Campaña electoral

3.3426356589177 (1290)
Publicado por grag 19/03/2009 @ 16:14

Tags : campaña electoral, elecciones 2008, política

últimas noticias
Fuerte gesto de Chávez en plena campaña electoral - Lanacion.com (Argentina)
En medio de la campaña, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, padre del modelo bolivariano, le dio ayer un gesto de respaldo a la presidenta Cristina Kirchner. Como había hecho en 2007, le ofreció apoyo energético y mostró su favoritismo para la...
Rajoy y De la Vega caldean el ambiente electoral de las europeas ... - El Norte de Castilla
El próximo día 22 comienza la campaña electoral que desembocará en los comicios europeos del 7 de junio, pero casi una semana antes, dirigentes nacionales de los principales partidos políticos pisarán Castilla y León para preparar el ambiente y azuzar...
'Evita' revive en la campaña electoral - El Comercio (Ecuador)
Allí, el ex presidente Néstor Kirchner, lanzó oficialmente su campaña como candidato a diputado por Buenos Aires. A él lo acompañan en la lista su ex vicepresidente y actual Gobernador de dicha provincia, Daniel Scioli y la actriz Nacha Guevara,...
Rajoy a Melilla y Mayor Oreja a Ceuta durante la campaña - El Pueblo de Ceuta
El presidente nacional del Partido Popular, Mariano Rajoy viajará a Melilla durante la campaña electoral hacia las europeas del próximo 7 de junio. Lo hará el lunes 25 de mayo y le seguirá la caravana del PP que recorrerá España de cabo a rabo durante...
El PP y la Iglesia recrudecen su ofensiva contra la ley del aborto ... - La Verdad (Murcia)
La polémica sobre la reforma de la ley del aborto irrumpió con fuerza en la campaña electoral de las europeas. Apenas veinticuatro horas después de que el Ejecutivo aprobara el anteproyecto de ley que contempla la interrupción voluntaria del embarazo...
El cruce Zapatero-Rajoy abre en el Congreso la campaña electoral - El Confidencial
Además, primer y único mitin compartido por Zapatero y Rajoy de la campaña electoral para las europeas del 7 de junio. Me temo que este sesgo electoralista será dominante en el debate que abre el presidente del Gobierno hoy a mediodía....
El PP arranca el motor de la campaña hacia las europeas con Adela ... - El Pueblo de Ceuta
El PP ceutí ha puesto en marcha el motor de la campaña electoral y ha presentado su programación que alcanzará velocidad de crucero en la medianoche del jueves al viernes día 22 cuando a las 00'00 horas dé inicio oficialmente la campaña hacia las...
López Aguilar suspende la campaña electoral - Diariocrítico.com
El cabeza de lista del PSOE en las elecciones al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar, ha suspendido toda su actividad de cara a las elecciones europeas del próximo 7 de junio debido a su reciente paternidad. López Aguilar ha sido padre en...
CiU se vuelca en Internet para combatir la "campaña de la ... - ADN.es
Frente a la campaña socialista, Homs ha presentado el cartel electoral de CiU, que luce el eslogan "Ara" (Ahora), con la imagen sobre fondo naranja del busto de Ramon Tremosa y con el añadido de una pegatina de matrícula de vehículo con el distintivo...
Zapatero abre la campaña electoral para las europeas el próximo ... - Europa Press
El presidente del Gobierno y líder del Partido Socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, abrirá la campaña electoral para las europeas el próximo día 22 en Murcia. Así lo confirmó a Europa Press el secretario de Comunicación del PSRM-PSOE,...

Campaña política

Los políticos canadienses  Layton y Duceppe saludando a un bebé durante su campaña política de 2006

Una campaña política o campaña electoral es un esfuerzo organizado llevado a cabo para influenciar la decisión de un proceso en un grupo. En las democracias, las campañas a menudo se refieren a las campañas electorales, donde representantes son escogidos o se decide un referéndum. Una campaña política también incluye esfuerzos para alterar la política o ideología de cualquier institución.

La política es tan vieja como la humanidad, y no está limitada a instituciones democráticas o gubernamentales. Algunos ejemplos de campañas políticas son: el esfuerzo para ejecutar o desterrar de Atenas a Sócrates en el Siglo V a. C., el levantamiento de la nobleza contra Juan I de Inglaterra en el Siglo XIII, o la puja para desbancar a Michael Eisner de la dirección de la Walt Disney Company.

Se considera la primera campaña política moderna a la que llevó a cabo el primer ministro británico William Gladstone, entre 1876 y los 1880. Esta campaña (conocida como la Campaña de Midlothian, por la ciudad escocesa) consistió en una serie de discursos, algunos de más de cinco horas, sobre la política exterior británica en relación a las atrocidades que cometía el Imperio otomano contra los búlgaros.

La campaña se compone principalmente de tres elementos: Mensaje, dinero y activismo. La combinación estratégica de estos componentes resulta en muchos casos en el éxito de la campaña.

El mensaje es uno de los aspectos más importantes de una campaña política. En una campaña moderna, el mensaje debe ser cuidadosamente creado antes de ser propagado. Las mayores campañas gastarán cientos de miles de euros en focus groups o encuestas de opinión, para saber cuál es el mensaje que se necesita para llegar a la mayoría de votantes en el día de la elección.

Entre las técnicas para recaudar fondos se incluyen reuniones entre el candidato y grandes donantes en potencia, solicitud directa por correo a pequeños donantes y el “cortejo” de grupos interesados que podrían terminar donando millones. Un ejemplo de éste último caso es la polémica que surgió en las elecciones presidenciales argentinas de 1989, en las que hubo sospechas de que el candidato peronista, Carlos Menem, recibió un gran soporte financiero para su campaña por parte de grupos islámicos a cambio de armamento. Otro ejemplo, mucho menos controvertido, es el apoyo que obtuvo la antigua candidata para las elecciones primarias por la presidencia estadounidense, Hillary Clinton, que recibió de la actriz Elizabeth Hurley la suma de 1.781 dólares estadounidenses para su campaña, el máximo estipulado por la ley nacional para una donación de esta índole.

Por último, el activismo, está representado por el capital humano, la infantería leal a la causa, los verdaderos creyentes que llevarán el mensaje voluntariamente. Usualmente las campañas tienen un dirigente encargado de tomar decisiones tácticas y estratégicas para hacer de esta fuerza humana una herramienta altamente beneficiosa. En épocas muy recientes el uso de las nuevas herramientas digitales en el activismo político ha demostrado gran potencial, haciendo que comience a hablarse de la Ciberpolítica, como una posibilidad cada vez más cercana.

El equipo de campaña, que puede consistir en un individuo inspirado o en un grupo de experimentados profesionales, debe pensar cómo comunicar el mensaje, recaudar fondos y reclutar voluntarios. La propaganda suele estar limitada por la ley, los recursos disponibles y a menudo, de la imaginación de los responsables.

Al principio



Elecciones generales de Brasil de 2006

Geraldo Alckmin fue el principal rival de Lula en las elecciones

Las elecciones generales de Brasil de 2006 se celebraron el 1 de octubre de dicho año, para elegir al presidente de la república y a un nuevo parlamento, así como a los gobernadores de los estados brasileños y a sus respectivas asambleas legislativas, unos 1059 diputados estatales. En total se presentaron 19.619 candidatos, ocho a la presidencia, 213 a gobernador, 236 a senador, 5.525 a diputado federal, 12.945 a diputado estatal y 692 a diputado distrital de un total de 29 partidos políticos.

Estas elecciones fueron las segundas totalmente digitalizadas del país. Se instalaron 432.000 urnas electrónicas en los 91.244 colegios electorales, 207 en el exterior del país. El voto electrónico agiliza el proceso, tanto a la hora de votar como en el escrutinio. El voto en Brasil es obligatorio, por lo que los electores debían justificar su ausencia si no podían acudir a votar. A pesar de esto, hubo una abstención considerable; en la primera vuelta, por ejemplo, se situó en el 17,74% de los votos.

Las elecciones presidenciales fueron ganadas en la primera vuelta por Luiz Inácio Lula da Silva. Sin embargo, Lula no obtuvo más del 50% de los votos, por lo que se enfrentó el 29 de octubre al segundo candidato con más votos, que fue Geraldo Alckmin. Esa votación también fue ganada por Lula, con un 60% de los votos, obteniendo así la reelección como presidente de Brasil.

Las elecciones legislativas fueron ganadas por número de votos por el Partido de los Trabajadores de Lula, pero el partido que obtuvo más diputados fue el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). En cuanto a senadores, se eligieron 27, repartidos entre doce partidos. El partido que más senadores consiguió fue el Partido del Frente Liberal con seis.

Por último, en las elecciones estatales, el PMDB consiguió siete gobernadores, seguido del Partido de la Social Democracia Brasileña con seis. Otros seis partidos consiguieron al menos un gobernador: el Partido de los Trabajadores, el Partido Socialista Brasileño, el Partido Democrático Laborista, el Partido Popular Socialista, el Partido del Frente Liberal y el Partido Progresista.

Todos los cargos elegidos comenzaron su mandato efectivo el 1 de enero de 2007.

En 1964, un golpe de Estado derrocó al gobierno democrático, instalándose un gobierno militar que eliminó el pluralismo político, permitiendo posteriormente un bipartidismo entre un partido oficialista, la ARENA, y un opositor, el MDB. En la década de los ochenta el bipartidismo desapareció, consiguiendo la oposición las primeras victorias electorales, a nivel municipal e incluso en el parlamento, representada por partidos como el PMDB o el PFL. El partido oficialista cambió varias veces de nombre hasta convertirse en el actual Partido Progresista.

Las elecciones presidenciales de 1989 fueron las primeras directas por casi treinta años. En ellas, Fernando Collor de Mello ganó de forma ajustada en la segunda vuelta a Luiz Inácio Lula da Silva, líder del izquierdista Partido de los Trabajadores creado en 1982. En las elecciones legislativas del año siguiente, el PMDB se consolidó como primer partido seguido del PFL. En 1992 el presidente Collor de Mello fue destituido por corrupción, asumiendo el poder el vicepresidente Itamar Franco de forma interina. En 1994, Fernando Henrique Cardoso ganó las elecciones con mayoría absoluta bajo el paraguas de una gran coalición entre su partido, el PSDB, y el PFL. Cuatro años después revalidó su cargo, también sin necesidad de segunda vuelta.

En las elecciones generales del año 2002, Lula ganó en la segunda vuelta derrotando a José Serra. Obtuvo un 61,3% de los votos. El partido de Lula, ganó las elecciones al congreso con el 18,4% de los votos. Consiguió, entonces, 91 diputados de un total de 513. Por ello, se formó una coalición entre diversos partidos de izquierda radical y moderada que sostuvo el gobierno de Lula. A principios de 2005, dos de los principales aliados del gobierno, el Partido Popular Socialista y el PMDB, lo abandonaron. La debilidad del gobierno quedó patente al perder la presidencia de la Cámara de Diputados, aunque la recuperarían posteriormente. Además ese mismo año salió a la luz el Escándalo de las mensualidades en el PT, causando sucesivas dimisiones y cambios en el gobierno. La popularidad del presidente bajó, debiendo destituir a varios sospechosos de corrupción. La falta de apoyos lo obligo además a incluir de nuevo al PMDB en el gobierno. De cualquier forma, una comisión del Congreso sobre la corrupción, que inculpó a numerosos políticos de primera fila, no acusó directamente a Lula. En esa legislatura, muchos políticos abandonaron el PT creando otros nuevos partidos, que incluso se presentarían a estas elecciones presidenciales como Heloísa Helena. Además se preveía un futuro incierto, puesto que fuera quien fuera el ganador, debería encontrar suficientes apoyos en un Congreso con muchos partidos y posibles coaliciones.

Desde 1994, como resultado de una enmienda constitucional que redujo el mandato del presidente y de los gobernadores a cuatro años, todas las elecciones nacionales, estatales y parlamentarias coinciden en la misma fecha. Las elecciones del presidente y de los gobernadores de cada estado se realizan a dos vueltas. Si en la primera un candidato no ha obtenido la mitad de los votos más uno se realiza una segunda vuelta entre los dos candidatos más votados. Las elecciones legislativas, tanto a nivel federal como estatal, son muy similares, salvo por el hecho de que se realizan a una única vuelta. Por ejemplo, en Sergipe se eligieron ocho diputados, siendo aquellos que consiguieron más votos entre los 48 candidatos totales. Por tanto, los diputados no necesitan el 50% de los votos. Siguiendo el ejemplo, el más votado de Sergipe fue Eduardo Alves do Amorim, del PSC, con tan sólo el 11% de los votos. A nivel estatal, con las Asambleas Legislativas de cada región, sucede igual, los candidatos más votados son designados automáticamente sin necesidad de segunda vuelta.

En las elecciones a la Cámara de Diputados se usa un sistema de listas cerradas de partidos políticos, pero el votante puede elegir dar un voto a toda la lista o a una sola persona de dicha candidatura.

En la elección para el presidente y el vicepresidente tuvo que realizarse una segunda vuelta, ya que ningún candidato consiguió la mayoría absoluta. La primera votación se realizó el 1 de octubre de 2006 y la segunda vuelta se efectuó el 29 de octubre. En esta última, Lula ganó ampliamente a Alckmin por unos 20 millones de votos.

El Partido de los Trabajadores (PT) presentó como candidato al actual presidente, Luiz Inácio Lula da Silva, candidato del partido desde 1989. Su candidatura fue registrada oficialmente el 5 de julio, aunque ya se había anunciado previamente el 24 de junio.

Geraldo Alckmin fue el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), principal partido de la oposición. Antes que Alckmin hubo otros potenciales candidatos, como José Serra, candidato en 2002, o Aécio Neves, gobernador de Minas Gerais. La candidatura de Alckmin fue confirmada el 11 de junio en la Convención Nacional de su partido.

El Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), otro gran partido de la política brasileña, no presentó candidato propio ni apoyó a ningún otro. La razón fue el enfrentamiento interno del partido, especialmente entre Anthony Garotinho, ex gobernador del estado de Río de Janeiro y Germano Rigotto, gobernador antes de las elecciones de Rio Grande do Sul. Garotinho ya había sido candidato a las elecciones en 2002, aunque por el Partido Socialista Brasileño, consiguiendo el tercer lugar con el 17,9% de los votos válidos. Rigotto se retiró prontamente de la pugna, dedicándose a las elecciones estatales. En cualquier caso, una parte del partido se decantó por no presentar candidato propio y, en cambio, apoyar a alguno de los otros dos grandes partidos. El presidente del partido, Michel Temer, puso de relieve que unirse a una coalición, decantándose por Alckmin, obligaría a realizarla en todos los estados en las elecciones a las gobernadorías. La colaboración PMDB-PSDB en algunos territorios sería casi imposible. Demostrando la división del partido, el ministro Tarso Genro dijo que "soñaba" con ser el vicepresidente de Lula y que incluso apoyaría antes a Alckmin que a su compañero de partido Garotinho. El 12 de mayo de 2006, el tribunal electoral afirmó que los designios de la convención del partido en 2004 (que obligaban a tener candidato propio) eran legales. Esto fue un espaldarazo para Garotinho que ya había ganado unas elecciones previas en el partido que fueron consideradas ilegales y se convirtieron en una "consulta informal". Tras la sentencia, el 23 de mayo, Pedro Simon remarcó su intención de presentarse, contando con el apoyo de Garotinho que había desistido ya a presentarse él mismo. El 25 de mayo Pedro Simon lanzó su candidatura con Garotinho como vicepresidente. Las encuestas les daban poco más del 2%. Ante las escasas posibilidades electorales, el partido rechazó la candidatura de Simon, impidiéndole presentarse fijando la fecha de la convención que podría elegir candidato más tarde de la fecha límite para presentarlo. Simon recurrió a la justicia, pero sus propios defensores lo fueron abandonando. Finalmente, el 14 de junio, presionado por la cúpula de su partido, Simon desistió, quedando sin candidato el PMDB.

Entre los candidatos menores destacaba Heloísa Helena del Partido Socialismo y Libertad a la que las encuestas otorgaban un tercer puesto. Su candidato a vicepresidente fue César Benjamin. La candidatura de Helena fue confirmada el 24 de mayo, aunque había sido lanzada dos años antes al formarse el PSOL. Hubo otros cuatro candidatos: Cristovam Buarque del Partido Democrático Laborista (Jefferson Peres como vicepresidente), José Maria Eymael del Partido Social Demócrata Cristiano (José Paulo da Silva Neto como vicepresidente), Ana Maria Rangel del Partido Republicano Progresista y Luciano Bivar del Partido Social Liberal (João Américo de Souza como vicepresidente).

La candidatura de Ana Maria Rangel fue la más problemática. Su partido la expulsó por "dañar sus siglas". Afirmaron que su candidatura era ilegal por no contar ni con vicepresidente ni con apoyo de ningún partido. Sin embargo, el Tribunal Superior Electoral aceptó la candidatura de Rangel el 20 de septiembre, aunque sin derecho a horario electoral por las impugnaciones de su antigua formación.

La candidatura de Lula fue apoyada oficialmente por el Partido Republicano Brasileño y el Partido Comunista de Brasil. Los tres partidos formaron la coalición La Fuerza del Pueblo. El Partido Liberal y el Partido Socialista Brasileño pidieron también el voto para Lula. En comparación con las anteriores elecciones la candidatura de Lula perdió el apoyo de tres partidos. Dejaron de apoyarle el Partido Comunista Brasileño (que apoya a Heloísa Helena), el Partido de la Movilización Nacional y el Partido Verde. Este último partido barajó la idea de presentar candidato propio, pero finalmente no lo hizo y decidió no apoyar a ningún otro candidato. El vicepresidente de la candidatura de Lula, José Alencar, es uno de los fundadores del Partido Republicano Brasileño.

Alckmin fue respaldado por la Coalición por un Brasil Decente. Aparte de por su partido, estaba formada por el Partido del Frente Liberal (PFL). José Jorge de Vasconcelos Lima, del PFL, fue el vicepresidente de esta candidatura. El Partido Popular Socialista apoyó a Alckmin sin entrar en la coalición. Este partido se opuso a Lula pese a ser al principio de la legislatura aliado suyo. Su apoyo a Alckmin se debió en gran parte a que su candidato presidencial en las dos últimas convocatorias, Ciro Gomes, fue expulsado de la cúpula del partido por no abandonar el gobierno del presidente Lula. Otros líderes del partido, como el gobernador Blairo Maggi, también fueron apartados por seguir apoyando a Lula. El PPS también se planteó presentar candidato propio. De hecho, lanzó a su presidente, Roberto Freire, como precandidato en abril de 2005. Una serie de denuncias obligaron a Freire a renunciar e incluso anunció su decisión de abandonar la política. Sin embargo, dos días después, se presentó como suplente de Jarbas Vasconcelos para el Senado.

Por su parte, Heloísa Helena formó el Frente de Izquierdas. La coalición incluía a su partido, el PSOL, al Partido Socialista Unificado de los Trabajadores y al Partido Comunista Brasileño. Su principal argumento electoral fue que el gobierno de Lula había traicionado el programa que les llevó al poder en 2002. Los demás candidatos no formaron ninguna coalición, contando tan sólo con el apoyo de su propio partido.

El Tribunal Superior Electoral denegó el registro 1.671 candidatos. Se denegaron por no presentar el aval necesario, por encausamiento judicial u otras consideraciones del Tribunal. De cualquier forma, en ese total se cuentan políticos de partidos que ya tenían candidato, como José Raimundo de Albuquerque Faria del PSDB, de partidos que apoyaban informalmente a algún candidato, como Carlos Rosa de Lima del Partido Popular Socialista, y de partidos que habían decidido no presentar candidatos como Romero Cesar da Cruz Peixoto del Partido Verde. También hubo partidos que intentaron presentar candidaturas, pero estas fueron denegadas por intervención directa del Tribunal. Fue el caso del Partido de los Retirados de la Nación y del Partido Laborista de Brasil.

Un caso especial fue el candidato Rui Costa Pimenta, que ya se había presentado a las elecciones de 2002. El Tribunal Supremo impugnó su candidatura por problemas en la financiación de su campaña en las anteriores elecciones. Aunque se le pudo votar el día de las elecciones, los sufragios fueron considerados nulos, apareciendo en el registro como si no hubiera obtenido ningún voto.

Otro político que ya se había presentado en anteriores elecciones, Enéas Carneiro, del Partido de la Reconstrucción del Orden Nacional, retiró su candidatura a la presidencia antes de enfrentarse al registro por problemas de salud. Se conformó con una candidatura a la Cámara de Diputados de Brasil. Se presentó en 1989, 1994 y 1998. En 1994 quedó en tercer lugar con más de cuatro millones de votos gracias a un discurso muy nacionalista y directo, caracterizado por la frase Meu nome é Eneas.

Antes de las elecciones se realizaron diversos sondeos de opinión que reflejaron el posible sentido de voto de la ciudadanía. En el último mes antes de las elecciones se publicaron seis encuestas principales, todas con un margen de error entre dos y tres puntos porcentuales. La primera, del Grupo Ibope, publicada el 8 de septiembre, situó a Lula con el 48% de los votos, Alckmin con el 27% y Helena con el 9%. Los indecisos se situaron en el 8%. La siguiente encuesta, también de Ibope, publicada el 21 de septiembre redujo el campo de indecisos al 4% creciendo la intención de voto de Alckmin en tres puntos. El 30 de septiembre el Instituto Data Folha publicó la última encuesta con todos los candidatos, situando a Alckmin con el 35% de los votos, reduciendo distancias con Lula, que se mantuvo en el 49%.

El 22 de septiembre se publicó la primera encuesta con sólo dos candidatos, los favoritos Lula y Alckmin. La encuesta, que fue realizada por el Grupo Ibope, otorgaba la victoria a Lula con el 50% de los votos, pero dejando un amplio espectro de indecisos (9%). Por su parte, la encuesta de Data Folha, publicada el 27 de septiembre, apenas difería de la del Grupo Ibope. La última encuesta con los dos candidatos principales, del 30 de septiembre, redujo la ventaja de Lula a sólo cinco puntos, con un 49% frente al 44% de Alckmin, aún con un alto número de indecisos (7%). Esta última encuesta fue obra del Instituto Data Folha.

Las encuestas realizadas antes de la segunda vuelta daban a Lula un 62% de los votos, bajando Alckmin al 38%.

La campaña electoral de los candidatos tuvo como eje dos aspectos: los debates, de los cuales hubo siete, y el horario electoral donde cada candidato podía explicar su programa y pedir el voto a su candidatura. La campaña se centró en la televisión debido a los escándalos de corrupción. El gobierno se vio obligado a establecer una ley muy restrictiva sobre la financiación de los partidos políticos.

El primer debate se produjo el 14 de agosto en TV Bandeirantes con la presencia de todos los candidatos menos Lula. Los temas a debate se centraron en la educación, los impuestos, la corrupción de partidos gobernantes y la ausencia del presidente, que Heleoísa Helena criticó con "tristeza e indignación". Al día siguiente inició oficialmente el horario electoral. Geraldo Alckmin tenía más tiempo de exhibición, 10 minutos y 22 segundos, Lula tenía 7'21" y Cristóvam Buarque 02'23". Los demás candidatos contaron con poco más de un minuto. El tiempo de cada candidato se otorga según los miembros que tenga cada coalición en el Congreso Nacional de Brasil.

El segundo debate se realizó el 13 de septiembre en TV Gazeta. Sólo estuvieron presentes tres candidatos, Alckmin, Helena y Buarque. Otro candidato, Eymael, aseguró que se le había impedido participar y denunció el hecho al Tribunal Superior Electoral. La ausencia de Lula fue muy comentada y se relacionó con los casos de corrupción. Buarque afirmó que el presidente tenía miedo de responder sobre la corrupción y Helena dijo que quería preguntar a Lula sobre "el enriquecimiento ilícito de su hijo". En el debate no hubo enfrentamientos entre los tres candidatos presentes. El momento de mayor tensión fue cuando Helena preguntó a Alckmin si apoyaba la reforma agraria. El "tucano" (como se conoce a los miembros del PSDB) contestó que sí, pero que no apoyaría una invasión del campo.

El último debate antes de la primera vuelta se celebró el 29 de septiembre, con los mismos protagonistas que el anterior. Realizado por TV Globo, tuvo como uno de sus temas centrales de discusión la ausencia de Lula a todos los debates, generando duras críticas de parte de los tres candidatos, especialmente de Helena y Buarque. A diferencia del anterior debate, Helena también criticó a los gobiernos anteriores por las privatizaciones, sobre todo al del tucano Fernando Henrique Cardoso.

Tras la primera vuelta, el presidente Lula cambió de estrategia. Decidió enfrentarse directamente a Alckmin, acudiendo a los debates propuestos. Hubo un primer debate entre los candidatos el 8 de octubre en TV Bandeirantes, muy agresivo y sin apenas discusiones de programas. El 19 de octubre el SBT celebró un nuevo debate entre los dos candidatos. Lula quiso marcar las diferencias entre su gobierno y el de Cardoso, siendo especialmente crítico con las privatizaciones del anterior gobierno. Mientras, Alckmin destacaba los casos de corrupción del gobierno de Lula. En la última parte del debate, ambos candidatos tuvieron un tono emocional. Lula parafraseó a Martin Luther King y Alckmin citó a Mário Covas, histórico dirigente del PSDB y precedesor de Alckmin como gobernador de São Paulo, que había fallecido años antes.

Antes de la celebración de la segunda vuelta se celebraron otros dos debates, el 23 de octubre y el 27 de octubre. Fueron realizados por Rede Record y TV Globo respectivamente. En el de TV Record, Alkcmin recrudeció sus ataques hacia Lula. Una vez más, el candidato tucano habló de la corrupción del Gobierno. El propio Lula afirmó, en las consideraciones finales, que nunca un gobierno había sido tan atacado. El último debate se centró en el votante indeciso, seleccionando 80 electores para que preguntaran a los candidatos. Los dos candidatos adoptaron un tono agresivo, con descalificaciones continuas, para intentar atraerse el voto aún no decidido. Los temas fueron muy variados: educación, empleo, sanidad, corrupción, etc.

En el cierre de la campaña Lula partía como máximo favorito tras ir ascendiendo en las encuestas a lo largo del mes de octubre. El día previo a las elecciones se mostró confiado y seguro de su victoria. Sin embargo, Alckmin aún tenía esperanzas de dar la vuelta a los sondeos. El mismo día de las elecciones Alckmin seguía confiando en su victoria, afirmando en São Paulo, donde votó, que "lo que vale no es la encuesta, es el voto en la urna". Lula, que también votó en São Paulo, agradeció al pueblo brasileño "el momento mágico que vive la democracia".

La primera vuelta de las elecciones presidenciales se realizó el 1 de octubre. Lula venció, pero no consiguió superar el 50% de los votos, condición necesaria para ser designado presidente, por lo cual tuvo que enfrentarse a Alkcmin en una segunda vuelta el 29 de octubre. En ella, Lula ganó de nuevo, superando el 60% de los votos y consiguiendo su reelección como presidente de Brasil.

En la primera vuelta Lula venció en 16 estados (Alagoas, Amapá, Amazonas, Bahía, Ceará, Espírito Santo, Maranhão, Minas Gerais, Pará, Paraíba, Pernambuco, Piauí, Rio de Janeiro, Rio Grande do Norte, Sergipe y Tocantins) y Alckmin en el resto (Acre, Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Paraná, Rio Grande do Sul, Rondônia, Roraima, Santa Catarina, São Paulo) y en el distrito federal. Como se puede observar en el primer mapa de la derecha, Lula ganó en el norte, menos Roraima, Rondônia y Acre, y estes, mientras que Alckmin triunfó en el sudoeste y centro-oeste. En otro orden, en la circunscripción del exterior del país ganó Alckmin a Lula por dos mil votos.

