Boxeo

3.3935222672768 (2470)
Publicado por grag 21/03/2009 @ 12:11

Tags : boxeo, deportes, juegos olímpicos pekin 2008, juegos olímpicos

últimas noticias
BOXEO-Cotto retiene título peso wélter con decisión dividida - Reuters América Latina
NUEVA YORK (Reuters) - El puertorriqueño Miguel Cotto retuvo el sábado su título de peso wélter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), gracias a una victoria por una decisión dividida sobre Joshua Clottey de Ghana en el Madison Square Garden....
Iván Calderón retiene el título del peso minimosca - Marca
Un choque involuntario de cabezas forzó a detener, en el sexto asalto, la pelea por el título minimosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) que disputaron el puertorriqueño Iván Calderón, que retuvo su corona, y el aspirante filipino Rodel Mayol....
BOXEO: MITICO RIDDICK BOWE VENDE AUTOGRAFOS PARA SOBREVIVIR - AnsaLatina.com
NUEVA YORK, 14 (ANSA)- Riddick Lamont Bowe, un mítico campeón mundial de boxeo estadounidense, que brilló en los cuadriláteros en la década de 1980, vende sus fotos autografiadas y otros recuerdos para sobrevivir en medio de la miseria....
Nicaragüense Palacios vence a mexicano Ramírez y retiene cinturon ... - ADN.es
El nicaragüense Juan Palacios extendió hoy a 15 su racha de victorias al vencer por ko técnico en el décimo asalto al mexicano Erik Ramírez para retener el título paja del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). El árbitro de la pelea, el panameño Héctor Afu,...
La mexicana Ana María Torres gana título Súpermosca del Consejo ... - ADN.es
La boxeadora mexicana Ana María Torres se proclamó campeona Súpermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) al vencer por decisión unánime a la tailandesa Ussanakorn Kokietgym en una pelea disputada hoy en la capital mexicana. Los jueces de la pelea,...
BOXEO-Combate de Khan y Kotelnik por título mundial, en duda - Invertia (Chile)
La primera incursión del boxeador inglés Amir Khan en un desafío por el título mundial podría ser pospuesta debido a que el campeón de peso superligero de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el ucraniano Andreas Kotelnik, tiene una infección de muela...
Interesantes combates mañana en el Astelena de boxeo y sanda ... - Diario Vasco
Mañana, a partir de las 22.30 horas, en el frontón Astelena habrá una interesante velada de boxeo. Además de boxeo habrá peleas de sanda (kung fu) con los mejores especialistas. En boxeo habrá dos categorías: amateurs y neoprofesional....
Cortes:JAVIER CASTILLEJO (BOXEO) - ADN.es
CASTILLEJO/BOXEO ESPAÑA: Creo que el boxeo, más que el boxeo español, yo diría que el boxeo se ha portado bien conmigo. (¿Y el deporte y las autoridades españolas?) Es un tema aparte, pienso y lo estamos viendo en los últimos años, el boxeo atraviesa...
Reunión de titulares del Insude y de la Federación Mexicana de Boxeo - Tribuna de los Cabos
El Director del Instituto Sudcaliforniano del Deporte, Marco Antonio Hirales, llegó a un acuerdo con el Presidente de la Federación Mexicana de Boxeo, Ricardo Contreras Hernández, para realizar la asamblea nacional de este deporte a finales de este mes...
Culmina con éxito curso internacional de boxeo - la estrella
Todo un éxito constituyó el seminario internacional de boxeo, que finalizó ayer en la ciudad capital, y fue dictado por el técnico puertorriqueño José Luis Vellón, auspiciado por el Comité Olímpico de Panamá y el Programa de Solidaridad Olímpica....

Boxeo

Fresco minoico de dos jóvenes practicando boxeo con guantes hallado en la isla de Santorini (siglo XVII a. C.).

El boxeo (del inglés boxing), también llamado a veces boxeo inglés o boxeo irlandés es una arte marcial deportiva en el que dos contrincantes luchan utilizando únicamente sus puños recubiertos con guantes, golpeando a su adversario de la cintura hacia arriba, dentro de un cuadrilátero especialmente diseñado a tal fin, en breves secuencias de lucha denominadas rounds y de acuerdo a un preciso reglamento.

De un modo más general, boxeo o pugilismo se refiere a un amplio género de artes marciales deportivas en las que dos adversarios se enfrentan en lucha utilizando los puños, de manera exclusiva o no, diferenciándose según sus reglas diferentes deportes como el ya mencionado boxeo inglés o boxeo propiamente dicho, el boxeo francés o savate, el boxeo chino o boxeo Shaolín, el kick boxing o boxeo japonés, el muay thai o boxeo tailandés, los antiguos pugilatos griegos como el pygmachia y el pancracio, etc.

La primera codificación de las normas que regulan los encuentros de boxeo se remonta a 1743, mientras que las reglas todavía vigentes fueron establecidas en 1889 por el marqués de Queensberry, quien entre otras cosas introdujo el uso de los guantes.

Tradicionalmente ha sido considerado como una práctica deportiva exclusivamente masculina, afectada legal y culturalmente por prejuicios de género. El reconocimiento de los derechos de las mujeres y los avances en la lucha contra la discriminación, han permitido que en las últimas décadas se registrara un auge del boxeo femenino.

Luchar con los puños como competición y espectáculo es una de las actividades deportivas más antiguas del mundo. Las competencias de boxeo se han practicado desde la Antigüedad en todos los continentes con excepción de América.

Su origen es africano y se remonta al año 6000 a. C., en la zona de la actual Etiopía, de donde se difundió primero a la antigua civilización egipcia, y a las civilizaciones mesopotámicas luego, donde se encuentran bajorrelieves de boxeadores que datan del año 5500 a. C.. De Egipto pasó a la civilización minoica desarrollada en Creta, mientras que de la Mesopotamia se expandió a la India.

En 688 a. C. el boxeo fue incluido en los XXIII Juegos Olímpicos de la antigüedad con el nombre de pygme o pygmachia (en griego pelea de puños; "pyg" = puño y "mahi" = pelea), donde se consagró como primer campeón olímpico de boxeo Onomastos de Smirna. En Grecia los púgiles se entrenaban con sacos de arena llamados korykos y utilizaban unas correas de cuero llamadas himantes, que les cubrían las manos y muñecas, y a veces en los antebrazos, aunque dejando los dedos libres. En el siglo IV a. C. los himantes evolucionaron para transformarse en spahiras, primero y luego en guantes, llamados oxeis himantes.

El boxeo también fue practicado en los primeros tiempos de la Antigua Roma, pero fue prácticamente eliminado como actividad en toda Europa con la aparición del cristianismo. Contrariamente a lo que sucedió en Europa, el boxeo tuvo una gran difusión en toda el Asia. Se estima que a comienzos de la era cristiana, apareció el muay boran o boxeo ancestral en el sudeste asiático.

El el siglo XIII aparece el muay thai o boxeo tailandés en Siam, que se convirtió en deporte profesional en el siglo XVII. Desde su origen el muay thai se practicó en un espacio cuadrado delimitado por una cuerda en el piso. El 17 de marzo de 1774 el boxeador tailandés Nai Khanomtom venció a diez campeones birmanos, hazaña por la que fue premiado con el título de Padre del Muay Thai.

En el siglo XVII, coincidiendo con la expansión en el Asia del Imperio Británico y de Francia, el pugilismo ingresó a Inglaterra, donde recibiría el nombre de boxing o boxeo inglés, a la vez que en Marsella, marineros influenciados por el boxeo del sudeste asiático comenzaron a dar forma al savate o boxeo francés.

