Algeciras

3.4173461823466 (1349)
Publicado por t800 01/04/2009 @ 05:12

Tags : algeciras, ciudades de cadiz, cádiz, andalucía, españa

últimas noticias
El helicóptero que cubrirá Algeciras-Ceuta tendrá una capacidad ... - 20 minutos
El helicóptero que se empleará en la futura línea aérea entre Algeciras (Cádiz) y Ceuta, la cual está previsto inaugurar a finales de este año, tendrá una capacidad para 15 personas y la duración estimada del vuelo será de 7 a 10 minutos....
El Algeciras pierde en Conil, pero asciende a Tercera División (2-1) - Sur Digital (Andalucía)
El Algeciras Club de Fútbol consiguió ayer lo que hace diez meses parecía una auténtica utopía: el ascender a categoría nacional, después de que una serie de individuos lo mandara al pozo de la Primera Andaluza. Al final se deslució algo el...
Diego Pérez 'Yiyi': «Este es un triunfo de la cantera de Algeciras» - Sur Digital (Andalucía)
SUR Tras la conclusión del partido, el técnico del Algeciras, Diego Pérez 'Yiyi' intentaba soltar toda la adrenalina que llevaba dentro desde el inicio de la competición. El técnico, que ya ha entrado por méritos propios a la historia del Algeciras,...
El Grupo Filatélico y Numismático presenta el sello conmemorativo ... - Sur Digital (Andalucía)
La feria de coleccionistas que se celebra en la Plaza Neda acogió ayer la presentación de un sello conmemorativo del programa Algeciras en Domingo, a cargo del delegado de Turismo, Javier Soto, y del presidente del Grupo Filatélico y Numismático,...
Radio Algeciras celebra 75 años de historia - El País (España)
El alcalde de Algeciras (Cádiz), Tomás Herrera, y el director general de la Cadena SER, Raúl Rodríguez, descubrieron ayer la placa que otorga el nombre Radio Algeciras a una céntrica calle de esta ciudad. Fue uno de los actos celebrados para conmemorar...
Algeciras debate hoy unos presupuestos de 140 millones - Andalucía Información
El Pleno del Ayuntamiento de Algeciras que celebrará esta mañana se presenta como el más interesantes de cuantos se han desarrollado durante el presente curso político. Cuestiones como la aprobación del presupuesto municipal para este ejercicio han...
UGT pide mejoras en las condiciones de la Educación Infantil de ... - Sur Digital (Andalucía)
Vilches mencionó que «no es de recibo que sucedan en Algeciras manifestaciones y concentraciones de padres de alumnos de los colegios de San García o San Bernabé pidiendo más plazas para que sus hijos de tres años estudien cerca de sus domicilios...
Las navieras temen descenso pasajeros Algeciras-Ceuta durante la OPE - Finanzas.com
Las compañías navieras que operan en la línea marítima entre los puertos de Ceuta y Algeciras (Cádiz) han expresado su temor a un descenso en el número de pasajeros y vehículos que embarquen en ambos puertos durante la Operación Paso del Estrecho....
Emalgesa Algeciras encarrila el pase a la siguiente fase - Sur Digital (Andalucía)
El equipo femenino del Club de Waterpolo Emalgesa Algeciras está en una excelente posición para clasificarse para la siguiente fase del Campeonato de España de Waterpolo de Segunda División, que se está disputando en la piscina del Ciudad de Algeciras....

Algeciras (España)

Algeciras (España )

La ciudad de Algeciras es un municipio español perteneciente a la provincia de Cádiz en la comunidad autónoma de Andalucía y ubicado en la comarca de Campo de Gibraltar. Se localiza en la Bahía de Algeciras en un enclave geográfico estratégico por estar situado en el Estrecho de Gibraltar lugar de contacto entre el mar Mediterráneo con el océano Atlántico. Esta situación permite que posea el puerto marítimo por donde fluye la mayor cantidad de personas y mercancías entre Europa y África y más concretamente entre España y Marruecos.

En el año 2008 contaba con 115.333 habitantes y una densidad de población de 1.294,0 hab/km² en un término municipal con una superficie de 85,9 km² a una altitud media de 20 msnm. Por su población Algeciras es el duodécimo municipio de Andalucía y el tercero de la provincia tras Jerez de la Frontera y Cádiz respectivamente. La ciudad se encuentra a 123 kilómetros de Jerez de la Frontera, a 144 de Málaga y a 155 de Cádiz.

Es la ciudad más poblada del Campo de Gibraltar, y posee una importante población flotante, por su situación estratégica de comunicaciones con África, su puerto marítimo y las industrias que hay en la comarca. El tejido industrial químico-metalúrgico de la comarca constituye el núcleo industrial más importante de Andalucía, y segundo de España. El motor económico de la ciudad es sin embargo su puerto, que es uno de los más importantes de España y uno de los de mayor crecimiento del mundo, particularmente en cuanto a tráfico de contenedores, y que a su vez ocupa el primer puesto de tráfico de contenedores y buques del Mar Mediterráneo.

Es cabeza del Partido Judicial de su mismo nombre que comprende los municipios de Los Barrios y Tarifa además de la propia Algeciras con un total de 138.113 habitantes.

El nombre Algeciras nombre procede del árabe الجزيرة الخضراء Al-Yazira al-Jadrā', "la isla verde", por la isla que se encontraba frente a su costa antes de ser anexionada al puerto. También podría proceder de الجزائر Al-Yazā'ir ("las islas"). Este nombre le fue dado en el año 711 por los primeros musulmanes llegados a la península ibérica. Anteriormente, en época romana la ciudad situada en lo que hoy es el centro de la ciudad fue llamada Iulia Traducta nombre que hace referencia a que fue poblada por disidentes al imperio romano procedentes de Tánger "transportados" a la península. Aparece designada también como Tingentera, interpretada como Tingis altera o "la otra Tingis", y como Iulia Ioza en púnico.

El gentilicio es algecireño y procede del nombre castellano (Algeciras). Como en otras ciudades de la zona (La Línea, Gibraltar, Ceuta, etc.) a sus ciudadanos se les conoce por un gentilicio popular, así a los algecireños se les llama especiales. El origen de este gentilicio popular es incierto.

La ciudad de Algeciras se encuentra situada en el extremo sur de la península ibérica en el interior de una amplia bahía que toma su nombre. El término municipal está delimitado por el río Palmones que lo separa del municipio de Los Barrios al norte y el Arroyo del Pilar que lo separa del municipio de Tarifa al sur. El frente marítimo de la ciudad está en contacto con las aguas de la Bahía de Algeciras y las del Estrecho de Gibraltar.

Como todo el área del Estrecho de Gibraltar el término municipal de Algeciras es tremendamente complejo en lo que a su geología se refiere. Los entornos de la ciudad se enmarcan dentro de las llamadas Unidades del Campo de Gibraltar pertenecientes a la Cordillera Prebética. Dentro de ellas aparecen afloramientos de las unidades de Algeciras-Los Nogales, Almarchal, Algibe, y Gibraltar-Los Pastores. Las unidades de Algeciras-Los Nogales y Aljibe son similares en cuanto a su composición, un estrato superior de areniscas miocénicas y secuencia inferior de margas y arcillas si bien en la Unidad de Algeciras destacan especialmente las formaciones de Flysch margo-areniscoso-micáceo con estratos superpuestos de materiales blandos y duros que dan lugar a típicas formaciones en zonas próximas a la costa. La unidad de Almarchal, muy poco representada, tiene una facies típica con margas esquistosas de color gris-amarillento. La unidad Gibraltar-Los Pastores es la más antigua de las presentes datada en el triásico y presenta un único afloramiento en Los Pastores y la cantera de Los Guijos con un fuerte contenido en fósiles de gran interés. Aparte de estas series estratigráficas destacan en el municipio los materiales postorogénicos representados principalmente en las cuencas aluviales y de colmatación alrededor de los ríos de la Miel y Palmones. Estos materiales cuaternarios, de muy reciente sedimentación, conforman las llanuras de inundación de estos cauces.

La ciudad se encuentra construida en una zona de colinas de baja elevación, de norte a sur desde El Rinconcillo hasta San García que condicionan el crecimiento de la ciudad, en estas colinas se asientan diversas urbanizaciones de moderna construcción, así ocurre en el Cerro de los Adalides o el cerro del Algarrobo. Al interior se encuentra la Sierra de Algeciras con una alineación Noreste–Sudeste donde aparecen varias formaciones orográficas delimitadas por los valles de los ríos y arroyos. Destacan en el conjunto de las sierras de la ciudad la de Las Esclarecidas con 610 metros de altitud, del Algarrobo con 668 y de la Luna con 735 metros sobre el nivel del mar con una exuberante vegetación caracterizada por bosques de alcornoque y bosques de ribera en los valles. En la zona cercana al Estrecho se encuentra el paisaje conocido como Cerros del Estrecho de escasa elevación pero cercanos al mar con una muy acusada pendiente que llega en ocasiones a superar el 30% formando abruptos acantilados. Destacan especialmente los cerros del Centinela y de la Horca en los alrededores de Punta Carnero.

El término municipal de Algeciras se encuentra cruzado por los ríos de la Miel, Palmones y Pícaro y por numerosos arroyos de corto recorrido y acusado estiaje.

En el frente litoral de Algeciras pueden diferenciarse dos zonas. El área del Estrecho, desde los límites con el término municipal de Tarifa hasta la playa de Getares, posee zonas alternas de acantilados sin urbanizar y calas de pequeño tamaño donde destacan los accidentes geográficos de Punta Carnero, Punta del Fraile o Punta Acebuche. El resto del área, desde la playa de Getares hasta el río Palmones, posee zonas de costa baja y playas urbanizadas como las playas de El Rinconcillo, Getares o las ya desaparecidas playas de los Ladrillos o del Chinarral, salvo en zonas puntuales como Punta de San García, La Cornisa o el propio frente de las Villas Vieja y Nueva donde el terreno asciende abruptamente. El litoral del término municipal tiene unos 7,030 kilómetros de playas, 5,810 kilómetros de acantilados, principalmente en Punta Carnero, 6,540 kilómetros de costa baja sobre todo en la zona del Estrecho y 2,870 kilómetros pertenecientes al frente de la ciudad.

La ciudad posee actualmente tres playas de uso recreativo, El Rinconcillo, El Chinarral y Getares, aunque en el pasado disfrutaba también de las playas de Los Ladrillos, del Barranco y de El Chorruelo, hoy absorbidas por el puerto.

Más del 80% del término municipal es superficie forestal y natural, gran parte bajo alguna figura de protección oficial. De ese modo un 21% del término, unas 1.872 hectáreas, pertenece al Parque Natural de Los Alcornocales; un 27%, unas 2.316 hectáreas, al Parque Natural del Estrecho, y unas 58 hectáreas protegidas entre los términos de Algeciras y Los Barrios pertenecen al Paraje natural de las marismas del Río Palmones.

Entre su flora encontramos biotopos muy singulares como los bosques de galería llamados localmente canutos o los bosques de niebla; estos valles conservaron durante las glaciaciones parte de la flora tropical europea de la era terciaria. Esta flora típica de la región macaronésica se encuentra hoy día en peligro de extinción debido a la pérdida de sus hábitats y a la antropización del medio. El bosque en el que se conserva es principalmente del tipo laurisilva y está compuesto por árboles y arbustos como el Ojaranzo (Rhododendron ponticum) o el Avellanillo (Frangula alnus), y por varios tipos de helechos como Psilotum nudum, Davalia canariensis o Cheilantes guanchica. En los valles también es posible encontrar plantas endémicas como el Quejigo andaluz (Quercus canariensis).

El bosque mediterráneo de Alcornoques con matorral bajo xerófito ocupa las más amplias extensiones dentro de las áreas naturales del municipio. Entre las zonas que ocupa es posible advertir todas las diferentes etapas de regresión de esta serie de vegetación, desde el bosque cerrado de las zonas altas de la sierra hasta los pastizales de gramíneas cercanos a la ciudad.

Entre su fauna destaca el paso masivo de aves por el estrecho de Gibraltar durante la migraciones. En las sierras es posible observar varios tipos de mamíferos como corzos (Capreolus capreolus), jabalíes (Sus scrofa), ginetas (Genetta genetta) y meloncillos (Herpestes ichneumon) entre otros, y en su costa es usual la presencia de diversas especies de cetáceos como rorcuales (Balaenoptera physalus), delfines mulares (Tursiops truncatus), orcas (Orcinus orca) y cachalotes (Physeter macrocephalus).

Hasta los años noventa la pesca era uno de los pilares de la economía de la ciudad sin embargo la crisis con los caladeros marroquíes de principios de los noventa limitó la flota local hasta el escaso centenar de barcos que posee en la actualidad.

En sus bosques se han realizado desde hace siglos tareas de "saca" de corcho, los corcheros y sus mulas cargadoras transportan el corcho extraído de los alcornoques desde el monte hasta las ciudades vecinas, en Algeciras se comerciaba con el corcho de la sierra de la Esclarecidas principalmente; otra labor tradicional ligada al entorno natural era la fabricación de carbón, al igual que los corcheros los carboneros extraían su materia prima, la madera muerta, de los bosques cercanos a la ciudad y los quemaban en hornos repartidos por la sierra hasta su transformación en carbón para uso doméstico.

La zona ha sido lugar habitual de caza de ballenas, hasta los años 50 del siglo veinte existió una empresa ballenera en la zona de Punta Carnero de la que aún se mantienen en pie las infraestructuras. Desde este lugar la empresa Ballenera del Estrecho operaba no sólo en las zonas limítrofes sino también en el Golfo de Cádiz hasta la última campaña de 1954.

En general, el clima de la zona del Campo de Gibraltar se puede definir como templado, de transición entre el mediterráneo y el oceánico, caracterizado por unas condiciones de temperaturas suaves y regulares y por precipitaciones irregulares y de carácter torrencial con una media anual situada en los 1.000 mm. Como toda la zona del estrecho es muy importante la influencia del viento; de entre los vientos predominantes destacan el viento de levante y poniente, casi exclusivos de la zona, la distribución temporal de éstos es similar en invierno, sin embargo en verano el viento de levante es mayoritario en general, la humedad media de la ciudad es del 80%. La amplitud térmica de la ciudad es la más baja de cuantas se registran en Andalucía.

En el ámbito de la ciudad el yacimiento del embarcadero del río Palmones, localizado en 1994, perteneciente al Paleolítico y Neolítico ha suministrado numerosos útiles de sílex y protocuarcita perteneciente al periodo achelense, que junto a otros de la zona de Torrealmirante datados en el periodo Solutrense y en Punta Carnero y en la Villa Nueva permiten situar sociedades de cazadores-recolectores asentandas junto a ríos y en zonas costeras.

Aunque hay referencias escritas de población en época púnica el registro arqueológico aún no ha dado pruebas de ello, aunque se han localizado en Cala Arenas y zonas limítrofes varios asentamientos cartagineses de pequeña entidad. En la Villa Nueva se ha localizado cerámica relacionada con esta época pero no es posible afirmar la existencia de un enclave cartaginés en el casco histórico aunque algunos expertos consideran la posibilidad de que existiera uno en la Isla Verde.

Los investigadores nombran tres asentamientos romanos en la ciudad, Iulia Traducta, Caetaria y Portus Albus. Bajo lo que hoy es el Hotel Cristina, en la Villa Vieja, se localizaron a mediados del siglo XX varias construcciones romanas, restos del alcantarillado y basas de columnas. Es en esta zona donde se sitúa hoy día a Iulia Traducta. La importancia de esta ciudad ha sido puesta de manifiesto tras el hallazgo de un complejo industrial para la elaboración de garum en la calle San Nicolás y datado en el siglo primero. También tendría un puerto en el estuario del Río de la Miel y un barrio asociado a éste en la zona baja de la Villa Nueva. Según las crónicas fue poblada en época romana con ciudadanos procedentes de Tingis, Tánger, como medida de castigo a esta ciudad norteafricana por las insurrecciones contra el imperio que habían protagonizado, de ahí procede el nombre de Iulia Traducta e Iulia Ioza, nombre púnico, significando en ambos casos Transportada. Según Pomponio Mela la ciudad era también llamada Tingentera (o Tingis Altera, la otra Tánger).

Aún en el término municipal, en la barriada de Getares se han localizados restos de construcciones y piletas para la fabricación de garum. Además de estas estructuras, la toponimia nos permite situar allí la ciudad de Caetaria, Cetaria o Cetraria (de donde procedería Getares), nombre que parece hacer referencia a la pesca de cetáceos y atunes, industria que hasta los años sesenta del siglo XX era importante en la zona.

