Alicante

3.4293002916115 (1372)
Publicado por daryl 25/02/2009 @ 13:30

Tags : alicante, valencia, españa

últimas noticias
El Alicante visita a Las Palmas sin mucho en juego - La Verdad (Alicante)
Alicante: Queco Piña; David Malo, Urbano, Alan, Blanco; Pedro, Torrecilla, Abel Buades, Fernando Béjar; Azkoitia; y Peragón. El Alicante se mide esta tarde con La Unión Deportiva Las Palmas en un encuentro donde los celestes no se juegan prácticamente...
El ascenso y la afición se citan en el Rico Pérez - Las Provincias
El concejal Andrés Llorens, Valentín Botella, la alcaldesa Castedo, Mandiá y Blas Bernal, ayer, en el Ayuntamiento de Alicante./CARLOS RODRÍGUEZ Hoy es el gran día. Ya no cabe ninguna duda. Hasta los más escépticos han asumido como suya la aseveración...
Sucesos.- Fallece una persona de 40 años y otra de 44 resulta ... - Qué.es
Una persona de 40 años falleció hoy y otra de 44 resultó herida grave en un tiroteo ocurrido hoy alrededor de las 16.50 horas en la calle Periodista Bas Mingot de la ciudad de Alicante, según informaron a Europa Press fuentes del Centro de Información...
El TRAM de Alicante transporta a 362.484 usuarios en abril, un 35 ... - Europa Press
Ferrocarrils de la Generalitat valenciana (FGV)-TRAM Metropolitano de Alicante transportó el pasado mes de abril a 362.484 usuarios en su Línea Alicante-Denia, lo que supone un aumento del 35,47 por ciento respecto a abril de 2008, cuando transportó a...
"Si no ganamos nosotros, ¿qué más da lo que haga el resto" - El Mundo Deportivo
Ante el Alicante, Lillo volvió a apostar por una defensa de cuatro, aunque el tolosarra volvió a señalar que él no le da ningún tipo de importancia a los dibujos. "Cuando la tiene el contrario, tenemos que hacer unas cosas y cuando la tenemos nosotros,...
Alicante ensalza a su Bellea - Las Provincias
Ya está todo listo y preparado para la proclamación de la nueva Bellea del Foc de Alicante. Tras dos semanas de carreras, mil y una pruebas oficiales de indumentaria, maratonianas sesiones oficiales e innumerables actos de presentación, Miriam Toré y...
Vivir en un hotel: una alternativa en Alicante a compartir casa - 20 minutos
Así ha sido en el caso del hotel Albahía, situado en la primera línea de la Albufereta, en Alicante, que ha decidido combatir el descenso de la ocupación turística con una medida anticrisis: desde el pasado mes de abril, el establecimiento ofrece la...
Unas 200 personas acuden en Alicante al acto de firmas de Aznar - Diariocritico de la Comunitat Valenciana
Entre los asistentes, estaban representantes del PP de la provincia, como la diputada nacional, Macarena Montesinos, la directora general del Patronato de Turismo, Gema Amor, el vicepresidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, y el ex alcalde...
La quinta parte de los extranjeros residentes en Alicante (53.110 ... - ADN.es
Una quinta parte de los ciudadanos de los Veintisiete países de la UE que residen en la provincia de Alicante, concretamente 53.110 del censo total de 262.497, han pedido expresamente participar en las elecciones al Parlamento Europeo, el próximo 7 de...
Fallecen tras un tiroteo una persona en Alicante y otra en ... - Europa Press
Una persona de 40 años falleció hoy y otra de 44 resultó herida grave en un tiroteo ocurrido alrededor de las 16.50 horas en la calle Periodista Bas Mingot de la ciudad de Alicante, según informaron a Europa Press fuentes del Centro de Información y...

Alicante

Alicante (España )

Alicante (en valenciano, Alacant) es la segunda ciudad más importante de la Comunidad Valenciana (España), con una población de 331.750 habitantes (INE 2008). Situada en la costa mediterránea, es la capital de la provincia de Alicante y de la comarca del Alacantí. Forma una conurbación de 452.462 habitantes con las localidades vecinas de San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello. Además, el área metropolitana de Alicante-Elche tiene 757.443 habitantes. Es una ciudad eminentemente turística y de servicios.

La ciudad se halla a orillas del Mediterráneo, en una planicie sorteada por una serie de colinas y elevaciones. El monte Benacantil, con 169 m de altura, sobre el que se asienta el Castillo de Santa Bárbara, domina la fachada urbana y constituye la imagen más característica de la urbe. En ésta encontramos también el Tossal, donde se asienta el castillo de San Fernando, la sierra de San Julián o Serra Grossa, las lomas del Garbinet y el Tossal de Manises. Entre éstas discurren barrancos y vaguadas, algunos completamente ocultos por el crecimiento urbano como las ramblas de Canicia, Bon Hivern o San Blas-Benalúa; otras, de más envergadura, se hallan canalizadas como la Rambla de las Ovejas o la del Juncaret. Al sur de la ciudad hay una zona pantanosa, el saladar de Agua Amarga.

En la línea de costa cabe señalar las playas que son, de norte a sur: San Juan, La Almadraba, La Albufereta, El Postiguet, Agua Amarga, El Saladar, y las de la isla de Tabarca. Entre las playas de La Albufereta y la de San Juan está el Cabo de las Huertas, con numerosas calas: Calabarda, Cantalares, Los Judíos, La Palmera.

Hay un gran desnivel dentro de la misma ciudad: mientras que el Ayuntamiento está a 0 m y se toma como referencia para medir la altura de cualquier punto de España, hay barrios al mismo nivel, como la Playa de San Juan, otros a más altura como el Pla del Bon Repós y San Blas a 30 m, Los Ángeles a 75 m, o la Ciudad Jardín del General Marvá y Virgen del Remedio a más de 80 metros.

El término municipal abarca poco más de 200 km² y destaca como máxima elevación los 1.208 m del Cabezón de Oro. También hay montes de menor altura como las sierras de las Águilas, Alcoraya, Mediana, Fontcalent (426 m), Sancho y los Tajos, que separan Alicante de las comarcas del Vinalopó. Estas elevaciones son formaciones compuestas por materiales calizos, margas y areniscas. En cuanto a la hidrografía cabe señalar las cuencas del río Monnegre o Seco y de la Rambla de las Ovejas. Destaca también la isla de Tabarca, frente al cabo de Santa Pola y que forma parte del municipio.

Los orígenes del asentamiento urbano en la huerta y alrededores de Alicante se remontan a poblados íberos. Hay evidencia arqueológica de factorías comerciales fenicias cercanas (el Palmeral de Elche, los Baños de la Reina en Campello...). Los colonos griegos de Focea, en Asia Menor tomaron como referencia al monte Benacantil llamándolo Akra Leuka ("pico blanco") y pudieron ser los primeros en valorar las posibilidades que ofrecía como asentamiento militar su cima, si bien no hay certeza de edificación hasta que Amilcar Barca situó allí su principal acuartelamiento poco antes de la Segunda Guerra Púnica. En el 201 a. C. los romanos capturan la ciudad íbera del cercano Tossal de Manises conocida como Leucante o Leucanto (Lucentum es una latinización del nombre original que sólo existió en los mapas romanos) que contaba con un aceptable puerto marítimo-fluvial y ése será el primer solar de lo que con el tiempo se convertiría en Alicante.

El encenagamiento del torrente que desemboca junto al poblado de Leucante/Lucentum hace que deje de ser adecuado como puerto y queda el asentamiento rodeado de marismas y pantanos palúdicos e insalubres; por lo que se población se va desplazando progresivamente hacia las faldas del Benacantil, dando lugar al verdadero origen del actual casco urbano.

Entre el 718 y el 4 de diciembre de 1248 la ciudad cae bajo dominio islámico, pasando a llamarse Al-Laqant, o Medina Laqant = "ciudad vieja" (obsérvese que el topónimo valenciano es Alacant). Durante este periodo, la ciudad siguió los destinos de Al-Ándalus y tras el desmembramiento del Califato de Córdoba perteneció a las Taifas de Denia y Murcia.

En virtud del tratado de Cazola (Soria, 1179) entre Alfonso VII de Castilla y Alfonso II de Aragón, la frontera meridional de Aragón se fijaba en la línea que une Biar, Castalla, Jijona y Calpe. Por lo tanto Alicante pertenecía a la zona de expansión castellana. En el año 1243, el gobernante de la Taifa de Murcia, Muhamas ben Hud, firmó el Pacto de Alcaraz con el infante Don Alfonso, que después se convertiría en el rey Alfonso X el Sabio, por el cual el reino musulmán de Murcia se ponía bajo protectorado castellano.

Aunque en principio se procedió a repoblar la ciudad, la carencia de suficientes pobladores cristianos unido a razones económicas aconsejó la permanencia de la población musulmana. Sin embargo, el gobernador de Alicante, Zayyan ben Mardanis, no aceptó el pacto y fue obligado a partir en 1247, fecha en la que comienza la soberanía castellana de Alicante. La conquista militar se finalizó el 4 de diciembre de 1248 con las tropas del rey castellano, comandadas por su hijo el infante Alfonso, futuro Alfonso X el Sabio. Por el Tratado de Almizra firmado en 1244 entre los reyes de Castilla y de Aragón, en el que se fijaron los límites de la expansión de sus respectivos dominios en la línea de Biar a Villajoyosa, Alicante permaneció bajo soberanía castellana por un espacio de 48 años. El rey Alfonso X el Sabio, una vez tomada la villa a los andalusíes, conmemora la victoria denominando al castillo árabe construido sobre el monte Banu-lQatil (de donde proviene "Benacantil") "de Santa Bárbara", por coincidir esta festividad con el día de la toma de la ciudad por la cristiandad.

