Ciudades de León

3.3955747436672 (1853)
Publicado por grag 24/03/2009 @ 16:12

Tags : ciudades de león, león, castilla y león, españa

últimas noticias
La Junta y la Región Centro de Portugal mantienen la primera ... - ZamoraDigital.Net
La Junta de Castilla y León ha acordado esta mañana en Ciudad Rodrigo (Salamanca) impulsar de manera “significativa” el “Memorándum de Entendimiento” firmado por Juan Vicente Herrera y el Gobierno luso en Lisboa el pasado 6 de mayo....
La CHD y la Junta completan la rehabilitación de 7 kilómetros de ... - Europa Press
El responsable de la CHD recordó que hasta que el primero de los planes se puso en marcha "hace seis años" las ciudades y pueblos de Castilla y León vivían "de espaldas al río". El primer bloque de actuaciones del Plan de Riberas concluye próximamente...
Más de 2.500 personas salen a las calles de León para decir 'no' a ... - leonoticias.com
Te acordarás dentro de unos años cuando el agua del grifo no se pueda beber y tengas que comprar agua embotellada para consumir (como ocurre en ciudades como segovia u otras a raiz de privatizar) o que se baje la presión para evitar fugas y en tu casa...
Castilla y león. 200 estudiantes vallisoletanos descubren la vida ... - elEconomista.es
Con esta película se quiere transmitir a los jóvenes un mensaje de superación personal, de solidaridad y de integración de las personas con discapacidad, más allá de su sexo o condición social. Valladolid es una de las ciudades elegidas en este...
El atracador de la CAM responde en Ciudad Real por el primero de ... - Lanza Digital
“No se ha demostrado que llevase pistola, por lo que la fiscal ha retirado el agravante de utilización de elemento peligroso”, explicó al finalizar la vistilla el abogado del acusado, Eduado García de León, que se hará cargo de su defensa en el resto...
Segovia 2016 propone 32 actividades para conmemorar el próximo 6 ... - Europa Press
... el claustro de la catedral y de música y baile tradicional europeo con Urbalia Rurana en el enlosado del templo, éstas últimas dentro del programa 'Patrimonio Vivo' que la Junta de Castilla y León promueve en las ciudades patrimonio de la región....
El Consejero de Educación pone la primera piedra del campus de ... - El Norte de Castilla
Las obras de excavación del solar del antiguo Regimiento de Artillería están a punto de cumplir tres meses, aunque el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, ha presidido esta mañana el acto simbólico de colocaciónd e...
Giorgina Sánchez, gana la IV edición del concurso internacional de ... - Extremadura al día
En los próximos meses tiene previsto recitales en León, Madrid, San Sebastián y Valladolid y Valencia. Con 20 años finalizó los estudios superiores de violonchelo y música de cámara en Musikene, bajo la tutela de Asier Polo, con la calificación de...
Cádiz y La Isla entregan sus 'Llaves' al presidente de la ... - Diario Bahía de Cádiz
... visita institucional que realiza un presidente de otra nación a nuestra ciudad”. “Ello supone por tanto otra aportación valiosa a la proyección de San Fernando y la difusión del Bicentenario de las Cortes de La Isla de León de 1810”, añadió....
Promocionan Oaxaca en todo el país - El Financiero (México)
En tanto, el 28 de mayo se llevará a cabo la Presencia de Oaxaca en Xalapa, Veracruz, y del 26 al 31 la Presencia de Oaxaca en Monterrey, Nuevo León, donde se tendrá un encuentro con la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas de esa ciudad....

Castilla y León

Bandera de Castilla y León

1 Reforma del Estatuto del 25 de febrero de 1983. 2 5,69% del total de España.

El estatuto de autonomía no establece explícitamente una capital. Inicialmente las Cortes se instalaron de forma provisional en Burgos; también se discutió la posibilidad de fijar una capitalidad en Tordesillas, aunque la decisión final fue instalar las Cortes de manera provisional en el castillo de Fuensaldaña. Finalmente, mediante una Ley Orgánica aprobada en 1987, se decidió establecer que la Junta de Castilla y León —el gobierno de la Comunidad— y las Cortes —el órgano legislativo— tuvieran su sede definitiva en la ciudad de Valladolid. Al igual que otras comunidades autónomas españolas, como el País Vasco, se considera la capital a la ciudad en la que se establecen las instituciones básicas de la comunidad.

El Estatuto de Autonomía define una serie de valores esenciales y símbolos de los habitantes de Castilla y León, como su patrimonio lingüístico (aludiendo a la lengua castellana y al resto de lenguas habladas en la comunidad: el leonés y el gallego) o su patrimonio histórico, artístico y natural. Entre los símbolos se encuentran el blasón, la bandera, el pendón, el himno (pese a que no existe), al tiempo que el 23 de abril queda definido como Día de Castilla y León, en conmemoración de la derrota sufrida por los ejércitos de las Comunidades de Villa y Tierra castellanas en la batalla de Villalar durante la Guerra de las Comunidades, en 1521.

Limita al norte con el Principado de Asturias, Cantabria y el País Vasco, al este con La Rioja y Aragón, al sur con Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Extremadura y al oeste con Galicia y Portugal. Consta de nueve provincias: Ávila, Burgos, León, Palencia, Salamanca, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora.

Se reconoce la concurrencia de unas características geográficas, sociales, históricas y económicas en la comarca de El Bierzo creándose la Comarca de El Bierzo. (administrada por el Consejo Comarcal del Bierzo).

Además del castellano, en Castilla y León se hablan otros tres idiomas o variedades lingüísticas en zonas reducidas de la comunidad: el leonés, que "será objeto de protección específica por su particular valor dentro del patrimonio lingüístico de la Comunidad", el gallego, el cual, según recoge el estatuto de autonomía, "gozará de respeto y protección en los lugares en que habitualmente se utilice" (fundamentalmente, en las zonas limítrofes con Galicia de las comarcas de El Bierzo y Sanabria). Además, en la comarca salmantina del Rebollar, se habla una modalidad de extremeño conocida como Habla del Rebollar.

La morfología de Castilla y León está formada, en su mayor parte, por la Meseta y un cinturón de relieves montañosos. La Meseta es una altiplanicie, que tiene una altitud media cercana a los 800 m, está cubierta por materiales arcillosos depositados que han dado lugar a un paisaje seco y árido.

Siguiendo la morfología de la zona se pueden observar: al norte, las montañas de las provincias de Palencia y de León con cumbres altas y espigadas y las montañas de la provincia de Burgos, dividas en dos partes por el desfiladero de Pancorbo, vía de unión entre el País Vasco y Castilla. De éstas, la parte norte pertenece a la cordillera Cantábrica y llega hasta la ciudad de Burgos. La zona este-sureste, perteneciente al sistema Ibérico. En la parte nordeste se extienden las montañas de Zamora, con picos amesetados por la erosión. Al este, en las montañas sorianas, se puede apreciar el sistema Ibérico, presidido por el Moncayo, su cumbre más alta. Separando la Meseta septentrional de la meridional, al sur, se levanta el Sistema Central donde se encuentran la Gata y la Gredos en la mitad oeste y la Guadarrama y la de Ayllón en la mitad este.

La Meseta septentrional está constituida por zócalos paleozoicos. Al principio de la era Secundaria, una vez finalizado el plegamiento herciniano que elevó la actual Centroeuropa y la zona galaica de España, los materiales depositados fueron arrastrados por la acción erosiva de los ríos.

Durante el plegamiento alpino, los materiales que formaban la meseta se rompieron por múltiples puntos. De esta fractura se elevaron los montes de León, con montañas de no mucha altura y, constituyendo la espina dorsal de la Meseta, la cordillera Cantábrica y el sistema Central, formado de materiales como el granito o las pizarras metamórficas.

Esta configuración geológica ha permitido afloramientos de agua minero-medicinal y/o termal, aprovechados ahora o en el pasado, en Almeida de Sayago, Boñar, Calabor, Caldas de Luna, Castromonte, Cucho, Gejuelo del Barro, Morales de Campos, Valdelateja y Villarijo, entre otros lugares.

La principal red hidrográfica de Castilla y León está constituida por el río Duero y sus afluentes. Desde su nacimiento en los Picos de Urbión, en Soria, hasta su desembocadura en la ciudad portuguesa de Oporto, el Duero recorre 897 km. Del norte descienden el Pisuerga, el Valderaduey y el Esla, sus afluentes más caudalosos y por el este, con menor agua en sus caudales, destacan el Adaja y el Duratón.

Después de pasar la ciudad de Zamora, el Duero se encajona entre las montañas de los Arribes, en Portugal, de donde le llegan importantes afluentes como el Tormes, el Huebra, el Águeda, el Coa y el Paiva, todos procedentes del sistema Central. Por la derecha le llegan el Sabor, el Tua y el Támega, nacidos en el macizo Galaico. Pasados los Arribes, el Duero gira hacia el oeste desembocando en el Atlántico.

Sin embargo, la Cuenca del Duero no es la única, ya que también están la del Ebro, en Burgos y Soria (río Jalón), la del Miño en León, la del Tajo en Salamanca (río Alagón) y la Cantábrica en algunas provincias por las que pasa la Cordillera Cantábrica.

Además de los ríos, la cuenca del Duero también alberga gran cantidad de lagos y lagunas como la Laguna Negra, en los Picos de Urbión, la Laguna Grande, en Gredos, el Lago de Sanabria, en Zamora o la Laguna de la Nava en Palencia. También destacan una gran cantidad de embalses, alimentados por el agua proveniente de las lluvias y el deshielo de las cumbres nevadas. Así pues Castilla y León a pesar de no tener unas precipitaciones lluviosas abundantes es una de las comunidades de España con más nivel de agua embalsada.

Los campos de Castilla y León son áridos y secos aunque muy fértiles, predominando en ellos el cultivo de secano. Pese a eso, el regadío ha ido ganando importancia en las zonas de los valles del Duero, el Pisuerga y el Tormes. La escasa orografía y la mejora de comunicaciones ha favorecido la entrada de innovaciones técnicas en todo el proceso de producción agrícola, sobre todo en áreas como la Provincia de Valladolid o la Provincia de Burgos donde la producción por hectárea es de las más elevadas de España. El área más fértil castellanoleonesa coincide con el valle del Esla, en León, en los campos de Valladolid y en Tierra de Campos, una comarca que se extiende entre Zamora, Valladolid, Palencia y León.

Castilla y León dispone de una superficie agrícola cercana a los 5.783.831 hectáreas, lo cual supone más de la mitad del total de la superficie de su territorio total. La mayor parte de las tierras de labor son de secano, debido al clima y a las escasas lluvias. Sólo un 10 % de la superficie se explota en régimen de regadío, con parcelas de producción intensiva, mucho más rentables que los cultivos de secano.

Pese al descenso de la población en las zonas rurales, la producción agrícola castellanoleonesa todavía representa un 15 % del sector primario español y su media de ocupación es inferior a la de otras comunidades autónomas.

Castilla y León constituye una de las principales zonas cerealísticas españolas. Como el dicho popular dice: «Castilla, granero de España». Aunque el cultivo por tradición más extendido era el trigo, desde la década de 1960 ha ido ganado terreno la producción de cebada. A estos dos cereales les siguen, en número de hectáreas cultivadas y volumen de producción, el centeno y la avena. Además de las leguminosas, como las algarrobas y los garbanzos, se ha extendido el cultivo del girasol en las campiñas meridionales.

El viñedo (56.337 ha) vio cómo decrecía considerablemente el número de sus hectáreas cultivadas durante las tres últimas décadas del siglo XX; sin embargo, la aplicación de las más modernas técnicas de crianza ha mejorado de modo notable los vinos castellanoleoneses, que rivalizan en calidad con los de La Rioja y comienzan a ser conocidos fuera de las fronteras españolas. Las principales zonas vitivinícolas de la región son D.O. Ribera del Duero, D.O. Rueda, D.O. Toro, D.O. Bierzo, D.O. Arribes y D.O. Tierras de León. En las tierras de regadío se cultiva remolacha azucarera, un producto que ha estado subvencionado por las autoridades autonómicas, la patata, la alfalfa y las hortalizas. En la provincia de León también se siembran maíz, lúpulo y leguminosas.

Castilla y León tiene unos 92.600 activos agrarios (alrededor del 10 % de la población activa), de los cuales 88.000 están ocupados y un 5 % del total se encuentra en paro, según datos de 2001.

Por provincias, la población ocupada agraria en Ávila es de 9.400 personas, en Burgos y en Palencia es de 8.100, en León trabajan en el sector unas 18.300 personas, en Salamanca unas 9.200, en Segovia unas 6.400, en Soria 5.600, en Valladolid 8.300 y en Zamora unas 14.600 personas. El sector agrícola y ganadero de la región representa el 7,6 % del total en España.

La ganadería representa una parte importante de la producción final agraria. Al lado de las pequeñas unidades pecuarias, que proliferan en las comarcas de preeminente dedicación agrícola o en los espacios de montaña, aparece ahora una moderna actividad ganadera, con granjas de vacunos, porcinos y ovinos, de desarrollo. Dichas granjas están orientadas tanto a la producción de carne como al suministro de leche a las cooperativas que canalizan su posterior comercialización, ya que la producción lechera de Castilla y León —superior al millón y medio de litros anual— es la segunda en volumen de España, sólo superada por la de Galicia.

Así pues, las pequeñas explotaciones pecuarias tienden a desaparecer, en buena medida por efecto de la despoblación rural y la consiguiente pérdida de mano de obra. El pastoreo trashumante se conserva en algunas zonas; grandes rebaños, principalmente de ovejas, recorren cada año cientos de kilómetros desde las tierras llanas hasta los terrenos con pastos de las montañas como en el Bierzo, los valles cantábricos de León, la sierra de Gredos o los Picos de Urbión. Se trata de trabajo duro que cada vez cuenta con menor mano de obra, habiendo constituido con anterioridad un testimonio de primera importancia sobre la historia y las raíces culturales del pueblo castellanoleonés.

La cabaña ovina es la más numerosa, con 5.425.000 cabezas, seguida por la porcina (2.800.000) y la bovina (1.200.000). A mucha distancia está la ganadería caprina (166.200 cabezas) y equina (71.700 entre caballos, mulas y asnos). La mayor producción de carne corresponde a la de porcino (241.700 t), seguida de la bovina (89.400 t) y la de aves (66.000 t); en la producción de lana Castilla y León encabeza el balance nacional con 7.500 t.

En Castilla y León existen unas 1.900.000 ha desarboladas, que representan el 40 % de la superficie forestal total. Esta deforestación se debe principalmente a la mano del hombre que, a lo largo de los siglos, ha hecho desaparecer bosques dejando paso a terrenos de vegetación no arbórea. Poco a poco, con el abandono de las zonas rurales y la política de repoblación forestal del gobierno castellanoleonés, esta situación ha ido invirtiéndose.

Durante 2000, la industria de Castilla y León ocupaba el 18 % de la población activa y aportaba el 25 % del PIB. Tanto en Burgos como en Valladolid, donde hay una importante industria automovilística, papelera y química, se concentra la mayoría de la actividad industrial del territorio castellanoleonés alimentaria derivada de la explotación agraria y ganadera, con harina, aceite de girasol y vinos, entre otras.

Los principales polos industriales de la comunidad son: Valladolid (21054 trabajadores dedicados al sector), Burgos (20217), Aranda de Duero (4872), León (4521) y Ponferrada (4270).

Otras industrias son la del textil en Béjar, la de las tejas y los ladrillos en Palencia, la azucarera en León, Valladolid, Toro, Miranda y Benavente, la farmacéutica en León, Valladolid y principalmente en Aranda de Duero con una factoría del grupo GlaxoSmithKline, la metalúrgica y siderúrgica en Ponferrada y la química en Miranda de Ebro y Valladolid, la aeronáutica en Valladolid. En las capitales restantes hay una industria alimentaria derivada de la explotación agraria y ganadera, con harina, aceite de girasol y vinos, entre otras. Esta industria agroalimentaria regional esta abanderada por Leche Pascual con sede en Aranda de Duero.

En Castilla y León, la actividad minera adquirió gran importancia en la época romana, cuando se trazó una calzada, la vía de la Plata, para trasladar el oro extraído en los yacimientos de las Médulas, en la comarca leonesa de El Bierzo, la ruta partía de Asturica Augusta (Astorga) hasta Emerita Augusta (Mérida) e Hispalis (Sevilla).

Siglos después, tras la guerra civil española, la minería fue uno de los factores que contribuyeron al desarrollo económico de la región. Sin embargo, la producción de hierro, estaño y wolframio decayó notablemente a partir de la década de 1970, mientras que las minas de hulla y antracita se mantenían gracias a la demanda interior de carbón para las centrales térmicas. La reconversión económica que afectó a las zonas mineras leonesas durante las décadas de 1980 y 1990 supuso el cierre de numerosas minas, el empobrecimiento social, con un brusco incremento del desempleo y el inicio de un nuevo movimiento migratorio hacia otras regiones españolas. Pese a las inversiones del Plan de Actuación Minera de la Junta de Castilla y León, las tradicionales explotaciones carboníferas han entrado en una dura crisis.

Además de la cuenca norte, en las de los ríos Duero y Ebro hay numerosas centrales hidroeléctricas que permiten a Castilla y León ser una de las primeras comunidades autónomas productoras de energía eléctrica. Entre otras están las de Burguillo, Rioscuro, Las Ondinas, Cornatel, Bárcena, Aldeadávila I y II, Saucelle I y II, Castro I y II, Villalcampo I y II, Valparaíso y Ricobayo I y II.

La potencia hidráulica instalada totaliza 3.992 MW y la producción anual es de 5.417 GWh. La producción de energía nuclear es de 3.483 GWh y la térmica de carbón de 16.956 GWh, totalizando así una producción global de 25.856 GWh. La central nuclear es la de Santa María de Garoña (Burgos) y las de carbón son las de Anllares, Compostilla II y La Robla, en León y la de Guardo en Palencia.

En esta comunidad también se produce energía de origen eólico, con más de 100 parques en funcionamiento, destaca la provincia de Burgos con 46, y un total de 3.128 MW de potencia. Entre las energías no renovables también está el gas natural (194 MW de potencia instalada) y el fuel-gasoil (69 MW).

Las provincias de Valladolid y de Burgos son las regiones más avanzadas económicamente, teniendo un PIB per cápita superior a la media nacional. Aun así, el PIB per cápita medio de la comunidad de Castilla y León se encuentra levemente por debajo de dicha media, en 21.244 euros por habitante.

A lo largo de la década de 1990 creció la afluencia turística a Castilla y León, propiciada sobre todo por el valor histórico y cultural de sus ciudades y también por el atractivo natural y paisajístico de sus distintas comarcas. En 2001, Castilla y León recibió unos 315.000 visitantes, 42.000 de los cuales eran extranjeros. Las ciudades patrimonio de la humanidad: Salamanca, Ávila y Segovia, el camino de Santiago que pasa por las provincias de Burgos, Palencia y León, y la villa ducal de Lerma (Burgos), son los grandes puntales del turismo cultural en Castilla y León.

El comercio interior de Castilla y León se concentra en el sector de la alimentación, la automoción, el tejido y el calzado. Para el comercio exterior, según la región, se exportan principalmente vehículos y chasis de automóviles en Ávila, Palencia y Valladolid, neumáticos en Burgos y Valladolid, barras de acero y manufacturas de pizarra en León, carne de bovino en Salamanca, cerdos en Segovia, manufacturas de caucho en Soria y carne de cabra y oveja, junto con vino, en Zamora.

Castilla y León también exporta mucho vino, siendo Valladolid la que más botellas vende al extranjero. Por lo que se refiere a la importación, van a la cabeza los vehículos y sus accesorios, como los motores o los neumáticos. La Región también importa principalmente productos de Francia, Italia, Reino Unido, Alemania, Portugal y los EE.UU. y exporta mayoritariamente hacia los países de la Comunidad Europea y a Turquía, Israel y EE.UU..

Por esta región pasan las principales vías de comunicación que unen las regiones del norte de España con la capital, Madrid y el sur peninsular, así como las redes que aseguran una rápida circulación entre la Europa continental y el continente africano. Por otro lado, la vía de transporte más corta, rápida y cómoda que enlaza Portugal con Europa es la que atraviesa esta región. En consecuencia, Castilla y León se encuentra en el centro en el que se conectan los flujos comerciales entre el norte y el sur de la Península y entre Portugal y el resto de Europa. Además, su proximidad a Madrid es otro factor adicional que impulsa el tráfico que transcurre por las tierras castellanoleonesas.

Los principales ejes viarios del tráfico de mercancías y viajeros son las carreteras radiales A-1, autovía del Norte y A-6, autovía del Noroeste. También tiene importancia destacada la A-62, autovía de Castilla, que enlaza las ciudades de Salamanca, Valladolid, Palencia y Burgos. En estas tres vías se insertan localidades tan importantes como Medina del Campo, Aranda de Duero y Miranda de Ebro.