Por último en la playa de El Rinconcillo se conservan los restos de unos hornos de fabricación de ánforas, en este lugar se piensa hubo de encontrarse Portus Albus, ciudad muy citada por las fuentes y los portulanos romanos, o algún pequeño poblado cuya economía se basaba en la pesca y la obtención de sal (pues a mediados del siglo XX se descubrieron estructuras de canalizaciones para salinas), industria complementaria a las ya citadas de fabricación de garum.

Durante los últimos años del Imperio Romano de Occidente las incursiones bárbaras llegaron a la región del Estrecho resultando asolada la zona por los mauritanos en 172 al 175 durante el gobierno de Marco Aurelio y en el periodo 193 al 211 con Septimio Severo. En 280 siendo emperador Galieno se produjo el paso de suevos, germanos y francos mientras que en 429 fueron los vándalos, en un número de 80.000 según las fuentes de la época, los que pasaron el estrecho de Gibraltar para asentarse en los territorios de la antigua Cartago. Uno de los puertos utilizados para ello fue el de Iulia Traducta pero también el de Carteia, Baelo Claudia o Menralia. Antes de pasar a África apresaron todas las embarcaciones que encontraron en el lugar, se aprovisionaron de víveres y destruyeron todas las instalaciones que pudieran representar un futuro peligro en forma de nueva invasión. Con posterioridad, ya en el siglo IV, se sabe de la presencia en la ciudad de un enclave bizantino por el descubrimiento de un cementerio en el estuario del río de la Miel y varios objetos descontextualizados en la Villa Vieja pero no se conoce la embergadura de la ciudad.

En 711 los árabes desembarcan en la península y Algeciras es la primera ciudad fundada por ellos. Con el nombre de Al-Yazirat Al-Hadra o Al-Yazirat Umm Hakim, Algeciras fue desde su fundación ciudad fundamental para la causa musulmana al constituirse como principal puerta de entrada a Europa desde África.

Tras la implantación del emirato de Córdoba son muchas la insurrecciones protagonizadas por muladíes y mozárabes en contra de los altos tributos. De este modo en el año 879 se subleva en la ciudad Yahyá Al-Yazirí siendo rápidamente sofocado el levantamiento. Años después serán otros disidentes los que pongan en jaque al emir, los algecireños Lope Ibn Mandaril y Ben Abi Azara se unirán al poderoso caudillo rebelde de las sierras malagueñas Omar ibn Hafsún en contra del poder califal. En 888 la ciudad de Algeciras se subleva contra el emir y expulsa al gobernador, permitiendo a Hafsun utilizar el puerto para comerciar con el Magreb. Cuando Abderramán III llega al poder en 914 una gran parte del sur de Al-Andalus no reconoce su autoridad por lo que decide atacar con su ejército los castillos de la serranía de Ronda y entra en Algeciras donde emplaza su base de operaciones y construye unas atarazanas para reparar los barcos capturados a Hafsun. Es desde esta ciudad desde donde manda el ataque final contra Omar que muere en el castillo de Bobastro.

A Abderramán III le sucede Alhakén II y a este su hijo Hixem que al ser menor de edad nombra al frente del gobierno a su primer ministro Muhammad Ibn Abi Amir Al-Maafií nacido en una villa cercana a Algeciras y perteneciente a su cora o provincia y conocido por todos como Al-Mansur o Almanzor ("el victorioso de Dios"). Almanzor organizó un vasto ejército con el atacó plazas castellanas bien para recuperar territorio perdido o bien para conseguir botín con los que financiar los carísimos proyectos de Córdoba. Tras su muerte el 10 de agosto de 1002 el Califato se desmiembra en multitud de reinos Taifas. Cuando Sulaiman al-Mustain llega al trono de Córdoba y reparte los territorios entre sus aliados entregó la Cora de Algeciras a al-Qasim, éste fue asesinado por Idris I pero años más tarde sus hijos apoyados por las tropas de la ciudad proclaman el reino Hammudí de Algeciras gobernado por Muhammad al-Qasim. Su hijo mantuvo la plaza unos años pero en 1055 fue conquistada por el Reino de Sevilla de Al-Mutamid. Cuando en 1085 este rey pide ayuda a los almorávides de Yusuf ben Hasufin para detener la reconquista castellana entrega a éstos la plaza de Algeciras como base de operaciones con la obligación de devolverla. Yusuf sin embargo tiene otros planes y conquista los reinos de Granada y Sevilla.

Tras el declive de los almorávides aparece en el norte de África una nueva fuerza militar, los almohades. Éstos ponen cerco a la ciudad en 1147 y tras la huída de los gobernantes almorávides y la rendición emprenden la conquista de Al-Andalus hasta ser derrotados en 1212 en las Navas de Tolosa.

A mediados del siglo XIII se funda el reino nazarí de Granada que abarcaba desde Almería hasta Algeciras. El empuje de la reconquista es especialmente fuerte este siglo de modo que los granadinos han de pedir ayuda a los benimerines del norte de África que desembarcan en Algeciras en 1275. Tras ocupar la ciudad y el territorio circundante con el permiso del rey de Granada y con la condición de defender la frontera convierten la ciudad en la capital de sus dominios europeos. El peligro benimerí en la frontera sur de Castilla hace que en 1278 Alfonso X ponga cerco a la ciudad con la intención de tomarla. Así bloquea su puerto y ordena al Infante Don Pedro que haga lo mismo por tierra.

Tras más de un año de asedio castellano Abu Yusuf, rey de Marruecos, manda una escuadra que derrota a la cristiana y manda degollar a todos los soldados obligando a levantar el sitio. Viendo Yusuf que desde el lugar donde se habían asentado los cristianos se podría hacer mucho daño a la ciudad en el futuro manda edificar allí una nueva villa conocida cono Al-Binya o Villa Nueva en las crónicas cristianas; la construcción de esta villa finalizó en 1285, contaba con una fuerte muralla con foso y cuatro puertas monumentales, alcázar y mezquita mayor y estaba separada de la Villa Vieja o Al-Madina por el Río de la Miel.

Con el paso de los años los benimerines se hacen fuertes en Marruecos y amenazan con ampliar su posesiones europeas. Por ello el 30 de julio de 1309 Fernando IV pone cerco terrestre a Algeciras mientras la Corona de Aragón pone cerco marítimo. Pero la enfermedad hace mella en el campo castellano y a principios de 1310 el rey de Castilla levanta el cerco a la ciudad tras la promesa del rey nazarí de entregarle Bedmar y Quesada.

Fue definitivamente Alfonso XI quien pone cerco a la ciudad y la conquista tras el ataque en 1339 de Abd-al-Malik, rey de Algeciras y Ronda a territorios cristianos y sobre todo al ataque de Abu-l-Hassan que el rey castellano derrota en las proximidades de Tarifa en la célebre Batalla del Salado. En 1342 llegan a la ciudad las tropas de Castilla, Aragón y Génova junto a Cruzados europeos y con el apoyo del Rey de Inglaterra, de Francia y de la Santa Sede para poner sitio a Algeciras. Durante más de veinte meses la ciudad resiste el asedio mientras podía ser apoyada vía marítima por los meriníes de Gibraltar. El establecimiento de un potente cerco marítimo que haría caer a la ciudad obliga a una coalición de granadinos y meriníes a entablar batalla con las tropas mandadas por Castilla en las proximidades del río Palmones. Tras la victoria de Alfonso XI Algeciras se ve obligada a capitular el 26 de marzo de 1344. A partir de ese día el rey castellano añade a sus títulos el de Rey de las Algeciras.

A pesar de los constantes intentos de Castilla por repoblar la ciudad ésta cae en crisis sobre todo tras la muerte de Alfonso XI mientras sitiaba Gibraltar. En 1369 Muhammed V de Granada reconquista la ciudad que apenas se hallaba protegida por una pequeña guarnición y pretende que recupere su antiguo esplendor. Pero en pocos años Castilla ya se habría repuesto de sus luchas internas. El rey nazarí comprende que no podrá mantener la plaza mucho tiempo y decide destruirla en 1379 para que no vuelva a caer en manos cristianas. La ciudad es completamente arrasada y todos sus habitantes han de marcharse de ese peligroso territorio de frontera. En 1462, conquistada Gibraltar, los antiguos términos de las Algeciras pasan a esta ciudad tras haber sido reclamados por Tarifa y Jerez.

La ciudad permanece destruida hasta 1704 cuando un grupo de personas huidas de Gibraltar tras la ocupación de las tropas anglo-holandesas aliadas con el Archiduque Carlos se asientan en las ruinas de la medina árabe, alrededor de la entonces Capilla de San Bernardo que desde entonces se llamaría de Nuestra Señora de Europa al depositarse en ella la imagen de esta Virgen venerada en Gibraltar y que se rescató del expolio. Esta fundación fue en un principio provisional pues los gibraltareños confiaban en que Gibraltar fuera pronto conquistada por España, al no cumplirse este anhelo comienzan a construir una nueva Algeciras.

Desde 1721 el ingeniero Jorge Próspero de Verboom levanta planos de la ciudad, de las ruinas árabes y modelos de cómo debían construirse las nuevas calles, el trazado de Verboom constaba de calles rectas cruzadas en paralelo formando manzanas cerradas, también contemplaba la construcción de una ciudad fortificada en Algeciras ante la posibilidad de que ésta fuese atacada por los británicos. De la ordenación de la ciudad se conservan sólo la zona norte de la Villa Nueva, calles Ancha, Sevilla, Alfonso XI y perpendiculares, de trazado reticular.

En 1726 se solicita la devolución de los antiguos términos de Algeciras a la nueva ciudad. Desde el Consejo de Castilla se envia una cédula a San Roque, ciudad de Gibraltar en el exilio y a la que habían pasado sus términos, para que se cumplieran estas condiciones. Tras la negativa de San Roque comienzan una serie de alegaciones que acaban por poner en suspenso la Orden Real. Cuatro años más tarde y en 1734 se vuelven a presentar reclamaciones para caer en saco roto por la oposición de los gobernantes de San Roque que veían como podían verse reducidos los derechos de su ciudad.

Finalmente por Cédula de 9 de febrero de 1755 se concede a Algeciras el título de ciudad siendo su primer alcalde Francisco Bermúdez Salcedo. En la división territorial de los antiguos términos de Gibraltar, donde también entraría la ciudad de Los Barrios se decide dar a Algeciras el territorio más pequeño debido a que su puerto suponía una ventaja sobre las otras dos ciudades. Durante los años siguientes el Cuerpo de Ingenieros del Ejército construirá calles y plazas, el tiempo y las excavaciones arqueológicas han mostrado que el trazado urbano de la ciudad de la época, sigue el de las calles, murallas y fosos de la medina. En 1777 se construye un acueducto conocido como "los Arcos" que llevaba agua a la ciudad desde un manantial cercano.

En junio de 1779 se establece el tercer asedio a Gibraltar con motivo de una nueva guerra con Gran Bretaña. La ciudad de Algeciras es en estos momentos base de operaciones de la escuadra española capitaneada por Antonio Barceló, la protección de los barcos de guerra era llevada a cabo por las baterías de Santiago, San Antonio e Isla Verde.

Añs más tarde, en 1783, una escuadra francesa con destino a Cádiz tiene que refugiarse en Algeciras para evitar que barcos británicos la interceptara. El ataque inglés fue tomado como insulto por los españoles ya que, al ser España neutral debería respetarse a cualquier barco que atracara en su puerto. La respuesta de las baterías algecireñas fue contundente, el navío inglés Hannibal fue hundido y los británicos han de retirarse. Este hecho es conocido como la "Batalla de Algeciras". En honor a la ciudad, Francia construiría un barco de nombre Algeciras (en original Algesiras) y que participaría en la Batalla de Trafalgar.

En 1802 fue nombrado Teniente General de la Comandancia del Campo de Gibraltar Francisco Javier Castaños que la traslada a Algeciras por considerarla un lugar más propicio para dirigir operaciones militares. El General Castaños realizaria numerosas obras en la ciudad a través del Cuerpo de Ingenieros, entre ellas la remodelación de la Plaza Alta (1807) en la que colocó un enorme obelisco que debía ser rematado con un busto de Manuel Godoy y que se derribó en 1926 y el empedrado numerosas calles.

Tras la invasión francesa de la península ibérica en 1808 el General Castaños acompañado de la guarnición del Campo de Gibraltar, voluntarios de Algeciras, San Roque y Gibraltar sale hacia el norte para impedir la penetración de los franceses en Andalucía; esta expedición acabaría en la célebre Batalla de Bailén con la derrota francesa.

A pesar de la derrota la ocupación francesa prosigue. En febrero de 1810 el general francés Latour-Maubourg se instala en San Roque y envía a doscientos hombres a Algeciras con la intención de tomar la ciudad pero un grupo de ciudadanos apoyados desde el mar con un cañonero inglés plantan cara a los Dragones franceses y éstos deciden retirarse. No hubo tiempo para la represalia pues tres días más tarde se levantan en armas los pueblos de la serranía de Ronda y los franceses deben abandonar sus puestos en San Roque para tratar de sofocar los levantamientos. Poco después desde el Campo de Gibraltar se envian milicias hacia Tarifa ante la noticia de la inminente llegada de nuevas tropas napoleónicas procedentes de Cádiz. Las milicias serían derrotadas pero los franceses tuvieron que volver a Chiclana debido a las bajas sufridas. Una vez más en 1811 las tropas de Napoleón vuelven a acercarse a la ciudad pero son derrotadas en Jimena de la Frontera por el General Ballesteros y los voluntarios de la Compañía de Escopeteros de Getares. Tras la contienda el español tuvo que refugiarse en Gibraltar para que sus hombres recobrasen fuerzas pero les fue denegada la entrada a la ciudad inglesa a pesar de que el Reino Unido era aliado de España.

Entre 1859 y 1860 tuvo lugar la Guerra de África entre España y Marruecos partiendo desde Algeciras el ejército español que debía asentarse en la zona norte de África. Esta guerra trajo para la ciudad un trasiego de personas que ayudaría mucho a la exigua economía local aunque también mucho dolor y miseria. Fueron muchos los algecireños muertos en la contienda, algunos de ellos tienen calles con sus nombres en la ciudad: Alférez Villalta Medina, Comandante Gómez Ortega, etc. Además la presencia de las tropas en la ciudad coincidió con un brote de cólera que hizo estragos sobre todo entre los heridos que se hacinaban en el Hospital militar.

En 1873 poseyendo la ciudad una gran influencia federalista se proclama Algeciras como un cantón independiente aprovechando el desconcierto creado en el Gobierno Central tras la proclamación de la Primera República. El cantón de Algeciras permanece hasta el 8 de agosto del mismo año cuando las tropas procedentes de Cádiz disuelven el Batallón de Voluntarios de Algeciras.

Algeciras pasa a convertirse a partir de 1880 en un enclave de interés turístico para los británicos por su proximidad a la colonia inglesa de Gibraltar. De ese interés surge en la zona de la Villa Vieja un importante número de viviendas llamadas localmente los Chalecitos donde vivían adinerados gibraltareños. Algunos de esos chalés forman parte hoy del equipamiento público de la ciudad como el museo municipal instalado en la casa de los Guardeses o la sede de la Mancomunidad de Municipios en la Villa Smith. El ferrocarril llega a la ciudad en 1892 de manos de inversores anglosajones llegando éste hasta el mismo muelle de madera usado para el atraque de los vapores que cruzaban la Bahía con destino a Gibraltar. También se instala el alumbrado público (1891).

En 1906, se celebra en esta ciudad la Conferencia de Algeciras, tratando sobre repartos de la superficie de África. Este acontecimiento llenaría Algeciras de corresponsales de prensa de todo el mundo que ayudaron a mostrar la bondades de la ciudad. Ese mismo año se crea la Junta de Obras del Puerto, precedente de la actual Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras.

En 1936 tras el levantamiento militar contra el gobierno de la República Algeciras se convierte en el puerto de desembarco de las tropas sublevadas del Norte de África y embarcadas en Ceuta. El 5 de agosto llega a la ciudad el llamado convoy de la victoria, el cañonero Dato, el guardacostas Uad-Kert, el remolcador Benot, el mercante Arango y las naves Ciudad de Ceuta y Ciudad de Algeciras transportando tropas. El convoy llegó a las 8 de la tarde al puerto de Algeciras. Dos días después el Acorazado Jaime I abriría fuego contra el Dato atracado en el puerto provocando su incendio para luego abrir fuego contra la ciudad destruyendo el frente marítimo y obligando a la población a huir a los montes cercanos. De este modo la ciudad caía pronto ante el avance nacional sin demasiada oposición.

