Derecho

3.4080321285404 (2490)
Publicado por astro 28/02/2009 @ 21:37

Tags : derecho, sociedad

últimas noticias
Nissan sólo logra cubrir la mitad de las bajas con derecho a reingreso - El País (España)
Sólo 103 trabajadores de la fábrica barcelonesa de Nissan se han acogido al plan de bajas incentivadas con derecho a retorno a partir de 2012 que la empresa nipona propuso a los sindicatos para recortar el excedente de plantilla....
Derecho a Vivir moviliza a los diputados ante la primera votación ... - Europa Press
Las organizaciones HazteOir.org y Derecho a Vivir (DAV) han promovido que miles de personas envíen correos electrónicos a los 350 diputados del Congreso para que el martes voten a favor de la iniciativa presentada por el parlamentario de Unión del...
Esade ficha a Coscubiela como profesor de Derecho - Expansión.com
La escuela de negocios Esade incorporará el próximo curso a Joan Coscubiela, ex secretario general de CCOO de Catalunya, como nuevo profesor de su Facultad de Derecho. Coscubiela también se encargará de impulsar un nuevo foro sobre Derecho Laboral,...
García Adanero afirma que Sanz y Barcina "tienen derecho a opinar ... - Europa Press
El secretario general de UPN, Carlos García Adanero, afirmó hoy que tanto el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, como la presidenta de UPN, Yolanda Barcina, "tienen derecho a opinar sobre diferentes cuestiones" y añadió que,...
La letrada Isabel WilKens Arce será la nueva mediadora de 'De ... - TeleCinco
La letrada Isabel Winkels Arce, especialista en Derecho Civil y de Familia, se incorporará mañana martes 16 de junio al programa “De buena ley” como árbitro de litigios, en alternancia con su compañero Gustavo Larraz. Isabel Wilkens, nueva letrada de...
Del Bosque: "Este grupo se ha ganado el derecho de ser favorito" - AS
"Este grupo de jugadores se ha ganado el derecho de ser favoritos después del éxito de la Eurocopa, pero a la Copa Confederaciones vienen selecciones de otros continentes y con Brasil e Italia en la competición va a estar muy igualado", señaló....
Hamas: el discurso de Netanyahu "borra el derecho a los refugiados" - ecodiario
El líder de Hamas, Ismail Radwan, ha asegurado que el discurso realizado por Netanyahu "borra el derecho a los refugiados palestinos de volver", según publica el diario israelí Haaretz. Además, según Radwan el primer ministro israelí no "reconoce...
Sedación por derecho - El País (España)
La Ley de Autonomía del Paciente de 2002 ya contemplaba el derecho de los ciudadanos a expresar, mediante un testamento vital, cómo quieren ser tratados en los momentos previos a su muerte. Pero esa ley nunca se ha desarrollado....
PCAL convoca una manifestación para defender el derecho al agua de ... - Radio Arlanzón
... política quiere denunciar la instrumentalización que están haciendo Partido Popular y Partido Socialista de ambas administraciones y recordar que los 54 pueblos de la mancomunidad tienen derecho a un abastecimiento de calidad y suficiente....
La UNED ofrece las XVI Jornadas de Derecho Enrique Ruiz Vadillo - Melilla Hoy
Ya en el tercer y último día expondrán sus conocimientos Juan Saavedra, presidente de la Sala II del Tribunal Supremo que desarrollará la “Prueba ilícita en el Derecho Comparado” y Cándido Conde Pumpido, fiscal general del Estado con “La reforma...

Derecho

Representación de Rafael de la diosa de la Justicia. Museos Vaticanos, Roma.

El Derecho es el orden normativo e institucional de la conducta humana en sociedad inspirado en postulados de justicia, cuya base son las relaciones sociales existentes que determinan su contenido y carácter. En otras palabras, es el conjunto de normas que regulan la convivencia social y permiten resolver los conflictos interpersonales.

