Ciudades de Jaén

3.4153846153622 (1885)
Publicado por tornado 22/03/2009 @ 02:11

Tags : ciudades de jaén, jaén, andalucía, españa

últimas noticias
20 exposiciones fotográficas simultáneas - Diario Jaen
Con esta primera Bienal, el arte de fotografiar se acerca al gran público, a todos los rincones de la ciudad ya otras ciudades de Jaén, como Linares o Úbeda. De las salas pequeñas o grandes, humildes, sencillas o funcionales, a los palacios,...
La alcaldesa de Jaén: “Estamos trabajando como nunca y la ciudad ... - Ideal Digital
El Ayuntamiento de Jaén ha iniciado esta mañana el quinto debate sobre el estado de la ciudad de su historia, el primero en este mandato y el primero retransmitido en directo por la radiotelevisión municipal, y en el que la alcaldesa, Carmen Peñalver,...
El tranvía de Jaén abre dos oficinas para resolver problemas y ... - Ideal Digital
El delegado de Obras Públicas añadió que oficinas similares están ahora mismo en ciudades con proyectos similares, como Málaga, Granada o la Bahía de Cádiz, y que atienden a muchos ciudadanos, deseando que la ciudadanía “se implique”....
Giorgina Sánchez, gana la IV edición del concurso internacional de ... - Extremadura al día
... la ganadora del IV concurso internacional de música de Arquillos (Jaén) celebrado del 7 al 9 de mayo. La ganadora, de 24 años de edad, tendrá que ofrecer un recital en el marco del ciclo de jóvenes virtuosos de la ciudad de Ceuta durante este año....
Sólo tres parejas rotas pactan compartir hijos - Ideal Digital
Influye también otra circunstancia: en ciudades como Jaén, donde las distancias son muy pequeñas, es más fácil acordarlas porque resulta sencillo», ha explicado el propio magistrado encargado de resolver estos casos, José Antonio Lucini....
El infierno de los alérgicos - Rioja2.com | Diario digital
Según datos de la SEAIC, las gramíneas son la causa principal de polinosis en España, siendo su importancia seguida por la Olea (olivo) en Jaén, Córdoba, Sevilla, Ciudad Real y Toledo; por el Chenopodium en Toledo y Zaragoza; y compartida con la...
«Jaén es una provincia peculiar» - Ideal Digital
Carlos Terrazas llegó a Jaén en noviembre de 2007. Año y medio lleva pues como jienense de adopción y en este tiempo ha recorrido buena parte de la provincia. Viajar es uno de sus hobbies y de sus trabajos. Para ver partidos o ciudades, disfruta por el...
Arenas y el PP, «a muerte» con el olivar - Ideal Digital
Sobre la situación económica, que Arenas calificó de «emergencia social» y con los comedores sociales «sin sitio» en Jaén y otras ciudades, dijo que Zapatero «está por los Cerros de Úbeda», mientras que el PP está «con el empleo y el olivar»....
Las ciudades medias serán el eje del producto turístico para ... - soitu.es
De la red de ciudades medias de Andalucía forman parte los municipios de Antequera (Málaga), Alcalá la Real (Jaén), Loja (Granada), Lucena (Córdoba) y Écija y Estepa (Sevilla). Asimismo, ante el interés que los franceses muestran por el segmento de sol...
Este año comenzarán las obras de los dos primeros tramos de la ... - La Verdad (Albacete)
Imagen de archivo de la actual carretera de Jaén en un tramo muy próximo a la ciudad de Albacete, que se transformará en autovía. / LA VERDAD Circunvalación sur de Albacete : 12 kilómetros. El proyecto ya está redactado y está en periodo de...

Provincia de Jaén (España)

Situación de la provincia de Jaén en el mapa provincial de España

Jaén es una provincia española, situada en el interior de Andalucía. Uno de los «cuatro reinos de Andalucía», su territorio actual forma parte de la comunidad autónoma de Andalucía. Limita por el oeste con Córdoba, por el norte, con Ciudad Real, por el este, con Albacete, y por el sur, con Granada. Su capital es la Ciudad de Jaén.

Su superficie es de 13.489 km² con una población de 666.190 habitantes (2008), de los cuales aproximadamente una tercera parte viven en la capital y su área metropolitana. Está compuesta por 97 municipios, entre los cuales destacan, junto con la capital, la ciudad industrial de Linares, además de Úbeda, Andújar, Martos y Alcalá la Real, los cuales superan los 20.000 habitantes.

El clima, que puede clasificarse como de tipo mediterráneo con diferentes subtipos (subtropical, templado y continental), está totalmente influenciado por el Valle del Guadalquivir que, abierto al océano Atlántico, condiciona la circulación atmosférica de la provincia. Así los vientos húmedos oceánicos circulan por el valle en primavera y otoño, produciendo abundantes lluvias (en periodos normales), sobre todo en la vertiente oeste de las sierras béticas.

Jaén es una provincia que tiene un altísimo potencial desde el punto de vista de su numeroso, rico y variado patrimonio. Riqueza monumental, calidad de vida ambiental, el bosque de olivos mediterráneo, tierra de grandes bellezas interiores, pueden ser algunos de los rasgos más definitorios.

La provincia de Jaén está formada por 97 municipios agrupados administrativamente en diez comarcas y judicialmente en diez partidos judiciales.

En el ámbito sociocultural la provincia de Jaén se caracteriza por una manifiesta diferenciación intraprovincial, según la comarca que se considere, debido a la falta de vertebración del territorio.

Genéricamente, contrastan, desde el punto de vista de los valores, dos zonas en la provincia: la que podemos denominar urbana y la de eminente calado rural. La primera está formada por las concentraciones de población situadas en el área centro-occidental y meridional, con ciudades históricas como la propia Jaén, Úbeda, Baeza, Alcalá la Real, Martos, La Carolina y Linares. La otra, por las entidades de población del ámbito de la serranía jiennense (coincide básicamente con la mitad oriental de la provincia). Sin embargo, en la adopción de comportamientos estereotipados, consumo, aspiraciones laborales y otras manifestaciones, el jiennense es prourbano.

La población jienense se caracteriza por ser una de las mas longevas del mundo ya que, según un estudio, los jienenses superan en longevidad la media de España y Europa igualándose a los japoneses. La clave de este dato según los investigadores se debe en parte al consumo de aceite de oliva.

La provincia de Jaén cuenta con una población de 662.751 habitantes (INE, 2006). Supone un incremento de 2.467 nuevos censados en la provincia, un 0,4% más que en el año anterior. De ellos, 117.769 viven en la capital, que también ha registrado un aumento de censados en 229 personas.

La explicación a este incremento de población es sencilla. Por un lado, se ha mantenido el número de nacimientos y el crecimiento vegetativo sigue siendo positivo. Al año nacen unos 6.600 niños y la variación entre unos y otros, que el año pasado volvió a ser negativa, no es considerable. Por otro lado, la inmigración supone también una pequeña subida de los padrones municipales. Por otra parte el crecimiento poblacional de Jaén se basa en un descenso del número de personas que dejan su tierra natal para buscarse el futuro en otras ciudades españolas.

A pesar de este incremento en la población, hay que tener en cuenta que si se consultan las cifras históricas de población en Jaén, se comprueba que hace treinta años había casi el mismo número de personas censadas en la provincia, con sólo 11.000 habitantes menos que ahora. Hace 12 años, la población jienense llegó hasta los 666.767 censados, 4.000 más que actualmente y el mayor número de población que se ha registrado en la historia jienense. Desde el año 1995 el descenso de los habitantes de Jaén ha sido paulatino y sólo a partir de 2003 la cifra ha empezado a recuperarse lentamente.

Por otro lado las mayores densidades de población se dan en el oeste de la provincia y en la capital jienense, que concentra una población del 17,8% del total provincial.

La población extranjera en la provincia de Jaén es de 13.729 habitantes según INE para 2006, lo que supone un 2,07% del total provincial.

Los inmigrantes empadronados en Jaén aumentaron el último año un 30% y concentraron el 45% del crecimiento poblacional de la provincia. Este aumento está por encima del incremento medio español, que fue del 22,9%, aunque la población extranjera asentada en la provincia de Jaén es todavía, en términos relativos, muy inferior a la media andaluza (4,16% en el año 2004) y en España (8,5%), según un estudio de la Universidad de Jaén. Los marroquíes siguen siendo los extranjeros más numerosos en esta provincia.

Además, de los 623 nuevos habitantes de la capital en el último año, 486 eran extranjeros, lo que significa que éstos concentraron el 78% del crecimiento demográfico de la ciudad en el último año.

Al margen de la capital, el mayor número de población extranjera se da en Linares (1.107), Martos (948), Villanueva del Arzobispo (615) y Úbeda (614). En cifras absolutas, donde más creció el número de extranjeros empadronados entre el 1 de enero de 2005 a 1 de enero de 2006 ha sido en la capital jiennense. Ahora bien, en términos relativos, los inmigrantes tienen una mayor presencia en Villanueva del Arzobispo (el 7% del padrón), Hinojares (6,4%), Iznatoraf (6,1%) y Benatae (5,5%).

También es un hecho a destacar aquellos inmigrantes que se desplazan a la provincia sólo en la época de recolección de la aceituna, aunque su residencia es temporal y el número varía de una campaña a otra. En la última campaña han llegado alrededor de 7.000 inmigrantes.

Por nacionalidad, los extranjeros más numerosos en la provincia de Jaén, a fecha de 1 de enero de 2006, son los marroquíes, seguidos de los rumanos, ecuatorianos y colombianos. Sin embargo, son los rumanos los que están registrando una mayor incremento interanual.

Por su geografía, la provincia ocupa una posición de privilegio para propiciar el acercamiento de Andalucía con España y, por extensión, del norte de África con Europa. De hecho, a lo largo de la historia fue en numerosas ocasiones punto de encuentro de pueblos y culturas, y punto de desenlace de importantísimas batallas, como Las Navas de Tolosa, la batalla de Bailén o la Batalla de Baecula, que dejaron aquí su impronta y moldearon el perfil y carácter de unas gentes que se encuentran no lejos de la Meseta, muy cercanas al Levante y a Murcia, incluso por rasgos culturales, y todo ello, sin perder su identidad andaluza propia.