El resto de candidatos no consiguió la victoria en ningún estado. Heloísa Helena quedó en tercer lugar, superando los seis millones y medio de votos. Cristovam Buarque quedó en cuarto lugar, con dos millones y medio de votos. Más lejos quedaron el resto de candidatos: Ana María Rangel logró superar los 125.000 votos pero José Maria Eymael y Luciano Bivar apenas superaron los 60.000 votos.

En la segunda vuelta Lula venció en 19 estados, tres más que en la primera vuelta (Goias, Rondônia y Acre), como se puede ver en el segundo mapa de la derecha. En general Alckmin bajó en más de dos millones de votos, mientras que Lula ascendió en casi doce millones de votos. En comparación con su primera victoria, Lula subió 5.522.567 en votos pero bajó en porcentaje ligeramente. Desde la vuelta de las elecciones presidenciales directas en 1989 ha sido el segundo mayor porcentaje del vencedor en la segunda vuelta.

El 29 de octubre, a las 17:00 hora local, los colegios electorales fueron cerrados. Al utilizarse urnas electrónicos el escrutinio fue muy rápido. A las 19:00 ya se supo que Lula había ganado las elecciones. A las 21:30, el derrotado Geraldo Alckmin realizó unas declaraciones reconociendo la victoria de Lula. Añadió que la derrota forma parte de la democracia. Acompañado de su mujer destacó como relevante que no hubiera ocurrido ningún incidente grave durante la campaña. Además deseó a Lula un buen gobierno por el bien de los brasileños. Por su parte, el líder del partido de Alckmin, el PSDB, anunció "una oposición dura y enérgica".

El presidente reelecto, Lula, agradeció en un comunicado el apoyo recibido, destacando todo lo que a su juicio había hecho bien el gobierno. Añadió que la victoria no era suya ni de ningún partido, sino del pueblo brasileño. En el mismo comunicado elogió la rapidez del proceso electoral.

El presidente reelecto recibió también las felicitaciones de otros presidentes y jefes de gobierno, como Evo Morales que felicitó a Lula nada más conocerse su victoria, recalcando que se fortalecerían la cooperación y los acuerdos entre Bolivia y Brasil. Aparte de gobiernos también saludaron la victoria de Lula otros grupos como las FARC y organizaciones mundiales como la FIFA.

El poder legislativo en Brasil es bicameral. Está compuesto por la Câmara dos Deputados y el Senado Federal. La Cámara de diputados de Brasil está formada por 513 diputados elegidos por un sistema proporcional y tiene un mandato de cuatro años. El Senado de Brasil por su parte tiene 81 senadores elegidos para un mandato de ocho años. Todas las unidades federativas de Brasil (26 estados y el distrito federal) tienen la misma representación en la cámara alta, tres senadores.

Las elecciones a la cámara baja del Congreso Nacional fueron ganadas, por número de votos, por el Partido de los Trabajadores, el partido de Lula. Sin embargo, el partido que obtuvo más diputados fue el opositor Partido del Movimiento Democrático Brasileño.

El sistema de elección es el siguiente: se vota directamente al candidato, no a una lista de un partido político, aunque también se puede otorgar un voto a la lista del partido. Cada estado de Brasil es una circunscripción electoral. El número de diputados por estado varía en función de la población. Por ejemplo, en São Paulo se eligieron setenta diputados mientras que en Tocantins sólo se eligieron ocho.

En comparación con las elecciones legislativas de 2002, el Partido de los Trabajadores perdió ocho diputados, el Partido de la Social Democracia Brasileña seis, el Partido del Frente Liberal diecinueve, el Partido Progresista siete, el Partido Laborista Brasileño cuatro, el Partido Liberal tres y el Partido de la Reconstrucción del Orden Nacional cuatro.

Por el lado contrario, subieron el Partido del Movimiento Democrático Brasileño en quince, el Partido Socialista Brasileño en cinco, el Partido Democrático Laborista en tres, el Partido Popular Socialista en seis, el Partido Verde en ocho, el Partido Comunista del Brasil en uno, el Partido Social Cristiano en ocho y el Partido de la Movilización Nacional en dos.

Hubo otros partidos que obtuvieron diputados en 2002 pero en estas elecciones los perdieron, ya sea por una bajada de votos o por que el partido había desaparecido. Es el caso del Partido Social Laborista, que consiguió tres diputados en las anteriores elecciones, pero se unió al Partido Liberal en 2003. También es el caso del Partido Social Democrático que tras obtener cuatro diputados se disolvió. Perdieron sus escaños el Partido Social Liberal y el Partido Socialdemócrata Cristiano pese a doblar su porcentaje de votos.

También entraron nuevos partidos en la Cámara. El Partido Socialismo y Libertad, creado en 2004, consiguió tres diputados. Además, el Partido Humanista de la Solidaridad, el Partido Laborista de Brasil, el Partido de los Retirados de la Nación y el Partido Republicano Brasileño consiguieron al menos un diputado tras fracasar en el intento en las elecciones de 2002.

De estas elecciones salió un parlamento muy fragmentado en el que Lula, ganador de la elección presidencial, tuvo que buscar los apoyos necesarios para poder gobernar sin contratiempos.

En la Cámara existía una cláusula de barrera que afectaba a los partidos que no superaban el 5% de los votos, impidiéndoles disfrutar de los beneficios parlamentarios. Esta cláusula fue declarada inconstitucional por el Tribunal Supremo en diciembre de 2006. Sin embargo, antes de esta decisión judicial ya había habido movimientos en los partidos para evitarla. El Partido de los Retirados de la Nación se fusionó con el Partido Laborista Brasileño mientras que el PRONA y el Partido Liberal crearon el Partido de la República. También el Partido Popular Socialista, el Partido de la Movilización Nacional y el Partido Humanista de la Solidaridad iban a crear un nuevo partido que se denominaría Movilización Democrática, pero la decisión judicial abortó los planes, quedándose independientes los tres partidos. De no haberse declarado inconstitucional, la cláusula de barrera habría afectado a la gran mayoría de los partidos, dejando sólo siete formaciones por encima del umbral del 5% de los votos.

Por otro lado, la debacle del Partido del Frente Liberal, al perder diecinueve diputados, llevó a sus dirigentes a modificar el nombre del partido a Demócratas. Con el cambio de nombre, los líderes del partido esperaban cambiar también sus resultados.

El 1 de febrero de 2007 la cámara eligió como presidente a Arlindo Chinaglia, del Partido de los Trabajadores, sustituyendo a Aldo Rebelo, del Partido Comunista de Brasil. En la votación, Chinaglia quedó por delante de Rebelo en la segunda vuelta por tan sólo 18 votos. Rebelo declaró tras la votación que aceptaba la decisión del plenario y que continuaría en la cámara de diputados, rechazando cualquier posibilidad de tener un cargo en el gobierno.

El sistema de elección de los miembros de la cámara alta del Congreso brasileño es diferente al de la Cámara de Diputado. Los senadores tienen un mandato de ocho años, el doble que los diputados. Cada cuatro años se renueva parte del senado: o bien dos tercios o bien un tercio. En las elecciones legislativas de 2002 se renovaron dos tercios por lo que en estas sólo se renovaba uno. De este modo, se eligió un senador por cada estado y por el Distrito Federal. En cada votación, el candidato más votado era designado automáticamente senador, sin necesidad de segunda vuelta.

De los 27 senadores elegidos, seis eran del Partido del Frente Liberal, cinco del Partido de la Social Democracia Brasileña, cuatro del Partido del Movimiento Democrático, tres del Partido Laborista de Brasil y dos del Partido de los Trabajadores. Los otros siete senadores pertenecían a otros tantos partidos políticos: Partido Comunista de Brasil, Partido Democrático Laborista, Partido Liberal, Partido Progresista, Partido Popular Socialista, Partido Renovador Laborista Brasileño y Partido Socialista de Brasil. Entre los senadores elegidos se encuentras dos ex presidentes, Fernanco Collor de Mello y José Sarney. También había ex gobernadores como Álvaro Dias y ex ministros como Alfredo Nascimento, en general los senadores ya tenían experiencia política de alto nivel.

El Senado mantuvo a su presidente, Renan Calheiros, en la nueva legislatura.

Al mismo tiempo que las elecciones presidenciales, se celebraron elecciones a la gobernadoría y al parlamento en cada uno de los estados que componen Brasil. La mayoría de los gobernadores fueron elegidos bajo coaliciones electorales, a veces de carácter ideológico y otras puramente regionalista. Además, se renovaron los parlamentos estatales.

Los 27 puestos de gobernador se repartieron de las siguiente forma: el partido que más gobernadores consiguió fue el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, siete. Por su parte, seis nuevos gobernadores estaban afiliados al Partido de la Social Democracia Brasileña. El Partido de los Trabajadores obtuvo cinco. El Partido Socialista Brasileño se quedó en tres gobernadores. Dos partidos consiguieron dos gobernadorías, el Partido Democrático Laborista y el Partido Popular Socialista. Por último, el Partido del Frente Liberal y el Partido Progresista obtuvieron un gobernador. Diecisiete gobernadorías se decidieron en la primera vuelta (Acre, Alagoas, Amapá, Amazonas, Bahía, Ceará, Distrito Federal, Espírito Santo, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais, Piauí, Rondônia, Roraima, São Paulo, Sergipe y Tocantins) y el resto en la segunda vuelta (Goiás, Maranhão, Pará, Paraíba, Paraná, Pernambucano, Santa Catarina, Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y Rio Grande do Norte). Estas elecciones fueron las primeras en las que se eligieron hasta tres gobernadoras: Wilma de Faria (PSB), Yeda Crusius (PSDB) y Ana Júlia Carepa (PT).

Una de las mayores sorpresas en las elecciones a gobernador sucedió en Rio Grande do Sul. El gobernador elegido en 2002, Germano Rigotto, que había sido uno de los posibles candidatos del PMDB a las elecciones presidenciales, era el favorito en las encuestas. Una del Correio do Povo del 23 de septiembre le otorgaba casi el 30% de los votos. Por detrás quedaban Olívio Dutra (23%), del PT, y Yeda Crusius (19%) del PSDB. Sin embargo, la primera vuelta fue ganada por Crusius, dando un vuelco absoluto a las encuestas con el 33% de los votos. El batacazo de Rigotto no paró ahí ya que incluso quedó por detrás de Dutra, por tan sólo 0,27%, quedando fuera de la segunda vuelta.

En São Paulo, se produjo un hecho curioso, los dos candidatos del PSDB, uno a nivel presidencial (Alckmin) y otro estatal (José Serra), se sucedieron mutuamente, ya que Alckmin fue el candidato a gobernador en 2002 y Serra fue el candidato presidencial. Finalmente Serra ganaría las elecciones en el estado más poblado del país, en la primera vuelta, con más de doce millones de votos. También continuará habiendo gobernador tucano en el segundo estado más poblado, Minas Gerais. Aécio Neves consiguió la reelección con más del 77% de los votos, fue el segundo candidato con mayor porcentaje de votos en la primera vuelta.

En el Distrito Federal, donde se encuentra la capital Brasilia, ganó José Roberto Arruda del Partido del Frente Liberal. Mientras, en Amazonas, el estado más grande por superficie de Brasil, ganó Eduardo Braga, del PMDB. Estos dos últimos candidatos no tuvieron necesidad de una segunda vuelta, aunque por poco, ya que ninguno de los dos consiguió superar el 51% de los votos.

Las Asambleas Legislativas estatales quedaron muy atomizadas ya que los escaños se reparten siempre entre más de diez formaciones. Por ejemplo, en la Asamblea Legislativa de Roraima, compuesta por 22 diputados estatales, el partido mayoritario, PSDB, sólo tuvo 4 diputados. Estadísticamente hubo 12.817 candidaturas a diputado estatal y 689 a diputado distrital (equivalente a diputado estatal en el Distrito Federal). Los partidos que más diputados estatales obtuvieron fueron el PMDB, el PSDB, el PT y el PFL.

Al principio



Luis Carlos Galán

Luis Carlos Galán Sarmiento (Bucaramanga, 29 de septiembre de 1943 † Bogotá, 18 de agosto de 1989), fue un abogado y político colombiano, candidato a la presidencia en dos ocasiones por el Partido Liberal Colombiano y en una ocasión por el movimiento Nuevo Liberalismo (movimiento político fundado por él, disuelto cuando regresó al partido liberal), destacado por su apoyo popular (pese a carecer de suficiente ayuda política); y por su contribución en la democratización interna de los partidos colombianos. Asesinado durante su última campaña electoral por personas dirigidas por Pablo Escobar, jefe de la mafia de la droga en Colombia. En junio de 2006 se inició un juicio contra Alberto Santofimio Botero, quien fue hallado culpable de ser el autor intelectual de su asesinato. En octubre de 2008 Santofimio fue dejado en libertad en decisión de segunda instancia.

Hijo de Mario Galán y de Cecilia Sarmiento, uno de sus hermanos es el también político Antonio Galán, y otro es el médico y ex Ministro Augusto Galán. Mario Galán fue un destacado dirigente liberal del departamento de Santander, que fue perseguido luego del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán en 1948, por lo que decidió trasladar a su numerosa familia (compuesta por 12 hijos) a Bogotá; llegaría a ser Contralor General de la República y presidente de la estatal petrolera, Ecopetrol. En 1950 Luis Carlos Galán Sarmiento inicia sus estudios en el Colegio Americano y en 1952 ingresa al Colegio Antonio Nariño. Destacado estudiante, en 1957 participó activamente en las marchas estudiantiles de protesta contra el régimen dictatorial del general Gustavo Rojas Pinilla, lo que le acarreó una detención policial que lo condujo a una noche de prisión, a pesar de ser todavía un niño. En 1960 se graduó con honores como bachiller e ingresó a la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, a estudiar Derecho y Economía. Tras graduarse de bachiller inició sus estudios universitarios en la Pontificia Universidad Javeriana, en 1963 fundo la revista universitaria Vértice. En 1965 se graduó como abogado. Durante su paso por la universidad se inició en el oficio de periodista, que continuaría tras obtener su título profesional, como columnista del diario El Tiempo. De hecho, terminó desposando a una colega suya, doña Gloria Pachón.

