Berlín

3.3973958333465 (1920)
Publicado por tornado 28/02/2009 @ 06:02

Tags : berlín, alemania, europa, internacional

últimas noticias
Air Berlin sufre pérdidas de 88,4 millones en el primer trimestre ... - La Vanguardia
La compañía aérea alemana Air Berlin perdió en el primer trimestre del año 88,4 millones de euros, frente a los 59,6 millones negativos que registró en el mismo periodo de 2008, según los datos facilitados por la empresa. Las pérdidas operativas (Ebit)...
El gobierno aragonés llama a la embajada en Berlín para tener ... - ABC.es
Aragón ha tenido querecurrir a la Embajada de España en Berlín ante la falta de datos sobre el futuro de General Motors. No le llegan del Ministerio de Industria o no son relevantes, a tenor de lo que ayer indicó el propio consejero de Industria del...
Dwain Chambers no estará en Berlín - Marca
El velocista británico Dwain Chambers, quien en 2003 fue suspendido por dos años por dopaje, no participará finalmente en la reunión de la Golden League que se celebrará el próximo 14 de junio en Berlín, pese a que el director de la competición le...
Alemania elige presidente y celebra el 60 aniversario de la ... - El País (España)
Las calles de Berlín acoge los principales actos del aniversario del 60 aniversario de la República Federal. A escasos metros del Reichstag tendrá lugar una gigantesca fiesta popular el aniversario de la fundación de la RFA, cuatro años después del...
Alemania presiona oferentes Opel, surge oferta China - Reuters América Latina
El ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, dijo a periodistas después de una reunión en Berlín con el presidente ejecutivo de Fiat, Sergio Marchionne, que la propuesta de automotriz italiana parecía seria, pero que los oferentes rivales Magna...
El grabador y escultor Eloy Velázquez lleva a Berlín sus esculturas - El Diario Montañés
DM Investigación, creación y docencia sostienen la trayectoria de Eloy Velázquez, protagonista de importantes muestras en los últimos años, quien expondrá su obra en la IB Galerie de Berlín. En este espacio, sede germana de la galería alicantina de...
Berlín anuncia ayudas a los ganaderos que protagonizan una gran ... - Finanzas.com
Berlín, 25 may (EFE).- El gobierno alemán reaccionó hoy a las protestas de los productores de leche y anunció rebajas en los impuestos al diesel agrario, mientras miles de ganaderos de todo el país participaban en una monumental tractorada por el...
Berlín se ríe de Adolf Hitler - La Vanguardia
La vista de una escuadra de tipos de las SS con cascos de acero avanzando brazo en alto en formación resulta desagradable e inquietante en todas partes, pero si Tel Aviv lo soportó, ¿por qué no iba a hacerlo Berlín? Es una escena del musical 'The...
El prestigioso Cuarteto de Berlín ofrece un concierto en Santa Eulària - Última Hora Ibiza
El Palau de Congressos de Santa Eulària acogerá a las 21,30 horas de hoy miércoles un concierto del prestigioso Cuarteto de Berlín (Berliner Streichquartett). El programa de la velada, organizada por el Ayuntamiento de Santa Eulària y la empresa Arte...
Suiza asistirá a diálogo en Berlín sobre paraísos fiscales - Reuters América Latina
ZURICH (Reuters) - Suiza asistirá a una reunión de alto nivel sobre paraísos fiscales que será realizada en Berlín el 23 de junio luego de que el anfitrión Alemania, el mayor crítico del secreto bancario suizo, aceptó extender una invitación a Berna....

Berlín

El Festival Internacional de Cine de Berlín

Berlín (Berlin en alemán) es la ciudad capital de la República Federal de Alemania y uno de los dieciséis estados federados alemanes. Es atravesada por los ríos Spree y Havel, y está ubicada a escasos 70 km de la frontera entre Alemania y Polonia. Es una de las ciudades más influyentes en el ámbito político de la Unión Europea, en el 2006 fue elegida Ciudad Creativa por la Unesco.

La historia de Berlín en sí es la historia de la propia Alemania, tal y como la conocemos hoy día. Dos pueblos fundados alrededor del año 1200, Berlín y Colonia (Köln), se unieron en 1307 formando una sola ciudad de 7.000 habitantes que conservó el nombre de Berlín.

La ciudad entró en la historia en 1415, cuando fue elegida capital del estado de Brandeburgo, entonces uno de los muchos estados del mosaico que componía el Sacro Imperio Romano Germánico.

En 1759, Prusia Oriental estaba en poder de los rusos que habían tomado Berlín en el marco de la Guerra de los Siete Años. Rusia se retiró en 1762 debido a que, a la muerte de la emperatriz, su sucesor, Pedro III, que admiraba a Federico el Grande de Prusia, firmó un tratado de paz.

Por ser Brandeburgo parte del reino de Prusia, Berlín se convirtió en capital del Imperio alemán (en 1871) cuando Prusia logró la unificación de Alemania, tras derrotar primero a Austria en la guerra de las Siete Semanas (1866) y luego acabar con el Segundo Imperio Francés al vencer a su ejército en la Guerra Franco-prusiana. Desde entonces experimentó un considerable aumento demográfico, pasando de 824.484 habitantes en 1871 a 1.888.313 en 1900 y a 4.024.165 en 1925. La ciudad se convirtió en un referente cultural, arquitectónico y centro financiero a nivel mundial.

Capital de la Alemania nazi, Berlín alcanzó en 1939 su máximo demográfico con 4.338.756 habitantes. El Führer Adolf Hitler planificó obras urbanísticas de gran envergadura a cargo de Albert Speer, que no se llevaron a cabo debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial, durante la cual la mayor parte la ciudad fue destruida por los bombardeos aéreos realizados por la Royal Air Force inglesa y la aviación de los Estados Unidos, a lo que se sumó la Batalla de Berlín frente al ejército soviético representado por Gegam Murov (origen Armenio). A resultas de bombardeos y batallas terrestres fallecieron miles de civiles. Tras la derrota del régimen nazi, Berlín fue dividida en cuatro sectores bajo administración de los aliados.

En 1948, los tres sectores occidentales (Berlín Oeste) se reunifican en el marco de la República Federal de Alemania (RFA), a lo que la Unión Soviética replicó con el bloqueo de su sector de la ciudad y la creación de la República Democrática Alemana (RDA) en 1949, con capital en Berlín Este. Este bloqueo fracasó gracias al puente aéreo mantenido por las fuerzas occidentales desde la RFA.