La anterior definición da cuenta del Derecho positivo o efectivo, pero no explica su fundamento; por ello juristas, filósofos y teóricos del Derecho han propuesto a lo largo de la historia diversas definiciones alternativas, y distintas teorías jurídicas sin que exista, hasta la fecha, consenso sobre su validez. El estudio del concepto del Derecho lo realiza una de sus ramas, la Filosofía del Derecho. Con todo, la definición propuesta inicialmente resuelve airosamente el problema de "validez" del fundamento del Derecho, al integrar el valor Justicia en su concepto.

Los conceptos de derecho positivo y el derecho vigente se pueden reducir a que el primero es el que se aplica y el segundo es el que el organo legislativo publica para ser obedecido en tanto dure su vigencia, mientras no sea sustituido por medio de la abrogacion o deregacion. Por lo tanto no todo derecho vigente es positivo, Es decir hay normas juridicas que tienen poca aplicacion practica es decir no es derecho positivo pero si es derecho vigente.

Desde el punto de vista objetivo, dícese del conjunto de leyes, reglamentos y demás resoluciones, de carácter permanente y obligatorio, creadas por el Estado para la conservación del orden social. Esto sin tener en cuenta si es o no justa; es decir que si se ha llevado a cabo el procedimiento adecuado para su creación, existe la norma sea justa o no lo sea.

Ahora bien, esta asociación se afirma definitivamente cuando la palabra vulgar "directum" suplanta a la antigua latina, de origen desconocido "ius", fenómeno que se pudo haber producido por la influencia judeo-cristiana, determinando la formación de la palabra en las lenguas romances: diritto, en italiano; direito, en portugués; dreptu, en rumano; droit, en francés; a su vez, right, en inglés; recht en alemán y en neerlandés, donde han conservado su significación primigenia de "recto" o "rectitud".

Desde el momento de nuestro nacimiento, todas las personas estamos sujetos a la aplicación del derecho, puesto que el simple hecho de nuestro nacimiento implica la aplicación de este, como es el de ser ciudadano de determinado país por haber nacido en este, lo cual nos otorga el derecho a la ciudadanía.

Existen multitud de situaciones en las que interviene el Derecho. Tienen trascendencia jurídica actos tales como subir a un autobús, comprar la entrada al cine, adquirir un periódico. Ante tales actos, podemos exigir que el autobús nos transporte a un lugar determinado, o que se nos deje entrar a la sala de proyecciones para ver el espectáculo. Adquirimos la propiedad del periódico y perdemos la del dinero que hemos pagado por él.

En otros casos, el alcance jurídico de los hechos es aún más claro: nos quitan la cartera y acudimos a la policía para que se inicie una actividad dirigida a descubrir al culpable y se le imponga la pena correspondiente; compramos un apartamento a plazos sabiendo que contraeremos una deuda, y que si no cumplimos con ella seremos demandados ante los tribunales.

Si de estos ejemplos o de otros muchos queremos deducir cuál es su significado jurídico, no será difícil llegar a la siguiente consecuencia: en todos los casos expuestos podemos exigir de otros una conducta determinada, u otros nos la pueden exigir a nosotros. Pero para que esto sea posible, es preciso que exista un conjunto de normas o reglas establecidas, en virtud de las cuales surja la posibilidad de reclamar o de quedar sujetos a una reclamación.

Si un individuo puede exigir que se le entregue el periódico a cambio de su precio, es porque hay una regla o conjunto de reglas que así lo disponen, como también preceptúan que el vendedor pueda exigir el pago de la mercancía. La existencia de una regla o norma preestablecida es lo que da soporte jurídico, a todos los hechos y, de este modo nos pone en contacto con el Derecho.

Una primera característica del Derecho es la bilateralidad, es decir, que un sujeto distinto al afectado está facultado para exigir el cumplimiento de la norma. Por ello se le otorga la cualidad "imperativo atributivo" al Derecho.

Una segunda característica del Derecho es su heteronomía. Se caracteriza por ser autárquico. en el sentido de que el individuo puede discrepar del contenido de la norma, pero le resulta irrelevante al Derecho si él está de acuerdo o no, pues las personas no se las han dado a sí mismas. El Derecho es establecido por otro, una autoridad, organismo o institución, denominada en general legislador. Paralelamente existen salvedades a esta heteronomía: la costumbre, el acto jurídico y el acto corporativo.

