Carnaval de Cádiz

3.3845135671579 (1511)
Publicado por tornado 28/04/2009 @ 00:07

Tags : carnaval de cádiz, fiestas tradicionales, cultura

últimas noticias
Asín-É insiste en formar parte del Patronato del Carnaval de Cádiz - Diario Bahía de Cádiz
La Asociación de Intérpretes y Ejecutantes del Carnaval de Cádiz (Asín-É) ha requerido formalmente, una vez más, que se le incluya como miembro del Patronato del Concurso Oficial de Agrupaciones y Fiestas del Carnaval de Cádiz....
Cádiz podría posponer la petición de Capital del Carnaval para 2013 - Diario de Cádiz
"En estos dos años vamos a contar con una participación muy activa del Carnaval de Cádiz", explicó el mandatario montevideano. El Carnaval, de gran fama en las dos ciudades hermanas, va a ser uno de los pilares básicos de los proyectos futuros comunes...
VIVA CÁDIZ Cien euros a la basura - Andalucía Información
El problema de los contenedores, asegura, les afecta en distinta medida: “En algunas calles a penas cabe y en otras, como en Nueva, a un vecino se lo quitaron en Carnaval, por seguridad y aún no se lo han dado”, asegura. José Lado, presidente de Gades...
Buscando un hermano en Cádiz - Diario de Cádiz
Rabelino, de visita estos días en Cádiz, compartió charla con el concejal de Fiestas gaditano, Vicente Sánchez; el presidente de la Asociación de Autores, Paco Cárdenas; y el secretario de la Fundación Casa Museo del Carnaval de Cádiz representando a...
El Aula de Cultura otorga su insignia de oro a Antonio Peinado Vallejo - Diario de Cádiz
El Aula de Cultura del Carnaval de Cádiz aprobó el viernes en asamblea general conceder la insignia de oro de la entidad a Manuel Peinado Vallejo, "por su trabajo, disponibilidad y ejemplo en beneficio del Aula y el Carnaval de Cádiz"....
Santa Bárbara, una vieja aspiración que hoy se hace realidad - Diario de Cádiz
En la semana de Carnaval ha sido muy habitual que Santa Bárbara se convirtiera en una zona de atracciones a la que acudían jóvenes y pequeños, al igual que ocurrió durante unos años con la Velada de los Ángeles. De hecho, en algunas ediciones de esta...
Decai, de la Barriada - Diario de Cádiz
... jevi metal para gente delicada, pertenecen a la escuela del Carnaval gaditano, como no podía ser menos. Esto es, sonido de Cádiz-Cádiz. "Salimos en comparsas a los doce años, como otros artistas de la tierra, y no renegamos de ello....
La información sin manipulación - Xornal Galicia
Por último, el “chirigotero” Selu García dio las gracias a la UCA por haber incluido al Carnaval en un encuentro cultural, y opinó que “emprender desde la creatividad ha sido y es una forma de subsistir en Cádiz”. El director de la chirigota Los...

Carnaval de Cádiz

Gran Teatro Falla.

El Carnaval de Cádiz es uno de los carnavales más famosos de España y del mundo, por lo que ha sido reconocido (conjuntamente con el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife), como de Interés Turístico Internacional.

Para aclarar el origen del Carnaval los estudiosos remiten hasta precedentes de distintas civilizaciones que, sin usar el mismo concepto de la fiesta, han manejado objetos y utensilios similares a los que se usan en Carnaval, y recuerdan el origen remoto que pueden suponer las bacanales (fiestas en honor de Baco), las saturnales (al Dios Saturno) y lupercales (al Dios Pan), celebraciones que se conocieron tanto en la antigua Grecia como en la Roma clásica.

Sin embargo, parece ser que: el Carnaval de Cádiz, es un hijo, aunque sea pródigo, del cristianismo; mejor dicho sin la idea de la Cuaresma no existiría en la forma en que ha existido desde fechas oscuras de la Edad Media Europea. Se lo relaciona también con los ritmos del tiempo, con la percepción cualitativa del tiempo. El cristianismo establece «un orden pasional del tiempo», en el que los momentos de alegría y tristeza se alternan cronológicamente, según sea tiempo de prohibiciones o tolerancias, asimilados por el cristianismo. El Carnaval es una consecuencia de la concepción simple del tiempo que adopta el cristianismo. Una concepción ajustada a los ciclos vitales y de las cosechas.

Su principal significación es que autoriza la satisfacción de todos los apetitos que la moral cristiana, por medio de la Cuaresma, refrena acto seguido. Pero al dejarlos expansionarse durante un periodo más o menos largo, la moral cristiana reconoce también los derechos de la carne, la carnalidad. El Carnaval encuentra así, además de su significación social y psicológica, su función equilibradora en todos los aspectos. Y todo a pese a que en 1523, Carlos I había prohibido en absoluto las máscaras.

Pero sin duda con el transcurso del tiempo distintos aspectos se han ido marcando con mayor profundidad hasta alcanzar en Cádiz una fiesta distinta. En el proceso de su propia definición el Carnaval gaditano toma peculiaridades del italiano, explicable por la influencia fundamentalmente genovesa que Cádiz conoció desde el siglo XV, tras el desplazamiento hacia el Mediterráneo de los turcos, los comerciantes italianos se trasladan a Occidente, encontrando en Cádiz un lugar de asentamiento perfectamente comunicado con los objetivos comerciales que los genoveses buscaban: el norte y centro de África. Los antifaces, las caretas, las serpentinas, los papelillos (confeti) son otros tantos elementos que se asimilaron del carnaval italiano.

Las primeras referencias documentadas a la celebración del carnaval que conocemos hasta ahora, se encuentran en la obra del historiador gaditano Agustín de Horozco. Datan de finales del siglo XVI, expone que en tiempos de carnaval, las gaditanas arrancaban las flores de las maceas para lanzárselas unos a otros a modo de broma. Otros documentos donde queda constancia de la celebración de los carnavales son las Constituciones Sinodales de 1591 y los Estatutos del Seminario de Cádiz en 1596, ambas contienen indicaciones para que los religiosos no participaran de las fiestas de la misma forma que lo hacían los seglares. Estas referencias, sobre el Carnaval, confirman que ya a finales del siglo XVI las fiestas debían tener gran arraigo entre los gaditanos.