La provincia es conocida como «la Suiza de Andalucía» por la cantidad y variedad de sistemas montañosos que la surcan. Su complejo relieve se completa con la depresión del Guadalquivir. En la Sierra de Segura, en Pontones, nace el río Segura, mientras que en la Cañada de las Fuentes, en el término municipal de Quesada, nace el río Guadalquivir.

La provincia cuenta también con dos importantes ciudades renacentistas, Úbeda y Baeza, que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Las principales carreteras que atraviesan las áreas urbanas de la provincia permiten conectarse rápidamente con otros territorios. Son las carreteras que forman los ejes Norte-Sur, N-IV-Bailén-N-323, y Oeste-Este, N-IV-Bailén y N-322, de titularidad estatal.

Si bien es cierto que la conversión en vía de alta capacidad del primer eje ha respondido a necesidades estratégicas de carácter nacional, no cabe duda de que estas autovías han mejorado la posición de la provincia de Jaén en el sistema nacional e internacional de territorios, pues han contribuido a incrementar la calidad de las relaciones con los grandes centros de demanda y servicios regionales y nacionales, especialmente con Madrid, Córdoba, Sevilla y Granada, ciudades con las que la provincia mantiene obligadas relaciones administrativas.

Queda por desarrollar sin embargo una actuación vital, el principal eje vertebrador de la provincia de oeste a este, que es la actual N-322 (futura A-32), que será el enlace a través de Albacete con Murcia y el próspero Levante, tan vital para el desarrollo de Jaén, aunque su ejecución va muy retrasada. Otra vía importante será la Autovía del Olivar, en proceso de ejecución para unir Úbeda con Estepa (provincia de Sevilla) pasando por la capital, numerosas localidades de la provincia y de la subbetica cordobesa.

En el territorio provincial no existe aeropuerto propio; sin embargo, como medida singular se designó simbólicamente al Aeropuerto de Granada como Aeropuerto Internacional Federico García Lorca de Granada y Jaén, que dista 106 km de Jaén, 175 km de Úbeda y unos 200 km de Cazorla; razón por la que sigue siendo una legítima reclamación provincial.

Otros aeropuertos cercanos son el de Albacete y el de Córdoba. Sin embargo actualmente se está construyendo otro aeropuerto en la provincia de Ciudad Real, el Aeropuerto Central CR, y otro para la ciudad de Antequera.

En cuanto al ferrocarril, puede decirse que las comunicaciones férreas de la provincia de Jaén son bastante deficientes después del desplazamiento de servicios hacia el NAFA (nuevo acceso ferroviario de Andalucía) a través de Córdoba por la vía del AVE.

El mayor nudo de comunicaciones de la provincia se encuentra en la Estación Linares-Baeza; le siguen la Estación de Espeluy (en el municipio de Espelúy) y la Estación de Jaén. También subsisten las estaciones de Andújar y la de Jódar-Úbeda, aunque la reducción de sus servicios hace que su futuro sea incierto.

La mayor inversión prevista para la provincia en cuanto a ferrocarril se refiere es la futura línea Madrid-Jaén por AVE y la conexión a la velocidad alta andaluza por Córdoba. Aun así, el ferrocarril está muy relegado por las administraciones, aunque históricamente tuvo una gran importancia. Por tanto, los principales accesos que le quedan a la provincia son por carretera.

No obstante, las comunicaciones han sido, y siguen siendo la gran rémora que no permite despegar a la provincia.

La provincia de Jaén es el mayor productor mundial de aceite de oliva, de ello que gran parte de la economía jiennense se basa en el monocultivo del olivo.

La consideración de sector estratégico del olivar y del aceite de oliva es incuestionable y no sólo por su aportación a la riqueza y al empleo provincial, sino también por las repercusiones sociales, ambientales y culturales.

La provincia de Jaén, con 550.000 hectáreas de olivar, representa más del 25 por 100 de la superficie española y el 42 por 100 de la andaluza, produciendo en torno al 45 por 100 del total nacional de aceites de oliva. Desde una perspectiva interna, el 78 por 100 de la superficie agrícola de la provincia se destina al cultivo del olivar, que es mayoritariamente de aceituna para almazara.

Por otro lado, el concepto de «aceites y derivados» representa más del 90 por 100 de la producción final agrícola de la provincia, porcentaje que adquiere una importancia manifiesta si se considera que el sector agrario en el conjunto de actividades económicas supone alrededor del 20 por 100.

Las cifras anteriores son claros indicadores de la importancia del sector olivarero y oleícola en la economía provincial, constituyendo un recurso esencial para una buena parte de la población, además, por la gran cantidad de mano de obra que ocupa tanto directa como indirectamente. En este sentido, una campaña normal genera, aproximadamente, 8 millones de jornales de recolección y más de 150.000 de molturación, cuyo valor económico es de alrededor de 300 millones de euros.

Al principio



Jaén

Bandera de Jaén

Jaén es la capital de la provincia de Jaén, o como también se la conoce, capital del Santo Reino. Situada al sur de España y en el noreste de la Comunidad Autónoma de Andalucía. Tiene una población de 116.417 habitantes (2008, fuente INE), lo que supone aproximadamente una sexta parte de la población de toda la provincia.

Jaén se enmarca dentro del Área metropolitana de Jaén de la que es cabecera, y que absorbe un tercio de la población total de la provincia de Jaén.

Bajo el lema de capital mundial del aceite de oliva, la actividad económica de la ciudad, no obstante, está basada en el sector servicios, la administración, la industria agrícola y alimentaria, la construcción y un incipiente turismo cultural.

La ciudad de Jaén se alza al pie del Cerro de Santa Catalina, calles empinadas y de pronunciadas pendientes definen su urbanismo, ensanchándose hacia las zonas más llanas y amplias de los nuevos barrios y bulevares. En sus alrededores abundan fértiles tierras de cultivo y extensos olivares que buscan el descanso del Valle del Guadalquivir. Hacia el sur y el sureste se encuentran las Sierras de Jaén y Jabalcuz que abrigan a la ciudad y al norte se abre el llano del río Guadalbullón, que pasa a muy corta distancia de la ciudad.

Según una posible hipótesis sobre la etimología de este topónimo, procedería del nombre latino Gaiena, «la villa de Gayo», a través de la forma árabe Jayyān que se usaba durante la época musulmana. Existe también la versión, por parte de algunas familias judeo sefardíes del norte de África, de que tanto su apellido como su ciudad de origen, refiriéndose a Jaén, tiene su origen en la palabra hebrea Dayan, que significa "juez" en hebreo y derivaría en Yayyan o Djayyan.

El término municipal de Jaén, ocupa 426 kilómetros cuadrados, está representado en las hojas 925, 926, 947 y 969 del Mapa Topográfico Nacional. La ciudad está situada en el contacto entre la Depresión Bética y la Cordillera Subbética, al pie del monte de Jabalcuz y cerca del río Guadalbullón, salida serrana por la que transcurre, desde la antigüedad, la ruta que une Granada con el Guadalquivir.

La situación de la ciudad hace que tenga una diferencia de altitud muy importante entre los distintos barrios, así el barrio de Las Lagunillas se sitúa a 420 msnm y el Castillo de Santa Catalina a 815 msnm. Estas diferencias se acentúan aún más en el caso del término municipal, debido a su gran extensión, la altura varía entre los 200 msnm del barrio de Las Infantas, al norte, y los 1872 msnm de la Sierra de la Pandera, al Sur.

El clima es mediterráneo continentalizado: frío en invierno, con mínimas que llegan a menos tres grados Celsius, con abundantes heladas; y caluroso en verano, con máximas que alcanzan los cuarenta grados Celsius. La oscilación térmica es grande durante todo el año, superando a veces los 20°C en un día. Las lluvias, muy escasas en verano, se concentran en los meses invernales, final del otoño y principio de primavera.

Los remotos orígenes de Jaén se remontan, si nos atenemos a la arqueología, a la etapa calcolítica, destacando el yacimiento de Marroquíes Bajos, una macroaldea organizada en cinco círculos concéntricos, con un sistema de empalizada y fosos de agua en cada uno de los círculos, y una superficie que oscila entre las 30 ha seguras y las 100 probables.

Restos arqueológicos hallados en el monte de Santa Catalina, en Caño Quebrado, y en Marroquíes Altos, la actual calle de Cristo Rey, vinculan los primeros asentamientos con la Cultura del Argar, ya antes del II milenio antes de Cristo, y en sus alrededores abundan las pinturas rupestres, incluso restos de arquitectura megalítica.

Durante la etapa protohistórica destaca el Cerro de la Plaza de Armas de Puente Tablas, un oppidum ibérico (poblaciones situadas sobre una meseta, fuertemente fortificadas, de mayor tamaño que los asentamientos levantinos que implicaría una estructura social desarrollada) de Puente Tablas, que fue abandonado antes de las Guerras Púnicas. Las excavaciones realizadas en este enclave han determinado la existencia de un muro escalonada, con torres avanzadas de grandes sillares en lo que se ha dado en llamar como plaza de armas.

Han sido abundantes los hallazgos de cerámica de borde quebrado y vuelto de finales del siglo V y principios del IV. El poblado no se romaniza y en él se encuentran restos asimismo de cultura tartésica y medieval.

Los restos arqueológicos también testimonian la presencia ibérica en las proximidades del Castillo de Santa Catalina.

Situada en una zona estratégica de paso, Jaén tuvo pronto a griegos y fenicios como pobladores y, por tanto, como protagonistas de hechos históricos.

La conquista cartaginesa del Guadalquivir comenzaría en el 237 a. C. y se prolongaría hasta el 231. La consecuencia inmediata de esta presencia fue la pronta explotación de los yacimientos mineros de Sierra Morena.

A la entrada de los cartagineses fue Jaén alcázar para Aníbal, haciéndose entonces la población grande, rica y fuerte, hasta el extremo de ser terror para los romanos.