Desde el principio, Alfonso X el Sabio intentó establecer en Alicante un grupo de cristianos numeroso dada la importancia militar y mercantil de la villa, pero el proceso repoblador fue lento y se prolongó a lo largo de todo el siglo XIII, aunque está poco documentado a causa de la desaparición de los Libros de Reparto. Los repobladores cristianos, principalmente castellanos y leoneses., recibieron todo tipo de privilegios y franquicias para facilitar su asentamiento. Con esta finalidad de asegurar mejor su creciente poblamiento e impulsar más activamente su mayor promoción económica y comercial, en agosto de 1252 Alfonso X otorgó a la ciudad el Fuero Real, muy parecido al de Córdoba. Dotó a la villa de un concejo fuerte, de numerosas exenciones fiscales y de un amplio término municipal, que abarcaba los municipios actuales de Agost, Monforte del Cid, Aspe, Novelda, Elda, Petrel, Busot, Aguas de Busot, Campello, Muchamiel, San Juan y San Vicente del Raspeig. Además, el rey castellano dispensó grandes medidas de favor al puerto de Alicante, considerado de gran valor estratégico.

Entre 1264 y 1266 Alicante estuvo inmersa en una rebelión mudéjar que se extendió por casi todo el Reino de Murcia; el rey castellano, empleado entonces en el asedio de Niebla, solicitó ayuda a su suegro Jaime I de Aragón para sofocarla. Éste intervino rápidamente y redujo todas las ciudades rebeladas a la aceptación de la soberanía castellana.

Debido a una crisis dinástica por la sucesión de Sancho IV el Bravo, el infante Fernando de la Cerda, un aspirante ilegítimo a la Corona de Castilla, pidió ayuda a Jaime II de Aragón a cambio de donarle, en caso de conseguir la Corona, el Reino de Murcia, según los acuerdos secretos de Calatayud (1289), Ariza (enero de 1296) y Serón (febrero de 1296). Aprovechando la situación, Jaime II procedió a la conquista del Reino de Murcia.

Alicante fue conquistada en abril de 1296, a pesar de la resistencia del alcaide del castillo Nicolás Peris, terminando con la soberanía castellana. La conquista fue, en parte, facilitada por los colonos cristianos de origen catalán o aragonés (como, por ejemplo, la ayuda de la familia Torregrossa, de cuyo escudo se basa el actual blasón de la ciudad). Aun así, Jaime II respetó los privilegios e instituciones anteriores aunque adaptándolas a la nueva situación política, particularmente después de la incorporación de Alicante, y el resto de comarcas limítrofes al Reino de Valencia mediante la modificación de lo fijado en el Tratado de Almizra (Sentencia Arbitral de Torrellas, 1304 y Tratado de Elche, 1305).

La repoblación cristiana continuó, esta vez con catalanes y, en menor medida, aragoneses, con una velocidad y número mayores, por lo cual la población originariamente castellana quedó en minoría entre la población cristiana. Aun así, hasta la primera expulsión de los moriscos, la población de origen árabe era mayoritaria en comparación con los cristianos. La repoblación fue mayoritariamente de leridanos, de ahí que la lengua utilizada desde entonces hasta el siglo XIX, aparte del castellano, sea la que lingüísticamente se denomina catalán occidental.

El crecimiento de principios de siglo XIV se vería truncado a partir de 1333, cuando ya el hambre se dejó sentir en Alicante, primera señal de la crisis que se acercaba: la Guerra de la Unión (1348), la Peste Negra (1348) y la Guerra de los Dos Pedros (Pedro I de Castilla y Pedro IV de Aragón) entre 1356 y 1366 que tuvo en Alicante uno de sus principales escenarios. La villa estuvo en manos castellanas y la población emigró, murió o cayó cautiva. Como consecuencia de ello, la población se vio reducida a la mitad, al igual que en otras ciudades del Reino de Valencia. Con la paz se inicia la reconstrucción social y económica aunque los mudéjares prácticamente desaparecieron y los judíos fueron una minoría. Pedro IV el Ceremonioso dictó numerosas medidas para reactivar la economía y la paz social, aunque esto no evitó el ataque contra los judíos de 1391 que acabó con la presencia de esta comunidad en la sociedad alicantina.

Durante el siglo XV Alicante continuó creciendo y una próspera agricultura orientada hacia la exportación (vino, frutos secos, esparto) impulsó un notable desarrollo del puerto y una clase media que controlaba el gobierno municipal. El único conflicto bélico fue la guerra con Castilla de 1430 que no tuvo excesivas consecuencias. La población continuó en aumento y este progreso sirvió de justificación a Fernando el Católico para otorgarle el título de ciudad en 1490.

En 1510 Alicante era la quinta ciudad del Reino de Valencia. Desde la obtención del título de ciudad el desarrollo institucional, económico y demográfico de Alicante fue palpable. El puerto se convirtió durante la Edad Moderna en el más importante del Reino de Valencia y propició el asentamiento de colonias de comerciantes extranjeros que imprimieron un gran dinamismo al tráfico mercantil. La construcción del embalse de Tibi a finales del siglo XVI permitió asegurar la producción de la huerta cercana a la ciudad, cuyo producto principal era la uva, y por consiguiente el vino, junto con la barrilla, el esparto y los frutos secos. El puerto además se convirtió en punto de salida de los productos de La Mancha y en un eficaz redistribuidor de algunos productos coloniales y de salazones llegados del norte de Europa. El desarrollo económico permitió a Alicante arrebatar a Orihuela, en 1647, la capital de la Bailía meridional valenciana y posteriormente, en 1785, la creación de un Consulado del Mar independiente del de Valencia.

Alicante fue objetivo militar en prácticamente todos los conflictos bélicos. Así fue casi destruida en 1692 por la escuadra francesa que dirigía el almirante D'Estrées y durante la Guerra de Sucesión fue ocupada alternativamente por austracistas y borbónicos. La voladura parcial del Castillo de Santa Bárbara por parte del caballero d'Asfelt determinó la salida de los aliados de la ciudad y el triunfo borbónico en esta parte del Reino de Valencia. La Guerra de Independencia dejó también sus secuelas como consecuencia de la crisis de subsistencia y de los gastos militares, se construyeron nuevas murallas y el Castillo de San Fernando, aunque las tropas francesas no llegaron a ocupar la ciudad.

El talante abierto y liberal de los alicantinos se manifestó a lo largo del siglo XIX. Muestras de ello son el gozo popular por la Constitución española de 1812 y la desaparición de la Inquisición, las grandes dificultades para formar un batallón de voluntarios realistas en 1824 para reprimir a los liberales, la rebelión de Pantaleón Boné en 1844, el apoyo a la Vicalvarada (1854) y al pronunciamiento de septiembre de 1868 que dio paso al Sexenio Revolucionario. El primer club republicano se abrió en Alicante alrededor de noviembre de 1868, y esta tendencia política triunfó en las elecciones municipales de 1870.

Debido a su condición de ciudad portuaria fueron frecuentes las epidemias. Una de las más recordadas fue la del cólera-morbo de 1854. En esta epidemia destacó por encima de todos el Gobernador Civil Trino González de Quijano que heroicamente entregó su vida defendiendo y ayudando, durante los 24 días de su mandato, a los enfermos de toda la provincia. Fallecería víctima de la epidemia el 15 de septiembre de 1854. En recuerdo se le levantó un mausoleo en el que descansan sus restos en el centro de la Plaza de Santa Teresa.

La provincia de Alicante nació como tal en las Cortes liberales de 1822, y correspondía con la antigua Bailía meridional valenciana, si bien fue ampliada en 1833 con parte de la desaparecida provincia de Játiva y los municipios de Villena y Sax. En 1847 comienza la ampliación del puerto, y en 1858 finaliza la construcción del ferrocarril entre Alicante y Madrid con el enlace Alicante-Almansa. Entre 1854 y 1878 se derruyeron las murallas de la ciudad.

Durante el periodo 1920-1935 la economía alicantina se decantó por la industria mientras la agricultura se sumía en una segunda crisis. Alicante fue una de las ciudades donde los republicanos ganaron las elecciones municipales de 1931 y durante toda la II República los partidos de izquierdas mantuvieron una mayoría holgada, tanto en la ciudad como en la provincia. El primer alcalde de este periodo fue Lorenzo Carbonell Santacruz, elegido en la candidatura republicano-socialista, que con un 81% de votos realizó diversos proyectos urbanísticos de importancia y fomentó la construcción de escuelas públicas. En 1933, con la llegada del sufragio universal, votaron por primera vez las mujeres alicantinas, ganando el PSOE y en las elecciones generales del 16 de febrero de 1936 triunfó el Frente Popular con un 80,72% de votos. En el inicio de la Guerra Civil española, el bando sublevado fracasó en un intento de poner sitio a la ciudad desde Orihuela y otras poblaciones de la Vega Baja. Otro suceso importante fue el fusilamiento del dirigente falangista José Antonio Primo de Rivera, que se encontraba preso en Alicante, el 20 de noviembre de 1936. Como represalia Alicante sufrió el famoso Bombardeo de las 8 horas pocos días después.

La ciudad sufrió durante la guerra 71 bombardeos que causaron la muerte a 481 personas y el derrumbe de 705 edificios. El ataque que causó más víctimas fue el Bombardeo del 25 de mayo realizado por aviones italianos Savoia a las 11 horas del domingo 25 de mayo de 1938 cuando, tras soltar 90 bombas, murieron 313 personas, en gran parte mujeres y niños que se encontraban en el Mercado Central. Muchos historiadores actuales sobre la Guerra Civil española coinciden en equipararlo con el Bombardeo de Guernica.

A pesar de los bombardeos, la ciudad permaneció fiel a la República hasta el final de la Guerra y por ello fue objeto de técnicas de debilitamiento psicológico como por ejemplo el lanzamiento de pan blanco envuelto en lemas fascistas en época de hambre. Puesto que Alicante fue la última ciudad en caer en manos de las tropas franquistas, en el puerto se vivieron escenas dramáticas entre los que esperaban buques para partir al exilio; había orden de matar a toda persona que se encontrara en la zona intentando huir, los buques extranjeros no aceptaban recoger a nadie debido a la amenaza existente sobre el hundimiento de cualquier barco que recogiera exiliados, los únicos barcos que corrieron el riesgo por salvar a la población civil fueron los argelinos y otros barcos como el Stanbrook que partió del puerto sobrecargado. Centenares de alicantinos partieron hacia Orán creando una colonia estable y un hermanamiento entre las dos ciudades que todavía hoy persiste.