Del siglo XVII también existen referencias, un documento de 1636 reconoce la impotencia del poder civil ante la celebración popular y una carta del General Mencos fechada en Cádiz a 7 de febrero de 1652 se queja de que los trabajadores gaditanos se negaban a reparar su barco por estar en Carnestolendas. También se tiene constancia de los hechos acontecidos en 1678, año en el que se acusó al clérigo Nicolás Aznar de mantener relaciones adúlteras con una tal Antonia Gil Morena, a la que había conocido durante los carnavales.

A partir del siglo XVIII se reiteran frecuentemente las órdenes intentando desterrar el Carnaval. En 1716 se prohibieron los bailes de máscaras por orden de la Corona, prohibiciones que se repitieron a lo largo de todo este siglo. A pesar de todo, existen testimonios que pueden confirmar que el desacato de las órdenes era bastante notable. En el carnaval de 1776 se cometieron excesos en el convento de Santa María y en el de Nuestra Señora de la Candelaria, lo que provocó escándalos en la ciudad. Este mismo año visita la ciudad el viajero británico Henry Swinburne, que dejó testimonio sobre las celebraciones carnavalescas de los gaditanos.

Los carnavales continuaron en este siglo y se celebraron incluso durante el asedio francés y el reinado de Fernando VII. Otro de los intentos por prohibir los carnavales, fue el bando municipal del 20 de febrero de 1816 en el que se prohíbe de manera total la celebración de las fiestas carnavalescas, pero esta medida no tuvo ningún éxito.

La primera agrupación de la que se tiene constancia es Cuadrilla de gallegos, que data del año 1821. Durante aquel año el gobernador de Cádiz, Cayetano Valdés, dio el visto bueno para la celebración de un máximo de seis bailes públicos de disfraces y máscaras. Estos bailes fueron regidos por un estricto reglamento para evitar los excesos. Este carnaval tuvo que ser uno de los mejores de la época, porque no se produjeron disturbios.

El bando municipal 30 de enero de 1833 bando a cargo del gobernador José Manso, también especificaba las restricciones y como novedad aquello que estaba permitido. En el bando del 4 de febrero de 1834 por Pedro Nolasco, recuerda a bandos anteriores, pero destaca la no prohibición de las máscaras.

De mediados de este siglo proviene la costumbre gaditana de pedir alguna invitación o monedas por parte de las agrupaciones tras cantar sus coplas. En 1861 el alcalde Juan Valverde ordena que se dote con una partida de 30.000 reales de vellón con el fin de iniciar una reforma en el carnaval. Esta tutela por parte del ayuntamiento continúa hasta nuestros días. El objetivo de esta era erradicar las malas costumbres que daban una mala imagen de la ciudad y de los gaditanos. Los bandos siguieron recordando, año tras año, a los ciudadanos las diferentes normas de comportamiento.

En 1884, el alcalde Eduardo Genovés Puig, publicó un edicto en el que volvería a repetir las restricciones ya conocidas, y añadió la obligación de las agrupaciones participantes en los carnavales a presentar previamente las coplas que cantarían durante las fiestas. Las agrupaciones conseguían así una licencia para poder salir por las calles y solo interpretarían aquellas que fueran autorizadas, es el primer antecedente de censura en el carnaval de Cádiz. Gracias a esta decisión del ayuntamiento, desde este año se conocen los nombres de las agrupaciones, el número de componentes y sobre todo se conservan las letras de las coplas.

Los coros alcanzan su primera madurez a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, con la participación de Antonio Rodríguez Martínez, el tío de la tiza. Sus coros más recordados son Los claveles (1896) y Los anticuarios (1905). De éste último es recordado el tango de los duros antiguos que es hoy día el himno oficioso del carnaval de Cádiz.

El periodo entre 1920 y 1936, abarca un periodo de madurez de las agrupaciones. En éste podemos situar a Manuel López Cañamaque, autor más prolífico del carnaval junto a Agustín González, El Chimenea.

Los carnavales de 1936 fueron los últimos que se celebraron antes del comienzo de la Guerra Civil, porque esta comenzó el 18 de julio.

Durante la guerra, el 5 de febrero de 1937 se publica el boletín oficial del estado que dos días antes había firmado el gobernador general Luís Valdés, en este se prohibía la celebración del carnaval. El 12 de enero, se publica una nueva orden manteniendo definitivamente la prohibición. En Cádiz, sin embargo, la prohibición no llegó a ser tal y los nostálgicos de la fiesta la seguían celebrando a escondidas. La situación política del momento, no era lo más idóneo dar mucha publicidad a lo que realizaban. Este paréntesis en el carnaval de Cádiz duraría hasta 1948.

Paradójicamente, el Carnaval de Cádiz resucitó gracias a la explosión del depósito de minas de San Severiano, ocurrida en 1947. Vistió a Cádiz de luto y llevó la tristeza a la ciudad de la alegría. Tanto, que el gobernador civil, Carlos María Rodríguez de Valcárcel, pensó que había que levantar los ánimos. Los viejos carnavaleros le habían mostrado su deseo de volver a sacar un corito en alguna velada de verano. Y tras escuchar los tangos de los coros Piñata Gaditana grupo aglutinado por José Macías Retes y Los Chisperos, no encontró motivos para no permitir de nuevo la celebración de las fiestas. Así fue cómo se permitió, fuera del Carnaval, en las fiestas del verano, que aquellos coros de veteranos volvieran a cantar viejos tangos. Había garantías políticas. Entre los coristas figuraba Joaquín Fernández Garaboa, el Quini.

Y tanto levantaron los caídos ánimos de Cádiz los coristas con sus viejos tangos de Los Claveles, y tanto gustó el género a Rodríguez de Valcárcel, que el gobernador se las ingenió para recoger el sentir popular, apoyar la iniciativa municipal y conseguir que el gobierno de Madrid permitiera una resurrección del Carnaval según la ideología dominante. El espíritu de la ciudad se impuso de tal forma que fue disfrazado el propio Carnaval, con el tipo ocasional de Fiestas Típicas Gaditanas. A los coros se les consentía salir, pero poco menos que en la estética de coros y danzas. Por supuesto que sin máscaras en la calle y sin disfraces en el pueblo, sólo en las agrupaciones. En el dirigismo cultural de la época, fueron unas fiestas más del Ayuntamiento que del pueblo, que las insertó en una estética entre juegos florales y fiesta de la vendimia, con reina de las fiestas, que era siempre la hija de un ministro, y cabalgatas como las que don José León de Carranza, el gran impulsor, junto con el concejal Vicente del Moral, había visto en Niza.