En 1966 mediante el Decreto 1325 de 28 de mayo se declara al Campo de Gibraltar como Zona de Preferente Localización Industrial y se se lleva a cabo el Plan de Desarrollo del Campo de Gibraltar que dota a la comarca y a la ciudad de Algeciras de un importante complejo industrial. Esto junto con el imparable desarrollo del puerto han dado a la ciudad un crecimiento enorme que se pone de manifiesto en el gran número de habitantes de la ciudad y su rápido crecimiento. Desde su creación en 1906 el puerto de Algeciras ha crecido hasta convertir prácticamente todo el litoral del casco urbano en un macro-puerto que, por su enclave geográfico, es parada obligada para los buques cargueros que se disponen a cruzar el Atlántico o que vienen del Oeste y van a penetrar en el mar Mediterráneo. Más de cien barcos cruzan diariamente en Este a Oeste y viceversa el Estrecho de Gibraltar que separa Algeciras del Norte de Marruecos siendo cada año sede de la Operación Paso del Estrecho en la que miles de ciudadanos norteafricanos residentes en Europa toman un barco destino a Ceuta o Tánger para pasar las vacaciones en su país.

Algeciras es hoy la ciuda más importante de la Comarca del Campo de Gibraltar sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, contando con un Subdelegado del Gobierno de la Junta de Andalucía y un coordinador de la Administración General del Estado. Es una ciudad muy activa y animada, con un comercio próspero que no para de crecer y que ya ha desbordado su perímetro municipal hasta alcanzar otros municipios vecinos, dando lugar a una de las Áreas Metropolitanas más importantes de Andalucía.

El escudo de Algeciras no se encuentra inscrito en el registro de símbolos de las entidades locales de Andalucía, es por ello que su representación no se encuentra regulada. La única descripción oficial de sus armas es la que aparece en el escudo de la provincia de Cádiz donde el de Algeciras ocupa el primer cuartel, de gules, un castillo de oro, aclarado de azur sobre ondas de azur y plata, acostado de dos palmas de oro, la representación clásica de estas armas mantiene las ramas de olivo y palma en el exterior del escudo, la corona real que hace referencia al carácter de Reino que tiene la ciudad encontrándose entre los títulos hereditarios de la corona española.

La bandera de Algeciras es rectangular, de una longitud igual a tres medios de su ancho y dividida en dos franjas horizontales iguales, amarilla la superior, y azul la inferior. Su origen es la bandera de la provincia marítima de Algeciras.

En la ciudad existen organismos y entidades dependientes de todos los niveles en que está dividida la Administración Pública en España, desde el más cercano al ciudadano o Administración local, hasta el nivel superior o Administración General del Estado.

Cuando en 1755 se concedió el título de ciudad a Algeciras se le adjudicó un término municipal y se formó un ayuntamiento que debía estar formado por Alcalde Mayor, cuatro regidores, Procurador síndico y dos Alguaciles, todos ellos nombrados por el Comandante General del Campo de Gibraltar.

Desde 1756 se celebraban los plenos en la casa del alcalde por no tener la ciudad dinero para alquilar un local. En 1776 el ayuntamiento compró un domicilio en la plaza Alta donde se instalaron las oficinas municipales y la residencia del Alcalde aunque poco después, por encontrarse en ruina el edificio, se trasladó el Ayuntamiento a la parte alta del Convento de la Merced. La Casa Consistorial actual comenzó a construirse el 14 de mayo de 1892 y terminó el 15 de agosto de 1897.

La administración política actual (2009) de la ciudad se realiza a través de un Ayuntamiento de gestión democrática cuyos componentes se eligen cada cuatro años por sufragio universal. El censo electoral está compuesto por todos los residentes empadronados en Algeciras mayores de 18 años y nacionales de España y de los otros países miembros de la Unión Europea. Según lo dispuesto en la Ley del Régimen Electoral General, que establece el número de concejales elegibles en función de la población del municipio, la Corporación Municipal de Algeciras está formada por 27 concejales. En las últimas Elecciones Municipales celebradas en 2007, la constitución del Ayuntamiento fue de 13 concejales pertenecientes al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), 10 concejales pertenecientes al Partido Popular (PP) y 4 concejales pertenecientes a Izquierda Unida (IU).

Como consecuencia de dichos resultados resultó reelegido en el Pleno Municipal como alcalde de Algeciras hasta las siguientes elecciones municipales de 2011 Tomás Herrera Hormigo del PSOE que había sustituido al anterior alcalde tras abandonar éste el puesto. De este modo se convirtió en el quinto alcalde de Algeciras de las ocho elecciones municipales democráticas celebradas desde 1979.

Algeciras estuvo parcialmente despoblada durante el periodo que abarca desde la destrucción de la ciudad a mano de los granadinos de Muhammad V en 1369 hasta la pérdida de Gibraltar. En mapas del siglo XVII Algeciras aparece designada como Vieja Gibraltar y se representan varios caserones en la antigua Villa Norte perteneciente con probabilidad a ciudadanos gibraltareños que mantenían cultivos en las riveras del río de la Miel no en vano los términos de Algeciras fueron concedidos a la ciudad de Gibraltar en 1462. En 1704 parte de los refugiados huidos tras la toma británica de Gibraltar se asientan en torno a la ermita de Nuestra Señora de Europa, en el Cortijo de los Gálvez comenzando el resurgir de la ciudad.

Las primeras descripciones de la naciente Algeciras las hace el ingeniero Jorge Próspero de Verboom a partir de 1721 quien, al mando de un Cuerpo de Ingenieros, comienza a levantar planos de la ciudad donde destacan los restos de la fortificación árabe y el castillo al tiempo que levanta un plano con una propuesta de urbanización de la ciudad a base de calles rectas con manzanas en cuadrícula.

Durante el siglo XIX el crecimiento de la ciudad en extensión no fue notable, de este modo en un plano levantado en 1857 puede apreciarse que aún no se había rebasado el perímetro de la ciudad medieval y que la Villa Vieja apenas había sido ocupada. En estos tiempos la zona oriental de la ciudad, a extramuros, se encuentra totalmente ocupada por huertas que aprovechan las aguas del Río de la Miel, ya se ha construido la plaza de toros que precedió a la de La Perseverancia y el Paseo Cristina y el Fuerte de Santiago en el norte de la ciudad.

En estos años la población británica en la ciudad es especialmente influyente contribuyendo en gran medida a la economía local, de este modo en 1892 son inversores británicos los que construyen la línea de ferrocarril Bobadilla-Algeciras y poco después el Hotel Cristina. En el siglo XX el aumento de población y de extensión de la ciudad de produce de forma desmedida aunque en fotografías de 1923 la ciudad aparece aún intramuros salvo los caminos de salida hacia Málaga y Gibraltar que comienzan a ocuparse. En los años cincuenta se rebasa el límite norte de la ciudad medieval por parte de las nuevas construcciones. En estos años se urbaniza la Cuesta del Rayo y la barriada de La Bajadilla mientras que se esboza el barrio de El Saladillo, La Piñera y la barriada de Los Toreros. Los barrios del norte de la ciudad comenzarán a construirse a partir de 1970, de este modo Las Colinas y El Rinconcillo y más tarde San José Artesano y La Granja ocupan ya gran extensión en los años ochenta. En los años siguientes se produce una gran actividad urbanizadora tanto en la zona norte como en la sur, de este modo aparecen nuevas barriadas como Los Pinos, Huerta de la Pilas, San García o Getares.

La expansión de la ciudad durante los primeros años del siglo XXI se viene centrando en la zona oeste de la circunvalación, de este modo las zonas de Sotorebolo, Los Alamillos o San Bernabé están hoy día en pleno proceso urbanizador. Según el Plan General de Ordenación Urbana de Algeciras (PGOU) la expansión en esta zona de la ciudad está planeada hasta la carretera de Botafuegos por encontrarse próximo el Parque Natural de Los Alcornocales.

Desde su publicación en 2003 Algeciras podrá acogerse a la Ley de Grandes Ciudades y entre otras cosas habrá de dividir tu término en distritos. Éstos serán delimitados tanto por razones geográficas como por históricas manteniendo muchos de los actuales barrios como distritos propios o englobando otros por proximidad. Actualmente esta división por distritos no está realizada aunque ya se han sentado las bases con la creación del reglamento que regulará la Junta Municipal de Distrito. Ésta contará con un presidente, secretario y varios vocales representantes de las asociaciones de vecinos correspondientes, de las asociaciones culturales presentes en el distrito, de los diferentes grupos políticos con representación en el municipio, representantes de la FAVA y técnico asesor municipal. Las funciones de estas Juntas Municipales de Distrito serán las de realizar informes sobre los problemas o necesidades de cada una de las zonas a las que representen así como mantener un seguimiento de aquellas medidas tomadas por el ayuntamiento de la ciudad que afecten a su zona concreta.

La Seguridad Ciudadana tiene como objetivo cubrir las necesidades que hoy tienen las diferentes organizaciones que integran la Administración Local, a la cual los ciudadanos les exigen la mayor eficacia posible. Para ello se ha implantando una nueva seguridad ciudadana con presencia en todos los barrios de la ciudad y más próxima a los ciudadanos. Se trata de conseguir "Una policía integrada y preventiva a la vez que solidaria dentro de la sociedad a la que sirve". Para ello todas Fuerzas de Seguridad presentes en la ciudad (Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil) deben desempeñar sus funciones cerca de los ciudadanos.

En Algeciras se producen pocos delitos graves pero proliferan los llamados "delitos menores", entre los que destacan la violencia contra la mujer y el menor, la sustracción de vehículos en las vías públicas, los robos con intimidación a las personas en la vía publica o en las viviendas, y el pequeño tráfico de drogas. Esta proliferación de pequeños delitos provoca alarma social y la sensación de inseguridad ciudadana.

La subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Algeciras, con sede en la calle Regino Martínez número 35, fue creada en 1997 con el fin de coordinar las actuaciones de la Junta de Andalucía en el Campo de Gibraltar dependiente de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz. Las funciones de esta subdelegación son aquellas delegadas por el delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz entre otras aquellas correspondientes a las consejerías de Gobernación y Justicia, Trabajo e Industria, Obras Públicas y Transportes, Educación y Ciencia, Medio Ambiente y Asuntos Sociales.

Desde 2002 tiene su sede en la ciudad la Oficina de Coordinación de la Administración General del Estado (A.G.E.) en el Campo de Gibraltar por ser Algeciras la ciudad de mayor población de la comarca y la que previamente poseía un mayor número de puestos de trabajo de la Subdelegación del Gobierno en Cádiz. Esta oficina, situada en la Plaza Juan de Lima, tiene las funciones de coordinar los servicios de la Administración General del Estado en el Campo de Gibraltar y todas aquellas funciones que la Subdelegación del Gobierno de la Junta de Andalucía y la Subdelegación del Gobierno en Cádiz deleguen en ella. Aparte de las funciones de la Oficina de Coordinación de la A.G.E. la Administración estatal gestiona la Aduana, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, el Servicio de Vigilancia Aduanera, el Centro penitenciario y la Comisaría de Policía entre otros organismos oficiales no dependientes de la administración regional.

Algeciras pertenece al partido judicial de su mismo nombre, número 3 de Cádiz, que abarca además de la propia ciudad las vecinas de Tarifa y Los Barrios, un área con un total de 138.113 habitantes. Actualmente cuenta se ejerce el poder judicial a través de 4 juzgados de primera instancia, 4 juzgados de instrucción, juzgado de lo social, juzgado de violencia sobre la mujer situados en la Plaza de la Constitución, Audiencia provincial y juzgado de lo contencioso administrativo en la Avenida Virgen del Carmen número 55, juzgado de vigilancia penitenciaria en el Paseo Victoria Eugenia y 4 juzgados de lo penal y juzgado de menores en la Calle Muñoz Cobos número 4.

La Cárcel de Botafuegos es una de las principales cárceles de Andalucía. Corresponde al modelo de Macrocárcel o Centro Penitenciario Tipo. Fue inaugurada en el año 2000 por el entonces ministro de interior Jaime Mayor Oreja. Posee 1008 celdas aunque está diseñada para acoger a más de 1.500 internos. Está principalmente ocupado por naturales de la zona limítrofe que han sido condenados por causas relacionadas sobre todo con el tráfico de drogas, inmigrantes ilegales que han cometido delitos y presos relacionados con el terrorismo.

Evolución demográfica desde 1920.

Después de haber sido destruida en 1379 se considera que la ciudad estuvo en completo abandono hasta su repoblación por parte de exiliados gibraltareños. Los refugiados asentados en la ciudad no debieron representar un incremento notable en la población. La mayor parte de ellos se establecieron en la vecina ciudad de San Roque. Aun así, este resurgir de la ciudad atrajo cada vez a más personas que buscaban oportunidades en una ciudad nueva. El estudio de la demografía en esta época es muy difícil. A partir de los datos procedentes de las parroquias se sabe que el número de nacidos en 1724 fue de 120 y en 1736 de unos 200, en apenas 12 años casi se había doblado su número. El Censo de Floridablanca de 1786 da una población de 6.346 habitantes y en el censo de 1857 constan 16.198. Desde mediados del siglo XX la tasa de crecimiento ha sido prácticamente constante hasta la actualidad, llegando a superar los 100.000 habitantes a lo largo de los años 90.

En 2008, Algeciras con 115.333 habitantes es el duodécimo municipio de Andalucía y el tercero de la provincia en términos poblacionales, tras Jerez de la Frontera y Cádiz respectivamente, aunque las tendencias demográficas del padrón indican que aventajará a la capital provincial en torno a 2013.

Del análisis de la pirámide de población se deduce que se trata de una ciudad con una población mayoritariamente joven, porque la población menor de 40 años representa el 67% mientras que la población mayor de esa edad sólo representa el 33%. Por otra parte la población menor de 20 años representa el 27 % de la población mientras que la población mayor de 65 años sólo representa el 14%. Donde se concentra el mayor porcentaje de población es en el tramo comprendido entre 20-40 años que asciende al 38 % lo que conlleva a un envejecimiento progresivo de la población.

Debido al escaso término municipal que posee Algeciras y a su condición especialmente forestal la superficie dedicada a la agricultura es mínima. Dentro de los cultivos presentes destacan los cereales destinados al forraje con unas 15 hectáreas. Unas 4 hectáreas del municipio son dedicadas al cultivo de árboles frutales de diferentes especies, principalmente tropicales, kakis y guayabos y naranjas.

En el entorno de la comarca campogibraltareña la localidad de San Roque es la que mantiene mayor número de industrias en base sobre todo al polo químico establecido en la zona en los años sesenta. Algeciras es en el ámbito comarcal la segunda ciudad con mayor número de industrias y dentro de las grandes ciudades andaluzas es la cuarta población con mayor cuota de actividades industriales correspondiendo la mayor parte con el sector manufacturero y de transformación de metales.

Existen en la ciudad cuatro grandes polígonos industriales que concentran la mayor parte de las actividades de este sector, son los polígonos de La Menacha, Los Guijos, Las Pilas y Cortijo Real. El más antiguo de estos polígonos, el de Cortijo Real fue creado en 1960 y actualmente tiene una superficie de 599.299 m2, mientras que el polígono industrial de La Menacha tiene 361.013 m2, Las Pilas 12.996 m2, y Los Guijos 96.219 m2. Actualmente el espacio disponible para la implantación de nuevas empresas en los diferentes polígonos industriales es insuficiente para la ciudad, por ello a principios de 2009 se suscribió un acuerdo entre el ayuntamiento de la ciudad y la Zona Franca de Cádiz para la creación de un nuevo polígono industrial en la zona denominada Los Pastores.

En el polígono industrial de La Menacha tiene presencia el Parque empresarial Bahía de Algeciras que coordina desde su edificio central, el Edificio Almanzor, las actividades del resto de los polígonos industriales locales y comarcales. Según el Anuario Económico de España 2008 de La Caixa, la empresas industriales de Algeciras están agrupadas en los sectores que configura la tabla adjunta.

Tradicionalmente la pesca ha sido una de las actividades económicas más importantes de la ciudad en virtud a la situación de su puerto como lugar de desembarco para productos del mar tanto desde el océano Atlántico como del Mediterráneo. Hoy día tras el agotamiento de los caladeros españoles y los conflictos con Marruecos que impidieron durante los años 90 la pesca en sus costas ha tenido lugar un descenso de la actividad y la pérdida de gran parte de la flota local. De este modo son 347 los barcos registrados en Algeciras durante 2001.

Es la Cofradía de Pescadores de Algeciras el órgano encargado de gestionar las instalaciones de la lonja situada en el muelle de La Galera. Las ventas en estas instalaciones no corresponde solamente a los productor extraídos por la flota local sino que el puerto de Algeciras es también receptor de productos congelados importados desde otras partes del mundo. En 2001 la venta total en lonja de derivados del mar, tanto frescos como congelados ascendió a 6.947 toneladas.

El sector de la construcción en Algeciras ha sido durante los primeros años del presente siglo el que más fuertemente ha crecido manteniendo el desarrollo empresarial local contrarrestando a otras actividades que claramente han ido en retroceso. Se considera que dentro del sector la mayor cuantía de obras ha correspondido a la construcción de viviendas libres si bien es cierto que la construcción de viviendas protegidas ha tenido cifras medianamente importantes.