En la tarde del 30 de marzo de 1939 entraban en la ciudad las unidades de la División Littorio, comandada por el general Gambara, con un ostentoso desfile delante del Ayuntamiento y las principales calles de la ciudad. La represión consecuente fue considerable al considerarse la ciudad y la provincia como «rojas». Al terminar la Guerra, el alcalde Luciáñez propuso que la ciudad pasara a llamarse Alicante de José Antonio. Pese a aprobarse nunca llegó a producirse el cambio. La década de los sesenta trajo el desarrollo económico y el crecimiento demográfico que continuó en las décadas siguientes. La economía evolucionó hacia el sector servicios, especialmente hacia el turismo, y se produjo el mayor desarrollo urbanístico de la ciudad, con el nacimiento de nuevos barrios en el extrarradio.

Con la llegada de la democracia el gobierno de la ciudad pasaría a manos del PSPV-PSOE desde 1979 hasta 1995, y desde entonces gobierna el PP. En la década de los ochenta se trató de solucionar el caos urbanístico mediante la creación de nuevas vías de comunicación (Gran Vía, Vía Parque) y la dotación a la ciudad de centros de salud, colegios públicos, institutos, centros sociales y demás servicios municipales, en especial en algunos barrios que nacieron en la etapa desarrollista.

Un problema debido al clima mediterráneo, pero también del cambio climático y del urbanismo, son las inundaciones. El 19 de octubre de 1982 caían 220 mm en la ciudad, un nuevo récord de lluvia en menos de 24 h que causó numerosas pérdidas materiales. La Rambla de las Ovejas llegaría a 400 m³/s, su máximo histórico, y sembraría el caos en el barrio de San Gabriel, con dos muertos, lo que motivó que tras la riada fuese canalizado el tramo final de la rambla. El 30 de septiembre de 1997 se vuelve a batir el récord de lluvia con 270 mm y la ciudad sufrió las peores inundaciones de su historia, con cuatro muertos y una altura de las aguas que en algunos barrios como Playa San Juan ó San Agustín superaron el metro. Se decretó un día de luto oficial en el que las autoridades se dedicaron a drenar las aguas que anegaban barrios enteros. Las pérdidas económicas fueron cuantiosas, sobre todo en el centro de la ciudad y las playas, lo que motivó un gran plan de defensa antirriadas cuya efectividad está aún por demostrar.

Con el nuevo siglo, Alicante ha conocido un crecimiento demográfico excepcional fruto de la llegada de inmigrantes. Esto, unido a que las generaciones más numerosas son las que actualmente están buscando vivienda, ha causado un nuevo auge urbanístico que conlleva una expansión urbana. Para mejorar las comunicaciones se está llevando a cabo la construcción del TRAM Metropolitano de Alicante, una combinación de tranvía y metro ligero que es subterráneo en algunos tramos. Por otro lado, en la zona sur de la ciudad está en proyecto unos estudios de cine conocidos como la Ciudad de la Luz.

Bajo la alcaldía de Lassaletta, el Ayuntamiento de Alicante realiza una consulta al heraldista local Félix Ortiz, sobre la cuestión de las letras y su disposición en el escudo. Como respuesta a ello, dicho autor publica su estudio "El escudo heráldico municipal de Alicante" en el que se compone el escudo con corona abierta, de acuerdo con las normas del Consejo Técnico de Heráldica valenciano, y sin las letras alusivas al lema en latín, por considerar como añadidos personales de diferentes cronistas de la ciudad en cada época. A pesar de ello, el ayuntamiento viene empleando una representación heráldica en el que, si bien la corona es abierta, sigue recogiéndose las letras "A-L-L-A" (Akkra Leuke-Lucentum-Alacant).

Diseño según V. Cadenas, timbrado con corona real cerrada.

Diseño según Cadenas, timbrado con corona real abierta.

Diseño según el blasonado de Félix Ortiz.

Las formaciones políticas más relevantes en el ámbito local desde las primeras elecciones democráticas son el PP (Partido Popular), el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) e IU (Izquierda Unida). Desde septiembre de 2008, la alcaldesa de la ciudad es Sonia Castedo Ramos (PP), quien relevó a Luis Díaz Alperi (PP), que ocupaba el cargo desde 1995. Desde 1979 hasta ese año, la ciudad estuvo gobernada por alcaldes pertenecientes al PSPV-PSOE (véase Alcaldes de Alicante y Elecciones municipales de Alicante).

La Corporación Municipal está formada por 29 concejales, incluida la alcaldesa. En las elecciones municipales del 27 de mayo de 2007, el PP obtuvo 15 concejales con un 44,08% de los votos, mientras que el PSOE consiguió 14 con un 41,17% de los votos. Otras agrupaciones políticas como la coalición formada por EU-EV-IR-AMEE, (Esquerra Unida-Els Verds, Izquierda Republicana y Acord Municipal d'esquerras i ecologista) con un 4,93%, VA (Vecinos por Alicante) con un 3,22% o C-PC (Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía) con un 1,42%, superaron los 2.000 sufragios pero no alcanzaron adhesión suficiente para acceder a la representación.

La Junta de Gobierno está compuesta por trece miembros, once de ellos concejales, estructurándose de la siguiente forma: Urbanismo; Fiestas, Turismo y Playas; Cultura y Educación; Fomento y Empleo; Seguridad Ciudadana (excepto Policía Local), Tráfico y Transportes, Estadística; Comercio, Consumo y Mercados, Sanidad (excepto sanidad ambiental); Acción Social, Medio Ambiente; Modernización de las Estructuras Municipales; Deportes; Juventud, Participación Ciudadana, Partidas Rurales; Servicios y Mantenimiento; Recursos Humanos y Plaza de Toros; y Hacienda, Contratación y Patrimonio, Ocupación de vía pública. El ayuntamiento celebra plenos ordinarios cada mes, aunque también suelen celebrarse plenos extraordinarios para debatir temas y problemas que afectan a la ciudad.

En la Plaza de la Montañeta se encuentran las principales sedes administrativas del Estado, en el que se pueden encontrar la subsede provincial de la Delegación del Gobierno español en la Comunidad Valenciana (la actual subdelegada provincial es Encarna Llinares en sustitución de Etelvina Andreu) concejala del PSOE, así como la sede provincial de la Agencia Tributaria, o la Subsecretaría provincial del Ministerio de Justicia.

En cuanto a sedes autonómicas, destaca la Delegación provincial del Consell de la Generalitat (gobierno valenciano) en la Torre Generalitat que se encuentra presidiendo la Rambla de Méndez Núñez, con su popular reloj digital. Allí se celebran los plenos una vez al mes. Así mismo, se encuentran direcciones territoriales de todas las consellerias, destacando por la singularidad de los edificios de la Casa de Brujas donde se sitúan la Dirección Territorial de Presidencia y la Conselleria de Bienestar Social, el Teatro Arniches con la de Infraestructuras y Transportes, o el edificio de la Conselleria de Cultura, Educación y Deporte que se encuentra en la calle Carratalá, en el barrio de Benalúa y contigua a los Juzgados.

El 11 de septiembre de 2008 Luis Díaz Alperi dimitió de forma irrevocable de la alcaldía, para dedicarse a las Cortes Valencianas; designó como su sucesora a Sonia Castedo Ramos.

Alicante cuenta con un clima mediterráneo árido, con temperaturas suaves a lo largo del año y lluvias escasas, concentradas en los periodos equinocciales. Las temperaturas oscilan entre los 16,8º y 6,2º de enero y los 30,6º y 20,4º de agosto, siendo la temperatura media anual de 17,8º, contándose como excepcionales tanto las heladas como las temperaturas por encima de los 40º. La oscilación térmica diaria es muy pequeña debido la influencia marítima, aunque en episodios ocasionales de viento de poniente puede superar los 15º. En cuanto a la oscilación anual, esta es también reducida, por lo que los inviernos son suaves y los veranos calurosos.

Las precipitaciones son de 336 mm anuales, siendo septiembre y octubre los meses más lluviosos debido a las lluvias torrenciales causadas por la gota fría, que pueden alcanzar más de 200 mm en 24 horas causando severas inundaciones. Esta irregularidad es lo que explica que al año sólo haya 37 días lluviosos mientras que las horas de sol son 2.864.

Los récords de temperatura máxima en Alicante son 41,4º el 4 de julio de 1994, 41,2º el 12 de julio de 1961 y 40,4º el 18 de agosto de 1949. Los de temperatura mínima son -4,6º el 12 de febrero de 1956 y -2,6º el 3 de enero de 1971 y el 26 de diciembre de 1962. Los récords de precipitación en 24 horas son los 270,2 mm del 30 de septiembre de 1997 y los 220,2 mm del 19 de octubre de 1982.

Según los datos del INE del 1 de enero de 2008 la ciudad cuenta con 331.750 habitantes, siendo la 11ª de España y 2ª de la Comunidad Valenciana en población. Según los datos del Ayuntamiento de Alicante a 1 de enero de 2008 la población de la ciudad es de 333.408 habitantes, de los cuales viven en el núcleo urbano 326.535 y 6.873 en las partidas rurales, siendo el barrio más populoso el de Carolinas Altas, con 19.518 habitantes.

En 1900 contaba con 50.495 habitantes que fueron aumentando lentamente hasta 1950, con 101.791. A partir de ese momento el desarrollo urbanístico fue espectacular superando los 250.000 en 1981. Con la democracia el crecimiento fue más lento llegándose a 272.432 en 1998. Desde entonces el incremento de la inmigración ha causado un nuevo auge demográfico que ha hecho que se sobrepasen los 300.000 habitantes, siendo un 14,6% de la población de otras nacionalidades, entre los que destacan colombianos, ecuatorianos y argentinos (ver tabla).

