Caja

3.3965658218054 (1223)
Publicado por roy 10/03/2009 @ 00:07

Tags : caja, electrónica, tecnología

últimas noticias
La Caja se llenó de magia y de glamour - ABC.es
Con el esperado debut de Rafa Nadal, número uno del mundo, la pista central de la Caja Mágica se llenó por primera vez en lo que va de torneo, y no sólo de público en general sino que además, en los palcos de la pista Manolo Santana, se dieron cita las...
López confía en que las cajas vascas inicien un proceso de fusión ... - El Correo Digital (Vizcaya)
El Gobierno del PSE confía en que las tres cajas de ahorro del País Vasco, BBK, Kutxa y Vital, retomen "más pronto que tarde" el proceso de fusión que dejaron aparcado hace varios meses, y asegura que apoyará la operación de crear una gran entidad...
Caja Inmaculada edita un libro de fotografías dedicado a la ... - Europa Press
Caja Inmaculada (CAI) acaba de publicar un libro dedicado a la Catedral de Teruel. El volumen se convierte en el tercero, de una serie dedicada a las catedrales aragonesas, tras los que ya se publicaron sobre la Basílica del Pilar y la Seo de El...
Roban la caja fuerte del Teatro Poliorama - La Vanguardia
Varios individuos robaron la noche del viernes en el Teatro Poliorama de Barcelona y se hicieron con una caja fuerte que contenía la recaudación de varios días, según confirmaron fuentes policiales. La caja que se llevaron los ladrones contenía unos...
Caja Duero lanza una oferta de recompra para sus participaciones ... - Europa Press
Caja Duero ha lanzado una oferta de recompra de la emisión de sus participaciones preferentes realizada a finales de 2003, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En concreto, la oferta se dirige a las...
UGT y CCOO piden que reforma de la Ley de Cajas reduzca poder del ... - Europa Press
Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT reclamaron hoy, a través de un voto particular al informe del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid, que la nueva reforma a la Ley de Cajas de Ahorros elimine el incremento de poder de decisión...
FRAVM denuncia que la Caja Mágica está ocasionando problemas de ... - Europa Press
La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) denunció hoy que la celebración del Masters Series en la Caja Mágica está ocasionando graves problemas de aparcamiento en la barriada de San Fermín. En este sentido, la Federación...
Verdasco: «Al que no le guste jugar en Madrid que no venga» - ABC.es
Fernando Verdasco ha querido salir al paso de los comentarios negativos que algunos jugadores han vertido en los últimos días sobre las instalaciones de la Caja Mágica y también sobre la altura de Madrid. Para el número ocho del mundo,...
Obra Social Caja Madrid aportará 450.000 euros a cuatro ONG para ... - Europa Press
La Obra Social Caja Madrid se comprometió hoy a aportar 450.000 euros a las ONG Acción contra el Hambre, Bomberos Unidos sin Fronteras, Médicos del Mundo e Intermón Oxfam para ayudarles a atender de forma rápida a personas que viven en condiciones...

Caja

Caja de madera

Una caja es un recipiente, generalmente con forma de prisma rectangular, con una abertura que se cubre con una tapa, que puede estar vinculada a la misma.

Aunque una caja se describe genéricamente como un recipiente con tapa, hoy en día el uso de la palabra se ha extendido también a recipientes descubiertos y algunos embalajes (véase, wrap around).

Al principio



Caja de ritmos

Caja de ritmos digital de la firma Yamaha (modelo RY30).

Una caja de ritmos es un dispositivo electrónico físico (hardware) que permite componer, programar y reproducir patrones de ritmo mediante un secuenciador interno y un generador de sonidos de percusión.

A diferencia de un secuenciador convencional, la caja de ritmos se basa en la programación de patrones, que son grupos limitados de compases que se reproducen de forma cíclica. Esto significa que una vez puesta en marcha, la caja de ritmos reproducirá el mismo patrón en bucle (loop) hasta que no se dé la orden de pasar a otro. La programación puede realizarse en tiempo real (pulsando los pads al ritmo de una claqueta) o bien por pasos, introduciendo las notas una a una sobre una gráfica de patrón, dividida en compases y subdividida según una cuantización prefijada por el usuario (negras, corcheas, semicorcheas, etc). Otra diferencia es que en la caja de ritmos no existe el concepto de duración de nota, ya que siempre se reproduce la totalidad de cada sonido.

