Cristiano Ronaldo

3.3547486033881 (2506)
Publicado por daryl 04/05/2009 @ 10:09

Tags : cristiano ronaldo, futbolistas, fútbol, deportes

últimas noticias
Cristiano Ronaldo será presentado el 3 de julio - Marca
Cristiano Ronaldo será presentado oficialmente como nuevo jugador del Real Madrid el próximo viernes 3 de julio si no hay cambios de última hora, según ha informado LaSexta. El jugador tenía previsto que la fecha de presentación fuera el día 30 de...
Montilla ve poco "ejemplarizante" el fichaje de Ronaldo y opinaría ... - Finanzas.com
El presidente de la Generalitat, José Montilla, consideró hoy poco ejemplarizante la incorporación de Cristiano Ronaldo al Real Madrid, por ser un "fichaje astronómico", y aseguró que tendría la misma opinión si hubiera pasado en otro equipo....
Cristiano Ronaldo no tiene bastante con ser el mejor pagado del mundo - Sport
El fichaje del delantero portugués Cristiano Ronaldo se le está atragantando más de la cuenta a Florentino Pérez, presidente del Real Madrid. Pese a que el club ya anunció en su día el acuerdo alcanzado con el Manchester United, que le obligará a...
Fracasa intento de subir impuestos a Cristiano Ronaldo en España - El Comercio (Ecuador)
El intento de subir los impuestos a deportistas extranjeros de élite como Cristiano Ronaldo fracasó en España después de un quiebro político de los socialistas, que están en el Gobierno. El PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno...
FUTBOL-C.Ronaldo y Kaká podrían debutar con el Madrid en Dublín - Reuters América Latina
MADRID (Reuters) - Las flamantes y millonarias incorporaciones del Real Madrid de España, el portugués Cristiano Ronaldo y el brasileño Kaká, podrían hacer su debut con la casaca del conjunto blanco el 20 de julio en un partido amistoso contra el club...
Agüero se convierte en el objetivo principal del Manchester United - Radio Programas del Perú (RPP)
El Manchester United habría fijado su puntería en la adquisición del seleccionado argentino Sergio Agüero a fin de llenar el vacío ocasionado por la venta de Cristiano Ronaldo y la negativa de Carlos Tévez de quedarse cons los Diablos rojos....
Ferguson dio el visto bueno al traspaso de Cristiano Ronaldo - Sport
Fue Alex Ferguson, técnico del Manchester United, quien tomó la decisión de aceptar la oferta de 96 millones de euros del Real Madrid y abrirle las puertas de Old Trafford al portugués Cristiano Ronaldo. Así lo ha confirmado un portavoz de la familia...
Valdano admite que Villa ya no es objetivo del Real Madrid - La Vanguardia
En cuanto a las astronómicas cifras que se barajan sobre la cláusula de rescisión de Cristiano Ronaldo, tampoco quiso desvelar el monto. “Es una cifra inalcanzable. Sabemos en qué lugar está en estos momentos el fútbol pero no podemos predecir qué...
Ex novia de Cristiano Ronaldo: Paris fue solo una noche de sexo ... - Radio Programas del Perú (RPP)
Nereida Gallardo, la exuberante ex novia de Cristiano Ronaldo, aseguró que Paris Hilton, la heredera con quien el futbolista pasó una noche en una discoteca de Los Angeles; "es solo una de las 80 mil chicas con las que Cristiano ha estados desde que él...
Cristiano Ronaldo, el chico de las botas de oro - El Espectador (Colombia)
Cristiano Ronaldo ya está en la cima. Desde allí se permite retozar con Paris Hilton o desplazarse con su séquito por Estados Unidos mientras su equipo de representantes negocia con el Real Madrid. Cristiano prevé ganar unos 23 millones de euros en la...

Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo en un partido ante el Chelsea.

Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro (Funchal, 5 de febrero de 1985), conocido como Cristiano Ronaldo, es un futbolista portugués que juega de extremo, tanto por la banda izquierda como por la derecha, en el Manchester United de la Premier League inglesa.

Por su técnica, velocidad, agilidad, regate y disparo a puerta, es considerado por muchos como uno de los mejores jugadores del mundo. Ha sido elegido el Mejor jugador de la Premier League en 2007 y 2008, así como Deportista portugués del Año en esos mismos años. A inicios de 2009, la FIFA le otorgó el premio FIFA World Player de 2008, superando a Lionel Messi y Fernando Torres.

Cristiano Ronaldo nació y creció en un barrio obrero en la isla portuguesa de Madeira, en el seno de una familia humilde junto con sus tres hermanos. Ya de pequeño mostraba su devoción por el fútbol, y en 1993 comenzó a practicarlo oficialmente al inscribirse en el Andorinha, un pequeño club de su tierra en el que su padre colaboraba. Ronaldo comenzó a destacar entre sus compañeros, y al cumplir 10 años los grandes equipos de la isla (Marítimo y Nacional) ya se lo disputaban. Finalmente se incorporó a las filas del Clube Desportivo Nacional, donde continuó con su meteórica progresión, convirtiéndose ya en una de las más brillantes promesas del fútbol portugués. En 2001 realizó una prueba de tres días para fichar por el Sporting de Portugal, y finalmente dejó el Nacional para pasar a formar parte del club de Lisboa, habiéndose de trasladar a la capital portuguesa.

Una vez finalizado el traslado, comenzó su nuevo periplo en la disciplina del club lisboeta, famoso por la gran producción de grandes talentos como Luís Figo, Nuno Valente, Simão Sabrosa o Ricardo Quaresma. Allí le asignaron, junto al resto de sus compañeros, psicólogos, tutores personalizados que le orientaban en sus estudios y médicos que observaban su crecimiento físico. Todo ello contribuyó a su formación como persona y como futbolista, un desarrollo que acabaría llevándole a jugar sus primeros 90 minutos en la Superliga portuguesa en octubre de 2001, cuando contaba con tan sólo 17 años de edad. Cristiano causó entre afición y prensa una grata impresión, pasando a formar parte del grupo de habituales de la plantilla que se proclamó, en la temporada 2001/2002, campeona de la máxima división de la liga portuguesa.

En verano de 2003, Sporting de Lisboa y Manchester United disputaron un encuentro amistoso con motivo de la inauguración del estadio José Alvalade para la Eurocopa que se disputaría en tierras lusas. En ese partido el joven extremo cuajó una magnífica actuación que asombraría tanto a los propios jugadores rivales como a su entrenador Alex Ferguson, que consiguió el traspaso del portugués al club inglés poco después en ese mismo verano, tras pagar 12,24 millones de libras esterlinas (más de 18 millones de euros). Este traspaso coincide con el del también medio derecho David Beckham al Real Madrid, por lo que Ronaldo llegó al Manchester llamado a ser el sucesor de David Beckham.

En su primer año en Inglaterra, el 7 del United demostró sus cualidades en la final de la copa inglesa de 2004, la FA Cup, en Cardiff, donde anotó el primero de los tres goles de su equipo que a la postre les harían campeones del trofeo. En su segundo año en tierras británicas, Cristiano crecería como futbolista asentándose como uno de los mejores jóvenes del fútbol mundial, como así reconocería el trofeo al mejor jugador joven de 2005 de la FIFPro, galardón elegido por los aficionados. El 29 de octubre de 2005 anotó, ante el Middlesbrough, el 1000º gol del Manchester United en la Premier League. En la campaña 2006/07 quedó en el segundo lugar de la lista de goleadores de la Premier League con 17 tantos.

Hasta el 12 de abril de 2007 Cristiano Ronaldo percibía una ficha anual de 4,2 millones de euros netos al año.

En 2007, el Real Madrid estuvo dispuesto a pagar al Manchester United 80 millones de euros para hacerse con los servicios del portugués, lo que de haberse producido hubiese supuesto el fichaje más caro de la historia del fútbol, superando el fichaje de Zinedine Zidane por el Real Madrid ( 75 millones de Euros ). El 13 de abril de 2007, Ronaldo renovó su contrato con el Manchester hasta 2012, con un sueldo de 4.6 millones de euros limpios al año (180.000 euros a la semana).

El 19 de marzo de 2008 en un partido contra el Bolton FC, Cristiano Ronaldo se convirtió en el extremo que más goles ha marcado en una misma temporada en el United, superando la marca de otro célebre extremo, George Best (32 goles durante la temporada 1967/68). Al acabar la temporada, Cristiano Ronaldo habría marcado 42 goles, 31 de ellos en liga. Éste resultado le dejó a dos tantos de superar los 44 de Ruud Van Nistelrooy en la temporada 2002/2003.

El 21 de mayo de 2008 jugó la final de la Liga de Campeones de la UEFA anotando el único gol del Manchester United en los noventa minutos de juego. El ganador de la competición se decidió por penaltis tras llegarse con el resultado de 1-1 al final de la prórroga. Cristiano Ronaldo falló su lanzamiento pero los tiros fallidos de Terry y Anelka dieron la victoria al conjunto dirigido por Sir Alex Ferguson.

Cabe destacar que desde el año 2007, es imagen del aclamado videojuego de fútbol " Pro Evolution Soccer", siendo portada del mismo en la edición del 2008 ("Pro Evolution Soccer 2008").

Durante el verano de 2008 se especuló sobre la posible salida del jugador del Manchester United para irse al Real Madrid. Sin embargo, Cristiano Ronaldo decidió seguir en Old Trafford, al mismo tiempo que se recuperaba de una lesión que posiblemente lo tendría fuera de las canchas hasta octubre de 2008.

