La bandera de Bilbao, Bilboko bandera, es blanca con un cantón de color rojo, en una proporción de tres partes de largo por dos de ancho.

El término municipal de Bilbao se ubica en el extremo septentrional de la península Ibérica, a unos 14 km del golfo de Vizcaya. Se extiende por un área de 40,65 km², a una altitud media oficial de 19 msnm, aunque existen mediciones entre los 6 y los 32 msnm. Es además el núcleo de la comarca del Gran Bilbao.

Bilbao se encuentra en el denominado umbral vasco, esto es, el descenso de altitud entre los Pirineos y la Cordillera Cantábrica. En la composición del suelo predominan los materiales mesozoicos —calizas, areniscas y margas— sedimentados sobre un primitivo zócalo paleozoico. En el relieve de la provincia destacan los pliegues con orientación NO-SE y ONO-ESE. El pliegue principal, que constituye el eje de toda la provincia es el anticlinal de Bilbao, que se extiende entre los municipios de Elorrio hasta Galdames. Ya dentro del municipio de Bilbao, encontramos dos pliegues secundarios, uno en el sur, en el que destacan los montes Cobetas, Restalecu, Pagasarri y Arraiz, y otro en el noreste, formado por los montes Archanda, Avril, Banderas, Pikota, San Bernabé y Cabras. El punto de mayor altitud de la villa es el monte Ganeta, de 689 msnm, seguido por el Pagasarri, de 673, ambos en el límite con Alonsótegui.

El sistema fluvial principal de Bilbao es también la arteria hidrológica de Vizcaya. Es el que constituyen los ríos Nervión e Ibaizábal, que en su paso por el municipio de Basauri se unen formando un estuario que recibe los nombres de «Ría de Bilbao», «del Nervión», «del Ibaizábal» o «del Nervión-Ibaizábal». Este estuario tiene una longitud de 15 km y un caudal bajo —con una media de 25 m³/s—. Su principal afluente es el río Cadagua, que nace en el municipio burgalés de Valle de Mena y tiene una cuenca de 642 km², buena parte de los cuales están en la provincia vecina. Este río también sirve como límite entre Bilbao y Baracaldo. Finalmente, soterrado bajo Recalde y Abando, se encuentra el arroyo Elguera, que sirvió como desagüe de residuos hasta su recanalización en 2006.

La ría sufrió la acción de la mano del hombre en muchas ocasiones, como se pudo ver en el dragado de su fondo, la construcción de muelles en ambas orillas y sobre todo en el canal de Deusto, un brazo de agua artificial excavado entre 1950 y 1968 a la altura del distrito de Deusto que tenía como función facilitar la navegación al ahorrar a los barcos el tener que sortear las curvas que dibuja la ría. El proyecto se detuvo cuando faltaban 400 metros para su finalización, y se optó por dejarlo con forma de dársena, aunque en 2007 se aprobó el plan que continuaría con la excavación y formaría la isla de Zorrozaurre. Esta acción humana también tuvo resultados negativos en la calidad del agua, puesto que los trabajos de dragado del fondo, así como el continuo arrojo de residuos industriales y urbanos, provocaron una situación de anoxia —falta de oxígeno— lo que produjo la casi completa desaparición de la fauna y flora. Sin embargo, en los últimos años esta situación se está revirtiendo, gracias a las depuraciones de los vertidos y la regeneración natural. Ahora pueden observarse algas, lenguados, cangrejos y aves marinas.

La ría sirve como límite natural para muchos barrios y distritos de la ciudad. Desde su ingreso al municipio, por el oeste, divide los distritos de Begoña e Ibaiondo —y dentro de éste último, separa los barrios de Bilbao La Vieja y San Francisco de Achuri y Casco Viejo—, después Abando y Uríbarri y por último Deusto y Basurto-Zorroza.

La proximidad al mar Cantábrico hace que el clima de Bilbao se clasifique como oceánico templado, con lluvias repartidas durante todo el año, sin que se observe una estación seca estival bien definida. Estas precipitaciones son abundantes y dada la latitud y la dinámica atmosférica, los días de lluvia representan el 45% del total anual, a los que habría que sumar el 41% en los que el cielo está cubierto. La temporada más lluviosa ocurre entre los meses de octubre y abril, destacando noviembre como el más lluvioso. Las precipitaciones se producen generalmente en forma de chubascos, siendo muy comunes las lloviznas muy finas, denominadas por los locales «sirimiri».

Esta misma cercanía al océano hace que las dos estaciones más definidas de la región —verano e invierno— se mantengan suaves y existan oscilaciones térmicas de baja intensidad. Las temperatura media máxima en los meses de verano varían entre los 25 y 26 ºC, mientras que las medias mínimas de invierno lo hacen entre los 6 y 7 ºC.

Las nevadas no son frecuentes en la ciudad, siendo una pequeña minoría los inviernos especialmente crudos en que la nieve suele durar unos días tras una nevada intensa. Sin embargo, esta no suele llegar a la ciudad, permaneciendo generalmente en la cima de los montes que la rodean. Más frecuente es el granizo, unos 10 días al año, principalmente en los meses de invierno.

Se encontraron restos de un antiguo asentamiento en la cima del monte Malmasín que datan del siglo III o II a. C. También se hallaron restos de enterramientos en los montes Avril y Archanda de 6.000 años de antigüedad. Algunos autores también identifican a Bilbao con Amanun Portus, citado por Plinio, o con Flaviobriga, por Claudio Ptolomeo. Por otro lado existen unas ruinas de murallas, descubiertas en las profundidades de la iglesia de San Antón que datan del siglo XI o XII. Por estos motivos se puede afirmar que Bilbao es una ciudad mucho más antigua que lo que señala su Carta Puebla, teniendo ese acto un carácter más declarativo que fundativo.

Bilbao fue una de las primeras villas que nacieron en un gran impulso fundacional que ocurrió en el siglo XIV, el cual originó el 70% de las villas vizcaínas, entre ellas Portugalete —1323—, Ondárroa —1327—, Lequeitio —1335—, Munguía y Larrabezúa —1376—. Don Diego López de Haro V fundó la villa de Bilbao mediante una carta fundacional, o Carta Puebla, fechada en Valladolid el 15 de junio de 1300 y confirmada por el rey Fernando IV de Castilla en Burgos el 4 de enero de 1301. El Señor de Vizcaya estableció la nueva villa en la orilla derecha de la ría del Nervión, en terrenos de la anteiglesia de Begoña y le otorgó el Fuero de Logroño, conjunto de derechos y privilegios que posteriormente resultarían fundamentales en su desarrollo.

Bilbao tuvo una segunda fundación en 1310 a manos de María Díaz de Haro, sobrina de Don Diego y nueva Señora de Vizcaya. En esta segunda Carta Puebla estableció que el camino de Orduña a Bermeo, el más importante del señorío por ser el que ocupaban los mercaderes, pasase desde entonces por Bilbao en vez de por Echévarri. Esto fortaleció el poderío comercial de la villa y se convirtió en la principal población de Vizcaya, por encima de Bermeo. En 1443 se consagró la iglesia de San Antón, uno de los edificios más antiguos de la ciudad y que anteriormente cumplía con las funciones de alcázar. El 5 de septiembre de 1483, la reina Isabel I de Castilla llegó a Bilbao para jurar en persona los fueros. Su marido Fernando II de Aragón ya los había jurado en Guernica en 1476.

El 21 de junio de 1511, la reina Juana I de Castilla aprobó las ordenanzas para la constitución del «Consulado de Bilbao, Casa de Contratación y Juzgado de los hombres de negocios de mar y tierra». Esta será la institución más influyente de la villa durante varios siglos y se encargará de ejercer la jurisdicción sobre la ría, así como de los trabajos para su mejora y mantenimiento, además de otros muchos aspectos relativos al comercio. Gracias al Consulado, el puerto de Bilbao se convirtió en uno de los principales de España. Este progreso trajo consigo la primera imprenta de la villa en 1577, y fue aquí también donde en 1596 se editó el primer libro impreso en euskera, titulado Doctrina Christiana en Romance y Bascuence por el Dr. Betolaza.

En 1602 la villa de Bilbao fue nombrada capital de Vizcaya, título que hasta entonces ostentaba Bermeo. En este siglo se sucedieron una serie de pleitos entre Bilbao y otras anteiglesias del señorío que eventualmente secaron las arcas de la ciudad. Esta situación de penuria económica, empeorada por los créditos que solicitaba la villa, desembocó en un aumento del impuesto sobre el pescado, la cera y otras mercaderías que se comercializaban en la villa. Por las mismas fechas, la Corona modificó sus impuestos sobre la sal, lo que originó una revuelta popular conocida como la «machinada del Estanco de la sal» que acabó con la ejecución de varios cabecillas. A finales del siglo, Bilbao superó la crisis económica que afectaba a España gracias a la marginación de los comerciantes extranjeros del tráfico de la lana en favor de los locales, a la explotación de las minas de hierro y al comercio con Inglaterra, Flandes y los Países Bajos, principalmente.

En el siglo XVIII existían dos sectores que acumulaban la mayoría del poder de la ciudad: los hacendados rurales y los mercaderes. Los intereses opuestos de ambos derivaron muchas veces en conflicto, como se puso en evidencia con el traslado de las aduanas de 1718. Hasta ese momento, las aduanas se encontraban en las villas de Valmaseda y Orduña, un hecho que propiciaba el contrabando —especialmente de tabaco— además de eximir a los mercaderes de la ciudad de pagar derechos por las barras de hierro que exportaban. Los hacendados se dirigieron a la Corona, que estableció las aduanas en la costa. Sin embargo, este traslado significó el encarecimiento de muchos productos para los pescadores y labriegos bilbaínos y de otras anteiglesias, quienes iniciaron un motín que amenazó con incendiar la ciudad. En 1719 fueron reprimidos violentamente, aunque lograron que las aduanas retornasen al interior en 1722. Los hacendados intentaron perjudicar a los mercaderes dos veces más en 1792 al proponer la creación de un puerto rival en Mundaca —anulado dada la Guerra del Rosellón— y otro en 1804 en Abando. Este último intento originó la llamada Zamacolada.

Entre 1808 y 1813 la villa fue ocupada de manera intermitente por el ejército francés al mando del General Jean Jacques Avril, quienes saquearon y se hicieron con el control de la ciudad a pesar de los levantamientos populares iniciales. Entre esos años existió un gobierno militar encabezado por el mismo Avril —hasta 1810— y el General Pierre Thouvenot.

El País Vasco fue uno de los principales escenarios de la Primera Guerra Carlista y Bilbao, núcleo liberal y económico, era un objetivo principal para los carlistas. El general Tomás de Zumalacárregui intentó tomar la villa en 1835, aunque fracasó y resultó herido en las inmediaciones de Begoña, para dias después morir en su Cegama natal. Al año siguiente, Bilbao resistió un segundo asedio en el que Baldomero Espartero derrotó a los carlistas en la Batalla de Luchana. Bilbao no sufrió campañas militares durante la Segunda Guerra Carlista, que se centró en Cataluña. Sin embargo, al despertar la Tercera Guerra Carlista en 1872, Bilbao volvió a ser un escenario importante. En abril de 1874 sufrió un tercer sitio, que no fue levantado hasta el 2 de mayo de ese año a manos del General Concha.

Pese a estas contiendas, Bilbao pudo florecer económicamente en el siglo XIX y principios del XX, cuando se afianzó como centro económico del País Vasco. En este siglo también llegó el ferrocarril —1857—, se fundó el Banco de Bilbao —embrión del futuro BBVA— y a finales de éste apareció la Bolsa de Bilbao. Florecieron las empresas siderúrgicas y fábricas, como Santa Ana de Bolueta y Altos Hornos de Vizcaya en 1902. La ciudad también se modernizó con la construcción de paseos y alamedas en el nuevo ensanche de Abando, edificios emblemáticos como el nuevo palacio consistorial en 1892, el Hospital de Basurto y el Teatro Arriaga. La población experimentó un crecimiento demográfico extraordinario, pasando de 11.000 habitantes en 1880 a 80.000 en 1900. Los movimientos sociales también tuvieron su lugar en esta época, destacando el nacionalismo vasco de Sabino Arana y el auge de los movimientos obreros, el republicanismo y el liberalismo monárquico y centralista.

La Guerra Civil comenzó en Bilbao con pequeños levantamientos sofocados por las fuerzas republicanas. El 31 de agosto de 1936, aviones franquistas realizaron la primera incursión en la capital, arrojando ocho bombas. Se siguieron hechos de acción-represión por parte de los civiles, quienes se ensañaban contra personajes de conocida ideología pro-fascistas o presos sublevados. En septiembre, aviones franquistas repartieron octavillas con amenazas de bombardeo en caso de que la ciudad no se rinda. Estas amenazas se cumplieron el día 25, cuando siete naves arrojaron alrededor de cien bombas sobre Bilbao y poblaciones cercanas durante hora y media. Regresaron al día siguiente, arrojando bombas incenciarias de procedencia alemana. En mayo de 1937, los sublevados al mando del general Dávila asediaron la ciudad. La batalla duró hasta el 19 de junio del mismo año, cuando el teniente coronel Putz ordenó volar los puentes de la villa y las tropas de la Quinta Brigada navarra tomaron la capital por los montes Malmasín, Pagasarri y Arnotegui.

Pasada la guerra, Bilbao volvió a su proceso de desarrollo industrial y económico, acompañado por un crecimiento demográfico sostenido. En los años 1940, la ciudad se reconstruyó, comenzando por sus puentes sobre la ría. En 1948 despegaba el primer vuelo comercial desde el aeropuerto. En la década siguiente, se observó un resurgir de la industria pesada, convertida en casi la única de España. Esto atrajo una masiva inmigración de varias regiones del reino, que ocasionaron el auge del chabolismo en las laderas de los montes, contestado con mal planificadas Viviendas de Protección Oficial. Los movimientos obreros despertaron lentamente, y la huelga del astillero Euskalduna en 1947 fue la primera de la España de la posguerra. En este ambiente de represión, nació el 31 de julio de 1959 en Bilbao la organización terrorista Euskadi Ta Askatasuna, como una escisión del nacionalismo. En los años 1960, se suceden algunos cambios urbanísticos, como la creación de nuevos barrios, como Ocharcoaga y la autopista Bilbao-Behovia. En junio de 1968 la universidad pública llegó a la capital con la Universidad de Bilbao.

Con la desaparición de la dictadura franquista y el establecimiento de una monarquía parlamentaria en España en un proceso conocido como la Transición, Bilbao pudo disfrutar nuevamente de elecciones democráticas. Al contrario de lo ocurrido en las repúblicas, en esta oportunidad se observó un predominio de las fuerzas nacionalistas. Con la aprobación del Estatuto de Autonomía del País Vasco de 1979, se eligió a Vitoria como la capital de la Comunidad Autónoma del País Vasco, a pesar de que Bilbao era la ciudad más grande e importante de esa Comunidad. En la década de los ochenta, distintos factores como el terrorismo, las reivindicaciones laborales y la llegada de mano de obra barata del extranjero, propiciaron una devastadora crisis industrial.

El 26 de agosto de 1983 en plena celebración de la Aste Nagusia, la ría se desbordó hasta cinco metros a causa de las incesantes lluvias, que alcanzaron los 600 litros por metro cuadrado en un día. La inundación causó la muerte de 34 personas y hubo 5 desaparecidos. Las pérdidas económicas en la ciudad llegaron a 60.000 millones de pesetas. Como consecuencia de esta riada, se llevó a cabo el encauzamiento del río a la altura de La Peña con el fin de evitar nuevos desbordamientos.

Desde mediados de la década de 1990, Bilbao vive un proceso de desindustrialización y transformación en una ciudad de servicios apoyado en la inversión en infraestructura y en la regeneración urbana, que comenzó con la inauguración del Museo Guggenheim Bilbao, y continuó con el Palacio Euskalduna, el Zubizuri, el metro y el tranvía, la torre Iberdrola y el plan de desarrollo de Zorrozaurre, entre muchos otros. Asociaciones apoyadas por la administración, como Bilbao Metrópoli-30 o Bilbao Ría 2000, fundada el 19 de noviembre de 1992, se han encargado de la organización y supervisión de muchos de estos proyectos.

Los primeros datos verosímiles sobre la población de Bilbao son posteriores a 1550. Se sabe que en 1530 Vizcaya sumaba unos 65.000 habitantes, cifra que pudo haber mermado con las pestes que azotaron Bilbao y otras villas del Señorío en 1517, 1530, 1564-68 y 1597-1601, siendo esta última especialmente devastadora. Esta tendencia de situaciones adversas para el crecimiento demográfico se mantuvo hasta el siglo XIX. A partir de entonces, Bilbao experimentó un crecimiento exponencial de su población hasta principios de la década de 1980, en la que, tras alcanzar su pico máximo de población con 433.115 habitantes, se desanexionaron el municipio de Erandio y el Valle de Asúa, lo que supuso la correspondiente pérdida de sus pobladores.