La palabra "boxing" ya era utilizada en Inglaterra en el siglo XVI para referirse a una riña de puños. Pero la primera constancia de un combate de boxeo, como justa deportiva entre dos contrincantes, es de 1681, mientras que el primer uso de la palabra "boxing" para referirse al deporte, data de 1711.

En el siglo XVIII el boxeo se convirtió en una práctica deportiva de gran difusión en Gran Bretaña y sus colonias, ingresando así a América. Durante dos siglos los combates se realizaron sin guantes (a puño limpio) y sin límite de tiempo, con el fin de organizar espectáculos de apuestas, conformando una práctica muy violenta, en las que habitualmente los púgiles resultaban seriamente lesionados o muertos. En esos primeros años los espectadores formaban un anillo (ring) alrededor de los combatientes, que solían ser varones, aunque también se realizaban luchas de mujeres e incluso animales.

Jack Broughton fue el campeón sucesor de Figgs. Introdujo un enfoque técnico y metódico para la práctica del deporte, optimizando los golpes y desplazamientos. En 1741 venció a George Stevenson en un combate de 35 minutos, a resultas del cual Stevenson murió pocos días después. Inicialmente Broughton abandonó la práctica del boxeo, pero luego se convenció de que el mismo precisaba de reglas pensadas con el fin de evitar que los pugilistas sufrieran daños irreversibles.

De ese modo, el 16 de agosto de 1743, Jack Broughton dio a conocer en su anfiteatro de Tottenham Court Road, las primeras reglas del boxeo moderno, que serían conocidas por su nombre y que le valdrían el reconocimiento como "padre del boxeo inglés".

Las Reglas de Broughton estaban integradas por siete reglas que eran obligatorias para los pugilistas que aceptaran boxear en su anfiteatro. Las reglas establecían el deber de retirarse a su propio lado del ring ante una caída del oponente; la cuenta de medio minuto luego de una caída para ubicarse en el centro del ring y recomenzar el combate o ser considerado "hombre vencido"; que sólo los púgiles y sus segundos podían subir al ring; la prohibición de arreglos privados entre los púgiles sobre el reparto del dinero; la elección de umpires para resolver disputas entre los boxeadores; la prohibición de golpear al adversario cuando se encuentre caído, y la admisión de las llaves solo por encima de la cintura.

Broughton también creó los cuadriláteros de boxeo elevados y el uso de guantes en los entrenamientos y demostraciones, para acolchar los golpes. Las Reglas de Broughton se mantendrían en vigencia, con algunas modificaciones, hasta 1838, cuando fueron reemplazadas por las Reglas del London Prize Ring.

En este período se introdujo el boxeo en América. El primer boxeador americano de que se tiene noticias fue Bill Richmond (1763–1829), un afroamericano nacido esclavo, conocido como "el Terror Negro", quien sólo perdió una pelea en 1805, cuando con 41 años combatió contra el entonces campeón mundial Tom Cribb, para ser derrotado en el round 60. También se destacó por entonces Tom Molineaux (1784-1818), un esclavo de Virginia que compró su libertad con sus ganancias en el boxeo y que también perdió con Cribb en 1811.

En 1838 la Asociación Británica para la Protección de los Púgiles (British Pugilists’ Protective Association) estableció un nuevo set de reglas para el boxeo, que se difundieron rápidamente por Gran Bretaña y Estados Unidos. Las nuevas disposiciones tomaron como base las reglas de Broughton, y fueron conocidas como Reglas del London Prize Ring, que se traduce como Reglas del Boxeo por Dinero de Londres.

Las Reglas del London Prize Ring de 1838 estaban integradas por 23 reglas. Las mismas establecían un estándar para la construcción de los rings de 24 pies (7,3m) de lado, los asistentes de los púgiles y sus funciones para atenderlos, los umpires y referee, la reglamentación de los "rincones", los 30 segundos del púgil caído para volver al centro de ring listo para reiniciar la pelea, y diversas prohibiciones como la de ingresar al ring durante el progreso del round, la de los asistentes de dirigirse o agredir al púgil adversario, de golpear con la cabeza, de golpear al adversario caído o con una rodilla en la lona, de golpear bajo la cintura, de utilizar los dedos o uñas para dañar al contrincante, de patear, etc.

Las Reglas de London Prize Ring mantuvieron el boxeo a puño limpio, pero introdujeron la posibilidad de que cada boxeador pudiera apoyar una rodilla en la lona para detener la lucha durante la cuenta de 30 segundos, con el fin de permitirle una mejor recuperación. En 1853 las reglas del London Prize Ring fueron ampliadas, y en 1866 se establecieron las "Reglas Nuevas" sancionadas por la recién creada Pugilistic Benevolent Society.

Durante la era del pugilismo a puño descubierto no existió el boxeo aficionado. Los combates se realizaban siempre por el "premio" en dinero que se ponía en juego -de allí el término "prize-ring"-, y los espectadores realizaban apuestas que se pagaban en el acto. La actividad siempre había sido ilegal, pero había sobrevivido porque tuvo gran apoyo popular y porque lo habían apoyado muchos hombres influyentes.

Tampoco había variedad de categorías según el peso de los púgiles. Había sólo un "campeón", que solía ser uno de los más pesados. El término "peso ligero" comenzó utilizarse a principios del siglo XIX y a veces se organizaban combates entre los hombres más ligeros, pero no había un campeonato específico para ellos.

El boxeo a puño limpio "por el premio" se limitó a los países anglosajones y si bien en el siglo XVIII los principales boxeadores fueron británicos, en el curso del siglo XIX Estados Unidos fue desplazando a Inglaterra, tanto como lugar principal de los combates como por el origen de los boxeadores más destacados.

De ese modo el pugilismo a puño limpio fue desapareciendo lentamente. En 1882 los tribunales ingleses decidieron, en el caso R c. Coney, que una pelea a puño limpio constituía un asalto criminal causante de lesiones, sin importar que hubiera existido consentimiento de los participantes.

El 8 de julio de 1889 se realizó la pelea Sullivan-Kilrain, considerada la última pelea de campeonato a puño descubierto, con el triunfo del primero. Precisamente el estadounidense John L. Sullivan es considerado un puente entre el boxeo a puño limpio y el boxeo con guantes, siendo el último campeón mundial de aquel y el primero de éste.

En 1867 se inauguró en Londres el centro polideportivo Lillie Bridge Grounds. Allí, por iniciativa de John Graham Chambers, estableció su sede el Amateur Athletic Club, organización que decidió ese año organizar los primeros campeonatos de boxeo amateur de la historia, estableciendo también por primera vez tres categorías según el peso de los púgiles: peso ligero, peso mediano y peso pesado. El torneo fue patrocinado por John Douglas, 9º Marqués de Queensberry, y utilizó un set de doce reglas que Chambers había escrito dos años antes, y que serían publicadas en ese momento con el nombre de "reglas de Queensberry para el deporte del boxeo", o como son universalmente conocidas, Reglas de Queensberry.

Las Reglas de Queensberry originaron el boxeo moderno. Allí se estableció que los boxeadores debían usar guantes, que los rounds debían durar tres minutos con un minuto de descanso entre ellos, la cuenta de diez segundos al boxeador caído y la prohibición de tomar, empujar o abrazar al contrincante.