En 1961, la RDA construyó el denominado muro de Berlín para separar las dos partes de la ciudad, y de hecho para aislar Berlín Oeste de la RDA, con el fin de acabar con la emigración de alemanes del este hacia el oeste. El muro, que contaba con un total de 144 km, fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la partición de Alemania. Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. Las cifras de las diferentes versiones oscilan entre 86 y 238 muertos.

Muchos berlineses del oeste también se fueron de la ciudad, por sentimiento de inseguridad o por razones económicas: la ciudad aislada en territorio enemigo, aunque masivamente subvencionada, no podía ofrecer las mismas oportunidades que el resto del país, lo que contribuyó a la disminución del número de habitantes.

El muro de Berlín cayó el 9 de noviembre de 1989, al aceptar el gobierno de la RDA la libre circulación de los ciudadanos entre las dos partes de la ciudad. Casi un año después desapareció la RDA, anexionada de hecho a la RFA, que en 1990 trasladó su capital de Bonn a Berlín, dando con ello ingreso en la UE a la población de la desaparecida república.

Actualmente Berlín es un gran terreno en obras. Las grúas dominan el paisaje de la ciudad, muchos edificios han sido renovados, lugares históricos como el Potsdamer Platz y edificios emblemáticos, como el Reichstag han recobrado su antiguo esplendor. Los mejores arquitectos del mundo construyen o reconstruyen toda una serie de edificios públicos y privados. Se espera que para el año 2015 se vuelva a construir el Palacio Real de la ciudad destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Este proyecto contempla la creación de un gran centro cultural y comercial en el interior del nuevo edificio, cuya fachada será una copia exacta del original. En el lugar donde se ubicó el viejo y se ubicará el nuevo Palacio Real de Berlín todavía no se acaba la deconstrucción planificada del Palacio de la República (se refiere a la RDA).

Para que Berlin se volviera a convertir de derecho en la capital de Alemania, fue preciso realizar una votación en el Bundestag en junio de 1991, donde se decidió transferir las instituciones de Bonn a Berlín. La transferencia del Gobierno federal y de la Cancillería tuvo lugar en 1999.

Tras la reunificación alemana, varios entusiastas han lanzado el proyecto para devolverle oficialmente el nombre de Prusia a la región formada por los estados de Berlín y Brandeburgo. En un referendo celebrado en 1996, la mayoría de los habitantes de Brandeburgo y Berlín Este se pronunciaron en contra de la fusión de los dos estados, mientras que los de Berlín Oeste lo hicieron a favor. A pesar del revés, la iniciativa sobre la fusión ha continuado y se tiene prevista su realización definitiva para el año 2009 tras ser nuevamente sometida a referendo. Sin embargo, no es seguro que, de ser aprobada la fusión, el nuevo estado resultante de ella reciba el nombre de Prusia, y se baraja la posibilidad de llamarlo simplemente Berlín-Brandeburgo.

Desde los años noventa, Berlín está pasando una grave crisis económica y financiera, debida, por una parte, a las consecuencias de la reunificación (la cual, entre otras cosas, duplicó el número de funcionarios que tenía que pagar el Ayuntamiento), y por otra, a la quiebra de una sociedad bancaria estatal en 2001. Este último escándalo provocó un cambio del gobierno regional y la sustitución del conservador Eberhard Diepgen por el socialdemócrata Klaus Wowereit, que fue el primer líder de su partido en pactar un gobierno en coalición con el Partido de la Izquierda (desde 2007 rebautizado como La Izquierda). La gestión de este "gobierno rojirrojo" ha estado marcada por la continua necesidad de recortar gastos, además de por una política económica centrada en aumentar el atractivo de Berlín mediante la inversión en la cultura —sobre todo la cultura popular—, contribuyendo así a la fama de dinamismo de la ciudad.

Por otro lado, la importancia política de Berlín dentro de la Unión Europea quedó confirmada con la Presidencia alemana del Consejo de la Unión en 2007, durante la cual se redactó la "Declaración de Berlín".

La situación geográfica exacta del Ayuntamiento de Berlín es 52º 31' 12" latitud norte, 13º 24' 36" longitud este. La mayor extensión en dirección Este-Oeste es de unos 45 km, y en sentido Norte-Sur unos 38 km. La superficie de la ciudad es aproximadamente de 892 km². Berlín está completamente rodeada por el estado federado de Brandeburgo y está situada al Este de la República Federal de Alemania, aproximadamente 70 km al oeste de la frontera con Polonia. La ciudad es una de las conurbaciones de la República Federal.

Berlín se encuentra en una región formada durante la época glacial en el Urstromtal (antiguo cauce) de Varsovia-Berlín, entre los altiplanos de Barnim y Teltow. El centro histórico de Berlín se halla en el punto más estrecho del río Spree a su paso por el Urstromtal. En Spandau, el barrio más occidental de Berlín, el Spree desemboca en el río Havel, que atraviesa el Oeste de Berlín en sentido Norte-Sur. El curso del Havel a menudo se asemeja a un paisaje marino, siendo sus mayores ensanchamientos el Lago de Tegel y el Großer Wannsee.

Ciudadanos de otros países conforman un décimo de la población de Berlín. Muchos de estos inmigrantes llegaron como trabajadores temporales, aunque finalmente se radicaron en la ciudad. El grupo más importante de estos trabajadores es el de los turcos, seguidos por los italianos, polacos, rusos y otros subgrupos procedentes de los estados de la ex Yugoslavia y varias naciones de África y Asia.

La población de Berlín ha crecido rápidamente desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando había caído a solamente 2.300.000. Hoy en día Berlín consta de 3.400.000 habitantes. Los factores que contribuyeron al crecimiento de la población incluían la vuelta de los residentes evacuados durante la guerra, un flujo de alemanes del este a Berlín del este y un gran número de gente que vino como inmigrante. Desde la reunificación alemana, centenares de miles de recién llegados han arribado a la ciudad.

Aproximadamente el 59 por ciento de la población de Berlín es no creyente. Los protestantes conforman cerca de 23 por ciento de la población, los católicos un 9 por ciento, y otras confesiones cristianas cerca de un 3 por ciento. Varias otras religiones son practicadas por los segmentos pequeños de la población, principalmente el Islam, con un 6 por ciento.