La ciudad posee el mayor número de licencias y superficies comerciales de la comarca si bien el crecimiento en el número de estas licencias es de los menores en la última década. Actualmente es el sector económico que emplea a un mayor número de trabajadores siendo la mayoría de los establecimientos minoristas con un número de trabajadores menor a cinco. El Anuario Económico de España 2008 de La Caixa establece para Algeciras la siguiente distribución de la actividad comercial.

Algeciras cuenta con una gran cantidad de plazas hoteleras situándose en la quinta posición dentro de las grandes ciudades andaluzas y la primera dentro de la comarca. Estas plazas hoteleras corresponden en su mayoría a hoteles de dos estrellas y pensiones. El número de turistas y de pernoctaciones en la ciudad se encuentra actualmente en claro aumento siendo especialmente importante el número de viajeros procedentes de otros lugares de España en relación con los extranjeros. Dentro de los visitantes españoles la mayoría proceden de la propia Comunidad autónoma andaluza; respecto al resto de España destaca la presencia de turistas originarios de la Comunidad de Madrid por delante de Cataluña, Comunidad valenciana y Murcia. A pesar de estos datos puede considerarse a Algeciras como una ciudad de paso correspondiendo la mayoría de las pernoctaciones en la ciudad a viajeros a la espera de realizar el paso del Estrecho de Gibraltar o con destino a otras poblaciones cercanas de la Costa del Sol.

La Fundación municipal de Turismo, dependiente del Ayuntamiento de la ciudad, tiene su sede en el Centro Universitario Rafael Pérez de Vargas y cumple las funciones de promover el desarrollo turístico de la ciudad coordinando la concesión de ayudas a cuantos proyectos e iniciativas puedan surgir dentro del sector turístico. Actualmente la Fundación municipal de Turismo cuenta con un gran número de proyectos encaminados a aumentar la oferta turística de la ciudad, entre los más importantes cabe destacar la restauración de las murallas medievales de la ciudad o del Teatro Municipal Florida junto a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía entre otras instituciones.

El principal motor económico de la ciudad es sin duda su puerto. El puerto de Algeciras, gestionado por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, es actualmente el principal puerto de España en tráfico total de mercancías con un movimiento de 74'8 millones de toneladas durante 2008. En este año de 2008 el tráfico de contenedores ascendió a 3'3 millones de teus, el de graneles líquidos a 20'5 millones de toneladas y 1.6 millones de toneladas de graneles sólidos, procedentes estas mercancías principalmente del este de Sudamérica y Asia. Estas cifras son reflejo de la estratégica posición de este puerto y sus buenas condiciones de calado que permiten el atraque de cualquier tipo de barco de transporte.

Las instalaciones portuarias tienen su germen en la Junta de obras del puerto creada en 1906. A lo largo de los años su crecimiento ha permitido que paulatinamente su capacidad de almacenaje y organización crecieran superando a otros puertos peninsulares. Durante los primeros años del siglo XXI, sin embargo, la construcción en el norte de África del puerto Tánger-Med ha supuesto una fuerte competencia que ha provocado el desvío de mercancías por parte de grandes compañías al puerto marroquí. Esta circunstancia puede provocar a corto plazo la pérdida del liderazgo del puerto algecireño en el total de España. Con el objetivo de paliar estas pérdidas de tráfico se están actualmente ampliando las instalaciones de Isla Verde exterior con la nueva terminal de contenedores construida por Acciona para la sociedad TTIA (Total Terminal International Algeciras) constituida por la empresa coreana Hanjin Shipping que permitirá una ampliación de 292.910 m2 para 2010 y un gran aumento en el tráfico de mercancías con la llegada de Hanjin. De este modo el futuro del puerto algecireño se ve garantizado con la apertura de nuevas rutas y la entrada de mercancías desde Corea del Sur.

Entre los déficits del puerto que pueden afectar a su competitividad destaca especialmente la falta de infraestructuras que comuniquen Algeciras con las principales ciudades de España. En este contexto se enmarcan varias propuestas de comunicación ferroviaria que de cumplirse pueden permitir la mejor distribución de mercancías hacia el norte de Europa. Por ejemplo FERRMED es una institución constituida entre otras muchas empresas por la Autoridad portuaria de la Bahía de Algeciras con el objetivo de crear un eje ferroviario de mercancías desde Algeciras a Estocolmo conectando los principales puertos mediterráneos con los más importantes centros industriales de Francia, Alemania, Países Bajos y países escandinavos.

El suministro eléctrico en Algeciras es realizado por la empresa privada Endesa mientras que el transporte es llevado a cabo por Red Eléctrica de España. El consumo energético total de la ciudad en el año 2006 fue de 410.904 KWh de los cuales corresponden a consumo doméstico 148.333 KWh. La electricidad que se consume en la ciudad es producida en las distintas centrales eléctricas que hay ubicadas en la Bahía de Algeciras, todas ellas de origen térmico.

El abastecimiento de gas natural de la ciudad de Algeciras es realizado desde marzo de 2007 por la empresa Gas Natural, que puso en marcha sus servicios en la zona norte de la ciudad tras construir inicialmente una red de 7,7 kilómetros gracias al Plan energético de Andalucía.

Los productos derivados del petróleo que se consumen en Algeciras proceden principalmente de la refinería Gibraltar ubicada en San Roque transportados a la ciudad y distribuidos al resto de la península a través del oleoducto Algeciras-Rota que enlaza con el oleoducto Rota-Zaragoza. En las instalaciones portuarias de Algeciras se sitúa la Instalación de Almacenamiento de Hidrocarburos de Isla Verde. Estas instalaciones, propiedad de la Compañía Logística de Hidrocarburos, tienen capacidad para 68.067 m3 de combustible y que provee de gasóleo marino y fueloil intemedio a los buques que hacen escala en el puerto. Desde principios de 2009 se realiza una ampliación de estas infraestructuras con el objetivo de aumentar su capacidad en 129.598 m3 y cambiar su ubicación de acuerdo con las obras que se realizan en los muelles.

El suministro de agua potable de la ciudad de Algeciras es llevado a cabo por la empresa Emalgesa (Empresa municipal de aguas de Algeciras S.A.) desde su creación en 1995. La sede de la empresa se encuentra situada en el centro cívico de La Reconquista. Los análisis realizados en las aguas de la ciudad muestran una baja mineralización y una calidad alta. El agua consumida en la ciudad procede principalmente de los embalses de Charco Redondo, de La Hoya y de Guadarranque además de de los manantiales del Bujeo, El Cobre y El Capitán tras sufrir un proceso de potabilización en las estaciones de tratamiento de agua potable de Los Alamillos, San Bernabé y El Bujeo.

Los análisis de las aguas residuales eran realizados hasta 2005 por la misma empresa privada a partir de las muestras colectadas en las estaciones depuradoras de aguas residuales (E.D.A.R.) de Getares, San García, Acebuchal, La Concha y La Mediana. Hoy día las aguas residuales del municipio son bombeadas a la Isla Verde para ser vertidas a la Bahía sin ningún tipo de tratamiento a través de un emisario submarino. Esta circunstancia pretende ser subsanada con una nueva depuradora de aguas en el Puerto de Algeciras cuyo proyecto fue aprobado en 2005 tras la realización del estudio de impacto ambiental y que actualmente se encuentra en construcción.

La recogida de basuras y enseres en la ciudad es llevada a cabo por la Delegación de Limpieza del Ayuntamiento de Algeciras, esta misma empresa a su vez realiza la limpieza de las calles, colegios y locales municipales. Actualmente la Delegación de Limpieza posee una plantilla de 415 empleados y una flota de 43 vehículos entre camiones de carga trasera, lateral, lavacontenedores, barredores y otros. Los residuos generados en la ciudad eran transportados a los vertederos de Los Barrios y El Cobre hasta su sellado y recuperación medioambiental producida en 2006. Actualmente los residuos generados, no solo en Algeciras sino en toda la comarca son transportados y tratados en el Complejo Medioambiental Sur de Europa situado en la población de Los Barrios junto al antiguo vertedero.

El Mercado central de abastecimiento de Algeciras, Mercalgeciras, constituida en 2002 y compuesto en un 95% por Mercasa y un 5% por el ayuntamiento de la ciudad se encuentra situada en el Polígono industrial de La Menacha y cuenta actualmente con 5.000 metros cuadrados construidos de 20.000 urbanizables. Es parte de la red de Mercas de la empresa Mercasa que actualmente gestiona un total de 23 mercados mayoristas en España. Actualmente el mercado de pescados de Mercalgeciras cuenta con 16 módulos y unas 13 empresas comercializadoras de productos del mar, el mercado de frutas y hortalizas por su parte cuenta en la actualidad con 6 módulos y 4 empresas comercializadoras.

Desde finales del siglo XIX existían en la ciudad varios colegios de educación primaria privados a manos de profesores particulares que garantizaban la educación de los hijos de los algecireños mejor situados económicamente. En 1910 se establece la primera escuela de Artes e Industrias en la Calle Rafael del Muro y el primer instituto de educación secundaria en el antiguo casino de la Playa del Chorruelo llamado Kursaal un año después. En 1916 se convierte el antiguo pósito de la ciudad de la Calle Teniente Serra en colegio de primaria para los hijos de las familias más pobres. Tras arder en 1942 el Kursaal se inaugura el nuevo Instituto de Educación secundaria cuyas obras se encontraban paralizadas desde la guerra civil.

Actualmente la ciudad cuenta con numerosos centros que suplen las necesidades de la población residente. De este modo existen 25 centros públicos de educación infantil y primaria, 13 institutos públicos de educación secundaria, 2 centros de adultos y 3 centros de educación especial, son también varios los centros privados existentes en Algeciras tanto de educación primaria como de ciclos formativos. La ciudad cuenta también con una escuela de arte y un conservatorio de música.

Al mismo tiempo la oferta educativa municipal organizada por la Delegación de Educación del Ayuntamiento de la ciudad permite que se impartan numerosos cursos y talleres destinados al público infantil, juvenil y adulto. Durante el curso 2007/2008 fueron 87.912 los alumnos que se beneficiaron de estos cursos en un total de 86 talleres y jornadas.

La oferta universitaria de la ciudad se encuentra organizada en el Campus Bahía de Algeciras con titulaciones propias de la Universidad de Cádiz (U.C.A.) y centros adscritos creados por la Fundación Municipal Universitaria (F.M.U.). Este organismo autónomo constituido por el Ayuntamiento de Algeciras, entre otros, para fomentar la implantación de estudios universitarios en la ciudad tiene su sede en la primera planta del Hospital militar, número 6 de la Calle Alfonso XI. La administración de la F.M.U. consta de un Presidente (el alcalde de la ciudad) y Vicepresidente (el Concejal Delegado de Estudios Universitarios), Junta Rectora (con representantes municipales, de alumnos, profesores, sindicatos y empresas de la comarca), y Consejo de Gerencia.

Entre las titulaciones propias de la U.C.A. destaca la Escuela Politécnica Superior que de hecho es el núcleo central del Campus. Se caracteriza por su oferta en titulaciones en Ingeniería, destacando la Ingeniería Técnica Industrial y la Ingeniería de Obras Públicas. También directamente dependiente de la U.C.A. existe en la ciudad una Escuela Universitaria de Enfermería. Son centros adscritos a la Universidad d Cádiz y dependientes de la Fundación Municipal Universitaria el Centro Universitario de Estudios Superiores (C.U.E.S.A.) en el que se imparte la Licenciatura de Derecho con un plan de estudios conducido hacia la especialización en Derecho y Empresa, Derecho Marítimo y Portuario y Derecho Penitenciario, la Escuela Universitaria de Estudios Jurídicos y Económicos Francisco Tomás y Valiente (E.U.E.J.E.) situado en Calle Alfonso XI, y en el que se imparten las Diplomaturas de Ciencias Empresariales, Relaciones Laborales y Gestión y Administración Pública con la posibilidad de continuar la Licenciatura en Dirección y Administración de Empresas, como segundo ciclo en la Escuela Politécnica, y la Escuela Universitaria de Turismo y Trabajo Social situado en la Avenida Blas Infante, y en el que se imparten las Diplomaturas de Turismo y Trabajo Social.

En septiembre de 2007 se creó en Sevilla la Fundación Parque tecnológico de Algeciras tras la firma de sus estatutos por parte del rector de la Universidad de Cádiz, el alcalde de Algeciras y los responsables de las Conserjerías de Innovación, Ciencia y Empresa, Empleo y Educación de la Junta de Andalucía. El objetivo de esta fundación era sentar las bases para la construcción en la ciudad de un parque tecnológico similar al existente en otras ciudades andaluzas. A finales de 2008 se estableció la zona conocida como Los Alamillos como el lugar en el que se establecerá el futuro Campus Tecnológico y se destinaron 3,1 millones de euros para las primeras actuaciones de urbanización de la zona y estudios preliminares. La superficie que ocuparán los nuevos centros es de 380.000 metros cuadrados y en la actualidad está pendiente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Algeciras (P.G.O.U.) que contemplaba como zona libre el sector de Alamillos Oeste.

Algeciras pertenece al distrito A.G.S. Campo de Gibraltar que comprende a todas las poblaciones de la comarca. Este distrito de divide a su vez en zonas básicas pertenciendo la ciudad a una de ellas.

El Sistema Sanitario Público de Andalucía tiene varios centros en Algeciras. La sede del Distrito Sanitario Campo de Gibraltar se encuentra situada en el edificio Pérez Blázquez de la Avenida Blas Infante. El Hospital comarcal Punta de Europa situado en la Carrtera de Getares dispone de 326 camas de las cuales 296 están operativas y 30 están reservadas. Posee Unidad de hospitalización de salud mental aunque los cuidados a enfermos mentales se realiza principalmente en el antiguo hospital de la Cruz Roja situado en el Paseo de la Conferencia que posee una unidad de cuidados medios, hospital de día de salud mental, unidad de salud mental infanto-juvenil y comunitaria y unidad de cuidados paliativos.

Son cuatro los Centros de Salud localizados en la ciudad y que cumplen la función de primeros niveles asistenciales, Algeciras-Norte, Algeciras-Sur Saladillo, La Bajadilla y Camilo Menéndez Tolosa que es al mismo tiempo Centro de especialidades y cinco consultorios locales en El Cobre, La Juliana, Rinconcillo, San García y Calle Justo Sansalvador además de un consultorio auxiliar situado en Pelayo. Además de la infraestructura pública existen clínicas privadas y médicos que ejercen la medicina privada.

En la ciudad de Algeciras los servicios de información, ayuda a domicilio, reinserción y cooperación social, orientación laboral, atención al inmigrante, atención a la mujer y a menores son prestados por la Fundación Municipal de Igualdad y Bienestar Social dependiente del ayuntamiento de la ciudad con sede en el Paseo de La Conferencia (antiguo Conservatorio de música Paco de Lucía) con diferentes unidades de atención social ubicadas en la misma sede para la zona centro, en la Avenida de las Flores para la zona norte y en la calle Grazalema para la zona sur.

Además existen en la ciudad diferentes ONGs y otro tipo de asociaciones que prestan servicios específicos a distintos colectivos. Destacan por su acción aquellas centradas en la prevención y apoyo a drogodependencias, especialmente la Coordinadora de lucha contra la drogodependencia Barrio Vivo, con sede en el antiguo asilo San José, el Comité ciudadano Anti-SIDA del Campo de Gibraltar situado en el edificio del parque de bomberos, o la Asociación de alcohólicos rehabilitados El Ancla situada en el Centro cívico de La Reconquista. La atención a los inmigrantes es llevada a cabo por diferentes instituciones entre las que destaca Algeciras Acoge, con sede en la Calle Sevilla, o la Asociación pro derechos Humanos de Andalucía situada también en el edificio del parque de bomberos. La atención a personas sin hogar tiene cobertura en la ciudad con comedores sociales como el Comedor del Cármen del Padre Cruceyra dependiente de Cáritas a través de la Diócesis de Cádiz y Ceuta. Además existen otras asociaciones de apoyo a familiares y enfermos de Alzheimer, espina bífida, diabetes o ludopatía entre muchas otras tanto en Algeciras como en otras ciudades del Campo de Gibraltar.

Las competencias sobre la regulación del tráfico rodado y peatonal en la ciudad así como los usos generales de las vías urbanas es competencia de los organismos locales dentro de los límites marcados por la Junta de Andalucía. Esta regulación tiene lugar a través de la Ordenanza Municipal Reguladora de Tráfico y en ella se definen los usos que se pueden dar a las vías, las velocidades que pueden alcanzar los vehículos así como los horarios y zonas establecidas para la carga y descarga de mercancías en la ciudad. Es por ello competencia de la Delegación de Tráfico garantizar el correcto movimiento de vehículos a través de la ciudad, mantener las señalizaciones así como garantizar la existencia de estacionamientos. Las actuaciones privadas en las carreteras de la ciudad como la solicitud de plazas de aparcamiento para minusválidos o la ocupación de las vías por obras o vehículos pesados deben contar con una autorización expedida por la Delegación de Tráfico.

