Altafulla

3.438764643245 (939)
Publicado por t800 22/04/2009 @ 04:07

Tags : altafulla, tarragona, cataluña, españa

últimas noticias
La 'Operación Retorno' en Catalunya concentra colas en las vías AP ... - Europa Press
Concretamente, las colas más largas se encuentran en la AP-7 a su paso por Sant Celoni, Gelida (Barcelona), Banyeres del Penedès y Altafulla (Tarragona); la C-31 a su paso por Calonge (Girona); la C-32 a su paso por Castelldefels, Vilassar de Mar y...

Altafulla

Bandera de Altafulla

Altafulla es un municipio costero tarraconense enclavado en la vertiente sud-oriental de una montaña de 52 metros de altitud. Pertenece a la comarca del Tarragonés, encuadrado en la comarca natural e histórica del Camp de Tarragona (España). Su término municipal limita al norte con la La Nou de Gaià y el de la Pobla de Montornés, al Este con el de Torredembarra y al Oeste con el de la La Riera de Gaià y Tarragona. Al Sur limita con el mar Mediterráneo, con una playa que se extiende desde el Cap Gros hasta cerca de la Roca del Gaià y un puerto deportivo.

Su origen es medieval y se fundó como consecuencia de las campañas llevadas a cabo por Ramón Berenguer I en la Cataluña Nueva. Se desconoce la fecha exacta de la fundación, aunque en 1059 el castillo de Altafulla aparece ya mencionado en documentos.

Fue feudo de condes hasta el siglo XIV cuando pasó a manos de la familia Requesens. Estuvo en posesión de esta familia hasta 1472 cuando fue vendida a Pere de Castellet. Entre 1669 y 1673 Francesc de Montserrat i Vives, primer marqués de Tamarit, adquirió los derechos de la población. La familia Montserrat y sus herederos, los Suelves, tuvieron la jurisdicción del municipio hasta el fin de las señorías.

Vivió un periodo de esplendor económico durante el siglo XVIII gracias a la comercialización de los productos agrícolas mediante el transporte marítimo. Los conflictos entre España y Gran Bretaña supusieron un problema para su economía ya que comportaban un bloqueo de las rutas comerciales.

Durante la Guerra de Independencia la ciudad fue saqueada en diversas ocasiones. En las afueras de la villa tuvo lugar la batalla de altafull en la que se enfrentaron las tropas del general Maurice Mathieu con las del barón de Eroles. Durante la Primera Guerra Carlista la población se declaró contraria a las ideas del carlismo. Su economía se vio afectada por el conflicto y no consiguió recuperarse hasta que a mediados del siglo XIX la plaga de filoxera que afectó a los viñedos franceses provocó un aumento de precio en los productos vinícolas.

La iglesia parroquial está dedicada a Sant Martí. Se construyó entre 1701 y 1705 en estilo neoclásico. Tiene planta de cruz latina y consta de tres naves con crucero. En la fachada se encuentra una imagen de sant Martín de Tours. Cuenta con un campanario inacabado de planta cuadrada. Aunque sufrió graves desperfectos durante la Guerra Civil conserva todavía un retablo barroco de 1745.

El castillo se encuentra en muy buen estado de conservación ya que fue reconstruido a partir de unos planos del siglo XV. Es un edificio en forma de polígono irregular con aspecto de fortaleza gracias a las troneras y a las garitas que lo rodean. Aunque el interior se ha modificado en diversas ocasiones, aún conserva un patio original y una galería renacentista.

En las afueras de la población se encuentra la ermita de Sant Antoni, Se construyó en 1717 gracias a las donaciones que realizó un pescador del pueblo. Como no se disponía de suficientes fondos para completar la obra, los pescadores de la villa se comprometieron a donar la séptima parte de sus capturas hasta que la ermita no estuviera terminada.

En la zona conocida como Els Munts se encuentran los restos de una villa romana. Las excavaciones de la zona se iniciaron en 1967 y se han encontrado numerosas piezas que se conservan en el Museo Arqueológico de Tarragona. Entre las piezas rescatadas se encuentran dos capiteles del siglo IV y algunas estatuas de mármol.

