Alemania

3.3620210994808 (1801)
Publicado por grag 25/02/2009 @ 18:18

Tags : alemania, europa, internacional

últimas noticias
Pedidos industriales cayeron en abril el 34,9% en España y 35,5 ... - Finanzas.com
De los países con datos disponibles, Estonia (con un descenso del 44,4%), Alemania (-39,5%) y Lituania (-39,4%) registraron las mayores caídas. Mientras, los descensos menos importantes tuvieron lugar en Polonia (-20,3%), Letonia (-22,1%) y Rumanía...
Una despedida definitiva - Marca
La sub 21 se quedó a un gol de cumplir su misión... una misión que hubiese resultado inútil por el empate entre Inglaterra y Alemania 0 - Finlandia: Lehtovaara; Jalasto, Turunen, Portin, Raitala; Sparv (Vasara, min. 38), M. Hetemaj; P. Hetemaj,...
Weber dice no ve peligro de deflación en Alemania - portavoz - elEconomista.es
El ministro de Finanzas, Peer Steinbrueck, dijo esta mañana a periodistas que Weber informó al consejo de ministros alemán que veía un riesgo de deflación en el corto plazo. FRANCFORT, 24 jun (Reuters) - El presidente del Bundesbank, Axel Weber,...
Mejora el optimismo económico en Alemania - El Economista.com.mx
La confianza de los empresarios en Alemania subió a un máximo en siete meses en junio, aumentando las esperanzas de que la mayor economía de Europa está estabilizándose tras sufrir su peor contracción en 20 años. El instituto Ifo reportó que su índice...
La llegada de turistas extranjeros cayó casi un 12% de enero a mayo - HostelTur
En el caso de Alemania, también ha sido el archipiélago balear el que más afectado se ha visto, con 78 mil turistas menos que en el mismo mes de 2008. Por último, los franceses han concentrado la mayor parte de su retroceso en Catalunya, comunidad que...
La voz contra el totalitarismo - Diario Vasco
Un repaso a su biografía revela que conoció de cerca algunos de los más feroces sistemas totalitarios, pues su país fue ocupado por la Italia de Mussolini primero y la Alemania nazi después. Más tarde, finalizada la guerra mundial, se instauró en...
Alemania e Inglaterra firman tablas - La Vanguardia
Los alemanes necesitaban puntuar para certificar su pase a semifinales y se avanzaron con un gol de Gonzalo Castro. Empató Rodwell Madrid. (EFE).- Alemania e Inglaterra resolvieron con tablas, tal y como preveía el guión, su particular envite para...
Países miembros de la OCDE logran acuerdo para combatir los ... - Empresa Exterior
En Berlín, Peer Steinbrück, ministro de Finanzas de Alemania, sostuvo que los países involucrados en el acuerdo lograron un proceso sustancial en las negociaciones con Austria, Luxemburgo y Suiza, ya que "estos países han aceptado ahora respetar...
España quiere evitar que Alemania repita título - AS
La selección española tratará de culminar su andadura en el campeonato de Europa sub''17 con un título en la final de mañana frente a Alemania, vigente campeón de esta categoría que celebra en Nyon (Suiza) la segunda edición de la competición....

Alemania Nazi

Ubicación de Nazi-Deutschland / Alemania Nazi / Tercer Reich

La Alemania Nazi, Imperio Nazi, III Imperio Alemán o el Tercer Reich son términos que se refieren a la Alemania del período comprendido entre 1933 y 1945, cuando Adolf Hitler gobernó este país bajo los fundamentos de la ideología totalitaria del nazismo.

El término nazi es el apócope de Nacionalsocialismo en alemán. Esta ideología fue institucionalizada en el Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (PNSAT), en alemán Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei (NSDAP), también conocido como partido Nazi.

El Tercer Reich es el período y se utiliza como sinónimo para la Alemania Nazi. El término fue introducido por la propaganda nazi, que contaba al Sacro Imperio Romano Germánico como el primer Reich o imperio, al Imperio alemán de 1871 como el segundo y a su propio régimen como el tercero. Esto fue hecho para sugerir una vuelta gloriosa de la Alemania anterior tras la República de Weimar instaurada en 1919 y que, sin embargo, nunca fue disuelta oficialmente por el nuevo régimen.

El partido Nazi procuró combinar símbolos tradicionales de Alemania con símbolos del partido Nazi, siendo un símbolo único, la esvástica el más representativo del régimen, en un esfuerzo por afianzar la idea de unidad entre sus ideales y Alemania.

Además del territorio de Alemania durante la República de Weimar, el nuevo Reich llegó a incluir, en los años que precedieron a la Segunda Guerra Mundial, las zonas con poblaciones étnicas germanas como Sarre, Austria (tras el Anschluss pasa a denominarse Ostmark), los Sudetes (Crisis de los Sudetes) y el territorio de Memel. Regiones adquiridas después del estallido de la Segunda Guerra Mundial incluyen Eupen-et-Malmédy (arrebatada a Bélgica), Alsacia-Lorena (arrebatada a Francia), Danzig y diversos territorios del centro y norte de Polonia. Además, de 1939 a 1945, el Tercer Reich se anexó el territorio checo de la República de Checoslovaquia dándole el nombre de Protectorado de Bohemia y Moravia como un territorio subyugado. Aunque este protectorado se consideraba una parte de la "Gran Alemania", mantuvo su propia moneda y una "frontera interna" comercial con Alemania.

La Silesia Checa se incorporó en la provincia de Silesia en el mismo período. En 1942, el Luxemburgo ocupado se anexa directamente como provincia de Alemania. Las regiones sur y central de Polonia estaban a cargo de un gobierno de ocupación llamado el Gobierno General, aunque en posición mucho menos autónoma que el Protectorado de Bohemia y Moravia, y con la amenaza persistente de "germanizar" totalmente el territorio y expulsar de las ciudades a la población polaca, con miras a una anexión total en el futuro. A finales de 1943, tras la rendición de Italia, Alemania ocupa militarmente Istria y el sur del Tirol, que había sido territorio de Austria antes de 1918; si bien en este caso no hubo anexión directa, el Tercer Reich no permitió control alguno de este territorio a la República Social Italiana, y de hecho estas regiones quedaron bajo administración civil alemana.

Los estados federales que integraban Alemania según la Constitución de Weimar vieron muy reducida su autonomía por el régimen nazi y sustituidos en sus derechos políticos por los Gaue (distritos) dirigidos por representantes llamados Gauleiter, que fueron completamente leales al gobierno central. En la mayoría de los casos de antiguos territorios extranjeros, el Gauleiter era también responsable de la unión del territorio a un Reichsgau. Estos cambios administrativos habían desmantelado la hegemonía política regional heredada del Imperio Alemán desde 1871. Sin embargo, el título del Primer Ministro de Prusia fue utilizado por Hermann Göring de 1933 a 1945, sin que tales estados fueran disueltos oficialmente.

Fuera de lo que se anexó directamente a Alemania fueron los territorios regionales creados en los territorios ocupados. En muchas zonas, se crearon territorios ocupados llamados Reichskommissariat, como por ejemplo el Reichskommissariat Ostland en la Unión Soviética y Ucrania. En el norte de Europa, estaban el Reichskommissariat Niederlande (Holanda) y el Reichskommissariat Norwegen (Noruega), que estaban destinados a fomentar la colonización alemana. En 1944, se fundó un Reichskommissariat en el norte de Francia y Bélgica, anteriormente conocido como la Administración Militar de Bélgica y el norte de Francia, donde se forzaron restricciones a los viajes con el fin de fomentar la colonización alemana.

Las fronteras de facto del Reich cambiaron mucho antes de su derrota militar en mayo de 1945, debido a que la población alemana huyó hacia el oeste ante el avance del Ejército Rojo y la presión de los Aliados occidentales en el este de Francia. A finales de la guerra, tan sólo quedó una pequeña franja de tierra que iba desde Austria a Bohemia y Moravia - así como algunas otras regiones aisladas - que no estuviera bajo el control de los Aliados. Tras su derrota, el Reich fue sustituido por zonas de ocupación administradas por Francia, la Unión Soviética, el Reino Unido y los Estados Unidos, tanto en Alemania como en Austria. La zona alemana previa a la guerra al este de la línea Oder-Neisse y Stettin y sus alrededores se establecieron bajo administración polaca y soviética, respectivamente. Estos cambios territoriales conllevaron la completa disolución de Prusia como un componente territorial alemán. Prusia por tanto se dividió, quedando su territorio repartido entre Polonia y la Unión Soviética (región de Kaliningrado). Mediante la firma del Tratado de Varsovia (1970) y el Tratado sobre la Solución Final con respecto a Alemania (1990), Alemania confirmó finalmente que aceptaba renunciar a cualquier reclamación de los territorios perdidos durante la Segunda Guerra Mundial.

Desde una perspectiva internacional, el nazismo había tomado una gran parte de la base ideológica del fascismo que se desarrolló originalmente en Italia con Benito Mussolini. Ambas ideologías participan del uso político del militarismo, el nacionalismo, el anticomunismo, la aprobación de la violencia como método político y el empleo de fuerzas paramilitares como apoyo del régimen, y ambas estaban destinadas a la creación de una dictadura dirigida por el Estado. Los nazis, sin embargo, estaban mucho más dirigidos al tema de la "pureza racial" que los fascistas en Italia. Los nazis tenían también la intención de crear un Estado totalitario por completo, a diferencia de los fascistas italianos, que permitieron un mayor grado de libertades privadas para sus ciudadanos, aunque sin tolerar disidencia alguna. Estas diferencias posibiltaron, por ejemplo, a la monarquía italiana seguir existiendo bajo el régimen fascista, así como conservar algunas competencias oficiales.

La naturaleza totalitaria del partido nazi fue uno de sus principales postulados. Los nazis sostenían que absolutamente todos los grandes logros en el pasado de la nación alemana se asociaban con los ideales del nacional-socialismo, incluso antes de que la ideología oficial existiera, mientras que todas las creaciones culturales como la literatura, la música, la pintura, la historia y las ciencias exactas debían quedar sujetas a la censura del Partido Nazi, quien dictaba lo que todo alemán debía aceptar y creer, controlando cada aspecto de la vida de la población alemana, incluyendo jóvenes y niños. A la vez, la propaganda nazi buscaba la consolidación de los ideales nazis y los éxitos del régimen de "líder" o Führer, Adolf Hitler, quien fue retratado como el presunto "genio" detrás del éxito del partido nazi de Alemania y salvador de la nación, así como líder supremo a quien no debía cuestionarse. Hitler tuvo la capacidad de captar la atención del público a través de sus poderosos discursos y esto le ayudó a ganar un culto a la personalidad por parte de sus seguidores.

Para intimidar al Estado alemán y a los otros partidos políticos, el partido nazi dependía de una fuerza paramilitar, las Sturmabteilung (SA) o "Tropas de asalto" que se utilizaba principalmente para atacar a la oposición de izquierda, a los demócratas, a judíos y otros grupos minoritarios o de oposición. La violencia de las SA causó antes de 1933 un clima de temor en las ciudades. Las SA también contribuyeron a atraer a un gran número de jóvenes desempleados y alienados al Partido Nazi.

Los nazis hicieron suyo el concepto de "Großdeutschland", o la Gran Alemania, y consideraron que la incorporación de los pueblos germánicos en una sola nación era un paso de vital importancia para su éxito y prosperidad, sin importar que para ello se atacase a otras naciones: ello se justificaba en la doctrina del "espacio vital", donde los nazis afirmaban que Alemania "necesitaba" supuestamente más territorio para desarrollarse plenamente y, por ello, invocaban el presunto "derecho" de Alemania de agredir a otras naciones para obtener más territorio.

Con esta idea el régimen nazi exigió concentrar en un solo Estado (el Tercer Reich) a todos los individuos de "etnia alemana" de Europa, aun cuando estuvieran dispersos en otros países. En contraposición, la presencia de población de origen germano era un pretexto nazi para aumentar el territorio de Alemania: así sucedió con la anexión de Austria en el Anschluss o la destrucción de Checoslovaquia tras los Acuerdos de Múnich, en el primer caso con el objetivo de unir a dos naciones del mismo origen étnico, y en el segundo con el pretexto de "proteger a la minoría étnica alemana" que vivía en territorio checo. Finalmente esta ideología llevó al extremo de proyectar la "colonización" de extensas áreas de Polonia, Rusia y Ucrania con campesinos alemanes, para lo cual se esclavizaría a las poblaciones nativas y luego se exterminaría o deportaría a los individuos "excedentes".

El racismo era un aspecto importante de la sociedad y la política en el Tercer Reich, determinando la persecución y asesinato de los alemanes de origen judío, y luego de otras minorías étnicas como los gitanos. Los nazis también combinaron el antisemitismo con su "lucha contra la ideología comunista" y consideraron que el movimiento de izquierda, así como el capitalismo de mercado, eran la labor de una "Conspiración de los judíos", como justificación al exterminio de dicha etnia. Se refirieron así a este movimiento con la terminología "revolución judío-bolchevique de subhumanos." Esta clase de ideas se manifiesta en el desplazamiento, internamiento y, más tarde, el exterminio sistemático de un número estimado de 11 a 12 millones de personas. Aproximadamente la mitad de estas víctimas que murieron a lo largo de la Segunda Guerra Mundial fueron judíos, en lo que es históricamente recordado como el Holocausto (Shoah), y otro grupo enorme de 100.000-1.000.000 de gitanos, que fueron asesinados en el Porraimos u "holocausto de los gitanos". Otras víctimas de la persecución nazi incluían comunistas, socialistas, anarquistas, negros, opositores políticos en general, homosexuales, disidentes religiosos como los Testigos de Jehová, clérigos protestantes o católicos que rechazaban la ideología violenta del régimen, y masones.

Después de su derrota en las elecciones de 1932, el NSDAP promovió una ola de revueltas y violencia callejera que llevó al débil e inestable gobierno al colapso. El jefe de Estado, Paul von Hindenburg, fue presionado a pactar con Hitler, quien fue nombrado canciller alemán el 30 de enero de 1933. Una vez en el cargo, Hitler decretó nuevas elecciones en medio de una intensa propaganda nazi. Poco tiempo antes de los comicios, el edificio del Reichstag fue incendiado. Entonces Hitler culpó a los comunistas, sugiriendo que el incendio era el comienzo de una revolución y sembró el pánico con el objetivo de un mayor caudal electoral. Finalmente, las elecciones le otorgaron el control del Parlamento, el que poco después aprobaba una ley que establecía una dictadura a través de medios democráticos.