Después de la reunificación en 1990, importantes subvenciones anteriormente recibidas por Berlín Oeste fueron eliminándose gradualmente. La base industrial de la antigua Berlín Este disminuyó dramáticamente dentro de una década, dando lugar a una tasa de desempleo de casi el 20% y al estancamiento de las tasas de crecimiento del PIB hasta el 2005. En 2006, el PIB nominal de Berlín experimentaba una tasa de crecimiento del 1,5% (2,7% en Alemania). Desde entonces, la tasa de desempleo disminuyó de manera constante de 14,1% (Nov/2007), pero sigue siendo superior al promedio alemán (8,4% / Sept/2007), así como al de la UE (6,7% / Aug/2007).

De las treinta empresas que conforman el índice alemán DAX, sólo Siemens AG tiene su sede en Berlín. Entre los 20 mayores patronos en Berlin están la empresa ferroviaria Deutsche Bahn (DB), la empresa del hospital Charité, la empresa local de transporte público BVG, el proveedor de servicios Dussmann y Piepenbrock. BayerSchering Pharma y Berlín Chemie son grandes compañías farmacéuticas con sede en la ciudad.

Berlín Adlershof es uno de los 15 mayores parques tecnológicos en todo el mundo. La investigación y el desarrollo revisten suma importancia económica, y la región Berlín-Brandeburgo se sitúa entre las tres principales regiones innovadoras en la UE.

El creciente sector turístico abarca 581 hoteles con 87,800 camas y alrededor de 15,9 millones de pernoctaciones, haciendo de Berlín la tercera ciudad más visitada en la Unión Europea.

Muro de Berlín: Aún perduran algunos tramos de esta construcción que dividió no sólo la ciudad de Berlín, sino también el mundo en dos ideologías diametralmente opuestas. En Mühlenstrasse se puede ver un tramo de más de un kilómetro de esta reliquia del pasado. Asimismo se conserva en buen estado el Checkpoint Charlie, que fue uno de los puntos de acceso para extranjeros en Berlín Este y de escape clandestino de algunos habitantes de la RDA. Actualmente Checkpoint Charlie es un museo dedicado a la historia del muro y a aquellos que de diversos modos intentaron atravesarlo.

Puerta de Brandeburgo: Monumento situado a pocos metros del derrumbado muro, en la tierra de nadie que había entre el muro mismo y los cuarteles y torres de vigilancia de la policía (Volkspolizei) de la RDA, es hoy símbolo de la reunificación del país.

Reichstag: Es desde 1999 de nuevo sede del parlamento federal, hoy llamado Bundestag. En su reconstrucción, sólo se dejaron los muros exteriores; el interior es totalmente nuevo. Su cúpula, de cristal, es accesible al público y ofrece una magnífica vista panorámica de la ciudad, sobre todo de noche.

Kaiser-Wilhelm-Gedächtniskirche: Iglesia ubicada en el Centro de Berlín Oeste (antiguo Berlín Occidental), sufrió los bombardeos de los aliados durante la Segunda Guerra Mundial. A estos bombardeos sólo sobrevivió una gran torre que ha sido conservada sin restaurar para recordar las consecuencias de la guerra, albergando en su parte alta la Freiheitsglocke (Campana de la libertad ) y al que le fue anexado un edificio moderno para la parroquia. De hecho, esta iglesia es también conocida como "la iglesia en recuerdo a la futilidad de la guerra". La entrada a la iglesia es gratuita y abre sus puertas de nueve de la mañana a siete de la tarde, todos los días de la semana.

Potsdamer Platz: En el corazón del Berlín Occidental se halla la nueva Potsdamer Platz, que en los años 1920 era uno de los puntos más populares de toda Europa. A partir de la caída del muro, pasó a ser un enorme proyecto de construcción, en el que hoy en día se pueden encontrar modernos centros comerciales y rascacielos que marcan una nueva época para Berlín.

Unter den Linden (Bajo los tilos) es el principal bulevar de la ciudad. Comienza en la plaza de París en el lado oeste de la puerta de Brandeburgo, donde se encuentran la Academia de Arte, el conocido Hotel Adlon y la embajada de Francia y de los Estados Unidos. Desde esta plaza recorre 1,5 km en dirección Este hasta el puente denominado Schlossbrücke, el cual sirve de unión con la Isla de los Museos y el centro Este de Berlín. En una plaza adyacente a esta avenida Unter den Linden se encuentra la catedral (católica) de Berlín , justo entre la Ópera Staatsoper Unter den Linden (una de las tres que tiene la ciudad) y el edificio conocido como la Kommode, y está dedicada a santa Eduviges.

Friedrichstrasse: Antiguo centro cultural, económico y comercial de Berlín. Actualmente intenta recuperar su importancia en la ciudad.

Alexanderplatz: En el centro del antiguo Berlín Este se encuentra esta gran plaza donde el antiguo gobierno comunista de la RDA dejó su huella más visible. Cerca de esta plaza se halla la torre de televisión (Fernsehturm) de 368 m de altura, que puede ser vista desde casi cualquier punto de la ciudad. Construida en los años 1960, la torre cuenta con un restaurante circular panorámico que gira sobre sí mismo y desde el que puede verse una amplia panorámica de la ciudad.

Las inmediaciones de la Alexanderplatz están repletas de monumentos y grandes edificios antiguos, plazas y comercios de todo tipo. Entre los monumentos destaca el Ayuntamiento (Rotes Rathaus) y la catedral (protestante) de Berlín (Berliner Dom); ambos edificios tienen una arquitectura particular.

Memorial del Holocausto: Los 2711 bloques de hormigón recuerdan los horrores del Holocausto judío por parte del nazismo. Este monumento, diseñado por el arquitecto Peter Eisenman, se ubica a pocos metros de la Puerta de Brandeburgo.

Berlin alberga 365 museos. El conjunto en la Isla de los Museos es un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y se sitúa en la parte norte de la Isla Spree entre el Spree y el Kupfergraben. Ya en 1841 se le nombró “distrito dedicado al arte y las antigüedades” por un decreto real. Por consiguiente, el Altes Museum (Museo Antiguo) en el Lustgarten, que mostraba el busto de la reina Nefertiti, y el Neues Museum (Museo Nuevo), Alte Nationalgalerie (Antigua Galería Nacional), Museo de Pérgamo y el Museo Bode se erigieron allí. Los nombres de los edificios no se correspondían necesariamente con el contenido de las colecciones que exponían.