Algeciras cuenta con un extenso parque automovilístico con un ratio de un vehículo por cada 2 ciudadanos de acuerdo con los datos existentes en la base de datos del Anuario Económico de España 2008, publicado por La Caixa. En estos mismos datos se observa un elevado parque de camiones y furgonetas lo que indica un gran número de transportistas de mercancías autónomos o en pequeñas empresas o cooperativas y un importante trasiego de estos vehículos por la ciudad.

Algeciras goza de una buena red de comunicaciones por carretera, en sus salidas hacia Sevilla y Málaga. Esta conectada con las localidades vecinas de la Costa del Sol y todo el levante español hasta Barcelona por la autovía A-7 y hasta Málaga también por la Autopista AP7. Se comunica con con Cádiz con la N-340 (carretera de la red secundaria) y con Jerez y Sevilla con la A-381 y AP-4. Algeciras está a la espera de que se finalice la construcción de la A-48 (autovía Cádiz-Algeciras).

Las principales capitales y localidades de referencia para esta ciudad pueden considerarse las que figuran en la tabla. Las distancias a Ceuta y Tánger no se expresan en kilómetros a los efectos de esta tabla porque al tratarse de una travesía marítima los tiempos empleados no son comparables con los tiempos empleados en la circulación por carretera.

Las primeras líneas de autobuses comenzaron a funcionar en la ciudad en 1910 sustituyendo a la compañía de diligencias La Madrileña que realizaba la ruta Algeciras-Cádiz en doce horas. Esta empresa de carruajes que sería más tarde reconvertida en la Línea de autobuses Ibison y más tarde Transportes Generales Comes aún opera en la ciudad. Con la mejora de las infraestructuras viarias el transporte mediante autobuses se hizo cada vez más cómodo y eficiente.

Durante todo el siglo XX las diversas compañías de autobuses de la ciudad realizaban sus paradas en la Acera de la Marina, junto al puente de la Conferencia. Con la desaparición de esta primitiva estación cada una de las compañías decidió estacionarse y realizar sus salidas desde diversos lugares de la ciudad hasta la construcción de la nueva estación municipal en 2005. La estación de autobuses San Bernardo se encuentra frente a la estación de ferrocarril, en la carretera Cádiz-Málaga. En ella operan hoy día las compañías Portillo, Comes, Linesur, Bacoma y Esteban con multitud de destinos tanto nacionales como Sevilla, Jerez, Cádiz, Madrid, Barcelona y La Coruña, como comarcales y metropolitanos, con destinos como Tarifa, Los Barrios, San Roque o La Línea.

El 22 de septiembre de 2005 la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía publica los estatutos del Consorcio de Transporte Metropolitano del Campo de Gibraltar cuyo objetivo era conseguir un sistema de transporte público de calidad en todo el Área Metropolitana. En el consorcio se incluye la Diputación Provincial de Cádiz y los municipios de Algeciras, La Línea de la Concepción, Los Barrios, San Roque, Tarifa, Jimena de la Frontera y Castellar de la Frontera. Una de sus primeras actuaciones fue la creación del billete único. Entre sus planes se encuentra realizar la propuesta de elaboración y aprobación inicial del plan de transporte metropolitano así como su redacción y gestión.

Posee también competencia en la ordenación, coordinación, control, y sanción respecto de los servicios e instalaciones de interés metropolitano y de la ordenación y coordinación del resto de transportes. Igualmente se encargará de coordinar los servicios, infraestructuras e instalaciones con el fin de promocionar la imagen unificada del sistema de transportes así como de realizar propuestas para el establecimiento de tasas, precios públicos y contribuciones especiales de conformidad con la legislación vigente.

La primera estación de ferrocarril de Algeciras fue inaugurada en 1890 como cabeza de puente de la nueva línea Algeciras-Bobadilla creada por empresarios británicos con intereses en la ciudad. Esta línea de ferrocarril cubrió parte de las necesidades de transporte de pasajeros y mercancías de la ciudad y su puerto durante los primeros años del siglo XX. Con el crecimiento de Algeciras comenzó a ser cada vez más necesaria la creación de nuevas líneas de comunicación para la ciudad; surgieron entonces diversos proyectos para construir líneas que comunicaran Algeciras con Cádiz y Málaga pero jamás fueron realizados. Hoy en día la nueva estación de ferrocarril, la estación de ADIF situada en la Carretera Cádiz-Málaga, permite efectuar viajes directos a Madrid mediante dos trenes Altaria y a Granada mediante regionales RENFE con los cuales es posible también efectuar trasbordo hacia Sevilla y Málaga en la parada de Bobadilla. La llegada de la alta velocidad a la ciudad contemplada en el Nuevo Acceso Ferroviario a Andalucía supondrá la necesidad de renovación de las infraestructuras locales. Actualmente se encuentra en elaboración un proyecto para la modernizackón de la estación y su integración en el tejido urbano.

Desde 1955 el transporte por autobús urbano había sido llevado a cabo por la empresa C.T.M., Cooperativa de Transportes de Marruecos, comunicando las diferentes barriadas de la ciudad con el centro y la entrada al puerto. En septiembre de 2007 el Grupo Ruiz, empresa especializada en el transporte metropolitano, compra C.T.M. con el objetivo de expandirse en el sur de Andalucía y se hace cargo de este modo del servicio urbano de las ciudades de Algeciras y La Línea. Actualmente está pendiente la llegada de nuevos vehículos y la creación de las nuevas líneas de transporte que se supone entrarán en vigor en los primeros meses de 2009.

En el Puerto de Algeciras operan las navieras Acciona Trasmediterránea, Balearia, Buquebus, Comanav, Comarit, Euroferrys, IMTC, Líneas marítimas europeas y Nautas que mantienen numerosos enlaces diarios con las ciudades de Ceuta y Tánger.

La Operación paso del Estrecho (O.P.E.) tiene ludar cada año en puertos de Algeciras, Tarifa, Ceuta y Tánger para coordinar el tránsito de vehículos de ciudadanos norteafricanos desde Europa a África coincidiendo con las vacaciones de verano y el retorno en septiembre. Durante 2008 cruzaron el Estrecho de Gibraltar en la O.P.E. un total de 2.677.798 viajeros en ambas direcciones siendo el puerto de Algeciras el que soportó el mayor volumen de viajeros. Este paso de vehículos se repite también en otras festividades aunque con una menor afluencia de pasajeros, de este modo en la Operación paso de Estrecho en Semana Santa de 2008 un total de 167.783 pasajeros utilizaron el Puerto de Algeciras como origen o como destino de su viaje.

En la actualidad está pendiente la construcción de un helipuerto que permita la comunicación por helicóptero con Ceuta tras su aprobación por parte del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino a finales de 2008. Este helipuerto estará situado sobre el actual edificio de aparcamientos de la dársena de La Galera en el puerto de la ciudad. Para su construcción se ampliará a una planta más el actual edificio manteniendo una superficie de 32 x 24 metros para el despegue del vehículo así como un área de seguridad de 8 x 5 metros. Se complementará con dependencias para el servicio de salvamento y extinción de incendios y diversas dependencias de mantenimiento. El helicóptero utilizado el la ciudad será un modelo Bell 412 EP que permitirá la comunicación con la ciudad de Ceuta en tan solo 10 minutos.

Son varios los concursos culturales celebrados en Algeciras anualmente por parte del ayuntamiento a través de diferentes delegaciones e instituciones. El certamen de poesía Bahía es el decano en los premios literarios de la ciudad dependiente de la Fundación municipal de cultura José Luis Cano. Los trabajos de poesía ganadores de este premio, creado en 1972 y que en 2009 cumple su edición número 34, son publicados por la fundación en su Colección Bahía. El certamen de narrativa Ciudad de Algeciras es uno de los premios literarios más importantes de la ciudad. Fue convocado por primera vez en 1987 y celebra durante 2009 su vigésimo segunda edición. Las obras premiadas son publicadas por la Fundación Municipal de Cultura en su Colección Narrativa. El certamen de cómic Ciudad de Algeciras es convocado por la Delegación de juventud del ayuntamiento de la ciudad. Durante 2009 cumple su séptima edición y en él pueden participar jóvenes de entre 14 y 35 años. Se ofrecen premios para los tres mejores comics y a la mejor ilustración. Por último el certamen de Microrrelato Joven Ciudad de Algeciras organizado también por la Delegación de juventud y dedicado a jóvenes de entre 16 y 35 años cumplirá en 2009 su cuarta edición. Se caracteriza por admitir relatos de una extensión máxima de 300 palabras. Los premios para los cuatro mejores relatos tienen la posibilidad de ser publicados por parte del ayuntamiento.

La mañana que precede a la Cabalgata de los Reyes Magos los niños de la ciudad pasean por las calles arrastrando ristras de latas. Existen varias leyendas con respecto a esto: con el ruido ocasionado por dicho arrastre asustan al Gigante de Botafuegos que, cuando llegaba la noche de Reyes, cubría la ciudad con una nube gris para que así los Reyes magos no pudieran ver donde vivían y no les dejaran sus regalos. El arrastre produce un ruido indicaría a los Reyes Magos la presencia de niños en el lugar. La otra leyenda, más profana, dice que antiguamente los niños arrastraban sus juguetes de hojalata viejos, y hacían ruido para que los reyes se dieran cuenta de que estaban gastados y viejos y querían unos nuevos.

Es una de las fiestas con más solera de la ciudad, se celebran en febrero, antes y durante el Carnaval en diversos puntos de la ciudad. Consiste en la degustación gratuita en plena calle de diversas especialidades gastronómicas, sobre todo ligadas al mar. Son organizadas por asociaciones culturales y vecinales de los barrios del centro de la ciudad. La primera de las Adas que se celebra es la Adobada de La Bajadilla, en ella se ofrece pescado adobado, la Ortigada del barrio de San Isidro, con sus ortigas fritas se celebra la semana antes de carnaval, la Gran Ada de la Plaza Alta reúne a todas las asociaciones de vecinos el primer sábado de carnaval y en ella se ofrecen todas las especialidades del resto de las Adas, la Inesperada es organizada por la Peña carnavalesca Cine Cómico de la Fuente Nueva se caracteriza por ofrecer cada año un manjar diferente e inesperado, la Fritada es organizada en la playa de Getares por la asociación de vecinos de la zona, en ella se degusta todo tipo de pescaíto frito, finalmente la Peña Ferroviaria ofrece el domingo de carnaval la Chorizada con todo tipo de embutidos.

Tras tener gran popularidad antes de la guerra civil el carnaval de Algeciras está recuperándose desde que en 1981 se celebrara el primero tras la prohibición de la dictadura.

La ciudad tiene un concurso de agrupaciones (de la comarca y de Ceuta) con secciones para chirigotas, comparsas, coros y cuartetos, además de una reina del carnaval y reina infantil, cuyas coronaciones se realizan en el Paseo Cristina.

Durante esta fiesta religiosa procesionan por la ciudad nueve cofradías con diecinueve pasos desde sus parroquias hasta el centro de la ciudad. De entre todas las imágenes que desfilan por la ciudad destaca la del Cristo de Medinaceli de la Parroquia de San Isidro por la pasión que desata entre los creyentes, este paso lleva consigo el mayor número de penitentes y promesa de la ciudad y su recorrido acaba con el encuentro entre esta imagen y la de la Virgen de la Esperanza saludándose en la puerta de su parroquia.

Nombrada de Interés Turístico Nacional, es una de las ferias más importantes de Andalucía y, sin duda, la fiesta más importante de la ciudad. Se celebró por primera vez en 1850 cuando se dio permiso para celebrar una feria de ganado los tres primeros días de junio, hoy la Feria Real se extiende 9 días. Se organiza en el recinto ferial situado en la Carretera de Málaga. La feria se celebra tanto durante el día como durante la noche, siendo este momento cuando se encuentran en funcionamiento las atracciones mecánicas conocidas como cacharritos que hacen las delicias de los niños, durante el día la vida se hace en las casetas, tanto en las privadas como en las públicas donde diversas orquestas locales amenizan el ambiente. Antes de la feria se produce la coronación de la Reina y la Cabalgata y durante ella son comunes las actuaciones musicales y diversos acontecimiento taurinos. También se celebra la feria de ganado donde se presentan ejemplares de la comarca, sobre todo las reputadas vacas retintas y que en 2009 cumple su edición número 160.

Tradicionalmente, embarcaciones de todo tipo acompañan a la imagen de la Virgen en un paseo por la bahía para llevarla hasta la playa del Rinconcillo donde desfila transportada por las esposas y madres de los marineros.

En esta procesión la imagen de la patrona de la ciudad es rescatada del fondo de la bahía donde ha permanecido un año completo para ser limpiada en la playa del Rinconcillo y venerada el día completo con ofrendas florales para volver al atardecer de nuevo al fondo de las aguas. El mismo día se celebra por la ciudad una procesión de la imagen de la Iglesia de Nuestra Señora de la Palma.

Es tradicional en esta fiesta que los algecireños se reúnan en el mercado de abastos por la noche del día 31 de octubre para comprar frutos secos, castañas asadas, caña de azúcar y productos típicos del invierno para luego comérselas en la Plaza Alta; el ambiente tanto de la Plaza de Abastos como de la Plaza Alta es amenizado esa noche con bandas de música y teatros de marionetas. Esta tradición, muy arraigada en la ciudad, se complementa la mañana del día 1 de Noviembre con salidas al campo para consumir los productos comprados la noche antes, antiguamente se realizaba en una zona conocida como los Pinos pero el crecimiento de la ciudad hizo desaparecer este lugar de acampada.

Los algecireños celebran el nuevo año frente al reloj de la Iglesia de la Palma, en la Plaza Alta, y entre las sirenas de los barcos del puerto.

En Algeciras se habla la variante occidental de la modalidad lingüistica andaluza con una morfología, fonética y léxico similares al resto de Andalucía occidental aunque con algunas variaciones propias del Campo de Gibraltar.

En cuanto a la morfología destaca el uso excesivo de pronombres personales con el objetivo de dar mayor expresividad a la conversación, igual función tiene el uso de diminutivos que también suelen emplearse como solución para evitar homónimos derivados de la propia pronunciación. Se utiliza también en la ciudad el pronombre ustedes en vez de vosotros junto a la forma átona os.

Respecto a la fonética según el Atlas lingüístico y etnográfico de Andalucía elaborado entre 1961 y 1973 en Algeciras se produce mayoritariamente el fenómeno denominado yeísmo donde no se hace distinción entre los sonidos /ll/ y /y/ optándose por el segundo fonema. Respecto al ceceo/seseo se produce en la ciudad un polimorfismo en los sonidos y existiendo a veces diferenciación entre uno y otro y a veces no, aún así es mayor la tendencia al ceceo.

El léxico utilizado en la ciudad, junto al resto de la comarca campogibraltareña, presenta una cierta variación respecto al resto de Andalucía por el uso de anglicismos heredados de la colonia británica de Gibraltar. Estos anglicismos se encuentran hoy en seria regresión por su falta de uso o por su sustitución por formas castellanas. De este modo el tránsito de trabajadores de la comarca a Gibraltar durante los años de la postguerra y su contacto con productos desconocidos en la península hizo que se adaptara la forma inglesa para el uso común, aparecen así palabras tan curiosas como tipá para designar a la tetera (tea pot) o chingua para el chicle (chewing gum) e incluso formas italianas procedentes de la gran colonia genovesa del peñón como machapié para acera (marciape). La mayoría de estas palabras como se ha dicho son ahora minoritarias. No ocurre lo mismo con otras como mebli para designar a una canica (marbles), que suele utilizarse mayoritariamente.

La Jornada de Tauromaquia organizadas por la delegación de Feria y Fiestas del Ayuntamiento de la ciudad cumplen en 2009 su edición número 24 habiéndose celebrado ininterrumpidamente desde 1985. Se celebran unas semanas antes de que tenga lugar la feria de la ciudad y antes de la temporada taurina en la plaza de toros de Las Palomas. Durante cinco días se imparten diversas conferencias y mesas redondas que ahondan en diferentes aspectos del mundo del toreo y su relación con la cultura en varios lugares de la ciudad desde la Fundación de Cultura hasta la carpa instalada a tal efecto en el ruedo de la Plaza de toros.

En Algeciras está constituida una de las seis escuelas de tauromaquia que hay en la provincia de Cádiz que funcionan con el patrocinio de la Junta de Andalucía y la Caja de Ahorros Cajasol que les proporcionan diverso material de entrenamiento. La escuela tiene como objetivo la protección, el fomento y la divulgación de la fiesta de los toros. Las escuelas de tauromaquia de la provincia están ubicadas en Jerez, Chiclana, San Fernando, Algeciras, Campo de Gibraltar –con sede en San Roque- y La Línea.