Hitler impuso desde entonces un gobierno centrado alrededor de su figura, basado en el principio del caudillo o "Führerprinzip". Según este principio político, el Führer quedaba identificado con el pueblo ("era" el pueblo), y sólo él conocía y representaba el interés nacional. Esta representación del pueblo por el líder era esencial: no suponía ningún procedimiento de consulta y delegación del poder. El Führerprinzip, sostenían sus ideólogos, reemplazaba a un gobierno irresponsable e impotente (el parlamentario), por otro poderoso y en el que la responsabilidad recaía en una sola figura. Así, la voluntad del Führer se transformaba en la ley. La aplicación de este principio resultó en formas totalitarias de control y represión, ya que cualquier oposición a los designios del Führer era, por definición, antinacional.

El antisemitismo jugó un papel importante dentro de la doctrina nazi. A la raza aria como símbolo perfecto de todo lo puro en Alemania se le contraponía la perversión de la raza judía enemiga del género humano. Los judíos fueron presentados por Hitler como cabeza de turco por la derrota alemana en la Primera Guerra mundial. La propaganda nazi se encargó de difundir toda una serie de películas de cine (como El judío Süss y El judío Eterno), panfletos y demás publicaciones que lograron reverdecer el latente antisemitismo de la población. A medida que los nazis fueron ganando poder, los judíos se vieron cada vez más perseguidos hasta culminar en el genocidio conocido como Holocausto o Shoá.

En su obra Mi Lucha ("Mein Kampf"), Hitler había escrito: "Los alemanes tienen el derecho moral de adquirir territorios ajenos gracias a los cuales se espera atender al crecimiento de la población". Hitler establecía la necesidad de acabar con la desproporción entre la población alemana y la superficie territorial que ocupaba.

La idea no se limitaba a restaurar las fronteras anteriores al estallido de la Primera Guerra Mundial (1914), sino que además se pretendía conquistar nuevas tierras al Este. No sólo para asegurar el sustento a la población, sino, y sobre todo, para garantizar su supervivencia, a expensas de las "razas inferiores", en este caso la raza eslava. De esta manera, la biología se convertía en determinante de los valores fundamentales de la comunidad nacional.

Hitler incrementó el Lebensraum (espacio vital) a través del Anschluss (anexión) con Austria y la ocupación de los Sudetes (Checoslovaquia) en 1938, y luego por medio de la invasión de Polonia en 1939, que motivó el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

El expansionismo nazi alemán alcanzó su punto culminante cuando Alemania invadió a la Unión Soviética en 1941, ocupando Ucrania, Bielorrusia, Letonia, Lituania, Estonia y la mitad occidental de la Rusia europea.

Cuando el Partido Nazi tomó el poder en 1933, la economía de Alemania ya se había recuperado bastante del desastre económico originado por el Tratado de Versalles pero aún sufría en parte los efectos de la Gran Depresión iniciada en EE. UU. en 1929 y que también había perjudicado severamente el comercio exterior alemán. Entre 1934 y 1937, la Alemania nazi gozó de excelentes estándares de vida para la clase obrera y media, se iniciaron importantes trabajos de comunicación vial (carreteras) y edificios ostentosos. Si bien el Partido Nazi acaparaba todo el poder político, permitió que el capitalismo siguera siendo aplicado en Alemania y no expropió la propiedad privada, dejando a las empresas privadas germanas continuar sus actividades. No obstante, el régimen de Hitler impulsó una enorme intervención del Estado en la economía ya sea creando empresas estatales de servicios como fijando controles de precios y reglamentando toda actividad de las empresas privadas, de tal manera que las empresarios alemanes debieron seguir las directivas gubernamentales para así conservar sus propiedades y riquezas, pues de lo contrario podían ser considerados también opositores al régimen y sufrir la respectiva represión.

Sin embargo, gran parte de la economía del Tercer Reich se había orientado hacia el armamentismo y en especial para preparar una eventual guerra con las naciones eslavas, en vez de dirigirse a producir bienes de consumo o hacia una expansión comercial. No obstante, la concentración de capital en la industria de armas favoreció una rápida expansión de la capacidad industrial germana y ayudó a reducir los niveles de desempleo.

A partir de 1941, el Estado Mayor de las Schutzstaffel (SS) puso en marcha el programa de explotación de la mano de obra forzada de prisioneros de guerra, en su mayoría ciudadanos polacos, soviéticos y sobre todo judíos, debido al antisemitismo alemán, aunque también se incluyó gran número de prisioneros franceses, y holandeses. El uso masivo de prisioneros de guerra como obreros forzados se debió al fuerte déficit de trabajadores en la industria alemana por la movilización de los varones alemanes al ejército y el creciente esfuerzo bélico que llevaba a crecimientos de la producción industrial de varios dígitos anualmente en todas las potencias bélicas.

Conforme se extendía la duración de la guerra, y ante todo después de la Operación Barbarroja en 1941, la Wehrmacht empezó a requerir un cada vez mayor enrolamiento de varones alemanes en sus filas, y la resultante escasez de trabajadores alemanes fue paliada con mayores cantidades de obreros extranjeros, que ya no solamente eran prisioneros de guerra, sino individuos de los países ocupados (por ejemplo, checos e italianos) que eran forzosamente enrolados por las tropas alemanas para trabajar en el Reich.

Debido a que millones de ucranianos y rusos murieron en la guerra, se originó un superávit en la producción de alimentos de esos países, que sirvió para alimentar a los ciudadanos del Reich, lo cual palió parcialmente la carestía y el racionamiento, aunque la escasez de alimentos empezó a tornarse en un serio problema desde el año 1943 cuando la Wehrmacht era expulsada de grandes zonas agrícolas de Europa Oriental. Conglomerados industriales alemanes como Krupp, BMW, Mercedes-Benz, Volkswagen o IG Farben - Henkel participaron en dicho sistema empleando obreros forzados extranjeros en régimen de real esclavitud. También las sucursales alemanas de empresas de origen estadounidense, como Fordwerke, filial de Ford, Dehomag, filial de IBM, y Opel, filial de General Motors, usaron dicha mano de obra esclava.

La economía alemana dependía de materias primas pero Alemania no tenía territorios fuera de Europa que pudieran proporcionarlas (a diferencia de la URSS, EE. UU. o incluso Gran Bretaña). Ello causó que Alemania debiese aprovechar al máximo las materias primas existentes en sus territorios ocupados, así como la capacidad industrial de éstos. No obstante, desde 1943 las tropas alemanas empezaron a perder grandes áreas agrícolas e industriales en Europa Oriental que dañaron su suministro de materias primas, algunas indispensables para la guerra (por ejemplo, petróleo de Rumania), situación que perjudicó no sólo la industria bélica, sino los niveles de vida de los civiles alemanes, quienes no habían sufrido racionamientos hasta fines de 1942. Los bombardeos aéreos masivos de británicos y estadounidenses desde 1944 destruyeron ciudades, industrias y vías de comunicación, lo cual agravó más la situación económica alemana al dificultar la obtención rápida de material de guerra y prácticamente eliminar la fabricación de bienes de consumo, así como aumentar las privaciones de la población civil germana (por la destrucción de bienes particulares y dañar la distribución de alimentos) al mismo ritmo que la Wehrmacht no podía contener el avance de sus enemigos. En marzo de 1945, el propio ministro Albert Speer reconoció ante Hitler el colapso de la economía germana seis semanas antes de la rendición incondicional.

En su juventud, Hitler tuvo la aspiración de hacer carrera como pintor, pero fue rechazado en dos oportunidades en Viena. Cuando se convirtió en la cabeza del Estado alemán, apoyó el desarrollo de las artes, exceptuando aquellas que la ideología nazi consideraba como decadentes, y tomó bajo su alero al arquitecto Albert Speer, quien transformó las ideas de magnificencia de Hitler en hormigón.

Buena parte de la producción artística alemana en este periodo se consagró al ensalzamiento de los valores de la familia, la nación y en especial la raza aria, educando a las nuevas generaciones con contenidos antisemitas e intolerantes. En este tema, el ministro de propaganda Joseph Goebbels tuvo un importante papel doctrinario.

La arquitectura también recibió un impulso considerable durante el régimen. Un ambicioso plan, que buscaba convertir Berlín en la capital más imponente del mundo, nunca llegó a concretarse a causa del estallido de la guerra. Durante años Hitler y su arquitecto en jefe Albert Speer proyectaron edificios y planearon un radical cambio urbanístico que actualmente suele considerarse como megalomaníaco.

El primer paso de estos planes fue el estadio para los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, diseñado por Werner March, la única gran obra arquitectónica de este periodo que ha sobrevivido. El edificio albergó el partido final de la Copa Mundial de Fútbol de 2006.

Speer proyectó asimismo la nueva Cancillería del Reich, que incluía un enorme salón dos veces mayor que el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles. Hitler quería construir una tercera Cancillería, aún mayor, aunque nunca se comenzó. La segunda cancillería fue dañada seriamente por el ejército soviético en la batalla de Berlín en 1945. Ese mismo año fue demolida en presencia del primer ministro inglés sir Winston Churchill.

En 1937, Speer proyectó el pabellón alemán de la Exposición Internacional de 1937 en París, que estaba situado justo en frente del pabellón soviético. Su diseño magnificente opacó al pabellón soviético. Speer pretendía representar una defensa sólida contra los embates del comunismo. No obstante, ambos pabellones fueron galardonados con medallas de oro por sus diseños.

Otras obras destacadas que han sobrevivido son el Aeropuerto de Berlín-Tempelhof y Prora, una estación vacacional construida en la isla de Rügen.

Entre los proyectos de Speer y Hitler se encuentra la Volkshalle, o Salón del Pueblo, un domo de 200 m de altura y 250 m de diámetro, 16 veces más grande que la Basílica de San Pedro. Hitler también planeaba construir un arco, similar al Arco de Triunfo de París, pero de 100 m de altura, en cuyo interior estarían grabados los nombres de todos los muertos alemanes de la Primera Guerra Mundial. El prematuro comienzo de la guerra evitó que se construyeran estas gigantescas obras debido al racionamiento de materiales de construcción, por un lado, y por otro, el peso del monumento excedía las condiciones del terreno. Una probeta de cemento llegó a ser instalada en el lugar, y con el tiempo cedió el terreno.

El cine tuvo en Leni Riefenstahl su representante más destacada, gracias a dos obras: El triunfo de la voluntad y Olympia. Esta última película es admirada por el uso de técnicas innovadoras para la época, si bien ella misma ha sido criticada por hacer propaganda para la ideología nazi.

Por su parte, la formación de las nuevas generaciones estaba tempranamente enmarcada dentro de proyectos nacionalistas, como las Juventudes Hitlerianas. En centros construidos especialmente, como el castillo Vogelsang en la actual Renania del Norte-Westfalia (RNW), se formaba a la élite nacionalsocialista. Tras la caída del régimen, el castillo con sus 330 ha circundantes fueron ocupadas, primero por el ejército británico y a partir de 1950, por el de Bélgica. Desde comienzos de 2006, el complejo forma parte del Parque nacional del Eifel.

La "Crisis de Dánzig" alcanzó su punto máximo meses después de que Polonia rechazara la oferta inicial de la Alemania nazi en relación con la Ciudad libre de Dánzig y el Corredor Polaco. Después de una serie de ultimátum, los alemanes rompieron relaciones diplomáticas y poco después Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939. Esto dio lugar al inicio de la Segunda Guerra Mundial en Europa, cuando el 3 de septiembre de 1939, el Reino Unido y Francia declararon la guerra a Alemania. La Drôle de guerre (guerra de broma) continuaría. El 9 de abril de 1940, los alemanes por el norte azotaron contra Dinamarca y Noruega, en parte para garantizar la seguridad de la continuación de suministros de mineral de hierro desde Suecia a través de las aguas costeras noruegas. Las fuerzas británicas y francesas desembarcaron en el Midt-Norge (Centro) y el Nord-Norge (Norte de Noruega), para finalmente ser derrotadas en la Campaña de Noruega. En mayo la Drôle de guerre terminó a pesar de las protestas de muchos de sus consejeros, cuando Hitler dirigió las fuerzas alemanas embistiendo contra Francia y los Países Bajos. La Batalla de Francia fue una abrumadora victoria alemana. Más tarde, ese mismo año, Alemania, sometió al Reino Unido a intensos bombardeos durante la Batalla de Inglaterra, y deliberadamente bombardeó zonas civiles de Londres en respuesta a un bombardeo británico a Berlín. Esto pudo haber cumplido dos propósitos, ya sea como un precursor de la Operación León Marino o pudo haber sido un intento de disuadir a la población británica por el apoyo de la continuación de la guerra. A pesar de todo, el Reino Unido se negó a capitular y, finalmente Alemania aplazó la Operación León Marino indefinidamente para realizar finalmente la Operación Barbarroja comenzando la invasión a la Unión Soviética.

Barbarroja también fue brevemente aplazado mientras Hitler desvió la atención para salvar a su aliado italiano en el Norte de África y los Balcanes. El Afrika Korps llegó a Libia en febrero de 1941. En lo que fue uno de los muchos avances en la Campaña en África del Norte, los alemanes tomaron nuevamente gran parte de lo que los italianos recientemente habían renunciado. En abril, los alemanes lanzaron entonces la Invasión de Yugoslavia. Esto fue seguido de la Batalla de Grecia y de la Batalla de Creta. Debido al desvío en el Norte de África y en los Balcanes, los alemanes no pudieron lanzar Barbarroja sino hasta finales de junio.

Antes y después del intento alemán de tomar Gran Bretaña, la armada alemana realizó ataques a los convoyes aliados en el Océano Atlántico, necesarios para los británicos, ya que ellos proveían suministros desde Estados Unidos, Canadá, y las colonias británicas. Las fuerzas británicas fueron forzadas a extender el área para proteger sus convoyes de los ataques submarinos alemanes con los U-Boot, así como poner fin a los ataques en la superficie. Los británicos repelieron con éxito varios intentos de ataques alemanes en la superficie durante la guerra, las dos más famosas batallas con los invasores incluyó una batalla en la superficie entre el acorazado de bolsillo Admiral Graf Spee y un escuadrón de crucero británico en 1939, que desató una controversia política, cuando el buque alemán trató de refugiarse en el puerto neutral de Montevideo, donde posteriormente se vieron obligados a abandonarlo y destruirlo por su tripulación para evitar así su captura. El otro fue en 1941 con el Acorazado Bismarck, el más grande y poderoso buque de guerra que hundió las mayores naves de guerra de Gran Bretaña, como el crucero de guerra Hood. El Bismarck fue perseguido y hundido por las fuerzas navales británicas poco después. Los ataques con submarinos, resultaron tener éxito, ocasionando serios daños a la linea de suministros para Gran Bretaña. Con el tiempo, los aliados desarrollaron mejoras de las tácticas de defensa y los nuevos escoltas lograron reducir el número de buques mercantes hundidos. La maquinaria de guerra alemana logró mantener el ritmo ante la constante bajas de U-Boots, debido a sus diseños simples, lo que permitió producir esos submarinos en gran escala y seguir siendo una amenaza para los Aliados durante la guerra.