El primer púgil en ganar un título mundial según estas reglas fue el estadounidense Jim Corbett, que derrotó a John L. Sullivan en 1892 en el Club Atlético "El Pelícano" de Nueva Orleans, Estados Unidos. Con la aceptación gradual de las reglas del Marqués de Queensberry, surgieron dos ramas claramente diferenciadas del boxeo: el profesional y el aficionado. Cada una de ellas ha producido sus propios organismos reguladores locales, nacionales e internacionales, con sus propias variaciones de las reglas.

En los Juegos Olímpicos de San Luis 1904 (Estados Unidos) se incluyó al boxeo como deporte olímpico, estableciéndose siete categorías clásicas: peso pesado, peso mediopesado, peso wélter, peso ligero, peso pluma, peso gallo y peso mosca.

Desde fines del siglo XIX el boxeo comenzó a difundirse en países no anglosajones, principalmente en aquellos en los que existía influencia británica o estadounidense, como Argentina, Uruguay, Panamá, Cuba, México, Puerto Rico, Filipinas, Sudáfrica y el País Vasco en España. En Argentina, el primer campeonato de boxeo se realizó en diciembre de 1899, consagrando campeón a Jorge Newbery, uno de los precursores del deporte en ese país. En 1903 se organizó la Federación Francesa de Clubs de Boxeo. En España, en 1908 se realizaron los primeros combates de exhibición realizados por un grupo de boxeadores ingleses.

En junio de 1923, con diferencia de días, el francés Eugene Criqui y el filipino Pancho Villa, se convierten en los primeros campeones mundiales no anglosajones, al obtener el título de peso pluma, el primero, y el título mosca, el segundo. Ese mismo año, el argentino Luis Ángel Firpo combatió por el título mundial de los pesados contra el campeón Jack Dempsey, arrojándolo fuera del ring de un golpe, aunque no le fue concedida la victoria. En 1928 los argentinos Arturo Rodríguez Jurado y Víctor Avendaño, se convierten en los primeros iberoamericanos en consagrarse campeones mundiales al obtener la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam, en las categorías peso pesado y peso mediopesado, respectivamente. En 1929 el panameño Panamá Al Brown se convirtió en el primer iberoamericano en lograr un título mundial profesional, al consagrarse campeón del peso gallo.

Los boxeadores estadounidenses han dominado el boxeo mundial, sobre todo en la categoría peso pesado, adjudicándose la mayoría de las coronas. De las 115 victorias por el título profesional de los pesados, obtenidas desde 1885 hasta fines de 2008, 81 correspondieron a púgiles de los Estados Unidos. Entre los más destacados se encuentran Jack Dempsey, Joe Louis, Rocky Marciano, Archie Moore (récord de 141 nocauts), Muhammad Ali, Joe Frazier, George Foreman, Mike Tyson, etc.

El primer campeón de peso pesado no estadounidense fue el británico Bob Fitzsimmons (1889-1905), el primero en introducir el juego de pies y los desplazamientos laterales. Desde entonces y hasta 1980, solo hubo cuatro campeones de peso máximo no estadounidenses: el canadiense Tommy Burns (1908-1915), el alemán Max Schmeling (1932-1933), el italiano Primo Carnera (1934-1935) y el sueco Ingemar Johansson (1960-1962). En 2001 el portorriqueño John Ruiz se convirtió en el primer "latino" en conquistar el título mundial de peso pesado.

Otros grandes campeones mundiales profesionales, en el resto de las categorías, fueron: Ricardo López en los pesos paja y mosca; Johnny Tapia y Khaosai Galaxy en peso mosca; Éder Jofre y Pascual Pérez en peso gallo; Gabriel Elorde en los pesos pluma y superpluma; Kid Chocolate, Julio César Chávez y Manny Pacquiao en peso superpluma; Alexis Argüello en pesos superpluma y ligero; Kid Pambelé, Wilfred Benítez, Sugar Ray Robinson, Roberto "Mano de Piedra" Durán, Thommy Hearns y Marvin Hagler en peso peso wélter; Jake LaMotta y Carlos Monzón en peso mediano; etc.

En el boxeo aficionado también han predominado -aunque menos que en el boxeo profesional- los boxeadores estadounidenses, seguidos de los cubanos. En el medallero olímpico de boxeo, desde 1904 hasta 2008, las siguientes son las diez primeras posiciones, según la cantidad de medallas de oro obtenidas: Estados Unidos (48), Cuba (32), Italia (15), Unión Soviética (14), Gran Bretaña (14), Hungría (10), Polonia (8), Rusia (8), Argentina (7) y Sudáfrica (6). Entre los campeones olímpicos destacados que no ingresaron al profesionalismo se destacan los cubanos Teófilo Stevenson y Félix Savón, y el húngaro László Papp, cada uno de ellos tricampeones olímpicos.

Durante todo el siglo XX se fueron agregando nuevas categorías y modificando sus límites, extendiendo el rango desde la de menor peso, el peso mínimo o paja, hasta la de mayor peso, el peso superpesado, actualmente en vigencia.

También se han ido modificando la extensión de los combates y los rounds. En el boxeo profesional, en 1982, el Consejo Mundial de Boxeo tomó la iniciativa seguida luego por las demás organizaciones, de reducir la duración de los combates por título a doce rounds -antes eran quince rounds- luego de que el boxeador Duk Koo Kim muriera a consecuencia del daño cerebral sufrido en una pelea, detenida en el round 14º, contra el campeón Ray "Boom Boom" Mancini.

Durante los siglos XVII y XIX, la motivación para las peleas de boxeo era el dinero, mientras los peleadores competían por el premio, los promotores controlaban las entradas, y los espectadores apostaban al resultado. El movimiento moderno olímpico reavivó el interés por el deporte aficionado, y el boxeo aficionado se convirtió en un deporte olímpico en 1904. En la forma actual, peleas olímpicas y otras peleas aficionadas son típicamente limitadas a tres o cuatro asaltos, el marcador es computado por puntos basados en la cantidad de golpes limpios que hayan aterrizado sin importar el impacto, y los peleadores visten equipo de protección de la cabeza, reduciendo el número de heridas, derribes y nocauts.

El boxeo profesional se mantiene, por mucho, como la forma más popular del deporte globalmente, aunque el boxeo aficionado es predominante en Cuba y en algunas antiguas repúblicas soviéticas. Para la mayoría de peleadores, una carrera aficionada, especialmente en los Juegos Olímpicos, ayuda a desarrollar las habilidades y ganar experiencia en preparación para una carrera profesional.

Aunque existen antecedentes desde el siglo XVIII, el deporte de boxeo desempeñado por mujeres, ha tomado más tiempo en obtener aceptación y popularidad entre atletas en muchos de los países, afectado por mecanismos de prejuicios y discriminación, que requirieron de juicios famosos en varios países para garantizar el derecho de la mujeres a practicarlo. En los Juegos Olímpicos el boxeo es el único deporte que solo puede ser practicado por varones.

Muchas son las similitudes con el boxeo masculino en lo que respecta a técnica y dedicación del deportista, aunque también se encuentran algunas diferencias. El boxeo femenino no forma parte de los Juegos Olímpicos.

El boxeo practicado por varones adquiere un carácter tradicional, prácticamente en todo el mundo. Históricamente el boxeo masculino ha estado limitado y cuestionado por la posibilidad de sufrir daños graves por parte de los púgiles, hecho que ha llevado a una evolución de las reglas con el fin de proteger a los competidores y minimizar las posibilidades de sufrir daños.

A partir de la década de 1970 el boxeo masculino ha tendido a fragmentarse en varias asociaciones internacionales, limitando severamente de ese modo, la posibilidad de la existencia de campeones mundiales, conviviendo generalmente varios campeones mundiales a la vez, según la asociación que los reconozca.