La plaza de toros de Las Palomas está considerada de 2ª categoría, tiene un aforo de 11.222 localidades, fue inaugurada en 1969, sustituyendo a la antigua plaza conocida como La Perseverancia, que databa de 1866. El cartel inaugural estuvo formado por los diestros Miguel Mateo "Miguelín", Francisco Rivera "Paquirri" y Angel Teruel.

El Europa Sur perteneciente al Grupo Joly es el periódico de mayor tirada e historia de la ciudad al cumplir en 2009 veinte años desde su creación. Tuvo en el periodo julio de 2007/junio de 2008 una difusión promedio de 4388 ejemplares. Es editado en Algeciras junto al El Faro de Algeciras diario del área metropolitana del Campo de Gibraltar perteneciente al grupo Publicaciones del Sur mientras que otros diarios como el Diario Área es originario en la vecina ciudad de La Línea de la Concepción donde fue creado en 1956 aunque actualmente tiene delegaciones en La Línea, Gibraltar, Estepona y en la propia Algeciras con su sede situada en la Calle Prim.

Entre las emisoras de radio es Radio Algeciras de la Cadena SER (1260 OM) la más antigua de la ciudad habiendo iniciado sus transmisiones como EAJ-55 en 1934. Tras más de setenta años de emisiones y después de haberse incorporado a la Cadena SER Radio Algeciras es aún hoy la emisora de radiodifusión más oída en la ciudad habiendo recibido la medalla de oro de Algeciras por su papel en la historia local. Otras emisoras nacionales tienen delegación en la ciudad. Así Onda Cero Algeciras (89.1 FM), COPE Campo de Gibraltar (94.7 FM) o Andalucía Información Algeciras (98.9 FM) tienen programación informativa específica para Algeciras mientras que otras como Radiolé Costa del Estrecho (1584 OM), Cadena Dial Campo de Gibraltar (90.2 FM), 40 Principales Algeciras (95.7 FM), M80 Radio Costa del Estrecho (96.2 FM) o Kiss FM Algeciras (104.1 FM) tienen programación básicamente musical con programas locales.

Respecto a la televisión aparte de las emisoras generalistas en Algeciras podrán recibirse a través de la televisión digital terrestre tres emisoras locales, Onda Algeciras, Localia TV Algeciras y Popular TV Campo de Gibraltar. Onda Algeciras es la principal cadena local que sustituyó a finales de los años 90 a Tele Algeciras. Las emisiones de esta cadena de televisión pueden seguirse más allá del propio término municipal de Algeciras extendiéndose también a otras localidades de la Bahía. La base de su programación son los informativos locales y comarcales si bien es importante el seguimiento que realiza de diversos acontecimientos culturales tales como la Semana Santa de la ciudad o la Feria con especiales informativos y transmisiones en directo. Las cuotas de audiencia de esta cadena indican que es habitualmente seguida por un total de 80.000 ciudadanos con un 9% de share en Algeciras y alrededor del 4,5% en el resto del área de distribución.

El Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Algeciras gestiona tanto las instalaciones deportivas como diferentes eventos celebrados en la ciudad. En Algeciras se encuentran registrados hasta 29 clubes deportivos de 20 deportes diferentes, atletismo, ajedrez, alpinismo, baloncesto, balonmano, ciclismo, flysurf, fútbol, golf, hockey, natación, natación sincronizada, pesca, petanca, piragüismo, senderismo, tenis, trial, voleibol y waterpolo.

De entre todos los clubes locales son el Algeciras Club de Fútbol, El Algeciras Balonmano, el Club Baloncesto Algeciras-CEPSA y la Unión Ciclista Algecireña los que cuentan con mayor afición en la ciudad y los que participan en campeonatos nacionales. El Algeciras CF, actualmente en Primera división Andaluza Grupo I, fue fundado en 1912 y ha sido a lo largo de su historia el equipo deportivo que mayor repercusión ha tenido en la ciudad. Ha jugado durante nueve temporadas en la Segunda división española llegando a quedar en la temporada 1965-66 en el tercer puesto de dicha categoría. Dos futbolistas algecireños de este club han llegado a jugar con la Selección española de fútbol, Andrés Mateo e Hita. El Club Balonmano Ciudad de Algeciras, actualmente en la Segunda División Estatal, procede de la refundación del Algeciras Balonmano club desaparecido en 2008 debido a problemas económicos y que llegó a disputar tres temporadas en la Liga ASOBAL, desde 2004 a 2007 año en que consiguió clasificarse hasta las semifinales de la Copa del Rey siendo eliminado por el Ademar León.

La Unión Ciclista Algecireña (UCA), perteneciente a la Federación Andaluza de Ciclismo es una de las asociaciones deportivas más antiguas de la ciudad. Fue fundada el 15 de febrero de 1937 por Juan Pino y Miguel Chichán, aficionados a este deporte, a partir de la Asociación deportiva algecireña club polideportivo fundado en 1924. Participa y organiza varios eventos en la ciudad y en la comarca, entre ellos algunos de gran tradición como el Gran Premio Feria de Algeciras, el Gran Premio Patrona de Algeciras o la Vuelta ciclista al Campo de Gibraltar que ha venido teniendo lugar durante casi dos décadas congregando a las varias asociaciones comarcales.

Existen un gran número de escuelas municipales de deporte gestionadas por el Patronato Municipal: ajedrez, atletismo, baloncesto, balonmano, ciclismo, fútbol, fútbol sala, natación, natación sincronizada, pesca, tiro con arco, voleibol, waterpolo, dependientes de los clubes correspondientes o de diversos colegios privados o concertados de la ciudad. En cada disciplina existen diferentes entrenadores y horarios disponibles para que jóvenes de la ciudad puedan hacer uso de las instalaciones municipales y participar en los diferentes campeonatos locales, regionales y nacionales.

Son varias las instalaciones deportivas presentes en la ciudad dependientes del Patronato Municipal de Deportes.

Dirigidos a las categorías de prebenjamín, benjamín, alevín, infantil y cadete estos juegos deportivos se celebran con carácter anual en las distintas instalaciones deportivas municipales permitiendo el desarrollo de competiciones de fútbol sala, tenis de mesa, ajedrez, voleivol y juegos populares entre otros.

La primera edición de los Juegos deportivos del Estrecho tuvo lugar en 1998 por iniciativa del Ayuntamiento de Algeciras y en ella participaron además de los clubes de la ciudad aquellos originarios de las ciudades de Ceuta y Gibraltar. Estos juegos estaban dirigidos a jóvenes de 10 y 11 años y en su primera edición celebrada en la ciudad pudieron practicarse en las pistas de atletismo Bahía de Algeciras un total de 15 disciplinas deportivas diferentes. La segunda edición de los juegos tuvieron lugar en la ciudad de Ceuta y en ellos participaron además jóvenes de las localidades de San Roque y La Línea de la Concepción. Con el tiempo han sido más las disciplinas deportivas añadidas a los juegos y localidades participantes. De este modo en su tercera edición, celebrada en Gibraltar, se incorporó Los Barrios, en la cuarta, celebrada en La Línea, lo hizo Tarifa y, aunque en la cuarta edición se retiró de la participación la ciudad de Gibraltar en su octava edición se sumaron a los juegos las localidades de Jimena de la frontera, Castellar de la Frontera y Tánger.

La undécima edición que se celebraron en 2008 tuvo lugar en la ciudad de La Línea de la Concepción y en ella participaron 1.200 jóvenes de Algeciras, Los Barrios, La Línea, San Roque, Tarifa, Gibraltar y Ceuta a finales del mes de mayo. La edición de 2009 tendrá lugar en San Roque, participarán un total de 201 niños algecireños de 1321 participantes en 18 disciplinas deportivas diferentes.

La carrera urbana de Algeciras, celebrada anualmente, desarrollará durante 2009 su décima edición. Es organizada por el Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de la ciudad y en su edición de 2008 tuvo una dotación total de premios de 3.140 euros para las categorías superiores repartidos entre los diez primeros clasificados. El recorrido base para las categorías de juvenil, junior, senior y veteranos es de 7 kilómetros con salida en la playa de Getares y llegada en el estadio municipal de atletismo si bien las categorías inferiores de cadete, infantil, alevín y benjamín tienen recorridos inferiores de tres kilómetros a 800 metros.

Al principio



Historia de Algeciras

La extensión del reino Taifa de Algeciras se correspondía con el de la antigua cora o provincia de Al-Yazirat.

La historia de Algeciras es, como la de tantas ciudades de frontera la historia del paso de civilizaciones. Comienza su historia con los primeros asentamientos paleolíticos al aire libre, se continúa por la antigüedad con la ciudad romana de Iulia Traducta, importante centro comercial; con la ciudad de Al-Yazirat Al-Hadra, la primera de las fundadas en la península por los árabes, y la nueva Algeciras refundada en 1704 después de más de trescientos años de abandono. Esta historia pone de manifiesto la importancia estratégica y cultural que Algeciras ha tenido a lo largo de los siglos siendo en este aspecto una de las ciudades que mayor impronta ha dejado en la historia de España. Lo más destacable, sin embargo, de la historia de Algeciras es el contínuo proceso de destrucción y hundimiento de las estructuras sociales y económicas de la ciudad y su consecuente reconstrucción. Se ha comprobado que la ciudad fue al menos tres veces abandonada y destruida, en el paso de la ocupación cartaginesa a la romana, de la bizantina a la musulmana y de ésta a la ocupación española en la edad moderna. De este modo la ciudad ha sufrido al menos cuatro asedios de importancia, todos ellos durante la edad media que es el momento histórico en el que Algeciras alcanzó mayor importancia. Hoy dia, con apenas trescientos años de historia moderna tras su repoblación Algeciras es el principal puerto de España y una de las ciudades más pobladas y de mayor crecimiento de Andalucía.

La presencia del hombre de Neandertal en la orilla norte del Estrecho de Gibraltar está constatada por el registro paleontológico por el hallazgo de varios restos en varias cuevas del Peñón de Gibraltar. Debido a las pautas de asentamiento de esta especie ha desaparecido gran parte del registro fósil que pudiera haber quedado de ella, principalmente la preferencia por poblar abrigos rocosos y cuevas en las proximidades del mar en una época en que el nivel de los océanos era menor que en la actualidad ha conllevado la desaparición de éste con la subida de las aguas tras el fin de las glaciaciones.

La mayor parte de los yacimientos protohistóricos de la zona pertenecen al Paleolítico y Neolítico. Son numerosos los yacimientos localizados, algunos de ellos en la Villa Nueva de la ciudad aunque destaca el yacimiento del embarcadero del río Palmones, localizado en 1994, que ha suministrado numerosos útiles de sílex y protocuarcita perteneciente al periodo achelense, así como los núcleos empleados en la fabricación de éstos, también destacan varios bifaces en la zona de Torrealmirante datados en el periodo Solutrense, y en Punta Carnero pertenecientes todos ellos a sociedades de cazadores-recolectores.

En los alrededores de la ciudad, en un área que comprende el Campo de Gibraltar y regiones limítrofes, se encuentran multitud de abrigos con pinturas rupestres que abarcan desde el paleolítico hasta época tardorromana enmarcados en lo que ha venido a llamarse Arte sureño, término éste que engloba gran cantidad de estilos desde el figurativo del Paleolítico hasta un refinado estilo esquemático interpretado como de la Edad del Bronce final.

Debido al pequeño término municipal que posee Algeciras y a las condiciones de humedad y vientos constantes de las sierras que degradan las pinturas no se ha localizado aún ninguno de estos abrigos rupestres en él aunque sí es posible encontrar ejemplos de tumbas excavadas en piedra similares a otras de la zona, normalmente asociados a pinturas o a santuarios. De esta manera destaca el llamado Llano de las Tumbas en la Huerta de la Pilas de la barriada de la Granja, en el Cortijo de San Bernabé o el Cortijo de la Joya.

Estos hallazgos no permiten hablar de ninguna manera de asentamientos en la ciudad ya que no se ha localizado ninguna construcción anterior al siglo I en la ciudad pero queda comprobado que el ser humano pobló estas zonas desde muy temprano.

La importancia de la vecina ciudad de Carteia en el mundo cartaginés desde su fundación en el siglo IV a. C. y sobre todo su pujanza económica como escala en la vía marítima que unía las ciudades de Malaka y Gades ha eclipsado en las fuentes cualquier referencia de la época a otra localidad en la Bahía de Algeciras.

La arqueología actual utiliza los patrones de asentamiento fenicio-púnicos, tremendamente constantes para localizar nuevos emplazamientos; de este modo es conocido que estos pueblos elegían cuidadosamente los lugares en los que construir puertos de escala e incluso ciudades, de esta manera casi sin excepción se buscaba un promontorio cercano a la costa, fácilmente defendible por tierra y por mar y con agua corriente cercana, hoy día las excavaciones en lugares que reúnan estas características han aportado numerosos yacimientos ignorados por las fuentes escritas.

En este contextos se enmarca el yacimiento púnico de Cala Arena y otros de menor entidad aún en estudio localizados en el término municipal de Algeciras, este hito en la costa hacia poniente se interpreta como lugar de avituallamiento y escala antes o después de atravesar el peligroso paso del Estrecho de Gibraltar.

Es muy probable, y así lo atestiguan diversos hallazgos fortuitos de cerámica ática en la Villa Nueva de la ciudad que existiera una pequeña urbe o puerto en el centro urbano de Algeciras, esta ciudad probablemente fuera el origen de la posterior ciudad romana de Iulia Traducta. Algunos expertos consideran también la posibilidad de que existiera un asentamiento, puede que un templo a Melkart en la Isla Verde, a unos metros de la desembocadura del río de la Miel.

Durante los últimos años del Imperio Romano de Occidente las incursiones bárbaras llegaron la región del Estrecho; los mauritanos en 172 al 175 durante el gobierno de Marco Aurelio y en el periodo 193 al 211 con Septimio Severo asolaron la zona; en 280 siendo emperador Galieno se produjo el paso de suevos, germanos y francos. En 429 los Vándalos, en un número de 80.000 según las fuentes de la época pasaron el estrecho de Gibraltar para asentarse en los territorios de la antigua Cartago. Uno de los puertos utilizados fue el de Iulia Traducta pero también el de Carteia, antes de pasar a África apresaron todas las embarcaciones que encontraron en el lugar, se aprovisionaron de víveres y destruyeron todas las instalaciones que pudieran representar un futuro peligro en forma de nueva invasión, puerto, atarazanas. No existe apenas evidencia arqueológica de esta época lo que induce a pensar que la zona quedó prácticamente despoblada durante al menos dos siglos. La zona sur de Hispania fue controlada por los Suevos hasta la llegada de los Visigodos en 454.

El control godo en la franja sur de la península se mantiene hasta 557 cuando el Imperio Bizantino ocupó la región en su intento por recuperar el antiguo Imperio Romano de Occidente. La presencia en la ciudad fue escasa; se conservan referencias arqueológicas como el hallazgo de un cementerio visigodo-bizantino en la Villa Vieja de la ciudad y de un cáliz bizantino en el entorno de la posterior Mezquita aljama (las fuentes árabes posteriores indican que en ese lugar se edificó una mezquita sobre una iglesia preexistente), también en la Villa Vieja; de todas formas la presencia bizantina en esta zona de Andalucía fue muy limitada. Los bizantinos se mantienen en la región hasta 622, año en el que vuelven a controlar la zona los Visigodos.

En 711 las tropas árabes comandadas por Tarik desembarcaron en la Península Ibérica y tras ocupar el peñón de Gibraltar (Ghebel Tarik o Monte de Tarik) y la ciudad de Carteia, llegaron junto a la ciudad de Algeciras y establecieron una base en la Isla Verde donde quedó un pequeño destacamento y la favorita de Tarik llamada Umm Hakim, que dio nombre al lugar (Al Yazirat Umm Hakim o isla de Humm Hakim ). Tras las primeras jornadas de las tropas en la península y después de constatar la escasa oposición de los hispanos el campamento se trasladó a tierra, y con el nombre de Al-Yazirat Al-Hadra establecieron las bases de la nueva ciudad.

Desde su fundación fue ciudad fundamental para la causa musulmana al constituirse como principal puerta de entrada a Europa desde África y pronto la ciudad vio crecer su número de habitantes principalmente con soldados árabes de paso para la guerra.