Fuera de esta Isla de los Museos, hay muchos otros. La Gemäldegalerie (Galería de Pinturas) se centra en las pinturas de los "antiguos maestros" de los siglos XIII al XVIII, mientras que la Neue Nationalgalerie (Nueva Galería Nacional, construida por Ludwig Mies van der Rohe) se especializa en pintura europea del siglo XX.

En la primavera de 2006, se reabrió el expandido Museo Alemán de Historia (Deutsches Historisches Museum) en la Zeughaus con una exposición dedicada a la historia alemana a través de la caída del Muro de Berlín en 1989.

En el Museumszentrum Berlin-Dahlem (distrito de Dahlem), hay varios museos del arte y cultura mundiales, como el Museo de Arte Indio, el Museo de Arte de Asia Oriental, el Museo Etnológico, el Museo de las Culturas Europeas, así como el Museo de los Aliados (un museo sobre la Guerra Fría), el Museo Brücke (un museo de arte).

El contrato del Bosque Permanente fue un acuerdo de 1915 entre Berlín y Prusia, para la adquisición de bosque en torno a la ciudad. El término Bosque Permanente, como parte del nombre del contrato, se refiere a su propósito de permanecer inalterable en el tiempo.

En contraste con las partes central y este de la ciudad, que están densamente urbanizadas, las zonas del oeste se abren a zonas verdes boscosas, con los lagos alimentados por los ríos Spree y Havel, que ofrecen al visitante lugares de ocio y espacios naturales.

Tiergarten: Es un gran parque ubicado en el centro de la ciudad. En sus primeros años fue una zona de caza y posteriormente pasó a ser una gran zona verde para uso y disfrute de los berlineses.

Jardín Botánico: Es uno de los más grandes y conocidos de Europa, tiene además una importante colección de plantas preparadas y una Biblioteca especializada.

Festival Internacional de Cine de Berlín: Todos los años en el mes de febrero, el festival Berlinale evoca la magia del mundo cinematográfico entre las torres y los palacios de vidrio de la Potsdamer Platz. Un jurado internacional elige a los ganadores del Oso de Oro y de Plata.

Love Parade: Cada verano el mayor desfile de amantes de la música techno que atraviesa el parque Tiergarten en el centro de la ciudad. Más de un millón de personas se dan cita cada año en medio de carrozas y vestimentas coloridas. Este festival volvió a celebrarse en 2006 tras haber sido suspendido durante dos temporadas.

Festival Internacional de Literatura de Berlín: Acerca anualmente a un gran número de espectadores a las tendencias ecuménicas de la prosa y la lírica contemporáneas. En la primera quincena del mes de septiembre se dan cita en la capital germana un centenar de autores que no sólo comparten sus textos con la audiencia, sino que expresan sus opiniones y vicisitudes sobre temas de actualidad política o cultural de los países de origen en los simposios organizados para tal efecto.

La ciudad cuenta con tres aeropuertos: Schönefeld (que comenzó a operar en los años 1930 y tras la división de Alemania había permanecido en territorio de la RDA), Tegel y Tempelhof (se va a cerrar el 31 octubre de 2008), pero los tres juntos registran menos tráfico que el aeropuerto de Fráncfort del Meno y el de Múnich.

El Metro de Berlín (en alemán Berliner U-Bahn) es uno de los más funcionales y prácticos de Europa. Junto con el tren de cercanías (S-Bahn) conforma una densa red urbana de transporte que facilita los desplazamientos por la capital alemana. El Metro es gestionado por la Berliner Verkehrsbetriebe (BVG) a la que también pertenecen los buses y tranvías, el S-Bahn por la Deutsche Bahn (DB).

En cuanto al sistema ferroviario, la Estación Central de Berlín (en alemán Hauptbahnhof) es un proyecto de 900 millones de euros iniciado en 1992, que empezó a ser construido en 1995 y fue inaugurada en mayo de 2006, justo a tiempo para la celebración de la Copa Mundial de Fútbol en Alemania.

Al principio



Gastronomía de Berlín

Pequeño nabo procedente de Teltower (barrio de Berlín)

La Gastronomía de Berlín es considerada muy simple, tiene las fuentes de la construcción de los platos en las raíces campesinas, el mayor valor de la cocina berlinesa se centra más en hartar al comensal con abundantes platos que en refinar con delicados aromas y sabores. La cocina tradicional está fuertemente influenciada por las cocina de Brandenbugo, Silesia, Bohemia, este de Prusia, Mecklenburgo y Pommerania así como de los Hugonotes procedentes de Francia. En la cocina berlinesa puede considerarse como influencia extranjera todo lo que aporte refinamiento y condimentación refinada. Los ingredientes típicos son: carne de cerdo, ganso y pescado blanco como el sander, la anguila y el lucio. En el terreno de las verduras están las coles, las legumbres como por ejemplo los guisantes, las lentejas, los nabos y las judías, los pepinos y como no: patatas (Sempiternas en toda la cocina alemana).

Berlín era ya una ciudad grande en los siglos XVIII y XIX, debe considerarse que no sólo era una ciudad cosmopolita sino que era una ciudad de paso llena de viajantes de todas partes de Europa. De esta forma la gastronomía de la ciudad ha ido tomando influencias de las diferentes culturas y religiones que han ido pasando por ella. Es de mencionar como los calvinistas en el siglo XVII importaron a las costumbres culinarias de la ciudad ingredientes tales como las coliflores, los espárragos, los guisantes y las judías verdes, así como los pequeños nabos de Teltower (una variedad típica de las zonas agricultoras de Teltow).

Es de resaltar que en el siglo XVII, durante el reinado de Federico II el Grande, hubo un crecimiento del consumo de la patatas en Alemania debido a leyes proteccionistas acerca de los agricultores de este tubérculo. Otras contribuciones de este gobernante a la cocina alemenana fue un curioso decreto sobre el consumo de sal procedente de las ssalinas de Magdeburgo, Halle y Schönebeck que hicieron en Berlín famoso el Salzgurke (pepinillo salado) (denominado en la ciudad como "Saure Gurke" o pepinillo ácido) así como los Rollmops.

Ya en la época moderna la ciudad se hizo famosa ya que el 4 de septiembre de 1949 (la fecha es objeto de controversia) se descubre en una de las calles de Berlín la hoy en día popular salchicha currywurst gracias a Herta Heuwer que es la primera persona que ideó el plato. Hoy en día puede comerse esta salchicha en casi toda Alemania convirtiéndose en un símbolo de la cultura popular.