El 17 de septiembre de 2008, jugó en el primer partido del Manchester United en la Liga de Campeones de la UEFA; marcando así su regreso a las canchas. En dicho partido se enfrentó contra el equipo español Villarreal CF, al haber entrado como substituto de Park Ji-Sung.

Cristiano Ronaldo hizo su debut en la Selección de fútbol de Portugal el 20 de agosto de 2003 ante Kazajistán, y representó a su selección en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Pero donde dio el paso a la primera línea del fútbol mundial fue defendiendo a Portugal en la Eurocopa 2004, donde fue reclamado tanto por la prensa como por los aficionados cuando en los primeros partidos no contaba para el seleccionador en el once titular, y acabó siendo una de las figuras de la selección portuguesa en el torneo, acabando subcampeona por detrás de Grecia al perder en la Final por marcador de 1-0. En la siguiente gran cita de su selección, la Copa Mundial de Fútbol de 2006, en Alemania, jugó a un gran nivel, como casi el resto de su selección, lo que le sirvió para auparse a la cuarta posición final, cayendo en semifinales ante Francia, y en el partido por el tercer y cuarto puesto ante Alemania.

Durante la etapa clasificatoria a la Euro 2008 anotó un total de 8 goles. En la Euro 2008, durante el segundo partido de la etapa de grupos, contra la República Checa, anotó el segundo gol del partido; además de la asistencia para el tercer gol marcado por Ricardo Quaresma, lo que aseguró la clasificación de su selección a Cuartos de Final al ganar por marcador de 3-1. A pesar de su corta edad, también ha sido distinguido como segundo capitán de su selección, después de Nuno Gomes, durante la Euro 2008.

Estadísticas actualizadas a la fecha: 22 de mayo, 2008.

4Partidos jugados (PJ); Pases para Gol (PPG).

Al principio



Semifinales de la Copa Mundial de Fútbol de 2006

Alineación inicial

En las Semifinales de la Copa Mundial de Fútbol de 2006, realizada en Alemania, participaron cuatro equipos. Éstos fueron distribuidos en dos parejas de acuerdo a la disposiciones preestablecidas tras la ronda de cuartos de final. Cada pareja se enfrentó en un único partido de 90 minutos. En caso de que no hubiese ganador en el período regular, se realizaron prórrogas de 30 minutos y en caso de que el partido se mantuviera igualado tras la extensión, se practicaron series de tiros penales.

Los dos equipos ganadores pasaron a la final del torneo, mientras los perdedores se enfrentaron por la definición del tercer lugar.

Por primera vez desde la Copa Mundial de Fútbol de 1982, los cuatro semifinalistas del torneo fueron equipos europeos. Alemania se convertía en uno de los favoritos del evento luego de la desconfianza previa y que comenzó a sustentarse con el correr de los tiempos. Italia llegaba a su sexto partido con una irregular campaña a pesar de estar invicto, con destacables victorias ante Ghana, República Checa y Ucrania, pero también algunos olvidables encuentros ante Estados Unidos y Australia. Francia llegaba como una de las sorpresas del torneo luego de que iniciara su participación de forma dubitativa pero que con el paso de las fases recuperaba la calidad futbolística que les había entregado la Copa Mundial de Fútbol de 1998 y finalmente Portugal intentaría llegar por primera vez en su historia a una final del Mundial de Fútbol.

El 4 de julio de 2006 en Dortmund se enfrentaron las selecciones de Alemania e Italia en un histórico partido, pues se trataba de los dos mejores equipos europeos en la historia de la Copa Mundial. Alemania, segunda en el ránking histórico del campeonato, alcanzó los títulos de 1954, 1974 y 1990, mientras los italianos (ubicados en tercera posición del ránking) lo hicieron en 1934, 1938 y 1982. Previamente, ambas escuadras habían disputado 13 partidos oficiales, con 5 victorias para Italia, 3 para Alemania y 5 empates. Incluso, durante la preparación de ambos equipos previa al torneo, Alemania fue goleada por 4:1 en Florencia lo que casi cuesta el puesto del entrenador Jürgen Klinsmann. A nivel mundialista, ambos equipos registraron 3 partidos previos: un empate 0:0 en Chile 1962, la semifinal de México 1970 donde Italia ganó por 4:3 en el llamado Partido del Siglo, otro empate 0:0 en Argentina 1978 y la final de España 1982, donde los italianos ganaron su tercera estrella por 3:1.

El partido se inició con un primer tiempo extremadamente parejo, con llegadas de ambos equipos constantemente. Ambos equipos lucharon tenazmente por la posesión del balón. Italia, que tradicionalmente durante el torneo planteaba un esquema táctico extremadamente defensivo, comenzó a atacar constantemente y comenzó a sacar cierta ventaja sobre los alemanes, que sin embargo lograban defender su arco. Miroslav Klose y Lukas Podolski, a pesar de sus intentos, no lograban derrotar a la fuerte defensa italiana.

Luego de un intenso y agitado primer tiempo, el cansancio comenzó a pesar en los jugadores durante la segunda tanda, pero no impidió que el partido siguiera en desarrollo. Cuando el partido comenzaba a acercarse a la prórroga, ambos equipos trataron de alcanzar la victoria con algunos cambios ofensivos, pero finalmente se impuso el empate sin goles como resultado de los 90 minutos oficiales.

En la prórroga, ninguno de los dos equipos podía imponerse aunque Italia lograba llegar más profundamente. Un tiro de Alberto Gilardino golpeó en el poste del arco y otro de Gianluca Zambrotta lo hizo en el travesaño. Alemania, aunque llegó en menos oportunidades, realizó algunos tiros pero que eran esquivados por el portero Gianluigi Buffon.

Italia realizó sus últimos cambios apostando a un cuadro netamente ofensivo para evitar llegar a la instancia de penaltis, donde había perdido en las 3 oportunidades previas (entre las que se incluye la final de la Copa Mundial de Fútbol de 1994) y donde Alemania había ganado en las 4 oportunidades en que debió definir el paso a la siguiente ronda de esa forma. Cuando todo indicaba que el partido se defeniría desde los 12 pasos, un tiro de esquina logró llegar a Fabio Grosso, que clavó la pelota en el arco de Jens Lehmann cuando sólo faltaba un minuto para el fin del tiempo de prórroga. Alemania salió completamente a tratar de dar la vuelta al marcador cuando todos los aficionados italianos ya celebraban el triunfo en las graderías. Sin embargo, Alemania perdió el balón y ante la ausencia de la defensa, Alessandro Del Piero logró anotar el gol final que sentenciaba el paso de Italia a su sexta final del torneo y la eliminación del equipo anfitrión en el que sería calificado como el partido más emocionante del torneo de acuerdo a encuestas realizadas por el sitio oficial de la FIFA.

Portugal y Francia fueron dos semifinalistas que sorprendieron de cierta forma a los expertos al derrotar en cuartos de final a dos de los favoritos del torneo, Inglaterra y Brasil, especialmente tras sus decepcionantes participaciones en la Copa Mundial de Fútbol de 2002. Francia, ubicada en el 6º lugar del ránking histórico ansiaba llegar por segunda vez en la historia a una final del torneo luego de alcanzar la Copa Mundial en 1998, mientras Portugal ansiaba llegar a su primera final y así superar su mejor participación, el tercer lugar alcanzado en Inglaterra 1966 de la mano de Eusébio. Ambos equipos se han enfrentado sólo en cuatro oportunidades de forma oficial con cuatro victorias para los galos, entre las que se destaca la victoria de 2:1 tras gol de oro durante las semifinales de la Eurocopa 2000.

En el comienzo del partido, Portugal comenzó a presionar y generar ocasiones de gol principalmente gracias a Deco y Maniche, pero con el correr de los minutos se notó la superioridad del seleccionado francés, la cual se mantendría durante gran parte del encuentro. Aunque les Bleus tenían el control del balón gracias a la importante participación de Franck Ribéry y Zinedine Zidane, no lograban anotar hasta que el árbitro Jorge Larrionda cobró un penal a favor de Francia tras una falta de Ricardo Carvalho sobre Thierry Henry. El capitán de los galos fue quien finalmente disparó el tiro penal a los 33' y abatió al meta Ricardo Pereira dejando la cuenta 1:0 a favor de los campeones de 1998.

Con Francia arriba en el marcador, Portugal intentó revertir la situación pero la sólida estructura de la defensa oponente les impedía anotar a lo que sumó la lesión de Miguel. El ataque portugués fue liderado principalmente por Cristiano Ronaldo, quien a pesar de entrar algunas veces con peligrosidad al área rival no logró concretar el ataque. El partido transcurrió lentamente durante el segundo tiempo con Francia que resistía sin problemas los embates portugueses mientras éstos intentaban infructuosamente alcanzar alguna ventaja, aunque fuera a través de diversas simulaciones de faltas inexistentes, lo que provocó la crítica de diversos medios internacionales y la reprobación del público a Ronaldo, tanto por el conflicto con Wayne Rooney durante el partido previo como por los diversos piscinazos en busca de un penal.

En los minutos finales, Portugal arriesgó todo con tal de alcanzar el empate, haciendo que incluso el portero Ricardo participara en un tiro de esquina en el área rival. Sin embargo, los intentos lusitanos fueron inútiles debido al control absoluto de la defensa de Francia. Así, Portugal abandonaba la carrera por la Copa y Francia llegaba a su segunda final en la historia.