La conurbación que forma con los municipios limítrofes (San Vicente del Raspeig, San Juan de Alicante, Muchamiel y Campello) sobrepasa los 450.000 habitantes (452.462 en 2008) y cuenta cada vez con más servicios conjuntos. El área metropolitana de Alicante-Elche cuenta con 757.443 y es la octava de España.

Fuentes: Los datos del periodo 1250-1609 son estimaciones dadas por historiadores. El dato de 1646 es del Vecindario del archivo del Reino de Valencia. Los datos del periodo 1717-1803 son de los diversos censos elaborados por los gobiernos de España. A partir de 1857 son datos censales.

La economía de la ciudad de Alicante está fundamentada principalmente en el sector servicios, que empleaba al 85,7% de la población activa en el año 2007.

Entre las actividades económicas desempeñadas en Alicante destaca de manera sobresaliente el comercio, que históricamente tuvo como punto de apoyo el puerto. Las actividades comerciales de la ciudad tienen gran poder de atracción para la mayor parte de la provincia y alcanza por el eje del Vinalopó hasta Almansa. Actualmente, la ciudad de Alicante ocupa el quinto puesto a nivel estatal en importancia en cuanto a comercio se refiere, tan sólo superada por ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla.

El turismo, ya presente a mediados del siglo XIX, pero principalmente desarrollado desde los años 1950, es igualmente otra actividad importante en la ciudad, apoyado por la benignidad del clima, las playas, el patrimonio histórico (Castillo de Santa Bárbara, Iglesia de Santa María, Concatedral de San Nicolás, Casco antiguo, Torres de la Huerta, etc.) y su oferta de ocio.

Alicante es un centro de actividades financieras, teniendo la Caja de Ahorros del Mediterráneo (la CAM) su domicilio social en esta ciudad.

En Alicante son también importantes las actividades administrativas, favorecida por su posición de capital de la 4ª provincia española de mayor producción económica. Alicante es la sede de la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), agencia europea para el registro de las marcas, dibujos y modelos comunitarios.

La Universidad de Alicante, situada en San Vicente del Raspeig, cuenta con más de 33.000 alumnos y atrae a un número importante de estudiantes extranjeros.

La industria ocupa al 5,7% de la población activa del municipio. Destacan las fábricas de aluminio, de tabaco (Altadis; la antigua fábrica de Tabacalera fue durante varios siglos de gran importancia económica en la ciudad, llegando a tener contratadas a más de 4.000 empleadas), de maquinaria, de materiales de construcción y de productos alimenticios. Dentro del área metropolitana, las actividades fabriles tienen gran importancia en el municipio de San Vicente del Raspeig (lugar que ha servido de área de expansión y descongestión fabril para la capital), donde se encuentra la mayor fábrica de la aglomeración de Alicante, una fábrica de producción de cemento de la multinacional Cemex. Los principales polígonos industriales del municipio son el polígono de Las Atalayas, el del Pla de la Vallonga, el de Agua Amarga y la zona industrial de la Florida.

Uno de los elementos punteros en la economía alicantina es el Puerto de Alicante. El puerto se encuentra en plena fase de expansión, con el objetivo de situarse entre los 10 más importantes en cuanto a transporte de mercancías se refiere. Actualmente, unas 15.000 personas trabajan directa o indirectamente en estas instalaciones. Históricamente, el Puerto de Alicante ha estado íntimamente ligado al destino de la ciudad. De hecho, gran parte del comercio de Alicante ha tenido como punto de partida o de llegada su puerto. El momento más importante de este elemento se produjo en el siglo XVII, cuando se comenzó a comerciar con América, llegando a convertirse en el tercer puerto español en importancia.

Además, en la Albufereta se encuentran los restos arqueológicos de la ciudad ibero-romana de Lucentum, que data de los siglos IV a. C. al III d. C.

Los servicios del TRAM combinan el tranvía en superficie, el metro ligero (tanto en superficie como en subterráneo) en el núcleo urbano y servicios de cercanías (tanto con trenes diésel como con tren-tram, con velocidades de hasta 110 km/h), hasta poblaciones cercanas del área metropolitana y otras más lejanas.

El TRAM penetra en subterráneo al llegar al casco urbano de Alicante, este túnel tendrá un total de 4,2 km y seis estaciones: MARQ, Mercado, Luceros, Intermodal, Gran Vía y Av. de Orihuela, por este túnel pasarán la mayoría de servicios urbanos y de cercanías. Actualmente, de este túnel solo está operativo el tramo MARQ-Mercado, de 730 m de longitud. Para finales de 2008 debería entrar en servicio la estación de Luceros, y ya para 2011 estaría el túnel construido en su totalidad. Las unidades podrán alcanzar una velocidad de 70 km/h en el caso de los tranvías y de 110 km/h en el caso de los trenes-TRAM, por este túnel no circulará en servicio ninguna unidad de tren "pesado".

Actualmente está en obras la línea 2 (L2) que irá desde San Vicente del Rapeig a Babel pasando por la universidad, el centro y la Av Orihuela. De igual forma se encuentra en obras el bucle de la línea 4 (L4).

Poco después de este túnel que se ha comentado anteriormente (sentido Denia) comenzaría otro de 1,4 km, comprendido entre las estaciones de Sangueta y La Isleta, este túnel tiene un presupuesto de 34 millones de euros y su función será desdoblar la vía en un complicado e inseguro tramo.

Localidades como San Juan de Alicante o Muchamiel esperan su turno para recibir el tan necesario tranvía.

La red también sirve a toda la costa Norte de la provincia dando un servicio de cercanías a poblaciones como Benidorm, Altea y Denia, donde esta previsto que se creen ramales tranviarios y servicios suburbanos.

La ciudad cuenta con una extensa red de autobuses urbanos y metropolitanos de alrededor de 40 líneas. Estos autobuses tienen todas sus tarifas y títulos de viaje integrados entre sí e incluso con el TRAM a través de la tarjeta sin contacto Móbilis que puede usarse indistintamente para el transporte dentro del Área Metropolitana de Alicante.

Actualmente continúa siendo el medio de transporte público más utilizado por los alicantinos gracias a su gran de cobertura del territorio urbano.

El Aeropuerto se encuentra a 11 km de la ciudad, en la ciudad vecina de Elche. Se trata de un aeropuerto internacional, que se sitúa en sexto lugar en cuanto a número de pasajeros transportados con un total de más de 9 millones durante el año 2007.

Durante el 2008 se está acometiendo su ampliación con una nueva y moderna terminal que dotará al actual aeropuerto de capacidad para más de 20 millones de viajeros. De igual forma también se espera que tanto el TRAM como la línea de Cercanías de Renfe-Operadora C-1 conecten el aeropuerto con la futura Estación Intermodal Central de Alicante en una segunda fase.

Actualmente hay 3 líneas en funcionamiento que conectan la ciudad con sus alrededores y poblaciones cercanas. Estas líneas de cercanías están gestionadas por dos operadores diferentes. Uno es Renfe-Operadora, Entidad Pública Empresarial dependiente del Ministerio de Fomento de España, que pone a disposición de los usuarios trenes de cercanías en la mayoría de grandes ciudades españolas. El otro operador es FGV (Ferrocarriles de la Generalidad Valenciana) que a través de su marca comercial en Alicante (TRAM) conecta la ciudad con el centro de Benidorm pasando por otras poblaciones costeras.

Se construyó sobre el antiguo malecón, durante la primera mitad del siglo XX. Está compuesto por 6.000.000 de teselas que dibujan un mosaico ondulado de colores rojo, negro y blanco. Además, el paseo cuenta con cuatro hileras de palmeras que recorren los más de 500 metros de longitud del mismo. Se trata de una seña de identidad para los alicantinos, y todo un símbolo del turismo de la ciudad. Fue renovado y restaurado en los años 90, y sigue siendo considerado uno de los grandes hitos de la ciudad. Anteriormente a la Guerra Civil Española, esta zona de recreo recibía el nombre de Paseo de los Mártires.

Se encuentra a continuación de la Explanada de España. Se caracteriza por disponer de una serie de árboles centenarios de grandes dimensiones (Ficus), que ofrecen sombra durante casi todo su recorrido. Su cercanía al mar, hacen de este parque un lugar ideal para el descanso y la lectura. En sus dos extremos, se pueden encontrar dos fuentes decorativas, y esculturas de piedra representando a leones y perros, que hacen las veces de entrada al parque. Otro elemento de interés es un mapa de España de gran tamaño, y un monumento al escritor alicantino, Carlos Arniches.

Este parque se encuentra en la entrada sur de Alicante. Cuenta con cientos de palmeras y abundante vegetación autóctona, además de un lago y cascadas de agua que pueden ser visitados en pequeñas barcas disponibles para alquilar.

Es el parque de mayor extensión de la ciudad. Se encuentra ubicado en la zona norte de la capital alicantina, dando servicio a los barrios de la Virgen del Remedio, Virgen del Carmen y zona del Hospital General. En él, se pueden encontrar pinadas, zonas de recreo, merenderos, un pequeño lago, así como zonas deportivas.

Se ubica en las faldas del monte Benacantil, y constituye una de las vistas más espectaculares de la ciudad. Desde este parque pueden ser divisados el Barrio de Santa Cruz, la Catedral de San Nicolás, el Puerto y el Mar Mediterráneo. Otro de los atractivos de esta zona, es que está permitido recorrer la renovada muralla que accede al Castillo.

Es el segundo parque en extensión de Alicante. Se encuentra en una zona de expansión denominada PAU-1 o nuevo San Blas y tiene forma ovalada. Dispone de zona infantil, césped y un buen número de palmeras. De momento no dispone de muchos servicios, tan solo de una farmacia y una sucursal de Bancaja.