A través del periodismo se dio a conocer entre la clase dirigente del país, siendo "adoptado" por el ex presidente Carlos Lleras Restrepo como su heredero político e intelectual; éste, siendo aún presidente, nombró a Galán en su primer cargo público, como miembro de la delegación colombiana a la Conferencia Mundial de Comercio y Desarrollo, en Nueva Delhi en 1969. Al año siguiente el nuevo presidente, Misael Pastrana, lo designó como ministro de Educación, cargo en el que permaneció hasta 1972, cuando pasa a la embajada de Colombia en Italia, durante cuatro años más.

En 1976 regresa al país para apoyar la candidatura reeleccionista del ex presidente Lleras, y se hace elegir concejal del pequeño municipio de Oiba, en Santander, en lo que fue su primer fogueo electoral. En las elecciones de 1978 obtiene un escaño para el Senado en representación de su departamento. Por ese entonces Carlos Lleras anuncia su retiro de la política y sus seguidores ven en Galán al líder que puede llevar al éxito las intenciones de renovación que tenía Lleras para el Partido y su programa político para el país; es así como en 1979 funda el movimiento Nuevo Liberalismo como una disidencia interna del partido liberal. En 1980 y bajo el lema de "Bogotá pertenece a todos sus habitantes" obtiene una abrumadora votación para el Concejo de la ciudad capital, convirtiéndose en un líder de talla nacional. En 1982 Galán participó en la contienda electoral para Presidente de la República, luego de que la convención liberal llevada a cabo hacía un año hubiera cerrado las puertas al debate entre Galán y el candidato elegido, el ex presidente Alfonso López Michelsen. En las elecciones, Galán solo alcanza el tercer lugar, detrás del ganador Belisario Betancur y del ex presidente López. Los resultados sin embargo beneficiaron al Nuevo Liberalismo, que concurrió como partido independiente. Para las elecciones de 1986 Galán decide retirar su candidatura y favorecer la unión liberal en torno a Virgilio Barco, quien resulta ganador con una aplastante mayoría. En 1987, con la mediación del ex presidente Julio César Turbay, Galán regresó al partido liberal colombiano (PLC) para participar en una consulta popular que definiera el candidato del partido para las elecciones de 1990.

Luego de recibir varias amenazas, Galán fue herido mortalmente en un mitín electoral el 18 de agosto de 1989, en Soacha, Cundinamarca. Fue llevado a Bogotá a un hospital donde a pesar de los múltiples esfuerzos médicos murió.

Inicialmente fueron inculpados por este magnicidio Alberto Hubis Hazbún y otras cuatro personas. Sin embargo fueron absueltos por la justicia y dejados en libertad tras 42 meses de cárcel. Tras declaraciones hechas por el confeso narcotraficante Jhon Jairo Velásquez Vásquez (alias "Popeye"), la fiscalía investigó al también político Alberto Santofimio Botero, quien inicialmente, (en sentencia de primera instancia que fue apelada) fue declarado autor intelectual y condenado a 24 años de prisión por el magnicidio. En octubre de 2008 Santofimio fue dejado en libertad, tras permanecer tres años y cuatro meses en prisión, al no encontrarse pruebas contundentes que lo vincularan con el asesinato, según lo determino el Tribunal Superior de Cundinamarca.

Para ese momento de su muerte todas las encuestas auguraban la victoria de Galán en la consulta popular. En las elecciones presidenciales de 1990, con amplia ventaja (más del 60% a su favor). César Gaviria, jefe de debate en la campaña de Galán, fue designado su sucesor y fue finalmente vencedor en las elecciones.

Casado con la periodista Gloria Pachón, con quien tuvo tres hijos: Juan Manuel quien es actualmente Senador por el Partido Liberal, Carlos Fernando, periodista y Concejal de Bogotá por Cambio Radical, y Claudio Mario, analista político y actual Secretario de Cooperación Internacional de Cundinamarca. Su hermano Antonio fue Concejal y candidato a la Alcaldía de Bogotá, Augusto, otro de sus hermanos, fue Ministro de Salud y Embajador ante la Unesco; su cuñada Maruja Pachón fue ministra de Educación y el esposo de ésta, Alberto Villamizar, fue senador por el Nuevo Liberalismo y Zar antisecuestro.

Al principio



Elecciones generales de España de 2008

Mayorías provinciales por número de votos.  Respecto a 2004, el PSOE pierde la mayoría en Almería y Ciudad Real, el PP en Asturias, Las Palmas y Baleares, y el PNV en Vizcaya y Guipúzcoa.

El 9 de marzo de 2008 se celebraron elecciones a Cortes Generales en España (9-M). Fueron las décimas elecciones generales desde la Transición, y sirvieron para renovar los 350 escaños del Congreso de los Diputados y 208 del Senado. Estas elecciones dieron paso a la IX Legislatura. Ese mismo día también se celebraron elecciones autonómicas en la comunidad autónoma de Andalucía.

En total, concurrieron a los comicios un total de 92 partidos políticos, sumando un total de 1.130 candidaturas al Congreso y 1.235 al Senado, un 30 por ciento más de las listas que se registraron para las elecciones generales españolas de 2004. Las Juntas Electorales rechazaron un total de 40 candidaturas, entre las que destacan las listas de Acción Nacionalista Vasca y las de la coalición Centro Democrático y Social-Unión Centrista Liberal, las dos únicas formaciones a las que se han anulado todas sus candidaturas.

Los resultados de las elecciones generales dieron como vencedor al Partido Socialista Obrero Español (PSOE) que obtuvo 169 escaños al Congreso de los Diputados (5 más que en 2004) y un 43,87% de votos frente al Partido Popular (PP) que obtuvo 154 diputados (6 más que en 2004) y un 39,94% de votos. Convergencia i Unió (CiU) logró los mismos diputados que en en 2004, 10 en total. Izquierda Unida (IU) perdió el grupo propio en el Congreso de los Diputados al conseguir solamente 2 escaños lo que le deja en el grupo mixto. Por otra parte el Partido Nacionalista Vasco (PNV) pierde un escaño, pasando de 7 a 6 diputados, al igual que Coalición Canaria (CC), que pasa de 3 a 2 diputados. El Bloque Nacionalista Galego (BNG) y Nafarroa Bai (Na-Bai) mantuvieron sus escaños, mientras que Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) perdió 5 diputados. Unión Progreso y Democracia (UPyD) consigue un diputado en Madrid, por lo que Rosa Díez entra en el Congreso. Así mismo Eusko Alkartasuna (EA), Chunta Aragonesista (CHA) y Nueva Canarias (NC) perdieron su representación parlamentaria.

En el Senado el PSOE obtuvo 89 puestos, ocho más que en 2004, mientras que el Partido Popular perdió uno para quedarse en 101. La Entesa Catalana de Progrés, que agrupa a PSC, ERC, ICV y EUiA obtuvo 12 senadores.

En las elecciones al Parlamento de Andalucía venció el PSOE que obtuvo 56 escaños, cinco menos que en 2004 pero que le permiten gobernar con mayoría absoluta. El Partido Popular obtuvo 47 escaños, diez más que en 2004, Izquierda Unida se mantuvo con 6 escaños y la Coalición Andalucista perdió los cinco escaños que había obtenido en 2004.

El PSOE afrontó las elecciones de 2008 liderado por José Luis Rodríguez Zapatero, que fue proclamado como candidato a la presidencia del Gobierno el 25 de noviembre de 2007. Ningún otro miembro del partido anunció su intención de presentarse como candidato, hecho habitual cuando un presidente del Gobierno quiere presentarse a una reelección.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, anunció el 20 de octubre de 2007 en un acto público en el Palacio de Congresos de Valencia que se presentaría como cabeza de lista por la circunscripción de Valencia. Este anuncio se produjo dos días después de la dimisión del líder de los socialistas valencianos, Joan Ignasi Pla, tras conocerse su supuesta implicación en un trato de favor financiero.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes, que ya había rebasado la edad de jubilación, mostraba dudas sobre si continuaría como diputado en el Congreso y como ministro del Gobierno en el caso de que el PSOE volviera a ganar las elecciones. En unas declaraciones a RNE hechas a mediados de octubre de 2007, Solbes confirmó que Zapatero le había ofrecido seguir como ministro de Economía y que aún no había tomado una decisión definitiva al respecto. El 16 de noviembre, el vicepresidente informó de manera privada a Zapatero que estaría dispuesto a seguir en el Gobierno, al menos, hasta la mitad de la legislatura. Sin embargo, diez días después, Solbes aseguró públicamente que su compromiso se extendería a toda la legislatura.

El presidente del Congreso, Manuel Marín, anunció el 15 de noviembre de 2007 que dejaría la política al final de la legislatura para dedicarse a la lucha contra el cambio climático en las universidades. Meses antes se había filtrado una noticia poco favorable para él: Zapatero había propuesto al ex ministro de Defensa, José Bono, que volviera a la política como cabeza de lista por la circunscripción de Toledo, con el fin de ocupar la presidencia de la Cámara Baja en sustitución de Marín, en caso de que el PSOE ganara los comicios.

El coordinador del programa electoral del PSOE fue el ministro de Trabajo, Jesús Caldera. El partido inició su precampaña el 18 de octubre de 2007, y utilizó la frase "Con Z de Zapatero" como lema electoral. La presentación de esta precampaña se realizó con un vídeo en el que José Luis Rodríguez Zapatero bromeaba desenfadado sobre su forma de hablar (sustitución de la "d" a final de palabra por la "z") e invitaba a los españoles a conocer los logros de su Gobierno durante la legislatura.

Para la elaboración del programa electoral, el PSOE contó con el asesoramiento de un panel de intelectuales formado por 14 personas: el Nobel de Economía Joseph Stiglitz; la Nobel de la Paz Wangari Maathai; los expertos en economía Nicholas Stern, Jeremy Rifkin, André Sapir, Torben Iversen y Maria João Rodrigues; los expertos en ciencias políticas Philip Pettit, Wolfgang Merkel y Guillermo O'Donnell; e intelectuales en otros ámbitos, como la socióloga Marie Duru-Bellat, el filósofo George Lakoff, la escritora Barbara Probst Solomon y la activista Helen Caldicott.

El 4 de diciembre, Zapatero prometió suprimir el impuesto de patrimonio, porque "recae sobre las clases medias" pero "no sobre las más altas" que "encuentran fáciles mecanismos de elusión", y aseguró que compensaría a las comunidades autónomas por el dinero que dejarían de recaudar. Este anuncio contrastó con la posición mantenida meses antes por el ministro de economía Pedro Solbes con respecto a una medida similar adoptada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, que fue calificada de "sopresiva", "no progresista" y "sin debate". Por otro lado, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) consideró el anuncio como una "pésima noticia", ya que, en su opinión, la medida parecía una renuncia a la lucha contra el fraude.

El 20 de diciembre, Zapatero anuncia que si revalida su mandato subirá hasta 850 euros las pensiones de personas con conyuge a su cargo y hasta los 700 euros para las personas viudas. Al día siguiente, promete la elevación del salario mínimo hasta los 600 euros para 2008 y hasta los 800 euros para el final de la legislatura.

El 26 de enero el PSOE celebró una conferencia para la aprobación de enmiendas al programa electoral presentadas por sus miembros. Entre las que fueron aprobadas destaca la presentada a iniciativa de Rodriguez Ibarra para que el gobierno no negociara con ETA sin el apoyo de la oposición. Ibarra aceptó una nueva redacción del texto de Patxi López, la enmienda quedó del siguiente modo: "Sabiendo que, tras la ruptura del alto el fuego, no hay ninguna expectativa de diálogo, desde el Gobierno de la Nación, el PSOE se compromete a poner todos los instrumentos a su alcance y a desarrollar el máximo esfuerzo para conseguir acabar con ETA, buscando para ello la máxima coordinación con el primer partido de la oposición y el resto de fuerzas políticas democráticas". También fueron aceptadas otras enmiendas presentadas por varias mujeres del partido, entre ellas, la posibilidad de una revisión de la ley del aborto que garantice igual acceso a esta prestación y seguridad jurídica a médicos y pacientes. También se aprobó la gratuidad de la píldora del día después y la expulsión del país de cualquier extranjero con sentencia firme por violencia de género por un plazo de diez años.

Al día siguiente, Zapatero promete una devolución de 400 euros a cada contribuyente que haya realizado la declaración de la Renta que se haría efectiva en junio.

Mariano Rajoy, que lideró el PP durante toda la legislatura, fue designado candidato oficial a las elecciones en una junta directiva que su partido llevó a cabo el 10 de septiembre de 2007. La proclamación de su candidatura tuvo lugar el 27 de octubre en Valencia, en un acto multitudinario en el que se vio arropado por muchos miembros relevantes de su formación. Ningún otro miembro del PP anunció su intención de presentarse como candidato.

El hecho de que Rajoy apareciera en las encuestas como un líder poco valorado por los votantes de su partido (por debajo de Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Esperanza Aguirre, José María Aznar y Alberto Ruiz-Gallardón, según un sondeo de Sigma Dos para el diario El Mundo hecho en septiembre de 2007) y por todo el electorado en general (el barómetro del CIS de octubre de 2007 le daba una nota de 3,75 puntos sobre 10, por debajo de José Luis Rodríguez Zapatero, Gaspar Llamazares, Josep Antoni Duran i Lleida y Josu Jon Imaz), fue considerado por el PSOE y algunos analistas políticos como un síntoma de falta de liderazgo político.