Gracias a las Fiestas Típicas el Carnaval se salvó y vivió una de sus etapas de mayor esplendor. Paco Alba, fue el gran exponente de este período superando en calidad al Carnaval anterior a la guerra. Se produjo la universalización del Carnaval, con agrupaciones que gustaron a toda España e Hispanoamérica, sobre todo se recuerda a los Los Beatles de Cádiz (Los escarabajos trillizos) de Enrique Villegas, que en Cádiz ganó el segundo premio de comparsas en 1965 tras Los hombres del mar de Paco Alba.

En 1967 se produjo el traslado de las fiestas al mes de mayo, organizando una auténtica feria, con casetas incluidas.

Desde 1973, los cuartetos participan en el concurso oficial de agrupaciones. En 1975 se produce un hecho histórico en el concurso, la chirigota de Paco Alba, Los belloteros ganó el primer premio pero en la categoría de comparsas junto a Los napolitanos de Pedro Romero Varo. Esta decisión no agradó al aficionado, pero este suceso fue lo que originó que se considerara a Paco Alba el inventor de la comparsa actual.

El 6 de junio de 1976, se celebraron las últimas Fiestas Típicas Gaditanas, para el año siguiente se volvió a febrero y a la denominación de carnavales.

El 15 de febrero de 1977, es la primera fecha del carnaval democrático o en libertad. De este año destaca el coro Los dedócratas, fundamental en la transición de las fiestas típicas gaditanas a carnaval y en la recuperación del coro.

Como no podía ser de otro modo, con la idiosincrasia de los gaditanos, el 5 de febrero de 1978 a las cinco y cuarto de la tarde comenzó el entierro de las Fiestas Típicas Gaditanas. Acto auspiciado por el coro La guillotina, sucesor de Los dedócratas. Encabezaba el desfile fúnebre, que revistió la mayor seriedad por parte de sus participantes, una pancarta con la inscripción: «Entierro de las Fiestas Típicas R.I.P. ¡Ya era hora!», portada por dos miembros del coro vestidos de ciudadanos de la Revolución Francesa.

Seguían dos tambores que, durante toda la marcha estuvieron sonando con redoble a la funerala. También dos miembros del coro que portaban una especie de incensario, uno, y otro un mortero de cocina a modo de hisopo. Después, cuatro verdugos portaban el féretro, sobre el que se colocó el martillito clásico de las antiguas fiestas, sobre la inscripción R.I.P. la caja llevaba adosada a ambos lados seis coronas fúnebres, con las inscripciones: «Un concejal in memoriam», «Vicente no te olvida», «Pepiño con amor», «El látigo Macareno», «De tus amigas las casetas» y «El Quini no sabe si olvidarte». Cuatro soldados de la revolución, con las bayonetas a la funerala acompañaban a la caja. Seguían el duelo mujeres de riguroso luto, que estuvieron llorando todo el trayecto, portando algunas de ellas velas. Inmediatamente después marchaba un prelado, el director del coro patrocinador del acto y tres representantes de las autoridades. Los músicos de la agrupación formaban tras ellos, interpretando con sus pitos marchas fúnebres y sones de Carnaval. Eran seguidos por el resto del coro y por un grupo bastantes numeroso de máscaras. Cuatro soldados cerraban el desfile.

Numeroso público se congregó para ver pasar el entierro, aplaudiendo en ocasiones y demostrando Su aceptación a la idea de La guillotina. Los espectadores rieron con ganas, comentándose que el cortejo corresponde a lo que debe ser el Carnaval y también mostrando su solidaridad con el motivo de la marcha: enterrar aquellas Fiestas Típicas Gaditanas, que no eran ni lo uno ni lo otro.

En 1981, llega la televisión al concurso retransmitiendo parte de la final. En 1982, se unifican la categoría provincial y local. En 1984, la Fundación Gaditana del Carnaval (FGC), Organismo Autónomo del Ayuntamiento de Cádiz, recibió por acuerdo del mismo, la competencia de organizar, dirigir, programar, encauzar, administrar y ejecutar los carnavales de la ciudad. En el mismo año, se presentan al concurso 111 agrupaciones superándose por primera vez la centena de grupos participantes, de la que nunca se ha bajado hasta ahora.

En 1989 se retransmite por primera vez la final completa, al año siguiente con la llegada de Canal Sur, se hace íntegramente en directo y también se emiten resúmenes de las semifinales.

En 2002, tras diversas negociaciones con colectivos de autores carnavalescos, la Fundación Gaditana del Carnaval fue sustituida por el Patronato del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas y Fiestas del Carnaval de Cádiz. Los órganos del Patronato del Carnaval, como se acostumbra a abreviar su nombre, son el Consejo Rector, y sus dos juntas ejecutivas: una del COAC y otra de las Fiestas.

En 2007 se emite por primera vez el concurso completo para la provincia de Cádiz. Las preliminares a cargo de Onda Cádiz y las semifinales y la final por parte de Canal Sur. En 2008 se introduce una nueva fase en el COAC, los cuartos de final (o primera semifinal). También se decide acortar la final del concurso a tres agrupaciones por modalidad.

En Cádiz, el carnaval oficialmente dura once días, pero si unimos a estos: los días del concurso, los actos gastronómicos, ensayos generales y el «carnaval chiquito» o «carnaval de los jartibles», suman más de un mes de carnaval.

Por orden cronológico, este sería el programa actual de actos del carnaval de Cádiz.

Durante toda la semana de carnaval, pueden encontrarse agrupaciones ilegales por diferentes puntos de la ciudad. También existen varios concursos organizados por diferentes entidades, donde actúan agrupaciones participantes en el COAC. Desde el primer jueves, hasta el domingo (salvo el viernes de la final), se habilita una carpa para los bailes de disfraces.

El Antifaz de Oro es un galardón que se entrega a aquellas personas que han estado al menos 25 años ligadas al Carnaval gaditano, ya sea como intérprete o autor.