El boxeo aficionado puede ser encontrado a nivel colegial, en los Juegos Olímpicos, en los Juegos de la Mancomunidad, en los Juegos Panamericanos, en los Juegos Odesur y en muchos otros lugares regulados por las asociaciones de boxeo aficionado. El boxeo aficionado tiene un sistema de puntaje que mide el número de golpes limpios aterrizados, más que el daño físico. Los encuentros consisten de cuatro asaltos de dos minutos en los Juegos Olímpicos, en los Juegos de la Mancomunidad, en los Juegos Panamericanos y en los Juegos Odesur, y de tres asaltos de dos minutos cada uno en un encuentro nacional regulado por la Asociación de Boxeo Aficionado o ABA (Amateur Boxing Association), cada uno con un minuto de intervalo entre asaltos.

Los competidores visten protectores de cabeza y guantes con una franja blanca en los nudillos. Un golpe (punch) es considerado un golpe anotador sólo cuando los boxeadores conectan con la porción blanca de los guantes. Cada golpe que aterriza en la cabeza o torso gana un punto. Un árbitro monitorea la pelea para asegurar que los competidores utilicen sólo golpes legales (un cinturón en el torso representa el límite bajo de golpes – cualquier boxeador que golpee bajo (bajo el cinturón) es descalificado. El arbitraje también se asegura que los púgiles no usen técnicas de afianzamiento que prevengan al contrincante el articular un golpe (swing), si esto ocurriese, el árbitro separa a los peleadores y les ordena que continúen boxeando.

El agarrar repetidamente puede desembocar en que el boxeador sea penalizado, y en caso último, que sea descalificado. Los árbitros detendrán la pelea si el púgil está seriamente herido, si uno de los boxeadores está dominando en forma considerable al otro o si el marcador es drásticamente desbalanceado. Peleas no profesionales que terminan en ésta manera pueden ser denominadas como: "Árbitro detuvo el combate" (RSC, referee stopped contest), "Mayor clase de contrincante" (RSCO, outclassed opponent), "Mayor marcador del contrincante" (RSCOS, outscored opponent"), "Lesión" (RSCI, injury) o "Herida de cabeza" (RSCH, head injury).

Los encuentros en el boxeo profesional son generalmente mucho más largos que las peleas del boxeo aficionado. Típicamente se realizan combates en el rango de diez a doce asaltos, aunque cuatro asaltos peleados son comunes para peleadores de menos experiencia y boxeadores de grupos deportivos. Además se realizan combates profesionales de dos o tres asaltos, especialmente en Australia. A comienzos del siglo XX, era común que las peleas tuvieran un número de asaltos ilimitados, acabando sólo cuando un boxeador optara por retirarse, beneficiando así a boxeadores de alta energía como Jack Dempsey.

Quince asaltos se mantuvo como el límite internacional reconocido para peleas de campeonatos durante la mayor parte del siglo XX, hasta la parte tardía de la década de los años 80, cuando los encuentros de campeonato fueron recortados a doce asaltos para mejorar la protección a los participantes. Los protectores de cabeza no son permitidos en encuentros profesionales, y a los boxeadores por lo general se les permite recibir mucho más castigo antes de que se detenga la pelea. Aunque en cualquier momento, el árbitro puede detener el combate, si cree que uno de los participantes no puede defenderse por causa de lesión. En ese caso, el otro participante obtiene una victoria por nocaut técnico.

Un nocaut técnico también se le determina al combate, en el cual un boxeador recibe un golpe que le provoca un corte que el médico determina peligroso. Por ésta razón los boxeadores frecuentemente emplean personas responsables de atender las heridas y encargadas de detener los sangrados (cutmen), cuyo trabajo es el de tratar al boxeador entre asaltos para que pueda continuar a pesar de un corte. Si un púgil, simplemente decide no continuar peleando, o si su esquina detiene la pelea, entonces el boxeador ganador es también acreditado con la victoria por nocaut técnico. A diferencia del boxeo aficionado los boxeadores masculinos profesionales tienen que llevar el pecho al descubierto.

En encuentros entre púgiles, es idóneo el que una pelea sea considerada "limpia", o sea que el carácter atlético se mantiene con la calidad de competencia cabal que provee un espectáculo deportivo practicado mundialmente, aunque en muchos combates esto no sea lo realmente demostrado; por lo que el observar el reglamento de boxeo es de crucial importancia al deporte.

El reglamento actual (2008) ha de especificar de forma concisa los puntos prohibidos y ha de detallar los escenarios penados en el deporte -ya sea profesional o de aficionado (amateur), ya sea masculino o femenino-.

La pelea está dividida en episodios, los cuales son llamados asaltos y conocidos también por el vocablo inglés round(s) (pronunciado "raund"). La cantidad de estos está determinada por el tipo de evento que sea. El tiempo de cada uno de éstos también es limitado, dígase a tres minutos cada uno. Los episodios están separados por un período de agrupamiento de un minuto en duración.

Los encuentros de boxeo comenzaron realizándose sin limitación de asaltos. Continuaron a 20 asaltos y luego a 15. Actualmente los campeonatos del mundo y continentales se realizan a 12 asaltos; los campeonatos con título nacional en juego son a 10 asaltos, y los combates sin título en juego -o con algún título de menor importancia- se realizan a 4, 6, 8 ó 10 asaltos, según se pacte.

En algunos espectáculos profesionales, previo al episodio, y durante el período de descanso, el número del asalto es señalado con un cartel indicando el siguiente round con un número visible al público; éste generalmente es portado por una edecán sobre el cuadrilátero recorriendo su periferia interior.

Durante el tiempo delimitado de batalla en el asalto, un boxeador puede derribar o ser derribado. Un púgil puede impartir un golpe lo suficientemente fuerte, uno bien colocado, o un golpe que haya tomado al rival sin una buena postura de pies y con tal le ha hecho perder el equilibrio o le ha hecho perder momentáneamente la conciencia resultando en que caiga, esto resultará en que el árbitro (referee) aplique la cuenta de protección. Han habido ocasiones en que ambos boxeadores han caído a la lona simultáneamente.

En el transcurso de un asalto, acontecido un golpe que derribe al oponente, este último tiene derecho a un conteo de protección, lo cual significa que durante varios segundos –indicados abiertamente por el personal de arbitraje- no habrán ni golpes ni acechos hasta que el púgil indique que está listo para continuar. Pero el conteo tiene un límite, por ejemplo diez segundos contados e ilustrados con los dedos por el réferi, así es que si se completa la cuenta, y el boxeador no se ha recuperado, entonces la victoria del combate será adjudicada al peleador que impuso el golpe devastador.

Sin embargo, el que el boxeador derribado se levante antes que el periodo de conteo acabe, no garantiza que el evento continúe, esto es, no es suficiente que el deportista se incorpore físicamente, sino que su estado mental, el que su vista no esté perdida, o que haya sufrido graves heridas son factores que el arbitraje sopesa al decidir la continuación de la riña. Si es necesario, médicos evalúan la condición actual del boxeador, opinión aceptada ya sea para detener o continuar el evento.

En los asaltos, siempre que un boxeador recibe un golpe que le deje fuera de combate se le denomina nocaut (K.O., knockout) y queda fuera de la pelea.

El nocaut es una de los episodios más espectaculares (y polémicos) en un espectáculo pugilístico, y es determinante en el resultado de una pelea, pues el boxeador que es noqueado pierde el combate. En breve, la controversia abarca el ser sinónimo a perder la conciencia. El nocaut (K.O. del inglés knock-out) ocurre cuando la cuenta de protección ha alcanzado el límite y el boxeador no se ha recuperado.