La pirámide de población de Bilbao se asemeja bastante al modelo de población envejecido típico en los países desarrollados occidentales, caracterizada por tener forma de as de picas, con una estrecha base —población joven— y un amplio cuerpo —población adulta— que se reduce conforme aumenta la edad considerada. Esta estructura de la población es típica en el régimen demográfico moderno con una evolución hacia un envejecimiento de la población y una disminución de la natalidad anual.

De las 353.939 personas que residían en Bilbao en 2007, sólo 173.182 —el 49%— habían nacido en el municipio. De las restantes, 57.689 provenían de otras poblaciones de Vizcaya y 7.395 de los demás territorios históricos vascos; 89.227 provenían de las demás Comunidades Autónomas de España —principalmente de Castilla y León y Galicia— y finalmente 26.431 eran extranjeros. En la villa residen inmigrantes de 127 nacionalidades distintas, aunque en 60 de ellas sus representantes son menos de 10. Destacan las comunidades colombiana con 3.792 habitantes, boliviana (3.694), ecuatoriana (1.880), rumana (1.518), marroquí (1.312), brasileña (1.049) y china (989). Los barrios que más inmigrantes extranjeros recogen son San Francisco y Santuchu, en los que residen 1.927 y 1.578 extranjeros respectivamente.

La villa de Bilbao es la capital de la provincia de Vizcaya, y por tanto están ubicadas en la ciudad los entes administrativos de ámbito provincial tanto dependiente del gobierno autonómico como del Estado. Por parte de la Comunidad Autónoma del País Vasco hay una delegación provincial de cada una de las Consejerías de Gobierno, coordinadas por un delegado; por parte del Gobierno de España se ubica la Subdelegación, dependiendo del Delegado del Gobierno en la comunidad autónoma. Asimismo se ubica en la ciudad la sede de la Diputación Foral de Vizcaya. En el ámbito privado y como consecuencia de esta capitalidad de provincia muchas empresas y organismos tienen ubicadas sus sedes provinciales y regionales. En el aspecto judicial es sede del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, además de la Audiencia Provincial.

La administración política de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Bilbao mayores de 18 años y nacionales de España y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Bilbao está formada por 29 concejales. El Ayuntamiento se compone de un órgano Ejecutivo Municipal y un Pleno Municipal con funciones legislativas. El primero lo integran el alcalde y la denominada Junta de Gobierno de la Villa de Bilbao. Esta Junta «colabora de forma colegiada en la función de dirección política que al alcalde corresponde y ejerce las funciones ejecutivas y administrativas que le atribuyen las leyes». El número de miembros de la Junta no puede superar al tercio de los miembros del Pleno —por lo que se compone de un máximo de nueve personas— y el alcalde puede nombrarlos y separarlos libremente.

Por su parte, el Pleno Municipal es el «órgano de máxima representación política de la ciudadanía en el gobierno municipal, apareciendo configurado como órgano de debate y de adopción de las grandes decisiones estratégicas a través de la aprobación de los reglamentos de naturaleza orgánica y otras normas generales, de los presupuestos municipales, de los planes de ordenación urbanística, de las formas de gestión de los servicios, etc, y de control y fiscalización de los órganos de gobierno». El Pleno se compone de 29 ediles donde el alcalde es quien lo preside, aunque puede delegar esta presidencia. Los concejales del Pleno municipal se constituyen en partidos políticos, los cuales se reparten de la siguiente manera: Partido Nacionalista Vasco, 12 ediles más el alcalde; Partido Popular, 7; Partido Socialista Obrero Español, 7 y Ezker Batua - Berdeak, 2 escaños. El Pleno Municipal reeligió alcalde de Bilbao a Iñaki Azkuna, del Partido Nacionalista Vasco, cargo que viene ejerciendo desde 1999, tras sus reelecciones en 2003 y 2007.

Un informe de Transparencia Internacional realizado en 2008 señaló al Ayuntamiento de la villa como el más «transparente» de España en materia de comunicación institucional, relaciones ciudadanas, contratación de servicios, obras públicas y economía.

Administrativamente, la villa se divide en ocho distritos cuya dirección política se ejerce por los correspondientes Concejales Presidentes y la gerencial por los Directores de Centro Municipal de Distrito, coordinados por el Servicio de Relaciones Ciudadanas. A su vez, estos distritos se dividen en 34 barrios.

Originalmente Bilbao era el actual Casco Viejo y algunas casas en la margen izquierda donde ahora es Bilbao La Vieja. La siguiente expansión ocurrió en los pies de Begoña y la orilla que la ría tiene ahora en Uríbarri. Ya en el siglo XIX, la ocupación de Abando trajo consigo pequeños barrios de caseríos que se agrupaban en torno al Ayuntamiento de la antigua anteiglesia y al monte Cobetas, como Recalde y Basurto. El siglo XX se destacó por ocupar la margen derecha, con las anexiones de Begoña y Deusto. Además, como consecuencia del chabolismo de este siglo, se construyó el distrito de Ocharcoaga-Churdínaga en la década de 1960 y fue declarado distrito aparte en 1990.

La Administración judicial existente en Bilbao comprende la sede de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), es Audiencia Provincial y además es cabeza del Partido Judicial nº 4 de la provincia de Vizcaya, cuya demarcación comprende la ciudad de Bilbao más 18 poblaciones de la comarca del Gran Bilbao.

Bilbao ha sido el núcleo económico del País Vasco desde los tiempos del Consulado, principalmente gracias al comercio en su puerto de productos castellanos, mas no fue hasta el siglo XIX cuando experimentó un desarrollo notable, basado en la explotación de minas férreas y la industria siderúrgica, que promovieron el tráfico marítimo, la actividad portuaria y la construcción de barcos. Durante estos años también hacen su aparición el Banco de Bilbao, el Banco de Vizcaya —fusionados en 1988— y las cajas de ahorro que más tarde formarían la Bilbao Bizkaia Kutxa, además de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao y la Bolsa de Bilbao el 21 de julio de 1890.

El puerto de Bilbao estuvo emplazado en lo que ahora es el Arenal, a pocos metros del Casco Viejo, hasta los últimos años del siglo XX. En 1902 se construyó el Puerto exterior en la desembocadura de la ría en el municipio de Santurce y posteriores ampliaciones derivaron en el denominado «Superpuerto», que en los años 1970 reemplazó al ubicado en los muelles de Bilbao, con excepción a los ubicados en el barrio de Zorroza, todavía en actividad.

En la actualidad, el Puerto de Bilbao es un puerto comercial de primer orden y se encuentra entre los cinco más importantes de España. En 2007 tuvo un tráfico de 40 millones de toneladas, siendo Rusia y Brasil los principales destinos. En el primer semestre de 2008 transportó más de 67.000 pasajeros y recibió 2.779 buques. Esta actividad remitió 419 millones de euros al PIB vasco y genera casi 9.500 puestos de trabajo.

El hierro es la principal y más abundante materia prima que se encuentra en Vizcaya y su extracción estaba protegida legalmente desde 1526. La minería fue la principal actividad primaria de Bilbao y el mineral, de gran calidad, era exportado por toda Europa. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX cuando se desarrolló la industria siderúrgica, beneficiada por los recursos y las comunicaciones que ofrecía la villa. En el siglo XX, tanto capitales españoles como del resto del continente exportaban alrededor del 90% del hierro vizcaíno. Aunque la Primera Guerra Mundial hizo de Bilbao una de las principales potencias siderúrgicas, las subsecuentes crisis hicieron declinar la actividad.

Existían proyectos de fundar una «Bolsa de mercaderes» desde bien iniciado el siglo XIX, si bien no se crearía hasta el 21 de julio de 1890, principalmente dada la oposición de los denominados «corredores de comercio». La primera operación bursátil ocurrió el 5 de febrero de 1891 en el vestíbulo del Teatro Arriaga y se trató de una compraventa de 52.500 pesetas en títulos de deuda amortizable. La bolsa se mudaría al edificio actual en 1905. La Bolsa es un mercado secundario oficial.

Las nuevas instalaciones de la Feria de Muestras de Bilbao fueron inauguradas en el año 2004 y pasaron a denominarse Bilbao Exhibition Centre. Las instalaciones están ubicadas en el barrio de Ansio de la vecina localidad de Baracaldo y en los terrenos antes ocupados por la empresa Altos Hornos de Vizcaya. Este nuevo espacio permite realizar certámenes de carácter internacional y de mayor capacidad, con mejores servicios, infraestructuras y comunicaciones.

El Bilbao Exhibition Center cuenta con una extensión de 251.055 metros cuadrados, de los que 246.457 se destinan a exposiciones distribuidos en seis pabellones, y el resto alberga un centro comercial y un hotel. Además de los pabellones de exposición, la Feria cuenta con un pabellón VIP, un centro de congresos, 6.500 metros cuadrados dedicados a oficinas y un gran atrio. También cuenta con un parking subterráneo con capacidad para 4.000 vehículos. También se puede acceder al recinto mediante la Línea 2 del metro.

Entre los certámenes que se celebran en el BEC se encuentran Ferroforma y la Bienal de la Máquina Herramienta. Por otro lado, en este recinto también se llevan a cabo los conciertos de gran convocatoria, como los de AC/DC, Muse y Bruce Springsteen, entre otros.

El primer impulso que tuvo el turismo en Bilbao fue tras la construcción de la línea de ferrocarril entre Bilbao y el barrio guechotarra de Las Arenas en 1872. Los responsables de esta iniciativa la publicitaron enfocándola a los visitantes, ofreciéndoles «un paseo a Las Arenas o Portugalete, donde se respiran las frescas brisas del mar, cuya vista ofrecen muy pocos puertos de baños». Así se constituyó la villa en un discreto destino balneario.

Sin embargo, el verdadero empujón turístico se iniciaría con la inauguración del Museo Guggenheim, como se demuestra en la creciente afluencia de turistas desde entonces, llegando a los 623.229 visitantes en el año 2007. Otros datos afirman que la ciudad recoge el 30% de las visitas al País Vasco, siendo el principal destino de esta Comunidad Autónoma, por encima de San Sebastián. La procedencia de la mayoría de los turistas es Madrid en un primer término y Cataluña en segundo lugar. En cuanto a los visitantes internacionales, la mayoría proceden de Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. Además del turismo de ocio, también se dan en la villa el turismo de negocios y el turismo de congresos, gracias a las nuevas instalaciones como el Palacio Euskalduna y el cercano Bilbao Exhibition Center, en Baracaldo.

Tras la grave crisis industrial acaecida en los años 1980, la capital se vio obligada a replantearse las bases de su desarrollo económico. Así fue como Bilbao se convirtió en una ciudad de servicios. Bilbao es la sede de numerosas empresas de relevancia nacional e internacional, incluyendo dos que se encuentran entre las 150 más grandes del mundo según la revista Forbes: BBVA en el puesto 40 e Iberdrola en el 122.

El PBI de la villa alcanzó en 2006 los 31.485 millones de €, suponiendo un aumento del 4,2% del año anterior. Esta cifra representa la mitad del PBI total de la Comunidad Autónoma Vasca. Según el Anuario Socioeconómico, los sectores más fuertes son los de la construcción, la industria extractiva y manufacturera y del sector terciario: ocio, hostelería, comercio, turismo y distribución comercial. El PBI per cápita de la ciudad a noviembre de 2007 es de 19.648€, muy por debajo del de la provincia de Vizcaya, de 27.220€. La tasa de desempleo llega al 9,92% al tercer trimestre de 2008, siendo el colectivo más afectado los hombres menores de 25 años.

Inicialmente Bilbao tuvo tan sólo tres calles —Somera, Artecalle y Tendería— rodeadas por una muralla cuyo límite estaba en lo que ahora se denomina calle de la Ronda. Dentro de ese recinto se encontraba también una pequeña ermita dedicada al apóstol Santiago el Mayor —actual catedral de Bilbao—, por la que pasaban los peregrinos en su camino hacia Santiago de Compostela. En el siglo siguiente, se completaron las restantes cuatro calles que formarían las originales Siete Calles o Zazpikaleak. En 1571, después de varias inundaciones y de un gran incendio en 1569, se derribaron las murallas perimetrales para permitir la expansión de la ciudad. En el siglo XVII se definió la configuración urbana del Casco Viejo, con los respectivos ensanches hacia el Arenal y Achuri.

En 1861, el ingeniero Amado Lázaro proyectó un ensanche sobre Abando que establecía amplias avenidas y edificios regulares, además de apoyarse en las ideas higienistas de entonces. Sin embargo, el proyecto fue desestimado por el ayuntamiento al considerarlo «utópico» por su alto coste. Por otro lado, Lázaro había calculado el crecimiento demográfico de la ciudad basándose en el de los tres siglos anteriores, una previsión que no se ajustó con la realidad.

El próximo gran cambio en la urbanización bilbaína ocurriría en 1876, cuando la capital se apropia —en varias etapas— de la anteiglesia de Abando. Se proyectó el ensanche basado en el plan del equipo formado por el arquitecto Severino de Achúcarro y los ingenieros de caminos, canales y puertos Pablo de Alzola y Ernesto de Hoffmeyer. Sin embargo, el crecimiento demográfico de la villa fue superior al estimado, por lo que hoy se puede apreciar una planificación ordenada en Abando y el Campo de Volantín, más no así en San Francisco y las inmediaciones del Casco Viejo, donde el desarrollo rápido se produjo al margen de los dictados municipales. El eje de este ensanche es la Gran Vía Don Diego López de Haro, en donde se instaló el Palacio de la Diputación Foral de Vizcaya, así como también muchos bancos y cajas de ahorro.

En el siglo XX se sucedieron nuevas anexiones en distintas fases. En 1925 se hizo efectiva la anexión de Deusto, el barrio de Luchana de Erandio y lo que restaba de Begoña. En 1940 se anexionó la totalidad de Erandio. En 1966 ocurre la última gran anexión, pues se añadían al término municipal de Bilbao las anteiglesias de Lujua, Sondica, Derio y Zamudio. Esto derivó en el momento de mayor superficie de la villa, con 107 km². Sin embargo, todos estos municipios, además de Erandio, se desanexionaron el 1 de enero de 1983 tras el Decreto 220/1982 del 20 de diciembre.

El Ayuntamiento de Bilbao entiende al conjunto de sus zonas verdes como un recurso de gran importancia que confiere calidad de vida y valor añadido a la ciudad. Administrativamente, la manutención de espacios verdes corresponde al Área municipal de Obras y Servicios. Las zonas verdes de la ciudad están clasificadas en: "Parques y Jardines insertos en el entorno urbano" (335 Has), "Montes y Parques Forestales insertos en el entorno periurbano" (963 Has) y finalmente "Taludes y Zonas Marginales" (46 Has). La superficie de las zonas verdes proporcionan una ratio total de 37,96 m²/habitante y una ratio en la superficie de jardines de 9,47 m²/habitante.

Entre los principales parques de la villa se encuentran: el parque Casilda Iturrizar, construido en 1907, es el principal parque de la ciudad. Con una extensión de 85.200 metros cuadrados es una obra de estilo romántico del arquitecto Ricardo Bastida y el ingeniero Juan de Eguiraun. A lo largo del tiempo, sus infraestructuras se han ido ampliando y cuenta, como elementos destacables, con dos canchas de baloncesto, una fuente cibernética y un escenario para actuaciones. Actualmente está en proceso de ampliación para unirse a la renovada área de Abandoibarra. Alberga la escultura homenaje al payaso Tonetti de Eduardo Chillida, una efigie de Casilda de Iturrizar y Urquijo y una fuente monumental de Aureliano Valle. En Ibaiondo, el parque Etxeberria recoje las instalaciones de las barracas durante las fiestas de la ciudad. Este parque está ubicado en el solar de una antigua fundición de acero, fruto del plan de reconversión industrial que hubo en la ciudad por los años 1980. Se trata de un amplio espacio en cuesta sobre una de las laderas que rodean el valle en el que se ubica la ciudad, teniendo excelentes vistas sobre la zona centro y especialmente, sobre el Casco Viejo. En el centro del parque, se conserva una chimenea original como homenaje a la antigua fundición. Otros espacios verdes relevantes son el parque Europa, el parque Miribilla, el parque de Sarriko, el parque Ametzola, Larreagaburu, Ibaieder y Eskurtze, entre otros. Por último, el denominado Plan Especial del monte Pagasarri, prevé que el mismo pasará a convertirse en un parque periurbano de 700 hectáreas donde está incluida la zona de mayor valor naturístico del municipio: el Bolintxu.

La flora autóctona de los montes circundantes fue sustituida en gran medida por plantaciones arbóreas alóctonas de crecimiento rápido, como las coníferas. Por esto, las especies locales fueron relegadas a espacios reducidos. Entre los ejemplares autóctonos se encuentra la encina, el roble, la haya, el aliso, el cedro y el avellano. La reducción de la flora autóctona también menguó la presencia animal, entre cuyos ejemplares destacan el buitre, la gaviota, el jabalí, el zorro, el tritón y la salamandra, entre otros.