Alrededor del año 207 a. C. la ciudad es tomada por Escipión y arrebatada a los cartagineses. Tito Livio la describiría como una ciudad opulenta, recibiendo los nombres de Auringi y Oringe por Estrabon; Polibio, la conoció como Elinga y el Concilio de Ilíberis, como Advinge, Plinio como Nijis u Oringis.

No era en realidad una ciudad demasiado grande. Se levantaría alrededor del raudal de la Magdalena, corazón de la ciudad antigua, y no se conservan demasiados restos urbanos: sí estelas y mosaicos, muchos de ellos en el Museo Provincial. Inmediatamente a su conquista los romanos la consideraron una "ciudad" estipendiaria, es decir, bajo vigilancia militar y tributo debido a su apoyo a Cartago.

Durante el final de la república y principios del Imperio Romano, la ciudad fue romanizándose hasta que el emperador Vespasiano (69-79) o tal vez su hijo Tito (79-81) que le dieron el rango de municipio con derecho latino, conociéndose en adelante como Municipio Flavio Aurgitano o Aurgi.

Los visigodos se asentarían definitivamente en el primer tercio del siglo VI. Jaén quedaría al margen de sus asentamientos y seguiría siendo un territorio en el que predominaba la población hispanorromana, con algunas guarniciones militares, como Mentesa, en las que se concentraba la población germánica. Durante todo este siglo, la presencia visigoda por tanto es débil y son frecuentes las rebeliones de la aristocracia romana.

La presencia visigoda supuso un momento de decadencia para la ciudad, en favor a Mentesa, La Guardia, hasta donde llegaba el limes bizantino.

Durante cinco siglos estuvieron los árabes en Jaén (árabe: جيان, Jayyān). La consideraron como una gran ciudad. Le dieron walí, levantaron mezquitas, construyeron fortificaciones y palacios.

Conquistada Jaén por Abdelazib, en el siglo X sería la capital del reino moro llamado Dijaryan. Los almorávides la incorporarían a su imperio en 1091 y los almohades la ganarían en 1148. Con los árabes Jaén, la cora de Yayyan, es una excelente tierra regada por abundante agua que fluye en forma de ríos y fuentes, poseedora de gran cantidad de cultivos y abundante cereal, bosques frondosos, así como de una famosa industria de tapices y utensilios domésticos de madera que se exportaban por todo Al-Andalus y el Magreb.

La victoria de los cristianos en la Batalla de las Navas de Tolosa (1212) supuso la apertura del valle del Guadalquivir para los ejércitos cristianos. De esta forma, con el nombre de Iahen, que daría lugar al topónimo actual, en 1246 la ciudad fue reconquistada por el Reino de Castilla bajo el reinado de Fernando III el Santo a través de un pacto de vasallaje con el rey nazarí de Arjona, Muhammad I "Alhamar" (nacido en Arjona y quien ordenó levantar en su exilio la Alhambra de Granada), en el año 1246. Los nazaríes la atacaron en 1300, pero no consiguieron hacerse con la plaza debido a la ayuda prestada a Jaén por los Caballeros de Baeza. Se fortifica el castillo y la ciudad, que pasa a ocupar un lugar estratégico por su cercanía con el reino moro de Granada, lo que le vale reconocimientos y privilegios reales.

Merced a su creciente importancia en los años siguientes, Xauen retomó el papel de cabeza del reino provincial que había ostentado Baeza en el ámbito político y religioso. Hasta la conquista de Granada, Jaén jugó un papel importantísimo en la lucha con los musulmanes del sur. De hecho sufrió varios intentos de asalto y dos saqueos importantes, uno en 1300 y otro en 1369. Tal fue la importancia de la plaza jiennense que el Rey Enrique II de Castilla otorga a Jaén el título de «Muy noble y muy leal, guarda y defendimiento de los reinos de Castilla», dotándola a su vez de un Concejo propio y Cabildo, privilegios que se verían acrecentados con la llegada a Jaén del Privado del rey Enrique IV, el Condestable Don Miguel Lucas de Iranzo al cual están dedicadas las fiestas patronales de la ciudad. La abundancia de agua propicia una rica agricultura y ganadería. La ciudad es una de las 18 que tienen representación en Cortes y se beneficia de sus privilegios reales. El Cabildo Catedralicio gozaría de enorme poder y en esta época se iniciaría la reconstrucción de la Catedral.

Conquistada Granada en 1492, Jaén cae en un lento y paulatino declive, del que intenta recuperarse en el Siglo XVII en que en la ciudad se crea un potente gremio de artesanos que favorecieron el comercio interior y exterior. Jugó un papel importante en el plano cultural, social y militar en la conquista y asentamiento en la América Hispánica.

El siglo XVII arranca con una profunda crisis, fruto de las malas cosechas, epidemias y la política de los Austrias, de continuas levas e impuestos. La ciudad perdería población progresivamente y se empobrecería, lo que supondría el deterioro de los barrios más antiguos. Esta crisis se mantendría prácticamente hasta el siglo XX.

Tanto bajo dominación islámica como cristiana, durante toda la Edad Media existió en Jaén una nutrida población judía, que dio lugar a la existencia de una aljama que debió contar con sus edificios comunales tales como sinagogas, baños rituales, taberna para el vino judaico, etc. En realidad la presencia judía se documenta ya en el año 612, pero será a partir del siglo X, con el nacimiento en la ciudad del célebre cortesano judío Hasday ibn Shaprut, cuando la judería giennense realmente alcanzará su esplendor. Ya el padre de Hasday, Isaac ibn Shaprut, había fundado una sinagoga en su ciudad natal y era mecenas de artistas locales.

Bajo dominación castellana la judería tendrá gran importancia bajo los reinados de Fernando III y de Alfonso X, sufriendo diversos altibajos hasta llegar a las graves persecuciones contra los judíos de 1.391 y a la creación del tercer tribunal de la Inquisición de España en el reino de Jaén en el año 1.483. Este tribunal se estableció en el corazón del que fuera antiguo barrio judío.

A pesar de las persecuciones, se documentan practicas judaizantes hasta bien entrado el siglo XVIII y todavía entre los descendientes de los judíos expulsados del país, se conservan apellidos familiares con tradición de ser originarios de la ciudad, tales como Marrache, Dayan y el apellido "Jaén" en sus diferentes variantes en judeoespañol: Djaen, Djain, D´Jaen y Kaen (este último solo en Turquía). El barrio judío se encuentra actualmente pendiente de un proyecto de rehabilitación integral y la ciudad es miembro de pleno derecho de la Red de Juderias de España "Caminos de Sefarad".

Con el inicio del siglo XIX la ciudad se hallaba en franca decadencia. Al principio de la guerra de Independencia (1808-1813) la ciudad es tomada y saqueada brutalmente. Jaén se unió al sistema de Juntas de gobierno para hacer frente al vacío de poder y a la ocupación francesa. Después de la batalla de Bailén y la posterior reconquista francesa de 1809, el rey José I emprende la conquista de Andalucía. El 23 de enero de 1810 el general frances Sebastiani toma la ciudad. Una vez pacificada el rey Jose I la visitara el 15 de marzo de 1810. Se siguieron sucediendo los episodios sangrientos y los franceses establecieron una guarnición en el castillo, que volarían a su marcha.

Durante el reinado de Fernando VII, en el Trienio Liberal, la ciudad será escenario de la batalla entre las tropas absolutistas y las liberales, dirigidas estas por Rafael Riego. La ciudad no fue nombrada capital de provincia hasta 1833, lo que vendría a suponer un respiro en su proceso de decadencia. Sin embargo, esta tendencia no se rompería hasta 1960, cuando Jaén recobraría impulso e iniciaría una nueva fase de crecimiento. Ya bajo Isabel II, la ciudad se mantuvo leal a la reina frente a los partidarios carlistas. En 1862 la reina Isabel realizo una gira por Andalucia, donde visito Jaén. En 1873 se proclamó cantón independiente.

Las luchas agrarias que sucederán a comienzos del siglo XX y hasta el fin de la guerra civil, fueron de especial importancia en Jaén.

Durante la guerra civil la ciudad permanecerá leal al gobierno de la II República hasta 1939. Durante la guerra servirían de prisión tanto la cárcel de la ciudad como la catedral, donde vendrían a parar cientos de detenidos en la capital y pueblos de la provincia, los fusilamientos se sucederían casi a diario hasta 1937. Destaca el dramático acontecimiento de la salida de los trenes de la muerte, los días 11 y 12 de agosto de 1936, donde se trasladaron cientos de prisioneros derechistas, entre los que se encontraban parte de la clase política y el obispo Manuel Basulto Jiménez, que fueron ejecutados en las estaciones de Madrid. La capital jiennense sufrió durante el conflicto fuertes bombardeos por parte de la aviación rebelde, siendo el más virulento el sufrido el día 1 de Abril de 1937 cuando cinco trimotores Junkers de la Legión Cóndor del ejército nazi al servicio de las fuerzas del general Francisco Franco, fueron enviados a Jaén por el general Gonzalo Queipo de Llano. Su misión una operación de castigo sobre la población civil jiennense como represalia al bombardeo republicano sobre Cabra (Córdoba). Tras sobrevolar la capital dejaron caer su mortal carga sobre una población sin defensas aéreas compuesta fundamentalmente por refugiados. El balance trágico contabilizó 159 fallecidos por acción directa de las bombas y 280 heridos. Como venganza al bombardeo las autoridades de la ciudad ordenaron distintas sacas por las que fueron trasladados 128 presos derechistas al cementerio de Mancha Real donde serían fusilados.

El fin de la guerra en 1939 supuso la detención de cientos de personas que serían juzgadas, y muchos condenados a muerte, acusados de crímenes en la retaguardia republicana.

Desde la llegada de la democracia y durante los años ochenta la preeminencia del Partido Socialista Obrero Español fue casi absoluta, ganando sucesivamente y con contundencia una tras otra, todas las convocatorias electorales (generales, autonómicas y municipales). Así, en clave municipal, desde finales de la década de los setenta y década de los ochenta fueron socialistas quienes ocuparon el puesto de máximo regidor: D. Emilio Arroyo López y D. José María de la Torre Colmenero. Siendo este último desbancado de la alcaldía a finales de los ochenta por una moción de censura que aupó al puesto de primer edil a Alfonso Sánchez Herrera (Alianza Popular) con el apoyo del hoy ya extinto CDS.