Alicante siempre ha sufrido déficit de amplias zonas verdes en el centro de la ciudad, por ello, tras el soterramiento de las vías del tren, se utilizará gran parte del terreno liberado para compensar el déficit de parques y de vegetación que sufre. En consecuencia, la zona que actualmente ocupa la estación de Madrid (Renfe) se convertirá en la plaza de mayor dimensión de Alicante. La estación (futura Intermodal) se situará medio kilómetro hacia el exterior (aproximadamente entre el paso a nivel de Alipark y el Puente Rojo). Otro de los grandes proyectos consiste en el desdoblamiento de la Explanada de España hacia el Muelle de Tomás y Valiente, duplicando así sus dimensiones. Lógicamente, ello requiere el soterramiento de Conde de Vallellano, que según fuentes de la Generalitat, comenzará cuando finalice la Volvo Ocean Race de octubre de 2008.

Las Hogueras de San Juan, son las fiestas mayores y oficiales de Alicante, declaradas de Interés Turístico Internacional desde 1984, siendo sus orígenes muy remotos ya que la costumbre de quemar objetos, bailando en torno a una hoguera con la llegada del solsticio de verano, se pierde en la noche de los tiempos.

Como tales fiestas organizadas con las peculiaridades actuales datan de 1928, siendo su impulsor José María Py y Ramírez de Cartagena. Con el pregón se dan por iniciados estos festejos, plantándose las hogueras, monumentos artísticos policromados de cartón piedra y madera de profunda carga satírica, en la noche del 20 de junio, quemándose cuatro días después tras lanzarse desde lo alto del monte Benacantil, donde se encuentra el castillo de Santa Bárbara, una monumental palmera de fuegos artificiales que es visible desde gran parte de la ciudad.

A lo largo de los días de fiesta hay una extensísima programación de actos tales como pasacalles, cabalgatas, ofrendas, corridas de toros, actuaciones musicales, campeonatos deportivos y un largo etcétera, viviéndose la fiesta en la calle donde la gente puede comer, cenar y bailar en las barracas y racós (o racons), degustando la típica coca amb tonyina (torta de atún) y les bacores (brevas). La fiesta cuenta con su reina, la Bellea del Foc elegida entre las que fueron "bellezas" de cada uno de los distritos y es la representación viva de la fiesta. En los días posteriores a la cremà de las hogueras tiene lugar un concurso de fuegos artificiales y tracas luminosas que se disparan desde la playa del Postiguet.

La Semana Santa alicantina cuenta con más de 30 cofradías que realizan sus procesiones desde el Domingo de Ramos hasta el de Resurrección. Destacan algunas tallas como la Virgen de las Angustias (Mare de Deu de la Penya) de Salzillo y la Virgen de la Soledad "La Marinera", que es la más antigua de la ciudad. Las procesiones más conocidas son la del Domingo de Ramos (La burrita) en la que participan muchos ciudadanos, la de Santa Cruz, en miércoles, con más de mil cofrades y cuatro pasos, siendo el más valioso el del Descendimiento. Cabe destacar las tallas del Gran Poder y La Esperanza, que son exhibidas en las procesiones del Miércoles Santo al estilo sevillano.

Es una romería de ocho kilómetros, con cinco siglos de antigüedad, que comienza en la Concatedral de San Nicolás (la religiosa) o el Ayuntamiento (cívica) y termina en el Monasterio de la Santa Faz, donde se venera un relicario que contiene un trozo de tela con las marcas de la faz de Cristo. Esta reliquia fue traída por el sacerdote de San Juan, Mosén Pedro Mena en el siglo XV. Se celebra el segundo jueves después de Semana Santa, y suelen participar más de 300.000 personas, siendo la segunda romería más importante de España, por detrás de la del Rocío.

Las fiestas de Moros y Cristianos de la ciudad de Alicante, a diferencia de las que se celebran en otras localidades de la provincia donde se vuelca toda la población, sólo se celebran en cinco barrios: Villafranqueza, del 12 al 19 de marzo; San Blas, del 9 al 12 de junio; Rebolledo, del 29 de junio al 2 de julio; Altozano, del 12 al 16 de agosto y Barrio José Antonio, del 24 al 28 de agosto.

Las fiestas suelen comenzar con el Avís de festa ("Aviso de fiesta"), un desfile con trajes de gala, que da paso a la Nit de l'Olla ("Noche de la Olla"), en la que se realiza un pregón. Los actos (como las Dianas y las Despertàs) y los desfiles (las Entradas) conducen a la Embajada y el Alardo, representaciones en las que bando cristiano "vence" simbólicamente al moro. El punto final lo pone la Retreta, un desfile en tono humorístico.

Desde 1993 existe la Federación Alicantina de Moros y Cristianos. Su objetivo es conseguir metas conjuntas a partir de los esfuerzos de los cinco barrios que celebran las fiestas.

Además, en Alicante se celebra el Carnaval y distintas fiestas de verano en diferentes barrios.

A pesar de ser el fútbol el deporte rey, los mayores éxitos deportivos de la ciudad provienen de otros deportes o deportistas. Así, se han obtenido éxitos nacionales e internacionales en deportes como el balonmano o el baloncesto; pero, sin embargo, en deportes individuales se han alcanzado mejores resultados. Así, Alicante ha sido lugar de nacimiento o de residencia de una veintena de deportistas que han participado en los Juegos Olímpicos.

Es quizá José Antonio Chicoy, que disputó la final de 4x100 estilos de Natación de los Juegos de México en 1968 el que inició la relevante participación de alicantinos en los Juegos Olímpicos. Pero no fue hasta los Juegos de Moscú en 1980 y Los Ángeles 1984 cuando Domingo Ramón consiguió un cuarto y un sexto puesto respectivamente en Atletismo (3000 metros obstáculos).

En los únicos Juegos Olímpicos disputados en España hasta la fecha, Barcelona 1992, cuatro fueron los deportistas alicantinos que participaron y, además, obtuvieron medalla por primera vez: Miriam Blasco, medalla de oro en Judo y primera medallista olímpica española; Francisco "Kiko" Sánchez, medalla de oro en vela, 470 masculino; Carolina Pascual, medalla de plata en Gimnasia rítmica; y Paqui Veza medalla de oro en fútbol. En los Juegos de Atlanta de 1996, Juan Escarré obtuvo medalla de plata en Hockey sobre hierba y la torrellanera Isabel Fernández obtuvo medalla de bronce en Judo. En los siguientes Juegos Olímpicos, Sídney 2000, Isabel volvió a obtener una medalla, esta vez de oro. Finalmente, obtuvo un quinto puesto en los Juegos disputados en Atenas en 2004. La ilicitana ha conseguido en total dos medallas olímpicas.

Otra destacada olímpica alicantina es Natalia Marín, que participó en los Juegos Olímpicos del añó ______, en la modalidad de Gimnasia Rítmica por equipos.

El equipo que más títulos ha conseguido a la ciudad fue el Club Balonmano Calpisa. Entre 1975 y 1980 obtuvo cuatro títulos de Liga consecutivos (1975, 1976, 1977 y 1978), cuatro títulos de la Copa del Rey (1975, 1976, 1977 y 1980) y una Recopa de Europa (1980). Posteriormente, el club cambió de patrocinador y de denominación en varias ocasiones, pasando a llamarse Tecnisa, Tecnisán (con la que obtuvo otra Copa del Rey en 1986), Helados Alacant y Club Balonmano Alicante Costablanca.Disputaba sus partidos en el pabellón que ahora lleva el nombre del que fuera jugador y entrenador pabellón municipal Pitiu Rochel. En cuanto al baloncesto, el Alicante Costa Blanca (denominado oficialmente Club Baloncesto Lucentum Alicante) ha sido el equipo deportivo de mayor éxito desde finales del siglo XX. El Alicante Costa Blanca se ha situado en dos ocasiones (temporadas 2002-2003 y 2004-2005) entre los 8 mejores equipos de la liga española. Recientemente, Alicante fue subsede del Eurobasket 2007 de Madrid, recibiendo a las selecciones de Francia, Italia, Eslovenia y Polonia en la fase inicial del torneo.

En fútbol, el equipo más representativo de la ciudad de Alicante es el Hércules CF. El club blanquiazul nace del sueño de Vicente Pastor Alfosea, más conocido como El Chepa, en 1914 (oficialmente se constituyó en 1922). El otro club de la ciudad es el Alicante CF, que comenzó su andadura en 1918. Ambos equipos juegan en el estadio Rico Pérez y militan en Segunda División durante la temporada 2008/09.

El fútbol siempre ha sido el deporte que ha levantado más pasiones en la ciudad, a pesar de no ser el deporte que más éxitos ha obtenido. Alicante fue sede del Campeonato Mundial de Fútbol de 1982, donde tuvieron lugar los partidos del Grupo C (Argentina, Bélgica, El Salvador y Hungría). Por otro lado, la Copa San Pedro es un torneo histórico en la ciudad, donde su participación se extiende a los barrios que participan directamente a través de sus asociaciones deportivas y culturales.

En 2008 la salida de la décima edición de la Volvo Ocean Race se dio el 11 de octubre de 2008 desde Alicante.

Por otro lado, a nivel de barrios, existen equipadas instalaciones municipales como: polideportivo El Tossal, Ciudad Deportiva de Alicante, polideportivo Pla-Garbinet, polideportivo Juan Antonio Samaranh, campo de fútbol El Cabo, campo de fútbol de la Albufereta, campo de fútbol de La Cigüeña, campo de fútbol de Divina Pastora, polideportivo Tómbola, campo de fútbol Virgen del Remedio o polideportivo San Blas.

Explanada de España junto a la Casa Carbonell.

Escena nocturna del Puerto de Alicante, con el Castillo de Santa Bárbara al fondo.

Parque El Palmeral.

Al principio



Aeropuerto de Alicante

Aeródromo de "La Rabassa" (Alicante).

Torre de control del aeropuerto.