Una tercera característica es la alteridad del Derecho, esta idea implica que el Derecho y las normas jurídicas que lo forman se refieren siempre a la relación de un individuo para con otros. El Derecho vincula distintas personas y determina como debe ser su comportamiento recíproco exterior. Por ejemplo en la relación jurídica de derecho de alimentos entre el padre y un descendiente (hijo o nieto), enlaza a estos dos sujetos y les da facultades distintas: el padre tiene el deber de brindar alimentos mediante la pensión alimenticia (sujeto pasivo o deudor) y los descendientes tienen el derecho que su padre les brinde los alimentos necesarios (sujeto activo o acreedor).

Una última característica es la coercibilidad, que supone la legítima posibilidad de utilizar la fuerza socialmente organizada en caso de exigir el cumplimiento de éste o de aplicar la sanción correspondiente al violar el Derecho. La fuerza socialmente organizada, para el Derecho, son las fuerzas policiales y de seguridad contempladas en la Constitución y los tribunales de justicia. Es importante distinguir entre coercibilidad y coacción; ésta última es el hecho materializado en sí, el hecho físico de la coercibilidad.

La expresión "fuentes del derecho" alude a los conceptos de donde surge el contenido del derecho vigente en un espacio y momento determinado, esto es, son los "espacios" a los cuales se debe acudir para establecer el derecho aplicable a una situación jurídica concreta. Son el "alma" del Derecho, son fundamentos e ideas que ayudan al Derecho a realizar su fin.

Tradicionalmente, el Derecho se ha dividido en las categorías de Derecho público y de Derecho privado. No obstante, esta división ha sido ampliamente criticada y en la actualidad no tiene tanta fuerza, ante la aparición de parcelas del Ordenamiento jurídico en las que las diferencias entre lo público y lo privado no son tan evidentes. Uno de los exponentes de esta situación es el Derecho laboral, en el que la relación privada entre trabajador y empleador se halla fuertemente intervenida por una normativa pública.

Al principio



Facultad de Derecho (UBA)

Edificio de la Facultad de Derecho

La Facultad de Derecho es una de las trece que conforman la Universidad de Buenos Aires. Creada en 1874, desde 1949 se encuentra ubicada en la Avenida Figueroa Alcorta 2263, en el barrio porteño de Recoleta. En ella se dictan tres carreras de grado (Abogacía, Traductorado Público y Calígrafo Público) y es una de las más concurridas ya que, según datos del año 2004, cursan en ella 32.953 alumnos.

El gobierno de la Facultad está compuesto por un Consejo Directivo y un Decano. El Consejo se encuentra compuesto por representantes de los profesores, graduados y estudiantes, y el cargo de Decano es ejercido desde el año 2002 por Atilio Alterini.

La Facultad cuenta con tres carreras de grado: Abogacía, Traductorado Público y Calígrafo Público. El primer año de cada una de ellas está compuesto por el Ciclo Básico Común (CBC), en donde se cursan seis o siete materias, según la carrera, y cuya duración es de aproximadamente un año.

La carrera de Abogacía es la que concentra la mayor cantidad de alumnos, y su duración estimada es de cinco años. Las materias del CBC que deben cursarse son Introducción al Pensamiento Científico, Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado, Principios Generales del Derecho Latinoamericano, Economía, Sociología y Ciencia Política. Una vez completado el Ciclo, se ingresa al Ciclo Profesional, que se divide en Ciclo Profesional Común (CPC) y Ciclo Profesional Orientado (CPO).

El CPC cuenta con catorce materias, doce cuatrimestrales y dos anuales, comunes para cualquier orientación de la carrera. Una vez completado, se expide el título Bachiller Universitario en Derecho. Además puede obtenerse el título de Procurador aprobando las materias Derecho de Familia y Sucesiones, Sociedades Civiles y Comerciales y dos cursos cuatrimestrales del Departamento de Derecho Procesal y Práctica Profesional, uno de los cuales debe tratar sobre Derecho administrativo.