Alemania participó por cuarta vez en la definición del tercer lugar de una Copa Mundial (repitiendo las experiencias de 1934, 1958 y 1970) mientras Portugal lo hacía por segunda vez (previamente había alcanzado esta etapa en 1966). Ambos equipos se habían enfrentado en 7 oportunidades con dos victorias para cada uno y 3 empates, siendo su último encuentro durante la Eurocopa 2000 donde los lusitanos derrotaron a los germanos por 3:1 en Róterdam.

El partido se inició con una entusiasta Alemania, que a pesar de las bajas de Michael Ballack, Arne Friedrich y el recién operado Per Mertesacker, disfrutaba del apoyo de su público sumamente estimulado luego de que previo al torneo no mucha gente confiase en que su equipo pudiese llegar a las instancias finales del torneo. A esto se sumaba el retorno del veterano Oliver Kahn al arco, luego de ser reemplazado por Jens Lehmann durante la realización del torneo. Sin embargo, Alemania no podía convertir un gol a pesar de los intentos de Miroslav Klose (a la postre, goleador del torneo con cinco tantos) y Lukas Podolski, quien había recibido antes del inicio del partido el premio como Mejor Jugador Joven del torneo. Portugal no se quedaba atrás, pero los tiros de Deco, Simão Sabrosa y Cristiano Ronaldo eran atajados por las seguras manos de Kahn.

En el segundo tiempo, el ritmo del partido continuó hasta que en el minuto 56', un sorpresivo tiro frontal de Bastian Schweinsteiger descolocó a Ricardo Pereira quien no logró impedir la primera anotación de Alemania. A los 61', un lanzamiento del mismo Schweinsteiger desde el sector izquierdo del área tras una falta cruzó la defensa portuguesa y Petit, intentando desviarla, convirtió un autogol.

A pesar de que remontar el resultado era prácticamente imposible, los lusos intentaron anotar un gol de honor. A los 82', Cristiano Ronaldo casi logra engañar a Kahn, pero solamente a los 88' un cabezazo de Nuno Gomes lograría dejar el marcador 3:1 tras un pase de Figo. Tras el final del encuentro, Alemania recibió las medallas de bronce tras alcanzar el tercer lugar del torneo acompañados por una fiesta pirotécnica en el Gottlieb-Daimler-Stadion de Stuttgart. Minutos después, los veteranos Oliver Kahn y Luís Figo anunciaron su retiro de sus respectivas selecciones.

Al principio



Liga de Campeones de la UEFA 2006-07

Preparativos de la ceremonia de inauguración de la final en el Estadio Olímpico Spyros Louis, disputada por el Milan y el Liverpool, con victoria para los milanistas por 2-1.

La Liga de Campeones de la UEFA 2006-07 fue la edición número 52 en la historia de la competición. Se disputó entre julio de 2006 y mayo de 2007, con la participación inicial de 73 equipos, representantes de 49 federaciones nacionales diferentes.

Para clasificarse definitivamente a la fase final de la competición se disputaron tres rondas clasificatorias, que comenzaron el 11 de julio de 2006, donde 16 equipos lograron unirse a los otros 16 clasificados directamente para la fase final.

La fase final de la competición dio inicio en septiembre de 2006, con 32 equipos compitiendo por el trofeo que defendía el Barcelona, tras su victoria en la edición 2005-06.

El campeón final del torneo fue Milan, después de derrotar el Liverpool en la final, disputada el 23 de mayo en el Estadio Olímpico de Atenas, merced a dos goles de su delantero Filippo Inzaghi, para acabar con un resultado final de 2-1. Para los italianos suponía su séptima conquista de la máxima competición europea, quedando a dos títulos del Real Madrid, que acumulaba un total de nueve, distanciándose de las cinco logradas hasta ese momento por el propio Liverpool, y el mérito de representar a Europa en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2007.

La temporada comenzó salpicada por el escándalo de manipulación de partidos por parte de equipos italianos, entre los que se incluía al Milan. Ello originó que hubiese dudas acerca de si iba a poder disputar la Liga de Campeones, para la que tenía una plaza directa inicialmente. La sanción final se limitó a hacerle disputar las eliminatorias de clasificación, comenzando desde la tercera ronda, decisión que a la postre le permitiría proclamarse vencedor.

En las rondas previas de clasificación participaron un total de 57 equipos. 22 de ellos clasificados para la primera ronda, de los que pasarían 11 y se unirían a otros 17 para formar 14 emparejamientos de segunda ronda. Los 14 equipos clasificados más los 16 que entrasen directamente a la tercera ronda formarían los últimos emparejamientos, de los que saldrían los 16 equipos clasificados en última instancia para la fase final del torneo. A los 16 equipos eliminados en esta última ronda se les invitó a participar en la primera fase de la Copa de la UEFA 2006-07.

Para la primera ronda se clasificaron los campeones de las 22 ligas con coeficientes UEFA más bajos según el ranking de 2005. El sorteo de los emparejamientos se efectuó en Nyon (Suiza), el 23 de junio de 2006. Los enfrentamientos de ida de las eliminatorias se disputaron los días 11 y 12 de julio, y los partidos de vuelta los días 18 y 19 de julio.

El mismo sorteo de la primera ronda en Nyon sirvió para decidir los emparejamientos de segunda ronda. Los equipos clasificados fueron los 11 campeones de las ligas situadas entre los puestos 17 y 27 del ranking UEFA, los 6 subcampeones de las ligas del puesto 10 al 15 y los 11 ganadores de la eliminatoria de primera ronda.

Los partidos de ida se disputaron los días 25 y 26 de julio, y los de vuelta entre el 1 y 2 de agosto de 2006.

Para decidir los enfrentamientos de la última ronda de clasificación se realizó un nuevo sorteo en Nyon, el 28 de julio de 2006. En el sorteo entraron los campeones de las ligas situadas entre los puestos 11 y 16 del ranking UEFA, los subcampeones de las ligas entre el puesto 7 y 9, los terceros clasificados del 1 al 6, los cuartos clasificados del 1 al 3, y los 14 clasificados de la ronda anterior. En el sorteo hubo dos grupos de equipos. Los 16 con mayor coeficiente UEFA de clubes (cabezas de serie) tendrían como rival un equipo no cabeza de serie.

Los partidos de ida se disputaron los días 8 y 9 de agosto, y los de vuelta entre el 22 y 23 de agosto de 2006.

Una vez conocidos los 32 equipos clasificados para la primera fase de la competición, se realizó un sorteo en Mónaco el día 24 de agosto de 2006, para repartirlos en ocho grupos de cuatro equipos cada uno.

En cada grupo todos los equipos se enfrentaron entre sí en un sistema de ida y vuelta. Al finalizar la liguilla, los dos primeros equipos clasificados en cada grupo accedieron a los octavos de final, el tercer clasificado se incorporó a la Copa de la UEFA 2006-07, y el último clasificado quedó apeado de los torneos internacionales.

La primera jornada se disputó los días 12 y 13 de septiembre de 2006, y la última los días 5 y 6 de diciembre de 2006.

El grupo A fue el que parecía en principio el más complicado de todos, pues en él quedaron encuadrados dos de los grandes favoritos a hacerse con el título europeo, el FC Barcelona, vigente campeón de la competición, y el Chelsea FC, gran dominador de la liga inglesa en los últimos años, la única en conseguir clasificar a cuatro conjuntos para la fase final de la competición. A ellos se unieron el Werder Bremen, que llegó a los octavos de final la temporada anterior, y el debutante Levski de Sofía. Esta composición del grupo levantó espectativas, pues el Barcelona y el Chelsea habían creado una gran rivalidad entre ellos, después del emparejamiento de ambos en eliminatorias llenas de polémicas las dos últimas temporadas, con una victoria cada uno. También el Werder Bremen había sido recientemente rival del Barcelona, pues ambos coincidieron en la fase de grupos en 2005.

Los resultados confirmaron la dificultad del grupo, pues el Werder Bremen fue el único equipo en quedar eliminado con diez puntos. Desde los primeros partidos se vio que el Levski era el conjunto con menos posibilidades, de hecho terminó siendo el equipo con peores número de todos los grupos. Por lo que los dos puestos clasificatorios deberían decidirse entre los otros tres equipos. El Chelsea se mostró superior a sus rivales, consiguiendo ganar y sacar un empate en el último minuto al Barcelona, y sólo cedió una derrota ante el Werder Bremen con su clasificación prácticamente resuelta. Ello propició que el Barcelona y los alemanes llegaran al último partido, que los enfrentaba entre sí en el Camp Nou, jugándose la clasificación. En este partido el Barcelona se impusó por dos a cero, consiguiendo así la segunda plaza, y el Werder Bremen se tuvo que conformar con la repesca de la copa de la UEFA.

En el grupo B quedaron emparejados los vigentes campeones de Alemania, el Bayern de Múnich, y el de Italia, el Inter de Milán. Junto a ellos se encuadró a los que en teoría tendrían que luchar por el tercer lugar, el Sporting de Lisboa y el Spartak de Moscú.

Pero el inicio de la competición no fue nada bueno para el Inter de Milán, que perdió sus dos primeros partidos, y vio como el Sporting le adelantaba rápidamente en cuatro puntos y se convertía en favorito para la clasificación. Sin embargo, el Inter consiguió remontar a raíz de su derrota ante el Bayern de Múnich, y logró imponerse en sus siguientes tres partidos, sellando su clasificación, junto a la del equipo bávaro. Ambos se enfrentaron en el último partido, con ventaja en la clasificación de los alemanes, jugándose el primer puesto del grupo que les otorgase un sorteo más asequible en octavos de final. El Bayern impuso su ventaja como local en el estadio Allianz Arena, y consiguió el empate que necesitaba. Por otra parte, el Sporting parecía tener asegurada su clasificación para la UEFA en su último partido en casa ante el Spartak, pero cayó derrotado por uno a tres, y fueron los rusos los que accedieron a la repesca.