A pesar de la moción de censura, el PSOE seguía siendo la fuerza más votada, aunque esta tendencia comenzó a invertirse a comienzo de la década de los noventa cuando en las elecciones autonómicas de 1990 el Partido Popular (marca nacida tras el congreso-refundación de Alianza Popular en 1989) superó por vez primera en votos al PSOE en la capital, si bien esta diferencia fue mínima (17.892 votos frente a 17.470). En las dos siguientes llamadas electorales (municipales de 1991 y generales anticipadas de 1993) esta inversión de voto se mantuvo dando al PP un mayor número de votos pero siempre con escaso margen sobre los socialistas. Así las cosas, debido a esa estrecha diferencia en las municipales de 1991, la aritmética electoral volvió a permitir a José María de la Torre Colmenero recuperar la alcaldía con el apoyo esta vez de Izquierda Unida.

Tras esta primera mitad de la década de los 90, la diferencia entre PP y PSOE se acentuó. De esta manera, lo que había sido una sucesión de derrotas dulces a partir de las autonómicas de 1990, se convirtió en una debacle en las autonómicas de 1994 en las que el PP casi dobló en votos (28.857) al PSOE (15.466) en parte por el ascenso que en esos años también experimentó Izquierda Unida. Como consecuencia de ello, en las elecciones municipales de 1995 Alfonso Sánchez Herrera (PP) volvió a ganar la alcaldía, esta vez sí, con holgada mayoría absoluta.

Las diferencias entre ambas formaciones volvieron a ser ajustadas a partir de las municipales de 1999 sobre todo después de que en esos comicios el PP sufriera un descenso de votos de más del 25% respecto a la última cita electoral que había sido en las autonómicas de 1996. La explicación a este hecho fue atribuida no tanto al desgaste en el ejercicio del poder, sino a que en las elecciones municipales de 1999, el PP cambió su cabeza de lista no presentándose Alfonso Sánchez Herrera a la reelección y siendo sustituido por Miguel Sánchez de Alcázar Ocaña. En las siguientes elecciones municipales de 1999 el PP volvió a ganar por mayoría absoluta convitiéndose así Miguel Sánchez de Alcázar Ocaña en el cuarto alcalde de la democracia de la capital jiennense. Las diferencias de votos entre socialistas y populares se siguieron manteniendo en los niveles de las municipales durante las llamadas electorales de los siguientes cuatro años, y así hasta que de nuevo, y por estrecho margen en las municipales del 2003 el PP volvió a ganar por mayoría absoluta siendo la tercera vez consecutiva que lo lograba desde 1995.

Tras los comicios del 2003, las fuerzas se igualaron bastante hasta el punto de que en las dos siguientes elecciones (generales y autonómicas del 2004) fue el PSOE la fuerza más votada en la capital. En los años sucesivos se hicieron patentes progresivamente notables desavenencias en las filas del Partido Popular que dieron lugar a una fuerte división en su seno entre los partidarios del primer edil, Miguel Sánchez de Alcázar, y el presidente provincial del partido, José Enrique Fernández de Moya. En esta situación se llegó a las elecciones municipales del 2007 en las que el resultado electoral se mantuvo a nivel de empate técnico (pues la diferencia fue inferior a los tres puntos porcentuales), siendo esta vez el PP la fuerza más votada aunque por un margen de tan sólo 1500 votos. Esta nueva situación de mayoría relativa desconocida en el ayuntamiento desde 1991, fue celebrada por los socialistas como un triunfo pues un pacto con IU dejó el camino expedito a la candidata del PSOE, Carmen Purificación Peñalver Pérez, para convertirse en la nueva alcaldesa de la ciudad, la primera de la historia, que devuelve a un socialista la alcaldía de Jaén doce años después.

Al año siguiente, en el 2008, y bajo mandato municipal socialista se celebraron nuevas elecciones generales y autonómicas que de nuevo dieron por estrecho margen como fuerza más votada en el caso de las generales en la capital al PSOE (47,17%) reeditando la situación ya ocurrida cuatro años antes en el 2004, mientras que los resultados en las autonómicas dieron una ventaja al PP.

El Alcalde de Jaén es la máxima autoridad política del Ayuntamiento de Jaén. De acuerdo con la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio, del Régimen Electoral General el alcalde es elegido por la corporación municipal de concejales, que a su vez son elegidos por sufragio universal por los ciudadanos de Jaén con derecho a voto, mediante elecciones municipales celebradas cada cuatro años. En la misma sesión de constitución de la Corporación se procede a la elección de Alcalde, pudiendo ser candidatos todos los concejales que encabecen sus correspondientes listas. Es proclamado electo el candidato que obtiene la mayoría absoluta de los votos. Si ninguno de ellos obtiene dicha mayoría es proclamado Alcalde el concejal que encabece la lista más votada.

El lema que luce el escudo de la Ciudad de Jaén está compuesto por los mismos elementos que forman el escudo provincial pero éste carece de escusón y aparece rodeado por una cinta en la que figura el lema: Muy Noble y muy Leal Ciudad de Jaén, Guarda y Defendimiento de los Reynos de Castilla, el cual está escrito en letras de sable.

Este título fue otorgado a la ciudad por el Rey Enrique II de Castilla, debido a los privilegios con los que la ciudad contaba en la época, y al papel que ésta había tenido antes, durante y después de su reinado, frente a la amenaza que suponían los árabes en Granada.

El Canto a Jaén fue escrito por el poeta D. Federico de Mendizábal, y el músico D. Emilio Cebrián Ruiz.

Otros monumentos de relevancia serían: el Palacio de la Diputación, el Antiguo Hospital de San Juan de Dios, el Arco de San Lorenzo, Arco del Consuelo, las Fuentes monumentales de los Caños, del Pilar del Arrabalejo, La Fuente de la Magdalena (morada del lagarto) y la Fuente Nueva.

En cuanto a los numerosos templos, destacar los de San Juan, San Bartolomé, San Antonio y Santo Domingo, Monasterios de Santa Úrsula, Santa Clara, La Merced, Santa Teresa y Las Bernardas. Completan La Puerta del Ángel, la Puerta de Martos, los palacios de Los Vilches, del Condestable, de Uribe (demolido), de los Velez, de Cobaleda, el Palacio del Museo Provincial, con las portadas trasladadas del Posito y San Miguel, Iglesia del convento de los Carmelitas Descalzos, en la cual se encuentra el Camarín de Jesus, el nuevo teatro Infanta Leonor, el Seminario, Jabalcuz, etc..

Dentro del mismo municipio y a escasos minutos de la capital, merece igual mención el conjunto arqueológico de Otíñar en plena Sierra de Jaén, en el que destacan una veintena de abrigos con pinturas rupestres, un dolmen y muralla de la Edad del Bronce, una fortaleza medieval (Castillo de Otiñar) y una aldea del siglo XIX hoy abandonada, la de Santa Cristina.

La ciudad acoge el campus principal de la Universidad de Jaén. Existe como tal entidad independiente desde 1993, por lo que es una de las universidades más nuevas de España, con unas instalaciones modernas y de vanguardia.

Actualmente alberga unos 15.000 alumnos en sus 27 titulaciones, entre las que destacan como propias las Ingeniería Técnica en Topografía, Ingeniería de Geodesia y Cartografía y la doble Licenciatura en Derecho y Administración y Dirección de Empresas. Jaén es la única ciudad de Andalucía donde se pueden estudiar estas titulaciones.

La gastronomía de Jaén es muy variada. Quizá uno de sus platos más destacados sea la pipirrana. Contrariamente a lo que en ocasiones se suele afirmar, la pipirrana no es una ensalada más, pues posee una consistencia y elaboración que la hacen merecedora de la mejor consideración. Se elabora con tomate (maduro, picado en trozos pequeños) al que se añade un jugo hecho a base de aceite de oliva, pimiento verde, ajo y sal. Tradicionalmente este jugo era elaborado a base de mortero, pero en la actualidad es también común el empleo de batidoras eléctricas para su elaboración. Una vez trabado el tomate con el jugo preparado, se añade un huevo duro rallado o hecho trozos muy pequeños y, tentativamente, se puede añadir atún. Se podría decir que la pipirrana es, por origen y arraigo, a Jaén como el salmorejo a Córdoba.

Entre la repostería destaca: el Ajo Blanco de Jaén (Almendra cruda, aceite de oliva, huevos, ajos, sal, vinagre y agua), arroz con leche, gachas de Jaén, pestiños o gusanillos.

Merece la pena destacar también productos típicos de la tierra como la Cerveza "El Alcázar", el Anís "Castillo de Jaén" y el Resol o Rosolí (Licor típico a base de hierbas).

La mayor parte de la población de la ciudad es de tradición Católica.

La ciudad del Santo Reino se originó como un santuario de peregrinación religiosa desde la más remota antigüedad. Sin embargo, el rango de capitalidad de la ciudad de Jaén se ha debido desde su origen a su posición estratégica militar.

La investigacion arqueologica ha puesto de relieve que estamos ante una de las ciudades más antiguas de la peningula. Y es que en el entorno de la capital, hacia final del Neolítico, existían varias macroaldeas dispersas: Puente Tablas, Huerto Berenguer y Marroquíes Bajos, siendo ésta última la que reagrupó a toda la ciudad, alcanzando hacia el 2.500 A.C. su máxima extension.

La controvertida zona Arqueológica de Marroquíes ocupa una extensión aproximada de 40 hectáreas que coincide con varios sectores del Plan General de Ordenación Urbana programada como zona de construcción de viviendas. Cuando comenzaron los primeros movimientos de tierras para la construcción se puso de manifiesto parte de la ocupación humana que esa zona había contenido desde el III milenio antes de nuestra era hasta los siglos XII y XIII y la relación que esta zona hubo de tener con lo que tradicionalmente se había considerado origen y desarrollo de la ciudad más antigua en torno al Cerro de Santa Catalina y sus laderas, lo que identificamos con la ciudad ibero-romana y medieval.