Este CPO se encuentra organizado bajo un sistema de puntos. Cada Departamento ofrece la cantidad de cursos que crea conveniente, y cada punto corresponde a doce horas de clase. De esta forma al aprobar un curso de cuarenta y ocho horas se adquieren cuatro puntos. El Ciclo requiere la aprobación de cinco materias obligatorias para toda orientación (Derecho Internacional Público, Sociedades Civiles y Comerciales, Derecho de Familia y Sucesiones, Finanzas Públicas y Derecho Tributario y Derecho Internacional Privado) y 64 puntos distribuidos de la siguiente manera: veinte puntos correspondientes a la orientación elegida, ocho puntos de elección libre (distribuidos al menos en dos Departamentos), cuatro puntos en el área de Derecho Constitucional Profundizado, cuatro puntos correspondientes a la asignatura Derecho de la Integración, cuatro puntos en el Departamento de Ciencias Sociales, cuatro puntos en el Departamento de Filosofía del Derecho, seis puntos en el Departamento de Derecho Procesal y otras actividades de clínica jurídica (por lo menos dos deben corresponder a un curso que tenga como contenido los métodos alternativos de resolución de conflictos y otros dos deben corresponder a un curso de Procedimientos de Prevención y Resolución de la Insolvencia) y catorce puntos en el Departamento de Práctica Profesional. Además se requieren tres niveles de lecto-comprensión de textos jurídicos en lengua extranjera, con una carga horaria de sesenta y cuatro horas por nivel.

La carrera de Traductorado Público requiere primero la aprobación del CBC, cuyas materias son Introducción al Pensamiento Científico, Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado, Principios Generales del Derecho Latinoamericano, Economía, Sociología y Semiología. También se toma, al ingresar una carrera, un exámen escrito de castellano y un exámen escrito y oral del idioma elegído. Los ingresantes tienen solo dos oportunidades para rendir dichos exámenes. La carrera se divide en Lengua, que consta de ocho materias anuales, y Derecho, que consta de once materias.

La carrera de Calígrafo Público requiere la aprobación de las materias obligatorias del CBC: Introducción al Pensamiento Científico, Introducción al Conocimiento de la Sociedad y el Estado, Principios Generales del Derecho Latinoamericano, Economía, Sociología y Química y Dibujo lineal. Luego existen doce materias anuales y nueve cuatrimestrales, relacionadas con conocimientos de tipo técnico y otras relacionadas con la formación jurídica.

El gobierno de la Facultad está compuesto por un Consejo Directivo y un Decano. El Consejo Directivo se encuentra integrado por dieciséis miembros, de los cuales ocho representan a los profesores, cuatro a los graduados y cuatro a los estudiantes. Los representantes del Claustro de Profesores duran en sus funciones cuatro años, mientras que los representantes del Clausto de Graduados y el Claustro de Estudiantes lo hacen durante un período de dos años.

El Decano es elegido por el Consejo Directivo, y debe ser un profesor de la institución. Dura cuatro años en sus funciones, y sólo puede ser reelegido por un período. En caso de fallecimiento, enfermedad, ausencia, suspensión o renuncia del Decano, es reemplazado por el Vicedecano. El Vicedecano es elegido junto al Decano por el Consejo Directivo, y tiene como requisito pertenecer al mismo.

La Biblioteca de la Facultad de Derecho contribuye enormemente al proceso educativo, brindando eficientes servicios de información y documentación. Fue creada en 1882, y para 1910 contaba con 30.000 volúmenes y 9.809 lectores. En la actualidad cuenta con más de 250.000 volúmenes y 34.700 lectores, brindando servicios de préstamos a domicilio, sala de referencia, sala silenciosa, sala multimedia, hemeroteca y consulta de jurisprudencia.

Al principio



Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso

La Donna, retrato de dama romana del siglo I d. C. donado por el Gobierno Italiano a la Escuela de Derecho y símbolo de ésta.