Los dos cabezas de serie del grupo C fueron el Liverpool FC y el PSV Eindhoven, dos clásicos de Europa, ambos ganadores del título europeo. Los otros dos equipos que completaron el grupo fueron el Girondins de Burdeos y el Galatasaray turco. Los dos reaparecían en la competición, tras ausencias pasadas.

Desde los primeros partidos se vio que el Liverpool y el PSV conseguirían la clasificación, aunqué faltaba ver en qué orden. El Liverpool ganó al PSV en Anfield Road, lo que sumado al punto conseguido en tierras neerlandesas, le daba el primer puesto matemático a falta de disputar el último partido. A pesar de la victoria final del Galatasaray frente al Liverpool, no pudo hacer nada por alzarse al tercer puesto, y quedó apeado de las competiciones europeas. La clasificación para la Copa de la UEFA fue finalmente para el Girondins, que consiguió sumar siete puntos.

En el grupo D reaparecía el Valencia CF, tras de varios años ausente en la Liga de Campeones, y después de pasar la ronda previa de clasificación. Sus rivales en el grupo fueron la AS Roma, el Olympiakos del Pireo y el campeón ucraniano Shakhtar Donetsk.

El grupo rápidamente se convirtió en un mano a mano entre españoles e italianos, llevando el Valencia ventaja con su victoria ante los romanos en Mestalla por dos a uno. Así, el Valencia pronto se hizo con el primer puesto matemáticamente, antes de disputar el último encuentro en el Olímpico de Roma, al que acudió con una larga lista de lesionados y con varios jóvenes jugadores de su equipo filial. En cambio la Roma sí que tenía en juego su clasificación, la cual pudo resolver venciando al Valencia por un gol a cero. Por su parte, el Shakhtar logró imponerse al Olympiakos en la clasificación a la Copa de la UEFA, y los helenos quedaron eliminados de cualquier competición internacional.

En el grupo E volvían a encontrarse el Real Madrid y el Olympique de Lyon, después de quedar también encuadradados en el mismo grupo la temporada anterior. En aquella ocasión los franceses se clasificaron en primer lugar del grupo, y el Madrid lo hizo como segundo. El grupo quedo completo con el Dynamo de Kiev y el Steaua de Bucarest, viejo campeón de la Copa de Europa que reaparecía tras una larga temporada ausente, y después de haber llegada hasta las semifinales de la Copa de la UEFA en la temporada 2005-06.

Como ocurrió un año antes, el Madrid abrió la competición visitando el estadio Gerland del Olympique, y se volvería a repetir una clara victoria de los franceses. El Olympique de Lyon se mostró muy superior durante toda la liguilla, y no encontró problemas para clasificarse como primero de grupo, después de varias victorias frente al Dynamo y al Steaua, y un valioso empate en el Estadio Santiago Bernabéu. El Madrid, a pesar de no conseguir ganar al Olympique, no encontró tampoco demasiadas dificultades frente a los otros dos equipos, y selló su clasificación como segundo a falta de un partido para el final. Por su parte, el Steaua mostró un alto nivel en su reencuentro con la competición, y logró repescarse a la Copa de la UEFA, cayendo así eliminado el Dynamo de Kiev, que no consiguió ganar ningún partido.

En el grupo F volvieron a coincidir el Manchester United y el SL Benfica portugués, después de la fase de grupos de la temporada anterior, en la que los ingleses quederon apeados tras su cuarto puesto en el grupo, mientras que los lusos sí consiguieron la clasificación, merced a la victoria en el duelo que los enfrentó. Completaron el grupo el Celtic FC, en su retornó a la competición, y el debutante danés FC Copenhague.

El primer conjunto en lograr la clasificación fue el Celtic, gracias a su victoria como local ante el Manchester, en un duelo de gran tradición británica. Por su parte, el Manchester y el Benfica volvieron a disputar la última jornada con todo en juego, aunque en esta ocasión hubo victoria de los ingleses en Old Trafford, consiguiendo además el primer puesto. El Benfica tuvo que conformarse con la copa de la UEFA. El Copenague realizó un muy buen papel en su debut, a pesar de quedar último de grupo, pero logró no perder ningún partido en su estadio de Copenhague, e incluso venciendo a Manchester United y Celtic. Sin embargo con el Benfica sólo logro empatar, lo que sumado a la derrota en Lisboa decantó el tercer puesto por el Benfica tras el empate a 7 puntos.

El subcampeón de la temporoda 2005-06, el Arsenal FC, quedó encuadrado con el FC Oporto, ganador del torneo en 2004, como máximo rival para conseguir la clasificación y el primer puesto del grupo. A ellos se unieron el CSKA de Moscú y el Hamburgo SV, ambos sin renunciar a intentar colarse en la clasificación final del grupo.

El CSKA comenzó muy bien la primera vuelta de la liguilla, cediendo un único empate en Oporto, y después de tres jornadas se mostraba encabezando el grupo y con todas las opciones de conseguir la clasificación. Sin embargo, el Oporto y el Arsenal aprovecharon sus partidos contra el Hamburgo para sumar puntos, llegando a imponerse también el Oporto en el partido que lo enfrentó al CSKA en Moscú. Ello propició que ambos equipos llegasen a la última jornada empatados a puntos, teniendo que enfrentarse entre ellos, y dándose la circunstacia de que con un empate se asegurarían la clasificación los dos. A pesar de ello, el Oporto buscó una victoria que le diese el liderato final del grupo, aunque ésta no llegó, ambos empataron, y dejaron fuera del caminó al CSKA, que tampoco se hubiese clasificado, debido a su derrota final ante el Hamburgo, los únicos puntos que consiguió el conjunto alemán.

El AC Milan, equipo con mayor coeficiente UEFA en el inicio del torneo, pudo clasificarse finalmente para la fase de grupos de la competición, después de verse obligado a jugar la fase previa de clasificación, resultado de la sentencia del juicio por manipulación de partidos del fútbol italiano. En ella se impuso sin grandes apuros al Estrella Roja de Belgrado. Una vez encuadrado en el grupo H, tuvo como rivales de clasificación al Lille OSC, el AEK Atenas y el RSC Anderlecht.

Con una primera fase sin demasiados problemas, el Milán obtuvo pronto la clasificación matemática para los octavos de final. Sin embargo, y a pesar de quedar finalmente como primero de grupo, terminó la liguilla de forma agridulce, después de perder en las dos últimas jornadas, en medio de una crisis de resultados en la Lega Calcio. Por su parte, el AEK y el Lille mantubieron una tensa pugna por el segundo lugar del grupo, que fue a parar finalmente del lado de los franceses, después de una meritoria victoria en San Siro. El AEK se tuvo que conformar con la disputa de la Copa de la UEFA, a pesar de conseguir su primera victoria en la historia de la competición, lograda contra el Lille y seguida de otra contra el Milan. Pero no pudo hacer lo propio frente al Anderlecht en el último partido, lo cual hubiese significado la clasificación.

Los dieciséis equipos clasificados disputaron una serie de eliminatorias a ida y vuelta, hasta decidir los dos equipos clasificados para la final de Atenas. En la tabla se muestran todos los cruces de la segunda fase. El primer equipo de cada eliminatoria jugó como local el partido de ida, y el segundo jugó en su campo la vuelta. En los resultados se indica el marcador en la ida, seguido del de la vuelta. La eliminatoria de octavos de final enfrentó a cada campeón de grupo con un segundo clasificado de un grupo distinto al suyo, con la ventaja de jugar el partido de vuelta como local, y con la restricción de no poder cruzarse dos conjuntos del mismo país. El resto de eliminatorias se sortearon sin restricción alguna.

El sorteo para decidir los emparejamientos de octavos de final se celebró el 15 de diciembre, en la sede de la UEFA en Nyon. Cada campeón de grupo tendría como rival a un segundo clasificado, con la ventaja de jugar el partido de vuelta como local, y con la restricción de no poder cruzarse dos conjuntos del mismo país o que ya se hubiesen enfrentado en la fase de grupos.

Los partidos de ida tuvieron lugar los días 20 y 21 de febrero, y los de vuelta el 6 y 7 de marzo.

La Roma tuvo como rivales en su primera participación en unos octavos de final de la Liga de Campeones a los franceses del Olympique de Lyon, que partían como favoritos tras su victoria en el grupo E y la disputa de la vuelta en el Stade Gerland. En el partido de ida se vivió un gran ambiente, debido al debut del equipo romano, con más de 80.000 aficionados siguiendo el partido en el Estadio Olímpico. La ida acabó con un empate a cero, después de que ninguno de los equipos pudiera abrir el marcador. El Olympique estuvo cerca de hacerlo en una jugada en la que el balón fue al palo en un remate desafortunado del jugador de la Roma Taddei, tras un saque a balón parado de Juninho Pernambucano, la jugada más buscada por los de Lyon. En el partido de vuelta la Roma hizo saltar la sorpresa y pudo imponerse por dos a cero como visitante, logrando su primera clasificación para unos cuartos de final. Antes de inaugurar el marcador, el árbitro Mejuto González anuló un gol a De Rossi, por una falta previa de Totti. Aún así, la Roma sentenció la eliminatoria antes del descanso, con goles de Totti, de cabeza, y Mancini, tras un rápido contraataque.