El aeropuerto de Alicante, (código IATA: ALC, código OACI: LEAL), se encuentra a 9 km al suroeste de Alicante, ubicado en la pedanía de El Altet dentro del término municipal de Elche (a 12 km). Por su situación, este aeropuerto da servicio a una gran parte del levante español. Tradicionalmente ha tenido un importante tráfico charter, actualmente la mayor parte del tráfico es regular e internacional.

Ocupa el sexto lugar en la red aeroportuaria española según número de pasajeros, tras los aeropuertos de Madrid-Barajas, Barcelona, Palma de Mallorca, Málaga y Gran Canaria y se sitúa entre los 50 de mayor tránsito dentro de Europa. Tras los resultados estadísticos del mes de diciembre de 2008, ocupa la cuadragésima posición en la red aeroportuaria europea según número de pasajeros. Además, representa el aeropuerto de mayor tráfico de pasajeros de la Comunidad Valenciana.

En 2008 el aeropuerto recibió 9.578.308 pasajeros (un 5,0% más que en 2007), llevó a cabo 81.095 operaciones (un 1,7% más que en 2007) y gestionó 5.980.512 kg de carga (un 31,9% más que en 2007). Este incremento en número de pasajeros y operaciones, se debe principalmente a la puesta en marcha de la base de operaciones de Ryanair en noviembre de 2007 y su expansión durante el 2008 en el Aeropuerto de Alicante. No obstante, otras compañías como Easyjet y Air Berlín también han mejorado sus resultados respecto a los del año 2007, contribuyendo en el incremento en número de pasajeros y operaciones del aeropuerto.

Estos resultados mantienen la tendencia positiva que durante el año 2007 se obtuvo, tras entrar en operatividad la Terminal 2 en enero de 2007, que amplia en un 20% la capacidad del aeropuerto. Dicha nueva terminal, supone un área provisional para el tratamiento de pasajeros mientras se finalizan las obras de la Nueva Área Terminal, en construcción desde el año 2005 y que duplicará la capacidad actual del aeropuerto.

El aeropuerto de Alicante se encuentra ubicado en una de las zonas más dinámicas y con mayor proyección empresarial y económica de la costa mediterránea. La importancia vital del turismo se refleja en el porcentaje de pasajeros de vuelos internacionales, el ochenta por ciento del total. El Reino Unido, Alemania y Holanda son los países que aportan más pasajeros.

Así mismo, el tráfico regular nacional ha ido aumentando en los últimos años. Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca son los tres destinos más demandados. No obstante, en el último año (2008), el tráfico doméstico cayó un 4% respecto al anterior.

Antes de construirse el aeropuerto actual, Alicante disponía de la Base Aérea de La Rabassa, que se había creado con fines militares durante la Guerra Civil. Sin embargo, ésta fue utilizada por la aviación comercial de manera irregular y con bastantes dificultades debido a una serie de condiciones desfavorables (edificaciones muy próximas, accesos difíciles...). Pese a todo, este aeropuerto fue clasificado como aduanero y abierto al tráfico internacional por Orden de 26 de julio de 1951. El crecimiento del tráfico de pasajeros ya fue notable en los primeros años, pues pasó de 3.171 en 1951 a 8.552 en 1958.

Las instalaciones de Rabassa se mostraron muy pronto insuficientes como consecuencia de su incapacidad para el aterrizaje de grandes aeronaves y del potencial de tráfico derivado de la privilegiada situación de esta zona peninsular para el aprovechamiento turístico. Por ello, las compañías BEA e Iberia, británica y española, respectivamente, establecieron un servicio aéreo entre Londres y Valencia. La mayor parte de los turistas se dirigían en autobús desde Valencia a las costas alicantinas. Con motivo del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social fue aconsejable, por lo tanto, dotar a Alicante de un aeropuerto eminentemente turístico, ya que se consideró que dicha iniciativa llevaría consigo el establecimiento de líneas regulares, nacionales e internacionales, sin olvidar que la parte fundamental del tráfico se realizaría con carácter irregular en los denominados vuelos charter.

Estas perspectivas exigían condiciones e instalaciones que no se daban en la Base de Rabassa, cuya ampliación quedaba constreñida por su peculiar emplazamiento. Fue necesario buscar terrenos apropiados, con las características idóneas de relieve, vientos, nieblas, etc. para erigir un aeropuerto nuevo. Estas condiciones se encontraron en una llanura al sur de la ciudad de Alicante, junto al litoral, cerca de los núcleos ilicitanos de El Altet y Torrellano, es decir, en el mismo lugar donde estuvo emplazado el primer campo de vuelos exclusivamente civil que hubo en España, propiedad de la empresa francesa Lignes Aeriennes Latécoére. Dicha compañía lo utilizaba como escala de sus correos con Dakar (Senegal) a principios de la pasada centuria. Desde el año 1927 su uso corrió a cargo de la compañía Aeropostale, precursora de Air France, para los enlaces con Argelia.

El actual aeropuerto alicantino se abrió al tráfico el 4 de mayo de 1967 con instalaciones, infraestructura y equipos capaces para prestar servicio a un millón de pasajeros. Ese mismo día, aterriza el primer avión que procedía de Madrid, un Convair Metropolitan de la compañía Aviaco. La compañía Iberia se incorpora al tráfico del aeropuerto en noviembre de 1969 con sus líneas Alicante-Madrid y Alicante-Barcelona.

Desde su inauguración, ha supuesto la creación de un modelo turístico y de crecimiento para la Provincia de Alicante. Actualmente es la primera empresa de la provincia, generando 10.000 puestos de trabajo estables y otros 25.000 de forma indirecta.

En el año 1971 se supera la capacidad que disponía el aeropuerto, con 1.250.554 pasajeros. El incremento del tráfico obligó a construir un nuevo edificio terminal en el año 1972. El nuevo edificio se utilizó en un principio, sólo para vuelos internacionales. La segunda fase se concluye en 1974, y se incorpora el tráfico nacional en marzo de 1975.

El crecimiento sostenido del tráfico hace posible alcanzar los dos millones de pasajeros en 1978, lo que obliga a reformar la terminal de pasajeros y ampliar el estacionamiento de aeronaves en 60.000 metros cuadrados. Por razones operativas, se amplía la pista hasta los 3.000 metros.

Desde 1968, el movimiento de pasajeros creció de forma enérgica y continuada, multiplicándose el tráfico por diez en veinte años, para alcanzar los 3.000.000 pasajeros/año en 1988.

En 1996 se llevó a cabo una profunda reforma, que permitió atender a los nueve millones de pasajeros anuales que utilizan sus instalaciones en un breve espacio de tiempo. Para el embarque se instalaron cinco pasarelas telescópicas, y se construyó un nuevo edificio de oficinas para compañías aéreas, centro de operaciones y área de negocios. También se amplió la capacidad del aparcamiento de vehículos, se construyó una nueva salida rápida hacia la cabecera 28 y se amplió la plataforma de aeronaves.

Durante la primavera de dicho año (1996), tuvo lugar la inauguración de la Nueva Torre de Control a cargo del ministro de Fomento, Josep Borrell, y el presidente del Consell. La puesta en marcha de la torre de control no estuvo exenta de polémica en su día. A las pocas semanas se supo que el edificio estaba hueco y sin los equipamientos técnicos. Tuvieron que pasar nueve meses para que la torre comenzara a funcionar -febrero de 1997- contando con la vieja instalación como elemento auxiliar. Durante unos meses el control aéreo se simultaneó en ambas torres. La torre de control de El Altet se convirtió en el edificio más emblemático del aeropuerto provincial, con un diseño vanguardista propio de los mejores aeropuertos de la Unión Europea.

El 30 de noviembre de 2004, AENA adjudicó la construcción del área provisional de tratamiento de pasajeros (Terminal 2) en el Aeropuerto de Alicante por un importe de 6.057.743,96 euros. El plazo de ejecución fue de 11 meses. Al mismo tiempo se aprobó la licitación de la Nueva Área Terminal (NAT) por un importe de 308.502.144,17 euros y un plazo de ejecución de 42 meses. Con estas futuras instalaciones se duplicará la capacidad de la que disponía con la Terminal 1, alcanzando los 20 millones de pasajeros anuales.

El 29 de marzo de 2006, AENA adjudicó la ampliación de la Plataforma y Calle de Rodaje del Aeropuerto de Alicante por un importe de 29.728.895 euros y un plazo de ejecución de 19 meses. Su construcción permitirá ampliar la capacidad de la actual plataforma en al menos 15 puestos más para estacionamiento de aeronaves.

El 29 de octubre de 2006, finalizaron las obras de la Terminal 2, conocida como terminal puente. Sin embargo, su apertura no tuvo lugar hasta el 16 de enero de 2007. En un principio su finalidad consiste en atender el crecimiento de pasajeros, mientras se finalizan las obras de la NAT. Esta terminal auxiliar dispone de seis puertas de embarque (21-26), dos cintas de recogida de equipajes y catorce mostradores de facturación. Su uso está siendo llevado a cabo por las compañías de bajo coste Easyjet y Ryanair.

El 4 de marzo de 2008, AENA adjudicó el Sistema Automatizado de Tratamiento e Inspección de Equipajes (SATE) de la Nueva Área Terminal del Aeropuerto de Alicante a la UTE formada por las empresas Vanderlande Industries BV y Vanderlande Industries España por un importe de 70.395.000 euros y un plazo de ejecución de 20 meses.

A finales de marzo de 2008, finalizaron las obras del nuevo parking con capacidad para 4.200 vehículos, que se suman a las 2.000 plazas actuales, y una superficie total de 122.000 m2. Esta infraestructura forma parte de las obras de ampliación del Aeropuerto, que quedará conectado con la NAT por medio de dos pasarelas. Esta formado por dos módulos (norte y sur), con seis plantas cada uno (cinco alturas) e intercomunicados entre ellos. No obstante, su inauguración no se llevará a cabo hasta finalizar con las obras de la NAT.

El 10 de abril de 2008, AENA adjudicó la construcción de dos naves para almacenes por 4.770.049 euros y dos edificios de servicios aeroportuarios por 4.798.046 euros, a la empresa Constructora Hispánica S.A.. El plazo de cada actuación es de quince meses.