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, manifestó en repetidas ocasiones durante el verano de 2007 su interés por ir en las listas del PP para conseguir un escaño en el Congreso de los Diputados, pero, finalmente, Ruiz-Gallardón, no fue elegido por Mariano Rajoy para figurar en las mismas. El alcalde de Madrid, en un primer momento, mostró su desencanto afirmando que podría dejar la política, declaración que matizó días más tarde.

El abogado y empresario turolense Manuel Pizarro fue designado número dos por la lista del PP de Madrid para concurrir a las elecciones en enero de 2008. Su designación fue una sorpresa inesperada y se interpreta como la elección por parte de Rajoy de una figura de hondo calado contra las políticas del actual vicepresidente económico Pedro Solbes, afianzada tras su comportamiento en la OPA sobre Endesa.

La socióloga madrileña y ex profesora de la UNED Ana Mato figuró como número 3 en la circunscripción de Madrid.

El coordinador del programa electoral del PP fue el ex ministro de Ciencia y Tecnología, Juan Costa. El acto central de inicio de precampaña tuvo lugar durante el tercer fin de semana de noviembre de 2007, con la celebración de una conferencia política en la que el PP expuso las líneas generales de su programa electoral. El hecho de que este acto fuera una conferencia y no una convención (de haberlo sido tendría que haberse inaugurado por los presidentes de honor del partido, Manuel Fraga y José María Aznar) fue interpretado por algunos medios de comunicación como una estrategia para no restar protagonismo al candidato. En el discurso de clausura, Mariano Rajoy prometió, entre otras medidas, eximir del pago del IRPF a trabajadores y pensionistas con ingresos inferiores a los 16.000 euros anuales (frente los 9.000 euros del momento) en caso de ganar las elecciones. Rajoy estimó que siete millones de personas podrían beneficiarse de esa propuesta. Por su parte, el Gobierno cifró el dinero que el Estado dejaría de ingresar en 25.000 millones de euros, algo inasumible según el Ministerio de Economía y Hacienda.

Rajoy realizó otra propuesta en materia económica el 12 de diciembre, al asegurar que a partir de 2009 aumentaría en 150 euros las pensiones mínimas de viudedad y jubilación a los mayores de 65 años, que pasarían de cobrar 493 euros a más de 650 euros al mes. Así mismo Rajoy ha prometido en reiteradas ocasiones su determinación en eliminar el controvertido Canon digital en favor de "formas más proporcionadas y justas" para remunerar a los autores que no "considere a las personas como sospechosos de hacer cosas que no permite la ley".

El 27 de enero, Rajoy promete crear en la próxima legislatura un total de 2,2 millones de puestos de trabajo y elevar la tasa de actividad femenina al 68 por ciento para el 2011. Adicionalmente anunció la creación de 400.000 plazas de guarderías para "hacer posible la conciliación familiar y laboral".

Así mismo a principios del mes de febrero el Rajoy anunció la intención de, si llegaba al gobierno, crear un "contrato para los emigrantes" extracomunitarios que decidieran residir en España (similar al modelo francés adoptado por Sarkozy y otros países europeos) por el que se comprometen a respetar las leyes, aprender castellano y las costumbres españolas. Dando ideas vagas de lo que debe entenderse por "costumbres", como la prohibición de la mutilación genital en las mujeres, la poligamia, y el respeto a las leyes en general. Actuaciones y penadas previamente en el código penal español en el momento de la propuesta.

Por otro lado, también se ha anunciado por parte del PP la intención de esperar a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el matrimonio homosexual antes de tomar una decisión sobre si modificar la Ley de Reforma del Código Civil en materia de matrimonio para cambiar la denominación matrimonio (que quedaría reservada sólo para uniones entre personas de distinto sexo), a la vez que ha anunciado que si llegara a gobernar eliminaría el derecho de los matrimonios homosexuales a adoptar.

En materia de salud, Rajoy prometió, como ya hizo Esperanza Aguirre en las elecciones a la Asamblea de Madrid de 2003, la reducción de las listas de espera para las operaciones quirúrgicas a un máximo de treinta días, así como la gratuidad de los servicios de salud dental o la mejora de los servicios de urgencias hospitalarias, entre otras promesas electorales.

El coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, fue proclamado candidato a la presidencia del Gobierno el 11 de noviembre de 2007, tras vencer en las elecciones primarias de su partido (no vinculantes) con el 62,5% de los votos. La otra candidata, la secretaria del Partido Comunista del País Valenciano, Marga Sanz, obtuvo el 37,5%. El Consejo Político Federal de IU ratificó la candidatura de Llamazares el 1 de diciembre con 84 votos a favor y 2 abstenciones.

IU mantenía una postura republicana, partidaria de la sostenibilidad ambiental para hacer frente al cambio climático, laica en lo que a la educación se refiere, y a favor de la contribución del 0,7% del PIB para los países en subdesarrollo. IU se mostraba partidaria de avanzar hacia la «laicidad» del estado, fortalecer el estado del bienestar y realizar una profunda «renovación democrática», incluyendo un «Código ético» que sería de obligado cumplimiento para cargos públicos (electos y de responsabilidad) y que les obligase a utilizar los servicios públicos.

En lo que respecta al modelo de estado, Izquierda unida propuso, en caso de ganar las elecciones, la realización de un «referéndum sobre la Monarquía», de forma que se consultase a los españoles sobre la preferencia entre dos modelos de gobierno: monarquía o república. IU piensa que esta sería una manera efectiva para avanzar hacia el «Estado Federal Republicano», que, según la coalición, «es una buena fórmula para hacer frente a las demandas de democratización de la sociedad española». También propusieron una reforma del Senado y la posibilidad de que las administraciones locales y autonómicas tuviesen cabida en en órganos como el Tribunal Constitucional, el Consejo General del Poder Judicial, el Tribunal de Cuentas, el Consejo de Seguridad Nuclear, la Agencia Tributaria o el Banco de España.

IU se mostraba favorable a pactos con el PSOE, al que consideraba un partido «en pleno giro hacia el centro político», argumentando que estos pactos entre ambas formaciones darían un giro hacia la izquierda. En ese sentido, IU ha aludido a la posibilidad de formar coalición de gobierno con el PSOE.

Recientemente IU ha anunciado que una de las medidas que pedirá al PSOE en caso de pactar será una reforma de la Ley Electoral para «recuperar el principio de proporcionalidad constitucional», ya que la ley actual favorece a los grandes partidos y debilita a los pequeños. Como ejemplo Gaspar Llamazares señaló que mientras PP o PSOE solo necesitan 60.000 votos para obtener un diputado en las cortes generales, IU necesita 240.000 votos, cuatro veces más. La crítica al bipartidismo es el eje central de estas propuestas; así con el cambio en la Ley Electoral se llegaría, según IU, a «un sistema democrático rico y pluralista, en contra de un sistema en el que dos fuerzas combatirían por el centro para impedir los cambios».

En política de empleo, IU propuso en su programa electoral la creación de una ley que redujese la jornada laboral a 35 horas de trabajo semanales, la subida del salario mínimo interprofesional hasta los 1.100 euros (el 60% del salario medio), que el modelo estándar de contratación sea en forma de contratos indefinidos, la puesta en marcha de un programa contra la precariedad laboral y aumentar las ayudas a las empresas dedicadas a la prevención de riesgos laborales.

Entre las medidas económicas, IU propuso subir el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas del 30% al 35%, y crear un impuesto especial que pagarían las compañías con sede fiscal en España y que declarasen unos beneficios tres veces superior al IPC de diciembre, en torno al 15%. Según cálculos de la coalición, esta medida supondría unos ingesos para el Estado de unos 5.000 millones de euros, que serían empleados para la «convergencia social con la UE» y para sufragar un «cambio de modelo de desarrollo, más justo y más sostenible medioambientalmente». A estos 5.000 millones habría que sumar, según el programa de IU, otros 6.000 millones que se recaudarían aplicando un «decálogo de medidas contra el fraude fiscal de las grandes fortunas en España». Este plan fue presentado por Llamazares con el objetivo de «destinar en dos legislaturas 70.000 millones de euros en gasto social, muy necesarios para acercar a España a la media de la UE», ya que, según IU, «en España hay un fraude fiscal monumental y hay que dedicar todo ese dinero a la solidaridad».

El Consejo Nacional de Unió Democràtica de Catalunya (UDC) designó el 10 de noviembre de 2007 a Josep Antoni Duran i Lleida como candidato de CiU a las elecciones generales; el Comité Ejecutivo de la coalición le ratificó como candidato el 26 de noviembre; y el Consejo Nacional de CiU le proclamó candidato el 1 de diciembre con el 98,1% de los votos a favor.

CiU ha exigido al PSOE que si desea su apoyo, éste debe garantizar que en las próximas elecciones autonómicas catalanas gobernará la lista más votada, independientemente de que las alianzas entre otras formaciones obtengan más representantes (en referencia al tripartito PSC-ERC-IUV que gobierna actualmente Cataluña) y también ha anunciado al PP que no pactará con ellos si mantienen el recurso de incostuticional del estatut catalan.

Partido creado meses antes de las elecciones, en septiembre de 2007, liderado por Rosa Díez, que consiguió un escaño por la circunscripción de Madrid. Por número de votos se convirtió en 2008 en la quinta agrupación política de España.

El cabeza de listas al Congreso por el PNV las lidera el vizcaíno Josu Erkoreka. Los principales objetivos del partido nacionalista eran mantener o superar los actuales 7 escaños, defender el derecho a decidir del País Vasco en Madrid y la licitación y adjudicación de las obras de todos los tramos del TAV en suelo vasco.

El 7 de julio de 2007, el Consell Nacional de ERC designó a Joan Ridao como cabeza de lista de su partido en las elecciones al Congreso de los Diputados de 2008, por 149 votos a favor, 13 en blanco y ninguno en contra. Su candidatura, explicaron a posteriori, nació con la vocación de "ser fuerte y útil en Madrid", para lo cual aspiraba "como mínimo" a mantener el grupo parlamentario propio de ERC (5 diputados).

El listado completo de partidos políticos con candidatura en alguna circuscripción se encuentra en esta página.

Unión, Progreso y Democracia (UPyD), concurre a las elecciones bajo esta denominación en todo el territorio estatal.

Se trata de las primeras elecciones a las que concurre esta formación, la cual había sido constituida sólo 6 meses antes.

Un estudio de la Universidad de Navarra del que se hace eco El Mundo, muestra que el terrorismo y los asuntos económicos han sido los principales temas de la campaña del PSOE y del PP, a partir del análisis de las noticias aparecidas en los principales medios de comunicación españoles. El problema del terrorismo estuvo presente en 25,1% de las noticias ligadas a la campaña electoral (sin contar el impacto mediático generado por el atentado de ETA del 7 de marzo de 2008). El segundo tema en importancia fue el de la economía, que ha representado el 19,3% de las noticias. El tercer tema es el del empleo (16,1%), seguido de la inmigración (10,6%), la política exterior (7,9%) y la educación (7,9%). La cobertura mediática dada a estos temas corresponde en grandes líneas a las preocupaciones de los españoles, según los datos del Barómetro del CIS de octubre 2007 (estudio número 2735). El terrorismo, la economía, el empleo y la inmigración son percibidos como cuatro de los cinco problemas principales de España. La única divergencia notable se da en el caso de la vivienda, puesto que fue el séptimo tema en importancia en la campaña electoral, presente en 4,7% de los artículos, mientras que es considerado el segundo problema de España, con un 34,8% de respuestas.

El estudio muestra la evolución del seguimiento mediático de los temas. Los datos indican que la inmigración es el tema que ha aumentado más de peso, puesto que en las noticias de precampaña suponían el 4,4% de las noticias, mientras que era un tema presente en el 10,6% de las noticias de la campaña electoral propiamente dicha. También incrementaron su presencia mediática en campaña el terrorismo y la educación. En cambio, perdieron peso a lo largo de la campaña las noticias relacionadas con la economía y con los impuestos. Este último fue uno de los temas principales de la precampaña.

Tras tres campañas electorales (1996, 2000 y 2004) sin debates electorales entre los dos principales candidatos, en esta campaña se retomaron, con dos enfrentamientos entre Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy que tuvieron lugar los lunes 25 de febrero y 3 de marzo. Todas las encuestas dieron como ganador de ambos a Zapatero, si bien se consolidó la sensación de que la primera cita fue más igualada, mientras que la segunda se impuso con más contundencia el presidente. El propio Rajoy reconoció días después que se equivocó al entrar, el 3 de marzo, en una discusión sobre la guerra de Irak auspiciada por Zapatero. Por otro lado, los responsables de economía del PSOE y del PP, Pedro Solbes y Manuel Pizarro, debatieron en Antena 3 el 21 de febrero. También en este caso las encuestas dieron como ganador al representante socialista. Ahondando en el bipartidismo, las otras fuerzas políticas fueron relegadas a un segundo plano al no realizarse un debate con los principales candidatos de cada fuerza.

Durante la campaña electoral (y pocos días antes de que ésta se iniciara) se repitieron a lo largo de toda España actos de protesta e intentos de boicot contra la participación de políticos de diferentes partidos en actos y conferencias realizados en diversas universidades españolas. Estos incidentes han estado protagonizados, en su mayor parte, por grupos de estudiantes que los medios de comunicación han adscrito a grupos de extrema izquierda y antisistema, y del independentismo catalán, gallego y vasco.

El primero de estos incidentes lo protagonizó el 12 de febrero la dirigente del PP María San Gil en la Universidad de Santiago de Compostela (USC), cuando un grupo de unos 50 jóvenes independistas gallegos abuchearon a la presidenta del PP del País Vasco antes de pronunciar una conferencia en la facultad de Económicas. Algunos de estos dijeron pertenecer a la organización AGIR. Posteriormente se realizó la detención de cuatro miembros de esta organización. Según la versión del equipo de Maria San Gil, esta sufrió un intento de agresión. Según los estudiantes, los guardaespaldas de San Gil fueron los primeros en agredir a un estudiante que se acercó a «recriminarle su presencia». Días más tarde, la decana de la facultad de Económicas de la USC María Teresa Cancelo, manifestó que la candidata del PP «no fue agredida».