Hay aeropuertos en Villanubla, en Valladolid, con vuelos nacionales e internacionales regulares, en la Virgen del Camino, en León con vuelos nacionales y proyectos de internacionales y en Matacán, Salamanca, hasta hace poco exclusivo para vuelos chárter y hoy ya con vuelos nacionales regulares. En julio de 2008 comenzó a operar el de Villafría en Burgos. En Castilla y León, los aeropuertos gozan de magnífica salud, ya que dos de ellos permanecen desde hace unos años en los primeros puestos de crecimiento de España, el de Matacán y el de la Virgen del Camino, que han demostrado recientemente tras los últimos datos de Aena, seguir en cabeza. Sin embargo, en el principal aeropuerto de la Comunidad, el Villanubla, los datos confirman la estabilidad de las cifras del Aeropuerto, con crecimientos cercanos al 3%.

La red de ferrocarril es muy amplia y sus principales líneas van desde Madrid hasta la cornisa cantábrica y Galicia, con paradas en Astorga, Burgos, León, Miranda de Ebro, Palencia, Ponferrada y Valladolid todas ellas importantes nudos ferroviarios.

Además está la línea entre Irún y la frontera portuguesa (Fuentes de Oñoro, en Salamanca) que es parte de la línea París-Lisboa.

Legislación sectorial regulada por la Ley de carreteras 10/2008 de Castilla y León. Como aspecto en materia de financiación, además de la forma tradicional, posibilita mecanismos concesionales con vistas a la construcción y explotación de carreteras por los particulares.

El 1 de mayo de 2007 entra en vigor en las ciudades de Segovia y Ávila y en algunos municipios de ambas provincias, el Abono de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Dicho abono esta formado por un título concertado con las líneas de autobús y tren que enlazan Segovia y Avila con la capital madrileña, mas el título C2 que permite la movilidad por toda la red de transportes de toda la Comunidad de Madrid.

Castilla y León tiene un clima mediterráneo continentalizado, con inviernos largos y fríos, con temperaturas medias de entre 4 y 7 °C en enero y veranos cortos y calurosos (medias de 19 a 22º), pero con los tres o cuatro meses de aridez estival característicos del clima mediterráneo. La pluviosidad, con una media de 450-500 mm anuales, es escasa, acentuándose en las tierras más bajas.

Debido a la barrera montañosa de Castilla y León, los vientos marítimos quedan frenados, deteniendo de ese modo las precipitaciones. Debido a eso, las lluvias caen de una manera muy desigual en el territorio castellanoleonés. Mientras que en el centro de la cuenca del Duero se registra una media anual de 450 mm, en las comarcas occidentales de los montes de León y la cordillera cantábrica las precipitaciones llegan a los 1.500 mm al año.

La elevada altitud de la Meseta y sus montañas acentúa el contraste entre las temperaturas del invierno y el verano, así como las del día y la noche.

Con 2.528.417 habitantes (1 de enero de 2007), 1.251.082 varones y 1.277.335 mujeres, la población de Castilla y León representa el 5,69% de la población de España, pese a que su vasto territorio abarca casi una quinta parte de la superficie total del país. En enero de 2005 la población de Castilla y León se repartía, por provincias, de la siguiente manera: Ávila, 168.638 habitantes; Burgos, 365.972; León, 497.387; Palencia, 173.281; Salamanca, 351.326; Segovia, 159.322; Soria, 93.593; Valladolid, 521.661; y Zamora, 197.237.

La comunidad autónoma tiene una densidad demográfica muy baja, en torno a los 26,57 hab/km², registro que es más de tres veces inferior a la media nacional, lo cual indica que se trata de una región escasamente poblada y demográficamente en declive, sobre todo en las áreas rurales e incluso en las pequeñas ciudades tradicionales. Las características demográficas del territorio muestran una población envejecida, con una baja natalidad y una mortalidad que se aproxima a la media estatal.

En el año 2000 la población de Castilla y León totalizó 2.479.118 personas, es decir el 6,12 % del total español. Su crecimiento vegetativo fue uno de los más bajos de España: -7.223 (-2,92 de tasa bruta), como resultado de la diferencia entre las 25.080 defunciones (10,12 de tasa bruta) y los 17.857 nacimientos (7,20 de tasa bruta). El número de habitantes en 1999 fue ligeramente superior (2.488.062), de modo que, a pesar del crecimiento negativo, la relativa estabilidad numérica se debe en parte al aumento de la inmigración: de 22.910 inmigrantes en 1999 se pasó a 24.340 en 2000. En dicho año fallecieron 59 niños menores de un año.

La esperanza de vida es superior a la media española: 83,24 para las mujeres y 78,30 para los varones, superioridad que en 1999 se repitió en el padrón, ya que las mujeres sumaron 1.260.906 y los varones 1.227.156.

En 1999 la distribución por edades dio los siguientes resultados: 317.783 personas de 0 a 14 años; 913.618 de entre 15 y 39 años; 576.183 de 40 a 59 años y 677.020 de más de 60 años.

La población activa en 2001 fue de 1.005.200 y la ocupada de 884.200 personas, con lo que el paro fue del 12,1% de la población activa. Por sectores de población ocupada, el 10,9% trabajó en la agricultura, el 20,6% en la industria, el 12,7% en la construcción y el 63,1% en el sector servicios.

Muchas de las gentes del territorio, que se dedicaron mayoritariamente a la agricultura y la ganadería, fueron abandonando paulatinamente la zona, dirigiéndose hacia las zonas urbanas, mucho más prósperas. Esta situación se vio todavía más agravada a finales de la guerra civil, con una progresiva emigración rural. Durante las décadas de 1960 y 1980, los grandes núcleos urbanos y las capitales de provincia sufrieron un leve aumento demográfico debido a un exhaustivo proceso de urbanización, aunque, pese a ello, la zona castellanoleonesa continúa sufriendo una grave despoblación. Solo las provincias de Valladolid y Segovia están ganando población, en el caso de la provincia vallisoletana por ser la más dinámica de Castilla y Leon al tener la capital autonómica. En el caso de la provincia segoviana, que esta creciendo en los últimos años, se debe a la influencia económica y urbanística de estar cerca de la Comunidad de Madrid.

En 1960 la población urbana significaba el 20,6% de la población total de Castilla y León; en 1991 ese porcentaje había subido al 42,3% y en 1998 se acercaba ya al 43%, lo que indica el progresivo estado de despoblamiento rural.

El fenómeno se refleja también en la cifra de municipios con menos de 100 habitantes, que se multiplicó por siete entre los años 1960 y 1986. Fuera de las capitales provinciales, destacan por su población ciudades como Miranda de Ebro y Aranda de Duero en Burgos, Ponferrada y San Andrés del Rabanedo en León, Béjar en Salamanca y Medina del Campo y Laguna de Duero en Valladolid.

De los 2.247 municipios de esta comunidad, el padrón de 2000 registró 1.970 con menos de 1.000 habitantes; 234 de 1.001 a 5.000; 20 de 5.001 a 10.000; 10 de 10.001 a 20.000; 6 de 20.001 a 50.000; 3 de 50.001 a 100.000 y 4 municipios con más de 100.000 habitantes. Estos últimos son: Valladolid (319.943 hab. en 2007), Burgos (174.075 hab.), Salamanca (159.754 hab.) y León (135.059 hab.) Entre los menos poblados están, entre otros: Blasconuño de Matacabras (Ávila), con 18 habitantes, Reinoso (Burgos), con 24, Villarmentero de Campos (Palencia), con 14 y Gormaz (Soria), con 17.

La comunidad autónoma de Castilla y León es el resultado de la unión en 1983 de nueve provincias: las tres que, tras la división territorial de 1833, por la que se crearon las provincias, se adscribieron a la Región de León y seis adscritas a Castilla la Vieja, exceptuando en este último caso las provincias de Santander (actual Comunidad Autónoma de Cantabria) y Logroño (actual Comunidad Autónoma de La Rioja).

En el caso de Cantabria se defendió la creación de una comunidad autónoma por motivos históricos, culturales y geográficos, mientras que en La Rioja el proceso resultó más complejo debido a la existencia de tres vías, fundamentadas tanto en motivos históricos como socio-económicos: unión a Castilla y León (UCD), unión a una comunidad vasco-navarra (PSOE, PCE) o creación de una autonomía uniprovincial, opción tomada ante el apoyo mayoritario de su población.

La unión dinástica de la monarquía de los reinos históricos de León y de Castilla, que junto a otros reinos (Galicia, en un primer momento y luego otros conquistados al Islam como Reino de Toledo, Badajoz, Sevilla y otros) generó lo que se hubo venido en llamar Corona de Castilla, se produjo, por primera vez cuando Fernando I hereda el Reino de Castilla, en 1037 y se casa con Sancha I reina de León: así en una sola pareja se establece una unión nominal que se romperá al morir el Rey. Tal y como venía ocurriendo en la tradición leonesa medieval, el concepto patrimonial del reino y la ausencia de una vía hereditaria definida dejó en manos del mayor de los hijos Castilla y del segundo, León.

La segunda unión dinástica de León y Castilla se producirá durante el reinado de Alfonso VI de León, a la muerte de su hermano Sancho de Castilla, quien previamente había desposeído a Alfonso de su reino de León; y la tercera y definitiva unión de ambos reinos se produce bajo el reinado de Fernando III el Santo que en 1230, siendo ya rey de Castilla, tras el Pacto de las Damas que deja fuera a Sancha II y a Dulce —hijas de Alfonso IX y herederas del reino— se corona rey de León con gran oposición del clero y la nobleza media leonesa. Con el infante don Juan sigue habiendo conatos de separación durante más de un siglo. Sin embargo hasta siglo y medio después las cortes no se reúnen juntas, en León, que en 1188 había sido sede de las primeras Cortes de la Historia de Europa con participación del Tercer Estado.

Las bases de la unificación dinástica de los reinos de Castilla y León, separados tan solo siete décadas, se habían puesto en 1194. Alfonso VIII y Alfonso IX firmaron en Tordehumos el tratado por el que se pacificaba la zona de Tierra de Campos y se ponían las bases de una futura reunificación de los reinos, consolidada en 1230 con Fernando III, el Santo. Este acuerdo ha pasado a la historia como Tratado de Tordehumos.

Las Cortes del Reino de León, cuyos orígenes más remotos se sitúan a principios del siglo XII, pueden enorgullecerse de ser una de las instituciones de representación en sede parlamentaria más antiguas de Europa.

Antes que en ningún otro lugar del viejo continente, en las Cortes aparecen representantes de las ciudades y de las villas, al lado de los estamentos tradicionales del Clero y la Nobleza, como consejeros naturales del rey.

Con estas características, la primera convocatoria de Cortes de las que se tiene constancia escrita es la efectuada por Alfonso IX de León en 1188, a la que más tarde se sumarían nuevas asambleas en 1202 en Benavente y 1208 en León.

Por lo que se refiere al reino de Castilla, la primera curia, que es el término con el que se designan las asambleas numerosas o extraordinarias para tratar de los asuntos del reino, es probable que se celebrara a convocatoria de Alfonso VIII en el año de 1187, en la localidad de San Esteban de Gormaz y con la asistencia de los hombres principales de cincuenta ciudades.

Pueden citarse la asamblea celebrada en Valladolid en 1217 para rendir homenaje a Fernando III como rey de Castilla y la curia convocada dos años más tarde en Burgos por el mismo Rey.

Todas estas asambleas que tienen lugar a lo largo del siglo XII y principios del XIII y que tendrían su continuidad en los siglos siguientes, constituyen, por tanto, el antecedente más remoto de las actuales Cortes de Castilla y León e incluso de la tradición parlamentaria del continente europeo.

Ese carácter pionero fue el resultado directo de la temprana autonomía de las villas y ciudades de la Corona de Castilla (que en ese momento era una zona repoblada en plena reconquista), junto con la aplicación del Derecho Romano, que permitió con sus aportaciones teóricas la convocatoria de los municipios y su participación.

Evidentemente, las Cortes medievales guardan poco parecido con las actuales Asambleas Parlamentarias. A diferencia de éstas, no fueron democráticas (en el sentido moderno del término) porque no ostentaron una representación directa de la población. La Revolución Francesa, y con ella, las categorías fundamentales del parlamentarismo moderno, tardaría aún muchos siglos en llegar.

Sin embargo, hay que reconocerles haber constituido el precedente inmediato, el germen primero de los actuales Parlamentos europeos y más concretamente de las Cortes de Castilla y León, unas instituciones llamadas a sentar las reglas de convivencia de los pueblos y articular su régimen de libertades.

Como Día de Castilla y León se ha escogido el la fecha histórica del 23 de abril, día en el que, en 1521, los comuneros castellanos fueron derrotados. Desde finales de la década, varias decenas de miles de castellanoleoneses acuden a Villalar de los Comuneros (Valladolid), a celebrar el Día. Como precursor y antecedente más remoto se cita el homenaje que El Empecinado realizó a los comuneros en Villalar en 1821.

Tras la posguerra que siguió a la Guerra Civil Española (1936-1939), el medio rural de la actual Castilla y León experimentó una pérdida de habitantes como consecuencia de la emigración a las grandes ciudades (Madrid, Barcelona, Bilbao, etc.) o extranjero (Alemania, Francia, Suiza, entre otros). El surgimiento de un potente núcleo industrial en Valladolid, de la mano la planta de automóviles Renault y del ingeniero Manuel Jiménez Alfaro, empujó industrialmente la región y mitigó la pérdida poblacional. No obstante, la dinámica actual sigue mostrándose preocupante en el conjunto de la comunidad, puesto que las tendencias generales continúan siendo a la despoblación, con la práctica excepción de Valladolid.

En junio de 1978, Castilla y León obtuvo el régimen preautonómico (a finales de 1977 lo había obtenido Cataluña) por el Real Decreto Ley 20/1978, de 13 de junio.

En tiempos de la Primera República (1873–1874), los republicanos federales concibieron el proyecto de crear un único estado federado de once provincias en el valle del Duero español, que además hubiera comprendido las provincias de Santander y Logroño. Muy pocos años antes, en 1869, republicanos de las provincias que forman parte de la comunidad autónoma firmaron el Pacto Federal Castellano, en el que ya proyectaban la creación del estado federado de Castilla la Vieja, pero con las provincias de la actual comunidad castellanoleonesa y las de Cantabria y La Rioja. El fin de la República, a principios de 1874, dio al traste la iniciativa.

En 1921, con motivo del cuarto centenario de la batalla de Villalar, el ayuntamiento de Santander abogó por la creación de una mancomunidad castellanoleonesa de once provincias. Idea que se mantendría en años posteriores.

A finales de 1931 y principios de 1932, desde León, Eugenio Merino elaboró un texto en las que ponía las bases de un regionalismo castellanoleonés. El texto se publicó en Diario de León.

Durante la II República, sobre todo en 1936, hubo una gran actividad regionalista favorable a una región de once provincias, e incluso se llegaron a elaborar unas bases de estatuto de autonomía. El Diario de León abogó por la formalización de esta iniciativa y la constitución de una región autónoma con estas palabras: «unir en una personalidad a León y Castilla la Vieja en torno a la gran cuenca del Duero, sin caer ahora en rivalidades pueblerinas». Al final la guerra civil acabó con las aspiraciones de la autonomía para la región.

Tras la muerte del dictador Franco, surgieron organizaciones regionalistas, autonomistas y nacionalistas regionalismo castellanoleonés como Alianza Regional de Castilla y León (1975), Instituto Regional de Castilla y León (1976) o PANCAL (1977). Posteriormente tras la extinción de estas formaciones surgió en 1993 Unidad Regionalista de Castilla y León.

Coincidiendo con aquella sentencia, se produjeron en León diferentes manifestaciones, algunas numerosas, a favor de la opción León solo, que según algunas fuentes congregó a un número cercano a los 90.000 asistentes, siendo esta la mayor concentración celebrada en la ciudad en la Democracia hasta la posterior al 11-M En acuerdo adoptado el 31 de julio de 1981 la Diputación Provincial de Segovia decide ejercitar la iniciativa para que Segovia pudiera constituirse en comunidad autónoma uniprovincial, pero en los municipios de la provincia la situación estaba igualada entre los partidarios de la autonomía uniprovincial o con el resto de Castilla y León. El Ayuntamiento de Cuéllar inicialmente se adhirió a esta iniciativa autonómica en acuerdo adoptado por la corporación el 5 de octubre de 1981. Sin embargo otro acuerdo adoptado por la misma corporación con fecha 3 de Diciembre del mismo año revocó el anterior y el proceso quedó paralizado a la espera de la tramitación de un recurso interpuesto por la diputación provincial contra este último acuerdo este cambio de opinión del Ayuntamiento de Cuéllar inclinó la balanza en la provincia hacía la autonomía con el resto de Castilla y León, pero fue un acuerdo que llegó fuera de plazo.

Finalmente la provincia de Segovia se incorpora a la región de Castilla y León junto con las otras ocho provincias y se da cobertura legal mediante la Ley Orgánica 5/1983 por «motivos de interés nacional», según prevé el artículo 144 c) de la Constitución Española para aquellas provincias que no hayan ejercido su derecho a tiempo.

Las encina y sabinas solitarias que ahora dibujan la llanura castellanoleonesa son restos de los bosques que cubrieron hace tiempo estas mismas tierras. Las explotaciones agropecuarias, debido a la necesidad de tierras para el cultivo del cereal y de pastos para los inmensos rebaños de la Mesta castellana, supuso la deforestación de estas tierras durante la Edad Media. Los últimos bosques castellanoleoneses de sabina se encuentran en las provincias de Soria y Burgos. Son bosques poco frondosos que pueden formar comunidades mixtas con encinas, quejigo o pino. La vertiente castellanoleonesa de las montañas cantábricas y las estribaciones del norte del sistema Ibérico cuentan con una rica vegetación. Las laderas más húmedas y frescas están pobladas por grandes hayedos, cuya área de extensión puede alcanzar los 1.500 m de altitud. A su vez, el haya forma bosques mixtos con el tejo, el serbal, el mostajo, el acebo y el abedul. En las laderas de solana proliferan el roble albar, el carballo, el fresno, el tilo, el castaño, el abedul y el pinar de Lillo, una especie típica del norte de la provincia de León.

En las laderas inferiores del sistema Central perviven amplias extensiones de encinar. A un nivel superior, entre los 1.000 y 1.100 m de altitud, abundan los castañares. Por encima de ellos predomina el roble pirenaico, muy resistente a los fríos, cuyo estrato se prolonga hasta los 1.700 m. Sin embargo, muchos robledales han desaparecido, talados por el hombre y sustituidos por pinos de repoblación. Los principales pinares nativos se encuentran en la sierra de Guadarrama. Las zonas subalpinas situadas entre los 1.700 y los 2.200 m acogen matorrales de piornos y enebros. Buena parte de la provincia de Salamanca, sobre todo en las comarcas de Salices y Ciudad Rodrigo, está ocupada por dehesas, un tipo de bosque parecido al de las sabanas africanas, con encinas, alcornoques, quejigos y rebollos. La provincia de Salamanca y la de Valladolid en la región de Rueda (Valladolid) cuenta también con los únicos olivares castellanoleoneses, ya que estos árboles no crecen en ninguna de las otras regiones de Castilla y León. También cabe destacar las regiones vinícolas con vinos de muy buena calidad como pueden ser los de Toro, los de Ribera del Duero (Valladolid, Burgos, Soria) los de Rueda, o los de Cigales.

Castilla y León presenta una gran diversidad faunística. Existen numerosas especies y algunas de ellas tienen especial interés por su singularidad, como algunas especies endémicas, o bien por su escasez como por ejemplo el oso pardo. Se han contabilizado 418 especies de vertebrados, que constituyen el 63 % de todos los vertebrados que habitan en España. Animales adaptados a la vida en la alta montaña, habitantes de roquedos, moradores de cursos fluviales, especies de llanura y residentes forestales forman el mosaico de la fauna castellanoleonesa.

El aislamiento a que están sometidas las altas cumbres propicia la existencia de abundantes endemismos como es el caso de la cabra montés (Capra pyrenaica victoriae), que en Gredos constituye una subespecie única en la Península. El topillo nival (Microtus nivalis) es un gracioso micromamífero de color pardo grisáceo y larga cola que vive en espacios abiertos por encima del límite de los árboles.

Pequeños y grandes mamíferos como ardilla, lirón, topo, marta, garduña, zorro, gato montés, lobo, bastante abundantes en algunas áreas, jabalí, ciervo, corzo y, únicamente en la cordillera Cantábrica, algunos ejemplares de oso pardo suelen frecuentar los bosques caducifolios, aunque algunas especies se extienden también a los bosques de coníferas y al monte bajo. El gato montés (Felis silvestris) es ligeramente mayor que un gato doméstico, tiene la cola corta y robusta, con anillos oscuros y el pelaje rayado. El lince ibérico (Lynx pardina), sin embargo, vive casi únicamente en zonas de matorral mediterráneo.

También se encuentran en este ambiente pequeños reptiles como la culebra de escalera, la culebra lisa meridional y la culebra de esculapio. La culebra lisa europea (Coronella austriaca) puede encontrarse desde el nivel del mar hasta los 1.800 m de altura y en la comunidad tiende a vivir en las alturas. Más arriba todavía, en las zonas rocosas del piso subalpino a unos 2.400 m de altitud. vive la lagartija serrana (Lacerta monticola cyreni), uno de los pocos reptiles adaptados a estas alturas.