Durante el verano de 2008, casi doce años después de la inauguración de la Torre de Control del aeropuerto -febrero de 1997-, AENA se ha visto obligado a construir junto a ella una estructura auxiliar, de la misma altura, toda ella de hormigón armado, cuya función será "sujetar" aún más el edificio para reducir así el balanceo que sufre la parte más alta cuando sopla viento fuerte. Además servirá como salida de emergencia, a pesar de que el edificio principal ya contaba con ella.

El 4 de septiembre de 2008, AENA adjudicó a Emte Sistemas y a la compañía china fabricante de pasarelas CIMC-TianDa, el suministro e instalación de pasarelas y equipos de servicio a aeronaves de la NAT , por un importe de 15.678.028,63 euros y un plazo de ejecución de 15 meses.

El 11 de diciembre de 2008, AENA adjudicó la construcción de una nueva central eléctrica a la empresa Dragados por un valor de 18.342.954 euros. El plazo de ejecución es de 17 meses.

Con la construcción de la T-2 se da respuesta a la demanda de tráfico en el Aeropuerto de Alicante mientras se realizan las obras de la Nueva Área Terminal (NAT), que en estos momentos se están llevando a cabo en el lado este de la T-1. Su puesta en marcha, aumenta la capacidad operativa más de un 20% hasta las 24 operaciones/hora.

La nueva área terminal ha sido diseñada pensando en el máximo desarrollo, tanto de la edificación como del campo de vuelos, que se avanza en el Plan Director del Aeropuerto de Alicante. Esta configuración final contempla la construcción de una nueva pista paralela a la existente, y futuras ampliaciones del actual proyecto constructivo. Además, no se ha perdido de vista la posibilidad de acometer dichas ampliaciones sin suponer complicaciones en un futuro, y permitiendo la operatividad de la terminal.

El proyecto, actualmente en construcción, consta fundamentalmente de tres partes: un edificio procesador, un dique y un nuevo parking. Además se han ejecutado las obras necesarias para la construcción de un futuro satélite en fases sucesivas.

Con la construcción de esta nueva infraestructura, el Aeropuerto de Alicante dispondrá de un hall de facturación con una superficie de 15.500 m2 frente a los 5.700 actuales; el hall de salidas tendrá una superficie de 31.000 m2; un hall de recogida de equipajes cercano a los 15.900 m2 (en la actualidad suman casi 4.300 m2); y el hall de llegadas aumentará de los 1.000 m2 actuales a cerca de 7.900 m2. Además se instalarán 16 nuevas pasarelas (21 en total); cerca de 40 nuevas puertas de embarque (actualmente dispone de 19); 14 nuevas cintas de recogida de equipajes (25 en total); y pasará de los 53 mostradores (entre la T1 y T2) a los 145 mostradores de facturación. Los nuevos aparcamientos sumarán 4.200 plazas a las 2.000 actuales, destinando 850 plazas para el alquiler de coches. Y en cuanto a los autobuses, se añadirán 73 posiciones a las 31 actuales, dispuestas en la planta inferior del edificio procesador. Además se ha reservado una zona para la futura llegada del TRAM Metropolitano y del Cercanías.

La realización de esta obra, supone la construcción de 50.000 m2 de superficie (al sur y este del Nuevo Edificio Terminal) destinados a puestos de estacionamiento de aeronaves, lo que permitirá ampliar la capacidad de la actual plataforma en al menos 15 estacionamientos más. A esto hay que sumar la construcción de 100.000 m2 repartidos entre calle de rodaje, plataforma handling y caminos perimetrales.

Además, este proyecto contempla la construcción de un nuevo sistema de suministro de combustible para los puestos asistidos del Nuevo Edificio Terminal que están situados en la nueva plataforma; una planta separadora de hidrocarburos; un túnel bajo la plataforma para la conexión del Nuevo Edificio Terminal con futuro satélite; y la realización de todo el drenaje de la plataforma y de la NAT.

El SATE incluye quince hipódromos de equipajes de salida y catorce de llegada, la instalación e integración de máquinas de inspección, las cintas transportadoras de equipajes y el sistema de gestión y control.

Se integrarán los sistemas necesarios para llevar a cabo la inspección del 100% del equipaje de bodega de las aeronaves. Además, comprende el sistema de llegadas de equipajes.

El proyecto contempla la instalación de 16 nuevas pasarelas de embarque, 22 guías de atraque, 21 unidades autónomas de aire acondicionado y 21 convertidores estáticos de 400 Hz para aeronaves, así como la remodelación de diversos subsistemas en cinco pasarelas existentes.

El objeto principal de estas obras es dotar a la nueva central eléctrica de la capacidad de suministro de potencia eléctrica de emergencia suficiente para futuras ampliaciones del aeropuerto, además de mejorar la fiabilidad de dicho servicio. Tras la puesta en marcha de esta nueva central, la tensión de distribución interna del Aeropuerto se elevará de los 3 Kv hasta los 20 Kv.

Para este proyecto se ha diseñado un edificio de nueva planta, adaptada a la normativa NSE (Normalización de los Sistemas Eléctricos Aeroportuarios) con una capacidad de albergue de hasta seis grupos electrógenos de 3000 KVA, aunque en un primer momento sólo se instalarán cuatro, que serán suficientes para alcanzar la potencia de emergencia necesaria.

La Red Multiservicio se encargará de proporcionar a los sistemas y equipos que se conectan a ella el soporte físico necesario para transportar la información de datos, voz y vídeo por todo el recinto aeroportuario. Con ello mejorará la automatización de las operaciones del Aeropuerto además de optimizar la explotación de los recursos y la prestación de los servicios. Las obras tendrán un presupuesto de 17.692.028,44 euros y un plazo de ejecución de 24 meses.

La nueva red deberá contemplar la implantación de nuevos servicios como son red inalámbrica, megafonía, Trunking Digital, telefonía sobre IP y circuito cerrado de TV, entre otros.

Consiste en integrar diferentes subsistemas de seguridad aeroportuaria, como el control de accesos a las diferentes zonas y dependencias no públicas que requieren de una autorización previa. En segundo lugar, proporcionará un sistema de acreditación personal para dotar de la pertinente autorización a aquellas personas que desarrollan su actividad laboral en el Aeropuerto. Además, se implantará un circuito cerrado de televisión para la grabación y videovigilancia de las instalaciones aeroportuarias.

El proyecto cubrirá la ampliación del Aeropuerto, tanto la plataforma como la NAT (Nueva Área Terminal) y nuevos viales de circulación. El expediente tendrá un presupuesto de 10.204.588,76 euros y un plazo de ejecución de 15 meses.

Supone la construcción y el equipamiento de locales para uso comercial, restauración y tiendas, incluyendo su señalización y creando espacios ambientales para el desarrollo de dicha actividad en el Aeropuerto, en los que se ofrezca una imagen unitaria, compartiendo todas ellas los mismos materiales y criterios compositivos en alzado, así como la misma estructura, con objeto de ofrecer una imagen clara y funcional al usuario. El expediente tendrá un presupuesto de 6.402.524 euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

Entre las acciones que contempla este proyecto destacan la regularización de la franja de pista y de la franja de la calle de rodaje; demolición de la caseta de reguladores de la franja de pista, reposición y desdoblamiento de la misma fuera de la franja; y la instalación de luces de eje de calle de rodaje cada 15 metros, en vez de cada 30 metros, en los tramos rectos de la calle paralela a la pista. Se ha licitado por un importe de 12.997.750 euros y un plazo de ejecución de 12 meses.

La adquisición de este equipamiento dará soporte a las actividades de operación, comercialización, producción, gestión y control de todas las operaciones aeroportuarias y cubrirá las necesidades funcionales y de relación de todos los agentes implicados en este nuevo escenario aeroportuario. Su importe es de 6.994.229 euros y contempla un plazo de ejecución de 18 meses.

El conocimiento de estos datos, permitiría al aeropuerto iniciar los trámites para que se tomen las medidas sancionadoras oportunas cuando las aeronaves se salgan sin justificación de la huella acústica.

Esta actuación, forma parte del cumplimiento del Plan de Aislamiento Acústico (P.A.A.), que se inicia como consecuencia de la declaración de impacto ambiental de 2003 para la ampliación del Aeropuerto de Alicante. En la actualidad Aena ha finalizado el 85,30% del P.A.A., lo que significa que más de 1.500 viviendas repartidas entre Elche y Alicante ya están insonorizadas.

Fuentes de AENA han anunciado que ha comenzado la redacción del expediente para la contratación del suministro e instalación del citado sistema, en el que Fomento invertirá 600.000 euros.

En total: 53 mostradores de facturación; 19 puertas de embarque, 5 con pasarela telescópica; 11 cintas en hipódromo para recogida de equipajes; zona comercial; sala VIP.

Actualmente sólo se puede acceder por carretera. Sin embargo, está prevista la llegada al Aeropuerto de Alicante del Cercanías y del TRAM en un futuro cercano. Se ha reservado un espacio, en el sótano del edificio procesador de la NAT, para la construcción de ambas estaciones.

Recientemente, 5 de diciembre de 2008, el Ministerio de Fomento declaró la "urgente ocupación" de los terrenos necesarios para los nuevos accesos del Aeropuerto de Alicante. La superficie afectada por la ocupación, situada en el término municipal de Elx, abarca los 32.384 mm2.

Además, se creará la compatibilidad de dichos accesos con el desdoblamiento de la N-338 que la Dirección General de Carreteras tiene previsto ejecutar y que supondrá la mejora de la accesibilidad al entorno del Aeropuerto de Alicante.

Se puede acceder a través de la N-338, que comunica el Aeropuerto de Alicante con la A-7 (Autovía del Mediterráneo), la A-79 (Vía Parque), la N-340 (Carretera Murcia-Alicante-Xátiva) y la N-332 (Carretera Cartagena-Alicante-Valencia).