Los trabajos de Arqueología urbana acometidos en esta zona desde Febrero de 1995 hasta la actualidad han permitido documentar la existencia de diversas fases culturales. De ellas, la fase más conocida por su extensión y número de construcciones es la perteneciente a la Edad del Cobre (III milenio antes de nuestra era). Se han estudiado viviendas excavadas en la roca o cabañas y otras construidas con zócalos de piedra y postes, posiblemente de madera, que sirven de soporte a techumbres de materia vegetal, silos o lugares para almacenaje, espacios dedicados a la metalurgia (con lo que ello implica del dominio humano sobre la producción de herramientas y la transformación de los minerales), estructuras de tipo defensivo, fosos y murallas, también sepulturas colectivas similares a las documentadas en 1950 durante las obras de la Iglesia de Cristo Rey en la zona de Marroquíes Altos; estas se encuentran situadas al Este, en una de las zonas más extremas del poblado. La delimitación de este poblado aún no es definitiva, en la actualidad los límites del mismo están en las líneas de fortificación y delimitación de murallas y fosos. Se han localizado cinco fosos desarrollados en círculos concéntricos con líneas de muralla en ocasiones perpendiculares a los fosos que al parecer garantiza un sistema defensivo bastante seguro; en otros casos se encuentran reforzando la parte interior del foso. La Edad del Cobre o calcolítico es una época importante en la Prehistoria, pues tras la revolución neolítica comienza a aparecer la metalurgia, la complejidad social, el control humano del territorio y la expansión demográfica en la Península Ibérica. Concretamente la Edad del Cobre en Jaén representa la consolidación de la economía agraria y la emergencia de un sistema territorial, articulado por centros importantes como Marroquíes Bajos en Jaén.

Aquella pequeña ciudad del siglo XII que se ocultaba de los pasos de los ríos Guadalbullón, Otíñar y Riofrío tras la fortaleza rocosa amurallada de Santa Catalina por el sur y el este creció lentamente hacia el sur, rodeando las rocas de Santa Catalina.

El siglo XV deriva en su crecimiento hacia el este, sobre la misma dorsal que separa las vertientes hacia el norte y hacia el sur, hasta la iglesia de San Ildefonso y Puerta del Angel (hoy Alameda de Capuchinos). Desde entonces hasta hoy, un lento crecimiento hacia el sur ha extendido la ciudad hasta el pie de la Peña de Jaén, rodeando el barranco del barrio de La Alcantarilla.

El Crecimiento de la ciudad durante los siglos XVII y XVIII se produjo exclusivamente fuera de las murallas por el borde sur.

La ciudad no se extiende ya por el sur sino que el crecimiento se limita por el este al exterior de la muralla, formándose el adarve del barrio de El Recinto. Por el norte, en cambio, y alrededor de la muralla, se urbanizan los alrededores de la actual plaza de la Constitución y algunas casas aparecen al oeste fuera del Arrabalejo y Puerta de Martos. El Barrio de San Ildefonso acoge la zona comercial de la ciudad.

La expansión del siglo XIX hacia el sur había dibujado un nuevo pequeño barrio de trazado ortogonal, pero su calle principal y accesorias tienen una trama parecida a las antiguas.

El verdadero cambio de la morfología urbana se produciría en el siglo XX en torno a un nuevo eje de crecimiento que acaba de aparecer como consecuencia de un gran logro: la llegada del ferrocarril a la ciudad de Jaén con la construcción de la línea férrea Linares-Puente Genil, cuya estación de Jaén se localiza a un kilómetro al norte de la ciudad (hoy barrio de Expansión Norte). Dicho eje de crecimiento es lo que hoy se conoce como Paseo de la Estación.

Hasta 1931 la ciudad había crecido poco más. Aparece, con escaso caserío aún, el barrio de San Felipe, frente al Seminario Diocesano; la manzana de edificación entre la Puerta Barrera y el Paseo de la Estación se completa, se traza el eje central del llamado ensanche, la calle Arquitecto Berges, pero aún no se edifica.

Será, pues, después de la Guerra Civil Española cuando la ciudad comience su verdadera expansión ,aunque de modo aislado, en el barrio de Santa Isabel mediante una operación de promoción de viviendas económicas iniciada en la República y continuada en los primeros años del franquismo; de igual modo se promueven viviendas por encima de la carretera de circunvalación en sus dos extremos, en el barrio de Peñamefécit y en el de la Alcantarilla.

Entre los diferentes barrios de la capital quedan grandes espacios vacíos, con solares céntricos poco edificados. Dichos solares de lujo serían en los años siguientes objeto de una fuerte especulación. La celeridad en la cobertura del espacio comprendido entre el casco antiguo y la vía férrea, facilitada por la avenida que habría que traer el progreso (Paseo de la Estación) fue un mal paso que dificultó la búsqueda de soluciones para las necesidades creadas por una población en crecimiento.

La existencia de un bucle descrito por la línea férrea al norte inmediato de la ciudad ha hecho que el crecimiento se produzca buscando otras salidas como la búsqueda de otro suelo edificable, que produjo expansiones por el sur, por el este y por el oeste. El polígono del Valle expandió la ciudad hasta las Lagunillas, junto al campus de la Universidad.

Será en la década de los 70 y 80 cuando se produce por el oeste la gran operación urbanística y especulativa llevada a cabo sobre un artificioso vacío intermedio entre los ya poblados Peñamefécit y Santa Isabel; El Gran Eje o Avda. de Andalucía, bulevar de más de 2,5 km, diseñado con edificios de 10 plantas retranqueados de la línea de fachada y aislados con ajardinamiento.

Al final de la Avda. de Andalucía, se formó muy rápidamente durante los 90 un gran barrio residencial, Las Fuentezuelas. Una vez agotado el espacio, el nuevo crecimiento de Jaen se ha focalizado en el norte. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) iniciado en 1981 es base del actual en la cuestión de la expansión del casco urbano, ya que parte de una solución alternativa al trazado ferroviario que permite asegurar realmente la expansión norte (es lo que se conoce como barrio de Expansión Norte), en abanico de este a oeste con la continuación del Paseo de la Estación con un gran Bulevar central, llamado Paseo de España junto con la construcción de bloques de viviendas a ambos lados del paseo.

En 2002 fue inaugurada la 1ª fase de ese gran bulevar y en mayo de 2007 fue inaugurada la 2ª fase con la construcción del parque Andrés de Vandelvira y actualmente está en construcción otra 3ª fase.

La ciudad de Jaén cuenta con un gran número de fuentes históricas que embellecen sus calles. Entre otras, actualmente se cuentan las siguientes: Infraestructuras en origen romanas como Los Baños Árabes, El Balneario de Jabalcuz, el Raudal de La Magdalena, Fuente de Los Caños, Fuente del Arrabalejo, Fuente de la Merced, Fuente de la Alameda, La Fuente del Pato, Las fuentes de la Plaza de San Bartolomé.. y las recientes fuente de La Glorieta de Blas Infante, Fuente de la Carretera de Granada o las fuentes y manantiales (artificiales) del gran parque del Bulevar donde el agua y sus fuentes juegan un papel simbólico muy importante para una ciudad cuyo origen y devenir va ligado al agua.

Tal vez la paradoja más llamativa entre la ciudad actual y sus orígenes se refiera al agua. Jaén era la ciudad del agua. Nace en torno al desbordante raudal de la Magdalena, un caño de agua tan abundante que no sólo abastecía, aun en época árabe, a una población de una ciudad de unas 20 ha, sino que además también daba agua a cinco baños públicos y un importante número de huertas, y aun sobraba. Los cronistas hablaban de que su raudal alcanzaba el tamaño del tronco de un buey, brotando de la montaña.

No era el único manantial: también gozaba de consideración, entre otros, el manantial de Santa María o Caño Santo (bajo la Catedral). Junto al resto de fuentes y pilares, configuraban así una ciudad donde el agua era abundante y, de forma insólita y al contrario que la mayoría de las ciudades, la ciudad abastecía a los campos cercanos y no a la inversa. La procedencia de estos manantiales se situaba en el cerro de Santa Catalina, que se supone un inmenso almacén natural de agua.

A esta riqueza habría que sumar los arroyos que surcaban la ciudad, cruzados por numerosos puentes, como en la calle Arroyo de San Pedro, que establecían un paisaje urbano sin duda radicalmente distinto al que hoy conocemos.

El agua configuraba la ciudad. Así, cada barrio contaría con su aljibe que ya en época cristiana, sobre todo durante el renacimiento, se sustituiría por su pilar o fuente, en muchos casos de carácter monumental, adosada por lo general a una pared, de donde los vecinos se abastecerían y en la que abrevarían las bestias.

A partir de este momento, la ciudad precisaría de nuevos espacios centrales en los que situar vías más amplias de circulación y los cauces de los arroyos se abovedarían, para dar lugar a las calles que hoy conocemos.

Para nuestros días esos manantiales ya se secaron o sus aguas ya no son superficiales. Hoy las fuentes que han sobrevivido a un exacerbado crecimiento urbano se abastecen de la red de distribución pública y, cuando las restricciones lo permiten, emanan agua perfectamente potabilizada. Un inadecuado sentido de la construcción moderna ha ido afectando a la capa freática, donde se almacenaba tanta agua, hasta agotarla o desviarla.

En Jaén está muy arraigada la cultura del tapeo, ya que existen numerosos bares donde por el precio de una bebida (cerveza, vino o refresco), que suele rondar 1 ó 1,5 € (2006), se puede disfrutar por persona de una tapa de gran tamaño. Además existen numerosos restaurantes donde degustar las variadas especialidades gastronómicas provinciales y andaluzas, en las que su magnífico aceite de oliva es parte fundamental e indispensable.