El Manchester partía como claro favorito para imponerse al Lille francés, llegando a la eliminatoria como claro líder de la Premier League. Sin embargo el Lille esperaba poder repetir la victoria frente a los ingleses lograda en la primera fase de grupos de la temporada anterior. En el partido de ida parecía que iba a conseguir un valioso empate a cero, que le daría esperanzas para disputar la vuelta en Old Trafford. Pero los de Manchester consiguieron hacer el 0-1 en una extraña jugada a balón parado, cuando el partido se acercaba a su término. Mientras la defensa del Lille montaba la barrera, Ryan Giggs elevó el balón por encima de ella, mientras el portero sólo podía mirar con cara de sorpresa como éste se introducía en el fondo de la red. El equipo local protestó insistentemente, llegando a lanzar el balón fuera de banda en el saque de gol, como muestra de no querer seguir disputando el encuentro, pero el árbitro neerlandés aseguró que nadie del Manchester había pedido barrera para el lanzamiento de la falta, por lo que el gol era totalmente legal. En el partido de vuelta, con todo a favor para los ingleses, no terminó de imponerse hasta los minutos finales, prolongando las esperanzas de remontada del Lille. Pero la sentencia llegó de manos de Henrik Larsson, que disputaba su último encuentro en competición europea, antes de que terminase su breve cesión durante el parón invernal de la liga sueca, y volviese a su club con contrato, el Helsingborgs IF.

El Celtic de Glasgow y el Milán protagonizaron la eliminatoria más igualada de los octavos de final, ya que hizo falta la disputa de una prórroga para decantar el resultado a favor de los italianos. El partido de ida, en tierras escocesa acabó sin goles en el marcador, con escasas ocasiones de gol para el Milán, y prácticamente ninguna para el Celtic. La eliminatoria tendría que decidirse pues en el estadio de San Siro, que finalmente contó con el visto bueno de las autoridades italianas y de la UEFA para acoger a los más de 60.000 espectadores que es capaz de albergar, superando así las restricciones impuestas desde el gobierno italiano a los estadios inseguros, tras la reciente muerte d eun policía en un partido de la liga italiana. Pero los goles también se resistieron en la vuelta, en cuya primera parte fue el Celtic quien se mostró más decidido en buscar la clasificación. Después del descanso el Milán comenzó a tomar un mayor ritmo de juego atacante y dispuso de algunas jugadas para haber evitado la prórroga, la más clara de ella en un remate al larguero de Kaká en el minuto 89. Finalmente hizo falta el tiempo extra, pero cuando solo se llevaban tres minutos del mismo, el propio Kaká protagonizó una jugada personal desde una larga distancia, que culminó con el gol y la clasificación milanista. Cabe destacar que el veterano jugador Paolo Maldini sumó con este partido el que hacía 100 en su carrera en la Liga de Campeones (el quinto en lograrlo), aunque también llegó a disputar partidos de la antigua Copa de Europa.

Se volvían a enfrentar dos equipos protagonistas de seis enfrentamientos entre ambos en los últimos ocho años, siendo el último en el año 2004, con clasificación en la eliminatoria para el Madrid. Ninguno de ellos llegaba a la eliminatoria en un buen momento, pues ambos se encontraban con problemas en la tabla clasificatoria de sus respectivas ligas nacionales. El Bayern acababa de cambiar de técnico, contratando a Ottmar Hitzfeld, que ya había pasado por el club. Y el futuro del entrenador madridista, Fabio Capello se encontraba en entredicho. En el partido de ida el Madrid apostó por tratar de llegar con ventaja a la vuelta de Alemania, y a los diez minutos de encuentro Raúl ya había adelantado a su equipo. El Bayern pudo empatar el partido con un gol de cabeza en un saque a balón parado, rematado por Lúcio, pero antes de que llegase el descanso Raúl y van Nistelrooy se encargaron de colocar un 3-1 en el marcador, que parecía bastar para afrontar el partido de vuelta. Pero cuando terminaba el partido, Mark van Bommel conectó un fuerte disparo desde fuera del área, que establecía el final tres a dos, y devolvía todas las esperanzas para los alemanes. Y es que en el partido de vuelta sólo necesitaron 10 segundos en volver a ponerse por delante en la eliminatoria, con el gol más rápido en la historia de la competición, conseguido por Roy Makaay. En la segunda parte Lúcio estableció el dos a cero, y ponía muy cuesta arriba una posible remontada blanca. Pero ésta estuvo a punto de llegar, con un penalti transformado por Van Nistelrooy en el minuto 83, y un gol anulado por mano de Sergio Ramos en el tiempo de descuento, con el Bayern acorralado y esperando el final del partido. Con la anulación del gol, los de Múnich respiraron y pudieron confirmar su clasificación para los cuartos de final.

El entrenador del Chelsea, José Mourinho volvía a Oporto para enfrentarse al equipo con el que ganó la Liga de Campeones de 2004. El equipo luso no llegaba a los octavos de final de la competición desde la marcha de Mourinho, ese mismo año. Pese al favoritismo del Chelsea en la eliminatoria, el Oporto esperaba demostrar ser un equipo difícil de ganar en el Estádio do Dragão, y pareció que lo conseguiría cuando a los 12 minutos del partido de ida se adelantó en el marcador mediante gol de Raul Meireles. Pero el Chelsea sólo necesitó cinco minutos para empatar el partido, y conseguir un resultado favorable de cara al partido de vuelta en Stamford Bridge. Shevchenko aprovechó un preciso pase de Ballack para anotar el 1-1. El Chelsea dispuso a lo largo del partido de varias ocasiones para aumentar su cuenta goleadora, entre ellas un disparo al poste de Drogba, pero la ida finalizó en empate. El Oporto no jugó la vuelta resignado a ser eliminado y Quaresma puso un 0-1 en el marcador a las 15 minutos que daba la clasificación a los portugueses en el tiempo de descanso. En el estadio inglés se sufrió al ver que su equipo no lograba el gol que pudiese dejar la eliminatoria empatada. Hubo que esperar a la segunda parte, cuando finalmente Robben logró el buscado gol, con un disparo raso desde fuera del área. El gol llegó con el Oporto buscando la sentencia, y sirvió para apaciguar su presión y tener el partido más controlado por parte del Chelsea, que supo rematar la eliminatoria con un gol de Ballack en el tramo final del partido.

Al Valencia le tocó enfrentarse en los octavos de final al Inter de Milán, equipo al que no había conseguido superar nunca en sus enfrentamientos continentales. Y no se veía al equipo valenciano como favorito para la eliminatoria, pues los italianos llegaban con una racha de dieciséis victorias seguidas, y líderes destacados de la liga italiana. En el mes de febrero el estadio San Siro no contaba con medidas de seguridad suficientes para las autoridades italianas, medidas exigidas tras la muerte de un policía semanas antes en Sicilia, por lo que el partido de ida se disputó ante una asistencia limitada de 22.600 personas. En dicho partido el Valencia fue siempre a contracorriente, empatando el partido en dos ocasiones. Villa igualó el partido en la segunda parte, con un lanzamiento directo de falta, después de que Cambiasso adelantara al Inter en la primera parte. Poco después, Maicon ponía el 2-1 en el marcador, para que Silva lograse el empate final a dos, a falta de cinco minutos para terminar el partido, logrando un valioso resultado por los dos goles como visitante logrados, y sabiendo del Valencia lo difícil que es vencerle en el estadio de Mestalla. Y así lo demostró en el partido de vuelta, logrando el empate a cero que le daba la clasificación, y consiguiendo superar por vez primera a los italianos. Al término del partido se montó una trifulca entre varios jugadores de ambos equipos, iniciada en un enfrentamiento entre Marchena y Burdisso, seguida de un puñetazo de David Navarro a Burdisso que le fracturó la nariz, y una persecución posterior de varios jugadores interistas buscando a Navarro. La UEFA tomó medidas disciplinarias al respecto, imponiendo una sanción de 7 meses sin jugar en ninguna competición oficial a Navarro, y cuatro partidos para Marchena. Por parte del Inter, Burdisso y Maicon recibieron una sanción de seis partidos, Córdoba tres partidos y Julio Cruz dos. Además a ambos conjuntos se impuso una sanción económica de 155.772 euros (250.000 francos suizos).

El Arsenal, finalista de la edición anterior de la competición, no pudo pasar de la eliminatoria de octavos de final, ante el PSV Eindhoven. En el partido de ida se vio sorprendido por un gol de ecuatoriano Edison Méndez, con un potente disparo desde fuera del área, en el minuto 61 de partido. Méndez se convertía así en el primer jugador de Ecuador en conseguir un gol en la Liga de Campeones europea, cuando ya había sido el primero en disputarla. El Arsenal dominó gran parte del encuentro, pero ninguno de sus jugadores pudo abrir el marcador de los neerlandeses. En la vuelta el Arsenal necesitaba un gol para forzar la prórroga de la eliminatoria, pero se encontró con los mismos problemas de la ida. Era capaz de genera jugadas de gol, pero no de culminarlas. Finalmente llegó el gol para los gunners, pero tuvo que ser mediante un autogol del defensa del PSV Alex, en un accidentado rebote. El Arsenal se volcó entonces en sentenciar la eliminatoria, pero de nuevo fue incapaz de trasladar al marcador su dominio en el terreno de juego. Y cuando corría el minuto 83, el propio Alex tuvo la oportunidad de enmendar su error, anotando el 1-1 que daba la clasificación al equipo de Ronald Koeman, pues con el gol fuera de casa el Arsenal necesitaba dos goles más para no caer eliminado. No llegó ninguno de esos goles en los pocos minutos que restaban, y el PSV accedió así a los cuartos de final.