Al principio



Concurso oficial de agrupaciones del carnaval de Cádiz

Gran Teatro Falla

El Concurso oficial de agrupaciones de carnaval de Cádiz (COAC) se celebra en el Gran Teatro Falla durante un mes, teniendo su final el viernes previo al Miércoles de Ceniza, después de diferentes fases clasificatorias. En este concurso toma parte gran número de agrupaciones de toda la geografía andaluza e incluso en los últimos años de otras localidades no andaluzas como Ceuta o Mérida. Estas agrupaciones participan en diferentes modalidades: coros, chirigotas, comparsas y cuartetos.

Es el concurso de agrupaciones carnavalescas más importante de España y entra dentro del programa oficial del Carnaval de Cádiz como uno de los platos fuertes.

Al principio



Concurso oficial de agrupaciones del carnaval de Cádiz 2007

El concurso oficial de agrupaciones del carnaval de Cádiz de 2007 se celebró entre el 22 de enero y el 16 de febrero en el Gran Teatro Falla de Cádiz.

La primera clasificatoria tuvo lugar el 22 de enero de 2007. Se celebró un acto de inauguración en el que se homenajeó a los componentes del coro de 1949 Estampas Gaditanas: Carlos Mosquera, Agustín González, José Macías y Manuel Macías.

La comparsa de Sanlúcar de Barrameda, El último vagón, de la que estaba prevista su actuación para este día, se retiró del concurso.

La segunda clasificatoria tuvo lugar el 23 de enero de 2007.

La tercera clasificatoria tuvo lugar el 24 de enero de 2007.

La chirigota de Cádiz, Cantando bajo la ducha....... (¿me se escucha?), de la que estaba prevista su actuación para este día, se retiró del concurso.

La cuarta clasificatoria tuvo lugar el 25 de enero de 2007. Fue la primera vez en la historia en la que un sacerdote concursaba en el COAC, fue con la comparsa de Tarifa, El canto del trovador.

La quinta clasificatoria tuvo lugar el 26 de enero de 2007.

El cuarteto isleño Con dos pelotas fue descalificado por interpretar sólo un cuplé, en lugar de los dos establecidos en el reglamento del COAC.

La sexta clasificatoria tuvo lugar el 27 de enero de 2007.

El cuarteto gaditano, Los apóstatas del que estaba prevista su actuación para este día, se retiró del concurso.

La septima clasificatoria tuvo lugar el 28 de enero de 2007.

La octava clasificatoria tuvo lugar el 29 de enero de 2007.

La comparsa de San Roque El confidente y la chirigota gaditana Los seguidores de Papachango de las que estaban previstas sus actuaciones para esta sesión, se retiraron del concurso.

El cuarteto Chanel a los cuatro fue penalizado con 6 puntos por excederse en la interpretación del repertorio en dos minutos de los veinticinco establecidos por el reglamento del COAC.

La novena clasificatoria tuvo lugar el 30 de enero de 2007.

La décima clasificatoria tuvo lugar el 31 de enero de 2007.

La undécima clasificatoria tuvo lugar el 1 de febrero de 2007.

La chirigota sevillana, ¡Po haber estudiao! de la que estaba prevista su actuación para este día, se retiró del concurso.

La duodécima clasificatoria tuvo lugar el 2 de febrero de 2007.

La última clasificatoria tuvo lugar el 3 de febrero de 2007. El cuarteto gaditano, Una locura, según las escrituras, hace historia al convertirse en el primer cuarteto femenino que concursa en el COAC.

La puntuación de corte es de 180 puntos, excepto los cuartetos que es de 36 puntos, las agrupaciones señaladas son aquellas que han obtenido la puntuación para estar en la siguiente fase, pero que pasan del cupo que está en un 40%.

La primera semifinal juvenil tuvo lugar el 30 de enero de 2007.

La comparsa de Puerto Real La barriada de Matagorda de las que estaba prevista su actuación para esta sesión, se retiró del concurso.

La segunda semifinal juvenil tuvo lugar el 31 de enero de 2007.

El cuarteto Set o no set, yo que set y la chirigota Los que tardan en meterla, ambos de Cádiz, de los que estaba prevista su actuación en esta sesión, se retiraron del concurso.

La tercera semifinal juvenil tuvo lugar el 1 de febrero de 2007.

La cuarta semifinal juvenil tuvo lugar el 2 de febrero de 2007.

La primera semifinal tuvo lugar el 5 de febrero de 2007. Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Romualdo Pérez, componente de la mítica chirigota Los cruzados mágicos.

La segunda semifinal tuvo lugar el 6 de febrero de 2007.

La tercera semifinal tuvo lugar el 7 de febrero de 2007.

La cuarta semifinal tuvo lugar el 8 de febrero de 2007.

El cuarteto Los del real fue penalizado con 3 puntos por excederse en la interpretación del repertorio en un minuto de los veinticinco establecidos por el reglamento del COAC.

La quinta semifinal tuvo lugar el 9 de febrero de 2007.

La primera semifinal en su segunda vuelta, tuvo lugar el 10 de febrero de 2007.

La segunda semifinal en su segunda vuelta, tuvo lugar el 11 de febrero de 2007.

La tercera semifinal en su segunda vuelta, tuvo lugar el 12 de febrero de 2007.

La cuarta semifinal en su segunda vuelta tuvo lugar el 13 de febrero de 2007.

La quinta semifinal en su segunda vuelta, tuvo lugar el 14 de febrero de 2007.

La puntuación de corte es de 600 puntos, excepto los cuartetos que es de 120 puntos, las agrupaciones señaladas son aquellas que han obtenido la puntuación para estar en la siguiente fase, pero que pasan del cupo de cuatro agrupaciones por modalidad.

La final juvenil tuvo lugar el 4 de febrero de 2007.

La gran final tuvo lugar el 16 de febrero de 2007.

Al principio



Carnaval

Martes de Carnaval en Las Palmas de Gran Canaria, 1918.

Un carnaval es una celebración pública que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, con fecha variable (desde finales de enero hasta principios de marzo según el año), y que combina algunos elementos como disfraces, desfiles, y fiestas en la calle. Por extensión se llaman así algunas fiestas similares en cualquier época del año. A pesar de las grandes diferencias que su celebración presenta en el mundo, su característica común es la de ser un período de permisividad y cierto descontrol.