Alemania invadió la Unión Soviética el 22 de junio de 1941 y en vísperas de la invasión, el ex diputado de Hitler, Rudolf Hess, trató de negociar las condiciones de paz con el Reino Unido en una reunión privada no oficial después de aterrizaje accidentado en Escocia. Esos intentos fracasaron y fue detenido.

A finales de 1941, Alemania y sus aliados controlaban casi todos los paises de Europa continental y del Báltico, con excepción del neutral Suiza, Suecia, España (debatido si se trata de un aliado del Eje), Portugal (debatió), Liechtenstein, Andorra, Ciudad del Vaticano (posiblemente una Dependientes del Estado italiano), y Mónaco. En el frente oriental, el ejército alemán estaba a las puertas de Moscú, sufriendo las inclemencias de un duro invierno Ruso. Con el tiempo, el ejército alemán se vio obligado a retroceder al no poder tomar Moscú, pero poseían gran parte de los territorios que abarca el Báltico hasta el Mar Negro.

La Alemania nazi declaró la guerra a los Estados Unidos el 11 de diciembre de 1941. Esto permitió a los submarinos alemanes luchar en el Atlántico contra los convoyes estadounidenses que había venido apoyando el Reino Unido. Antes de eso, Alemania había practicado su propia política de apaciguamiento, tomando drásticas precauciones a fin de evitar la entrada de Estados Unidos en la guerra.

La persecución de las minorías y de los "indeseables" continuó en Alemania y los países ocupados. Desde 1941 en adelante, los judíos estaban obligados a llevar un distintivo amarillo en público y la mayoría fueron trasladados a guetos, donde permanecieron aislados del resto de la población. En enero de 1942, en la Conferencia de Wannsee y bajo la supervisión de Reinhard Heydrich, que era comandada por el propio Heinrich Himmler, un plan para la "Solución Final de la Cuestión Judía" (Endlösung der Judenfrage) fue diseñado en Europa. Desde entonces y hasta el final de la guerra unos seis millones de Judíos y muchos otros, incluyendo a los homosexuales, eslavos, y los presos políticos, fueron sistemáticamente asesinados por órdenes de Himmler. Además, más de diez millones de personas se pusieron en la mano de obra forzada. Este genocidio es llamamdo internacionalmente "El Holocausto" y la "Shoah" en hebreo. Miles de personas fueron enviadas a campos de exterminio a diario (Vernichtungslager, a veces llamadas "fábricas de muerte") y los campos de concentración (Konzentrationslager, KZ), algunos de los cuales fueron centros de detención, pero más tarde convertida en campos de la muerte con el fin de matar a sus reclusos.

Paralelamente al Holocausto, el nazismo llevó a cabo un implacable programa de conquista y explotación en los territorios soviético y polaco capturados, y sus poblaciones fueron reprimidas, como parte de su Generalplan Ost. Según las estimaciones, 20 millones de civiles soviéticos, tres millones de polacos no judíos, y casi once millones de soldados del Ejército Rojo, murieron durante la llamada Gran Guerra Patria. El plan nazi era adquirir su Lebensraum ("espacio vital") del este, ejecutando una guerra de exterminio en Europa oriental y la Unión Soviética. Además, los nazis aseguraban que un objetivo de esta guerra era "defender la civilización occidental contra el bolchevismo de subhumanos". Debido a las atrocidades del estalinismo, los mensajes nazis tuvieron efecto en partes de la Unión Soviética. Muchos ucranianos, bálticos y soviéticos desilusionados combatieron, o por lo menos se ofrecieron a luchar, junto con los alemanes, y europeos de otras nacionalidades se alistaron en las divisiones de las Waffen-SS.

A medida que la economía se recuperó de la guerra soviética, a pesar de la pérdida de territorio industrial por los ocupantes alemanes, el Ejército Rojo puso un gran frente contra el ejército alemán. En 1943 los soviéticos habían derrotado a los alemanes en Stalingrado y comenzó a empujar hacia el oeste, y ganar la batalla de tanques en Orel-Kursk en julio.

Desde 1942, los Aliados occidentales intensificado los bombardeos y los planes comenzaron hacia la tierra alemana sobre territorio ocupado. Una gran controversia acerca de las tácticas aliadas, fueron los bombardeos de la Alianza a ciudades alemanas, que dieron como resultado la completa destrucción de las ciudades de Colonia y Dresde, así como las demás. Estos bombardeos causaron numerosas víctimas entre la población civil y de graves dificultades para los supervivientes que vivian en medio de la destrucción de la infraestructura. La invasión de Italia, así como el colapso del régimen fascista, causó el debilitamiento de las fuerzas alemanas y su propagación para combatir a los dos frentes. El ejército alemán fue empujado de nuevo a las fronteras de Polonia en febrero de 1944, tras el gran éxito de la Operación Bagration. Los Aliados abrieron un frente en junio de 1944 en Normandía, de un año y medio después de los soviéticos convertido en una marea en el Frente Oriental. Con un período de tres campañas por frente , el agotamiento de petróleo y de las líneas de suministro, y un constante bombardeo por los Aliados, el territorio alemán ocupado lentamente fue tomado por los Aliados. Como se acercaba el ejército Rojo a Prusia Oriental, los civiles alemanes comenzaron a huir de Prusia Oriental, Silesia y Prusia Occidental en masa hacia el oeste, por temor a la persecución por parte de los soldados soviéticos. Aunque hubo atrocidades cometidas por los aliados occidentales, muchos alemanes creían que iban a estar más seguros bajo la ocupación de las fuerzas aliadas occidentales, que en virtud de las fuerzas soviéticas, de los cuales tanto real como la propaganda-dijo a las historias de atrocidades aterrorizaba a la población alemana de la ocupación soviética.

Millones de soldados alemanes murieron en el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, con la más alta estima en 5,5 millones. Los cadáveres de los soldados alemanes se hicieron tan comunes que dejaron de generar emoción alguna y se convirtieron en una parte habitual paisaje europeo de aquella época, y son a menudo enterrados inadecuadamente o no en absoluto. Era posible ver cerdos hambrientos a menudo devorado los restos de los soldados alemanes, como por ejemplo cerca de la Maas-1944, donde los hombres de la 82 División Aerotransportada fueron impotentes para detener la fiesta de una manada de cerdos con los soldados alemanes muertos.

A principios de 1945, las fuerzas soviéticas rodearon Berlín, las fuerzas estadounidenses y británicas habían tomado la mayor parte de Alemania occidental y con las tropas soviéticas en movimiento hacia el oeste se reunieron con las tropas aliadas que se desplazaban hacia el este en Torgau en el río Elba el 26 de abril de 1945 (Cohen). Con Berlín sitiado, Hitler y los otros miembros clave del régimen nazi se vieron obligados a vivir en la clandestinidad blindados Führerbunker mientras que la parte superior del terreno de Berlín fue constantemente bombardeado por el Ejército Rojo. En el búnker subterráneo de Hitler creció cada vez más aislado y separado de la realidad y cada vez más exhibió signos de la enfermedad mental como él irrumpieron en el furor violento y rabietas cuando se le informó de la difícil situación que enfrenta el resto de Berlín alemán y las fuerzas armadas allí. En uno de esos rabia en una reunión con los comandantes militares se alegó que Hitler comenzó a considerar la posibilidad de suicidarse Alemania debería dejar de ganar la guerra. Berlín fue finalmente rodeados y externos de las comunicaciones entre Berlín y en el resto de Alemania se cortó. A pesar de evidente derrota total, Hitler se negó a renunciar a su poder o entrega. Sin comunicaciones procedentes de Berlín, Hermann Göring envió un ultimátum a Berlín asumir el régimen nazi en abril, en caso de ausencia de comunicación el ultimátum no se respondió a, en la que Hitler habría sido que se consideren como líder incapacitado. Al recibir el mensaje, Hitler ordenó Göring airadamente la detención inmediata, y había un avión entregar el mensaje a Göring en Baviera. Más tarde, Reichsführer-SS Heinrich Himmler, en el norte de Alemania comenzó a comunicarse con los Aliados occidentales acerca de la negociación de la paz. Hitler, una vez más, reaccionó violentamente a Himmler intentos de buscar la paz y ordenó su detención y ambos ejecución. Con ninguna intención de rendirse por Hitler, intensos combates callejeros continuaron en la desgarrada por la guerra entre las ruinas de Berlín, las fuerzas remanentes del ejército alemán, Hitler Youth, y las Waffen-SS contra el Ejército Rojo. Esta batalla se conoce como la Batalla de Berlín. Las fuerzas alemanas por esta vez fueron gravemente disminuidas, un gran número de niños alemanes y los ancianos se vieron obligados a la conscripción por los nazis para luchar contra el Ejército Rojo en el resto de las bolsas de territorio no controlado por el Ejército Rojo en Berlín. El 30 de abril de 1945, como la Batalla de Berlín y asoló la ciudad se está sobre-dirigidos por fuerzas soviéticas, Hitler se suicidó en su búnker subterráneo. Dos días después, el 2 de mayo, el General alemán Helmuth Weidling incondicionalmente rendido a Berlín General soviético Vasily Chuikov.

Hitler fue sucedido por el Gran Almirante Karl Dönitz Reich como Presidente y el doctor Joseph Goebbels como Canciller del Reich. Nadie no era para sustituir a Hitler como el Führer, que Hitler abolió en su voluntad. Sin embargo, Goebbels se suicidó en la Fuhrerbunker un día después de asumir el cargo. El gobierno Dönitz establecido cerca de la frontera danesa solicitó, sin éxito, una paz con los Aliados occidentales. El 4 de mayo-8 de mayo de 1945, el resto de las fuerzas armadas alemanas se rindieron incondicionalmente en toda Europa (Alemania Instrumento de Entrega, 1945). Este fue el final de la Alemania nazi.

Al principio



Alemania

Bandera de Alemania

1 También están oficialmente reconocidos y protegidos como lenguajes minoritarios el danés, el bajo alemán, el sórabo, el romaní y el frisón. 2 Según estimaciones de DESTATIS 3 Puesto 24º 4 Antes de 1999: marco.

Alemania (en alemán Deutschland), oficialmente República Federal de Alemania (Bundesrepublik Deutschland ▶ (ayuda·info·en ventana), /ˈbʊndəsrepubliːk ˈdɔʏʧlant/), es un país de Europa central que forma parte de la Unión Europea (UE). Limita al norte con el mar del Norte, Dinamarca y el mar Báltico; al este con Polonia y la República Checa; al sur con Austria y Suiza, y al oeste con Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos. El territorio de Alemania abarca 357.021 km ² y está influenciado por un clima templado. Con más de 82 millones de habitantes, representa la mayor población entre los estados miembros de la Unión Europea y es el hogar del tercer mayor grupo de emigrantes internacionales.

Las palabras alemán y Alemania provienen del latín y eran utilizadas en la antigüedad por los romanos para denominar a los alamanes —no es lo mismo que alemanes—, el pueblo germánico más cercano al territorio del Imperio Romano. De ahí fue usada para nombrar al país entero. Además de alemán, está también extendido el uso del gentilicio germano, derivado del nombre con que los romanos se referían a las tribus no romanas de la zona central de Europa, cuyo territorio llamaban Germania. Desde el siglo X, los territorios alemanes formaron una parte central del Sacro Imperio Romano Germánico que duró hasta 1806. Durante el siglo XVI, las regiones del norte del país se convirtieron en el centro de la Reforma Protestante. Como un moderno estado-nación, el país fue unificado en medio de la Guerra franco-prusiana en 1871. Tras la Segunda Guerra Mundial, fue dividida en dos estados separados a lo largo de las líneas de ocupación aliadas en 1949 pero los dos estados se reunificaron de nuevo en 1990. Fue miembro fundador de la Comunidad Europea (1957), que se convirtió en la Unión Europea en 1993. Es parte de la zona Schengen y adoptó la moneda común europea, el euro, en 1999.

Es una república parlamentaria federal de dieciséis estados (Bundesländer). La capital y ciudad más grande es Berlín. Es un miembro de las Naciones Unidas, la OTAN, el G8, las naciones G4, y firmó el Protocolo de Kioto. Es la tercera mayor economía mundial en cuanto al PIB nominal, la primera de Europa, y el mayor exportador de mercancías del mundo en 2007. En términos absolutos, asigna el segundo mayor presupuesto anual de la ayuda al desarrollo en el mundo, mientras que sus gastos militares ocuparon el sexto lugar. El país ha desarrollado un alto nivel de vida y establecido un sistema completo de seguridad social. Tiene una posición clave en los asuntos europeos y mantiene una estrecha relación con varias asociaciones a nivel mundial. Es reconocida como líder en los sectores científico y tecnológico.

Se cree que la etnogénesis de las tribus germánicas se produjo durante la Edad de Bronce nórdica, o, a más tardar, durante la Edad de Hierro pre-romana. Desde el sur de Escandinavia y el norte de Alemania, las tribus iniciaron su expansión al sur, este y oeste en el siglo I a. C., entrando en contacto con las tribus celtas de la Galia, así como Irán, el Báltico, y las tribus eslavas del Este de Europa. Poco se conoce sobre la historia temprana de los pueblos germánicos, excepto lo que se sabe a través de sus interacciones con el Imperio Romano y los registros de hallazgos arqueológicos.

Durante el reino de César Augusto, los germanos se familiarizaron con las tácticas de guerra romanas, manteniendo al mismo tiempo su identidad tribal. En 9 a. C., tres legiones romanas dirigidas por Varo fueron derrotadas por los Queruscos y su líder Arminio en la Batalla del bosque de Teutoburgo. Por lo tanto, la Alemania moderna, por lo que respecta al Rin y el Danubio, se mantuvo fuera del Imperio Romano. En la época de Tácito, tribus germánicas se establecieron a lo largo del Rin y el Danubio, ocupando la mayor parte de la zona moderna de Alemania. El siglo III vio el surgimiento de un gran número de tribus germánicas del Oeste: Alamanes, Francos, Chatti, Sajones, Frisones, y Turingios. En ese momento estos pueblos iniciaron el periodo de las grandes migraciones que se extendió por varios siglos.

El imperio medieval se derivaba de una división del Imperio Carolingio en 843, que fue fundada por Carlomagno en 800, y existió en diferentes formas, hasta 1806, su territorio se extendía desde el río Eider en el norte hasta la costa mediterránea en el sur.

Bajo el reinado de la Dinastía Sajona (919-1024), los ducados de Lorena, Sajonia, Franconia, Suabia, Turingia y Baviera se consolidaron, y el Rey alemán fue coronado emperador del Sacro Imperio Romano Germánico de estas regiones en 962. Bajo el reinado de la Dinastía Salia (1024-1125), el Sacro Imperio Romano absorbió el norte de Italia y Borgoña, aunque los emperadores perdieron el poder a través de la Querella de las Investiduras. Bajo los emperadores Hohenstaufen (1138-1254), los príncipes alemanes aumentaron su influencia hacia el sur y el este en los territorios habitados por los eslavos. En el Norte alemán crecieron ciudades prósperas como las de la Liga Hanseática.