El 19 de febrero fue la candidata del PP por Barcelona Dolors Nadal la que sufrió el boicot de la conferencia que iba a dar en la Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona por la presión de medio centenar de independentistas catalanes, teniendo que suspenderse dicha conferencia. Ese mismo día, durante una conferencia de la dirigente de UPyD Rosa Díez en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, en un incidente organizado, cerca de medio centenar de estudiantes, vinculados a la extrema izquierda, trataron de impedir la realización del acto. El historiador y ensayista Antonio Elorza calificó a estos boicoteadores como ejemplos de un nuevo «fascismo rojo».

Tras estos actos, el ex presidente Felipe González hizo unas declaraciones en las que manifestaba que él fue abucheado en la universidad y aguantó «sin llorar».

El 26 de febrero en un acto realizado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia, la candidata por Valencia del PSOE María Teresa Fernández de la Vega fue increpada por una docena de jóvenes independentistas pertenecientes al Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) con una pancarta y gritos de «Fóra polítics de la universitat» («fuera políticos de la universidad», en castellano). Ese mismo día medio docena de independentistas trato de boicotear un acto en Bilbao del dirigente del PP vasco Antonio Basagoiti al grito «¡fascista, fascista!».

El 29 de febrero el también dirigente del PP Jaime Mayor Oreja, en compañía de Daniel Sirera, fue increpado e insultado en un acto en la localidad catalana de San Pedro de Ribas por una docena de independistas, al grito de «vosotros fascistas sois los terroristas» o «fuera fascistas», llegando a tener que refugiarse en una cafetería ante dicha actitud. Ese mismo día otro grupo independentista intentó evitar la realización de otro acto de UPyD en Cataluña.

Además, grupos de ultraderechistas de España 2000 impidieron a ERPV realizar un mitin en la localidad valenciana de Silla.

Debido al asesinato de Isaías Carrasco, ex concejal del PSE-EE en el Ayuntamiento de Mondragón desde junio de 2003 a mayo de 2007, por parte de ETA, todos los partidos políticos y coaliciones electorales decidieron suspender la campaña electoral, anulando los actos previstos para el cierre de campaña.

La jornada de reflexión estuvo marcada por el funeral de Isaías Carrasco, asesinado por la banda terrorista ETA el 7 de marzo en Mondragón.

Los resultados de la composición del Senado para la IX Legislatura dieron a los socialistas ocho escaños más que en la cita de 2004 y la coalición Entesa Catalana de Progrés, que agrupa a PSC, ERC e ICV-EUiA se mantiene como la tercera fuerza política. El Partido Popular consiguió dos senadores menos que en los comicios de 2004. La suma del Partido Socialista y la Entesa supera al PP. Además, Coalición Canaria perdió dos de los tres senadores que logró en las anteriores elecciones.

La misma noche electoral, el candidato por Izquierda Unida Gaspar Llamazares anunció su dimisión tras conocerse los resultados casi definitivos del escrutinio. "El tsunami bipartidista nos ha arrollado", reconoció Llamazares en su discurso, y afirmó desilusionado que los focos se hayan centrado casi exclusivamente en Zapatero y Rajoy, lo que supone, según él, una "reducción del pluralismo" y un "flaco favor a la democracia". Llamazares también se quejó de la "injusticia" de la ley electoral, ya que pese a sumar el 4% de los votos, con casi un millón de papeletas, su formación pierde el grupo propio en el Congreso de los Diputados.

En lo que respecta a los principales candidatos, José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que mantendrá una actitud de diálogo "con todos los grupos", y no descartó alianzas estables con CiU o PNV, y fijó sus prioridades de Gobierno, recuperar acuerdos institucionales e impulso a la economía y política social. Por el otro lado, Mariano Rajoy, felicitó al candidato socialista por su victoria y le deseó "suerte por el bien de España". Sobre su posible marcha de la presidencia del partido, el secretario general del PP en Madrid, Francisco Granados, aseguró que "no es el momento de debatir" si Aguirre sucederá a Rajoy. Finalmente, Mariano Rajoy comunicó que se presentará para optar a la presidencia del Partido Popular en el congreso que se celebrará en junio de 2008. El objetivo de Rajoy es estar al mando de nuevo de la formación durante la IX Legislatura en la oposición, e igualmente afirmó que su objetivo es presentarse a las elecciones generales del 2012 como el candidato por el Partido Popular por tercera vez consecutiva.

Al principio



José Luis Rodríguez Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero

José Luis Rodríguez Zapatero (n. Valladolid el 4 de agosto de 1960) es un político socialista español, y el quinto presidente del Gobierno de España desde la Transición, tras su victoria en las elecciones generales de 2004. Es el actual Presidente del Gobierno de España (IX Legislatura), tras revalidar su cargo en las elecciones generales de 2008.

Algunas de las principales medidas de su gobierno han sido la retirada de las tropas españolas de Iraq, el envío de tropas a Afganistán, la promoción de la Alianza de Civilizaciones, la legalización del matrimonio homosexual, la ley de la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia, la Ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la creación de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, una nueva regularización de inmigrantes, el inicio del denominado proceso de paz con ETA, la ley antitabaco o la reforma de Estatutos de Autonomía, como el de Cataluña.

Rodríguez Zapatero es popularmente identificado por su segundo apellido y también por las siglas "ZP" (Zapatero Presidente, que correspondían al logotipo de la campaña electoral de las elecciones generales de 2004). Debido a que su segundo apellido incluye estas dos letras, en la actualidad desde diversos ámbitos se utiliza el acrónimo "ZP" para hacer referencia a Rodríguez Zapatero. Para las elecciones generales de 2008 su eslogan fue Con Z de Zapatero.

José Luis Rodríguez Zapatero nació en Valladolid, Castilla y León (España), el 4 de agosto de 1960, aunque su familia es natural de León. Fue el segundo hijo del matrimonio, después de un hermano cuatro años mayor, Juan. Su padre, Juan Rodríguez García-Lozano, es abogado. Su madre, Purificación Zapatero, murió en el mes de octubre del año 2000. Su abuelo paterno, Juan Rodríguez Lozano, capitán del ejército bajo el mando de la república, fue ejecutado por los nacionales el 18 de agosto de 1936 en el barrio de Puente Castro, durante la Guerra Civil Española, por negarse a participar en la sublevación en León. Rodríguez Zapatero creció en León. Estudió Primaria en el Colegio Discípulas de Jesús, de León (1966–1970); Bachillerato y COU en el centro privado Colegio Leonés (1970–1977). De niño veraneaba en Luanco o en Gijón.

El 15 de agosto de 1976, cuando los partidos políticos aún no eran legales, asistió a un mitin de Felipe González en Gijón; allí nació su vocación política, su militancia socialista y su admiración perdurable por el líder sevillano. Se afilió a las Juventudes Socialistas en 1979, al poco de cumplir la mayoría de edad, y fue secretario de la organización en León.

En el deporte, Zapatero es un gran aficionado del fútbol, aunque destacó más como jugador de baloncesto. Otra afición suya era pescar; frecuentaba los ríos Porma u Órbigo. Además es un gran lector de literatura hispanoamericana, en particular de Jorge Luis Borges.

Estudió Derecho en la Universidad de León. En las aulas de la Facultad de Derecho conoció a Sonsoles Espinosa, con la que más tarde contraería matrimonio. Él estudiaba cuarto curso, y ella segundo. Zapatero obtuvo la licenciatura en 1982, con una tesina sobre el Estatuto de Autonomía de Castilla y León. Después de licenciarse, Zapatero fue contratado como profesor ayudante de Derecho Constitucional en la misma Universidad (1983–1986). En 2008, recibió el grado de Doctor Honoris Causa por la Universidad de San Marcos de Lima.

En 1986 obtuvo un escaño en el Congreso (legislatura 1986–1989) por la provincia de León, convirtiéndose en el diputado más joven de la Cámara, permaneciendo hasta la actualidad como representante electo. Las sucesivas prórrogas del servicio militar obligatorio por razones de estudios terminaron por excusarle de éste al ser elegido. En el Congreso de los Diputados formó parte sucesivamente de las comisiones de Justicia e Interior, Constitucional, del Defensor del Pueblo y de Administraciones Públicas, en la que era portavoz de su grupo.

La sorpresiva elección de Zapatero para la Secretaría General de la Federación Socialista Leonesa (FSL) el 19 de junio de 1988, en el V Congreso del PSOE provincial celebrado en Astorga, fue ligada por los medios de comunicación a un pacto entre los hombres fuertes y facciones del socialismo leonés, caracterizado por los enfrentamientos internos, la tradición sindicalista y un fuerte apego al obrerismo minero. Su reconocida capacidad para limar las discrepancias ideológicas y personales entre sus compañeros y sosegar los ambientes crispados iba a ser el mejor instrumento en la promoción política de quien todavía era en Madrid un diputado absolutamente anónimo.

El 27 de enero de 1990, Zapatero se casó con Sonsoles Espinosa Díaz, hija del militar Rafael Espinosa Armendáriz. Se casaron en la ermita de Nuestra Señora de Sonsoles en Ávila, y pasaron una corta luna de miel en Sevilla. El matrimonio ha tenido dos hijas, Laura, nacida en diciembre de 1993, y Alba, nacida en octubre de 1995. Sonsoles es cantante de música clásica y profesora de música. Su familia es muy celosa de su intimidad y evita aparecer en los medios de comunicación.

Zapatero fue reelegido secretario general con el 68% de los votos en el VII Comité Regional leonés celebrado en julio de 1994. En las elecciones generales de 1996 Zapatero mantuvo su escaño en el Congreso de los Diputados siempre por la Provincia de León. Al año siguiente Zapatero fue nuevamente reelegido secretario general del PSOE de León, y entró también como vocal en la Ejecutiva Federal, máximo órgano del partido.

Zapatero no se adscribía, al menos expresamente, a ninguna corriente interna, su aparente neutralidad continuó tras el XXXIV Congreso, del que salió convertido en uno de los 33 miembros de la nueva Comisión Ejecutiva Federal (CEF), como titular de una de las vocalías. El 16 de noviembre de 1997 el VIII Congreso del PSOE leonés le confirmó como secretario general regional.

El 12 de marzo de 2000, el PSOE perdió sus segundas elecciones generales consecutivas contra el PP de José María Aznar. Zapatero mantuvo su acta de diputado, pero el Partido Socialista Obrero Español obtuvo solamente 125 escaños, 16 menos que en las elecciones generales de 1996.

Rodríguez Zapatero decidió que optaría a dirigir el PSOE durante el XXXV Congreso Federal de junio de 2000, tras la dimisión de Joaquín Almunia. Impulsó una nueva corriente dentro del partido, más centrista y a la vez más liberal, llamada la Nueva Vía. El proyecto Nueva Vía, más perfilado en lo programático que en lo ideológico, evocaba la Tercera Vía (Third Way) del primer ministro laborista británico Tony Blair y también el Nuevo Centro (Neue Mitte) del canciller socialdemócrata alemán Gerhard Schröder, los cuales pivotaban en nociones tales como el pragmatismo y la eficiencia a la hora de revisar las relaciones entre Estado y ciudadanía y de asumir con naturalidad los imperativos de la economía del libre mercado en las sociedades contemporáneas. Por la misma razón, la propuesta de Zapatero parecía alejarse del socialismo más clásico que caracterizaba, por ejemplo, al primer ministro francés Lionel Jospin, quien educadamente se distanció de las tesis de sus colegas de Londres y Berlín.

Compitió por la secretaría general con José Bono, Matilde Fernández y Rosa Díez. Zapatero era el "candidato sorpresa", y los críticos señalaban su inexperiencia mientras que los que le apoyaban indicaban que era la figura reformista que necesitaba el PSOE. El 22 de julio Zapatero ganó por un escaso margen (de 995 sufragios, obtuvo 414 apoyos; José Bono consiguió 405). Esta inesperada victoria se produjo gracias al apoyo del PSC.

La elección de Zapatero supuso un verdadero relevo generacional en el PSOE. El dirigente leonés había conseguido unificar el partido, cerrar la grave crisis que arrastraba desde hacía cuatro años por las luchas de banderías y el vacío de liderazgo, y presentar a la militancia un proyecto esperanzador.

Como líder de la oposición, Rodríguez Zapatero declaró que sería constructivo y no intentaría dañar al gobierno, incluso acuñó la expresión «oposición tranquila». Su estrategia de oposición se basó en proponer varios pactos al partido en el gobierno en temas fundamentales de Estado, el terrorismo en particular. De esta forma el Pacto Antiterrorista fue una de esas propuestas formuladas por el PSOE bajo la dirección de Zapatero. Este perfil de opositor moderado no fue bien comprendido por algunos sectores del partido, empeñados en la confrontación. No obstante, los sondeos de opinión y las encuestas revelaron una recuperación progresiva de las expectativas del PSOE.

Zapatero fue cambiando progresivamente su discurso a medida que avanzaba la legislatura. El Gobierno de José María Aznar contaba con mayoría absoluta en la VII Legislatura, y durante la misma, la adopción de normas polémicas en los terrenos social y laboral (reformas de la Ley de Extranjería y de la protección del desempleo, leyes orgánicas de Calidad de la Educación, LOCE, y de Universidades, LOU), conllevaron que el enfrentamiento entre oposición y gobierno se endureciera.

El primer enfrentamiento político serio de Zapatero con el gobierno llegó a causa de la petición de una reducción de impuestos para compensar el aumento del precio del crudo. A finales del mismo año, la enfermedad de las vacas locas volvió a la actualidad después del brote de 1996. Zapatero criticó en varias ocasiones la política del gobierno respecto a la crisis, argumentando que estaba fuera de control. Zapatero pidió la creación de una comisión interministerial junto con otras 10 medidas para afrontar la crisis.