Los sonidos están almacenados en forma de librería y se agrupan en forma de sets según su tipología (baterías acústicas, percusiones latinas, percusiones étnicas, electrónica, etc). La capacidad de edición de éstos varía según las prestaciones del aparato, existiendo modelos muy potentes que se pueden considerar como verdaderos sintetizadores de percusión.

El primer intento de crear un compositor de ritmos automático fue llevado a cabo entre 1930 y 1931 por el compositor estadounidense Henry Cowell y el ingeniero ruso Léon Theremin (inventor del conocido instrumento electrónico que lleva su nombre). Éste consistía en un complejo aparato electromecánico llamado Ritmicón. La secuencia rítmica era introducida por medio de un pequeño teclado musical y quedaba “grabada” en unos discos metálicos perforados. Al girar éstos permitían o interrumpían el paso de luz a través de unas células fotoeléctricas conectadas al generador de sonido. Los sonidos eran muy simples y se basaban en la adición y sustracción de un número limitado de armónicos generados por un oscilador de onda senoidal mediante tubos de vacío.

Con el avance de la tecnología digital a mediados de los años 80 el sonido de las cajas de ritmo cambió radicalmente, al permitir trabajar directamente sobre muestras de sonido real, además de ofrecer la posibilidad de añadir nuevos sonidos mediante tarjetas de expansión. Algunos aparatos de la última (y final) generación eran tan sofisticados que daban la posibilidad de añadir sutilmente el “error humano” en las secuencias, así como las diferencias que se producen al golpear los instrumentos en distintas zonas de su superficie.

Como se ha dicho, la caja de rimos influyó decisivamente en el desarrollo de la música electrónica, pero también en géneros aledaños como el hip hop y el propio pop. La música disco dio buena cuenta de ella al sustituir la batería acústica por este dispositivo, confiriéndole un sonido más potente y novedoso y que posteriormente se hibridó en estilos tan singulares como el house. Hay que matizar, empero, que desde un principio los sonidos de las cajas de ritmos analógicas eran tomados como burdas imitaciones de los acústicos, a menudo denostados por los percusionistas más ortodoxos. Incluso muchos músicos de los círculos electrónicos o dance se “pasaron” a la tecnología digital en cuanto ésta hizo aparición. La paradoja surgió a principios de los años 90 cuando se redescubrió el sonido analógico. Paralelamente a la proliferación de módulos y sintetizadores digitales con sonidos “vintage” se comenzaron a pagar cantidades exorbitadas por aparatos totalmente analógicos, entre ellos estas cajas de ritmos, llegando a surgir verdaderos puristas de este tipo de sonido.

En la segunda mitad de los años 90 y en plena vorágine analógica la firma Roland presentó un nuevo dispositivo: la Groovebox MC-303, que pasaba por ser un híbrido entre caja de ritmos y sintetizador, permitiendo alterar los sonidos en tiempo real y con toda una recopilación sonora de sus máquinas analógicas (TR-808, 909, 606, TB-303, Juno, Serie SH, etc.), que, aunque bastante complicada de programar causó cierto furor en un sector de la música electrónica que reclamaba un aparato donde se aunaran todos los sonidos analógicos de éxito.

Este nuevo híbrido entre caja de ritmos y sintetizador dio paso a toda una nueva generación de aparatos que pasaron a llamarse máquinas de grooves (groove machine en inglés), corriente a la que se sumaron otras marcas como Korg o Yamaha. Poco a poco la máquina de grooves, así como el incremento en prestaciones de secuenciadores soft y la tecnología de plug-in's fueron comiéndole terreno a la caja de ritmos, aunque no se puede hablar de un declive propiamente dicho, sino más bien de una migración.

Al principio



Caja de ahorros

Una caja de ahorros es una entidad de crédito similar a un banco, con la diferencia de que tiene entre sus objetivos el interés público. En particular, suele dedicar parte de sus beneficios a actividades de tipo social y cultural. Puede tener o no fines de lucro, y ser de titularidad pública o privada.

En España, el origen de muchas cajas de ahorros está en los Montes de Piedad, que eran casas de empeño orientadas a los pobres y que no entregaban interés sobre los depósitos. Tradicionalmente, las cajas se han dedicado únicamente al fomento del ahorro mediante la captación de depósitos, por los que pagaban una tasa de interés, y a efectuar préstamos sobre el monto depósito, pero no financieros. Además, su clientela tradicional han sido particulares y pymes, y su ámbito de actuación solía ser local o regional. Sin embargo, en España, en 1977 se eliminaron las restricciones legales a su actividad (Reforma de Fuentes Quintana), lo que les permite ofrecer los mismos servicios que los bancos.