El edicto de la Bula de Oro en 1356 fue la constitución básica del imperio que duró hasta su disolución. Se codificó la elección del emperador por siete príncipes electores. A partir del siglo XV, los emperadores fueron elegidos casi exclusivamente entre los provenientes de la Casa de Habsburgo.

Martín Lutero escribió Las 95 tesis, donde cuestionando la Iglesia Católica Romana en 1517, provocando con ello la Reforma Protestante. La iglesia Luterana fue reconocida como la nueva religión sancionada en muchos estados alemanes después de 1530. El conflicto religioso resultante condujo a la Guerra de los Treinta Años (1618-1648), que devastó el territorio alemán. La población de los estados alemanes se redujo en un 30%. La Paz de Westfalia (1648) terminó la guerra religiosa entre los estados alemanes, pero el imperio de facto fue dividido en numerosos principados independientes. Desde 1740 en adelante, el dualismo entre la monarquía Habsburgo de Austria y el Reino de Prusia dominó la historia alemana. En 1806, el Imperio fue invadido y disuelto como consecuencia de las Guerras napoleónicas.

Tras abdicar el último monarca del Sacro Imperio Romano Germánico, se inició, en los antiguos estados que lo componían, una dispar búsqueda por crear un estado nacional alemán unificado. La cuestión territorial se debatía entre la creación de una «gran Alemania», que incluyese los territorios germanófonos austriacos o una «pequeña Alemania», formada exclusivamente por otros estados. A esta disyuntiva se sumaba la cuestión institucional sobre el reparto de poder entre el pueblo y la corona.

La cuestión se planteó de manera concreta tras la caída del Primer Imperio Francés. Napoleón, el emperador de los franceses, fue derrotado, pero el hecho de terminar con la dominación extranjera no les reportó a los alemanes una Alemania unida dentro de la Confederación Germánica, implantada en 1815.

En marzo de 1848, la revolución estalló en Alemania. Convertir a Alemania en un estado nacional e institucional suponía tener que definir qué pertenecía a Alemania. El primer Parlamento libremente elegido, en Fráncfort del Meno, descubrió que no era posible forzar el establecimiento de un estado nacional pangermánico, con inclusión de Austria. Este hecho planteó la solución de la «pequeña Alemania», en la forma de un imperio bajo la hegemonía del Reino de Prusia.

El parlamento exigió que, como emperador alemán, el rey de Prusia tendría que renunciar a su carácter divino y concebirse a sí mismo como ejecutor de la voluntad del pueblo, exigencia ésta que el monarca rechazó en 1849, impidiendo de esta forma que se realizara la unificación alemana.

En la década de 1860 el Canciller Otto von Bismarck favoreció en Prusia al ejecutivo contra el Parlamento. La cuestión del poder político externo se resolvió con la Guerra de las Siete Semanas en 1866, en el sentido de la «pequeña Alemania».

Alemania fue unificada como un moderno estado-nación en 1871, cuando se forjó el Imperio Alemán, con el Reino de Prusia como su principal constituyente. Después de la derrota francesa en la Guerra franco-prusiana, el Imperio Alemán (Deutsches Kaiserreich) fue proclamado en Versalles el 18 de enero de 1871. La dinastía Hohenzollern de Prusia lideró el nuevo imperio, cuya capital se estableció en Berlín. El imperio fue una unificación de las partes dispersas de Alemania, excepto Austria (Kleindeutschland, o «pequeña Alemania»). A partir de 1884, Alemania inició el establecimiento de varias colonias fuera de Europa.

En el período posterior a la unificación de Alemania, el emperador Guillermo I orientó la política exterior garantizado la posición de Alemania como una gran nación al forjar alianzas para aislar a Francia por la vía diplomática, y evitar la guerra. Sin embargo, durante el reinado de Guillermo II, Alemania, al igual que otras potencias europeas, dio un curso imperialista que provocó fricciones con los países vecinos. La mayoría de alianzas en las que Alemania había estado previamente implicada no se renovaron, y nuevas alianzas excluyeron al país. En concreto, Francia estableció nuevas relaciones mediante la firma de la entente cordiale con el Reino Unido y la obtención de vínculos con el Imperio Ruso. Aparte de sus contactos con Austria-Hungría, Alemania se vio cada vez más aislada.

En la Conferencia de Berlín, Alemania se unió a otras potencias europeas para reclamar su parte de África. Alemania obtuvo la propiedad sobre varios territorios áfricanos en la parte este, sudoeste, Togolandia y Camerún. La lucha por África causó tensiones entre las grandes potencias que pueden haber contribuido a crear las condiciones que llevaron a la Primera Guerra Mundial.

El atentado de Sarajevo (1914) en el que murió el heredero de la Corona del Imperio Austrohúngaro, desencadenó la Primera Guerra Mundial. Alemania, como parte de los Potencias Centrales, sufrió la derrota contra las Potencias Aliadas en uno de los conflictos más sangrientos de todos los tiempos. La Revolución de Noviembre estalló en 1918, y emperador Guillermo II abdicó. Un armisticio que ponía fin a la guerra se firmó el 11 de noviembre y Alemania se vio obligada a firmar el Tratado de Versalles de 1919. En su negociación fueron excluidas las Potencias derrotadas en contradicción con la diplomacia tradicional de la posguerra. El tratado fue percibido en Alemania como una humillante continuación de la guerra por otros medios y su dureza se cita a menudo como un factor que facilitó el posterior ascenso del nazismo en el país.

La adversidad económica, debida tanto a las condiciones de la paz como a la gran depresión mundial, es considerada una de las causas que provocaron el respaldo por parte de los líderes de opinión y los votantes alemanes hacia los partidos antidemocráticos. Aunado a esto, durante la guerra y hasta su fin se había mantenido a la sociedad alemana con la idea de que la victoria era casi segura y la falta de una invasión alimentó la teoría (Dolchstoßlegende) de que fueron las fuerzas democráticas (y comunistas, así como los judíos) las que traicionaron a la patria y provocaron la derrota.

En las elecciones extraordinarias de julio y noviembre de 1932, el Partido Nacional-Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP, «partido nazi») obtuvo 37,3% y 33,0% de los votos, respectivamente. La inestabilidad política y la imposibilidad de crear un gobierno firme obligó a que el presidente del gobierno tuviera que nombrar al canciller (Präsidialkanzler), algo que de origen era tarea del parlamento. El 30 de enero de 1933, por presión del NSDAP, el presidente (jefe de Estado) Paul von Hindenburg (canciller durante la Primera Guerra) nombró canciller (jefe de gobierno) al líder del NSDAP, Adolf Hitler.

Tras la muerte de Hindenburg se denominó a Adolf Hitler Jefe de Estado, lo que dio inicio a la Alemania Nazi. El 27 de febrero de 1933, el Reichstag fue incendiado. Algunos derechos democráticos fundamentales fueron derogados posteriormente en virtud de un decreto de emergencia. Una Ley de Hitler dio al gobierno el pleno poder legislativo. Sólo el Partido Socialdemócrata de Alemania votó en contra de ella; los comunistas no pudieron presentar oposición, ya que sus diputados habían sido asesinados o encarcelados. Un estado totalitario centralizado fue establecido por una serie de iniciativas y decretos, haciendo de Alemania un Estado de partido único. La industria se reguló para desplazar la economía hacia una base de producción de guerra.

En 1936 las tropas alemanas entraron en la Renania desmilitarizada, y el Primer Ministro británico Neville Chamberlain impulso su política de apaciguamiento que resultó insuficiente. La política de Hitler de anexionar tierras vecinas para hacerse con Lebensraum ('espacio vital') que incluyó a Austria y a Checoslovaquia anexionándose la parte checa y estableciendo un gobierno títere en Eslovaquia, llevó al estallido de la Segunda Guerra Mundial el 1 de septiembre de 1939, cuando atacó Polonia. Inicialmente Alemania obtuvo éxitos militares rápidamente (de ahí el término Blitzkrieg — 'guerra relámpago') y consiguió el control sobre los Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, norte y oeste de Francia y posteriormente sobre Dinamarca, Noruega, Yugoslavia y Grecia en Europa, y Túnez y Libia en el norte de África. Además tenía como aliados firmes al Imperio de Japón (quien hacía su propia invasión por Asia y Oceanía) e Italia (que ya había invadido Albania, Etiopía, controlaba Libia junto con los alemanes y atacaba Malta y el Egipto Británico. Sus aliados, más bien vasallos, fueron el Gobierno de Vichy (la Francia Sur controlada por el mariscal Petâin y todos sus territorios africanos y asiáticos: Marruecos, Argelia, Siria...), Finlandia, Eslovenia, Croacia, Hungría, Rumanía y Bulgaria.

Otros Estados tenían que colaborar con los alemanes para que no hubiese represalias y no fuesen invadidos, así que su neutralidad estaba claramente manifiesta, evidentemente al estar rodeados por territorios alemanes no les quedaban muchas opciones, estos Estados fueron Suecia, Andorra, Mónaco, Suiza, Liechiestein, San Marino, El Vaticano y Turquía. En el verano de 1941 un ejército de más de 3 millones de hombres invadieron la Unión Soviética, rompiendo el tratado de no agresión firmado 2 años antes. Hubo 3 ejércitos que se dirigieron, uno dirección Leningrado, otro a Moscú y el otro a Ucrania y llegando hasta Stalingrado y los campos petrolíferos de Maykop y Grozni. Los alemanes fueron apoyados con ingentes tropas de Finlandia, Bulgaria, Italia, Rumanía e Hungría entre otros. Finalmente, Alemania fue detenida en la Batalla de Inglaterra, durante la cual la Luftwaffe fue derrotada por la RAF. El ataque a la Unión Soviética en 1941 demostró que el ejército nazi era insuficiente para abarcar un territorio de esas dimensiones. Sus fracasos en las campañas rusas de 1941 (llegar a Moscú y cortar los suministros procedentes de Siberia) y 1942 (llegar al mar Caspio para hacerse con el petróleo), así como el ingreso de los Estados Unidos (en diciembre de 1941) en el conflicto, dieron un giro que llevó a la destrucción del país bajo los bombardeos perpetrados por los aliados, que solamente se detuvieron tras la capitulación del régimen nazi el 8 de mayo de 1945.

En lo que más tarde llegó a ser conocido como el Holocausto, el régimen Nazi promulgó políticas gubernamentales para avasallar a varios sectores de la sociedad: Judíos, comunistas, gitanos, homosexuales, Francmasones, disidentes políticos, sacerdotes, predicadores, opositores religiosos, y las personas con discapacidad, entre otros. Durante la época nazi, unos once millones de personas fueron asesinadas en el Holocausto, entre ellos seis millones de judíos y tres millones de polacos. La Segunda Guerra Mundial y el genocidio nazi son responsables de alrededor de 50 millones de muertos en Europa.

Alemania perdió parte considerable de su territorio, que además fue ocupado y dividido entre los aliados durante más de 45 años. Se estima que entre 12 y 14 millones de alemanes étnicos y sus descendientes fueron desplazados de las antiguas posesiones del Imperio. En 1949, tras aprobarse en el oeste una nueva Constitución, se creó la República Federal de Alemania (RFA), que al cabo de pocos años recobraría parte de su soberanía, incluyendo la capacidad de mantener un ejército, y pasaría a integrarse, en occidente, como miembro de las Comunidades Europeas y de la OTAN. Por su parte, la República Democrática Alemana (constituida en 1949 como respuesta a la fundación de la RFA) entraría desde un primer momento a formar parte del Pacto de Varsovia y el bloque soviético.

De esta forma, encarnó la situación que se vivía a nivel mundial en el marco de la Guerra Fría. Berlín, la antigua capital imperial, fue dividida en dos bloques. La parte oriental de la ciudad, bajo control comunista, construye un muro para evitar el contacto y la huida de su población hacia la parte occidental, fenómeno que se había intensificado a lo largo de la década de los años 50, como consecuencia del Milagro económico alemán.

La tibia persecución de los criminales del Régimen nazi provocó el rechazo, por parte de las nuevas generaciones de la RFA, lo que contribuyó al estallido de las protestas de 1968. La RDA, en cambio, se veía a sí misma como un nuevo estado, creado por los combatientes antifascistas y de ningún modo asociado al régimen nazi. Por esa razón, y por temor a desatar discusiones políticas que pusieran en peligro la supremacía del partido único, no se llevó a cabo una reflexión amplia sobre lo sucedido durante la guerra. Esta falta de autocrítica ha determinado que la mayoría de los actos de xenofobia en la actualidad ocurran en la ex-RDA.

Tras una historia de incidentes y desencuentros entre los dos estados alemanes, el muro de Berlín se abrió a la circulación el 9 de noviembre de 1989, con posterioridad a las fugas masivas de ciudadanos de la RDA hacia territorio occidental, que se produjeron a través de Hungría y Checoslovaquia en el verano de ese mismo año. Alemania se reunificó el 3 de octubre de 1990, recobrando su plena soberanía, al quedar definitivamente suprimido el régimen de control político y militar de las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial.

La reunificación alemana tuvo consecuencias en todos los ámbitos de la vida alemana, como la participación alemana en operaciones de la ONU para la imposición de la paz, una actitud más crítica de la contribución de los extranjeros a la vida alemana, y enormes costos para los contribuyentes de los antiguos estados.

La Alemania reunificada conserva tradiciones que se remontan al siglo XIX: el sufragio universal y la estructura parlamentaria, desarrollada en tiempos del Reichstag. Se ha conservado también cierta continuidad espacial: el Tratado Dos más Cuatro, acta fundacional internacional de la Alemania reunificada, reafirmó la solución de la «pequeña Alemania». Los acuerdos establecieron la retirada gradual de las tropas soviéticas de Alemania Oriental con la garantía por parte de la OTAN de no situar fuerzas en el este de la Alemania unificada.

Desde que en 1950, Robert Schuman, el ministro francés de origen alemán, pronunciara su célebre declaración, ambos países, Francia y Alemania, se consideran el motor de las comunidades europeas que han dado origen a la actual Unión Europea.

Es una república federal, democrática, representativa y parlamentaria. El sistema político alemán opera bajo un marco establecido en el documento constitucional de 1949 conocido como la Grundgesetz (Ley Fundamental). Al llamar el documento Grundgesetz, en lugar de Verfassung (constitución), los autores expresaron la intención de que sería sustituido por una constitución adecuada una vez que Alemania fue reunificada como un estado. Las enmiendas a la Grundgesetz generalmente requieren una mayoría de dos tercios de ambas cámaras del parlamento; los artículos que garantizan los derechos fundamentales, la separación de poderes, la estructura federal, y el derecho de resistir a los intentos de derrocar la constitución son válidos en perpetuidad y no pueden ser modificados. A pesar de la intención inicial, la Grundgesetz sigue en vigor después de la reunificación alemana en 1990, aunque con algunas modificaciones.