El carnaval está asociado principalmente con el catolicismo, y en menor medida con los cristianos ortodoxos orientales; las culturas protestantes usualmente no celebran el carnaval o tienen tradiciones modificadas, como el carnaval danés. La celebración del carnaval más grande del mundo es el Carnaval de Brasil y la más larga es el Carnaval de Uruguay, pero muchos otros países tienen importantes celebraciones, como la que se celebra en Italia, en el Carnaval de Venecia.

Los etnólogos encuentran en el carnaval elementos supervivientes de antiguas fiestas y culturas, como la fiesta de invierno (Saturnalia), las celebraciones dionisíacas griegas y romanas (Bacanales), las fiestas andinas prehispánicas y las culturas afroamericanas. Algunos autores consideran que para la sociedad rural, fuertemente estructurada por el cristianismo, el tiempo de «carnestolendas» ofrecía mascaradas rituales de raíz pagana y un lapso de permisividad que se oponía a la represión de la sexualidad y a la severa formalidad litúrgica de la Cuaresma.

A comienzos de la Edad Media la Iglesia Católica propuso una etimología de carnaval: del latín vulgar carne-levare, que significa 'abandonar la carne' (lo cual justamente era la prescripción obligatoria para todo el pueblo durante todos los viernes de la Cuaresma). Pero no se ha podido explicar el porqué.

Posteriormente surgió otra etimología que es la que actualmente se maneja en el ámbito popular: la palabra italiana carnevale, que significaba la época durante la que se podía comer.

Pero a fines del siglo XX varios autores comenzaron a sospechar el origen pagano del nombre. Carna es la diosa Celta de las habas y el tocino. También estaría conectada con fiestas indoeuropeas, dedicadas al dios Karna (que en el Mahabhárata aparece como un ser humano, hermano mayor de los Pándavas, hijo del dios del Sol y la reina Kuntí). Algunas personas creen que la palabra carnaval hace referencia a una supuesta antigua tradición pagana en la que se ofrecía carne al dios Baal (carna-baal) en una fiesta de donde todo vale.

Actualmente el carnaval se ha convertido en una fiesta popular de carácter lúdico. El término «Carnaval» se aplica también a otros tipos de festividades que no están situadas en el tiempo de las calestolentas (tiempo previo a la cuaresma), pero que comparten elementos similares, tales como los desfiles de comparsas.

En la Argentina la celebración del carnaval tiene una gran importancia y se realiza de maneras diversas de acuerdo a la región geográfica cultural.

En la región noroeste andina, las celebraciones de carnaval señalan la subsistencia de antiguas tradiciones indígenas pertenecientes a la civilización andina prehispánica. Los hitos más importantes dentro de las ceremonias de carnaval son el desentierro y el entierro del diablo de carnaval. El carnavalito, es un estilo folclórico centenario, desarrollado precisamente para las celebraciones.

En la región mesopotámica, limítrofe con Brasil y Uruguay, existen importantes celebraciones en un estilo similar al carnaval brasileño, aunque con elementos de la cultura rioplatense como el candombe. La más conocida de ellas es la que tiene su centro en la provincia de Entre Rios, más específicamente en la ciudad de Gualeguaychu. Allí se realiza el carnaval mas importante del país, por esa razón esa ciudad ostenta el título de Capital Nacional del Carnaval por majestuosidad, cantidad de integrantes que desfilan y un corsodromo similar al de brasil con capacidad para 60.000 personas .

También la ciudad de Corrientes, en la provincia de Corrientes, ofrece desfiles de carrozas y comparsas.

El Carnaval de Oruro es la máxima representación del Carnaval de Bolivia, acontecimiento popular celebrada cada año en la ciudad boliviana de Oruro, y una de las más grandes manifestaciones de arte popular y cultura tradicional andina. El año 2001 la Unesco declaró al carnaval como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad. La celebración se realiza en la ciudad de Oruro, la cual es considerada la capital del Folklore de Bolivia. Esta fiesta, principalmente dura tres días, generalmente viernes (verbena): que es una convivencia de ritmos folclóricos y donde la gente se encuentra en conciertos en la plaza principal 10 de febrero, ésta empieza a las ocho de la noche aproximadamente y sigue hasta la mañana siguiente. Sábado: Que es la entrada folclórica, donde participan mas de 100 grupos vestidos de formas diferentes y coloridos, acompañados por danzas alegres y vestimentas muy sensuales, que son tocadas por bandas de musica al vivo y sin micrófonos; esta acaba en la iglesia cuando se reunen todas las bandas y tocan en el alba que dura hasta el día domingo: donde es la fiesta: cuando los danzarines demuestran toda su alegria ch`allados, el dia anterior hasta el dia lunes donde siguen con fiestas.

La principal característica de este Carnaval, es su relación íntima ligada a la religiosidad, manifestada a través de la veneración de la imagen de la Virgen del "Socavón (Vírgen de la Candelaria).

El carnaval de Tarija es otro de los carnavales mas importantes de Bolivia. Esta fiesta comienza con un mes de anticipación, con recorridos de comparsas y banda por las calles.

Faltando dos semanas para el carnaval, el día jueves hombres y mujeres transitan las calles de la ciudad con hermosas tortas adornadas con fruta de la temporada, dulces, flores, queso, etc; todo esto en una gran canasta con globos y serpentinas. Se trata de la fiesta de "Comadres y Compadres". El que recibe el presente se convierte en compadre o comadre y se compromete a acompañar en las buenas y en las malas a su nuevo pariente espiritual. Por las noches las mujeres de Tarija salen a la plaza a bailar con sus tortas.

Las comparsas tienen la costumbre de llevar a la plaza al diablo enjaulado, donde es liberado con lo que se da por iniciada la fiesta.

Tarija es famosa por la belleza de sus mujeres. Entre ellas se realiza la elección de la Reina de Carnaval. Los habitantes organizan el Corso Infantil y el Corso de Mayores, el cual es lleno de colorido y alegría y se ve complementado con el Concurso Folklórico Campesino de Música y Baile. Posteriormente comienza el gran baile popular en la plaza principal en el que participan comparsas, pueblo y visitantes. Es interesante ir a los pueblos porque cada uno presenta sus manifestaciones folklóricas.