La Casa Consistorial de Bilbao o Casa de la villa de Bilbao es el principal edificio en el que se asienta el Ayuntamiento de Bilbao, Fue inaugurado el 17 de abril de 1892. Es obra del arquitecto municipal Joaquín Rucoba, quien lo diseñó con un estilo ecléctico. Para adornar el exterior, Rucoba se inspiró en la arquitectura pública de la III República francesa. El edificio consta de un eje principal, en el que se ubica el balcón principal y tres arcos con ocho columnas. Está coronado por un campanario. Esta arcada comprende dos niveles; en el superior se encuentran bajorrelieves de cinco personajes destacados de la historia bilbaína: su fundador, Don Diego López V de Haro, el Cardenal Antonio Javier Gardoqui, el Almirante Juan Martínez de Recalde, Tristán de Leguizamón y el economista Nicolás de Arriquibar. Cuatro esculturas flanquean el edificio, dos maceros y dos heraldos. En la escalinata principal, destacan dos esculturas que representan la ley y la justicia. La tradición cuenta que el quinto escalón de esta escalinata hace de referencia a la altura oficial de Bilbao, 8,804 msnm.

El Palacio Euskalduna (Euskalduna Jauregia, en euskera) se encuentra junto a la ría de Bilbao, ocupando parte de los terrenos sobre los que se levantaron los Astilleros Euskalduna. El proyecto fue diseñado por los arquitectos Federico Soriano y Dolores Palacios. Es Palacio de Congresos y de la Música, iniciado en 1994 y que fue inaugurado en febrero de 1999. La superficie total del proyecto supera los 25.000 metros cuadrados necesarios para albergar una Sala Principal para 2.200 localidades, tres salas menores, ocho salas de ensayo, siete salas para conferencias e instalaciones complementarias. Junto al Palacio Euskalduna hay varias obras de arte urbano, como el conocido bosque de árboles, que se trata de unas farolas en forma de árbol colocadas en grupos, que forman una especie de bosque de árboles.

El Palacio Chávarri es la sede del Gobierno Civil desde 1943. Está ubicado en el ensanche bilbaíno. Se trata de una obra ecléctica inspirada en revivalismos neoflamencos, construido para la familia Chávarri por el arquitecto Atanasio de Anduiza según proyecto del arquitecto belga Paul Hankar. Algunos de sus salones fueron decorados por el pintor José Echenagusia Errazquin. El acceso principal en arco escarzano se abrió al cambiar la función del edificio. Cuenta además con acceso adintelado en eje derecho de fachada en chaflán. En sus tres plantas se abren de forma asimétrica gran cantidad de vanos adintelados y en medio punto: ventanas, miradores y balcones con balaustrada de piedra o antepecho de hierro. En la altura amansardada presenta varias buhardillas.

El Palacio de la Diputación Foral de Vizcaya está ubicado en la Gran Vía. Es un edificio de aspecto sólido y majestuoso. Fue proyectado a finales del siglo XIX en el estilo ecléctico. Destaca la fachada principal a la Gran Vía, en la que se observa un cuerpo adelantado respecto a la línea de fachada, que incluye un porche de entrada sobre el que se dispone balconada y se remana con escudo. Merece especial mención el llamado Salón del Trono, con dos pinturas murales de José Echenagusia Errazquin (1844-1912) que se reproducen con frecuencia en libros de texto e históricos alusivos al País Vasco.

El Teatro Arriaga es un edificio neo-barroco de finales del siglo XIX, obra del arquitecto Joaquín de Rucoba. Está dedicado al compositor español Juan Crisóstomo de Arriaga. Se inauguró con tal nombre en 1890. Se trata de una construcción exenta de planta trapezoidal que presenta alzados con cuerpo basamental almohadillado, cuerpo principal de orden gigante con vanos rectangulares y óculos profusamente decorados, y tercer cuerpo de remate separado del anterior por cornisa corrida. La cubierta de la parte central es a doble vertiente tanto en su parte delantera en la que se remata por pequeño cimborrio como en cuerpo rectangular de mitad zaguera del edificio. Presenta cúpulas en torrecillas laterales y cubrición inclinada con mansardas en todo el perímetro del edificio.

El Museo Guggenheim Bilbao es un museo de arte contemporáneo que pertenece a la Fundación Solomon R. Guggenheim. Fue diseñado por el gabinete de arquitectos de Frank Gehry, y abierto al público en 1997, alberga exposiciones de arte de obras pertenecientes a la fundación Guggenheim y exposiciones itinerantes. La estructura principal está radicalmente esculpida siguiendo contornos casi orgánicos. Parte del edificio es cruzado por un puente elevado y el exterior está recubierto por placas de titanio y por una piedra caliza igual a la que se utilizó para construir la Universidad de Deusto.

La Universidad de Deusto es una universidad privada regida por la Compañía de Jesús, ubicada en el distrito de Deusto y también tiene un campus de menor tamaño en San Sebastián, Guipúzcoa. El Campus de Bilbao se compone de varios edificios, entre ellos: El edificio de La Literaria, el más antiguo, donde se imparten los estudios de Derecho, con título propio de Especialidad Económica.

La Basílica de Nuestra Señora de Begoña es el santuario de la Madre de Dios de Begoña, patrona del señorío de Vizcaya. La construcción del presente santuario comenzó en la primera década del siglo XVI, bajo traza de Sancho Martínez de Asego, la torre será diseñada por Martín de Garita. Consta de una nave amplia nave central con ábside poligonal y dos naves laterales levemente más bajas cubiertas con bóveda de crucería dentro del siglo XVII, sobre diez robustos pilares cilíndricos. El presente retablo, es una obra neobarroca de Modesto Echániz, construido en 1869. Las obras se costearon gracias a las limosnas de los fieles, en su mayor parte vecinos de la Villa de Bilbao.

El 16 de agosto de 1942 una bomba fue arrojada a la salida de la basílica, supuestamente por falangistas, sobre un grupo de carlistas, con varios heridos como resultado. Un falangista, Juan José Domínguez, fue fusilado como castigo, aunque su participación en los hechos es discutida por algunos.

La Basílica de Begoña está adscrita a la Santa Basílica de San Juan de Letrán, por lo que se puede adquirir indulgencia plenaria según las condiciones acostumbradas. Las festividades más importantes tienen lugar los días 15 de agosto, día de la Asunción de María (también llamado "Día de la Amatxu" por significar "Amatxu" madre en euskera), y el 11 de octubre, festividad de Begoña.

La Catedral de Santiago es el templo que alberga la sede de la diócesis de Bilbao. Fue construida entre el último cuarto del siglo XIV y principios del XV en estilo gótico. Toma su nombre del patrón de Bilbao, apóstol Santiago el Mayor. Durante el siglo XVI se añadieron el retablo mayor y el actual pórtico, ambos en estilo renacenstista. La Piedad data el siglo XVII, construida conforme al Clasicismo. En el siglo XIX se reconstruye la fachada dándole su aspecto actual. La torre también data de esta reforma, obra de Severino Achucarro.

La planta de la catedral forma una cruz latina dividida en tres naves, de las cuales la central es de mayor altura, separadas a su vez en cuatro tramos por una serie de pilares con columnas adosadas, coronadas por una bóveda de crucería. La cabecera del templo es de planta poligonal, con girola. La torre de la catedral es de estilo gótico tardío. En el cuerpo superior se encuentran dos ventanales bajo un arco ojival. La torre conserva siete campanas, fundidas en 1916. Tiene 15 capillas alojadas entre los contrafuertes. Sus dimensiones son: 50 m de largo, 22 m de ancho y 1100 m2 de superficie.

La Iglesia de San Antón, es un templo gótico de finales del siglo XV . Su historia y ubicación, a orillas de la Ría de Bilbao, junto al Puente del mismo nombre, el Mercado de la Ribera y en pleno Casco Viejo, le convierten en el más popular templo bilbaíno, hasta el punto de que aparece retratado en el escudo de la villa. Fue consagrada en 1433. Se trata de una construcción de una sola nave, planta rectangular y cubierta abovedada. Desde sus orígenes y hasta el siglo XIX, el interior de la iglesia fue utilizado como cementerio. El templo ha sufrido varias calamidades en su historia, la última en las catastróficas inundaciones de 1983, que se llevaron buena parte de su mobiliario interior y arrancaron puertas y verjas.

Tanto la ciudad de Bilbao como su área metropolitana, así como el País Vasco en general son grandes consumidores de energía eléctrica desde los tiempos iniciales de su aprovechamiento debido al alto grado de industrialización que ha tenido y tiene esa región.

En Bilbao, tiene su sede la empresa eléctrica Iberdrola que se creó en 1992 al fusionarse las empresa Iberduero e Hidroeléctrica y que en 2008 es una de las empresas eléctricas más potentes del mundo con negocios en muchos países y ocupándose tanto de la producción como de la distribución de electricidad así como una amplia presencia en la producción de las llamadas energías renovables.

En el entorno de Bilbao, concretamente en Santurce hay una central térmica de 935 MW, y otra de ciclo combinado de 400 MW, existe una central de ciclo combinado de 800 MW instalada en la localidad de Zierbena llamada Bahía de Bizkaia Electricidad y otra central de ciclo combinado instalada en la localidad de Amorebieta, de 750 MW, llamada Bizkaia Energia. La electricidad producida en estas centrales eléctricas es evacuada a la subestación eléctrica de Gueñes por parte de la empresa Red Eléctrica que es la empresa que se ocupa en toda España del transporte de la energía eléctrica entre las centrales eléctricas y las áreas de consumo.

El suministro de todos los combustibles derivados del petróleo que se consumen en Bilbao y en toda su área metropolitana, tanto en forma líquida (gasolina y gasóleo) como gas butano, proceden de la refinería de petróleo que la la empresa Petróleos del Norte S.A. tiene en la costa vizcaína, concretamente en los municipios de Muskiz, Abando y Zierbena. Petronor se fundó en Bilbao en 1968, y los socios que componen la empresa en la actualidad (2008) son: REPSOL S.A. (85,98%) y la Caja de Ahorros Bilbao Bizkaia Kutxa (14,02%).

Petronor, es la mayor refinería española con una capacidad de tratamiento de once millones de toneladas al año. Sus instalaciones están unidas por oleoductos a los atraques portuarios de Punta Lucero, distantes 5 km, y a la cercana terminal que la Compañía Logística de Hidrocarburos CLH tiene en Santurtzi, a través de la cual se conecta con la red española de oleoductos y a diversas industrias del entorno y con camiones cisternas se suministran los productos todo el País Vasco.

El suministro de agua potable a la ciudad de Bilbao lo realiza la empresa Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, que es una entidad pública cuyo objeto es la prestación integral de los servicios de abastecimiento y saneamiento de agua a 65 municipios, que representan el 90% de la población de Vizcaya, aproximadamente un millón de habitantes. Está integrado por los sesenta y cinco municipios a los que presta servicio, además de por la Diputación Foral de Vizcaya y el Gobierno Vasco, sin perjuicio de mantener convenios de colaboración con distintas entidades locales. La norma fundamental del Consorcio son sus Estatutos los cuales recogen en diez capítulos los aspectos fundamentales.

La gestión del ciclo completo del agua se inicia con la captación en los embalses de Ullíbarri-Gamboa y Urrunaga, que pertenecen al sistema del Zadorra y almacenan el 90% del agua que el Consorcio de Aguas distribuye. Para casos de sequía se recurre a otros embalses secundarios menores.

El Consorcio de Aguas gestiona cinco plantas potabilizadoras en las que anualmente se potabilizan hasta 111 millones de metros cúbicos: Venta Alta en Arrigorriaga, Basatxu en Baracaldo, Lekue en Galdácano, Garaizar en Durango y San Cristóbal en Yurre.

La principal infraestructura de saneamiento de las aguas residuales se encuentra en Sestao en la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Galindo. Su construcción comenzó en 1985 y ha sido decisiva para la mejora del medio natural y la nueva imagen de ríos, ría y playas. En esta estación se depuran al día 350.000 metros cúbicos de aguas residuales. Además, tienen lugar dos procesos diferentes: la depuración de las aguas y el tratamiento de los fangos derivados del proceso.

La recogida de basuras y la limpieza de las vías públicas las lleva a cabo el ayuntamiento bajo la denominación Bilbao garbi —Bilbao limpio—. En 2005, se destinaron 51,72 millones de euros para labores de limpieza y gestión de residuos. Desde el 1 de enero de 2006, ambos servicios se realizan todos los días de la semana y a lo largo de toda la extensión del término municipal. Para la recogida de residuos, la villa cuenta con 798 contenedores de 2.400 litros de capacidad, pintados de distintos colores para clasificar las basuras y facilitar el reciclado de vidrios, plásticos y papel. En 2007, Bilbao registró un volumen de reciclaje de papel y cartón correspondiente a 40 kg por habitante, el doble de la media de España. En cuanto a la limpieza de las vías públicas, el ayuntamiento cuenta con una flota de 230 unidades, como máquinas barredoras y camiones baldeadora. El 80% del servicio se lleva a cabo durante el día, para evitar ruidos molestos.

La empresa Mercabilbao se fundó en 1971 y es en la actualidad (2008) el mayor centro de distribución de alimentos perecederos del norte de España. En sus instalaciones hay un conjunto de mercados especializados que ofrecen al comprador una amplia gama de productos, tales como: frutas, hortalizas y pescado y mariscos fresco y congelado, con garantías de calidad y salubridad. Está ubicada en el municipio de Basauri, a unos 10 kilómetros del centro de Bilbao y a 20 km del puerto. Siendo una localización muy próxima a la intersección del eje Paris-Hendaya-Madrid y junto a la autovía del Cantábrico, lo que favorece su conexión directa con la red de autopistas y autovías nacionales. Mercabilbao constituye el centro de abastecimiento masivo del comercio minorista de Bilbao y su área metropolitana y extiende su influencia por el resto de Vizcaya, Álava, Guipúzcoa, Cantabria, Burgos, La Rioja y las principales ciudades francesas fronterizas del País Vasco francés.

En el País Vasco, la educación obligatoria se imparte de manera bilingüe, pudiendo los estudiantes optar por cuatro modelos —A, B, D y X— de acuerdo a la preponderancia del euskera o el español en el dictado de las clases. En Bilbao se observa una preponderancia del modelo D —íntegramente en euskera salvo la asignatura Lengua castellana— en la enseñanza infantil y primaria, que va decayendo en favor del modelo A —íntegramente en castellano salvo la asignatura de euskera— en la Enseñanza Secundaria Obligatoria y en bachillerato, donde es la opción del 38% y del 72% del alumnado, respectivamente. En 2007, había un total de 11.841 alumnos matriculados en educación infantil, 15.256 en primaria, 10.376 en ESO, 5.033 en bachillerato y 297 en Formación Profesional.

Bilbao es sede de dos universidades, la más antigua es la Universidad de Deusto, fundada por la Compañía de Jesús en 1886 y fue la única oferta oferta universitaria de la ciudad hasta la creación en 1968 de la Universidad de Bilbao que en 1980 sería uno de los embriones de la actual Universidad del País Vasco. Aunque esta universidad tiene su campus principal vizcaíno en el municipio de Lejona, asienta en la capital la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, la Escuela Técnica Superior de Ingenieria, la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial y la Escuela Universitaria de Magisterio.

Los centros hospitalarios públicos de Bilbao son dependientes del Servicio Vasco de Salud. El más relevante de la villa es el hospital de Basurto, situado en el barrio homónimo. Fue inagurado el 13 de noviembre de 1908, tras 10 años de obras y colectas para su financiación. Su construcción se debió al rápido aumento de la población de finales del siglo XIX y de la escasa higiene del agua, que hicieron que el existente hospital de Achuri resultase obsoleto. Su diseño fue inspirado en el hospital de Ependorff de Hamburgo, uno de los más modernos de la época y pionero en la separación de enfermos por pabellones. En noviembre de 2008 recibió el premio Best In Class al mejor centro hospitalario de España en atención al paciente.

Sin embargo, otros dos hospitales también asisten las necesidades de los pacientes de Bilbao y del resto de la provincia, aunque se encuentran fuera de la villa. El hospital de Cruces, en la vecina localidad de Baracaldo y el hospital de Galdácano, en la localidad homónima, atendieron durante 2005 en su servicio de urgencias a 210.897 y 77.113 pacientes respectivamente. Por su parte, el de Basurto asistió a 141.567 personas. Existe otro centro mucho menor, el hospital de Santa Marina, que en el mismo ejercicio asistió a 1.121 pacientes.

Desde el 1 de julio de 2008 se encuentra disponible para los residentes del municipio la Tarjeta Electrónica Sanitaria con usos ciudadanos ONA (acrónimo en euskera de Osasun Nortasun Agiria - Documento de Identificación Sanitaria). La misma se trata de una tarjeta individual que, a través de una firma digital, permite realizar trámites en línea relacionados con la atención médica, así como trámites de otra índole, como la declaración de la renta o la consulta de la vida laboral.

Bilbao cuenta con su propia policía municipal que consta de una plantilla de 800 agentes. Este cuerpo se divide en las subdivisiones de Tráfico, Protección Pública y Servicios Especiales. Esta última comparte competencias de policía judicial con la Ertzaintza —policía autonómica vasca— y otras fuerzas policiales nacionales. Se compone de la Unidad Antidroga, la Unidad de Policía Científica, la Unidad de Investigación de Delitos, la Unidad de Información y Documentación, la Unidad de Seguridad de Autoridades o Unidad de Escoltas, la Unidad de Diligencias y la Unidad de Custodia y Traslado de detenidos.