Los dos últimos campeones de Europa en ese momento —Barcelona en 2006 y Liverpool en 2005— se cruzaron en octavos de final, disputándose el pase a cuartos. Dicha clasificación cayó del lado de los ingleses, continuando así la racha de eliminaciones de los vigentes campeones, ya que ninguno ha logrado repetir el título continental consecutivamente desde el nacimiento de la nueva Liga de Campeones en 1992. El Barcelona comenzó adelantándose en el partido de ida, con un remate de cabeza de Deco a centro del italiano Zambrotta, y a continuación siguió intentando batir la portería rival y sentenciar la eliminatoria en su propio estadio. Pero poco a poco el Liverpool retomó el partido, y consiguió comenzar a acercarse a la portería del Barça, para conseguir empatar el partido con un cabezazo de Bellamy mal atajado por el portero Víctor Valdés. El empate no era un buen resultado para los locales, pero en su búsqueda en la segunda mitad del 2-1 recibieron el 1-2, con un fuerte disparo de Riise. Esta victoria como visitante obligaba a tener que remontar dos goles en la vuelta en Anfield. Y buscando esos dos goles se presentó el Barcelona con una alineación ofensiva, con solo tres defensas y la reaparición como titular de Eto'o, tras una larga lesión de rodilla. A pesar de ello el Liverpool supo frenar el juego rival, sin problemas en su defensa y con un gran peligro en sus jugadas de contraataque, con las que pudo haber marcado más de un gol antes del descanso, tras un par de remates a los postes. En la segunda parte entró desde el banquillo el islandés Guðjohnsen, que logró el 0-1 tras un pase rompiendo el fuera de juego de Xavi. Pero no llegó un segundo gol, y el Liverpool supo hacer valer su renta goleadora como visitante, certificando su pase a los cuartos de final.

El sorteo para determinar los cuartos de final y determinar el cuadro hasta la final se celebró el 9 de marzo en el escenario de la final en Atenas. El sorteo fue puro y podían jugar todos contra todos. También se determinó el sorteo para las semifinales.

Los partidos de ida se disputaron el 3 y 4 de abril y los partidos de vuelta 10 y 11 de abril.

La Roma volvía a unos cuartos de final de la Copa de Europa 23 años después de la última vez, siendo además la primera en el formato de Liga de Campeones. Por ello los romanistas afrontaban los que eran en palabras de su entrenador, Luciano Spalletti, los partidos más importantes en la historia de la entidad; y para el capitán Francesco Totti, más importante aún para él que la final de la Copa Mundial de Fútbol de 2006. Y así lo pudo demostrar en el partido de ida, en el que dominó el juego, sobre todo tras la expulsión de Paul Scholes, en el minuto 35 de la primera mitad. Poco antes de llegar al descanso consiguió adelantarse, pero en la segunda mitad Rooney anotó un valioso gol que hacía que la eliminatoria se tuviese que decidir en la vuelta, sobre suelo inglés. La Roma logró una ventaja mínima poco después, de 2-1, pero al acabar el encuentro las sensaciones eran de haber tenido una gran oportunidad de llegar con una mayor ventaja a Old Trafford. En la vuelta, el Manchester salió en tromba a por la eliminatoria, consiguiendo en tan solo 19 minutos una ventaja de 3-0, haciendo gala de una gran superioridad ofensiva. Al descanso llegaron con un 4-0 en el marcador, tras marcar Cristiano Ronaldo, y con las esperanzas romanas prácticamente agotadas. En la segunda mitad todavía llegarían dos goles más, los segundos de Ronaldo y de Carrick en sus cuentas individuales, antes de que De Rossi pudiese marcar el gol del honor. En el minuto 81 llegó el 7-1 final, que significaba la mayor goleada en una eliminatoria de la segunda fase de la Liga de Campeones, y la clasificación del Manchester a las semifinales, a la vez que su presentación como gran candidato al título.

Ambos equipos llegaban a los cuartos de final con una situación muy complicada en sus ligas locales para lograr el título, por lo que la Liga de Campeones se veía como la gran oportunidad de salvar la temporada para los dos. Al igual que en los octavos de final, el Bayern disputaba el partido de ida en campo ajeno, y también como en la eliminatoria contra el Real Madrid salvó un complicado partido, consiguiendo un gran resultado que le ponía de cara la eliminatoria de cara el partido de vuelta a jugar en el Allianz Arena. El Milán se adelantó mediante un cabezazo de Pirlo en la primera mitad, pero tras el descanso perdonó a los alemanes desperdiciando varias buenas ocasiones. Fue entonces cuando Van Buyten empató la ida a un gol y dejaba muy tocados a los milanistas, que minutos después se encontraron con un penalti muy discutido que no desaprovechó Kaká. Y en la última jugada del encuentro, con los jugadores del Milán pidiendo al árbitro que diese por concluido el encuentro, de nuevo Van Buyten logró poner el empate en el marcador. Pero el Bayern no pudo imponerse como local en la vuelta, como había hecho contra el Madrid. Jugó con la misma intensidad desde el principio, creando buenas ocasiones, pero la contra rossoneri sentenció la eliminatoria en la primera mitad, con un contundente disparo de Seedorf tras una jugada individual y con un gol en fuera de juego de Inzaghi. En la segunda parte el Milán se limitó a controlar el partido y evitar el rápido y peligroso juego del Bayern, logrando así el 4-2 final que le daba la clasificación a las semifinales.

El Chelsea se presentó en la ida de los cuartos de final, disputada en su estadio de Stamford Bridge, con la intención de encarrilar el pase a las semifinales, ya que hasta el momento había vencido en todos los partidos como local en la competición. El Valencia sin embargo quería intentar que la eliminatoria se decidiese en Mestalla, donde había logrado eliminar al Inter de Milán, ya que sólo un equipo español había podido vencer al Chelsea como visitante, el FC Barcelona en la campaña anterior, en la que lograría alzarse con el título. Y las cosas se le pusieron de cara a los valencianistas con el gol de Silva, un fuerte zurdazo desde fuera del área, a la media hora de la primera parte. Ambos equipos habían tenido buenas oportunidades antes, y cualquiera podía haberse llevado la victoria, pero tras el descansó Drogba le ganó la partida a su defensor, Roberto Ayala, y estableció el 1-1 en el marcador. Este resultado, sin embargo, dejaba como favorito al Valencia de cara a la vuelta, según el entrenador del Chelsea, el portugués José Mourinho. En el segundo partido el Valencia se adelantó de nuevo, merced a un gol de Morientes, que disputaba el encuentro con una luxación de hombro. Pero en la segunda parte el Chelsea dejó patente su superioridad física, consiguiendo el empate por medio de Shevchenko y acorralando a los valencianos en su propio campo. Los locales trataron de aguantar el resultado hasta la prórroga, pero justo cuando se cumplía el último minuto de juego Michael Essien batió la portería de Cañizares, dejando al equipo español apeado de la competición.

El PSV y el Liverpool se cruzaron en los cuartos de final, después de eliminar a los últimos finalistas, el Arsenal FC y el FC Barcelona, respectivamente. Ambos se habían encontrado ya en la primera fase de grupos, con un empate en el campo del PSV, y una victoria del Liverpool en Anfield, por lo que los ingleses parecían partir con cierto favoritismo. Dicho favoritismo se confirmó en el partido de ida, disputado en el Philips Stadion, en el que el Liverpool sentenció la eliminatoria con un claro 0-3. El partido comenzó con cierta igualdad, tratando ambos conjuntos no cometer ningún error. Pero a partir del gol de Gerrard en la primera mitad, el Liverpool pudo tomar un mayor control del encuentro. Los goles de la sentencia llegaron en la segunda parte, con un fuerte zurdazo de Riise al poco de empezar, y con el tercero de Crouch. Con tal resultado, el partido de vuelta se presentaba como un trámite para el Liverpool, antes de las semifinales. Su entrenador, Rafa Benítez reservó a varios titulares en el banquillo, mientras que los de Ronald Koeman llegaban con muchas bajas y sin demasiada confianza en la remontada. A pesar de ello en la primera parte se pudieron ver numerosas jugadas de peligro, aunque sin concretarse en ningún gol. Y si los neerlandeses tenían todavía esperanzas en la remontada, éstas se esfumaron con la expulsión directa de Marcellis, en la segunda parte, y con el gol de Crouch tan solo tres minutos después. Así el partido acabó con otra victoria del Liverpool y con su pase a semifinales, donde se encontraría con el Chelsea FC.

Los partidos de ida se disputaron el 24 y 25 de abril y los partidos de vuelta el 1 y 2 de mayo.