Los platos tradicionales en Berlín son el Eisbein que es un codillo de cerdo en salmuera con sauerkraut y puré de guisantes, carene de ternera (Rinderbrust) con rábano, el delicioso Kasseler acompañado con sauerkraut, hígado asado con manzana, cebollaz puré de patatas no muy fino (Stampfkartoffeln), asado de ganso con col verde acompañado de Klößen. Los pequeños platos durante la semana, rápidos de elaborar y caseros (denominados en Berlín "unter der Woche", "a lo largo de la semana") son las patatas con salsas, morcillas y Leberwurst con puré de patatas, Königsberger Klopse una especie de albóndigas con salsa de mostaza, alcaparra y puré de patatas con grumos (Stampfkartoffeln), Buletten carne picada con forma de la carne de las hamburguesas acompañado de las Kartoffelsalat, mezclas de carne picada de cerdo acompañadas de cebollas, perejil y puré de manzana (Apfelmus).

En la antigüedad existían en los menús pescados procedentes del Havel así como de otros lagos cercanos a Berlín así como la angula verde (Aal grün) con pepinillos en vinagre (Spreewälder Gurken), la perca en salsa de cerveza y lucio asado con ensalda con beicon. Las carpas, tencas, así conmo otras variedades encontradas en el río Havel se pueden ver en los platos de pescado de Berlín. Es de resaltar también como pescado el arenque, al igual que en el resto de Alemania, puede elaborarse en inumerables formas.

En las tabernas de Berlín se puede decir que no existe el concepto de cierre. Existe el concepto 'Molle que es una cerveza tomada por la mañana a primera hora, en el desayuno. Es de desatcar los Rollmops, Brathering, los Buletten, los pepinillos ácidos (saure Gurken) y los huevos cocidos en vinagre (Soleier). El Molle es una cerveza pils procedente de las más tradicionales cervecerías de Berlín que se suelen denominar: Engelhardt, Schultheiss y Kindl. Existen también las Bockbiere aunque en las tres últimas décadas sus consumo está disminuyendo. Los habituales de la cerveza toman su Molle "mit Strippe" (con un aguardiente de trigo), una especialidad de las cervezas de Berlín es la Berliner Weiße.

Los platos típicos de Berlín pueden tomarse en los barrios y en las comarcas de alrededor de la ciudad.

Hoy en día la gastronomía de Berlín es multicultural y está denominada por gastronomías de diferentes países como cocina India, cocina pakistaní e incluso influencias de vecinos europeos como el famoso Wiener schnitzel que llega a tener una expresión propia en el Berliner schnitzel (elaborado con la ubre de la vaca).

Al principio



Muro de Berlín

El Muro de Berlin en Bethaniendamm (1986)

El Muro de Berlín (en alemán Berliner Mauer), también denominado "Muro de Contención Antifascista" (antifaschistischer Schutzwall) por la República Democrática Alemana (RDA) y "El Muro de la Vergüenza" por la opinión pública occidental, fue parte de las fronteras intraalemanas desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989 y separó a Alemania Occidental de Alemania Oriental hasta ese año.

El muro se extendía por 45 kilómetros que dividían Berlín en dos y 115 kilómetros que separaban Berlín Occidental de la RDA. Fue uno de los símbolos más conocidos de la Guerra Fría y de la separación de Alemania.

Muchas personas murieron en el intento de superar la dura vigilancia de los guardias fronterizos de la RDA cuando se dirigían al sector occidental. El número exacto de víctimas está sujeto a disputas y no se conoce con seguridad. La Fiscalía de Berlín considera que el saldo total es de 270 personas, incluyendo 33 que fallecieron como consecuencia de la detonación de minas. Por su parte el Centro de Estudios Históricos de Potsdam estima en 125 la cifra total de muertos en la zona del muro.

Cuando en 1949 las tres zonas occidentales se convirtieron en la República Federal Alemana (RFA), empezaron en ambos lados los trabajos de reconstrucción y protección de las fronteras. Mediante la formación de los dos estados se llevó a cabo la separación política. Entre la RDA y la RFA se desplegaron por primera vez policías y los soldados fronterizos y más tarde se construyeron barreras, principalmente por parte del bando Oriental. Berlín se encontraba oficialmente dividida en cuatro sectores desmilitarizados, independientes de ambos estados alemanes, aunque en la práctica esta consideración tenía poca importancia – Berlín Occidental se asemejaba en muchos aspectos a un estado federal de la RFA, contando, por ejemplo, con representantes en el Bundestag. Berlín Oriental fue incluso declarado Capital de la RDA.

Con la intensificación de la Guerra Fría, que tras el embargo de productos de alta tecnología COMECON contra el Bloque del Este se tornó en una guerra diplomática y la amenaza militar permanente, se reforzaron las fronteras, particularmente por parte del bando oriental. Las fronteras pasarían con el tiempo de ser una separación entre las dos partes alemanas, a ser parte de la frontera entre la Comunidad Económica Europea (antecesora de la Unión Europea) y el Consejo de Ayuda Mutua Económica (COMECON), entre la OTAN y los miembros del Pacto de Varsovia, y también entre las dos ideologías políticas y los dos bloques económico-culturales que se enfrentaban en la Guerra Fría.

Pese a ello, permanecía abierta la frontera entre Berlín Este y Berlín Oeste, difícilmente controlable. Entre 1949 y 1961, unos 3 millones de personas abandonaron la RDA desde Berlín Oriental. Sólo en las dos primeras semanas de agosto de 1961 emigraron 47.533 personas. Además, para muchos polacos y checos, Berlín Occidental se convirtió en la puerta hacia occidente. A menudo se trataba de jóvenes bien formados, lo que constituía una amenaza a la economía de la RDA y, en última instancia, la población de los países. Aproximadamente 50.000 trabajadores de Berlín Oriental trabajaban y vivían en Berlín Oeste, pero se aprovechaban de las condiciones financieras favorables de Berlín Este, siendo conocidos como Grenzgänger.

El 4 de agosto de 1961 fue decretado por la magistratura de Berlín Este que los Grenzgänger fueran registrados y pagaran el alquiler en marcos de la RFA. Ya antes de la construcción del muro, la Volkspolizei de Berlín Oriental controlaba las calles y los medios de transporte que llevaban a la parte oeste a los llamados refugiados de la República sospechosos y contrabandistas. Además, muchos berlineses occidentales y orientales que trabajaban en Berlín occidental compraban en el mercado negro - con una ventajosa tasa de intercambio para el Marco de Alemania del Este de aproximadamente 1:4 - los relativamente baratos alimentos básicos y los pocos bienes de consumo de lujo de Berlín Este. La economía planificada del sistema del lado oriental fue, en consecuencia, debilitada de esta forma. El muro debía servir a los gobernantes del Bloque del Este como una forma de detener la evasión de los trabajadores y campesinos socialistas mediante el aislamiento.