Hay nocauts técnicos, los cuales también deciden quien es el perdedor y el ganador.

Si la pelea cumple el transcurso de todos los asaltos acordados y uno de los boxeadores no fue noqueado fuera de la pelea o descalificado, entonces el combate disputado será decidido por el conteo total de puntos que cada peleador anotó en cada uno de los asaltos. O sea que en cada asalto un boxeador posiblemente se habrá desempeñado de mejor forma que su contrincante; esto significa que los jueces de arbitraje del evento habrán observado la calidad de la pelea de cada púgil y habrán acreditado al púgil con puntos dependiendo de la certeza de sus golpes, la cantidad de golpes, lo eficiente de sus golpes, el que el boxeador se haya mantenido con una actitud deportiva y competitiva, etc. Las anotaciones que los jueces habrán hecho en sus tarjetones les indicará la puntuación que han acreditado a cada boxeador y sus calificaciones serán indicadas al árbitro del evento quien leerá los resultados para declarar al vencedor. Si fuesen tres los jueces y cada uno observó que un boxeador mantuvo una mejor pelea, la decisión será considerada como unánime.

En el boxeo contemporáneo, al área de combate frecuentemente se le refiere como "el cuadrilátero" por la forma de su superficie principal, aunque oficial y comúnmente se emplea la palabra en inglés "ring" la cual es muchas veces pronunciada: "rin". Se trata de una plataforma que ha sido estructurada para permitir que la pelea sea vista por el público; la plataforma proporciona altura al evento, y se levanta no exageradamente sino que -a grandes rasgos- puede quedar a nivel del pecho u hombros de las personas que estén paradas junto a éste, por ejemplo observadores técnicos.

Aparte de la designación al material, se le llama lona a la superficie donde el combate se lleva a cabo, o sea la superficie sobre la cual los boxeadores se desplazan. En una forma básica, ésta es de color natural del tejido textil, y en manera más sofisticada puede ser de color azul, y dependiendo del evento, ésta puede ser empleada como medio promocional, de mercadotecnia y publicidad.

En los encuentros pugilísticos, la lona toma importancia reglamentaria, ya que al ser noqueado y quedar derribado sobre la lona después de un conteo de protección establecido por el arbitraje dará como resultado la derrota al peleador si no se recuperó y la victoria al boxeador que impuso el castigo. Por lo que quedar en la lona es equivalente a perder el encuentro. Una de las medidas esenciales para continuar un combate es el que los boxeadores se mantengan en pie.

Una forma de detener una pelea momentáneamente es el de colocar una rodilla sobre la lona; esto indicará al referee que el boxeador ha solicitado que se detenga la pelea por alguna razón.

Ya que la zona de combate es un cuadrilátero, una esquina es asignada a un combatiente, y la esquina opuesta le es asignada al otro pugilista. Estas esquinas son las áreas que representan la reagrupación del boxeador durante el período de descanso, dígase de un minuto, entre asaltos. También es donde el equipo de apoyo del deportista se aplica a atender sus heridas, ofrecer agua y consejo. El equipo de esquina es de gran importancia en el transcurso del encuentro, pues conocen al boxeador, frecuentemente lo han seguido desde su entrenamiento, y pueden ofrecer ajustes de técnica en combate y defensa porque ven el desarrollo de la pelea desde fuera de las cuerdas.

El equipo de apoyo puede ser constituido por el entrenador principal, el entrenador asistente y un paramédico encargado de cerrar las heridas y detener el sangrado.

Al finalizar el asalto, es común que se suba un banco para que el boxeador se siente y repose brevemente y sea más fácil atenderlo; cuando el boxeador regresa a atender el siguiente asalto, el asiento (y cualquier otro objeto) se retira para dejar el área libre.

Desde la esquina, el equipo de apoyo puede tirar la toalla si lo cree prudente para el cuidado del púgil; esto significa que el entrenador puede detener la pelea por completo en el momento que arroja su toalla, (la cual es blanca), para señalar al arbitraje de esta decisión. Por lo que la frase "tirar la toalla" es equivalente a darse por vencido.

La decisión de arrojar la toalla hacia el centro de la lona, y por consiguiente detener de inmediato la pelea aceptando la derrota, recae en la prudencia del equipo de apoyo del boxeador, y es una decisión que se respeta y se mantiene como resultado final a pesar de que el boxeador participante no esté de acuerdo con ello.

El detener la pelea puede evitar daño irreparable al boxeador.

Una de las características sobre el cuadrilátero moderno, es el uso de cuerdas que limitan su perímetro. Las cuerdas señalan el área reglamentaria para el boxeo, y proveen cierto grado de seguridad a los deportistas pues el encuentro es sobre una plataforma. Las cuerdas son forradas, a veces luciendo colores sólidos. Se encuentran posicionadas en forma paralela una de la otra, y son cuatro (o tres) de ellas por lado.

El uso de las cuerdas durante un combate pugilístico se torna estratégico dependiendo de la defensa y ataque. Un peleador abatido quizá busque apoyar su espalda sobre las cuerdas durante un ataque de su contrario, o buscar resguardo cubriendo su espalda en el poste de alguna esquina y esperar que las cuerdas que están en la proximidad sirvan de estorbo alguno a los golpes. Por lo tanto, el uso de la frase "estar contra las cuerdas" es indicativo de una situación adversaria y desventajosa.

En el pasado, el uso de cuerdas fue más limitado. Inicialmente sin cuerdas, y posteriormente con tres (o menos) mucho menos tensas que las empleadas en el siglo XXI.

Cada asalto (round) es de tiempo limitado, y los boxeadores son avisados de iniciar el asalto y de concluir cada asalto y detener los golpes de inmediato al escuchar el sonido de una campana. Es común que los boxeadores sean avisados con anticipación 10 segundos antes que suene la campana. El tono metálico de la campana es percibido al sonar una sola vez en cada ocasión. La campana es sonada por alguno de los jueces o del personal de arbitraje, por lo que no está presente dentro del cuadrilátero sino en su rededor. Es incorrecto continuar los golpes despues de escuchar la campana.

El atuendo a ser empleado durante un combate depende en gran parte del tipo de pelea que sea, o sea si es un evento profesional o no. En el deporte de afición se usa una careta que protege la cabeza, así como una camiseta.

Si históricamente el evento pugilístico fue de golpes con puños al descubierto, ahora practicar el deporte en una forma reglamentada dicta el uso de guantes, los cuales proveen un grado de amortiguación.

Uno de los propósitos de los guantes es proteger los nudillos. Los guantes de boxeo normales tienen el aspecto de un par de guantes hinchados, son a menudo rojos y se atan alrededor de las muñecas por la parte interna del antebrazo.

Existen guantes de distintas marcas, manufacturados por varias compañías, y son ofrecidos en una variedad de colores. De los puntos a mantener presente es el peso de estos, si son de hechura profesional, si son aprobados de acuerdo al reglamento a seguir, si son de práctica o si son para juego derivado y fuera del deporte olímpico.

Los púgiles se vendan los puños y muñecas antes de ponerse guantes. Ya que los guantes profesionales son sujetos al ser apretados con agujetas (o con velcro) localizadas en la parte interior de la muñeca, el púgil es asistido tanto para ponerse los guantes como para quitárselos.