En los ríos de montaña viven las nutrias y los desmanes y en sus aguas las truchas, las anguilas, los piscardos y algunos de los cada vez más escasos cangrejos de río autóctonos. La nutria (Lutra lutra) y los desmanes (Galemys pyrenaica) son dos mamíferos de hábitos acuáticos y muy buenos nadadores. La nutria se alimenta principalmente de peces, mientras que el desmán busca su comida entre los invertebrados acuáticos que habitan en el lecho de los ríos. En tramos inferiores de aguas más tranquilas nadan los barbos y las carpas. Entre los anfibios, los tritones y como especies destacables: la salamandra de Almanzor (Salamandra salamandra almanzoris) y el sapo de Gredos (Bufo bufo gredosicola), que son dos subespecies endémicas del sistema Central.

Donde los ríos se encajonan formando hoces y cañones viven sobre las rocas las aves rupícolas como el buitre común, el buitre negro, el alimoche, el águila real o el halcón peregrino. El alimoche (Neophron percnopterus), un buitre de pequeño tamaño, es de color blanquinegro con la cabeza amarilla. Aguas abajo y en sus orillas entre la exuberante vegetación forman sus colonias los martinetes y las garzas reales y se encuentra el reyezuelo, el pájaro moscón, la abubilla y el martín pescador.

Entre las aves que pueblan los bosques mediterráneos abiertos viven dos especies en peligro de extinción: la cigüeña negra (Ciconia nigra) y el águila imperial ibérica (Aquila adalberti). La cigüeña negra, mucho más rara que su congénere la cigüeña blanca, es de hábitos solitarios y vive alejada del hombre. El águila imperial ibérica anida en los árboles y se alimenta sobre todo de conejos, pero también de aves, reptiles y carroña.

En los bosques de coníferas viven entre otros el agateador, el carbonero garrapinos y el trepador azul (Sitta europaea), un pájaro de dorso gris y flancos rojizo-anaranjados que anida en agujeros a los que estrecha la entrada con barro. El urogallo (Tetrao urogallus) es un gallo muy oscuro y grande que vive en ambientes forestales, por lo que es muy difícil observarlo. Entre las rapaces forestales se encuentran el azor, el gavilán o el cárabo, que atacan con frecuencia a otras aves de menor tamaño como arrendajos, pitos, pinzones, picapinos y currucas.

La avutarda (Otis tarda) frecuenta las llanuras despejadas con cultivos de secano; es de gran tamaño y tiene la cabeza y cuello grisáceos y el dorso pardo. En los humedales castellanoleoneses se concentran durante el invierno numerosos ejemplares de Ansar común (Anser anser), que se reproduce en el norte de Europa y visita la zona en invierno.

La educación en Castilla y León es un pilar fundamental para la junta de Castilla y León y por ello dicha administración invierte más que la media española para poder formar de una forma correcta y equiparable a la de los mejores países del mundo, debido a esto Castilla y León es una de las regiones de España con menos fracaso escolar.

La Comunidad concede cada año, con ocasión de la Fiesta de la Comunidad el 23 de abril, los Premios Castilla y León a los castellanoleoneses destacados en las siguientes áreas: Artes, Valores Humanos, Investigación Científica, Ciencias Sociales, Restauración y Conservación, Medio Ambiente y Deportes.

Al principio



León (España)

León (España )

1 Aunque en desuso, también legionense, de la antigua Legio.

León (Llión en leonés) es una ciudad española ubicada en el noroeste de la península Ibérica, capital de la provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León.

Nacida como el campamento militar romano de la Legio VI Victrix, instalado en la confluencia de los ríos Bernesga y Torío hacia el 79 a. C., su carácter de ciudad campamental se consolidó con el asentamiento definitivo de la Legio VII Gemina ya en el siglo I. Con la llegada de los musulmanes a la Península, la ciudad se ve parcialmente despoblada. En 856 León recibe un nuevo impulso repoblador como parte del Reino de Asturias. Será García I quien en 910 convierta a la ciudad de León en cabeza del más importante reino cristiano de la península Ibérica en la época, dando inicio al Reino de León, cuya vigencia nominal pervive hasta el siglo XIX, si bien ya desde la Baja Edad Media la ciudad perdió la importancia y empuje de antaño, en parte por la pérdida de su independencia debida la unión de la corona leonesa a la castellana, definitiva desde 1301, constituyendo junto a otros reinos y territorios la Corona de Castilla.

El municipio de León posee 135.119 habitantes (2008) y un área metropolitana de 204.212 habitantes, siendo así la 47º ciudad más poblada de España.

El escudo de León está compuesto por un campo de plata en el que figura un león rampante de púrpura, linguado, uñado, armado de gules (rojo) y coronado de oro.

Este escudo aparece timbrado con una corona abierta de oro (la forma de la antigua corona real, usada hasta el siglo XVI). En el escudo de la ciudad de León aparece representada una corona marquesal en vez de la antigua real y el león no figura coronado.

Al producirse la unión en el año 1230 de las Coronas de León y Castilla con Fernando III el Santo se dispuso que en el escudo del rey los elementos heráldicos castellanos (un castillo almenado de oro sobre un campo de gules) y leoneses formaran un escudo cuarteado. Es de destacar que en los cuartelados no había sitio para dos leones, hasta aquel momento pasantes, por lo que se les situó como rampantes para ocupar por completo los cuarteles que les correspondían. Esta es la disposición que ha llegado a la actualidad. El uso de la corona sobre la cabeza del león no apareció documentado hasta el reinado de Sancho IV de Castilla y León (1284-1295). En numerosas ocasiones el campo del escudo castellano ha dado lugar a que el león aparezca representado erróneamente de gules (rojo) en vez de púrpura o morado.

Actualmente el escudo de León es el símbolo de la provincia y, acompañado por adornos exteriores, de la ciudad de León.

La ciudad de León está ubicada en una terraza fluvial en la confluencia de los ríos Bernesga y Torío, a una altitud de 823 msnm. Situada aproximadamente en el centro de la provincia, se encuentra en un lugar estratégico del Noroeste peninsular, ya que es paso obligado para ir a Galicia y a Asturias.

Su término municipal limita al norte con Sariegos y con Villaquilambre, al este con Valdefresno, al sur con Santovenia de la Valdoncina, Onzonilla y Villaturiel, y al oeste con San Andrés del Rabanedo y Valverde de la Virgen. Sus coordenadas son 42°35′03″N 5°39′00″O / 42.58417, -5.65.

Situado en la transición del Páramo Leonés a la Cordillera Cantábrica, su ubicación en la confluencia de dos ríos hace que la capital leonesa se asiente en una zona predominantemente llana, si bien según nos alejamos del núcleo urbano el terreno se eleva, encontrándonos por el norte con el Monte de San Isidro y por el este con los altos en los que se encuentra Golpejar de la Sobarriba. En el término municipal se encuentran los vértice geodésicos de Valenciano, a una altitud de 938 msnm, y de San Isidro, a una altitud de 939 metros.

León está bañado por los ríos Bernesga, que recorre la ciudad por el Oeste, y el Torío, que la delimita por el Este, situándose la mayor parte del núcleo urbano entre los dos cauces. A su paso por la ciudad están canalizados y adecuados para el paseante, con jardines y paseos peatonales. La confluencia de ambos se sitúa a la altura del polígono de La Lastra, donde el Torío vierte sus aguas al Bernesga.

El clima de León es mediterráneo continentalizado, si bien está algo suavizado por la cercanía a la Cordillera Cantábrica.

Las precipitaciones están repartidas, como es habitual en el clima mediterráneo, de forma muy irregular a lo largo del año, con mínimos en la época estival y máximos durante primavera y otoño. La precipitación media anual es de 556 mm. La ciudad disfruta al año de 2624 horas de sol al año y de 78 de lluvia, además de 16 de tormenta.

Las temperaturas son frescas, con una media anual de 10,9 °C, con inviernos fríos (más incluso que en la Meseta) siendo frecuentes las heladas (74 días de helada de media al año). La nieve hace acto de presencia en la capital leonesa durante 16 días de media al año, si bien las grandes nevadas no son frecuentes. El verano es caluroso, suavizado por la altitud de la ciudad, con temperaturas máximas que rondan los 27 °C.

León sigue el desarrollo del tiempo atmosférico con un observatorio del INM ubicado en el Aeropuerto de la Virgen del Camino.

La ciudad de León surge por el asentamiento de la Legio VII Gemina en el año 68 en la terraza fluvial entre los ríos Bernesga y Torio. No obstante, hay indicios de la existencia de un campamento romano anterior, perteneciente a la Legio VI Victrix, que se había asentado en el siglo siglo I a. C., en las llamadas Guerras Cántabras. La Legio VII Gemina perteneció durante la época romana al conventus asturicense, con capital en Asturica Augusta. Este convento formó parte de la provincia Tarraconense hasta el siglo III, cuando, con la creación de la provincia de Gallaecia, fue integrado en ésta, tras el período romano, la ciudad fue incorporada al reino suevo y posteriormente, al visigodo. Entre los siglos VI y VIII la escasez de evidencias arqueológicas, sólo localizadas en lugares concretos, proyectan una imagen carente, en principio, de vitalidad urbana, con una clara reducción del espacio habitado, que parece concentrarse en la zona sur. Sin embargo, el descubrimiento de cerámicas tipológicamente adscribibles al periodo omeya cordobés en la zona de Puerta Obispo nos indica que la ciudad no solo no fue abandonada, sino que conservó cierta importancia.

La ciudad fue conquistada por los musulmanes llegados del Sur en el año 712. No obstante, no fue hasta alrededor de 846 cuando un grupo de mozárabes intente repoblar la ciudad con población cristiana, ya que hasta entonces esta había permanecido en "estado latente", en el centro de la línea de combates; sin embargo, un ataque musulmán acabó con aquella iniciativa. Poco después, en 856, fue el rey Ordoño I quien incorporó la ciudad al Reino de Asturias, repoblándola con éxito. Es con Ordoño II que ocupó el trono tras la muerte de su hermano García I cuando la ciudad se convierte en capital del reino astur, iniciando el Reino de León.

A lo largo de los siglos de existencia del reino la ciudad de León ha ido creciendo y evolucionando en su desarrollo. Papel importante juega, en esta cuestión, la importancia del Camino de Santiago, quizá la más importante vía de circulación de gentes, ideas, cultura y arte del Medievo, que transcurrió desde los tiempos de la Inventio por la ciudad, como era inevitable al ser sede del poder regio. Sobre León, el geógrafo y viajero árabe Edrisi escribe en el S.XII: "Allí se practica un comercio muy provechoso. Sus habitantes son ahorradores y prudentes". Tenemos también noticia de León a través de diversos códices, entre ellos el Codex Calixtinus, auténtica guía de viaje de los peregrinos medievales, que describen las excelencias de esta tierra. Y con todo ello, León conoció el desarrollo de nuevos barrios de obreros y artesanos, en ocasiones extramuros de una ciudad que ya se quedaba pequeña, y casi siempre a la vera del camino de los peregrinos, que accedían a la ciudad por la llamada Puerta Moneda. Además, fue un foco importante y permanente de cultura, que irradió a toda Europa y cuya trascendencia apenas es hoy discutida; en este sentido, además del arte, uno de los aspectos más señeros es el lingüístico, para el que el Reino de León legó los primeros testimonios escritos en lengua romance (Nodicia de kesos).

Durante el siglo XIV, la ciudad experimenta una acentuada crisis económica que afecta mucho a la población de la ciudad. Esta crisis vino acentuada por una serie de acontecimientos climáticos en toda Europa que mermaron enormemente las cosechas; produciendo hambrunas y endeudamiento de los campesinos. Todas estas circunstancias fueron agravadas aún más si cabe con la llegada de la peste a León entre los años 1349 y 1350, la cual provocó una gran mortandad en la zona, despoblando pueblos y mermando según fuentes de la época en más de un cuarto la población de la zona. A esta serie de fatalidades se le unieron una increíble inestabilidad política que produjo continuas tensiones que a menudo desembocaron en conflictos armados.

No obstante, con el cambio de siglo, las cosas comienzan a mejorar, viéndose un incremento notable en la población de la zona. En la ciudad de León se nota este incremento poblacional en la edificación de nuevas casas, reconstrucción de las anteriores, ensanche de los arrabales. Se hablaba en estos años incluso de hacer una cerca que comprendiese el arrabal de la parte oriental de la ciudad, abarcando las iglesias de San Lorenzo, San Pedro de los Huertos y San Salvador del Nido de la Cigüeña. Así, la ciudad de León a finales de siglo contaba con una población entre los cuatro y cinco mil habitantes; sin embargo muchas ciudades de los alrededores experimentaron crecimientos mayores, así, Burgos contaba con diez mil habitantes, Salamanca con quince mil y Valladolid con veinte mil.

En León, la Guerra de las Comunidades destacó por un insólito fervor comunero en el cabildo catedralicio y en los barrios extramuros. En la órbita local, las dos familias dominantes de aquella época, los Guzmanes, por parte de los comuneros y los Quiñones, por parte del rey hicieron de la guerra la excusa perfecta para resolver sus diferencias.

En los siglos XVII y XVIII, León vivió un estancamiento de su población, similar al de las ciudades de la meseta Norte. En estos años, el incremento poblacional en la ciudad no se debió a un incremento de la actividad industrial o comercial, sino al empuje de la agricultura de las zonas rurales que rodeaban la ciudad. Es por ello, que la ciudad de León, con 5.500 habitantes era, junto con Zamora, una de las ciudades menos pobladas de la comunidad autónoma actual. Las pésimas condiciones higiénicas y el hacinamiento contrarrestaban el avituallamiento regular y asegurado por los municipios en épocas de crisis.

En el siglo XIX la ciudad adquiere el rango de capital de su provincia y a finales de este y principios del siglo XX el desarrollo de la minería del carbón la convirtió en una de las ciudades más dinámicas del norte de España; en este sentido, se convirtió en nudo comercial y de comunicaciones fundamental en todo el noroeste, con el desarrollo de importantes infraestructuras, entre las que destacan la construcción de su estación de ferrocarril (luego propiedad de Renfe y hoy, de Adif) para vías de Ancho Ibérico, y el trazado de una línea de Ferrocarril de vía estrecha, conocida como El hullero, que, desde León, conectaba los principales núcleos de extracción carbonífera con el núcleo industrial de Bilbao. León fue la segunda ciudad de España en implantar el alumbrado público en sus calles.

En 1904 se aprobó un Plan de Ensanche que tenía como eje principal la Gran Vía de San Marcos, la cual confluía en la Plaza de Santo Domingo. La calle Ordoño II unía esta plaza con la de Gúzman el Bueno, encargada de distribuir el tráfico de la estación de ferrocarril por las calles de Roma y República Argentina. A partir de estos grandes ejes se delimitaron manzanas de 100 metros de lado y 1 hectárea de superficie, solo variadas al noreste para conectar con el casco antiguo.

Tras el sublevación de julio de 1936, que dio lugar al inicio de la Guerra Civil Española, la mayor parte de la provincia quedó en manos de los sublevados. En León, la sublevación de la guarnición tuvo lugar el 20 de julio, una vez que la columna minera que desde Asturias se dirigía a Madrid hubo dejado la ciudad. La resistencia fue escasa y los cargos públicos del Frente Popular, entre los que se encontraba el alcalde, Miguel Castaño, fueron arrestados por los sublevados y condenados a muerte por fusilamiento.

Durante el franquismo, la ciudad, como el resto de España vivió los años de absoluta miseria propios del periodo de posguerra, sin embargo y tras superar éste, la ciudad comienza a desarrollarse con normalidad. Solo con la llegada de los años sesenta, y a lo largo de los años setenta la ciudad de León la ciudad comenzó a crecer, auspiciada por el auge de la minería y la industria, pasando de 63.759 habitantes en 1950 a 105.535 en 1970. Esto originó la expansión de forma anárquica de la ciudad en todas direcciones. La creación de barrios como San Mamés, San Esteban o El Ejido respondieron a esta expansión, que no solo se centró en la capital, sino que inició la andadura del Área metropolitana de León, con un espectacular desarrollo de pueblos como San Andrés del Rabanedo.

Con la llegada de la democracia, la ciudad vivió un periodo de inestabilidad, provocado por los sucesivos cambios en la alcaldía; eventos como el "Pacto Cívico" marcaron los primeros años, que retrasaron el desarrollo de la ciudad. Paralelo al desarrollo de estos actos, renació el leonesismo, movimiento cultural del siglo XIX recuperado para la reivindicación política, produciendose la aprobación de mociones en favor de una autonomía leonesa por parte de municipios y la Diputación Provincial de León en 1983, así como grandes manifestaciones en favor de la Autonomía Leonesa, con 20.000 personas en 1983 y 90.000 en 1984.

Es finalmente a partir de la década de 1990, cuando la ciudad comienza a despegar de forma definitiva, despegue que se acentúa a partir del inicio del nuevo siglo. Barrios como Eras de Renueva, La Lastra o La Torre transformaron la ciudad en una moderna, abierta y vanguardista. La arquitectura moderna además, encuentra un hueco en la ciudad de León, con edificios singulares como el MUSAC, el Auditorio y el EREN entre otros. Además, el centro histórico sufrió un intenso proceso de peatonalización que recupera muchos de sus espacios.

Y ya es a mediados de la década cuando el Área Metropolitana pegó el salto definitivamente, con nuevos y mayores planteamientos urbanísticos que determinan la nueva forma de la ciudad de León, que ya no solo es el Centro, sino un gran área entre Villadangos y Mansilla de las Mulas. En esta zona, localidades como Villaquilambre y Valverde de la Virgen empiezan un crecimiento demográfico explosivo, acompañado de un renacer industrial.

El municipio de León cuenta con 135.119 habitantes (INE, 2008). La evolución de esta población desde 1995 ha sido negativa, con años de crecimiento prácticamente nulo y otros de crecimiento negativo, lo cual ha hecho que el municipio de León posea menos habitantes ahora que en 1995. Sin embargo no hay que atribuir este decrecimiento a una falta de dinamismo de la propia ciudad, sino a una emigración de la población residente a los municipios del alfoz, unidos muchos de ellos en un continuo urbano con León. La falta de vivienda o un precio de ésta más elevado en la capital que en el entorno ha seguido favoreciendo esta tendencia.

León, con la llegada del ferrocarril tuvo un gran crecimiento demográfico que convirtió a la urbe que no era más en que un pueblo grande en una ciudad. El ferrocarril trajo consigo varias industrias auxiliares y mejoras en la comunicación que favorecieron la introducción de León en los circuitos económicos nacionales, lo que favoreció el empleo y el crecimiento de la población, crecimiento que no paró hasta la década de los 90, años en los que la ciudad para en seco su crecimiento en beneficio de los municipios colindantes.

El sector primario en León se encuentra en vías de desaparición por la presión urbanizadora que la ciudad ejerce sobre los terrenos agrícolas todavía disponibles. No obstante, aún quedan remanentes de este antaño importante sector económico para la ciudad, en las vegas de los ríos Torío y Bernesga y en el alfoz, consistentes sobre todo en una modesta cabaña ganadera que hace uso de los pastos que rodean la ciudad y en pequeñas plantaciones de cultivos cerealistas, como la cebada y el trigo.

Es importante también citar la silvicultura, que se centra en las riberas de los ríos y utiliza el chopo, por su condición de especie de rápido crecimiento y aceptable calidad maderera. Por el contrario, la presencia de la acuicultura y la pesca es despreciable, en cuanto que de la primera apenas existen empresas y la actividad pesquera se centra solamente en la pesca deportiva en los ríos cercanos.

El sector secundario leonés se caracteriza por su debilidad y por inexistencia de grandes empresas que generen un entramado empresarial a su alrededor, por todo ello, la industria leonesa se basa en pequeñas y medianas empresas. Los sectores en los que tradicionalmente se ha basado el entramado industrial de la ciudad son la metalúrgica de transformados metálicos, la industria química, de maquinaria, alimentaria, cerámica, del vidrio, del papel y artes gráficas y el textil. Es reseñable que la mayoría de las industrias de la ciudad se encuentran ubicadas fuera del término municipal de la ciudad, ubicadas en polígonos industriales que en su mayoría se encuentran conurbados con la ciudad.

Desde comienzos del siglo XXI y a consecuencia de la apertura de las grandes infraestructuras leonesas, tales como la  A-66 , la  AP-71 , la  A-231  y el aeropuerto de León, inaugurado en 1999, la ciudad esta experimentado cierto auge industrial, palpable en un sustancial aumento del suelo industrial disponible en el área metropolitana y en menor medida en el propio término municipal de León.

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación tiene su sede en un edificio vanguardista en el barrio de La Lastra. La sede cuenta con 6.400 m2 de superficie donde se ubican los 500 trabajadores que el instituto y las empresas asociadas mantienen en la ciudad de León. El edificio cuenta con una sala de actos para 100 personas, aulas de formación para los técnicos del instituto y una guardería para los hijos de los trabajadores. Además, esta diseñado con los máximos criterios de sostenibilidad y ahorro energético, así, el edificio incorpora placas solares para cubrir las necesidades del sistema de calefacción y esta construido con materiales ecológicos y de bajo impacto ambiental.

El rápido crecimiento del Inteco ha hecho plantear la necesidad de construir dos torres más iguales a la que hoy ya se levanta sobre La Lastra. Estas dos torres estarían ubicadas a ambos lados de la actual y triplicarían la capacidad del instituto para acoger a sus trabajadores y a los de las empresas asociadas al Instituto, que hoy tienen que hacer uso de un edificio que el Inteco posee en el Poligono X.