Altafulla celebra su fiesta mayor en el mes de noviembre, coincidiendo con la festividad de San Martín.

La principal actividad económica de la población es el turismo. Cuenta con diversas plazas hoteleras y de camping, así como con numerosas urbanizaciones. La agricultura está prácticamente desaparecida.

Altafulla tiene tres núcleos de población: Altafulla Centro (donde residen la mayoría de habitantes), Altafulla Playa o "baixamar" como se dice en el pueblo (donde residen la mayoría de turistas) y Brisas de mar, núcleo que se halla al norte de la población, por la carretera de Torredembarra a La Riera de Gaiá. Hoy día la nacional 340 ha sido desplazada hacia el norte por una variante, por lo que la avenida Marqués de Tamarit ha pasado a ser tan solo una calle y no carretera nacional.

Al principio



Andrés Vives y Altafulla

Andrés Vives y Altafulla (Alcañiz, Teruel, ? – Roma, 1536) fue un médico y religioso español. Fue deán de la Colegiata de Alcañiz y médico papal durante los papados de Julio II y León X.

Nació en Alcañiz, donde, como en Lérida, completó sus estudios. Pasó luego, como colegial del Colegio Mayor de San Clemente de los españoles de Bolonia, y fundador en esta ciudad del insigne colegio de Vives que erigió y dotó con seis becas en beneficio de los estudiantes alcañizanos, principalmente de su familia, el año 1528. Aquí en Bolonia se perfeccionó en el estudio de la Medicina y otras facultades, graduándose últimamente de Maestro de Artes.

De Bolonia se trasladó a Roma, honrándole los Sumos Pontífices Julio II y León X con los destinos de médico de familia, Protonotario de Letras Apostólicas de número "participantium". Y en España obtuvo las dignidades de Prior de la iglesia Mayor de Alcañiz y Canónigo de la catedral de Barcelona; así lo refiere el canónigo don Salvador Silvestre de Velasco, colegial mayor del mencianado San Clemente, y advierte que hizo muchas obras pías, como la fundación de un convento de franciscanos observante en Alcañiz el año 1528, a quien legó gran parte de su librería; la de un Monte de Piedad, en utilidad de esta ciudad; la de siete dotes para otras tantas doncellas, que debían de distribuirse en la festividad de la Encarnación del Verbo Divino; la de una limosna para pobres viudas, en todos los meses del año; otro, a siete ancianos, todos lo días, despuñes de haber oído las misas de sus dos capellanes en la capilla de Nuestra Señora de la Soledad, y la de las asistencias a cinco estudiantes en la Universidad de Zaragoza para cinco paisanos suyos, principalmente deudos, en la forma que las dan en Salamanca, la santa iglesia de Sevilla; fundó en Alcañiz el colegio Valero; certificando aquel escritor, que estas noticias se las comunicó el doctor don Pedro de Altafulla, colegial del dicho de Vives en Bolonia, como que constaba en la escritura de su fundación, y en un privilegio que le concedió el Papa Clemente VIII. El doctor don Francisco de Sanabria Feijóo, colegial del Mayor de San Clemente refiere algunas de estas memorias, y el canónigo Blasco de Lanuza, en sus Historias, acordando otras liberalidades suyas.

Sus grandes conocimientos en las ciencias médicas y los destinos y comisiones importantes que dignamente desempeñó, le proporcionaron formar un cuantioso capital del que hizo el piadoso uso que acreditan sus generosas donaciones. En primer lugar regaló a la Colegiata de Alcañiz un preciosísimo vaso de oro de gran tamaño y valor, adornado de muchas piedras preciosas y trabajado con el mayor gusto y esmero. Dicho vaso y una crecida suma de dinero, fueron el premio de una portentosa curación que hizo al emperador de Constantinopla, Solimám II, llamado el Magnífico; el cual había apelado en vano para alcanzarla, a los más famosos médicos de su época.