El Bundeskanzler (Canciller Federal), actualmente Angela Merkel, es el jefe de gobierno y ejerce el poder ejecutivo, similar al papel de un Primer Ministro en otras democracias parlamentarias. El poder legislativo recae en el parlamento compuesto por el Bundestag (Dieta Federal) y el Bundesrat (Consejo Federal), que en conjunto forman un único tipo de órgano legislativo. El Bundestag es elegido mediante elecciones directas respetuosas de la representación proporcional. Los miembros del Bundesrat representan a los gobiernos de los dieciséis estados federales y son miembros de los gabinetes de estado. Los respectivos gobiernos estatales tienen el derecho de nombrar y remover a sus enviados en cualquier momento.

Desde 1949, el sistema de partidos ha estado dominado por la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD), aunque los partidos más pequeños, como el Partido Democrático Libre (FDP, que ha tenido miembros en el Bundestag desde 1949) y Alianza 90/Los Verdes (Die Grünen, que ha controlado escaños en el Parlamento desde 1983) han desempeñado también un papel importante.

El jefe de Estado alemán es el Bundespräsident (presidente), elegido por la Bundesversammlung (convención federal), una institución integrada por los miembros del Bundestag y un número igual de delegados estatales. El segundo funcionario alemán más alto en el orden de precedencia es el Bundestagspräsident (presidente del Bundestag), que es elegido por el Bundestag, siendo responsable de supervisar las sesiones del cuerpo. El tercero, y más alto oficial de la Jefatura de gobierno es el Canciller, que es designado por el Bundespräsident después de haber sido elegido por el Bundestag. El Canciller se puede remover de manera constructiva a través de una moción de no confianza por parte del Bundestag, donde simultáneamente se elige a un sucesor.

Los 16 estados (Länder, Bundesländer) que abarca Alemania se subdividen en 439 distritos (Kreise) y ciudades (Kreisfreie Städte).

En el plano de la Unión Europea, cuenta con la representación más numerosa en el Parlamento Europeo, en virtud de su condición de país más poblado de la Unión; además, el alemán Hans-Gert Pöttering es el Presidente del Parlamento Europeo y Günter Verheugen es uno de los vicepresidentes de la Comisión Europea para el período 2004-2009.

La Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea, en el primer semestre de 2007, estuvo enmarcada dentro del sistema de administración rotativa de dicha institución. Fue la duodécima ocasión que Alemania asume la Presidencia desde que se iniciara este proceso en 1958. La vez anterior fue durante el primer semestre de 1999 bajo la presidencia de Joschka Fischer. Como es habitual, aunque el jefe de gobierno de Alemania es Angela Merkel, fue Frank-Walter Steinmeier el Ministro Federal de Relaciones Exteriores quien ofició como Presidente del Consejo de la Unión Europea. Entre los aspectos más destacados de esta Presidencia estuvieron el acuerdo sobre el uso del 20% de energías renovables en la UE para el 2020, así como la redacción de la Declaración de Berlín, pero el mayor logro fue el acuerdo que dio origen al Tratado europeo de Lisboa.

Las fuerzas armadas reciben el nombre de Bundeswehr; compuestas por el Ejército (Heer), la Fuerza Naval (Deutsche Marine), la Fuerza Aérea (Luftwaffe), los servicios médicos centrales y los ramas del comando de la ayuda de servicio común. En tiempo de paz, la Bundeswehr es ordenado por el Ministro de Defensa y el Canciller, quien además es comandante en jefe cuando el país está en el estado de guerra.

El servicio militar obligatorio dura nueve meses y el gobierno destina el 1,6% del PIB para la defensa nacional. Por su alto grado de desarrollo tecnológico civil en el ámbito de la Ingeniería nuclear y aeroespacial, es capaz de desarrollar armas nucleares si su gobierno lo decide. Su industria militar produce armas que van desde tanques, y vehículos blindados, hasta artillería, submarinos y barcos de combate. La mayoría de las armas son manufacturadas para la Fuerza Armada Federal o para los aliados en la OTAN.

Según el artículo 24 GG Alemania puede limitarse en su soberanía para conservar la paz europea o mundial y trabajar en conjunto con una organización internacional. Alemania forma parte de la OTAN y como tal ha participado en Afganistán, Kosovo y en la Segunda Guerra del Golfo, entre otras. Además, junto a la Unión Europea trabajó por la paz en Darfur.

El Tribunal de justicia es independiente del poder ejecutivo y el legislativo. Tiene un estatuto civil que se basa en el derecho romano con algunas referencias al derecho germánico. El Bundesverfassungsgericht (Tribunal Constitucional Federal), con sede en Karlsruhe, es el Tribunal Supremo alemán responsable de asuntos constitucionales, con el poder de realizar procesos de revisión judicial. Actúa como la más alta autoridad jurídica y se asegura de que las prácticas de los poderes legislativo y judicial se ajustan a la práctica la Ley Fundamental para la República Federal de Alemania (Ley Fundamental). Actúa con independencia de los otros órganos del Estado, pero no puede actuar en su propio nombre.

El sistema del tribunal supremo, llamado Oberste Gerichtshöfe des Bundes, cuenta con dependencias especializadas. Para las causas civiles y penales, el más alto tribunal de apelación es el Tribunal Federal de Justicia, con sede en Karlsruhe y Leipzig. La sala es de estilo inquisitorial. Otros tribunales federales son el Tribunal Federal del Trabajo en Érfurt, el Tribunal Social Federal de Kassel, el Tribunal Federal de Hacienda en Múnich y el Tribunal Administrativo Federal en Leipzig.

El derecho penal y derecho privado están codificados en el plano nacional en el Strafgesetzbuch y el Bürgerliches Gesetzbuch, respectivamente. El sistema penal se dirige hacia la rehabilitación del criminal, su objetivo secundario es la protección del público en general. Para lograr este último, el condenado penal puede ser puesto en prisión preventiva (Sicherheitsverwahrung), además de regular la pena si se le considera una amenaza para el público en general. El Völkerstrafgesetzbuch regula las consecuencias de los crímenes de lesa humanidad, genocidio y crímenes de guerra.

El poder legislativo está dividido entre la federación y los estados. La ley fundamental estipula que los estados deben seguir las disposiciones del poder legislativo a nivel estatal, salvo casos designados por la propia ley fundamental. La ley federal prevalece sobre la ley de cada estado, ya que el poder legislativo reside en el nivel federal. El Bundesrat es el órgano federal a través del cual los estados participan en la legislación nacional. Cada estado tiene sus propios tribunales constitucionales.

Tiene la segunda población más grande en Europa (después de la Rusia europea) y el séptimo país más grande. Su territorio abarca 357.021 km², que consta de 349.223 km² de terreno y 7.798 km² de agua. Extendiéndose desde los altos picos de los Alpes (punto más alto: el Zugspitze a 2.962 m de altura) en el sur a las costas de los mares Báltico y del Norte. En el centro del país se encuentran las tierras altas forestales y al suroeste la Selva Negra. No posee territorios de ultramar.

Algunos de sus ríos más importantes son el Rin, el Elba, el Danubio y el Meno. Entre los lagos destacan el de Constanza y el Müritz.

La mayor parte de Alemania tiene un clima templado húmedo en el que predominan los vientos del oeste. El clima es moderado por la Corriente del Atlántico Norte, que es la extensión norte de la Corriente del Golfo. Este calentamiento de agua afecta a las zonas que limitan con el Mar del Norte incluyendo la península de Jutlandia y la zona a lo largo del Rin, que desemboca en el Mar del Norte. Por consiguiente, en el noroeste y el norte, el clima es oceánico, las lluvias se producen durante todo el año con un máximo durante el verano. Los inviernos son suaves y los veranos tienden a ser frescos, aunque las temperaturas pueden superar los 30° C (86° F) durante períodos prolongados. En el este, el clima es más continental, los inviernos pueden ser muy fríos, los veranos pueden ser muy cálidos, por lo que a menudo son registrados largos períodos secos. La parte central y el sur son regiones de transición que varían de clima moderado a oceánico continental. Una vez más, la temperatura máxima puede exceder de 30° C (86° F) en verano.

La mayor parte de los mamíferos viven en bosques donde se pueden encontrar animales como el corzo, el ciervo común, el jabalí, el zorro rojo, el gamo europeo y muchos mustélidos. Los castores y nutrias son habitantes cada vez más raros en los ríos.

Otros mamíferos grandes que vivieron en otra época en Europa Central fueron exterminados como el uro, el oso pardo, el alce, el caballo salvaje, el bisonte europeo o el lobo. Recientemente han emigrado algunos alces y lobos de Polonia y la República Checa buscando mejores provisiones pero en el caso del restablecimiento del lobo y el oso es muy problemático debido a la mala reputación de estos animales en la población.

El águila real se encuentra únicamente en los Alpes en la zona de Baviera y el quebrantahuesos que se encontraba en otra época en esta zona fue exterminado. Los rapaces de presa más frecuentes son el ratonero común y el cernícalo común al contrario que el halcón peregrino el cual es menos numeroso.

Como el país está en una zona con clima templado su flora se caracteriza por amplios bosques de madera y coníferas. La amplia madera existente es sobre todo procedente de hayas rojas. Además son comunes otros árboles como el roble, el abedul o el pino. Destacan zonas amplias de flora como la alpina (Alpes bávaros) o la subalpina (Selva Negra o Harz).

Actualmente el 29.5 por ciento de la superficie estatal es boscoso. Con ello es uno de los países más ricos en bosque de la Unión Europea. Entre las plantas la acacia de flor blanca tiene una gran aceptación en la población siendo común su presencia. También hay un creciente interés por la producción de Flora apícola y principalmente cereales (cebada, avena, centeno, trigo), patatas y maíz. En los valles que están junto al río, entre otros el Moselle, el Ahr y el Rin, el paisaje fue reformado para la producción del vino.

Otros ríos importantes son los citados Neckar y Meno y otros como el Isar en el sudeste, o el Weser en el norte.

Es un país conocido por su conciencia medioambiental. Los alemanes en su mayoría consideran que las causas antropogénicas son un factor importante en el calentamiento global y son casi unánimes en pensar que la acción es necesaria, pero están más divididos que las personas de otros países sobre la urgencia de dicha acción. Está comprometida con el Protocolo de Kioto y varios otros tratados de promoción de la diversidad biológica, bajo las normas de emisión, el reciclaje, el uso de energías renovables y apoya el desarrollo sostenible a nivel mundial. Sin embargo, el país tiene una de las emisiones de dióxido de carbono per cápita más altas de la Unión Europea.

Las emisiones de combustión de carbón y las industrias de servicios públicos contribuyen a la contaminación atmosférica. La lluvia ácida, como consecuencia de las emisiones de dióxido de azufre está dañando los bosques. La contaminación de las aguas negras en el Mar Báltico y los afluentes industriales de los ríos en la antigua Alemania oriental se han reducido. El gobierno del ex-canciller Schroder anunció la intención de poner fin al uso de la energía nuclear para producir electricidad.

Por el desarrollo de su economía, es considerada en términos generales como la tercera potencia mundial y la primera de Europa. En 2006 su Producto interior bruto (PIB) rebasó los 3 billones de dólares US. Sus bazas industriales son diversas; los tipos principales de productos fabricados son medios de transporte, aparatos eléctricos y electrónicos, maquinaria, productos químicos, materiales sintéticos y alimentos procesados. Es foco de riqueza y eso se refleja en la creciente economía del centro de Europa. Con una infraestructura de carreteras amplias y un excelente nivel de vida, es una de la naciones más desarrolladas del mundo.

En palabras del ex-Ministro Federal de Relaciones Exteriores, Joschka Fischer, Alemania es «campeón mundial de las exportaciones», dado el movimiento favorable en el comercio exterior del país desde 2004, que ha dado a los alemanes un superávit exportador.

Francia es el más importante socio comercial de Alemania y viceversa. En 2005, Francia con un 10,2%, volvió a ser el principal destino de las exportaciones alemanas y el origen del 8,7% de las importaciones. En 2006, más del 14 % de las exportaciones francesas tuvieron como destino a Alemania y cerca del 17 % del total de las importaciones francesas provino de Alemania.

Los países de la Unión Europea son los principales compradores de los productos alemanes (Reino Unido el 7,8% e Italia el 6,9% en 2005 ). El principal socio comercial de Alemania fuera de Europa son los Estados Unidos, país al que en 2005 realizo el 8,8% de sus exportaciones y del que recibio el 6,6% de sus importaciones.

El Deutsche Bundesbank (Banco central) y el Banco Central Europeo (BCE) tienen su sede central en la ciudad de Fráncfort del Meno. En 2006 se inició la construcción del edificio del Banco Central Europeo.

Desde que en los años 1930 la Alemania nazi iniciara la construcción de la primera red de autopistas a gran escala en el mundo, el país dispone de vías de comunicación rápidas (Autobahnen) que suman cerca de 12.000 km cubriendo la totalidad del territorio. Además cuenta con más de 40.000 km de carreteras, lo que convierte en el país con mayor densidad de vías para vehículos. La totalidad de autopistas del país son gratuitas para vehículos particulares; a partir de 2005, los camiones de carga deben pagar un peaje que se descuenta automáticamente vía satélite, una vez que el camión deja la ruta, y que es porcentual al número de kilómetros recorridos.

Alemania es líder mundial también en la construcción de canales. Esta clase de construcción milenaria tomó renovado impulso a partir del siglo XIX. El Canal de Kiel, que une el mar del Norte con el mar Báltico, es uno de los más imponentes. Numerosos canales fluviales, como el Rin-Meno-Danubio, el Dortmund-Ems o el Elba-Seitenkanal, dotan al país de una completa red de canales.

Por otra parte, las energías renovables en Alemania representan un papel creciente en el desarrollo del país, especialmente desde que el partido político Alianza 90/Los Verdes formó parte del gobierno central. Ciudades como Friburgo de Brisgovia disponen de modernas instalaciones para el aprovechamiento de la energía solar. Las grandes regiones industriales, como cuenca del Ruhr, región Rin-Meno o Colonia, han desarrollado un dinamismo económico que mantiene su base industrial y que además ha sabido implementarse en el área de los servicios.

Con más de 82 millones de habitantes, es el país más poblado en la Unión Europea. Sin embargo, su tasa de fecundidad de 1,39 hijos por madre es uno de los más bajos del mundo, y la Oficina Federal de Estadística estima que la población se reducirá a entre 69 y 74 millones en 2050 (69 millones de asumir una migración neta de +100000 por año, 74 millones de asumir una migración neta de +200.000 por año). Alemania tiene una serie de grandes ciudades, siendo Berlín la más poblada, sin embargo la mayor aglomeración urbana es la región Rin-Ruhr.