La ciudad fue escenario de las revueltas beréberes durante la segunda mitad del siglo VIII, de ese modo en 741 el emir de al-Ándalus pidió ayuda al noble sirio de nombre Balch para sofocar una revuelta de bereberes contra el poder central por el incumplimiento de los acuerdos por los cuales éstos debían recibir lotes de tierra con los que establecerse en la península. El noble trajo consigo unos 6.500 soldados a través del puerto de al-Yazirat, el emir de al-Ándalus pidió que quedaran en la ciudad los principales nobles como garantía de que el sirio no iba a ocupar tierra alguna sino simplemente ayudar en la lucha; una vez terminada ésta supo Balch que sus nobles no habían sido bien tratados durante su reclusión en la ciudad y marchó hacia Córdoba donde mató al emir.

En 755 llegó a al-Ándalus el príncipe omeya Abderramán para proclamarse emir independiente del país. Abderramán I edificó en la ciudad la Mezquita aljama, obra de Abd-Allah-ben-Jalid. En los años sucesivos se produjeron numerosos levantamientos beréberes en las serranías del sur de al-Ándalus, de este modo varios walíes de la ciudad se enfrentaron al poder central llegando incluso uno de ellos, Rizq ben al-Numan a tomar la ciudad de Sevilla en 760.

En el año 879 se sublevó en la ciudad Yahyá Al-Yazirí como parte de las revueltas que por esa época protagonizaron muladíes y mozárabes en contra de los altos tributos a que el emir de Córdoba obligaba a pagar, el fin de estas insurrecciones era crear un estado independiente en las serranías penibéticas. Muhammad I envió a la ciudad a Hashim Ign Al-Aziz con un ejército que sometió a Al-Yazirí y lo llevó a Córdoba, pero serían otros disidentes los que pusieron en jaque al emir. Los algecireños Lope Ibn Mandaril y Ben Abi Azara se unieron al poderoso caudillo rebelde de las sierras malagueñas, Omar ibn Hafsún, en contra del poder califal.

Desde Córdoba se nombraban gobernadores fieles al emirato en la ciudad pero en los castillos de la sierra las insurrecciones eran constantes. Esta situación se mantuvo hasta 888 cuando la ciudad de Algeciras se sublevó contra el emir y expulsaron al gobernador, entonces Hafsun comenzó a utilizar el puerto de la ciudad para comerciar con el Magreb; en los años sucesivos la ciudad pasó de un bando a otro. Cuando Abderramán III llegó al poder en 914 una gran parte del sur de al-Ándalus no reconoció su autoridad por lo que decidió atacar con su ejército los castillos de la serranía de Ronda y entró en Algeciras donde emplazó su base de operaciones y construyó una atarazanas para reparar los barcos capturados a Hafsun, es desde esta ciudad desde donde mandó el ataque final contra Omar que murió en el castillo de Bobastro; unos años después Abderramán pacificó definitivamente su reino y se nombró califa.

A Abderramán III le sucedió Alhakén II y a éste su hijo Hixem, que al ser menor de edad nombró al frente del gobierno a su primer ministro Muhammad Ibn Abi Amir Al-Maafií nacido en una villa cercana a Algeciras y perteneciente a su Kora o provincia y conocido por todos como Al-Mansur o Almanzor ("el victorioso de Dios"). Almanzor organizó un vasto ejército con el que se dedicó a atacar plazas castellanas bien para recuperar territorio perdido o bien para conseguir botín con los que financiar los carísimos proyectos de Córdoba. Trajo beréberes y eslavos que junto a los andalusíes reclutados destruyeron las ciudades de León, Barcelona y Santiago de Compostela, además de otras innumerables ciudades de las que tomó botín; Almanzor dedicó gran parte de sus esfuerzos en promover la cultura y perseguir a los fanáticos Alfaquíes, amplió la Mezquita de Córdoba y construyó la ciudad de Medina Azahíra similar a la construida anteriormente Medina Azahara; en 1002 emprendió su última campaña, la batalla de Calatañazor acabó en tablas entre musulmanes y cristianos pero Almanzor resultó herido; la herida no fue grave pero se complicó debido a una infección y Almanzor muerió entre fiebres sin haber perdido una sola batalla en el castillo de Medinaceli el 10 de agosto.

Muerto Almanzor en 1002, el Califato se desmembró en multitud de Reinos Taifas. En el año 1010 un ejército de beréberes procedentes de Córdoba se enfrentó en las cercanías de la ciudad con las tropas del poder central, derrotándolas y entrando en la ciudad. Allí mataron a todos los varones y apresaron a los niños y mujeres. Cuando Sulaiman al-Mustain llegó al trono de Córdoba y repartió los territorios entre sus aliados, entregó la Cora de Algeciras a al-Qasim; este señor de Algeciras fue llamado a ocupar el trono de Córdoba hasta que fue asesinado por Idris I, su sobrino, que marchó sobre Algeciras, anexionándola a su reino. Sin embargo años más tarde los hijos de al-Qasim apoyados por tropas leales a su padre tomaron de nuevo la ciudad proclamando el reino hammudí de Algeciras. Éste fue gobernado por Muhammad al-Qasim, hijo del asesinado, quien mantuvo una política de apoyo a los diferentes territorios hammudíes que socavaban la exigua economía de su propia taifa. A Muhammad al-Qasim le sucedió en 1049 su hijo Al-Qasim ben Muhammad quien vio como el reino de Sevilla de Al-Mutamid iba tomando las taifas de Ronda, Morón, Arcos y Jerez acercándose peligrosamente a su reino. La ciudad de Algeciras finalmente fue cercada en 1055 por tierra y mar hasta caer finalmente ante las tropas sevillanas.

Al-Mutamid de Sevilla tuvo que pedir ayuda a los almorávides de Yusuf ibn Tasufin en 1085 para poder hacer frente al rey de Castilla Alfonso VI que hacía peligrar las fronteras septentrionales de al-Ándalus.

Una de la promesas hechas por el sevillano a Yusuf era que le entregaría la ciudad de Algeciras previa evacuación de sus ciudadanos. Sin embargo pasaba el tiempo y esto no acababa de cumplirse; viendo el norteafricano que el rey de Sevilla no le entregaba la ciudad desembarcó por la noche en las atarazanas con parte de su tropa y mandó rodear la ciudad al resto, viendo el rey de Sevilla que era imposible mantener la plaza mandó al gobernador de la ciudad, su propio hijo, que saliera de ella.

Una vez Algeciras en manos de Yusuf, sirvió como base de operaciones de los norteafricanos para la conquista de los diferentes reinos andalusíes, así cayó Sevilla o Granada. El reinado de los almorávides nunca fue popular, los algecireños entregaron la ciudad a los almorávides en 1147 por descontento con sus anteriores gobernantes. Desde ella emprendieron la conquista de al-Ándalus, unificándola bajo una concepción férrea de la fe de Mahoma hasta ser derrotados en 1212 en la batalla de las Navas de Tolosa, momento este que marcó el rápido declive de los almohades, hasta que en 1231 Algeciras se levantó contra ellos apoyando a Ibn Hud que desde Murcia aspiraba a restaurar los antiguos reinos Taifa.

A mediados del siglo XIII se fundó el reino nazarí de Granada que abarcaba desde Almería hasta Algeciras. Ante el avance castellano, los granadinos pidieron ayuda a los benimerines del norte de África; éstos desembarcaron en Algeciras en 1275 con 17.000 caballeros. Ocuparon la ciudad y el territorio circundante con el permiso del rey de Granada y con la condición de defender la frontera, convirtiendo así la ciudad en la capital de sus dominios europeos.

En 1278 Alfonso X llegó a la ciudad con la intención de tomarla. Bloqueó su puerto y ordenó al infante don Pedro que hiciera lo mismo por tierra. El asedio fue largo y duro, desde una colina cercana a la medina, los castellanos pasaron penurias durante más de un año; trascurrido este tiempo el emir Abu Yusuf manda a su escuadra que derrota a la cristiana y manda degollar a todos los soldados; el infante don Pedro se dio cuenta de que no podría mantener el cerco y abandonó el campamento con sus hombres. Viendo Yusuf que desde el lugar donde se habían asentado los cristianos se podría hacer mucho daño a la ciudad en el futuro, mandó edificar allí una nueva villa conocida cono al-Binyia o Villa Nueva en las crónicas cristianas; la construcción de esta villa finalizó en 1285 y constaba de una fuerte muralla con foso y cuatro puertas monumentales, alcázar y mezquita mayor y estaba separada de la Villa Vieja o Al-Madina por el río de la Miel. En 1294 los granadinos recuperaron Algeciras y Gibraltar a los meriníes; sin embargo el 30 de julio de 1309 Fernando IV puso cerco terrestre a Algeciras con la ayuda de Fez, mientras la Corona de Aragón puso cerco marítimo. En esta ocasión el sultán de Granada prometió la ciudad a los meriníes que desertaron del ejército sitiador y se situaron junto a los granadinos. A principios de 1310 el rey de Castilla negoció levantar el cerco a la ciudad si el nazarí le entregaba Bedmar y Quesada.

Desde 1338 los meriníes emprendieron diferentes campañas contra la frontera con Castilla que obligó a Alfonso XI a tomar la decisión de sitiar Algeciras al ser esta ciudad el punto de entrada de las tropas del norte de África. Definitivamente Alfonso XI derrotó en las proximidades de Tarifa en la célebre Batalla del Salado a Abu-l-Hassan.ref name="de castro" /> En 1342 llegaron a la ciudad las tropas de Castilla, Portugal, Aragón y Génova junto a cruzados europeos y con el apoyo del rey de Inglaterra, de Francia y de la Santa Sede poniendo sitio a Algeciras. Durante más de veinte meses de asedio los algecireños fueron apoyados vía marítima por los meriníes de Gibraltar hasta que Alfonso XI decidió poner un cerco marítimo consistente en cadenas y troncos desde la Isla Verde hasta la playa de Los Ladrillos. Este cerco impedía la entrada de cualquier embarcación a la ciudad. Ante la imposibilidad de mantener la ciudad, los algecireños tuvieron que pedir tropas de apoyo a Granada. La coalición de granadinos y meriníes de Gibraltar se encontró con las tropas mandadas por Castilla en las proximidades del río Palmones venciendo Alfonso XI y obligando a capitular a la ciudad. Un 26 de marzo de 1344 la Villa Vieja fue entregada al Infante Don Juan Manuel y el día 28, Domingo de Ramos, entró Alfonso XI en la Villa Nueva y consagró su mezquita mayor a Santa María de la Palma. El rey castellano añadió a sus títulos el de rey de las Algeciras.

A pesar de los constantes intentos de Castilla por repoblar la ciudad (Carta de ordenación de Algeciras de 1345) ésta cayó en crisis sobre todo tras la muerte de Alfonso XI mientras sitiaba Gibraltar. El papel de la ciudad como territorio de frontera y el debilitamiento del Reino de Castilla debido a luchas dinásticas, hizo que las guarniciones de la ciudad fueran escasas para defenderla ante una eventual incursión árabe. En esta situación se encontraba la ciudad en 1369 cuando Muhammad V de Granada reconquistó la ciudad. El granadino pretendió que recuperara su antiguo esplendor repoblándola y reconstruyendo las murallas, pero apenas diez años después Castilla ya se había repuesto de sus luchas internas, el rey nazarí comprendió que no podría mantener la plaza mucho tiempo y decidió destruirla en 1379 para que no volviera a caer en manos cristianas.

La ciudad fue completamente arrasada y todos sus habitantes tuvieron de marcharse de ese peligroso territorio de frontera. En 1462, conquistada Gibraltar, los antiguos términos de las Algeciras pasaron a esta ciudad.

La ciudad permaneció destruida hasta 1704 cuando un grupo de gibraltareños huidos de la ciudad tras la ocupación de las tropas anglo-holandesas aliadas con el archiduque Carlos de Austria en la Guerra de Sucesión Española se asentaron en las ruinas de la medina árabe, alrededor de la entonces capilla de San Bernardo, que desde entonces se llamaría de Nuestra Señora de Europa al depositarse en ella la imagen de esta Virgen venerada en Gibraltar y que se rescató del expolio. Esta fundación fue en un principio provisional pues los gibraltareños confiaban en que Gibraltar fuera pronto conquistada por España. A partir de 1713, año en que se firmó el Tratado de Utrecht, los gibraltareños exiliados se resignaron a no volver a su ciudad y comienzaron a construir una nueva Algeciras.

Las edificaciones fueron desde un principio provisionales, lo más usual fue reutilizar las piedras de la medina árabe para construir cualquier nuevo edificio, también se reaprovecharon los empedrados de las calles, de este modo quedó reflejado en el plano de la ciudad parte de las antiguas vías árabes. Desde 1721 el ingeniero Jorge Próspero de Verboom levantó planos de la ciudad, de las ruinas árabes y modelos de cómo debían construirse las nuevas calles. El trazado de Verboom constaba de calles rectas cruzadas en paralelo formando manzanas cerradas, también contemplaba la construcción de una ciudad fortificada en Algeciras ante la posibilidad de que ésta fuese atacada por los británicos. De la ordenación de la ciudad se conservan sólo la zona norte de la Villa Nueva (Calles Ancha, Sevilla, Alfonso XI y perpendiculares), de trazado reticular.

En 1726 se solicitó la devolución de los antiguos términos de Algeciras a la ciudad y desde el Consejo de Castilla se envió una cédula a San Roque para que se cumplieran estas condiciones. La ciudad de San Roque se negó y comenzaron una serie de alegaciones que acabaron por poner en suspenso la Orden Real. Cuatro años más tarde y en 1734 se presentaron sendas reclamaciones y de nuevo cayeron en saco roto por la oposición de los gobernantes de San Roque que veían como podían verse reducidos los derechos de su ciudad. Los argumentos de San Roque eran sobre todo de índole patriótica, de este modo consideraban que las ciudades de Algeciras, Los Barrios y San Roque no podían separarse porque eran en efecto una sola, la de Gibraltar.

Desde 1751 el comandante general del Campo de Gibraltar Francisco de Paula Bucareli y Ursúa, emprendió diversas acciones encaminadas a la independencia municipal de las ciudades del Campo. Así, por Cédula de 9 de febrero de 1755 tras la petición del General se concedió a Algeciras el título de ciudad siendo su primer alcalde Francisco Bermúdez Salcedo. En la división territorial de los antiguos términos de Gibraltar, donde también entró la ciudad de Los Barrios, se decidió dar a Algeciras un territorio más pequeño que a las otras dos poblaciones debido a que su puerto suponía una ventaja sobre las otras dos ciudades. Sin embargo, el aprovechamiento de los montes sería conjunto para las tres ciudades. Durante los años siguientes el Cuerpo de Ingenieros de Ejército construyó calles y plazas. El tiempo y las excavaciones arqueológicas han mostrado que el trazado urbano de la ciudad de la época sigue el trazado de las calles, murallas y fosos de la medina; de esta manera las casas situadas en la calle Teniente Miranda, por ejemplo, tienen sus paredes traseras siempre apoyadas sobre la muralla de la ciudad. El proceso urbanizador de la ciudad fue enorme en estos tiempos, se construyó la primera Plaza Alta y el acueducto conocido como "los Arcos" que llevaba agua a la ciudad desde un manantial cercano en 1777.

En junio de 1779 se declaró una nueva guerra a Gran Bretaña poniéndose sitio a Gibraltar, la ciudad de Algeciras fue base de operaciones de la escuadra española capitaneada por Antonio Barceló. La protección de los barcos de guerra era llevada a cabo por las baterías de Santiago, San Antonio e Isla Verde que formaban parte de un fuerte sistema de defensas llevado a cabo en los años treinta por el ingeniero Jorge Próspero de Verboom.

En 1801 una escuadra francesa que iba con destino a Cádiz tuvo que refugiarse en Algeciras para evitar que barcos británicos la interceptara. El ataque británico fue tomado como insulto por los españoles ya que, al ser España neutral, debería respetarse a cualquier barco que atracara en su puerto. La respuesta de las baterías algecireñas fue contundente, el navío inglés Hannibal fue hundido y los británicos se retiraron. Este hecho, conocido como la batalla de Algeciras, es una de las pocas ocasiones en las que España pudo derrotar navalmente al Imperio Británico. Francia construyó un barco al que llamó Algeciras (su nombre original en francés era Algesiras) y que participó en la batalla de Trafalgar en recuerdo de esa batalla.

En 1802 fue nombrado Teniente General de la Comandancia del Campo de Gibraltar Francisco Javier Castaños y la trasladó a Algeciras por considerarla un lugar más propicio para dirigir operaciones militares. El general Castaños realizó numerosas obras en la ciudad a través del Cuerpo de Ingenieros, entre ellas la remodelación de la Plaza Alta (1807) en la que colocó un enorme obelisco que debía ser rematado con un busto de Manuel Godoy y que se derribó en 1926 y el empedrado numerosas calles.

El General Castaños acompañado de la guarnición del Campo de Gibraltar, voluntarios de Algeciras, San Roque y Gibraltar salió hacia el norte para impedir la penetración de los franceses en Andalucía. Esta expedición acabó en la célebre batalla de Bailén.