El nuevo Palacio de Congresos estará ubicado en la vieja azucarera de Santa Elvira, en el Barrio de La Vega. El palacio ha sido diseñado por el arquitecto francés Dominique Perrault, el cual opina sobre su obra que revolucionará el oeste de la ciudad y que supondrá, junto a la estación del AVE, la creación de un nuevo centro urbano.

El proyecto plantea la división de las instalaciones en dos edificios diferenciados. Uno estaría destinado exclusivamente a las funciones de un palacio de congresos, con tres salas independientes de distinta capacidad, que podrían fusionarse en una única si la ocasión lo requiriera, con unos aforos de 1.200, 400 y 250 plazas respectivamente, para un total de 1.850 personas. La estructura de este edificio respetará casi en su totalidad las ruinas de la vieja azucarera Santa Elvira, sobre cuyo solar se va a levantar el palacio de congresos. Los muros habrá que restaurarlos y adecentarlos, pero la estructura se mantendrá.

Junto al nuevo Palacio, los terrenos de la antigua azucarera acogerán también un recinto ferial de 12.700 metros cuadrados y un parking de 11.000, además de nuevos viales para conectar los nuevos desarrollos urbanísticos que se planean en la zona.

León está gobernada por el Ayuntamiento de León, cuyos representantes se eligen cada cuatro años por sufragio universal de todos los ciudadanos mayores de 18 años de edad. El órgano está presidido por el Alcalde de León, desde las elecciones municipales de 2007, Francisco Fernández, del Partido Socialista Obrero Español. La sede del ayuntamiento de León esta en la avenida Ordoño II.

Otras administraciones públicas también tienen su sede en la ciudad. La Diputación de León, la Subdelegación del Gobierno de España en León y la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León son las más importantes.

Hay que tener en cuenta que hay barrios como La Sal, El Crucero y Pinilla que no pertenecen totalmente al municipio de León, ya que parte de ellos pertenecen a San Andrés del Rabanedo. Otros como Paraíso - Cantinas en cambio están totalmente dentro del municipio de San Andrés del Rabanedo aunque formen parte de la ciudad.

Por otra parte, en el municipio, además de la cabecera, se encuentran los pueblos de Oteruelo de la Valdocina y Trobajo del Cerecedo.

Templo gótico dedicado a Santa María, fue comenzada a construir en el siglo XIII sobre la antigua catedral románica, que a su vez ocupaba los terrenos del Palacio Real que cediera Ordoño II para ello y que, a su vez, se asentaba sobre las termas romanas. Inspirada en la catedral francesa de Reims, tiene reducida su planta en 1/3 con respecto a esta. Una característica peculiar es que las torres aparecen separadas de la nave central mediante arbotantes. Su planta es de tres naves, con bóveda de crucería. Los trabajos de erección fueron largos: en distintas épocas y con distintos grados de intervención trabajan en la catedral arquitectos como el Maestro Simón, el Maestro Enrique y Juan Pérez (estos dos empleados por entonces también en la Catedral de Burgos, el Maestro Jusquín, Naveda, Joaquín de Churriguera y, más contemporáneamente otros como Matías Laviña, Juan Madrazo, Demetrio de los Ríos, Juan Bautista Lázaro o Juan Crisóstomo Torbado, muchos de los cuales llevaron a cabo la intensa restauración decimonónica que salvó el templo de la ruina.

Constituye uno de los ejemplos de arte románico más importantes de España y, sin duda, el conjunto más completo en este estilo, por cuanto en el confluyen de manera prodigiosa arquitectura, escultura y pintura, albergando en esta última técnica la más impresionante obra pictórica románica europea en su Panteón Real, llamado por los expertos Capilla Sixtina del Arte Románico. Impulsada su construcción por los reyes Fernando I y su esposa Doña Sancha. Originariamente, monasterio dedicado a San Juan Bautista, se supone que anteriormente se asentaba en sus cimientos un templo romano. Con la muerte de San Isidoro, obispo de Sevilla, Doctor de las Españas, y con el traslado de sus restos a León, se cambia la titularidad del edificio. Albergó las primeras cortes democráticas de la historia, las Cortes de León, celebradas en 1188.

Impulsada su construcción por los Reyes Católicos como sede de la Orden de Caballería de Santiago, puesto que de hecho fue erigido a orillas del río Bernesga y literalmente junto al puente medieval de San Marcos, por el que los peregrinos continuaban el camino de la ruta jacobea, es hoy uno de los monumentos más importantes de León y uno de los conjuntos platerescos más impresionantes. En su construcción participaron Juan de Orozco, que firmó los planos de la iglesia; Martín de Villarreal, autor de la fachada, y Juan de Badajoz, a quien se debe el claustro y la magnífica sacristía. Su historia ha estado llena de avatares y su uso original no duró mucho: tras ello ha sido cárcel (en ella encerró el Conde-Duque de Olivares a Francisco de Quevedo; cuartel; fue la sede de los estudios veterinarios, origen de la hoy Facultad de Veterinaria de la Universidad de León y del Instituto General y Técnico (uno de los tres primeros Institutos de Enseñanza Media creados en España por ley de 1845), fundado en 1846 (hoy IES Padre Isla; e incluso fue campo de concentración durante la Guerra Civil.

Mandado construir por Juan Quiñones y Guzmán, obispo de Calahorra. Se comienza la obra en 1560 bajo la dirección de Rodrigo Gil de Hontañón. El edificio es adquirido por la Diputación Provincial de León en el año 1882, teniendo ampliaciones en los años 1973 a 1976 por parte del arquitecto Felipe Moreno. Tiene forma trapezoidal. Los dos primeros cuerpos tienen vanos protegidos por rejería, siendo los balcones del superior adintelados. El tercer cuerpo presenta una galería o paseador con arquillos entre pilastras corintias y gárgolas de grandes dimensiones. Tiene dos puertas del siglo XVI, una de ellas con una estructura de dos columnas jónicas, flanqueadas por dos soldados con los escudos de armas de la familia.

Obra de Antonio Gaudí, de estilo neogótico. Es de planta trapezoidal, flanqueada por cuatro torres rematadas en pináculos. Las ventanas tienen su inspiración en las ventanas del triforio de la catedral leonesa. En la portada hay una talla de San Jorge matando al dragón. El edificio fue concebido para el negocio de tejido en su planta baja y semisótano, destinándose las cuatro plantas restantes a viviendas de renta. Ideado por el arquitecto con forma cúbica, remarcadas las cuatro esquinas con elementos puntiagudos.

La construcción del edificio se debió a la iniciativa de unos prósperos comerciantes de tejidos de León, Simón Fernández Fernández y Mariano Andrés Luna, que estaban relacionados con industriales textiles catalanes, uno de los cuales, Eusebi Güell, recomendó a Gaudí como arquitecto para diseñar la nueva sede del negocio en la capital leonesa, ya que por entonces estaba construyendo cerca de León el Palacio Episcopal de Astorga. Gaudí delegó la dirección de las obras en el constructor Claudi Alsina i Bonafont, uno de sus ayudantes en varias obras en Barcelona, y contó con la colaboración de varios albañiles y artesanos catalanes.

La muralla de León tiene su origen en una primera fortificación militar de la época augusta, en torno al siglo I a. C. y consistía en dos muros paralelos de madera rematados por un parapeto y que estaban unidos por un entarimado. Declarada Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931, aún quedan en pie muestras de las antiguas murallas romanas, que encerraban el recinto de la ciudad en un cuadrilátero que fue rodeado de construcciones y más tarde deformado en las restauraciones de Alfonso V y Alfonso IX, con apertura de nuevas entradas a la ciudad. Están regularmente conservadas desde la Torre llamada de los Ponces, detrás de la Plaza Mayor, hasta Puerta Castillo, y desde aquí hasta la Torre de San Isidoro.

El Palacio del Conde Luna, del siglo XIV, se conserva el cuerpo central de la fachada. Está construido de piedra sillería y tiene cerca de once metros de ancho. La portada es gótica con dintel sobre modillones, un gran arco apuntado cobija el tímpano, y se encuadra en ancho molduraje. El edificio ha tenido diversos usos a través de la historia, además de su función original de residencia de los condes de Luna, como el ser sede del Tribunal de la Inquisición de la ciudad y vivienda particular. Hoy el edificio pertenece a la Universidad de Washington que utiliza el edificio como sede en España, para el aprendizaje del español por parte de sus alumnos.

Destacable es también el Castrum Iudeorum. Los primeros testimonios de presencia judía en la ciudad de León se remontan al siglo X; entonces se documenta la existencia de una próspera comunidad hebraica asentada en el cerro de la Mota, cercana a la actual pedanía de Puente Castro, sobre el curso del río Torío y a la vera del Camino de Santiago, circunstancia esta que es a la vez causa y consecuencia de su tradicional dedicación a actividades vinculadas al comercio y la banca. Sin embargo, tras el ataque que la aljama sufrió en el siglo XII a manos del rey de Castilla, sus moradores fueron obligados a abandonarla y asentarse en la ciudad de León, donde crearán un nueva aljama. En la actualidad, se están llevando a cabo una serie de investigaciones y estudios arqueológicos en torno a este yacimiento, dirigidas desde los departamentos de Historia y Patrimonio de la Universidad de León por Jorge Sánchez-Lafuente Pérez y José Luis Avello Álvarez.

La Plaza Mayor, ubicada en el corazón del casco antiguo, fue finalizada en el año 1677 según planos de Francisco del Piñal siguiendo el ejemplo de otras plazas mayores españolas, en particular la de la Villa de Madrid. El edificio del Consistorio que preside la plaza es de estilo Barroco y fue diseñado por el propio Francisco del Piñal.

La Iglesia de San Salvador de Palat del Rey, templo más antiguo de León, su fundación procede del siglo X y, como su nombre indica, se trata del templo del "Palat" (el Palacio) del Rey. De su pasado como oratorio regio de la monarquía leonesa nos da buena cuenta la propia elección de la dedicación: San Salvador, recordando al templo mayor ovetense, o su uso como panteón de la monarquía, antes de la construcción del que será el gran mausoleo isidoriano. Del templo original, prerrománico, pueden apreciarse hoy pocos restos, aunque su carácter coqueto y su belleza innata hacen de esta iglesia, recientemente restaurada y musealizada, una de las visitas más interesantes de la ciudad.

El Convento de las Concepcionistas, fundado en 1512 por Leonor de Quiñones. Presenta una portada románica del antiguo edificio. Corredores con pinturas mudéjares. Iglesia de una sola nave, con cabecero del siglo XVI, obra de Juan del Ribero. Se conservan en su interior, un notable mobiliario artístico, retablos barrocos, pintura y orfebrería.

La Iglesia de Nuestra Señora del Mercado es una iglesia con planta basilical en forma de sepulcro, siendo más estrecha a los pies. Presenta dos ábsides románicos decorados con bóveda de horno. Bellos capiteles y líneas de imposta con taqueado jaqués. Los pies del edificio se cierran con bóveda de crucería. La torre es obra de Felipe de Cajiga (1598), habiendo sido rematada por Fernando de Compostiza. Tiene una portada románica de arco ciego.

La ciudad de León es una ciudad reconocida por su gran cantidad de zonas verdes, tanto es así que León es la ciudad que más zonas verdes pone al servicio de sus ciudadanos. León cuenta con 2.196.542 m² de zonas verdes distribuidos por toda la ciudad.

La capital leonesa es una ciudad con dos fuertes condicionantes, los ríos Bernesga y Torío, los cuales han marcado su desarrollo durante toda su existencia. Siendo el Bernesga el que más ha influido en su desarrollo, superada esta barrera nos encontramos con barrios como el de los barrios de Pinilla o La Sal, en el Torío nos encontramos con Puente Castro, que si bien fue una localidad propia anteriormente, esta muy influida por la ciudad de León, siendo un barrio más de la ciudad.

A comienzos del Siglo XIX, la ciudad de León era un pequeño núcleo urbano articulado en torno a la Catedral, de marcado carácter rural y sin un planteamiento urbanístico previo.

Es a partir de los años treinta, cuando en León empiezan a venderse con gran frenesí las propiedades eclesiásticas en torno a la ciudad, de las cuales un 70% pertenecían a la Colegiata de San Isidoro y al cabildo de la Catedral, los dos grandes propietarios de la ciudad. En un principio, el interés de estas nuevas tierras entre el Bernesga y el Torío se centraba exclusivamente en la renta agraria, pero a medida que se acercaba el fin de siglo, se comenzaron a revalorizar, ante las grandes expectativas de expansión urbana de la ciudad.

La llegada del ferrocarril se convertirá en el principal factor dinamizador del crecimiento de la ciudad durante la segunda mitad del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX. La estación, constituía un núcleo de fijación y expansión constituida por sus propias instalaciones, conectadas a otras obras públicas y accesos con la ciudad.

La situación de la estación, en la margen derecha del río Bernesga y al oeste de la vieja ciudad, fue determinante para el desarrollo urbano que vivió la zona circundante en los próximos años, ya que la ciudad se expandió prioritariamente hacia la zona.

A medida que avanzaba el siglo XIX, la vieja ciudad de origen medieval se revelaba como un marco vital cada vez más inadecuado para satisfacer las necesidades de la población. La ocupación del espacio era más densa y en la misma proporción crecían las necesidades de vivienda. La movilidad comercial dentro del espacio urbano aparecía colapsada por una estructura vial construida hacía varios siglos. La ausencia o ineficacia de sistemas de evacuación de todo tipo de residuos, junto a la no existencia de una reglamentación estricta en materia higiénico-sanitaria propiciaba un medio ambiente insano, responsable de las grandes plagas que atacaron a la población española a lo largo del siglo XIX.

Juan de Madrazo y el médico leonés Ramón García y Ponce de León escribieron varios artículos sobre este gran problema, aportando soluciones para mejorar la salud pública. Así en 1885, el Ayuntamiento de León promulgó unas nuevas ordenanzas para hacer frente a los graves problemas de salud pública que soportaba la ciudad. Aun así, no sería hasta principios del Siglo XX, cuando se apruebe un Plan de Saneamiento para la construcción de una red de infraestructuras de evacuación.

Al comenzar el siglo XX, en la ciudad de León se vivía una cierta euforia urbanística motivada por el inicio del Ensanche en el año 1904. Este Ensanche viene a configurarse como un catalizador de los intereses económicos y urbanísticos, además de mecanismo regulador de conflictos. Es así, como los propietarios de Ordoño II presionan al Ayuntamiento para convertir a esta en la calle principal del Ensanche, y más tarde, de toda la ciudad.

Es así como durante medio siglo, el Ensanche supone el lugar de asentamiento para la burguesía leonesa, ya que las leyes municipales prohibían la instalación de casas obreras e industrias en esta zona. La expansión empezó primero por Ordoño II, siguiendo con la construcción alrededor de esta. Sin embargo, se retrasan mucho los plazos de construcción del Ensanche, debido a una escasa demanda y a la falta de infraestructuras públicas como calles, alcantarillado; las cuales no son presupuestadas por la negativa del Ministerio de Hacienda a llevar a cabo la financiación de tales obras.

Entre los años 1910 y 1950, llegan a la ciudad de León un gran número de inmigrantes que en su mayoría eran obreros o empleados de baja cualificación en busca de empleo en la industria y los servicios. El problema fue inmediato, ya que si bien, la ciudad ofrecía puestos de trabajo para atraer a emigrantes, la falta de vivienda distaba de satisfacer las necesidades de estos nuevos inquilinos. Se daban, además dos características, el Casco antiguo estaba saturado y aún con un uso intensivo de las viviendas era imposible alojar a tanta gente y por otra parte estaba el Ensanche, donde, debido a las normas municipales, estaba prohibido edificar casas de obreros. La solución a estos problemas fue la de iniciar la construcción de barrios obreros a las afueras, iniciando así la expansión suburbial de la ciudad.

Se inician así las llamadas parcelaciones particulares, en las que el propietario de una finca, parcelaba esta, vendiendo después con gran beneficio económico. Estas zonas surgían sin los requisitos mínimos de infraestructuras; convirtiéndose así en urbanizaciones de ínfima calidad, que solo pudieron ser mejoradas con el concurso municipal para dotarlas de servicios años más tarde.

En León se inician los proyectos para elaborar un Plan general de Ordenación Urbana a mediados de los años 50, aprobándose definitivamente en 1960. Todas las actuaciones urbanísticas en la ciudad y en el municipio quedaban, por tanto, sujetas a los criterios, métodos y disciplina sancionados legalmente. Otra cosa muy diferente sería su respeto y cumplimiento.

En los años 60, en las ciudades españolas, y León no podía ser una excepción, se experimentan crecimientos intensos. La localización de la industria y los servicios, las demandas del éxodo rural, la construcción de viviendas y la especulación sin límites otorgaban al crecimiento urbano las características de gran negocio. En estas condiciones y ante perspectivas inmobiliarias tan prometedoras, la ley del Suelo queda convertida en un estrecho marco de legalidad urbanística que no hace otra cosa que entorpecer el libre juego de las fuerzas económicas de la ciudad. Consecuentemente los Planes de Ordenación no se cumplen, siendo más grave aún la imposibilidad de que movimientos socio-políticos organizados puedan denunciarlo y reivindicarlo.

Particularmente se incumplen aquellas partes del Plan dedicadas a la previsión y provisión de espacios para equipamientos, y servicios sociales, culturales y recreativos. Las zonas verdes, por supuesto, no constituyen ningún tipo de prioridad. La lógica del mercado, no limitada por necesidades sociales, no entiende que un espacio pueda ser reservado para usos que no producen plusvalías a corto plazo. Es gracias a este plan que se terminan los grandes barrios periféricos de la ciudad , algunos de ellos iniciados en los años 20.

Hacia mediados de los años 70, León se encontraba sin Plan de Ordenación Urbana, ya que el Plan Comarcal no se había llegado a aprobar y el Plan General de 1960 estaba claramente superado. En estos primeros años la crisis económica general empieza a sentirse en toda su extensión y profundidad. En León repercute a través del incremento de las especulaciones y los negocios inmobiliarios, pues este era un sector seguro para los capitales que por miedo, abandonan otros sectores de la economía. Es por esto que se hacía urgente y necesaria la implantación de un Plan de Ordenación Urbana.

En 1975, el Ayuntamiento inicia los trámites para un nuevo PGOU, que sin embargo formalmente, solo será una adaptación del Plan Comarcal de 1960.

Los desarrollos residenciales que se llevarán a cabo de aquí a dentro de 5 años habilitarán 20.000 nuevas viviendas, distribuidas en diferentes desarrollos urbanísticos, los cuales, situados tanto en el municipio como en el alfoz, rodearan la ciudad en cuanto estén finalizados.

Este polígono situado en la confluencia de los ríos Bernesga y Torío es sin duda una de las mayores apuestas urbanísticas de los últimos años en León, puesto que contempla la construcción de casi 4.700 viviendas y un gran número de zonas verdes que harán del barrio un autentico pulmón verde de la ciudad.

Esta nueva zona permitirá que se alojen en ella 15.000 personas, que contarán con los servicios más pioneros, como recogida neumática de basuras, un gran parque que será el pulmón de la ciudad y dos nuevos puentes sobre los ríos Bernesga y Torío, los cuales ya están operativos.

En este barrio está la Sede del INTECO, un organismo nacional sobre nuevas tecnologías.

El Polígono de la Torre es sin duda otro de los lugares a destacar en la constante expansión urbanística de la ciudad de León. Cercana a la Universidad, esta zona tiene un gran ritmo de construcción, tanto de pisos colectivos, como de casas unifamiliares. En ella se ubicará además cuando se finalicen las obras, la Escuela de Formación Profesional de León, ubicada en una parcela de 13.000 metros cuadrados.

A esto, se le une en la Zona, la gran expansión añadida que ha supuesto la ampliación de la Universidad de León, la cual ha acondicionado un gran área para construir facultades, y de paso; viviendas.

León, como muchas de las ciudades a las que se planea la llegada del Ave, ha planeado el soterramiento de las líneas ferroviarias que antaño separaban la ciudad, aunque es mucho más que eso, ya que el proyecto transformará la ciudad de forma espectacular; en el que el gran volumen de espacio liberado será dedicado a diversos usos, especialmente para Zonas verdes y Viviendas. Anejos a este proyecto hay otros como la Estación de tren del Ave o el Palacio de Congresos, ambos proyectos ya redactados. El tramo a soterrar estaría en los municipios de León y San Andrés del Rabanedo. El cual, ha sido ampliado de los 400 m a los 3 km.´El proyecto tendrá un coste de alrededor de 1.100 millones de euros, habiéndose comenzado ya los desvíos de los trenes de mercancías que no deben realizar su tránsito a través de la ciudad de León.

Lo más relevante del proyecto es la desaparición de la barrera urbanística que significaba el tren, así como la desaparición de los pasos a nivel y la creación de una verdadera nueva ciudad, con la creación de 3.369 nuevas viviendas, un edificio vanguardista que será la estación y un puente que conectara Lancia con lo que en una década será la nueva ciudad.

La estación será el emblema del proyecto e integrará en un mismo contenedor las terminales ferroviarias y la de autobuses. Todas las plantas se convertirán en un gran hotel coronado por un restaurante panorámico mientras que las plantas a nivel se convertirán en un centro comercial.