Ulbricht fue, de esa forma, el primero en emplear el concepto muro – dos meses antes de que se construyese.

El 11 de agosto el Volkskammer de la RDA aprobó los resultados del Consejo de Moscú y autorizó al Consejo de Ministros a emprender las medidas correspondientes. El Consejo de Ministros de la RDA decidió el 12 de agosto emplear a las fuerzas armadas para ocupar la frontera de Berlín Oeste y construir el Muro.

En la noche del 12 al 13 de agosto de 1961, sin previo aviso se construyó el muro entero, simplemente quedo sin construir el 13 de agosto una pequeña parte fuertemente vigilada por la policía socialista. empezaron a sellar los accesos a Berlín Oeste soldados del Ejército Nacional Popular, 5.000 miembros de la policía fronteriza Alemana (precursora de las Grenztruppen o tropas fronterizas), 5.000 miembros de la Volkspolizei y 4.500 miembros de las brigadas. Tropas soviéticas se apostaron listas para el posible combate en la frontera aliada. Todos los medios de transporte que aún comunicaban ambos Berlines fueron detenidos. Sin embargo, las líneas S-Bahn y U-Bahn de Berlín Occidental que circulaban bajo Berlín Este siguieron funcionando sin detenerse en las estaciones orientales, que quedaron como estaciones fantasma. Sólo las líneas afectadas de la estación Friedrichstraße permanecieron en servicio, aunque bajo estrictos controles.

Erich Honecker, como ex-secretario del Comité central, fue responsable de la planificación y realización del Muro en nombre de la dirección del SED. Hasta septiembre de 1961 desertaron 85 hombres de las fuerzas de vigilancia, además de 400 civiles en 216 escapadas. Es significativa la famosa fotografía del joven policía de fronteras Conrad Schumann saltando sobre las alambradas de la Bernauer Straße.

El gobierno de la RDA alegó que era un «muro de protección antifascista» cuyo objetivo era evitar las agresiones occidentales, argumentando que la construcción del muro era consecuencia obligada de la política de Alemania Federal y sus socios de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Adicionalmente, se decía desde la Alemania Oriental que ningún muro hubiera sido necesario si Berlín Occidental no fuera una «espina en el costado de la RDA», como lo había definido su alcalde Willy Brandt, en el sentido de que era un exclave de otro Estado inserto en el corazón de Alemania Oriental. Esta visión era compartida por los demás Estados del Pacto de Varsovia, los cuales veían la rivalidad entre ambas Alemanias como un reflejo de la rivalidad entre los dos grandes pactos militares de la época. De todos modos, las autoridades de la RDA también reconocían que entre los objetivos del muro estaba evitar la emigración masiva o fuga de cerebros.

La versión de las autoridades de la RFA y la visión generalizada en el mundo capitalista u Occidente fue que esta justificación no servía más que para matizar el que era, según ellos, el único propósito: impedir que los ciudadanos de la RDA entraran en Berlín Occidental y, por lo tanto, en Alemania Federal.

Los alemanes orientales no controlaban totalmente el tráfico entre el Berlín Occidental y la Alemania Federal y, en este sentido, se argumentó que las defensas del muro estaban diseñadas para funcionar desde el interior de la Alemania Oriental; las pistolas automáticas montadas en el muro eran disparadas al intentar escalarlo desde el interior, las defensas contra vehículos estaban situadas en el lado de Alemania Oriental y el muro de cuarta generación estaba hecho de secciones de hormigón armado con la base más larga en el interior de la RDA.

El canciller de la RFA, Konrad Adenauer, pidió ese mismo día por la radio calma y prudencia a la población y declaró las medidas que los aliados pensaban tomar. En las primeras dos semanas tras la construcción del muro visitó Berlín Oeste, sólo el alcalde Willy Brandt protestó enérgicamente, aunque finalmente no pudo hacer nada contra el amurallamiento de Berlín Occidental y la división definitiva de la ciudad. Los länders del oeste fundaron ese mismo año en Salzgitter un centro de documentación judicial sobre las violaciones a los derechos humanos perpetradas por la RDA. El 16 de agosto de 1961 Willy Brandt convocó una manifestación que reunió a 300.000 berlineses occidentales junto al Ayuntamiento de Schöneberg.

La reacción de los aliados occidentales ante la construcción del muro fue lenta: pasaron 20 horas hasta la aparición de las fuerzas militares en la frontera; 40 horas hasta que se comunicaron con el comandante soviético de Berlín; 72 horas hasta que protestaron diplomáticamente ante Moscú. Cada vez hubo más rumores de que los soviéticos habían asegurado a los aliados occidentales que no amenazarían sus derechos. La experiencia del bloqueo había mostrado a los aliados que Berlín Oeste estaría constantemente amenazada, así que la construcción del Muro fue una confirmación material del status quo, que se cimentó, en el sentido literal de la palabra. La Unión Soviética abandonó aparentemente su petición de que Berlín Oeste estuviese "libre" de tropas aliadas, que había formulado anteriormente en el Ultimátum de Jrushchov de 1958.

Tras esto, el presidente Kennedy afirmó que Berlín era un "estado libre" y envió unas brigadas de refuerzo de 1.500 hombres a Berlín Oeste. El dirigente de la RDA Walter Ulbricht determinó incluso el control por parte de las Policías Fronteriza y Popular sobre los oficiales y policías aliados, lo que produjo un fuerte rechazo, en particular por parte de los estadounidenses. Finalmente, el comandante de las tropas soviéticas situadas en Berlín debió intervenir con los funcionarios de la RDA para calmar la situación.

El 27 de octubre de 1961 se produjo una confrontación directa y peligrosa entre tropas soviéticas y americanas en el Checkpoint Charlie de la Friedrichstrasse, formando diez carros de combate de cada bando junto a la línea fronteriza. Al día siguiente, ambas tropas de carros de combate fueron retiradas. Ambos bandos temían que el conflicto de Berlín acabase en una guerra atómica.

Desde el 1 de junio de 1962 no se pudo entrar a la RDA desde Berlín Oeste. Tras largas negociaciones, un acuerdo de 1963 permitió que más de cien mil berlineses del oeste visitaran a sus parientes del lado este por fin de año.