En un informe llevado a cabo por el Ayuntamiento de Bilbao en 2004 se definió a la capital como una ciudad segura. En el mismo se detalla que en la villa hay una tasa de 58 delitos por cada mil habitantes, muy por debajo de las de otras capitales como Sevilla o Málaga, cuyas tasas ascienden a 151,9 y 148,9 delitos por cada mil habitantes respectivamente y de la tasa Estatal, de 78 delitos. Asimismo los delitos más usuales en la villa son los de tráfico, infracciones y destrucción del patrimonio. Según un estudio promovido por el Ayuntamiento, los bilbaínos perciben que los inmigrantes extranjeros son una de las razones de la inseguridad presente en algunos barrios como San Francisco o Santuchu. Por otro lado, la ciudad también es blanco frecuente de actos de terrorismo, así como también de vandalismos por parte de la denominada kale borroka.

La ciudad de Bilbao inició el camino de la transformación hacia una ciudad sostenible, tras suscribir en 1998 la Carta de Aalborg y adherirse a la Campaña de Ciudades Europeas Sostenibles. Este compromiso se materializó en el desarrollo y la aplicación de la Agenda Local 21, un proyecto que fomenta una política municipal más respetuosa con el medio ambiente para mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos. La incorporación en 2003 a Udalsarea 21, la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad, permitió establecer un plan concreto de actuación siguiendo las directrices de la Agenda Local 21.

Las funciones más importantes que de modo genérico se vienen desarrollando en la actualidad son las siguientes: Realización de campañas, estudios, planes y proyectos específicos en materia medioambiental, colaboración con centros de enseñanza, instituciones y asociaciones en temas de sensibilización y educación ambiental, vigilancia de la calidad del aire, control sistemático de las industrias y actividades potencialmente contaminadoras del medio ambiente, control de los vertidos industriales a la red de saneamiento, control de los residuos industriales, control de ruido de vehículos, control de vertederos clandestinos, entre otras.

Si bien en la capital se reproducen una gran mayoría de los elementos fundamentales de la cultura vasca como el uso de la chapela, existen sin embargo ciertas particularidades que definen rasgos propiamente bilbaínos. Entre estas particularidades se encuentran palabras típicas como sinsorgo, coitao, ganorabako, sirris o mocordo; además de las bilbainadas, un género musical.

En la cultura popular española, se definió un perfil jocoso de los habitantes de Bilbao empleado básicamente en chistes. Algunos de de estos estereotipos representan a los bilbaínos como seres toscos, arrogantes, exagerados y en ocasiones con fuerzas u otras capacidades sobrehumanas, capaces de ingerir enormes cantidades de chuletones o bebidas alcohólicas y pagar grandes sumas de dinero, incluso de manera altruista. También se presentan las figuras del chiquitero —bebedor de chiquitos, pequeñas copas de vino— y del chirene, un personaje cómico y socarrón. Sin embargo, estas expresiones culturales están cayendo progresivamente en desuso a raíz de la modernización de la ciudad y el papel de los medios de comunicación.

La presencia del euskera en Bilbao es menor que en otros municipios de Vizcaya como Bermeo o Lequeitio. En datos de 1986, la población vascófona o bilingüe de 5 o más años representaba el 27,7% del total. Sin embargo se observa un aumento de casi 10 puntos en comparación con los datos de 2001, cuando esta población representaba el 37,1%. Más de la mitad de este colectivo son menores de 30 años y residen en los distritos de Deusto, Begoña y Abando. Este aumento se dio principalmente por el aporte del sistema educativo tanto para niños como adultos, dado que uno de los datos más destacados que arroja la comparación entre ambos años es el aumento de los neo-vascófonos y el descenso de los hispanohablantes. Por otro lado, aunque se aprecia este crecimiento en el aprendizaje y conocimiento de la lengua vasca, no sucede así con su uso, pues sólo el 5% lo emplea regularmente en su casa.

La oferta museística de Bilbao comprende más de una decena de instituciones que abarcan distintas ramas del arte, las ciencias y el deporte. Destaca por sobre todos el reconocido Museo Guggenheim Bilbao, de la Fundación Solomon R. Guggenheim, inaugurado el 19 de octubre de 1997 y obra del arquitecto canadiense Frank Gehry. Su colección permanente se basa en las artes visuales posteriores a la segunda mitad del siglo XX, aunque en distintas exposiciones temporales se exhibieron obras de temática más variada, como un análisis del arte ruso o grabados de Alberto Durero. Otra importante pinacoteca bilbaína es el Museo de Bellas Artes creado en 1908, que recoge obras realizadas desde el siglo XII hasta la actualidad, centrándose principalmente en artistas españoles y flamencos. Tratando a las ciencias se encuentra el Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco, que conserva objetos y realiza exposiciones referentes al pasado vasco, y el Museo Marítimo Ría de Bilbao emplazado a orillas de la ría y que cuenta en su colección con barcos y otros elementos referentes a la actividad marítima y portuaria de la región.

La gastronomía bilbaína se asienta sobre los productos del mar y de la ría, como las angulas y el bacalao, siendo éste último un producto de vital importancia durante la escasez acaecida por el primer asedio carlista. Platos conocidos son el bacalao al pil-pil, la merluza en salsa verde, los chipirones —calamares— en su tinta y postres como los canutillos de Bilbao. En cuanto a las bebidas destaca el chacolí, un vino blanco que se elaboraba principalmente en Deusto y Begoña.

Bilbao celebra sus fiestas —llamadas Semana Grande o en euskera Aste Nagusia— anualmente desde 1978 durante nueve días, empezando cada 15 de agosto. Durante este periodo el ayuntamiento organiza actividades culturales como conciertos, obras de teatro y corridas de toros. La festividad comienza con el txupinazo —el lanzamiento de un pequeño cohete—, y la lectura del pregón por parte del pregonero. Otro símbolo de las fiestas es la Marijaia, una muñeca con los brazos en alto que es quemada el último día de las celebraciones.

El Aeropuerto de Bilbao (IATA: BIO, OACI: LEBB) apodado «La Paloma» por su forma de ave visto desde el aire, se encuentra a 12 kilómetros de la villa, entre los términos municipales de Lujua y Sondica. Con un total de 4,2 millones de pasajeros transportados en 2007, es el aeropuerto con más tráfico de todo el arco atlántico. En él operan 20 compañías aéreas que contabilizan un vuelo cada 4,5 minutos.

Inició su actividad el 13 de septiembre 1948, despegando el primer vuelo con destino a Madrid el día 20. y en el año 2000 se inauguraron sus nuevas instalaciones, obra del arquitecto valenciano Santiago Calatrava, las cuales fueron reformadas seis años después dadas distintas deficiencias como la falta de accesos a minusválidos y de protección contra la habitual lluvia y vientos de la zona.

El servicio de autobuses urbanos gestionado por el Ayuntamiento de Bilbao se comercializa bajo la marca Bilbobus. La misma cuenta con 28 líneas de autobús, 8 de microbús y 8 líneas de autobuses nocturnos durante los fines de semana denominados Gautxoris. Desde agosto de 2008 se encuentra concesionado por la multinacional francesa Veolia tras la finalización del contrato de TCSA. El billete sencillo cuesta 1,15€, resultando en el tercero más caro de España, por detrás de Barcelona y Adeje. Sin embargo, si se paga con el bono de transporte Creditrans la tarifa se reduce a 0,55€, siendo esta la más barata del Estado. En 2007, Bilbobus transportó 27,7 millones de pasajeros, aumentando un 1,6% sus viajes con respecto a 2006.

Bizkaibus es el servicio de autobuses interurbanos gestionado por el departamento de Obras Públicas y Transportes de la Diputación Foral de Vizcaya y sus servicios son prestados por siete empresas diferentes: TCSA, CAV, Encartaciones S.A., PESA, Euskotren, Autobuses de Lujua y Continental-Auto. Su principal cometido es unir a los diferentes municipios de la provincia con la capital, aunque también une distintos municipios menores entre sí; realiza así mismo las conexiones desde el aeropuerto de Bilbao con el centro de la ciudad y con la Termibús, la principal estación de autobuses. Del mismo modo, también explota rutas que comunican Bilbao con algunos municipios de Guipúzcoa y Álava.

Encartaciones S.A., ALSA, PESA, La Unión-La Burundesa, Continental Auto, Bilman Bus, Vivasa, Unión Bus y Atlassib son otras de las empresas de autobuses que operan en Bilbao desde Termibus con diversos destinos nacionales e internacionales.

La principal carretera que pasa por Bilbao es la Autopista del Cantábrico o AP-8 que comienza en la frontera con Francia, en Irún. Este es un tramo con peaje a la altura de Durango. Es la sucesora de la autopista Bilbao-Behobia que fue construida en junio de 1971. Tras cruzar la villa —en la que ofrece tres salidas en el este, el centro y el oeste— se convierte en autovía hasta llegar al municipio gallego de Lugo. Otra vía nacional es la Autopista Vasco-Aragonesa o AP-68, que comunica Bilbao con Zaragoza.

Finalmente existen también autovías locales que unen Bilbao con municipios cercanos, como Getxo (BI-637) y Balmaseda (BI-636). Otra autopista local que se encuentra en construcción es la Variante Sur Metropolitana de Bilbao, más conocida como «Supersur» que tras su inauguración en 2011 pretende descongestionar el tráfico de la A-8 en su paso por la ciudad.

La siguiente tabla muestra las distancias entre Bilbao y las principales localidades con las que se comunica por carretera.

El servicio de Renfe Cercanías cuenta con tres líneas. La línea C-1 (Bilbao-Abando - Santurtzi) es la de mayor demanda y presta servicio a los municipios de la margen izquierda de la ría. La línea C-2 (Bilbao-Abando - Muskiz) sigue el mismo recorrido que la línea C-1, hasta la estación de Barakaldo, donde se bifurca hacia la cuenca minera. Finalmente la línea C-3 (Bilbao-Abando - Orduña), prácticamente remonta el cauce del río Nervión desde Bilbao, hasta llegar casi a su nacimiento en Orduña. Todas las líneas parten desde la estación de Bilbao-Abando. Durante el ejercicio 2005, el servicio de Cercanías transportó 21,3 millones de pasajeros. En cuanto a grandes líneas se refiere, Bilbao está comunicado con el resto de la península gracias a los servicios de alta velocidad Alvia y Talgo a través de la línea Bilbao-Miranda de Ebro.

Por su parte, FEVE posee una línea de cercanías, Bilbao-Balmaseda, B-1, que une la capital vizcaína con los municipios de la comarca de Las Encartaciones. Su paso por el barrio de Basurto se encuentra en proceso de soterramiento. También cuenta con dos líneas Regionales que unen Bilbao con Santander por la costa, y con León por la línea del ferrocarril de La Robla. La estación terminal, Bilbao-Concordia, está dentro de la ruta de El Transcantábrico, un tren turístico que recorre la cornisa cantábrica durante 8 días y 7 noches.

EuskoTren opera tres líneas de cercanías que conectan Bilbao con Lezama, Bermeo y Ermua y una línea regional que une la capital vizcaína con San Sebastián. En 2006 transportó a más de 17 millones de pasajeros.

El ayuntamiento es responsable del funicular de Archanda, un funicular que permite el ascenso al monte Archanda inaugurado el 7 de octubre de 1915.

Desde 1993 la naviera P&O Ferries une el Puerto de Bilbao, en Santurce, con Portsmouth en Inglaterra mediante su ferry Pride of Bilbao con una frecuencia de 3 días. En 2006 el servicio transportó a más de 200.000 pasajeros. Entre el 18 de mayo de 2006 y el 15 de marzo de 2007, la también naviera Acciona Trasmediterránea ofreció 2 servicios semanales entre Santurce y Portsmouth, los cuales fueron suspendidos. En los 10 meses en los que estuvo activo el ferry Fortuny transportó 20.000 pasajeros.

El metro de Bilbao fue planificado desde fines de los años 1970 y fue inaugurado el 11 de noviembre de 1995, comprendiendo las 23 estaciones entre el Casco Viejo y Plencia. A octubre de 2008 el metro consta de dos líneas —1 y 2—con forma de Y que discurren por ambas márgenes de la ría confluyendo a la altura de Deusto en un tronco común hasta llegar al municipio de Echévarri. En 2007, el metro de Bilbao aumentó sus pasajeros un 7,6% con respecto al ejercicio anterior, llegando a los 85,6 millones de viajes. La línea 3 se encuentra en construcción y a partir de 2012 unirá Echévarri con el distrito de Uríbarri, brindando servicio a 37.000 bilbaínos. Por último, se encuentran en proyecto las líneas 4, que unirá la estación de Moyua con Recalde y la 5, entre Echévarri y Galdácano.

El primer tranvía llegó a la villa el 9 de septiembre de 1876, cuando se inauguró la línea que unía el Casco Viejo con Zorrozaurre. El vehículo era de Tracción animal, como era usual en la época. Más tarde esa línea llegaría a Algorta y en 1882 se inauguraría otra con destino a Santurce. Esta última línea se electrificaría el 1 de febrero de 1896, constituyendo así el primer tranvía eléctrico de España. La línea a Algorta lo haría el 10 de noviembre del mismo año. Hasta 1919 existieron hasta once líneas de tranvías que conectaban distintos barrios de Bilbao y otros municipios. Sin embargo, la aparición del trolebús el 20 de junio de 1940 supuso la paulatina supresión de las líneas tranviarias —la última se cerraría en 1964—. A su vez, los trolebuses también fueron sustituidos, esta vez por autobuses. Para el 28 de octubre de 1978 la tracción eléctrica había desaparecido de la villa.

Veinte años después, en 1998, se firmó un convenio entre el Departamento de transportes del Gobierno Vasco, el Ayuntamiento de Bilbao y la sociedad Bilbao Ría 2000 para la construcción de una nueva línea de tranvía. La Línea A se inauguró el 18 de diciembre de 2002 comprendiendo las estaciones entre Atxuri y San Mamés. Sucesivas ampliaciones ocurrieron desde entonces, agregando estaciones intermedias y extendiendo la línea hasta Basurto. En 2010 se inaugurarán tres nuevas paradas en el distrito de Recalde y se pretende completar una línea de recorrido circular en un futuro cercano. En 2006 el nuevo tranvía, operado por Eusko Trenbideak - Ferrocarriles Vascos S.A. bajo la marca EuskoTran transportó 2,9 millones de pasajeros.

Entre las empresas de televisión que funcionan en la villa destaca la autonómica Euskal Telebista, que cuenta con una de sus sedes en el barrio de Basurto. La misma emite en cinco canales diferentes, ETB 1, ETB 2, ETB 3, ETB Sat y Canal Vasco. También cuentan una delegación en la capital las cadenas nacionales TVE, Antena 3 TV y Tele 5, así como también Telemadrid. Por otra parte, también emiten las cadenas locales Tele Bilbao, Bilbovisión, Canal Euskadi, Tele 7 (en Baracaldo) y Canal Bizkaia.

En Bilbao se venden principalmente las ediciones locales de cuatro periódicos de información general de ámbito regional del País Vasco que también cuentan con ediciones locales en las demás capitales vascas. Estos periódicos son El Correo, Deia, Gara y Berria. De estos periódicos El Correo y Deia se publican en castellano, Gara es bilingüe de euskera y castellano y Berria está escrito solamente en euskera. Dedicado a la información económica, se editan dos publicaciones: Empresa XXI y Estrategia Empresarial. También se editan ediciones locales de los periódicos nacionales El País y El Mundo y de los periódicos económicos Cinco Días, Expansión y La Gaceta de los Negocios. Como periódicos deportivos cuentan con ediciones locales los periódicos El Mundo Deportivo y Marca. En ciertos puntos de la ciudad se pueden adquirir algunos de los principales periódicos del mundo: Le Monde, The New York Times, The Times, The Wall Street Journal, entre otros.

La ciudad de Bilbao goza de una excelente cobertura de emisoras de radio de todos los formatos, emitiendo tanto en castellano como en euskera. Dedicadas a la información general hay en la ciudad emisoras de las principales cadenas nacionales: Radio Nacional de España, Cadena SER, Onda Cero, COPE, y Punto Radio. A esto hay que añadir las emisoras que tiene Radio Euskadi, que es de ámbito regional, y otras emisoras de menos audiencia de ámbito puramente local. En FM se pueden sintonizar las emisoras eminentemente musicales y otras específicas dedicadas a la información deportiva o económica.

Bilbao cuenta con un equipo de fútbol en la Primera División de España masculina, el Athletic Club, uno de los tres equipos —siendo los otros dos FC Barcelona y Real Madrid— que disputó todas las ediciones de la máxima categoría del fútbol español. Su sección femenina, el Athletic Club Emakumeen Taldea se ha proclamado campeón de la Superliga en cuatro de las seis ediciones disputadas desde que existe este torneo.