Los dos participantes visten pantalones de boxeo distintivos uno del otro. Esto es importante pues es una forma de diferenciar a los rivales y así los jueces puedan más fácilmente atribuir correctamente el puntaje de acuerdo a su actuación.

Los calzones pueden ser satinados y de colores vistosos; algunos boxeadores prefieren incluir algún diseño distintivo o único. Con las épocas y modas la vestimenta ha cambiado.

En el boxeo contemporáneo, ésta prenda tiene una faja elástica como resorte que los sujeta al boxeador; la línea de cinturón se torna delimitante en la pelea, pues los golpes deben mantenerse hacia la parte superior de ésta, por lo que un golpe bajo no es permitido y es sancionado.

Los botines deportivos que utilizan los boxeadores contemporáneos proveen apoyo a los tobillos, por lo que la hechura de las botas los cubre, ya que su altura puede llegar a las pantorrillas. Son lo suficientemente ligeros para no impedir el hábil desplazamiento, y su suela provee la suficiente tracción sobre la lona. Son sujetados por agujetas, y se presentan en blanco o en distintos colores y varios modelos. Algunos boxeadores han empleado la decoración llamativa de éstas como una forma de distracción al oponente. Además del calzado, una buena postura de los pies es imprescindible en la técnica exitosa del boxeo.

Si para la práctica de cualquier deporte se requiere una preparación, en el boxeo el cuidado del púgil reviste más importancia debido a la dureza del deporte. La persona que quiera practicar el boxeo ha de tener en cuenta una serie de cuidados para su cuerpo, tanto físicos como mentales. Como el deporte requiere, debe evitarse toda actividad perjudicial a la salud: el hábito del tabaco y el alcohol, ya que estos disminuyen la condición al momento de realizar los entrenamientos o bien cuando se lleva a cabo un combate.

Se pueden realizar ejercicios complementarios con los brazos y efectuar pequeños "sprints", que se irán alargando progresivamente. En sucesivas semanas, se irá incrementando la distancia total a recorrer. Se procurará que no sea agotadora, ajustándose a la forma física del púgil.

Una vez terminada la carrera se pasará al gimnasio, donde se practicarán ejercicios con los diversos aparatos, como la pera, la pera loca, el costal y la cuerda.

Ya que el boxeo toma fuertes y repetitivos golpeos, precauciones deben ser tomadas para prevenir daño a los huesos en la mano. La mayoría de entrenadores no permiten a los boxeadores entrenar ni spar (combate de entrenamiento) sin vendajes de la mano y la muñeca y sin guantes de boxeo. Los vendajes (envoltura) son usados para asegurar los huesos de la mano, y los guantes son utilizados para proteger las manos de heridas en seco, permitiendo a los boxeadores el tirar golpes con mayor fuerza que si no los usaren.

Los guantes han sido requeridos en competencia desde finales del siglo XIX, aunque guantes de boxeo moderno son más pesados que los que fueron usados por los peleadores de la parte temprana del siglo XX. Antes de un encuentro, ambos boxeadores acuerdan en el peso de los guantes que han de ser usados en la pelea, con el entendimiento que guantes más ligeros permiten a los golpeadores pesados el causar más daño. La marca de los guantes puede también afectar el impacto de los golpes, así es que esto también es estipulado previo al encuentro.

Los boxeadores practican sus habilidades en dos tipos básicos de sacos de golpeo. Un pequeño saco de golpeo "rápido" de forma de gota es empleado para edificar los reflejos y las habilidades de golpeo repetitivo, mientras que un saco cilíndrico "pesado", relleno con arena o uno substituido con relleno de un material sintético, es utilizado para practicar golpeo de fuerza y golpes al cuerpo. Además de estas piezas particulares de equipamiento, los boxeadores también emplean equipo de entrenamiento más general para incrementar fuerza, velocidad y agilidad. Entre el equipo de entrenamiento se encuentra comúnmente: pesas libres, aparatos de remo, cuerda para salto, y pelotas medicinales.

Protectores de cabeza son requeridos en el boxeo de afición y usados por profesionales cuando pelean en forma de entrenamiento para protegerse de cortadas y raspones e hinchazón.

La pera, conocida también en inglés como punching ball es uno de los aparatos más destacados en el entrenamiento; con su práctica se consigue una buena velocidad de brazos y gran precisión en los golpes. El aparato en sí es como un balón de fútbol con forma de pera, está colgada de una tabla por su parte más estrecha y de forma que queda a la altura de los ojos. A consecuencia del puñetazo, la pera choca en la tabla rebotando en cualquier dirección. El boxeador debe dominar con soltura y precisión los movimientos de este aparato.

Este aparato, más parecido a un balón, se mantiene sujeto al techo y del suelo por unas cintas de hule, lo que hace que tenga gran movilidad y al recibir el impacto retorna violentamente. La práctica con este aparato reporta al boxeador una buena rapidez y la elasticidad.

Este ejercicio se debe ejecutar sobre las puntas de los pies y girando siempre alrededor del aparato.

El costal es un saco de lona forrado de cuero, que se rellena de algodon, gomaespuma, cuerina o trapos. Su tamaño es de unos 50 centímetros de diámetro y 80 centímetros de alto. Se sitúa suspendido del techo, de forma que se asemeje a un adversario y que permita golpearlo con facilidad.

Otro utensilio muy útil es el espejo. En él, el púgil puede observarse y estudiarse su guardia, corrigiendo los huecos que forman al lanzar un golpe cualquiera.

Otras formas incluidas en un entrenamiento completo pueden ser el uso de la sombra y la silueta producida por el deportista y los encuentros de sparring donde un asistente entrenador ayuda a simular el futuro combate.

El boxeo tiene muchos estilos, hay boxeadores fajadores, técnicos, golpeadores, defensivos, contraofensivos etc., contando de un nutrido bagaje de "técnicas", cuyo aprendizaje y perfeccionamiento demanda de muchas horas de trabajo en el gimnasio.

Estas técnicas están orientadas tanto a protegerse, como a desplazarse dentro del ring y para ejecutar cada uno de los golpes asumiéndose en general, que es indispensable el aprendizaje de una buena técnica si realmente se desea progresar en el entrenamiento, y si se quiere brindar un buen espectáculo.

En general, se comienza por aprender la posición de "guardia básica" lo cual implica saberse parar perfectamente bien, con el pie izquierdo adelante y el derecho, un poco retrasado (para diestros), y un poco abierto. El mantener a lo posible una buena postura de pies es indispensable, por el equilibrio y apoyo que esto representa.

La posición del torso debe ser sumiendo el estómago y encorvarse ligeramente, con la mano izquierda al nivel de los pómulos y la derecha a la altura del mentón. La mano izquierda quedará más adelantada que la derecha, (se procura arduamente no bajar las manos, por ser una defensa principal y versátil protección) con los codos un poco cerrados, para proteger el estómago, y moverlos para proteger los riñones y el hígado. Finalmente el hombro que queda adelantado, siempre deberá estar más levantado protegiendo la barbilla que queda casi pegada al mismo.

Para caminar o desplazarse, los pies no deben quedar juntos, cruzados, o en línea recta, pues el pie derecho es el pie de apoyo, y si se juntan, o mal posicionan, se pierde equilibrio, y también el desplazamiento debe de ser sobre las puntas de los pies.

Para avanzar, primero se adelanta el pie izquierdo, y luego el derecho, siempre sin juntarlos. A la inversa para el retroceso, se mueve primero el pie derecho y luego el izquierdo -siempre para boxeadores diestros-. Para el desplazamiento lateral: hacia la derecha, primero el derecho y hacia la izquierda primero el izquierdo, siempre sin juntar los pies.