El tiempo estimado de duración del trayecto, entre la futura Estación Intermodal de Alicante y el Aeropuerto, será de 16 minutos y la longitud del trazado de 11,5 km.

Actualmente, dispone de la posibilidad de acceder a su destino con vehículo propio, vehículo de alquiler, taxi o autobús.

Debido al aumento del tránsito, el aeropuerto ha vivido diversas obras de ampliación a lo largo de su historia, pero sin duda la que marcará un hecho insólito, es la que se está llevando a término actualmente, bajo la denominación de Plan levante/Alicante.

Para poder afrontar este crecimiento de forma sostenible hay que considerar los factores ambientales, lo cual condujo en 2003 a la implantación de un Sistema de Gestión Ambiental (SGA), para asegurar el cumplimiento de los requisitos legales aplicables y permitir un mejor desarrollo ambiental.

El SGA de AENA -Aeropuerto de Alicante- tiene como referencia la Norma UNIX-EN ISO 14001: 2004 Sistemas de Gestión Ambiental: requisitos y orientación para su uso. El ámbito de aplicación es extensivo a la gestión y mantenimiento de las instalaciones e infraestructuras aeroportuarias, así como los servicios prestados por otras empresas que trabajan en el aeropuerto.

El sistema está certificado por AENOR desde Septiembre del 2004, certificación que fue renovada con éxito en 2007.

Al principio



TRAM Metropolitano de Alicante

Un tren-tram de la línea 3 en la estación Lucentum dirección Condomina.

El TRAM - Metropolitano de Alicante (en valenciano, TRAM - Metropolità d'Alacant) es una marca comercial de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana que denomina ciertos servicios de transporte de la ciudad de Alicante (España) y poblaciones cercanas.

Los servicios del TRAM combinan el tranvía en superficie tanto por vías tranviarias como por vías ferroviarias, el tren ligero (tanto en superficie como subterráneo) en el núcleo urbano y servicios de cercanías (tanto con trenes diésel como con tren-tram, con velocidades de hasta 100 km/h), hasta poblaciones cercanas del área metropolitana y otras más lejanas.

La línea 1 es una línea ferroviaria que une Alicante y Benidorm, y en un futuro Denia con el aeropuerto del Altet atravesando Alicante a través de un túnel de forma electrificada y adaptada, el tramo Benidorm-Denia está sin electrificar y con andenes de piso alto, a partir de la línea Alicante-Benidorm se han creado diversos servicios y ramales tranviarios que utilizan los trazados ferroviarios para acortar el tiempo de viaje y se integran como tranvía en los cascos urbano o avenidas, también se crearán diversos servicios sobre la línea Alicante-Benidorm para dar servicio a los apeaderos suburbanos, como la línea 3 y la futura línea 5.

Está gestionado por Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana al igual que MetroValencia.

Total: 3.960.074 pasajeros.

Total kilómetros de red: 97,894 km.

Kilómetros de túnel: 0,886 km.

Kilómetros en superficie: 97,008 km.

Kilómetros de vía única: 80,671 km.

Kilómetros de vía doble: 17,223 km.

Las frecuencias se mejoraran paulatinamente conforme se vayan recibiendo nuevas unidades y ejecutando obras que permitan más circulaciones por hora, cuando la red esté finalizada por el tramo subterráneo las frecuencias en conjunto estaran en torno a los 3-4 minutos. En varias ocasiones los usuarios se han ido quejando de la impuntualidad de paso.

El TRAM penetra en subterráneo al llegar al casco urbano de Alicante, este túnel tendrá un total de 4,2 km y seis estaciones: MARQ, Mercado, Luceros, Intermodal, Gran Vía y Avenida Orihuela, por este túnel pasarán la mayoría de servicios urbanos y de cercanías.

Actualmente, de este túnel sólo está operativo el tramo MARQ-Mercado, de 730 m de longitud. Para el primer semestre de 2009 ya se ha anunciado la entrada en servicio de la estación de Luceros, y ya para 2011 estaría el túnel construido en su totalidad. Las unidades podrán alcanzar una velocidad de 70 km/h en el caso de los tranvías y de 110 km/h en el caso de los trenes-TRAM, por este túnel no circulará en servicio ninguna unidad de tren "pesado".

Poco después de este túnel que se ha comentado anteriormente (sentido Denia) comenzaría otro de 1,4 km, comprendido entre las estaciones de Sangueta y La Isleta, este túnel tiene un presupuesto de 34 millones de euros y su función será desdoblar la vía en un complicado tramo, también servirá para reducir el tiempo de viaje y eliminar la vía única de la línea 4 que pasará a usar este trazado.

Los trenes-tram de Vossloh, con capacidad para 303 pasajeros y velocidad máxima de 100 km/h, están capacitados para poder realizar trayectos mixtos, es decir, de tranvía sobre un trazado urbano o de tren en un medio suburbano o metropolitano (pudiendo alcanzar en este último caso los 100 km/h).

Por estas unidades, FGV deberá pagar una multa debido a irregularidades en el contrato de los 9 Tren-Tram a Alstom (en la actualidad Vossloh) denunciadas por los aspirantes a ganar el concurso.

A finales de mayo de 2007 entraron en servicio los tranvías de Bombardier de la familia Flexity Outlook que irán incorporándose progresivamente a las nuevas líneas en construcción. De momento se pueden ver en el servicio de la línea 3 desde Mercado hasta El Campello y en la línea 4. Igualmente se espera que las frecuencias en la línea vayan incrementándose progresivamente con el apoyo del nuevo material tranviario y al tiempo que se vayan abriendo al público posteriores tramos y ramales.

Actualmente (2007) se han reformado, modernizado y adecuado por parte de Sunsundegui a la marca comercial TRAM seis de los ocho automotores MAN diésel que circulan entre Benidorm y Denia.

La idea de poner en marcha el tren de época Limón-Exprés la tuvo el inglés David A. G. Simpson. Desde la estación de Benidorm veía antiguos vagones de tren fuera de servicio que antes circulaban por la línea Denia-Carcagente, entonces parcialmente y un poco después totamente cerrada, y que debían ser llevados al desguace.

El innovador proyecto tuvo éxito: los vagones se pintaron de nuevo. Y desde el 1 de junio de 1971 hasta el 27 de mayo de 2005 funcionaron en el tren turístico Limón-Exprés entre Benidorm y Gata de Gorgos doce vagones de las series CC-200 y ZZ-200, fabricados en los años 1920. Ambos tipos de vagones se modificaron y renovaron en 1987. Iban tirados por locomotoras de la Serie 1000, fabricadas entre 1954 y 1964 por la empresa Babcock & Wilcox.

Por desgracia, desde finales de mayo de 2005 ya no está en funcionamiento. Los vagones no están en buen estado y en los últimos tiempos hubo algunos descarrilamientos. Debido a este envejecimiento del material, se ha optado por una renovación del material rodante. Debido a otros grandes proyectos, como la renovación de la vía, este proceso puede alargarse aún un tiempo. En la actualidad se encuentra en estado de abandono.

Las cocheras y talleres del TRAM Metropolitano de Alicante se sitúan en el término municipal del Campello. Muy cercanas al peaje de la AP-7 donde comienza la A-70. Sus obras se iniciaron en abril de 2005 con un presupuesto cercano a los 30.000 euros. Cuenta con una superficie de 65.000 metros cuadrados. Se inauguraron el 29 de marzo de 2007 por el conseller García Antón y el alcalde de Campello Juan Ramón Varó. Las dependencias cuentan con un conjunto de instalaciones fijas, que permiten el almacenamiento de los convoyes, la toma y deje de servicio por parte de los conductores, la limpieza del material móvil y la reparación de los distintos componentes de los vehículos.

El consistorio de Alicante junto con la Consellería de Transportes prevén la construcción de nuevas líneas que discurrirán desde la Estación Central Intermodal de Alicante hasta la parte sur de la ciudad. De esta forma se contribuirá a acercar la red TRAM a barrios tan poblados como La Florida, Babel, etc. En una fase posterior se contempla la posibilidad de cerrar un anillo tranviario en torno al centro de la ciudad.

Se proyecta, de igual forma, que la red del TRAM llegue a medio plazo a la nueva estación intermodal con la que constará el Aeropuerto de Alicante (TRAM + Cercanías + AVE + Bus) tras la remodelación y ampliación de la que está siendo objeto.

Además, la probablemente llamada línea 6 conectará la pedanía alicantina de El Palamó/Villafranqueza, con el centro de Alicante hasta llegar a Muchamiel, pasando por la playa de San Juan, la pedanía de la Santa Faz y San Juan de Alicante.

De la línea 1 a la altura de la IFA saldrá un ramal que seguirá por la Vía Parque hasta llegar al casco urbano de Elche, dando servicio a la Universidad Miguel Hernández, la Estación de Elche-Parque/Elx-Parc y el centro de Elche, están previstos varios viaductos para evitar pasos a nivel y perder el menor tiempo posible de viaje.

Esta línea será un servicio que discurrirá solamente por el término municipal de Elche, debido a un ramal que permitirá crear un triángulo ferroviario a la altura del Instituto Ferial Alicantino (IFA), que permitirá que desde Elche puedan llegar tranvías y trenes-tram tanto al aeropuerto como a Alicante sin necesidad de trasbordos.

Existe la posibilidad para el futuro de que la línea del antiguo trenet de la Marina (Benidorm-Denia), actualmente reconvertido en la línea 9 del TRAM, tenga continuidad hasta Gandía. Así los viajeros podrían llegar en tren hasta Valencia realizando un trasbordo en la estación de Gandía de la línea C-1 del Cercanías Valencia.

Los ayuntamientos de Alcoy, Cocentaina y Muro unieron fuerzas para impulsar una línea del TRAM que una a las tres poblaciones. Por otro lado también plantearon prolongar la línea 2 (Alicante-San Vicente) hasta Alcoy por la Hoya de Castalla, siguiendo la autovía del Mediterráneo.

Al principio



Source : Wikipedia