Milán y Manchester se cruzaron en semifinales en un buen momento de forma para ambos. El Milán comenzaba a retomar el vuelo en la liga italiana, volviendo a los puestos clasificatorios para Liga de Campeones, mientras que el Manchester seguía líder de la Premier League y venía de imponerse por un contundente 7-1 a la Roma en los cuartos de final. El equipo inglés ya había demostrado que subía mucho su nivel cuando jugaba en Old Trafford, por ello en el partido de ida resultaba clave para ellos lograr una ventaja de cara a la visita a San Siro. Dicha ventaja llegó con tan solo cinco minutos disputados, con un gol de Cristiano Ronaldo tras el lanzamiento de un saque de esquina. Tras varias ocasiones más para los de Manchester, el Milán comprobó que el poderío ofensivo inglés no era tal en su línea defensiva. Kaká dio la vuelta al marcador antes de que acabase la primera mitad con dos grandes jugadas individuales. El Manchester se encontraba en el descanso con un resultado nada bueno para sus intereses, por lo que se lanzó a por la remontada en la segunda mitad. Rooney logró el empate en el 59', pero el resultado seguía favoreciendo a los italianos, que intentaron mantener el empate hasta el final de partido. Las ocasiones de los red devils se sucedieron, y el gol buscado llegó finalmente en tiempo de descuento, con un disparo desde fuera del área de Rooney. Sin embargo el partido de ida se presentó totalmente distinto. Con la mínima ventaja, el Manchester no jugó al ataque como hizo en su campo, y el Milán controló el juego desde el inicio. Un solo gol le ponía por delante en la eliminatoria, gol que llegó por medio de Kaká a los once minutos. Los milanistas cada vez que se enfrentaban a la defensa inglesa mostraban peligro, y los visitantes no daban señales de poder remontar la eliminatoria de nuevo. Seedorf puso el 2-0 a la media hora de encuentro, y con la eliminatoria totalmente controlada, Gilardino culminó un contraataque sin oposición defensiva, certificando el 3-0 final.

El enfrentamiento entre los dos equipos aseguraba de antemano la presencia de un equipo inglés en la final de Atenas. Ambos se habían enfrentado por última vez en Liga de Campeones en las semifinales de 2005, con clasificación para los de Liverpool y posteriormente victoria en la final. Sin embargo en esta ocasión los londinenses llegaban como favoritos, como demostraron en el partido de ida en Stamford Bridge. El Chelsea se impuso por 1-0, con un gol de Joe Cole a los 29 minutos de la primera mitad, después de un contraataque llevado por Didier Drogba. Y el resultado pudo haber sido más amplío, con varias ocasiones claras no convertidas por los delanteros del Chelsea, expecialmente un potente tiro en el minuto 80 de Lampard atajado por el meta Pepe Reina. El ajustado resultado permitió que el Liverpool llegase con opciones al partido de vuelta, en el que demostró que cuando juega como local es capaz de obtener mejores resultados. En una temprana jugada de saque de esquina, el defensa Agger igualó la eliminatoria. Ambos equipos trataron de deshacer el empate, pero finalmente se tuvo que jugar el tiempo extra de la prórroga, en el que sin embargo tampoco se movió el marcador. En la tanda de penaltis para decidir el campeón, el guardamente del Liverpool, Reina, cobró protagonismo, al ser capaz de detener dos lanzamientos y materializar la clasificación para la final del Liverpool, cuyos jugadores no fallaron ninguno de sus penaltis.

El partido final se disputó el 23 mayo, en el Estadio Olímpico de Atenas, el Spyros Louis. Los dos equipos que la disputaron, Liverpool y Milán, eran dos de los grandes dominadores de la competeción a lo largo de su historia. Ambos eran los equipos más laureados, por detras del Real Madrid, con cinco y seis títulos respectivamente, antes de la disputa del partido. El Milán ya sabía lo que era alzarse campeón en la capital griega, pues trece años antes había vencido en el mismo estadio por 0-4 al FC Barcelona. Sin embargo, hacía solo dos temporadas que había perdido otra final justamente contra el Liverpool, después de caer en la tanda de penaltis, después del empate final a tres goles.

El Milán disputó la final con su segunda indumentaria, completamente blanca, mientras que el Liverpool vistió su clásico primer uniforme, todo rojo. La curiosidad es que a pesar de esto el Liverpool no disfrutaba de la condición de local, sino el Milán, que decidió usar la camiseta blanca, ya que según ellos le traía mejor suerte, pues con dicha camiseta habían ganado cinco de sus seis campeonatos europeos, aunque en la final de dos años atrás también perdieron vestidos de blanco. El Liverpool, por su parte, había conseguido la totalidad de sus Copas de Europa vestido de rojo.

El partido comenzó con un Liverpool que pretendía evitar el juego milanista en el centro del campo. Así se vieron muy pocas jugadas de ataque durante la primera mitad, pues el Milán parecía incapaz de penetrar en el sistema defensivo de los ingleses, y éstos limitaban su juego ofensivo a rápidas jugadas de contraataque, sin demasiada profundidad. Los disparos más peligrosos fueron desde fuera del área, que no encontraron la portería, por parte de Xabi Alonso, Gerrard o Riise. Pero cuando acababa la primera mitad el Milán realizó su único acercamiento a la portería del Liverpool, con una falta forzada al borde del área. Pirlo lanzó el tiro libre directo, y éste fue desviado por el hombro de Inzaghi, haciendo inútil la estirada del meta Reina. Así se llegó al descanso con 0-1 en el marcador.

En la segunda mitad el Liverpool se armó de paciencia para tratar de empatar el encuentro. Sin embargo, no eran numerosas las ocasiones, pues Kuyt, como delantero centro, veía como la pareja de centrales milanista impedían su juego de espaldas y aéreo. Las bandas de Zenden y Pennant tampoco lograban desequilibrar y ofrecer centros peligrosos al área. La jugada de mayor peligro se produjo en el minuto 62, cuando Gerrard consiguió disputar un mano a mano ante el portero Dida, que pudo atajar con el pie. La sentencia del Milán pareció llegar veinte minutos después, con un pase entre líneas a Inzaghi, que regateó a Reina y estableció el 0-2. Dos años antes el Liverpool había logrado remontar un 0-3 al Milán, sin embargo en esta ocasión todo indicaba que ya era demasiada tarde para igualar el marcador. Los ingleses recuperaron algo de esperanza cuando Kuyt remató de cabeza a gol un saque de esquina, pero ya corría el minuto 89. El Milán aguantó los tres minutos de descuento para volver a proclamarse campeón de Europa, después de su última victoria en 2003.

El capitán milanista, Paolo Maldini subió al palco de autoridades del estadio para recibir el séptimo trofeo para la escuadra rossonera. En los últimos años el trofeó se había entregado a pie de campo, pero con la llegada a la presidencia de la UEFA de Michel Platini se recuperó la antigua tradición de recogerla en el palco, tal y como había hecho el Sevilla FC una semana antes con la Copa de la UEFA. Para Maldini era su quinto título europeo individual en ocho finales disputadas, igualando a varios jugadores que consiguieron las primeras cinco Copas de Europa del Real Madrid, como Alfredo Di Stéfano, y colocándose por detrás de las seis copas conseguidas por Francisco Gento. Por su parte, para Clarence Seedorf era la cuarta Liga de Campeones, el jugador que más veces la había ganado tras el cambio de formato del año 1993.

El jugador con mayor número de goles en la competición, en cuya cuenta no se incluyen los goles marcados durante las eliminatorias previas de clasificación, fue el brasileño Kaká, centrocampista del AC Milan, por lo que también pudo celebrar la conquista del trofeo. Muchos de los goles obtenidos fueron además decisivos para la clasificación de su equipo a lo largo de las distintas eliminatorias de la competición, como los dos goles obtenidos en Old Trafford, marcados en jugadas individuales, en las semifinales ante el Manchester United. Por todo ello fue también designado mejor jugador del torneo por los lectores de la página web oficial de la UEFA. Los siguientes clasificados en la tabla de goleadores quedaron lejos de los diez goles del brasileño, concretamente con seis goles. Ellos fueron el inglés Peter Crouch, que llegó a la final con el Liverpool; Didier Drogba, que disputó las semifinales con el Chelsea; Fernando Morientes, alcanzando los cuartos de final; y Ruud van Nistelrooy, eliminado en octavos de final.

El 30 de agosto de 2007, en la ciudad de Mónaco, la UEFA realizó una gala para entregar los premios a los mejores jugadores de la temporada 2006-07 y efectuar el sorteo de la edición de 2007-08. Los jugadores del Milán, como equipo vencedor del torneo, acapararon casi en exclusividad los galardones, siendo premiados en todas las demarcaciones menos en la portería, donde el checo Petr Čech, del Chelsea, fue elegido mejor portero. Kaká, con sus diez goles anotados, fue elegido mejor delantero del torneo, así como mejor jugador de la temporada.

Al principio



Luis Antonio Valencia

Luis Antonio Valencia (* Lago Agrio, Provincia de Sucumbíos, Ecuador, 4 de agosto de 1985) es un futbolista ecuatoriano que juega de volante ofensivo, destacando por su rapidez, potencia y fuerza es el mejor jugador ecuatoriano en la actualidad, su equipo es el Wigan en la Premier League de Inglaterra.

Se formó en un pequeño club de la Segunda Categoría de Sucumbíos, el Caribe Junior. A los 15 años fue adquirido por El Nacional de Quito y comenzó a jugar en las divisiones menores. En el 2003 debuta en Primera División con ese club. Valencia poco a poco iba destacando dentro del campeonato local, y en el 2004 es llamado a la Selección ecuatoriana de fútbol para disputar el tan esperado Ecuador vs Paraguay. El internacional ecuatoriano destacó marcando dos soberbios golazos logrando así una remontada espectacular 5-2, partido que le abriría las puertas de las ligas europeas.

A mitad de la temporada del 2005 es vendido al Villarreal CF de la Primera División de España. En ese equipo no tuvo muchas oportunidades de jugar y fue cedido al Recreativo de Huelva de la Segunda División.

En el 2006, el Wigan Athletic compró sus derechos deportivos. El 19 de agosto debutó en la Premier League contra el Newcastle United, y marca su primer gol el 21 de octubre en la victoria por 4-0 ante el Manchester City.

Actualmente se rumorea el interes del Manchester United por el talentoso ecuatoriano, Alex Ferguson confirmo esto al haber confesado que confia en que Valencia Hara el mismo trabajo que Cristiano Ronaldo lo que pone a flote la confianza del escoces hacia el Toño. Posiblemente el probable fichaje del portugues al Real Madrid aumente el interes del los diablos rojos por el buen extremo ecuatoriano.