Desde de diciembre de 2004, unos siete millones de ciudadanos extranjeros han sido registrados, y el 19% de los residentes del país son extranjeros o tienen algún origen extranjero. El grupo más numeroso (2,3 millones) es de Turquía, y la mayoría del resto son de países europeos como Italia, Serbia, Grecia, Polonia y Croacia. Naciones Unidas ubica a Alemania como el tercer mayor receptor de emigrantes internacionales en todo el mundo, alrededor del 5%, o 10 de los 191 millones de emigrantes, o sea alrededor del 12% de la población del país. Como consecuencia de las restricciones, el número de inmigrantes que buscan asilo justificando origen étnico alemán (en su mayoría procedentes de la antigua Unión Soviética) ha ido disminuyendo constantemente desde 2000.

El país es a menudo llamado Das Land der Dichter und Denker (la tierra de poetas y pensadores). La cultura alemana comenzó mucho antes del surgimiento de Alemania como nación-estado y abarcó a toda la zona de habla alemana. Desde sus raíces, la cultura, en Alemania se ha formado por las principales corrientes intelectuales y populares en Europa, tanto religiosas como laicas. Como resultado, es difícil identificar una determinada tradición alemana separado del marco más amplio de la alta cultura europea. Otra consecuencia de estas circunstancias es el hecho de que algunas figuras históricas, tales como Wolfgang Amadeus Mozart y Nicolás Copérnico, entre otras, aunque no fueron ciudadanos de Alemania en el sentido moderno, deben ser considerados en el contexto del ámbito cultural alemán para comprender su trabajo.

En Alemania se han desarrollado algunos de los más renombrados compositores de la Música clásica europea, con inclusión de Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Johannes Brahms y Richard Wagner. A partir del año 2006, Alemania es el quinto mercado de la música en el mundo y ha influido en la música pop y rock a través de artistas como Kraftwerk, Scorpions, Rammstein y Tokio Hotel.

Numerosos pintores alemanes han gozado de prestigio internacional a través de su trabajo en diversas corrientes artísticas. Hans Holbein el Joven, Matthias Grünewald, y Alberto Durero eran importantes artistas del Renacimiento, Caspar David Friedrich del Romanticismo, y Max Ernst del surrealismo. Entre las contribuciones alemanas en la arquitectura se incluyen los estilos carolingio y Otoniano, que son importantes precursores del románico. La región más tarde se convirtió en el sitio de las obras importantes en estilos como el gótico, renacentista y barroco. Es especialmente importante en los primeros movimientos modernos, sobre todo a través del movimiento Bauhaus fundado por Walter Gropius. Ludwig Mies van der Rohe se convirtió en uno de los más renombrados arquitectos del mundo en la segunda mitad del siglo XX. La fachada de vidrio en los rascacielos fue idea suya.

Alemania ha sido el hogar de algunos de los más destacados investigadores en diferentes campos científicos. Es así que cerca de 100 alemanes (de nacionalidad u origen) han sido laureados con el Premio Nobel. El trabajo de Albert Einstein y Max Planck fue crucial para la fundación de la física moderna, que Werner Heisenberg y Max Born desarrollararon aún más. Ellos fueron precedidos por físicos como Hermann von Helmholtz, Joseph von Fraunhofer, y Daniel Gabriel Fahrenheit. Wilhelm Conrad Röntgen descubrió los rayos X, un logro que le hizo el primer ganador del Premio Nobel de Física en 1901. En Alemania y otros países los rayos X se denominan "Röntgenstrahlen" (rayos de Röntgen). El trabajo de Heinrich Rudolf Hertz en el ámbito de la radiación electromagnética fue fundamental para el desarrollo de las modernas telecomunicaciones. Wilhelm Wundt es célebre por haber desarrollado el primer laboratorio de psicología, a la que dio la categoría de ciencia. Alexander von Humboldt y su trabajo como científico natural y explorador fue fundacional para la biogeografía.

Numerosos importantes matemáticos han nacido en Alemania, incluidos Carl Friedrich Gauss, David Hilbert, Bernhard Riemann, Gottfried Leibniz, Karl Weierstrass y Hermann Weyl. Alemania ha sido también el hogar de famosos inventores e ingenieros, como Johannes Gutenberg, quien se acredita la invención de la imprenta de tipos móviles en Europa; Hans Geiger, el creador del contador Geiger, y Konrad Zuse, que construyó el primer ordenador digital totalmente automático. Inventores, ingenieros e industriales, como el conde Ferdinand von Zeppelin, Otto Lilienthal, Gottlieb Daimler, Rudolf Diesel, Hugo Junkers y Karl Benz contribuyeron a dar forma moderna al automóvil y a la tecnología del transporte aéreo.

Importantes instituciones de investigación son la Sociedad Max Planck, el Helmholtz-Gemeinschaft y la Sociedad Fraunhofer. Estas trabajan de forma independiente o conectadas externamente al sistema universitario contribuyendo en una medida considerable a la producción científica. El prestigioso premio Gottfried Wilhelm Leibniz se concede a diez científicos y académicos cada año. Con una adjudicación máxima de 2,5 millones de euros, es uno de los premios de investigación más altamente dotados en el mundo.

La responsabilidad de la supervisión educativa recae principalmente en los estados federales a título individual, mientras que el gobierno sólo tiene un papel secundario. El jardín de infancia es de caracter opcional, e imparte educación para todos los niños entre tres y seis años, después, la escolarización es obligatoria por lo menos durante diez años. La educación primaria suele durar cuatro años y las escuelas públicas no están estratificados en esta etapa. En contraste, la educación secundaria incluye cuatro tipos de escuelas sobre la base de la capacidad del alumno según lo determinado por las recomendaciones del profesorado: el Gymnasium, que incluye la mayoría de niños más inteligentes, prepara a los estudiantes para los estudios universitarios y la asistencia dura ocho o nueve años, dependiendo del estado; el Realschule tiene una gama más amplia de especial interés para estudiantes intermedios y dura seis años; el Hauptschule prepara alumnos para la enseñanza profesional, y el Gesamtschule combina los tres enfoques.

El Informe PISA, evalúa las habilidades de los estudiantes de 15 años de edad en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y una serie de países socios. En 2006, los escolares alemanes han mejorado su posición con respecto a años anteriores, clasificándose (estadísticamente) en un nivel significativamente superior a la media (rango 13) en las ciencias, y no significativamente por encima o por debajo de la media en matemáticas (rango 20) y habilidades de lectura (rango 18). Las diferencias socio-económicas son elevadas, y el rendimiento de los alumnos es más dependiente de este factor que en la mayoría de otros países.

Para entrar en una universidad, los estudiantes de secundaria necesitan aprobar el examen Abitur, similar al Advanced Level, también es posible entrar a la universidad con un Fachabitur, el cual es un Abitur especializado, por ejemplo, en economía. Los estudiantes que posean un diploma de una escuela de formación profesional pueden entrar a una Universidad de Ciencias Aplicadas. La mayoría de las universidades alemanas son de propiedad estatal. En todas las universidades hay que pagar los impuestos administrativos, los cuales son entre 50 y 200 euros. En algunos Estados además hay que pagar por derechos de matrícula que ascienden hasta los 500 euros por semestre.

Las universidades son reconocidas a escala internacional, lo que indica el elevado nivel de educación en el país. En el ranking THES 2006, diez universidades alemanas fueron clasificadas entre las primeras doscientas del mundo.

El cristianismo es la mayor denominación religiosa con 53 millones de adeptos (64%). La segunda mayor religión es el islamismo con 3,3 millones de seguidores (4%), seguido por el budismo y el judaísmo, ambos con cerca de 200.000 adeptos (0,25% ). El hinduismo tiene unos 90.000 adeptos (0,1%). Todas las demás comunidades religiosas tienen menos de 50.000 (o inferior a 0,05%) adherentes. Cerca de 24,4 millones de alemanes (29,6%) no han registrado denominación religiosa.

El protestantismo se concentra en el norte y el este y el catolicismo romano se concentra en el sur y el oeste. Cada una de ellas comprende alrededor del 31% de la población; el 1,7% de la población total se declara a sí mismos cristianos ortodoxos, entre ellos los serbios y los griegos son los más numerosos. El actual Papa, Benedicto XVI, nació en Baviera.

El número de personas sin religión, entre ellas los ateos y agnósticos ascienden a 29,6% de la población, y son especialmente numerosos en la antigua Alemania del Este y las principales áreas metropolitanas. De los 3,3 millones de musulmanes la mayoría son sunitas y alevitas de Turquía, pero hay un pequeño número de chiitas.

Según la encuesta del Eurobarómetro de 2005, el 47% de los ciudadanos alemanes respondieron "Creo que hay un Dios", mientras que el 25% respondió "Creo que hay una especie de espíritu o fuerza vital" y el 25% dijo "No creo que exista ningún tipo de espíritu, dios, la vida o la fuerza".

El alemán es el oficial y principal idioma hablado en Alemania. Se trata de uno de los 23 idiomas oficiales en la Unión Europea, y uno de los tres idiomas de trabajo de la Comisión Europea, junto con el inglés y francés. Además hay otros idiomas minoritarios que son reconocidos nativos: el danés, el sorabo, el romaní y el frisón. Estos están protegidos oficialmente por la ECRML. Los lenguajes más utilizados son el turco, el polaco, los idiomas de la Península Balcánica y el ruso.

El alemán estándar es una lengua germánica occidental y está estrechamente relacionada con el inglés, el neerlandés y el sueco. La mayoría del vocabulario alemán se deriva de la rama germánica de la familia lingüística indoeuropea. Importantes minorías de palabras derivadas del latín, griego, y una cantidad menor de francés. El alemán se escribe usando el alfabeto latino. Además de las 26 letras estándar, el alemán cuenta con tres vocales con diéresis, es decir, ä, ö y ü, así como la Eszett o scharfes S (s fuerte) ß.

En todo el mundo, el alemán es hablado por aproximadamente 100 millones de hablantes nativos y también alrededor de 80 millones de hablantes no nativos. El alemán es el idioma principal de cerca de 90 millones de personas (18%) en la Unión Europea. El 67% de los ciudadanos alemanes afirman ser capaces de comunicarse en al menos una lengua extranjera, el 27% por lo menos en dos idiomas distintos del propio.

La literatura alemana se remonta a la Edad Media y las obras de escritores como Walther von der Vogelweide y Wolfram von Eschenbach. Diversos autores y poetas alemanes han ganado gran renombre, incluyendo Johann Wolfgang von Goethe y Friedrich Schiller. Las colecciones de cuentos populares publicados por los Hermanos Grimm popularizó el folclore alemán en el plano internacional. La influencia de autores del siglo XX incluyen Thomas Mann, Bertold Brecht, de Hermann Hesse, Heinrich Böll y Günter Grass.

La influencia de Alemania en la filosofía es históricamente significativa y muchos notables filósofos alemanes han contribuido a dar forma a la filosofía occidental desde la Edad Media. Gottfried Leibniz y sus contribuciones al racionalismo, Immanuel Kant, Georg Wilhelm Friedrich Hegel, Friedrich Wilhelm Joseph Schelling y Johann Gottlieb Fichte que forjaron el idealismo, Karl Marx y Friedrich Engels formularon la teoría comunista, Arthur Schopenhauer desarrollo la composición de pesimismo metafísico, Friedrich Nietzsche desarrollo el Perspectivismo, la obra de Martin Heidegger en Ser y Tiempo, y el de las teorías sociales Jürgen Habermas fueron especialmente influyentes.

Alemania es el mercado de televisión más grande de Europa, con unos 34 millones de hogares que disponen de televisión. Las numerosas cadenas públicas regionales y nacionales se organizan de acuerdo con la estructura política federal. Alrededor del 90% de los hogares alemanes tienen televisión por cable o televisión por satélite, y los telespectadores pueden elegir entre una variedad de libre acceso pública y los canales comerciales.

El país es el hogar de algunos de los más grandes conglomerados de medios de comunicación, incluyendo Bertelsmann y la editorial Axel Springer.

El cine alemán fue especialmente influyente durante los años de la República de Weimar con los expresionistas alemanes como Robert Wiene (El gabinete del Doctor Caligari) y Friedrich Wilhelm Murnau. La época nazi produjo obras significativas como la película Münchhausen (1943) o el controvertido trabajo de la directora Leni Riefenstahl.

Durante el periodo 1970–1980 directores como Volker Schlöndorff, Werner Herzog, Wim Wenders, Rainer Werner Fassbinder colocaron el cine alemán de vuelta en la escena internacional con sus películas a menudo provocadoras. Más recientemente, películas como Das Boot (1981), Lola rennt (1998), Good bye, Lenin! (2003), Gegen die Wand (2004), Der Untergang (2004) y Das Leben der Anderen (2007) han gozado de éxito internacional.

El Festival de Cine de Berlín, celebrado anualmente desde 1951, es uno de los festivales de cine más prestigiosos. La ceremonia anual de los Premios del Cine Europeo se celebra cada dos años en la ciudad de Berlín, donde se encuentra la Academia de Cine Europeo. Los estudios Babelsberg, en Potsdam, son los más antiguos de gran escala en el mundo y constituyen un centro internacional para la producción de películas.

La participación de Alemania en los Juegos Olímpicos ha sido una de las más destacadas desde que se realiza este evento. El país organizó los Juegos Olímpicos de Verano en 1936 y en 1972 Alemania Occidental hizo lo propio.

La Federación Alemana de Deportes Olímpicos (DOSB) cuenta con más de 27 millones de miembros. Según datos de esta organización, aproximadamente la tercera parte de la población del país realiza la práctica deportiva a través de un club o asociación en alguna de las más de 200.000 instalaciones de carácter deportivo que existen en el territorio y en los 2.400 clubes del país.

Por su parte la Federación Alemana de Fútbol (DFB) cuenta con más de 26.000 clubes, totalizando 6 millones de miembros, la membresía más grande de cualquier federación deportiva en el mundo. La selección de fútbol de Alemania ha conseguido tres copas mundiales (en 1954, 1974 y 1990) y tres eurocopas (1972; 1980 y 1996). En tres ocasiones llegó a la final de la Eurocopa sin ganarla (1976, 1992 y 2008). Asimismo, el país fue sede de los campeonatos mundiales de 1974 y 2006.

A nivel de clubes destacan equipos como el Bayern Munich, el más laureado del país y a su vez, uno de los clubes más grandes de Europa. Su mayor hito fue el ganar tres copas de Europa de forma consecutiva (1974, 1975 y 1976. Posteriormente ganaría en 2001). También están el Hamburgo SV, el Borussia Dortmund, clubes que también ganaron la Copa de Europa, en 1983 y 1997, respectivamente; aparte de otros campeones europeos como el Bayer Leverkusen, Borussia Mönchengladbach, Werder Bremen y Schalke 04.

Alemania también se destaca en el fútbol femenino, categoría en la que ha conquistado dos coronas de campeona del mundo 2003 y 2007.