El nuevo puente, la otra gran novedad, se ha creado basándose los autores en el nuevo Ponte Vecchio de Florencia porque desean que sea habitado o animado. El puente representa el anclaje a la ciudad de siempre. Estará cubierto y protegido. Para acceder a ese nuevo puente desde Lancia se construirá un kiosco de cristal con bar y restaurante y donde también se podrán instalar las máquinas expendedoras de billetes.

La intervención que se desarrollará con la llegada de la alta velocidad afectará a 383.000 metros cuadrados de los que la nueva estación ocupará 37.000. El coste global de la operación asciende a 143 millones de euros y sólo la estación requerirá una inversión de 36,5 millones, según estimaciones oficiales, aunque el equipo que ha realizado el proyecto la eleva hasta los 40 millones para incluir el nuevo puente y el centro comercial. El hotel de la torre tendrá una superficie de 8.000 metros cuadrados y 155 habitaciones. El centro comercial de La Estación puede estar en peligro tras el anuncio del León Plaza.

La ciudad de León ha trasladado su crecimiento fuera de sus límites municipales. San Andrés del Rabanedo, Villaquilambre, Sariegos y Valverde de la Virgen son sin duda los municipios que más se han favorecido, puesto que si bien la ciudad de León en números absolutos pierde habitantes, el Área Metropolitana crece. Valverde además, es el municipio de mayor crecimiento relativo de la Comunidad, con crecimientos del 12% mientras que Villaquilambre es el municipio no capital de provincia con mayor incremento poblacional a nivel nacional.

En este crecimiento hay que matizar que en San Andrés y Villaquilambre en menor medida, lo construido suelen ser viviendas colectivas en bloques de apartamentos, mientras que en otros municipios como Sariegos y Valverde de la Virgen, la construcción de nuevas viviendas se centra en viviendas unifamiliares.

Sin embargo la Falta de coordinación urbanística entre los municipios aledaños y León ha dado lugar a multitud de problemas urbanos en el Área Metropolitana. El Municipio con mayor "desorden" urbanístico es sin lugar a dudas, San Andrés del Rabanedo, que es a su vez el mayor de todos los que conforman el área metropolitana, y el más próximo a León.

La Universidad de León fue fundada en 1979, desgajándola de la Universidad de Oviedo, a partir de las diversas escuelas y facultades que, dependientes de aquella, existían en la ciudad de León, y sobre unos terrenos llamados Vegazana (de donde toma nombre el actual campus) donados por la entonces Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León. La universidad cuenta actualmente con dos campus: el Campus de Vegazana, situado al este de la ciudad de León, que está siendo objeto de una intensa ampliación para adaptarse a la normativa europea y el de Ponferrada.

Como en el resto de la comunidad autónoma de Castilla y León, la sanidad en León es competencia de la administración autonómica. Esta cuenta en la ciudad con una serie de centros sanitarios de diverso orden. Entre ellos, destaca el Hospital de León, situado en los llamados Altos de Nava, en el límite de la ciudad con el municipio, ya anexo, de Villaquilambre, y junto a la Ronda Este. Si bien en la actualidad el Hospital de León forma un único complejo de grandes dimensiones, dicha unidad es producto de un complejo y largo proceso de reforma, ampliación y modernización, emprendido en 1999 y cuya fecha de conclusión no está del todo clara. Este proceso fue concebido con el objetivo de integrar la antigua Residencia Virgen Blanca de la Seguridad Social, inaugurada en 1968 y el Hospital Princesa Sofía, construido en 1974 por la Diputación Provincial de León, que inicialmente actuaban de manera paralela, hasta la firma del correspondiente convenio en 1990, por el que ambos centros fueron asumidos por el INSALUD. Posteriormente, las competencias en la materia serían transferidas a la Junta de Castilla y León.

Además de los edificios Virgen Blanca y Princesa Sofía, el Hospital de León se completa con el edificio del antiguo Hospital San Antonio Abad, también en los Altos de Nava, pero que no quedará integrado en el gran edificio hospitalario; dicho centro fue construido a comienzos del siglo XX, y hoy alberga diferentes servicios no asistenciales, además de la Escuela Universitaria de Ciencias de la Salud de la Universidad de León.

Finalmente, desde enero de 2002 se integraron también en el Hospital de León el Hospital Monte San Isidro, antiguo hospital de tuberculosos, en los límites municipales, integrado en el paraje natural del Monte San Isidro, gran pulmón de León y su área metropolitana, con acceso desde la N-630; y el Hospital Psiquiátrico Santa Isabel, en el Alto del Portillo.

Además del Hospital de León, por toda la ciudad se reparten numerosos centros de salud, entre los que pueden destacarse los centros de especialidades de La Condesa, en el Paseo de la Condesa de Sagasta, y de José Aguado, en la Avenida de José Aguado, además de otros centros de atención primaria: Eras de Renueva (en la Calle Abad Viñayo), Palomera (en la Calle San Juan de Sahagún) o Crucero.

En el capítulo de sanidad privada, están la Clínica San Francisco, en la Calle Marqueses de San Isidro, que aglutina gran número de especialidades, y de un gran prestigio a nivel nacional. Junto a ella, pueden citarse también la Clínica López Otazú, en la Avenida de Lancia, o el Hospital de San Juan de Dios, en la Avenida San Ignacio de Loyola.

El Ente Regional de la Energía es un edificio vanguardista situado en el barrio de Eras de Renueva, enfrente del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León y al lado del Tanatorio de SERFUNLE. Es Sede del Organismo Regional que se dedica a la planificación de la energía regional y servir de apoyo de campo para las decisiones en el campo de la energía con la realización de estudios sobre la viabilidad e incidencia económica de dichas decisiones.

En la sede del EREN funcionan 21 metros cuadrados de paneles térmicos y una instalación fotovoltaica de 5 kw, para auto abastecimiento energético del edificio.

Es un edificio situado en los márgenes del río Bernesga junto al Puente de los Leones, construido por un acuerdo alcanzado por el EREN y el Ayuntamiento de León. El Aula posee un centro de exposiciones sobre el medio ambiente y esta acoplada a una MiniCentral Hidroeléctrica capaz de dar luz a 1.100 familias de la ciudad.

La encargada del abastecimiento de la ciudad es la entidad Mercados Centrales de Abastecimiento de León (Mercaleón). Se creó el 29 de diciembre de 1989 como resultado de la colaboración del Ayuntamiento de León y la Empresa Nacional de Mercados Centrales de Abastecimiento S.A. (Mercasa) para la distribución al por mayor de productos perecederos en la ciudad de León y su área de influencia. Inició su actividad en abril de 1993, siendo una de las 23 unidades alimentarias de Mercasa, que a su vez depende de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Sus instalaciones, que cubren una superficie de 41.185 m², albergan a 32 empresas, de las cuales 17 son mayoristas (frutas, hortalizas y pescados) y el resto se dedica a tareas de distribución, logística o servicios a usuarios. Cuenta con un mercado de frutas y hortalizas, un mercados de pescados, un pabellón polivalente y servicios complementarios para facilitar el desarrollo de la actividad en el centro.

Su área de influencia no sólo se limita a León y su provincia, sino que se extiende incluso a otras provincias limítrofes como Lugo, Orense, Asturias, Zamora y Palencia, facilitado por su situación estratégica y por la mejora de las vías de comunicación en el noroeste peninsular.

La ciudad de León es un punto clave en las comunicaciones del noroeste de España, siendo paso obligado hacia Asturias y Galicia desde la Meseta.

A éstas se les suman las que están planificadas o en construcción como la autovía a La Robla, enmarcada dentro de la  A-66 , o la  A-60 , que conectará León con Valladolid. Cabe reseñar que también hay un proyecto para crear una nueva autovía hacia Braganza, en Portugal.

Por último, hay que decir que la ciudad cuenta con varias autovías que actúan como rondas de circunvalación de la ciudad. Están en funcionamiento las rondas Este y Sur, y está planteada la Ronda Norte, que cerraría el anillo alrededor de la capital leonesa.

Por último, y pertenecientes a la red secundaria, León cuenta con la  CL-622 , que la une con La Bañeza, y la  CL-623 , que la une con Villablino.

La ciudad de León es un centro de primer orden en el transporte ferroviario, con vías que en su mayor parte son una herencia del pasado minero de la provincia, así la ciudad cuenta con dos estaciones de ferrocarril, la estación de León, gestionada por Adif y ubicada en el barrio del Crucero y la estación de Matallana, ubicada en el centro de la ciudad (Avenida Padre Isla), gestionada por Feve y punto de partida del famoso Transcantábrico.

Desde hace tiempo y al igual que otras ciudades españolas, la ciudad espera la llegada del Alta Velocidad, que según las previsiones del gobierno central llegará a finales del año 2011, principios del 2012. Mientras tanto, la ciudad ha sustituido los trenes de las principales conexiones por trenes Alvia y ha planeado la construcción de una nueva estación que ocupará el solar de la actual y el soterramiento de las vías que dividen la ciudad.

El Aeropuerto de León, que entró en servicio en el año 1999, está situado en los términos municipales de Valverde de la Virgen y San Andrés del Rabanedo y a seis kilómetros de distancia de León. Gestionado por Aena, el aeropuerto ha sido ampliado varias veces en los últimos años, a fin de ampliar la pista de 1.800 a 3.000 metros en dos fases y se encuentra desde el 2009 hasta el 2011 inmerso en una nueva ampliación destinada a incrementar su capacidad, con la construcción de una nueva terminal, la ampliación de su plataforma de estacionamiento y la construcción de un nuevo acceso a la  N-120 .

Según las estadísticas de Aena, en 2008 el aeropuerto movió 122.809 pasajeros, 5.700 operaciones y 15,9 toneladas de carga. Esto supone una clara disminución respecto a las cifras de pasajeros del año anterior, en el que se transportaron 161.705 pasajeros y hubo un total de 7.333 operaciones. La caída se explica por el cese de operaciones de Lagun Air, la entrada en servicio del Alvia a Madrid, que entra en competencia con la otrora mayor ruta en número de pasajeros del aeropuerto y la crisis del tráfico aéreo.

El transporte urbano en León es gestionado por la empresa Alesa, filial del grupo ALSA. Presta servicio mediante una red de 14 líneas, si bien las previsiones apuntan a la ampliación de las mismas con el objeto de ofrecer servicio al polígono industrial de Onzonilla y al aeropuerto.

La empresa ha dotado a la ciudad de 52 autobuses, reduciendo la edad media de la flota hasta los 2,7 años. La línea 14 está cubierta por un microbus eléctrico (uno de los primeros en España con estas características).

A través del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) se está trabajando en una reordenación de las líneas, que conllevará mejores frecuencias y servicios de autobús. Asimismo, se trabaja en la puesta en marcha de una red de carril-bus, en la que además del ya ejecutado en los accesos al Hospital, se incluye uno en la avenida Mariano Andrés y otro en Fernández Ladreda.

La Estación de Autobuses de León se encuentra en la avenida Ingeniero Sáenz de Miera y enlaza la ciudad con diferentes puntos de la provincia y la Comunidad. Además de destinos nacionales e internacionales.

El tranvía de León, aún en proyecto, es el medio de transporte en torno al cual el Ayuntamiento pretende articular la ciudad en el futuro. Para ello, se plantean dos líneas, la primera, que empezaría a construirse a finales del 2009 y sería inaugurada en 2011, recorrería la distancia entre Puente Castro y el Área 17, donde se ubicarían los talleres y la segunda, que previsiblemente comenzaría a construirse una vez inaugurada la primera y que recorrería la distancia entre Armunia y los Hospitales, pasando por la Universidad de León.

El pleno municipal de León aprobó el estudio de viabilidad el 27 de febrero de 2009, dando luz verde a la primera línea, que arrancará de Área 17, pasara a través de Eras de Renueva por la avenida de los Reyes Leoneses, para, bordeando la plaza del Auditorio de León, recorrer las calles Suero de Quiñones y Padre Isla, esta última en vía única, cruzar la Plaza de Santo Domingo, y a través de la calle Independencia, también en vía única, bajar por la calle Corredera hacia la avenida Fernández Ladreda y a través de la avenida Alcalde Miguel Castaño llegar a Puente Castro. La línea contará con una longitud de unos 6,5 km, se construirá en la mayor parte del trazado con doble vía UIC, y permitirá salvar el recorrido de la misma en poco más de 20 minutos, con unas frecuencias de entre 8 y 10 minutos de servicio, en un horario que irá de 7h a 24h. Se prevé que la demanda de esta línea será cercana a los 4 millones de viajeros.

El proyecto del tranvía viene precedido de un plan de movilidad, con el que se pretende perfilar definitivamente las líneas, además de crear aparcamientos disuasorios en los lugares donde son más demandados. Además, la integración del ferrocarril de Feve hará que se soterren 2,6 km de su recorrido, eliminando así la línea divisoria en la zona norte de la ciudad, creando un pasillo verde y mejorando la imagen global de la ciudad.

Actualmente León cuenta con una red incompleta de carriles bici, que además no pasa por los centros atractores de actividad en la ciudad, vinculándose mas a sus espacios de ocio y disfrute del tiempo libre.

En 2007 se pusieron en marcha medidas para contar con una mejor continuidad de los tramos existentes y para la realización de nuevos carriles bus y bici que permitan llegar a puntos como la universidad. También está prevista la creación de zonas de coexistencia de la bici, y la potenciación tanto del préstamo de bicicletas automático que pasara de 4 a 16 puntos, como de los nuevos aparca-bicis municipales, que ya han sido distribuídos por el recinto universitario en número de 400, y que a lo largo de 2009 serán distribuídos por los distintos barrios, con especial atención a puntos atractores de movilidad.

También se construirá un carril bici hacia la universidad a través de la calle San Juan de Sahagun, y se creará un barrio de "coxistencia", el de San Claudio, entre otras medidas, como a implantación de carril bici para el Camino de Santiago a su paso por la ciudad,o en la avenida Fernández Ladreda.

El Ayuntamiento de León ha impulsado el conocimiento y uso de la lengua leonesa en la ciudad de León, tanto en enseñanza para adultos como con la creación de la asignatura "Llingua y Cultura Llïonesa" que se ofrece de manera optativa y extraescolar en los centros escolares.

En el curso 2008-2009 comenzó a impartirse la asignatura en 16 centros públicos y concertados de la ciudad de León, para niños de quinto y sexto curso de Educación primaria, con ochenta niños matriculados. El ayuntamiento, en colaboración con la Universidad de León, también ofrece cursos para adultos, habiéndose superado los cien matriculados. Los cursos de adultos se estructuran en seis niveles, llegándose en 2009 al quinto nivel.

El Ayuntamiento de León también realiza campañas de promoción del leonés y en leonés, ofreciendo algunas de sus concejalías información en leonés y castellano en los formularios públicos, y publicando las noticias en su página web en ambos idiomas.

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León fue inaugurado por los Príncipes de Asturias el 1 de abril de 2005, con un firme propósito: ser un Museo de Presente y convertirse en pieza fundamental en el desarrollo del Arte Contemporáneo, a nivel internacional. Este museo nace con un amplio sentido experimental a la hora de concebir y desarrollar proyectos y exposiciones a todos los niveles. El MUSAC se encuentra trabajando exclusivamente en el área temporal del presente, marcado por la memoria más cercana: el museo se inicia con la idea de desarrollar un nuevo comportamiento a la hora de abordar el arte del siglo XXI.

El Museo, se ha convertido en uno de los grandes referentes internacionales en Arte Contemporáneo, superando su número de visitantes los 287.000, cifra muy superior a la de la ciudad de León, de los cuales, 61% son locales, un 26% del ámbito nacional, un 9% de Castilla y León y un 4% del extranjero.

Esta localizado en Eras de Renueva, junto al edificio del EREN y es un edificio de Nueva Planta, obra del estudio madrileño Mansilla y Tuñón Arquitectos.

El MUSAC se une en la provincia al Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León para formar la Red de Museos Regionales de Castilla y León, en la que también se integran el Museo Etnográfico de Castilla y León, situado en Zamora, y el futuro Museo de la Evolución Humana situado en Burgos.

El Museo de León, ubicado en la ciudad de León (España), es el museo más antiguo de esta provincia y está dedicado a narrar la historia de la Provincia de León a través de la Arqueología, el Arte y la Etnografía. Inaugurado en 1869, aunque fundado a partir de la actividad de la Comisión Provincial de Monumentos de León en el contexto de la Desamortización decimonónica, actualmente se encuentra ubicado en el conocido como Edificio Pallarés, en el centro de la Ciudad. Asimismo, cuenta con dos anexos: la Villa Romana de Navatejera, en el vecino municipio de Villaquilambre, y el antiguo Convento de San Marcos, en la misma capital, que es asimismo la "sede histórica" del Museo.

La exposición permanente del Museo ofrece un itinerario por la historia del territorio provincial a través de algunas de sus realizaciones culturales más significativas y cualificadas. Ha sido articulada en siete áreas de conocimiento en las que el desarrollo cronológico permite ofrecer otras reflexiones paralelas y recorridos alternativos. De este modo, el visitante puede recorrer la historia de León desde la prehistoria hasta la actualidad, pasando por la romanización, el final del mundo antiguo, la edad media y la edad moderna. Hay además otra sala que ofrece una panorámica sobre la ciudad de León, que incluye uno de los miradores más completos que existen sobre su perfil urbano histórico.

El Museo de la Real Colegiata de San Isidoro se destaca por el Panteón de los Reyes, el cual es denominado Capilla Sixtina del Románico por sus elaborados frescos. Otras piezas destacadas son el cáliz de Doña Urraca, del siglo XI, la Arqueta de los Marfiles y el Portapaz del Pantocrator, del mismo siglo, la Arqueta de Limoges, entre otros.

El Museo Fundación Vela Zanetti, recoge una muestra muy significativa de la obra de este autor burgalés, pero leonés de adopción.

Fue inaugurado el año 1981 y es el resultado de la fusión del antiguo museo catedralicio con el diocesano. Este último había sido creado por el obispo Almarcha el año 1945, aunque el mayor incremento de sus fondos se realizó a partir de la década de los sesenta.

En la actualidad constituye un conjunto único en su género, albergando piezas de todas las etapas de la historia del arte, desde la prehistoria hasta el siglo XX, todas ellas repartidas en diecisiete salas, en el entorno del claustro catedralicio. Se accede a él por una hermosa puerta de nogal, que según el profesor Merino Rubio, había sido hecha para la librería por Juan de Quirós, antes del año 1513; en su tímpano se narra la escena de la Anunciación, plenamente flamenca, sobre un espacio con arquerías góticas.

En la primera estancia se nos muestra la escalera plateresca de Juan de Badajoz el Mozo, que facilitaba la subida a la sala capitular. Nada tiene que envidiar a la construida por Covarrubias en el Palacio de Santa Cruz de Toledo. Es imposible sacar tanto rendimiento a tan pequeño espacio con una obra tan perfecta. El soporte de sus tres cuerpos está profusamente decorado con labores menudas de bueráneos, "candelieri", medallones y otros temas del mejor Renacimiento. Se buscó como pretexto para colocar el escudo del obispo mecenas, Pedro Manuel, la pequeña tribuna que resalta sobre la balaustrada.

Ubicado en la Colegiata de San Isidoro, cuenta con una de las colecciones de arqueología próximo-oriental más importantes del mundo, con cerca de mil piezas, y una destacada biblioteca de más de 10.000 volúmenes. Fue inaugurado por la Reina Doña Sofía el día 11 de marzo de 2009, (la Reina, en la inauguración, pudo abrir una carta sumeria de 3.000 años de antigüedad que se había mantenido inédita) abriendo sus puertas al público el día 19 del mismo mes.

El Centro Leonés del Arte está ubicado en un antiguo palacete de Independencia, fue inaugurado por el presidente de la Diputación, Javier García Prieto, con una colección que el pintor palentino Juan Manuel Díaz-Caneja donó a León.

El auditorio de León esta situado en el barrio de Eras de Renueva, junto al histórico Parador de San Marcos y la Delegación del gobierno autonómico. El edificio es obra de Emilio Tuñón y Luis Moreno Mansilla y tiene una superficie construida de 9.000 metros cuadrados. Cuenta con tres salas, siendo la mayor de 1.128 personas y las otras dos, más pequeñas de 388 y 100 personas. Además, el auditorio cuenta con dos salas de exposiciones, retroproyectores, equipo de proyección y posibilidad de incorporar equipo multiconferencia.

El edificio supone un hito en la arquitectura de la ciudad, por ser de los primeros de arquitectura moderna. Su uso esta en las artes escénicas y representaciones, pero hasta que hagan el Palacio de Congresos de la ciudad, el auditorio también acoge congresos de diverso tipo.

El Teatro Emperador, abierto al público en 1951 y obra del arquitecto Manuel de Cárdenas, fue uno de los teatros más destacados y bellos de León durante décadas. A finales del siglo XX, sin embargo, su uso para representaciones teatrales había quedado muy disminuido y su principal función era la de sala de cine. Finalmente, la empresa propietaria del inmueble clausuró el edificio en 2006 con una fuerte oposición de la ciudadanía leonesa. Tras un acuerdo inicial de compra por parte del Ayuntamiento de la ciudad, el edificio pasó a manos municipales, que tras las elecciones del 2007 transfirió el inmueble al Ministerio de Cultura, que proyecta usarlo como sede del Centro Nacional de las Artes Escénicas y de las Músicas Históricas de España, organismo adscrito al INAEM.