La Escuela de Derecho de la Universidad de Valparaíso es la unidad académica que dio origen a los estudios universitarios públicos en Valparaíso y una de las más prestigiosas carreras de la otrora sede Valparaíso de la Universidad de Chile y su continuadora ya mencionada. Es una de las cinco Escuelas de Derecho tradicionales, junto a las pertenecientes a la Universidad de Chile, Pontificia Universidad Católica de Chile, Universidad de Concepción y Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

Una fecha importante para poder esbozar su historia es la creación en 1903, bajo la dirección del padre Mateo Crawley B. ss.cc., del Curso de Leyes de los Sagrados Corazones, que dio origen más tarde a la Escuela de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Fue en esta institución, en el año 1910, que un grupo de diecinueve alumnos envió un telegrama de adhesión a la Asamblea Radical de Santiago, apoyando la promulgación de la Ley de Instrucción Primaria Obligatoria. El apoyo que un grupo de estudiantes de una entidad católica manifestó a una iniciativa que promovía un conglomerado laico y crítico de la Iglesia como el Partido Radical provocó en las ciudades de Valparaíso y Viña del Mar un gran revuelo, que llevó a once de esos estudiantes a renuciar al curso de Leyes de los SS.CC. y pedir que se creara un curso fiscal de Derecho. Éste fue creado por Decreto Supremo el 18 de mayo de 1911, siendo su primer director don Carlos Rudolph.

Durante un cuarto de siglo el curso fiscal, y luego la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile en Valparaíso, fue una institución con prestigio en la región compartiendo un espacio junto al Curso de Leyes de los SS.CC., pero puede ser fijada con precisión la fecha en que la Escuela de Valparaíso comienza a tener proyección nacional: 1936, el año en que asume su dirección Victorio Pescio Vargas, quien va ejercer como tal hasta 1964. A Pescio se le debe el edificio que hasta hoy ocupa la Escuela de Derecho, el envío de profesores al extranjero, la instalación de una imprenta que además será sello editorial (primero denominada Prensas de Escuela de Derecho y luego EDEVAL) y una radio (La Valentín Letelier), la robusta dotación de la biblioteca y el impulso de la investigación y las publicaciones. Además, don Victorio brilló en la docencia y todavía gozan de interés - obviamente no el de antaño - sus manuales, escritos con gran profundidad y erudición.

En 1948 se inicia la construcción del edificio que la alberga en la esquina donde confluyen la avenida Errázuriz y la calle Freire. Alhajado con estatuas y mosaicos es efectivamente, uno de los edificios universitarios más bellos de Chile, en especial si se contemplan los mosaicos que en su interior representan la entrega del Corpus Iuris, la acusación a Catilina, un procedimiento medieval español, una vista de Valparaíso que reproduce un cuadro de Camilo Mori y una imagen del fondo del mar que adorna la piscina que hasta el año 2007 existió en su interior.

El año 1973 significó una enorme fractura en el país, pero la Escuela de Derecho logró sortear con dignidad esas dificultades, la mayoría de los profesores siguió en sus cargos, y persistió en su interior un clima de tolerancia y tranquilidad. Este hecho cabe atribuirlo principalmente a la sabia conducción de Italo Paolinelli Monti, quien encabezó la Escuela y luego la Facultad entre 1969 y 1997.

Desde mediados de la década del noventa, es decir, al final del mandato del decano Paolinelli, y durante la mayor parte del mandato de Antonio Pedrals (decano entre 1998 y 2006) la Escuela vivió un marcado proceso de estancamiento y posterior declive, debido en gran medida a la falta de visión del decanato.

La carencia de una política real de contratación y carrera académica, así como la falta de apoyo de parte de las autoridades de la Facultad, hizo que algunas de sus más brillantes promesas académicas emigraran a otras universidades: Eduardo Court M., ex-alumno, a la Universidad Adolfo Ibáñez, Alejandro Romero S., ex-alumno, Doctor en Derecho por la Universidad de Navarra a la Universidad de Los Andes, Joaquín García-Huidobro, abogado de la Universidad de Chile, Doctor por la Universidad de Navarra y profesor investigador (ganó proyectos fondecyt) durante varios años en la U. de Valparaíso, también a U. de Los Andes. José Ignacio Martínez, ex-alumno, Doctor por la Universidad de Santiago de Compostela, enseñó en la UAI y luego en la U. de Los Andes (también investigador fondecyt). Raúl Núñez Ojeda, ex alumno y destacado procesalista formado en España y Alemania, terminó en la Universidad de Chile, Guillermo Acuña y Maite Aguirrezábal, ex-alumnos con post-grados respectivamente en Southampton y Navarra, emigraron a la Universidad de los Andes. Juan Carlos Osorio, ex-alumno, partió a la Universidad Adolfo Ibáñez. Se deben contar además a los varios ex-alumnos y profesores que partieron a la Universidad Católica del Norte. Antes ya se había dejado partir al destacado constitucionalista Humberto Nogueira. En definitiva, casi toda la intelectualidad académica fue rechazada por la facultad de tan mala manera que tuvo que emigrar.