En 2000 el submarino nuclear británico Tireless atracó en Gibraltar para reparar su reactor. Zapatero criticó que no se presionara al gobierno británico para que retirase el submarino, que abandonó el peñón un año después.

El 19 de diciembre de 2001 viajó a Marruecos después de que el gobierno alauí expulsara al embajador español en Rabat, en un gesto criticado por el gobierno del Partido Popular. Zapatero argumentaría que el viaje tenía por objeto reducir la tensión entre ambos países.

Zapatero mostró su desacuerdo ante la posición de apoyo activo por parte del gobierno del PP a la invasión de Iraq, impulsada por EE. UU. y Gran Bretaña. En este asunto la oposición de Zapatero fue mucho más dura.

Los sondeos de opinión arrojaban en 2003 que una mayoría de los votantes españoles estaba en contra de la invasión. Como varios gobernantes europeos, Zapatero consideraba que un ataque armado no autorizado por las Naciones Unidas sería ilegal y se opuso al concepto de guerra preventiva.

La primera fricción de Zapatero con Estados Unidos tuvo que ver también con su postura sobre la guerra. El 12 de octubre de 2003, durante el desfile del Día de la Hispanidad, Zapatero no se levantó al paso de la bandera estadounidense. Dijo que su acción fue una protesta contra la guerra de Iraq y no un insulto al pueblo americano. En su programa electoral aseguró que retiraría las tropas españolas desplazadas a Iraq si antes de junio de 2004 no se conseguía una resolución de la ONU que lo apoyara. Una vez en el gobierno, Zapatero retiró las tropas de Iraq en abril de 2004, algo que no fue bien recibido por el Presidente de los Estados Unidos.

Tras la reelección de George W. Bush, la llamada de felicitación de Zapatero no fue atendida por el presidente estadounidense. Finalmente fue el Rey de España, Juan Carlos I, quien trasmitió este hecho.

En este período, el asunto más destacado fue la firma del "Acuerdo por las Libertades y contra el Terrorismo", a propuesta de Rodríguez Zapatero. Conocido también como Pacto Antiterrorista, fue un acuerdo firmado por el Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español el 8 de diciembre de 2000.

El objetivo principal del acuerdo era fomentar la unidad entre ambos partidos en la lucha contra el terrorismo. Se incluyeron algunas cláusulas para asegurar que las políticas contra el terrorismo no se utilizaran como arma arrojadiza electoral.

En octubre de 2002, Rodríguez Zapatero fue designado candidato de su partido a la presidencia del gobierno en las elecciones generales del 14 de marzo de 2004. Durante la campaña electoral para las elecciones generales, las encuestas eran favorables al candidato popular Mariano Rajoy, aunque había serias dudas sobre si podría revalidar la mayoría absoluta conquistada en 2000. Tres días después de los atentados del 11 de marzo en Madrid el PSOE ganó las elecciones generales. Existe aún hoy desacuerdo sobre si fueron los atentados terroristas o los sucesos posteriores a los mismos los que provocaron el vuelco electoral, ya que el gobierno del PP en un principio atribuyó la autoría a ETA pese a las pruebas que apuntaban a terroristas islamistas. Los sucesos de aquellos días, fueron interpretados por gran parte de la opinión pública como una falta de transparencia, debido a ello cientos de ciudadanos se manifestaron en las principales ciudades españolas acusando al Gobierno de ocultar información.

En la campaña electoral de 2004, Zapatero criticó la gestión del PP respecto al Prestige, el apoyo a la guerra de Iraq y el fuerte crecimiento del precio de la vivienda. Prometió construir 180.000 nuevas viviendas cada año y mantener el equilibro presupuestario, aunque de forma más flexible. En los colegios prometió educación bilingüe y un ordenador para cada dos alumnos. Además, aseguró que incrementaría las partidas presupuestarias para I+D+I, concretamente un 25% anual hasta 2008, para equiparar la inversión tecnológica con la de la media comunitaria. Mariano Rajoy, el nuevo líder del PP tras la retirada de Aznar, partía con ventaja gracias a los buenos datos macroeconómicos que se venían registrando desde 1996. Rajoy advirtió de que si Zapatero llegaba a la Moncloa, probablemente tendría que gobernar con socios como IU o ERC, a los que definió como radicales e inestables.

La ausencia de debates entre ambos candidatos fue otro punto de enfrentamiento. Zapatero propuso debatir con Rajoy previo a las elecciones generales de 2004, pero éste se negó.

El jueves 11 de marzo de 2004 se produjo el atentado terrorista más grave de la historia reciente de España. Las explosiones en varios trenes de cercanías en Madrid causaron 192 víctimas mortales y miles de heridos. La conmoción fue total en el mundo occidental. Los atentados tuvieron lugar tres días antes de las elecciones generales y todos los actos electorales se cancelaron. Sin embargo, en lugar de unir a todos los dirigentes políticos, los atentados provocaron amargas divisiones entre ellos.

Se celebraron las elecciones generales el día 14 de marzo de 2004 y el PSOE obtuvo la victoria, aunque sin alcanzar la mayoría absoluta. Esta situación le obligaba a buscar pactos con otras formaciones políticas minoritarias para, en un principio, conseguir que Zapatero llegase a presidente del gobierno y después mantener la gobernabilidad del país.

El PSOE obtuvo la victoria alcanzando 164 escaños y un 43,27% de los votos emitidos, frente a los 146 escaños y 37,81% de los votos obtenidos por el PP. En el senado, el PP perdió 25 senadores, consiguiendo una mayoría relativa pese al descenso. Por su parte, el PSOE aumentó su representación en 28 senadores.

El 16 de abril en su investidura como Presidente del Gobierno obtuvo el voto favorable de Izquierda Unida, Iniciativa per Catalunya Verds, Chunta Aragonesista, Esquerra Republicana de Catalunya y Coalición Canaria, el Partido Popular votó en contra, y CiU, PNV, EA y Nafarroa Bai se abstuvieron.

Durante la presidencia de Rodríguez Zapatero, se han abordado en especial las políticas sociales. Se ha legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo en España, la ley contra la violencia de género, la ley de la Dependencia (ayudas para familias con personas dependientes a su cargo), se ha modificado la ley del Divorcio para eliminar trabas, se han modificado diferentes estatutos de autonomía, entre ellos el andaluz y el catalán, siendo este último probablemente el que más polémica suscitó. También se ha realizado la regulación de los estudios universitarios para adecuarlos al Proceso de Bolonia. Cabe destacar que se ha incrementado el salario mínimo, se ha establecido la ley para la igualdad efectiva entre mujeres y hombres, la ley antitabaco, ha habido una gran regularización de los inmigrantes, y se ha pretendido la reforma de la Constitución en cuatro puntos.

El 17 de abril de 2004 el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió su cargo ante S.M. el Rey. A finales del mismo mes Rodríguez Zapatero, compareció ante el Pleno del Congreso de los Diputados para informar de las razones y el alcance de su decisión de adopción de las medidas necesarias para el regreso a España de las tropas españolas destinadas en Iraq.

Además de la retirada de las tropas españolas de Iraq, otra de las promesas electorales del PSOE durante la campaña, y que más tarde llevó a cabo, fue la subida del salario mínimo interprofesional. En 2004 el salario mínimo en España era de 460,5 € por mes, siendo uno de los más bajos de toda la Unión Europea. Durante la VIII Legislatura pasó a ser de 600 € por mes. Pocos meses después de que se diera comienzo a la legislatura, el 4 de julio Rodríguez Zapatero es reelegido como Secretario general con el 95% de los votos en el XXXVI Congreso Federal del Partido Socialista Obrero Español.

En los meses siguientes, el Consejo de Ministros decidió renovar y ampliar el contingente militar español en Afganistán y destacar una misión humanitaira en Haití. Destaca también la reunión en Moncloa el 26 de julio entre Presidente del Gobierno y el Lehendakari vasco, Juan José Ibarretxe.

En septiembre de 2004 Rodríguez Zapatero comparece en la 59ª Asamblea General de Naciones Unidas en la que propone una alianza entre el mundo occidental y el mundo árabe. En el mismo mes el Consejo de Ministros aprueba el anteproyecto de Ley de Reforma del Divorcio, que suprime la separación como paso previo obligatorio y elimina la necesidad de alegar causas para obtener la disolución del matrimonio.

En materia exterior, la Constitución Europea también tuvo un peso importante durante la VIII legislatura. El 29 de octubre, los 25 Jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea firman en Roma el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. Para ello se convocarian más tarde diversos referendos por los países europeos.

Antes de finalizar el año 2004, durante el mes de diciembre se aprobaron las Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. El día 31 del mismo mes concluyó el mandato de España como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Durante el 2005, se procedió a los distintos referendos en Europa sobre la aceptación o no de la Constitución Europea. El 11 de enero, el Pleno del Congreso de los Diputados, por unanimidad, autoriza la celebración de un referendum consultivo sobre la ratificación del Tratado por el que se establece una Constitución para Europa. El 2 de febrero comienza la campaña del referendum consultivo sobre la ratificación del Tratado, y el día 20 de febrero se celebra el referéndum. Con una participación del 41,77 por ciento del censo, los votos a favor suman el 76,30 % del total de votantes. Los votos en contra son el 16,92 % y los votos en blanco y nulos el 6,77. España dijo "sí" a la Constitución Europea, pero los sucesivos referendos en el resto de países europeos no gozaron de un amplio apoyo, y en varios el "no" resultó vencedor. El 29 de mayo, en Francia se celebra el referéndum sobre el tratado de la Constitución europea, y con una participación del 69,80, gana el "no" con el 55,2 % de los votos, el 1 de junio, en Holanda se celebra el referéndum y con una participación del 62,80 el "no" a la Constitución alcanza el 61,6 % de los votos. Además el Reino Unido deja en suspenso su anunciado referéndum.

Entre otras cosas, en el mes de mayo, el Consejo de Ministros acordó remitir a las Cortes el proyecto de ley de reproducción asistida. El 5 de septiembre, Gas Natural lanzó una oferta pública de adquisición de acciones sobre Endesa que produjo fuerte impacto en el mundo político y empresarial. Endesa anunció su propósito de defensa para frenar la operación.

Igualmente durante la segunda mitad de 2005, se procedió a aprobar las propuestas de reforma del Estatuto de Autonomía, tanto de Cataluña, como el de la Comunidad Valenciana, siendo este último aprobado conjuntamente por el PSOE y el PP. Sin embargo, la reforma del estatuto de Cataluña generó más debate, y el Partido Popular presentó recursos de inconstitucionalidad durante la legislatura.

ETA estuvo presente durante toda la legislatura con diversos atentados por la geografía española, en Navarra, Zaragoza y en algunas playas de Asturias y Cantabria. La mayoría de los atentados se realizaron con artefactos explosivos, algunos de poca intensidad. En diciembre de 2005 ETA hizo explotar una furgoneta en Santesteban (Navarra) cuasando importantes daños materiales, pero ninguna víctima.

En diciembre la Comisión Europea exigió a España la aplicación del IVA a la Iglesia Católica. No es esta la única vez que la religión, y más concretamente la Iglesia ha estado presente en el debate político durante la legislatura. Las desaveniencias entre el Gobierno y la jerarquía eclesiástica surgieron por diferentes puntos, entre los que destaca la supresión de la asignatura de Religión católica o la equiparación de otras religiones en la educación pública. La Conferencia Episcopal Española mostró su oposición con el Gobierno en asuntos como los matrimonios entre personas del mismo sexo y la reforma educativa de la asignatura de religión. Igualmente lanzó una campaña, contra la eutanasia, y anunció que seguirán otras sobre otros asuntos que consideraba de "interés público".

El debate se mantuvo en diversos frentes durante toda la legislatura, tanto en el terreno económico, en el que finalmente se llegó a un nuevo acuerdo de financiación con la Iglesia (se comenzó a aplicar a partir de 2007) como en el educativo, especialmente en lo referente a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, o en el de los derechos y libertades en lo referido al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Durante el año 2006 se aprueban los estatutos valenciano y catalán en el Pleno del Congreso de los Diputados.

Entre las leyes que han sido fuente de controversias durante la legislatura, destaca la Ley que regula el canon digital. Esta ley fue reformada el 22 de junio de 2006. El Congreso aprobó (con ningún voto en contra y la única abstención de ERC y PNV) la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual que regula el canon digital, por la que los compradores finales tendrán que pagar un canon a las entidades de gestión de derechos de autor por los soportes digitales idóneos para grabar y reproducir archivos, esto es, CDs y DVDs, pero también reproductores MP3, tarjetas de memoria, móviles, impresoras y cámaras digitales. Los discos duros y las conexiones ADSL permanecen libres de pago.

En marzo, el Consejo de Ministros aprueba la remisión a las Cortes del Proyecto de Ley Orgánica de Igualdad. En el mismo mes, el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero se reúne en la Moncloa con el Primer ministro francés, Dominique de Villepin, para, entre otros asuntos, hablar de la lucha contra ETA, del proceso de paz, de los blindajes contra OPAs de empresas extranjeras y del Estatuto catalán.

En abril se aprobó la Ley Orgánica de Educación. En el mismo mes, el Presidente anunció la remodelación de su Gobierno. Los cambios afectaron a tres Ministerios: Defensa, Interior y Educación. El Ministro de Defensa, José Bono, fue sustituido por José Antonio Alonso, el que era titular de Interior. El puesto de Alonso fue ocupado por Alfredo Pérez Rubalcaba y Mercedes Cabrera Calvo-Sotelo sucedió a la Ministra de Educación y Ciencia, María Jesús San Segundo. En este mes también se procede a la tramitación del proyecto de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

A lo largo del año Rodríguez Zapatero realizó una ronda de contactos con los partidos políticos para hablar sobre la reforma de la Constitución, así como con los distintos presidentes de las comunidades autónomas, a los que recibió en la Moncloa. El 9 de mayo el Presidente firmó en Moncloa con la patronal y los sindicatos CC.OO. y UGT una nueva reforma Laboral orientada a reducir la temporalidad en las contrataciones.