Con todo esto legó el maestro Vives a la posteridad un nombre célebre y simpático, un carácter benéfico y religioso, un ejemplo nobilísimo de desprendimiento y patriotismo y una memoria imperecedera para los hijos de Alcañiz. Su último testamento otorgado en Roma, en el año 1528, lo conservaban con aprecio sus parientes sucesores de esta ciudad, hasta hace poco tiempo".

Siendo deán de nuestra Colegiata dio principio a los cinco libros en 1503. Se ignora si dejó, como se presume, algunos escritos, y sólo consta que ordenó el de: Las Constituciones y Estatutos del referido de Bolonia, que en el día se haya unido al Mayor de San Clemente de esta ciudad, como se dijo en la Memoria del célebre Ruiz de Moros, colegial de aquél e hijo de Alcañiz. Según Mariano Sánchez Muñoz, murió en 1536.

Al principio



Torredembarra

Bandera de Torredembarra

Torredembarra es una localidad costera española perteneciente a la comarca del Tarragonés (provincia de Tarragona, Cataluña).

Delimita al noroeste con la población de Creixell, al norte con La Pobla de Montornés, al noreste con la Riera de Gaià, al sur con la población de Altafulla y al este con el Mar Mediterráneo.

Se encuentra a 13 km al noreste de Tarragona y aproximadamente a 100 km al sudoeste de Barcelona.

Para llegar por carretera desde Barcelona o Tarragona se puede usar la Autopista AP-7 o E-15, la variante (que enlaza la misma autopista y la N-340), la carretera general o N-340.

Desde La Pobla de Montornés es posible acceder por la carretera T-210 y desde La Riera de Gaià por la carretera T-214.

Para llegar en tren se puede emplear la línea de Regionales de Renfe dirección Tarragona si se parte de Barcelona (el norte) y la línea de Barcelona si se parte desde Tarragona (desde el Sur).

El clima de Torredembarra es bastante húmedo y caluroso en verano y seco y frío en invierno. Es un clima propio del litoral Mediterráneo. Las precipitaciones se reparten principalmente en primavera, finales del verano y en el otoño. Cuando son de caracter torrencial son breves e intensas, con la inundación de las zonas próximas a la playa, donde se encuentra el humedal conocido como "Els Muntanyans". La nieve en invierno es extremadamente infrecuente, si bien algunos años hace acto de presencia de forma puntual y desaparece rápidamente.

El árbol más extendido de Torredembarra y alrededores es seguramente el algarrobo. El clima seco de la zona favorece la proliferación de cactus y plantas crasas como el aloe vera, la pita, el higo chumbo, etc. El pino también cubre una gran parte del terreno. Otras especies presentes en el territorio pero introducidas a causa de la agricultura son: el olivo y el almendro, unas de las plantaciones agrícolas más usadas, la vid y el avellano.

En cuanto a la fauna, destacan el conejo, la tórtola turca, la paloma torcaz, el mochuelo común, la abubilla (en verano) y el avefría (en invierno). En la zona protegida dels muntanyans, en parte humedal y dunas, encontramos también, el chorlitejo chico , el flamenco, la garza real, la garcilla bueyera, el ánade de cuello verde y la lagartija de las dunas.

Torredembarra cuenta actualmente (2006) con una población de 14.000 habitantes en invierno y de unos 60.000 habitantes en verano. Esta disparidad estacional es debida al carácter eminentemente turístico del litoral Catalán y en general de toda la costa Mediterránea.

Domina la población el antiguo castillo o palacio (y actualmente ayuntamiento) construido a comienzos del siglo XVII por la familia de los Icard, señores de la baronia de Torredembarra. A su alrededor y como en tantos otros pueblos se encuentran la plaza del castillo, al cuál se puede acceder por dos puertas de la antigua muralla que protegía la villa, la iglesia y en núcleo histórico del pueblo.

La población permaneció más o menos invariable hasta la llegada del turismo en la década de los sesenta del siglo XX lo que comportó un aumento significativo de construcciones nuevas en las afueras de la localidad, en urbanizaciones de tipo residencial (sobre todo segundas residencias de barceloneses) con gran presencia de torres y chalets y la aparición de los primeros campings y hoteles de la zona.