Actualmente, en España, las cajas de ahorro, cuya naturaleza jurídica es regulada por las comunidades autónomas, se consideran entes de carácter social. Disfrutan de beneficios fiscales, y sus órganos de gobierno son elegidos por los poderes públicos correspondientes a su domicilio social. Sin embargo, desde el punto de vista operativo, se consideran empresas, de acuerdo con la legislación de la Unión Europea.

Algunas cajas son cooperativas de ahorro y crédito, y otras son de tipo rural.

Al principio



Caja Inmaculada

Caja Inmaculada y CAI son los nombres comerciales usados por la Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón.

La Caja de Ahorros de la Inmaculada es una caja de ahorros aragonesa con sede en la ciudad de Zaragoza (Paseo de la Independencia, 10). Actualmente posee más de 200 oficinas distribuidas principalmente en Aragón, aunque también cuenta con sucursales en la Comunidad de Madrid, en Cataluña, en Andalucía, en la Comunidad Valenciana, en Castilla-La Mancha y en La Rioja.

Forma parte de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y de la Asociación Técnica Cajas de Ahorros (ATCA).

La Caja de Ahorros de la Inmaculada ha estado íntimamente relacionada con el deporte desde hace muchos años, y fruto de esa relación, están los éxitos conseguidos por el CAI Zaragoza de baloncesto, comandado por los hermanos Arcega, que deslumbró en la década de 1980.

Durante la primera década del presente siglo, la CAI se decidió a apostar de nuevo por el deporte, en el que ya mantenía a numerosos equipos deportivos de la ciudad de Zaragoza, como el CAI Club Ciclista, el CAI Voleibol Universidad, el Peñas CAI de baloncesto, o el CAI Balonmano Aragón, entre otros. Además, realiza numerosas aportaciones económicas para patrocinar eventos deportivos como el Trofeo Conchita Martínez de Tenis o la Copa del Rey de Baloncesto de la temporada 2005-2006.

A día de hoy, con su lema CAI, siempre deporte, posee dos claras apuestas principales: el CAI Zaragoza y en el CAI Balonmano Aragón. Los primeros lograron el ascenso a la Liga ACB de baloncesto en la temporada 2007-08, después de seis años en la liga LEB Oro; los segundos han tenido mucho más tino en sus objetivos: ascenso a la Liga ASOBAL y clasificación para disputar competiciones europeas en el año de su estreno.

Al principio



Caja Cantabria

Sede de la Caja de Ahorros de Santander y Cantabria en la Plaza de Velarde en Santander (Cantabria).

La Caja de Ahorros de Santander y Cantabria (más conocida como Caja Cantabria) es una entidad financiera fundada en 1898, de naturaleza fundacional privada y de carácter benéfico social. Tiene su origen y su sede social en Santander (Cantabria), en el norte de España. En la actualidad la Caja gestiona un volumen de negocio cercano a los 10.800 millones de euros (entre enero y septiembre de 2007 obtuvo un beneficio de 56 millones de euros ) y posee una red de más de 160 oficinas (ver lista de sucursales) dotadas de los últimos medios tecnológicos. Concretamente la sede principal de la entidad está en la Plaza de Velarde en Santander (Cantabria).

La historia del origen de Caja Cantabria se remonta hasta el año 1896, cuando Modesto Tapia Caballero, un industrial burgalés, a su fallecimiento dejó en testamento un legado de 45.000 pesetas, destinado a fines benéficos sin especificar. En 1896, el gobernador civil y reformador social, Francisco Rivas Moreno, decide dedicar 35.000 pesetas del legado de Modesto Tapia a la constitución del capital fundacional del Monte de Piedad y Caja de Ahorros. El primer consejo se formaría el 11 de febrero del mismo año, con la participación del Ayuntamiento de Santander, liga de contribuyentes, cámara de comercio, obispado y diputación provincial.

El 28 de abril de 1898, coincidiendo con el cese de Francisco Rivas, la Reina Regente sanciona los estatutos de la nueva Caja, y consagra la figura de los gobernadores civiles como presidentes del consejo de administración de estas instituciones, hasta la reforma legal de 1977. El 3 de junio de 1898, se constituía oficialmente el Monte de Piedad de Alfonso XIII y Caja de Ahorros de Santander.