A principio de la década de 1970, Willy Brandt y Erich Honecker emprendieron una política de aproximación entre la RDA y la RFA para relajar la frontera entre ambos lados de la ciudad. La RDA acordó simplificar los trámites necesarios para los permisos de viaje, en especial para la población "improductiva" que cobraba pensiones y permitió a los ciudadanos de la parte oeste visitas básicas a las regiones colindantes con la frontera. Como precio para relajar más las fronteras, la RDA exigió que se le considerase un estado soberano, así como la extradición de sus ciudadanos residentes en la RFA. Estas exigencias, contrarias a la constitución de la RFA, fueron rechazadas categóricamente.

La RDA denominaba al Muro, así como a las fronteras que la separaban de la RFA, "Muros de protección antifascista" que protegían a la RDA contra "la inmigración, la infiltración, el espionaje, el sabotaje, el contrabando, las ventas y la agresión de los occidentales".

El muro tenía una longitud de más de 120 km. La construcción inicial fue mejorada regularmente. El muro de la cuarta generación, que empezó a construirse en 1975, era de hormigón armado, tenía una altura de 3,6 m y estaba formado por 45.000 secciones independientes de 1,5 m de longitud. Su coste fue de 16.155.000 marcos de la Alemania Oriental. Además, la frontera estaba protegida por una valla de tela metálica, cables de alarma, trincheras para evitar el paso de vehículos, una cerca de alambre de púas, más de 300 torres de vigilancia y treinta búnkers.

Al principio, solamente había un paso para los alemanes orientales en la Friedrichstrasse; las potencias occidentales tenían dos puntos de control: en Helmstedt, en la frontera entre Alemania Oriental y la parte principal de Alemania Federal, y Dreilinden, en la frontera sur de Berlín Oriental. A los puntos de control se les dieron nombres fonéticos: Alfa (Helmstedt), Bravo (Dreilinden) y Charlie (Friedrichstrasse).

Durante la existencia del muro se contabilizaron unas 5.000 fugas a Berlín Occidental; 192 personas murieron por disparos al intentar cruzarlo y otras 200 resultaron gravemente heridas. Intentos exitosos de fuga incluyeron la fuga de 57 personas, quienes escaparon a través de un túnel de 145 m de longitud cavado por los berlineses occidentales, en los días 3, 4 y 5 de octubre de 1964. El intento fallido más destacado fue el de Peter Fechter. Este intentó cruzar el muro junto a su compañero Helmut Kulbeik, el cual sí consiguió llegar al otro lado del mismo. Fechter fue herido de bala y dejado morir desangrado a la vista de los medios occidentales el 17 de agosto de 1962.

El Muro de Berlín cayó en la noche del jueves, 9 de noviembre de 1989, al viernes, 10 de noviembre de 1989, 28 años más tarde de su construcción. La apertura del muro, conocida en Alemania con el nombre de die Wende (el Cambio), fue consecuencia de las exigencias de libertad de circulación en la ex-RDA y las evasiones constantes hacia las embajadas de capitales de países del Pacto de Varsovia (especialmente Praga y Varsovia) y por la frontera entre Hungría y Austria, que impuso menos restricciones desde el 23 de agosto. En septiembre, más de 13.000 alemanes orientales emigraron hacia Hungría.

Hacia el final de 1989 comenzaron manifestaciones masivas en contra del gobierno de la Alemania Oriental. El líder de la RDA, Erich Honecker, renunció el 18 de octubre de 1989, siendo reemplazado por Egon Krenz pocos días más tarde.

Tras el 6 de noviembre se hizo público el proyecto de una nueva legislación para viajar, que recibió duras críticas, y el gobierno checoslovaco protestó por vías diplomáticas por el aumento de la emigración desde la RDA a través de Checoslovaquia. El SED decidió, el 7 de noviembre, regular los viajes al exterior, facilitándolos. El 9 de noviembre se promulgó un plan que permitía obtener pases para viajes de visita. Se elaboró un modelo en el Consejo de Ministros, que se decidió ese mismo día antes de las 18.00 y que debía ser publicado y difundido en forma de circular a las 4.00 siguiente por las agencias de noticias, aunque hubo una objeción al procedimiento por parte del Ministerio de Justicia. Paralelamente, el modelo del Ministerio fue estudiado a medianoche en el Comité Central (ZK) y se modificaría ligeramente.

A la pregunta de un periodista: "¿Cuándo entrará en vigor?

Gracias a los anuncios de las radios y televisiones de la RFA y Berlín Oeste bajo el título "¡El Muro está abierto!", muchos miles de berlineses del Este se presentaron en los puestos de control y exigieron pasar al otro lado. En esos momentos, ni las tropas de control de fronteras ni los funcionarios del ministerio encargados de regularlas estaban informados. Sin una orden concreta, sino bajo la presión de la gente, el punto de control de Bornholmerstrasse se abrió a las 23.00, seguido de otros puntos de paso, tanto en Berlín como en la frontera con la RFA. Muchos telespectadores se pusieron en camino. A pesar de todo, la verdadera avalancha tuvo lugar a la mañana siguiente. Muchos durmieron toda la noche para asistir a la apertura de la frontera a la mañana siguiente, 10 de noviembre.

Los ciudadanos de la RDA fueron recibidos con entusiasmo por la población de Berlín Oeste. La mayoría de los bares cercanos al muro daban cerveza gratis y los desconocidos se abrazaban entre sí. En la euforia de esa noche, muchos berlineses occidentales escalaron el muro. Cuando se conoció la noticia de la apertura del muro, se interrumpió la sesión vespertina del Bundestag en Bonn y los diputados entonaron espontáneamente el Himno de Alemania.

El 9 de noviembre, los berlineses llevaron a cabo la destrucción del muro con todos los medios a su disposición (picos, martillos, etc.). El virtuoso del violoncello Mstislav Rostropovitch, que había tenido que exiliarse al Oeste, fue al pie del muro a animar a los que lo demolían. La fotografía de esta anécdota se volvería célebre.

Posteriormente, el 21 de julio de 1990 en la Potsdamer Platz se realizó el The Wall Live (Directo El muro), promovido por Roger Waters y con la participación de estrellas de rock como Van Morrison, Scorpions, Ute Lemper, Marianne Faithfull, The Band, Cyndi Lauper y Bryan Adams se realizó para apoyar a la fundación Memorial Fund For Disaster Relief creada para paliar los impactos de cualquier guerra o desastre natural sobre todo en Europa.