El club disputa sus partidos de local en el estadio San Mamés, conocido popularmente como «la Catedral». Tiene una capacidad para 40.000 espectadores. Fue inaugurado el 21 de agosto de 1913 con un partido entre el Athletic Club y el Racing Club de Irún, encuentro que finalizó en empate a 1. En 2006 se anunció la construcción de un nuevo estadio que se emplazará a la vera del actual, el cual sería demolido. El mismo tendrá una capacidad aproximada de 52.000 localidades.

Bilbao también cuenta con un equipo de baloncesto en la liga ACB, el iurbentia Bilbao Basket, fundado el 7 de marzo de 2000. Ascendió a la máxima categoría en la temporada 2003/04 y se ha convertido en Sociedad anónima deportiva. El equipo juega de local en las instalaciones de La Casilla y en el Bilbao Exhibition Center de Baracaldo.

El equipo de fútbol sala, Exbasa Bilbo, militó en la temporada 2005-2006 en la División de Honor, aunque no consiguió mantener la categoría y durante la temporada 2006-2007 ha competido en la División de Plata.

Además de estas actividades deportivas de alto nivel, Bilbao cuenta con una red de polideportivos gestionados por el Instituto Municipal de Deportes de Bilbao - Bilbao Kirolak, en los que se puede practicar natación, tenis, fútbol sala o vóleibol, entre otros deportes.

Al principio



Granada

Bandera de Granada

Granada es una ciudad y un municipio español capital de la provincia homónima situado en la comunidad autónoma de Andalucía, concretamente en la comarca de La Vega.

Hacia el s. XVI fue la capital del antiguo Reino de Granada y en el escudo municipal ostenta los títulos de "Muy noble, muy leal, nombrada, grande, celebérrima y heroica ciudad de Granada".

En 2008 la habitaban 236.988 habitantes, y más de medio millón contando el área metropolitana. Los barrios son muy diferentes entre sí en parte por la continua inmigración hasta la década de 1990, los más importantes son el Zaidín, el Albaicín, el Sacromonte, el Realejo, La Chana, el Almanjáyar y la Cartuja.

Actualmente (2009) constituye un núcleo receptor de turismo, debido, además de a los monumentos de la ciudad, a la cercanía de la Estación de Esquí de Sierra Nevada, las Alpujarras y la Costa Tropical. De entre sus construcciones históricas, la Alhambra es una de las más importantes del país, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1984 junto con el jardín del Generalife y el Albaicín. Además tiene la mayor catedral renacentista del mundo.

Desde su constitución en 1989, Granada es la sede del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, si bien hay algunas Salas del mismo en Málaga y Sevilla.

La Universidad es la cuarta nacional por número de alumnos y es uno de los destinos preferidos por los universitarios europeos del programa erasmus.

En el siglo XI los ziríes trasladaron la capital de Medina Elvira («Ciudad Elvira») a Medina Garnata. La etimología del topónimo es discutida, y podría provenir tanto del árabe ("Gar-anat", «Colina de peregrinos») como incluso del latín ("granatum", «granado»).

El término municipal de Granada ocupa unos noventa kilómetros cuadrados está representado en las hojas 1009, 1010, 1026, y 1027 del Mapa Topográfico Nacional y se sitúa en la parte más oriental de la depresión de Granada, en contacto con el piedemonte de Sierra Nevada (Formación Alhambra y Cono de la Zubia). La depresión granadina se sitúa estratégicamente en el Surco Intrabético. De esta forma, a partir del pasillo de Iznalloz tiene acceso al desfiladero de Despeñaperros y por lo tanto a Madrid; a partir de Valle de Lecrín tiene acceso a la costa Subtropical granadina; por el Puerto de la Mora tiene acceso a las Hoyas de Guadix y Baza y por lo tanto a Almería y Murcia; y por último, a partir del pasillo de Loja tiene acceso a la Depresión de Antequera y a la Depresión Bética.

La comarca tiene dos zonas diferenciadas: la llanura aluvial occidental, que pertenece a la depresión de Granada y al Surco Intrabético; y el relieve montañoso oriental. Granada se encuentra al pie de la falda noroccidental de Sierra Nevada, a 683 msnm, en la confluencia de los ríos Darro y Genil.

El municipio se integra en la cuenca del río Genil, subsidiaria de la del Guadalquivir. Por él discurren varios ríos y arroyos afluentes del Genil, cuyos cauces están encajados por la proximidad de Sierra Nevada y la actividad sísmica de la zona. Esta angostura también es manifiesta en los barrancos provocados por corrientes fluviales extintas por filtración o captación.

La red hidrográfica granadina la conforman, junto con el Genil, los ríos Darro, Beiro, Monachil y Dílar, entre otras redes hidrográficas.

El clima es mediterráneo continentalizado: fresco en invierno, con abundantes heladas; y caluroso en verano, con máximas sobre los treinta y cinco grados Celsius. La oscilación térmica es grande durante todo el año, superando muchas veces los 20º C en un día. Las lluvias, ausentes en verano, son escasas durante el resto del año y se concentran en el invierno.

Las principales zonas verdes urbanas son el bosque caducifolio de la Alhambra y los jardines como el Generalife, el Parque García Lorca y el Jardín botánico recientemente restaurado. Entre los Cármenes con mejores jardines se encuentran el Carmen de los Cipreses, de Acosta, de Nuestra Señora de las Angustias y el de Manuel de Falla.

En los jardines y bosques nazarís, conviven unas 300 especies e híbridos, de más de 90 familias y algo más de 210 géneros, donde predominan el arrayán y el boj, que se utilizan en la formación de setos, así como el ciprés, empleado en paredes y esculturas vegetales.Otras especies que se encuentran, son la rosa, el durillo, el evónimo, la adelfa, el aligustrón, el laurel, el naranjo amargo o la hiedra.

Para preservar esta riqueza biológica se está proyectado un banco de germoplasma que recopilará y conservará material biológico de sus especies vegetales más representativas y un vivero para la gestión del material biológico destinado a la plantación. Ambas iniciativas se acometerán en colaboración con la Universidad de Córdoba. Se prevé que el centro comience a funcionar en 2009 y recopilará semillas con interés histórico del conjunto palaciego, el Generalife, así como de las huertas de los ríos Darro y Genil. Para la realización de proyecto, el Patronato recibirá la colaboración del Banco de Germoplasma Vegetal Andaluz, dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, y del Jardín Botánico de Córdoba.

Debido a la amplitud de los bosques y jardines y a la abundancia de insectos que sirven de alimento a las aves, habitan la zona una gran cantidad de aves diferentes tanto estables como migratorias.

Los orígenes fundacionales no están historiados y las investigaciones se basan en especulaciones teóricas. La documentación más antigua se remonta a la tribu ibérica de los túrdulos, una de las más avanzadas de entre los primeros pobladores peninsulares ibéricos. Esta tribu fundó la ciudad con el nombre de Ihverir.

Entre los siglos I y II a.C. los romanos la conquistaron y convirtieron en capital municipal, y la nominaron tanto en lengua ibérica, Iliberis, como en latín, Florentia. Esta población romana ocupaba los actuales barrios de la Alcazaba y el Albaicín y se extendía hasta la colina de la Alhambra.

Se han localizado monedas y medallas visigóticas, lo que indica que conservó la capitalidad. Iliberis compartía asentamiento con Granata, más una barriada que una población autónoma que se alzaba en la frontera de la Alcazaba de Iliberis y habitada por una mayoría judía.

La invasión musulmana de la península Ibérica comenzó en el año 711 con la llegada de Táriq a las costas de Tarifa. La etapa musulmana de Granada se inició en XI, concretamente en el 1013, y como consecuencia de un traslado de la población efectuado al Albaicín por razones de seguridad. Los ziríes, que eran norteafricanos pero no árabes, construyeron una nueva ciudad sobre otras que allí existieron. En el año 1238, Muhammad Ibn Yusuf Ibn Nasr conocido como Ibn al-Ahmar, fundó la dinastía nazarí, tras conquistar Granada, que mantendría el último reino musulmán del occidente europeo hasta la conquista de la ciudad el 2 de enero de 1492 por parte de los Reyes Católicos, esta dinastía construyó los palacios de la Alhambra.

Granada, fue un importante centro urbano de al-Ándalus, formó parte del Califato de Córdoba integrada en la cora de Elvira. Con la llegada de los ziríes en el siglo XI, se retraslada la capitalidad desde Medina Elvira —en el llano de Atarfe— hasta su primitiva ubicación junto a "Garnata al jaud" —que era lo que quedaba de la antigua Ilíberis, un barrio judío ubicado en la salida sur y con infraestructura hidráulica romana— o sea en la cima del Albaicín.

Desde el siglo XIII se describe a Granada como ciudad de conocimiento y de gran belleza. Al-Saqundi hablando de la ciudad dice: «Granada es pasto de los ojos, elevación de las almas»; Ibn Yuzayy por su parte comenta que: «no tiene sentido prodigarse hablando de una ciudad tan renombrada»; y describiendo las construcciones de la Alhambra Ibn al-Jatib dice que: «deslumbran los ojos y asombran las inteligencias». Al-Basit habla de Granada en estos términos: «Es lugar de reunión de personajes ilustres, de poetas, de científicos, de artistas; están en ella los mejores hombres de nuestro tiempo».

Granada se convirtió en una de las ciudades más prósperas de Europa y llegó a contar, durante el siglo XV, con 165.000 habitantes por lo que era la ciudad más poblada de Europa. Bajo el reinado de Alhamar se construyó el Palacio de la Alhambra (no lo que se ve ahora porque su aspecto actual se debe a Yusuf I y Mohamed V, en el siglo XIV).

En el Albaicín vivían los artesanos y la nobleza. La población ocupó la parte más baja hacia el sur, con grandes industrias, aduanas y la madraza (primera universidad que tuvo Granada, fundada en 1349 por Yusuf I). En El Realejo se asentó el barrio judío. Tenían una base sólida y económica. Estos tenían su barrio en la orilla izquierda del río Darro. Fueron identificados como "Garnata al-Yahud". Tras la Reconquista castellana, y la expulsión de los judíos, este barrio sufrió profundas modificaciones urbanísticas, y no se ha conservado casi ningún resto del barrio medieval, que debió contar con bellas sinagogas.

El 2 de enero de 1492, la ciudad se rindió a las tropas de los Reyes Católicos, suponiendo el final del reino nazarí. Aunque en las capitulaciones que rendían Granada a los Reyes Católicos se realizaron en unas condiciones generosas y las personas encargadas de hacerlas respetar, sobre todo el arzobispo Hernando de Talavera, intentan administrar, también con generosidad. Lo cierto es que la población musulmana fue arrinconada en los barrios de Albaycín y Antequeruela. Las continuas fricciones entre la población musulmana y las autoridades cristianas desembocaron en la sublevación de las Alpujarras.

Felipe II, un Austria ajeno a la ciudad, remató definitivamente el sueño de Isabel de convivencia pacífica entre dos mundos que, en el fondo, no eran tan distintos. En el 1500 surge el primer motín en el Albaicín y no pararon hasta que el ilustre don Juan de Austria, en el 1571, acabó con los moriscos sublevados en la Alpujarra y dio muerte a su rey, Abén Humeya o don Fernando de Válor. Tras ser sofocada, miles de moriscos, en su mayoría artesanos, fueron deportados a tierras del interior de la península, ocupando los cristianos sus tierras y apoderándose de sus bienes. Estos abandonaron el trabajo de las mismas y Granada entró en un periodo de declive económico. La explosión religiosa contrarreformista que la convertiría en un permanente espectáculo barroco durante el siglo XVII.

A partir siglo XIX volverá a experimentar interesantes transformaciones en las que se mezclarán los espacios liberados por la desamortización con los gustos franceses e ingleses en la creación de plazas y jardines. El Salón, la Bomba son el resultado, aunque para construirlas hizo falta deshacer gran parte del antiguo trazado urbano, como pasó al construir la Gran Vía por la que se sacrificó el viejo barrio de la Mezquita Mayor.

La Guerra Civil en Granada se vio muy condicionada por el asesinato que se produjo del poeta Federico García Lorca el día 19 de agosto de 1936 en las afueras de la ciudad de Granada por un grupo de falangistas, después de permanecer varios días detenido en el Gobierno Civil. Una muerte más de la guerra civil española, pero que, por la calidad de la persona asesinada y por las circunstancias que en el hecho concurrieron, ha terminado convirtiéndose en un símbolo.

El historiador Ian Gibson describe en el libro: La represión nacionalista de Granada y la muerte de Federico García Lorca los resultados de las elecciones de febrero de 1936, en España y Granada, los sucesos granadinos del 10 de marzo, la tirantez de relaciones entre los diversos gobernadores civiles que se suceden en esta primavera trágica, la anulación de las elecciones parlamentarias en la provincia de Granada, la reposición del concejo destituido en octubre de 1934 y la conspiración nacionalista. En otro capítulo relata la repercusión en Granada, de Alzamiento Nacional desglosando la situación en esta ciudad en relatos diarios, desde el 18 al 23 de julio. Tiempo que duró la resistencia en Granada.

En los registros del cementerio de Granada de los años 1936 a 1939, constan los nombres de 2.137 fusilados. Esta cifra está de acuerdo con los datos del Anuario Estadístico de España de 1943 y con los de la Reseña Estadística de la provincia de Granada del año 1956, y asimismo coinciden las distribuciones anuales. Esto confirma la fiabilidad de dichas estadísticas.

Desde el triunfo de Alzamiento Naciones en Granada el poder se dividió entre el Gobernador Militar, el Gobernador Civil, a la vez jefe provincial del Movimiento franquista y el obispo de la diocesano. A propuesta suya el Ministro de la Gobernación nombraba y cesaba alcaldes a conveniencia y según los informes por ellos emitidos.

De entre los alcaldes elegidos por ellos destacan por Gallego Burín, regidor de la primera época del Franquismo durante trece años, y Sola Rodríguez-Bolivar, quien durante quince gestionó la planificación urbanístico de los años sesenta.

En 1970 se produjo una huelga de la construcción disuelta con fuego real que provocó tres víctimas mortales. A memoria suya se levantó un monumento en La Caleta.

El tres de abril de 1979, se celebraron en toda España las primeras Elecciones municipales democráticas, y cuatro partidos políticos obtuvieron representación en Granada: UCD, PSOE, PCE y PSA; ninguno obtuvo votos suficientes para gobernar y aliaron PSOE, PCE y PSA, y el pleno municipal eligió como alcalde al concejal socialista Antonio Jara Andreu.

En 1989 se constituyó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía cuya sede está la ciudad de Granada, aunque alguna de sus Salas están ubicadas en Sevilla y Málaga.

El seis de noviembre de 1982, el Papa Juan Pablo II visitó la ciudad de Granada asistiendo a una homilía multitudinaria en el Polígono de Almanjáyar.

En los noventa se mejoraron las comunicaciones terrestrse al construirse autovías con Almería, Jaén, Málaga y Sevilla, y al facilitarse las salidas hacia Madrid y el Levante.

En mayo de 1995 se inauguró el Parque de las Ciencias, el primer museo interactivo meridional español. Este museo permite un acercamiento lúdico a la cultura científica, y durante el periodo escolar lo visitan miles de escolares.

ETA ha cometido varios atentados terroristas: el nueve de octubre del año 2000 asesinó al Fiscal del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Luis Portero . Estos asesinatos conmovieron a la opinión pública y provocaron manifestaciones multidurinarias contra el terrorismo etarra.

La ciudad de Granada cuenta en 2008, con 236.998 habitantes y según muestra la tabla demográfica de los últimos 100 años, la población residente en Granada ha descendido sensiblemente, debido principalmente al éxodo de las parejas jóvenes hacia las localidades del Área Metropolitana donde el precio de la vivienda ha sido más asequible, y donde hay mejores expectativas laborales. La población de la ciudad está muy envejecida, y el descenso de población puede que sea más acusado aún en los próximos años. En 2007 había 13.323 extranjeros censados, siendo los marroquíes el grupo más numeroso con un 21,98%.

La pirámide de población de Granada se asemeja bastante al modelo de población envejecido típico en los países desarrollados occidentales, caracterizada por tener forma de as de picas, con una estrecha base (población joven) y un amplio cuerpo (población adulta) que se reduce conforme aumenta la edad considerada. Esta estructura de la población es típica en el régimen demográfico moderno con una evolución hacia un envejecimiento de la población y una disminución de la natalidad anual.

El Área Metropolitana de Granada está compuesta por cincuenta municipios y la capital, pero todavía no está consituida formalmente como organismo político y administrativo. Está teniendo un gran crecimiento poblacional, ya que está recibiendo a muchos habitantes de la capital como del resto de poblaciones de la provincia. Se da la circunstancia que la capital está perdiendo población, la cual decide fijar su residencia en localidades vecinas. Existen varios servicios públicos que están mancomunados. Las causas principales del éxodo de la capital hacia los pueblos del Área Metropolitana se deben principalmene a la dificultad de acceder a una vivienda en la capital por los precios tan altos que tiene y por motivos laborales ya que en estas localidades se están ubicando la mayoría de polígonos industriales.