Los golpes son dirigidos hacia el cuerpo del rival. Se clasifican, según la trayectoria que recorre el brazo en rectos o curvos y a su vez pueden ser ascendentes, descendentes o paralelos al suelo.

Su efectividad al momento del impacto depende de la coordinación de todos los músculos y huesos del cuerpo que intervienen en su ejecución, de la velocidad del púgil y de la traslación del peso hacia el puño que está golpeando.

Por ejemplo, el golpe denominado "directo" o "cross" debe de ser dirigido hacia la cara del oponente, girando la punta del pie hacia dentro según sea la mano con que se tira (derecha con derecha e izquierda con izquierda) girando la cintura, la espalda y metiendo el hombro (las indicaciones cambian para zurdos).

Estos diferentes tipos de golpes pueden ejecutarse en una sucesión rápida para formar combinaciones o "combos". La combinación más frecuente es la del jab con el cross (o cruzado), conocida como el "uno-dos". Suele ser una combinación eficaz, porque el jab bloquea la vista del contrincante, facilitando el impacto de una forma más limpia y poderosa.

Hay varias posiciones defensivas (los protectores o los estilos) usadas en el boxeo. Dentro de cada estilo, hay variación considerable entre combatientes, pues algunos pueden tener su protector más arriba para más protección principal mientras que otros tienen su protector baja para proporcionar una protección mejor contra sacadores del cuerpo.

Muchos varían su estilo defensivo a través de un combate para adaptarse a la situación del momento, eligiendo la posición más adecuada para protegerse. Los boxeadores que utilizan una postura vertical protegen su barbilla con la mano posterior en el punto bajo o los estilos mezclados del protector representados abajo.

Se agachan los combatientes tienden para utilizar el estilo "peek-a-boo" (pic-a-bú), discutido abajo. Protector bajo protector mezclado peek-a-boo. El Peek-a-boo, conocido a veces como las "orejeras", las manos se ponen al lado de uno delante de la cara y los codos se traen adentro firmemente hacia el cuerpo (esta posición puede ser alcanzada trayendo los codos como cerca junto mientras que no se filtra para hacer tan).

Este estilo defensivo se enseña al boxeador cuando comienza a encajonar, después de que ganen experiencia él puede decidir cambiar o variar a su protector. Este estilo es estilo del medio de camino en términos de reducción el counterpunching y de daños. Un boxeador puede contradecir el sacador de esta postura, pero es difícil. Sin embargo, ha habido boxeadores que pueden hacer esto muy bien. Esta defensa cubre encima de un combatiente bien, pero hay agujeros. Los ganchos dañan circundando las manos y golpeando apenas detrás de los codos. Aplicaciones de Winky Wright este estilo muy bien de un punto del soporte de la reducción del daños.

Los antebrazos se colocan encima de uno, horizontalmente delante de la cara con el guante de un brazo que es en la tapa del codo del otro brazo. Este estilo se varía mucho cuando se levanta la mano trasera (derecha para un combatiente ortodoxo y dejada para un southpaw) verticalmente. Este estilo es el más eficaz para reducir el daño principal. El único sacador principal que un combatiente es susceptible a es un jab a la tapa de la cabeza. El cuerpo es abierto, pero la mayoría de los combatientes que utilizan esta curva del estilo y se inclinan para proteger el cuerpo, pero mientras que el montante e inalterado el cuerpo está allí para ser golpeado. Esta posición es muy difícil al counterpunch de, pero elimina virtualmente todo el daño principal.

El brazo del plomo (izquierdo para un combatiente y una derecha ortodoxos para un southpaw) se coloca a través del torso generalmente en alguna parte entre el botón y el pecho de vientre y de los restos de la mano del plomo en el lado opuesto del torso del combatiente. La mano trasera se pone en el lado de la cara (derecho para los combatientes ortodoxos y lado izquierdo para los zurdos).

El hombro del plomo se trae adentro firmemente contra el lado de la cara (lado izquierdo para los combatientes ortodoxos y derecho para los "southpaws"). Este estilo es utilizado por los combatientes como "counterpunch". Ejecutar a este protector un combatiente debe ser muy atlético y experimentado. Este estilo es tan eficaz para "counterpunching" porque permite que los combatientes deslicen sacadores rotando y sumergir su cuerpo superior y el causar sopla para echar un vistazo del combatiente. Después de que eche un vistazo el sacador apagado, el combatiente detrás da está en la posición perfecta para golpear a su opositor hacia fuera de colocado.

La inclinación del hombro se utiliza en esta postura. Para ejecutar el hombro inclinar un combatiente rota y ducks (a la derecha para los combatientes ortodoxos y a la izquierda para los southpaws) cuando el sacador de su opositor está viniendo hacia él y después rota detrás hacia tu opositor mientras que su opositor está trayendo su mano detrás. El combatiente lanzará un sacador con su mano, de la parte posterior, como él está rotando hacia su oponente indefenso.

James Toney ejecuta la inclinación del hombro perfectamente según técnica. La debilidad a este estilo es que cuando un combatiente es inmóvil y no rotando él está abierto ser golpeado, así que un combatiente debe ser atlético y condicionado bien para ejecutar con eficacia este estilo. Para batir combatientes de esta forma, es preciso lanzar un jab sobre el hombro de tu contrincante.

Antes de comenzar el combate se tiene que preparar un plan general para el óptimo desarrollo de la pelea, administrando las energías y la forma de repartirlas en el transcurso de la velada.

Otro factor muy importante son los nervios, que en todo momento se tienen que saber controlar.

Los primeros asaltos de un combate se dedicarán al estudio del contrario; prestando atención a la forma se va configurando la forma más idónea de ganar el combate.

El boxeador sin mucha experiencia no tiene otro recurso que ir participando en peleas, para aumentar y ampliar así sus conocimientos. De todas formas, existen unas maneras particulares de pelea según el rival.

Se tendrá en cuenta que, para llegar a estos puntos, debemos abrir nuestra guardia, cosa que puede resultar peligrosa si no estamos pendientes de ello.

El boxeo es un deporte de contacto físico, caracterizado por las peleas, y en ellas frecuentemente brota sangre y el sudor es salpicado a causa de los encontronazos recibidos. Es un deporte donde la fuerza y la resistencia física están presentes, y en el que los participantes pueden afectar seriamente y ser afectados de igual manera. A fin de cuentas, el boxeo es un arte marcial donde el peligro es cierto y el daño irreparable es una posibilidad. La probabilidad de muerte se llega a presentar y la probabilidad de ser traumatizado(a) irreversiblemente también. La pérdida de la vista de uno de los ojos, o el dislocamiento de un hombro son un par de ejemplos de peligros que existen.

A lo largo de la historia del pugilismo se han sucedido los casos de muertes y dolencias como en 1830 cuando el peleador a puño libre, el escocés Alexander McKay murió de hemorragia cerebral 30 horas después de su pelea.

Los púgiles se dividen en categorías según su peso. En el boxeo profesional las categorías y límites entre las mismas son iguales para varones y mujeres, con las excepciones de que en el boxeo femenino no existe la categoría peso crucero y que el límite inferior para la categoría peso pesado es menor.

En el boxeo amateur los competidores también se agrupan por categorías según su peso, y se diferencian según se trate de varones mayores, o de mujeres o cadetes (menores de edad).

La Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA), reconoce las siguientes categorías en el boxeo aficionado, a las que denomina del siguiente modo.