Jaén es una ciudad joven, abierta y muy variada en cuanto a distintos ambientes, donde disfrutar de exposiciones, conferencias, visitas guiadas histórico-artísticas, museos, salas de conciertos, cines, teatros, mercadillos, carnavales, ferias, verbenas y fiestas populares de barrio (entre primavera y verano) así como bares y pubs de diversos estilos y diversión hasta altas horas de la noche. Entre los jóvenes es común el botellón, y desde 2007, con la entrada en vigor de la llamada ley antibotellón, se habilitó el recinto ferial de La Vestida como único botellódromo de la ciudad.

Para la práctica del deporte la ciudad consta de dos polideportivos llamados Las Fuentezuelas y La Salobreja, junto con las instalaciones deportivas universitarias. También existen asociaciones de senderismo y escalada, como El Lagarto y Jabalcuz, así como la denominada Vía Verde del Aceite, que corresponde a un antigua trazado de línea férrea de principios del siglo XX que unía Jaén con Puente Genil (Córdoba) conocido como el tren del aceite.

En el apartado del fútbol, el Real Jaén Club de Fútbol, que milita en el grupo IV de la Segunda División B es el equipo más representativo de la ciudad y provincia. Su estadio, La Victoria, es de uso exclusivo del club, mientras que el resto de equipos y aficionados jiennenses cuentan con los campos de fútbol de césped artificial Instalaciones Deportivas Sebastián Barajas y UJA.

El fútbol sala siempre ha tenido gran tradición en la ciudad, que actualmente cuenta con dos equipos, Jaén Fútbol Sala y Club Deportivo Jaén, que militan en el grupo 8 de la Primera Nacional "A". Amnbos disputan sus partidos en en el pabellón del polideportivo La Salobreja.

Para el atletismo, la ciudad cuenta con las pistas de La Salobreja, sede del Club de Atletismo Caja de Jaén, que milita en la Primera División Andaluza. En el apartado de eventos, cabe destacar la Carrera Urbana Internacional Noche de San Antón, la Milla Internacional de Otoño Manuel Pancorbo, la Media Maratón Ciudad de Jaén: Memorial Paco Manzaneda y la Subida del Pantano del Quiebrajano.

En ajedrez es reseñable el Open Internacional de Ajedrez Ciudad de Jaén, que se celebra cada año desde 1989 bajo organización del Ayuntamiento de Jaén y del Club de Ajedrez Casino Primitivo.

Existe un equipo de rugby, el Jaén Rugby, que milita en Primera División Nacional, pero que al no contar con un lugar adecuado para la práctica de su deporte, tiene que trasladarse a la localidad de La Carolina para realizar sus encuentros en casa.

En cuanto a la natación, en la capital existen tres clubes dedicados a ella, el CN Jaén 99, el CN Santo Reino, y el CN Jaén, que además cuenta con un equipo en la Primera División Andaluza de waterpolo.

El primero de ellos es el prestigioso Concurso Internacional de Piano Premio Jaén, que destaca nacionalmente por ser el primer concurso de piano de España, comenzando en 1953. Fue promovido en sus orígenes por Pablo Castillo García-Negrete, un arquitecto, amante de la música, que empezó a donar los primeros premios de pocos miles de pesetas. Actualmente la dotación del premio asciende a 57.000 euros y conlleva la grabación de álbumes de música clásica en estudios profesionales. La última ganadora de este importante concurso fue la pianista de nacionalidad china Yin Yu Qin, en 2008, en la quincuagésima edición.

Cabe destacar también los Ciclos de Rock de la ciudad de Jaén, que cuentan ya su XX edición. Presentan alrededor de 50 grupos de música, ya sean principiantes o veteranos, además de otros grupos invitados de gran prestigio a nivel tanto provincial como nacional. Entre los estilos destaca el heavy metal, el goth metal, y otros subestilos, si bien los grupos más consolidos tienden al rock and roll clásico, britpop, indie y estilos más alejados del metal. Estos ciclos son una de las actividades más consolidadas del Patronato de Cultura, Turismo y Fiestas, y están integrados en el programa "Órbita Cultura 360º". Cuenta en los últimos años con un presupuesto que ronda los 43.000 euros, a pesar de que la entrada a los conciertos es totalmente gratuita. Estos comenzaron celebrándose en el auditorio del parque de la Alameda, más tarde en el Recinto Ferial, y recientemente han vuelto a sus orígenes.

Por último, el Festival Lagarto Rock, que nació en Jaén hace más de veinte años, y supuso un acontecimiento por el que pasaron varias de las mejores formaciones musicales de los años ochenta. Pasó de ser un concurso local a nacional, ye s actualmente uno de los certámenes de su género más importantes de Andalucía. Está promovido por el Área de Festejos del Ayuntamiento de Jaén y el Instituto Andaluz de la Juventud.

En octubre se celebra la Feria de San Lucas, cuyo día grande es el 18 de octubre. Esta feria suele tener una gran actividad, siendo costumbre las corridas taurinas,que se celebran en la Plaza de Toros de Jaén, conocido como "Coso de La Alameda", conciertos de artistas de fama nacional, así como el acudir al recinto de La Vestida para montar en las atracciones o bailar en las casetas. Al ser la última feria del año en España, la afluencia de gente de otros municipios y de las provincias limítrofes es bastante notable, a pesar de ser tradición la coincidencia de la feria con las primeras lluvias del otoño.

El 25 de noviembre se celebra el día de Santa Catalina, patrona de la ciudad junto a San Eufrasio, con una romería a las faldas del castillo. Es costumbre asar chorizos y, sobre todo, sardinas, aunque a veces ciertas partes del monte quedan demasiado sucias tras la fiesta.

La víspera del 17 de enero se celebran las hogueras de San Antón, en las que aparte de comer y bailar, se cantan melenchones. Esa misma noche se celebra la Carrera Urbana de San Antón, de fama internacional, en la que los corredores participan animados por todos los jiennenses, que portan antorchas, especialmente en el tramo final, a su llegada a la Avenida de Andalucía.

Entre febrero y marzo dependiendo del calendario religioso católico se celebra el Carnaval con un desfile alegórico a las leyendas de la ciudad, bailes, concursos de disfraces y de agrupaciones musicales (coros, comparsas, murgas y chirigotas) donde a través de la diversión y la fiesta se hace un repaso burlón, crítico y satírico de lo acontecido durante el año.

Durante el mes de mayo, y con carácter bianual, en la institución ferial, se celebra Expoliva, la Feria Internacional del Aceite de Oliva e Industrias Afines, referente a nivel mundial del mundo del olivar.

En el mes de junio tienen lugar las Ferias y fiestas en honor a la Virgen de la Capilla, co-patrona de la ciudad. Aparte de conciertos como el Lagarto Rock, y festejos taurinos.

Jaén es una ciudad que alberga gran número de leyendas muy imbricadas en el alma de sus gentes. Casas enduendadas, tesoros sorprendentes, relatos islámicos... como el Lagarto de la Malena o la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno, más conocido como El Abuelo.

Según el censo de 2008 la ciudad cuenta con una población de 116.417 habitantes y una densidad de población de 274,32 hab/km². Aloja una población flotante de más de 130.000 habitantes y es cabecera del Área Metropolitana de Jaén con 220.000 hab.

En el año 2008 la población era de 56.355 varones y 60.062 mujeres.

En el año 2004 hubo 1.374 nacimientos y 897 defunciones.

El saldo migratorio en el año 2004 fue de -222, residiendo en la ciudad una población extranjera de 2.073 personas, resultando la nacionalidad predominante la ecuatoriana con 588 personas.

El paro registrado durante el año 2005 fue de 6.845 personas.

La renta media declarada en 2003 es de 16.390,90 €.

El servicio de autobús urbano de Jaén está gestionado por la empresa privada Castillo S.A. y cuenta con un servicio de 23 líneas que conectan los diferentes barrios de la capital.

Jaén cuenta con una red de 121 taxis que conectan los diferentes barrios de la capital. Hasta el año 2010 se aumentará al número de licencias hasta hacer un total de 127, de modo que la ciudad contará con 1,1 taxis por cada mil habitantes.

Los taxis en Jaén se caracterizan por ser de color blanco y una banda oblicua de color morado a ambos lados junto con el escudo de la ciudad.

La red de carril-bici en Jaén es muy escasa teniendo en cuenta que tan solo existen los tramos que discurren por la avda. Ben Saprut desde la universidad hasta la carretera de Madrid y el recorrido circular del parque Andrés de Vandelvira.

Por esta razón son muchas las asociaciones que defienden la construcción de más tramos de carril-bici que ayudarían a paliar en parte el caos circulatorio de la ciudad en horas punta.

En el futuro se construiran más de 20 Km. de carril-bici en la ciudad, que comenzaran con el tramo de 7 Km. entre la ciudad y Los Villares que se espera este en uso en 2009.

Es un proyecto que forma parte del programa electoral del PSOE en las elecciones municipales de 2007.

También se ha anunciado una segunda línea que unirá la capital con su área metropolitana. Trasncurrirá por la Avenida de Andalucía y la Carretra de Córdoba desde donde abandonará la capital para llegar a Torredelcampo, Jamilena, Torredonjimeno, Martos, Mancha Real, las Infantas y Mengíbar.

La estación de autobuses de Jaén está conectada a través de líneas regulares de autobuses tanto provinciales como interprovinciales con las principales capitales españolas. Por discrepancias políticas, aún está pendiente dar solución a la antigua y colapsada estación de los años 40.

Jaén cuenta con una estación de RENFE. Por su propio peso es uno de los puntos ferroviarios más importantes de la provincia, junto con las estaciones de Linares-Baeza y Espelúy. Su importancia se incrementará cuando sea la terminal de la futura línea de alta velocidad Jaén-Madrid.

La estación se encuentra en una situación privilegiada al estar ubicada en el barrio de expansión norte, uno de los nuevos barrios residenciales de la capital. Hay proyectos de soterrar las vías del tren a su paso por la ciudad que discurren por un tramo de dos kilómetros para evitar que estrangulen el desarrollo urbanístico de la ciudad.

Dichas obras de soterramiento de las vías del tren se simultaneará con la construcción de una estación intermodal que integre a los distintos medios de transporte (ferrocarril, autobuses urbanos e interurbanos, taxis y futura red de cercanías que conectará las localidades del área metropolitana con la capital) y que integre Jaén con la Alta Velocidad.