En cuanto al automovilismo, Alemania es una de las naciones principales a nivel mundial. Con numerosos automóviles ganadores de carreras como conductores alemanes. Precisamente el más exitoso conductor de Fórmula 1 en la historia es el alemán Michael Schumacher.

También el ciclismo es un deporte popular en Alemania y uno de los mejores ciclistas de los tiempos recientes, Jan Ullrich, ganó el Tour de Francia en 1997 y finalizó segundo en cinco ocasiones.

En hockey sobre hierba, Alemania ha obtenido dos medallas de oro en el torneo masculino del campeonato mundial de hockey sobre hierba, una en 2002 y otra en 2006; y otras dos medallas de oro en el torneo femenino, una en 1976 y otra en 1981.

Otros deportistas alemanes destacados son los tenistas Boris Becker y Steffi Graf, el remero Andreas Dittmer, el atleta Dieter Baumann, el golfista Bernhard Langer, los nadadores Kristin Otto y Michael Gross o el boxeador Max Schmeling, entre otros.

La cocina alemana varía enormemente de una región a otra. Las regiones del sur de Baviera y Suabia, por ejemplo, comparten una cultura culinaria con Suiza y Austria. Carne de cerdo, carne de vacuno, y aves de corral son las principales variedades de la carne consumida, con la carne de cerdo como la más popular. A lo largo de todas las regiones, la carne se come con frecuencia en forma de salchicha. Más de 1500 diferentes tipos de salchichas se producen en el país. Los llamados alimentos orgánicos han ganado una cuota de mercado de alrededor del 3,0% y se prevé que sea una tendencia creciente.

El desayuno es usualmente una selección de cereales y la miel o mermelada con pan. Algunos alemanes comen embutidos o queso con pan para el desayuno. Más de 300 tipos de panes son conocidos en todo el país. Al ser un país de inmigrantes, ha adoptado muchos platos internacionales. Platos italianos como pizza y pasta, o turcos y árabes como el kebab están bien establecidos, sobre todo en ciudades grandes. Restaurantes chinos y griegos están también considerablemente extendidos.

Aunque el vino es cada vez más popular en muchas partes de Alemania, la bebida nacional es la cerveza. El consumo de cerveza por persona en el país está disminuyendo, pero con 116 litros por año está todavía entre los más altos del mundo. De 18 países occidentales encuestados, el consumo per cápita de refrescos resultó ser inferior a la media (14ª en la lista), mientras que el consumo de jugo de frutas es uno de los más altos (tercero en la lista).

Alemania realizó en 2006 la campaña de Marketing «Tierra de las ideas» con el fin de promoverse durante la fase final de la Copa Mundial de Fútbol. En 2008 se retomó el proyecto. «Tierra de las ideas» se centra en las innovaciones recientes en las instituciones públicas y privadas, en lasuniversidades e institutos de investigación, en las empresas e inclusive en proyectos sociales y culturales.

Desde las celebraciones de la Copa Mundial en 2006, la percepción interna y externa de la imagen del país ha cambiado. En las encuestas realizadas a nivel mundial conocidas como Índice de GMI Anholt, el país ocupó la segunda posición. Se tomaron en cuenta criterios económicos, la reputación del país en términos de cultura, política, sus ciudadanos y su atractivo turístico.

Alemania es tanto legalmente como culturalmente un país tolerante hacia los homosexuales. Las uniones de homosexuales se han permitido desde el año 2001, aunque estás no tienen todos los derechos de un matrimonio heterosexual ante la ley. Gays y lesbianas pueden adoptar legalmente a los hijos de su pareja.

Durante la última década del siglo XX, Alemania cambió considerablemente su actitud hacia los inmigrantes. A pesar de que aproximadamente el 10% de la población era extranjera, hasta mediados de los años noventa, la opinión pública era que Alemania no era un país de inmigración. Sin embargo, las leyes de asilo se endurecieron considerablemente en esa década para evitar su abuso.

Los alemanes inviertieron 58.000 millones de euros en viajes internacionales en 2005, lo cual los convierte en campeónes mundiales en viajar. Los destinos más populares fueron Austria, España, Italia y Francia.

Al principio



Gastronomía de Alemania

Col verde con salchichas y filetes de Sajonia acompañado de beicon.

La gastronomía de Alemania consiste en una variada mezcla de artes culinarias que no sólo se pueden encontrar en Alemania sino que pueden degustarse en cualquiera de los países de habla germana. La cocina alemana varía mucho de una región a otra del territorio y está muy influenciada por el entorno cultural y social, por ejemplo, las regiones del sur de Baviera y Suabia comparten mucho estilos y platos con los vecinos suizos y austriacos. En el oeste las influencias con la cocina francesa son bastante más pronunciados y tienen influencias vinícolas con este país, mientras que en las comarcas del este se encuentran influencias de los países del este de Europa y las del norte con la holandesa, sobre todo en las zonas costeras en la que se puede encontrar una abundancia de platos de pescado, existen no obstante muchos elementos en común con las recetas escandinavas. La cocina alemana es conocida más por las raciones abundantes en sus platos que por la diversidad de ingredientes en su preparación.

Las carnes más empleadas en la cocina alemana son la carne de cerdo (de la que Alemania es uno de los mayores consumidores de este tipo de carne en Europa ) y la carne de ternera así como de aves de corral. Bajo esta última denominación encontramos las carnes de gallina, ganso, pavo, la oca de Pomerania (de la que se extrae la pechuga para posteriormente ahumarla), etc. La cocina tradicional alemana contiene carnes de caza tales como: jabalí, conejo y corzo y forma parte de platos muy típicos como el relleno del Rhin. La carne de cordero y de cabra no son muy populares y apenas puede encontrarse en los mercados. La carne de caballo no es una especialidad general de Alemania, y queda reducida sólo a algunas regiones (Baja Sajonia). La carne se puede encontrar en los mercados la mayoría de las veces procesada en forma de embutido (Wurst) y puede decirse que es la forma típica de expresión en la cocina alemana, la mayoría de estos embutidos contiene carne picada con diversas especias y formas de preparación: crudas, escaldadas (Brühwurst), asadas, etc. En Westfalia, Suabia y Baviera se tiene predilección por el curado del jamón, generalmente fuertemente ahumado.

Los pescados son corrientes en las zonas costeras del norte (Mar del Norte), donde abunda el arenque (uno de los platos más típicos es el Rollmops), el salmón y el carbonero, el Seelachs, muy similar al bacalao, la solla y rodaballo. En las zonas del norte, cercana a los ríos, se suele comer anguila (Aal) ahumada y trucha (la más famosa es la de la Selva Negra servida en papillot). Los pescados se pueden encontrar la mayoría de las veces ya preparados en escabeche, ahumados, en salazón o inmersos en salsas especiales así como envasados al vacío. En el sur, los grandes lagos como el de Constanza son fuente de diversas especies de pescado de agua dulce.

En el terreno de los mariscos, estos pueden verse como una comida exclusiva del norte, por ejemplo en Helgoland hay tradición de servir algunos platos con bogavante, en el norte (islas frisias) es muy popular una especie de diminuta gamba (Krabben o Granat) muy similar al camarón que se toma en el desayuno.

Las verduras se emplean muy habitualmente en guisados aunque es frecuente servirlas aparte como un acompañamiento a los platos principales. Así se puede encontrar las zanahorias, los nabos (existen muchas variedades: los Steckrüben que forman parte del cocido denominado Steckrübeneintopf, los Teltower Rübchen típicos de la cocina de Brandenburgo), las espinacas, los rábanos picantes (aparecen frecuentemente como acompañamiento de carnes), los espárragos (es una verdura muy típica del norte en la primavera), el Kohlrabi y las judías, las lentejas, los tomates, etc. Algunas de ellas como la raíz del perejil que participa en las diversas sopas.

De todas las verduras hay tres que acompañan en la mayoría de los platos a las diferentes especialidades, y proporcionan un sabor peculiar y característico, y son: la patata (abundante en muchas y muy diferentes variedades), la cebolla (cocinada por doquier en toda Alemania excepto en los platos bávaros que apenas la utilizan) siendo muy característica la gran variedad de coles empleadas en la cocina (la col verde, colirrábano, brócoli, etc.), una de las preparaciones alemanas con la col se ha hecho mundialmente conocida: el sauerkraut (col fermentada en barriles de madera) es un acompañamiento ya clásico de las carnes.

Se suelen emplear muchos acompañamientos en la cocina alemana. Entre ellos están las verduras y las hortalizas y también suele emplearse la pasta (Nudeln) que suele ser más gruesa que la italiana y contiene más huevo. En algunas partes del sur existe una pasta muy popular que acompaña a muchos platos y que se denomina Spätzle (donde el huevo tiene especial relevancia). Otros acompañamientos típicos son los Klöße también denominados Knödel que son una especie de pasta de harina con huevo, patata (o pan en su lugar) y harina, suelen tener forma esférica y forman parte de los acompañamientos de los potajes. En las Mensas universitarias existe con bastante frecuencia la posibilidad de poder comer patatas fritas como acompañamiento a algunos de los platos.

La panadería alemana es conocida internacionalmente y existen muchas variedades de pan, como por ejemplo: el negro pumpernickel, mischbrot (mezcla de harinas de trigo y centeno), vollkornbrot (pan integral), etcétera. Generalmente tienen las semillas «clavadas» en su superficie. Los panes tradicionales alemanes son los que mezclan la harina de centeno y trigo así como los de pan negro o pan gris. En la actualidad existen más variedades de pan elaborado con harina de trigo (weißbrot, ‘pan blanco’) así como el pan de origen francés como la baguette.

Existe mucha tradición de elaboración de tartas y pasteles con frutas tales como cerezas, ruibarbo, fresa, manzana y ciruelas, se puede ver por las numerosas Pastelerías (Konditoreien) que se pueden ver en todas las ciudades alemanas. Algunos de las tartas más conocidas son el Käsekuchen y la tarta de la Selva Negra. Desde los años 20 existe en Alemania un conjunto, no pequeño, de heladerías italianas que elaboran helados con muchos estilos y variedades, pueden encontrarse estos establecimientos de helados en casi todas las ciudades, se puede decir que los alemanes son muy aficionados a los helados pudiéndose adquirir fácilmente helados incluso en invierno.

En Alemania se consume mucho café y no sólo para desayunar sino que también para merendar en lo que se denomina: café con pasteles (es una expresión fija: «Kaffee und Kuchen»). En el norte cercano a la costa del Mar del Norte, sobre todo al oeste de Frisia, se suele tomar mucho té (Ostfriesentee) y va acompañado de un ritual específico. En el caso de bebidas cotidianas se puede mencionar el uso de agua mineral con mucho gas (este tipo de agua es bastante frecuente), zumo de manzana, una mezcla de agua mineral con gas y zumo de manzana denominada Apfelschorle, Coca-Cola, limonada. Se toma mucho té helado.

Alemania es un productor de vino, posee cerca de 16 regiones vinícolas diferenciadas en Alemania, ubicadas al sur y al este del territorio. La producción de vino se remonta al 200 a. C. en el que los Romanos comenzaron a plantar vides en el Mosel. El vino alemán proviene de las riberas de los grandes ríos como el Rhein, Main, Mosel y en el este Saale y el Elbe. Suele ser en la mayoría de los casos blanco con tonalidades doradas. Las variedades de uva más típicas en los vinos alemanes (además de las más conocidas) son el Riesling y Silvaner. Suele tomarse el vino en locales denominados «Weinstuben» y en septiembre y octubre, meses típicos de recolección se suelen celebrar fiestas denominadas «Weinfest» dedicadas únicamente al consumo del vino nuevo (Federweißer) y de unos pasteles de cebolla típicos (Zwiebelkuchen).

El vino puede tomarse sólo o mezclarse con agua mineral con gas y a dicha mezcla tan popular en los meses cálidos de verano se le denomina: Wein-Schorle. En algunas regiones del sur se bebe una especie de sidra de manzanas denominada Apfelwein (vino de manzana) que es una bebida altamente popular en la zona. En tales regiones como: Hessen, Rheinland-Pfalz, Saarland, Baden-Württemberg se hacen vinos con diferentes frutas.

Los alemanes son amantes de la cerveza, puede encontrarse en todas partes (en las denominadas Bierstuben o en las Biergarten) y cada región tiene sus propias especialidades y recetas de elaboración, no obstante es más una costumbre del sur (y sobre todo de Baviera y Franconia). En Alemania se toma con mucha frecuencia la cerveza de tipo pils aunque hay tipos regionales como por ejemplo: Kölsch (procedente de Colonia), Altbier (cerveza oscura muy madurada), Weißbier (cerveza blanca), Berliner Weiße (cerveza de Berlín) y la Gose (cerveza ligada a la comarca del Harz), la Rauchbier (cerveza ahumada típica de Franconia) entre otras. Una de las marcas de cerveza más antiguas de Europa radica en la ciudad de Braunschweig y es Braunschweiger Mumme.

Existen en los meses de octubre y septiembre fiestas dedicadas exclusivamente a la bebida de la cerveza a lo largo de todo el territorio alemán, una de las más conocidas internacionalmente es la Oktoberfest celebrada en la ciudad bávara de Múnich anualmente desde 1810 en el que se reúne la gente para beber cerveza en las grandes jarras (denominadas Humpen).

La cerveza se puede mezclar con limonada y a esta mezcla se le suele denominar en el sur Radler o Gespritztes (muy similar a la clara en España) y en el norte Alster. En Berlín es muy conocida la Potsdamer, una mezcla de limonada de barril y cerveza; se toma también el diesel que es una mezcla de cerveza y Coca-Cola. Las mezclas con cerveza son muy habituales y a veces llegan a ser la expresión de una ciudad o comarca.

El consumo de Schnaps (bebidas alcohólicas destiladas tal y como aguardientes) fue anteriormente importante; hoy en día su consumo se reduce a los conocidos Alcopops y Cocktails. Es ya poco tradicional tomar en la época de frío la cerveza acompañada con un schnaps y a esto se le denomina un Kurze ('cortito'). Es muy tradicional el Goldwasser de Danzig (aguardiente con panes de oro), el Jägermeister, etc. Algunas mezclas son conocidas tradicionalmente como el Pharisäer una mezcla de ron y café, el Feuerzangenbowle que es un ponche elaborado específicamente en Navidad, el Glühwein (vino y ron) que se sirve caliente y es muy frecuente en los Weihnachtsmärkte (mercados navideños en Alemania) .

En la parte suroeste de Alemania (Baden, Palatinado —Pfalz—, Sarre —Saarland—) la cocina está influenciada por la cocina francesa alsaciana. Es típico el flammkuchen (similar a una pizza con jamón y queso) acompañado de un vino de Riesling. Las comidas de esta zona son más ligeras que las del resto de Alemania debido a la bondad del clima (casi mediterráneo), la excepción está en el nada ligero dibbelabbes (pastel hecho de patata, beicon, cebolla y huevo) típico de la comida de Sarre.