El Teatro Trianón es uno de las joyas más desconocidas de la ciudad, pese a ser uno de los dos únicos teatros conservados, y el único con declaración de Bien de Interés Cultural. Esta medida de protección no ha evitado su deterioro hasta la situación actual. Además de su uso como escenario teatral, el pequeño edificio fue en tiempos sala de fiestas y de cine, e incluso, en su último uso, parque infantil. La maestría en el aprovechamiento del espacio a través de su estructura en chaflán o su decoración interior son algunos de sus aspectos más destacados.

La Semana Santa en León es una fiesta declarada de Interés Turístico Internacional, señalada en el calendario festivo leonés como la más importante del año.

Durante los diez días que transcurren desde el Viernes de Dolores al Domingo de Pascua, un total de 16 cofradías y hermandades, integradas por decenas de miles de "papones", término leonés único y de gran personalidad que en León reciben los hermanos cofrades, a las que se unen la Junta Mayor de la Semana Santa de León y la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Mercado y del Camino "La Antigua", recorren las calles de una ciudad atestada de gente como en ningún otro momento del año.

Como acontecimientos significativos en la Semana Santa en León son La Ronda , la cual es un acto singular y único, reflejo de la gran tradición que envuelve la Semana Santa leonesa. Como tal, la Ronda parte a las 24.00 de la Pza. de San Marcelo, en pleno centro de la ciudad, donde lleva a cabo ante el antiguo Ayuntamiento de la capital el primero de sus "toques" oficiales, con el que llama al pueblo de León a la procesión de los Pasos, auténtica recreación del Calvario, a la mañana siguiente, y la Procesión de los Pasos, la cual arranca a las 7.30 y no acaba hasta las 16.00.

Son muchos los diferentes manjares que forman parte de la amplia gastronomía leonesa; entre ellos se pueden citar embutidos como la cecina, la morcilla, el chorizo además del típico cocido leonés, sopa de trucha y demás. Pero la gastronomía de la ciudad, que se ha nutrido a lo largo de los años de gentes llegadas de toda la provincia, no podía por más de abarcar los mejores platos de toda la geografía de aquella: desde el botillo berciano, pasando por las mantecadas de Astorga, el queso de Valdeón, las alubias de La Bañeza, pimientos de la huerta de Fresno de la Vega, etc.

La estrella de la gastronomía leonesa está en las tapas; se trata de pequeñas degustaciones que se sirven en los bares de la ciudad gratuitamente, acompañadas por vino o mosto. Y si típico es este rito gastronómico, no menos lo es el Barrio Húmedo, convertido en el centro por excelencia del tapeo, ya que en él se concentran decenas de bares (en una concentración asombrosamente alta) donde se sirven las mejores tapas de la ciudad. Pero junto a él cualquier otro barrio es bueno: el Barrio Romántico o del Cid; La Chantría; Eras de Renueva, etc.

La ciudad cuenta como equipo más importante con la Cultural y Deportiva Leonesa, un equipo fundado en 1923, el cual solo ha estado en primera división durante una temporada, que fue la temporada 55-56. El motivo de su corta estancia en primera división fue la gran cantidad de problemas económicos a los que tuvo que hacer frente el equipo. Sin embargo, gracias a esta corta estancia se construyó el Estadio Antonio Amilivia, antiguamente conocido como De La Puentecilla, que ha sido demolido recientemente y sustituido por el Estadio Municipal Reino de León, situado en el Paseo Sáenz de Miera. Actualmente el equipo se encuentra en 2ª división B y esta inmersa en graves problemas internos, debido a los malos resultados, además de los graves problemas económicos que viene arrastrando desde hace bastantes temporadas.

Baloncesto León es el equipo de baloncesto más importante con el que cuenta la ciudad de León. Fue fundado en 1980, aunque no comenzó a jugar hasta 1981. Empezó su carrera deportiva en la 3 división, ascendiendo rápidamente a la segunda y finalmente a la ACB; donde se mantuvo 10 años, desde 1990 hasta el año 2000, pasando a jugar en la liga LEB hasta el 2007, año en el que consigue clasificarse para volver a jugar en la ACB. Sin embargo, el tiempo en la ACB no dura mucho, porque tras la temporada 2007-2008, el Baloncesto León volverá a la liga LEB.

Destaca el Club Balonmano Ademar León, el cual es un equipo de élite, poseedor de varios trofeos como la Copa del Rey y la Copa ASOBAL. Además ha ganado la Recopa de Europa y La Liga de la temporada 2000-2001.

El OE Ram es el equipo de la ciudad. Actualmente juega en División de Plata (2º) y en la temporada 2007-2008 disputará los play-offs para el ascenso a División de Honor.

Al principio



Partido del Progreso de Ciudades de Castilla y León

El Partido del Progreso de las Ciudades de Castilla y León (PP.CC.AL.) fue un partido político de la comunidad autónoma de Castilla y León que se definía como leonesista. Su líder y presidente era David Fernández.

Se inscribió en el registro de partidos del Ministerio del Interior en julio de 2006 aunque afirman haber comenzado su actividad política desde 2003 en que comenzaron a tomar contacto los impulsores del partido y desarrollar su pautas estatutarias. La decisión de crear este nuevo partido surge tras la ruptura en la Unión del Pueblo Leonés (U.P.L.) que supuso la marcha de esta formación política de su presidente, José María Rodríguez de Francisco el cual formo el Partido Autonomista Leonés - Unidad Leonesista (P.A.L.-U.L.).

Critican el leonesismo tradicional. Su principal objetivo era el reconocimiento de la Región Leonesa dentro de la comunidad autónoma de Castilla y León.

En las elecciones municipales de mayo de 2007, las primeras a las que se presentaron, lograron una pequeña representación institucional, consistente en un concejal en el municipio de Riaño y la Junta Vecinal de Arcahueja (una localidad del Alfoz de la capital leonesa).

En las elecciones autonómicas de ese año concurrieron dentro de la coalición ACAL (Alternativa por Castilla y León) junto con otros partidos regionalistas como Tierra Comunera (TC) o el Partido de El Bierzo (PB).

En enero de 2009 se anunció su integración en el Partido de Castilla y León, denominación del Partido Castellano en dicha comunidad autónoma.

Al principio



Provincia de León

Situación de la provincia de León en el mapa provincial de España

León (Llión, en leonés; León en gallego) es una provincia española perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León. Está situada al noroeste de la península Ibérica y su capital es León. Limita con el Principado de Asturias y Cantabria por el norte; con Galicia (concretamente con las provincias de Orense y Lugo), por el oeste; con las provincias de Zamora y Valladolid por el sur; y con la provincia de Palencia por el este. Creada con la división provincial de 1833, fue adscrita a la región del Reino de León.

Tiene una extensión de 15.581 km². Posee una población de 500.200 (INE 2008). Densidad: 32,13 h/km².

Lugar de paso entre importantes regiones de la península Ibérica, por la provincia leonesa discurren dos grandes rutas: de sur a norte la Vía de la Plata, y de este a oeste el Camino de Santiago.

La provincia de León está ubicada en el Noroeste de la Península Ibérica, concretamente en la Meseta Norte. Limita con el Principado de Asturias y Cantabria por el norte; con Galicia (provincias de Orense y Lugo), por el oeste; con las provincias de Zamora y Valladolid por el sur; y con la provincia de Palencia por el este.

La provincia de León pertenece a tres cuencas hidrográficas diferentes. La primera y más importante es la del Duero, a la que se asigna un 73,5% del territorio leonés, la segunda es la del Miño, que engloba la comarca de El Bierzo y la comarca tradicional de Laciana con un 25% del territorio. Por último la vertiente cantábrica, a la que se asigna 1,5% solamente, en la zona de Picos de Europa.

La provincia de León es un área de transición entre la Iberia húmeda y la seca. Según la caracterización del MAPA, en León pueden distinguirse cinco zonas climáticas.

La provincia de León se divide en municipios, como establece el artículo 137 de la Constitución Española, con autonomía de gestión y poderes ejecutivo y legislativo propios, existiendo organizaciones supramunicipales y mancomunidades de diversa índole que reflejan en determinados casos la organización histórica del territorio. Además, El Bierzo se constituyó en comarca por Ley 1/1991 de 14 de marzo por sus peculiares características geográficas, sociales, históricas y económicas dotándose de instituciones propias y un relativamente amplio espectro competencial.

Los partidos judiciales en los que se divide la provincia toman el nombre de sus respectivas capitales. A efectos electorales, los municipios pertenecientes al Partido Judicial de Villablino se integran en el Partido Judicial de León a excepción de Villablino y Palacios del Sil, que lo hacen en el de Ponferrada.

El partido judicial de Astorga tiene Cámara de Comercio e Industria propia constituidas ambas en 1910 correspondiendo el resto de la provincia a la Cámara de Comercio de León fundada en 1907.

El Consejo Comarcal del Bierzo es la institución publica local encargada del gobierno y administración de la Comarca de El Bierzo (la única reconocida legalmente) en la comunidad autónoma de Castilla y León debido a las peculiaridades geográficas, históricas, sociales y económicas de El Bierzo que lo diferencian del resto de la comunidad autónoma.

La provincia de León posee una población de 500.200 habitantes (INE 2008). La densidad, de 32,13 hab/km2 es mayor que en el conjunto de la Meseta Norte, donde la densidad ronda los 27 hab./km², siendo la segunda provincia en densidad de la Comunidad de Castilla y León.

En León se pueden advertir dos grandes áreas de concentración de la población: el Área metropolitana de León y el Alfoz de Ponferrada, las cuales juntas concentran a más de la mitad de la población de la provincia. Son además centros industriales que concentran buena parte de la industria provincial.

En el año 2005 se registraron un total de 3.313 nacimientos en la provincia de León, lo cual supone una tasa de natalidad del 6,64 puntos, una tasa muy baja que no garantiza el relevo generacional.

En el 2005 se registraron un total de 5.731 defunciones en la provincia de León, lo cual supone una tasa de mortalidad del 10,49 puntos, una tasa más elevada que la del conjunto nacional, y que unida a la baja natalidad hace que el crecimiento vegetativo sea de -3,85 puntos.

La provincia de León ha sido una provincia de emigrantes internos que actualmente está recibiendo una importante remesa de inmigrantes extranjeros, los cuales han logrado aumentar la población leonesa.

La provincia de León ha sido tradicionalmente una provincia de emigrantes, siendo una de las provincias donde una gran parte de la población está fuera de ésta. Según el INE, durante el año 2007, se produjeron un total de 17.356 migraciones internas que correspondían a personas originarias de la provincia de León. Mientras que de las migraciones de españoles en el extranjero, 268 personas eran oriundas de la provincia de León como lugar de procedencia.

La provincia de León en los últimos años se está convirtiendo en una receptora de inmigrantes, tanto es así que en el último año los inmigrantes han conseguido aumentar la población de la provincia después de décadas de feroz decrecimiento. Los inmigrantes de otras provincias españolas en León se cifran en 17.111 personas, mientras que los extranjeros emplazados en León son 4.621 (INE 2007).

La provincia de León sigue la tónica del resto de España en lo que se refiere a la economía, ya que la mayor parte de empleos que ofrece esta están relacionados con el sector servicios. En la provincia hay 17.400 parados, los cuales representan un 8,32% del total de personas en edad de trabajar de la provincia. El paro provincial no ha dejado de bajar en los últimos años.

Ocupa a un 7,8% de los empleados de la provincia. Los cultivos principales son los cerealísticos, los leguminosos, los túberculos de consumo humano, los cultivos industriales y los forrajeros.

Los viñedos, se ubican sobre todo en la comarca de El Bierzo y en las proximidades de los ríos, siendo el más importante río en cuanto a viñedos, el Esla. La provincia cuenta con dos denominación de origen, que engloba a los viñedos de la Tierra de León y a los del área de El Bierzo.

En lo que se refiere a la ganadería, la cabaña de mayor importancia es la ovina, seguida por la bovina, la porcina, la caprina y la caballar. La ganadería se concentra sobre todo en los pastos de la montaña, sin embargo hay naves en las tierras bajas donde los animales están estabulados.

Ocupa a un 14,5% de los empleados de la provincia. León no es una provincia industrializada, y la industria que tiene esta concentrada en León, Ponferrada y en menor medida, en Astorga, La Robla y Bembibre. Las principales ramas industriales de León son la alimentaría, la textil, la de confección, la maderera, la de artes gráficas, la química, la del vidrio y cemento y la metálica.

En la actualidad, por una parte se están ampliando polígonos industriales ya existentes, como los de Onzonilla o Astorga y por otro se están construyendo nuevos polígonos en lugares con buenas comunicaciones, como El Bayo y Villadangos, apuestas dirigidas desde la Junta de Castilla y León. Lejos ya de la antigua política de favorecer un polígono industrial en cada pueblo, que ocasionó que haya polígonos industriales en León a 0% de ocupación industrial.

En los últimos meses el sector industrial leonés ha visto como desembarca una de las mayores iniciativas de futuro para la provincia, la producción de biodiésel, fábricas de las cuales se han proyectado ya dos, la de La Robla y la de Jabares de los Oteros, siendo esta última un gran centro de producción, el primero de la Comunidad.

Merece además ser destacado el Parque Tecnológico de León, que es una gran apuesta para orientar la economía leonesa hacia las nuevas tecnologías.

Ocupa a un 11,7% de los empleados de la provincia. Este sector se centra en los núcleos de mayor población como León y Ponferrada, con una actividad importante también en Astorga, La Bañeza y Villaquilambre.

La provincia de León fue un centro destacado en lo que se refiere a la minería, sobre todo del carbón, donde se encuentran el 35% de los recursos nacionales. el carbón extraído de León eran antracita y hulla principalmente.

Las principales cuencas mineras eran El Bierzo, Laciana y la zona norte de León.

La producción carbonífera leonesa estuvo ligada siempre a la actividad industrial del País Vasco, la cual al necesitar una mayor producción de carbón, busco éste en las cuencas de Asturias y León. Pruebas de ello son la construcción de un ferrocarril que hacía la ruta La Robla-Balmaseda o la instalación de la Hullera Vasco-Leonesa y Hulleras de Sabero y anexas.

La demanda coyuntural de carbón leonés siguió siendo muy importante, con la I Guerra Mundial (creación de la Minero-Siderúrgica de Ponferrada, MSP, en 1918), la Guerra Civil y el período de autarquía. Sin embargo, después, con el inicio de la electrificación del ferrocarril y el aumento del uso del petróleo en la década de los sesenta, el carbón leonés pasa a suministrar a las centrales térmicas eléctricas principalmente, donde tiene que competir con el carbón extranjero.

Hoy, el hecho de que actualmente el carbón sea un combustible muy perjudicial por su impacto ambiental, unido a que resulta más barato importarlo que producirlo, han supuesto una crisis de gran envergadura en la provincia de León. Ello ha sido patente en la crisis de la MSP y en las diversas reconversiones industriales que han tenido que llevarse a cabo en las Cuencas Mineras.

La importancia energética de la provincia de León deriva de sus centrales térmicas y sus grandes embalses. Es una productora neta de energía, puesto que consume menos de lo que produce. El sector emplea a 526 personas y produce un total de 16.235 Gwh.

Un hecho destacable es que en la provincia de León fue fundada Endesa, que inició su camino en la central berciana de Compostilla I, con el fin de aprovechar las reservas de antracita de la zona.

La provincia de León es un punto importante de producción de energía hidroeléctrica.

Por su tradición minera y sus amplios recursos carboníferos, la provincia de León es un punto muy importante en la generación de electricidad proveniente de centrales térmicas. De las cuatro centrales térmicas de Castilla y León, tres están en la provincia de León.

Las energías alternativas en la provincia de León están cobrando mucha fuerza, incentivadas por una fuerte inversión y las subvenciones realizadas. En este campo se pueden distinguir los sectores eólico y de biomasa y biodiésel.

Las actuaciones más importantes en este sector han ido encaminadas a la producción de maquinaria para molinos de viento. Centros como el situado cerca de Ponferrada o la empresa de aerogeneradores Vestas en el polígono industrial de Villadangos dan testimonio del papel clave para la construcción de molinos de viento.

La producción eléctrica se centra sobre todo en El Bierzo.

A este sector mira con esperanza el campo leonés. La producción de biodiésel a la que irán destinadas muchas fábricas planeadas, será un gran revulsivo para el campo; ya que fijara producción, y por tanto; empleo. Centros destacados de producción de biodiesel serán Jabares de los Oteros y La Robla.

Ocupa a un 66,0% de los empleados de la provincia. La provincia de León es un lugar donde el sector servicios juega un papel clave en su desarrollo.

La provincia de León es una provincia donde las exportaciones han mantenido una subida exceptuando algún altibajo leve, durante la última década. Esto ha hecho, que junto a una subida menor de las importaciones, el saldo comercial de la provincia sea positivo.

Las exportaciones de León durante el ejercicio del año 2005, sumaron 527 millones de euros. Entre las que destacaron las referidas al sector de los metales comunes y sus manufacturas, que sumaron 223 millones de euros. Otros sectores importantes son el agropecuario, con 103 millones del total y el de los productos químicos, que si bien no tiene la importancia de antaño, todavía aporta 48 millones del total.

Por productos los más importantes fueron las barras y perfiles de acero inoxidable, con 105 millones, además del alambrón de acero inoxidable con 85 millones y la pizarra, con 55 millones.

Los principales clientes de la provincia fueron Italia, con 111 millones, Francia, con 78 millones y Alemania con 75 millones, además de Portugal, con 71 millones.

Las importaciones que recibe León durante el ejercicio sumaron 405 millones de euros. Entre las que destacaron las referidas al sector de la maquinaria no eléctrica, que sumo 112 millones de euros. Otros sectores importantes son el agropecuario, en claro retroceso, con 99 millones de euros, el químico con 44 millones y el material de transporte, con 41 millones de euros.

Por productos, los más importantes fueron la maquinaria para trabajo de nivelación y excavación con 51 millones de euros, seguido de las legumbres secas desvainadas, con 32 millones y los vehículos para transporte de mercancías, con 24 millones.

Los principales importadores a la provincia de León fueron Alemania con 86 millones,Francia con 77 millones y Países Bajos con 31 millones. China todavía se mantiene con valores modestos, con 16 millones, a pesar de haber doblado sus importaciones.

La contribución del turismo a la economía leonesa es significativa. Sus principales valores son su rica historia y su inmenso patrimonio, que han hecho de la provincia una de las principales en lo que se refiere a turismo de interior.

La oferta turística pasa desde el rico patrimonio de ciudades como León, Ponferrada y Astorga a la de los establecimientos de turismo rural, completada con una oferta en invierno de deportes de nieve, con estaciones como las de San Isidro y Leitariegos. Destacan también Las Médulas en El Bierzo. Un elemento clave en el turismo de la provincia es sin duda la Semana Santa, de las cuales, la más importante es la de la propia capital, León, acompañada de otras de gran tradición en poblaciones de menor importancia.

Durante el año 2005, León contabilizó un total de 671.618 viajeros, con 1.090.099 pernoctaciones. De los viajeros que entraron en la provincia, 565.849 eran españoles y 105.769 eran extranjeros.

El turismo rural cobra fuerza en la provincia con 339 establecimientos que ofrecen 3.068 plazas. Estos datos la sitúan en segundo lugar en la Comunidad por detrás de Ávila.

La situación geográfica de la provincia, la convierte en un paso obligatorio desde la Meseta hacia Asturias y Galicia. Esta obligatoreidad de paso la ha dotado de una buena cantidad de infraestructuras, tanto de carretera como de ferrocarril. Sin embargo todavía hay grandes deficiencias en la comunicación interior de la provincia.

La provincia de León dispone de una serie de vías de alta capacidad, que son resultado de la estratégica posición de la León en el mapa peninsular. Así existen autovías como la León-Burgos, o la León-Gijón. La única vía de alta capacidad para la propia provincia es la AP-71, una autopista de peaje que hace el trayecto León-Astorga.

El primer proyecto de línea férrea en León surge en 1840, a iniciativa del británico R. Keiley con la intención de unir León y Avilés. A pesar de la concesión provisional del Gobierno, el proyecto nunca se llevó a cabo.

En 1856, con el comienzo de la Linea Madrid-Irún y el estudio de sus diferentes ramales, uno de esos ramales, concretamente el que lleva Galicia; debería por León y Ponferrada. En 1858 comenzó la subasta y en 1861, se otorgó la concesión. El trayecto de Palencia a León entrañó pocas dificultades, siendo completado en noviembre de 1863. En 1866 llegó a Astorga y comenzó el tramo más dificultoso con grandes retrasos en las obras y problemas financieros. El 1 de septiembre de 1883 se inauguró la línea tras salvar el difícil trazado de Brañuelas y el Túnel del Lazo.

En 1866 comenzó el ramal hacia Asturias. Entre 1868 hasta 1875 se produjo una paralización de las obras, ya que solo se construyó un pequeño tramo entre La Pola de Gordón y Busdongo de Arbas. El 16 de agosto de 1884 se inauguró la línea.