El aeropuerto más cercano es el Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén en la vecina provincia de Granada, al no haber aeropuerto propio para la Provincia de Jaén, si bien es cierto hay proyectos de construir a largo plazo un aeropuerto privado en las inmediaciones del barrio periférico de Las Infantas.De momento ya funcionan los transfer que por 8,5 euros realizan el trayecto cuatro veces al día.

Se prevé que a lo largo de este año, para coordinar los medios de transporte en todo el ámbito metropolitano, se creará el Consorcio de Transportes del Área metropolitana de Jaén.

Lista de Enclaves poblacionales, que por su cercanía dependen del Ayuntamiento de Jaén y se encuentran dentro del Término Municipal de éste.

La ciudad está formada por 9 distritos urbanos que a su vez se subdividen en los siguientes barrios, que no necesariamente coinciden con los barrios tradicionales ya que no hay un listado oficial por parte del ayuntamiento.

Al principio



Reino de Jaén

Ubicación de Santo Reino

El Reino de Jaén, conocido como Santo Reino, fue un antiguo reino primero musulmán y después cristiano, que comprendió un territorio que coincide, aproximadamente, con la actual provincia de Jaén, en Andalucía (España). Fue conquistado por Fernando III de León y Castilla, el Santo, en el siglo XIII. Hasta entonces había sido una fortaleza de los almohades. Anteriormente había fracasado en ese objetivo Alfonso VI de León y Castilla.

Tras varios intentos de Fernando III, Al-Ahman, con el objetivo de consolidar el Reino de Granada, rindió vasallaje al rey y le entregó la ciudad.

Tras este momento, Jaén sería sede civil y eclesiástica del Alto Guadalquivir. El reino estaría formado por las ciudades de Jaén, Úbeda, Baeza y Andújar, y las villas de Arjona, Santisteban del Puerto e Iznatoraf, conformando unos límites cercanos a los de la actual provincia de Jaén. Alcalá la Real se incorporará en el siglo XIV. Tras la división provincial de Javier de Burgos, Jaén perdería territorios que irían a parar a la provincia de Ciudad Real, concretamente las tierras al norte del río Guadalmena y al este del Guadalén: Albaladejo, Terrinches, Puebla del Príncipe y Villamanrique.

La Verónica ó Santo Rostro que se venera en la capilla mayor de la S.I. Catedral de Jaén, es sin duda el símbolo más representativo de esta provincia, que precisamente por gozar de su posesión se viene denominando, al menos desde el siglo XVIII, el "Santo Reino de Jaén".

Se conoce con el nombre de Santo Reino a la amplia zona en torno a la ciudad de Jaén, que fue reconquistada por Fernando III en el siglo XIII, y que tomó el nombre de este Rey santo. Antes esta zona había sido reino vasallo del Califato de Córdoba y más tarde, reino taifa dependiente de Granada.

La actual provincia de Jaén fue denominada desde los más antiguos tiempos medievales "Santo Reino", y todavía hoy resulta frecuente que al nombre de la provincia le anteceda esta aposición. Es común pensar que este apelativo se debe a la señera figura de su reconquistador, el rey Fernando III de Castilla, el Santo. Desde su liberación del poder musulmán, la provincia de Jaén tuvo el estatus de "reino" -según la antigua organización administrativa de los territorios de la corona española, nomenclatura administrativa que estuvo vigente hasta la división provincial de España operada por Javier de Burgos en 1833. Empero los reinos de Córdoba y de Sevilla también fueron reconquistados por Fernando III el Santo, y a ninguno de los dos se le adicionó el título de "santo" nunca. Hay otra explicación para el origen de este apelativo de "Santo Reino", aplicado a la provincia de Jaén. Esta otra explicación, es de índole ocultista. Y se puede fundar en la tradición que nos proporciona el mago decimonónico Eliphas Levi (el sedicente abate Constant que nunca fue abate). En su libro "Dogma y ritual de la alta magia" Eliphas Levi nos cuenta que los antiguos llamaban a la magia "Sanctum Regnum" o "Regnum Dei" (o sea, Santo Reino, Reino de Dios). En este sentido obran muchas razones históricas que nos aclararían que el Santo Reino de Jaén fue en la antigüedad, según los ocultistas, un territorio sagrado y mágico.

Al principio



Campiña de Jaén

Mapa tradicional de los municipios de la Campiña de Jaén anterior al catálogo de 2003 de la Junta de Andalucía.

La Campiña es una comarca de la Comunidad Autónoma de Andalucía (España) situada en la Provincia de Jaén (España). Su capital, como centro administrativo, es el municipio de Andújar.

La Campiña de Jaén es una comarca de la provincia de Jaén. Su capital es Andújar.

La población de esta comarca es de 67.904 habitantes (según los datos del INE para 2007), tiene una superficie de 1.741,76 km², y una densidad de población de 38,9 hab/km².

La comarca está situada al noroeste de la provincia de Jaén (España). Limita con la provincia de Ciudad Real al norte, la provincia de Córdoba al oeste, la Comarca de Sierra Morena al este, y la Comarca Metropolitana de Jaén al sur.

A menudo, la Campiña de Jaén y la Comarca Norte son tratadas como si de una sola entidad se tratasen, recibiendo el nombre de Campiña Norte de Jaén.

Tradicionalmente, se consideraba que esta comarca estaba compuesta por los municipios de Andújar, Arjona, Arjonilla, Cazalilla, Escañuela, Espelúy, Higuera de Calatrava, Lahiguera, Lopera, Marmolejo, Mengíbar, Porcuna, Santiago de Calatrava, Torredonjimeno, Villanueva de la Reina y Villardompardo.

Al principio



Diario Jaén

Diario Jaén es un diario de información general de pago editado en Jaén, redactado íntegramente en lengua castellana y de distribución matinal. Publicó su primer ejemplar el 1 de abril de 1941, hecho que lo convierte en un periódico escrito de referencia en Andalucía y España.

Según los datos del estudio de la Oficina de Justificación de la Difusión (OJD) de enero a diciembre de 2005, tuvo una tirada promedio de 8.955 ejemplares diarios, y una difusión promedio de 7.359 ejemplares diarios. Estos datos lo convierten en el diario de Jaén más vendido, y en líder indiscutible de la prensa jiennense.

Pertenece al grupo Alfonso Gallardo e ideológicamente está considerado un periódico preocupado por los intereses primordiales de sus lectores, jiennenses que viven en Jaén o fuera de sus fronteras. Sus secciones de más prestigio son Local y Provincia. Para transmitir la última hora desde cualquier punto de la geografía provincial, Diario Jaén cuenta con una de las redes de corresponsales regionales más importantes de este país.

En el año 1973 Diario Jaén abandonó su histórica sede en la Carrera de Jesús de la capital y se trasladó al actual edificio del Polígono Industrial "Los Olivares" de Jaén, en la calle Torredonjimeno, número 1.

En el año 2007 tiene un precio de 1 euro de lunes a sábado, y de 1,50 euros los domingos, día en que incluye un suplemento temático, La Semana, además de una revista dominical, Dominical, editada por Progresa. En el mes de julio de 2008, el periódico subió su precio habitual -de lunes a viernes- a 1,10 euros.

En 2006, el rotativo jiennense celebró numerosos actos para conmemorar su 65 aniversario. Una de los más importantes fue la realización de la exposición itinerante "Jaén, una palabra, mil imágenes" que a lo largo del año recorrió la mayor parte de los municipios de la provincia.

Anualmente, Diario JAEN entrega sus galardones para reconocer la labor de diferentes organizaciones y personalidades que contribuyen a la labor de difusión y engrandecimiento de la tierra jaenera. Por ello, la fiesta de los Jiennenses del Año es una de las más multitudinarias de cuantas se celebran a lo largo del año. En 2007, después de dos ediciones celebrándose en Martos, la cita vuelve a la capital y tuvo lugar en el recién estrenado Nuevo Teatro Infanta Leonor.

Desde hace varios años, Diario Jaén S.A. también edita una serie de periódicos gratuitos que se distribuyen en las principales comarcas de la provincia. Con las noticias más cercanas a los vecinos, estas publicaciones han logrado consolidarse sólidamente y cada vez cuentan con mayor tirada. Las ediciones son: - La Voz de Linares. Quincenal. 20.000 ejemplares para Linares y comarca. Redactores principales: Javier Esturillo, Mariela Soriano, Tomás Ballesteros. - La Voz de Sierra Mágina. Mensual. Redactores principales: Ernesto Angulo y xx. - La Voz de Sierra Sur. Mensual. Redactor principal: Mercedes Valverde. - La Voz del Condado. Mensual. Redactor principal: Manuel Collado. Tratamiento gráfico de La Voz: Emiliio Arroyo.

Todas las cabeceras están coordinadas por Miguel Ángel de la Rosa y Elena Cabrera.

Al principio



Universidad de Jaén

Biblioteca de la Universidad de Jaén

La Universidad de Jaén (UJA o UJAEN) es una institución pública destinada a la enseñanza superior. Posee centros en las ciudades andaluzas de Jaén, Linares y Úbeda.

La Universidad de Jaén remonta sus antecedentes a la Edad Moderna con la Universidad de Baeza y a lo largo del siglo XVII, en el breve período en que el Estudio General de Santa Catalina se transformó en Universidad Pontificia.

Antes, en 1368, existió una Escuela de Gramática que además de impartir esta disciplina, lo hacía en Retórica, Lógica y todas las Artes Liberales. Cuando a fines de la Edad Moderna se produjo un significativo enriquecimiento económico, la pujanza de centros urbanos como Úbeda, Baeza, Andújar, Alcalá la Real y el propio Jaén, encuentran en ello y en la coyuntura política, la posibilidad de la concreción de una realidad universitaria. Juan I, en 1382, fundó el Colegio Convento de Santa Catalina Mártir, regentado por la Orden de Santo Domingo. En él se impartían Artes Liberales y Teología.