Actualmente y debido a la política de crecimiento económico basado en la construcción masiva de segundas residencias durante las últimas décadas del siglo XX, este modelo fue replanteado para poder salvaguardar las escasas zonas verdes que quedaban así como las explotaciones agrícolas y ganaderas, mayoritariamente en el interior del municipio. La zona costera es quizás la más castigada por este modelo de desarrollo urbanístico que está siendo corregido, en la medida de lo posible.

Al principio



Miquel Porter i Moix

Miquel Porter i Moix (Barcelona, 10 de mayo de 1930 - Altafulla (Tarragona),18 de noviembre de 2004) fue historiador, catedrático universitario, crítico de cine, divulgador del cine catalán de calidad y cantante.

Aunque indisolublemente unido al cine, a lo largo de su intensa vida también hizo muchas otras actividades, desde actor de teatro amateur, cantante, coleccionista, guionista, cineclubista, y también diputado en el Parlamento de Cataluña. Está considerado el principal estudioso de la historia del cine catalán y uno de los fundadores de la Nova Cançó, formando parte de Els Setze Jutges.

Ya en su época universitaria mantenía actividades de todo tipo, especialmente relacionadas con la revista clandestina Curial, junto a Antoni Comas, Joaquim Molas y Joan Ferran Cabestany. También frecuentaba el Club 49 y los Estudis Universitaris Catalans, donde conoció a Ferran Soldevila, con la intención de hacer una tesis de cine.

En 1961, junto con Remei Margarit y Josep Maria Espinàs fundó el grupo de cantantes catalanes Els Setze Jutges con la intención de impulsar el movimiento de la Nova Cançó y reivindicar la normalización del catalán en el mundo de la música moderna. Su espejo era la chanson francesa de Georges Brassens o Léo Ferré y el folk autóctono catalán.

Fundó el Círculo Lumière del Instituto Francés de Barcelona, y el primer cineclub infantil de Cataluña (1957). También creó una Col·lecció Cinematográfica Catalana en unos salones de la librería familiar. Ambos hechos impulsaron la naturaleza artística del cine en Cataluña. Porter contribuía a la recuperación de películas y a la difusión de la cultura cinematográfica. Su labor permitió crear una base para la formación de las siguientes generaciones.

En 1969 consiguió llevar el cine a la universidad, en una parcela propia en el departamento de historia del arte. Porter se dedicó, sobre todo, a recuperar material fílmico de inicios del siglo XX, y gracias a su trabajo se pudieron salvar muchas películas de aquella época, la mayoría inéditas en su momento. Algunas eran de padres del cine como Segundo de Chomón o Fructuós Gelabert, a partir de los cuales hizo cortometrajes antológicos.

En las primeras elecciones al Parlamento de Cataluña tuvo una activa participación política, aunque no pudo estar finalmente entre los electos. Finalmente accedió con el partido Esquerra Republicana. Ejerció el cargo de director de cinematografía de la Generalidad de Cataluña entre 1977 y 1986, impulsando la Filmoteca de Cataluña. Fue distinguido con el Premio Creu de Sant Jordi.

En 1992 fue galardonado con el Premio de Cinematografía de la Generalidad de Cataluña. También, desde 1996 fue rector de la Universitat Catalana d'Estiu de Prada y desde 2001, también fue presidente del patronato.

En 2007 y a título póstumo fue galardonado junto al resto de los miembros del grupo con la Medalla de Honor del Parlamento de Cataluña en recocimiento por su labor realizada para "Els Setze Jutges".

Especialista reconocido en cine soviético, fue autor de la Història del cinema rus i soviètic(1968), así como de numerosos estudios, como Adrià Gual i el cinema primitiu de Catalunya: 1897-1916 (1985), y la Història del cinema a Catalunya: 1895-1990 (1992). Otros títulos suyos son: Cinema per a infants (1963), Las claves del cine (1989), La filmoteca ideal (1995) y Cinema i televisió (1996).

Al principio



Source : Wikipedia