Algunas federaciones nacionales, han establecido algunas modificaciones al sistema de categorías dispuesto por la AIBA para peleas internacionales. Una de ellas es la creación de una categoría más, para mujeres, denominada peso mínimo, con límite máximo de 46 kilos. En el resto de las categorías, existen también diferencias en los límites. Finalmente la FEB establece un peso máximo de 86 kilos (189,6 lb) para la categoría superpesado en el boxeo femenino, lo que significa que mujeres con pesos mayores a ese límite no puedan boxear.

A diferencia de otros deportes donde se adjudican trofeos, en el boxeo profesional el mayor título que se puede obtener es el cinturón de campeón, aunque en los torneos de boxeo aficionado es habitual recibir trofeos. En los Juegos Olímpicos se otorgan medallas a los cuatro primeros.

Otras organizaciones internacionales son la Federación Mundial de Boxeo (FMB), la Unión Mundial de Boxeo (UMB), el Consejo Internacional de Boxeo (CIB), la Junta Mundial de Boxeo (JMB), Organización Internacional de Boxeo (OIB) y la Asociación Internacional de Boxeo (AIB).

A ellas deben sumarse organizaciones que regulan exclusivamente el boxeo femenino como la Women's International Boxing Association (WIBA) y la International Females Boxers Association (IFBA).

Por su parte, el boxeo amateur está regulado por una única organización mundial, la Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

El deporte del boxeo tiene dos Salones de la Fama internacionalmente reconocidos: el Salón Internacional de la Fama del Boxeo (IBHOF), y el Salón de la Fama de Boxeo Mundial (WBHF).

El WBHF fue fundado por Everett L. Sanders en 1980. Desde sus inicios la WBHOF nunca ha tenido un lugar o museo permanente, lo que ha permitido al más reciente, IBHOF, hacerse de más publicidad y prestigio.

El salón de la fama de boxeo fue inspirado como un tributo que una localidad americana dio a dos héroes locales en 1982. La localidad de Canastota, Nueva York, (que está como a 15 millas al este de Syracuse) honraron al pasado campeón del mundo en peso wélter/peso mediano, Carmen Basillo y a su sobrino, pasado campeón mundial del peso welter Billy Backus. La gente de Canastota juntó dinero para el tributo que inspiró la idea de crear un lugar oficial, un salón de la fama para destacados boxeadores cada año.

El Salón de la Fama de Boxeo Internacional abrió en Canastota en 1989. Los primeros que entraron en 1990 incluyeron a Jack Johnson, Benny Leonard, Jack Dempsey, Henry Armstrong, Sugar Ray Robinson, Archie Moore, y Muhammad Ali. La ceremonia de inducción al salón de la fama se lleva a cabo cada junio como parte de un evento de cuatro días.

Los seguidores que llegan a Canastota para el fin de semana en que se lleva a cabo las inducciones disfrutan de una serie de eventos que incluyen sesiones de autógrafos con horarios establecidos, exhibiciones de boxeo, un desfile de presentes y pasados púgiles que han entrado, y la ceremonia misma de inducción.

Al principio



Saco de boxeo

Saco de boxeo con forma humana.

El saco de boxeo es un elemento imprescindible en los entrenamientos de multitud de deportes de contacto (como el boxeo) y artes marciales.

Golpear al saco puede conllevar peligro para las manos. Para evitar lesiones en manos y muñecas es importante usar un vendaje apropiado así como protecciones para las manos.

Dependiendo del ejercicio que se pretende hacer sobre él, existen diferentes modelos, los más grandes y pesados están destinados a desarrollar la potencia de pegada, mientras que los menos pesados son utilizados para desarrollar los reflejos y la velocidad de movimiento. Lógicamente el entrenamiento exhaustivo potencia también la resistencia cardiovascular aunque este aspecto se suele tratar específicamente con largas carreras de fondo que también ayudan a fortalecer las piernas que son las que permitirán al practicante situarse en posiciones ventajosas para golpear o esquivar.

El saco pesado (de unos 32 kilogramos) era ampliamente utilizado en su entrenamiento de patadas y puñetazos por el experto en artes marciales Bruce Lee. Según el actor James Coburn, cuando Bruce entrenó en su casa en Tower Road llevó consigo un saco pesado de gran tamaño de unos 45 a 70 kilogramos, que estaba lleno de trapos y podía llegar a romper de una patada. Para evitar lesiones Bruce aconsejaba protegerse las manos y muñecas con guantes o envolturas. De todos modos, este tipo de entrenamientos podían, según el, llegar a conllevar errores como una disminución de atención en el combate real.

También decía que era importante visualizar al adversario mientras se golpeaba al saco, lo que el llamaba emplear "contenido emocional" en los golpes.

Contrariamente a lo que se cree el saco de boxeo no debe estar lleno de arena sino de un material blando como algodón o gomaespuma, o cuerina. Solo en la base del mismo es posible colocar una pequeña cantidad de arena para darle estabilidad. Esto es así ya que la fuerza del golpe esta dada por la velocidad y la técnica del boxeador no por el peso o la dureza del saco de boxeo, un saco mal rellenado puede producir graves lesiones en las manos.

Al principio



Boxeo marcial argentino

El Boxeo Marcial o boxeo marcial argentino es un arte marcial integral, originado en Argentina. Se le llama "integral" por que su entrenamiento se realiza generalmente en un sentido real, o sea, acorde mayormente a situaciones de alto riesgo, conflictos inesperados, peleas callejeras, todo condicionado a nivel de los tiempos actuales. El sistema de combate ataque-defensa se ve ampliamente influenciado por la constante presión de cualquier conflicto, ya sea con armas o no, buscando superar miedos y controlar la ira.

Armando Leonardo Cañamero, fundador del boxeo marcial, nació en Argentina en 1971. Creció en Presidente Derqui en la provincia de Buenos Aires. Contenido espiritualmente por la Sociedad Salesiana, Obra de Don Bosco a quien considera su guía espiritual, que influyó en la filosofía de Boxeo Marcial, siendo el sistema preventivo de Don Bosco su receta secreta de crecimiento espiritual. Entrenó desde pequeño buscando satisfacer los deseos de su alma de generar una disciplina que sirviera como medio de defensa, meditación, confianza y de formación física, influenciado por generadores de estilos innovadores como Bruce Lee, Ed Parker, Adriano Emperado y Antonio Mentenegro.

A los 15 años ingresa a estudiar al Ejército Nacional Argentino, donde se lo reconoce rápidamente como un gran cultor de defensa personal. Acepta sugerecias de otros instructores; aprovecha la habilidad de fusionar múltiples técnicas, mientras estudia diferentes disciplinas.

Entre los años 1993 y 1998 da forma a lo que se conoce como Boxeo Marcial.

El boxeo marcial se basa en fusiones de artes marciales mas escensiales. Aprovecha las distintas técnicas y ventajas de artes como Taekwondo(por su reacción y potencia biomecánica), Karate(su fuerza y justaza en el golpe), Kung Fu(por su agilidad y destreza), Judo y el Aikido(por su fluidez y coordinación respecto al ataque del oponente), Sipalki y Kempo americano(por el sentido a la defensa personal), y algunos deportes de contacto y luchas militares.

En el Mundo, se conoce al Boxeo Marcial como arte marcial de implementación en tiempos modernos, buscando ser flexible a los mismos y popular. Se practica en Paraguay, Chile, Bolivia, Perú, Colombia y España. No se encuentra ampliamente difundido en el Mundo debido a la generación de otras disciplinas similares en distintos rincones del mismo principalmente en el siglo XX.

Al principio



Source : Wikipedia