Ha sido internacional con la Selección de fútbol de Ecuador en 36 ocasiones. Debutó el 28 de abril de 2004 en un partido amistoso ante Honduras. Marcó su primer gol el 27 de marzo de 2005 en un partido de las Eliminatorias al Mundial 2006 ante Paraguay.

Durante la Copa Mundial de Fútbol de 2006, la FIFA realizó una encuesta en Internet a nivel mundial para elegir al Mejor Jugador Joven, siendo Valencia uno de los candidatos junto a Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Lukas Podolski, Cesc Fabregas, Andres Guardado y Tranquillo Barnetta. El reconocimiento fue finalmente para el jugador alemán Lukas Podolski.

Al principio



Final de la Liga de Campeones de la UEFA 2007-2008

La final de la Liga de Campeones de la UEFA 2007-2008 se trata de un partido de fútbol que se jugó el día 21 de mayo de 2008 en el Estadio Olímpico Luzhniki de Moscú, Rusia. Enfrentó a los equipos ingleses del Manchester United y el Chelsea Football Club.

Para el Manchester United la final suponía la tercera de su historia, habiendo salido victorioso en sus dos anteriores confrontaciones, en 1968 frente al Sport Lisboa e Benfica y en 1999 ante el Bayern de Munich. Para el Chelsea Football Club el partido representaba la primera vez que jugaba una final de la máxima competición continental tras haber estado muy cerca de hacerlo en años precedentes, sobre todo desde que alcanzó la presidencia del club el magnate ruso Román Abramóvich. Manchester y Chelsea no tuvieron problemas en superar la primera fase del torneo, el United sólo cedió un empate en toda su participación en la que superó fácilmente a la AS Roma, el Sporting de Lisboa y el Dynamo de Kiev. El conjunto londinense batió en la primera fase al Valencia CF español, el Schalke 04 alemán y el Rosenborg noruego cediendo tres empates sin perder ninguno de los partidos.

En los octavos de final el Manchester superó al difícil Olympique de Lyon gracias en parte al decisivo gol marcado por Carlos Tévez en tierras francesas que supuso el empate a uno. Posteriormente una victoria por la mínima en Old Trafford le dio la clasificación a cuartos. El Chelsea arañó un valioso empate a cero en su visita a tierras griegas para enfrentarse al Olympiacos FC, al que ganó sin problemas por tres goles a cero en el partido de vuelta.

Los cuartos de final volvieron a ofrecer un duelo que ya se había producido el año anterior y en la primera fase, el enfrentamiendo AS Roma - Manchester United, los ingleses no dieron opción y sentenciaron la eliminatoria en el partido de ída al vencer 0-2. En la vuelta nuevamente Tévez dio la victoria al Manchester, que de esta forma accedía a las semifinales de la Liga de Campeones. El Fenerbahçe había dado la sorpresa al plantarse en los cuartos de final tras superar al Sevilla Fútbol Club en octavos de final, el Chelsea fue sorprendido en el partido de ída donde los turcos remontaron el encuentro, para la retina quedó el espléndido gol de Deivid desde fuera del área.

El Manchester certifió su clasificación a la final tras eliminar al Fútbol Club Barcelona en una eliminatoria igualada que pudo resolverse a favor de cualquiera de los dos clubes. Un gol de Paul Scholes decantó la balanza para los británicos.

Chelsea y Liverpool dirimieron fuerzas en la otra semifinal. El duelo suponía la reedición de todo un clásico de los últimos tiempos en la Copa de Europa. El Liverpool había eliminado en dos ocasiones a sus rivales londinenses en la época en la que el portugués José Mourinho entrenaba al Chelsea. Esta vez los "Blue" tomaron revancha y se impusieron tras empatar in-extremis el partido de ída y necesitando una prórroga para batir al correoso conjunto entrenado por el español Rafael Benítez.

El 21 de mayo de 2008 se vivió una de las finales más dramáticas de la historia de la competición. El desenlace final desde el punto fatídico de Penalti dio al Manchester United el tercer título de su historia en el torneo. El técnico israelí Avram Grant planteó el partido con muchas dudas y el Manchester United pronto se hizo con el mando del mismo y se adelantó en la lluviosa noche Moscovita gracias a un tanto de su estrella, el portugués Cristiano Ronaldo en el minuto 26. Para el Chelsea no todo parecía perdido y tras disponer de alguna ocasión, Frank Lampard aprovechaba un rechace de Edwin van der Sar para establecer las tablas en el marcador.

El partido fue haciéndose en cada momento más trabado y disputado, más acorde a lo que se acostumbra en una final de la Liga de Campeones. El marcador no se movió y el título se decidiría en la tanda de Penaltis. Las dos aficiones desplazadas desde el Reino Unido a Moscú permanecían con el corazón en un puño al comienzo de la serie. Tras los dos lanzamientos iniciales en los que los porteros poco pudieron evitar llegó el turno de Cristiano Ronaldo. El Portugués falló su lanzamiento y puso en bandeja la copa para el Chelsea. Para Cristiano supuso en palabras propias el peor momento de su vida.

John Terry, defensa central y capitán del Chelsea tuvo en sus botas la oportunidad de darle al Chelsea el trofeo en el quinto lanzamiento. De convertir el penalti la copa sería para los londinenses por primera vez en la historia. Las condiciones del terreno de juego no eran nada favorables para la situación y el futbolista inglés falló su lanzamiento al sufrir un inoportuno resbalón en el momento de golpear la pelota. El balón salió lejos de la portería de Van der Sar y el Manchester conservaba su oportunidad de victoria.

Los lanzamientos sucesivos fueron convertidos por dos jugadores del Manchester y uno del Chelsea respectivamente, llegando el turno al francés Nicolas Anelka. El delantero falló su lanzamiento y el Manchester United se proclamo campeón.

Al principio



Wayne Rooney

Rooney en un partido con la Selección Inglesa.

Wayne Mark Rooney (Liverpool, Inglaterra, 24 de octubre de 1985) es un futbolista inglés. Actualmente juega en el Manchester United, al que llegó en la temporada 2004-05 traspasado por el Everton en una cifra récord de aproximadamente 40 millones de euros. También se desempeña como delantero en la Selección de Inglaterra.

Se empezó a hacer un nombre en octubre del 2002 al convertirse en el jugador más joven en meter un gol en la FA Premier League cuando tenía 16 años y 360 días de edad (un récord roto por James Milner en diciembre del 2003). Las circunstancias en que hizo este gol, también hicieron que tuviera más prominencia al ser este en contra del equipo que todavía estaba invicto después de casi un año y que salió campeón, el Arsenal FC, además de que metió este en los últimos minutos del juego y con la circunstancia añadida de ser un gol desde casi 35 metros, un disparo bombeado que Campbell no pudo ni ver y el portero del Arsenal FC no lo pudo parar.

Es de curiosidad que en octubre del 2004, después que el mismo Arsenal FC estuviera invicto por 50 partidos, Rooney fue otra vez figura en arruinar la marca que el Arsenal FC estaba logrando, al hacer pitar un penalti y también meter el segundo gol para la victoria de su equipo Manchester United 2-0.

Hubo tensiones entre Cristiano Ronaldo y Rooney en el verano de 2006 por los incidentes del juego Inglaterra-Portugal, pero cuando la pelota empezó a rodar en la campaña 2006/2007 todos sus problemas se esfumaron en el mismo instante en que Rooney sirvió un balón perfecto a Ronaldo para que éste anotara el gol de la victoria del United sobre el Fulham (5-1). En la celebración del gol ambos se fundieron en un abrazo y el asunto no pasó a mayores.

Esta última campaña Rooney ha conseguido ganar su segunda FA Premier League con el Manchester United. También ha logrado ganar la FA Cup y la UEFA Champions League.

Ha sido internacional con la Selección de fútbol de Inglaterra en 48 ocasiones y ha marcado 19 goles. Debutó en la selección el 12 de febrero de 2003 en un encuentro amistoso ante la Selección de Australia. Fue convocado para participar en la Eurocopa 2004, en la cual disputó los tres encuentros de la primera fase de titular y anotó cuatro goles, en los cuartos de final Inglaterra se enfrentó a Portugal y aunque Rooney inició el encuentro como titular sería sustituido por Darius Vassell en el minuto 27 debido a una lesión sufrida en el quinto metatarsiano del pie derecho, después de un choque con el defensa portugués Jorge Andrade.

Rooney fue duda para disputar el Mundial de 2006 a raíz de una lesión sufrida en su pie en abril de 2006 en un encuentro ante el Chelsea por la Premier League, sin embargo el técnico Sven-Göran Eriksson optó por convocar a Rooney quien aceleró su recuperación mediante el uso de una cámara de oxígeno. En el mundial Rooney solo disputó dos encuentro de la primera fase, el primero ingresando en sustitución de Michael Owen ante Trinidad y Tobago y el segundo ante la Selección de Suecia. Rooney fue expulsado en el encuentro de cuartos de final ante Portugal, después de darle un pisotón en la entrepierna al defensa Ricardo Carvalho. Tras este hecho, Cristiano Ronaldo corrió hacia el árbitro para quejarse por la acción. Posteriormente, cuando Rooney recibió la tarjeta roja, las cámaras grabaron a Ronaldo guiñando un ojo al banquillo de Portugal, provocando la ira de los aficionados y dirigentes del Manchester United.

Al principio



Source : Wikipedia