En febrero de 1810, el general francés Latour-Maubourg se instaló en San Roque y envió a doscientos hombres a Algeciras con la intención de tomar la ciudad, pero un grupo de ciudadanos apoyados desde el mar con un cañonero británico plantó cara a los dragones franceses y éstos decidieron retirarse. No hubo tiempo para la represalia pues tres días más tarde se levantaron en armas los pueblos de la serranía de Ronda y los franceses tuvieron que abandonar sus puestos en San Roque para tratar de sofocar los levantamientos. Desde el Campo de Gibraltar se enviaron milicias hacia Tarifa ante la noticia de la inminente llegada de nuevas tropas napoleónicas procedentes de Cádiz. Estas milicias fueron derrotadas pero los franceses tuvieron que volver a Chiclana debido a las bajas sufridas.

Una vez más en 1811 las tropas de Napoleón volvieron a acercarse a la ciudad pero fueron derrotadas en Jimena de la Frontera por el general Ballesteros y los voluntarios de la Compañía de Escopeteros de Getares. Tras la contienda, el español tuvo que refugiarse en Gibraltar para que sus hombres recobrasen fuerzas, pero les fue denegada la entrada a la ciudad británica a pesar de que el Reino Unido era aliado de España. Aprovechando esta coyuntura, el general francés Godinot tomó Algeciras mientras sus ciudadanos se refugiaron en la Isla Verde; después de tomar víveres y objetos de valor, los franceses se retiraron para no volver.

En 1859 y 1860 tuvo lugar la Guerra de África entre España y Marruecos. El ejército español que debía asentarse en la zona norte de Marruecos partió desde Algeciras. Esta guerra trajo para la ciudad un trasiego de personas que ayudó mucho a la exigua economía local, pero también trajo mucho dolor y miseria. Fueron muchos los algecireños muertos en la contienda, algunos de ellos tienen calles con sus nombre en la ciudad: Alférez Villalta Medina, Comandante Gómez Ortega, etc. Además la presencia de las tropas en la ciudad coincidió con un brote de cólera que hizo estragos sobre todo entre los heridos que se hacinaban en el Hospital militar.

En 1873 poseyendo la ciudad una fuerte influencia federalista se proclamó Algeciras como un cantón independiente aprovechando el desconcierto creado en el Gobierno Central tras la proclamación de la Primera República. El cantón de Algeciras duró hasta el 8 de agosto del mismo año, cuando las tropas procedentes de Cádiz disolvieron el Batallón de Voluntarios de Algeciras.

Algeciras pasó a convertirse a partir de 1880 en un enclave de interés turístico para los británicos por su proximidad a la colonia inglesa de Gibraltar de ese interés surge en la zona de la Villa Vieja un importante número de viviendas llamadas localmente los Chalecitos donde vivían adinerados gibraltareños, algunos de esos chalés forman parte hoy del equipamiento público de la ciudad como el museo municipal instalado en la casa de los Guardeses, la sede de la Mancomunidad de Municipios en la Villa Smith, etc. La llegada del ferrocarril (1892), de manos de inversores anglosajones, en esos años propició el desarrollo de su puerto. Por ello el germen del actual puerto de Algeciras fueron los primeros muelles de madera usados para el atraque de los vapores que cruzaban la Bahía con destino a Gibraltar. También se instaló el alumbrado público (1891) a instancias del alcalde Emilio Santacana y Mensayas.

En 1906, se celebró en esta ciudad la Conferencia de Algeciras, tratando sobre repartos de la superficie de África. Los objetivos pacificadores de la conferencia nunca fueron cumplidos y de hecho el reparto de Marruecos entre los diferentes países europeos no trajo más que miseria y guerra a aquel país, sin embargo las repercusiones de la conferencia en la ciudad fueron tremendamente positivas y en cierto modo marcaron el futuro de la ciudad. El acontecimiento internacional puso de manifiesto las numerosas deficiencias de la ciudad al tiempo que dejaba en evidencia la necesidad de una ciudad fuerte en el sur de la península que mermara la pujanza económica de la colonia de Gibraltar y a la vez pudiera mantener relaciones comerciales con el norte de África, es por ese motivo que en el mismo año de 1906 se creó la Junta de Obras del Puerto, precedente de la actual Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, y que desarrollará un patrón de crecimiento para el puerto basándose en un primer lugar en los muelles de la Isla Verde, unida a tierra por un puente de madera. El crecimiento del puerto, primero apoyándose en la piedra de Galera, aquella en la que embarrancaría el Hannibal en 1801 y luego hacia en interior de la Bahía daría lugar con el tiempo al actual Puerto de Algeciras, el más importante de España en tráfico de mercancías y uno de los más importantes de Europa.

En 1936, tras la sublevación militar contra el gobierno de la República, Algeciras se convirtió en el único puerto posible para el desembarco de las tropas del Norte de África si finalmente éstas se adherían al levantamiento. Ante la importancia de la ciudad en este momento el alcalde republicano Salvador Montesinos decidió reunirse con el ayuntamiento en pleno y mantener comunicación con Madrid a la espera de noticias.

El 18 de Julio la Guardia Civil mandada por Miguel Romero García tomó los edificios más importantes de la ciudad, telégrafos, radio y apostó parte de sus fuerzas en las entradas de la ciudad a la vez que impidió que los ciudadanos leales a la república, temerosos, tomaran las armas de los cuarteles para defender la ciudad. Ese mismo día el coronel Emilio March recibió órdenes de Gonzalo Queipo de Llano para declarar el estado de guerra; en pocas horas las diferentes guarniciones de la ciudad tomaron los edificios públicos y detuvieron al alcalde y al equipo de gobierno.

De este modo Algeciras, se adhirió casi desde un principio a la causa fascista y son muchos los algecireños que debieron huir de la ciudad, principalmente a Gibraltar, en las primeras semanas para evitar los fusilamientos y detenciones que se llevaban a cabo. En los primeros días de la insurrección se produjeron bombardeos de la aviación de la república y del acorazado Jaime I.

El 5 de agosto partió de Ceuta el llamado convoy de la victoria, el cañonero Dato, el guardacostas Uad-Kert, el remolcador Benot, el mercante Arango y las naves Ciudad de Ceuta y Ciudad de Algeciras cruzaban el estrecho transportando tropas; a mitad de camino apareció el destructor republicano Alcalá Galiano y atacó el convoy, el Dato hizo fuego contra él y pronto aparecieron aviones pertenecientes a las tropas sublevadas que produjeron la huida del Alcalá Galiano; el convoy llegó a las 8 de la tarde al puerto de Algeciras.

Dos días después el Acorazado Jaime I, el destructor Ferrandis y los cruceros Libertad y Cervantes abrieron fuego contra el Dato atracado en el puerto y provocando un incendio en éste; más tarde abrieron fuego contra la ciudad, destruyendo todo el frente marítimo y obligando a la población a huir a los montes cercanos.

Una vez desembarcadas las primeras tropas en la ciudad la comarca del Campo de Gibraltar cayó pronto ante su avance; las tropas africanas partieron hacia Madrid dejando guarniciones en la ciudad, parte de ellas con falangistas locales, que impidieron cualquier tipo de defensa local. En los meses siguientes el resto de las tropas norteafricanas desembarcarían el Algeciras pasando a engrosar el ejército insurgente.

Con posterioridad al conflicto bélico la represión en la ciudad fue tan dura como en otras ciudades españolas, Algeciras, como el resto de la comarca era una zona con población predominantemente izquierdista, de este modo en las elecciones de 1933 el Frente Popular había obtenido en la ciudad un 84.5% de los votos, de igual modo Algeciras poseía un gran número de logias masónicas.

Debido a todo ello y la pronta adhesión al levantamiento fascista por parte de los militares de la zona durante la guerra y los primeros años de dictadura se produjeron numerosas detenciones y fusilamientos en la ciudad y ningún enfrentamiento armado; de este modo es conocido que en el antiguo cuartel de escopeteros, en el Casino Cinema y en el edificio situado tras la Iglesia de La Palma, donde estuvo el bar La Oropéndola se realizaban los encarcelamientos y se torturaba a los disidentes para luego ser fusilados junto al cementerio en la zona aún hoy conocida como Punta Paredones. Son numerosas las infraestructuras viarias y militares que realizaron los presos políticos durante la primera década, de este modo la Carretera Vieja de Los Barrios o las llamadas pantallas que protegían los caminos hacia los cuarteles del Arroyo del Lobo, fueron realizados por presos condenados a trabajos forzosos.

La actividad del maquis en la sierras de Algeciras está constatada en las dos primeras décadas de dictadura, la pervivencia de estos grupos antifranquistas se mantuvo hasta bien entrados los años sesenta sobre todo en el interior de la comarca, cerca de las poblaciones de Castellar y Jimena.

Los primeros años de la dictadura en la ciudad fueron similares al resto de España si bien es cierto que los numerosos acuartelamientos de la ciudad y la consiguiente presencia de militares hicieron que la vida local se viese muy influenciada por éstos y por la escasa burguesía de la ciudad que vio pronto cómo se les otorgaba gran cantidad de privilegios.

En 1965 se llevó a cabo el Plan de Desarrollo del Campo de Gibraltar que dotó a la comarca y a la ciudad de Algeciras de un importante complejo industrial. Esto junto con el imparable desarrollo del puerto han dado a la ciudad un crecimiento enorme que se pone de manifiesto con el gran número de vecinos de la ciudad, unos 110.000 censados pero cerca de 150.000 vecinos de hecho.

El puerto de Algeciras es cada año sede de la Operación Paso del Estrecho en la que miles de ciudadanos norteafricanos residentes en Europa toman un barco destino a Ceuta o Tánger para pasar las vacaciones en su país. Desde su creación en 1906 el puerto de Algeciras ha crecido hasta convertir prácticamente todo el litoral del casco urbano en un macro-puerto que, por su enclave geográfico, es parada obligada para los buques cargueros que se disponen a cruzar el Atlántico o que vienen del Oeste y van a penetrar en el mar Mediterráneo. Más de cien barcos (muchos de ellos transportando petróleo) cruzan diariamente en Este a Oeste y viceversa el Estrecho de Gibraltar que separa Algeciras del Norte de Marruecos. A su vez, y fundamentalmente durante el verano, los buques transbordadores que unen Algeciras con la orilla Africana no cesan de rotar transportando fundamentalmente a magrebíes que trabajan en Europa, turistas extranjeros de la vecina Costa del Sol que quieren conocer otra cultura y aventureros que se adentran desde Tánger en el Continente Negro. Por su peculiar situación fronteriza Algeciras ha sido punto ilegal de entrada de personas y de mercancías desde Marruecos. Sin embargo los férreos controles policiales han llevado a los traficantes a buscar rutas alternativas.

Algeciras es la capital administrativa y financiera de la Comarca del Campo de Gibraltar, sede de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar, cuenta con un subdelegado del gobierno de la Junta de Andalucía y un coordinador de la Administración General del Estado. Es una ciudad muy activa y animada, con un comercio próspero que no para de crecer y que ya ha desbordado su perímetro municipal hasta alcanzar otros municipios vecinos de modo que puede considerarse al arco de la Bahía como el gran área metropolitana del sur de la península ibérica.

Al principio



Acta de Algeciras

La Conferencia Internacional de Algeciras tuvo lugar en la ciudad andaluza de Algeciras entre el 16 de enero y el 7 de abril de 1906.

El objetivo de la conferencia fue solucionar la llamada primera crisis marroquí que enfrentaba a Francia con Alemania.

Dicha crisis había surgido en 1904 con motivo del acuerdo que habían suscrito Francia y España, con el visto bueno de Gran Bretaña, para delimitar las zonas de Marruecos sobre las que ambas potencias coloniales ejercerían su protectorado.

Alemania mostró su disconformidad con dicho acuerdo al estar también interesada en un protectorado propio en Marruecos e inició una ofensiva diplomática que culminaría el 31 de marzo de 1905 con la visita a Tánger de káiser Guillermo II donde anunció su defensa de la independencia marroquí y exigió la convocatoria de una reunión de las potencias afectadas.

Durante los trabajos preparatorios de la conferencia se barajaron como sedes de la misma las ciudades de Tánger y Madrid aunque finalmente se designó como sede de la misma la ciudad de Algeciras por ser lugar equidistante entre Madrid y Rabat.

El Acta de Algeciras fue firmada el 7 de abril de 1906 en la ciudad española de Algeciras (Cádiz), entre representantes de España, Alemania, Francia y el Reino Unido. Según este acta, España adquiere obligaciones, junto a Francia, para ejercer un protectorado en la zona de Marruecos.

A Francia le corresponde el protectorado sur y a España el norte, por lo que queda designado como Marruecos español.

Además del tema principal que originó la celebración de la conferencia, se trataron otros temas como el asegurar el pago de un importante préstamo que Alemania había concedido al Sultán de Marruecos, Abd al-Aziz, en 1904, la integridad del Estado marroquí y diversos asuntos económicos y fiscales sobre dicho territorio como fueron la libertad de comercio, la recaudación de impuestos, la lucha contra el contrabando y el control aduanero.

Se celebraron un total de dieciocho sesiones, a saber los días 16, 22 y 24 de enero, 1, 7, 10, 13, 14 y 17 de febrero, 3, 8, 10, 26, 27, 29 y 31 de marzo y los días 2 y 7 de abril. La conferencia se clausuró este último dia 7 de abril de 1906 con la firma del Acta de Algeciras por los participantes europeos y el día 18 de junio fue firmado por el Sultán de Marruecos. Entre los acuerdos firmados España adquiere junto a Francia obligaciones para ejercer un protectorado en Marruecos. Esta repartición tendrá lugar tras la firma del Tratado de Fez en 1912 formándose el Protectorado español de Marruecos en el norte y el Protectorado francés de Marruecos en el sur. Desgraciadamente los acuerdos no terminarían con el conflicto ya que el mismo se reprodujo en 1911 cuando estalló la “segunda crisis marroquí”.

Al principio



Conferencia Internacional de Algeciras

La Conferencia Internacional de Algeciras tuvo lugar en la ciudad andaluza de Algeciras entre el 16 de enero y el 7 de abril de 1906.

El objetivo de la conferencia fue solucionar la llamada primera crisis marroquí que enfrentaba a Francia con Alemania.

Dicha crisis había surgido en 1904 con motivo del acuerdo que habían suscrito Francia y España, con el visto bueno de Gran Bretaña, para delimitar las zonas de Marruecos sobre las que ambas potencias coloniales ejercerían su protectorado.

Alemania mostró su disconformidad con dicho acuerdo al estar también interesada en un protectorado propio en Marruecos e inició una ofensiva diplomática que culminaría el 31 de marzo de 1905 con la visita a Tánger de káiser Guillermo II donde anunció su defensa de la independencia marroquí y exigió la convocatoria de una reunión de las potencias afectadas.

Durante los trabajos preparatorios de la conferencia se barajaron como sedes de la misma las ciudades de Tánger y Madrid aunque finalmente se designó como sede de la misma la ciudad de Algeciras por ser lugar equidistante entre Madrid y Rabat.

El Acta de Algeciras fue firmada el 7 de abril de 1906 en la ciudad española de Algeciras (Cádiz), entre representantes de España, Alemania, Francia y el Reino Unido. Según este acta, España adquiere obligaciones, junto a Francia, para ejercer un protectorado en la zona de Marruecos.

A Francia le corresponde el protectorado sur y a España el norte, por lo que queda designado como Marruecos español.

Además del tema principal que originó la celebración de la conferencia, se trataron otros temas como el asegurar el pago de un importante préstamo que Alemania había concedido al Sultán de Marruecos, Abd al-Aziz, en 1904, la integridad del Estado marroquí y diversos asuntos económicos y fiscales sobre dicho territorio como fueron la libertad de comercio, la recaudación de impuestos, la lucha contra el contrabando y el control aduanero.

Se celebraron un total de dieciocho sesiones, a saber los días 16, 22 y 24 de enero, 1, 7, 10, 13, 14 y 17 de febrero, 3, 8, 10, 26, 27, 29 y 31 de marzo y los días 2 y 7 de abril. La conferencia se clausuró este último dia 7 de abril de 1906 con la firma del Acta de Algeciras por los participantes europeos y el día 18 de junio fue firmado por el Sultán de Marruecos. Entre los acuerdos firmados España adquiere junto a Francia obligaciones para ejercer un protectorado en Marruecos. Esta repartición tendrá lugar tras la firma del Tratado de Fez en 1912 formándose el Protectorado español de Marruecos en el norte y el Protectorado francés de Marruecos en el sur. Desgraciadamente los acuerdos no terminarían con el conflicto ya que el mismo se reprodujo en 1911 cuando estalló la “segunda crisis marroquí”.

Al principio



Source : Wikipedia