A partir de 1866, se inició una polémica de gran eco entre León y Astorga a propósito de la construcción de una línea hacia Benavente, siendo finalmente Astorga quién se convirtió en cabeza de esa prolongación, que sería la hipotética Gijón-Cadíz, inaugurándose el 1 de julio de 1898 el trazado de Plasencia a Astorga (Ruta de la Plata).

La red actual, después de diversas modificaciones, se distribuye a lo largo de 508 km, siendo 322 de vía normal y 186 de vía estrecha. La electrificación esta presente en todas las lineas y la doble vía en los trazados más sencillos de la Meseta.

La provincia de León dispone de un único aeródromo: el Aeropuerto de León, que comparte instalaciones con la Base Aérea de Virgen del Camino, y que entró en servicio en el año 1999 (IATA: LEN - ICAO: LELN). Esta situado en los términos municipales de Valverde de la Virgen y de San Andrés del Rabanedo.

El Aeropuerto ha sido objeto de una ampliación de pista a 3000 m. acabada en diciembre de 2007, así como está en proyecto una nueva terminal, plataforma y aparcamiento.

Según los datos del 2007, el aeropuerto registró 161.705 pasajeros, con 7.328 operaciones y 341 kg de mercancía.

Actualmente operan en el aeropuerto de León las aerolíneas Lagun Air, con sede en la ciudad de León y proyección estatal, Air Nostrum, filial de Iberia y Air Europa con vuelos estivales a Tenerife Norte.

Sus destinos regulares son Barcelona, Madrid, Palma de Mallorca, Valencia todo el año, así como Menorca, Ibiza, Jeréz y Tenerife Norte en verano.

Al principio



Reino de León

El nuevo reino de León el año 910

El Reino de León fue uno de los reinos medievales de la península Ibérica, sucesor del antiguo Reino de Asturias, que tuvo un papel protagonista en la Reconquista y formación de los sucesivos reinos cristianos del occidente peninsular.

La ciudad de León fue incorporada al Reino de Asturias a mediados del siglo IX gracias a Ordoño I en 856, quien reconstruye las murallas de la ciudad. León sería un punto estratégico por su historia y porque era una población al sur de la cordillera cantábrica así como un centro neurálgico del territorio astur, cuya capital se había encontrado en las guerras contra los romanos veinte kilómetros al sur, en la ciudad de Lancia. Su hijo, Alfonso III el Magno recuperará el territorio leonés para los astures.

Al morir García I en 914 sin descendientes, Ordoño II se trasladó a León donde fue aclamado rey, lo que supone que Galicia y León compartan el mismo monarca, y el que trasladaría definitivamente la capital del reino de Asturias desde Oviedo a León. Con lo que se creará un nuevo reino, el Reino de León, que aglutinará al asturiano, ya que Fruela II permaneció en Asturias, pero reconociendo la primacía del reino leonés.

En el marco de las luchas entre Alfonso IV y su hermano Sancho Ordóñez, el reino de Galicia y el de León dejan de compartir rey, ya que Sancho se refugia en Galicia huyendo de su hermano en 926, coronándose como rey de Galicia y manteniendo el reino independiente hasta su muerte en el año 929. A su muerte, el gobierno de ambos reinos recae en la persona de Alfonso IV.

Uno de esos levantamientos conduciría a la coronación en Galicia de Bermudo II de León (982). El nuevo rey derrotaría a Ramiro III de León y acabaría unificando de nuevo ambos territorios.

Con la formación del nuevo reino continuará la reconquista contra los musulmanes e incluso la lucha contra otros reinos cristianos como el de Navarra.

El Reino de León se expande hacia el Duero y el Sistema Central hasta la actual Extremadura, pero la falta de repobladores hace que sea una tierra de nadie. El Reino de León logra hitos como la dotación de fueros de Alfonso V, la creación de un arte leonés y un gran desarrollo de los sistemas administrativos.

Sancho II de Castilla, no conforme con el reparto, pues su hermano menor obtiene el reino más importante, comienza una guerra. Junto con Alfonso VI conquista Galicia. Sancho no contento con Castilla y media Galicia, ataca a su hermano y ocupa León con la ayuda de El Cid. Gracias a Urraca, en Zamora se refugia el grueso del ejército leonés, al que Sancho pone cerco; será el famoso "Sitio de Zamora", donde el rey castellano es muerto por el noble gallego Vellido Dolfos, retirándose las tropas castellanas. De este modo Alfonso VI recupera todo el territorio, gobernando como Rey de León, Castilla y Galicia. En el reinado de Alfonso VI se consolida el poder del monarca leonés sobre Castilla, siendo reconocido Emperador de los Reinos Hispanos por el Papa Gregorio VII, dichos reinos reconocerán la superioridad del rey leonés, surgiendo así el Imperio Leonés. Además, con Alfonso VI se produce un acercamiento al resto de reino europeos, especialmente a Francia, casa a sus hijas Urraca y Teresa con Raimundo de Borgoña y Enrigue de Lorena. En el concilio celebrado en Burgos en el 1080 se sustituye el típicamente leonés rito mozárabe por el romano.

En la época de Alfonso VII El Emperador (1126-1157), reyes de toda la península Ibérica y Sur de Francia se declaran sus vasallos. Poco a poco la idea imperialista leonesa entra en un rápido declive y en no mucho tiempo se extinguirá; así tras una etapa de esplendor imperial la unidad se desvanece, desapareciendo también el título de emperador de León. Tras esta desaparición los estados cristianos penínsulares consolidan sus respectivas independencias.

El hijo de Alfonso VII, Fernando II hereda el reino de León, y Sancho III el de Castilla. Bajo Alfonso VII se recrudecen las luchas fronterizas con Castilla, y Portugal se independiza de León, creando un Reino independiente.

Su sucesor, Alfonso IX, se convierte en uno de los más afamados monarcas del Reino de León. Bajo su mandato se convocan las Cortes Leonesas de 1188, primeras cortes europeas en las que participa el tercer estado. En ellas se reconoce la inviolabilidad del domicilio, del correo, la necesidad del rey de convocar Cortes para hacer la guerra o declarar la paz, y se garantizan numerosos derechos individuales y colectivos. A estas Cortes le seguirán las de Benavente (1202) en las que se fijarán los principios y derechos económicos del Reino de León y sus habitantes, y otras nuevas en León un lustro después.

Con Alfonso IX el reino se extiende por Extremadura, logrando una gran expansión territorial. El S. XIII va a ser un periodo en que los reinos peninsulares viven un auge de los sentimientos nacionalistas. La expansión territorial de los reinos de Portugal y Castilla, que amenzaban con cerrar la salida al Sur del Reino de León y la pretensión de los reyes de Castilla por anexionarse el reino provocó constantes conflictos bélicos entre el reino de León, Portugal y Castilla. Éstas guerras tenían como aliados ocasionales a los reinos de taifas, que participaban alternativamente del lado de cualquiera de los reinos cristianos. Consecuencia directa de ello será que el Reino de León no participe en la batalla de Las Navas de Tolosa, llegando por ello a ser excomulgado el soberano leonés por el Papa. A su muerte, el rey ordena mantener la independencia de León, declarando herederas a sus hijas, y garantes de la misma a las órdenes de caballería. Sin embargo, Fernando III de Castilla, contraviniendo el testamento de su padre y vulnerando los derechos legítimos de la joven reina viuda, se anexiona el Reino de León colocándolo ante la perspectiva de una guerra. Alfonso IX también crea un Estudio General que en tiempos del Alfonso X de Castilla se convierte en la actual Universidad de Salamanca.

Las ciudades comienzan a desarrollarse cerca de fortalezas, monasterios o en las antiguas civitates romanas. Algunas de estas ciudades son potenciadas por el camino de Santiago y comienzan a conocerse como burgos, diferenciándose de las aldeas rurales en la preponderancia de la actividad económica no ligada al cultivo de la tierra.

En la ruta del camino de Santiago surgen burgos desde La Rioja (en el Reino de Castilla) al Reino de Galicia a partir del S.XI. León también se beneficia del paso hacia el lugar santo. Pero otros burgos también se desarrollan al margen del camino francés, en las orilla del Duero, como Zamora o Valladolid, esta última alcanza un gran desarrollo tras la llegada del conde Pedro Ansúrez a finales del S.XI.

Al sur del río Duero, en las entonces conocidas tierras Extremaduras, el nacimiento de ciudades era con un objetivo defensivo, pero con el paso del tiempo se comenzó también a desarrollar una actividad económica y comercial de importancia similar a las ciudades del norte del Duero.

Aparecen los burgueses, que son los habitantes de los burgos (no confundir con la acepción actual del término burgués), que se añaden a clérigos y nobles. Los burgueses se dedicaban principalmente al comercio y la producción de objectos manufacturados y su crecimiento se encontraba limitado en lo económico y social por la nobleza (principalmente dedicada a la tierra), por esta razón en el S.XII hay revueltas burguesas contra las autoridades señoriales. De estas revueltas, los habitantes de los burgos consiguen ciertas reivindicaciones.

También merece acepción la llegada de comunidades judaicas durante los S.XI y XII por la intransigencia almorávide en al-Ándalus, quienes comienzan como artesanos, mercaderes y agricultores principalmente.

En el siglo XII Europa contemplará un gran avance en el terreno intelectual gracias a León y a Castilla. A través del Islam, se recuperarán obras clásicas anteriormente olvidadas en Europa y se pondrá en contacto con la sabiduría de los científicos musulmanes.

El Camino de Santiago no hará sino potenciar el intercambio de saber entre los reinos de Castilla, León y Europa, en ambos sentidos.

En el siglo XII también aparecerán múltiples órdenes religiosas a semejanza de las europeas, como las de Calatrava, Alcántara y Santiago y se fundan multitud de abadías cistercienses.

La muerte de Fernando I, da nacimiento al reino de Castilla al cedérselo como tal a su primogénito Sancho. En el año 1037, tras la muerte del monarca en 1065 los reinos se dividen entre sus hijos. En una guerra civil contra sus hermanos Alfonso y García, éste une dinásticamente por primera vez los reinos de León y Castilla. Esa segunda unión se producirá desde el 1072 con Alfonso VI hasta el 1157 a la muerte de Alfonso VII. Hacia el año 1230 con Fernando III el Santo, rey de Castilla desde 1217, los Reinos de León y Castilla quedan bajo un mismo soberano (Corona de Castilla).

Con posterioridad, Alfonso X el Sabio otorga de nuevo la independencia al Reino de León a su muerte en 1284, pero su hijo segundo, Sancho IV de León y Castilla, rompe el testamento de su padre y se hace con la corona leonesa. Al morir éste, Don Juan, hijo y heredero de Alfonso X, se corona Rey de León, Galicia y Sevilla en 1296, gobernando de facto el territorio, que goza de independencia hasta 1301. Existen durante todo el siglo XIV varios intentos de independizar el Reino de León, lográndolo de facto, aunque por un escaso tiempo, Enrique de Lancaster a mediados del siglo XIV. Éste es derrotado por Enrique de Trastámara, el que será Enrique II de Castilla y se vuelven a unir los dos reinos en una misma corona.

El Reino de León mantiene sus estructuras durante la Edad Moderna, conservando sus características de organización territorial, lo que se reflejará en la cartografía de los siglos XVI , XVII y XVIII e instituciones propias, como el Adelantamiento del Reino de León, el Defensor del Reino de León, etc.

La última aparición incidental del Reino de León en la historia se produce entre el 1 de junio y el 25 de septiembre de 1808, cuando la Junta Patriótica de León asume la soberanía del Reino de León en la Guerra de la Independencia hasta que la cede a la Junta Suprema Central en el acto de su constitución.

A pesar de la uniformización administrativa que se produce en el siglo XIX, incluso después de la efímera división provincial de 1822 en la que El Bierzo pasa a ser provincia separada de la de León. Y la definitiva (y actualmente vigente) división provincial de Javier de Burgos en 1833, incluye una adscripción de las provincias a regiones, sin ningún tipo de competencia administrativa o de otro tipo, en la que existe la región de León.

Como todo reino medieval, el poder supremo por la gracia de Dios recaía en el rey. Pero comienzan a surgir comunidades rurales y urbanas para tomar decisiones sobre problemas de la vida cotidiana.

Estos Concejos evolucionarán a Concejos en los que una parte de los vecinos representará al resto. Asimismo conseguirán un mayor poder como la elección de magistrados y oficiales, los alcaldes, pregoneros, escribanos,...

Ante el creciente poder de los Concejos, surge la necesidad de la comunicación entre el rey y éstos, y he aquí el nacimiento de las Cortes en el año 1188 en León. En las Cortes leonesas medievales, los habitantes de las ciudades eran un grupo reducido, conocidos como laboratores y no tenían facultades legislativas, pero era un punto de unión entre el rey y el reino, algo en lo cual los reinos de León y Castilla habían sido pioneros en la Europa medieval. Las cortes estarían así constituidas por tres estamentos (clero, nobleza, representantes de las ciudades) y aparecen como un diálogo entre el rey y la curia, por un lado, y los representantes de las ciudades y villas por otro.

Antes de la creación de la Corona de Castilla junto con el Reino de Castilla, el reino de León abarcaba las actuales comunidades autónomas de Galicia, Principado de Asturias, las provincias de León, Zamora y gran parte de la provincia de Salamanca (algunos pueblos, como Puente del Congosto y Mancera de Abajo, y comarcas cómo la de Béjar formaban parte del Reino de Castilla, mientras que zonas de la actual Ávila como el Alto Tormes eran Reino de León), así como la mayor parte de las actuales provincias de Valladolid y Palencia (razón por la cual, en ciertas geografías de la primera mitad del siglo XX, se incluían estas provincias en la Región de León), y la parte oeste de la actual provincia de Cáceres, la de Badajoz y el norte de Huelva.

Este título fue adoptado desde el siglo X por los monarcas leoneses, como expresión de una idea hispánica unitaria, que implicaba la supremacía política de León frente a los demás reinos penínsulares que se estaban formando. Los reyes leoneses aspiraron a restaurar el estado hispanogodo, creyéndose herederos directos del último monarca visigodo, Don Rodrigo. Ya en la Asturias del siglo IX tuvo aceptación la idea imperial, especialmente bajo el reinado de Alfonso III, llamado magnus imperator o imperator noster.

Ordoño II (imperator legionense), Ramiro II (magnus basileus), Ramiro III, Alfonso V, Bermudo III y Sancho III el Mayor de Navarra, (este último tras heredar Castilla y León), adoptaron el título de emperador.

Fernando I fue llamado rex imperator, y Alfonso VI de León llegó a titularse Imperator totius Hispaniae. En 1135, Alfonso VII fue coronado solemnemente emperador en León. Entre sus vasallos se contaban los reyes de Aragón, Navarra y Portugal, el conde de Barcelona y varios monarcas musulmanes, quienes a la muerte del Emperador, rechazaron la teórica supremacía política del título.

Al principio



León (Guanajuato)

León (Guanajuato) (México)

León de los Aldama es una ciudad del centro de la República Mexicana, situada en el estado de Guanajuato entre las regiones del Bajío guanajuatense y los Altos de Jalisco.

Limita al norte con los municipios de San Felipe, (Guanajuato), y Lagos de Moreno, (Jalisco), al sur con San Francisco del Rincón y Romita, al este con Guanajuato capital y Silao, y al oeste con Purísima del Rincón, (Guanajuato) y la Unión de San Antonio, (Jalisco).

Es conocida como la "capital del calzado" por sus fábricas de calzado, tenerías, artesanías de piel, talabartería y marroquinería de pieles finas.

De acuerdo con el Conteo de Población y Vivienda 2005, la ciudad de León contaba con una población de un millón 137 mil 465 habitantes, lo que la sitúa como la quinta ciudad más importante de México.

La zona metropolitana de León está compuesta por cuatro municipios: León de los Aldama, Silao de la Victoria, San Francisco del Rincón y Purísima del Rincón.

El escudo que simboliza al municipio se adoptó en el siglo XX; contiene en su parte superior un torreón, que es el símbolo de la ciudad. En el primer cuartel, está san Sebastián, patrono de León, ya que la ciudad se fundó en día 20 de enero, fecha en que se le venera. El segundo cuartel tiene al león de dicha región y antiguo reino en España, lugar de donde se tomó el nombre del municipio. En el tercero, se encuentra el escudo del virrey don Martín Enríquez de Almanza, a quien se debe el mandamiento de que León se fundara en 1576. El último cuartel es un panal y abejas en punta, que significa la laboriosidad.

Relativamente existe la discusión sobre el concepto de escudo. Considerando un escudo de armas, asignado en tiempos de la colonia, otorgado por Reyes de España, no se tiene antecedente alguno. Entre las antecedentes, más cercanos se tienen dos variantes de escudos de armas. Donde ambos, coinciden con la descripción de los cuadrantes antes mencionados, sin embargo la variante oscila en que la primer versión ostentaba un yelmo simbolo de bastardía. Símbolo mdificado por un torreón que actualmente se observa.

El escudo de armas, más adoc al concepto se encontró en 1822 en los documentos del Primer Imperio. Describe un baluarte, ubicado en esa época al oriente de la Villa. Por lo tanto el escudo de armas inicial de la Villa de León, describe este baluarte entre un arco con la layenda León siempre fiel, siempre valiente, un León a la falda del cerro; y en la cúspide de estos elementos una corona.

La primera presencia española armada en el territorio de la futura alcaldía mayor de León data del 2 de febrero de 1530, en que Nuño de Guzmán y sus aliados tarascos vadearon el Lerma por Conguripo, llamándolo río "de Nuestra Señora".

Su colonización agrícola y ganadera se inició a partir del año 1546, con estancias concedidas por el gobernador de Nueva Galicia, Vázquez de Coronado, a los españoles Rodrigo de Vázquez y Juan de Jasso. Los chichimecas, al verse invadidos, mantuvieron un estado de guerra contra los españoles. Estos, ante la situación, solicitaron a las autoridades virreinales la fundación de un poblado mayor para tener una mejor protección.

Así, Juan Bautista de Orozco fundó la villa de León el 20 de enero de 1576, realizando el trazo de la misma e instalando su primer ayuntamiento, cumplimentando la orden del virrey Martín Enríquez de Almanza del día 12 de diciembre de 1575 de que en el valle de Nuestra Señora se fundara, con el nombre de León, lugar de origen del virrey, un asentamiento.

A los indígenas se les agrupó en dos comunidades cercanas a la entonces villa: otomíes en la de San Miguel; purépechas, mexicas y chichimecas pacíficos en la del Coecillo. Con el tiempo, ambas llegaron a ser reconocidos como pueblos.

En el año de 1580, León se eleva a la categoría de alcaldía mayor, asignándosele a su jurisdicción un amplio territorio, desde la sierra de Comanja al río Lerma, lo que comprendía, además de la extensión del municipio actual, los ahora municipios vecinos de San Francisco del Rincón, Purísima de Bustos (Purísima Concepción), Ciudad Manuel Doblado (San Pedro Piedra Gorda), Huanímaro, Abasolo, Cuerámaro y Pénjamo. El límite occidental de la alcaldía mayor leonesa era el lindero de los reinos de la Nueva España y el de la Nueva Galicia.

En 1787, la antigua alcaldía mayor de León queda como subdelegación dependiente de la intendencia de Guanajuato. Los pobladores de la villa de León durante la colonia sufrieron pestes (1643), sequías (1712-1714), hambrunas (1714, 1786) e inundaciones periódicas.

En junio de 1830, se elevó al rango de ciudad con el nombre oficial de León de los Aldama. Durante el proceso del movimiento de Independencia, sufrió en los rubros económico, social y político. Al abandonarse las minas de Guanajuato con motivo de la guerra, muchos trabajadores se establecieron en León. La agricultura fue la principal actividad económica hasta el siglo XVIII, cuando la artesanía y la fabricación de calzado empezaron a competir con ella.

Los años de la posrevolución fueron de prosperidad y progreso material, así como de crecimiento demográfico. El desarrollo económico quedó de manifiesto en la extraordinaria exposición industrial, agrícola y ganadera de 1923.

La ciudad de León, cabecera municipal, está situada a los 101°41´00´´ de arco, equivalente a 6 horas 46 minutos 44 segundos de longitud oeste del meridiano de Greenwich y a 21°07´22´´ latitud norte. El área del territorio municipal comprende 1.883,20 km², equivalentes al 3,87% de la superficie del estado y el 0,095% del territorio nacional.

El municipio tiene los siguientes límites: al norte, con el municipio de San Felipe; al este, con los de Guanajuato y Silao; al sur, con los de Silao y Romita y al noreste, con San Francisco del Rincón y el estado de Jalisco. El municipio se divide territorialmente en 242 localidades.

El área del territorio municipal comprende 1.219,67 km2, equivalentes a 48% de la superficie estatal y al 11,75% correspondientes a la región I-Noreste.

A medida que se camina hacia el norte de la ciudad, el terreno es cada vez más montañoso hasta encontrar la sierra de Comanja o de Ibarra. Casi todos los terrenos bajos del municipio se ven cubiertos de mezquites y pirules; en las regiones montañosas, son comunes los nopales, casahuates, patoles y garambullos.

El municipio en su parte norte tiene estribaciones montañosas pertenecientes a la sierra de Guanajuato, la que localmente lleva los nombres de Ibarra, Comanja y de Lobos. Y la parte sur pertenece a la región de los fértiles valles del Bajío.