Gracias a las gestiones del Caballero Veinticuatro D. Juan Cerezo, el papa Paulo III, en 1503, dio una bula que facultaba al Estudio General del Convento de Santa Catalina para el estudio de las Artes Liberales, la Medicina, la Teología y otras ciencias.

En el año 1585 los Agustinos, con la complicidad de algunos miembros del Cabildo Catedralicio y sin permiso del Obispo Sarmiento, intentaron establecer una Universidad de Letras, semejante a la de Baeza, que se había creado en 1538; sin embargo, la fuerte oposición del Obispo y de determinados canónigos, comprometidos con la Universidad de Baeza, hicieron fracasar la Universidad.

En 1629, el papa Urbano VIII, dio una bula que convertía al Estudio General del Convento de Santa Catalina Mártir en Universidad Pontificia, iniciando la de Baeza un pleito que ganó al año siguiente, por lo que Jaén dejó de ser sede universitaria.

La realidad universitaria principal, pues, estuvo en Baeza que, fundada en la fecha antes citada por Rodrigo López, notario, familiar del papa Paulo III, tuvo desde sus comienzos un apoyo muy activo de la importante población hidalga, de la burguesía judeo-conversa, de la Compañía de Jesús y de la Orden Carmelitana, participando en sus seminarios el propio San Juan de la Cruz. En la conformación de sus estudios existieron, desde el principio, las facultades de Artes y Teología, y, en 1683, se creó la de Cánones. La decadencia de la Universidad de Baeza estuvo íntimamente ligada a los hechos históricos que caracterizaron a la Provincia de Jaén hasta fechas recientes, determinando la tendencia a la ruralización que, demográficamente, implica el desmantelamiento de las ciudades; del mismo fenómeno se derivó el absentismo aristocrático que al no encontrar incentivos en las ciudades en crisis, se marchó a la Corte, o a otras grandes ciudades donde invertían o gastaban sus recursos; ello, unido a la decadencia económica, en especial la del sector textil baezano, a los pleitos locales y a la falta de innovación académica hicieron posible el decreto de extinción en 1807 de la Universidad de Baeza y su clausura definitiva en 1824.

A partir de entonces el hilo conductor de las demandas universitarias en Jaén serán los dos centros creados en la capital en 1843: la Escuela Normal y el Instituto de Segunda Enseñanza. Centros que sin serlos plenamente se encuentran ya más próximos a la calificación de Centros Universitarios. También la minería mantuvo sus aspiraciones y la existencia de una burguesía industrial propició en 1892, en Linares, la creación de la Escuela de Minas. Algunos años más tarde nace, también en Linares, la Escuela Industrial de Linares fundada por Real Decreto de 16 de julio de 1910, y donde se impartían los Peritajes Industriales de: Mecánico, Químico, Electricista, y Aparejador. En 1911, se crean en Jaén la Escuela Técnica de Grado Medio que emitía títulos de Perito Eléctrico y Mecánico, y, en 1913, la Normal Superior de Maestros.

Un nuevo salto cualitativo y cuantitativo se produjo a partir de 1945 al empezar a impartirse los Estudios de Peritaje Mercantil en la Escuela Pericial de Comercio. En 1951 se produjo la reapertura de la Escuela Técnica Pericial de Jaén, cerrada en 1937 a causa de la Guerra Civil; la de Linares se había reabierto en 1939/40 al término de la conflagración. Una segunda Escuela Normal de Magisterio, la "Sagrada Familia", se creó en Úbeda en 1949. En 1954 la Diputación Provincial de Jaén fundó la Escuela de Enfermeras de la Beneficencia Provincial.

En torno a los años setenta, la coyuntura demográfica y un modelo político que favorecía la dispersión universitaria por medio de la fundación de Colegios Universitarios, crearon un ambiente propicio para que el Seminario de Actividades Universitarias organizado en 1969 dentro del Instituto de Estudios Giennenses, recuperara el proyecto universitario de Jaén. En abril de 1970 la Diputación de Jaén habilitó los fondos necesarios para la creación de un Colegio Universitario. Solicitado por aquella entidad en julio de 1971, le fue concedido por el Ministerio de Educación y Ciencia en octubre del mismo año. Sin embargo hasta noviembre de 1975 no fue adscrito a la Universidad de Granada.

Antes, en 1972, la Escuela de Magisterio se había convertido en Escuela Universitaria del Profesorado de E.G.B., y la Escuela de Ingeniería Técnica Industrial se transformó en Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial. En 1976 sufrirá igual suerte la Escuela Politécnica de Linares, incorporándose también al grupo de Centros Universitarios de la Provincia de Jaén uno nuevo de titularidad municipal de la misma ciudad, como fue la Escuela Universitaria de Formación de Profesorado "Antonia López Arista". Por último en 1978 se incorporaron el resto del grupo de Escuelas de Jaén y provincia: la Pericial de Comercio que sería la Escuela Universitaria de Estudios Empresariales, la de Enfermería y la de la "Sagrada Familia" de Úbeda.

En 1982 el Colegio Universitario se integró en la Universidad de Granada, aunque la integración efectiva no se llevó a cabo hasta enero de 1985.

La penúltima etapa del proceso se produjo a partir de 1989. En ese año el Colegio Universitario se descompuso en la Facultad de Humanidades y la de Ciencias Experimentales. En 1990 se creó la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas. En el año anterior la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Jaén se transformó en Escuela Politécnica y la Universidad de Granada creó el Campus Universitario de Jaén, donde se adscribieron primero los centros existentes en la ciudad y a partir del curso 92/93 todos los de la Provincia.

La última etapa se inicia a partir de la creación de la Comisión Técnico-Académica del Campus Universitario de Jaén, en mayo de 1992 y la transformación definitiva en Universidad de Jaén, mediante Ley 5/1993 del Parlamento de Andalucía de 1 de julio de 1993, que formalmente inicia su andadura con la constitución de la Comisión Gestora el día 7 de septiembre del mismo año.

En esta etapa, todos los centros universitarios existentes en la ciudad de Jaén, y en el resto de la provincia, conforman la nueva Universidad de Jaén, de la que será el primer rector D. Luis Parras Guijosa (previamente había sido presidente de la Comisión Gestora).

La nueva universidad sigue creciendo, la Escuela Politécnica de Linares, que lleva trabajando 100 años en la formación de profesionales de la ingeniería de minas e industrial, incorpora a su oferta formativa, en el curso 93-94, y ya como centro dependiente de la Universidad de Jaén, estudios de ingeniería técnica de telecomunicación (telemática). Algunos años más tarde, en 2005 y tras implantar el segundo ciclo de ingeniería de telecomunicación, la Escuela Politécnica de Linares adquiere la calificación de Superior.

Los Estatutos de la Universidad de Jaén, como instrumento normativo para su autogobierno, fueron aprobados por el Claustro Constituyente el día 9 de junio de 1998 y posteriormente por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, mediante Decreto 277/1998 de 22 de diciembre, publicado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía número 8 de 19 de enero de 1999.

Una vez cumplidos todos los requisitos que exige la legislación vigente, la Universidad de Jaén queda totalmente integrada en el Sistema Universitario Español y en disposición de ejercer plenamente la autonomía reconocida por el artículo 27.10 de la Constitución Española de 1978.

Desde su creación, la institución ha apostado por la calidad al impartir las titulaciones, así como por el aumento de la producción científica y el desarrollo de las infraestructuras (en la actualidad hay varias en construcción). La oferta de la Universidad de Jaén se concentra en un programa de titulaciones de más de 50, equipos técnicos de alta tecnología, laboratorios, biblioteca con acceso a más de 480.000 publicaciones digitales, programas de intercambio y movilidad de alumnos con más de 60 países, prácticas laborales en más de 550 empresas, una Unidad de Empleo con dos programas de orientación laboral y unas modernas instalaciones deportivas, así como una amplia oferta de actividades para estudiantes.

Su sede principal se encuentra en el edificio D-2 (Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación) y es uno de los edificios más antiguos de la Universidad aunque se conserva en muy buen estado. Además justo en frente de este edificio se encuentra un pequeño jardín botánico con diversas especies de plantas exóticas que aumentan (aún más) el número de zonas verdes en la Universidad de Jaén. Su oferta de titulaciones es amplia y con una gran calidad en la enseñanza de cada una de ellas.

Ubicada en los edificios A-4 (aulario) y A-3 (despachos y laboratorios) del Campus de las Lagunillas. Ambos edificios, de estilo futurista, reemplazan desde septiembre de 2004 al emblemático edificio de Peritos, situado en el casco urbano de Jaén, junto al antiguo estadio de la Victoria. Fue demolido en abril de 2005 y en su lugar se ha construido recientemente un centro comercial de El Corte Inglés.

La Escuela Politécnica Superior de Linares, está ubicada en la C/ Alfonso X, "El Sabio". Las dependencias correspondientes a la E.P.S de Linares se reparten entre dos edificios, los edificios 70 y 71. Durante varios cursos académicos y hasta 2005, la Politécnica de Linares compartió el uso del edificio 70 con la Escuela Universitaria de Trabajo Social. Tras años de reivindicaciones por parte de amplios sectores de la ciudad de Linares y su comunidad universitaria, parece que empiezan a darse pasos firmes en pro de la construcción de un nuevo Campus Universitario en Linares donde se ubicaría la Escuela Politécnica de esta ciudad.

La Escuela Universitaria de Trabajo Social de Jaén se encuentra actualmente en el Campus de las Lagunillas de Jaén, habiendo estado ubicada en Linares desde su creación, a iniciativa de la corporación municipal de este municipio, hasta su traslado, no exento de cierta polémica, en 2005.

La Escuela Universitaria de Magisterio Sagrada Familia de Úbeda es un centro privado adscrito a la Universidad de Jaén y confiado a la Compañía de Jesús.

Tras su creación en 1997 se elige D. Luís Parras Guijosa como rector magnifico de la universidad, quien ostenta el cargo hasta 2007, tras resultar vencedor de las elecciones celebradas en 1999 y 2003. En las elecciones celebradas en 2007, a las que de acuerdo a normativa vigente ya no puede presentarse Luís Parras, resulta vencedor D. Manuel Parras Rosa.

Al principio



Source : Wikipedia