La Caja tuvo su primer local en el número 5 de la calle Pedrueca (Santander). A finales de 1902, el Consejo proyecta ampliar la sede de la entidad con la ayuda de un legado de 60.000 pesetas del primer marqués de Comillas, al que se añadiría otra cantidad igual ofrecida por su hijo, el segundo marqués, quien recomendó que el futuro edificio, situado en el campo de Tantín, tuviera estilo montañés, y se encargara al arquitecto catalán Luis Doménech, profesor de Gaudí. La primera piedra del edificio la coloca el rey Alfonso XIII el 31 de julio de 1905 y, dos años después, el 29 de julio de 1907, el propio monarca lo inaugura (hoy sede de la Obra Social de Caja Cantabria y lleva el nombre de "Modesto Tapia").

En el año 1923 se celebra el XXV aniversario de la fundación de la entidad con la inauguración de una oficina en la calle Hernán Cortés. En agosto del año 1947 se abre la primera sucursal en Torrelavega, y en 1948 se proyecta el edificio de la Plaza de Velarde de Santander (hoy sede social), que se inaugura en 1953, año en el que la institución pasa a denominarse Caja de Ahorros de Santander. Esta etapa se caracteriza por la expansión por toda la provincia.

En 1962 se alcanzan los primeros mil millones de pesetas de recursos ajenos. En la década de los 80 pasa a denominarse Caja de Ahorros de Santander y Cantabria y, en esa misma época, se inaugura el edificio de la subcentral de Cazoña, para albergar los servicios de informática, organización y administración.

La revista del grupo comenzó a editarse en el año 1975, denominada "La Revista de Santander", que en el año 1993 pasaría a llamarse "La Revista de Cantabria". Desde 1992 se edita en Santander, y ha reflejado en sus más de 25 años de existencia, lo más significativo de la identidad regional, la defensa del medio ambiente, se ha adentrado en los diversos sectores económicos y productivos, y ha tratado de ser un vínculo constante entre la Caja y sus clientes.

La red de oficinas se concentra, mayoritariamente, en la comunidad autónoma de Cantabria, donde existen más de un centenar y medio de sucursales, aunque también está presente en las comunidades autónomas de Madrid, Castilla y León, País Vasco, Principado de Asturias, Cataluña y Aragón. El Grupo Caja Cantabria comprende otras sociedades financieras, como Bancantabria, Cantabria Fondos y Segurcantabria. Todas ellas contribuyen a ampliar la oferta financiera, dando cabida no solo a los productos tradicionales de ahorro, crédito e inversión, fondos de inversión y seguros sino también a otros más específicos, como el leasing, renting y factoring.

La actividad de la Caja se centra, fundamentalmente, en la banca minorista y, dentro de ésta, en el sector familias, en el que ostenta la posición de liderazgo dentro de la provincia. No obstante, a partir de la década de los noventa, se produce un giro hacia las empresas de la comunidad, con la ampliación de la oferta de productos y servicios destinados a ese sector.

Caja Cantabria destina al fondo para obra social un porcentaje muy significativo de sus beneficios anuales. El denominado "dividendo social", supone la reinversión de gran parte de los excedentes en el bienestar de la comunidad, siendo éste el elemento diferenciador de la Caja respecto a otras entidades financieras.

La entidad proyecta su actividad social a todos los ámbitos, a través de un plan estratégico destinado a reforzar la identidad de la región en cinco apartados, que son el cultural, docente, asistencial, socioeconómico y de investigación. Si bien sus actividades van desde promocionar y patrocinar los deportes y en general la cultura regional, también ayuda en la preservación y conservación del medio ambiente, todo ello enfocado desde una perspectiva de acción solidaria.

Esas actividades se concretan en programas y obras propias, como las que tienen por sede el Centro Cultural "Modesto Tapia", el Palacio de Caja Cantabria en la localidad de Santillana del Mar y el Centro Medioambiental de Polientes, y en la colaboración con Ayuntamientos, instituciones y colectivos de Cantabria que intenten, al igual que la Caja, contribuir al bienestar social de la región y a su desarrollo económico.

A lo largo de los últimos años, Caja Cantabria, ha sido una entidad vinculada estrechamente al deporte profesional en Cantabria. La entidad fue patrocinador del Racing de Santander, del Club Balonmano Cantabria (sustituyendo a Teka) y también del Cantabria Baloncesto (Los Lobos-Caja Cantabria). Actualmente Caja Cantabria patrocina económicamente a la mayoría de los eventos deportivos que se dan cita en nuestra región, como campeonatos autonómicos, torneos, equipos bases, entre otros.

Al principio



Source : Wikipedia