A comienzos de cuaresma, se entierra al diablo en una fiesta especial, evento único en que los tarijeños usan máscara; ésta es elaborada con cuernos de oveja, chivo o vaca imitando al diablo. Mientras un hombre abre el paso para el diablo, detrás va la "negra santera" pintando la cara de los curiosos con hollín. A ellos les sigue el diablo con los grupos carnavaleros.

En Santa Cruz se destacan principalmente los desfiles y corsos carnavaleros. La gente tiene la tradición de mojarse con agua, ya sea mediante baldes con agua, chisguetes (pistolas con agua, pintura o espuma).

Es un gran carnaval que se celebra con mucha alegría en niños y jóvenes, aunque también algunos adultos. Cada año se escoge a la comparsa coronadora que corona a la reina del carnaval cruceño. En este carnaval se demuestra lo típico de Santa Cruz, desde sus tradiciones hasta lo más nuevo y variable del año.

En Ecuador por su alta población indígena en la sierra, se celebran los carnavales con agua, espuma de carnaval, talco o maicena para pintarse la cara o cualquier tipo de tintura del tipo vegetal. El lugar mas conocido de esta celebración es la ciudad de Guaranda, capital de la Provincia Bolívar, a 4 horas de la capital del Ecuador, a donde llegan desde la misma sierra y la costa ecuatoriana por encontrarse en medio del Ecuador. Se bebe el típico licor de la zona, el "pájaro azul". Existe un desfile de carros alegóricos, identificando diversos temas y la mayoría de comparsas baila el tradicional himno carnavalero "El carnaval de Guaranda". Una celebración diferente es la que se lleva a cabo en Ambato, tierra de las flores y de las frutas, donde la característica, a diferencia del resto del Ecuador, son las comparsas culturales, donde se lleva a cabo el desfile de carros alegóricos, decorados con flores y frutas de la zona y llegan delegaciones de otros países para desfilar en él.

En Brasil se celebra el carnaval más extendido y famoso del mundo. Los centros más importantes son las ciudades de Salvador de Bahía, Río de Janeiro y São Paulo. En el carnaval brasileño desempeñan un rol central las escolas de samba y los blocos, conjuntos muy elaborados de danza, música y canto, que desfilan por las calles (en Salvador) y en "sambódromos" (en São Paulo y Río De Janeiro). Las músicas del carnaval es el samba y el axé. Grandes cantantes estuvieron presentes en sus blocos en Salvador, como Ivete Sangalo, Daniela Mercury, Olodum, Cláudia Leitte, Filhos de Gandhi, etc. En Río de Janeiro y São Paulo son los más destacado las escuelas de samba, entre ellas están: En Río: Mangueira, Portela, Salgueiro, Beija-Flor, União da Ilha, Mocidade Independente, etc. São Paulo: Vai-Vai, Nenê, Camisa, Rosas de Ouro, Mocidade Alegre, Peruche, Leandro de Itaquera, entre otras.

El Carnaval de Barranquilla, declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2003 y Patrimonio Cultural de la Nación en 2001 por el Congreso de Colombia. La fiesta inicia con la Lectura del Bando, lo que da inicio a la temporada de «precarnavales», durante la cual se celebran diversas actividades como la Coronación de la Reina y la Guacherna, preparatorias para el Carnaval, el cual se celebra los 4 días de previos al Miércoles de Ceniza. Los carnavales inician con un gran desfile de carrozas y disfraces conocido como la Batalla de Flores (además de otras actividades el Sábado de Carnaval tales como el Carnaval del Sur, desfile por la calle 17 y luego por el Boulevard del barrio Simón Bolívar y el Carnaval de Antano, desfile que baja por la carrera 44); el Domingo de Carnaval el acto central es la Gran Parada de Tradición (desfile de disfraces tradicionales); prosigue el Lunes de Carnaval con la Gran Parada de Fantasía (desfile de disfraces de fantasía) y el Festival de Orquestas (competencia de grupos musicales por el Congo de Oro); el Carnaval finaliza el martes con un desfile por la calle 84 y luego con la muerte de Joselito (personaje que representa el fin del Carnaval) y el concurso de letanías. La festividad congrega tradiciones indígenas, africanas y europeas traídas desde el descubrimiento de América. Igualmente se dan cita los ritmos más representativos de la Costa Caribe colombiana, como la cumbia, la puya, el mapalé, el garabato y el jalao.

También se celebra en Colombia el Carnaval de Negros y Blancos, declarado Patrimonio Cultural de la Nación en 2001 por el Congreso de Colombia. Es una de las fiestas más antiguas de la región sur colombiana, cuya versión moderna se remonta alrededor de 1912; se celebra principalmente en la ciudad de Pasto, aunque también tiene su expresión en otras poblaciones del departamento de Nariño, entre el 2 de enero y 7 de enero. Su principal diferencia con otras festividades en la región latinoamericana es que esta celebración es de carácter festivo enfocado en la expresión artística del pastuso. Su identidad es bastante compleja de describir, ya que mezcla una serie de tradiciones locales, como la Llegada de la Familia Catañeda (4 de enero), con sucesos históricos en la región que forjaron una fiesta que exalta la libertad del pueblo afroamericano celebrada el día de los Negros (5 de enero) y una variación de la celebración del Día de Reyes o día de los Blancos (6 de enero), que es cuando se presentan las monumentales carrozas en el Desfile Magno, donde algunos de sus motivos se inspiran en la identidad indígena de la región. Por eso se considera que esta fiesta resalta la libre convivencia de razas en América Latina. En el 2008 fue declarado como patrimonio mundial de la humanidad por la UNESCO.

El Carnaval de Bogotá fue fundado en 2005 como una respuesta de la capital colombiana ante las propuestas culturales del resto del país, promovida por el alcalde Luis Eduardo Garzón y se celebra alrededor del 6 de agosto, fecha de fundación de la ciudad.

Durante los carnavales que se celebran en las distintas islas de Canarias, miles de personas salen a la calle durante más de una semana. La fiesta cuenta con murgas, comparsas, grupos de disfraces, etc. celebrándose distintos concursos como la Gala de Elección de la Reina Los carnavales se celebran en todas las islas; los más concurridos son los de Santa Cruz de Tenerife y Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, del que destaca la Gala de la Reina y la Gala Drag. Otros importantes son el Carnaval de Playa del Inglés en Gran Canaria y el de Arguineguín, en la misma isla. El Mataculebra de Puerto de la Cruz en Tenerife, los Carneros del Hierro, los Diabletes de Teguise y la parranda Los Buches de Arrecife, ambos de Lanzarote; el Carnaval de Los Indianos de La Palma y el Carnaval de Los Llanos de Aridane ambos de la isla de La Palma.