Los académicos más destacados (v.g. Squella, Tavolari) y algunos de los más jóvenes (Claudio Oliva, Aldo Valle), lo mismo que en general la masa crítica de la escuela, se distanciaron de la gestión de Pedrals. Durante este periodo muchas decisiones fueron exactamente en contra de las tendencias en materia de enseñanza del Derecho, contratación de profesores hora y no de jornada, inclusión de asignaturas, sin aumentar la electividad y, en los últimos años, resistencia a la acreditación. Más todavía, las contrataciones de jornada que realizó el decano Pedrals fueron de profesoras sin mérito académico, altamente cuestionadas por el alumnado.

Afortunadamente, las malas decisiones encontraron -al menos en parte- coto, primero con la asunción como director de Alberto Balbontín, y luego -en 2007- cuando Aldo Valle se convirtió en Decano. La Escuela detuvo su caída y cabe hablar - hace ya un par de años - de un alza sostenida.

Se pueden indicar como buenas señales de recuperación la incorporación de profesores jóvenes con jornada completa (Ricardo Saavedra, Claudio Meneses y Ricardo Salas), un compromiso más intensivo de los destacados profesores Agustín Squella (ha llegado a impartir tres ramos) y Hugo Herrera (que imparte Teoría Política e Introducción a la Filosofía), la incorporación con dedicación exclusiva del penalista José Luis Guzmán Dálbora (discípulo predilecto de Manuel de Rivacoba). Un último signo de mejora fue la incorporación de dos doctores en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid: Luis Villavicencio y Alejandra Zúñiga, que vienen a realizar labores de investigación en Filosofía del Derecho, Bioética y Derecho Constitucional.

Asimismo, la carrera de Derecho obtuvo su acreditación por cuatro años, en 2006. Desde un punto de vista doméstico, en primer y segundo año todos los cursos se imparten en paralelo, cuestión que antes de 2004 no existía. En otro plano, los puntajes de corte han vivido un proceso de recuperación entre 2005 y 2008(620 puntos en 2005, 625 en 2006, 633 en 2007 y 638 en 2008), son, 18 puntos remontados en tres procesos de admisión cuando la tendencia en la U. de Valparaíso ha sido la inversa, y más aún considerando que ingresan 140 estudiantes por año.

Actualmente la Escuela ofrece un Magíster en Derecho, con tres menciones (Derecho Constitucional, Derecho Privado y Derecho penal y procesal penal), que incluye en su claustro docente, junto a los más destacados profesores de la Escuela (Squella, Herrera, Guzmán Dálbora, Huesbe, Mera, Oliva, Ríos), a reputados académicos invitados (Daniel Peñailillo, Ricardo Sandoval, Héctor Hernández Basualto).

Además, con vistas a la celebración de su centenario en 2011, se constituyó la Comisión Centenario, constituida por quince miembros entre profesores, ex profesores, un representante de la universidad, otro de los alumnos y ex alumnos destacados, entre estos últimos podemos señalar al empresario José Manuel Urenda, al consejero del Consejo de Defensa del Estado Rodrigo Quintana, el diputado RN Francisco Chahuán, al Ministro de la Corte Suprema Rubén Ballesteros y al actual Ministro de Justicia Carlos Maldonado Curti.