La ciudad de Granada es la capital de la provincia del mismo nombre, y por tanto están ubicadas en la ciudad todos los entes administrativos de ámbito provincial tanto dependiente del gobierno autonómico como del Estado. Por parte de la Junta de Andalucía hay una delegación provincial de cada una de las consejerías de Gobierno, coordinadas por un delegado; por parte del Gobierno de España se ubica la Subdelgación, dependiendo del Delegado del Gobierno en la comunidad autónoma. Asimismo se ubica en la ciudad la sede de la Diputación Provincial de Granada. En el ámbito privado y como consecuencia de esta capitalidad de provincia muchas empresas y organismos tienen ubicadas sus sedes provinciales.

La Administración Judicial que existe en Granada es muy extensa porque es la sede de la Presidencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) es Audiencia Provincial, y además es cabeza del Partido Judicial nº 3 de la provincia de Granada, cuya demarcación comprende la ciudad más 48 poblaciones de la comarca, algunas de ellas muy pobladas del Área Metropolitana.

La administración política de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Granada mayores de 18 años y nacionales de España y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Granada está formada por 27 concejales. En las últimas Elecciones Municipales celebradas en 2007, la constitución del Ayuntamiento fue de 16 concejales pertenecientes al Partido Popular, 9 al Partido Socialista (PSOE), y 2 concejales pertenecientes a Izquierda Unida (IU). Como consecuencia de dichos resultados el Pleno Municipal eligió Alcalde por 4 años a José Torres Hurtado del PP.

Desde que se instauró le Democracia se ha producido la alternancia en la gobernabilidad de la ciudad entre los dos partidos mayoritarios PP y PSOE con total normalidad.

Gabinete de comunicación. Gestión unificada de licencias. Juventud. Medio ambiente. Oficina Municipal de información al consumidor (OMIC). Participación ciudadana. Agrupación de Voluntarios de Protección Civil. Policía local.

En toda Andalucía, y por tanto en Granada, está operativo el sistema de Emergencias 112, que mediante un número de teléfono gratuito 112, atiende cualquier situación de urgencias y emergencia en materia sanitaria, extinción de incendios y salvamento, seguridad ciudadana y protección civil. Los profesionales de 112 Andalucía atienden las llamadas de urgencia y emergencia en español, inglés, francés o alemán, incorporando además la atención de llamadas en árabe; garantizando un servicio integral a la población sin importar circunstancia, condición o procedencia.

La estrategia de Seguridad Ciudadana que se establece en Granada, ante grandes acontecimientos de movilización y reunión de personas, tales como las Fiestas de Primavera de Semana Santa y Corpus Christi, u otros de gran tensión e interés, como la movida juvenil, se planifica por un organismo denominado, Junta Local de Seguridad Ciudadana, del cual forman parte las fuerzas de seguridad de la Policía Nacional, Policía Local y Protección Civil. Además de los integrantes citados colaboran en el mantenimiento de la Seguridad Ciudadana en las competencias y responsabilidades que tienen: el Cuerpo de Bomberos, el servicio de Emergencias Sanitarias 061, la Guardia Civil y la Cruz Roja.

La Seguridad Ciudadana cotidiana de proteger a los ciudadanos de los malhechores corre a cargo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad estatales y locales en función de las competencias que cada estamento tiene, procurando actuar de forma coordinada y en colaboración en la persecución y resolución de todo tipo de delitos que se produzcan a los ciudadanos.

El desarrollo urbanístico de la ciudad ha sido muy intenso a lo largo del siglo XX debido al aumento continuo de la población, que pasó de 75.570 habitantes en el año 1900 a 244.486 en el año 2000. Este aumento provino del crecimiento vegetativo y de la inmigración procedente principalmente de otras localidades de la provincia de Granada. Pero si el centro de Granada constituye un mosaico urbano donde el patrimonio histórico es rodeado por una red de calles estrechas en gran parte peatonales, la ciudad, a partir del siglo XIX y sobre todo del siglo XX, comienza a desbordarse de su perímetro inicial . Progresivamente se establecen barrios que serían cada vez más numerosos y alejados. Los barrios de Granada se caracterizan por ser muy diferentes unos de otros en cuanto a población y equipamientos.

El POTAUG, es el instrumento de planificación para el desarrollo y coordinación de las políticas, planes y propuestas de las Administraciones y Entidades Públicas y de la actividad de los particulares en su ámbito territorial de actuación. Es pues un documento que se elaboró y aprobó para regular el desarrollo urbanístico del Área Metropolitana de Granada . En el documento se señalan qué terrenos de Vega están protegidos y con qué grado. Se aprobó definitivamente a finales de 1999, con el apoyo de 32 municipios de todos los signos políticos y, desde entonces, sólo ha habido una modificación de calado, la que ha permitido que se construya el polígono de Marchalendín.

La situación actual del Área Metropolitana supone que los grandes proyectos hay que verlos con perspectiva metropolitana y no local. Como por ejemplo el desarrollo del Parque Tecnológico de la Salud y la Universidad. El POTAUG, fue el primer diseño urbanístico metropolitano de Andalucía. El POTAUG pretende que la Vega no se toque, porque la Vega es un territorio protegido y tiene que mantenerse. En el pasado ya se ha liberado mucho terreno de la misma para viviendas e infraestructuras, como por ejemplo el suelo, donde se ha instalado el Parque de la Ciencias, que eso era Vega y el cinturón de circunvalación.

La ciudad de Granada al ser capital de provincia esta muy bien comunicada por carretera. La siguiente tabla muestra las distancias entre Granada a otras ciudades, incluyendo todas las capitales de provincia de Andalucía.

El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Granada es una entidad de Derecho Público de carácter asociativo, dotada de personalidad jurídica independiente de la de sus miembros, patrimonio propio, administración autónoma y de amplia capacidad jurídica, y se constituye con el objeto de articular la cooperación económica, técnica y administrativa entre las Administraciones consorciadas a fin de ejercer de forma conjunta y coordinada las competencias que les corresponden en materia de creación y gestión de infraestructuras y servicios de transporte, en el Ámbito territorial de los municipios consorciados.

Las empresas concesionarias de transporte público de viajeros que conforman el Consorcio son las siguientes : Transportes Rober, S.A., Transportes Alsina Graells Sur, S.A., Transportes Arana, S.L., Trinidad Nievas, S.L., Autocares Framar, S.L., Autocares José González, Tranvías Eléctricos de Granada, Autogranadina Empresa Torres, S.L., Autocares Martín Corral, S.L., Carlos Fernández de la Torre, S.L., Empresa Liñán, S.A, Ureña e Hijos, S.L., Autocares Marcos Muñoz, S.L.

El Ayuntamiento de Granada tiene concedida la explotación del transporte urbano en autobús a la empresa Transportes Rober, S. A. desde el año 1962. Desde entonces el crecimiento del servicio ha ido evolucionando a la par que lo iba haciendo el desarrollo urbanístico de la ciudad. Para prestar sus servicios cuenta con una flota de 150 autobuses siendo alguno de ellos articulados de largo especial. El servicio se presta en 29 líneas de recorrido divididas de la siguiente forma: una metropolitana, cuatro turísticas, dos nocturnas y las 22 restantes (la 8 tiene un servicio especial para los días no lectivos del año, las líneas C y U solo funcionan los días lectivos del curso universitario). La empresa ha implantado un Sistema Integrado de Gestión, que incorpora el cumplimiento de las Normas UNE-EN-ISO 9001:2000 y Norma UNE-EN-ISO 14001:2004 y Especificación OHSAS 18001:1999.

Las últimas cifras de explotación de 2007, indica que anualmente transporta a unos 35 millones de pasajeros al año. Esta empresa mantiene contratos de suministro o colaboración de transportes con otras empresas instaladas en el Área Metropolitana y pertenece al Consorcio de Transporte del Área de Granada.

Granada tiene una estación situada en el centro de la ciudad. A ella llegan dos líneas de ferrocarril: Moreda-Granada y Bobadilla-Granada. Ésta última está siendo adaptada para Alta Velocidad Española.

Posee diariamente conexiones nacionales directas a través de Renfe-Larga distancia: El Tren Hotel Gibralfaro y el Tren Arco García Lorca a Albacete, Valencia-Estació del Nord, Castellón, Tarragona y Barcelona Sants; y los dos trenes Talgo "Altaria" a Antequera-Santa Ana, Córdoba-Central, Ciudad Real-Central y Madrid-Puerta de Atocha.

Asimismo dispone de conexiones regionales directas mediante Renfe-Media Distancia a Sevilla, Almería, Algeciras, Antequera, Ronda, Loja, Guadix, y Linares-Baeza.

Hay cierta sensibilidad social en la provincia hacia la reapertura del tramo ferroviario Guadix-Baza-Almendricos cuyo cierre en 1985 interrumpió la línea Granada-Murcia, el llamado ferrocarril del Almanzora, que conectaba el sureste peninsular con el arco mediterráneo.

El Aeropuerto Internacional Federico García Lorca de Granada-Jaén situado junto a la A-92 a 17 kilómetros de la ciudad, en la localidad de Chauchina, cuenta con vuelos nacionales a Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, Lanzarote, Melilla. También cuenta con vuelos a distintas ciudades y capitales europeas como Londres (con Ryanair y anteriormente también con Monarch Airlines, este último ya suspendido ) y Liverpool, Nottingham o Milán (con Ryanair. Ha contado con vuelos regulares a París (con Vueling y Transavia) y a Roma con Vueling (ambos destinos hasta septiembre-octubre de 2008 ) y a Fráncfort con Ryanair (hasta septiembre de 2007 ).

El suministro energético a la ciudad de Granada y su área metropolitana está de acuerdo con los objetivos que establece el Plan Energético de Andalucía, aprobado el año 2003.

Granada y su Área Metropolitana es una zona de gran consumo de electricidad y casi nula producción de la misma, por lo que la electricidad que se consume debe ser traída de largas distancias desde las diversas centrales eléctricas de producción mediante líneas de transporte de alta tensión.

Del transporte de la energía eléctrica por todo el territorio nacional se ocupa en régimen de monopolio la empresa Red Eléctrica. A Granada llega la electricidad mediante dos líneas de alta tensión de 400 kilovoltios, procedentes una de ellas de la subestación de El Fargue (Granada) y la otra de las centrales eléctricas de Escombreras (Murcia).

La distribución de la electricidad en Granada la realiza la empresa Endesa-Distribución que además de Granada distribuye energía eléctrica en otas muchas ciudades y regiones de España y otros países. La empresa Endesa abosorvió a Sevillana de Electricidad em la década de los 90, y por razones legales se dividió en dos empresas Endesa-Generación y Endesa-Distribiución. Actualmente (2008), ya es posible contratar el suministro de electricidad con cualquier operador eléctrico.

El consumo total de energía eléctrica en 2006, fue de 1.024.240 kWh. de los que 438.756 kWh. correspondieron al consumo residencial de los hogares granadinos.

Le empresa Repsol-Butano, tiene en el municipio granadino de Peligros unas instalaciones logísticas de gas butano y propano para cubrir la demanda que este tipo de combustible genera en toda la provincia de Granada, donde los distribuidores locales se nutren para suministrar a las viviendas las populares bombonas de 13 kg, y en las estaciones de servicio Repsol, se expenden las nuevas bombonas ligeras de 6 kg. Mediante camiones cisternas se suministra el gas a las industrias y urbanizaciones que tienen canalizaciones directas de gas procedente de un depósito mayor que una bombona. El gas llega a las instalaciones de Peligros en vagones de ferrocarril procedente de las refinerías de petróleo y en esa planta se hace el rellenado de las bombonas vacías. También la empresa CEPSA reparte butano en la ciudad con un tipo de bombonas más ligeras.

El gas natural que se consume en Granada y su Área Metropolitana, proviene en estado líquido de Argelia, y en pequeña proporción de los yacimientos de las provincias de Huelva y Sevilla. Es distribuido por una red básica de Alta responsabilidad de ENAGAS y a partir de aquí la distribución a las viviendas e industrias que lo utilizan es responsabilidad de Gas Andalucía. El consumo de gas natural se ha ido incrementando a medida que se van construyendo las redes de distribución a las viviendas. El Plan Energético de Andalucía, ha tomado la decisión de impulsar el consumo de gas natural frente a otros productos.

La empresa encargada de gestionar el suministro de agua potable a la ciudad de Granada y la posterior depuración de las aguas residuales se llama Emasagra, que opera en la ciudad desde 1.982. Emasagra gestiona el ciclo integral del agua bajo los criterios del desarrollo sostenible, siguiendo las recomendaciones de Naciones Unidas y de la Unión Europea.

La estructura accionarial de la empresa es que el 51% de las acciones pertenecen al Ayuntamiento de Granada y el 49% pertenece a la empresa Aguagest Sur, de la que forman parte el grupo AGBAR y las cajas de Ahorros Unicaja y Caja Granada.

La planta potabilizadora de agua potable ETAP está situada en Lancha del Genil, a 4 km. de Granada y a una altitud de 780 m. Consta de tres plantas diferentes, construidas a medida que aumentaban las necesidades de la ciudad. El control de las tres plantas está totalmente automatizado. Cuenta con un Laboratorio de última generación, adaptado a las exigencias de RD 140/2003.

Emasagra tiene dos estaciones depuradoras de aguas residuales. El diseño de ambas plantas responde al esquema clásico: línea de aguas con tratamiento biológico por fangos activados, digestión anaeróbica de fangos con secado mecánico y línea de gas.

La recogida y el posterior tratamiento de las basuras domésticas, técnicamente denominadas residuos sólidos urbanos (RSU), es competencia del Ayuntamiento que lo gestiona a través de la empresa INAGRA, mediante la correspondiente concesión administrativa. La empresa INAGRA nace en 1985 y es una sociedad que tiene como objeto la explotación de la concesión municipal de la limpieza viaria, recogida y transporte de la basura (RSU) a los vertederos de RESUR, y el mantenimiento y reposición de contenedores y papeleras.

En, Granada, se realiza una recogida selectiva de basuras mediante contenedores instalados en las vías públicas donde se depositan los envases de vidrio, papel, plástico y residuos orgánicos en contenedores separados. También existen varios puntos limpios en la ciudad, para depositar muebles, electrodomésticos y otros enseres. Cada habitante produce una media aproximada de 500 kilos de basura al año. Las tasas por recogida de basuras se cobran mensualmente con una cantidad fija entre 6,1 y 9,2 euros relacionadas con la categoría fiscal de la calle y el consumo de agua que se tenga en los hogares.

La empresa de Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), es la concesionaria del servicio de vertederos en Granada, mediante un contrato que mantiene con la Diputación de Granada través de la empresa RESUR, que gestiona dos plantas de recuperación y compostaje de basuras situadas en Alhedín y Vélez-Benaudlla.

En la ciudad hay un total de 69 centros de Educación Secundaria de los cuales muchos de ellos son centros privados concertados. Para la Educación Primari existen 104 centros educativos donde se imparte Educación Infantil y Primaria, repartidos entre privados concertados y centros públicos. Existen 5 centros de Educación de Adultos y en el Hospital Virgen de las Nieves hay funcionando 4 aulas hospitalarias y en el Hospital de san Cecilio hay funcionando también un aula hospitalaria.

El sistema sanitario, competencia exclusiva de la Comunidad Autónoma de Andalucía, presta dos tipos de atención; la primaria, que constituye el primer nivel de acceso al sistema, y la especializada. Los Centros de Salud y los Consultorios constituyen la oferta de atención primaria, diferenciándose unos de otros en el nivel de atención que prestan. La Atención Especializada, como segundo nivel de atención está definido en la Ley 2/1998 de Salud de Andalucía.

La red hospitalria de Granada está compuesta básicamente de hospitales públicos gestionados por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) y otros centros menores de gestión privada. Esta red cubre las necesidades de la ciudad y su Área Metropolitana. En total hay 2.047 camas, de las cuales 1.694 pertenecen al SAS, 190 son concertadas con San Juan de Dios y 163 pertenecen a clínicas de gestión privada.

La red local de Atención Primaria está compuesta actualmente por ocho Centros de Salud distribuidos por los distintos distritos de la ciudad y son los siguientes: Zaidín Sur. Zaidin Centro-Este. Realejo. Las Flores. La Caleta. Góngora. Doctores.Cartuja. Albaycín.

Complementan la infraestructura sanitaria de la ciudad los médicos que ejercen la medicina privada para atender los clientes de seguros médicos privados.

El Ayuntamiento de Granada dispone de un Departamento que gestiona todos los Servicios sociales que presta a los ciudadanos. Se concretan en un conjunto de actuaciones y recursos dirigidos a prevenir la marginación y promover la integración de aquellas personas, familias o colectivos que se encuentran en una situación de desventaja social. Su actuación está basada en la atención individual y familiar, además de la grupal y comunitaria.

Los datos estadísticos de 2006, indican que el terreno cultivable en el término municipal de Granada es muy pequeño que se concreta en que una superficie de 1133 hectáreas de cultivos leñosos, de las cuales 944 Ha., pertenecen a olivares siendo 809 Ha. de secano y 135 Ha olivar de regadío. Por otra parte hay un total de 1297 Ha. dedicada a cultivos herbáceos siendo el maíz el principal cultivo de regadío con un total de 498 Ha.