El Carnaval de Avilés o Antroxu es una de las fiestas más importantes en el Norte de España. Dura alrededor de una semana repleta de actividades, concursos y actuaciones de todo tipo, entre las que destacan el Jueves de Comadres, el concurso de "Chigres Antroxaos" (los bares y restaurantes se disfrazan), el Desfile de Carnaval, el Descenso Fluvial de Galiana o el Certamen del Rey del Gochu la Faba. Se realizan, además, actuaciones de orquestas y grupos de actualidad en El Parche (Plaza de España).

El Carnaval de Cádiz es uno de los más famosos de España y del mundo, por lo que ha sido reconocido (conjuntamente con el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife y el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria), como de Interés Turístico Internacional.

Respecto a los orígenes del Carnaval los estudiosos remiten hasta precedentes de distintas civilizaciones que, sin usar el mismo concepto de la fiesta, han manejado objetos y utensilios similares a los que se usan en Carnaval, y recuerdan el origen remoto que pueden suponer las bacanales (fiestas en honor de Baco), las saturnales (al Dios Saturno) y lupercales (al Dios Pan), celebraciones que se conocieron tanto en la antigua Grecia como en la Roma clásica.

Aunque de dimensiones más modestas que el de Cádiz, el carnaval de Isla Cristina (Huelva) posee una amplia tradición debido a sus orígenes, gente de la mar que una vez al año disfrutaban de la vida para volver la temporada siguiente a la dura vida en el océano. Este carnaval se parece más al de Cádiz, con sus murgas y comparsas, que a cualquier otro de España y seguramente le sigue en importancia, aglutinando en su teatro a agrupaciones tanto regionales (Huelva, Sevilla y Cádiz) como de la vecina Portugal.

Como casi cualquier otro Carnaval del planeta, el Carnestoltes es la fiesta pagana que se celebra en el intervalo de tiempo que va desde la venida de los Reyes Magos, hasta el miércoles de ceniza, día en el cual comienza la Cuaresma.

Carnestoltes deriva del latín carnis cualis, o sea 'carnes privadas', y hace alusión a la prohibición de comer carne durante los cuarenta días de la Cuaresma.

Los más famosos carnavales catalanes son los de Solsona, Villanueva y Geltrú, Sitges, Rubí, Tarragona, Olot, Palamós y Playa de Aro. El Carnaval de Solsona tiene una gran afluencia de publico el Sabado de Carnaval debido a la tipica ceremonia de "Penjada del Ruc". El Carnaval de Playa de Aro tiene una afluencia de 100.000 espectadores y 7.000 figurantes, siendo el mejor carnaval de la Costa Brava. El Carnaval de Villanueva y Geltrú es el carnaval mas tradicional que, seguramente, podemos encontrar en el mundo, destacando el acto central "Las Comparsas de Villanueva" ("Les Comparses de Vilanova") el Domingo de Comparsas, donde mas de 20.000 personas se enzarzan en una guerra de caramelos.

En Murcia, se celebra el carnaval en bastantes localidades como los de Águilas que están declarados de Interés Turístico Nacional, además de las localidades de:Beniaján, Cartagena, La Unión, Librilla, Torres de Cotillas, Cabezo de Torres, y otros.

No hay datos exactos de los comienzos de la fiesta del Carnaval en la ciudad de Vinaroz, en la Comunidad Valenciana. El documento más antiguo que se conserva en el Archivo municipal corresponde a la realización de un baile de máscaras que se celebró en el año 1871, en el cual se recaudaron cincuenta reales que el Sr. Nicolás Bas Rodríguez hizo entrega al alcalde presidente del Ayuntamiento, el Sr. Demetrio Ayguals de Izco, para la beneficencia.

Posteriormente y en tiempos de la segunda república española, ya hay indicios de la celebración espontánea del Carnaval, pasando a partir de 1939 a ser una fiesta prohibida, siendo muchos vecinos que se disfrazaban, contando un poco de manga ancha por parte de las autoridades del momento, lo cual hizo que esa iniciativa llevada a cabo por algunos vecinos continuara.

Llegando hasta nuevos días y con la llegada de la democracia, la fiesta del Carnaval empezó a resurgir con mayor fuerza, siendo para el año 1983 cuando las primeras comparsas y libres empiezan a desfilar por las calles de Vinaròs hasta llegar a la actualidad, donde 32 son las comparsas que desfilan acompañadas de un nutrido grupo de libres.

En la actualidad de Vinaroz, el carnaval se celebra 40 días antes del inicio de la cuaresma. Doce días antes del miércoles de ceniza dan comienzo los diferentes actos del Carnaval, los cuales durarán 11 días. Son muchos los actos multitudinarios, como la imposición de corbatines a los estandartes de las comparsas, la proclamación de las reinas, dos grandes desfiles que se celebran en el último fin de semana, diferentes actos de tipo deportivo, cultural, gastronómico, etc. Todo ello llenará un amplio programa de fiestas, elaborando y organizado por la Comisión Organizadora del Carnaval (C.O.C) y contando con el patrocinio y colaboración del Magnífico Ayuntamiento de Vinaroz.

Carnaval de Mazatlán: anualmente esta ciudad celebra el Carnaval, se realiza al igual que los demas cuarenta días antes de semana santa. En su libro Los gringos, el teniente Wise hace una somera descripción del carnaval que le tocó presenciar en este puerto en 1848, durante la invasión estadounidense. Es este el primer Carnaval de Mazatlán realmente documentado. No obstante, la versión moderna de esta carnestolenda se remonta al año 1898. Para una Historia oficial de esta festividad se recomienda visitar la página web oficial del Carnaval de Mazatlán.