Otra señal del proceso de recuperación de la Escuela de Derecho es su éxito en concursos de financiamiento externo. El primero tuvo lugar a finales del año 2007, donde la Escuela obtuvo recursos por 140 millones de pesos para la creación de un Centro de Investigación de la Cultura Jurídica, dirigido por Agustín Squella, el proyecto supone el llamado a concurso para la contratación de tres investigadores de jornada completa en las áreas de Derecho Civil, Derecho Procesal y Sociología , quienes deberán ser doctores, incrementándose así, la planta de doctores de modo sustancial. El segundo éxito fue adjudicarse un proyecto Mecesup 2 para financiar el programa de innovación curricular dirigido a reformar totalmente el plan de estudio de la Escuela.

Después de haber incorporado desde 2005 a los profesores Jorge Mera, José Luis Guzmán Dálbora (2006), Luis Villavicencio y Alejandra Zúñiga (2008), a partir de 2009 se incorpora a su claustro académico, con jornada completa, el profesor de la Universidad Austral Juan Carlos Ferrada, uno de los mejores cultores jóvenes del Derecho Administrativo en Chile.

Durante un buen tiempo la Escuela cimentó su prestigio en el nivel de sus profesores de Derecho Civil y Procesal, si bien siguen existiendo grandes cultores de ambas ramas (Moreno, Tavolari) con el tiempo su departamento de Filosofía del Derecho se ha convertido en el más prestigiado, esto se debe fundamentalmente al excepcional trabajo del profesor Agustín Squella, quien además ha formado dos discípulos que se dedican exclusivamente a la docencia y a la investigación: Claudio Oliva y Aldo Valle. Hay que sumar a ellos a los profesores José Luis Guzmán Dalbora, Ricardo Salas y Hugo Herrera Arellano, que si bien no se dedican preferentemente a la Filosofía del Derecho, algunos de sus trabajos tratan o cubren temáticas ius filosóficas (en el caso de Salas su tesis doctoral, cursada en Chile y en el extranjero, se refiere a un tema iusfilosófico, en el de Herrera se debe mencionar una ya amplia producción filosófica en el ámbito nacional y germano).

El trabajo no se limita a los artículos y ponencias de dichos académicos sino también a la prestigiosa Revista de Ciencias Sociales, editada ininterrumpidamente desde 1970, y que principalmente a través de sus números monográficos ha difundido la Filosofía Jurídica en Chile continuadamente. Dicha revista se encuentra en una etapa de fuertes modificaciones, se la ha dotado de un Comité Editorial y un Consejo Asesor, a los que pertenecen destacados profesores nacionales y extranjeros.

Asimismo, Squella preside desde su fundación la Sociedad Chilena de Filosofía Jurídica y Social, con sede en Valparaíso y que imprime y edita su Anuario desde 1982 (dedicado a la problemas jurídicos, morales y políticos) en los talleres de EDEVAL en la misma Escuela de Derecho. Por estas razones puede decirse que en Chile, el área de Filosofía del Derecho de la UV ejerce un claro liderazgo.

Otro espacio de desarrollo ya consolidado es el Derecho Penal, donde la Escuela cuenta con el ya mencionado Guzmán Dálbora, quien ha desarrollado una enorme labor de publicaciones, traducciones y actividades de extensión, junto a él imparte docencia desde 2005 el destacado profesor Jorge Mera Figueroa.

Hay, sin duda, áreas donde es necesario mejorar ostensiblemente el nivel, por ejemplo, en Derecho del Trabajo. También cabe señalar la presencia de una serie de profesores que, sea por su poco compromiso horario o en otros casos francamente por incapacidad, no han logrado realizar un aporte real a la Escuela.

Corresponde nombrar a tres ilustres figuras del Derecho Chileno: los civilistas Ramón Meza Barros y Victorio Pescio y el procesalista Mario Casarino Viterbo, todos ellos, además, ex alumnos. A los que habría que agregar la figura de Carlos León, también ex alumno, que enseñó durante muchos años Filosofía del Derecho y que obtuvo merecida fama por su literatura extra jurídica.

Mención aparte merece al gran penalista español Manuel de Rivacoba y Rivacoba (1925 - 2000), quien durante treinta años enseñó, investigó y publicó de modo incansable en la Escuela, su figura trasciende los límites de Chile porque en el mundo ius penalístico de habla hispana es recordado y admirado.

Al principio



Source : Wikipedia