La estructura económica de la ciudad de Granada y su provincia presenta una acusada debilidad de la actividad industrial, un mayor peso del sector agrario y una gran dependencia del sector de la construcción.

La actividad industrial se concentra en muy pocas empresas de baja intensidad tecnológica, cuya ventaja competitiva la constituyen básicamente el precio barato de la mano de obra utilizada. Las ramas más representativas son la industria agroalimentaria (aceites y lácteos) principalmente en empresas tales como Puleva, Dhul y Cervezas Alhambra. También destacan algunas empresas de fabricación de productos metálicos y la industria de la madera. Otras empresas significativas de la zona son Recisur y LoMónaco.

El sector servicios de la ciudad de Granada ocupa un lugar destacado la distribución comercial tanto para la ciudad como para toda la provincia, la Educación, con su Universidad al frente potencia la investigación, para atender al turismo de la ciudad hay una red completa de hoteles y restaurantes y en la ciudad se concentran básicamente las instituciones financieras donde destaca la presencia de Caja de Ahorros de Granada.

Andalucía, es una de las Comunidades Autónomas de España que mayor número de visitantes recibe anualmente tanto de otras comunidades españolas como de la mayoría de países del mundo destacando los países pertenecientes a la Unión Europea. Los visitantes acuden a Andalucía normalmente, a pasar su periodo de descanso vacacional y lo hacen, preferentemente a las zonas costeras tanto del Mediterráneo (Costa del Sol) como del océano Atlántico (Costa de la Luz).

Lo característico del turismo de Granada, es que se trata de un turista de estancia muy corta en la ciudad con lo que se generan pocas pernoctaciones en los numerosos hoteles que hay en la ciudad y el Área Metropolitana. Dispone la ciudad de una buen servicio de hoteles y restaurantes e infraestructura adecuada para facilitar la visita de los turistas.

Los visitantes de Granada acuden principalmente motivados por conocer el complejo turístico de Sierra Nevada ubicado en el término municipal de Monachil, pero que hay que pasar obligatoriamente por Granada para acceder a esas instalaciones lo cual origina que muchos de estos viajeros decidan pernoctar en Granada antes que hacerlo en Sierra Nevada.

Otros lo hacen motivados por conocer su Parimonio Histórico, especialmente La Alhambra y su entorno así como los barrios de Albaycín y Sacromonte. La Alhambra fue en 2007 uno de los veintiún candidatos finalistas para ser una de las siete nuevas maravillas del mundo, único monumento de la Península Ibérica que logró clasificarse, y quedó en octava posición. Hay un numeroso grupo de viajeros, especialmente escolares procedentes de todos los rincones de Andalucía que acuden de forma masiva a visitar el Parque de las Ciencias de Granada por ser el único en su estilo que hay en Andalucía.

La infraestructura turística de Granada en 2006 era que disponía de un total de 314 locales de restaurantes y tapas, 73 hoteles de todas las categorías, con 9289 plazas disponibles, 96 hostales y pensiones con 2160 plazas disponibles así como disponer de apartamentos y albergues juveniles.

El Palacio de exposiciones y congresos de Granada, está ubicado en una zona céntrica de la ciudad, dista 15 kilómetros del aeropuerto, buenos accesos por carrtera, tiene una superficie útil de más de 45.000 m2. construidos en siete niveles con capacidades diferentes para facilitar el mayor número de eventos posibles, sus instalaciones están dotadas de las últimas tecnologías aplicadas en este tipo de edificios.

Tiene un total de 28 salas auditorios, destacando la dedicada a Federico García Lorca que tiene una capacidad de 2.000 plazas de teatro y 1.000 plazas de escuela y la sala dedicada a Manuel de Falla tiene una capacidad de 547 plazas de teatro y 294 plazas de escuela. Hay varias salas más de capacidad menos que las citadas. Para la realización de exposiciones comerciales dispones de dos espacios en dos hall diferentes y comunicado con un total de 2.500 m2. Los eventos que se realizan de forma continuada son; Conferencias, Congresos, Convenciones, Eventos culturales, Eventos empresariales, Ferias de muestras, Lanzamientos de producto, Recepciones.

La empresa Mercados Centrales de Abastecimiento de Granada (Mercagranada) se fundó en 1973 y son los mercados centrales de abastecimiento de alimentos perecederos tales como: pescado, frutas y hortalizas, están ubicados en el km.436 de la carretera Badajoz-Granada, siendo una buena localización estratégica porque está bien conectada con la red de carreteras y autovías que unen a Granada con todas sus provincias limítrofes. Los socios de Mercagranada son : Ayuntamiento de Granada que tiene el 51% del accionariado, la Empresa Nacional MERCASA, con un 48,7 % y pequeños accionistas que tienen el 0,49% restante. El ámbito de incidencia lo constituye toda la provincia, con especial incidencia en la capital y su Área Metropolitana, así como algunas poblaciones de las provincias limítrofes: Almería, Córdoba, Jaén y Málaga.

La mayor riqueza artística de Granada es el arte hispanomusulmán. Y en especial la ciudad palatina de la Alhambra y el Generalife. El Generalife es un magnífico jardín, de los pocos medievales que se conservan, tanto por su emplazamiento y disposición, como por la diversidad de flores, plantas y juegos de agua. La Alhambra es la culminación del arte nazarí, lo que hoy se conserva se realizó en el siglo XIV con Yusuf I y Mohamed V en 1333 y 1354.

En la actualidad la fisonomía de la ciudad es totalmente europea, con gran importancia de los edificios renacentistas y barrocos, y menor medida el arte gótico.

En Granada se encuentra la Alhambra, ciudad palatina nazarí, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984. La Alhambra. es sin duda el monumento más emblemático de la ciudad y uno de los más visitados de toda España. Consta de una parte defensiva, la Alcazaba, los Palacios Nazaríes y los Jardines del Generalife.

Al ser la tierra de color bermejo y rojizo, los campesinos de la vega granadina lo denominaron en la noche al-kalat al-Hamrá (el castillo construido de tierra roja) tomando así el nombre de Alhambra. La Alhambra fue Palacio, ciudadela y fortaleza, residencia de los sultanes nazaríes y de los altos funcionarios, servidores de la corte y soldados de elite (siglos XIII al XIV). Integra, además destacados edificios de distintas épocas, como el renacentista Palacio de Carlos V, donde se encuentran el Museo de la Alhambra, con objetos procedentes principalmente del propio Monumento, y el Museo de Bellas de Artes.

Cuando los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, conquistaron el reino de Granada, expulsaron al rey de Granada, Boabdil, el cual se puso muy triste por haber perdido lo que él llamaba "el paraíso terrenal". Y cuando ya se iba lloró mucho delante de su madre mirando hacia atrás según se alejaba, hacia su Granada, y ella le dijo: llora como una mujer, lo que no supiste defender como un hombre. En el camino hacia la costa granadina hay un puerto de montaña llamado "El Suspiro del Moro", nombre que se obtuvo de esta leyenda ya que desde este punto se puede observar toda la ciudad y la Alhambra a lo lejos, y desde donde se supone que paró Boabdil para admirar su reino perdido y no pudo evitar llorar.

El Generalife es la villa con jardines que se convirtió en lugar de recreo y descanso de los reyes musulmanes granadinos cuando éstos querían huir de la vida oficial del palacio. Ocupa las pendientes del Cerro del Sol, desde el que se abarcan toda la ciudad y los valles del Genil y del Darro. Fue concebida como villa rural, donde jardines ornamentales, huertos y arquitectura se integraban, en las cercanías de la Alhambra. El origen del nombre está discutido, algunos dicen que pudo significar El más excelso jardín. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en sesión celebrada en 1984.

Se construyó durante los siglos XII y XIV y fue transformado por Abu I-Walid Isma'il. Es de estilo árabe nazarí. Está formado por un conjunto de edificaciones, patios y jardines, que lo convierten en uno de los mayores atractivos de la ciudad de Granada y en uno de los conjuntos arquitectónicos más destacables de la arquitectura civil mulsulmana. En la actualidad, el Generalife está formado por dos conjuntos de edificaciones, conectados por el Patio de la Acequia. Los espacios confinados reproducen modelos de patios de la Granada nazarí y surge de la combinación de los referentes históricos y la tradición granadina (suelos empedrados, el uso del agua, los exuberantes macizos florales...).

Es difícil saber el aspecto original del Generalife, ya que ha ido sufriendo modificaciones y reconstrucciones durante toda la etapa cristiana, en un principio necesarias debido al estado de deterioro y abandono en que se encontraba en la última etapa musulmana, pero que posteriormente perturbaron su disposición y desfiguraron muchos de sus aspectos. Al contrario que en la Alhambra, toda la edificación del Generalife, aunque sólida, es en general muy pobre y muy simple. Únicamente se encuentran motivos decorativos de escayola poco variados, pero de extremada fineza y buen gusto. Últimamente gran parte de los jardines han sido destruidos para la construcción de un auditorio.

La Catedral de Granada es un templo católico, sede de la diócesis de la ciudad. Se asienta sobre la gran mezquita nazarí de Granada. El templo fue construido durante el renacimiento español. Está ubicada en el centro de la ciudad. Por la catedral pasan todos los pasos procesionales de las hermandades de la Semana Santa.

La Historia de la Catedral se inicia a comienzos del siglo XVI, poco después de la caída de Granada en manos de los Reyes Católicos, se encargó a Juan Gil de Hontañón y Enrique Egas las obras de la catedral. Fue con el reinado de Carlos I de España cuando se realizaron numerosas construcciones en la ciudad de Granada, dada la intención del monarca en convertir a la urbe en el modelo de ciudad del siglo XVI. Así la construcción de la catedral de Granada será coetánea a las del palacio cristiano de la Alhambra, la Universidad y la chancillería (tribunal supremo).

La catedral es concebida en 1506 por Enrique Egas tomando como modelo la Catedral de Toledo. Así que inicialmente fue un proyecto gótico, tal y como era habitual en la España de las primeras décadas del siglo XVI. Sin embargo, se relevó a Egas y se encargó la obra a Diego de Siloé quien en 1529 retomó el proyecto aprovechando lo ya construido y modificando el planteamiento hacia una estética plenamente renacentista. El autor traza las líneas renacentistas de todo el edificio sobre los cimientos góticos, con girola y cinco naves en lugar de las tres habituales. Combina en su estructura elementos de otros órdenes arquitectónicos. A lo largo del tiempo, se continuarán desarrollando proyectos artísticos de importancia. Es el caso de la reforma de la fachada principal emprendida por Alonso Cano (1601 – 1667) en 1664 en la que se introducen elementos barrocos. En 1706 Francisco de Hurtado Izquierdo y posteriormente su colaborador José Bada construyen el actual sagrario de la catedral. En él, el autor rompe su tendencia rococó, respetando la sobriedad de líneas y la estructura clásica del resto del templo.

Destaca la Capilla Mayor, donde se encuentran las estatuas orantes de los Reyes Católicos, que está compuesta por una serie de columnas corintias sobre cuyo capitel se encuentra el entablamento y sobre éste, la bóveda, que se encuentra, al igual que los espacios inferiores sobre las columnas, horadada, albergando una serie de ventanales.

La fachada presenta una estructura encuadrada en forma de arco del triunfo con portadas y lienzos de empotrados. Las pilastras no tienen capiteles si no resaltes esculpidos en la pared, así como medallones de mármol adosados.Encima de la puerta principal un tondo de José Risueño sobre la Anunciación, también en mármol. Destaca también la presencia en la parte superior de un jarrón con azucenas, aludiendo al carácter virginal y puro de la madre de Dios. El sagrario de 1706 mantiene las proporciones clásicas del templo, manteniendo las columnas múltiples del crucero las formas del orden compuesto de Siloé.Por esas fechas se dio por concluida la construcción de la catedral.

La Capilla Real. Comenzó a construirse en el año 1505 por Enrique Egas y siguió su construcción en varias etapas como se vislumbra por los estilos que en ella se aunan: gótico -fábrica y ornamentación-, renacimiento -sepulcros- y el arte granadino de los ss. XVII y XVIII -Capilla de la Santa Cruz-. En ellas se dieron cita los más importantes artistas del momento: Domenico Fancelli y Bartolomé Ordóñez -sepulturas-, Bartolomé de Jaén -la reja-, Felipe Bigarny, Alonso Berruguete y Jacobo Florentino -retablo Mayor y de la Santa Cruz-, Machuca, Siloe, Francisco Díaz del Rivero y Alonso de Mena. en estilo gótico. A lo largo de los años fue dotándose de obras de arte, objetos litúrgicos y reliquias.

El Museo fue creado en el año 1913. Y recientemente ha sido objeto de una nueva instalación museográfica, mediante la intervención del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, la colaboración del Institute Royale du Patrimonio Artistique de Bélgica, el Instituto per él Restauro de Roma, el Instituto de Conservación y Restauración del Ministerio de Cultura, la Universidad libre de Bruselas y la Universidad de Granada.

La Capilla Real fue declarada Monumento Histórico Artístico el 19/05/1884, teniendo la consideración de B.I.C. (Bien de Interés Cultural) en la actual legislación del Patrimonio Histórico Español (Ley 16/1985 de 25 junio).

Las piezas más destacadas del interior del templo son su retablo mayor, la reja y la cripta. En la Sacristía-Museo, se encuentra el legado de los Reyes Católicos. Destaca su galería de pinturas con obras de las escuelas flamenca, italiana y española, con cuadros de autores como Roger van der Weyden y Hans Memling además de un rarísimo ejemplo de Sandro Botticelli (La Oración del Huerto). Allí hay orfebrería, como la corona y el cetro de los Reyes Católicos; tejidos y libros de la Reina.

Albaicín (o Albayzín) es un barrio de origen Andalusí muy visitado por los turistas que acuden a la ciudad, debido a sus connotaciones históricas, arquitectónicas y paisajísticas.

Su origen se remonta a la existencia de asentamientos de la época ibera, y existió un poblamiento disperso romano. No hay datos de asentamiento islámico anterior a la llegada de los ziríes, cuando fundaron el reino zirí (1013) que fue cuando se rodeó de murallas (Alcazaba Cadima. Constituye uno de los núcleos antiguos de Granada, junto con la Alhambra, el Realejo y el Arrabal de Bib-Rambla, en la parte llana de la ciudad.

Este barrio tuvo su mayor influencia en la época de los Nazaríes, y por eso mantiene la trama urbana del periodo nazarí, con calles estrechas, en una intrincada red que se extiende desde la parte más alta (S. Nicolás) hasta el curso del Río Darro y de la calle Elvira, que se encuentran en Plaza Nueva. El tipo tradicional de vivienda es el carmen, compuesto por una vivienda exenta rodeada por un alto muro que la separa de la calle y que incluye un pequeño huerto o jardín. Fue característico de dicho barrio la canalización y distribución del agua potable a través de aljibes; en total se han podido constatar unos 28; de los cuales, una gran mayoría siguen aún en uso.

El Sacromonte es conocido por ser el antiguo barrio de los gitanos, las llamadas tribus egipcias como se conocía a los gitanos de la época de los Reyes Católicos que se asentaron en Granada tras la conquista de la ciudad. Su forma de vida, su lengua (el caló) sus fiestas y bailes y sus viviendas construidas en cuevas, acrecentó su fama entre los escritores románticos, por lo que con el tiempo se ha convertido el barrio en uno de los reclamos turísticos más importantes de la ciudad.

Al final del recorrido por el barrio en lo alto del monte de Valparaiso se encuentra la Abadía y el Colegio del Sacromonte, institución fundada en el siglo XVII, por el entonces arzobispo de Granada Pedro de Castro. Parte de colegio se destruyó en un incendio y la Abadía que es visitable tiene una importante biblioteca con unos 25.000 volúmenes aproximadamente. La Abadía está compuesta de un patio con una fuente central y veinticinco arcos con el escudo del fundador, a continuación está el museo con piezas muy valiosas como la Virgen de la Rosa, y tres Inmaculadas. La Iglesia, construida a comienzos del siglo XVII, tiene buenos retablos y sillería barrocos. La Sacristía está decorada con pequeños cuadros de la escuela italiana y hay una mesa decorada con motivos indígenas hecha en el siglo XVI en Perú que fue un regalo del padre del arzobispo Pedro de Castro que era virrey de Perú.

La Cartuja es un Monasterio de monjes de clausura, que está ubicado en lo que fue una finca, o carmen de recreo musulmana denominada Aynadamar o Fuente de las Lágrimas que tenía una gran riqueza de agua y árboles frutales. La idea de construir el Monasterio en ese lugar partió de Gonzalo Fernández de Córdoba conocido como El Gran Capitán. La donación de los terrenos para edificar en esa finca se produjo en Loja en 1513. Las obras se empezaron a continuación pero sufrieron un parón como consecuencia de la muerte del Gran Capitán acaecida en 1515, y fueron reanudadas en 1519 y concluidas en 1545.