Carnaval de San Francisco de Campeche: siendo el mas antiguo en méxico celebrado desde finales del siglo XIII, en esta ciudad del estado de campeche las fiestas empiezan el 20 de enero con la llegada y coronacion del rey momo o rey feo, quien preside las fiestas, una semana antes de la semana de carnaval se coronan a los reyes infantiles, el primer jueves antes del miercoles de ceniza se realiza el primer bando infantil, el viernes la coronacion de la reyna, el sabado las familias de la ciudad se reunen desde tempranas horas en el malecon de la ciudad, para precensiar el sabado de bando, en que los reyes usan sus trajes de coronacion, el domingo en el mismo lugar se lleva a cabo la ronda naval donde los participantes usan sus trajes de comparsa, el martes por la mañana en la concha acustica de San Roman se celebra "La Pintadera" donde la gente se avienta pintura unos a otros, el miercoles de ceniza por la noche se realiza la premiacion de los carros, las comparsas y disfraces, al terminar se realiza la quema de juan carnaval con un show de pirotecnia, cabe mencionar que al terminar los bandos hay bailes populares o presentacion de artistas.

El carnaval de Quintana Roo: es uno de los mas ritmicos, por la mescla de culturas entre el pais de belice y mexico, la celebracion se realiza entre las fechas de mediados de febrero y principios de marzo culminando con la quema de juan carnaval ò la imposicion de la ceniza (catolicismo),El carnaval inicia en Chetumal alrededor de 1912, traído por los chicleros y con una fuerte influencia inglesa por su relación con Belice. En su origen este carnaval tenía un atractivo muy particular para la población: la comparsa. Esta era una especie de revista en la que se satirizaban al ritmo de la música, el baile y el canto festivo, los más importantes acontecimientos que habían tenido lugar los meses anteriores.

Más allá de la bulla, se constituía en un reclamo social contra las autoridades o bien en burlas contra la actitud de determinados pobladores: el que había sido injustamente encarcelado, la que se había fugado con el novio, el que le pegaba a su mujer… Este tipo de carnaval entusiasmaba a tal punto a la gente que llegaban comparsas de diversas poblaciones de la región para hacer sus propios reclamos. Sin embargo en los años 50’s, después de la devastación del huracán Janeth, se pierde esta esencia y el carnaval se vuelve más convencional, aunque presenta nuevas variaciones como las estudiantinas, que mantienen el interés de la gente.

Se trataba de grupos de estudiantes que durante los 3 días que duraban las fiestas del carnaval, iban a bailar a las casas que lo solicitaban, de hecho estos días resultaban insuficientes para complacer a todos los que pedían sus bailes.

El Carnaval en Uruguay es la fiesta popular por excelencia, considerándose además el más largo del mundo, con cuarenta días de duración. Se estima que el carnaval en tan sólo un mes, vende más entradas que todos los demás espectáculos tanto deportivos como culturales juntos, incluyendo el fútbol, deporte más popular del país. El carnaval en Montevideo se abre con el desfile de carnaval, que se realiza en la avenida 18 de julio donde desfilan las agrupaciones del carnaval (parodistas, murgas, humoristas, las revistas y las agrupaciones de negros y lubolos), los carros alegóricos, los cabezudos y las reinas del carnaval. Este espectáculo es seguido por decenas de miles de personas en el sitio y por millones por medio de los medios de comunicación.

Uno de los carnavales mas importante de Venezuela es EL CARNAVAL de PUERTO CABELLO (visite: ). La tradición del carnaval de Puerto Cabello se ha mantenido sin interrupción desde 1871, pasando de una generación a la otra, hasta nuestro días. El Grupo de Rescate Folklórico “San Millán” se ha distinguido en esta notable labor de revitalización de la cultura del carvnaval popular de Puerto Cabello. El Museo de la Cultura de Valencia tiene una excelente exposición dedicada a las raíces étnicas del barrio San Millán y a su Carnaval. Las fotos son de Roberto Martínez, Orlando Baquero y Manuel Bravo.

Al principio



Antonio Martín García

Antonio Martín García (Cádiz, 1950), es autor de agrupaciones en el Carnaval de Cádiz, así como compositor para varios cantantes del panorama musical español.

Antonio Martín pasa por ser uno de los autores más representativos del carnaval gaditano. Ha conseguido un total de 14 primeros premios en el concurso oficial de agrupaciones del Gran Teatro Falla. Además ha pregonado diversos carnavales, entre ellos el Carnaval de Cádiz de 1997. Antonio, jovencísimo, no sólo destacó en el recién nacido mundo de la comparsa, sino que llevó a gala el tanguillo que tanto defendía en sus letras. Fue con ello coautor junto a Antonio Burgos de su coro de La Viña dónde también consiguió diversos premios, con coros como La Plastilina o Batmonos que nos vamos entre muchos otros.

En sus composiciones destacamos un fuerte aroma de Cádiz, con músicas y letras que aún hoy nos llevan al pasado de unas costumbres de una niñez ya marchita. Las calles del barrio de La Viña, la plaza de la Cruz Verde y otros lugares históricos de Cádiz permanecen latentes en sus letras; así como la costumbre, ya cada vez menos vista, de la quema del juanillo en aquellos campos vecinales o la liberación del preso.

Antonio siempre mostró una gran aflicción sobre la muerte de su madre en sus letras. En la comparsa Agua Clara reflejó una de ellas.

Si la novia artística de Pedro Romero fue Lola; de Antonio Martín lo fue Rosarillo y Carmela, referentes a la patrona, la Virgen del Rosario, y a la Virgen del Carmen.

Aunque muchos se ensañaran en una animadversión entre Antonio y Paco Alba, Antonio demostró una y otra vez, el respeto que sentía por aquel genio conileño.

Aunque Paco Alba fuese su gran rival en los comienzos, también hay que resaltar que tuvo rivales de la talla de Enrique Villegas, Pedro Romero, Diego Caraballo o Martínez Ares; aunque fue con el último que con el que mantuvo diversas disputas sobre las tablas. Recordamos, que el año de los Trotamúsicos, Antonio Martínez Ares llevó al falla Dorremifasoleando, dos comparsas con tipos muy similares que hizo que saltasen odiosas comparaciones.

Es difícil cerrar una descripción sobre una persona, cuando el mismo Antonio sigue dando muestras de genio año tras año en el Carnaval de Cádiz.

También destaca en otras facetas artísticas, como las de escritor o compositor, siendo el autor de varias canciones de la artista Rocío Jurado.

Al principio



Source : Wikipedia