En Sarre se toma también el schupfnudel denominado también buwespitzle, que se hace de patatas (similar a los ñoquis italianos) y se utiliza como acompañamiento de carnes. En el terreno de los postres se tiene el kirschenmichel elaborado con cerezas.

Es muy típico de esta zona el sauerkraut, que se prepara con vino blanco y que es uno de los ingredientes del saumagen (tripa de cerdo rellena de diferentes carnes, patatas, verduras y especias). En la Selva Negra se prepara el Rehrücken Baden-Baden que es lomo de corzo asado con beicon (speck) y acompañado con nata agria, peras cocidas y mermelada; en esta región se come también caracoles en forma de sopa (Badischen Schneckensuppe). Son conocidos también en la zona los espárragos del Palatinado. En el terreno de postres está la afamada tarta de la Selva Negra (Schwarzwälder Kirschtorte).

La gente de Suabia elabora una cocina fundamentada en sus gustos tradicionales. Se emplean los spätzle (pasta) como acompañamiento de numerosos platos, como por ejemplo el asado de carne con cebollas. Los spätzle pueden ser ellos mismos el plato principal, como ocurre en kässpätzle (‘pasta con queso’) o las linsen mit spätzle (‘lentejas con pasta’). Otra especialidad con pasta son los maultasche (‘bolsa para la boca’), que es pasta en forma de bolsitas rellenas de carne picada con cebolla, espinacas, pan, etcétera. El Gaisburger Marsch es un guiso con carne de buey y verduras. En el terreno de las ensaladas es mundialmente conocida la Schwäbische Wurstsalat que contiene salchichas y mahonesa. El Ochsenmaulsalat es una ensalada cuyo ingrediente principal es el labio del buey finamente cortado y servido con patatas fritas.

En la parte norte de Alemania no se suele incluir en los platos las vísceras (asaduras) de los animales, pero en el suroeste si se aprecia incluyéndose además el estómago y el cerebro y mollejas. En el Lago de Constanza se comen la perca y el corégono.

Se puede considerar como típico de la cocina de Hessen el vino de manzanas (Apfelwein) que puede encontrarse en la comarca por doquier. Se sirve en abundancia en las tabernas especializadas de Fráncfort (Apfelweinkneipe). Existe un queso en la comarca que se pone a marinar en vinagre (Handkäse) y que se sirve con unas finas tiras de cebolla (Handkäs mit Musik) como acompañamiento del vino de manzana. La denominación de origen de este queso se llama Odenwälder Frühstückskäse. Se encuentra la salsa verde que se sirve con patatas cocidas, las «costillas al estilo de Fráncfort», que se sirven con sauerkraut y puré de patatas acompañadas de las pequeñas salchichas al estilo de Fráncfort. Se puede acompañar todas estas comidas con pedazos de pan cubierto con alguna pizca de mostaza o pasta de rábanos (ambos son muy picantes en esta zona).

En la época de adviento (víspera de navidad) se cocinan en el horno los Bethmännchen (galletas con forma humana).

La cocina de Baviera por razones históricas está muy emparentada con la cocina de Austria y la de la República Checa, si bien existen costumbres específicas como el Brotzeit (intervalo para tomar aperitivos con pan).

Existe no obstante una gran variedad de platos elaborados con harina (Mehlspeisen) y con pasta típica alemana denominada: Knödelgerichte como por ejemplo los: Dampfnudel ('pasta al vapor'), los Germknödel (bolas de pasta rellenos de compota de ciruela), los Zwetschgenknödel (similares a los Germknödel pero con otro tipo de ciruela empleada como relleno), los Semmelknödel (bolas de pasta con pan) y los Leberknödel (bolas de pasta con hígado de ternera) como algunos de los ejemplos de la inmensa variedad de pastas de Baviera. Es muy típico de la zona los platos con contenido cárnico, así como asados de cerdo con costra al estilo de Baviera (denominados Bayerischer Schweinsbraten), los Reiberknödel (knödel de patata) y las ensaladas de hierbas o Boeuf a la mode ('ternera a la moda').

Algunos alimentos típicos se suelen denominar como «el segundo desayuno», algunos de ellos son las salchichas blancas (en alemán Weisswurst), el Leberkäse o el Kronfleisch (filete crudo de ternera). Es frecuente encontrarse en esta zona de Alemania la mostaza dulce (tradicionalmente elaborada con miel) y los Brezel como acompañamiento de los típicos platos de salchichas y los Leberkäse, Kronfleisch (pleura o diafragma de la ternera) que se sirve con pasta de rábanos y pan negro. Se suele tomar a menudo como acompañamiento unas cervezas de tipo Helles o una Weißbier ('cerveza blanca'). Este tipo de cervezas llega a estar permitida incluso en algunos puestos de trabajo.

La cocina de Franconia es vecina y muy conocida, al igual que la de Baviera, por sus famosos Lebkuchen de Núremberg (pastel de mazapán muy típico de Navidad y se venden en el mercado de navidad populares de Núremberg) y las Salchichas. Los Francones comen una salchicha blanca pequeña conocida como Blaue Zipfel, una de las más apreciadas es la Nürnberger Gwärch, Schäufele con Kartoffelknödeln ('pasta de patatas') y las Bamberger Zwiebeln ('cebollas de Bamberg'), se suele tomar café Knieküchle.

El norte de Alemania (Baja Sajonia, Bremen, Hamburgo, Schleswig-Holstein, Westfalia) se caracterizan por su cercanía al Mar del Norte y a las marismas del Mar Báltico y por contraposición a las mesetas del interior (con las influenciasen la cocina danesa. Los platos contienen patata y el característico Pan de centeno, platos con alforfón en Holstein o en Lüneburger Heide como por ejemplo Holsteiner Buchweizenklöße, los platos de pescado son Anguilas ahumadas (Räucheraal), arenque (Hering), salchichas con un sabor muy fuerte de carne de cerdo (Bregenwurst, Kohlwurst) y se suele emplear mucho la tocineta (Speck) acompañando en forma de salsa a los platos de pescado, la sabrosa Col verde (Grünkohl) y forman parte de los platos que suelen tomar algunas de las agrupaciones de personas aficionadas a la gastronomía de la tierra y a la socialización y mantenimiento de las tradiciones (denominados Grünkohlessen), la salchicha de la comarca que acompaña a la col verde es la Pinkelwurst.

De esta regíón proviene la bebida denominada: Pharisäer elaborada con café y ron. Es muy típico el Dithmarscher Mehlbeutel (Especie de pasta), Birnen, Bohnen und Speck (peras, judías verdes y beicon), Hamburger Aalsuppe Se trata de una sopa de frutos secos y verduras (no contiene Anguila tal y como menciona su nombre), Franzbrötchen (bollos franceses), Labskaus (revuelto de arenque y remolacha) o el Lübecker National (Guisado con carne de cerdo y nabos). Platos típicos de Westfalia son por ejemplo el: Pfefferpotthast (carne asada con cebollas y alcaparras), Hasenpfeffer (ragout de conejo) y el Panhas (salsa espesa con restos de la matanza) así como el Pumpernickel que es un pan negro.

Los postres tradicionales son Rote Grütze (compota de diferentes frutas del bosque), se sirve tradicionalmente con leche o con nata poco batida. Se tiene también el Braune Kuchen (Pastel marrón).

La cocina del norte de Renania está muy influenciada por la cercanía de Bélgica y de Holanda así como de la costa del norte. Los habitantes de la región de colonia tienen una predilección por los platos que contiene carne de caballo (éste es el componente principal del Rheinischen Sauerbratens estofado ácido del Rin), es muy conocida por la comarca la cerveza Kölsch acompañado de Halve Hahn (no es una mitad de un pollo —tal y como indica el nombre del plato— se trata de un bocadillo de queso Gouda) y Kölsche Kaviar. Son muy apreciados los platos de mejillones en la zona (influencia de Bélgica), el muy famoso Bergische Kaffeetafel procedente de la comarca de Berg, Schnippelbohnensuppe (sopa de judías verdes), Pfannkuchen (Es una especie de crepe dulce o salado), Endivias dore-in (una mezcla de endivias en forma de ensalada) y el famoso Reibekuchen (patatas ralladas y fritas con huevo y harina).

La cocina del noroeste de Alemania (que comprende Mecklemburgo-Pomerania Occidental, Brandenburgo y Berlín) tiene los sabores fuertes de sus gastronomías de los países/regiones vecinas tales como la polaca, checa y rusa. En la ciudad de Berlín se tiene el Eisbein (codillo de cerdo cocido), el Kasseler (filetes de Sajonia), el Bockwurst (salchicha gruesa), y el Bulette (similar a una hamburguesa, de la que posiblemente fue su origen) así como la muy popular Currywurst (salchicha con curry y salsa de tomate) símbolo de una cultura popular originaria de esta ciudad. Se pueden probar además con facilidad que los platos del este y del sur de Europa suelen ser fáciles de encontrar como el Soljanka o el Letscho. Los platos con pescado son tradicionales en esta zona y provienen de las marismas del norte tales como el bacalao), algunos de ellos tienen su procedencia en los lagos del interior como son el lucio, la perca y la sardina). Además tienen un papel en la gastronomía de la zona las patatas, los nabos (son muy famosos los Teltower Rübchen de la comarca de Teltow), los pepinillos en vinagre, y los platos de carne de caza. Es especialmente conocido el estado federal de Brandeburgo por sus tartas y pasteles (por ejemplo Plinsen, Eierkuchen, Windbeutel —'buñuelo de viento'— y Klemmkuchen).

Son muy conocidas las gastronomías procedentes de esta parte del país. (Sachsen-Anhalt, Thüringen y Sachsen) todas ellas acompañadas de la popular cerveza. También los platos del este y del sur de Europa como la Soljanka o el Letscho son muy populares. En la región de Magdeburgo, la de Leipzig, en Turingia y Sajonia-Anhalt la calidad del suelo de cultivo es bastante buena y el clima es benigno, y esta la razón por la que el cultivo y la agricultura de la zona influyan en la gastronomía de la zona apareciendo frecuentemente las verduras y las frutas como ingredientes de algunos platos locales.

Se puede decir que la comarca de Sachsen-Anhalt es la patria de las salchichas Halberstädter Würstchen así como de diferentes tipos de pasteles como los Salzwedeler o los Baumkuchen. La Sierra de Harz es conocida por su variedad de animales de caza y por el queso Harzer Käse (Queso del Harz) que es bastante fuerte y oloroso. En el sur se encuentran diversas zonas viticultoras, en las que se centra la producción de vinos con carácter ácido y refrescante, se cultivan diferentes variedades de uva: así como por ejemplo la variedad del Weißburgunder. En la comarca vinícola de Freyburg/Unstrut hay la mayor zona de producción de cava de Alemania y existe un marca denominada Rotkäppchen ('caperucita roja') muy afamada en la región.

En Thüringen la gastronomía está influenciada por la cocina de Baviera y de Franconia, la influencia se nota en laaparición de los Thüringer Klöße (albóndigas de pasta de Turingia) y de los famosas salchichas Thüringer Rostbratwürste. Esta comarca tiene la mayor producción de salchichas de Alemania, en lo que respecta a la calidad y a la cantidad. Las pastas, los Knödel y los Klöße se emplean en esta cocina de forma similar a las patatas, aparecen como acompañamiento frecuentemente. En el valle de Saale cerca de Jena existe una buena producción de vino.

La cocina sajona está también influenciada por la austriaca, la de Bohemia y la de Silesia — un ejemplo está en la Leipziger Allerlei (es una especia de menestra de verduras), así como en el Dresdner Stollen (pan dulce con frutos secos típico de navidad) típico de la ciudad de Dresden. La cercanía cultural con Austria se puede comprobar en su tendencia por la degustación de diferentes especialidades de café, galletas, etc. Sajonia es famosa por su producción de pasteles, galletas, pan, etc. así como la producción de cerveza. Las pastas, los Knödel, y los Klöße se emplean en esta cocina de forma similar a las patatas. Es conocido por la Quarkkeulchen (postre elaborado con queso Quark), Leipziger Lerchen, Eisbein (codillo de cerdo cocido), Kartoffelsuppe (sopa de patatas) y el delicioso Sauerbraten (asado ácido). Los vinos de Sajonia (Elbweine) son conocidos por su calidad y alto valor enológico.

Tradicionalmente el plato fuerte del día es la comida de mediodía (Mittagessen, comida de las 12:00). La cena o merienda (Abendessen, que significa 'comida del atardecer' o el Abendbrot que significa 'pan del atardecer') es una comida de pequeña cantidad que se hace a las 19:00 aproximadamente y que consiste en un par de bocadillos. No obstante, los hábitos de trabajo impuestos durante las recientes décadas han forzado a que estas costumbres hayan cambiado; hoy en día no resulta raro ver que la mayoría de los alemanes tienen su comida fuerte a última hora de la tarde.

La comida del mediodía tradicional suele ser de un único plato principal (casi siempre de carne) junto con una variedad de acompañamientos que puede ir desde verduras u hortalizas a pasta. Al finalizar este plato, del que se puede repetir varias veces, suele venir el postre. Existe en el sur el Brotzeit que es una parada par tomar algún aperitivo, no obstante a mediodía en gran parte de las ciudades hay tiendas de salchichas (cercanas a los mercados de hortalizas) que sirven diversos aperitivo, la denominación Imbiss es frecuente y suele estar asociado a esta parada a mediodía, aunque con mayor frecuencia poco a poco se va asociando al fast food.

El desayuno (Frühstück) suele ser una comida fuerte (sobre todo los días festivos) consiste generalmente de panecillos (Brötchen que en diferentes partes de Alemania se denominan como Semmeln, Schrippen, Wecken o Rundstücke), tostadas, con mermelada, miel, huevos, y café o té y cacao para los niños. Se suele acompañar de embutidos como jamón o salami que se suelen comer sobre el pan, todo ello acompañado de diferentes quesos. Se emplea también sobre el pan una variedad de foies (pasta de carne) de diferentes tipos tales como el Leberwurst, (literalmente salchicha de hígado, parecido al foie gras). Uno de los desayunos más tradicionales de la cocina alemana del norte es el Bauernfrühstück. Hoy en día los desayunos son muy ligeros y se puede encontrar Muesli y cereal, como copos de avena o de maíz mezclados con diferentes zumos.

En las universidades hay una tradición de servir comidas denominada Mensa muy similar a la cantina española y que suele tener un precio económico para los estudiantes. Suele ser una especie de auto-servicio.

La cocina tradicional alemana deja paso a inumerables fusiones con las cocinas de las poblaciones de inmigrantes que recientemente han vendió a poblar desde los años 1960, de esta forma es muy fácil encontrar muy buenos Döner Kebap en Berlin. La influencia de países vecinos como Italia marca la vida y las costumbres corriente de los alemanes en la que puede verse que existen números Restaurantes en la ciudades.

Al principio



Source : Wikipedia