El Monasterio sufrió grandes desperfectos durante la Guerra de la Independencia, y perdió la finca mucho terreno en 1837 como consecuencia de la desamortización de Mendizábal. En la actualidad (2008) el Monasterio pertenece a la Orden de los Cartujos, dependiendo directamente de de la Diócesis de Granada.

Las instalaciones actuales son visitables por los turistas, destacando de la visita el Claustrillo, la Capilla De Profundis, donde los monjes hacían sus penitencias, la Sala Capitular de Los Legos, se sigue la visita hacia la Sala Capitular de los Monjes, donde los monjes se reunían a deliberar y donde se pronunciaban sus sermones, gracias a las condiciones acústicas de la sala. La Iglesia es de estilo barroco y fue construida hacia 1662, está dividida en varias zonas una para los monjes, totalmente aislada e incomunicada con el resto de la iglesia, otra para los fieles y otra para los legos. El Sancta Santorum se encuentra tras el altar y allí se guardan las reliquias que posee el Monasterio. Cabe destacar por su belleza artística la cúpula de la iglesia, pintada al fresco por Antonio Palomino y Juan Risueño, al final del recorrido se accede a la sacristía donde hay cuadros de gran valor y otros objetos eclesiásticos.

La propuesta museística de Granada es variada y de calidad. Una variedad de museos expone colecciones de gran interés artístico, etnológico y cultural. El Museo Arqueológico y Etnográfico, el de los Reyes Católicos, el Museo de Bellas Artes, el Centro José Guerrero o la Casa-Museo de Federico García Lorca son una pequeña muestra de la cultura que esta ciudad ofrece.

El Museo Arqueológico de Granada fue creado en 1867. Si bien hasta 1879 fue considerado un mero Gabinete de Antigüedades dependiente de la Comisión de Monumentos de Granada, se formó su primera colección con los fondos de la Comisión de Monumentos, con dos secciones: Arqueológica y de Bellas Artes.

En 1917 se adquirió la Casa de Castril, para trasladar el Museo a ese lugar. La casa se halla enclavada en la Carrera del Darro, en el antiguo barrio árabe de Ajsaris. La Casa de Castril es uno de las mejores palacios renacentistas de Granada. En lo alto de la fachada está grabada la fecha de su construcción: 1539. Esta casa señorial está formada por un zaguán con escalera y ventanales de clara tradición renacentista desde el que se accede hasta el patio central con salas abiertas a las galerías baja y alta, y un bello jardín posterior. Sufrió una transformación radical para la instalación en ella del Museo. En 1962 se adquirió la Casa del pintor Rafael Latorre, aledaña a la Casa de Castril para convertirla en una ampliación del espacio del Museo. Siendo directora Angela Mendoza Egüaras (1967-1988), se realizó su configuración actual, tras la reforma de 1970, que abarcan desde la Prehistoria hasta el final de la Edad Media. En 1980 se creó la Sección Etnológica pero nunca se ha desarrollado, aunque existen en reserva espléndidas colecciones de vidrio de Castril y de cerámica granadina de Fajalauza. Los contenidos del Museo abarcan hallazgos arqueológicos del Paleolítico y Neolítico efectuados en la provincia de Granada, así como piezas iberas, fenicias, romanas y árabes de notable valor.

El Parque de las Ciencias de Granada es el primer museo interactivo de ciencia de Andalucía y uno de los más relevantes de España. Desde su inauguración, en mayo de 1995, el museo ha crecido en tres fases hasta constituir los más de 26.000 metros cuadrados que conforman su superficie. En noviembre de (2008) se ha inaugurado la cuarta fase de ampliación, que ha duplicado la superficie del centro y también sus contenidos. El Parque de las Ciencias está situado en una zona céntrica de Granada y se ha convertido en uno de los principales reclamos turísticos de la ciudad. El Parque lo conforman una serie significativa de exosiciones exposiciones permanentes y temporales.

La Universidad de Granada cuenta con un jardín botánico situado en la Facultad de Derecho, en la calle Duquesa, que ha sido recuperado gracias a un convenio de colaboración con la empresa Font Vella-Lanjarón. Este jardín botánico data del siglo XIX y se construyó con un carácter de jardín medicinal. Un estudio realizado en 1993, por M. Fernández-Carrión, J. M. García Montes y J. Molero Mesa, fue recogido en una publicación de la Universidad bajo el título Jardín Botánico de la Universidad de Granada y en él se describen 45 especies diferentes de árboles y arbustos. Con las obras realizadas se recupera el jardín histórico, una muestra viva de la botánica del siglo XIX. Las bases de actuación contemplaron la protección del jardín con su declaración como Bien de Interés Cultural (BIC), de acuerdo a la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía..

El Museo de Bellas Artes de Granada es la más importante pinacoteca de dicha ciudad. Tras diversos cambios de ubicación, tiene su sede en el Palacio de Carlos V, notable edificio del Renacimiento anexo a la Alhambra.

La historia de este Museo de Bellas Artes debe su origen a la desamortización de Mendizábal, que supuso la dispersión de numerosas obras de arte que habían pertenecido a órdenes religiosas. Con los bienes artísticos recogidos de los conventos y monasterios suprimidos se organizó el Museo Provincial en el exconvento dominico de Santa Cruz la Real, inaugurándose, el 11 de agosto de 1839. Después de pasar por varias ubicaciones en 1923 se ubica en la Casa de Castril, en la Carrera del Darro, donde compartiría espacio con el Museo Arqueológico y la Real Academia de Bellas Artes.

Ya en el siglo XIX, se planteó la oportunidad de recuperar como sede del Museo el Palacio de Carlos V, considerado el edificio más importante de la Granada cristiana. El proceso fue largo, y el 6 de octubre de 1958, con motivo de las celebraciones del V centenario del fallecimiento del emperador Carlos V, se inauguró finalmente el Museo de Bellas Artes de Granada en su nueva ubicación de la planta primera del Palacio de Calos V, donde permanece desde entonces. El Museo fue sometido a una reforma en fecha reciente que se presentó en enero de 2008. Actualmente está gestionado por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Las colecciones del Museo están formadas principalmente por pinturas y esculturas, desde el siglo XV hasta el XX. Los fondos más amplios y ricos proceden de fundaciones religiosas desamortizadas en el siglo XIX. Se han sumado posteriormente obras depositadas por el Museo del Prado, así como compras, tanto ejemplos de arte reciente como de viejos maestros. Entre las piezas más antiguas, destaca una réplica de la escultura de Santa María de la Alhambra, que presidía la Puerta de la Justicia de la Alhambra.

El Museo de la Alhambra forma parte del Conjunto Monumental de la Alhambra y Generalife. Se encuentra en el Palacio de Carlos V. El Museo se creó a partir de 1870 para custodiar los numerosos testimonios arqueológicos recogidos por la Comisión Provincial de Monumentos. En 1962 pasó a denominarse Museo Nacional de Arte Hispanomusulmán. En la formación de este museo se hallan objetos relacionados con la Alhambra y clasificados desde el siglo XIX . Las colecciones que giran alrededor de la civilización hispanomusulmana se distribuyen en las siguientes salas temáticas: La Fe, la Ciencia y la Economía; Arte Emiral y Califal; Del Arte Califal al Nazarí; Arte Nazarí: Edificios públicos; Arte Nazarí: La Alhambra y la arquitectura palaciega; y por último Arte Nazarí: La Alhambra y la cultura material.

La celebración de los distintos actos que tienen lugar durante la Semana Santa se convierten en uno de los acontecimientos culturales, religiosos y artísticos más importantes que se producen en la ciudad.

La Semana Santa de Granada, tal y como conoce en la actualidad (2008) tiene apenas un siglo de existencia. Su tradición secular desaparece con la desamortización de Mendizábal y no es hasta 1917 cuando renace un movimiento cofrade impulsado por el Arzobispado de Granada. Desde ese año hasta la actualidad, el movimiento fundacional está formado por 32 hermandades federadas. Los años 20, 40, 70 y 80 son las grandes épocas de creación de las corporaciones cofrades granadinas, siendo esta última década la que una mayor ebullición fundacional vivió.

La incorporación de la juventud hace más de 25 años a través de las cuadrillas de Hermanos Costaleros abrió la puerta para la llegada de aire fresco a unas corporaciones anquilosadas y con estructuras prehistóricas. Hoy día, la gente joven y las mujeres son pilares fundamentales de las hermandades y su trabajo e incorporación a lo largo de estos años ha permitido crear una Semana Santa como la que hoy se puede disfrutar.

La Semana Santa de Granada, por su juventud, ha buscado en otras Semanas Santas de Andalucía ejemplos en los que mirarse. Por eso, su personalidad goza de pocos elementos propios y bastantes adaptados de otras provincias. En sus comienzos el levante español y la ciudad de Málaga fueron los espejos en los que las cofradías granadinas se miraron. Pero en la actualidad es Sevilla la marca la hegemonía cofrade en la ciudad. A pesar de esto, Granada ofrece un elemento propio destacable : la fuerza de su imaginería y el valor de un paisaje único.

Existe un Consejo General de Hermandades y Cofradías, cuyos miembros son elegidos cada cuatro años por los Hermanos Mayores de las distintas Hermandades, que se encarga de la organización de la Semana Santa y de agilizar trámites y acuerdos con las instituciones oficiales y de todo lo relativo a la Carrera Oficial. Hay toda una de serie de elementos relacionados con la Semana Santa granadina como los Pasos, las cofradías y hermandades, los nazarenos, los costaleros y las saetas.

La Feria de Granada no tiene fecha fija de celebración porque está ligada a la festividad católica del Corpus Christi que está vinculada a las fechas de Semana Santa que son variables cada año, si bien el mes normal de celebración suele ser el mes de junio.

Fue creada institucionalmente por los Reyes Católicos como Fiesta Mayor tras la conquista de la ciudad. Su comienzo coincide con el jueves correspondiente al día del Corpus y a partir de ese momento se suceden ocho días de festejos. Es una fiesta tradicional con más de 500 años de historia. El recinto ferial, se encuentra en Almanjáyar, y es recomendable desplazarse en los autobuses que la empresa Rober pone a disposición durante todos los días festivos desde el medio día hasta bien entrada la madrugada. Las casetas para el tapeo se alzan entre la Plaza del Ayuntamiento y Bib-Rambla, por lo que suele albergar a gran número de viandantes que aprovechan para tomar el primer aperitivo o almorzar junto a los amigos. En la mayoría de las casetas se puede degustar los platos propios de la tierra, pucheros, gazpacho, choto al ajillo, fritura de pescado, espetos de sardinas... y los platos más comunes como el pollo con patatas, paella, pinchitos, bocadillos y embutidos.

La gente se viste con los típicos trajes andaluces, salen los coches de caballos, hay casetas de feria y atracciones, numerosas corridas de toros y concursos de enganches. Durante las fiestas se celebran tres procesiones que se celebran el miércoles, jueves por la mañana y domingo por la tarde.

El miércoles sale la Pública, que es una celebración dirigida a los niños y jóvenes, y que sin duda protagoniza la Tarasca, un maniquí sobre un dragón que se supone viste la ropa que habrá de estar de moda esa temporada.

El punto álgido de la Feria es el jueves, día de Corpus, cuando sale por la mañana la procesión religiosa que en la actualidad saca un trono realizado por el orfebre y escultor granadino Miguel Moreno. En esta procesión eucarística sale de la Catedral la custodia plateresca sobre un carro adornado con flores, acompañada por las autoridades civiles, representantes de cofradías y el público. La procesión es en honor de la Custodia que contenía el Cuerpo de Jesucristo estaba formada por todas las parroquias de la ciudad y las de las poblaciones de la Vega que, además, eran las responsables de cubrir con juncia todo el suelo del itinerario. El cortejo va precedido por gigantes y cabezudos que representan a moros y cristianos. Se mantiene la tradición de erigir altares a lo largo del recorrido procesional y en en la plaza de Bib-Rambla se exponen las denominadas "Carocas": dibujos y quintillas alusivas, en tono satírico, a acontecimientos ocurridos en la ciudad durante el año anterior. la procesión que sale el domingo por la tarde es más sobria y carece de elementos folclóricos.

En la gastronomía granadina, que es enormemente rica, se mezclan diferentes aportaciones. Sobre todo, las que traen los nuevos pobladores con productos que anteriormente podrían estar vedados. Así aparecerán, por ejemplo, las habas con jamón que, por ser éste de Trevélez, poseen un delicado y suave sabor.

La olla de San Antón también es un guiso tradicional de la ciudad y su provincia, aunque los platos más representativos de Granada sean las saladillas con habas, aperitivo para el día de San Cecilio o el día de la Cruz o la famosa tortilla del Sacromonte. Al margen de estas comidas y dependiendo, claro, de la capacidad del comensal, otra propuesta interesante puede ser degustar un plato de patatas a lo pobre o de migas, mezclados ambos con cualquier cosa, aunque se recomienda que esa cosa proceda de un cerdo.

En el terreno de la repostería, hay una extensa variedad de dulces como los huevos moles de San Antón, la bizcochaza de Zafra, los pestiños de la Encarnación o el hojaldre de San Jerónimo. El pionono es un dulce típico de la vecina localidad metropolitana de Santa Fe, pero por extensión es considerado típico también de la ciudad de Granada. La fruta emblemática de Granada es, por supuesto, la granada, cuyo árbol está omnipresente en cármenes y jardines. Otras frutas como caquis, acerolas, membrillos, almecinas y serbas llenan los mercadillos de la ciudad en la fiesta de la Patrona.

Granada cuenta con una gran cantidad de clubs deportivos federados, de la mayoría de deportes que existen y participan en las competiciones de las diferentes categorías a las que pertenecen, tanto nacionales, como regionales o locales. Dentro de las competiciones nacionales es el baloncesto el más destacado, porque el C.B.Granada compite en la Liga Nacional de primera categoría ACB y los equipos de fútbol Granada C.F y el Granada 74 C.F compiten en la Segunda Disivión B. La cercanía a la Estación de Esquí de Sierra Nevada propicia que haya mucha afición por este deporte en la ciudad y que existan dos clubs de esquí patrocinados por las Cajas de Ahorros Rural y La General.

Entre la gran cantidad de clubs deportivos que hay en la ciudad se pueden destacar los siguientes por sus instalaciones y deportes en los que participan.

Entre los eventos deportivos que se selebran en la ciudad, destacan la participación en deporte uiversitario de los diferentes campus universitarios que existen, los Juegos Deportivos Municipales de Granada, y la Media Maratón Ciudad de Granada, ser origen o partida de alguna etapa de las Vuelta Ciclista a España y Vuelta Ciclista a Andalucía.

La ciudad de Granada está bien dotada de instalaciones deportivas ya que la totalidad de centros educativos disponen de algún tipo de instalaciones deportivas para facilitar la práctica de deportes a sus alumnos. También cabe destacar que la Universidad acoge a la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. y las instalaciones que getiona el Patronato Municipal de Deportes donde la mayoría de clubs deportivos realizan sus comopeticiones por no disponer de instalaciones propias.

Andalucía carece de prensa escrita de ámbito regional y por tanto en cada capital de provincia se editan varios periódicos supuestamente locales aunque pertenecen a empresas nacionales especializadas en editar cabeceras locales.

El periódico de mayor tirada y antigüedad que se edita en Granada es Ideal, que pertenece al grupo de comunicación Vocento y tiene una difusión media de 32.560 ejemplares. Por el número de ejemplares difundidos le sigue el periódico Granada Hoy que pertenece al grupo regional de Andalucía denominado Grupo Joly y tiene una difusión de 4.920 ejemplares, le sigue en difusión el periódico La Opinión de Granada que pertenece al grupo de comunicación denominado Prensa Ibérica y tiene una difusión de 4.252 ejemplares. También se edita una edición local de periódico gratuito 20 Minutos. Estos periódicos compiten en los kioscos principalmente con los de ámbito nacional El País y El Mundo.

Los índices de audiencia de las emisoras de radio, indican que los granadinos son buenos oyentes de radio. A pesar de eso no existe ninguna emisora importante de ámbito local sino que las emisoras más escuchadas corresponden a las cadenas nacionales, Radio Granada Cadena SER (83.000 oyentes), cadena COPE (No hay datos de EGM), Onda Cero 53.000 oyentes, Radio Nacional de España (RNE) 33.000 oyentes y la autonómica Canal Sur Radio 24.000 oyentes. Existen varias emisoras de FM, especializadas básicamente en emitir música de forma continuada y pequeños boletines informativos.

Emiten como cadenas locales Granada Televisión (líder de audiencia, antigua Localia Granada), Teleideal, Canal 21 La Opinión, Telenieve y Mira TV (cerró en marzo de 2008). La audiencia de televisión de los ciudadanos se reparte más o menos por igual por las diferentes cadenas nacionales, TVE, Telecinco Y Antena3 TV además de la audiencia de la cadena autonómica Canal Sur y con la audiencia creciente de cadenas temáticas. En unos meses será puesta en marcha la televisión municipal de la ciudad.

A lo largo de la Historia han sido muchos los hombres y mujeres ilustres que han nacido en Granada o han estado vinculados a ella, destacando por su relevancia los siguientes.

Al principio



Source : Wikipedia