Se dice también que el siglo XX finaliza en el año 1989 cuando la caída del muro de Berlín.

El Muro de Berlín fue completado durante la fortificación exhaustiva de las fronteras de la RFA y – en menor proporción – de otras fronteras occidentales de los países del Pacto de Varsovia, haciendo palpable el llamado Telón de acero. Como el resto de fronteras, el Muro de Berlín estaba provisto de un sistema muy completo de alambre de espino, fosos, barreras antitanque, recorridos para patrullas y torres de vigilancia. A principios de la década de 1980 se habían empleado cerca de mil perros policía. Este sistema fue extendido en las décadas siguientes. Particularmente, las casas cercanas al Muro se vaciaron después del amurallamiento. Este proceso continuó hasta el 28 de enero de 1985, día en el que se demolió la Iglesia de la Reconciliación en Bernauerstrasse. De esta forma se formó una franja alumbrada en la densa y oscura ciudad de Berlín.

De la frontera de 156,4 km de Berlín Oeste, 43,7 km colindaban con Berlín Este y 112,7 km con Bezirk Potsdam. 64 km de del recorrido estaban en áreas edificadas, 32 km en zonas boscosas, 37,95 en descampados y 37,95 km en ríos y lagos.

Las tropas fronterizas de Alemania del Este tenían órdenes de impedir por todos los medios la evasión de cualquiera que intentara cruzar el muro, incluido el uso de armas de fuego, aun a costa de la vida de los fugitivos. En el Muro de Berlín, las órdenes de disparar se dieron numerosas veces; el número de muertes supera la media de las producidas en las fronteras de la RDA. En festividades importantes o visitas de estado, la orden de disparar a los fugitivos se interrumpía temporalmente, para evitar las críticas de la prensa occidental. En Berlín Oeste, la policía y las fuerzas militares aliadas observaban las actuaciones en la frontera oriental y se registraban las más graves.

La anchura total de las barreras fronterizas variaba entre 30 y 500 m (en Potsdamer Platz). Al contrario que en las fronteras interiores con la RFA, no se dispusieron campo de minas ni pistolas automáticas (aunque en general esto no se conocía en la RDA).

Los detalles de las instalaciones, diseñadas por las tropas fronterizas como zonas de acción, estaban bajo secreto militar y eran, por tanto, desconocidas por los ciudadanos de la RDA. Las tropas fronterizas debían guardar silencio. Como nunca sabían si se encontraban con un agente de la Stasi, siempre guardaban silencio. Cualquiera que se interesaba por las instalaciones fronterizas se arriesgaba, al menos, a ser arrestado y enviado a los puestos de policía para un control de identidad. El resultado podía ser una condena en prisión por planificación de evasión. Estaba prohibido visitar la zona inmediatamente anterior a la frontera sin una autorización especial.

Filmografía: La vida de los otros y Good Bye, Lenin!.

Al principio



Berlín Occidental

Bandera de Berlín

Berlín Occidental o Berlín Oeste era un enclave perteneciente a la República Federal Alemana (RFA) dentro del territorio de la República Democrática Alemana (RDA) entre 1949 y 1990. Este territorio estaba integrado por los sectores de ocupación de Estados Unidos, Reino Unido y Francia.

Aunque estuvo integrado a Alemania Occidental, legalmente no formaba parte de la República Federal Alemana; al contrario del sector soviético, Berlín Este, que se convirtió en capital de la República Democrática Alemana. Los aliados no reconocieron a este territorio como parte de la RFA, debido a que la ciudad legalmente estaba ocupada bajo cuatro zonas de ocupación.

La construcción del muro de Berlín en 1961 selló la frontera de Berlín Oeste, territorio que desde la Segunda Guerra Mundial hasta 1990 estuvo rodeado por Berlín Este y Alemania Oriental.

El Acuerdo de Potsdam estableció el marco legal para la ocupación de Alemania tras el final de la Segunda Guerra Mundial. De acuerdo con el tratado, Alemania estaría bajo la soberanía de las cuatro potencias aliadas; Estados Unidos, el Reino Unido, Francia y la Unión Soviética, hasta que existiera un gobierno en este país.

En 1948, los soviéticos trataron de presionar a los aliados del sector occidental mediante un bloqueo; obstruyendo las carreteras, vías de tren y canales, pero el Acuerdo de Postdam garantizó un corredor aéreo para reabastecer al sector occidental de Berlin. Esto se conoció como el Puente Aéreo de Berlín. El bloqueo terminó en mayo de 1949.

Al término de 1949, se crearon dos nuevos estados, la República Democrática Alemana y la República Federal Alemana; esta última tendría a Berlín Occidental como un enclave dentro de la RDA.

Aunque Berlín Oeste era de facto parte de Alemania Occidental, no se consideraba un Bundesland, o parte de alguno de los estados federados de Alemania. Por lo tanto, la constitución alemana (Grundgesetz) no tenía aplicación en Berlín Oeste. Sin embargo, Berlín Oeste fue como el undécimo estado de Alemania Occidental y era representado en mapas como parte de este país.

Existía libertad de movimiento entre Berlín Oeste y Alemania Occidental. Las leyes de inmigración de la RFA eran seguidas por las autoridades a Berlín Oeste. Las visas de Alemania Occidental permitían a los visitantes eran "válidas para ingresar a la República Federal Alemana, incluyendo a Berlín Oeste".

Berlín Oeste estuvo gobernada por un alcalde electo, pero el gobierno en la ciudad derivó en la autoridad de las fuerzas de ocupación occidentales. La sede del gobierno de Berlín radicó en Rathaus Schöneberg. En Berlín Oeste, los berlineses no podían votar en elecciones parlamentarias, pero en cambio, eran representados de manera indirecta en el Bundestag por veinte delegados escogidos por la Cámara de Representantes de Berlin Oeste. De manera similar, el Senado de Berlín Occidental enviaba delegados para que representaran a Berlín Oeste en el Bundesrat.

Los ciudadanos de Berlín Occidental estaban exonerados del servicio militar obligatorio en el Ejército de Alemania Occidental, lo que hizo que muchos jóvenes, especialmente a finales de la década de los sesenta, a vivir allí.

Berlín Oeste tenía una administración postal, que emitió sus propios sellos de correos hasta 1990. Esta administración estaba separada del servicio postal de Alemania Occidental.

Al principio



Source : Wikipedia