Las elevaciones más importantes del municipio son el Gigante, con 2.884 metros sobre el nivel del mar, y la mesa Cuatralba con 2.800 msnm. En la ciudad, son notables el cerro de las Hilamas, antiguo campo de aviación; el cerro Gordo con sus instituciones educativas, zonas residenciales y antenas de radiocomunicación, y el cerrito de Jerez, zona de población prehispánica.

Las corrientes que bajan de la sierra de Comanja se depositan en la presa de El Palote para contener las aguas que inundaban a la ciudad. El municipio, casi en su totalidad, pertenece al sistema hidrográfico del río Lerma-Santiago. Una muy pequeña parte, en la región colindante con el estado de Jalisco, es de la cuenca del río Verde-Santiago. Las aguas de ambas cuencas desembocan al océano Pacífico. Las corrientes que bajan de la sierra de Comanja y que inundaban antaño la ciudad se contienen en varias presas reguladoras: Los Castillos, Duarte, Echeveste y el Barral.

Después de almacenarse por horas, las aguas fluyen en los cauces del municipio o son almacenadas en la presa de El Palote (9.300.000 m3) en la parte norte de la ciudad.

La corriente principal forma en la ciudad el río de los Gómez, afluente del río Turbio, cuyo cauce originalmente pasaba por la calle Miguel Alemán y que hace décadas fue canalizado. Al río de los Gómez se le unen los arroyos de Mariches, del Muerto, Alfaro y los Sauces. El ojo de agua de Los Reyes, el Puerto Colorado, Las Canoas, El Rancho y La Virgen son corrientes que forman el arroyo de Alfaro. Y las corrientes de San Juan de Otates, El Juache, El Frande y El Cundo forman el río de La Laborcita o de Duarte, posteriormente llamado de los Sauces.

El clima es mexicano de altura con temperatura media promedio de 10,4°C, mínima de -3,8°C, y máxima de 45,4°C. Las primaveras son soleadas y calurosas con poca humedad. Verano agradable con lluvia usualmente por las tardes. Otoño soleado con temperaturas frías y agradables y algunas lluvias hasta los primeros días de diciembre. Inviernos fríos con vientos fuertes en febrero y marzo, y Heladas en las Montañas cercanas a la ciudad en el lado norte del Area de Leon. Los días más fríos son en enero y principios de febrero, con registros record de -12 en la ciudad y hasta -16 en la serranía. La última nevada en la Ciudad de Leon fue el 13 de diciembre de 1997.

La temporada de lluvia coincide con la temporada de ciclones en el Golfo de México. Esto es, del mes de mayo a octubre. El mes de julio es el de mayores precipitaciones pluviales. En promedio, en la cabecera municipal se registran 600 mm de lluvia al año.

En la parte norte del municipio se tiene una zona de reserva ecológica, llamada Sierra de Lobos: Liebre, Cuervo, Venado cola blanca, Puma, Gato montes, Lobo gris, Ardilla voladora, Halcón peregrino, Águila mexicana, Armadillo, Zorrillo, Mapache, Zarihuella, Buho, Lechuza, Serpiente de cascabel, Serpiente coral, Tlacuache, entre otras.

La vegetación del municipio varía con la altitud, desde Bosque de Encino y pino, Nogaleras y Frutales, Matorral Xerófilo y, pastizales.

Además de contar con algunos ejemplares de Mezquites.

A partir de que León alcanzó el rango de ciudad en 1830, sus industrias rebocera, talabartera, curtidora y de calzado comenzaron a prosperar, agrupándose por barrios: curtiduría y zapatería en Barrio Arriba; herrería, rebocería y zapatería en el Coecillo; obrajes y rebocería en San Miguel.

Una de las marcas más prestigiadas a nivel mundial es PFAFF. La mayoría de los industriales cuentan con esta maquinaria.

En 1877 se creó la fábrica de hilados y tejidos La Americana, que fue la primera planta industrial en emplear la energía eléctrica en la República. En 1945 se fundó la fábrica de cemento, la más grande y más pesada industria del municipio por muchos años. Actualmente existen diversas empresas de calzado; deportivo, casual y vaquero.

Actualmente la producción de calzado ocupa el lugar número uno en México, con sus industrias relacionadas: curtidora, cartonera, química, etc. Además, existen fábricas de envases plásticos, cubiertos metálicos, carrocerías, aceites automotrices, productos de alambre de acero, proveeduría automotriz, etc.

El Sistema Integrado de Transporte (SIT) se refiere al desarrollo e implementación de un sistema de transporte masivo Optibús, que brinda a los usuarios mayor accesibilidad entre las distintas zonas de la ciudad, estructurando adecuadamente la infraestructura vial a través del uso racional de la misma, ofreciéndoles un servicio cómodo, seguro y eficiente, a pesar de la necesidad imperativa de un Sistema Metropolitano de Subterráneo (Metro) que incluso ya había sido proyectado para contar con dos lineas, convoys largos de 3 vagones y hasta la ubicación y nombres de cada estación, la linea "1" seria totalmente subterránea, pero fue elegido el sistema de Autobuses Articulados debido a su reducido costo de implementación, pero que desde inicio de operación presenta problemas de saturación en horas "pico" de operación.

Desde el 28 de septiembre de 2003 comenzó a operar el Sistema Integrado de Transporte Optibús.

El sistema fue el primero de su tipo en México. aunque se basa plenamente en el Sistema "Transmilenio" de Bogotá Colombia, León es la primera ciudad en el país que cuenta con el sistema de un metrobus.

Consta de 52 estaciones ubicadas en el área central de las principales avenidas de la ciudad.

Actualmente existen dos estaciones de transferencia permanentes (San Jerónimo, Delta) y una provisional (Parque Juárez). Son los puntos terminales para las Rutas Troncales, Rutas Alimentadoras y Rutas Auxiliares. En estas estaciones se permite el transbordo sin costo entre cualquiera de éstas líneas, Se encuentra en proyecto de ejecución la entrada de la linea 4 que llevara hasta la zona de (San Juan Bosco) para tener una nueva estación de transferencia en ese lugar.

Además como medida de control, se ha aplicado el PagoBus, un sistema de tarjeta electrónica en el cual se lleva un control de los pasajes, así como un "ahorro" que le permite al usuario agilizar su acceso a las estaciones o autobuses. Existen al menos 2 tipos. Estudiantes y General además cuentan con tarifa preferencial con un costo 50 y 15 % menor al costo total.

Fuente con cuatro leones en bronce ubicada al centro de la Plaza, antes Parián, y posteriormente Jardín de la Industria, en la Zona Peatonal. Fue construida con motivo de la celebración de los 400 años de fundación de la ciudad (1976). Frente a ella, se encuentra una placa conmemorativa en azulejo de Capelo de la cercana ciudad de Guanajuato, Gto., con los nombres de los primeros pobladores españoles de la ciudad.

Obra del Maestro Herculano Ramírez terminada en 1870 y ocupada actualmente por comercio, cuyo atractivo son los mascarones y columnas que adornan su fachada. En la Revolución, el General Villa la ocupó como cuartel general durante su estancia en la ciudad.

Calzada vial de 460 metros de largo, cuyos frondosos árboles han sido nido por muchos años, de miles de pájaros. A su largo se encuentran pequeñas estatuas de bronce de valor artístico sobre pedestales de cantera.

Interesante ex-convento juanino en uno de los barrios tradicionales de León. El templo es barroco popular realizado por el Frayle Pedro Mariano en el siglo XVIII. En su fachada y reloj se pueden observar los hoyos dejados por las balas de los Dorados de Villa, cuando llegaron a esta ciudad en tiempos de la Revolución.

Elaborado originalmente en madera por el Ing. Pedro Tejada León en 1893 para conmemorar el 83 aniversario de la Independencia de México, se terminó ya en cantera rosa en 1896. Es de estilo neoclásico y luce un león de bronce donado en 1958 por el torero leonés Antonio Velázquez, en reemplazo del original de cemento que ahora se localiza en el Zoológico. Este monumento tiene en bajorrelieve una elegía al Árbol.

Centro Histórico. El primer cuadro de la ciudad está cerrado al tráfico de vehículos, por lo que resulta agradable visitar caminando los monumentos arquitectónicos más antiguos de la ciudad. En la zona peatonal frente al palacio de gobierno en la plaza principal se encuentra un quiosco informativo con diversos artículos entre mapas, ‘’souvenirs’’, además de varios consejos para poder hacer de su visita a León lo más placentera posible.

Templo de estilo neogótico catalán con arcos de medio punto neorrománicos en la fachada. Construido entre 1901 y 1906. Sus vitrales son dignos de admiración.

Data de 1765 y fue remozada en el Siglo XIX por el Arq. Luis Long. Se cataloga como la más completa catedral del país de ese siglo. Tiene una hermosa fachada barroca con seis capillas en su interior, dos de ellas (San José y La Soledad) importantísimas obras de arte del Siglo XIX. Se venera en ella a la Madre Santísima de la Luz, patrona de la ciudad. Es sede de la Arquidiócesis de León.

De estilo neogótico, su construcción la empezó el 8 de julio de 1921, el Padre Bernardo Chávez, con el proyecto del arquitecto D. Luis G. Olvera y fue dedicada al Sagrado Corazón de Jesús, por el Arzobispo Martín Rábago el 12 de octubre de 2000. En su interior existen vitrales, 20 altares y hermosas catacumbas que se pueden visitar todo el año. Un anexo al templo funciona como casa de retiros espirituales.

Cuenta con hermosa fachada de cantera labrada al estilo neoclásico. Cuenta con murales de Jesús Gallardo en las escaleras y en la parte superior. Su patio interior es hermoso.

Bello edificio diseñado por el Arquitecto José Noriega, concluido originalmente en 1880, del cual solo sobrevive el pórtico de estilo neoclásico. En 1976 fue reconstruido en su forma actual con cabida para 916 personas en planta baja y 382 en balcón. Es escenario de eventos culturales durante todo el año en sus diferentes salas.

Centro de Convenciones considerado el 2º recinto ferial más grande e importante de América Latina.

En septiembre del 2006, fue inaugurada la Biblioteca Central Estatal así como la Unidad Académica para la Cultura y Artes de León , componentes del Forum Cultural Guanajuato este espacio cultural se complementara con un Museo de Arte e Historia de Guanajuato y el Teatro del Forum, cuya acústica es ideal para ópera. Este complejo se complementara con una zona comercial y de servicios.

El Estadio León es un estadio de fútbol, situado en la ciudad de León, en el estado de Guanajuato en México. Sirve de sede habitual al Club León AC. Su dirección es Boulevard Adolfo López Mateos 1810, Colonia La Martinica, CP 37500, León, Guanajuato. México.

Fue inaugurado el 1 de marzo de 1967 con el partido entre Santos de Brasil y River Plate de Argentina. El terreno de este estadio pertenecía al señor José Pons, quien vendió el terreno al gobierno. En el primer encuentro, el equipo brasilero venció por dos goles a uno.Varios jugadores leoneses fueron jugadores del seleccionado mexicano y mundialistas juveniles entre ellos el :cobrita:Martin A Villanueva mundialista en Tunes en 1977 y uno de los más técnicos y excelentes jugadores del "leon' en la década de los 70's, retirado muy joven por una lesión en su rodilla derecha en el estadio de puebla.así como Alberto tito Etcheverri, Fernando Battaglia, Salomon Torrez Y el Churpias Flores.

Ubicado a 1836 m sobre el nivel del mar, de 337 hectáreas y a 7 km del centro de la ciudad, en la reserva ecológica alrededor de la Presa del Palote que se usa para practicar deportes aeróbicos (pista perimetral de 7060 metros) y de motonáutica. El tren infantil "del Oeste" está hecho a escala de un tren que se construyó en 1863 en los E.U. Cuenta con un jardín botánico de plantas medicinales, una ciudad infantil, donde se enseña educación vial, y la Terminal Aérea Infantil (AeroFantasía) con un avión Boeing 727-100.

Museo de objetos taurinos. Restaurant/Bar a manera de plaza de toros. Las mesas son lápidas en el ruedo con nombres de toreros. Los espectadores son pequeñas botellas de licor.

Es un moderno complejo arquitectónico de 46,000m2. que cuenta con una capacidad para albergar hasta más de 15000 personas.

El Centro de Ciencias Explora es una de las expresiones más conocidas del conjunto de museos y centros interactivos de ciencia en México.

Su misión es promover en la población la comprensión del mundo desde una perspectiva científica; la apropiación social de la ciencia y la tecnología como parte de la cultura; la creatividad y el espíritu investigador; y la aplicación innovativa de conocimientos y capacidades mentales.

Los principales recursos museográficos de Explora son sus seis salas de exhibiciones interactivas y El Teatro IMAX que es un centro de proyección de películas sobre temas educativos en formato IMAX, que utiliza la tecnología más avanzada de audio y video con una pantalla de 422 metros cuadrados, La sala cuenta con 320 asientos.

El Fórum Cultural Guanajuato es un complejo cultural, espacio de entretenimiento y formación artística y cultural que promueve la profesionalización de los artistas regionales, la formación de públicos, así como el turismo cultural.

Todo el conjunto se ubica en un área aproximada de 9 hectáreas y está compuesto por: Biblioteca Central Estatal Wigberto Jiménez Moreno, Museo de Arte e Historia de Guanajuato, Unidad Académica para la Cultura y Artes de León, Teatro y área comercial.

Los espacios para el arte y la cultura con los que cuenta este recinto son comparables con los mejores del mundo. Esta obra ubicada en el centro del país, impulsa el desarrollo regional y beneficia a seis estados de la República Mexicana y a más de 10 millones de personas en el centro del país.

La segunda feria más importante de México. La feria estatal de León se lleva a cabo durante el mes de Enero y los primeros días de Febrero de cada año. Por su relevancia comercial y turística, la feria de la ciudad se ha convertido en ícono del progreso y gran crecimiento de León y del estado de Guanajuato. La feria es una de las más grandes de México, ofrece a sus más de 5 millones de visitantes muestras artesanales, gastronómicas, ganaderas y comerciales, además de diversión para toda la familia: desde juegos mecánicos hasta espectáculos de delfines, payasos y juegos pirotécnicos.

El Parque Metropolitano de León que alberga en el 85% a la Presa del Palote es una zona ecológica con 337 hectáreas es un Área Natural Protegida con una gran variedad de vida silvestre.

Un lugar ideal para practicar deportes acuáticos y además cuenta con dos pistas perimetrales para atletismo y ciclismo que rodean al parque a través de 7 kilómetros alrededor de la presa.

También cuenta con "Ciudad Infantil" un espacio interactivo que funciona como escuela de educación vial que es una ciudad a escala para diversión de los niños. junto con Aerofantasia donde podrán conocer el funcionamiento de un aeropuerto y realizar un viaje virtual en un avión verdadero.

El Parque Metropolitano es sede de varios eventos como el Festival de Globos Aerostáticos , así como el Nacional de Bicicross, Motonáutica, Triatlón, entre otros.

León ofrece al mundo uno de los espectáculos más bellos y admirados del planeta: el vuelo en pleno de fascinantes y coloridos globos aerostáticos, mejor conocido como Festival Internacional del Globo , ¡Un evento único en México y el más grande de Latinoamérica!.

El festival recibe a 200 mil personas que serán testigos de un espectáculo sin par: 100 globos aerostáticos, de los cuales 10 tendrán espectaculares figuras, comandados por pilotos mundialmente reconocidos, suspendidos bajo el cielo límpido y diáfano del Bajío. Además en el año 2007 obtuvo record de asistencia con 210,000 visitantes en 4 días. Este año se llevó a cabo la sexta edición con la participación de 90 globos.

El primer centro comercial en la ciudad data de 1975 que estaba ubicado en la esquina de la Av. Adolfo Lopez Mateos y Merida, como Centro Comercial Estrella inaugurándose en el lugar la primer tienda de autoservicio en la Ciudad (Comercial Mexicana) y el restaurant Carlos & Charlies (centro comercial demolido en 2007), el segundo es el Centro Comercial Insurgentes, ubicado en una de las colonias de mayor exclusividad en 1977 "Jardines del Moral" abriendo paso a la segunda tienda departamental en la ciudad después de Sears que se mantuvo por décadas en la zona centro, Las Nuevas Fabricas (hoy Fabricas de Francia) y la segunda "Comercial Mexicana" tiendas que fueron abarrotadas durante tres días seguidos para las compras de la Navidad de 1977, hoy parte de la construcción ha sido demolida para la ampliación de la tienda de Autoservicio y "Fabricas de Francia" se "mudo" a la Gran Plaza.

Es el Tercer Centro Comercial de la Ciudad (Fundado en octubre de 1988 con la Tienda Aurrera) Uno de los mejores y más grandes Centros Comerciales de la región Bajío-Centro y el sexto más grande a nivel nacional cuenta con grandes almacenes de prestigio como lo son : Liverpool, Dorian's, Sears, Zara, C&A, Sanborn's, Mixup, Lacoste, Suburbia, y muchos más. La diversión de MMCinemas con 14 salas, gran variedad de cafes como Lillian's Coffess, Starbucks, Pista de Hielo y Bol Plaza. el centro de Juegos y Apuestas: Caliente, Zona de Comida Rápida, Restaurantes de especialidades, Agencias de autos, Pago de servicios, souvenirs y más.

El segundo Centro Comercial más grande de León, en donde cada fin de semana tiene un programa diferente para todos sus visitantes, A partir de las 5:00 de la tarde da comienzo, cuenta con los cines más grandes de León; Cinépolis con 17 salas, dos de ellas son MAXIpantallas, además de tener a la Galeria del Zapato, The Home Depot, Enjoy, Yak, C&A, amplia Zona de Fast Food con más de 100 variedades de platillos, además de diferentes tiendas para todos los gustos.

El cuarto Centro Comercial de León (fundado en 1990 en lo que fuera el Colegio Hispanoamericano), que ha sido remodelado en su totalidad te espera con el nuevo Cinépolis con 10 salas, además de la tienda departamental: Fábricas de Francia, Dos nuevos bares, Zona de Comida Rápida, Entretenimiento y diversión para toda la familia.

El Centro Comercial especializado en piel y calzado más grande de América Latina que desde 1986 te espera en el corazón de Zona Piel. Cuenta con 66 locales de calzado y piel de reconocidos diseñadores. También cuenta con un café plaza, elevadores y estacionamientos.

Centro Comercial de entretenimiento. Concentra en él una gran variedad de restaurantes y servicios.

Cuenta con un canal artificial que recorre toda la plaza y se puede recorrer en gondolas. Su principal ancla es Price Shoes y diferentes tiendas.

A un costado de Plaza del Zapato se encuentra Plaza Piel para ofrecerle una gran variedad en artículos de piel y calzado.

Anexo al Hotel Fiesta Americana se encuentra este pequeño centro comercial donde encontraras ropa, calzado, artículos de piel, joyería, regalos, restaurantes y Sanborns.

El Estadio León se ubica en esta ciudad y ha llevado distintos nombres a lo largo de su historia. Fue sede de las fases finales de la Copa Mundial de Fútbol de 1970 y 1986.

En la ciudad de Léon también se encuentra el Estadio La Martinica que fue por muchos años casa del Club León y que actualmente es casa del equipo Unión de Curtidores así como de otros equipos de divisiones inferiores.

La ciudad cuenta con los equipos de fútbol: Club León que tiene en su haber varios títulos de la Primera división mexicana y Unión de Curtidores también equipo tradicional del fútbol mexicano.

El equipo de baloncesto de esta ciudad es llamado "Los Lechugueros de León" debido a que hace tiempo había grandes extensiones de plantíos de lechugas en esta ciudad. El internacional equipo del Sporting Tonayan F.C. jugó en ésta ciudad durante su primer y única temporada al llegar a semifinales perdiendo ante su rival de nombre no recordado pero con el diseño de uniformes similar. Además se cuenta con el parque de béisbol Domingo Santana que es casa de los Bravos de León, con historia en la liga mexicana de béisbol.

En el deporte estudiantil de fútbol americano, la historia menciona a 4 equipos, Lobos fundado en el año de 1980, Buhos fundado en 1982, Troyanos fundado en 1975 y Jaguares fundado en 1996 y dentro del fútbol Americano infantil destacan Gladiadores de Leon y cachorros fundado este último en 1981. Han existido otros equipos pero que actualmente no participan en competencias.

Algunos platos gastronómicos autónomos de León son las llamadas "guacamayas", las cuales, son tortas de chicharrón de cerdo con salsa pico de gallo, limón y cueritos; para que se considere una "Guacamaya Leonesa" debe ser sumamente picante.

La moronga o "rellena" es un platillo mexicano y de origen leonés. Para cocinarlo se coce papa, zanahoria, garbanzo, ajo, sangre de cerdo y algunas especias dentro de los intestinos del cerdo.

La Cebadina que es una mezcla de jamaica, tamarindos y otros ingredientes en forma de bebida de color rojiza que se le agrega bicarbonato de sodio para que haga espuma y darle el sabor característico de la bebida. En particular el punto donde tradicionalmente se consume esta bebida es en la zona peatonal en la parte sur de la plaza principal.

Las gorditas de elote o de Horno, los pambazos, las rosquillas y la birria. dulces: cocadas, camotes, buñuelos y jaleas.

Al principio



Source : Wikipedia