Durante este año, José Luis Rodríguez Zapatero dio comienzo al proceso de paz con ETA, meses después del alto el fuego de ETA en el mes de marzo. Zapatero anunció el 21 de mayo en Baracaldo durante un acto del Partido Socialista de Euskadi, que en junio comenzaría a comunicar a las fuerzas políticas "el inicio del proceso de diálogo con ETA para poner fin a la violencia". El PP anunció que no se daban las condiciones mínimas necesarias para abrir una negociación. La Asociación de Víctimas del Terrorismo anunció la convocatoria de una manifestación contra esta negociación para el mes junio. Las manifestaciones que se suceden durante esta legislatura están protagonizadas por el Foro Español de la Familia, en lo referente a la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo, la Asociación de Víctimas del Terrorismo en lo que respecta al proceso de paz con ETA, y la Confederación Estatal de Estudiantes para protestar por la Ley Orgánica de Educación. Sin embargo, la VIII legislatura ha sido la que menos huelgas ha padecido.

El proceso de paz con ETA finalizó en el mes de diciembre, cuando ETA atentó en el Aeropuerto de Madrid-Barajas. El fuerte estallido de una furgoneta bomba causó la muerte de dos personas, hirió a una veintena y provocó importantes destrozos en las infraestructuras del aeropuerto, así como suspensiones y retrasos en los vuelos.

El ejecutivo de Zapatero logró estar por delante en los sondeos de voto realizados por el CIS, y en las encuestas de opinión de los distintos medios de comunicación durante toda la legislatura. Sólo en algunos sondeos se llegaba al "empate técnico", no obstante a medida que se acercaban las elecciones generales de 2008 se estrechaba el margen entre PSOE y PP.

El 19 de enero de 2007, un sondeo para la cadena SER situó la ventaja del PSOE sobre el PP en seis puntos. Dos días después, un sondeo para el diario La Vanguardia amplió la ventaja socialista hasta 7,2 puntos. Ya en mayo de 2007 se publicó el barómetro del CIS correspondiente al mes de abril, según el cual el PSOE aumentó su ventaja sobre el PP desde 1,2 hasta 3 puntos.

En las encuestas de valoración de políticos, Zapatero logró durante la legislatura el aprobado raspado, pasó del 6 al 5,2 en tres años, mientras que el resto de líderes políticos no alcanzaba el aprobado. En 2004 el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ostentaba el 5, y tras tres años en la oposición bajo al 4,1.

El 18 de febrero de 2007 se realizó el referendum para la reforma del estatuto andaluz, obteniendo un resultado favorable, pues el "sí" consiguió un respaldo mayoritario con el 87,45 % de los votantes, pero con una participación del 36,28 %.

Cabe destacar también la celebración el 27 de mayo de elecciones municipales y autonómicas. los resultados otorgaban la victoria en voto popular por un estrecho margen al PP con 7.916.075 votos (36,02 %) frente a los 7.760.948 votos (35,32 %) del PSOE. Aunque el PSOE ganó en número de concejales con 24.029, frente a los 23.350 del PP. Las elecciones autonómicas verificaron que el margen entre los dos partidos se estrechaba progresivamente a medida que se acercaban las elecciones generales de 2008.

Los días 9 y 10 del mes de noviembre, se celebró en Santiago de Chile la XXVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Rodríguez Zapatero participó junto con los gobernantes de los diversos países de miembros en la cumbre, jugando un papel importante en los sucesos acontecidos en torno a la actuación del Presidente de Venezuela.

En la cumbre, Hugo Chávez denunció una supuesta participación en el golpe de Estado en Venezuela de 2002 del gobierno de España, presidido a la sazón por José María Aznar a quien calificó de fascista, a lo que Zapateró contestó que "Se puede estar en las antípodas de una posición ideológica y no seré yo quien esté cerca de las ideas de Aznar, pero fue elegido por los españoles y exijo ese respeto". Ante las interrupciones del Presidente de Venezuela, el Rey Juan Carlos I le contestó "¿Por qué no te callas?", siendo este un suceso que trascendió en los medios de comunicación y provocó un importante fenómeno social, además de generar distintas opiniones. El ex presidente José María Aznar agradeció por teléfono al Rey y a José Luis Rodríguez Zapatero su apoyo en la cumbre.

Los sondeos de intención de voto del CIS, para el mes de enero otorgaban al PSOE una ventaja de 1,5 % sobre el Partido Popular. Zapatero seguía siendo el político mejor valorado, seguido de Gaspar Llamazares y Mariano Rajoy.

El 21 de febrero dio comienzo la campaña electoral, Zapatero comenzó la campaña por el relieve nacional, celebrando diversos actos, siendo reseñable el mitin acontecido el 6 de marzo en el Palau Sant Jordi, llenando el aforo de 18.000 personas, con la presencia del ex presidente Felipe González.

Debido al asesinato de Isaías Carrasco, ex concejal del PSE-EE en el Ayuntamiento de Mondragón desde junio de 2003 a mayo de 2007, por parte de ETA, todos los partidos políticos y coaliciones electorales decidieron suspender la campaña electoral, anulando los actos previstos para el cierre de campaña. José Luis Rodríguez Zapatero lamentó que los terroristas hayan "querido interferir en la voluntad de los ciudadanos en las urnas". El jefe del Ejecutivo llamó a los partidos políticos, a las organizaciones y a la sociedad civil a acabar con "esta lacra que golpea la sociedad española" y aseguró que los autores del atentado serán detenidos y llevados ante la Justicia.

La elecciones generales españolas de 2008 se celebraron el 9 de marzo. Destacó de la campaña electoral los dos debates televisados entre José Luis Rodríguez Zapatero, candidato a la presidencia por parte del PSOE, y Mariano Rajoy, candidato del PP, pues hacia 15 años que los dos principales candidatos no se median ante las cámaras en un debate. Las audiencias televisivas fueron de cerca del 60% de cuota de pantalla, con más de 13 millones de espectadores el primer debate, y 11,9 millones de espectadores siguieron el segundo.

Cabe destacar de la campaña electoral la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ), que nació con el objetivo de apoyar directamente al candidato José Luis Rodríguez Zapatero. La plataforma arrancó con un manifiesto de más de 2.000 firmas en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el 9 de febrero de 2008. Entre los artistas y personas del mundo de la cultura que participaron en dicha plataforma destacan, Miguel Bosé, Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Soledad Giménez, Víctor Manuel, Ana Belén, los actores Fran Perea y María Barranco, el presentador de televisión Jesús Vázquez, Cristina del Valle, Núria Espert, Miguel Ríos, Concha Velasco y Álvaro de Luna, entre otros.

El 5 de marzo de 2008 la Plataforma de Apoyo a Zapatero (PAZ) lanzó un nuevo video, en el que destacados intelectuales del mundo de la cultura expresan su confianza hacia el candidato José Luis Rodríguez Zapatero. Entre estos, el director de orquesta Daniel Barenboim, los escritores Carlos Fuentes y José Saramago, o el medallista Gervasio Deferr.

Finalmente el 9 de marzo, el Partido Socialista revalidó su victoria de 2004, ganando los comicios con 169 escaños (5 más que en las elecciones de 2004) frente a los 154 del Partido Popular (6 más que en las elecciones de 2004). Los partidos nacionalistas sufrieron un importante descenso, a excepción de CIU que mantuvo sus 10 diputados. Izquierda Unida perdió su grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, al obtener solamente 2 escaños. Las elecciones de 2008 consolidaron y reforzaron el bipartidismo.

Tras las elecciones de 2008, antes del inicio de la IX Legislatura, Zapatero afirmó que sus prioridades serán "la lucha contra la desaceleración económica" y "acordar con el PP y con los demás grupos la política antiterrorista, la reforma constitucional y la renovación de la justicia". De la misma forma tratará de consolidar la política social llevada a cabo en la anterior legislatura.

Zapatero no logró la mayoría absoluta en la investidura por lo que se sometió a una nueva votación el día 11 de abril, en la que fue investido Presidente del Gobierno por mayoría simple. En esta segunda vuelta obtuvo 169 votos a favor (PSOE), 158 en contra (Partido Popular, Esquerra Republicana de Catalunya y UPyD) y 23 abstenciones (CiU, PNV, IU, ICV, BNG, CC, NaBai).

Tras prometer su cargo ante el Rey Juan Carlos I, José Luis Rodríguez Zapatero anunció oficialmente las personas que se sentarán en el Consejo de Ministros. Es la primera vez en la historia de España que el Consejo de Ministros está formado por una mayoría de mujeres (9 Ministras frente a 8 Ministros).

El 28 de abril Rodríguez Zapatero compareció en el programa de televisión española 59 segundos, para contestar a las cuestiones de diversos periodistas. Durante el transcurso del programa, el presidente del Gobierno respondió a las preguntas sobre la desaceleración de la economía española, y sobre las medidas sociales que piensa sacar adelante en la legislatura. Zapatero afirmó que "El poder no me ha cambiado ni me va a cambiar... A pesar de obtener un mayor caudal de votos, quiero mantener el diálogo".

El 27 de mayo el presidente del Gobierno participó en un homenaje al actor Fernando Fernán Gómez, que falleció el 21 de noviembre de 2007, al que elogió como exponente de una generación de creadores siempre "a la vanguardia de la reivindicación democrática" que permitió a las posteriores conocer su pasado y superarlo sin olvidarlo. El Ministerio de Educación le concedió así al difunto actor y escritor, Fernando Fernán Gómez, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio a título póstumo.

El barómetros del CIS realizado a finales de abril, y publicado en el mes de mayo, indicó nuevamente que Rodríguez Zapatero seguía siendo el político mejor valorado por los encuestados. El líder del PP, Mariano Rajoy, mejoró su nota media, que pasó del 3,95 obtenido en vísperas de las elecciones a un 4,24, pero siguió distanciado del presidente del Gobierno, Zapatero, que logró una puntuación de 5,58, que sube en 22 centésimas la que tenía antes del 9 de marzo.

En noviembre de 2008 acudió a la reunión del G-20 en Washington para tratar la crisis económica después de que la Unión Europea comunicara la asistencia de cinco países en su representación. Zapatero apoyó la aplicación de un plan de estímulos fiscales coordinado, una atención a la economía real y una mayor trasparencia de las operaciones financieras. El resultado más tangible del encuentro probablemente será un aumento de las contribuciones al Fondo Monetario Internacional (FMI), para que actúe en consecuencia si las cuentas de un país lo necesitan.

A la hora de situarse en el espectro político, Zapatero afirmó que "Más que un socialdemócrata soy un demócrata social". Para Zapatero, "El programa de una izquierda moderna pasa por una economía bien gobernada con superávit de las cuentas públicas, impuestos moderados y un sector público limitado. Todo ello, conjugado con la extensión de los derechos civiles y sociales".

Zapatero afirmó que aunque "Hay mucha gente en este país que echa de menos un partido de centro", "Yo nunca seré de ese partido de centro". Respecto a sus rivales de derechas, matizaba su afirmación a la popular revista Marie Claire de que "nada me ha enseñado la derecha" diciendo que "La derecha en este país me ha enseñado que la izquierda hace avanzar la democracia". Igualmente resaltó que "Los grandes avances en el mundo se han hecho defendiendo la causa de los dominados".

En este sentido, Zapatero ha hablado en numerosas ocasiones de cómo la memoria de su abuelo fusilado, Juan Rodríguez Lozano, motivó sus convicciones políticas. Zapatero se muestra también como un ferviente pacifista y partidario del diálogo para solucionar los conflictos, habiendo promovido la retirada de las tropas españolas de Iraq, la Alianza de Civilizaciones o el proceso de paz con ETA. En este sentido, el presidente de Gobierno, preocupado por una necesaria lucha contra el deterioro medioambiental a la que no se destinan los mismos recursos que a la guerra contra el terrorismo, ha afirmado que el cambio climático "ha provocado ya más víctimas que el terrorismo internacional y su potencial de destrucción es también muy superior".

Al principio



Elección Presidencial de Venezuela (1988)

En diciembre de 1988 se realizó la elección para elegir al Presidente de la República de Venezuela, por cinco años, a punto de agotarse el mandato constitucional del presidente en funciones, Jaime Lusinchi. Los resultados de los comicios, dieron como ganador a Carlos Andrés Pérez, logrando ser electo por segunda vez como Presidente de Venezuela de forma arrolladora con más de la mitad de los votos, después de haberlo sido hace diez años atrás.

Solo dos de los postulados tenían posibilidades de disputarse la presidencia de la república, el adeco Carlos Andrés Pérez y el copeyano Eduardo Fernández.

Sin embargo estas elecciones junto con las pasadas de 1983 se postularon una cantidad impresionante de candidatos, un total de 24, algunos de ellos conocidos como Jorge Olavarría o Teodoro Petkoff, que repetían en elecciones anteriores, pero también muchos candidatos eran desconocidos para el electorado.

Como las anteriores campañas se destacaba la publicidad proselitista en televisión, pancartas, etc. Lo único excepcional fue que el candidato Fernández con la finalidad de ganar mayor intención de voto entre las clases populares, decidió no solo visitar a una familia en un Rancho de Caracas, sino quedarse también a dormir. Según varios analistas esta acción le hizo perder popularidad en vez de ganarla a Fernández.

Ganó Carlos Andrés Pérez en recuerdo de la bonanza economica de su anterior gobierno a pesar del descredito de su correligionario Jaime Lusinchi que dejaba la presidencia, también influyo el tener una campaña electoral más atractiva, como el apoyo del cantante José Luis Rodríguez "El Puma".

Al principio



Source : Wikipedia